Está en la página 1de 250

EFECTOS FISCALES EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE LAVADO

DE DINERO
Páginas iniciales

EFECTOS FISCALES EN
MATERIA DE PREVENCIÓN DE
LAVADO DE DINERO

Cuarta Edición

CARLOS OROZCO-FELGUERES LOYA

Queda prohibida la reproduccióntotal o parcial de esta obra denominadaEFECTOS


FISCALES EN MATERIA DE PREVENCIÓNDE LAVADO DE DINERO ©, por cualquier medio,
sin autorizaciónescrita de Dofiscal Editores, S.A. de C.V.
Av. Insurgentes Sur 800, Piso 14, Col. Del Valle, Deleg. Benito Juárez
03100, México, D.F.
Teléfono: 5351-9500
Fax: 5351-9501
atencionmexico@thomsonreuters.com
www.thomsonreutersmexico.com / www.dofiscal.com

ISBN 978-607-474-403-3
EFECTOS FISCALES EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE LAVADO DE
DINERO
Primeras Páginas
EFECTOS FISCALES EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE LAVADO DE
DINERO
Agradecimientos

AGRADECIMIENTOS

A la vida.
A mi compañera de siempre, mi esposa Mariana.
A Cristóbal, el hijo que siempre soñé.
A mi socio, amigo y mentor, José Romo Saucedo.
A todo el equipo de colaboradores
y directivos del Grupo Orozco-Felgueres,
por su invaluable apoyo.
EFECTOS FISCALES EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE LAVADO DE
DINERO
Antecedentes del autor

ANTECEDENTES DEL AUTOR

CARLOS OROZCO-FELGUERES LOYA

Licenciado en Contaduría. Cuenta con maestría en Impuestos con mención honorífica por la Universidad
Panamericana (UP). Especialidad en Estrategia Fiscal y en Impuestos, ambas con mención honorífica por la UP.
Presidente del Grupo Orozco-Felgueres y Asociados, S.C., Asesores Fiscales y Patrimoniales, fundada en 1972; de la
Fundación Carlos Orozco-Felgueres, A.C., y del Instituto ORFE Capacitación e Investigación Tributaria, S.C.
Miembro de la Asociación Nacional de Especialistas Fiscales México, A.C., y del Colegio de Contadores Públicos de
México, A.C.
Consejero de JA-México, presidente de la Comisión Fiscal y Financiera de la Universidad Pontificia de México y
presidente del Consejo Financiero de la Alianza para la Educación Superior (ALPES).
Ha sido comentarista de temas fiscales en Grupo Radio Centro y en Grupo Acir y expositor de la División Fiscal del
Centro de Estudios Fiscales (CEFA).
Es autor de diversas obras publicadas por Dofiscal Editores, entre las que se encuentran: Normatividad Legal y Fiscal
de las Instituciones no Lucrativas en México; ABC del Patrimonio Personal; Inmuebles. Aspectos Legal, Fiscal y Financiero;
Ingresos Presuntos de las Personas Físicas; Pautas Fiscales y Legales; Entidades Financieras no Bancarias; Análisis Fiscal y
Jurídico de las Normas de Información Financiera, y Normatividad Fiscal y Financiera del Dictamen.
Colaborador frecuente de la revista de consulta fiscal PUNTOS FINOS , editada por Dofiscal Editores.
EFECTOS FISCALES EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE LAVADO DE
DINERO
Prólogo

PRÓLOGO

Esta obra, además de su aportación a la transmisión del conocimiento profesional de todas las personas
involucradas en la toma de decisiones de las empresas, como son los administradores y contadores, también es una
concientización para el empresario que, como protagonista de la economía nacional, debe asumir su participación en la
erradicación del delito de lavado de dinero, y lo hará en su propia organización, con la actuación responsable en sus
relaciones de negocios y observando todas las disposiciones fiscales y penales, pues en caso contrario enfrentará
sanciones que afectarán negativamente su patrimonio, e inclusive sanciones privativas de su libertad.
Sin duda este libro será muy útil en la vida empresarial, profesional y personal por su aplicabilidad inmediata,
debido a que nunca estaremos exentos de colocarnos en zona de riesgo, ya sea por las operaciones desarrolladas, por
nuestra asesoría o por nuestras acciones que pueden resultar en un delito de defraudación fiscal por discrepancia fiscal,
simulación o lavado de dinero.
Esta es una guía que nos puede referenciar a implementar políticas y procedimientos preventivos que eviten la
tentación de la comisión de delitos en la materia, precisamente mediante la difusión de estas disposiciones.
Resumo la obra en tres partes. La primera explica las medidas preventivas para disuadir del delito en el sistema
financiero, que se justifican por los acuerdos internacionales. La segunda nos presenta la Ley Federal para la
Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (LFPIORPI) o Ley contra el Lavado de
dinero, el desarrollo de las actividades vulnerables y las leyes federales que se relacionan directamente con el delito del
lavado de dinero. Y la última parte se refiere al aspecto fiscal, que va desde las medidas preventivas fiscales para
disuadir del delito, hasta la identificación y presunción del mismo.
El autor nos muestra en los antecedentes la evolución que han tenido los Estados de la comunidad internacional en
la lucha constante contra el delito en todas sus manifestaciones, así como la detección del enorme daño que hace a las
economías nacionales la introducción de dinero ilícito, llamada comúnmente lavado de dinero, blanqueo de capitales,
etc. De ahí la invitación internacional a que en todas las legislaciones internas se tipifique el lavado de dinero como un
delito.
También nos cuenta cómo se ha ido presentando la normatividad obligatoria sobre las medidas preventivas en el
sector financiero, como consecuencia de los acuerdos tomados en el seno de los organismos internacionales de los que
México es parte.
Se presenta, además, de manera desglosada la LFPIORPI, resaltando la modalidad de las actividades vulnerables y la
obligación de quienes las realizan de presentar un aviso de operaciones ante la autoridad, así como las sanciones
penales que implica el no cumplir con esa obligación. Describe también, en lo general y en lo particular, lo que implica
cada una de las actividades vulnerables y sus obligaciones fiscales preexistentes a la obligación del aviso.
Las actividades vulnerables son la novedad, pues en ellas estarán basadas las líneas de investigación que inducirán
a la presunción por parte de la autoridad de que se utilizaron recursos de procedencia ilícita.
La obligación de presentar el aviso de operaciones cuando se rebasen ciertos montos de quienes realizan las
actividades vulnerables tiene además una sanción penal, si se presenta dolosamente con errores.
El autor atinadamente menciona la relación íntima que existe entre la Ley contra el Lavado de dinero o LFPIORPI, la
Ley Federal contra la Delincuencia Organizada (LFDO) y la Ley Federal de Extinción de Dominio (LFED), en donde:
La primera se encarga de recopilar información para obtener líneas de investigación.
La segunda aprehende al presunto delincuente en materia de lavado de dinero, y
La tercera incauta sus bienes inmuebles mediante la extinción de dominio.
En el aspecto fiscal, el autor señala los delitos equiparables a la defraudación fiscal que se relacionan con el lavado
de dinero, como lo es la discrepancia y la simulación fiscales, ilustrándonos sobre la manera en la cual se pueden
constituir como tales. Resalta las obligaciones fiscales que se han ido implementando como medidas para persuadir
contra el delito de lavado de dinero que, reitero, representa líneas de investigación para identificar operaciones y actos
realizados con recursos de procedencia ilícita.
Aquí se resalta la importancia de atender a conceptos fiscales como son: la determinación de ingresos presuntos, la
relación tributaria, la vinculación tributaria, la sanción administrativa y la sanción penal, así como los elementos

constitutivos del delito del lavado de dinero, que a su juicio son:


constitutivos del delito del lavado de dinero, que a su juicio son:
1. Los ingresos depositados en la cuenta del contribuyente.
2. La acción dolosa para cometer el acto.
3. La presunción de la autoridad de que los recursos derivan de procedencia ilícita.
También el autor hace hincapié en que una acción puede derivar en los delitos de defraudación fiscal y lavado de
dinero, y que ambos se llevarán de manera paralela.
En fin, se trata de una obra de gran calidad informativa y oportuna en su elaboración.

Lic. Augusto Fernández Sagardi


México, DF, agosto 2013
EFECTOS FISCALES EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE LAVADO DE
DINERO
Introducción

INTRODUCCIÓN

Este libro presenta las disposiciones que tienen que atender los empresarios que se desenvuelven en la economía
nacional y que se encuentran dentro de las llamadas “actividades vulnerables”, señaladas por la Ley Federal para la
Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (LFPIORPI) o Ley contra el Lavado de
dinero.
Es necesario tener como antecedente la normatividad a que están sujetas las entidades financieras en materia de
lavado de dinero, pues el sector financiero fue el primero en el que se implementaron las medidas preventivas para
identificar el lavado de dinero, recomendadas por las instituciones internacionales formalizadas con el fin de combatir
ese delito.
En este estudio se analizan también las leyes que se relacionan con el lavado de dinero, como son la Ley Federal
contra la Delincuencia Organizada (LFDO) y la Ley Federal de Extinción de Dominio (LFED), en lo relativo a sus efectos
fiscales y patrimoniales.
Cabe mencionar que la Ley contra el Lavado de dinero establece cuáles son las actividades vulnerables de la
economía nacional, por las que se está obligado a presentar aviso ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público
(SHCP) sobre sus operaciones al rebasar cierto monto. La información contenida en los avisos será utilizada
exclusivamente para combatir el delito de lavado de dinero, y quien la altere o manipule dolosamente se hará acreedor a
una sanción penal.
La LFDO tiene como una de sus prioridades el combate al delito de lavado, y cuando existe la presunción de tal
delito recurre al aseguramiento de bienes, por lo que está vinculada con LFED, que investiga e identifica los bienes
inmuebles adquiridos con las ganancias ilícitas provenientes de otros delitos.
Considerando la coordinación que existe entre las autoridades financieras, fiscales y judiciales; las facultades con
que se les ha dotado para prevenir, detectar, identificar y combatir el lavado de dinero, así como la excepción en el
secreto financiero y el secreto fiscal sobre la información reservada, sin duda se han obtenido buenos resultados. Sin
embargo, esto podría incrementar los actos de molestia para los contribuyentes, debido a que la presunción del delito
por defraudación fiscal o por lavado de dinero por parte de la autoridad es latente.
Por eso es importante conocer la diferencia entre delito fiscal y delito penal, pues esto ayudará a prevenir o evitar
un acto ilícito que permita presumir a la autoridad la comisión de un delito sin contar con las evidencias suficientes
para desvirtuar la presunción del delito.
Hay que tener presente que el intercambio de información y la excepción sobre el secreto fiscal y el secreto
bancario, aunado a la obligación de presentar aviso de operaciones para el lavado de dinero, son una combinación
perfecta para persuadir, prevenir y combatir de manera paralela el lavado de dinero y la defraudación fiscal, dos delitos
relacionados estrechamente con sus equiparables, que son la discrepancia fiscal y la simulación fiscal.
EFECTOS FISCALES EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE LAVADO DE
DINERO
Justificación

JUSTIFICACIÓN

Todo gobierno genera cambios para bien de su población, y uno de ésos está dirigido a combatir el delito en todas
sus modalidades, por ser éste el mal que aqueja a toda sociedad y que se comete día a día.
En este estudio se aborda uno de esos delitos en específico: el lavado de dinero, el cual tantos efectos negativos tiene
sobre la economía, y en especial veremos sus efectos fiscales en el sector privado, que es el que produce la mayor parte
de los bienes y servicios que impulsan la economía nacional.
Por tanto, el delito de lavado de dinero contemplado en la nueva Ley Federal para la Prevención e Identificación de
Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (LFPIORPI) se analizará desde un punto de vista fiscal y de visión
empresarial.
El objetivo de esta obra es resaltar la importancia de los cambios legales realizados en relación con el ámbito
empresarial con respecto al delito, independientemente de las obligaciones que dispone la legislación y de las
consecuencias que derivan de su incumplimiento para el contribuyente, quien podría encontrarse en el supuesto de un
delito fiscal y terminar involucrado en un delito penal por posibles implicaciones en actividades de lavado de dinero.
Aquí se buscará que el empresario tome conciencia sobre los riesgos inminentes que conllevan las disposiciones
fiscales y penales en caso de ser sujeto de infracciones, sanciones administrativas y penales, sobre todo si desarrolla
ciertas actividades que la ley clasifica como vulnerables en las relaciones de negocios, pues aunque no tenga la
intención ni el conocimiento sobre ello, quizá esté recibiendo dinero de procedencia ilícita, o simplemente puede estar
en ese supuesto al ser investigado por las autoridades y no poder desvirtuar las presunciones de éstas.
Por tanto, en este libro repasaremos la Ley contra el Lavado de dinero, sus repercusiones fiscales, su impacto
empresarial y patrimonial, y veremos que el círculo de las disposiciones jurídicas se cierra día a día, aumentando las
medidas preventivas para detectar, identificar e investigar el delito de lavado de dinero, además de recurrir a diversos
medios de persuasión que han generado la suficiente información para hacer las compulsas de datos e información
sobre los contribuyentes, con lo que la fiscalización se ha vuelto más eficiente, gracias a que las disposiciones legales
han otorgado facultades a las autoridades judiciales, financieras y fiscales para solicitar la información necesaria que
facilite la investigación y permita apuntalar evidencias que serán pruebas contundentes para determinar los indicios
fundados del delito penal que involucre operaciones comerciales o personales con recursos de procedencia ilícita.
El control de esas actividades se ha logrado gracias a la aplicación de medidas más estrictas para prevenir e
identificar el lavado de dinero en los sectores productivos, mediante la investigación y la presentación de avisos a las
autoridades por las operaciones que realicen hasta cierto monto. Pero la ley no sólo obliga a las entidades financieras,
sino también al sector privado que realiza las actividades vulnerables.
Existe una conceptualización de la relación de negocio entre los empresarios que desarrollan actividades
vulnerables y sus clientes, que requiere la solicitud de información sobre los mismos, con el fin de identificar
debidamente toda aquella operación sospechosa de realizarse con recursos de procedencia ilícita.
EFECTOS FISCALES EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE LAVADO DE
DINERO
Abreviaturas

ABREVIATURAS

APF – Administración Pública Federal
CFF – Código Fiscal de la Federación
CFPP – Código Federal de Procedimientos Penales
CGIAF – Coordinación General de Información y Análisis Financiero
CLABE – Clave Bancaria Estandarizada
CNBV – Comisión Nacional Bancaria y de Valores
CNSF – Comisión Nacional de Seguros y Fianzas
CONDUSEF – Comisión Nacional de Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios
Financieros
CONSAR – Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro
CPEUM – Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
CPF – Código Penal Federal
CURP – Clave Única de Registro de Población
DF – Distrito Federal
DOF – Diario Oficial de la Federación
FIEL – Firma Electrónica Avanzada
INM – Instituto Nacional de Migración
ISR – Impuesto sobre la renta
LACP – Ley de Ahorro y Crédito Popular
LFDO – Ley Federal contra la Delincuencia Organizada
LFED – Ley Federal de Extinción de Dominio
LFJS – Ley Federal de Juegos y Sorteos
LFPIORPI – Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con
Recursos de Procedencia Ilícita
LGOAAC – Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito
LIC – Ley de Instituciones de Crédito
LIESPYS – Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios
LISR – Ley del Impuesto sobre la Renta
LIVA – Ley del Impuesto al Valor Agregado
LOPGR – Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República
LRASCAP – Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de
Ahorro y Préstamo
LUC – Ley de Uniones de Crédito
MPF – Ministerio Público Federal
NOM – Norma Oficial Mexicana
PF – Policía Federal
PGR – Procuraduría General de la República
PTU – Participación de los Trabajadores en las Utilidades
Participación de los Trabajadores en las Utilidades
RCFF – Reglamento del Código Fiscal de la Federación
RCG – Reglas de Carácter General
RFC – Registro Federal de Contribuyentes
RLISR – Reglamento de la Ley del Impuesto sobre la Renta
RLIVA – Reglamento de la Ley del Impuesto al Valor Agregado
ROI – Reportes de Operaciones Inusuales
ROIP – Reporte de Operaciones Internas Preocupantes
ROR – Reporte de Operaciones Relevantes
RPC – Registro Público de Comercio
RPP – Registro Público de la Propiedad
SAT – Servicio de Administración Tributaria
SCAP – Sociedad Cooperativa de Ahorro y Préstamo
SE – Secretaría de Economía
SEIDO – Subsecretaría Especializada de Investigación contra la Delincuencia
Organizada
SG – Secretaría de Gobernación
SHCP – Secretaría de Hacienda y Crédito Público
SIARA – Sistema de Atención de Requerimientos de Autoridad
SOFICO – Sociedad Financiera Comunitaria
SOFIPO – Sociedad Financiera Popular
SOFOL – Sociedad Financiera de Objeto Limitado
SRE – Secretaría de Relaciones Exteriores
TEF – Transferencia Electrónica de Fondos
TIN EUA – Número de Identificación Federal del Contribuyente de EUA
TIN MÉXICO – Número de Identificación del RFC de México
UEAF – Unidad Especializada de Análisis Financiero
UIF – Unidad de Investigación Financiera
UMA – Unidad de Medida y Actualización
EFECTOS FISCALES EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE LAVADO DE
DINERO
Capítulo I. ANTECEDENTES DEL LAVADO DE DINERO

CAPÍTULO I

ANTECEDENTES DEL LAVADO DE DINERO

Los antecedentes de la actividad de lavado de dinero se encuentran en las convenciones que inició la Organización
de las Naciones Unidas (ONU) debido a su preocupación ante el crecimiento alarmante del tráfico de drogas, por lo que
se acordaron compromisos y medidas preventivas entre todos sus integrantes para efectuar acciones inmediatas para
combatirlo.
Las ganancias por el tráfico de drogas eran tan escandalosas que la delincuencia organizada ya no podía esconder el
dinero, así que buscó otras opciones para “mover” esas incalculables cantidades de efectivo.
Por lo anterior, el sistema financiero estableció medidas estrictas y requisitos más complejos con la intención de
vigilar y detectar las diversas operaciones sospechosas, ante lo cual la delincuencia optó por invertir sus ganancias en
bienes y servicios, para mezclarlas en la economía formal de las sociedades mediante la creación de empresas reales
con la finalidad de invertir, producir y retirar utilidades, lo que significa, en pocas palabras, convertir los recursos de
procedencia ilícita en dinero “legal”.

1.1. CONVENCIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS CONTRA EL TRÁFICO ILÍCITO DE ESTUPEFACIENTES Y SUSTANCIAS
PSICOTRÓPICAS (VIENA, 20 DE DICIEMBRE DE 1988)

De las resoluciones tomadas en esta Convención sólo se mencionarán aquí los artículos que hacen referencia a la
tipificación del delito, sanción, competencia y decomiso, por ser los temas torales para el desarrollo de este trabajo.
Ahora bien, la finalidad de esta Convención fue promover la cooperación entre las Partes, para hacer frente con
mayor eficacia a los diversos aspectos del tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas que tienen una
dimensión internacional. Para el cumplimiento de las obligaciones contraídas en virtud de esa Convención, las Partes
adoptarían las medidas necesarias, comprendidas las de orden legislativo y administrativo, de conformidad con las
disposiciones fundamentales de sus respectivos ordenamientos jurídicos internos.

Tipificación de los delitos


En su artículo 3, numeral 1 “De los delitos y sanciones”, señala:
Cada una de las Partes adoptará las medidas que sean necesarias para tipificar como delitos penales en su
derecho interno, cuando se cometan intencionalmente:

Bienes, complicidad y delincuencia
Delitos tipificados Producto derivado
organizada
La  producción,  fabricación,  extracción, La conversión o transferencia de bienes A  reserva  de  sus  principios
preparación, oferta, oferta para la venta, a  sabiendas  de  que  tales  bienes constitucionales  y  de  los  conceptos
distribución,  venta,  entrega  en proceden  de  alguno  o  algunos  de  los fundamentales  de  su  ordenamiento
cualesquiera  condiciones,  corretaje, delitos  tipificados,  o  de  un  acto  de jurídico:
envío,  envío  en  tránsito,  transporte, participación  en  tal  delito  o  delitos,  con
importación  o  exportación  de  cualquier objeto  de  ocultar  o  encubrir  el  origen
estupefaciente o sustancia psicotrópica ilícito  de  los  bienes  o  de  ayudar  a La adquisición, posesión o utilización de
cualquier  persona  que  participe  en  la bienes, a sabiendas, en el momento de
comisión  de  tal  delito  o  delitos  a  eludir recibirlos, de que tales bienes proceden
las  consecuencias  jurídicas  de  sus de alguno o algunos de los delitos
acciones tipificados o de un acto de participación
en tal delito o delitos
El cultivo de la adormidera, el arbusto de La  ocultación  o  el  encubrimiento  de  la La  posesión  de  equipos  o  materiales  o
coca  o  la  planta  de  cannabis con objeto naturaleza,  origen,  ubicación,  destino, sustancias enumeradas, a sabiendas de
de producir estupefacientes movimiento  o  propiedad  reales  de que se utilizan o se habrán de utilizar en
bienes,  o  de  derechos  relativos  a  tales el  cultivo,  producción  o  fabricación
La  posesión  o  adquisición  de  cualquier
bienes, a sabiendas de que proceden de ilícitos  de  estupefacientes  o  sustancias
estupefaciente  o  sustancia  psicotrópica
alguno  o  algunos  de  los  delitos psicotrópicas o para tales fines
con  objeto  de  realizar  cualquiera  de  las
tipificados  o  de  un  acto  de  participación
actividades  enumeradas  en  el  primer Instigar  o  inducir  públicamente  a  otros,
en tal delito o delitos
párrafo por  cualquier  medio,  a  cometer  alguno
de  los  delitos  tipificados  o  a  utilizar
La  fabricación,  transporte  o  distribución
ilícitamente  estupefacientes  o
de  equi­pos,  materiales  o  de  las
sustancias psicotrópicas
sustancias  señaladas  anteriormente,
sabiendo  que  van  a  utilizarse  en  el La  participación  en  la  comisión  de
cultivo,  producción  o  fabricación  ilícitos alguno  de  los  delitos  tipificados,  la
de  estupefacientes  o  sustancias asociación  y  la  confabulación  para
psicotrópicas o para dichos fines cometerlos, la tentativa de cometerlos, y
La  organización,  gestión  o  financiación la  asistencia,  incitación,  facilitación  o
de alguno de los delitos enumerados en asesoramiento  en  relación  con  su
los párrafos anteriores comisión

A reserva de sus principios constitucionales y de los conceptos fundamentales de su ordenamiento jurídico,


cada una de las Partes adoptará las medidas que sean necesarias para tipificar como delitos penales conforme a su
derecho interno, cuando se cometan intencionalmente, la posesión, la adquisición o el cultivo de estupefacientes o
sustancias psicotrópicas.
El conocimiento, la intención o la finalidad requeridos como elementos de cualquiera de los delitos enunciados
podrán inferirse de las circunstancias objetivas del caso.

Sanciones y medidas de rehabilitación


Cada una de las Partes dispondrá que por la comisión de los delitos tipificados:
a) Se apliquen sanciones proporcionadas a la gravedad de esos delitos, tales como la pena de prisión u otras
formas de privación de libertad, así como las sanciones pecuniarias y el decomiso.
b) Que, como complemento de la declaración de culpabilidad o de la condena, el delincuente sea sometido a
medidas de tratamiento, educación, postratamiento, rehabilitación o reinserción social.
c) No obstante lo dispuesto en los párrafos anteriores, en los casos apropiados de infracciones de carácter leve, las
Partes podrán sustituir la declaración de culpabilidad o la condena por la aplicación de otras medidas tales como las de:
educación, rehabilitación o reinserción social, así como, cuando el delincuente sea un toxicómano, de tratamiento y
postratamiento.
d) Podrán, ya sea a título sustitutivo de la declaración de culpabilidad o de la condena por un delito tipificado o
como complemento de esa declaración de culpabilidad o de tal condena, disponer medidas de tratamiento, educación,
postratamiento, rehabilitación o reinserción social del delincuente.

Circunstancias de hecho
Las Partes dispondrán lo necesario para que sus Tribunales y demás autoridades jurisdiccionales competentes
puedan tener en cuenta las circunstancias de hecho que den particular gravedad a la comisión de los delitos
tipificados, tales como:
a) La participación en el delito de un grupo delictivo organizado del que el delincuente forme parte.
b) La participación del delincuente en otras actividades delictivas internacionales organizadas.
c) La participación del delincuente en otras actividades ilícitas cuya ejecución se vea facilitada por la comisión del
delito.
d) El recurso de la violencia o el empleo de armas por parte del delincuente.
e) El hecho de que el delincuente ocupe un cargo público y el delito guarde relación con ese cargo.
f) La victimización o utilización de menores de edad.
g) El hecho de que el delito se haya cometido en establecimientos penitenciarios, en una institución educativa o en
un centro asistencial o sus inmediaciones, o en otros lugares a los que escolares y estudiantes acudan para realizar
actividades educativas, deportivas y sociales.
h) Una declaración de culpabilidad anterior, en particular por delitos análogos, por Tribunales extranjeros o del
propio país, en la medida en que el derecho interno de cada una de las Partes lo permita.
Las Partes se esforzarán por asegurarse de que cualesquiera facultades legales discrecionales, conforme a su
derecho interno, relativas al enjuiciamiento de personas por los delitos tipificados, se ejerzan para dar la máxima
eficacia a las medidas de detección y represión, respecto de esos delitos, teniendo debidamente en cuenta la
necesidad de ejercer un efecto disuasivo en lo referente a la comisión de esos delitos.
Las Partes velarán porque sus Tribunales o demás autoridades competentes tengan en cuenta la gravedad de los
delitos mencionados y las circunstancias señaladas al considerar la posibilidad de conceder la libertad anticipada o la
libertad condicional a personas que hayan sido declaradas culpables de alguno de esos delitos.

Prescripción
Cada una de las Partes establecerá, cuando proceda en su derecho interno, un plazo de prescripción prolongado
dentro del cual se pueda iniciar el procesamiento por cualquiera de los delitos tipificados. Tal plazo será mayor
cuando el presunto delincuente hubiese eludido la administración de justicia.
Cada una de las Partes adoptará medidas adecuadas, conforme a lo previsto en su propio ordenamiento jurídico,
para que la persona que haya sido acusada o declarada culpable de alguno de los delitos tipificados, que se encuentre en
el territorio de dicha Parte, comparezca en el proceso penal correspondiente.

Los delitos tipificados no son delitos fiscales


A los fines de la cooperación entre las Partes prevista en la presente Convención, los delitos tipificados no se
considerarán como delitos fiscales o como delitos políticos ni como delitos políticamente motivados, sin perjuicio de las
limitaciones constitucionales y de los principios fundamentales del derecho interno de las Partes.

Competencia
El artículo 4 de la Convención dispone lo referente a la competencia, señalando que cada una de las Partes:
a) Adoptará las medidas necesarias para declararse competente respecto de los delitos que haya tipificado, cuando
el delito se cometa:

• En su territorio.
• A bordo de una nave que enarbole su pabellón o de una aeronave matriculada con arreglo a su legislación en el
momento de cometerse el delito.

Asimismo, podrá adoptar las medidas que sean necesarias para declararse “competente” respecto de los delitos que
haya tipificado, cuando el delito:
a) Sea cometido por un nacional suyo o por una persona que tenga su residencia habitual en su territorio.
b) Se cometa a bordo de una nave para cuya incautación dicha Parte haya recibido previamente autorización,
siempre que esa competencia se ejerza únicamente sobre la base de los acuerdos o arreglos.
Cada una de las Partes:
a) Adoptará también las medidas que sean necesarias para declararse competente respecto de los delitos que
haya tipificado, cuando el presunto delincuente se encuentre en su territorio y dicha Parte no lo extradite a otra

basándose en que el delito:


basándose en que el delito:

• Se ha cometido en su territorio o a bordo de una nave que enarbole su pabellón o de una aeronave matriculada con
arreglo a su legislación en el momento de cometerse el delito.
• Ha sido cometido por un nacional suyo.

Podrá adoptar también las medidas necesarias para declararse competente respecto de los delitos que haya
tipificado, cuando el presunto delincuente se encuentre en su territorio y dicha Parte no lo extradite a otra.
La presente Convención no excluye el ejercicio de las competencias penales establecidas por una Parte de
conformidad con su derecho interno.

Decomiso
En su artículo 5, la Convención se refiere al decomiso, y señala:
a) Cada una de las Partes adoptará las medidas necesarias para autorizar el decomiso:

• Del producto derivado de delitos tipificados, o de bienes cuyo valor equivalga al de ese producto.
• De estupefacientes y sustancias psicotrópicas, los materiales y equipos u otros instrumentos utilizados o destinados
a ser utilizados en cualquier forma para cometer los delitos tipificados.

b) Cada una de las Partes adoptará también las medidas necesarias para permitir a sus autoridades competentes la
identificación, la detección y el embargo preventivo o la incautación del producto, los bienes, los instrumentos o
cualesquiera otros elementos, con miras a su eventual decomiso.
c) A fin de dar aplicación a estas medidas, cada una de las Partes facultará a sus Tribunales u otras autoridades
competentes a ordenar la presentación o la incautación de documentos bancarios, financieros o comerciales. Las
Partes no podrán negarse a aplicar las disposiciones amparándose en el secreto bancario.
d) La Parte que haya decomisado el producto o los bienes dispondrá de ellos en la forma prevista por su derecho
interno y sus procedimientos administrativos.
Al actuar a solicitud de otra Parte, se podrá prestar particular atención a la posibilidad de concretar acuerdos a fin
de:
a) Aportar la totalidad o una parte considerable del valor de ese producto y de tales bienes, o de los costos derivados
de su venta, a organismos intergubernamentales especializados en la lucha contra el tráfico ilícito y el uso indebido de
estupefacientes y sustancias psicotrópicas.
b) Repartirse con otras Partes, conforme a un criterio preestablecido o definido para cada caso, ese producto o tales
bienes, o los costos derivados de su venta, con arreglo a lo previsto por su derecho interno, sus procedimientos
administrativos o los acuerdos bilaterales o multilaterales que hayan concertado para este fin.

• Cuando el producto se haya transformado o convertido en otros bienes, éstos podrán ser objeto de las medidas
aplicables al producto.
• Cuando el producto se haya mezclado con bienes adquiridos de fuentes lícitas, sin perjuicio de cualquier otra
facultad de incautación o embargo preventivo aplicable, se podrán decomisar esos bienes hasta por el valor
estimado del producto mezclado.
• Dichas medidas se aplicarán asimismo a los ingresos u otros beneficios derivados del producto y de los bienes con
los cuales el producto haya sido transformado o convertido o se haya mezclado de la misma manera y en la misma
medida.

Cada una de las Partes considerará la posibilidad de invertir la carga de la prueba respecto del origen lícito del
supuesto producto u otros bienes sujetos a decomiso, en la medida en que ello sea compatible con los principios de su
derecho interno y con la naturaleza de sus procedimientos judiciales y de otros procedimientos.

1.2. CONVENCIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS CONTRA LA DELINCUENCIA ORGANIZADA TRANSNACIONAL


(PALERMO, 2002)

La Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional se realizó en diciembre de
2000 en Palermo, Italia, con el objetivo de prevenir y combatir la delincuencia organizada internacional, el tráfico de
seres humanos y la prostitución transnacional.
Una de las medidas más importantes tomadas en esta Convención fue el llamado a los Estados miembros a declarar
“ilegales” los delitos más frecuentes cometidos por grupos criminales organizados, entre ellos el lavado de dinero, la
corrupción de funcionarios públicos y la asociación ilícita.
corrupción de funcionarios públicos y la asociación ilícita.
Para combatir delitos como el lavado de dinero, la Convención de Palermo instó a los países a la colaboración
internacional recíproca en la captura de los sospechosos y la instauración de medidas legislativas y administrativas para
sancionar este tipo de delitos.
Asimismo, llamó a declarar como “delito”: la participación de una persona en un grupo delictivo organizado; el
lavado de dinero utilizando el sistema financiero o instituciones financieras no bancarias; la corrupción de un
funcionario público, y la obstrucción a la justicia en un proceso por la comisión de un delito.
Es de aclarar que la Convención de Palermo mantiene lo establecido en la Convención de Viena sobre la
penalización del lavado de dinero u otros bienes producto del delito, sugiriendo también la aplicación de las medidas
legislativas necesarias para tipificarlo como delito, cuando se cometa intencionalmente la conversión o transferencia de
bienes, ocultando o disimulando su verdadera naturaleza.
Esa misma Convención sugirió además extender cuanto sea posible la tipificación del lavado de dinero para que
involucre una gama más amplia de delitos previos.
Los puntos más destacados de la Convención de Palermo se presentan a continuación.

Objetivo
Promover la cooperación para prevenir y combatir más eficazmente la delincuencia organizada transnacional.

Definiciones
Grupo delictivo organizado: Es un grupo estructurado de tres o más personas que existe durante cierto tiempo y
actúa concertadamente con el propósito de cometer uno o más delitos graves o delitos tipificados con arreglo a la
Convención con miras a obtener, directa o indirectamente, un beneficio económico o de orden material.
Delito grave: Es la conducta que constituye un delito punible con una privación de libertad máxima de al menos
cuatro años o con una pena más grave.
Grupo estructurado: Es el grupo no formado de manera fortuita para la comisión inmediata de un delito y en el que
no necesariamente se han asignado a sus miembros funciones formalmente definidas sin que haya continuidad en la
condición de miembro o exista una estructura desarrollada.
Bienes: Son los activos de cualquier tipo, corporales o incorporales, muebles o inmuebles, tangibles o intangibles, y
los documentos o instrumentos legales que acrediten la propiedad u otros derechos sobre esos activos.
Producto del delito: Son los bienes de cualquier índole derivados u obtenidos directa o indirectamente por la
comisión de un delito.
Embargo preventivo o incautación: Es la prohibición temporal de transferir, convertir, enajenar o mover bienes, o la
custodia o control temporales de bienes por mandamiento expedido por un Tribunal u otra autoridad competente.
Decomiso: Es la privación con carácter definitivo de bienes por decisión de un Tribunal o de otra autoridad
competente.
Delito determinante: Es todo delito del que se derive un producto que pueda pasar a constituir materia de un delito
definido en el tema de penalización del blanqueo del producto del delito.
Entrega vigilada: Es la técnica consistente en dejar que remesas ilícitas o sospechosas salgan del territorio de uno o
más Estados, lo atraviesen o entren en él, con el conocimiento y bajo la supervisión de las autoridades competentes, con
el fin de investigar delitos e identificar a las personas involucradas en la comisión de éstos.
Organización regional de integración económica: Es la organización constituida por Estados soberanos de una región
determinada, a la que sus Estados miembros han transferido competencia en las cuestiones regidas por la presente
Convención y que ha sido debidamente facultada, de conformidad con sus procedimientos internos, para firmar,
ratificar, aceptar o aprobar la Convención o adherirse a ella. Las referencias a los “Estados Parte” con arreglo a la
presente Convención se aplicarán a esas organizaciones dentro de los límites de su competencia.

Ámbito de aplicación
La Convención aplicará las medidas de prevención, investigación y enjuiciamiento de los siguientes delitos
tipificados:
a) Todos los delitos graves, cuando sean de carácter transnacional y entrañen la participación de un grupo delictivo
organizado.
b) Conductas, como delitos distintos de los que entrañen el intento o la consumación de la actividad delictiva, así
como la organización, dirección, ayuda, incitación, facilitación o asesoramiento en aras de la comisión del delito grave
que entrañe la participación de un grupo delictivo organizado.
c) Blanqueo del producto del delito, como la conversión, transferencia de bienes, ocultación o disimulación
de la verdadera naturaleza, origen, ubicación, disposición, movimiento o propiedad de los bienes.
de la verdadera naturaleza, origen, ubicación, disposición, movimiento o propiedad de los bienes.
d) Penalización de la corrupción, como la promesa, ofrecimiento o concesión a un funcionario público, directa o
indirectamente, de un beneficio indebido, así como la solicitud y aceptación que redunde en su propio provecho.
e) Obstrucción de la justicia por medio del uso de fuerza física, amenazas o intimidación, o la promesa, ofrecimiento
o concesión de un beneficio indebido, así como la obstaculización para el cumplimiento de las funciones oficiales de un
funcionario público.
Asimismo, el delito transnacional, el cual se considerará cuando se cometa:
a) En más de un Estado.
b) Dentro de un solo Estado, pero una parte sustancial de su preparación, planificación, dirección o control se
realice en otro Estado.
c) Dentro de un solo Estado, pero entrañe la participación de un grupo delictivo organizado que realiza actividades
delictivas en más de un Estado.
d) En un solo Estado, pero con efectos sustanciales en otro Estado.

Soberanía
Los Estados Parte cumplirán sus obligaciones con arreglo a la Convención en consonancia con sus principios de
igualdad soberana e integridad territorial, así como de no intervención en los asuntos internos de otros Estados.
Nada de lo dispuesto en la Convención facultará a un Estado Parte para ejercer, en el territorio de otro Estado,
jurisdicción o funciones que el derecho interno de ese Estado reserve exclusivamente a sus autoridades.

Penalización de la participación en un grupo delictivo organizado


Cada Estado Parte adoptará las medidas legislativas y de otra índole que sean necesarias para tipificar como delito,
cuando se cometa intencionalmente una de las conductas siguientes, o ambas, como delitos distintos de los que entrañen
el intento o la consumación de la actividad delictiva:
a) El acuerdo con una o más personas para cometer un delito grave con un propósito que guarde relación directa o
indirecta con la obtención de un beneficio económico u otro beneficio de orden material y, cuando así lo prescriba el
derecho interno, que entrañe un acto perpetrado por uno de los participantes para llevar adelante ese acuerdo o que
entrañe la participación de un grupo delictivo organizado.
b) La conducta de toda persona que, a sabiendas de la finalidad y actividad delictiva general de un grupo delictivo
organizado o de su intención de cometer los delitos en cuestión, participe activamente en actividades ilícitas del grupo
delictivo organizado a sabiendas de que su participación contribuirá al logro de la finalidad delictiva antes descrita.
c) La organización, dirección, ayuda, incitación, facilitación o asesoramiento en aras de la comisión de un delito
grave que entrañe la participación de un grupo delictivo organizado.
El conocimiento, intención, finalidad, propósito o acuerdo podrán inferirse de circunstancias fácticas objetivas.

Penalización del blanqueo del producto del delito


Cada Estado Parte adoptará, de conformidad con los principios fundamentales de su derecho interno, las medidas
legislativas y de otra índole, necesarias para tipificar como delito, cuando se cometa intencionalmente:
a) La conversión o la transferencia de bienes, a sabiendas de que esos bienes son producto del delito, con el
propósito de ocultar o disimular el origen ilícito de los bienes o ayudar a cualquier persona involucrada en la comisión
del delito determinante a eludir las consecuencias jurídicas de sus actos.
b) La ocultación o disimulación de la verdadera naturaleza, origen, ubicación, disposición, movimiento o propiedad
de bienes o del legítimo derecho a éstos, a sabiendas de que esos bienes son producto del delito.
Y con sujeción a los conceptos básicos de su ordenamiento jurídico:
a) La adquisición, posesión o utilización de bienes, a sabiendas, en el momento de su recepción, de que son producto
del delito.
b) La participación en la comisión de cualquiera de los delitos tipificados, así como la asociación y confabulación
para cometerlos, el intento de cometerlos, y la ayuda, incitación, facilitación y asesoramiento en aras de su comisión.
Para los fines de la aplicación o puesta en práctica de las medidas legislativas y de otra índole:
a) Cada Estado Parte:

• Velará por aplicar las medidas legislativas a la gama más amplia posible de delitos determinantes.
• Incluirá como determinantes todos los delitos graves definidos y los delitos tipificados. Los Estados Parte cuya
legislación establezca una lista de delitos determinantes incluirán entre éstos, como mínimo, una amplia gama de
legislación establezca una lista de delitos determinantes incluirán entre éstos, como mínimo, una amplia gama de
delitos relacionados con grupos delictivos organizados.
• Proporcionará al secretario general de la ONU una copia de sus leyes destinadas a aplicar la penalización del
blanqueo del producto del delito y de cualquier enmienda ulterior que se haga a tales leyes o una descripción de
ésta.

b) Los delitos determinantes incluirán los cometidos tanto dentro como fuera de la jurisdicción del Estado Parte
interesado. No obstante, los delitos cometidos fuera de la jurisdicción de un Estado Parte constituirán delito
determinante siempre y cuando el acto correspondiente sea delito con arreglo al derecho interno del Estado en que se
haya cometido y constituyese, asimismo, delito con arreglo al derecho interno del Estado Parte que aplique o ponga en
práctica el presente artículo, si el delito se hubiese cometido allí.
c) Si así lo requieren los principios fundamentales del derecho interno de un Estado Parte, podrá disponerse que los
delitos tipificados no se aplicarán a las personas que hayan cometido el delito determinante.
d) El conocimiento, la intención o la finalidad que se requieren como elemento de un delito tipificado podrán
inferirse de circunstancias fácticas objetivas.

Medidas para combatir el blanqueo de dinero


Para esto, cada Estado Parte:
a) Establecerá un amplio régimen interno de reglamentación y supervisión de los bancos y las instituciones
financieras no bancarias y, cuando proceda, de otros órganos situados dentro de su jurisdicción que sean
particularmente susceptibles de utilizarse para el blanqueo de dinero, a fin de prevenir y detectar todas las formas de
blanqueo de dinero, y en ese régimen se hará hincapié en los requisitos relativos a la identificación del cliente, el
establecimiento de registros y la denuncia de las transacciones sospechosas.
b) Garantizará que las autoridades de administración, reglamentación y cumplimiento de la ley y demás
autoridades encargadas de combatir el blanqueo de dinero (incluidas, cuando sea pertinente con arreglo al derecho
interno, las autoridades judiciales) sean capaces de cooperar e intercambiar información a nivel nacional e
internacional, de conformidad con las condiciones prescritas en el derecho interno y, a tal fin, considerará la posibilidad
de establecer una dependencia de inteligencia financiera que sirva de centro nacional de recopilación, análisis y
difusión de información sobre posibles actividades de blanqueo de dinero.
Los Estados Parte considerarán la posibilidad de aplicar medidas viables para detectar y vigilar el movimiento
transfronterizo de efectivo y de títulos negociables pertinentes, con sujeción a salvaguardas que garanticen la debida
utilización de la información y sin restringir en modo alguno la circulación de capitales lícitos.
Al establecer un régimen interno de reglamentación y supervisión, se insta a los Estados Parte a que utilicen como
guía las iniciativas pertinentes de las organizaciones regionales, interregionales y multilaterales de lucha contra el
blanqueo de dinero.
Finalmente, los Estados Parte se esforzarán por establecer y promover la cooperación a escala mundial, regional,
subregional y bilateral entre las autoridades judiciales para el cumplimiento de la ley y su reglamentación financiera, a
fin de combatir el blanqueo de dinero.

Penalización de la corrupción
Cada Estado Parte adoptará las medidas legislativas y de otra índole que sean necesarias para tipificar como delito,
cuando se cometa intencionalmente:

La promesa, el ofrecimiento o la concesión a: La solicitud o aceptación por:
Un  funcionario  público,  directa  o  indirectamente,  de  un  beneficio  indebido  que  redunde  en  su  propio
provecho  o  en  el  de  otra  persona  o  entidad,  con  el  fin  de  que  ese  funcionario  actúe  o  se  abstenga  de
actuar en el cumplimiento de sus funciones oficiales.

Cada Estado Parte:


a) Considerará la posibilidad de adoptar las medidas legislativas y de otra índole que sean necesarias para tipificar
como delito los actos cuando se cometan intencionalmente y esté involucrado en ellos un funcionario público extranjero
o un funcionario internacional. Del mismo modo, cada Estado Parte considerará la posibilidad de tipificar como delito
otras formas de corrupción.
b) Adoptará también las medidas necesarias para tipificar como delito la participación como cómplice en un delito
tipificado como de corrupción.
Se entenderá como funcionario público a toda persona que preste un servicio público conforme a la definición
prevista en el derecho interno y su aplicación con arreglo al Derecho Penal del Estado Parte en el que tal persona
desempeñe esa función.

Medidas contra la corrupción


Cada Estado Parte, en la medida en que proceda y sea compatible con su ordenamiento jurídico, adoptará las
medidas eficaces de carácter legislativo, administrativo o de otra índole para promover la integridad y prevenir,
detectar y castigar la corrupción de funcionarios públicos.
Asimismo, adoptará medidas encaminadas a garantizar la intervención eficaz de sus autoridades con miras a
prevenir, detectar y castigar la corrupción de funcionarios públicos, incluso dotando a esas autoridades de suficiente
independencia para disuadir del ejercicio de cualquier influencia indebida en su actuación.

Responsabilidad de las personas morales


Cada Estado Parte:
a) Adoptará las medidas necesarias, de conformidad con sus principios jurídicos, a fin de establecer la
responsabilidad de personas morales por su participación en delitos graves en los que esté involucrado un grupo
delictivo organizado.
b) Velará en particular porque se impongan sanciones penales o no penales eficaces, proporcionadas y disuasivas,
incluidas sanciones monetarias, a las personas jurídicas consideradas responsables con arreglo al presente artículo.
Con sujeción a los principios jurídicos del Estado Parte, la responsabilidad de las personas morales podrá ser de
índole penal, civil o administrativa.
Esa responsabilidad existirá sin perjuicio de la responsabilidad penal que incumba a las personas naturales que
hayan perpetrado los delitos.

Proceso, fallo y sanciones


Cada Estado Parte:
a) Penalizará la comisión de los delitos tipificados con sanciones que tengan en cuenta la gravedad de esos delitos.
b) Velará porque se ejerzan cualesquiera facultades legales discrecionales de que disponga conforme a su derecho
interno, en relación con el enjuiciamiento de personas por los delitos comprendidos en la Convención, a fin de dar
máxima eficacia a las medidas adoptadas para hacer cumplir la ley respecto de esos delitos, teniendo debidamente en
cuenta la necesidad de prevenir su comisión.
c) Adoptará medidas apropiadas cuando se trate de delitos tipificados, de conformidad con su derecho interno y
tomando debidamente en consideración los derechos de la defensa, con miras a procurar que al imponer condiciones en
relación con la decisión de conceder la libertad en espera de juicio o la apelación, se tenga presente la necesidad de
garantizar la comparecencia del acusado en todo procedimiento penal ulterior.
d) Velará porque sus Tribunales u otras autoridades competentes tengan presente la naturaleza grave de los delitos
comprendidos en la Convención, al considerar la eventualidad de conceder la libertad anticipada o la libertad
condicional a personas que hayan sido declaradas culpables de tales delitos.
e) Establecerá, cuando proceda, con arreglo a su derecho interno, un plazo de prescripción prolongado dentro del
cual pueda iniciarse el proceso por cualquiera de los delitos comprendidos en la Convención, y un plazo mayor cuando
el presunto delincuente haya eludido la administración de la justicia.

Decomiso e incautación
Los Estados Parte adoptarán, en la medida en que lo permita su ordenamiento jurídico interno, las medidas
necesarias para autorizar el decomiso:
a) Del producto de los delitos comprendidos en la Convención o de bienes cuyo valor corresponda al de ese
producto.
b) De los bienes, equipo u otros instrumentos utilizados o destinados a ser utilizados en la comisión de los delitos
comprendidos en la Convención.
Los Estados Parte adoptarán las medidas necesarias para permitir la identificación, localización, embargo
preventivo o la incautación de cualquier bien con miras a su eventual decomiso.
Cuando el producto del delito se haya:
a) Transformado o convertido parcial o totalmente en otros bienes, esos bienes podrán ser objeto de las medidas
aplicables a ese producto al tenor del decomiso e incautación.
b) Mezclado con bienes adquiridos de fuentes lícitas, esos bienes podrán, sin menoscabo de cualquier otra facultad
de embargo preventivo o incautación, ser objeto de decomiso hasta por el valor estimado del producto entremezclado.
Los ingresos u otros beneficios derivados del producto del delito, de bienes en los que se haya transformado o
convertido o de bienes con los que se haya entremezclado, también podrán ser objeto de las medidas previstas, de la
misma manera y en el mismo grado que el producto del delito.
Cada Estado Parte facultará a sus Tribunales u otras autoridades competentes para ordenar la presentación o la
incautación de documentos bancarios, financieros o comerciales. Los Estados Parte no podrán negarse a aplicar las
disposiciones del presente párrafo amparándose en el secreto bancario.
Los Estados Parte podrán considerar la posibilidad de exigir a un delincuente que demuestre el origen lícito del
presunto producto del delito o de otros bienes expuestos a decomiso, en la medida en que ello sea conforme a los
principios de su derecho interno y a la índole del proceso judicial u otras actuaciones conexas.

Disposición del producto del delito o de los bienes decomisados


Los Estados Parte dispondrán del producto del delito o de los bienes que hayan decomisado, de conformidad con su
derecho interno y sus procedimientos administrativos.
Al dar curso a una solicitud presentada por otro Estado Parte, los Estados Parte, en la medida en que lo permita su
derecho interno y de ser requeridos para hacerlo, darán consideración prioritaria a la devolución del producto del
delito o de los bienes decomisados al Estado Parte requirente, a fin de que éste pueda indemnizar a las víctimas del
delito o devolver ese producto del delito o esos bienes a sus propietarios legítimos.
Al dar curso a una solicitud presentada por otro Estado, los Estados Parte podrán considerar en particular la
posibilidad de celebrar acuerdos o arreglos en el sentido de:
a) Aportar el valor de ese producto del delito o de tales bienes o los fondos derivados de su venta, o una parte de
esos fondos, a la cuenta designada y a organismos intergubernamentales especializados en la lucha contra la
delincuencia organizada.
b) Repartirse con otros Estados Parte, sobre la base de un criterio general o definido para cada caso, ese producto
del delito o esos bienes, o los fondos derivados de la venta de ese producto o de esos bienes, de conformidad con su
derecho interno o sus procedimientos administrativos.

Investigaciones conjuntas
Los Estados Parte considerarán la posibilidad de celebrar acuerdos o arreglos bilaterales o multilaterales en virtud
de los cuales, en relación con cuestiones que son objeto de investigaciones, procesos o actuaciones judiciales en uno o
más Estados, las autoridades competentes puedan establecer órganos mixtos de investigación. A falta de acuerdos o
arreglos de esa índole, las investigaciones conjuntas podrán llevarse a cabo mediante acuerdos concertados caso por
caso.
Los Estados Parte participantes velarán porque la soberanía del Estado Parte en cuyo territorio haya de efectuarse la
investigación sea plenamente respetada.

Técnicas especiales de investigación


Siempre que lo permitan los principios fundamentales de su ordenamiento jurídico interno, cada Estado Parte
adoptará, dentro de sus posibilidades y en las condiciones prescritas por su derecho interno, las medidas necesarias
para permitir el adecuado recurso a la entrega vigilada y, cuando lo considere apropiado, la utilización de otras técnicas
especiales de investigación, como la vigilancia electrónica o de otra índole y las operaciones encubiertas, por las
autoridades competentes en su territorio, con objeto de combatir eficazmente la delincuencia organizada.
A efectos de investigar los delitos comprendidos en la Convención, se alienta a los Estados Parte a que celebren,
cuando proceda, acuerdos o arreglos bilaterales o multilaterales apropiados para utilizar esas técnicas especiales de
investigación en el contexto de la cooperación en el plano internacional, los cuales se concertarán y ejecutarán
respetando plenamente el principio de la igualdad soberana de los Estados, y al ponerlos en práctica se cumplirán
estrictamente las condiciones en ellos contenidas.
De no existir los acuerdos o arreglos, toda decisión de recurrir a esas técnicas especiales de investigación en el plano
internacional se adoptará sobre la base de cada caso particular y podrá, cuando sea necesario, tener en cuenta los
arreglos financieros y los entendimientos relativos al ejercicio de jurisdicción por los Estados Parte interesados.
Toda decisión de recurrir a la entrega vigilada en el plano internacional podrá, con el consentimiento de los Estados
Parte interesados, incluir la aplicación de métodos tales como: interceptar los bienes, autorizarlos a proseguir intactos o
retirarlos o sustituirlos total o parcialmente.

Recopilación, intercambio y análisis de información sobre la naturaleza de la delincuencia


organizada
organizada
Los Estados Parte considerarán la posibilidad de:
a) Analizar, en consulta con los círculos científicos y académicos, las tendencias de la delincuencia organizada en su
territorio, las circunstancias en que actúa, así como los grupos profesionales y las tecnologías involucrados.
b) Desarrollar y compartir experiencia analítica acerca de las actividades de la delincuencia organizada, tanto a
nivel bilateral como por conducto de organizaciones internacionales y regionales. A tal fin, se establecerán y aplicarán,
según proceda, definiciones, normas y metodologías comunes.
c) Vigilar sus políticas y las medidas en vigor encaminadas a combatir la delincuencia organizada y evaluar su
eficacia y eficiencia.

Capacitación y asistencia técnica


Cada Estado Parte, en la medida necesaria, formulará, desarrollará o perfeccionará programas de capacitación
específicamente concebidos para el personal de sus servicios encargados de hacer cumplir la ley, incluidos fiscales,
jueces de instrucción y personal de aduanas, así como para el personal de otra índole encargado de la prevención,
detección y control de los delitos comprendidos en la Convención. Esos programas podrán incluir adscripciones e
intercambios de personal. En particular, y en la medida que lo permita el derecho interno, guardarán relación con:
a) Los métodos empleados en la prevención, detección y control de los delitos comprendidos en la presente
Convención.
b) Las rutas y técnicas utilizadas por personas presuntamente implicadas en delitos comprendidos en la
Convención, incluso en los Estados de tránsito, y las medidas de combate pertinentes.
c) La vigilancia del movimiento de bienes de contrabando.
d) La detección y vigilancia de los movimientos del producto del delito o de los bienes, el equipo u otros
instrumentos utilizados para cometer tales delitos y los métodos empleados para la transferencia, ocultación o
disimulación de tal producto, bienes, equipo u otros instrumentos, así como los métodos utilizados para combatir el
blanqueo de dinero y otros delitos financieros.
e) El acopio de pruebas.
f) Las técnicas de control en zonas y puertos francos.
g) El equipo y las técnicas modernos utilizados para hacer cumplir la ley, incluidas la vigilancia electrónica, la
entrega vigilada y las operaciones encubiertas.
h) Los métodos utilizados para combatir la delincuencia organizada transnacional mediante computadoras, redes de
telecomunicaciones u otras formas de la tecnología moderna.
i) Los métodos utilizados para proteger a las víctimas y a los testigos.
Los Estados Parte se prestarán asistencia en la planificación y ejecución de programas de investigación y
capacitación encaminados a intercambiar conocimientos especializados en las esferas de cooperación y, a tal fin,
también recurrirán, cuando proceda, a conferencias y seminarios regionales e internacionales para promover la
cooperación y fomentar el examen de los problemas de interés común, incluidos los problemas y necesidades especiales
de los Estados de tránsito.
Los Estados Parte promoverán actividades de capacitación y asistencia técnica que faciliten la extradición y la
asistencia judicial recíproca. Esa capacitación y asistencia técnica podrán incluir la enseñanza de idiomas, adscripciones
e intercambios de personal entre autoridades centrales u organismos con responsabilidades pertinentes.
Cuando haya acuerdos o arreglos bilaterales y multilaterales vigentes, los Estados Parte intensificarán, en la medida
necesaria, sus esfuerzos por optimizar las actividades operacionales y de capacitación en las organizaciones
internacionales y regionales, así como en el marco de otros acuerdos o arreglos bilaterales y multilaterales pertinentes.

Prevención

Los Estados Parte procurarán formular y evaluar proyectos nacionales, así como establecer y promover prácticas y
políticas óptimas para la prevención de la delincuencia organizada transnacional.
Los Estados Parte procurarán, de conformidad con los principios fundamentales de su derecho interno, reducir las
oportunidades actuales o futuras de que dispongan los grupos delictivos organizados para participar en mercados lícitos
con el producto del delito, adoptando oportunamente medidas legislativas, administrativas o de otra índole, las cuales
deberían centrarse en:
a) El fortalecimiento de la cooperación entre los organismos encargados de hacer cumplir la ley o el Ministerio
Público Federal y las entidades privadas pertinentes, incluida la industria.
b) La promoción de la elaboración de normas y procedimientos concebidos para salvaguardar la integridad de las
entidades públicas y de las entidades privadas interesadas, así como códigos de conducta para profesiones pertinentes,
en particular para los abogados, notarios públicos, asesores fiscales y contadores.
en particular para los abogados, notarios públicos, asesores fiscales y contadores.
c) La prevención de la utilización indebida:

• Por parte de grupos delictivos organizados, de licitaciones públicas y de subsidios y licencias concedidos por
autoridades públicas para realizar actividades comerciales.
• De personas morales por parte de grupos delictivos organizados. A este respecto, esas medidas podrían incluir
las siguientes:
- Registros públicos de personas morales y naturales involucradas en la constitución, gestión y financiación de
personas jurídicas.
- Inhabilitación por mandato judicial o cualquier medio apropiado durante un periodo razonable a las personas
condenadas por delitos comprendidos en la Convención para actuar como directores de personas morales
constituidas en sus respectivas jurisdicciones.
- Registros nacionales de personas inhabilitadas para actuar como directores de personas jurídicas.
- Intercambio de información contenida en los registros mencionados en los párrafos anteriores con las
autoridades competentes de otros Estados Parte.

Los Estados Parte procurarán:


a) Promover la reintegración social de las personas condenadas por delitos comprendidos en la presente
Convención.
b) Evaluar periódicamente los instrumentos jurídicos y las prácticas administrativas pertinentes vigentes para
detectar si existe el peligro de que sean utilizados indebidamente por grupos delictivos organizados.
c) Sensibilizar a la opinión pública con respecto a la existencia, las causas y la gravedad de la delincuencia
organizada transnacional y la amenaza que representa. Cuando proceda, podrá difundirse información a través de los
medios de comunicación y se adoptarán medidas para fomentar la participación pública en los esfuerzos por prevenir y
combatir la delincuencia.

1.3. ACCIONES FINANCIERAS INTERNACIONALES

1.3.1. GRUPO DE ACCIÓN FINANCIERA INTERNACIONAL

Como respuesta a las operaciones comunes de lavado de dinero que se venían efectuando en todas las economías
nacionales, por lo vulnerables que eran sus sistemas financieros ante el blanqueo de los recursos monetarios, y ante el
inminente crecimiento del tráfico de drogas que reditúa grandes utilidades económicas que son introducidas al sistema
bancario para derramarse en actividades económicas “legales” y en la adquisición de bienes inmuebles, los líderes del
Grupo de los 7 –integrado por los Estados Unidos de América (EUA), Japón, Alemania, Italia, Francia, el Reino Unido y
Canadá– decidieron crear en julio de 1989 el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) sobre el Blanqueo de
Capitales.
El GAFI es un organismo intergubernamental cuyo objetivo primordial es elaborar y promover medidas,
recomendaciones y políticas para combatir el blanqueo de capitales, así como evitar que el producto de éste se utilice en
actividades delictivas futuras, con la consecuente afectación para las actividades económicas lícitas.
El GAFI está integrado por 34 países y dos organismos internacionales. Cabe destacar que los principales centros
financieros de Europa, América del Norte, del Sur y Asia, se encuentran en esas naciones.
México forma parte del GAFI desde el año 2000, como miembro de pleno derecho.
El GAFI es un organismo multidisciplinario –condición fundamental para luchar contra el blanqueo de capitales– que
reúne a expertos encargados de adoptar medidas sobre cuestiones jurídicas, financieras y operativas.
Y es que pese a no formar parte de algún organismo internacional y de contar con un presupuesto y una estructura
muy reducidos, es el único organismo especializado que se dedica exclusivamente a la lucha contra el blanqueo de
capitales, y goza de una estimable consideración en los foros internacionales, por lo que sus trabajos, informes y
recomendaciones son tomados en cuenta a la hora de legislar y arbitrar medidas contra el lavado de dinero.
1.3.2. LAS 40 RECOMENDACIONES

En abril de 1990, el GAFI emitió un informe con 40 recomendaciones tendentes a articular un sistema internacional
de lucha contra el blanqueo de capitales.
El informe trata de profundizar y fomentar la aplicación de la Convención de Naciones Unidas para la prevención y
represión del blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico.
Para comenzar, la primera recomendación exhorta a los países a tomar las medidas necesarias para poner en
marcha lo acordado en la Convención de Viena y proceder a su ratificación.
Esa necesidad de abarcar todos los aspectos relevantes de la lucha contra el blanqueo de capitales se refleja en el
conjunto de las 40 recomendaciones que el GAFI ha decidido aplicar, y cuya implementación se promueve en todos los
países del orbe.
Cabe mencionar que esas recomendaciones se redactaron inicialmente en abril de 1990 y fueron revisadas en 1996.
Ello, para reflejar la experiencia acumulada por los cambios ocurridos en materia de blanqueo de capitales.
Por su parte, las 40 recomendaciones son el marco básico de la lucha contra el blanqueo de capitales y han sido
concebidas para su aplicación universal. Abarcan los sistemas jurídico-penal; el policial; el financiero y su
reglamentación, así como la cooperación internacional.
El GAFI reconoció –desde el principio– que dado que los países tienen sistemas jurídicos y financieros diferentes, es
casi imposible que pudiesen adoptar las mismas medidas.
Por tanto, las 40 recomendaciones constituyen los principios de acción en materia de blanqueo de capitales que los
países deben aplicar, de acuerdo con sus circunstancias particulares y su marco constitucional, dejando cierta
flexibilidad en su aplicación, en lugar de obligarlos a cumplir con todos los detalles.
Cabe destacar que las medidas que propone no son especialmente complicadas o difíciles, siempre que exista
voluntad política para actuar. Tampoco comprometen la libertad para efectuar operaciones lícitas ni amenazan el
desarrollo económico.
Los países que conforman el GAFI están comprometidos claramente a acatar la disciplina de estar sujetos a una
vigilancia multilateral y a evaluaciones mutuas.
Así, la aplicación de las 40 recomendaciones por parte de los países miembros se supervisa a través de un doble
enfoque: un ejercicio anual de autoevaluación, y un proceso más detallado de evaluación mutua, según el cual cada país
miembro está sujeto a un examen sobre el terreno.
Además, el GAFI realiza exámenes horizontales de las medidas adoptadas para aplicar determinadas
recomendaciones. Estas disposiciones son esenciales para el establecimiento de un marco eficaz contra el blanqueo de
capitales.
Las 40 recomendaciones de abril de 1990 se encuentran agrupadas en cuatro bloques:

Rol de los ordenamientos jurídicos nacionales en la
Principios generales
lucha contra el blanqueo de capitales
Insistencia sobre la cooperación internacional en el
Rol del sistema financiero
tema

El primer bloque señala los principios generales recomendados a los Estados, entre ellos: (i) ratificar la Convención
de Viena contra el tráfico de estupefacientes y sustancias psicotrópicas; (ii) eliminar impedimentos como el secreto
bancario o el profesional, los cuales impidan que las entidades financieras apliquen las recomendaciones, y (iii)
intensificar la cooperación multilateral y la ayuda mutua judicial en los procedimientos que se sigan por esta causa
(comprende las recomendaciones 1 a 3).
El segundo bloque se refiere al rol de los ordenamientos jurídicos nacionales en la lucha contra el blanqueo de
capitales, induciendo a los Estados a incorporar en sus ordenamientos jurídicos algunos “tipos penales” contra el
blanqueo de capitales, no limitándose al tráfico de drogas y a sus beneficios, sino abarcando todos aquéllos derivados de
cualquier infracción grave (comprende las recomendaciones 4 a 7).
A causa de lo anterior, prevalecían dos tendencias en la comunidad internacional:
a) Aquellos países que solamente pretendían penalizar los delitos cuyo alcance y proyección tenían carácter
internacional, es decir, delitos muy significativos con verdadera conciencia generalizada para su persecución, como el
tráfico de drogas, el terrorismo o el tráfico de armas.
b) Y los Estados partidarios de extender el delito de blanqueo de capitales a todos los delitos graves, con
independencia de sus características y peculiaridades nacionales.
independencia de sus características y peculiaridades nacionales.
El problema para llegar a un consenso era el distinto tratamiento que algunos de estos delitos tenían en las
legislaciones nacionales. Así, por ejemplo, las infracciones fiscales no tenían la consideración de “delito” en Suiza;
mientras que las mismas conductas podían constituir un “delito grave” en España.
Pese a ello, los EUA –el principal precursor de este tratamiento expansivo de los delitos de blanqueo– en este
momento aún mantienen algunas ventajas fiscales en distintos Estados.
En la actualización de la recomendación 4, mediante las notas interpretativas publicadas con posterioridad, se
especifica que deberían ser calificados como “delitos graves” aquellos que generen un significativo volumen de
beneficio. Este apartado también incluía la recomendación 7 para poner en marcha las medidas legislativas necesarias,
por parte de los Estados, para poder perseguir y decomisar el producto de los delitos de blanqueo.
Por su parte, el tercer apartado comprende la participación del sistema financiero en la lucha contra el blanqueo de
capitales, siendo este grupo el que contiene las recomendaciones y las reglas de mayor relevancia sobre la identificación
de los clientes, la custodia y la conservación de los documentos generados por las operaciones realizadas (abarca las
recomendaciones de la 8 a la 29).
Dado que la identificación de las personas físicas mediante sus documentos de identidad personal no presenta
complejidades, el problema reside en la interposición de apoderados autorizados y testaferros, a través de quienes
queda oculta la verdadera personalidad del beneficiario de los fondos, por lo cual se recomienda la prohibición de las
cuentas anónimas y bajo nombres ficticios.
Además, prevalece una mayor complejidad en la identificación de las personas morales, sobre todo aquéllas
conocidas como sociedades “pantalla” las cuales pueden ser constituidas a través de intermediarios como abogados,
contadores, administradores, asesores financieros y apoderados que gestionan por cuenta ajena este tipo de sociedades.
Asimismo, existen dos instituciones jurídicas que justifican la actuación de los participantes en las operaciones,
entidades financieras y clientes, como lo son el “secreto bancario” y el “secreto profesional” que privilegia las relaciones
con algunos de estos intermediarios, por ejemplo, los abogados.
Debido a ello, las recomendaciones de la 14 a la 19 solicitan mayor cooperación y diligencia a las entidades
financieras en el tratamiento de las operaciones especiales, complejas, inhabituales o sospechosas, así como la exención
de responsabilidades civil y penal en favor de los directivos y empleados bancarios encargados de la denuncia de las
operaciones irregulares o sospechosas.
De esa manera, las recomendaciones de ese bloque también cumplen con prevenir:
a) Del problema de los países cuyas disposiciones legales contra el blanqueo de capitales son insuficientes o
simplemente no existen, específicamente en la implementación de las directrices a sucursales o filiales ubicadas en el
extranjero.
b) Sobre las relaciones de negocios y transacciones con personas físicas y morales que operan en estos países con
supervisión débil o inexistente.
Y aconsejan:
a) Extremar la vigilancia o detección del transporte transfronterizo de efectivo o instrumentos de pago al portador.
b) Establecer la obligación de presentar información sobre las operaciones que superen un determinado monto.
c) Crear un organismo central que concentre toda la información y el acceso a ella.
d) Impulsar el desarrollo de técnicas que sustituyan el manejo de efectivo, tales como cheques, tarjetas de pago,
abono automatizado en cuentas, anotaciones en cuenta de las operaciones de valores, etcétera.
e) La creación y actuación de autoridades supervisoras nacionales en apoyo de las instituciones financieras en todas
las facetas de la prevención.
El cuarto bloque de recomendaciones (de la 30 a la 40) está dirigido a reforzar la cooperación internacional,
estableciendo para ello dos tipos, a saber:

Cooperación de tipo administrativa Cooperación de tipo judicial
A través de:
La creación de un registro por las autoridades nacionales Convenios  y  Tratados  internacionales  en
de  los  flujos  internacionales  de  dinero  en  efectivo,  en materia  de  decomiso,  asistencia  mutua  y
todo  tipo  de  divisas;  la  mejora  de  los  intercambios  de extradición
información sobre las operaciones sospechosas

En 1996 se actualizaron las 40 recomendaciones, y en esa revisión se modificaron varios puntos, entre los cuales
resaltan los siguientes:
a) La extensión de los delitos de blanqueo de capitales a todas aquellas infracciones graves que generen una cantidad
importante de dinero (nota interpretativa a la recomendación 4).
importante de dinero (nota interpretativa a la recomendación 4).
b) La inclusión de empresas no financieras, pero que tienen actividades financieras como posibles medios de
blanqueo de dinero, citando expresamente a las compañías de seguros y, en específico, a los seguros de vida y otras
formas de inversión propias de estas sociedades (nota interpretativa a la recomendación 8).
c) Las casas de cambio que realizan operaciones de cambio de moneda al por menor. Sería deseable que las
autoridades competentes supieran quiénes son las personas físicas o morales dedicadas a esta actividad, o bien, requerir
una autorización formal para ejercer ésta, y someterlas a las mismas obligaciones que las entidades financieras (nota
interpretativa a las recomendaciones 8 y 9).
d) Vigilancia especial por parte de las entidades financieras en lo que se refiere a establecer la identidad y el control
real de las sociedades que operan de manera anónima, así como en la comunicación sobre operaciones sospechosas, aun
las relacionadas con cuestiones fiscales (nota interpretativa a las recomendaciones 11 y 15).
e) Examen especial sobre las transacciones interbancarias y entre grupos financieros (nota interpretativa a la
recomendación 14).
f) Establecer la obligación de informar sobre las transacciones transfronterizas superiores a un determinado monto,
así como los envíos inhabituales de dinero, instrumentos monetarios, metales o piedras preciosas (nota interpretativa a
la recomendación 22).
g) Explicación del concepto de “entrega vigilada” y su utilización como técnica para la investigación y obtención de
pruebas sobre las operaciones internacionales de blanqueo de capitales (nota interpretativa a la recomendación 36).
Por otra parte, el informe de 1996 destacó la potencialidad del uso de las nuevas tecnologías como instrumento de
blanqueo de capitales. Los medios de pago electrónicos, la banca electrónica e Internet permitían el anonimato de las
operaciones, además de su inmediatez y seguridad. Sin embargo, pese a esta advertencia, no se ha apreciado hasta la
fecha un uso intensivo de estos medios como instrumentos de blanqueo.
Aunado a la revisión de 1996, en los años 2000 y 2002 el GAFI inició un examen general para determinar si las
recomendaciones estaban al día y ofrecían medidas efectivas.
Así, la última revisión de las 40 recomendaciones incorporó los cambios introducidos el 20 de junio de 2003 y el 22
de octubre de 2004, en donde se constata el aumento de sofisticadas técnicas de blanqueo, tales como el uso de personas
morales para encubrir la titularidad real de los bienes y el aumento en la contratación de profesionales para obtener
asesoramiento y asistencia en el lavado de fondos delictivos. Se señala también la ampliación de la normativa a los actos
relacionados con la financiación del terrorismo.

RECOMENDACIONES DEL GAFI
A. POLÍTICAS Y COORDINACIÓN ALA/CFT
1. Evaluación de riesgos y aplicación de un enfoque basado en riesgo

2. Cooperación y coordinación nacional
B. LAVADO DE ACTIVOS Y DECOMISO
3. Delito de lavado de activos

4. Decomiso y medidas provisionales
C. FINANCIAMIENTO DEL TERRORISMO Y FINANCIAMIENTO DE LA PROLIFERACIÓN
5. Delito de financiamiento del terrorismo
6. Sanciones financieras dirigidas relacionadas al terrorismo y al financiamiento del terrorismo
7. Sanciones financieras dirigidas relacionadas a la proliferación

8. Organizaciones sin fines de lucro
D. MEDIDAS PREVENTIVAS
9. Leyes sobre el secreto de las instituciones financieras
DEBIDA DILIGENCIA Y MANTENIMIENTO DE REGISTROS
10. Debida diligencia del cliente
11. Mantenimiento de registros
MEDIDAS ADICIONALES PARA CLIENTES Y ACTIVIDADES ESPECÍFICAS
12. Personas expuestas políticamente
13. Banca corresponsable
14. Servicios de transferencia de dinero o valores
15. Nuevas tecnologías
16. Transferencias electrónicas
DEPENDENCIA, CONTROLES Y GRUPOS FINANCIEROS
17. Dependencia en terceros
18. Controles internos y filiales y subsidiarias
19. Países de mayor riesgo
REPORTE DE OPERACIONES SOSPECHOSAS
20. Reporte de operaciones sospechosas
21. Revelación (tipping­off) y confidencialidad
ACTIVIDADES Y PROFESIONES NO FINANCIERAS DESIGNADAS
22. APNFD: Debida diligencia del cliente
23. APNFD: Otras medidas
E. TRANSPARENCIA Y BENEFICIARIO FINAL DE PERSONAS JURÍDICAS Y OTRAS
ESTRUCTURAS JURÍDICAS
24. Transparencia y beneficiario final de las personas jurídicas

25. Transparencia y beneficiario final de otras estructuras jurídicas
F. FACULTADES Y RESPONSABILIDADES DE AUTORIDADES COMPETENTES Y OTRAS MEDIDAS
INSTITUCIONALES
REGULACIÓN Y SUPERVISIÓN
26. Regulación y supervisión de las instituciones financieras
27. Facultades de los supervisores
28. Regulación y supervisión de las APNFD
OPERATIVO Y ORDEN PÚBLICO
29. Unidades de inteligencia financiera
30. Responsabilidades de las autoridades de orden público e investigativas
31. Facultades de las autoridades de orden público e investigativas
32. Transporte de efectivo
REQUISITOS GENERALES
33. Estadísticas
34. Guía y retroalimentación
SANCIONES
35. Sanciones
G. COOPERACIÓN INTERNACIONAL
36. Instrumentos internacionales
37. Asistencia legal mutua
38. Asistencia legal mutua: congelamiento y decomiso
39. Extradición
40. Otras formas de cooperación internacional

1.4. MEDIDAS PREVENTIVAS EN EL SISTEMA FINANCIERO

1.4.1. SISTEMA FINANCIERO MEXICANO

El sistema financiero de todo país es una de las actividades de mayor importancia, debido a que es el medio por el
cual se realizan todas las transacciones que mueven a la economía nacional, como un reflejo de la producción y
comercialización de bienes y la prestación de servicios de los sectores público, privado y social.
La vigilancia, supervisión y autorización del sistema financiero mexicano está a cargo del Poder Ejecutivo Federal, a
través de la SHCP, con el auxilio de órganos desconcentrados comprendidos en las diversas comisiones que tienen a su
cargo la regulación de los sectores que se muestran en el cuadro siguiente.

Dentro del sistema financiero mexicano, entonces, tenemos que la autoridad máxima es la SHCP, auxiliada por
órganos desconcentrados que se encargan de autorizar, vigilar y supervisar las operaciones de las entidades financieras,
como son: la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) y la
Comisión Nacional del Sistema del Ahorro para el Retiro (CONSAR).

1.4.1.1. ENTIDAD FINANCIERA

La Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR), en su artículo 7, párrafo tercero, señala quiénes conforman el sistema
financiero, mientras que el Código fiscal de la Federación (CFF) en su artículo 15-C hace referencia al concepto de
entidad financiera, en los términos siguientes:
Para los efectos de este Código, se entenderá como entidad financiera a las instituciones de crédito,
instituciones de seguros que ofrecen seguros de vida, administradoras de fondos para el retiro,
uniones de crédito, casas de bolsa, sociedades financieras populares, sociedades de inversión en renta
variable, sociedades de inversión en instrumentos de deuda, sociedades operadoras de sociedades de
inversión y sociedades que presten servicios de distribución de acciones de sociedades de inversión.

Para ser consideradas como entidades financieras, las sociedades cooperativas de ahorro y
préstamo autorizadas para operar en los términos de la Ley para Regular las Actividades de las
Sociedades de Ahorro y Préstamo deberán cumplir con todas las obligaciones aplicables a las
entidades financieras señaladas en el párrafo anterior.

Así, toda entidad financiera –como institución jurídica– tiene su nacimiento en la respectiva ley que le da origen,
facultades y funciones específicas.

1.4.1.2. TIPOS DE ENTIDADES FINANCIERAS

a) Sociedades controladoras de grupos financieros.


b) Casas de bolsa.
c) Instituciones de crédito.
d) Especialistas bursátiles.
e) Bolsas de valores.
f) Sociedades de inversión.
g) Sociedades operadoras de sociedades de inversión.
h) Sociedades distribuidoras de acciones de sociedades de inversión.
i) Almacenes generales de depósito.
j) Uniones de crédito.
k) Arrendadoras financieras.
l) Empresas de factoraje financiero.
m) Sociedades de ahorro y préstamo.
n) Casas de cambio.
ñ) Sociedades financieras de objeto múltiple.
o) Instituciones para el depósito de valores.
p) Contrapartes centrales.
q) Instituciones calificadoras de valores.
r) Sociedades de información crediticia.
s) Personas que operen con el carácter de entidad de ahorro y crédito popular.
t) Instituciones y fideicomisos públicos que realicen actividades financieras y respecto de las cuales la Comisión
ejerce facultades de supervisión.
v) Organismos de integración como pueden ser las Federaciones y Confederaciones a que se refiere la Ley de Ahorro
y Crédito Popular (LACP).

1.4.1.3. OBLIGACIONES DE LAS ENTIDADES FINANCIERAS SOBRE PREVENCIÓN Y DETECCIÓN DE LAVADO DE


DINERO

Las obligaciones que debe cumplir toda entidad financiera del sistema financiero mexicano son dos: la primera es
establecer medidas y procedimientos para prevenir y detectar actos y omisiones que involucren recursos de
procedencia ilícita, y la segunda, presentar a la SHCP por medio de la CNBV los informes sobre los actos, operaciones y
servicios que realicen con clientes y usuarios, así como con miembros del consejo de administración, directores,
funcionarios, empleados y apoderados.
Las anteriores son obligaciones que emanan de las 40 recomendaciones del GAFI, y que poco a poco se han ido
introduciendo en las leyes específicas que dan origen a cada una de las entidades financieras, tal y como se muestra en
el cuadro siguiente.

Artículo que regula la obligación de implementar medidas de prevención y detección de lavado de
dinero en el sistema financiero mexicano
Entidad financiera Ley específica Artículo
1 Instituciones de Crédito Ley de Instituciones de Crédito Artículo 115
2 Sociedades Financieras Populares Ley de Ahorro de Crédito Popular Artículo 124
3 Sociedad  Cooperativa  de  Ahorro  y Ley  para  Regular  las  Actividades  de
Préstamo la  Sociedad  Cooperativa  de Ahorro  y Artículo 71
Préstamo
4 Instituciones,  sociedades  y  agentes  de Ley  de  Instituciones  de  Seguros  y
Artículo 492
seguros y fianzas Fianzas
5 Administradoras  de  Fondos  para  el Ley de los Sistemas de Ahorro para el
Retiro  (AFORE),  Sociedades  de Retiro
Artículo 108­Bis
Inversión  Especializadas  de  Fondos
para el Retiro (SIEFORE)
6 Sociedades  de  Inversión,  Sociedades Ley de Fondos de Inversión
Operadoras  de  Sociedades  de Artículo 91
Inversión
7 Uniones de Crédito Ley de Uniones de Crédito Artículo 129
8 Sociedades  Financieras  de  Objeto Ley  General  de  Organizaciones  y
Múltiples,  centros  cambiarios  y Actividades Auxiliares del Crédito Artículo 95­Bis
dispersores de dinero
9 Casas de Bolsa Ley del Mercado de Valores Artículo 212
1.4.1.4. INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN

Las autoridades financieras están obligadas a proporcionar información a autoridades financieras del exterior.
Las instituciones de crédito podrán intercambiar información en términos de las disposiciones de carácter general a
que se refiere el artículo 115 de la Ley de Instituciones de Crédito (LIC), con el objetivo de fortalecer las medidas para
prevenir y detectar actos, omisiones u operaciones que pudieran favorecer, prestar ayuda, auxilio o cooperación de
cualquier especie para la comisión de los delitos previstos en los artículos 139 y 148-Bis del Código Penal Federal (CPF), o
que pudieran ubicarse en los supuestos del artículo 400-Bis del mismo Código.
El cumplimiento de las obligaciones y el intercambio de información a que se refiere este artículo no implicarán
transgresión alguna a lo establecido en el artículo 142 de la LIC.
Se muestra tal obligación en las demás entidades financieras en el cuadro siguiente:

Artículo que regula la obligación de intercambiar información para fortalecer las medidas de
prevención y detección de lavado de dinero en el sistema financiero mexicano
Entidad financiera Ley específica Artículo
1 Instituciones de Crédito Ley de Instituciones de Crédito Artículo 115­A
2 Sociedades Financieras Populares Ley de Ahorro de Crédito Popular Artículo 122­A
3 Sociedad  Cooperativa  de  Ahorro  y Ley para Regular las Actividades de la
Préstamo Sociedad  Cooperativa  de  Ahorro  y Artículo 70
Préstamo
4 Instituciones,  sociedades  y  agentes  de Ley  de  Instituciones  de  Seguros  y
Artículo 493
seguros y fianzas Fianzas
5 Uniones de Crédito Ley de Uniones de Crédito Artículo 129
6 Sociedades  Financieras  de  Objeto Ley  General  de  Organizaciones  y Artículo 95­Bis
Múltiples,  centros  cambiarios  y Actividades Auxiliares del Crédito
dispersores de dinero

1.4.2. AUTORIDADES FINANCIERAS

1.4.2.1. SECRETARÍA DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO

La SHCP es parte de la Administración Pública Federal (APF) centralizada, por lo que la Ley Orgánica de la
Administración Pública Federal (LOAPF), en su artículo 31, menciona que corresponde a esta secretaría el despacho de
los siguientes asuntos, entre otros:

Artículo 31. ...

...

VII. Planear, coordinar, evaluar y vigilar el sistema bancario del país, que comprende al Banco
Central, a la Banca Nacional de Desarrollo y las demás instituciones encargadas de prestar el servicio
de banca y crédito;

VIII. Ejercer las atribuciones que le señalen las leyes en materia de seguros, fianzas, valores y de
organizaciones y actividades auxiliares del crédito.

Ahora bien, la misma LOAPF, en su artículo 17, señala:


Para la más eficaz atención y eficiente despacho de los asuntos de su competencia, las Secretarías
de Estado podrán contar con órganos administrativos desconcentrados que les estarán
jerárquicamente subordinados y tendrán facultades específicas para resolver sobre la materia y
dentro del ámbito territorial que se determine en cada caso, de conformidad con las disposiciones
legales aplicables.

Lo anterior es el fundamento legal de la intervención y participación de la CNBV, la CNSF y la CONSAR.


1.4.2.2. COMISIÓN NACIONAL BANCARIA Y DE VALORES

Esta Comisión, como órgano desconcentrado de la SHCP, jerárquicamente subordinado a ella, con autonomía técnica
y facultades ejecutivas, ejercerá para la consecución de su objeto las atribuciones que le confieren su propia ley, las
leyes relativas al sistema financiero mexicano, así como las demás leyes, reglamentos y disposiciones administrativas
aplicables.

Objeto

La CNBV tendrá por objeto supervisar y regular en el ámbito de su competencia a las entidades integrantes del
sistema financiero mexicano, para procurar su estabilidad y correcto funcionamiento, así como mantener y fomentar el
sano y equilibrado desarrollo de ese sistema en su conjunto, en protección de los intereses del público.
Asimismo, se encargará de supervisar y regular a las personas físicas y personas morales, cuando realicen
actividades previstas en las leyes relativas al citado sistema financiero.
Para ello, los organismos o entidades financieras integrantes del sistema financiero mexicano son:
a) Las sociedades controladoras de grupos financieros, instituciones de crédito, casas de bolsa, especialistas
bursátiles, bolsas de valores, sociedades de inversión, sociedades operadoras de sociedades de inversión, sociedades
distribuidoras de acciones de sociedades de inversión, almacenes generales de depósito, uniones de crédito,
arrendadoras financieras, empresas de factoraje financiero, sociedades de ahorro y préstamo, casas de cambio,
sociedades financieras de objeto limitado, sociedades financieras de objeto múltiple reguladas, sociedades financieras
populares, instituciones para el depósito de valores, contrapartes centrales, instituciones calificadoras de valores,
sociedades de información crediticia, sociedades financieras comunitarias sujetas a la supervisión de la CNBV y los
organismos de integración financiera rural, así como otras instituciones y fideicomisos públicos que realicen actividades
financieras y respecto de los cuales la Comisión ejerza facultades de supervisión, todas ellas constituidas conforme a las
leyes mercantiles y financieras.
b) Las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo, sujetas a la supervisión de la CNBV, a que se refiere la Ley
para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (LRASCAP), integrantes del sector
social.
• A las federaciones a que se refiere la Ley de Ahorro y Crédito Popular (LACP).
• Al fondo de protección a que se refiere la LRASCAP, así como al referido en la LACP.
• Los centros cambiarios y transmisores de dinero que refiere la Ley General de Organizaciones y Actividades
Auxiliares del Crédito (LGOAAC).

Facultades de la CNBV referentes a las entidades financieras


a) Realizar la supervisión de las entidades financieras, así como de las personas físicas y demás personas morales
cuando realicen actividades previstas en las leyes relativas al sistema financiero.
b) En el caso de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SCAP), supervisará únicamente a las que
correspondan al Nivel I al IV, conforme lo estipula la LRASCAP.
c) Expedición de normas respecto de la información que deberán proporcionarle periódicamente las entidades
financieras.
d) Investigar aquellos actos de personas físicas, así como de personas morales que, no siendo entidades del sector
financiero, hagan suponer la realización de operaciones violatorias de las leyes que rigen a las citadas entidades,
pudiendo al efecto ordenar visitas de inspección a los presuntos responsables.
e) Ordenar la suspensión de operaciones, así como intervenir administrativa o gerencialmente, según se prevea en
las leyes, la negociación, empresa o establecimientos de personas físicas o a las personas morales que, sin la
autorización correspondiente, realicen actividades que la requieran en términos de las disposiciones que regulan a las
entidades del sector financiero, o bien, proceder a la clausura de sus oficinas, de conformidad con lo establecido en las
leyes que las rigen.
f) Certificar a los auditores externos independientes y demás profesionales con el objetivo de que presten sus
servicios a las entidades y personas sujetas a la supervisión de la CNBV, para la verificación del cumplimiento de las
leyes financieras en materia de prevención, detección y reportes de actos, omisiones u operaciones relacionadas con el
terrorismo, terrorismo internacional y el lavado de dinero, por parte de las entidades financieras y personas
obligadas a tal régimen.
g) Así también para certificar a auditores y demás profesionales con la finalidad de que participen con la CNBV
cuando ésta los contrate, para la verificación del cumplimiento de las leyes financieras. Dicha certificación se debe
renovar cada cinco años.
h) Realizar, a solicitud de la SHCP y del Ministerio Público Federal, actividades de investigación como apoyo en las
entidades financieras y demás personas sujetas a supervisión con la finalidad de detectar recursos y obtención de
información para efectos de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de
Procedencia Ilícita (LFPIORPI), así como la persecución de las conductas que pudieran favorecer, prestar ayuda, auxilio
o cooperación de cualquier manera para la comisión de delitos de terrorismo, terrorismo internacional o lavado de
dinero.
Para esto, la CNBV entregará un informe a la SHCP y al Ministerio Público Federal del resultado de las
investigaciones. La investigación y la presentación de la investigación no transgrede el secreto financiero contemplado
en las leyes financieras.
a) Celebrar convenios de intercambio de información que no sea reservada o confidencial, con instituciones de
investigación o docencia públicas o privadas, para fines académicos y de difusión del sistema financiero mexicano.
b) Llevar el registro de centros cambiarios y de transmisores de dinero y, en su caso, modificar o cancelar las
inscripciones o anotaciones que se contenga en esos registros.

Obligaciones de las entidades ante la CNBV


Las entidades sujetas a la supervisión de la CNBV estarán obligadas a proporcionarle los datos, informes, registros,
libros de actas auxiliares, documentos, correspondencia y, en general, la información que la misma estime necesaria en
la forma y términos que les señale, así como a permitirle el acceso a sus oficinas, locales y demás instalaciones.

Funciones
Supervisión: Tendrá por objeto evaluar los riesgos a que están sujetas las entidades financieras, sus sistemas de
control y la calidad de su administración, a fin de procurar que las mismas mantengan una adecuada liquidez, sean
solventes, estables y, en general, se ajusten a las disposiciones que las rigen, a los usos y sanas prácticas de los mercados
financieros.
Asimismo, por medio de la supervisión se evaluarán de manera consolidada los riesgos de entidades financieras
agrupadas o que tengan vínculos patrimoniales, así como en general el adecuado funcionamiento del sistema
financiero.
Inspección: Se efectuará a través de visitas la verificación de operaciones y auditoría de registros y sistemas en las
instalaciones o equipos automatizados de las entidades financieras para comprobar el estado en que se encuentran estas
instalaciones o equipos automatizados de las entidades financieras para comprobar el estado en que se encuentran estas
últimas.
Vigilancia: Se realizará por medio del análisis de la información económica y financiera, a fin de medir posibles
efectos en las entidades financieras y en el sistema financiero en su conjunto.
También la vigilancia comprende el análisis de la información del establecimiento, de aplicar controles preventivos
para verificar el cumplimiento de las leyes financieras, y de disposiciones en materia de prevención, detección y reporte
de actos, omisiones u operaciones que pudiesen ubicarse dentro de los supuestos de terrorismo, terrorismo
internacional y lavado de dinero.
Prevención y corrección: Esto se efectuará mediante el establecimiento de programas, de cumplimiento forzoso para
las entidades financieras, tendentes a eliminar irregularidades. Asimismo, esos programas se establecerán cuando las
entidades presenten desequilibrios financieros que pudiesen afectar su liquidez, solvencia o estabilidad, pudiendo en
todo caso instrumentarse mediante acuerdo con las propias entidades. El incumplimiento de los programas podrá dar
lugar al ejercicio de la facultad de intervención, ya sea administrativa o gerencialmente.
La CNBV, con el objetivo de transparentar las operaciones y apoyar el desarrollo de las entidades financieras,
publicará la información contable y financiera al público en general, para dar a conocer el desempeño de las entidades
y propiciar la confianza y protección de los ahorradores, con lo cual demostrará también que está efectuando sus
labores de supervisión y vigilancia.

1.4.2.3. COMISIÓN NACIONAL DE SEGUROS Y FIANZAS

El Reglamento Interior de la CNSF, en su artículo 1, señala:


La Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, en lo sucesivo la Comisión, como órgano
desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ejercerá las facultades y atribuciones
que le confieren la Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros, la Ley Federal de
Instituciones de Fianzas, así como otras leyes, reglamentos y disposiciones aplicables.
La finalidad de la CNSF es supervisar, de manera eficiente, que la operación de los sectores se apegue al marco
normativo, preservando la solvencia y estabilidad financiera de las instituciones, para garantizar los intereses del
público usuario, así como promover el sano desarrollo de estos sectores, con el propósito de extender la cobertura de
sus servicios a la mayoría de la población.
La función supervisora de la CNSF debe operar bajo principios de eficiencia, eficacia y calidad, acordes con los
estándares internacionales en la materia, con el objetivo de coadyuvar a la estabilidad y solvencia financiera de las
industrias aseguradora y afianzadora, como elemento para estimular la seguridad y confianza del público usuario de
estos servicios financieros.

1.4.2.4. COMISIÓN NACIONAL DEL SISTEMA DE AHORRO PARA EL RETIRO

El Reglamento Interior de la CONSAR, en su artículo 1, señala:


La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, como órgano administrativo
desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, tendrá las facultades que le confieren
las leyes de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, del Seguro Social, del Instituto de Seguridad y
Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado y del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para
los Trabajadores, así como otras disposiciones aplicables, en los términos de dichos ordenamientos.

El reglamento tiene por objeto definir la organización, estructura y facultades de las unidades administrativas de la
CONSAR, para el ejercicio de sus funciones de coordinación, regulación, supervisión y vigilancia del Sistema de Ahorro
para el Retiro (SAR).
El SAR es aquel que está regulado por las leyes de seguridad social, las cuales prevén que las aportaciones de los
trabajadores, de los patrones y del Estado sean manejadas a través de cuentas individuales propiedad de los
trabajadores, con el objetivo de acumular saldos, mismos que se aplicarán para fines de previsión social o para la
obtención de pensiones o como complemento de éstas.
Una de las facultades de la CONSAR la invoca el artículo 175 de la Ley del Seguro Social (LSS), el cual señala que la
individualización y administración de los recursos de las cuentas individuales para el retiro estará a cargo de las
Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORE), por lo que éstas deberán contar, para su constitución y
funcionamiento, con una autorización de la CONSAR, sujetándose en cuanto a su contabilidad, información, sistemas de
comercialización y publicidad, a los términos de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro (LSAR).
En todo caso, esa ley dispondrá los requisitos de constitución, entre los que se incluirán las disposiciones relativas a
impedir el conflicto de intereses sobre el manejo de los fondos respecto de la participación de las asociaciones gremiales
del sector productivo y de las entidades financieras.

Facultades de la CONSAR
La CONSAR tendrá, entre otras, las facultades siguientes:
a) Regular mediante la expedición de disposiciones de carácter general lo relativo a la operación de los sistemas de
ahorro para el retiro, la recepción, depósito, transmisión y administración de las cuotas y aportaciones correspondientes
a tales sistemas, así como la transmisión, manejo e intercambio de información entre las dependencias y entidades de la
APF, los institutos de seguridad social y los participantes en los referidos sistemas, determinando los procedimientos a
seguir para su buen funcionamiento.
b) Expedir las disposiciones de carácter general a las que habrán de sujetarse los participantes en los sistemas de
ahorro para el retiro en cuanto a su constitución, organización, funcionamiento, operaciones y participación en los
sistemas de ahorro para el retiro. Tratándose de las instituciones de crédito, esta facultad se aplicará en lo conducente.
c) Emitir en el ámbito de su competencia la regulación prudencial a que se sujetarán los participantes en los
sistemas de ahorro para el retiro.
d) Emitir reglas de carácter general para la operación y pago de los retiros programados.
e) Establecer las bases de colaboración entre las dependencias y entidades públicas participantes en la operación de
los sistemas de ahorro para el retiro.
f) Otorgar, modificar o revocar las autorizaciones a que se refiere la ley, a las administradoras y sociedades de
inversión.
g) Realizar la supervisión de los participantes en los sistemas de ahorro para el retiro.
Tratándose de las instituciones de crédito, la supervisión se realizará exclusivamente en relación con su
participación en los sistemas de ahorro para el retiro.
La CNBV, la CNSF y la CONSAR, de común acuerdo, establecerán las bases de colaboración para el ejercicio de sus
funciones de supervisión, tales como:
a) Administrar y operar, en su caso, la Base de Datos Nacional SAR.
b) Imponer multas y sanciones, así como emitir opinión a la autoridad competente en materia de los delitos
previstos en la ley.
c) Actuar como órgano de consulta de las dependencias y entidades públicas, en todo lo relativo a los sistemas de
ahorro para el retiro, con excepción de la materia fiscal.
d) Celebrar convenios de asistencia técnica.
e) Dictar reglas de carácter general para determinar la manera en la cual las administradoras deberán remunerar a
sus agentes promotores, ya sea que éstos tengan una relación laboral con la administradora, le presten sus servicios a
través de terceros o sean independientes.
f) Rendir un informe trimestral al Congreso de la Unión sobre la situación que guardan los sistemas de ahorro para
el retiro, en el que se deberán considerar los apartados específicos sobre:

• Las carteras de inversión de las sociedades de inversión.


• La adquisición de valores extranjeros.
• Las medidas adoptadas por la CONSAR para proteger los recursos de los trabajadores.
• Información estadística de los trabajadores registrados en las administradoras.
• Información desagregada por administradora relativa a los montos de rendimiento neto, de rendimiento neto real,
los pagados a los trabajadores, al cobro de comisiones y, en caso de presentarse minusvalías, el monto de éstas y el
porcentaje que corresponda por tipo de inversión.

g) Establecer medidas para proteger los recursos de los trabajadores cuando se presenten circunstancias atípicas en
los mercados financieros, así como dictar reglas para evitar prácticas que se aparten de los sanos usos comerciales,
bursátiles o del mercado financiero.
h) Dar a conocer a la opinión pública reportes sobre comisiones, número de trabajadores registrados en las
administradoras, estado de situación financiera, estado de resultados, composición de cartera y rentabilidad de las
sociedades de inversión, cuando menos de manera trimestral.
i) Elaborar y publicar estadísticas y documentos relacionados con los sistemas de ahorro para el retiro.

1.4.2.5. COORDINACIÓN ENTRE AUTORIDADES FINANCIERAS

La CNSF, la CONSAR, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros
(Condusef), el Banco de México (Banxico) y el Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB), a petición de la
CNBV, deben de coordinarse para realizar las visitas en el ejercicio de sus facultades de supervisión que han de
efectuarse en las entidades financieras que se pretendan visitar para el siguiente ejercicio:
a) A más tardar el 15 de noviembre de cada año, cuando se refiera a visitas ordinarias, y
b) El 15 de diciembre, como fecha límite, se acordarán las visitas que habrán de practicarse de manera conjunta con
alguna de las demás autoridades financieras.
En los casos en que alguna de las autoridades financieras detecte alguna posible anomalía, en el ejercicio de sus
facultades de supervisión, lo hará del conocimiento de ésta.

1.4.3. DECRETO DE MEDIDAS PREVENTIVAS Y DE DETECCIÓN OBLIGATORIA PARA LAS ENTIDADES FINANCIERAS

Como consecuencia de las convenciones de Viena y de Palermo, las recomendaciones del GAFI y el compromiso que
tiene México como Estado miembro, se han hecho las reformas pertinentes a las leyes financieras en materia de lavado
de dinero.
Sin duda, el sistema financiero mexicano ha sido vulnerable al lavado de dinero pese a la aplicación de los
procedimientos obligatorios de detección e identificación de recursos procedentes de actividades ilícitas.
Como ya se comentó, México se rige por los compromisos a nivel internacional mediante las convenciones de Viena
y de Palermo, de la ONU, por lo que en cumplimiento con esos compromisos se han hecho las reformas a leyes y
reglamentos en el área financiera.
Así, tenemos que en específico el sistema financiero mexicano adoptó las 40 recomendaciones del GAFI, y una parte
de ellas se cumple con:
a) La reforma a diversas leyes financieras publicada en el DOF del 28 de enero de 2004.
b) Las reglas de carácter general que debe cumplir cada una de las entidades financieras, de acuerdo con sus
características operativas y grado de riesgo de ser utilizadas para el lavado de dinero.
c) Los sistemas de información utilizados por las entidades financieras para el reporte de operaciones inusuales.
La parte toral se encuentra en el establecimiento de medidas y procedimientos para prevenir y detectar actos,
omisiones y operaciones que involucren recursos de procedencia ilícita, así como en la presentación de informes a la
SHCP, mediante la CNBV, sobre actos, operaciones y servicios que realicen con miembros del consejo de administración,
directivos, funcionarios, empleados y apoderados, así como con clientes y usuarios.
De lo anterior se desprende el “cómo y cuándo”, mediante su normatividad, reflejados en procedimientos
publicados en el DOF mediante reformas a las leyes financieras y sus reglamentos, a las reglas de carácter general y a los
acuerdos.
Como un ejemplo ilustrativo de lo que fue la reforma del citado decreto, a continuación se muestra la relativa a las
instituciones de crédito, pues para las demás entidades financieras la misma es similar:
DECRETO por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de
Instituciones de Crédito; de la Ley de Ahorro y Crédito Popular; de la Ley de los Sistemas de
Ahorro para el Retiro; de la Ley Federal de Instituciones de Fianzas; de la Ley General de
Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros; de la Ley del Mercado de Valores; de la Ley
de Sociedades de Inversión, y de la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del
Crédito

(Publicado en el DOF del 28 de enero de 2004)

ARTÍCULO PRIMERO. Se REFORMA el artículo 115, párrafos tercero al sexto, y se ADICIONA


dicho artículo 115 con los párrafos séptimo al duodécimo de la LIC, para quedar como sigue:

Artículo 115. ...

Las instituciones de crédito…, en términos de las disposiciones de carácter general que emita la
SHCP, escuchando la previa opinión de la CNBV, estarán obligadas, en adición a cumplir con las demás
obligaciones que les resulten aplicables, a:

I. Establecer medidas y procedimientos para prevenir y detectar actos, omisiones u operaciones


que pudieran favorecer, prestar ayuda, auxilio o cooperación de cualquier especie para la comisión
del delito previsto en el artículo 139 del CPF o que pudieran ubicarse en los supuestos del artículo 400-
Bis del mismo Código, y

II. Presentar a la SHCP, por conducto de la CNBV, reportes sobre:

a. Los actos, operaciones y servicios que realicen con sus clientes y usuarios, relativos a la fracción
anterior, y

b. Todo acto, operación o servicio, que realicen los miembros del consejo de administración,
directivos, funcionarios, empleados y apoderados, que pudiesen ubicarse en el supuesto previsto en la
fracción I de este artículo o que, en su caso, pudiesen contravenir o vulnerar la adecuada aplicación
de las disposiciones señaladas.

Los reportes a que se refiere la fracción II de este artículo, de conformidad con las disposiciones
de carácter general previstas en el mismo, se elaborarán y presentarán tomando en consideración,
cuando menos, las modalidades que al efecto estén referidas en dichas disposiciones; las
características que deban reunir los actos, operaciones y servicios a que se refiere este artículo para
ser reportados, teniendo en cuenta sus montos, frecuencia y naturaleza, los instrumentos monetarios
y financieros con que se realicen, y las prácticas comerciales y bancarias que se observen en las plazas
donde se efectúen; así como la periodicidad y los sistemas a través de los cuales habrá de transmitirse
la información. Los reportes deberán referirse cuando menos a operaciones que se definan por las
disposiciones de carácter general como relevantes, internas preocupantes e inusuales, las
relacionadas con transferencias internacionales y operaciones en efectivo realizadas en moneda
extranjera.

Asimismo, la SHCP en las citadas reglas generales emitirá los lineamientos sobre el procedimiento
y criterios que las instituciones de crédito deberán observar respecto de:

a. El adecuado conocimiento de sus clientes y usuarios, para lo cual aquéllas deberán considerar
los antecedentes, condiciones específicas, actividad económica o profesional y las plazas en que
operen;

b. La información y documentación que dichas instituciones deban recabar para la apertura de


cuentas o celebración de contratos relativos a las operaciones y servicios que ellas presten y que
acredite plenamente la identidad de sus clientes;

c. La forma en que las mismas instituciones deberán resguardar y garantizar la seguridad de la


información y documentación relativas a la identificación de sus clientes y usuarios o quienes lo
hayan sido, así como la de aquellos actos, operaciones y servicios reportados conforme al presente
artículo, y

d. Los términos para proporcionar capacitación al interior de las instituciones sobre la materia
objeto de este artículo. Las disposiciones de carácter general a que se refiere el presente artículo,
señalarán los términos para su debido cumplimiento.

e. El uso de los sistemas automatizados que coadyuven al cumplimiento de las medidas y


procedimientos que se establezcan en las propias disposiciones de carácter general a que se refiere
este artículo, y

f. El establecimiento de aquellas estructuras internas que deban de funcionar como áreas de


cumplimiento en la materia, al interior de cada institución de crédito.

Las instituciones de crédito deberán conservar, por al menos 10 años, la información y


documentación a que se refiere el inciso c) del párrafo anterior, sin perjuicio de lo establecido en éste
u otros ordenamientos aplicables.

La SHCP estará facultada para requerir y recabar, por conducto de la CNBV, a las instituciones de
crédito, quienes estarán obligadas a entregar información y documentación relacionada con los actos,
operaciones y servicios a que se refiere este artículo. La SHCP estará facultada para obtener
información adicional de otras personas con el mismo fin y a proporcionar información a las
autoridades competentes.

Las instituciones de crédito deberán de suspender de forma inmediata la realización de actos,


operaciones o servicios con los clientes o usuarios que la SHCP les informe mediante una lista de
personas bloqueadas que tendrá el carácter de confidencial. La lista de personas bloqueadas tendrá la
finalidad de prevenir y detectar actos, omisiones y operaciones que pudiesen ubicarse en los
supuestos previstos en los artículos referidos en la fracción I de este artículo.

La obligación de suspensión a que se refiere el párrafo anterior dejará de surtir sus efectos cuando
la SHCP elimine de la lista de personas bloqueadas al cliente o usuario en cuestión.

La SHCP establecerá en las disposiciones de carácter general a que se refiere este artículo, los
parámetros para la determinación de la introducción o eliminación de personas en la lista de personas
bloqueadas.

El cumplimiento de las obligaciones señaladas en este artículo no implicará transgresión alguna a


lo establecido en el artículo 142 de esta ley.

Las disposiciones de carácter general a que se refiere este artículo deberán ser observadas por las
instituciones de crédito, así como por los miembros del consejo de administración, directivos,
funcionarios, empleados y apoderados respectivos, por lo cual, tanto las entidades como las personas
mencionadas serán responsables del estricto cumplimiento de las obligaciones que mediante dichas
disposiciones se establezcan.
La violación a las disposiciones a que se refiere este artículo será sancionada por la CNBV
conforme al procedimiento previsto en los artículos 107-Bis, 109-Bis-5, segundo y tercer párrafos de la
presente ley, con multa equivalente del 10% al 100% del monto del acto, operación o servicio que se
realice con un cliente o usuario que se haya informado que se encuentra en la lista de bloqueados a
que se refiere este artículo; con multa del 10% al 100% del monto de la operación inusual, que
debieron haber sido reportadas como operaciones inusuales; tratándose de operaciones relevantes,
internas preocupantes, las relacionadas con transferencias internacionales y operaciones en efectivo
realizadas en moneda extranjera, no reportadas, así como los incumplimientos a cualquiera de los
incisos a., b., c., e., del quinto párrafo de este artículo, se sancionará con multa de 30,000 a 100,000 días
de salario, y en los demás casos de incumplimiento a este precepto y a las disposiciones que de él
emanen, multa de 5,000 a 50,000 días de salario.

Los servidores públicos de la SHCP y de la CNBV, las instituciones de crédito, sus miembros del
consejo de administración, directivos, funcionarios, empleados y apoderados deberán abstenerse de
dar noticia de los reportes y demás documentación e información a que se refiere este artículo, a
personas o autoridades distintas a las facultadas expresamente en los ordenamientos relativos para
requerir, recibir o conservar tal documentación e información. La violación a estas obligaciones será
sancionada en los términos de las leyes correspondientes.

1.4.4. DISPOSICIONES DE CARÁCTER GENERAL APLICABLES A LOS REQUERIMIENTOS DE INFORMACIÓN QUE


FORMULEN LAS AUTORIDADES JUDICIALES, HACENDARIAS FEDERALES Y ADMINISTRATIVAS

Disposiciones de carácter general aplicables a los requerimientos de información que formulen las autoridades a
que se refieren los artículos 142 de la LIC, 34 de la LACP, 44 de la Ley de Uniones de Crédito (LUC), 69 de la LRASCAP y 55
de la Ley de Fondos de Inversión (LFI), publicadas en el DOF del 12 de febrero de 2013 y su reforma del 26 de julio de
2014.

Consideraciones que motivaron las disposiciones de carácter general


a) Que los artículos 142 de la LIC, 34 de la LACP, 44 de la LUC, 69 de la LRASCAP y 55 de la LFI, otorgan facultades a
las autoridades judiciales, hacendarias federales y administrativas, para solicitar a las entidades financieras
información y documentación protegidas por el secreto financiero respecto de sus socios, tratándose de uniones de
crédito, sociedades financieras populares, sociedades financieras comunitarias y sociedades cooperativas de ahorro y
préstamo, así como de clientes y usuarios, en el caso de instituciones de crédito, por conducto de la CNBV.
b) La CNBV está facultada para emitir disposiciones de carácter general a fin de establecer los requisitos que
contendrán las solicitudes o requerimientos de información y documentación referidos, lo cual coadyuvará a que
las entidades financieras requeridas estén en aptitud de identificar, localizar y aportar la información y documentación
solicitada con mayor eficiencia, al tiempo que habrá mayor precisión en las peticiones que formulen las autoridades
mencionadas, y
c) Que ante el aumento de requerimientos de información y documentación que formulan las autoridades
judiciales, hacendarias federales y administrativas a la CNBV, se hace necesaria la modernización del proceso de
atención de los mismos a través de medios electrónicos, a fin de agilizar su trámite utilizando una herramienta
tecnológica más segura.
Las disposiciones anteriores tienen por objeto establecer los requisitos que deben reunir los requerimientos de
información y documentación que las autoridades judiciales, hacendarias federales y administrativas formulen a la
CNBV respecto de operaciones y servicios que las entidades financieras celebran, tratándose de uniones de crédito,
Sociedades Financieras Populares (SOFIPOS), Sociedades Financieras Comunitarias (SOFICOS) y SCAP con sus socios; y
con clientes y usuarios para el caso de instituciones de crédito, a fin de que dichas entidades estén en aptitud de
identificar, localizar y aportar la información y documentación solicitada.

Definiciones
Autoridades: Son las autoridades judiciales, hacendarias federales y administrativas mencionadas en los artículos
142 de la LIC, 34 de la LACP, 44 de la LUC, 69 de la LRASCAP y 55 de la LFI.
Entidades financieras: Son las instituciones de crédito, uniones de crédito, sociedades financieras populares,
sociedades financieras comunitarias, sociedades cooperativas de ahorro y préstamo, fondos de inversión, sociedades
operadoras de fondos de inversión, sociedades distribuidoras de acciones de fondos de inversión, instituciones
calificadoras de valores e instituciones para el depósito de valores, estas últimas dos respectos de la prestación de sus
servicios a los fondos de inversión.

Requerimientos a la CNBV
a) Solicitud de información y documentación que formulen a la CNBV las diferentes autoridades en el ejercicio de
sus facultades, relativa a operaciones y servicios que las entidades financieras o los prestadores de servicios celebren
con sus socios, clientes y usuarios, y que correspondan a los procesos y procedimientos que en sus respectivos ámbitos
de competencia realicen.
b) Órdenes de aseguramiento y desbloqueo de cuentas.
c) Transferencias de fondos.
d) Sistema de Atención de Requerimientos de Autoridad (SIARA o sistema), mediante el cual las autoridades
formulan y notifican a través de medios electrónicos, los requerimientos a la Comisión y que forma parte de la oficialía
de partes de la CNBV.

Requisitos para los requerimientos


Los requerimientos que las autoridades presenten a la CNBV deberán cumplir, cuando menos, con las formalidades
siguientes:
a) Presentarse en papel con el membrete oficial de la autoridad.
b) Contener la firma autógrafa del servidor público facultado para suscribirlos o por aquél en quien se delegue esa
facultad.
c) Estar debidamente fundados y motivados, expresando a detalle los preceptos legales que les otorgan facultades
tanto a la autoridad que los emite, como al servidor público que los suscribe, así como las consideraciones que
actualizan la hipótesis normativa al caso concreto que corresponda.
d) Señalar fecha de expedición y número del oficio de que se trate.
e) Mencionar el número de averiguación previa o carpeta de investigación, revisión, auditoría, expediente o el
procedimiento que se relaciona con la petición.
f) Citar el domicilio para la recepción de la información solicitada.
Además de cumplir con las formalidades anteriores, deberán precisar lo siguiente:
a) El nombre completo o, en su caso, denominación o razón social de la o las personas objeto del requerimiento, así
como su Registro Federal de Contribuyentes (RFC) con homoclave; en caso de no contar con ese registro, las autoridades
ministeriales, a efecto de evitar homonimias, podrán proporcionar cualquiera de los datos siguientes:

• Domicilio.
• Clave Única del Registro de Población (CURP).
• Fecha de nacimiento.

b) El tipo de requerimiento puede ser: de información y documentación; de órdenes de aseguramiento o de


desbloqueo de cuentas, y de transferencias de fondos.
c) El carácter que en la averiguación previa o carpeta de investigación, auditoría, revisión, fiscalización o
procedimiento de que se trate, tengan las personas físicas o morales respecto de las cuales se formulen los
requerimientos.
d) La existencia de vínculo fiscal, en caso de requerimientos a nombre de personas físicas o morales distintas al
contribuyente fiscalizado o auditado.
e) La información y documentación que se solicita, precisando si requiere saldos, contratos, estados de cuenta,
tarjeta de registro de firmas, entre otros.
f) La entidad financiera a la que se deberá notificar el requerimiento de que se trate.
g) Tratándose de solicitudes de información, el periodo por el que se requiere esa información y documentación.
En los requerimientos se deberá manifestar expresamente si se trata de una solicitud nueva, un recordatorio, una
precisión, un alcance, o bien, si existe un antecedente relacionado con el requerimiento.
La información y documentación que las autoridades soliciten a la CNBV, únicamente será la relativa a las
operaciones y servicios a que se refieren los artículos 46 de la LIC, 19 de la LRASCAP, 36 de la LACP, 40 de la LUC, así
como 5, 32, 39, 39 Bis, 40, 40 Bis, 44, 48, 49, 51 y 51 Bis 1 de la LFI.
Las autoridades, para la formulación de los requerimientos, deberán cumplir con los requisitos siguientes:
a) En caso de que las autoridades tengan conocimiento sobre la existencia de cuentas o contratos en particular:

• Proporcionar todos los datos con que cuenten, como nombre, denominación o razón social del titular, tipo de
cuenta o contrato, número de la misma, plaza, sucursal y número de cliente para el caso de instituciones de crédito
y demás prestadores de servicios, o socio en el supuesto de sociedades financieras populares, sociedades
financieras comunitarias, sociedades cooperativas de ahorro y préstamo y fondos de inversión.
• En el evento de requerir estados de cuenta, se deberá precisar mes y año o periodo correspondiente.
• En atención a la operación de que se trate, deberán observar lo siguiente:
- Tratándose de cheques, proporcionar el número de éste, la fecha de cobro o de su presentación a cobro, así
como el importe del mismo, entidad financiera librada y en la cual se presentó, en caso de contar con este último
dato.
- Si se trata de cheques de caja, además se precisará la fecha de expedición y la sucursal.
- Si se trata de fichas de depósito, proporcionar la fecha en la cual se efectuó el abono, el número de cuenta, el
importe y la entidad financiera donde se realizó.
- En caso de operaciones electrónicas, se deberá precisar la fecha en que se realizó la transferencia, el importe, la
entidad financiera o el prestador de servicio ordenadora o receptora, los números de cuenta o “CLABE” de
emisión y recepción, así como los datos o referencias de identificación de la operación o servicio, que generó la
transferencia.
- Tratándose de órdenes de pago, se proporcionará el nombre de la entidad financiera que la emite, del
ordenante, del beneficiario, así como el importe de la misma, el número de orden y la fecha de expedición.
• En caso de solicitar videos o secuencias fotográficas:
- Precisar la fecha, hora, sucursal, entidad financiera y, en su caso, la caja o cajero automático en que se realizó la
transacción.
- Señalar el número de cuenta o contrato respecto del cual se hicieron los movimientos, así como su importe.

b) En el evento de que las autoridades no tengan conocimiento sobre la existencia de cuentas bancarias en
particular, bastará que proporcione en la información a la que se hace referencia la de los requisitos del requerimiento.
Las autoridades podrán acompañar a sus requerimientos los soportes documentales como copias simples de
contratos, estados de cuenta, cheques, fichas de depósito o cualquier otro documento emitido por las entidades
financieras o prestadoras de servicios.

Medios de notificación
Las autoridades podrán formular y notificar sus requerimientos por escrito, o bien, a través del SIARA.
Las autoridades que no formulen y notifiquen sus requerimientos a través del SIARA, deberán realizarlo mediante
los formatos publicados en la página de Internet de la CNBV.
Los requerimientos deberán dirigirse a la Vicepresidencia de Supervisión de Procesos Preventivos, y notificarse en
la oficialía de partes de la CNBV:
Ventanilla única de recepción y entrega de documentación:
Comisión Nacional Bancaria y de Valores (Av. Insurgentes Sur Núm. 1971, Plaza Inn, Nivel Fuente, Local 163. Col.
Guadalupe Inn, Delegación Álvaro Obregón, C.P. 01020 Ciudad de México).
Los requerimientos se entregarán únicamente en original, en el horario en que opera la oficialía de partes de la
CNBV y, en el caso de los requerimientos de órdenes de aseguramiento y desbloqueo de cuentas, éstos serán entregados
por personal adscrito a la autoridad, o bien por terceros ajenos, siempre y cuando sean autorizados por ésta. Lo
anterior, a fin de prevenir y evitar la recepción de documentos apócrifos.
Cuando las autoridades opten por notificar sus requerimientos a través del SIARA, entregarán por escrito la solicitud
de adhesión al Sistema conforme al formato disponible en la página de Internet de la CNBV.
Por su parte, la CNBV proporcionará a las autoridades los elementos necesarios para la realización de las pruebas
que les permitan evaluar técnica y operativamente la implementación del SIARA, generando un diagnóstico de
viabilidad para su presentación a la CNBV.
En el evento de que del diagnóstico de viabilidad se desprenda que es posible la implementación del SIARA, la
autoridad entregará la carta de conformidad para notificar los requerimientos a través de ese sistema, publicada en la
página de Internet de la CNBV, con el objetivo de que ésta instrumente las acciones necesarias para su implementación.
Para utilizar y administrar el SIARA, las autoridades deberán consultar las especificaciones contenidas en el
“Manual de Administración del SIARA”, el cual estará disponible en la sección de soporte del sitio de Internet del propio
sistema.
El SIARA generará, con los datos que la autoridad incluya en el formato correspondiente, un requerimiento que
deberá ser impreso, firmado y digitalizado para su posterior notificación a través del propio sistema a la CNBV,
quedando el original en resguardo de las autoridades. Tal requerimiento en ningún caso deberá ser reproducido o
alterado de manera alguna.
En caso de que el requerimiento sea enviado a través del SIARA en días y horas inhábiles, se generará un
comprobante de envío con fecha del día hábil inmediato siguiente.
Con posterioridad al envío del requerimiento a través del SIARA, en caso de que sea aceptado para su trámite, tal
sistema generará un acuse de recibo.
Por lo contrario, en caso de que el requerimiento no sea aceptado para su trámite, se generará un acuse de rechazo,
debiendo contemplarse lo dispuesto por el Capítulo IV de las disposiciones de carácter general aplicables a los
requerimientos de información que formulen las autoridades judiciales, hacendarias federales y administrativas.
Las autoridades que formulen y notifiquen sus requerimientos utilizando el SIARA, no podrán presentarlos por
escrito, salvo en los casos siguientes:
a) Cuando se presente alguna contingencia que impida el uso del SIARA, en cuyo caso la CNBV emitirá el aviso
correspondiente, según el procedimiento establecido en la página de Internet de la propia comisión.
Ahora bien, se entenderá por contingencia una falla del sistema, caso fortuito o fuerza mayor que impida el acceso
al SIARA por un periodo que pudiera afectar la operación y el adecuado cumplimiento de las funciones de la CNBV o de
las autoridades.
b) Cuando por la naturaleza del asunto y previo acuerdo con la CNBV, así lo amerite.

Requerimientos rechazados
La CNBV podrá rechazar los requerimientos cuando se presente cualquiera de los casos siguientes:
a) Carezcan de alguna de las formalidades o requisitos señalados en las presentes disposiciones.
b) La información y documentación requerida no se refiera a operaciones y servicios realizados por entidades
financieras.
c) El requerimiento no fuera de la competencia de la CNBV.
d) Las autoridades omitieran acompañar la documentación que señalen en sus requerimientos.
e) La digitalización de los requerimientos que se notifiquen a través del SIARA no fuera legible, no cumpla con las
características informáticas a que haga mención el “Manual de Administración del SIARA”, o cuando el documento
digitalizado que se adjunte no corresponda a los datos capturados en el SIARA.
f) Cuando el requerimiento digitalizado y notificado a través del SIARA hubiera sido reproducido o alterado.

1.4.5. ACUERDO INSTITUCIONAL PARA MEJORAR EL CUMPLIMIENTO FISCAL INTERNACIONAL, INCLUYENDO


FATCA

En este apartado hablaré del Acuerdo entre la SHCP de los Estados Unidos Mexicanos y el Departamento del Tesoro
de los EUA para mejorar el cumplimiento fiscal internacional, incluyendo lo relativo a FATCA (Foreign Account Tax
Compliance Act).
La SHCP de México y el Departamento del Tesoro de los EUA mantienen una relación sobre la asistencia mutua en
materia fiscal, por lo que decidieron firmar un acuerdo para mejorar el cumplimiento fiscal internacional, cuyo
antecedente se encuentra en las siguientes disposiciones:
a) Convención sobre Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal, efectuada en Estrasburgo el 25 de enero de
1988.
b) El artículo 27 del Convenio entre el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Gobierno de los EUA para
Evitar la Doble Imposición e Impedir la Evasión Fiscal en Materia de Impuestos sobre la Renta, establecido en
Washington el 18 de junio de 1992.
c) El artículo 4 del Acuerdo entre los Estados Unidos Mexicanos y los EUA para el Intercambio de Información
Tributaria, firmado en Washington, D.C., el 9 de noviembre de 1989 (el “AIIT”); (en conjunto, las “Convenciones”),
mismos que autorizan el intercambio de información para fines fiscales, incluso de manera automática.
Además, ambos países han promulgado diversas disposiciones comúnmente conocidas:
a) Por parte de los EUA, la Ley sobre el Cumplimiento Fiscal Relativa a Cuentas en el Extranjero (FATCA), que
introduce un régimen para que las instituciones financieras reporten información relacionada con ciertas cuentas y
productos financieros.
b) Por parte de México, disposiciones que introducen un régimen para que las instituciones financieras mexicanas
reporten lo relacionado con ciertas cuentas y productos financieros, tales como la Ley del Impuesto a los Depósitos en
Efectivo (LIDE) y diversas modificaciones a la LISR.

Considerandos
Considerando que México y los EUA apoyan el fin subyacente de la política pública consistente en la mejora del
cumplimiento de las obligaciones fiscales;
Considerando que el Departamento del Tesoro de los EUA recaba información sobre ciertas cuentas y productos
financieros de residentes mexicanos mantenidas en instituciones financieras estadounidenses y está comprometido a
intercambiar esa información con la SHCP de México y buscar niveles equivalentes de intercambio; y
Considerando que las Partes:
a) Están comprometidas a trabajar de manera conjunta en el largo plazo, con la finalidad de lograr el
establecimiento de prácticas comunes en los reportes que realicen las instituciones financieras, así como su debida
diligencia.
b) Reconocen la necesidad de coordinar las obligaciones de efectuar reportes conforme a sus respectivas
legislaciones internas, a efecto de evitar la duplicidad en el reporte.
c) Desean celebrar un acuerdo para mejorar el cumplimiento fiscal internacional que incluya a FATCA, basado
en la emisión de reportes a nivel nacional para su intercambio automático y recíproco, de conformidad con las
Convenciones y sujeto a las obligaciones de confidencialidad y demás protecciones contenidas en éstas, lo cual incluye
las disposiciones que limitan el uso de la información intercambiada al amparo de dichas Convenciones.
Ese Acuerdo señala en su artículo 1 los conceptos que lo regirán.
En su artículo 2 señala las obligaciones de las partes para obtener e intercambiar información con respecto de
cuentas reportables.

El Acuerdo también indica el tiempo y manera de intercambio de información. Cada Parte está sujeta a obtener la
información específica, intercambiando anualmente de manera automática con la otra Parte de acuerdo con lo indicado
en las disposiciones relevantes de las Convenciones.
Según el Acuerdo tema de este apartado, la información se obtendrá e intercambiará en el caso de:
a. México, respecto de cada cuenta reportable a
b. EUA, respecto de cada cuenta reportable a
los EUA de cada institución financiera de
México de cada institución financiera de EUA
México
Información sujeta a reportar:
(1)  El  nombre,  dirección  y  TIN  de  EUA  de  cada (1)  El  nombre,  dirección  y  TIN  mexicano  de
persona  específica  de  los  EUA  que  sea  un cualquier  persona  que  sea  residente  en  México  y
cuentahabiente  de  dicha  cuenta  y  en  el  caso  de sea el cuentahabiente
entidades que no sean de los EUA que, después de
aplicar  el  procedimiento  de  debida  diligencia
establecido en el Anexo I del Acuerdo en comento,
estén  identificadas  por  tener  una  o  más  personas
que  ejercen  el  control  y  que  sean  personas
específicas  de  los  EUA,  se  proporcionará  el
nombre, dirección y TIN de los EUA (de tenerlo) de
dicha  entidad  y  de  cada  persona  específica  de  los
EUA
(2) El número de cuenta (o su equivalente funcional (2) El número de cuenta (o su equivalente funcional
en caso de no tenerlo) en caso de no tenerlo)
(3)  El  nombre  y  número  de  identificación  de  la (3)  El  nombre  y  número  de  identificación  de  la
institución financiera de México sujeta a reportar institución financiera de los EUA sujeta a reportar
(4)  El  saldo  promedio  mensual  o  el  valor  de  la (4)  El  monto  bruto  de  intereses  pagados  a  una
cuenta  (incluyendo,  en  el  caso  de  un  contrato  de cuenta de depósito
seguro con valor en efectivo o un contrato de renta
vitalicia, el valor en efectivo o valor por cancelación)
durante  el  año  calendario  correspondiente  u  otro
periodo  reportable  apropiado,  o  si  la  cuenta  fue
cerrada  durante  ese  año,  el  saldo  promedio
mensual del año calendario hasta el momento de su
cierre
(5) En  el  caso  de  cualquier  cuenta  en  custodia,  el (5)  El  monto  bruto  de  dividendos  con  fuente  de
monto bruto total de: riqueza  en  los  EUA  pagados  o  acreditados  a  la
cuenta, y
(A)  Intereses,  dividendos  y  cualquier  otro  ingreso
derivado  de  los  activos  que  se  mantengan  en  la
cuenta,  que  en  cada  caso  sean  pagados  o
acreditados  a  la  misma  (o  con  respecto  a  dicha
cuenta) durante el año de calendario u otro periodo
apropiado, y
(B)  Los  productos  de  la  venta  o  redención  de
propiedad pagada o acreditada a la cuenta, durante
el  año  de  calendario  u  otro  periodo  de  reporte
apropiado con respecto a la institución financiera de
México  sujeta  a  reportar,  que  actúe  como  un
custodio,  corredor,  representante  o  como  un
representante para un cuentahabiente
(6) En el caso de una cuenta de depósito, el monto (6) El  monto  bruto  de  otros  ingresos  con  fuente  de
bruto total de intereses pagados o acreditados en la riqueza  en  los  EUA  pagados  o  acreditados  a  la
cuenta durante el año de calendario u otro periodo cuenta,  en  la  medida  en  que  estén  sujetos  a
de reporte apropiado, y reportar  de  conformidad  con  el  Capítulo  3  o  61  del
Subtítulo  A  del  Código  de  Rentas  Internas  de  los
EUA
(7)  En  los  casos  de  cuentas  no  descritas  en  los
incisos  (5)  o  (6),  el  monto  bruto  total  pagado  o
acreditado  al  cuentahabiente  con  respecto  a  la
cuenta durante el año de calendario o cualquier otro
periodo de reporte apropiado con respecto al cual la
institución financiera de México sujeta a reportar es
la obligada o deudora, incluyendo el importe total de
cualesquiera  pagos  por  redención  realizados  al
cuentahabiente  durante  el  año  calendario  u  otro
periodo apropiado de reporte

Artículo 3: Tiempo y forma del intercambio de información


a) La cantidad y caracterización de los pagos realizados con respecto de una cuenta reportable a:
EUA Pueden ser determinados de conformidad con México
los principios de la legislación fiscal de:
México Federal de los EUA

b) La información intercambiada identificará la moneda en que se denomine cada monto.


c) La información de 2013 y todos los años subsecuentes (conforme al Acuerdo entre México y los EUA en comento)
será obtenida e intercambiada, con excepción de:

a) En el caso de México b) En el caso de los EUA
La información que se obtendrá e intercambiará con La información que se obtendrá e intercambiará con
respecto al: respecto al 2013 y años subsecuentes será toda la
que se identifique en el inciso (b)
(1) 2013 y 2014, sólo será la descrita en los incisos
(a)(1) al (a)(4)
(2)  2015,  la  descrita  en  los  incisos  (a)(1)  a  (a)(7),
con excepción de los montos brutos descritos en el
inciso (a)(5)(B), y
(3)  2016  y  años  subsecuentes,  la  información
descrita en los incisos (a)(1) al (a)(7)

a) No obstante lo señalado en el cuadro anterior, en relación con cada cuenta reportable que sea una cuenta
preexistente y sujeto a lo previsto en el párrafo 4 del artículo 6, las Partes no están obligadas a obtener e incluir el TIN
de México o el TIN de los EUA, según sea el caso, en la información intercambiada de cualquier persona si tal número de
identificación del contribuyente no está en los registros de la institución financiera sujeta a reportar. En estos casos, las
Partes deberán obtener e incluir la fecha de nacimiento de la persona de que se trate en la información intercambiada
cuando la institución financiera sujeta a reportar tenga esta información en sus registros.
b) Dependiendo de la fecha de intercambio, la información será intercambiada dentro de los nueve meses
posteriores al cierre del año calendario al que corresponda la información. No obstante lo anterior, la información que
corresponda al año 2013 deberá ser intercambiada a más tardar el 30 de septiembre de 2015.
c) Las autoridades competentes de México y los EUA celebrarán un acuerdo a través del procedimiento de acuerdo
mutuo establecido, el cual señalará:

• Los procedimientos para el intercambio de información señalada en automático.


• Las reglas y procedimientos necesarios para implementar el artículo 5 de colaboración sobre cumplimiento y
exigibilidad.
• Los procedimientos necesarios para el intercambio de información reportada de conformidad con el inciso 1(b) del
artículo 4.

d) Toda la información intercambiada estará sujeta a la confidencialidad y demás medidas de protección previstas
en las Convenciones, incluyendo las disposiciones que limitan el uso de la información intercambiada.

Artículo 4: Aplicación de FATCA a las instituciones financieras de México


1. Tratamiento de las instituciones financieras de México sujetas a reportar. Se considerará que cada institución
financiera mexicana sujeta a reportar cumple con lo establecido en la sección 1471 del Código de Rentas Internas de los
EUA y no está sujeta a la retención en ella establecida si la SHCP de México cumple con sus obligaciones, de conformidad
con los artículos 2 y 3 respecto de esa institución financiera mexicana sujeta a reportar, y está de conformidad con la
legislación mexicana y sus disposiciones administrativas:
a) Identifica las cuentas reportables a los EUA y reporta anualmente a la autoridad competente de México la
información requerida para ser reportada, de conformidad con el inciso 2(a) del artículo 2 en tiempo y forma, como lo
describe el artículo 3;
b) Para el 2015 y 2016, reporta anualmente a la autoridad competente de México el nombre de cada institución
financiera no participante a la que ha realizado pagos y el importe agregado de los mismos;
c) Cumple con los requisitos de registro aplicables a instituciones financieras en jurisdicciones asociadas;
d) En la medida en que una institución financiera mexicana sujeta a reportar:
Que  ha  optado  por
(Para  efectos  de  la asumir  la  responsabilidad
sección  1441  del principal  de  retención
(i) Actúe como intermediario calificado
Código  de  Rentas conforme  al  Capítulo  3
Internas de los EUA) subtítulo A  del  Código  de
Rentas Internas
Que ha optado por actuar
(ii) Sea  una  sociedad  de
como  una  sociedad
persona extranjera
extranjera retenedora
(Para  efectos  de  las
secciones 1441 y 1471 Retenga  el  30%  de
cualquier  pago  sujeto  a
Que ha optado por actuar del  Código  de  Rentas
(iii)  Sea  un  fideicomiso Internas de los EUA) retención  con  fuente  de
como  fideicomiso
extranjero riqueza  en  los  EUA  a
extranjero retenedor
cualquier  institución
financiera no participante

e) En el caso de una institución financiera mexicana sujeta a reportar, que no esté descrita en el inciso (d) de este
párrafo –y efectúe un pago o actúe como intermediario con respecto de un pago sujeto a retención de fuente de riqueza
en los EUA a cualquier institución financiera no participante– y proporcione a cualquier pagador inmediato de ese pago
sujeto a retención de fuente de riqueza en los EUA, la información requerida para que se realice la retención y reporte
respecto de ese pago.
No obstante lo anterior, una institución financiera mexicana sujeta a reportar que no cumpla con las condiciones de
este párrafo, no estará sujeta a la retención establecida en la sección 1471 del Código de Rentas Internas de los EUA,
salvo que dicha institución financiera mexicana sea identificada por el Internal Revenue Service (IRS) como una
institución financiera no participante, de conformidad con el inciso 2(b) del artículo 5.
2. Suspensión de reglas relacionadas con cuentas recalcitrantes.
3. Tratamiento específico a planes de retiro.
4. Identificación y tratamiento de otras instituciones financieras consideradas cumplidas y beneficiarios efectivos
exentos.
5. Reglas especiales sobre entidades relacionadas que son instituciones financieras no participantes.

Artículo 5: Colaboración sobre cumplimiento y exigibilidad


1. Errores menores y administrativos. Sujeto a lo que posteriormente se establezca en un acuerdo de autoridad
competente, cuando ésta tenga razones para creer que errores administrativos u otros errores menores pudieron haber
llevado a un reporte de información incompleto o incorrecto, o que resultaron en otros incumplimientos de este
Acuerdo:
a) La autoridad competente de México podrá hacer un requerimiento directamente a una institución financiera de
los EUA. El Acuerdo de autoridad competente podrá señalar que la autoridad competente de México notificará a la
autoridad competente de los EUA cuando la de nuestro país realice ese requerimiento a la institución financiera sujeta a
reportar de los EUA, relacionado con el cumplimiento de esta última, de conformidad con las condiciones establecidas
en este Acuerdo.
b) La autoridad competente de ese país puede hacer una solicitud a la de México para que ésta realice un
requerimiento directamente a la institución financiera mexicana sujeta a reportar.
2. Falta de cumplimiento significativo
a) Una autoridad competente notificará a la autoridad competente de la otra Parte cuando la primera haya
determinado que existe una falta de cumplimiento significativo de las obligaciones contenidas en este Acuerdo con
respecto a una institución financiera sujeta a reportar de la otra jurisdicción. La autoridad competente de la otra Parte
aplicará su legislación interna (incluyendo las sanciones aplicables) para tratar la falta de cumplimiento significativo
descrito en el aviso.
b) En caso de que esas medidas de exigibilidad no resuelvan la falta de cumplimiento de una institución financiera
mexicana sujeta a reportar, dentro de un periodo de 18 meses después de la primera notificación de la falta de
cumplimiento significativo, el Departamento del Tesoro de los EUA considerará a la institución financiera mexicana
sujeta a reportar como una institución financiera no participante.
El IRS publicará una lista de todas las instituciones financieras mexicanas sujetas a reportar y otras “instituciones
financieras de jurisdicciones asociadas” que se consideren instituciones financieras no participantes, de conformidad
con este párrafo.
3. Confiabilidad en terceros que sean prestadores de servicios. Cada Parte podrá permitir que las instituciones
financieras sujetas a reportar utilicen a terceros prestadores de servicios para cumplir con las obligaciones establecidas
por una Parte, de conformidad con la legislación interna y sus disposiciones administrativas, como se establece en este
por una Parte, de conformidad con la legislación interna y sus disposiciones administrativas, como se establece en este
Acuerdo, pero esas obligaciones continuarán siendo responsabilidad de las instituciones financieras sujetas a reportar.
4. Prevención de elusión. Las Partes implementarán los requerimientos necesarios para prevenir que las
instituciones financieras adopten prácticas con la intención de eludir el reporte requerido conforme a este Acuerdo.

Artículo 6: Compromiso mutuo para continuar mejorando la efectividad del intercambio de


información y la transparencia
1. Reciprocidad.
2. Tratamiento de pagos en tránsito (Passthru) y montos brutos.
3. Desarrollo de reportes comunes y un modelo de intercambio.
4. Documentación de cuentas mantenidas al 1 de enero de 2014.
Con respecto a las cuentas reportables que sean cuentas preexistentes mantenidas por una institución financiera
sujeta a reportar, para el 1 de enero de 2017 se compromete a establecer:
a) El Departamento del Tesoro de los EUA: reglas que requieran a las instituciones financieras de los EUA sujetas a
reportar, a obtener y reportar el TIN mexicano de cada cuentahabiente de una cuenta reportable a México, según lo
requerido por el inciso 2(b) (1) del artículo 2, para reportar con respecto al año 2017 y subsecuentes, y
b) La SHCP de México: reglas que requieran a las instituciones financieras mexicanas sujetas a reportar, a obtener el
TIN de los EUA de cada persona específica de los EUA según lo requerido por el inciso 2(a)(1) del artículo 2, para
reportar con respecto al año 2017 y subsecuentes.

Artículo 7: Consistencia en la aplicación de FATCA a jurisdicciones asociadas


1. México deberá obtener los beneficios de cualesquiera condiciones más favorables de conformidad con el artículo
4 o el anexo I del presente Acuerdo, relacionadas con la aplicación de FATCA a las instituciones financieras mexicanas
otorgadas a otra jurisdicción asociada de conformidad con un acuerdo firmado, siempre y cuando la otra jurisdicción
asociada se comprometa a cumplir las mismas obligaciones que México, descritas en los artículos 2 y 3 del presente
Acuerdo, y sujeto a los mismos términos y condiciones descritos en éstos y en los artículos 5 al 9 del presente Acuerdo.
2. El Departamento del Tesoro de los EUA deberá notificar a la SHCP de México sobre cualesquiera condiciones más
favorables, y aplicar las mismas de manera automática, de conformidad con el presente Acuerdo, como si estuvieran
estipulados en el mismo y hubieran surtido efecto en la fecha de entrada en vigor del Acuerdo que incorpora los
términos más favorables.

Artículo 8: Consultas y modificaciones


1. En caso de dificultades derivadas de la implementación del presente Acuerdo, cualquier Parte podrá solicitar la
realización de consultas para desarrollar las medidas apropiadas para asegurar su cumplimiento.
2. Este Acuerdo podrá ser modificado cuando las Partes así lo convengan mutuamente por escrito. A menos que se
acuerde algo distinto, dicha modificación entrará en vigor a partir de la fecha de firma por ambas Partes.

Artículo 9: Anexos
Los anexos formarán parte integral del presente Acuerdo.

• Anexo I: Procedimientos para la Identificación y Reporte de Cuentas Reportables a los EUA y sobre pagos a ciertas
Instituciones Financieras No Participantes
• Anexo II: Instituciones Financieras de México no sujetas a reportar y productos

Artículo 10: Término del Acuerdo


1. El Acuerdo entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2013 y continuará en vigor hasta que se dé por terminado.
2. Cualquiera de las Partes podrá dar por terminado el Acuerdo mediante aviso de terminación por escrito dirigido a
la otra Parte. Dicha terminación será aplicable el primer día del mes siguiente a la expiración de un periodo de 12 meses
después de la fecha del aviso de terminación.
3. Las Partes se consultarán de buena fe, antes del 31 de diciembre de 2016, para modificar este Acuerdo según sea
necesario a fin de reflejar el progreso de los compromisos establecidos en el artículo 6.
Anexo I Procedimientos para la Identificación y Reporte de Cuentas Reportables a los EUA y sobre pagos a ciertas
Instituciones Financieras No Participantes

I. General
A. La SHCP de México requerirá, de conformidad con su legislación interna y a través de disposiciones
administrativas, que las instituciones financieras mexicanas sujetas a reportar apliquen los procedimientos de debida
diligencia establecidos en este anexo I para identificar las cuentas reportables a los EUA y las cuentas mantenidas por
instituciones financieras no participantes.
B. Para los efectos del Acuerdo:
1. Se entiende que todos los montos en dólares incluyen el equivalente en otras monedas.
2. Con excepción a lo señalado en el artículo 2 del Acuerdo, el saldo o valor de la cuenta se determinará al último día
del año calendario u otro periodo de reporte apropiado.
3. Cuando el límite de un saldo o valor se determine al último día del año calendario conforme a este anexo I, el
saldo o valor respectivo se determinará al último día del periodo de reporte que termine con o durante ese año
calendario.
4. Sujeto a lo dispuesto en el párrafo II.E (1), una cuenta se considerará una “cuenta reportable” a los EUA a partir de
la fecha en que se identifique como tal, de conformidad con los procedimientos de debida diligencia establecidos en este
anexo I.
5. A menos que se indique lo contrario, la información con respecto a una “cuenta reportable” a los EUA deberá
reportarse anualmente en el año calendario siguiente a aquél en que se relacione la información.
C. Como alternativa a los procedimientos descritos en cada sección de este anexo I, México podrá permitir a sus
instituciones financieras mexicanas sujetas a reportar, a basarse en los procedimientos descritos en las regulaciones del
Tesoro de los EUA para determinar si se trata de una “cuenta reportable” a los EUA o una mantenida en una institución
financiera no participante.
II. Cuentas preexistentes de personas físicas. Las siguientes reglas y procedimientos aplican para identificar
“cuentas reportables” a los EUA entre las cuentas preexistentes mantenidas por personas físicas (“cuentas preexistentes
de personas físicas”).
A. Cuentas que no requieren ser revisadas, identificadas o reportadas. A menos que la institución financiera
mexicana sujeta a reportar elija lo contrario, cuando las reglas de implementación de México prevean dicha elección, no
se requiere que las siguientes cuentas sean revisadas, identificadas o reportadas como “cuentas reportables” a los EUA:

1.  y  2.  Sujeto  a  lo


dispuesto  en  el  numeral Con un saldo o valor que
E(2)  de  esta  sección,  las no  exceda  de  cincuenta
cuentas  preexistentes  de mil (50,000) dólares
personas físicas Al  31  de  diciembre  de
2013
Que  sean  contratos  de Con  un  saldo  o  valor  de
seguro  con  valor  en doscientos  cincuenta  mil
efectivo  y  contratos  de (250,000)  dólares  o
renta vitalicia menos
Siempre  que  la  legislación  o  regulaciones  de
México  o  los  EUA  efectivamente  impidan  la  venta
de  contratos  de  seguro  con  valor  en  efectivo  o
Que  sean  contratos  de contratos de renta vitalicia a residentes de los EUA,
3.  Las  cuentas
seguro  con  valor  en por ejemplo, si la institución financiera de la que se
preexistentes  de  personas
efectivo  o  contratos  de trate  no  cuenta  con  el  registro  requerido  conforme
físicas
renta vitalicia a  la  legislación  de  los  EUA  y  la  legislación  en
México  requiere  el  reporte  o  la  retención  con
respecto a productos de seguros de residentes en
México
4. Cualquier cuenta de depósito con un saldo o valor de cincuenta mil (50,000) dólares o menos

B. Procedimientos de revisión para cuentas individuales preexistentes con un saldo o valor al 31 de diciembre
de 2013 que exceda de 50,000 dólares (250,000 dólares para contratos de seguro con valor en efectivo o contratos
de renta vitalicia), pero que no exceda de 1’000,000 de dólares para “cuentas de bajo valor”.
C. Procedimientos adicionales aplicables a cuentas preexistentes de personas físicas que son cuentas de bajo
valor.
valor.
D. Procedimientos de mayor revisión para cuentas preexistentes de personas físicas con un saldo o valor que
exceda de $1’000,000 de dólares al 31 de diciembre de 2013 o al 31 de diciembre de cualquier año subsecuente
(“cuentas de alto valor”).
E. Procedimientos adicionales aplicables a las cuentas de alto valor.
III. Nuevas cuentas de personas físicas. Las siguientes reglas y procedimientos aplicarán para identificar “cuentas
reportables” a los EUA entre las cuentas mantenidas por personas físicas y abiertas a partir del 1 de enero de 2014
(“Nuevas cuentas de personas físicas”).
A. Cuentas que no requieren ser revisadas, identificadas o reportadas.
B. Otras nuevas cuentas de personas físicas.
C. Si la auto certificación establece que el cuentahabiente es residente en los EUA para efectos fiscales, la institución
financiera mexicana sujeta a reportar debe considerar a la cuenta como una “cuenta reportable” a los EUA y obtener
una auto certificación que incluya el TIN del cuentahabiente de ese país (lo cual puede ser una Forma W-9 del IRS u otra
forma similar acordada).
D. Si existe un cambio en las circunstancias con respecto a una nueva cuenta de persona física que cause que la
institución financiera mexicana sujeta a reportar conozca o tenga razones para conocer que la auto certificación
original es incorrecta o no fiable, la institución financiera mexicana sujeta a reportar no puede confiar en la auto
certificación original y debe obtener una auto certificación válida que establezca si el cuentahabiente es ciudadano o
residente de los EUA para efectos fiscales. Si la institución financiera mexicana sujeta a reportar no puede obtener una
auto certificación válida, debe considerar a la cuenta como una “cuenta reportable” a los EUA.
IV. Cuentas preexistentes de entidades. Las siguientes reglas y procedimientos son aplicables para efectos de
identificar “cuentas reportables” de los EUA y cuentas mantenidas por “instituciones financieras no participantes entre
las cuentas preexistentes mantenidas por entidades” (“cuentas preexistentes de entidades”).
A. Cuentas de entidades que no requieren ser revisadas, identificadas o reportadas.
B. Cuentas de entidades sujetas a revisión.
C. Cuentas de entidades con respecto a las cuales se debe reportar.
D. Procedimientos de revisión para identificar las cuentas de entidades que requieren ser reportadas.
E. Fecha de revisión y procedimientos adicionales aplicables a las cuentas preexistentes de entidades.
V. Cuentas nuevas de entidades.
VI. Reglas especiales y definiciones. Las siguientes reglas y definiciones adicionales son aplicables al momento de
implementar el procedimiento de debida diligencia anteriormente descrito:
A. Confiabilidad de auto certificaciones y evidencia documental.
B. Definiciones.
C. Reglas para la acumulación de saldos de cuentas y la conversión de moneda.
D. Evidencia documental. Para efectos de este anexo I, la documentación aceptable como evidencia incluye
cualquiera de los documentos siguientes:
1. Un certificado de residencia emitido por la autoridad tributaria competente del país donde el beneficiario señale
ser residente.
2. Con respecto a una persona física, cualquier identificación válida emitida por un ente gubernamental autorizado
(por ejemplo, un gobierno o agencia de éste, o un municipio), que incluya el nombre de la persona física y usualmente se
utilice para fines de identificación.
3. Con respecto a una entidad, cualquier documentación oficial emitida por un ente gubernamental autorizado (por
ejemplo, un gobierno o agencia de éste, o un municipio), que incluya el nombre de la entidad y ya sea el domicilio de la
oficina principal del país (o territorio de los EUA) del que manifieste ser residente o del país (o territorio de ese país) en
donde la entidad fue constituida u organizada.
4. Con respecto a una cuenta mantenida en una jurisdicción con reglas para el combate del lavado de dinero que han
sido aprobadas por el IRS en relación con un acuerdo de “intermediario calificado” (como se describe en las
regulaciones del Departamento del Tesoro de los EUA aplicables), cualquier otro documento distinto a una Forma W-8 o
W-9 que se encuentre referenciado en el anexo de la jurisdicción de ese Acuerdo para identificar personas físicas o
entidades.
5. Cualquier estado financiero, reporte crediticio de un tercero, presentación de concurso mercantil o un reporte de
la Securities and Exchange Commission de los EUA.

Anexo II Instituciones financieras de México no sujetas a reportar y productos


General
Este anexo II puede ser actualizado a través de un acuerdo mutuo entre las autoridades competentes de las Partes
para:

Que  representen  un  bajo  riesgo  al  ser  utilizados  por  personas  de
1. Incluir: los  EUA  para  evadir  impuestos  en  ese  país  y  que  tienen
Entidades, características similares a las entidades, cuentas y producto
cuentas  y
productos Que debido a un cambio de circunstancias, dejaron de constituir un
2. Remover: bajo  riesgo  de  ser  utilizadas  por  una  persona  de  los  EUA  para
evadir impuestos en esa nación

Los procedimientos para llegar a un acuerdo mutuo podrán ser incluidos en el acuerdo mutuo descrito en el párrafo
6 del artículo 3 del Acuerdo.
I. Beneficiarios efectivos exentos. Las siguientes categorías de instituciones son instituciones financieras
mexicanas no sujetas a reportar, que son consideradas como beneficiarios efectivos exentos para fines de la sección
1471 del Código de Rentas Internas de los EUA:
A. El Gobierno mexicano y cualquiera de sus subdivisiones políticas, o cualquier entidad o instrumento que
sea propiedad total de uno o varios de los anteriores, incluyendo:
a. Nacional Financiera, S.N.C. (Nafin).
b. Banco Nacional de Comercio Exterior, S.N.C. (Bancomext).
c. Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, S.N.C. (Banobras).
d. Sociedad Hipotecaria Federal, S.N.C. (SHF).
e. Financiera Rural.
B. El Banco Central:
a. El Banxico y cualquiera de sus subsidiarias que sean de su total propiedad.
C. Fondos de pensiones:
a. Instituciones de seguros de pensiones y de supervivencia conforme a lo definido en el artículo 159, fracción IV de
la LSS.
II. Las instituciones financieras consideradas cumplidas. Las siguientes categorías de instituciones son
instituciones financieras mexicanas no sujetas a reportar que son instituciones financieras consideradas cumplidas,
para fines de la sección 1471 del Código de Rentas Internas de los EUA:
A. Cualquier organización exenta residente en México que tenga derecho a los beneficios previstos en el artículo 22
del Convenio entre el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Gobierno de los EUA para Evitar la Doble
Imposición e Impedir la Evasión Fiscal en Materia de ISR y el párrafo 17 de su Protocolo.
B. De conformidad con el párrafo 3 del artículo 5, un fideicomiso, en la medida en que la fiduciaria del fideicomiso
sea una institución financiera mexicana sujeta a reportar y reporte cualquier información que requiera ser obtenida e
intercambiada, de conformidad con este Acuerdo con respecto a cualquier persona que controle el fideicomiso.
C. Un fideicomiso que sirve exclusivamente como garantía y fuente alterna de pago de una deuda u obligación de
compra del fideicomitente.
D. Un fideicomiso cuyos activos consistan exclusivamente en bienes inmuebles.
E. En el caso de una entidad de inversión que sea un vehículo de inversión colectivo regulado por la legislación
mexicana:
a. Si todas las participaciones en el vehículo de inversión colectivo (incluyendo intereses derivados de una deuda
que excedan de 50,000 dólares se encuentran en posesión de, o son mantenidas a través de una o varias instituciones
financieras que no son instituciones financieras no participantes, ese vehículo de inversión colectivo será tratado como
una Institución Financiera Extranjera (Foreign Financial Institution -FFI), considerada cumplida para fines de la sección
1471 del Código de Rentas de los EUA y las obligaciones de reporte de cualquier entidad de inversión (distinta a una
institución financiera a través de la cual se poseen las participaciones en el vehículo colectivo de inversión) se
considerarán cumplidas con respecto de las participaciones en el vehículo de inversión colectivo, y
b. Si el vehículo de inversión colectivo no se encuentra descrito en el párrafo (a), las obligaciones de reporte de todas
las otras entidades de inversión requeridas a reportar con respecto a las participaciones en el vehículo de inversión
colectivo, serán consideradas cumplidas siempre que la información requerida a ser reportada de conformidad con este
Acuerdo sea reportada por el vehículo de inversión colectivo u otra entidad de inversión, de conformidad con el párrafo
3 del artículo 5 de este Acuerdo.
III. Productos exentos. Las siguientes categorías de cuentas y productos en México no serán consideradas como
cuentas financieras y, por tanto, no serán cuentas reportables a los EUA, de conformidad con este Acuerdo:
a. Planes personales de retiro
Cuentas que se establecen con el único fin de recibir y administrar recursos cuyo único destino es ser utilizados al
llegar el titular a los 65 años de edad, o en los casos de invalidez o incapacidad del titular para realizar un trabajo
personal remunerado, de conformidad con las leyes de seguridad social y el artículo 176, fracción V de la LISR.
b. Primas de seguros para el retiro
Un contrato de seguro cuyo objetivo es el ahorro para el retiro y que se encuentra regulado por el artículo 218 de la
LISR, siempre que las aportaciones anuales no sobrepasen la cantidad deducible de ese año para fines del impuesto
sobre la renta ISR en México.
c. Fondos de pensiones
Administrados por las Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORES)
(i) Aportaciones obligatorias. Una subcuenta de aportaciones obligatorias donde se deposita las cuotas obrero-
patronal y estatal, que son obligatorias de acuerdo con lo previsto en la LSS, la LINFONAVIT y la LSAR.
(ii) Aportaciones voluntarias y complementarias. Una subcuenta de aportaciones voluntarias o complementarias del
trabajador, siempre que dichas contribuciones no excedan de cincuenta mil dólares ($50,000) en cualquier año.
Ese acuerdo se encuentra dentro del Anexo 25 de la Resolución Miscelánea Fiscal para el ejercicio 2018.

1.4.6. ENTIDADES FINANCIERAS RELACIONADAS CON LA LEY FEDERAL PARA LA PREVENCIÓN E


IDENTIFICACIÓN DE OPERACIONES CON RECURSOS DE PROCEDENCIA ILÍCITA

La LFPIORPI, publicada en el DOF del 17 de octubre de 2012, tiene por objeto proteger el sistema financiero y la
economía nacional, estableciendo medidas y procedimientos para prevenir e identificar actos u operaciones que
involucren recursos de procedencia ilícita. Esta ley señala diversas actividades no financieras que son consideradas
vulnerables, como son los juegos, concursos y sorteos, la compra-venta de bienes inmuebles, vehículos (aéreos,
marítimos y terrestres), joyas, obras de arte, tarjetas de prepago; así como ciertas operaciones realizadas por agentes
intermediarios.
En virtud de lo anterior, quienes realicen las actividades mencionadas deberán presentar Aviso a la SHCP con el fin
de identificar las operaciones riesgosas. Al respecto, la LFPIORPI faculta a la propia SHCP para realizar actos de
verificación y supervisión, así como imponer multas, a quienes presenten de forma extemporánea o no presenten los
avisos correspondientes.
La ley en comento regula entonces todas las actividades vulnerables (actividades y profesiones no financieras).
El siguiente cuadro muestra la tipificación de los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y de
terrorismo y su financiamiento.

Delito Artículo
Operaciones con recursos de procedencia ilícita Artículos 400­Bis y 400­Bis­1 del Código Penal
(lavado de dinero) Federal
Terrorismo y su financiamiento Artículo 139 del Código Penal Federal
Terrorismo internacional y su financiamiento Artículo 148­Bis del Código Penal Federal

El fundamento legal del régimen de prevención, identificación y reporte de operaciones posiblemente vinculadas
con los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y de terrorismo y su financiamiento es el siguiente:
Institución a la que aplica Ordenamiento Artículo
• Instituciones de Crédito Ley  de  Instituciones  de Artículo 115
Crédito
• Instituciones de Crédito
• Sociedades  Financieras  de Ley  General  de Artículo 87­D
Objeto Múltiple (SOFOMES) Organizaciones  y
Actividades  Auxiliares  del •
Sociedades  Financieras  de  Objeto
• Entidades reguladas Crédito
Múltiple,  Entidades  Reguladas
(SOFOMES, E.R.)
• Entidades no reguladas
Artículo 95
• Casas de cambio
• Casas de cambio
• Almacenes  generales  de
depósito • Almacenes generales de depósito
• Arrendadoras financieras • Arrendadoras financieras
• Empresas  de  factoraje • Empresas de factoraje financiero
financiero
Artículo 95­Bis
• Transmisores de dinero • Transmisores de dinero
• Centros cambiarios • Centros cambiarios
• Sociedades  Financieras  de  Objeto
Múltiple,  Entidades  No  Reguladas
(SOFOMES, E.N.R.)
• Casas de bolsa Ley  del  Mercado  de Artículo 212
Valores
• Instituciones de Seguros Ley  General  de Artículo 140
Instituciones  y
• Sociedades  Mutualistas  de Sociedades  Mutualistas • Instituciones de Seguros
Seguros de Seguros • Sociedades Mutualistas de Seguros
• Instituciones  y  Sociedades Ley  de  Instituciones  de Artículo 492
Mutualistas  y  agentes  de Seguros y Fianzas
seguros y fianzas • Instituciones de Seguros y Fianzas
• Administradoras  de  Fondos Ley  de  los  Sistemas  de Artículo 108­Bis
para el Retiro Ahorro para el Retiro
• Administradoras  de  Fondos  para  el
Retiro
• Sociedades  Cooperativas  de Ley  para  Regular  las Artículos 71 y 72
Ahorro y Préstamo Actividades  de  las
Sociedades  Cooperativas •
Sociedades  Cooperativas  de  Ahorro  y
Préstamo
de Ahorro y Préstamo
• Sociedades de Inversión Ley  de  Sociedades  de Artículo 91
Inversión
• Sociedades de Inversión
• Sociedades  Financieras Ley  de  Ahorro  y  Crédito Artículo 124
Populares Popular
• Sociedades Financieras Populares
• Uniones de Crédito Ley  de  Uniones  de Artículo 129
Crédito
• Uniones de Crédito

FORMATOS OFICIALES PARA LOS REPORTES DE OPERACIONES RELEVANTES, INUSUALES,


PREOCUPANTES Y DE OPERACIONES EN EFECTIVO DE LOS EUA A QUE SE REFIEREN LAS
DISPOSICIONES DE CARÁCTER GENERAL EN MATERIA DE PREVENCIÓN, DETECCIÓN Y REPORTE DE
OPERACIONES POSIBLEMENTE VINCULADAS CON LOS DELITOS DE OPERACIONES CON RECURSOS
DE PROCEDENCIA ILÍCITA Y DEL TERRORISMO Y SU FINANCIAMIENTO
Ordenamiento
Institución a la que Resolución por la que se expide el formato oficial
aplica para el reporte de operaciones Publicación en el DOF
Todas Relevantes,  inusuales  y  preocupantes  contemplado 14 de diciembre de 2004
en  las  disposiciones  de  carácter  general  que  se
indican, así como el instructivo para su llenado Reforma 18 de mayo de
2005
Reforma 25 de octubre de
2010
Reforma 8 de junio de
2012
Instituciones de Con  dólares  en  efectivo  de  los  EUA,  en  términos  de 31 de marzo de 2011
crédito las disposiciones de carácter general a que se refiere
el  artículo  115  de  la  Ley  de  Instituciones  de  Crédito,
así como el instructivo para su llenado
Casas de cambio Con  dólares  en  efectivo  de  los  EUA,  en  términos  de 30 de septiembre de 2011
las disposiciones de carácter general a que se refiere
el artículo 95 de la Ley General de Organizaciones y
Actividades  Auxiliares  del  Crédito  aplicables  a  las
casas  de  cambio,  así  como  el  instructivo  para  su
llenado
Casas de bolsa Con  dólares  en  efectivo  de  los  EUA,  en  términos  de 30 de septiembre de 2011
las  nuevas  disposiciones  de  carácter  general  a  que
se  refiere  el  artículo  212  de  la  Ley  del  Mercado  de
Valores, así como el instructivo para su llenado
SOFOMES, E.N.R. Relevantes,  inusuales  e  internas  preocupantes 31 de mayo de 2012
contemplado en las disposiciones de carácter general
a  que  se  refieren  los  artículos  115  de  la  Ley  de
Instituciones de Crédito en relación con el 87­D de la
Ley  General  de  Organizaciones  y  Actividades
Auxiliares  del  Crédito  y  95­Bis  de  este  último
ordenamiento, aplicables a las sociedades financieras
de  objeto  múltiple,  así  como  el  instructivo  para  su
llenado,  respecto  de  las  sociedades  financieras  de
objeto múltiple no reguladas
1.4.7. SECRETO FINANCIERO

Todas las entidades financieras tienen la obligación de guardar el secreto financiero; sin embargo, cuando la
información es solicitada por alguna autoridad judicial, fiscal o administrativa, ésta se tendrá que proporcionar.
La obligación para las entidades financieras de cumplir con el secreto financiero y de proporcionar la información
que soliciten las autoridades judiciales, fiscales o administrativas se fundamenta en los artículos 142 de la LIC, 34 de la
LACP, 44 de la LUC y 69 de la LRASCAP.
En todos esos artículos la redacción de la disposición es similar, por lo que aquí se transcribe solamente la que
corresponde a la LIC:

Artículo 142. La información y documentación relativas a las operaciones y servicios a que se


refiere el artículo 46 de la presente ley, tendrá carácter confidencial por lo que las instituciones de
crédito, en protección del derecho a la privacidad de sus clientes y usuarios que en este artículo se
establece, en ningún caso podrán dar noticias o información de los depósitos, operaciones o
servicios, incluyendo los previstos en la fracción XV del citado artículo 46, sino al depositante,
deudor, titular, beneficiario, fideicomitente, fideicomisario, comitente o mandante, a sus
representantes legales o a quienes tengan otorgado poder para disponer de la cuenta o para
intervenir en la operación o servicio.

Como excepción a lo dispuesto por el párrafo anterior, las instituciones de crédito estarán
obligadas a dar las noticias o información a que se refiere ese párrafo, cuando lo solicite la
autoridad judicial en virtud de providencia dictada en juicio en el que el titular o, en su caso, el
fideicomitente, fideicomisario, fiduciario, comitente, comisionista, mandante o mandatario sea parte o
acusado. Para los efectos del presente párrafo, la autoridad judicial podrá formular su solicitud
directamente a la institución de crédito, o a través de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Las instituciones de crédito también estarán exceptuadas de la prohibición prevista en el


primer párrafo de este artículo y, por tanto, obligadas a dar las noticias o información mencionadas,
en los casos en que sean solicitadas por las siguientes autoridades:

I. El Procurador General de la República o el servidor público en quien delegue facultades


para requerir información, para la comprobación del hecho que la ley señale como delito y de la
probable responsabilidad del indiciado.

II. Los procuradores generales de justicia de los Estados de la Federación y del Distrito
Federal o subprocuradores, para la comprobación del hecho que la ley señale como delito y de la
probable responsabilidad del indiciado.

III. El Procurador General de Justicia Militar, para la comprobación del hecho que la ley señale
como delito y de la probable responsabilidad del indiciado.

IV. Las autoridades hacendarias federales, para fines fiscales.

V. La SHCP, para efectos de lo dispuesto por el artículo 115 de la presente ley.

VI. El Tesorero de la Federación, cuando el acto de vigilancia lo amerite, para solicitar los estados
de cuenta y cualquier otra información relativa a las cuentas personales de los servidores públicos,
auxiliares y, en su caso, particulares relacionados con la investigación de que se trate.

VII. La Auditoría Superior de la Federación, en ejercicio de sus facultades de revisión y


fiscalización de la Cuenta Pública Federal y respecto a cuentas o contratos a través de los cuales se
administren o ejerzan recursos públicos federales.

VIII. El titular y los subsecretarios de la Secretaría de la Función Pública, en ejercicio de sus


facultades de investigación o auditoría para verificar la evolución del patrimonio de los servidores
públicos federales.

La solicitud de información y documentación a que se refiere el párrafo anterior, deberá


formularse en todo caso, dentro del procedimiento de verificación a que se refieren los artículos 41 y
42 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, y

IX. La Unidad de Fiscalización de los Recursos de los Partidos Políticos, órgano técnico del Consejo
General del Instituto Nacional Electoral, para el ejercicio de sus atribuciones legales, en los términos
establecidos en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales. Las autoridades
electorales de las entidades federativas solicitarán y obtendrán la información que resulte necesaria
también para el ejercicio de sus atribuciones legales a través de la unidad primeramente mencionada.

Las autoridades mencionadas en las fracciones anteriores solicitarán las noticias o información a
que se refiere este artículo en el ejercicio de sus facultades y de conformidad con las disposiciones
legales que les resulten aplicables.

En el caso de la fracción V, respecto de la información que se debe entregar a la SHCP, el artículo 115 señala las
medidas preventivas para detectar e identificar las actividades de lavado de dinero, así como la información requerida
por la autoridad.
Asimismo, el artículo 115-Bis menciona las instituciones de crédito que podrán intercambiar información en
términos de las disposiciones de carácter general a que se refiere el artículo 115 de la LIC, con el objetivo de fortalecer
las medidas para prevenir e identificar actos, omisiones u operaciones que pudieran favorecer, prestar ayuda, auxilio o
cooperación de cualquier especie para la comisión del delito previsto en el artículo 139 o 148-Bis del CPF, o que pudieran
ubicarse en los supuestos del artículo 400-Bis del mismo código.
El cumplimiento de las obligaciones y el intercambio de información a que se refiere el artículo en comento no
implicarán transgresión alguna a lo establecido en el artículo 142 de la LIC, es decir, violación al secreto bancario.

1.5. LAVADO DE DINERO

Como antecedentes de este delito están las Convenciones que inició la ONU, en las que su principal preocupación se
centró en el tráfico de drogas, la delincuencia organizada y el terrorismo, con la finalidad de tomar medidas para evitar
que el producto o ganancia derivado de esos delitos se pudiera introducir a la economía formal, convirtiéndose en
dinero lícito.

1.5.1. CONCEPTO DE LAVADO DE DINERO

El lavado de dinero es el proceso a través del cual se encubre u oculta el origen de los fondos –tanto en moneda
nacional como extranjera– generados mediante el ejercicio de algunas actividades ilegales o criminales, como pueden
ser el tráfico de drogas o estupefacientes, contrabando de armas, corrupción, fraude, prostitución, extorsión, piratería y,
últimamente, terrorismo.
El objetivo de esa operación, que generalmente se realiza en varios niveles, consiste en hacer que los fondos o
activos obtenidos a través de actividades ilícitas aparezcan como el “fruto de actividades legítimas” y circulen sin
problema en el sistema financiero de los diferentes países.
Estos fondos –como ya se dijo– provienen de diversas actividades ilegales como: tráfico de drogas, secuestro,
extorsión, evasión fiscal o recursos provenientes de funcionarios que incurren en actos de corrupción en complicidad
con los agentes económicos de los sectores privado, social y público, los cuales pueden ser depositados o “pasados” por
las diferentes entidades para su respectivo lavado, tipificando las conductas delictivas contempladas por las leyes de
cada país.
Sobre el concepto del lavado de dinero y activos se han suscitado discusiones y polémicas en cuanto a la tipificación
de ciertas conductas delictivas que reditúan ingresos mal habidos.
Por ejemplo, en el caso de algún Estado o país donde se considera el blanqueo de capitales como delito conexo y no
autónomo, y para demostrarlo hay que ligarlo con el tráfico de drogas. Pero si se demostró fraude, malversación de
fondos públicos, asociación ilícita para delinquir y peculado, eso no tiene nada que ver con narcotráfico.
Sin embargo, dado que jurídicamente el “dinero sucio” proviene de actividades ilícitas, entonces se pensaría que los
actos de corrupción son en sí mismos una manera fraudulenta de generar dinero.
Otro caso reciente es el del fraude corporativo de la empresa Enron, donde se constituyeron compañías en paraísos
fiscales off shore y se hicieron transferencias de dinero que resultaron ser el fruto de “fraudes contables” generados por
el Gobierno Corporativo de esa institución. Hoy en día este delito se encauza como lavado de dinero y activos, por lo que
ya han sido juzgados varios directivos bajo este cargo criminal.
Cada país tiene su propia manera de definir esta actividad ilícita: lavado de activos, lavado de dinero, legitimación o
blanqueo de capitales, etc.; esta terminología nos puede llevar a las siguientes definiciones, por cierto, muy cuestionadas
y que desatan polémicas jurídicas como las ya enunciadas.

Legitimación o blanqueo de
Lavado de dinero Lavado de activos
capitales
Dar apariencia legal a un producto o servicio procedente del narcotráfico (drogas psicotrópicas)
Sin  embargo,  las  drogas  sintéticas Y  los  delitos  graves  que Y  todos  los  delitos  tipificados
como el “éxtasis” no se incluyen considere  la  legislación.  En en  el  código  penal  de  cada
algunos  países  se  exceptúa  la país,  incluidos:  la  corrupción
corrupción  administrativa,  la administrativa, la evasión fiscal y
evasión  fiscal  y  el  fraude el fraude corporativo
corporativo
El lavado de activos, considerado en muchos países como una conducta criminal sancionada por la ley, tiene la
característica de ser, quizá, la actividad criminal más compleja, especializada, de difícil detección, identificación y
comprobación, así como una de las que mayor rentabilidad generan para las organizaciones criminales.
La propia actividad criminal ha exigido a la delincuencia aplicar el diseño de ingenierías financieras y económicas
sofisticadas mediante las cuales sea posible inducir los recursos obtenidos como resultado de sus actividades ilícitas, con
la finalidad de introducirlos en el flujo financiero, mezclándose así en los sectores económicos, los recursos obtenidos, lo
que ha generado, mediante el desarrollo de actividades y operaciones comerciales, financieras, bursátiles y societarias,
entre otras, una “apariencia” de legalidad sobre bienes que, siendo considerados producto, instrumento o efecto de un
delito o consecuencia de su transformación, logran incorporarse formalmente al patrimonio del delincuente, de la
organización criminal o de sus cómplices, facilitando con ello el incremento de su capacidad económica, el acceso a las
esferas de poder y, en todo caso, la intensificación de la actividad criminal.
Las grandes organizaciones criminales en todo el mundo desde hace muchísimos años han vivido peleándose los
mercados y territorios para realizar sus acciones ilícitas, las cuales van desde la venta de drogas hasta actos de
secuestro, extorsión y robo.
Estos delitos son cometidos por los más diversos cárteles, bandas, mafias, etc., como, por ejemplo, la mafia siciliana,
los yakuza, los carteles colombianos y mexicanos, la mafia rusa, además de funcionarios y políticos corruptos, grupos
terroristas, entre otros, quienes conforman la delincuencia organizada, obteniendo ingresos exorbitantes como
resultado de sus actividades delictivas.
Ahora bien, esas ganancias no sólo se relacionan con el tráfico de drogas –como ya se vio– pues las actividades
ilícitas se diversifican, clasifican y especializan, alcanzando una economía de escala en todo el flujo de sus operaciones y
ejecutando con “visión empresarial” el desarrollo de actividades como el tráfico de armas y explosivos, tráfico de
mujeres y menores (trata de blancas), tráfico ilícito de recursos naturales, espionaje industrial, fraude financiero y de
seguros, fraude informático o cibernético, contrabando, extorsión, terrorismo, corrupción y secuestro, entre otros,
convirtiendo al lavado de activos en un elemento autónomo y complementario, pero en todo caso esencial para la
organización criminal.
Sin duda, existen situaciones de índole económica, política e incluso cultural o social las cuales de alguna manera
favorecen los procesos de lavado de dinero a nivel mundial.

Contaminación de las economías


En las zonas económicamente pobres, la inversión de capital en diversos negocios le da movimiento a la economía
local, pues la derrama de flujo de efectivo mediante la productividad y el consumo implica la existencia de una
población con poder adquisitivo al generarse fuentes de empleo. Con ello, también se empiezan a demandar servicios
como el del crédito.
Aunado a lo anterior, a nivel político, las personas que acceden a los órganos de gobierno en realidad no tienen la
capacidad para gobernar ni tampoco la sensibilidad social para resolver los problemas principales de sus gobernados,
pues sólo ven por los intereses de grupos minoritarios o partidistas, al tiempo que sólo velan por su beneficio personal
apropiándose de los recursos públicos, dejando a la deriva a la población.
En consecuencia, la gente opta por emigrar a otros lugares en busca de oportunidades de progreso personal, con lo
que sus comunidades y regiones son presa fácil de la delincuencia organizada, porque se vuelven el lugar ideal para
colocar sus ganancias y convertirlas en capitales de “prósperos y visionarios empresarios” que están en pleno desarrollo
y expansión mercantilista.
Estos “empresarios” nunca son rechazados aunque se conozcan sus orígenes; por el contrario, incluso reciben
facilidades por parte de las autoridades locales para su establecimiento, a cambio de la creación de fuentes de trabajo, y
es ahí donde se mezclan los recursos ilícitos con los recursos lícitos, contaminando las economías.
No es ningún secreto que las organizaciones criminales han ejercido una fuerte influencia y poder sobre
autoridades administrativas, financieras, judiciales y policiales, principalmente mediante el soborno, lo que ha
favorecido los intereses de la delincuencia organizada.
Así es como el lavado de dinero también permea en la función pública y en la política.
Un ejemplo muy claro lo tenemos en el derroche de dinero para las campañas electorales, cuyos “topes” establecidos
por la autoridad siempre han sido rebasados debido a las grandes cantidades de dinero que les “inyecta” la delincuencia
organizada, para comprometer a los candidatos a gobernantes a ceder en todas las pretensiones de esos grupos.
Como por ejemplo, a cambio de esos “apoyos” económicos, la delincuencia organizada asegura un territorio de libre
tránsito para el desarrollo de sus actividades ilícitas sin ser molestados por la autoridad.
El lavado de dinero es una actividad que a diario está presente en todas las economías del mundo, y así continuarán
las cosas en tanto existan actividades ilegales tan redituables como las antes mencionadas.

1.5.2. ETAPAS DEL LAVADO DE DINERO Y ACTIVOS


Sin duda, la avanzada tecnología en lo que se refiere a sistemas de información en una economía globalizada como
la que vivimos ha facilitado el acceso a nuevos y más complejos mecanismos o modalidades de lavado de dinero, lo que
ha hecho más difícil la identificación estructural de la operación de lavado o de sus etapas.
Las etapas básicas del lavado de dinero y activos son las siguientes:
a) Producto de los actos ilícitos: Obtención de dinero en efectivo o medios de pago en desarrollo y sus consecuentes
actividades ilícitas (venta de productos o prestación de servicios ilícitos).
b) Destino del producto: Colocación o incorporación del producto ilícito en el sistema financiero o no financiero de
la economía local o internacional.
c) Dispersión del producto: Mediante la estratificación, diversificación o transformación, el dinero o los bienes
introducidos en una entidad financiera o no financiera se estructuran en sucesivas operaciones para ocultar, invertir,
transformar, asegurar o dar en custodia bienes provenientes del delito, o bien se mezclan con dinero de origen legal,
con el propósito de disimular su origen ilícito y alejarlo de su verdadera fuente.
d) Reintegración del producto en propiedad o en derechos: Mediante la inversión o goce de los capitales ilícitos,
éstos regresan al sistema financiero o no financiero, disfrazados como dinero legítimo.

1.5.3. CARACTERÍSTICAS DEL LAVADO DE DINERO Y ACTIVOS

Esta actividad se caracteriza principalmente porque:


a) Es considerada como un delito económico y financiero cometido por los denominados “delincuentes de cuello
blanco”, quienes manejan cuantiosas sumas de dinero, lo cual les da una posición económica y social privilegiada.
b) Integra un conjunto de operaciones financieras complejas, con características, frecuencias y volúmenes que se
salen de los parámetros habituales o se realizan sin un sentido económico.
c) Trasciende a dimensiones internacionales, pues cuenta con un avanzado desarrollo tecnológico de canales
financieros a nivel mundial.

1.5.4. METAS DEL OPERADOR- LAVADOR DE DINERO O ACTIVOS

a) Preservar y dar seguridad al dinero destinado para lavar.


b) Efectuar transferencias con la intención de pasar desapercibido por sus operaciones financieras.
c) Buscar la discrecionalidad y la garantía de una estricta confidencialidad.
d) Legitimar su dinero y poder ostentarse como un empresario próspero.
e) Estructurar procedimientos y transacciones complicadas y documentadas, de tal manera que confundan el origen
de los recursos.

1.5.5. OPERACIONES FINANCIERAS

Se dan en todo momento en cualquier economía mediante la adquisición de bienes y servicios que requiere toda
población para poder satisfacer sus necesidades básicas, y para desarrollar una profesión o ejecutar un oficio de manera
cotidiana.

1.5.5.1. PAGO EN EFECTIVO

El pago en efectivo no está prohibido en México, y la Ley Monetaria de los Estados Unidos Mexicanos (LMEUM)
expresa que nuestra unidad del sistema monetario es el “peso”, y que la moneda circulante podrá manejarse mediante
billetes, monedas y otras monedas metálicas acuñadas en oro y en plata, cuyo peso, cuño, ley y demás características
especifiquen los decretos relativos.
La ley en comento señala:
a) Los pagos en efectivo de obligaciones en moneda nacional cuyo importe comprenda fracciones de la unidad
monetaria que no sean múltiplos de cinco centavos, se efectuarán ajustando el monto del pago al múltiplo de cinco
centavos más próximo a ese importe. Los pagos cuya realización no implique entrega de efectivo se efectuarán por el
monto exacto de la obligación.
b) Las oficinas públicas de la Federación, estados y municipios, estarán obligadas a recibir las monedas a que se
refiere el artículo que antecede, sin limitación alguna, en el pago de toda clase de impuestos, servicios o derechos.
c) Las obligaciones de pago por cualquier suma en moneda mexicana se denominarán invariablemente en pesos y,
en su caso, sus fracciones en centavos. Dichas obligaciones se solventarán mediante la entrega, por su valor nominal, de
billetes del Banxico o monedas metálicas de las señaladas en el artículo 2 de la mencionada LMEUM.
Debido a que el pago en efectivo no está prohibido en nuestro país, se ha tratado de desmotivar su utilización como
medio de pago, con la finalidad de facilitar la fiscalización de los ciudadanos y de evitar el lavado de dinero mediante la
medio de pago, con la finalidad de facilitar la fiscalización de los ciudadanos y de evitar el lavado de dinero mediante la
dispersión en las economías de recursos económicos, producto de ilícitos como el tráfico de drogas y el secuestro, entre
otros.
Sin embargo, el pago en efectivo es una costumbre en nuestro país, y más en zonas marginadas en las que incluso
todavía se acostumbra el trueque.
Sólo en las zonas en donde la infraestructura de servicios financieros lo permite se podrá reducir la forma de pago
con efectivo, independientemente de que todavía en las zonas de clase media y media baja el pago en efectivo
predomina, debido a que se trata de la población que va al día con sus gastos diarios y hace una buena parte de sus
compras en tiendas o misceláneas, establecimientos que no cuentan con los medios sistematizados que les permitan
operar con tarjetas de crédito o débito, monedero electrónico u otro medio electrónico.
Otra circunstancia que impide eliminar el pago en efectivo es que existen demasiados negocios y empleos
informales que básicamente realizan sus operaciones por medio de efectivo, lo que llevó a implementar un impuesto
como medio de control e identificación de evasores fiscales y operadores financieros de la delincuencia organizada: el
impuesto a los depósitos en efectivo, cuya ley entró en vigor el 1 de diciembre de 2008, y por la que hasta el 2013, los
cuentahabientes que realizaban depósitos en efectivo pagaban una tasa del 3% sobre las operaciones financieras por
cantidades que rebasaran los $15,000.00 al mes. Hoy en día tan sólo persiste la obligación de las entidades financieras,
de informar al SAT de las operaciones con depósitos en efectivo mayores a $15,000.00.
La información que generan las instituciones bancarias ha servido para que la autoridad fiscal, en este caso el
Servicio de Administración Tributaria (SAT), elabore sus programas de fiscalización, como lo ha hecho desde 2009 a la
fecha, cuando la autoridad fiscal exhortó a los cuentahabientes que habían hecho depósitos en efectivo y que eran
contribuyentes del impuesto sobre la renta (ISR), pero no habían declarado impuestos, para que se pusieran al corriente
en el pago de ese gravamen, inclusive con facilidades de pago mediante un convenio para hacerlo en parcialidades
mensuales.

1.5.5.2. PAGO ELECTRÓNICO

Consideraciones previas
Hablar de “dinero electrónico” es un tanto complicado y confuso, si tenemos en cuenta que dinero electrónico es
cualquier modalidad de pago que utilice tecnologías electrónicas, como, por ejemplo, las tarjetas.
Por ello, antes de proceder a la definición de este concepto es necesario considerar dos aspectos fundamentales: el
funcionamiento operativo de este medio de pago y las distintas modalidades que pueden ubicarse dentro de la
denominación general del “dinero electrónico”.
En el primer aspecto, se puede observar que el dinero electrónico se configura como una modalidad de las ya
conocidas transferencias electrónicas de fondos, en el sentido de que su uso implica un movimiento de fondos de una
cuenta bancaria a otra con el objeto de realizar un pago a través de un medio electrónico.
En el caso del dinero electrónico nos ubicamos dentro de la categoría de las transferencias de crédito, pues es el
comprador quien pone en marcha la operación correspondiente al girar instrucciones a su banco para que realice un
pago.
El segundo aspecto nos conduce a una doble vertiente conceptual, dado que la variedad de medios de pago
existentes, ubicados todos bajo la categoría general de “dinero electrónico”, obliga a hacer una diferenciación, y en este
sentido distinguimos el dinero electrónico en sentido amplio, así como en sentido restringido.

Dinero electrónico en sentido amplio y en sentido restringido

En lo que se refiere al dinero electrónico en sentido amplio, la noción “dinero electrónico” se identifica con
cualquier sistema de pago que requiera para su funcionamiento de una tecnología electrónica, abarcando esta
denominación las tarjetas electrónicas, los títulos valor electrónicos (cheques y letras de cambio), las cartas de crédito
electrónicas, el dinero efectivo electrónico, así como cualquier otra forma de pago que implique la existencia de un
medio electrónico para hacerse efectiva.
En cuanto al sentido restringido, la noción “dinero electrónico” alude al “dinero efectivo electrónico” o dinero digital
(en atención a la tecnología actualmente utilizada), refiriéndose esta expresión únicamente a las monedas y billetes
electrónicos como sustitutos del dinero metálico o del papel moneda tradicionalmente conocidos.

Definición
Según las consideraciones expuestas, se puede definir en forma general al dinero electrónico como un instrumento
basado en el funcionamiento de una transferencia electrónica de fondos que tiene por objeto facilitar el pago en
operaciones generalmente concertadas a través de redes de comunicación, pudiendo asumir distintas formas según la
voluntad de las partes negociantes.
Afirmo que se trata de operaciones generalmente concertadas a través de redes de comunicación porque hay
algunos casos, como las tradicionales tarjetas, que aun cuando implican el uso de medios electrónicos pueden ser
algunos casos, como las tradicionales tarjetas, que aun cuando implican el uso de medios electrónicos pueden ser
utilizadas en cualquier establecimiento físico, independientemente de la existencia de una red de comunicación.
Por otra parte, hablo del elemento volitivo como requisito indispensable para el uso del dinero electrónico, en el
entendido de que su aceptación siempre estará supeditada a la voluntad de las partes, debido a que no puede obligarse a
nadie a recibir ni a efectuar un pago distinto del dinero efectivo tradicional calificado como de curso legal en cada una
de las legislaciones existentes.
Así como los cheques y las tarjetas tradicionales requieren para su aceptación la manifestación del concurso de
voluntades entre el vendedor y el comprador y, en algunos casos, hasta del emisor del medio de pago, de igual manera
sucede con el dinero electrónico en cualquiera de sus distintas modalidades.
EFECTOS FISCALES EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE LAVADO DE
DINERO
Capítulo II. ESQUEMA GENERAL DE LA LEY FEDERAL PARA LA PREVENCIÓN E
IDENTIFICACIÓN DE OPERACIONES CON RECURSOS DE PROCEDENCIA ILÍCITA

CAPÍTULO II

ESQUEMA GENERAL DE LA LEY FEDERAL PARA


LA PREVENCIÓN E IDENTIFICACIÓN DE
OPERACIONES CON RECURSOS DE
PROCEDENCIA ILÍCITA

(Ley publicada en el DOF del 17 de octubre de 2012; en vigor a partir del 17 de julio de 2013)

2.1. OBJETO

El objeto de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita
(que para efectos prácticos en este capítulo también denominaremos como Ley contra el lavado de dinero, LFPIORPI o
simplemente “ley”), es crear e implementar medidas y procedimientos con la intención de prevenir y detectar actos,
omisiones y operaciones que involucren recursos de procedencia ilícita y delitos relacionados con los mismos.
Se consideran relacionados con los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, entre otros, el
encubrimiento previsto en el Código Penal Federal (CPF), los previstos en las leyes especiales, así como aquéllos de
carácter patrimonial donde los recursos involucrados pudieran ser objeto de acciones tendentes a ocultar su origen

{
ilícito, o bien, para financiar alguna actividad ilícita.
El sistema financiero es el principal medio para mover recursos económicos y mezclarlos en la economía nacional,
razón por la cual la ley en comento considera no sólo al sistema financiero, sino también a otras actividades de servicio,
para que identifiquen e informen acerca de operaciones relevantes de manejos en efectivo por montos fuera de lo
común.
común.
{
Actos
Que realice toda entidad financiera
Actividades
Operaciones serán objeto de identificación cuando se
vulnerables
hagan de manera habitual o profesional
Servicios

2.2. ACTIVIDADES VULNERABLES

Por actividades vulnerables se entienden los actos, operaciones y servicios que realizan las entidades financieras y
prestadoras de servicios y que son susceptibles de poder utilizarse como inyectores de dinero ilícito.
Por tanto, tenemos que con respecto de una actividad normal se consideran actividades vulnerables las que señala
específicamente la ley, y entonces estaremos dentro del margen de control de prevención y detección por parte de la
autoridad, dado que debemos observar el mínimo y el máximo, por lo que en consecuencia, si rebasamos el máximo en
el monto de la operación realizada estaremos obligados a presentar el aviso correspondiente ante la Secretaría de
Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El artículo 17 de la Ley contra el lavado de dinero señala que se entenderán por actividades vulnerables y, por tanto,
objeto de identificación, aquellas que se realicen de manera habitual o profesional, mismas que se enlistan a
continuación:

Actividades vulnerables Serán objeto de aviso ante la
SHCP
I. Las  vinculadas  a  la  práctica  de  juegos  con  apuestas,  concursos  o Cuando  el  monto  del  acto  u
sorteos  que  realicen  organismos  descentralizados  conforme  a  las operación sea igual o superior al
disposiciones  legales  aplicables,  o  que  se  efectúen  al  amparo  de  los equivalente  a  645  veces  el  valor
permisos  vigentes  concedidos  por  la  Secretaría  de  Gobernación  (SG) de  la  Unidad  de  Medida  y
bajo  el  régimen  de  la  Ley  Federal  de  Juegos  y  Sorteos  (LFJS)  y  su Actualización (UMA)
reglamento, únicamente bajo las siguientes modalidades y montos:
La venta de boletos, fichas o cualquier otro tipo de comprobante similar
para  la  práctica  de  dichos  juegos,  concursos  o  sorteos,  así  como  el
pago  del  valor  que  representen  esos  boletos,  fichas  o  recibos  o,  en
general,  la  entrega  o  pago  de  premios  y  la  realización  de  cualquier
operación financiera, ya sea que se efectúe de manera individual o en
serie  de  transacciones  vinculadas  entre  sí  en  apariencia,  con  las
personas que participen en esos juegos, concursos o sorteos, siempre
que  el  valor  de  cualquiera  de  esas  operaciones  sea  por  una  cantidad
igual o superior al equivalente a 325 veces el valor de la UMA
II. La  emisión  o  comercialización  de  tarjetas  de  servicios,  de  crédito, En  el  caso  de  tarjetas  de
pre­pagadas  y  todas  aquellas  que  constituyan  instrumentos  de servicios  o  de  crédito,  cuando  el
almacenamiento  de  valor  monetario,  que  no  sean  emitidas  o gasto  mensual  acumulado  en  la
comercializadas  por  entidades  financieras.  Siempre  y  cuando,  en cuenta  de  la  tarjeta  sea  igual  o
función  de  tales  actividades:  el  emisor  o  comerciante  de  dichos superior  al  equivalente  a  1,285
instrumentos  mantenga  una  relación  de  negocios  con  el  adquirente; veces  el  valor  de  la  UMA.  En  el
dichos  instrumentos  permitan  la  transferencia  de  fondos,  o  su caso  de  tarjetas  pre­pagadas,
comercialización se haga de manera ocasional. En el caso de tarjetas cuando se comercialicen por una
de  servicios  o  de  crédito,  cuando  el  gasto  mensual  acumulado  en  la cantidad  igual  o  superior  al
cuenta de la tarjeta sea igual o superior al equivalente a 805 veces el equivalente  a  645  veces  el  valor
valor  de  la  UMA.  En  el  caso  de  tarjetas  pre­pagadas,  cuando  su de la UMA
comercialización  se  realice  por  una  cantidad  igual  o  superior  al
equivalente a 645 veces el valor de la UMA, por operación. Los demás
instrumentos  de  almacenamiento  de  valor  monetario  serán  regulados
por el Reglamento de la Ley contra el lavado de dinero
III. La  emisión  y  comercialización  de  cheques  de  viajero,  distinta  a  la Cuando  la  emisión  o
realizada por las entidades financieras comercialización  de  los  cheques
de viajero sea igual o superior al
equivalente  a  645  veces  el  valor
de la UMA
IV.  El  ofrecimiento  de  operaciones  de  mutuo  o  de  garantía  o  de Cuando  el  acto  u  operación  sea
otorgamiento de préstamos o créditos, con o sin garantía, por parte de por una cantidad igual o superior
sujetos distintos a las entidades financieras al  equivalente  a  1,605  veces  el
valor de la UMA
V. La  prestación  de  servicios  de  construcción  o  desarrollo  de  bienes Cuando  el  acto  u  operación  sea
inmuebles  o  de  intermediación  en  la  transmisión  de  la  propiedad  o por una cantidad igual o superior
constitución de derechos sobre dichos bienes, en los que se involucren al  equivalente  a  8,025  veces  el
operaciones  de  compra  o  venta  de  los  propios  bienes  por  cuenta  o  a valor de la UMA
favor de clientes de quienes presten dichos servicios
VI. La comercialización o intermediación de metales preciosos, piedras Cuando  quien  realice  esas
preciosas,  joyas  o  relojes,  en  las  que  se  involucren  operaciones  de actividades  haga  una  operación
compra  o  venta  de  dichos  bienes  en  actos  u  operaciones  cuyo  valor en efectivo con un cliente por un
sea igual o superior al equivalente a 805 veces el valor de la UMA, con monto  igual  o  superior
excepción  de  aquéllos  en  los  que  intervenga  el  Banco  de  México equivalente  a  1,605  veces  el
(Banxico) valor de la UMA
VII.  La  subasta  o  comercialización  de  obras  de  arte,  en  las  que  se Cuando  el  monto  del  acto  u
involucren operaciones de compra o venta de dichos bienes realizadas operación sea igual o superior al
por actos u operaciones con un valor igual o superior al equivalente a equivalente  a  4,815  veces  el
2,410 veces el valor de la UMA valor de la UMA
VIII. La comercialización o distribución de vehículos, nuevos o usados, Cuando  el  monto  del  acto  u
ya sean aéreos, marítimos o terrestres con un valor igual o superior al operación sea igual o superior al
equivalente a 3,210 veces el valor de la UMA equivalente  a  6,420  veces  el
valor de la UMA
IX. La prestación de servicios de blindaje de vehículos terrestres, Cuando  el  monto  del  acto  u
nuevos o usados, así como de bienes inmuebles, por una cantidad operación sea igual o superior al
igual o superior al equivalente a 2,410 veces el valor de la UMA equivalente  a  4,815  veces  el
valor de la UMA
X. La prestación  de  servicios  de  traslado  o  custodia  de  dinero  o Cuando  el  traslado  o  custodia
valores, con excepción de aquéllos en los que intervenga el Banxico y sea  por  un  monto  igual  o
las instituciones dedicadas al depósito de valores superior  al  equivalente  a  3,210
veces el valor de la UMA
XI.  La  prestación  de  servicios  profesionales,  de  manera Cuando  el  prestador  de  esos
independiente,  sin  que  medie  relación  laboral  con  el  cliente servicios  realice,  en  nombre  y
respectivo, en aquellos casos en los que se prepare para un cliente o representación  de  un  cliente,
se realicen  en  nombre  y  representación  del  cliente  cualquiera  de alguna  operación  financiera  que
las siguientes operaciones: esté  relacionada  con  las
operaciones  señaladas  en  los
a) La compraventa de bienes inmuebles o la cesión de derechos sobre
incisos  de  esta  fracción,  con
éstos
respecto al secreto profesional y
b)  La  administración  y  manejo  de  recursos,  valores  o  cualquier  otro garantía de defensa en términos
activo de sus clientes de esta ley
c) El manejo de cuentas bancarias, de ahorro o de valores
d) La organización de aportaciones de capital o cualquier otro tipo de
recursos  para  la  constitución,  operación  y  administración  de
sociedades mercantiles, o
e)  La  constitución,  escisión,  fusión,  operación  y  administración  de
personas morales o vehículos corporativos, incluido el fideicomiso y la
compra o venta de entidades mercantiles
XII. Prestación de servicios de fe pública, en los términos siguientes:
A. Tratándose de los notarios públicos: Cuando  en  los  actos  u
operaciones el precio pactado, el
a) La  transmisión  o  constitución  de  derechos  reales  sobre  inmuebles,
valor  catastral  o,  en  su  caso,  el
salvo  las  garantías  que  se  constituyan  en  favor  de  instituciones  del
valor  comercial  del  inmueble,  el
sistema financiero u organismos públicos de vivienda
que  resulte  más  alto,  o  en  su
caso  el  monto  garantizado  por
suerte  principal,  sea  igual  o
superior  al  equivalente  en
moneda nacional a 16,000 veces
el valor de la UMA
b) El otorgamiento de poderes para actos de administración o dominio Cuando  las  operaciones  se
otorgados  con  carácter  de  irrevocable.  Las  operaciones  previstas  en realicen  por  un  monto  igual  o
este inciso siempre serán objeto de aviso superior  al  equivalente  a  8,025
veces el valor de la UMA
c)  La  constitución  de  personas  morales,  su  modificación  patrimonial
derivada de aumento o disminución de capital social, fusión o escisión,
así  como  la  compraventa  de  acciones  y  partes  sociales  de  tales
personas
d) La constitución o modificación de fideicomisos traslativos de dominio Las  operaciones  previstas  en
o  de  garantía  sobre  inmuebles,  salvo  los  que  se  constituyan  para este inciso, siempre serán objeto
garantizar algún crédito a favor de instituciones del sistema financiero u de aviso
organismos públicos de vivienda
e) El otorgamiento de contratos de mutuo o crédito, con o sin garantía,
en los que el acreedor no forme parte del sistema financiero o no sea
un organismo público de vivienda
B. Tratándose de los corredores públicos: Con  valor  igual  o  superior  al
equivalente  a  8,025  veces  el
a) La realización de avalúos sobre bienes
valor de la UMA
b)  La  constitución  de  personas  morales  mercantiles,  su  modificación
patrimonial derivada de aumento o disminución de capital social, fusión
o escisión, así como la compraventa de acciones y partes sociales de Serán  objeto  de  aviso  ante  la
personas morales mercantiles SHCP  los  actos  u  operaciones
c) La  constitución,  modificación  o  cesión  de  derechos  de  fideicomiso, anteriores  en  términos  de  los
en los que de acuerdo con la legislación aplicable puedan actuar incisos de este apartado
d)  El  otorgamiento  de  contratos  de  mutuo  mercantil  o  créditos
mercantiles en los que de acuerdo con la legislación aplicable puedan
actuar y en los que el acreedor no forme parte del sistema financiero
Por lo que se refiere a los servidores públicos a los que las leyes les
confieran  la  facultad  de  dar  fe  pública  en  el  ejercicio  de  sus
atribuciones previstas en el artículo 3, fracción VII de esta ley
XIII.  La  recepción  de  donativos,  por  parte  de  las  asociaciones  y Cuando  los  montos  de  las
sociedades  sin  fines  de  lucro,  por  un  valor  igual  o  superior  al donaciones  sean  por  una
equivalente a 1,605 veces el valor de la UMA cantidad  igual  o  superior  al
equivalente  a  1,605  veces  el
valor de la UMA
XIV. La prestación de servicios de comercio exterior como agente
o  apoderado  aduanal,  mediante  autorización  otorgada  por  la  SHCP,
para  promover  por  cuenta  ajena,  el  despacho  de  mercancías  en  los
diferentes regímenes aduaneros previstos en la Ley Aduanera, de las
siguientes mercancías:
a)  Vehículos  terrestres,  aéreos  y  marítimos,  nuevos  y  usados, Las  actividades  anteriores  serán
cualquiera que sea el valor de los bienes objeto  de  aviso  en  todos  los
casos  antes  señalados,
b)  Máquinas  para  juegos  de  apuesta  y  sorteos,  nuevas  y  usadas,
atendiendo  lo  establecido  en  el
cualquiera que sea el valor de los bienes
artículo 19 de la ley
c)  Equipos  y  materiales  para  la  elaboración  de  tarjetas  de  pago,
cualquiera que sea el valor de los bienes
d)  Joyas,  relojes,  piedras  preciosas  y  metales  preciosos,  cuyo  valor
individual sea igual o superior al equivalente a 485 veces el valor de la
UMA
e)  Obras  de  arte,  cuyo  valor  individual  sea  igual  o  superior  al
equivalente a 485 veces el valor de la UMA
f) Materiales de resistencia balística para la prestación de servicios de
blindaje de vehículos, cualquiera que sea el valor de los bienes
XV.  La  constitución  de  derechos  personales  de  uso  o  goce  de Cuando  el  monto  del  acto  u
bienes  inmuebles  por  un  valor  mensual  superior  al  equivalente  a operación  mensual  sea  igual  o
1,605 veces el valor de la UMA, al día en que se realice el pago o se superior  al  equivalente  a  1,605
cumpla la obligación veces el valor de la UMA

2.3. OPERACIONES ACUMULADAS

Los actos u operaciones que se realicen por montos inferiores a los señalados en las fracciones anteriores no darán
lugar a obligación alguna, excepto en los casos siguientes:
Si una persona realiza actos u operaciones por una suma acumulada en un periodo de seis meses que supere los
montos establecidos en cada supuesto para la formulación de avisos, podrá ser considerada como operación sujeta a
la obligación de presentar los mismos para los efectos de esta ley.
Si en un periodo de seis meses la persona realiza actos u operaciones que sumados sean mayores a los mínimos
establecidos para presentar el aviso, queda obligada la entidad financiera a presentar el mismo ante la SHCP.
Por su parte, la SHCP podrá determinar, mediante disposiciones de carácter general, los casos y condiciones en las
cuales las actividades sujetas a supervisión no deban ser objeto de aviso, siempre y cuando hayan sido realizadas por
conducto del sistema financiero.

TABLA DE VALORES
1 2 3 4 5 6
No. de veces 325 485 645 805 1,285 1,605
UMA 80.6 80.6 80.6 80.6 80.6 80.6
MONTO 26,195.00 39,091.00 51,987.00 64,883.00 103,571.00 129,363.00
7 8 9 10 11 12
No. de veces 2,410 3,210 4,815 6,420 8,025 16,000
UMA 80.6 80.6 80.6 80.6 80.6 80.6
MONTO 194,246.00 258,726.00 388,089.00 517,452.00 646,815.00 1,189,600.00
* UMA Unidad de Medida y Actualización Valor publicado en DOF 10 de enero de 2018 a partir del 1 de febrero de 2018

Conforme al Decreto publicado el 27 de enero de 2016, en la reforma al artículo 123 de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), donde se señala que el salario mínimo podrá ser utilizado como índice, unidad,
base, medida o referencia para fines ajenos a su naturaleza, a la vez que el mismo decreto dispone en su artículo
segundo transitorio que el valor inicial de la Unidad de Medida y Actualización (UMA) será por única excepción igual al
salario mínimo, y que a partir del año 2017, antes del 1 de febrero de cada año, se dará a conocer el valor de la UMA.

2.4. LIMITACIONES EN EL PAGO EN EFECTIVO

El artículo 32 de la propia LFPIORPI prohíbe dar cumplimiento a obligaciones y, en general, liquidar o pagar, así
como aceptar la liquidación o el pago de actos u operaciones mediante el uso de monedas y billetes, en moneda
nacional, divisas y metales preciosos, en los supuestos siguientes:
Actos, operaciones y servicios relacionados con
Por un valor igual o superior al equivalente a:
las actividades vulnerables
I.  Constitución  o  transmisión  de  derechos  reales 8,025  veces  el  valor  de  la  UMA,  al  día  en  que  se
sobre los bienes inmuebles realice  el  pago  o  se  cumpla  la  obligación
($646,815.00)
II.  Transmisiones  de  propiedad  o  constitución  de 3,210  veces  el  valor  de  la  UMA,  al  día  en  que  se
derechos reales sobre vehículos, nuevos o usados, realice  el  pago  o  se  cumpla  la  obligación
ya sean aéreos, marítimos o terrestres ($258,726.00)
III. Transmisiones  de  propiedad  de  relojes,  joyería,
metales  preciosos  y  piedras  preciosas,  ya  sea  por
pieza o por lote, y de obras de arte
IV. Adquisición de boletos que permita participar en
juegos con apuesta, concursos o sorteos, así como
la entrega o pago de premios por haber participado
en dichos juegos con apuesta, concursos o sorteos
V. Prestación de servicios de blindaje para cualquier
vehículo  de  los  referidos  en  la  fracción  II  de  este
artículo o bien, para bienes inmuebles
VI.  Transmisión  de  dominio  o  constitución  de
derechos  de  cualquier  naturaleza  sobre  los  títulos
representativos  de  partes  sociales  o  acciones  de
personas morales
VII. Constitución  de  derechos  personales  de  uso  o
goce de cualquiera de los bienes a que se refieren
las fracciones I, II y V de este artículo

A quienes participen en cualquiera de los actos u operaciones prohibidos por el artículo 32 de la ley, se les aplicará
como sanción administrativa una multa equivalente a 10,000 y hasta 65,000 veces el valor de la UMA (de $806,000 hasta
$5’239,000), o del 10% al 100% del valor del acto u operación, cuando sean cuantificables en dinero (la que resulte
mayor).

2.5. FEDATARIOS PÚBLICOS1

Los fedatarios públicos —en los diversos instrumentos2 en los cuales hagan constar cualquiera de los actos u
operaciones, deben identificar la manera en la cual se paguen las obligaciones que de ellos deriven cuando las
operaciones tengan un valor igual o superior al equivalente a 8,025 veces la UMA.
En caso de que el valor de la operación sea inferior a la cantidad antes referida o cuando el acto u operación haya
sido total o parcialmente pagado con anterioridad a la firma del instrumento, tan sólo bastará la declaración que bajo
protesta de decir verdad hagan los clientes o usuarios.
En los casos distintos de los señalados en el párrafo anterior, los demás actos u operaciones a que se refieren las
fracciones II a VII del cuadro anterior deberán formalizarse mediante la expedición de los certificados, facturas o
garantías que correspondan, o bien, mediante cualquier otro documento en el cual conste la operación, y se verificarán
previa identificación de quienes realicen el acto u operación, así como, en su caso, del beneficiario controlador.
En esos documentos se deberá especificar la forma de pago y anexar el comprobante respectivo.

2.6. OBLIGACIONES DE QUIENES REALIZAN ACTIVIDADES VULNERABLES

El artículo 18 de la LFPIORPI señala que son obligaciones de quienes realicen actividades vulnerables:

Artículo 18. ...

I. Identificar a los clientes y usuarios con quienes realicen las propias actividades sujetas a
supervisión y verificar su identidad basándose en credenciales o documentación oficial, así como
recabar copia de la documentación.

II. Para los casos en que se establezca una relación de negocios, se solicitará al cliente o usuario la
información sobre su actividad u ocupación, basándose entre otros, en los avisos de inscripción y
actualización de actividades presentados para efectos del RFC.

III. Solicitar al cliente o usuario que participe en actividades vulnerables información acerca de
si tiene conocimiento de la existencia del dueño beneficiario y, en su caso, exhiba documentación
oficial que permita identificarlo, si ésta obrare en su poder; en caso contrario, declarará que no cuenta
con ella.

IV. Custodiar, proteger, resguardar y evitar la destrucción u ocultamiento de la información y


documentación que sirva de soporte a la actividad vulnerable, así como la que identifique a sus
clientes o usuarios.

La información y documentación a que se refiere el párrafo anterior deberá conservarse de


manera física o electrónica, por un plazo de cinco años, contado a partir de la fecha de la
realización de la actividad vulnerable, salvo que las leyes de la materia de las entidades federativas
establezcan un plazo diferente.

V. Brindar las facilidades necesarias para que se lleven a cabo las visitas de verificación en los
términos de esta ley, y

VI. Presentar los avisos en la SHCP en los tiempos y bajo la forma prevista en esta ley.

Quienes realicen las actividades vulnerables deberán:


1. Conservar copia de los avisos presentados, así como los acuses correspondientes que el Servicio de
Administración Tributaria (SAT) les haya proporcionado por un plazo no menor a cinco años, contado a partir de la
fecha de presentación de los avisos correspondientes y de la emisión del acuse respectivo.
2. Cumplir con criterios de integridad, disponibilidad, auditabilidad y confidencialidad en materia de conservación y
resguardo de información y documentación, en términos de las disposiciones jurídicas aplicables.
3. Estar inscritos en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) y contar con el certificado vigente de la Firma
Electrónica Avanzada o FIEL correspondiente, para realizar las acciones relativas al trámite de alta ante el SAT para la
presentación de los avisos.
4. Las personas morales y entidades colegiadas deberán utilizar la FIEL asociada a su RFC.
Para efectos de que el SAT efectúe las acciones relativas a la alta de quienes realicen las actividades vulnerables,
éstos deberán enviar a dicho órgano administrativo desconcentrado de la SHCP la información de identificación que
establezca esa Secretaría mediante reglas de carácter general, a través de los medios y en el formato oficial que para
tales efectos determine y expida la Unidad de Investigación Financiera (UIF), mediante publicación en el DOF.
Las personas que se hayan dado de alta, y que ya no realicen actividades vulnerables, deberán solicitar su baja del
padrón. Dicha solicitud surtirá sus efectos a partir de la fecha en que sea presentada; en caso contrario, las personas
registradas deberán continuar presentando los avisos correspondientes.
Las personas físicas o morales que por su ocupación, profesión, actividad, giro u objeto social sean susceptibles de
realizar una actividad vulnerable, podrán enviar al SAT la información, de manera anticipada a la realización de esas
actividades, a través de los medios y formatos que para tal efecto determine y expida la UIF, mediante publicación en el
DOF.
Quienes realicen las actividades vulnerables podrán dar cumplimiento a la obligación de identificación de clientes o
usuarios, a través de medidas simplificadas cuando quienes las realicen sean considerados de bajo riesgo.
La SHCP, mediante reglas de carácter general, establecerá los términos y condiciones para la aplicación de lo
referido en el párrafo anterior, consistentes en que quienes realicen esas actividades vulnerables cumplan con la
obligación de recabar la copia del documento de identificación oficial, a través del resguardo de los datos señalados en
el referido documento.
Se entenderá por riesgo la posibilidad de que las actividades vulnerables o las personas que las realicen puedan ser
utilizadas para realizar actos u operaciones a través de los cuales se pudiesen actualizar los delitos de operaciones con
recursos de procedencia ilícita, los delitos relacionados con éstos o el financiamiento de organizaciones delictivas.

2.6.1. DUEÑO BENEFICIARIO O BENEFICIARIO CONTROLADOR

Beneficiario controlador: Es la persona o grupo de personas que:


a) Por medio de otra o de cualquier acto, obtiene el beneficio derivado de éstas y es quien, en última instancia,
ejerce los derechos de uso, goce, disfrute, aprovechamiento o disposición de un bien o servicio, o
b) Ejerce el control de aquella persona moral que, en su carácter de cliente o usuario, efectúe actos u operaciones
con quien realice una actividad vulnerable, así como las personas por cuenta de quienes celebra alguno de ellos.
Se entiende que una persona o grupo de personas controla a una persona moral cuando, a través de la titularidad de
valores, por contrato o cualquier otro acto, puede:
a) Imponer, directa o indirectamente, decisiones en las asambleas generales de accionistas, socios u órganos
equivalentes o nombrar o destituir a la mayoría de los consejeros, administradores o sus equivalentes.
b) Mantener la titularidad de los derechos que permitan, directa o indirectamente, ejercer el voto respecto de más
del 50% del capital social, o
c) Dirigir, directa o indirectamente, la administración, la estrategia o las principales políticas de la misma.

2.7. SIMPLIFICACIÓN DE LAS OBLIGACIONES

El Reglamento de la LFPIORPI establece medidas simplificadas para el cumplimiento de las obligaciones de quienes
realizan actividades vulnerables, en función del nivel de riesgo de esas mismas y de quienes las realicen.
Asimismo, el reglamento deberá considerar como medio alternativo para las obligaciones señaladas, el
cumplimiento, en tiempo y forma, que los particulares realicen de otras obligaciones a su cargo establecidas en leyes
especiales que impliquen proporcionar la misma información materia de los avisos establecidos por la Ley contra el
lavado de dinero. Para ello, la SHCP tomará en consideración la información proporcionada en formatos, registros,
sistemas y cualquier otro medio al que tenga acceso.

Cumplimiento alternativo
Quienes realicen la actividad vulnerable de prestación de servicios de comercio exterior darán cumplimiento a la
obligación de presentar avisos mediante el sistema electrónico por el cual se transmita la información del pedimento al
SAT o a cualquiera de sus unidades administrativas, de acuerdo con la normativa aduanera.
Las demás personas que realicen actividades vulnerables podrán dar cumplimiento a la obligación de presentar el
aviso considerando la opción a través de medios de cumplimiento alternativos, siempre y cuando cumplan en tiempo y
forma, con las condiciones siguientes:
a) La información que se presente en términos de la ley especial federal cumpla con las mismas características de
integridad, disponibilidad, auditabilidad y confidencialidad que la requerida para la presentación de los avisos, y esta
información se remita a través de medios electrónicos.
b) La información que se presente en términos de la ley especial federal se realice en los mismos plazos que para la
presentación de los avisos en términos de la ley, el reglamento y las reglas de carácter general, y comprenda los mismos
periodos de información, y
c) La UIF tenga acceso, vía remota y directa, a la información completa que se presente en términos de la ley
especial federal, para el ejercicio de sus atribuciones.
Para efectos de lo señalado en el párrafo anterior, la UIF determinará y dará a conocer los medios de cumplimiento
alternativos que cumplan con las condiciones señaladas en los puntos anteriores y, hasta en tanto la UIF no los dé a
conocer, quienes realicen esas actividades vulnerables deberán dar cumplimiento a la presentación del aviso.
Quienes realicen las actividades vulnerables podrán proponer por escrito a la UIF la determinación de medios de
cumplimiento alternativos. Así, a más tardar a los 20 días hábiles de recibida la solicitud, esa Unidad resolverá si el
medio propuesto puede o no utilizarse como medio de cumplimiento alternativo.
La UIF deberá notificar al SAT respecto de los medios de cumplimiento alternativos que determine, dentro del plazo
de cinco días hábiles a partir de su resolución.
Quien realice una actividad vulnerable y presente los avisos que le correspondan a través de una entidad colegiada,
al momento de tener conocimiento de la determinación que emitió la UIF de utilizar un medio de cumplimiento
alternativo, deberá notificarlo a la entidad colegiada dentro del plazo de cinco días hábiles.
A su vez, la entidad colegiada deberá darlo de baja de su padrón de integrantes e informar de tal situación al SAT
dentro de los cinco días posteriores a la fecha en la cual reciba la notificación respectiva por parte de quien realice la
actividad vulnerable de que se trate.
Los medios de cumplimiento alternativos que determine la UIF, no eximen a quienes realicen las actividades
vulnerables del cumplimiento de las demás obligaciones a que se refiere la ley, el reglamento, las reglas de carácter
general y demás disposiciones que de éstos emanen.
Quienes presenten sus avisos a través de medios de cumplimiento alternativos tendrán por cumplidas las
respectivas obligaciones en tiempo y forma para efectos de lo dispuesto por la ley, el reglamento, las reglas de carácter
general y demás disposiciones que de éstos emanen.

2.8. ENCARGADO DEL CUMPLIMIENTO DE OBLIGACIONES

Las personas morales que realicen actividades vulnerables deberán designar ante la SHCP a un representante
encargado de dar cumplimiento a las obligaciones derivadas de esta ley, y mantener vigente dicha designación, cuya
identidad deberá resguardarse bajo los términos de información confidencial y reservada.
En tanto no haya un representante o la designación no esté actualizada, el cumplimiento de las obligaciones que esta
ley señala, corresponderá a los integrantes del órgano de administración o al administrador único de la persona moral.
Las personas físicas tendrán que cumplir, en todos los casos, personal y directamente con las obligaciones que esta
ley establece.

2.9. SUMINISTRO DE INFORMACIÓN DE PARTE DEL CLIENTE

Los clientes o usuarios de quienes realicen actividades vulnerables proporcionarán a éstos la información y
documentación necesaria para el cumplimiento de las obligaciones que esta ley establece.
Quienes realicen las actividades vulnerables deberán abstenerse, sin responsabilidad alguna, de llevar a cabo el acto
u operación de que se trate, cuando sus clientes o usuarios se nieguen a proporcionarles la referida información o
documentación a que se refiere el párrafo anterior.

2.10. EL AVISO NO VIOLA NINGÚN SECRETO

La presentación ante la SHCP de los avisos, información y documentación a que se refiere la ley, por parte de
quienes realicen las actividades vulnerables, no implicará para éstos transgresión alguna a las obligaciones de
confidencialidad o secreto legal, profesional, fiscal, bancario, fiduciario o cualquier otro que prevean las leyes, ni podrá
ser objeto de cláusula de confidencialidad en convenio, contrato o acto jurídico alguno.

2.11. PLAZOS Y FORMAS PARA LA PRESENTACIÓN DE AVISOS

Quienes realicen actividades vulnerables presentarán ante la SHCP los avisos correspondientes, a más tardar el día
17 del mes inmediato siguiente, según corresponda a aquél en que se hubiera efectuado la operación que le diera origen
y que sea objeto de aviso.
La presentación de los avisos se efectuará a través de los medios electrónicos y en el formato oficial establecido por
la SHCP.
Dichos avisos contendrán, respecto del acto u operación relacionados con la actividad vulnerable que se informe, lo

siguiente:
siguiente:
a) Datos generales de quien realice la actividad vulnerable.
b) Datos generales del cliente, usuario o del beneficiario controlador, y la información sobre su actividad u
ocupación.
c) Descripción general de la actividad vulnerable sobre la cual se dé el aviso.
A los notarios y corredores públicos se les tendrán por cumplidas las obligaciones de presentar los avisos
correspondientes mediante el sistema electrónico por el que informen o presenten las declaraciones y avisos a que se
refieren las disposiciones fiscales federales.
La SHCP podrá requerir, por escrito o durante las visitas de verificación, la documentación e información de soporte
de los avisos que esté relacionada con los mismos.

2.12. AVISOS POR CONDUCTO DE ENTIDADES COLEGIADAS

Los sujetos que deban presentar avisos podrán hacerlo por conducto de una entidad colegiada, la cual deberá
cumplir los requisitos que establezca la LFPIORPI.
La entidad colegiada deberá cumplir con lo siguiente:
a) Estar conformada por quienes realicen tareas similares relacionadas con actividades vulnerables, conforme a la
legislación aplicable de acuerdo con el objeto de las personas morales que integran la entidad.
b) Mantener actualizado el padrón de sus integrantes que presenten por su conducto avisos ante la SHCP.
c) Tener dentro de su objeto la presentación de los avisos de sus integrantes.
d) Designar ante la SHCP al órgano o, en su caso, representante encargado de la presentación de los avisos y
mantener vigente esa designación.
El representante deberá contar, por lo menos, con un poder general para actos de administración de la entidad y
recibir anualmente capacitación para el cumplimiento de las obligaciones que establece esta ley.
Tal capacitación deberá contemplar, entre otros aspectos, los siguientes:
a) El contenido de las políticas, criterios, medidas y procedimientos internos que la entidad colegiada haya
desarrollado para el debido cumplimiento de la ley, el reglamento, las reglas de carácter general y las demás
disposiciones que de éstos emanen, y
b) La difusión de la ley, el reglamento, las reglas de carácter general y de sus respectivas modificaciones, así como de
las disposiciones que de éstos emanen y demás información sobre técnicas, métodos y tendencias para prevenir,
detectar y dar aviso de los actos u operaciones consideradas como actividades vulnerables.
c) Garantizar la confidencialidad en el manejo y uso de la información contenida en los avisos de sus integrantes.
d) Garantizar la custodia, protección y resguardo de la información y documentación que le proporcionen sus
integrantes para el cumplimiento de las obligaciones de éstos.
e) Contar con el mandato expreso de sus integrantes para presentar ante la SHCP los avisos de éstos.
f) Contar con los sistemas informáticos que reúnan las características técnicas y de seguridad necesarias para
presentar los avisos de sus integrantes.
g) Contar con un convenio vigente con la SHCP, que le permita expresamente presentar los avisos en representación
de sus integrantes.

Convenio
Este Convenio lo celebrarán con el SAT y la UIF, los que sólo podrán celebrar ese instrumento con entidades
colegiadas integradas por personas que realicen tareas similares respecto de una misma actividad vulnerable.
Las entidades colegiadas interesadas en la suscripción del Convenio deberán solicitarlo por escrito ante el SAT, por
conducto de su representante o apoderado legal.
La solicitud deberá ser presentada en los términos y condiciones que establezca la SHCP mediante reglas de carácter
general, y deberá contener lo siguiente:
a) Datos generales de identificación de la entidad colegiada.
b) Padrón de sus integrantes que, por su conducto, pretendan presentar avisos.
c) Datos generales de identificación del representante de la entidad, así como, en su caso, del órgano concentrador.
d) Descripción de sus procedimientos, funciones y criterios que establecerán para efectos de dar cumplimiento a las
obligaciones establecidas en la ley, este reglamento, las reglas de carácter general y demás disposiciones que de éstos
emanen, y
e) La demás información y documentación que establezca la SHCP mediante reglas de carácter general.
El Convenio deberá estipular las acciones relativas a cualquier cambio a la información y documentación
presentada al SAT, en especial cuando se refiera a modificaciones en sus estatutos, padrón de integrantes, designaciones
de representantes o poderes y establecimiento del órgano concentrador.
El representante de la entidad colegiada será el responsable del cumplimiento de las obligaciones de la ley, incluida
la de dar respuesta a los requerimientos de información que formule la UIF o el SAT.
La entidad colegiada sólo será responsable de presentar los avisos respecto de aquellos actos u operaciones que le
sean informados por sus integrantes y de acuerdo con la información que le haya sido proporcionada por éstos, sin que
pueda existir responsabilidad alguna a cargo de las entidades colegiadas respecto de la veracidad de esa información.
Las entidades colegiadas están obligadas a conservar, física o electrónicamente, por un plazo mínimo de cinco años
la información, documentación, datos e imágenes que reciban de sus integrantes para la presentación de sus avisos, así
como los acuses correspondientes que el SAT les haya proporcionado. El plazo empezará a contar a partir de la fecha de
recepción de la información o documentación, o de la generación del acuse de la presentación de los avisos, según sea el
caso.
Las entidades colegiadas reconocidas por la ley podrán, previo Convenio con la SHCP, establecer un órgano
concentrador para dar cumplimiento a las disposiciones de esta ley, el cual tendrá el carácter de auxiliar en el
cumplimiento de las obligaciones establecidas para las entidades colegiadas en la ley, el reglamento y las reglas de
carácter general y demás disposiciones que de éstos emanen, sin perjuicio de la responsabilidad del representante de la
entidad colegiada.
Las entidades colegiadas que opten por establecer un órgano concentrador deberán señalarlo dentro del Convenio
que celebren con el SAT y la UIF.
En caso de que una entidad colegiada con posterioridad a la suscripción del Convenio tenga interés en contar con un
órgano concentrador, deberá solicitar ante el SAT la modificación del Convenio correspondiente, en términos de lo que
se establezca para tales efectos en el mismo.
La entidad colegiada deberá cumplir con la presentación de los avisos de sus integrantes dentro de los plazos, y
cumpliendo las formalidades que conforme a esta ley correspondan a éstos.
La entidad colegiada deberá cumplir en tiempo y forma con los requerimientos de información y documentación
relacionada con los avisos que la SHCP le formule por escrito o durante las visitas de verificación.
Los incumplimientos de las obligaciones a cargo de los integrantes por causas imputables a la entidad colegiada
serán responsabilidad de ésta.
La entidad colegiada no será responsable cuando el incumplimiento de las obligaciones a cargo del integrante sea
por causas imputables a éste.
La entidad colegiada deberá informar con cuando menos 30 días de anticipación a la Secretaría y a sus integrantes,
la intención de extinción, disolución o liquidación de la misma, o bien su intención de dejar de actuar como
intermediario entre sus integrantes y la SHCP.
A partir de la extinción, disolución o liquidación, o bien de que deje de actuar como intermediario entre sus
integrantes y la SHCP, ésta ya no recibirá avisos por conducto de la entidad colegiada de que se trate, por lo que sus
integrantes deberán dar cumplimiento de manera individual y directa a las obligaciones que deriven de esta ley.
Previo a la liquidación, disolución o extinción de la entidad colegiada, o bien, a que deje de actuar como
intermediario entre sus integrantes y la SHCP, deberá devolver a sus integrantes la información y documentación que
éstos le hayan proporcionado para el cumplimiento de sus obligaciones.
En aquellos casos en los que deje de tener vigencia el Convenio celebrado con la SHCP, la entidad colegiada deberá
proceder de conformidad con lo anteriormente señalado.

2.13. FACULTADES DE LA SHCP EN EL ÁMBITO ADMINISTRATIVO PARA LA APLICACIÓN DE LA LEY

Como ya se mencionó, la SHCP es una de las autoridades que tiene como responsabilidad velar por la aplicación
administrativa de la nueva Ley contra el lavado de dinero, por lo que entre sus facultades se encuentra la de poder hacer
cambios en su estructura orgánica para la asignación del área que tendrá a su cargo las responsabilidades que le otorga
la mencionada ley, y cuya función básicamente consiste en recibir los avisos de quienes realizan actividades
vulnerables, así como emitir reglas de carácter general que permitan cumplir con sus obligaciones a estos últimos.
Para estos efectos, la SHCP tendrá las siguientes facultades, de acuerdo con el artículo 6 de la LFPIORPI:

Artículo 6. La Secretaría tendrá las facultades siguientes:

I. Recibir los avisos de quienes realicen las actividades vulnerables a que se refiere la sección
segunda del Capítulo III;

II. Requerir la información, documentación, datos e imágenes necesarios para el ejercicio de sus
facultades y proporcionar a la Unidad la información que le requiera en términos de la presente ley;

III. Coordinarse con otras autoridades supervisoras y de seguridad pública, nacionales y


extranjeras, así como con quienes realicen actividades vulnerables, para prevenir y detectar actos u
operaciones relacionados con el objeto de esta ley, en los términos de las disposiciones legales
aplicables;

IV. Presentar las denuncias que correspondan ante el Ministerio Público de la Federación cuando,
con motivo del ejercicio de sus atribuciones, identifique hechos que puedan constituir delitos;

V. Requerir la comparecencia de presuntos infractores y demás personas que puedan contribuir a


la verificación del cumplimiento de las obligaciones derivadas de la presente ley;

VI. Conocer y resolver sobre los recursos de revisión que se interpongan en contra de las
sanciones aplicadas;

VII. Emitir reglas de carácter general para efectos de esta ley, para mejor proveer en la esfera
administrativa, y

VIII. Las demás previstas en otras disposiciones de esta ley y otros ordenamientos jurídicos
aplicables.

2.13.1. FACULTADES DE LA UIF

La UIF, además de las atribuciones que le confiere el reglamento, el Reglamento Interior de la Secretaría de
Hacienda y Crédito Público (RISHCP) y demás disposiciones jurídicas aplicables, tendrá las siguientes:
a) Interpretar para efectos administrativos la ley, el reglamento, las reglas de carácter general y demás disposiciones
que de éstos emanen, excepto por lo que se refiere a las atribuciones que correspondan a la UIF.
b) Requerir a quienes realicen las actividades vulnerables, la información, documentación, datos o imágenes
necesarios para el ejercicio de sus atribuciones.
c) Determinar y expedir los formatos oficiales para la presentación de los avisos.
d) Determinar y dar a conocer los medios de cumplimiento alternativos, y
e) Participar en la suscripción, en conjunto con el SAT, de los convenios.

2.13.2. FACULTADES DEL SAT

El SAT, además de las atribuciones que le confiere su ley, el reglamento, su reglamento interior y las demás
disposiciones jurídicas aplicables, tendrá las siguientes:
a) Integrar y mantener actualizado el padrón de personas que realicen las actividades vulnerables.
b) Recibir los avisos de quienes realicen las actividades vulnerables y remitirlos a la UIF.
c) Efectuar las visitas de verificación y, en su caso, requerir la información, documentación, datos o imágenes
necesarios para comprobar el cumplimiento de las obligaciones derivadas de la ley, el reglamento y las reglas de
carácter general.
d) Vigilar el cumplimiento de las obligaciones de presentación de avisos de quienes realicen las actividades
vulnerables y, en su caso, requerir la presentación cuando los sujetos obligados no lo hagan en los plazos establecidos en
la ley, el reglamento y las demás disposiciones jurídicas aplicables.
e) Emitir opinión sobre las reglas de carácter general y los formatos oficiales que deba expedir la SHCP, cuando ésta
se lo solicite.
f) Participar, en conjunto con la UIF, en la suscripción de los convenios.
g) Imponer las sanciones administrativas previstas en la ley.
h) Informar a las autoridades competentes cuando se actualicen los supuestos previstos de:

• Revocación de permisos de juegos y sorteos.


• Cancelación definitiva de la habilitación al corredor público.
• Cesación del ejercicio de la función del notario público.
• Cancelación de la autorización de agentes y apoderados aduanales.

Lo anterior, a efecto de que las autoridades correspondientes procedan a imponer las sanciones aplicables.

Facultades previstas en la LFPIORPI


Se reformó el Reglamento Interior del Servicio de Administración Tributaria (RISAT) para poder distribuir las
facultades referentes a la LFPIORPI, entre sus unidades administrativas, como se muestra a continuación:
A la Administración General de Servicios al Contribuyente y la Administración General de Auditoría Fiscal Federal
les corresponde establecer, en coordinación con la SHCP, los programas, actividades, lineamientos, directrices y
procedimientos, así como coordinar las acciones que le correspondan al SAT para el cumplimiento de la LFPIORPI, su
reglamento y las demás disposiciones jurídicas aplicables, en relación con sus atribuciones.

Administración General de Servicios al Contribuyente


Compete ejercer las siguientes facultades:
Respecto de quienes realizan actividades vulnerables:
a) Participar cuando así lo solicite la SHCP, en el diseño y formulación de las guías de apoyo y formatos oficiales para
la presentación de los avisos de actividades vulnerables, así como para la implementación de los medios electrónicos
requeridos para esa presentación.
b) Emitir opinión, cuando así lo solicite la SHCP, sobre los formatos oficiales para el alta de quienes realicen las
actividades vulnerables, así como participar, en coordinación con la Administración General de Comunicaciones y
Tecnologías de la Información, en la determinación de los medios electrónicos a utilizar en ese aviso.
c) Integrar y mantener actualizado el padrón.
d) Expedir el acuse de registro de las personas y revisar la información que para tales efectos remitan esas
personas, así como la que remitan las entidades colegiadas y, en su caso, requerir la documentación soporte que
permita corroborar la información proporcionada en su registro.
e) Recibir de las personas y de las entidades colegiadas, directamente o a través de las oficinas y medios
electrónicos autorizados, los avisos, documentos de identificación y demás información relacionada con aquéllas o sus
clientes o usuarios, a que se refiere esa ley y su reglamento, que no deban presentarse ante otras unidades
administrativas del SAT.
f) Vigilar la presentación de los avisos de actividades vulnerables y, en su caso, requerir la misma cuando las
personas que realizan esas actividades no lo hagan en los plazos y términos establecidos.
Además:
a) Impondrá sanciones a las personas que realizan las actividades vulnerables o a las entidades colegiadas por
la omisión en la presentación de los avisos o informes, su presentación fuera de los plazos o términos establecidos, o
bien, por no atender los requerimientos de autoridad; así como informar a las autoridades competentes sobre las
infracciones cometidas por dichas personas a efecto de que aquéllas procedan a imponer las sanciones que
correspondan, y notificar los actos que emita relacionados con el ejercicio de sus facultades.
b) Recibir, normar, tramitar y resolver las solicitudes de aclaración que presenten los sujetos obligados sobre
cuestionamientos relacionados con el alta y la presentación de avisos de actividades vulnerables, así como de
requerimientos e imposición de multas, a que se refiere la LFPIORPI, su reglamento y demás disposiciones jurídicas
aplicables.
c) Prestar, a través de diversos canales de atención, los servicios de orientación en el cumplimiento de sus
obligaciones a quienes realicen actividades vulnerables señaladas en la LFPIORPI, su reglamento y demás disposiciones
jurídicas aplicables.
d) Requerir la información y documentación relacionada con los avisos de las actividades vulnerables, y
recibir las notificaciones de las entidades colegiadas respecto de cualquier cambio en la información y documentación
que se presente.
e) Dejar sin efectos sus propias resoluciones cuando se hayan emitido en contravención a la LFPIORPI, su
reglamento y demás disposiciones jurídicas aplicables, siempre que la resolución no se encuentre firme, hubiere sido
impugnada a través del recurso de revisión o juicio de nulidad, y medie solicitud de la Administración General Jurídica.

Administración General de Auditoría Fiscal Federal


Le compete ejercer las facultades sobre todas las actividades vulnerables que señala la LFPIORPI, excepto las
referidas al comercio exterior que le corresponden a la Administración General de Auditoría de Comercio Exterior.
Estas facultades son:
a) Emitir opinión, cuando así lo solicite la SHCP, respecto del diseño, formulación y determinación de las mejores
prácticas para la elaboración y el envío de los formatos oficiales para la presentación de los avisos de actividades
vulnerables.
b) Fungir, como enlace entre las unidades administrativas del SAT y las de la SHCP o con cualquier otra autoridad
competente para el cumplimiento de la LFPIORPI.
c) Elaborar el programa anual de visitas de verificación y de requerimientos de información y documentación a los
sujetos que realizan actividades vulnerables y, en su caso, a las entidades colegiadas y órganos concentradores, así como
sujetos que realizan actividades vulnerables y, en su caso, a las entidades colegiadas y órganos concentradores, así como
solicitarles a éstos, datos, informes o documentos, para planear y programar los actos de verificación.
d) Ordenar y practicar visitas de verificación a quienes realicen las actividades vulnerables, a las entidades
colegiadas y a los órganos concentradores, para lo cual podrá revisar, verificar y evaluar operaciones, información que
sirva de soporte a la actividad vulnerable y la que identifique a sus clientes o usuarios, así como las demás que en
materia de visitas de verificación considere la Ley Federal de Procedimiento Administrativo (LFPA), para comprobar el
cumplimiento de las obligaciones previstas en la LFPIORPI, su reglamento y demás disposiciones jurídicas aplicables.
e) Requerir a quienes realicen las actividades vulnerables, a las entidades colegiadas y a los órganos
concentradores, información y documentación de operaciones que sirvan de soporte a la actividad vulnerable y la que
identifique a sus clientes o usuarios; autorizar prórrogas para su presentación; y, en su caso, emitir el oficio en el que se
haga constar en forma circunstanciada los hechos u omisiones que se hubiesen conocido.
f) Dejar sin efectos las órdenes de visita de verificación y los requerimientos de información que se formulen a
los sujetos que realicen actividades vulnerables, a las entidades colegiadas o a los órganos concentradores.
g) Requerir y recabar de quienes realicen las actividades vulnerables, de las entidades colegiadas y de los órganos
concentradores, información, documentación, datos e imágenes relacionadas con la información obtenida de otras
personas o fuentes para el ejercicio de sus atribuciones, así como requerir la comparecencia de probables infractores y
demás personas que puedan contribuir a la verificación del cumplimiento de las obligaciones derivadas de esa ley.
h) Dar a conocer a quienes realicen las actividades vulnerables, a las entidades colegiadas y a los órganos
concentradores, los hechos u omisiones que les sean imputables con motivo del ejercicio de sus facultades de
verificación y hacer constar tales hechos y omisiones en el acta que al efecto se levante; así como recibir y valorar los
argumentos y pruebas que éstos exhiban para desvirtuar esos hechos y omisiones.
i) Notificar los actos que emita relacionados con el ejercicio de sus facultades.
j) Hacer del conocimiento de la unidad administrativa competente de la SHCP, los resultados de las visitas de
verificación, así como de los requerimientos de información y documentación.
k) Imponer sanciones derivadas del incumplimiento de cualquier obligación prevista en la LFPIORPI, su
reglamento y demás disposiciones jurídicas aplicables por parte de quienes realicen las actividades vulnerables, a las
entidades colegiadas o a los órganos concentradores.
l) Informar a las autoridades competentes sobre las infracciones cometidas por las personas que realicen
actividades vulnerables, a efecto de que aquéllas procedan a imponer las sanciones que correspondan.
m) Proporcionar a la unidad administrativa competente de la SHCP, la información que en uso de sus facultades
referidas en el presente artículo obtenga, para la presentación de denuncias o querellas ante el Ministerio Público
Federal por los hechos que puedan constituir conductas delictivas.
n) Instruir la integración de los expedientes relacionados con los asuntos a que se refiere este artículo, así como
supervisar su resguardo y, en su caso, actualizar la base de datos de los expedientes generados por las unidades
administrativas a su cargo, de conformidad con las disposiciones contenidas en la Ley Federal de Transparencia y
Acceso a la Información Pública Gubernamental (LFTAIPG) y demás disposiciones jurídicas aplicables.
ñ) Supervisar que el representante de la entidad colegiada cumpla con la capacitación a la que está obligado de
conformidad con lo previsto en la LFPIORPI y su reglamento.

Administración General Jurídica, a la Administración Central de Asuntos Jurídicos de Actividades


Vulnerables
Compete ejercer las siguientes facultades:
a) Establecer mecanismos de coordinación e intercambio de información y documentación con la SHCP,
relacionados con la realización de acciones para el cumplimiento de la LFPIORPI y su reglamento, respecto de las
atribuciones que correspondan al SAT.
b) Participar, en coordinación con las unidades competentes de la SHCP, en el estudio y elaboración de iniciativas de
leyes o decretos; reglamentos, decretos y acuerdos del Presidente de la República y en las demás disposiciones jurídicas
aplicables en la materia a que se refiere este artículo.
c) Participar, en conjunto con la unidad administrativa competente de la SHCP, en la suscripción de los Convenios
con las entidades colegiadas.
d) Recibir las solicitudes que presenten las entidades colegiadas para la celebración de Convenios con el SAT;
revisar sus anexos, cotejarlos y verificar que las solicitudes cumplan con los requisitos previstos en las disposiciones
jurídicas aplicables, y recibir la notificación de extinción, disolución o liquidación de las referidas entidades.
e) Prevenir a las entidades colegiadas cuando el envío de información y documentación para su identificación
haya sido de forma incompleta, equívoca o incongruente, indicando los datos a aclarar o corregir respecto de la
documentación o información de que se trate, así como desechar la solicitud de inscripción, en caso de que no se
desahogue la prevención respectiva, o en su defecto, aprobar la solicitud de referencia.
f) Representar al SAT ante las autoridades administrativas y jurisdiccionales competentes en la materia a que se
refiere este artículo.
g) Promover e interponer, cuando corresponda, toda clase de juicios y recursos para la defensa de los intereses
del SAT en relación con los procedimientos jurisdiccionales y administrativos en que intervenga, en los asuntos que
incidan en la materia a que se refiere este artículo.
h) Tramitar y atender los requerimientos y resoluciones de las autoridades jurisdiccionales o administrativas, así
como solicitar la intervención de las unidades administrativas del SAT y demás autoridades respecto de los asuntos a
que se refiere este artículo.
i) Designar y dirigir a los servidores públicos que serán autorizados o acreditados para que intervengan ante las
autoridades administrativas y jurisdiccionales en el trámite y seguimiento de los asuntos que le compete.
j) Designar a los peritos que se requieran para la formulación de los dictámenes técnicos relacionados con los
procedimientos administrativos y jurisdiccionales relacionados con los asuntos que le compete.
k) Imponer las sanciones que le correspondan por incumplimiento de cualquier obligación prevista en la
LFPIORPI, su reglamento y demás disposiciones jurídicas aplicables en las materias que le competen; informar a las
autoridades competentes sobre las infracciones cometidas por las personas que realicen actividades vulnerables
establecidas en el artículo 17 de la citada ley, a efecto de que aquéllas procedan a imponer las sanciones que
correspondan, de conformidad con los artículos 56, 57, 58 y 59 de la ley, así como notificar los actos que emita
relacionados con el ejercicio de sus facultades.
Para el ejercicio de las facultades señaladas en este artículo, los titulares de las unidades administrativas serán
auxiliados por los subadministradores, jefes de departamento y demás personal que se requiera para satisfacer las
necesidades del servicio.

Administración General de Recaudación, a la Administración Central de Notificación


Compete notificar todo tipo de actos administrativos, citatorios, requerimientos y solicitud de informes que emitan
las unidades administrativas del SAT, derivado de la aplicación de la citada ley y su reglamento, así como habilitar a
terceros para que realicen notificaciones.

Administración General de Comunicaciones y Tecnologías de la Información


Compete participar en coordinación con la SHCP, en la determinación, implementación y vigilancia de medios
electrónicos para el alta de las personas que realicen actividades vulnerables, y para la identificación de las entidades
colegiadas, así como para la recepción de los avisos correspondientes en términos de la LFPIORPI y su reglamento.
Además tiene que notificar los actos que emitan relacionados con el ejercicio de sus facultades.

Administración General de Auditoría de Comercio Exterior


A esta administración sólo le corresponde ejercer las facultades respecto de la prestación de servicios de comercio
exterior como agente o apoderado aduanal, mediante autorización otorgada por la SHCP, para promover por cuenta
ajena, el despacho de mercancías, en los diferentes regímenes aduaneros previstos en la Ley Aduanera, y son las
siguientes:
a) Emitir opinión cuando así lo solicite la SHCP, respecto del diseño, formulación y determinación de las mejores
prácticas para la elaboración y el envío de los formatos oficiales para la presentación de los avisos de actividades
vulnerables.
b) Participar en la implementación de acuerdos y coordinar acciones en los asuntos sobre comercio exterior, para el
cumplimiento de la LFPIORPI, y demás disposiciones jurídicas.
c) Elaborar el programa anual de visitas de verificación y de requerimientos de información y documentación a
los sujetos que realizan actividades vulnerables, así como solicitarles a éstos, datos, informes o documentos, para
planear y programar los actos de verificación.
d) Ordenar y practicar visitas de verificación a quienes realicen las actividades vulnerables
correspondientes, para lo cual podrá revisar, verificar y evaluar operaciones, información que sirva de soporte a la
actividad vulnerable y la que identifique a sus clientes o usuarios, así como las demás que en materia de visitas de
verificación considere la LFPA, para comprobar el cumplimiento de las obligaciones previstas en la LFPIORPI, su
reglamento y demás disposiciones jurídicas aplicables.
e) Requerir a quienes realicen las actividades vulnerables, información y documentación de operaciones que
sirvan de soporte a la actividad vulnerable y la que identifique a sus clientes o usuarios, con el propósito de comprobar
el cumplimiento de las obligaciones derivadas de la ley; autorizar prórrogas para su presentación; y, en su caso, emitir el
oficio en el que se haga constar en forma circunstanciada los hechos u omisiones que se hubiesen conocido.
f) Dejar sin efectos las órdenes de visita de verificación y los requerimientos de información que se formulen a los
sujetos que realicen actividades vulnerables en comercio exterior.
sujetos que realicen actividades vulnerables en comercio exterior.
g) Requerir y recabar de quienes realicen las actividades vulnerables, información, documentación, datos e
imágenes relacionadas con la información obtenida de otras personas o fuentes para el ejercicio de sus atribuciones, así
como requerir la comparecencia de probables infractores y demás personas que puedan contribuir a la verificación del
cumplimiento de las obligaciones derivadas de la ley.
h) Dar a conocer a quienes realicen las actividades vulnerables, los hechos u omisiones que les sean imputables
con motivo del ejercicio de sus facultades de verificación y hacer constar dichos hechos y omisiones en el acta que al
efecto se levante; así como recibir y valorar los argumentos y pruebas que éstos exhiban para desvirtuar dichos hechos
y omisiones.
i) Notificar los actos que emita relacionados con el ejercicio de sus facultades.
j) Hacer del conocimiento de la unidad administrativa competente de la SHCP, los resultados de las visitas de
verificación, así como de los requerimientos de información y documentación.
k) Imponer sanciones derivadas del incumplimiento de cualquier obligación prevista en la LFPIORPI y demás
disposiciones jurídicas aplicables por parte de quienes realicen las actividades vulnerables en comercio exterior.
l) Informar a la autoridad competente sobre las infracciones cometidas por las personas que realicen actividades
vulnerables, a efecto de que aquéllas procedan a imponer la sanción que corresponda.
m) Proporcionar a la unidad administrativa competente de la SHCP, la información que en uso de sus facultades
referidas, para la presentación de denuncias o querellas ante el Ministerio Público Federal por los hechos que puedan
constituir conductas delictivas.
n) Instruir la integración de los expedientes relacionados con los asuntos relacionados con sus facultades, así
como supervisar su resguardo y, en su caso, actualizar la base de datos de los expedientes generados por las unidades
administrativas a su cargo, de conformidad con las disposiciones contenidas en la LFTAIPG y demás disposiciones
jurídicas aplicables.

2.13.3. PROCEDIMIENTO PARA EL REQUERIMIENTO DE INFORMACIÓN

Tanto la UIF como el SAT, para el ejercicio de sus respectivas atribuciones relacionadas con el cumplimiento del
objeto de la ley, el reglamento, las reglas de carácter general y demás disposiciones que de éstos emanen, podrán
requerir en todo momento y de manera directa a:
a) Quienes realicen las actividades vulnerables.
b) Las entidades colegiadas.
c) Los órganos concentradores.
Toda la información, documentación, datos e imágenes necesarios que conserven, que sirva de soporte de las
actividades vulnerables y la que identifica a sus clientes, y en el caso de entidades colegiadas, la información que
suministraron sus integrantes, deberá ser remitida a la UIF o al SAT, según corresponda, dentro de un plazo de 10 días
hábiles a partir del día en que reciban el requerimiento respectivo.
hábiles a partir del día en que reciban el requerimiento respectivo.
La UIF o el SAT, según corresponda, previa solicitud del interesado, podrán prorrogar el plazo para la entrega de la
información, documentación, datos e imágenes solicitados, hasta por cinco días hábiles.
En caso de no ser atendido el referido requerimiento en el plazo original o, en su caso, una vez concluido el plazo
prorrogado, el SAT impondrá las sanciones administrativas que correspondan. La UIF hará del conocimiento del SAT
aquellos casos en los que no sean atendidos los requerimientos que formule, con la finalidad de que el referido órgano
administrativo desconcentrado imponga las sanciones correspondientes.
Como consecuencia de la revisión de la información o documentación requerida, el SAT emitirá un oficio en el que
se hagan constar en forma circunstanciada los hechos u omisiones que se hubiesen advertido, otorgando en el mismo
oficio un plazo de cinco días hábiles para presentar la información o documentación que desvirtúe las observaciones
realizadas por el SAT.
Se tendrán por consentidos los hechos u omisiones consignados en el oficio, si en el plazo probatorio quienes
realicen las actividades vulnerables, las entidades colegiadas y los órganos concentradores no presentan documentación
comprobatoria que los desvirtúe y se impondrá la sanción correspondiente.
Si derivado de la revisión a la información y documentación entregada por quienes realicen las actividades
vulnerables, por las entidades colegiadas y por los órganos concentradores, no hubiera hechos u omisiones o bien se
desvirtúen las mismas, el SAT notificará a éstos la conclusión de la revisión de los documentos presentados.

2.14. UNIDAD ESPECIALIZADA EN ANÁLISIS FINANCIERO DE LA PGR

La Procuraduría General de la República (PGR) contará con una Unidad Especializada en Análisis Financiero, como
órgano especializado en análisis financiero y contable relacionado con operaciones con recursos de procedencia ilícita.
Esta Unidad, cuyo titular tendrá el carácter de agente del Ministerio Público Federal contará con oficiales
ministeriales y personal especializado en las materias relacionadas con el objeto de la ley, y estará adscrita a la oficina de
la PGR.
La Unidad podrá utilizar las técnicas y medidas de investigación previstas en el Código Federal de Procedimientos
Penales y en la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada.
Esta Unidad tendrá las facultades siguientes:
a) Requerir a la SHCP la información que resulte útil para el ejercicio de sus atribuciones.
b) Establecer los criterios de presentación de reportes que elabore la SHCP sobre operaciones financieras
susceptibles de estar vinculadas con esquemas de operaciones con recursos de procedencia ilícita.
c) Diseñar, integrar e implementar sistemas y mecanismos de análisis de la información financiera y contable
para que pueda ser utilizada por ésta y otras unidades competentes de la PGR, en especial la relacionada con los avisos
materia de la ley.
d) Coadyuvar con otras áreas competentes de la PGR, en el desarrollo de herramientas de inteligencia con
metodologías interdisciplinarias de análisis e investigación de las distintas variables criminales, socioeconómicas y
financieras, para conocer la evolución de las actividades relacionadas con los delitos de operaciones con recursos de
procedencia ilícita y medir su riesgo regional y sectorial.
e) Generar sus propias herramientas para el efecto de investigar los patrones de conducta que pudieran estar
relacionados con operaciones con recursos de procedencia ilícita.
f) Participar en el diseño de los esquemas de capacitación, actualización y especialización en las materias de análisis
financiero y contable.
g) Emitir guías y manuales técnicos para la formulación de dictámenes en materia de análisis financiero y
contable que requieran los agentes del Ministerio Público Federal en el cumplimiento de sus funciones de investigación
y persecución de los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita.
h) Establecer mecanismos de consulta directa de información que pueda estar relacionada con operaciones con
recursos de procedencia ilícita, en las bases de datos de las autoridades de los tres órdenes de gobierno, para la
planeación del combate a estos delitos.
i) Conducir la investigación para la obtención de indicios o pruebas vinculadas a operaciones con recursos de
procedencia ilícita, de conformidad con el Capítulo II del Título Vigésimo Tercero del Libro Segundo del CPF, y
coadyuvar con la Unidad Especializada prevista en la LFDO cuando se trate de investigaciones vinculadas en la
materia.
j) Requerir informes, documentos, opiniones y elementos de prueba en general a las dependencias y entidades de la
administración pública de los tres órdenes de gobierno, y a otras autoridades, organismos públicos autónomos, incluso
constitucionales, y a aquellas personas responsables de dar avisos en las organizaciones con actividades sujetas a
supervisión previstas en esta ley. En todos los casos, estos requerimientos deberán hacerse en el marco de una
investigación formalmente iniciada, así como sobre individuos y hechos consignados en una averiguación previa. En el
caso de las entidades financieras, los requerimientos de información, opinión y pruebas en general, se harán a través de
la SHCP.
la SHCP.
k) Celebrar Convenios con las entidades federativas para acceder directamente a la información disponible en los
registros públicos de la Propiedad de las entidades federativas del país, para la investigación y persecución de los delitos
de operaciones con recursos de procedencia ilícita.
l) Emitir los dictámenes y peritajes en materia de análisis financiero y contable que se requieran.
m) Las demás que las disposiciones legales y reglamentarias determinen.
Los servidores públicos adscritos a la Unidad Especializada, además de reunir los requisitos de ingreso y selección
que determine la Ley Orgánica de la Procuraduría, deberán:
a) Acreditar cursos de especialización en delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia
organizada que se establezcan en las disposiciones aplicables.
b) Aprobar los procesos de evaluación inicial y periódica que para el ingreso y permanencia en dicha Unidad
Especializada se requieran.
c) No haber sido sancionado con suspensión mayor a 15 días, destitución o inhabilitación, por resolución firme en su
trayectoria laboral.
El personal de la SHCP que tenga acceso a la base de datos que concentre los avisos relacionados con las
actividades vulnerables, deberá también cumplir con los requisitos precisados en los puntos anteriores.
La UIF, para el cumplimiento de los programas de capacitación, podrá emitir guías o mejores prácticas para el
desarrollo de los programas de capacitación, actualización y especialización de sus servidores públicos y los del SAT.
La UIF, el SAT y la Unidad de la PGR, deberán expedir o resguardar las constancias que acrediten la participación de
los servidores públicos adscritos a ellas en los cursos de capacitación, actualización y especialización, a quienes se les
practicarán evaluaciones sobre los conocimientos adquiridos.
Los servidores públicos de la UIF y del SAT que tengan acceso a la base de datos que concentre los avisos deberán
acreditar los procesos de evaluación, mismos que comprenderán como mínimo, los exámenes siguientes: médico;
psicométrico y psicológico; poligráfico o psicotécnico; toxicológico, y socioeconómico.
Las evaluaciones deberán ser aplicadas, previo al ingreso o inicio de las actividades del personal que sea candidato
para ingresar a la UIF o al SAT, así como de manera periódica a los servidores públicos adscritos a las mismas, como
requisito de permanencia, siempre y cuando dentro de sus facultades o funciones tengan acceso a la base de datos que
concentre los avisos.
Por lo anterior, la SHCP, la PGR y la Policía Federal3 deberán establecer programas de capacitación, actualización y
especialización dirigidos al personal adscrito a sus respectivas áreas encargadas de la prevención, detección y combate
al delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, y en las materias necesarias para la consecución del objeto
de esta ley, en el ámbito de sus respectivas competencias. Todo en aras de que las acciones que se emprendan sean de
mayor contundencia y que a corto plazo sean mayores las acciones de prevención del delito de lavado de dinero y
menores las acciones al combate del delito de lavado de dinero.

2.15. CONTRADICCIÓN ENTRE NUEVO ACUERDO Y LA LEY

Ahora bien, aunque se da por entendido que la LFPIORPI o Ley contra el lavado de dinero da origen a la Unidad
Especializada en Análisis Financiero de la PGR, en realidad esto no es así, pues la ley fue publicada el 17 de octubre de
2012, y el Acuerdo emitido por la PGR, que da nacimiento a dicha Unidad, fue publicado el 2 de marzo de 2012, y del cual
se destacan los puntos siguientes.

Objeto
El mencionado Acuerdo tiene por objeto crear la Unidad Especializada en Análisis Financiero, que tendrá
facultades para investigar las estructuras financieras vinculadas a las operaciones ligadas con presuntas organizaciones
delictivas y evitar que usen los recursos para su financiamiento, mediante el diseño y ejecución de sistemas y mecanismos
de análisis de la información financiera y contable relacionada con los delitos de operaciones con recursos de
procedencia ilícita previstos en el artículo 400-Bis del CPF.
La Unidad Especializada en Análisis Financiero queda adscrita a la oficina de el (la) procurador(a) general de la
República, y quien ejerza su titularidad tendrá la calidad de agente del Ministerio Público de la Federación4 y será
competente para desarrollar y aplicar herramientas de inteligencia con metodologías interdisciplinarias de análisis e
investigación de las distintas variables criminales, socioeconómicas y financieras, con el fin de conocer los patrones de
conducta y la evolución de las actividades relacionadas con los delitos de operaciones con recursos de procedencia
ilícita.
En realidad, la LFPIORPI, publicada el 17 de octubre de 2012, hace referencia a la Unidad Especializada en Análisis
Financiero conforme lo estipulaba ya el Acuerdo publicado el 2 de marzo de 2012.
Sin embargo, el nuevo Acuerdo fue publicado en diciembre de 2012 (por lo pronto ya hay una reforma para cambiar
el nombre y las facultades), y no sólo le cambió el nombre de Unidad Especializada en Análisis Financiero por el de
el nombre y las facultades), y no sólo le cambió el nombre de Unidad Especializada en Análisis Financiero por el de
Coordinación General de Información y Análisis Financiero (CGIAF), sino que también le retiró la facultad de Ministerio
Público Federal, es decir, la función de investigación.
Por tanto, sólo podrá obtener y analizar información sobre los delitos de lavado de dinero, además de los delitos
fiscales y financieros, para suministrar insumos a las unidades administrativas y órganos desconcentrados que se
encargan de la investigación.
En el nuevo Acuerdo no sólo se limita al delito de lavado de dinero que tipifica el artículo 400-Bis del CPF, sino
también al delito fiscal y al delito financiero, con lo que la CGIAF tendrá facultades para solicitar información a la SHCP
y a toda autoridad competente relacionada con la información del sistema financiero.5

2.16. COORDINACIÓN GENERAL DE INFORMACIÓN Y ANÁLISIS FINANCIERO

Al ser abrogado el Acuerdo A/049/12 de la PGR por el cual se creó la Unidad Especializada en Análisis Financiero,
sus recursos materiales, financieros y humanos fueron transferidos a la CGIAF, creada por el Acuerdo A/327/12
publicado en el DOF el 20 de diciembre de 2012 y en el cual se establecen sus facultades.
Entre otras justificaciones, se señala que para consolidar el esquema de generación de inteligencia, no sólo respecto
del lavado de dinero, sino también de los delitos fiscales6 y financieros,7 se considera necesario crear una Coordinación
General que obtenga y analice la información de esos delitos a efecto de elaborar y proporcionar insumos a las unidades
administrativas y órganos desconcentrados encargados de su investigación.
Este Acuerdo tiene por objeto crear la CGIAF como única instancia competente para el diseño y ejecución de
sistemas y mecanismos de análisis de la información financiera y contable relacionada con hechos constitutivos de
delitos fiscales y financieros u operaciones con recursos de procedencia ilícita, así como para elaborar dictámenes que
coadyuven en las investigaciones o actos procesales que realicen las unidades administrativas u órganos
desconcentrados de la institución competentes en la materia.
Así, la CGIAF:
a) Quedará adscrita a la oficina del procurador general de la República, quien nombrará a su titular.
b) Para el cumplimiento de sus funciones, aplicará metodologías interdisciplinarias de análisis e investigación de las
distintas variables criminales, socioeconómicas y financieras, para aportar elementos o indicios que coadyuven en la
investigación y persecución de hechos constitutivos de delitos fiscales, financieros u operaciones con recursos de
procedencia ilícita.
c) Dará seguimiento a los asuntos en los que aporte elementos o indicios, desde la averiguación previa y hasta la
conclusión del procedimiento penal.
Para el ejercicio de sus funciones, el titular de esta Coordinación tendrá las facultades siguientes:
a) Requerir a las autoridades competentes en la materia, la información o documentos relativos al sistema
financiero que resulte útil para el ejercicio de sus funciones.
b) Fortalecer mecanismos de cooperación y colaboración con autoridades federales, del DF, estatales y municipales,
en el ámbito de su competencia, atendiendo a las normas y políticas institucionales.
c) Formular, en coordinación con la unidad administrativa competente de la PGR, los mecanismos para lograr la
cooperación con organismos públicos, sociales y privados, tanto nacionales como internacionales, a fin de fortalecer y
consolidar las funciones encomendadas.
d) Desarrollar los criterios y metodologías para el requerimiento de la información relacionada con los reportes
sobre operaciones financieras susceptibles de estar vinculadas con hechos constitutivos de delitos fiscales, financieros u
operaciones con recursos de procedencia ilícita.
e) Diseñar, integrar e implementar sistemas y mecanismos de análisis de la información financiera y contable, para
que pueda ser utilizada por las unidades administrativas y órganos desconcentrados competentes en la investigación y
persecución de los delitos fiscales, financieros y de operaciones con recursos de procedencia ilícita.
f) Coadyuvar con las unidades administrativas y órganos desconcentrados competentes en la investigación de
delitos fiscales, financieros y de operaciones con recursos de procedencia ilícita, en el desarrollo de herramientas de
inteligencia y en la medición del riesgo regional y sectorial de dichas conductas.
g) Analizar los patrones de conducta que pudieran estar relacionados con hechos constitutivos de delitos fiscales,
financieros u operaciones con recursos de procedencia ilícita.
h) Participar con las unidades administrativas y órganos desconcentrados competentes en la materia, en el diseño
de esquemas de capacitación, actualización y especialización en las materias de análisis financiero y contable.
i) Elaborar los proyectos de guías y manuales técnicos para la formulación de dictámenes en materia de análisis
financiero y contable que requieran los agentes del Ministerio Público de la Federación para el cumplimiento de sus
funciones de investigación y persecución de los hechos constitutivos de los mencionados delitos.
j) Elaborar diagnósticos en materia de análisis financiero y contable con la información que recabe en el ejercicio de
sus facultades, y proporcionarlos a las unidades administrativas y órganos desconcentrados competentes en la
investigación y persecución de los hechos constitutivos de esos delitos.
investigación y persecución de los hechos constitutivos de esos delitos.
k) Organizar, de manera coordinada con las unidades administrativas y órganos desconcentrados competentes de la
institución, su participación en programas de difusión, congresos, conferencias, seminarios, foros y reuniones
nacionales e internacionales, a fin de promover, difundir y fomentar el desarrollo y aplicación de herramientas de
inteligencia, planes, programas, estrategias, acciones y resultados.
l) Establecer mecanismos de coordinación y de interrelación con otras unidades administrativas y órganos
desconcentrados competentes en la materia, para el óptimo cumplimiento de las funciones que le corresponden.
m) Emitir o suscribir los instrumentos jurídicos que faciliten el funcionamiento y operación de la CGIAF, de
conformidad con el artículo 7 de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República (LOPGR).
n) Informar al procurador general de la República sobre los asuntos encomendados a la CGIAF.
ñ) Generar, en el ámbito de sus atribuciones, estadísticas y análisis de información financiera para que pueda ser
utilizada por las unidades administrativas y órganos desconcentrados competentes en la investigación y persecución de
los delitos fiscales, financieros y de operaciones con recursos de procedencia ilícita.
o) Realizar investigaciones de campo a través de las técnicas y mecanismos que para tal efecto se determinen.
p) Coordinarse con las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, organismos públicos
autónomos e incluso constitucionales, así como con las unidades administrativas y órganos desconcentrados de la PGR,
para recabar e intercambiar la información relacionada con posibles hechos constitutivos de delitos fiscales, financieros
y de operaciones con recursos de procedencia ilícita, y
q) Las demás que le encomiende el procurador general de la República.
Por el mismo Acuerdo se delega al titular de la CGIAF, la facultad de formular los requerimientos de información y
de documentos relativos al sistema financiero o de naturaleza fiscal, a que se refiere el artículo 180 del Código Federal
de Procedimientos Penales (CFPP).
Para el adecuado cumplimiento de sus funciones, la CGIAF contará con los recursos humanos, materiales y
financieros suficientes, de acuerdo con las normas presupuestales aplicables.
Por último, el Acuerdo señala que la inobservancia a lo dispuesto en el mismo por parte de los servidores públicos
de la institución, los hará acreedores a las sanciones que establece la LOPGR, la Ley Federal de Responsabilidades
Administrativas de los Servidores Públicos (LFRASP) y demás disposiciones aplicables, sin perjuicio de la
responsabilidad penal a que hubiere lugar.
Ahora bien, el Reglamento de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República (RLOPGR) señala:

Artículo 31. Al  frente  de  la  Unidad Especializada Artículo 36. Al  frente  de  la  Unidad  Especializada
en  Investigación  de  Operaciones  con  Recursos en  Investigación  de  Delitos  Fiscales  y
de  Procedencia  Ilícita  y  de  Falsificación  o Financieros
Alteración de Moneda
Habrá un Titular quien tendrá las facultades siguientes:
I. Ejercer  las  atribuciones  que  la  Constitución,  el  artículo  4  de  la  Ley  Orgánica  y  demás  disposiciones
jurídicas confieren al Ministerio Público de la Federación, respecto del:
Delito  previsto  en  el  artículo  2  de  la  Ley  Federal Los  delitos  de  fraude  previsto  en  el  Código  Penal
contra  la  Delincuencia  Organizada,  en  relación Federal, los comprendidos en el Código Fiscal de
con  el  delito  de  operaciones  con  recursos  de la Federación, así como los previstos en la Ley del
procedencia  ilícita,  previsto  en  el  artículo  400­ Seguro  Social  y  las  leyes  relativas  a  las
bis  del  Código  Penal  Federal,  y  falsificación  o instituciones  del  sistema  financiero,  y  aquéllos
alteración de moneda, previsto en los artículos 234, cuyo  conocimiento  le  corresponda  por Acuerdo  del
236 y 237, del Código Penal Federal Procurador
En  coordinación  con  las  unidades  administrativas  y  órganos  desconcentrados  de  la  Institución,  sin
perjuicio de las facultades de las Delegaciones para el conocimiento de tales delitos, de acuerdo con los
criterios que para tal efecto emita el Procurador, y
II. Remitir a las Delegaciones, las indagatorias relacionadas con delitos materia de su competencia, para
su prosecución, de conformidad con las normas y políticas institucionales, o cuando así lo determinen el
Procurador o el Subprocurador respectivo.8

2.17. UNIDAD ESPECIALIZADA EN ANÁLISIS FINANCIERO (NUEVO ACUERDO PGR)

Como se comentó en el punto 2.15.: Contradicción entre el nuevo acuerdo y la ley, ya se publicó la reforma referente
a la Unidad con el nuevo Acuerdo, por lo que recapitulo las modificaciones que éste ha tenido:
a) Acuerdo publicado en el DOF el 2 de marzo de 2012, Unidad Especializada en Análisis Financiero de la PGR.
b) Acuerdo publicado en el DOF 20 de diciembre de 2012, por el que se crea la CGIAF de la PGR.
c) Acuerdo publicado en el DOF el 17 de julio de 2013, por el que se establece la organización y funcionamiento de la
Unidad Especializada en Análisis Financiero de la PGR.
El nuevo Acuerdo se alinea a lo que dispone la LFPIORPI, por lo que se trata de las mismas disposiciones del
penúltimo acuerdo (CGIAF), con las siguientes modificaciones:
Cambio de nombre de Unidad y de las facultades del titular del Ministerio Público de la Federación.
Además, se amplía el objeto de la Unidad:
La Unidad Especializada en Análisis Financiero para el cumplimiento de sus funciones aplicará metodologías
interdisciplinarias de análisis e investigación de las distintas variables criminales, socioeconómicas y financieras, para
el desarrollo de herramientas de inteligencia y medición del riesgo regional y sectorial de dichas conductas, así
como para aportar elementos o indicios que coadyuven en la investigación y persecución de hechos constitutivos de
delitos fiscales, financieros u operaciones con recursos de procedencia ilícita.
La Unidad Especializada en Análisis Financiero dará seguimiento a los asuntos en los que aporte elementos o
indicios, desde la averiguación previa y hasta la conclusión del procedimiento penal.
Además de agregarse la siguiente facultad:
Ejercer las atribuciones que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), los
instrumentos internacionales en la materia, las leyes y demás disposiciones jurídicas confieren al Ministerio
Público de la Federación.
La Unidad Especializada en Análisis Financiero contará también con peritos para la emisión de los dictámenes
periciales correspondientes en las materias de su competencia y demás personal especializado para el ejercicio de sus
funciones.
De acuerdo con el artículo 12 de la Ley contra el lavado de dinero, las obligaciones que tienen la SHCP, la PGR y la
Policía Federal, son las siguientes:

Artículo 12. Para el cumplimiento del objeto de esta ley, las autoridades tendrán las siguientes
obligaciones:

I. Observar, en el ejercicio de esta ley, los principios rectores de las instituciones de seguridad
pública señalados en el artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos;

II. Coordinar sus acciones, en el ámbito de sus respectivas competencias, para el cumplimiento del
objeto de esta ley;

III. Abstenerse de proporcionar información generada con motivo de la presente ley a persona
alguna que no esté facultada para tomar noticia o imponerse de la misma;

IV. Establecer medidas para la protección de la identidad de quienes proporcionen los avisos a que
se refiere esta ley, y

V. Al establecer regulaciones administrativas, en sus ámbitos de competencia, tendentes a


identificar y prevenir actos u operaciones relacionados con el objeto de esta ley, deberán:

a) Procurar un adecuado equilibrio regulatorio, que evite molestias o trámites innecesarios que
afecten al normal desarrollo de la actividad;

b) Tomar las medidas necesarias para facilitar el cumplimiento de esta ley y mitigar su impacto
económico, y

c) Evitar que el sistema financiero sea utilizado para operaciones ilícitas.

2.18. VISITAS DE VERIFICACIÓN

La SHCP podrá comprobar, de oficio y en cualquier tiempo, el cumplimiento de las obligaciones previstas en la ley,
mediante la práctica de visitas de verificación a quienes realicen las actividades vulnerables, a las entidades colegiadas
o, en su caso, al órgano concentrador.
Las personas visitadas deberán proporcionar exclusivamente la información y documentación soporte con que
cuenten y que esté directamente relacionada con actividades vulnerables.
El desarrollo de las visitas de verificación, así como la imposición de las sanciones administrativas previstas en la
ley, se sujetarán a lo dispuesto por la LFPA.
Las verificaciones que realice la SHCP sólo podrán abarcar aquellos actos u operaciones considerados como
actividades vulnerables, realizados dentro de los cinco años inmediatos anteriores a la fecha de inicio de la visita.
La SHCP, para el ejercicio de las facultades que le confiere la ley, en su caso, podrá solicitar el auxilio de la fuerza
pública cuando las circunstancias así lo requieran. Los mandos de la fuerza pública deberán proporcionar el auxilio
pública cuando las circunstancias así lo requieran. Los mandos de la fuerza pública deberán proporcionar el auxilio
solicitado.

2.19. RESERVA Y FINALIDAD DE LA INFORMACIÓN

La información y documentación soporte de los avisos, así como la identidad de quienes los hayan presentado y, en
su caso, de los representantes designados y del representante de las entidades colegiadas, se considera confidencial y
reservada en términos de la LFTAIPG.

Finalidad de la información

La información que derive de los avisos que se presenten ante las autoridades competentes, será utilizada
exclusivamente para la prevención, identificación, investigación y sanción de operaciones con recursos de
procedencia ilícita y demás delitos relacionados con éstas.
La SHCP deberá informar al Ministerio Público de la Federación de cualquier acto u operación que derive de una
actividad vulnerable que pudiera dar lugar a la existencia de un delito del fuero federal que se identifique con motivo
de la aplicación de la presente ley.
Durante las investigaciones y el proceso penal federal se mantendrá el resguardo absoluto de la identidad y de
cualquier dato personal que se obtenga derivado de la aplicación de la presente ley, especialmente por la presentación
de avisos, en los términos que señala la CPEUM, para lo cual, la información de los actos y operaciones contenida en
dichos avisos que sea necesario aportar en las investigaciones correspondientes, se hará a través de los reportes que al
efecto presente la SHCP.
Los servidores públicos de la SHCP guardarán la debida reserva sobre la identidad y cualquier dato personal a que
se refiere el párrafo anterior, así como sobre la información y documentación que éstos hayan proporcionado en los
respectivos avisos, salvo en los casos en que sea requerida por la Unidad o la autoridad judicial.
Se deberá mantener en reserva y bajo resguardo, la identidad y datos personales de los servidores públicos que
intervengan en cualquier acto derivado de la aplicación de la ley, observando, en su caso, lo dispuesto por el artículo 20
de la CPEUM.
Los avisos que se presenten en términos de la ley en ningún caso tendrán, por sí mismos, valor probatorio pleno.
En ningún caso el Ministerio Público de la Federación podrá sostener su investigación exclusivamente en los avisos,
por lo que la misma estará sustentada en las pruebas que acrediten el acto u operación objeto de los avisos.
La SHCP, así como las autoridades competentes en las materias relacionadas con el objeto de esta ley, establecerán
mecanismos de coordinación e intercambio de información y documentación para su debido cumplimiento.
La información de los actos u operaciones contenida en los avisos que presenten quienes realicen actividades
vulnerables, que sea necesario aportar en cualquier procedimiento de carácter judicial o administrativo, se hará a
través de los documentos oficiales que presente la UIF ante las autoridades competentes.
La UIF, para poder intercambiar o dar acceso a las autoridades competentes en términos de la ley, respecto de la
información contenida en los avisos, deberá celebrar con éstas, en términos de las disposiciones aplicables, un convenio
en el que se establezcan los mecanismos de coordinación e intercambio de información y documentación.
La UIF proporcionará a la PGR, a través de la Unidad, la información de las bases de datos que contienen los avisos
de actos u operaciones relacionados con las actividades vulnerables en los términos que éstas establezcan mediante el
Convenio de coordinación que celebren para tales efectos.
La Unidad de la Procuraduría podrá consultar las bases de datos de la SHCP que contienen los avisos de actos u
operaciones relacionados con las actividades vulnerables y esta última tiene la obligación de proporcionarle la
información requerida.
La SHCP y la PGR, en el ámbito de sus respectivas competencias, para efectos exclusivamente de la identificación y
análisis de operaciones relacionadas con los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, están legalmente
facultadas y legitimadas, por conducto de las unidades administrativas expresamente facultadas para ello en sus
respectivos reglamentos, para corroborar la información, datos e imágenes relacionados con la expedición de
identificaciones oficiales, que obren en poder de las autoridades federales, así como para celebrar convenios con los
órganos constitucionales autónomos, entidades federativas y municipios, a efecto de corroborar la información referida.
La SHCP y la PGR podrán celebrar Convenios con las autoridades que administren los registros de los documentos de
identificación referidos en este artículo, para el establecimiento de sistemas de consulta remota.
La Unidad podrá solicitar a la SHCP la verificación de información y documentación, en relación con la identidad de
personas, domicilios, números telefónicos, direcciones de correos electrónicos, operaciones, negocios o actos jurídicos
de quienes realicen actividades vulnerables, así como de otras referencias específicas, contenidas en los avisos y demás
información que reciba conforme a esta ley.
El Ministerio Público Federal podrá solicitar a la SHCP que ejerza las facultades previstas en esta ley, en los términos
de los acuerdos de colaboración que al efecto suscriban.
Sin perjuicio de la información y documentación que la SHCP esté obligada a proporcionar a la Procuraduría, en
caso de que aquélla, con base en la información que reciba y analice, conozca de la comisión de conductas susceptibles
de ser analizadas o investigadas por las instancias encargadas del combate a la corrupción o las de procuración de
justicia de las entidades federativas, deberá comunicar a dichas instancias, de acuerdo con la competencia que les
corresponda, la información necesaria para identificar actos u operaciones, así como personas presuntamente
involucradas en actividades con recursos de procedencia ilícita.
El titular de la SHCP, mediante acuerdo, autorizará a los servidores públicos para que puedan realizar el
intercambio de información, documentación, datos o imágenes, así como de la operación de los mecanismos de
coordinación.
La SHCP podrá dar información conforme a los Tratados, Convenios o Acuerdos internacionales, o a falta de éstos,
según los principios de cooperación y reciprocidad, a las autoridades extranjeras encargadas de la identificación,
detección, supervisión, prevención, investigación o persecución de los delitos equivalentes a los de operaciones con
recursos de procedencia ilícita.
En estos casos, quienes reciban la información y los datos por parte de la SHCP deberán garantizar la
confidencialidad y reserva de aquello que se les proporcione.
Los servidores públicos de la SHCP, la PGR y las personas que deban presentar avisos, que conozcan de información,
documentación, datos o noticias de actos u operaciones objeto de la presente ley y que hayan sido presentados ante la
SHCP, se abstendrán de divulgarla o proporcionarla, bajo cualquier medio, a quien no esté expresamente autorizado.
Para que se pueda proporcionar información, documentación, datos e imágenes a los servidores públicos de las
entidades federativas, éstos deberán estar sujetos a obligaciones legales en materia de guarda, reserva y
confidencialidad respecto de aquello que se les proporcione en términos de esta ley, y su inobservancia será sancionada
penalmente.
La violación a las reservas que esta ley impone será sancionada en los términos de las disposiciones legales
aplicables.

Convenio de coordinación
En el convenio de coordinación, se deberán establecer los mecanismos de colaboración a través de los cuales la
Unidad podrá solicitar a la UIF la verificación de información y documentación, en relación con la identidad de
personas, domicilios, números telefónicos, direcciones de correos electrónicos, operaciones, negocios o actos jurídicos
de quienes realicen actividades vulnerables, así como de otras referencias específicas, contenidas en los avisos y demás
información que reciba conforme a lo establecido en la ley, el reglamento y las reglas de carácter general.
El Convenio de coordinación, así como aquellos que celebre la UIF con otras autoridades competentes en términos
de la ley y el reglamento, deberá ser suscrito por los servidores públicos de la SHCP que autorice su titular mediante
acuerdo y considerar, cuando menos, los siguientes elementos:
a) El señalamiento de los representantes que tengan facultades para la celebración del Convenio de coordinación
correspondiente.
b) El objeto del Convenio, las obligaciones que de éste deriven, así como la vigencia del mismo.
c) La especificación de la información y documentación materia del Convenio, así como los mecanismos de
coordinación para solicitarla, dar respuesta y, en su caso, la manera en la que se tendrá acceso a la misma.
d) El establecimiento de los criterios y, en su caso, formatos mediante los cuales la información y documentación
será requerida y proporcionada.
e) Los términos y condiciones para el manejo y reserva que se dará a la referida información y documentación.
La UIF no podrá proporcionar información o documentación, ni garantizar el acceso a sus bases de datos, cuando no
se haya suscrito el Convenio de coordinación.

Intercambio de información
Los administradores de los sistemas previstos en la Ley de Sistemas de Pago, incluido el Banxico; las personas
morales o fideicomisos que tengan por objeto realizar procesos de compensación o transferencias de información de
medios de pagos del sistema financiero, así como compensar y liquidar obligaciones derivadas de contratos bancarios,
bursátiles o financieros, y las personas que emitan, administren, operen o presten servicios de tarjetas de crédito,
débito, prepagadas de acceso a efectivo, de servicios, de pago electrónico y las demás que proporcionen servicios para
tales fines, proporcionarán a la SHCP la información y documentación a la que tengan acceso y que ésta les requiera por
escrito, mismo que les deberá ser notificado en términos de la LFPA, para efectos de lo dispuesto en la ley.
Las personas a que se refiere el párrafo anterior proporcionarán la información y documentación que se les
requiera, dentro de los 30 días siguientes a la fecha en que surta efectos la notificación del requerimiento.
El intercambio de información y documentación a que haya lugar, de acuerdo con el primer párrafo de este

subtítulo, entre el Banxico y la SHCP, se hará conforme a los Convenios de colaboración que al efecto celebren.
subtítulo, entre el Banxico y la SHCP, se hará conforme a los Convenios de colaboración que al efecto celebren.

2.20. SANCIONES ADMINISTRATIVAS

La SHCP sancionará administrativamente a quienes infrinjan esta ley, a través del SAT.
El SAT podrá requerir la comparecencia de cualquier persona que pueda contribuir a la verificación del
cumplimiento de las obligaciones derivadas de la ley, el reglamento, las reglas de carácter general y demás disposiciones
que de éstos emanen, y asimismo podrá requerir a presuntos infractores de las obligaciones establecidas en los
ordenamientos antes señalados, para que manifiesten lo que a su derecho convenga.
Las multas que se determinen en términos de esta ley, tendrán el carácter de créditos fiscales y se fijarán en
cantidad líquida, sujetándose al procedimiento administrativo de ejecución que establece la legislación aplicable.

Infracción Sanción
Se  abstengan  de  cumplir  con  los  requerimientos Se  aplicará  multa  equivalente  a  200  y  hasta  2,000
que les formule la SHCP veces  el  valor  de  la  UMA  para  los  primeros  cuatro
casos de infracciones
Incumplan  con  cualquiera  de  las  obligaciones
establecidas
Incumplan con la obligación de presentar en tiempo
los avisos.
La  sanción  prevista  en  este  inciso  será  aplicable
cuando  la  presentación  del  aviso  se  realice  a  más
tardar dentro de los 30 días siguientes a la fecha en
que debió haber sido presentado. En caso de que la
extemporaneidad  u  omisión  exceda  este  plazo,  se
aplicará la sanción prevista para el caso de omisión
Incumplan con la obligación de presentar los avisos
sin reunir los requisitos
Incumplan  los  fedatarios  con  la  obligación  de Se  aplicará  multa  equivalente  a  2,000  y  hasta
verificar la forma de pago en las operaciones 10,000 veces el valor de la UMA para el quinto caso
de infracciones
Omitan presentar los avisos Se  aplicará  multa  equivalente  a  10,000  y  hasta
65,000 veces el valor de la UMA, o del 10% al 100%
Participen en cualquiera de los actos u operaciones del  valor  del  acto  u  operación,  cuando  sean
prohibidos cuantificables en dinero, la que resulte mayor

Las multas aplicables para los supuestos anteriores serán las siguientes:

Causa
Conducta considerada infracción
Revocación Cancelación
Se  abstengan  de  cumplir  con  los  requerimientos  que Reincidencia Reincidencia
les formule la SHCP
Incumplan  con  cualquiera  de  las  obligaciones Reincidencia Reincidencia
establecidas
Incumplan  con  la  obligación  de  presentar  en  tiempo Reincidencia Reincidencia
los avisos
Incumplan  con  la  obligación  de  presentar  los  avisos Reincidencia Reincidencia
sin reunir los requisitos
Incumplan los fedatarios con la obligación de verificar Reincidencia
la forma de pago en las operaciones
Omitan presentar los avisos Violación Violación
Participen  en  cualquiera  de  los  actos  u  operaciones Violación Violación
prohibidos

La Secretaría se abstendrá de sancionar al infractor, por una sola vez, en caso de que se trate de la primera
infracción en que incurra, siempre y cuando cumpla, de manera espontánea y previa al inicio de las facultades de
verificación de la SHCP, con la obligación respectiva y reconozca expresamente la falta en que incurrió.
verificación de la SHCP, con la obligación respectiva y reconozca expresamente la falta en que incurrió.

2.21. CONSECUENCIAS DE REVOCACIÓN Y CANCELACIÓN DE PATENTES

Causas de revocación de los permisos de juegos y sorteos


Son causas de revocación de los permisos de juegos y sorteos, además de las señaladas en las disposiciones jurídicas
aplicables:
a) La reincidencia en cualquiera de las conductas previstas en los primeros cuatro casos anteriores, o
b) Cualquiera de las conductas previstas en los dos últimos casos.
La SHCP informará de los hechos constitutivos de causal de revocación a la SG, a efecto de que ésta ejerza sus
atribuciones en la materia y, en su caso, aplique las sanciones correspondientes.

Causas de cancelación definitiva de la habilitación al corredor público y al notario público

Son causas de cancelación definitiva de la habilitación que le haya sido otorgada al corredor público, además de las
señaladas en las disposiciones jurídicas aplicables, la reincidencia en cualquiera de las conductas previstas en los
primeros cuatro casos anteriores.
Una vez que haya quedado firme la sanción impuesta por la SHCP, ésta informará de su resolución a la Secretaría de
Economía (SE) y le solicitará que proceda a la cancelación definitiva de la habilitación del corredor público que hubiere
sido sancionado, y una vez informada, la SE contará con un plazo de 10 días hábiles para proceder a la cancelación
definitiva solicitada, conforme a las disposiciones jurídicas aplicables.
Cuando el infractor sea un notario público, la SHCP informará de la infracción cometida a la autoridad competente
para supervisar la función notarial, a efecto de que ésta proceda a la cesación del ejercicio de la función del infractor y
la consecuente revocación de su patente, previo procedimiento que al efecto establezcan las disposiciones jurídicas que
rijan su actuación. Darán lugar a la sanción de revocación, por ser consideradas notorias las deficiencias en el ejercicio
de sus funciones, los siguientes supuestos:
a) La reincidencia en la violación de lo dispuesto en los primeros cinco casos de las conductas.
b) La violación a lo previsto en los últimos dos casos.
La imposición de las sanciones anteriores se efectuará sin perjuicio de las demás multas o sanciones que resulten
aplicables.

Causas de cancelación de la autorización de los agentes o apoderados aduanales


Serán causales de cancelación de la autorización otorgada por la SHCP a los agentes y apoderados aduanales:
a) La reincidencia en la violación de lo dispuesto en los primeros cuatro casos de las conductas.
b) La violación a lo previsto en los últimos dos casos de las conductas.
La SHCP informará de la infracción respectiva a la autoridad aduanera, a efecto de que ésta proceda a la emisión de
la resolución correspondiente, siguiendo el procedimiento que al efecto establezcan las disposiciones jurídicas que rijan
su actuación.
La imposición de las sanciones anteriores se realizará sin perjuicio de las demás multas o sanciones que resulten
aplicables.

2.22. CONSIDERACIONES EN LA IMPOSICIÓN DE LAS SANCIONES

Para la imposición de sanciones de carácter administrativo, la SHCP tomará en cuenta, en su caso, lo siguiente:
a) La reincidencia, las causas que la originaron y, en su caso, las acciones correctivas aplicadas por el presunto
infractor. Se considerará reincidente al que haya incurrido en una infracción que hubiere sido sancionada y, además de
aquélla, cometa la misma infracción, dentro de los dos años inmediatos siguientes a la fecha en que haya quedado firme
la resolución correspondiente.
b) La cuantía del acto u operación, procurando la proporcionalidad del monto de la sanción.
c) La intención de realizar la conducta.
Para efectos de la imposición de sanciones administrativas, se entenderá por causas imputables a la entidad
colegiada en el incumplimiento de las obligaciones a cargo de sus integrantes, cuando ésta no presente los avisos
correspondientes y sus integrantes sí le hayan remitido la información, conforme a los procedimientos establecidos en
el Convenio celebrado con el SAT y la UIF. Ese Convenio deberá prever las obligaciones y plazos de presentación de
información de los integrantes de la entidad colegiada a la misma, así como los requisitos que deberá cumplir tal
información.
2.23. MEDIOS DE DEFENSA ANTE LA SANCIÓN ADMINISTRATIVA

Las sanciones administrativas impuestas podrán impugnarse ante la propia SHCP, mediante el recurso de revisión
previsto en la LFPA o directamente ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) a través del procedimiento
contencioso administrativo.
Tendrá el carácter de superior jerárquico de la autoridad que emitió el acto impugnado, aquella unidad
administrativa que conforme al RISAT así se determine.

2.24. DELITOS

Se sancionará con prisión de dos a ocho años y con 500 a 2,000 veces el valor de la UMA de multa, conforme al CPF, a
quien:
a) Proporcione de manera dolosa a aquellos que deban dar avisos, información, documentación, datos o imágenes
que sean falsos, o sean completamente ilegibles, para ser incorporados en los documentos que deban presentarse.
b) De manera dolosa, modifique o altere información, documentación, datos o imágenes destinados a ser
incorporados en los avisos presentados.
Se sancionará con prisión de cuatro a 10 años y con 500 a 2,000 veces el valor de la UMA, conforme al CPF:
a) Al servidor público de alguna de las dependencias o entidades de la Administración Pública Federal, del Poder
Judicial de la Federación (PJF), de la Procuraduría o de los órganos constitucionales autónomos, que utilice
indebidamente la información, datos, documentación o imágenes a las que tenga acceso o reciba con motivo de esta ley,
o que transgreda lo dispuesto en lo que se refiere a la reserva y el manejo de información.
b) A quien, sin contar con autorización de la autoridad competente, revele o divulgue, por cualquier medio,
información en la que se vincule a una persona física o moral o servidor público con cualquier aviso o requerimiento de
información hecho entre autoridades, en relación con algún acto u operación relacionada con las actividades
vulnerables, independientemente de que el aviso exista o no.
Las penas previstas se duplicarán en caso de que quien cometa el ilícito sea al momento de cometerlo o haya sido
dentro de los dos años anteriores a ello, servidor público encargado de prevenir, detectar, investigar o juzgar delitos.
A quienes incurran en cualquiera de los delitos previstos, se les aplicará, además, una sanción de inhabilitación para
desempeñar el servicio público por un tiempo igual al de la pena de prisión que haya sido impuesta, la cual comenzará a
correr a partir de que se haya cumplido la pena de prisión.

2.25. DENUNCIA

Se requiere de la denuncia previa de la SHCP para proceder penalmente en contra de los empleados, directivos,
funcionarios, consejeros o cualquier persona que realice actos en nombre de las instituciones financieras autorizadas
por la SHCP, y que estén involucrados en la comisión de cualquiera de los delitos previstos.

2.26. PLAZO TRANSITORIO PARA EL PRIMER AVISO

La presentación de los avisos se realizó por primera vez a la entrada en vigor del Reglamento de la Ley Federal para
la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (RLFPIORPI), es decir, el 1 de
septiembre de 2013.
Tales avisos contendrán la información referente a los actos u operaciones relacionados con actividades vulnerables
celebrados a partir de la fecha de entrada en vigor del citado reglamento.
Las disposiciones relativas a la obligación de presentar avisos, así como las restricciones al efectivo, entrarán en
vigor a los 60 días siguientes a la entrada en vigor del RLFPIORPI.
Esos avisos contendrán la información referente a los actos u operaciones relacionados con las actividades
vulnerables antes mencionadas que hayan sido realizadas a partir del 1 de septiembre de 2013, fecha de entrada en
vigor del reglamento.
Los Convenios para el intercambio de información y acceso a bases de datos de los organismos autónomos,
entidades federativas y municipios que establece la ley deberán otorgarse entre las autoridades federales y aquéllos, en
un plazo perentorio de seis meses contados a partir de la entrada en vigor del RLFPIORPI.
Con la finalidad de que las personas que realicen las actividades vulnerables estén en posibilidades de remitir los
avisos correspondientes, deberán enviar, a partir del 1 de octubre de 2013, la información de identificación, a través de
los medios electrónicos y el formato oficial que para tales efectos determine y expida la UIF, mediante publicación en el
DOF.
La SHCP y la PGR, a través de sus unidades administrativas competentes, deberán celebrar el convenio de
coordinación, a más tardar a los 30 días naturales siguientes a la entrada en vigor del multicitado RLFPIORPI.
2.27. REGLAS DE CARÁCTER GENERAL

2.27.1. PROCEDIMIENTO DE IDENTIFICACIÓN DE QUIENES REALIZAN ACTIVIDADES VULNERABLES

2.27.1.1. ALTA Y REGISTRO

Deben ingresar al portal en Internet,9 a efecto de enviar, bajo protesta de decir verdad, la información siguiente para
su alta y registro:
a) Tratándose de personas físicas, la señalada en el anexo 1 de las reglas de carácter general.
b) Tratándose de personas morales, la señalada en el anexo 2 de las reglas de carácter general.
El envío de la información para el trámite de alta y registro, deberá ser firmado con la FIEL de quien realiza la
actividad vulnerable.
Las personas morales deberán utilizar la FIEL asociada a su RFC, por lo que no podrán utilizar la FIEL de su
representante legal.
El SAT, una vez que reciba la información anterior, expedirá el acuse electrónico de alta y registro respectivo con
sello digital y otorgará el acceso a los medios electrónicos dentro del portal en Internet a través de los cuales, quienes
realicen actividades vulnerables enviarán los avisos correspondientes y recibirán las notificaciones, informes o
comunicaciones por parte del SAT, de la UIF o de la SHCP, según corresponda.
La información relacionada con los incisos e) del anexo 1, así como e), f), g) y h) del anexo 2 de las reglas de
carácter general, según corresponda, podrá ser capturada con posterioridad al momento de alta y registro, y no
condicionará la expedición del acuse electrónico y el otorgamiento del acceso a los medios electrónicos, por parte del
SAT. Dicha información deberá ser enviada, en caso de ser aplicable, a más tardar dentro de los 60 días naturales
siguientes a la fecha en que realizó su alta y registro, mediante el trámite de actualización; en caso de que no se
cumpla con la presentación de la información, el SAT restringirá el acceso a los medios electrónicos, hasta en tanto
sea completada la información de alta y registro correspondiente.
El trámite de alta y registro, así como el de actualización, que sean presentados de forma extemporánea y que
impliquen la realización de una actividad vulnerable, surtirán sus efectos en la fecha señalada en el trámite respectivo.
Quienes realicen actividades vulnerables:
a) Al momento de firmar el trámite de alta y registro con su FIEL, aceptarán que la SHCP, la UIF o el SAT,
realicen las notificaciones que correspondan a través de los medios electrónicos señalados.
b) Cuando deban eliminar, modificar o agregar información de su registro, efectuarán el trámite de actualización
correspondiente, mediante el procedimiento señalado, a más tardar dentro de los seis días hábiles siguientes a que se
presente la situación o hecho que motive la actualización de la información respectiva, utilizando los medios y en el
formato oficial que para tales efectos determine y expida la UIF, previa opinión del SAT, mediante publicación en el DOF.

2.27.1.2. NOTIFICACIONES

Las notificaciones serán realizadas por la SHCP, la UIF o el SAT y se considerarán efectuadas el día en que quienes
realicen actividades vulnerables consulten el portal del Internet.
Realizada la aceptación, las notificaciones se considerarán efectuadas el día en que quienes realicen actividades
vulnerables consulten el medio electrónico a que se refiere el artículo 5 de las reglas de carácter general.
Dicha consulta deberá ser al menos los días 15 y último de cada mes o bien, el día hábil siguiente si alguno de éstos
fuere inhábil. En caso de no efectuar dicha consulta, las notificaciones se considerarán realizadas el día hábil que
corresponda.
En caso de que, por causas imputables a la SHCP, la UIF o el SAT, quienes realicen actividades vulnerables se
encuentren imposibilitados para consultar los medios electrónicos o para abrir los documentos electrónicos que
contengan la información depositada en los mismos, en los días señalados, lo harán del conocimiento del SAT, a más
tardar dentro de los tres días hábiles siguientes a aquél en que ocurra dicho impedimento, a través del correo o
dirección electrónica que el propio SAT señale en el portal en Internet, a efecto de que sean notificados por alguna otra
forma de las establecidas en la LFPA, hasta en tanto no se solvente el impedimento señalado.
Previo a la realización de la notificación a quienes realicen actividades vulnerables, les podrá ser enviado al correo
electrónico que hayan proporcionado, la alerta de notificación de un documento emitido por la autoridad competente a
efecto de que realice su revisión en el portal en Internet.
Se podrá actualizar la cuenta de correo electrónico al que serán enviadas las alertas de notificaciones.

2.27.1.3. ACTUALIZACIÓN AL REGISTRO

El SAT podrá actualizar la información correspondiente al registro respectivo, basándose en la información con la
que cuente, la que le sea proporcionada por dependencias y entidades de la administración de los tres órdenes de
gobierno, organismos públicos autónomos, constitucionales y la que obtenga por cualquier otro medio.
La actualización será notificada por el SAT a quien realice la actividad vulnerable, a través del portal de Internet,
dentro de los 10 días hábiles siguientes a la fecha en que el SAT haya realizado la referida actualización.
Quienes realicen actividades vulnerables y actos u operaciones que sean objeto de avisos deberán presentar los
mismos sin perjuicio del trámite de actualización correspondiente.

2.27.1.4. BAJA DEL REGISTRO

Las personas que se hayan dado de alta y registrado, y que por cualquier circunstancia ya no realicen
actividades vulnerables, deberán dar de baja las mismas, mediante el trámite de actualización, con la finalidad de que
el SAT restrinja el acceso a los medios electrónicos. La baja surtirá sus efectos a partir de la fecha en que sea presentado
el trámite de actualización.

2.27.1.5. REQUERIMIENTOS DE ALTA Y REGISTRO

El SAT en todo momento y de manera directa podrá requerir a quienes realicen actividades vulnerables, a través
de los medios electrónicos, información y documentación que permita corroborar y acreditar la información de su alta
y registro, debiéndose atender el requerimiento dentro de los cinco días hábiles siguientes al día en que sea notificado.
A solicitud del interesado, el SAT podrá prorrogar la entrega de la información referida en el párrafo anterior hasta
por tres días hábiles.
La información requerida será presentada en sobre cerrado o, en su caso, cumpliendo con las características
tecnológicas de seguridad que se señalen en el requerimiento, ante la Unidad Administrativa que para tales efectos
designe el SAT.

2.27.1.6. REGISTRO DEL REPRESENTANTE

A fin de que se complete la designación del representante encargado del cumplimiento de las obligaciones,
mediante el trámite de alta y registro a que se refiere el inciso i) del anexo 2 de las reglas de carácter general, el
representante como responsable del cumplimiento deberá ingresar al portal en Internet, utilizando su clave del RFC y su
certificado vigente de la FIEL, a fin de aceptar o rechazar la designación de que se trate.
Cuando el representante de que se trate no se encuentre inscrito en el RFC, podrá realizar su inscripción sin
obligaciones fiscales para estar en aptitud de tramitar su FIEL conforme a las disposiciones fiscales aplicables.
Tanto la aceptación como el rechazo de la designación como responsable de cumplimiento será notificado por el SAT
a la persona moral que realizó la designación, a través del portal del Internet, dentro de los 10 días hábiles siguientes a
la recepción de la aceptación o rechazo.
El rechazo de la referida designación no libera a la persona moral del cumplimiento de las obligaciones establecidas
en la ley, el reglamento, las reglas de carácter general y demás disposiciones que de éstos emanen.

2.27.1.7. ANEXO 1 PERSONAS FÍSICAS Y ANEXO 2 PERSONAS MORALES

Datos de identificación para el registro y alta de quienes realicen actividades vulnerables, cuando
se trate de:
Anexo 1 Personas físicas Anexo 2 Personas morales
a) Datos de identidad de la persona que realiza la actividad vulnerable, consistentes en:
i)  Apellido  paterno,  apellido  materno  y  nombre(s), i) Denominación o razón social
sin abreviaturas
ii) Fecha de nacimiento ii) Fecha de constitución, y
iii) País de nacionalidad
iv) País de nacimiento, y
v) CURP, cuando cuente con ella
b) Datos de contacto de quien realiza la actividad vulnerable, consistentes en:
i) Número de teléfono en donde se pueda localizar, incluida su clave de larga distancia y extensión
i Bis) Apellido paterno, apellido materno y nombre(s), sin abreviaturas, o nombre completo y apellidos que
correspondan  tratándose  de  personas  de  nacionalidad  extranjera,  de  las  persona  física  que  será  el
contacto en caso de que no se designe a la persona responsable en términos del artículo 20 de la ley
ii)  Correo  electrónico  designado  para  recibir  informes,  solicitudes,  comunicaciones  o  alertas  a  que  se
refieren  el  reglamento  y  las  reglas  de  carácter  general,  sin  perjuicio  del  mecanismo  de  recepción  de
notificaciones señalado en el artículo 5 de las reglas de carácter general y
iii) Datos del registro, autorización, patente, certificado o cualquier otro tipo de documento expedido por
autoridad  competente  al  amparo  del  cual,  en  su  caso,  la  persona  física  realiza  la  actividad  vulnerable,
consistentes en: tipo de documento, autoridad que lo emite, número o folio de identificación y periodo que
ampara el referido documento
c) Datos relacionados con la actividad vulnerable, consistente en:
i) La actividad o actividades vulnerables que realice o pretenda realizar
ii) La fecha en la que se realizó o pretende realizar el primer acto u operación objeto de aviso, y
iii) Datos del registro, autorización, patente, certificado o cualquier otro tipo de documento expedido por
autoridad  competente  al  amparo  del  cual  en  su  caso,  la  persona  física  o  moral  realiza  la  actividad
vulnerable,  consistente  en:  tipo  de  documento,  autoridad  que  lo  emite,  No.  o  folio  de  identificación  y
periodo que ampara el referido documento, en su caso
d) Datos  del  domicilio  en  territorio  nacional,  del  lugar  en  donde  realice  la  mayoría  de  sus  actividades
relacionadas con la actividad vulnerable, compuesto de los siguientes datos: nombre de la calle, avenida
o  vía  de  que  se  trate,  debidamente  especificada;  número  exterior  y,  en  su  caso,  interior;  colonia  o
urbanización;  demarcación  territorial,  municipio  o  demarcación  política  similar  que  corresponda,  en  su
caso;  ciudad  o  población,  entidad  federativa,  estado,  provincia,  departamento  o  demarcación  política
similar que corresponda, en su caso, y código postal, así como la o las actividades vulnerables que realiza
en el referido domicilio
h)  Datos  del  representante  a  que  se  refiere  el
artículo 20 de la ley, consistentes en:
i)  Apellido  paterno,  apellido  materno  y  nombre(s),
sin abreviaturas, o nombre completo y apellidos que
correspondan,  tratándose  de  personas  de
nacionalidad extranjera
ii) Fecha de nacimiento
iii) Clave del RFC
iv) CURP, en caso de contar con ésta
vi) País de nacionalidad
viii) Fecha a partir de la cual acepta la designación,
en su caso
i) Los  demás  datos  que  se  soliciten  en  el  formato
oficial  que  al  efecto  determine  y  expida  la  UIF, j)  Datos  de  contacto  del  representante  a  que  se
mediante  publicación  en  el  DOF  en  razón  de  la refiere el inciso anterior, consistentes en:
actividad vulnerable de que se trate
i)  No.  de  teléfono  en  donde  se  pueda  localizar,
incluida su clave de larga distancia
ii)  Correo  electrónico  designado  para  informes,
comunicaciones  o  alertas  a  que  se  refieren  el
reglamento y las reglas, sin perjuicio del mecanismo
de recepción de notificaciones en el artículo 5 de las
reglas de carácter general
iii) No. de telefonía móvil, en su caso
j)  Datos  del  domicilio  del  representante  a  que  se
refiere  el  artículo  20  de  la  ley,  compuesto  por  los
elementos señalados en el inciso c) anterior

2.27.2. PROCEDIMIENTO DE IDENTIFICACIÓN DEL CLIENTE Y DEL USUARIO DE QUIENES REALICEN


ACTIVIDADES VULNERABLES

ANEXOS DEL ACUERDO 02/2013 POR EL QUE


SE EMITEN LAS REGLAS DE CARÁCTER GENERAL A QUE SE REFIERE LA LFPIORPI
Reformados el 24 de julio de 2014
ANEXO TÍTULO
1 DATOS  DE  IDENTIFICACIÓN  PARA  EL PERSONAS FÍSICAS
REGISTRO  Y  ALTA  DE  QUIENES
REALICEN  ACTIVIDADES  VULNERABLES,
CUANDO SE TRATE DE:
2 PERSONAS MORALES
3 DATOS  Y  DOCUMENTOS  DE PERSONAS  FÍSICAS  Y  QUE  DECLAREN
IDENTIFICACIÓN  DE  LOS  CLIENTES  O SER DE NACIONALIDAD MEXICANA O DE
USUARIOS  DE  QUIENES  REALICEN NACIONALIDAD  EXTRANJERA  CON  LAS
ACTIVIDADES VULNERABLES, RESPECTO CONDICIONES  DE  RESIDENTE
DE AQUELLOS QUE SEAN: TEMPORAL O RESIDENTE PERMANENTE,
EN TÉRMINOS DE LA LEY DE MIGRACIÓN
4 PERSONAS MORALES DE NACIONALIDAD
MEXICANA
4­Bis PERSONAS  MORALES  DE  DERECHO
PÚBLICO
5 PERSONAS FÍSICAS EXTRANJERAS, CON
LAS  CONDICIONES  DE  ESTANCIA  DE
VISITANTE  O  DISTINTA  A  LAS
ESTABLECIDAS  EN  LA  FRACCIÓN  I  DEL
ARTÍCULO  12  DE  LAS  PRESENTES
REGLAS,  EN  TÉRMINOS  DE  LA  LEY  DE
MIGRACIÓN
6 PERSONAS MORALES DE NACIONALIDAD
EXTRANJERA
6­Bis QUE  SEAN  EMBAJADA,  CONSULADO  U
ORGANISMO  INTERNACIONAL,
ACREDITADO  ANTE  EL  GOBIERNO
MEXICANO, CON SEDE O RESIDENCIA EN
NUESTRO PAÍS
7 PERSONAS MORALES, DEPENDENCIAS Y
ENTIDADES REFERIDAS EN EL ANEXO 7­
A DE LAS PRESENTES REGLAS
7­Bis DATOS  DE  IDENTIFICACIÓN  DE  LOS
CLIENTES  O  USUARIOS  QUE  SEAN
PERSONAS  MORALES  MEXICANAS  DE
DERECHO  PÚBLICO,  REFERIDAS  EN  EL
ANEXO  7­BIS­A  DE  LAS  REGLAS  DE
CARÁCTER GENERAL
7­Bis­A PERSONAS  MORALES  MEXICANAS  DE
DERECHO  PÚBLICO  A  LAS  QUE  LES
SERÁ  APLICABLE  EL  RÉGIMEN
SIMPLIFICADO  A  QUE  SE  REFIERE  LA
FRACCIÓN  V  DEL  ARTÍCULO  12  DE  LAS
REGLAS DE CARÁCTER GENERAL
8 DATOS  Y  DOCUMENTOS  DE
IDENTIFICACIÓN  DE  LOS  CLIENTES  O
USUARIOS  DE  QUIENES  REALICEN
ACTIVIDADES VULNERABLES, RESPECTO
DE AQUELLOS QUE SEAN FIDEICOMISOS
9 DATOS  Y  DOCUMENTOS  QUE  DEBERÁ
CONTENER  LA  SOLICITUD  QUE
PRESENTEN  LAS  ENTIDADES
COLEGIADAS  CONFORME  AL  ARTÍCULO
35 DEL REGLAMENTO

2.27.2.1. POLÍTICA DE IDENTIFICACIÓN DEL CLIENTE Y USUARIO

Quienes realicen actividades vulnerables deberán identificar a su cliente y usuario, para lo cual elaborarán y
observarán los criterios, medidas y procedimientos internos que se requieran para su debido cumplimiento y los
relativos a la verificación y actualización de los datos proporcionados por los clientes y usuarios, los cuales deberán
formar parte integrante del documento en el que desarrollen sus lineamientos de identificación de clientes y
usuarios.

2.27.2.2. EXPEDIENTE ÚNICO DE IDENTIFICACIÓN DE ACUERDO CON LOS ANEXOS 3, 4, 4-BIS, 5, 6, 6-BIS, 7, 7-A, 7-
BIS-A, 8 Y 9

Quienes realicen actividades vulnerables deberán integrar y conservar un expediente único de identificación de
cada uno de sus clientes o usuarios.
El expediente se integrará de manera previa o durante la realización de un acto u operación o, en su caso, con
anterioridad o al momento del establecimiento de una relación de negocios, mismo que deberá cumplir con los
requisitos siguientes:
Asentar los datos e incluir copia de los documentos, respecto del cliente o usuario que sea:
a) Persona física y que declare ser de nacionalidad mexicana o de nacionalidad extranjera, con las condiciones de
residente temporal o residente permanente, en términos de la Ley de Migración, señalados en el anexo 3 de las reglas
de carácter general.
b) Persona moral de nacionalidad mexicana, señalados en el anexo 4 de las reglas de carácter general.
c) Persona física extranjera con las condiciones de estancia de visitante o distinta a las establecidas en la fracción
I, en términos de la Ley de Migración, señalados en el anexo 5 de las reglas de carácter general.
d) Persona moral de nacionalidad extranjera, señalados en el anexo 6 de las reglas de carácter general.
e) Embajada, consulado u organismo internacional acreditado ante el Estado Mexicano, con sede o residencia en
nuestro país, señalados en el Anexo 6-Bis.
Tratándose de las personas morales, dependencias y entidades a que hace referencia el anexo 7-A de las reglas de
carácter general, quienes realicen las actividades vulnerables podrán aplicar las medidas simplificadas por las
actividades de bajo riesgo, por lo que en todo caso, integrarán el expediente de identificación respectivo con los datos
señalados en el anexo 7 de las reglas de carácter general.
Quienes realicen las actividades vulnerables podrán aplicar las medidas simplificadas, siempre que las referidas
personas morales, dependencias y entidades a que hace referencia el anexo 7-A de las reglas de carácter general,
hubieran sido consideradas como clientes o usuarios de bajo riesgo.
Personas morales de derecho público, así como las que determine la UIF mediante Resolución publicada en el DOF,
utilizarán el anexo 7-Bis-A.
Respecto del cliente o usuario que sea un fideicomiso, asentar los datos e incluir copia de los documentos señalados
en el anexo 8 de las reglas de carácter general.
Tratándose del dueño beneficiario, quienes realicen las actividades vulnerables asentarán y recabarán los mismos
datos y documentos que los establecidos en los anexos 3, 4, 5, 6, 6-Bis u 8 de las reglas de carácter general, según
corresponda, en caso de que el cliente o usuario cuente con ellos.
Cuando los documentos de identificación proporcionados presenten tachaduras o enmendaduras, quienes realicen
las actividades vulnerables recabarán otro medio de identificación o, en su defecto, solicitarán dos referencias bancarias
o comerciales y dos referencias personales que incluyan los datos señalados en el inciso a), numerales i), vi) y vii) del
anexo 3 de las reglas de carácter general, debiendo verificar esos datos con las personas que suscriban tales referencias,
antes de que se establezca la relación de negocios10 o se celebre el acto u operación respectivo.
Quienes prepararen para un cliente o usuario cualquiera de las operaciones: de compraventa de bienes inmuebles o
cesión de ellos, la administración y manejo de recursos, manejo de cuentas bancarias o la organización de reestructuras
corporativos, podrán integrar los expedientes de identificación de sus clientes o usuarios únicamente con los datos
señalados en los anexos 3, 4, 4-Bis, 5, 6, 6-Bis, 7-Bis u 8 de las reglas de carácter general, según corresponda de acuerdo
con el tipo de cliente o usuario de que se trate, así como los relativos a la identificación y, en su caso, de su
representante, apoderados legales, delegados fiduciarios o de las personas que realicen el acto u operación a nombre de
dicha persona moral.

2.27.2.3. CARACTERÍSTICAS DEL EXPEDIENTE DE IDENTIFICACIÓN

Los expedientes de identificación que se integren podrán ser utilizados en todos los actos u operaciones que realicen
con el mismo cliente o usuario.
Al recabar las copias de los documentos que deban integrarse a los expedientes de identificación del cliente o
usuario, deberán asegurarse de que éstas sean legibles y cotejarlas contra los documentos originales o copias
certificadas correspondientes.
Se podrán conservar en forma física los datos y documentos que deban formar parte de los expedientes de
identificación de sus clientes o usuarios, sin necesidad de conservarlos de manera electrónica, siempre y cuando
cuenten con todos los datos y documentos del expediente de identificación respectivo dentro de un mismo archivo físico
único.
Los expedientes de identificación deberán mantenerse disponibles para su consulta por la UIF o el SAT, en
términos de la ley, el reglamento, las reglas de carácter general y demás disposiciones aplicables.
Quienes realicen las actividades vulnerables de prestación de servicios de fe pública deberán identificar, al
momento de realizar el acto u operación de que se trate, a la persona que solicite materialmente la formalización del
instrumento público que corresponda, recabando la información en términos del inciso a), numerales i), ii), ix) y x) del
anexo 3 de las reglas de carácter general.
Asimismo, quienes realicen las actividades vulnerables de prestación de servicios de fe pública tendrán por
cumplida la obligación del expediente único de identificación, si la información y documentación que se requiere para
la integración del expediente único de identificación se incorpora en sus protocolos, pólizas o en los libros de registro y
archivos, siempre y cuando se cumpla con el plazo de conservación de cinco años a partir del acto jurídico.
Cuando esos fedatarios públicos presten servicios de fe pública al PJF, de los estados o de la Ciudad de México, o
autoridades administrativas en el ejercicio de sus funciones de administración e impartición de justicia, integrarán el
expediente único con los datos a que se refiere el anexo 7-Bis de las reglas de carácter general.

2.27.2.4. EL EXPEDIENTE DE IDENTIFICACIÓN EN LOS GRUPOS EMPRESARIALES

Tratándose de personas morales que realicen actividades vulnerables que formen parte de grupos
empresariales,11 el expediente de identificación del cliente o usuario podrá ser integrado y conservado por cualquiera
de las otras personas morales que formen parte del mismo grupo empresarial, aun cuando no realicen la misma
actividad vulnerable, siempre que:
a) Cuente con el consentimiento expreso del cliente o usuario para que dicha persona moral proporcione los datos y
documentos relativos a su identificación, a cualquiera de las personas morales que conforman el grupo empresarial con
las que pretenda realizar una actividad vulnerable.
b) Las personas morales que realicen actividades vulnerables que conformen el grupo empresarial celebren entre
ellas un convenio, en el que acuerden que:

• Podrán intercambiar los datos y documentos relativos a la identificación del cliente o usuario, con el objetivo de
realizar una nueva actividad vulnerable con el mismo.
• La persona moral que realice la actividad vulnerable que integre el expediente, se obligue a mantenerlo a
disposición de las otras personas morales que realicen actividades vulnerables para su consulta y/o para que lo
proporcionen a la UIF o al SAT, cuando éstos lo requieran, y
• En caso de que alguna de las personas morales que realicen actividades vulnerables se separe del grupo
empresarial, deberá integrar el expediente de identificación de sus clientes o usuarios

c) La persona moral que realice la actividad vulnerable que integre y conserve el expediente de identificación,
observe los criterios, medidas y procedimientos internos de identificación del cliente o usuario correspondientes a todas
las actividades vulnerables que realicen las personas morales que integran el grupo empresarial.

2.27.2.5. RELACIÓN DE NEGOCIOS

En los casos en que se establezca la relación de negocios o al momento de realizar los actos u operaciones
derivados de una actividad vulnerable sean designados beneficiarios, entonces quien realice la actividad vulnerable
deberá requerir a éstos los mismos documentos para clientes o usuarios, cuando aquéllos se presenten a ejercer sus
derechos.
Cuando quienes realicen actividades vulnerables a solicitud de sus clientes o usuarios con los que tengan una
relación de negocios, realicen actos u operaciones a nombre de los trabajadores o demás personal contratado por el
cliente o usuario de que se trate, el expediente de identificación de cada uno de esos trabajadores y personal podrá ser
integrado y conservado por el cliente o usuario solicitante en lugar de quien realice la actividad vulnerable, durante la
vigencia de la relación laboral con el empleado de que se trate.
En este caso, quien realice la actividad vulnerable deberá convenir por escrito con el cliente o usuario solicitante, la
obligación de éste de mantener ese expediente a disposición de aquél para su consulta y proporcionárselo para que
pueda presentarlo a la UIF o al SAT en el momento en que cualquiera de estas autoridades se lo requieran.

2.27.2.6. MEDIDAS SIMPLIFICADAS EN CLIENTES CLASIFICADOS DE BAJO RIESGO

Las medidas simplificadas para el cumplimiento de las obligaciones de identificación de clientes o usuarios
considerados como de bajo riesgo consistirán en integrar los expedientes de identificación de sus clientes o
usuarios únicamente con los datos señalados en los anexos 3, 4, 4 Bis, 5, 6, 6-Bis u 8 de las reglas de carácter general,
según corresponda de acuerdo con el tipo de cliente o usuario de que se trate, así como los relativos a la identificación y,
en su caso, la de su representante, apoderados legales, delegados fiduciarios o de las personas que realicen el acto u
operación a nombre de esa persona moral.
Quienes realicen las actividades vulnerables estarán obligados a solicitar a los clientes o usuarios considerados
como de bajo riesgo les sean presentados en original o en copia certificada por fedatario público los documentos de los
que se desprendan los datos a que se refiere el párrafo anterior, como requisito previo o al momento de celebrar el acto
u operación.
Lo previsto procederá cuando quien realice la actividad vulnerable de que se trate haya establecido en el documento
de lineamientos de identificación del cliente los criterios y elementos de análisis con base en los cuales considere a tales
clientes o usuarios como de bajo riesgo.
Cuando el cliente o usuario se aparte de los criterios y elementos para ser considerado como de bajo riesgo, quienes
realicen la actividad vulnerable integrarán el expediente de identificación del cliente o usuario con la totalidad de la
información y documentación que corresponda.

2.27.2.7. MECANISMOS DE IDENTIFICACIÓN EN ACTIVIDADES VULNERABLES A TRAVÉS DE MEDIOS


ELECTRÓNICOS

Para la realización de actividades vulnerables a través de medios electrónicos, ópticos o de cualquier otra tecnología,
quienes las efectúen integrarán previamente el expediente de identificación del cliente o usuario, de conformidad con lo
señalado en las reglas de carácter general, establecerán mecanismos de identificación de los clientes o usuarios y
desarrollarán procedimientos para prevenir el uso indebido de tales medios o tecnologías, los cuales estarán contenidos
en el documento de lineamientos de identificación del cliente.
La información y, en su caso, la documentación que se obtenga como resultado de los mecanismos de identificación
deberán estar integradas en los expedientes de identificación de los clientes o usuarios respectivos.

2.27.2.8. MECANISMOS PARA DAR SEGUIMIENTO Y ACUMULAR LOS ACTOS U OPERACIONES

Quienes realicen actividades vulnerables establecerán mecanismos para dar seguimiento y acumular los actos u
operaciones que, en lo individual, realicen sus clientes o usuarios, por montos iguales o superiores a los señalados en
los supuestos de identificación previstos en las fracciones I, II (salvo en los casos de tarjetas prepagadas), III, IV, V, VI, VII,
VIII, IX, X, XII, excepto cuando se trate de los supuestos establecidos en los incisos b) y e) del Apartado A y de todos los
incisos del Apartado B, XIII y XV del artículo 17 de la LFPIORPI que le resulten aplicables a cada actividad vulnerable
que se realice.
Quienes realicen actividades vulnerables acumularán los montos de los actos y operaciones a que se refiere dicho
párrafo, en periodos de seis meses.
Para efectuar la acumulación para la presentación de los avisos que, en su caso, correspondan de conformidad con
lo previsto en la ley, el reglamento y las reglas de carácter general, quienes realicen actividades vulnerables mediante el
establecimiento de un registro de los actos u operaciones objeto de identificación harán el seguimiento y acumulación
de éstos, y sus mecanismos, así como los registros, quedarán documentados por quienes realicen actividades
vulnerables.

2.27.2.9. INFORMACIÓN DEL DESTINO O USO DE TARJETAS, INSTRUMENTOS DE VALOR Y CHEQUES DE VIAJERO

Quienes realicen las actividades vulnerables referentes a juegos, sorteos y apuestas y la emisión y comercialización
de tarjetas de débito y servicios, así como aquellos que emitan o comercialicen los instrumentos de
almacenamiento de valor monetario, deberán proporcionar, a requerimiento de la UIF o del SAT, dentro de un plazo
que no exceda de dos meses a partir de la notificación del citado requerimiento, la información del destino o uso que se
le hubiere dado a las tarjetas, instrumentos o cheques de viajero, la cual incluirá los datos sobre las localidades y fechas
en que éstos se hubieren utilizado, fondeado, recargado o presentado para su cobro.
Para estos efectos, quienes realicen las referidas actividades vulnerables deberán convenir por escrito con el tercero
la obligación de que este último les proporcione la información citada.

2.27.2.10. VERIFICACIÓN Y ACTUALIZACIÓN DEL EXPEDIENTE DE IDENTIFICACIÓN ANUAL

Quienes realicen actividades vulnerables verificarán, cuando menos una vez al año, que los expedientes de
identificación de los clientes o usuarios con los que se tenga una relación de negocios cuenten con todos los datos y
documentos del expediente de identificación del cliente o usuario y se encuentren actualizados.

2.27.2.11. CLIENTE O USUARIO QUE ACTÚA POR CUENTA DE UN TERCERO

Cuando quien realiza una actividad vulnerable cuente con información basada en indicios o hechos acerca de
que alguno de sus clientes o usuarios actúa por cuenta de otra persona, sin que lo haya declarado, deberá solicitar al
cliente o usuario de que se trate, información que le permita identificar al dueño beneficiario, sin perjuicio de los
deberes de confidencialidad frente a terceras personas que dicho cliente o usuario haya asumido por vía convencional.
2.27.2.12. OMISIÓN EN LA IDENTIFICACIÓN DE LOS CLIENTES

Quienes realicen actividades vulnerables deberán abstenerse de llevar los registros de sus clientes o usuarios
bajo nombres ficticios o confidenciales.

2.27.3. PROCEDIMIENTO DE PRESENTACIÓN DEL AVISO

2.27.3.1. PRESENTACIÓN DEL AVISO ANTE LA UIF, POR CONDUCTO DEL SAT

Quienes realicen actividades vulnerables deberán presentar los avisos ante la UIF, por conducto del SAT, a través de
medios electrónicos utilizando la clave del RFC y el certificado vigente de la FIEL, y en el formato oficial que para tal
efecto determine y expida la UIF mediante publicación en el DO, conforme a los términos y especificaciones señalados
en ese formato.
Las personas morales y entidades colegiadas deberán utilizar la FIEL asociada a su RFC, por lo que no podrán
utilizar la FIEL de su representante legal.
Los avisos de operaciones acumuladas en un periodo de seis meses se presentarán a través de los medios
electrónicos y en el formato oficial mencionado en el párrafo anterior.
Para quienes realicen actividades vulnerables y no hayan efectuado actos u operaciones que sean objeto de aviso
o que los mismos se ubiquen en los supuestos para no presentar el aviso durante el mes que corresponda, deberán
remitir en el formato señalado un informe en el que sólo se llenarán los campos relativos a la identificación de quien
realice la actividad vulnerable, el periodo que corresponda, así como el señalamiento de que en el lapso
correspondiente no se realizaron actos u operaciones objeto de aviso o no están sujetos para presentarlo.
También será aplicable para las personas que presenten los avisos por los servicios de comercio exterior y los
fedatarios públicos.
Para la elaboración de los avisos, quienes realicen actividades vulnerables podrán tomar en cuenta las mejores
prácticas que dé a conocer la UIF.

2.27.3.2. CALIDAD DE LOS AVISOS

La UIF elaborará, cuando menos una vez al año, informes sobre la calidad de los avisos que le presenten quienes
realicen actividades vulnerables, y estos últimos, para la presentación de los avisos, deberán considerar la información,
las guías que para tal efecto elabore y les proporcione la UIF, así como las elaboradas por organismos
internacionales y agrupaciones intergubernamentales en materia de prevención y combate de operaciones con recursos
de procedencia ilícita y de financiamiento al terrorismo, de los que el Estado mexicano sea miembro.

2.27.3.3. AVISO INMEDIATO EN CASO DE INFORMACIÓN CON INDICIOS DE RECURSOS DE PROCEDENCIA ILÍCITA

En caso de que quien realice actividades vulnerables efectúe un acto u operación que sea objeto de aviso y que
cuente con información adicional basada en hechos o indicios de que los recursos pudieren provenir o estar
destinados a favorecer, prestar ayuda, auxilio o cooperación de cualquier especie para la comisión de los delitos
de operaciones con recursos de procedencia ilícita o los relacionados con éstos, deberá presentar a la UIF, por
conducto del SAT, el aviso dentro de las 24 horas siguientes, contadas a partir de que conozca esa información.
Asimismo, quien realice las actividades vulnerables deberá presentar el aviso dentro del plazo señalado en el
párrafo anterior cuando el cliente o usuario con quien se celebre un acto u operación que sea objeto de aviso sea una de
las personas vinculadas con recursos de procedencia ilícita incluidas en el listado de las autoridades
competentes.
Lo establecido en los párrafos anteriores no será aplicable para quienes presenten los avisos por servicios de
comercio exterior y los fedatarios públicos.

2.27.3.4. NO SERÁN OBJETO DE PRESENTACIÓN DE AVISO DE ACTIVIDADES VULNERABLES

De conformidad con lo señalado en el último párrafo del artículo 17 de la LFPIORPI, no serán objeto de aviso las
siguientes actividades vulnerables:
El ofrecimiento habitual o profesional de operaciones de mutuo o de garantía o de otorgamientos de
préstamos o créditos con o sin garantía por quienes no pertenecen al sistema financiero:
a) Cuando personas morales que formen parte de un grupo empresarial realicen los actos u operaciones siguientes:
Celebren  operaciones  de  mutuo,  de  otorgamiento Administren  recursos  aportados  por  los  trabajadores
de  préstamos  o  créditos,  exclusivamente  a de las empresas que conformen el grupo empresarial
empleados  de  las  empresas  integrantes  del  grupo al  que  pertenezcan,  y  que  otorguen  mutuos,
empresarial  al  que  pertenezcan  o  a  otras préstamos  o  créditos  exclusivamente  a  los
empresas del mismo grupo empresarial, o trabajadores  de  las  empresas  que  conforman  el
grupo empresarial, con cargo a dichos recursos

Lo anterior, siempre y cuando el importe total de la operación de mutuo, o de otorgamiento de préstamo o crédito,
haya sido ministrado por conducto de instituciones del sistema financiero.
b) Aquellos que realicen fideicomisos públicos en donde funja como fideicomitente la SHCP y como fiduciario el
Banxico, o en los que se celebren operaciones de mutuo o de garantía o de otorgamiento de préstamos o créditos a
instituciones del sistema financiero.
En el caso de las operaciones de mutuo, otorgamiento de préstamo o crédito, siempre y cuando el importe total de
las mismas haya sido ministrado por conducto de instituciones del sistema financiero.
La prestación habitual o profesional de servicios de construcción o desarrollo de bienes inmuebles, en los
casos de la primera venta de inmuebles, cuando:
a) Los recursos provengan, total o parcialmente, de instituciones de banca de desarrollo o de organismos públicos
de vivienda, y
b) La totalidad del precio haya sido cubierta por conducto de instituciones del sistema financiero.
Se entenderá como primera venta aquella que preceda a cualquier otra respecto del inmueble de que se trate.
La comercialización habitual profesional de vehículos terrestres se entenderá cuando la totalidad del precio del
vehículo terrestre que efectúen las sociedades mercantiles que tengan como objeto armar o importar vehículos
terrestres se obtenga con las empresas que sean sus distribuidores, franquiciatarios o concesionarios autorizados, y la
totalidad del precio del vehículo terrestre haya sido cubierta por conducto de instituciones del sistema financiero.
La constitución de derechos personales de uso o goce de bienes inmuebles por un valor mensual superior a
$108,000, cuando quien la realice, y el cliente o usuario formen parte de un grupo empresarial, y la totalidad de la
contraprestación haya sido cubierta por conducto de instituciones del sistema financiero o no exista un flujo de
recursos.

2.27.4. PROCEDIMIENTO DE SUSCRIPCIÓN DEL CONVENIO DE ENTIDADES COLEGIADAS

El procedimiento de suscripción del Convenio se desarrollará en términos del Título Tercero, Capítulo Primero de
la LFPA, mismo que señala:

Artículo 15. La administración pública federal no podrá exigir más formalidades que las
expresamente previstas en la ley.

Las promociones deberán hacerse por escrito en el que se precisará el nombre, denominación o
razón social de quien o quienes promuevan, en caso de su representante legal, domicilio para recibir
notificaciones, así como nombre de la persona o personas autorizadas para recibirlas, la petición que
se formula, los hechos o razones que dan motivo a la petición, el órgano administrativo a que se
dirigen y lugar y fecha de su emisión. El escrito deberá estar firmado por el interesado o su
representante legal, a menos que no sepa o no pueda firmar, caso en el cual, se imprimirá su huella
digital.

El promovente deberá adjuntar a su escrito los documentos que acrediten su personalidad, así
como los que en cada caso sean requeridos en los ordenamientos respectivos.

Artículo 15-A. Salvo que en otra disposición legal o administrativa de carácter general se disponga
otra cosa respecto de algún trámite:

I. Los trámites deberán presentarse solamente en original, y sus anexos, en copia simple, en un
tanto. Si el interesado requiere que se le acuse recibo, deberá adjuntar una copia para ese efecto;

II. Todo documento original puede presentarse en copia certificada y éstos podrán acompañarse
de copia simple, para cotejo, caso en el que se regresará al interesado el documento cotejado;

III. En vez de entregar copia de los permisos, registros, licencias y, en general, de cualquier
documento expedido por la dependencia u organismo descentralizado de la administración pública
federal ante la que realicen el trámite, los interesados podrán señalar los datos de identificación de
dichos documentos, y

IV. Excepto cuando un procedimiento se tenga que dar vista a terceros, los interesados no estarán
obligados a proporcionar datos o entregar juegos adicionales de documentos entregados previamente
a la dependencia u organismo descentralizado de la administración pública federal ante la que
realicen el trámite correspondiente, siempre y cuando señalen los datos de identificación del escrito
en el que se citaron o con el que se acompañaron y el nuevo trámite lo realicen ante la propia
dependencia u organismo descentralizado, aun cuando lo hagan ante una unidad administrativa
diversa, incluso si se trata de un órgano administrativo desconcentrado.

La solicitud que presenten las entidades colegiadas de suscripción del Convenio con el SAT y la UIF deberá contener
los datos y documentos señalados en el anexo 9 de las reglas de carácter general.
La solicitud deberá ser dirigida al SAT y presentarse ante la Administración General Jurídica.
Las entidades colegiadas, al suscribir el Convenio aceptarán que la SHCP, la UIF o el SAT realicen las notificaciones
que correspondan a través de los medios electrónicos.
Una vez suscrito el Convenio, el SAT dará de alta y registrará a la entidad colegiada en los medios electrónicos, a
través de los cuales enviarán los avisos correspondientes y recibirán las notificaciones, informes o comunicaciones por
parte del referido órgano desconcentrado, de la UIF o de la SHCP según corresponda.

2.27.5. RESERVA Y CONFIDENCIALIDAD DE QUIENES REALIZAN ACTIVIDADES VULNERABLES

Quienes realicen actividades vulnerables, sus miembros del consejo de administración u órgano equivalente,
según corresponda, administradores, representantes, así como sus directivos, funcionarios, empleados,
apoderados y factores, deberán mantener absoluta confidencialidad sobre la información, documentación, datos e
imágenes relativas a los actos u operaciones relacionados con las actividades vulnerables que realicen con sus clientes y
usuarios, así como de aquellos que sean objeto de aviso, salvo cuando se lo solicite la UIF, el SAT y demás autoridades
expresamente facultadas para ello.
Las personas sujetas a la obligación de confidencialidad antes referida tendrán prohibido alertar o dar aviso a sus
clientes o usuarios:
a) Respecto de cualquier referencia que sobre éstos se haga en los avisos o a algún tercero.
b) A algún tercero respecto de cualquiera de los requerimientos de información, documentación, datos o imágenes
previstos en la LFPIORPI y en el reglamento, y
c) A algún tercero sobre la existencia o presentación de órdenes de aseguramiento que realicen las autoridades
competentes antes de que sean ejecutadas.
La información y explicación por parte de quienes realicen las actividades vulnerables a sus clientes o usuarios
respecto de las obligaciones que derivan de la ley o de otras disposiciones que de ésta emanen, no implica transgresión a
su deber de confidencialidad.
Los avisos y la documentación, información, datos e imágenes relacionados con su presentación, no se considerarán
por sí mismos indicios fundados de la comisión de delitos.

2.27.6. FORMA DE PRESENTAR LA INFORMACIÓN REQUERIDA POR LA UIF O EL SAT

La información, documentación, datos e imágenes que requieran la UIF o el SAT deberá ser presentada en copia
simple salvo que la UIF o el SAT soliciten que quienes realicen las actividades vulnerables hagan constar que es copia
del documento que obra en el expediente único de identificación que corresponda, o en archivos electrónicos
susceptibles de mostrar su contenido mediante la aplicación de cómputo que señale la UIF o el SAT, siempre y cuando
quien realice la actividad vulnerable cuente con la aplicación que le permita generar el tipo de archivo respectivo.
La información y documentación requerida deberá presentarse a la UIF o a la unidad administrativa que para tales
efectos designe el SAT, según corresponda, y estar contenida en sobre cerrado o, en su caso, cumpliendo con las
características tecnológicas de seguridad que se señalen en el requerimiento.

2.27.7. OPCIÓN DE ESTABLECER CRITERIOS PARA CLASIFICAR A LOS CLIENTES EN NIVELES DE BAJO RIESGO

Quienes realicen actividades vulnerables podrán establecer criterios y elementos para la clasificación de sus
clientes o usuarios en niveles de bajo riesgo, así como para la elaboración y presentación de avisos, de acuerdo con las
guías y mejores prácticas que dé a conocer la UIF.

2.27.8. INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN ENTRE QUIENES REALICEN ACTIVIDADES VULNERABLES Y FORMEN UN


GRUPO EMPRESARIAL

Quienes realicen actividades vulnerables y formen parte de un grupo empresarial podrán intercambiar
información sobre relaciones de negocios que hayan establecido, o de actos u operaciones que hayan celebrado con
sus clientes y usuarios, para lo cual deberán limitarse a los casos en que se tenga como finalidad fortalecer las medidas
y procedimientos para prevenir y detectar actos u operaciones que posiblemente sirvan para la comisión de los delitos
relacionados con el lavado de dinero.
El intercambio de información se efectuará de conformidad con lo siguiente:
a) Podrá realizarse entre dos o más personas que realicen actividades vulnerables y que formen parte de un grupo
empresarial.
b) Podrá ser solicitado únicamente por el representante designado ante el SAT de quien realice las actividades
vulnerables de que se trate, mediante escrito en el que especificará el motivo y la clase de información que se requiera.
c) La respuesta a la solicitud de información será remitida por escrito firmado por el representante de la persona
que haya solicitado la información, designado ante el SAT, en un plazo que no deberá exceder de 30 días hábiles,
contado a partir de la fecha en que se hubiere recibido la solicitud de información.
d) La información que se proporcione sólo podrá ser utilizada por quien la hubiere solicitado.
El intercambio de información deberá garantizar la seguridad y confidencialidad de la información que se
intercambie y sus mecanismos estarán descritos en el documento referente a los lineamientos de identificación del
cliente.

2.27.9. ACUSE DE RECEPCIÓN DE NOTIFICACIONES

En las notificaciones efectuadas a través de los medios electrónicos se solicitará a quienes realicen las actividades
vulnerables o a las entidades colegiadas que acusen de recibido por conducto de los mismos medios electrónicos.
Quienes realicen actividades vulnerables o las entidades colegiadas deberán aceptar acceder a los referidos
medios electrónicos de manera periódica; las notificaciones que se realicen a través de éstos surtirán efectos al
momento de acusar su recepción o, en caso de que no se acuse la recepción correspondiente, a los cinco días hábiles
siguientes, contados a partir de que la autoridad remita las notificaciones y las haga disponibles en los mencionados
medios.
En caso de ser necesario se podrán realizar las notificaciones en cualquiera de las modalidades previstas por el
artículo 35 de la LFPA, que a la letra señala lo siguiente:

Artículo 35. Las notificaciones, citatorios, emplazamientos, requerimientos, solicitud de informes o


documentos y las resoluciones administrativas definitivas podrán realizarse:

I. Personalmente con quien deba entenderse la diligencia, en el domicilio del interesado;

II. Mediante oficio entregado por mensajero o correo certificado, con acuse de recibo. También
podrá realizarse mediante telefax, medios de comunicación electrónica o cualquier otro medio,
cuando así lo haya aceptado expresamente el promovente y siempre que pueda comprobarse
fehacientemente la recepción de los mismos, y

III. Por edicto, cuando se desconozca el domicilio del interesado o en caso de que la persona a
quien deba notificarse haya desaparecido, se ignore su domicilio o se encuentre en el extranjero sin
haber dejado representante legal.

Tratándose de actos distintos a los señalados anteriormente, las notificaciones podrán realizarse
por correo ordinario, mensajería, telegrama o, previa solicitud por escrito del interesado, a través de
telefax, medios de comunicación electrónica u otro medio similar.

Salvo cuando exista impedimento jurídico para hacerlo, la resolución administrativa definitiva
deberá notificarse al interesado por medio de correo certificado o mensajería, en ambos casos con
acuse de recibo, siempre y cuando los solicitantes hayan adjuntado al promover el trámite el
comprobante de pago del servicio respectivo.

2.27.10. LINEAMIENTOS DE IDENTIFICACIÓN DEL CLIENTE

Quienes realicen actividades vulnerables, a los 90 días naturales de alta y registro deberán contar con un
documento en el que desarrollen sus lineamientos de identificación de clientes y usuarios, así como los criterios,
medidas y procedimientos internos que deberán adoptar, que contengan:
a) Política de identificación del cliente.
b) Integración del expediente de identificación del cliente.
c) Establecimiento de mecanismos de identificación del cliente.
d) Intercambio de información.
Con lo anterior dará cumplimiento a lo establecido en la ley, el reglamento, las reglas de carácter general y demás
disposiciones que de ellas emanen, y podrá ponerlo a disposición de la UIF o del SAT cuando se lo requieran.
Asimismo, deben de actualizar el documento en que se desarrollen los lineamientos de identificación.
2.27.11. MECANISMOS DE PREVENCIÓN

La UIF establecerá mecanismos de prevención para que quienes realicen las actividades vulnerables eviten ser
utilizados para la realización de actos u operaciones que permitan la comisión de delitos y evitar el uso de
recursos para el financiamiento de organizaciones delictivas, así como de otras actividades ilícitas.
Para ello, la UIF podrá utilizar las listas que emitan autoridades nacionales, así como organismos internacionales o
autoridades de otros países, que se reconozcan como oficialmente emitidas en términos de los instrumentos
internacionales de los que el Estado mexicano sea parte, respecto de personas vinculadas a los ilícitos.
Los mecanismos de prevención que emita la UIF se harán del conocimiento de quienes realicen las actividades
vulnerables, directamente o a través de los órganos desconcentrados competentes de la SHCP.
La UIF deberá hacer las diligencias conducentes conforme a los procedimientos previstos en las leyes que rigen a las
instituciones financieras, para que los mecanismos sean adoptados por las mismas entre sus medidas y procedimientos
de prevención.
La UIF podrá emitir y dar a conocer guías o mejores prácticas para el desarrollo de programas de capacitación
para el cumplimiento de las obligaciones que establece la ley, el reglamento, las reglas de carácter general y demás
disposiciones que de éstos emanen.
La UIF interpretará, para efectos administrativos, el contenido de las reglas de carácter general y determinará el
alcance de su aplicación.

2.27.12. ANEXOS PARA LA CONFORMACIÓN DEL EXPEDIENTE ÚNICO DE CADA CLIENTE. ANEXOS 3, 4, 4-BIS, 5, 6,
6-BIS, 7, 7-BIS, 7-A, 7-BIS-A, 8 Y 9

ANEXO 3
DEL ACUERDO 02/2013 POR EL QUE SE EMITEN
LAS REGLAS DE CARÁCTER GENERAL A QUE SE REFIERE LA LFPIORPI

DATOS Y DOCUMENTOS DE IDENTIFICACIÓN DE LOS CLIENTES O USUARIOS DE QUIENES REALICEN ACTIVIDADES


VULNERABLES, RESPECTO DE AQUELLOS QUE SEAN PERSONAS FÍSICAS Y QUE DECLAREN SER DE NACIONALIDAD
MEXICANA O DE NACIONALIDAD EXTRANJERA CON LAS CONDICIONES DE RESIDENTE TEMPORAL O RESIDENTE
PERMANENTE, EN TÉRMINOS DE LA LEY DE MIGRACIÓN.
a) Asentar los siguientes datos:
i) Apellido paterno, apellido materno y nombre(s), sin abreviaturas.
ii) Fecha de nacimiento.
iii) País de nacimiento.
iv) País de nacionalidad.
v) Actividad, ocupación, profesión, actividad o giro del negocio al que se dedique el cliente o usuario, para los casos
en que se establezca una relación de negocios.
vi) Domicilio en el lugar de residencia, compuesto de los siguientes datos: nombre de la calle, avenida o vía de que
se trate, debidamente especificada; No. exterior y, en su caso, interior; colonia o urbanización; demarcación territorial,
municipio o demarcación política similar que corresponda, en su caso; ciudad o población, entidad federativa, estado,
provincia, departamento o demarcación política similar que corresponda, en su caso; código postal y país.
vii) No. de teléfono en que se pueda localizar, incluida la clave de larga distancia y extensión.
viii) Correo electrónico, en su caso.
ix) CURP y la clave del RFC, cuando cuente con ellas, y
x) Datos del documento con el que se identificó, consistentes en: nombre de la identificación; autoridad que la emite,
y número de la misma.
b) Adicionalmente, tratándose de personas que tengan su lugar de residencia en el extranjero y a la vez cuenten con
domicilio en territorio nacional en donde puedan recibir correspondencia dirigida a ellas, se deberá asentar en el
expediente los datos relativos a ese domicilio, con los mismos elementos que los contemplados en el numeral vi)
anterior. Incluir copia de los siguientes documentos:
i) Identificación que deberá ser, en todo caso, un documento original oficial emitido por autoridad competente,
vigente a la fecha de presentación y no mayor a dos años, que deberá incluir fotografía, firma y, en su caso, domicilio del
propio cliente o usuario.
Para efectos de lo dispuesto por este numeral, se considerarán como documentos válidos de identificación la
credencial para votar expedida por el Instituto Nacional Electoral (INE), así como cualquier identificación vigente y que
al momento de su presentación no sea mayor a dos años, con fotografía y firma, emitida por autoridades federales,
estatales y municipales, y las demás que, en su caso, apruebe la UIF.
estatales y municipales, y las demás que, en su caso, apruebe la UIF.
Asimismo, respecto de las personas físicas de nacionalidad extranjera, se considerarán como documentos válidos de
identificación, además de los anteriormente referidos en este párrafo, el pasaporte o la documentación expedida por el
Instituto Nacional de Migración (INM) que acredite su condición de estancia en el país.
ii) Constancia de la CURP, expedida por la SG, o “cédula de identificación fiscal” expedida por el SAT cuando el
cliente o usuario cuente con ellas.
iii) Comprobante que acredite el domicilio, cuando el domicilio manifestado por el cliente o usuario a quien realice
la actividad vulnerable no coincida con el de la identificación o ésta no lo contenga. En este supuesto, será necesario que
quien realice la actividad vulnerable recabe e integre al expediente respectivo copia de un documento que acredite el
domicilio del cliente o usuario, que podrá ser algún recibo de pago por servicios domiciliarios o estados de cuenta
bancarios, todos ellos con una antigüedad no mayor a tres meses a su fecha de emisión, o el contrato de arrendamiento
vigente a la fecha de presentación por el cliente o usuario y registrado ante la autoridad fiscal competente, la constancia
de inscripción en el RFC, así como los demás que, en su caso, apruebe la UIF.
iv) Constancia por la que se acredite que quien realice la actividad vulnerable solicitó a su cliente o usuario
información acerca de si tiene conocimiento de la existencia del dueño beneficiario, la cual deberá estar firmada por los
que participen directamente en el acto u operación.
En el supuesto de que la persona física manifieste que sí tiene conocimiento de la existencia del dueño beneficiario,
quien realice la actividad vulnerable deberá identificarlo de conformidad con lo dispuesto en el artículo 12, fracción VII
de las reglas de carácter general cuando el cliente o usuario cuente con esa información, y
v) Carta poder o copia certificada del documento expedido por fedatario público, según corresponda, para el caso en
que la persona física actúe como apoderado de otra persona, las cuales deberán cumplir los términos establecidos en la
legislación común, a fin de que se acrediten las facultades conferidas al apoderado, así como copia de una identificación
oficial y comprobante de domicilio de éste, que cumplan con los requisitos señalados en este anexo respecto de esos
documentos, con independencia de los datos y documentos relativos al poderdante.

ANEXO 4
DEL ACUERDO 02/2013 POR EL QUE SE EMITEN LAS REGLAS
DE CARÁCTER GENERAL A QUE SE REFIERE LA LFPIORPI

DATOS Y DOCUMENTOS DE IDENTIFICACIÓN DE LOS CLIENTES O USUARIOS DE QUIENES REALICEN ACTIVIDADES


VULNERABLES, RESPECTO DE AQUELLOS QUE SEAN PERSONAS MORALES DE NACIONALIDAD MEXICANA.
a) Asentar los siguientes datos:
i) Denominación o razón social.
ii) Fecha de constitución.
iii) País de nacionalidad.
iv) Actividad, giro mercantil, actividad u objeto social para los casos en que se establezca una relación de negocios.
v) Domicilio, compuesto de los elementos siguientes: nombre de la calle, avenida o vía de que se trate, debidamente
especificada; No. exterior y, en su caso, interior; colonia o urbanización; demarcación territorial, municipio o
demarcación política similar que corresponda, en su caso; ciudad o población, entidad federativa, estado, provincia,
departamento o demarcación política similar que corresponda, en su caso; código postal y país.
vi) No. de teléfono de ese domicilio, incluida la clave de larga distancia y extensión.
vii) Correo electrónico, en su caso.
viii) Clave del RFC, cuando cuente con ella, y
ix) Nombre(s) y apellidos paterno y materno o, en caso de ser extranjero, los apellidos completos que correspondan
y nombre(s), sin abreviaturas, así como fecha de nacimiento, clave del RFC o CURP del representante, apoderados legales
o personas que realicen el acto u operación a nombre de la persona moral de que se trate. Asimismo, deberán recabar
datos de su identificación, consistentes en: nombre de la identificación; autoridad que la emite y número de la misma.
b) Incluir copia de los siguientes documentos relativos a la persona moral:
i) Testimonio o copia certificada del instrumento público que acredite su constitución e inscripción en el registro
público que corresponda, de acuerdo con la naturaleza de la persona moral, o de cualquier instrumento en el que
consten los datos de su constitución y los de su inscripción en ese registro, o bien, del documento que, de acuerdo con su
naturaleza o el régimen que le resulte aplicable a la persona moral de que se trate, acredite su existencia.
En caso de que la persona moral sea de reciente constitución y, en tal virtud, no se encuentre aún inscrita en el
registro público que corresponda de acuerdo con su naturaleza, quien realice la actividad vulnerable de que se trate
deberá obtener un escrito firmado por persona legalmente facultada que acredite su personalidad en términos del
instrumento público que acredite su constitución, a que se refiere el inciso b) numeral iv) de este anexo, en el que conste

la obligación de efectuar la inscripción respectiva y proporcionar, en su oportunidad, los datos correspondientes a quien
la obligación de efectuar la inscripción respectiva y proporcionar, en su oportunidad, los datos correspondientes a quien
realice la actividad vulnerable.
ii) Cédula de identificación fiscal expedida por el SAT, en caso de contar con ésta.
iii) Comprobante que acredite el domicilio a que se refiere el numeral v), del inciso a) anterior, que podrá ser algún
recibo de pago por servicios domiciliarios o estados de cuenta bancarios, todos ellos con una antigüedad no mayor a tres
meses a su fecha de emisión, o el contrato de arrendamiento vigente a la fecha de presentación por el cliente o usuario y
registrado ante la autoridad fiscal competente, la constancia de inscripción en el RFC, así como los demás que, en su
caso, apruebe la UIF.
iv) Testimonio o copia certificada del instrumento que contenga los poderes del representante o apoderados legales,
expedido por fedatario público, cuando no estén contenidos en el instrumento público que acredite la constitución de la
persona moral de que se trate, así como la identificación de cada uno de esos representantes, apoderados legales o
personas que realicen el acto u operación a nombre de dicha persona moral, que deberá ser, en todo caso, un
documento original oficial emitido por autoridad competente, vigente a la fecha de su presentación, que contenga la
fotografía, firma y, en su caso, domicilio de la referida persona. Para efectos de lo dispuesto por este inciso, se
considerarán como documentos válidos de identificación la credencial para votar expedida por el INE, así como
cualquier identificación vigente con fotografía y firma, emitida por autoridades federales, estatales y municipales, y las
demás que, en su caso, apruebe la UIF.
Asimismo, respecto de las personas físicas de nacionalidad extranjera, se considerarán como documentos válidos de
identificación, además de los anteriormente referidos en este párrafo, el pasaporte o la documentación expedida por el
INM que acredite su condición de estancia en el país, y
v) Constancia por la que se acredite que quien realice la actividad vulnerable solicitó a su cliente o usuario
información acerca de si tiene conocimiento de la existencia del dueño beneficiario, la cual deberá estar firmada por el
cliente o usuarios.
En el supuesto en que el representante o apoderados legales de la persona moral manifieste que sí tienen
conocimiento de la existencia del dueño beneficiario, quien realice la actividad vulnerable deberá identificarlo de
conformidad con lo dispuesto en la fracción VII del artículo 12 de las presentes reglas, cuando ese cliente o usuario
cuente con dicha información.

ANEXO 4-BIS
DE LAS REGLAS DE CARÁCTER GENERAL
A QUE SE REFIERE LA LFPIORPI

DATOS Y DOCUMENTOS DE IDENTIFICACIÓN DE LOS CLIENTES O USUARIOS DE QUIENES REALICEN ACTIVIDADES


VULNERABLES, RESPECTO DE AQUELLOS QUE SEAN PERSONAS MORALES MEXICANAS DE DERECHO PÚBLICO.
a) Asentar los siguientes datos:
i) Nombre de la persona moral mexicana de derecho público que corresponda;
ii) Fecha de creación o de constitución;
iii) Domicilio, compuesto de los elementos siguientes: nombre de la calle, avenida o vía de que se trate, debidamente
especificada; número exterior y, en su caso, interior; colonia o urbanización; demarcación territorial, municipio o
demarcación política similar que corresponda, en su caso; ciudad o población, entidad federativa, estado, provincia,
departamento o demarcación política similar que corresponda, en su caso; código postal y país;
iv) Número(s) de teléfono de ese domicilio, incluida la clave de larga distancia y, en su caso, extensión, cuando
cuenten con aquélla;
v) Correo electrónico, en su caso;
vi) Clave del RFC, cuando cuente con ella, y
vii) Nombre(s) y apellidos paterno y materno, sin abreviaturas, así como fecha de nacimiento, clave del RFC o CURP
de los servidores públicos que realicen el acto u operación a nombre de la persona moral mexicana de derecho público
de que se trate. Asimismo, deberán recabar datos de su identificación, consistentes en: nombre de la identificación;
autoridad que la emite, y número de la misma;
b) Incluir copia de los siguientes documentos relativos a la persona moral mexicana de derecho público:
i) Documento que sirva para acreditar su legal existencia;
ii) Cédula de identificación fiscal expedida por el SAT, en caso de contar con ésta;
iii) Comprobante que acredite el domicilio a que se refiere el numeral iii), del inciso a) anterior, que podrá ser algún
recibo de pago por servicios domiciliados o estados de cuenta bancarios, todos ellos con una antigüedad no mayor a tres
meses a su fecha de emisión, o el contrato de arrendamiento vigente a la fecha de presentación por el cliente o usuario y
registrado ante la autoridad fiscal competente, la constancia de inscripción en el RFC, así como los demás que, en su
caso, apruebe la UIF, y
iv) Documento que sirva para comprobar las facultades de los servidores públicos que realicen el acto u operación a
nombre de la persona moral mexicana de derecho público, para la cual deberá estarse a lo que dispongan las leyes,
reglamentos, decretos o estatutos orgánicos que las creen y regulen su constitución y operación y, en su caso, copia
certificada de su nombramiento o por instrumento público expedido por fedatario, según corresponda, así como la
identificación de cada uno de los servidores públicos que realicen el acto u operación a nombre de la persona moral
mexicana de derecho público, que deberá ser, en todo caso, un documento original oficial emitido por autoridad
competente, vigente o que la fecha de vencimiento, al momento de su presentación, no sea mayor a dos años, que
contenga la fotografía, firma y, en su caso, domicilio de la referida persona. Para efectos de lo dispuesto por este
numeral, se considerarán como documentos válidos de identificación la credencial para votar expedida por el INE, así
como cualquier identificación vigente o que a la fecha de vencimiento, al momento de su presentación, no sea mayor a
dos años con fotografía y firma, emitida por autoridades mexicanas federales, estatales o municipales y, las demás que,
en su caso, apruebe la UIF.

ANEXO 5
DEL ACUERDO 02/2013 POR EL QUE SE EMITEN
LAS REGLAS DE CARÁCTER GENERAL A QUE SE
REFIERE LA LFPIORPI

DATOS Y DOCUMENTOS DE IDENTIFICACIÓN DE LOS CLIENTES O USUARIOS DE QUIENES REALICEN ACTIVIDADES


VULNERABLES, RESPECTO DE AQUELLOS QUE SEAN PERSONAS FÍSICAS EXTRANJERAS, CON LAS CONDICIONES DE
ESTANCIA DE VISITANTE O DISTINTA A LAS ESTABLECIDAS EN LA FRACCIÓN I DEL ARTÍCULO 12 DE LAS PRESENTES
REGLAS, EN TÉRMINOS DE LA LEY DE MIGRACIÓN.
a) Asentar los siguientes datos:
i) Apellidos completos que correspondan y nombre(s), sin abreviaturas.
ii) Fecha de nacimiento.
iii) País de nacimiento.
iv) País de nacionalidad.
v) Actividad, ocupación, profesión o giro del negocio al que se dedique el cliente o usuario, para los casos en que se
establezca una relación de negocios.
vi) Domicilio de su lugar de residencia, compuesto de los elementos siguientes: nombre de la calle, avenida o vía de
que se trate, debidamente especificada; número exterior y, en su caso, interior; colonia o urbanización; demarcación
territorial, municipio o demarcación política similar que corresponda, en su caso; ciudad o población, entidad
federativa, estado, provincia, departamento o demarcación política similar que corresponda, en su caso; código postal y
país, y
vii) Datos del documento con el que se identificó, consistentes en: nombre de la acreditación; autoridad que la emite,
y número de la misma.
Adicionalmente, tratándose de personas que tengan su lugar de residencia en el extranjero y a la vez cuenten con
domicilio en territorio nacional en donde puedan recibir correspondencia dirigida a ellas, se deberá asentar en el
expediente los datos relativos a ese domicilio, con los mismos elementos que los contemplados en este anexo.
b) Incluir copia de los siguientes documentos relativos a la persona física:
i) Pasaporte o documento original oficial emitido por autoridad competente del país de origen, vigente o que a la
fecha de vencimiento, al momento de su presentación, no sea mayor a dos años, que contenga la fotografía, firma y, en
su caso, domicilio del referido cliente o usuario, que acredite su nacionalidad.
ii) Documento oficial expedido por el INM, que acredite su internación o legal estancia en el país, cuando cuente con
éste.
iii) Comprobante que acredite el domicilio de su lugar de residencia, cuando el domicilio manifestado por el cliente
o usuario no coincida con el de la identificación o ésta no lo contenga. En este supuesto, será necesario que quien realice
la actividad vulnerable recabe e integre al expediente respectivo, copia de un documento que acredite el domicilio del
cliente o usuario el cual podrá ser algún recibo de pago por servicios domiciliarios o estados de cuenta bancarios, todos
ellos con una antigüedad no mayor a tres meses a su fecha de emisión, o el contrato de arrendamiento vigente a la fecha
de presentación por el cliente o usuario, y registrado ante la autoridad fiscal competente, la constancia de inscripción en
el RFC, así como los demás que, en su caso, apruebe la UIF.
Lo previsto en el párrafo anterior será aplicable cuando se realice cualquiera de las actividades vulnerables
previstas en las fracciones II salvo en los casos de tarjetas prepagadas e instrumentos de almacenamiento de valor
monetario, IV, V, VIII, IX, X, XI, XII y XV del artículo 17 de la ley.
Para la realización de las actividades vulnerables previstas en las fracciones I, II salvo en los casos de tarjetas de
crédito o de servicios, III, VI, VII, XIII y XIV del artículo 17 de la ley, quienes realicen la actividad vulnerable de que se
trate deberán recabar e integrar al expediente respectivo, una constancia firmada por el cliente o usuario donde
manifieste el domicilio y los elementos contemplados en el numeral vi) del inciso a) del presente anexo.
manifieste el domicilio y los elementos contemplados en el numeral vi) del inciso a) del presente anexo.
iv) Constancia por la que se acredite que quien realice la actividad vulnerable solicitó a su cliente o usuario
información acerca de si tiene conocimiento de la existencia del dueño beneficiario, la cual deberá estar firmada por los
que participen directamente en el acto u operación.
En el supuesto de que la persona física manifieste que sí tiene conocimiento de la existencia del dueño beneficiario,
quien realice la actividad vulnerable deberá identificarlo de conformidad con lo dispuesto en la fracción VII del artículo
12 de las reglas de carácter general, cuando ese cliente o usuario cuente con dicha información, y
v) Carta poder o copia certificada del documento expedido por fedatario público, según corresponda, para el caso en
que la persona física actúe como apoderado de otra persona, las cuales deberán cumplir los términos establecidos en la
legislación común, a fin de que se acrediten las facultades conferidas al apoderado, así como copia de una identificación
oficial y comprobante de domicilio de éste, que cumplan con los requisitos señalados en este anexo respecto de dichos
documentos, con independencia de los datos y documentos relativos al poderdante.

ANEXO 6
DEL ACUERDO 02/2013 POR EL QUE SE EMITEN LAS REGLAS
DE CARÁCTER GENERAL A QUE SE REFIERE LA LFPIORPI

DATOS Y DOCUMENTOS DE IDENTIFICACIÓN DE LOS CLIENTES O USUARIOS DE QUIENES REALICEN ACTIVIDADES


VULNERABLES, RESPECTO DE AQUELLOS QUE SEAN PERSONAS MORALES DE NACIONALIDAD EXTRANJERA.
a) Asentar los siguientes datos:
i) Denominación o razón social.
ii) Fecha de constitución.
iii) País de nacionalidad.
iv) Actividad, giro mercantil u objeto social para los casos en que se establezca una relación de negocios.
v) Clave del RFC cuando cuenten con ella o, en su caso, número de identificación fiscal de su país de nacionalidad,
cuando cuente con ellas.
vi) Domicilio, compuesto de los elementos siguientes: nombre de la calle, avenida o vía de que se trate, debidamente
especificada; No. exterior y, en su caso, interior; colonia o urbanización; demarcación territorial, municipio o
demarcación política similar que corresponda, en su caso; ciudad o población, entidad federativa, estado, provincia,
departamento o demarcación política similar que corresponda, en su caso; código postal y país.
vii) Número de teléfono de dicho domicilio, incluida la clave de larga distancia y extensión.
viii) Correo electrónico, en su caso, y
ix) Nombre(s) y apellidos paterno y materno o, en caso de ser extranjero, los apellidos completos que correspondan
y nombre(s), así como fecha de nacimiento, clave del RFC o CURP del representante, apoderados legales o personas que
realicen el acto u operación a nombre de la persona moral de que se trate. Asimismo, deberán recabar datos de su
identificación, consistentes en: nombre de la identificación, autoridad que la emite y número de la misma.
b) Incluir copia de los siguientes documentos relativos a la persona moral:
i) Documento que compruebe su constitución.
ii) Comprobante que acredite el domicilio a que se refiere el numeral vi), del inciso a) anterior, que podrá ser algún
recibo de pago por servicios domiciliados o estados de cuenta bancarios, todos ellos con una antigüedad no mayor a tres
meses a su fecha de emisión, o el contrato de arrendamiento vigente a la fecha de presentación por el cliente o usuario y
registrado ante la autoridad fiscal competente, la constancia de inscripción en el RFC, así como los demás que, en su
caso, apruebe la UIF.
iii) Testimonio o copia certificada del instrumento que contenga los poderes del representante o apoderados legales,
expedido por fedatario público, cuando no estén contenidos en el documento que compruebe la constitución de la
persona moral de que se trate, así como la identificación de esos representantes, apoderados legales o personas que
realicen el acto u operación con dicha persona moral, que deberá ser, en todo caso, un documento original oficial
emitido por autoridad competente, vigente o que a la fecha de vencimiento, al momento de su presentación, no sea
mayor a dos años a la fecha de su presentación, que contenga la fotografía, firma y, en su caso, domicilio de la referida
persona.
Para efectos de lo dispuesto por este numeral se considerarán como documentos válidos de identificación la
credencial para votar expedida por el INE, así como cualquier identificación vigente con fotografía y firma, emitida por
autoridades federales, estatales y municipales, y las demás que, en su caso, apruebe la UIF.
Asimismo, respecto de las personas físicas de nacionalidad extranjera, se considerarán como documentos válidos de
identificación, además de los anteriormente referidos, el pasaporte o la documentación expedida por el INM que
acredite su condición de estancia en el país. En el caso de aquellos representantes o apoderados legales que se

encuentren fuera del territorio nacional y que no cuenten con pasaporte, la identificación deberá ser, en todo caso, un
encuentren fuera del territorio nacional y que no cuenten con pasaporte, la identificación deberá ser, en todo caso, un
documento original oficial emitido por autoridad competente del país de origen, vigente a la fecha de su presentación,
que contenga la fotografía, firma y, en su caso, domicilio del citado representante. Para efectos de lo anterior, se
considerarán como documentos válidos de identificación, la licencia de conducir y las credenciales emitidas por
autoridades federales del país de que se trate.
iv) Cédula de identificación fiscal expedida por el SAT o en su defecto, comprobante de asignación del número de
identificación fiscal, emitido por autoridad competente de su país de nacionalidad, cuando cuenten con cualquiera de
éstas, y
v) Constancia por la que se acredite que quien realice la actividad vulnerable solicitó a su cliente o usuario
información acerca de si tiene conocimiento de la existencia del dueño beneficiario, la cual deberá estar firmada por los
que participen directamente en el acto u operación.
En el supuesto de que el representante o apoderados legales de la persona moral manifiesten que sí tienen
conocimiento de la existencia del dueño beneficiario, quien realice la actividad vulnerable deberá identificarlo de
conformidad con lo dispuesto en la fracción VII del artículo 12 de las presentes reglas, cuando ese cliente o usuario
cuente con esa información.

ANEXO 6-BIS
DE LAS REGLAS DE CARÁCTER GENERAL
A QUE SE REFIERE LA LFPIORPI

DATOS Y DOCUMENTOS DE IDENTIFICACIÓN DE LOS CLIENTES O USUARIOS DE QUIENES REALICEN ACTIVIDADES


VULNERABLES, RESPECTO DE AQUELLOS QUE SEAN EMBAJADA, CONSULADO U ORGANISMO INTERNACIONAL,
ACREDITADO ANTE EL GOBIERNO MEXICANO, CON SEDE O RESIDENCIA EN NUESTRO PAÍS.
a) Asentar los siguientes datos:
i) Denominación o nombre.
ii) Fecha de establecimiento en territorio nacional o clave del RFC.
iii) Domicilio compuesto de los elementos siguientes: nombre de la calle, avenida o vía de que se trate, debidamente
especificada; número exterior y, en su caso, interior; colonia o urbanización; demarcación territorial, municipio o
demarcación política similar que corresponda, en su caso; ciudad o población, entidad federativa, estado, provincia,
departamento o demarcación política similar que corresponda y, en su caso, código postal;
iv) Número(s) de teléfono de ese domicilio, incluida la clave de larga distancia y, en su caso, extensión cuando
cuenten con aquél;
v) Correo electrónico, en su caso, y
vi) Nombre(s) y apellidos paterno y materno, sin abreviaturas, así como fecha de nacimiento, clave del RFC o CURP
del representante, apoderados legales o personas que realicen el acto u operación a nombre de la persona moral de que
se trate. Asimismo, deberán recabar datos de su identificación, consistentes en: nombre de la identificación; autoridad
que la emite, y número de la misma;
b) Incluir copia de los siguientes documentos relativos a la persona moral:
i) Documento que compruebe su constitución, representación o establecimiento en nuestro país, como puede ser el
certificado de matrícula consular;
ii) Comprobante que acredite el domicilio a que se refiere el numeral iv), del inciso a) anterior, que podrá ser algún
recibo de pago por servicios domiciliados o estados de cuenta bancarios, todos ellos con una antigüedad no mayor a tres
meses a su fecha de emisión, o el contrato de arrendamiento vigente a la fecha de presentación por el cliente o usuario y
registrado ante la autoridad fiscal competente, la constancia de inscripción en el RFC, así como los demás que, en su
caso, apruebe la UIF.
iii) Testimonio o copia certificada del instrumento que contenga los poderes del representante o apoderados legales,
expedido por fedatario público, o documento emitido por autoridad competente que compruebe la representación de la
persona física que actúa a nombre de la persona moral de que se trate, cuando no estén contenidos en el documento que
compruebe la constitución, representación o establecimiento de esa persona moral, así como la identificación de los
representantes, apoderados legales o personas físicas antes mencionadas, que deberá ser, en todo caso, un documento
original oficial emitido por autoridad competente, vigente o que la fecha de vencimiento, al momento de su
presentación, no sea mayor a dos años, que contenga la fotografía, firma y, en su caso, domicilio de la referida persona.
Para efectos de lo dispuesto por este numeral, se considerarán como documentos válidos de identificación cualquier
identificación vigente o que la fecha de vencimiento, al momento de su presentación, no sea mayor a dos años, con
fotografía y firma, emitida por autoridades federales, estatales o municipales, el pasaporte o la documentación expedida
por el INM que acredite su condición de estancia en el país y las demás que, en su caso, apruebe la UIF.
En el caso de aquellos representantes o apoderados legales que se encuentren fuera del territorio nacional y que no
cuenten con pasaporte, la identificación deberá ser, en todo caso, un documento original oficial emitido por autoridad
competente del país de origen, vigente o que la fecha de vencimiento, al momento de su presentación, no sea mayor a
competente del país de origen, vigente o que la fecha de vencimiento, al momento de su presentación, no sea mayor a
dos años, que contenga la fotografía, firma y, en su caso, domicilio del citado representante. Para efectos de lo anterior,
se considerarán como documentos válidos de identificación, la licencia de conducir y las credenciales emitidas por
autoridades federales del país de que se trate;
iv) Cédula de identificación fiscal expedida por el SAT o en su defecto, comprobante de asignación del número de
identificación fiscal, emitido por autoridad competente de su país de nacionalidad, cuando cuenten con cualquiera de
éstas, y
v) Constancia por la que se acredite que quien realice la actividad vulnerable solicitó a su cliente o usuario
información acerca de si tiene conocimiento de la existencia del dueño beneficiario, la cual deberá estar firmada por los
que participen directamente en el acto u operación.
En el supuesto en que el representante o apoderados legales de la persona moral manifiesten que sí tienen
conocimiento de la existencia del dueño beneficiario, quien realice la actividad vulnerable deberá identificarlo de
conformidad con lo dispuesto en la fracción VII del artículo 12 de las presentes reglas, cuando ese cliente o usuario
cuente con dicha información.

ANEXO 7
DEL ACUERDO 02/2013 POR EL QUE SE EMITEN
LAS REGLAS DE CARÁCTER GENERAL A QUE SE
REFIERE LA LFPIORPI

DATOS Y DOCUMENTOS DE IDENTIFICACIÓN DE LOS CLIENTES O USUARIOS DE QUIENES REALICEN ACTIVIDADES


VULNERABLES, RESPECTO DE AQUELLOS QUE SEAN PERSONAS MORALES, DEPENDENCIAS Y ENTIDADES
REFERIDAS EN EL ANEXO 7-A DE LAS PRESENTES REGLAS.
a) Asentar los siguientes datos:
i) Denominación o razón social.
ii) Actividad u objeto social cuando se establezca una relación de negocios.
iii) Fecha de constitución o clave del RFC.
iv) Domicilio compuesto de los elementos siguientes: nombre de la calle, avenida o vía de que se trate, debidamente
especificada; número exterior y, en su caso, interior; colonia o urbanización; demarcación territorial, municipio o
demarcación política similar que corresponda, en su caso; ciudad o población, entidad federativa, estado, provincia,
departamento o demarcación política similar que corresponda, en su caso; código postal y país.
v) Número(s) de teléfono de ese domicilio, incluida la clave de larga distancia y, en su caso, extensión, cuando
cuenten con aquél.
vi) Correo electrónico, en su caso, y
vii) Nombre(s) y apellidos paterno y materno, sin abreviaturas, así como fecha de nacimiento, clave del RFC o CURP
del representante, apoderados legales o personas que realicen el acto u operación a nombre de la persona moral de que
se trate. Asimismo, deberán recabar datos de su identificación, consistentes en: nombre de la identificación, autoridad
que la emite y número de la misma.
Para el caso de dependencias y entidades públicas federales, estatales o municipales deberán de asentar los datos a
que se refiere el inciso a) del anexo 4-Bis de estas reglas.

ANEXO 7-BIS
DE LAS REGLAS DE CARÁCTER GENERAL
A QUE SE REFIERE LA LFPIORPI

DATOS DE IDENTIFICACIÓN DE LOS CLIENTES O USUARIOS QUE SEAN PERSONAS MORALES MEXICANAS DE
DERECHO PÚBLICO, REFERIDAS EN EL ANEXO 7-BIS-A DE LAS PRESENTES REGLAS.
a) Asentar los siguientes datos:
i) Nombre de la persona moral de derecho público que corresponda;
ii) Fecha de creación o clave del RFC, y
iii) Domicilio, compuesto de los elementos siguientes: nombre de la calle, avenida o vía de que se trate, debidamente
especificada; número exterior y, en su caso, interior; colonia o urbanización; demarcación territorial, municipio o
demarcación política similar que corresponda, en su caso; ciudad o población, entidad federativa, estado, provincia,
departamento o demarcación política similar que corresponda, en su caso, y código postal, y
iv) Nombre(s) y apellidos paterno y materno, sin abreviaturas, así como fecha de nacimiento de los funcionarios o

servidores públicos que realicen el acto u operación a nombre de la dependencia, entidad, oficina u organismo de que se
servidores públicos que realicen el acto u operación a nombre de la dependencia, entidad, oficina u organismo de que se
trate.

ANEXO 7-BIS-A
DE LAS REGLAS DE CARÁCTER GENERAL
A QUE SE REFIERE LA LFPIORPI

PERSONAS MORALES MEXICANAS DE DERECHO PÚBLICO A LAS QUE LES SERÁ APLICABLE EL RÉGIMEN
SIMPLIFICADO A QUE SE REFIERE LA FRACCIÓN V-BIS DEL ARTÍCULO 12 DE LAS PRESENTES REGLAS.

- Secretaría de Gobernación.
- Secretaría de Relaciones Exteriores.
- Secretaría de la Defensa Nacional.
- Secretaría de Marina.
- Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
- Secretaría de Comunicaciones y Transportes.
- Secretaría de la Función Pública.
- Centro de Investigación y Seguridad Nacional.
- Instituto Nacional de Migración.
- Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal.
- Servicio de Administración Tributaria.

ANEXO 7-A
DEL ACUERDO 02/2013 POR EL QUE SE EMITEN
LAS REGLAS DE CARÁCTER GENERAL A QUE SE
REFIERE LA LFPIORPI

SOCIEDADES, DEPENDENCIAS Y ENTIDADES A LAS QUE LES SERÁ APLICABLE EL RÉGIMEN SIMPLIFICADO A QUE
SE REFIERE LA FRACCIÓN V DEL ARTÍCULO 12 DE LAS PRESENTES REGLAS.

Sociedades Controladoras de Grupos Financieros Sociedades de Inversión Especializadas en Fondos
para el Retiro
Sociedades de Inversión Instituciones de Crédito
Sociedades  Operadoras  de  Sociedades  de Sociedades  Distribuidoras  de  Acciones  de
Inversión Sociedades de Inversión
Casas de Bolsa Casas de Cambio
Administradoras de Fondos para el Retiro Instituciones de Seguros
Sociedades Mutualistas de Seguros Instituciones de Fianzas
Almacenes Generales de Depósito Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo
Arrendadoras Financieras Sociedades Financieras Populares
Sociedades Financieras Rurales Sociedades Financieras de Objeto Limitado
Uniones de Crédito Sociedades Financieras de Objeto Múltiple
Empresas de Factoraje Financiero Sociedades Emisoras de Valores *
Entidades Financieras del Exterior ** Bolsas de Valores
Dependencias  y  entidades  públicas  federales, Empresas  que  administren  mecanismos  para
estatales y municipales facilitar las transacciones con valores
Instituciones para el Depósito de Valores Contrapartes centrales
* Cuyos valores se encuentren inscritos en el Registro Nacional de Valores.
**  Que  se  encuentren  constituidas  en  países  o  territorios  en  los  que  se  apliquen  medidas  para  prevenir,  detectar  y
combatir  operaciones  con  recursos  de  procedencia  ilícita  y  financiamiento  al  terrorismo  y  que  estén  supervisadas
respecto del cumplimiento de tales medidas.
ANEXO 8
DEL ACUERDO 02/2013 POR EL QUE SE EMITEN
LAS REGLAS DE CARÁCTER GENERAL A QUE SE
REFIERE LA LFPIORPI

DATOS Y DOCUMENTOS DE IDENTIFICACIÓN DE LOS CLIENTES O USUARIOS DE QUIENES REALICEN ACTIVIDADES


VULNERABLES, RESPECTO DE AQUELLOS QUE SEAN FIDEICOMISOS.
a) Asentar los siguientes datos:
i) Denominación o razón social del fiduciario.
ii) Número, referencia o identificador del fideicomiso.
iii) Clave del RFC del fideicomiso, cuando cuente con ella, y
iv) Nombre(s) y apellidos paterno y materno, sin abreviaturas, así como fecha de nacimiento, clave del RFC o CURP
del apoderado legal o delegado fiduciario que, con su firma, puedan obligar al fideicomiso para efectos de la realización
del acto u operación de que se trate. Asimismo, deberán recabar datos del documento con el que se identificó,
consistentes en: nombre de la identificación, autoridad que la emite y número de la misma.
b) Incluir copia de los siguientes documentos:
i) Testimonio o copia certificada del instrumento que contenga la constitución del fideicomiso.
ii) Cédula de identificación fiscal del fideicomiso, expedida por el SAT, en caso de contar con ésta, y
iii) Testimonio o copia certificada del instrumento que contenga los poderes del apoderado legal o delegado
fiduciario, expedido por fedatario público, cuando no estén contenidos en el instrumento público que acredite la
constitución del fideicomiso de que se trate, así como la identificación de cada uno de los referidos apoderados legales o
delegados fiduciarios, que deberá ser, en todo caso, un documento original oficial emitido por autoridad competente,
vigente o que la fecha de vencimiento, al momento de su presentación, no sea mayor a dos años, que contenga la
fotografía, firma y, en su caso, domicilio de la referida persona.
Para efectos de lo dispuesto por este numeral, se considerarán como documentos válidos de identificación la
credencial para votar expedida por el INE, así como cualquier identificación vigente con fotografía y firma, emitida por
autoridades federales, estatales y municipales, y las demás que, en su caso, apruebe la UIF. Asimismo, respecto de las
personas físicas de nacionalidad extranjera, se considerarán como documentos válidos de identificación, además de los
anteriormente referidos en este párrafo, el pasaporte o la documentación expedida por el INM que acredite su condición
de estancia en el país.

ANEXO 9
DEL ACUERDO 02/2013 POR EL QUE SE EMITEN
LAS REGLAS DE CARÁCTER GENERAL A QUE SE
REFIERE LA LFPIORPI

DATOS Y DOCUMENTOS QUE DEBERÁ CONTENER LA SOLICITUD QUE PRESENTEN LAS ENTIDADES COLEGIADAS
CONFORME AL ARTÍCULO 35 DEL REGLAMENTO.
a) La razón o denominación social de la entidad colegiada.
b) Acta constitutiva y sus estatutos.
c) Los datos de identificación del representante o apoderado legal, consistentes en: apellido paterno, apellido
materno y nombre(s), sin abreviaturas, además de la fecha de nacimiento, RFC o CURP.
d) El domicilio de la entidad colegiada, compuesto de los elementos siguientes: nombre de la calle, avenida o vía de
que se trate, debidamente especificada; No. exterior y, en su caso, interior; colonia o urbanización; demarcación
territorial, municipio o demarcación política similar que corresponda, en su caso; ciudad o población, entidad
federativa, estado, provincia, departamento o demarcación política similar que corresponda, en su caso; código postal y
país.
e) La clave del RFC.
f) El padrón de sus integrantes que, por su conducto, pretendan presentar avisos, en el que se incluya nombre o
denominación o razón social, clave del RFC, así como los acuses electrónicos que el SAT les haya proporcionado en
cumplimiento de lo señalado en el artículo 5 de las presentes reglas.
g) la actividad vulnerable cuyos avisos serán presentados por su conducto.
h) Los datos de identificación del representante de la entidad colegiada, consistentes en: apellido paterno, apellido
materno y nombre(s), sin abreviaturas, así como fecha de nacimiento, clave del RFC, CURP (en caso de contar con esta
última), ocupación, profesión, actividad o giro del negocio al que se dedique, correo electrónico, país de nacionalidad,
país de nacimiento, entidad federativa de nacimiento, número de teléfono y domicilio compuesto por los datos
establecidos en el inciso d) anterior.
establecidos en el inciso d) anterior.
i) El poder general o especial para actos de administración que se le haya otorgado al representante a que se refiere
el inciso inmediato anterior, así como la aceptación del mismo.
j) La descripción del procedimiento mediante el cual los integrantes de la entidad colegiada deberán poner a
disposición del representante de la misma, la información que permita la presentación del aviso correspondiente, en los
plazos y términos establecidos en la ley, el reglamento, las presentes reglas y las demás disposiciones que de éstos
emanen, así como los requisitos mínimos que deberá contener dicha información.
k) La descripción, en su caso, de las funciones del órgano concentrador que auxiliará a la entidad colegiada para el
cumplimiento de las obligaciones establecidas en la ley, el reglamento y las reglas de carácter general.
l) Los datos de identificación de quienes integren, en su caso, el órgano concentrador, consistentes en:
denominación o razón social y fecha de constitución, tratándose de personas morales, y en caso de que el órgano esté
constituido por personas físicas, apellido paterno, apellido materno y nombre(s), sin abreviaturas, así como fecha de
nacimiento de cada una de éstas.
m) La forma en que se va a garantizar la confidencialidad, custodia, protección y resguardo de la información y
documentación que le proporcionen sus integrantes para el cumplimiento de sus obligaciones, previstos en las
fracciones V y VI del artículo 27 de la ley.
n) Las características técnicas y de seguridad de los sistemas informáticos que se utilizarán para la presentación de
los avisos, los cuales deberán cumplir con criterios de integridad, disponibilidad, auditabilidad y confidencialidad en
materia de conservación y resguardo de información y documentación.
o) La propuesta de la vigencia del Convenio.
p) El documento en el que conste el mandato expreso de sus integrantes para presentar por su conducto los avisos
de la actividad vulnerable que realicen, así como la conformidad de los integrantes de la entidad colegiada con relación
a la información contenida en la solicitud, en términos de los incisos anteriores, y
q) Copia de los documentos que acrediten la información contenida en la solicitud, mismos que se deberán
presentar en original al momento de la suscripción del referido Convenio para su cotejo.

2.27.13. FORMATOS ELECTRÓNICOS PARA LA PRESENTACIÓN DE LOS AVISOS DE QUIENES REALIZAN


ACTIVIDADES VULNERABLES
Artículo 17 Anexo Actividad
Fracción I 1 Práctica  de  juegos  con  apuesta,  concursos  o  sorteos,  venta  de
boletos,  fichas  o  cualquier  otro  tipo  de  comprobante  para  juegos  o
concursos
Fracción II 2­A La  emisión  o  comercialización,  habitual  o  profesional,  de  tarjetas  de
servicios, créditos
Fracción II 2­B Emisión  y  comercialización  habitual  o  profesional  de  tarjeta
prepagadas,  los  vales  o  cupones,  sean  impresos  o  electrónicos  con
valor superior a 645 veces la UMA
Fracción II 2­C Los  monederos  electrónicos,  certificados  o  cupones  en  donde  exista
un depósito previo del titular
Fracción III 3 La  emisión  y  comercialización  habitual  o  profesional  de  cheques  de
viajero distintas a las realizadas por las entidades financieras
Fracción IV 4 El  ofrecimiento  habitual  o  profesional  de  operaciones  de  mutuo  o  de
garantía de otorgamiento de préstamos o créditos con o sin garantía,
por parte de sujetos distintos a las entidades financieras
Fracción V 5­A La prestación habitual o profesional de servicios de construcción o de
intermediación  en  la  transmisión  de  la  propiedad  o  constitución  de
derechos sobre dichos bienes, en el que se involucren operaciones de
compra o venta de bienes por cuenta o a favor de clientes de quienes
prestan esos servicios
Fracción V 5­B Los relacionados con el desarrollo de bienes inmuebles
Fracción VI 6 La comercialización o intermediación habitual o profesional de metales
preciosos, piedras preciosas, joyas o relojes, en los que se involucren
operaciones compra venta de dichos bienes con un valor mayor a 805
veces la UMA
Fracción VII 7 La subasta o comercialización o profesional de obras de arte, siempre
y cuando sean operaciones mayores a 2,410 veces la UMA
Fracción VIII 8 La  comercialización  o  distribución  habitual  profesional  de  vehículos,
nuevos  o  usados  ya  sean  aéreos,  marítimos  o  terrestres,  y  que  las
operaciones sean mayores a 3,210 veces la UMA
Fracción IX 9 La  prestación  habitual  o  profesional  de  servicio  de  blindaje  de
vehículos terrestres nuevos o usados, así como de bienes inmuebles y
que las operaciones sean mayores a 2,410 veces la UMA
Fracción X 10 La prestación habitual o profesional de servicio de traslado o custodia
de  dinero  o  valores  excepto  de  aquéllos  en  los  que  intervenga  el
Banxico y las instituciones dedicadas al traslado de valores
Fracción XI 11 La prestación de servicios profesionales, de manera independiente, sin
que  medie  relación  laboral  con  el  cliente  respectivo,  en  los  casos  en
que  se  prepare  para  el  cliente  o  se  efectúe  en  su  nombre  y
representación,  operaciones:  compra­venta  de  bienes  inmuebles  o
cesión  de  derechos  sobre  éstos,  la  administración  y  manejo  de
recursos,  valores  o  cualquier  otro  activo,  así  como  el  manejo  de
cuentas bancarias, la organización de aportaciones de capital
Fracción XII 12­A Para  quienes  realizan  actividades  vulnerables  en  la  prestación  de
servicios  de  fe  pública,  referentes  a  los  notarios  públicos  y  los
corredores públicos
Fracción XII 12­B Para  quienes  realizan  actividades  vulnerables  en  la  prestación  de
servicios de fe pública, referentes a los servidores públicos cuando la
ley les confiere la facultad
Fracción XIII 13 Para  quienes  realizan  actividades  vulnerables,  referentes  a  la
recepción de donativos por parte de las asociaciones y sociedades sin
fines de lucro
Fracción XIV 14 Para  quienes  realizan  actividades  vulnerables  referente,  a  la
prestación de servicios de comercio exterior como agente o apoderado
legal autorizados por la SHCP
Fracción XV 15 Para  quienes  realizan  actividades  vulnerables,  referente  a  la
constitución  de  derechos  personales  de  uso  o  goce  de  bienes
inmuebles
2.28. CRITERIOS GENERALES DE LA UIF DE LA SHCP

1. Si una persona comparece en representación de otra, no se entenderá que el cliente o usuario sea el
compareciente, sino que el cliente o usuario será la persona física o moral a la cual están representando, de
conformidad con lo dispuesto en los artículos 1800 al 1802 del Código Civil Federal (CCF). Artículo 3, fracción III.
2. Los socios o accionistas de una persona moral sí podrán ser considerados beneficiarios controladores, siempre
que éstos sean quienes ejerzan el control de aquella persona moral que, en su carácter de cliente o usuario, efectúe
actos u operaciones con quien realice actividades vulnerables, así como las personas por cuenta de quienes celebra
alguno de ellos.
Se entenderá que una persona o grupo de personas controla a una persona moral cuando, a través de la titularidad
de valores, por contrato o de cualquier otro acto, puede:

• Imponer, directa o indirectamente, decisiones en las asambleas generales de accionistas, socios u órganos
equivalentes, o nombrar o destituir a la mayoría de los consejeros, administradores o sus equivalentes.
• Mantener la titularidad de los derechos que permitan, directa o indirectamente, ejercer el voto respecto de más del
cincuenta por ciento del capital social, o
• Dirigir, directa o indirectamente, la administración, la estrategia o las principales políticas de la misma. Artículo 3,
fracción III

3. El artículo 37 de las reglas de carácter general a que se refiere la LFPIORPI, establece la obligación de contar con
un documento en el que quien realice actividades vulnerables desarrolle sus propios lineamientos de identificación de
clientes o usuarios.
En ese sentido, no existe un impedimento en que las empresas que formen parte del grupo empresarial elaboren un
documento que pueda ser tomado como base para que cada una de ellas elabore su propio documento, en términos de
lo señalado en el artículo 37 de las reglas de carácter general.
Sin embargo, quienes realicen actividades vulnerables deberán contar, en lo individual, con su propio documento de
lineamientos de identificación del cliente o usuario, así como de criterios, medidas y procedimientos internos, y ponerlo
a disposición de la UIF o del SAT cuando se lo requieran. Artículo 11.
4. En términos de lo establecido en los artículos 13 de LFPIORPI y 11 del Reglamento, para el cumplimiento del
objeto de la referida ley, las entidades financieras se regirán por las disposiciones de las mismas, así como por las leyes
que especialmente las regulan de acuerdo con sus actividades y operaciones específicas, por lo que atendiendo a la
naturaleza jurídica de las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple, Entidades No Reguladas (SOFOMES ENR), les
resultará aplicable el régimen a que hace referencia el artículo 95 Bis de la Ley General de Organizaciones y Actividades
Auxiliares de Crédito (LGOAAC), respecto de los actos u operaciones específicos que realicen como actividades auxiliares
del crédito. Artículo 13.
5. En virtud de lo dispuesto por el penúltimo párrafo del artículo 17 de la LFPIORPI, 7 de su Reglamento, y 19 de las
reglas de carácter general a que se refiere la Ley, únicamente son susceptibles de seguimiento y acumulación los actos u
operaciones que alcancen o rebasen los montos de identificación.
Para aquellas actividades vulnerables a las que el artículo 17 de la Ley no les establezca un umbral de identificación,
se tomaran en cuenta todos los actos u operaciones para efectos de su acumulación.
Por otra parte, las actividades que están exentas de establecer mecanismos para dar seguimiento y acumular los
actos u operaciones que en lo individual realicen sus clientes o usuarios son: la prestación de servicios de comercio
exterior en términos de la fracción XIV; la prestación de servicios profesionales, en términos de la fracción XI; las
actividades realizadas por los corredores públicos, en términos del apartado B de la fracción XII; los servicios realizados
por los notarios públicos respecto del otorgamiento de poderes irrevocables y el otorgamiento de contratos de mutuo o
crédito en los que el acreedor no forme parte del sistema financiero o no sea un organismo público de vivienda, en
términos de los incisos b) y e) del Apartado A de la fracción XII; la emisión o comercialización de tarjetas prepagadas, en
términos de la fracción II; dichas fracciones del numeral 17 de la LFPIORPI. Artículo 17.
6. El artículo 17, fracción I de la ley señala que se entenderá como actividad vulnerable a los siguientes actos u
operaciones, que realicen organismos descentralizados o se realicen al amparo de los permisos vigentes concedidos por
la SG:

• La venta de boletos, fichas o cualquier comprobante de participación.


• El pago del valor que representen dichos boletos, o
• La entrega o pago de premios.

Siempre que cualquiera de éstos se realice por una cantidad igual o superior a 325 veces la UMA.
a) Por lo que, cuando derivado de la comercialización de un bien o la prestación de un servicio se permita la
participación en un concurso o sorteo, no será considerado actividad vulnerable, en razón de que no se realizó una
venta de boletos, fichas o comprobantes por el valor antes señalado. Sin perjuicio de lo anterior, el pago del premio del
concurso o sorteo respectivo sí podrá ser considerado como actividad vulnerable, siempre y cuando ese premio sea por
un valor equivalente a las 325 veces la UMA.
b) Por lo antes expuesto, al no cumplir con las características señaladas en la fracción I del artículo 17 de la
LFPIORPI, no se entenderán como actividades vulnerables todos aquellos actos u operaciones que para su realización no
requieran de autorización por parte de la SG al no estar regulados por la LFJS y su reglamento, siempre que los mismos
no sean efectuados por organismos descentralizados conforme su legislación aplicable. Artículo 17, fracción I.
7. El artículo 17, fracción I de la LFPIORPI, establece el monto mínimo para que los actos u operaciones que en ese
precepto se señalan sean considerados actividad vulnerable y, en su caso, objeto de aviso.
Por lo anterior, la venta de boletos, fichas o algún comprobante para participar en juegos con apuesta, concursos o
sorteos que no alcancen los montos señalados en el artículo 17, fracción I de la LFPIORPI, no se entenderán como
actividad vulnerable.
Sin perjuicio de lo anterior, si el valor del premio otorgado es igual o superior al equivalente a 325 veces la UMA, sí
se entenderá como actividad vulnerable, por lo que se deberá identificar a la persona o cliente ganador del premio y, en
caso de que el premio sea igual o superior al equivalente a 645 veces la UMA, se deberá presentar el respectivo aviso.
Artículo 17, fracción I.
8. La venta de boletos, fichas o comprobantes que permitan participar en juegos con apuestas, concursos o sorteos
que se realicen al amparo de los permisos vigentes concedidos por la SG bajo el régimen de la LFJS y su reglamento, se
entenderán como actividades vulnerables, en términos de lo establecido en el artículo 17, fracción I, de la LFPIORPI.
Por lo anterior, no importará el carácter que tenga quien realice cualquiera de los actos u operaciones antes
señalados, siempre y cuando sean por un monto igual o superior a 325 veces la UMA, y se realicen al amparo de los
permisos vigentes concedidos por la SG, o estén vinculados con los actos u operaciones que realicen los organismos
descentralizados conforme a las disposiciones legales aplicables. Artículo 17, fracción I.
9. El artículo 22, fracción II de su reglamento, establece que se entenderán como instrumentos de almacenamiento
de valor monetario, para efectos del artículo 17, fracción II de la LFPIORPI, a los monederos electrónicos, certificados o
cupones en los que, sin que exista un depósito previo del titular de dichos instrumentos, le sean abonados recursos a los
mismos provenientes de premios, promociones, devoluciones o derivado de programas de recompensas comerciales y
que puedan ser utilizados para la adquisición de bienes o servicios en establecimientos distintos al emisor, o para la
disposición de dinero en efectivo.
Por lo que las tarjetas de puntos que no cumplan con las características antes señaladas no se entenderán para
efectos del artículo 17, fracción II de la LFPIORPI, como instrumentos de almacenamiento de valor monetario y, en
consecuencia, su emisión o comercialización no se entenderá como actividad vulnerable. Artículo 17, fracción II.
10. La actividad vulnerable señalada en el artículo 17, fracción IV de la LFPIORPI, es el ofrecimiento habitual o
profesional de operaciones de mutuo o de garantía o de otorgamiento de préstamos o créditos, con o sin garantía, por
parte de sujetos distintos a las entidades financieras.
Por lo anterior, el otorgamiento de préstamos o celebración de contratos de mutuo, entre empresas del mismo grupo
empresarial, en los que no exista un ofrecimiento al público en general, sino que se realicen como actos propios de la
operación interna de las compañías en un grupo empresarial, no se entenderá como actividad vulnerable. Artículo 17,
fracción IV.
11. Las ventas a plazos y el otorgamiento de líneas de crédito para la adquisición de bienes o servicios no se
entenderán como actividades vulnerables, en términos del artículo 17, fracción IV de la ley, en razón de que no se
considerará como otorgamiento de un crédito o préstamo, cuando no se realiza una ministración de recursos al cliente o
usuario, con la posterior obligación de restituir las cantidades otorgadas a aquél dentro de un plazo señalado. Lo
anterior, aun cuando el acto u operación respectivo quede documentado mediante la suscripción de un pagaré por parte
de los clientes o usuarios. Artículo 17, fracción IV.
12. El artículo 17, fracción IV de la ley, establece que se entenderá como actividad vulnerable al ofrecimiento
habitual o profesional de operaciones de mutuo o de garantía o de otorgamiento de préstamos o créditos, con o sin
garantía, por parte de sujetos distintos a las entidades financieras.
Por ello, el otorgamiento de créditos o préstamos, así como de garantías entre empresas del mismo grupo
empresarial que deriven de una estrategia comercial o una necesidad por la operación del grupo empresarial, no se
entenderán como actividades vulnerables, al no existir un ofrecimiento al público en general respecto del otorgamiento
de esos créditos, préstamos o garantías, sino que se realizan como actos propios de la operación interna de las
compañías en un grupo empresarial. Artículo 17, fracción IV.
13. El ofrecimiento habitual o profesional de actos u operaciones de otorgamiento préstamos o créditos, por parte de
una persona moral a los empleados de las demás empresas que integren el grupo empresarial al que pertenece, sí será
considerado actividad vulnerable, en términos de lo establecido en el artículo 17, fracción IV de la ley.
Sin perjuicio de lo anterior, se deberá observar lo dispuesto en el artículo 27 Bis de las reglas de carácter general a

que se refiere la LFPIORPI, que establece que no será objeto de aviso la actividad vulnerable prevista en el numeral 17,
que se refiere la LFPIORPI, que establece que no será objeto de aviso la actividad vulnerable prevista en el numeral 17,
fracción IV de la LFPIORPI, cuando las personas morales realicen esos actos u operaciones:
a) Celebren operaciones de mutuo, de otorgamiento de préstamos o créditos, exclusivamente a empleados de las
empresas integrantes del grupo empresarial al que pertenezcan o a otras empresas del mismo grupo, o
b) Administren recursos aportados por los trabajadores de las empresas que conformen el grupo empresarial al que
pertenezcan, y que otorguen mutuos, préstamos o créditos exclusivamente a los trabajadores de las empresas que
conforman el grupo empresarial, con cargo a esos recursos.
Lo anterior, siempre y cuando el importe total de la operación de mutuo o de otorgamiento de préstamo o crédito,
haya sido ministrado por conducto de instituciones del sistema financiero. Artículo 17, fracción IV.
14. La creación de fondos por parte de una persona moral, cuya finalidad sea exclusivamente la de administrar y
operar los recursos propiedad de los empleados y jubilados, a efecto de que les sean otorgados préstamos o créditos
provenientes de esos recursos, no será considerado actividad vulnerable en razón de que se trata de una prestación
laboral directa con la persona moral y no existe un ofrecimiento al público en general para el otorgamiento de esos
créditos o préstamos. Artículo 17, fracción IV.
15. Conforme a lo establecido por el artículo 5 del reglamento, la fecha del acto u operación que deberá ser
considerada será aquélla en que éstos se hayan celebrado. En razón de lo anterior, se entenderá como fecha del acto u
operación respectiva, aquélla cuando se pongan a disposición del cliente o usuario los recursos relativos al crédito o
préstamo otorgado. Artículo 17, fracción IV.
16. Para determinar el monto o valor de los actos u operaciones a que se refiere el artículo 17, fracción IV de la ley,
no se deberán considerar las contribuciones y demás accesorios que correspondan a cada acto u operación, en términos
de lo señalado en el artículo 6 del reglamento. Artículo 17, fracción IV.
17. El artículo 17, fracción IV de la ley, establece que se entenderá como actividad vulnerable al ofrecimiento
habitual o profesional de operaciones de mutuo o de garantía o de otorgamiento de préstamos o créditos, con o sin
garantía, por parte de sujetos distintos a las entidades financieras.
Por lo anterior, el otorgamiento de créditos o préstamos a una empresa por parte de un socio o accionista de la
misma, que deriven de una necesidad por la operación de la empresa, no se entenderán como actividades vulnerables,
al no existir un ofrecimiento al público en general, respecto del otorgamiento de tales créditos o préstamos, sino que se
realizan como actos propios de la operación interna de la compañía. Artículo 17, fracción IV.
18. Los sistemas de comercialización consistentes en la integración de grupos de consumidores no reúnen las
características que señala el artículo 17, fracción IV de la ley, pues no se realiza un ofrecimiento habitual o profesional
de operaciones de mutuo o de garantía o de otorgamiento de préstamos o créditos, con o sin garantía, por lo que no
serán considerados como actividades vulnerables en términos de la LFPIORPI.
Lo anterior, en razón de que el artículo 63 de la Ley Federal de Protección al Consumidor se refiere a los sistemas de
comercialización consistentes en la integración de grupos de consumidores que aportan periódicamente sumas de
dinero para ser administradas por un tercero, los cuales únicamente podrán operar para efectos de adquisición de
bienes determinados, con previa autorización de la SE, por conducto de la Procuraduría Federal del Consumidor
(Profeco). Artículo 17, fracción IV.
19. La prestación habitual o profesional de servicios de construcción o desarrollo de bienes inmuebles, a que se
refiere el artículo 17, fracción V de la LFPIORPI, que se realicen sin involucrar operaciones de compra o venta del
referido bien por parte de quien prestó los mencionados servicios, no serán consideradas como actividades
vulnerables en términos del precepto antes citado. Artículo 17, fracción V.
20. En términos del artículo 17, fracción V de la ley, la actividad vulnerable es la prestación habitual o profesional de
servicios de construcción o desarrollo de bienes inmuebles o de intermediación en la transmisión de la propiedad o
constitución de derechos sobre dichos bienes, en los que se involucren operaciones de compra o venta de los propios
bienes por cuenta o a favor de clientes de quienes presten esos servicios.
En este sentido, la venta de un bien inmueble propio, en la que se involucre la prestación de un servicio de
construcción por parte de un tercero, sí se entenderá como la actividad vulnerable de desarrollo, pues el fin primordial
de la contratación de esos servicios de construcción por parte del vendedor es la de que el bien inmueble de que se trate
sea sujeto a un acto u operación de compra o venta, a favor de sus propios clientes o usuarios. Artículo 17, fracción V.
21. La prestación habitual o profesional de servicios intermediación en la transmisión de la propiedad o
constitución de derechos de bienes inmuebles, en los que se involucren operaciones de compra o venta de los referidos
bienes sí se entenderá como actividad vulnerable en términos de lo señalado en el artículo 17, fracción V de la ley.
Artículo 17, fracción V.
22. En razón de que el bien de que se trate está únicamente recubierto por algún metal precioso, se entenderá que
únicamente se trata de un elemento adicional al componente principal del bien elaborado y comercializado, por lo cual
no se estará dentro del supuesto establecido en el artículo 17, fracción VI de la ley. Artículo 17, fracción VI.
23. El artículo 17, fracción VII de la ley, establece que se entenderá por actividad vulnerable a la subasta o
comercialización habitual o profesional de obras de arte siempre que se involucren operaciones de compra o venta de
esos bienes.
En razón de lo anterior, el contratar los servicios de una casa de subastas como intermediario no excluye la
posibilidad de que el dueño de la obra de arte en efecto la comercialice y, por tanto, sea considerado como actividad
vulnerable.
En el caso en que se involucren operaciones de compra o venta de los bienes mencionados, y se realice de manera
habitual esta práctica, se deberá cumplir con las disposiciones de la ley y las normas que de ésta emanen. Artículo 17,
fracción VII.
24. La comercialización de remolques y semirremolques que no sean automotores no se entenderá como actividad
vulnerable en términos de la ley, siempre que esos vehículos no cumplan con las características establecidas por el
artículo 2, fracción VI de las reglas de carácter general a que se refiere la ley, las cuales son:
a) Que sean automotores, independientemente de su fuente de energía, y
b) Se les permita transitar en vías públicas o estén sujetos a control o registro vehicular en términos de las
disposiciones jurídicas aplicables. Artículo 17, fracción VIII.
25. La actividad vulnerable a que se refiere el artículo 17, fracción VIII de la ley es la comercialización o distribución
habitual profesional de vehículos aéreos, marítimos o terrestres. Esto es, únicamente se entenderá como actividad
vulnerable a la venta de estos vehículos.
Por tanto, para tomar en consideración a la comercialización o distribución como actividad vulnerable, ésta deberá
ser habitual y profesional, esto es, que sea su actividad preponderante. Artículo 17, fracción VIII.
26. La comercialización de vehículos a favor de sus empleados o a terceros como parte de una práctica usual
corporativa, tal como lo puede ser la baja de activos de ésta no se entenderá como actividad vulnerable, en razón de que
no es su actividad preponderante, sino que la realizan a efectos de recuperar sus pasivos. Artículo 17, fracción VIII.
27. Conforme con lo establecido por el artículo 5 del RLFPIORPI, la fecha del acto u operación que deberá ser
considerada será aquélla en que éstos se hayan celebrado.
En razón de lo anterior, se entenderá que la comercialización o distribución habitual profesional de vehículos,
nuevos o usados, ya sean aéreos, marítimos o terrestres, será al momento de la liquidación total del bien
correspondiente. Artículo 17, fracción VIII.
28. Al presentar el aviso correspondiente por el servicio de custodia de dinero o valores que se realice en términos
del artículo 17, fracción X de la LFPIORPI, se debe identificar como fecha de operación la que corresponda al fin de la
custodia, pues a partir de entonces empieza a correr el plazo a que se refiere el numeral 23 de la LFPIORPI para
presentar el aviso correspondiente. Artículo 17, fracción X.
29. Cuando dos o más personas morales formen parte de un mismo grupo empresarial y entre ellas se presten
servicios profesionales, no se entenderá como una actividad vulnerable, pues el artículo 17, fracción XI de la ley,
establece que la prestación de servicios profesionales será considerada como actividad vulnerable cuando se realice de
manera independiente; esto es, que quienes las realicen no formen parte de un grupo empresarial. Artículo 17, fracción
XI.
30. La prestación de servicios profesionales a clientes o usuarios de cualquiera de los actos u operaciones a que se
refiere el artículo 17, fracción XI de la ley, en su carácter de asesor legal o representante legal, donde se preparen los
instrumentos necesarios para la celebración de dichos actos u operaciones, o bien, se celebren éstos en su nombre,
previa celebración de un contrato de prestación de servicios profesionales, sí se entenderá como actividad vulnerable.
Artículo 17, fracción XI.
31. Los recursos que se encuentran destinados a un fin y no se efectúe una administración y manejo de los mismos
porque el agente aduanal no presta un servicio profesional de manera independiente respecto de esos recursos, sino
que desde su origen se encuentran ya destinados a la prestación del servicio de comercio exterior, no serán
considerados actividad vulnerable. De la misma manera si el agente aduanal no está administrando y manejando
recursos de su cliente o usuario, sino que por el contrario, son recursos propios de dicho agente, tampoco se estará en el
supuesto del artículo 17, fracción XI de la ley. Artículo 17, fracción XI.
32. Quien se entenderá realiza la actividad vulnerable será la persona moral que celebra los contratos de prestación
de servicios con los clientes o usuarios respectivos. En este sentido, y por lo que hace a la prestación de servicios a
clientes o usuarios por parte de los profesionistas que formen parte de una persona moral, no se considerarán como
actividad vulnerable en términos de la ley, siempre y cuando los mismo se efectúen al amparo de una relación
contractual entre los profesionistas y la persona moral de que se trate. Artículo 17, fracción XI.
33. La fracción XI del artículo 17 de la ley será aplicable tanto a personas físicas como a personas morales, siempre y
cuando sea de manera independiente; esto es, en el caso de personas físicas, que no exista una relación laboral con el
cliente o usuario, y de personas morales, cuando no forme parte del grupo empresarial del cliente o usuario. Artículo 17,
fracción XI.
34. Las sociedades que los fedatarios constituyan para facilitar la prestación de sus servicios de fe pública y que
facturen los servicios prestados por tales personas sí serán identificadas como el beneficiario controlador de quien
realiza la actividad vulnerable, siempre y cuando dichas sociedades, en términos de lo establecido en el artículo 3,
fracción III de la ley, obtengan el beneficio derivado de esas actividades y, en última instancia, ejerza los derechos de
uso, goce, disfrute, aprovechamiento o disposición del servicio respectivo. Artículo 17, fracción XII.
35. El párrafo segundo del artículo 13 de las reglas de carácter general a que se refiere la ley establece que los
fedatarios públicos tendrán por cumplida la obligación de integrar y conservar un expediente único de identificación, si
la información y documentación que se requiere para tales efectos se incorpora en sus protocolos, pólizas o en los libros
de registro y archivos, siempre y cuando se cumpla con el plazo de conservación de cinco años, referido en el segundo
párrafo de la fracción IV del artículo 18 de la ley. Artículo 17, fracción XII.
36. De conformidad con la fracción III del artículo 18 de la LFPIORPI, quienes realicen actividades vulnerables
deberán identificar como beneficiario controlador a una persona o grupo de personas que, sin ser las partes materiales
o formales del acto, sean señaladas por el cliente o usuario de que se trate como aquélla o aquellas que:
i) Por medio de otra o de cualquier acto obtiene el beneficio derivado de éstos y sean quienes, en última instancia,
ejerzan los derechos de uso, goce, disfrute, aprovechamiento o disposición de un bien o servicio, o
ii) Ejerzan el control de aquella persona moral que, en su carácter de cliente o usuario, efectúe actos u operaciones
con quien realice actividades vulnerables, así como las personas por cuenta de quienes celebra alguno de ellos. Artículo
17, fracción XII.
37. De conformidad con el artículo 12, fracciones II, II Bis, IV, V, VII de las reglas de carácter general a que se refiere
la LFPIORPI, los datos y documentos de identificación, tratándose de clientes o usuarios o dueño beneficiario que sean
personas morales, únicamente serán los relativos a la persona moral y no así a sus socios, accionistas o asociados que la
integren o de los integrantes del órgano máximo. Artículo 17, fracción XII.
38. Si alguien se apersona ante el fedatario público como representante del cliente o usuario de que se trate, no se
estará ante el supuesto de dueño beneficiario o beneficiario controlador.
Sin embargo, se debe considerar que el ser “compareciente” en representación de un cliente o usuario no resulta
una excluyente para ser considerado como beneficiario controlador, pues podrá estar ante tal supuesto si ese
compareciente o cualquier persona o grupo de personas revisten las características a que se refiere el artículo 3,
fracción III de la LFPIORPI. Artículo 17, fracción XII.
39. Conforme al último párrafo del artículo 17 del RLFPIORPI, los avisos correspondientes a los actos u operaciones
que se realicen para la constitución o transmisión de derechos reales sobre inmuebles en términos del inciso a) del
apartado A de la fracción XII del artículo 17 de la LFPIORPI, se deben presentar a través del sistema electrónico por el
que informen o presenten las declaraciones y avisos a que se refieren las disposiciones fiscales federales (DeclaraNot);
por lo que, en aquellos casos en que dicho sistema no contemple algún acto u operación que se realice para la
constitución o transmisión de derechos reales sobre bienes inmuebles, los avisos a que se refiere la LFPIORPI por las
mencionadas operaciones se deberán presentar a través del DeclaraNot, una vez que ese sistema contemple y permita la
captura de este tipo de operaciones. Artículo 17, fracción XII.
40. De conformidad con el artículo 38 de la LFPIORPI y 31 de las reglas de carácter general a que se refiere la
LFPIORPI, quienes realicen actividades vulnerables deberán mantener absoluta confidencialidad sobre la información,
documentación, datos e imágenes relativas a los actos u operaciones relacionados con las actividades vulnerables que
realicen con sus clientes o usuarios, así como de aquellos que sean objeto de aviso, salvo cuando la solicite la UIF, el SAT
y demás autoridades expresamente facultadas para ello. Por lo anterior, y bajo la premisa de confidencialidad, no
deberá incluirse dentro del instrumento notarial y/o en los documentos anexos a los apéndices que conforman el
protocolo de los notarios, el acuse de presentación de aviso emitido por el sistema de DeclaraNot cuando
únicamente corresponda al cumplimiento de presentación de anexo 5. Asimismo, tampoco deberá incluirse
dentro de dicho instrumento notarial o sus documentos anexos a los apéndices la información correspondiente
al llenado del anexo 5. Artículo 17, fracción XII.
41. En la presentación de avisos correspondientes a los actos y operaciones a que se refiere el inciso a) del Apartado
A de la fracción XII del artículo 17 de la LFPIORPI, mediante el sistema electrónico por el que los fedatarios públicos
informan o presentan sus declaraciones y avisos a que se refieren las disposiciones fiscales federales (DeclaraNot), se
deberán observar los plazos utilizados en las disposiciones fiscales. Lo anterior, por analogía a lo previsto por el párrafo
primero del artículo 17 del Reglamento de la LFPIORPI. Artículo 17, fracción XII.
42. De conformidad con el artículo 2, fracción II Bis de las reglas de carácter general a que se refiere la LFPIORPI,
para efectos de la esa ley y su normatividad secundaria, se entenderá por “instituciones del sistema financiero
mexicano”, a las instituciones de crédito; almacenes generales de depósito; casas de cambio; sociedades financieras de
objeto múltiple; uniones de crédito; sociedades financieras populares; sociedades cooperativas de ahorro y préstamo;
casas de bolsa; fondos de inversión; administradoras de fondos para el retiro; instituciones o sociedades mutualistas de
seguros; instituciones de fianzas, y Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero. Artículo
17, fracción XII.
43. Los actos u operaciones que realicen los notarios públicos se entenderán como actividad vulnerable en términos
de lo establecido por el inciso c) del Apartado A de la fracción XII del artículo 17 de la LFPIORPI, únicamente cuando el
notario participe en la celebración de los actos a que se refiere ese precepto, en su carácter de fedatario público. Por
tanto, la simple protocolización de actas de asamblea donde se haya acordado el aumento o disminución de capital
social o la compra-venta de acciones o partes sociales, no constituye una actividad vulnerable en términos de lo
establecido por el inciso c) mencionado. Artículo 17, fracción XII.
44. Los notarios públicos no establecen una relación de negocios con sus clientes o usuarios que genere la obligación

de solicitarles la información sobre su actividad u ocupación, pues de conformidad con el artículo 3, fracción XIV de las
de solicitarles la información sobre su actividad u ocupación, pues de conformidad con el artículo 3, fracción XIV de las
reglas de carácter general a que se refiere la LFPIORPI, la relación de negocios es aquélla establecida de manera formal
y cotidiana entre quien realiza una actividad vulnerable y sus clientes o usuarios, excluyendo los actos u operaciones
que se celebren ocasionalmente y la prestación de servicios de fe pública prevista en el artículo 17, fracción XII de la ley.
Artículo 17, fracción XII.
45. Cuando un notario público realiza la constitución de una persona moral no está obligado a identificar la forma
de pago, pues los socios o accionistas al pagar las acciones suscritas o la parte social que se comprometen a aportar al
capital social están constituyendo la acción o la parte social correspondiente, por lo que se considera que no realizan la
transmisión de dominio o constitución de derechos de cualquier naturaleza sobre los títulos representativos de esas
partes sociales o acciones en términos del artículo 32, fracción VI de la LFPIORPI. Artículo 17, fracción XII.
46. El informe a que se refiere el artículo 27 del CFF es sobre la omisión en que pueden incurrir los otorgantes de
una escritura pública de una obligación fiscal; por lo que con ese informe no se tiene por cumplida la obligación de
presentar los avisos a que se refiere el numeral 24 de la LFPIORPI. Por lo anterior, al realizar las operaciones
enunciadas en los incisos b) a e) de la fracción XII del Apartado A del dispositivo 17 de la LFPIORPI, los avisos
correspondientes deberán presentarse en el formato a que se refiere el numeral 3, inciso n) de la Resolución por la que
se expiden los formatos oficiales de los avisos e informes que deben presentar quienes realicen actividades vulnerables.
Artículo 17, fracción XII.
47. El quinto párrafo del artículo 12 de las reglas de carácter general a que se refiere la LFPIORPI establece que al
recabar las copias de los documentos que deban integrarse a los expedientes de identificación de clientes o usuarios,
quien realice la actividad vulnerable debe asegurarse de que éstas sean legibles y cotejarlas contra los documentos
originales o copias certificadas correspondientes. En este sentido, la obligación del notario de verificar la identidad del
cliente o usuario consiste en confrontar la copia que recabe con el documento que el cliente o usuario respectivo le
presente, asegurándose que las mismas sean legibles. Artículo 17, fracción XII.
48. De conformidad con el último párrafo del artículo 17 del RLFPIORPI, los actos u operaciones que se realicen de
constitución o transmisión de derechos reales sobre inmuebles, sus respectivos avisos se presentarán a través del
sistema electrónico por el que informen o presenten las declaraciones y avisos a que se refieren las disposiciones
fiscales federales, esto es, a través del DeclaraNot; por tanto, al tenerse por cumplida la obligación de la presentación de
avisos para efectos de la LFPIORPI, esos avisos no deben enviarse nuevamente, aunque se realice una actualización al
sistema del DeclaraNot. Artículo 17, fracción XII.
49. El notario público deberá identificar la manera en la que se paguen las obligaciones, o bien, si la operación se
pagó total o parcialmente con anterioridad, bastará con la declaración que bajo protesta de decir verdad hagan los
clientes o usuarios sobre la manera en la cual se realizaron los pagos, en términos de lo establecido por el artículo 32 de
la LFPIORPI. En todo caso, se deberá considerar que las restricciones al uso de efectivo entraron en vigor el 30 de
octubre de 2013, por lo que todo pago realizado con anterioridad a esa fecha, no se encontrará sujeto a esta restricción.
Artículo 17, fracción XII.
50. El artículo 17, fracción XIII de la ley, señala como actividad vulnerable a la recepción de donativos por parte de
las asociaciones y sociedades sin fines de lucro, por un valor igual o superior al equivalente a 1,605 veces la UMA. En
este sentido, la recolección e intermediación en la entrega de donativos por parte de una asociación con fines de lucro
no se entenderá como actividad vulnerable siempre que éstos no se registren en su contabilidad. Artículo 17, fracción
XIII.
51. El artículo 17, fracción XIII de la ley, señala como actividad vulnerable a la recepción de donativos por parte de
las asociaciones y sociedades sin fines de lucro, por un valor igual o superior al equivalente a 1,605 veces la UMA. Cabe
señalar que la fracción antes referida no señala calidad específica del donante para determinar si se trata o no de una
actividad vulnerable, ni ninguna otra característica especial en la recepción de la donación por lo que no resulta
relevante para entenderse como actividad vulnerable que el donante sea o no una entidad sin fin de lucro. Artículo 17,
fracción XIII.
52. El artículo 17, en su fracción XIII de la ley, señala como actividad vulnerable a la recepción de donativos, por
parte de las asociaciones y sociedades sin fines de lucro, por un valor igual o superior al equivalente a 1,605 veces la
UMA. Por lo que surgirá la obligación de cumplir con el trámite de alta y registro respectivo cuando en un acto u
operación se reciba un donativo por el monto antes señalado, sin importar si el referido acto u operación no representa
la mayoría de sus ingresos por donación. Artículo 17, fracción XIII.
53. Conforme al artículo 16 del RLFPIORPI, los agentes o apoderados aduanales presentarán sus avisos mediante el
sistema electrónico por el cual se transmite la información del pedimento al SAT (es decir, el Sistema Automatizado
Aduanero Integral).
Cuando no se realicen actos u operaciones relacionados con las mercancías establecidas por la ley, los agentes o
apoderados aduanales deben presentar el informe en “ceros”, conforme al artículo 25 de las reglas de carácter general a
que se refiere la ley, para lo cual tienen que realizar previamente el trámite de alta y registro en el portal de Prevención
de Lavado de dinero. Artículo 17, fracción XIV.
54. En términos del artículo 12 del RLFPIORPI, quienes realicen actividades vulnerables establecidas en el numeral
17 de la ley deberán estar inscritos en el RFC y contar con el certificado vigente de la FIEL correspondiente, para realizar
las acciones relativas al alta y registro ante el SAT para la presentación de los avisos. Por lo que no se realiza ninguna

distinción respecto del registro con dicha actividad ante el SAT, y resulta necesario que los agentes y apoderados
distinción respecto del registro con dicha actividad ante el SAT, y resulta necesario que los agentes y apoderados
aduanales que realicen actividades vulnerables a que se refiere el artículo 17, fracción XIV de la ley realicen el trámite
de alta y registro en términos del reglamento y las reglas de carácter general a que se refiere la ley. Artículo 17, fracción
XIV.
55. Se deberá considerar como fecha del acto u operación, aquella que se establezca de conformidad con la
legislación aduanera, que para tales efectos será la fecha del pedimento respectivo. Artículo 17, fracción XIV.
56. En términos del artículo 18, fracción IV de la ley, quienes realicen la actividad vulnerable de prestación de
servicios de comercio exterior a que se refiere el numeral 17, fracción XIV de la ley, deberán custodiar, proteger ,
resguardar y evitar la destrucción u ocultamiento de la información y documentación que sirva de soporte a dicha
actividad vulnerable, incluyendo la propia que genera el sistema electrónico por el cual se transmita la información del
pedimento al SAT o a cualquiera de sus Unidades Administrativas de acuerdo con la normativa aduanera, de
conformidad con las disposiciones que rigen su operación. Artículo 17, fracción XIV.
57. Las sociedades que los agentes aduanales constituyan para facilitar la prestación de sus servicios de comercio
exterior y que facturen los servicios prestados por esas personas sí serán identificadas como el beneficiario controlador
de quien realiza la actividad vulnerable, siempre y cuando dichas sociedades, en términos de lo establecido en el
artículo 3, fracción III de la ley, obtengan el beneficio derivado de tales actividades y, en última instancia, ejerza los
derechos de uso, goce ,disfrute, aprovechamiento o disposición del servicio respectivo. Artículo 17, fracción XIV.
58. El artículo 16 del reglamento considera como medio de cumplimiento alternativo para la presentación de los
avisos a que se refiere el artículo 17, fracción XIV de la ley, al sistema electrónico por el cual se transmita la información
del pedimento al SAT o a cualquiera de sus unidades administrativas de acuerdo con la normativa aduanera, por lo que,
la información que se envié por ese sistema electrónico, en los términos en el que el mismo se encuentra construido,
cumple con la obligación de presentar los avisos a que se refiere la ley. Artículo 17, fracción XIV.
Arrendamiento de bienes inmuebles. Artículo 17, fracción XV.
59. Quien realiza la actividad vulnerable es quien constituye los derechos de uso o goce sobre el bien inmueble en
cuestión, por lo que será el arrendador quien realiza la actividad vulnerable.
60. La emisión de comprobantes fiscales digitales no puede considerarse como un instrumento cuya emisión dé por
cumplida la obligación de presentación de los avisos a que se refiere la ley, pues los avisos a que hace referencia el
artículo 17 de dicha ley deben ser presentados en términos del numeral 24 de la misma, así como en los formatos
electrónicos que señale la SHCP, mediante publicación en el DO.
61. Conforme a lo establecido por el artículo 5 del reglamento, la fecha del acto u operación que deberá ser
considerada será aquélla en que éstos se hayan celebrado.
En razón de lo anterior, se entenderá se realiza la actividad vulnerable cuando se reciban los recursos destinados al
pago de la mensualidad correspondiente por concepto de renta, es decir cuando se liquide en su totalidad el pago de la
renta mensual correspondiente.
62. En términos del artículo 31 del reglamento de la ley, en caso de recibir en un solo acto u operación el pago de
varias mensualidades, se deberá de efectuar el cálculo mensual correspondiente para determinar el precio o el pago por
el uso o goce temporal del bien inmueble en un mes calendario.
Es decir, únicamente se deberá de presentar el aviso cuando el valor mensual del arrendamiento o la acumulación a
que se refiere el penúltimo párrafo del artículo 17 de la ley sea igual o superior a 3,210 veces la UMA, por lo que en el
caso de recibir varias mensualidades en un solo acto u operación, éste se deberá dividir por cada una de las
mensualidades cubiertas.
63. El contrato de prestación de servicios para el uso o goce temporal de bienes inmuebles no constituye derechos
personales de uso o goce respecto de dichos bienes, en tal virtud y dada su naturaleza jurídica, esos contratos de
prestación de servicios no estarán dentro del supuesto a que se refiere la fracción XV del artículo 17 de la Ley.
64. Los obligados serán cada uno de los copropietarios, tomando en consideración como monto del acto u operación
el total del mismo. Asimismo, al presentar el aviso por el monto total, cada uno de los copropietarios deberá de asentar
únicamente en los datos de liquidación del acto u operación lo relativo a su pago individual.
65. La ley no hace referencia al carácter que pueda revestir el arrendador o el arrendatario sino a la actividad
consistente en la constitución de derechos personales de uso o goce de bienes inmuebles. Por tanto, el hecho de que el
arrendador y el arrendatario sean personas morales pertenecientes al mismo grupo empresarial, no incide en la
determinación de la actividad como vulnerable, por lo que todos los actos u operaciones a los que hace referencia el
artículo 17, fracción XV de la ley, deberán dar cumplimiento a las disposiciones aplicables.
Sin perjuicio de lo anterior, el artículo 27 Bis de las reglas de carácter general a que se refiere la ley establece que en
términos de lo previsto en el último párrafo del numeral 17 de la LFPIORPI no serán objeto de aviso la actividad
vulnerable prevista en el dispositivo 17, fracción XV de la ley, cuando quien la realice y el cliente o usuario formen parte
de un grupo empresarial y la totalidad de la contraprestación haya sido cubierta por conducto de instituciones del
sistema financiero o no exista un flujo de recursos.
66. El artículo 12 de las reglas de carácter general a que se refiere la ley establece que al recabar las copias de los
documentos que deban integrarse a los expedientes de identificación del cliente o usuario, quien realice la actividad

vulnerable de que se trate deberá asegurarse de que éstas sean legibles y cotejarlas contra los documentos originales o
vulnerable de que se trate deberá asegurarse de que éstas sean legibles y cotejarlas contra los documentos originales o
copias certificadas correspondientes.
Aunado a lo anterior, deberán observar lo señalado por los artículos 11 y 37 de las reglas, en el sentido de que
quienes realicen actividades vulnerables deberán contar con un documento en el que desarrollen sus lineamientos de
identificación de clientes y usuarios, así como los criterios, medidas y procedimientos internos que se requieran para su
debido cumplimiento, además de los relativos a la verificación y actualización de los datos proporcionados por los
clientes y usuarios. Artículo 18, fracción I.
67. El artículo 18, fracción IV de la LFPIORPI, contempla que la conservación de información podrá realizarse de
manera electrónica o física, por un plazo de cinco años, contado a partir de la fecha de realización de la actividad
vulnerable, por lo que es potestad de quienes realizan las actividades vulnerables el determinar los medios para la
conservación de la referida información y documentación. Artículo 18, fracción IV.
68. De conformidad con lo establecido en el artículo 7 del RLFPIORPI, en relación con el numeral 19 de las reglas de
carácter general a que se refiere la ley se deberá efectuar el seguimiento y acumulación considerando únicamente los
actos u operaciones celebrados con cada cliente o usuario en lo individual, por tal periodo. Artículo 19.
69. En el caso en que dos actividades vulnerables coexistan en un mismo acto u operación, implica que son dos actos
u operaciones distintos, y las obligaciones que deriven de los mismos en términos de la ley deberán de ser observadas,
en su caso, por cada uno de los sujetos implicados en el acto u operación que marca la fracción correspondiente del
artículo 17 de la ley. Artículo 23.

Avisos
70. Se presenta un aviso por cada acto u operación que efectúe quien realice la actividad vulnerable de que se trate,
tomando en cuenta el umbral a que hace referencia cada una de las fracciones del artículo 17 de la ley. Artículo 24.
71. No se presentan avisos cuando quienes realicen actividades vulnerables no realicen actos u operaciones objeto
de aviso, en el periodo de que se trate; sin embargo, deberán de presentar un informe en el cual se establezca que en
ese periodo no se realizó ningún acto u operación objeto de aviso. Artículo 25.
Monedas y billetes, en moneda nacional o divisas y metales preciosos. Artículo 32, fracción II.
72. Las prohibiciones al uso son aplicables a todas las personas que liquiden o paguen, así como acepten la
liquidación o el pago de actos u operaciones con esos instrumentos de pago y no únicamente a quienes realicen las
actividades vulnerables que se encuentran establecidas el artículo 17 de la LFPIORPI.
73. Se podrán dar o aceptar para cubrir las obligaciones de pago hasta por debajo del monto máximo que establece
en cada uno de los supuestos del artículo 32 de la ley, ya sea que éste se cubra en una o varias exhibiciones, en términos
de lo señalado en el numeral 42, fracción I del RLFPIORPI.
74. La ley y sus normas secundarias no establecen excepciones respecto de la aceptación del pago en efectivo a
través del uso de cuenta o depósito bancario, por lo que si bien es cierto al realizar un depósito en efectivo se hace uso
de los servicios de las instituciones financieras, no se está aceptando, para cubrir las referidas obligaciones,
instrumentos de liquidación o de pago distintos, en términos de lo señalado en el artículo 44 del RLFPIORPI, por lo que
en este caso la restricción es aplicable, aun cuando la operación se liquide mediante depósito bancario en efectivo.
Aunado a lo anterior, se deberá tomar en consideración que un depósito en efectivo en las cuentas de quien
realiza la actividad vulnerable se incorporará de manera directa en su patrimonio, de igual manera a que si
aceptara el pago en efectivo en sus sucursales.

NOTAS AL PIE DE PÁGINA


1

El notario público es el profesional del Derecho investido de fe pública por el Estado, y quien tiene a su
cargo recibir, interpretar, redactar y dar forma legal a la voluntad de las personas que ante él acuden, y
conferir autenticidad y certeza jurídica a los actos y hechos pasados ante su fe, mediante la consignación de
los mismos en instrumentos públicos de su autoría (artículo 42 de la Ley del Notariado para el Distrito
Federal).

Por otra parte, la función del corredor público es actuar como fedatario público para hacer constar los
contratos, convenios y actos jurídicos de naturaleza mercantil, excepto tratándose de inmuebles, así como en
la emisión de obligaciones y otros títulos valor; en hipotecas sobre buques, navíos y aeronaves que se
celebren ante él, así como para hacer constar los hechos de naturaleza mercantil, además de actuar como
fedatario en la constitución y en los demás actos previstos por la Ley General de Sociedades Mercantiles
(LGSM), incluso aquéllos en los que se haga constar la representación orgánica (artículo 6, fracciones V y VI
de la Ley Federal de Correduría Pública (LFCP), publicada en el DOF de 29 de diciembre de 1992)

Entre esos instrumentos está la póliza, que es el documento redactado por el corredor para hacer constar
en él un acto jurídico, convenio o contrato mercantil en el que esté autorizado a intervenir como fedatario;
mientras que el acta es la relación escrita de un hecho jurídico de naturaleza mercantil.

Las actas y pólizas autorizadas por los corredores son instrumentos públicos, y los asientos de su libro de
registro así como las copias certificadas y demás ejemplares que expida de las pólizas, actas y asientos, en los
que esté autorizado a intervenir como fedatario son documentos públicos que hacen prueba plena de los
contratos, actos jurídicos y hechos respectivos (artículo 18 de la LFCP).

La escritura es cualquiera de los instrumentos públicos en original que se asienta en folios para hacer
constar uno o más actos jurídicos, y que una vez firmados por los comparecientes, el notario los autoriza con
su sello y firma. El acta notarial es el instrumento público original en que el notario, a solicitud de la parte
interesada, relaciona para hacer constar bajo su fe, uno o varios hechos presenciados por él o que le consten,
y que asienta en los folios del protocolo a su cargo con la autorización de su firma y sello (artículos 100 y 125
de la Ley del Notariado para el Distrito Federal)

La Policía Federal es un órgano administrativo desconcentrado de la Comisión Nacional de Seguridad, de


acuerdo con el artículo 2 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal (LOAPF) publicada en el
DOF del 2 de enero de 2013

El Ministerio Público es la fiscalía u órgano acusador que, como representante de la sociedad, monopoliza
el ejercicio de la acción penal en nombre del Estado, y busca que se cumpla la voluntad de la ley. En toda
acción penal se le considera la parte acusadora, de carácter público, encargada por el Estado de exigir la
actuación de la pretensión punitiva en contra de quienes cometen ilícitos y el resarcimiento o reparación del
daño causado.

Es un órgano con poder de mando, radicado en el procurador, que se auxilia de órganos encargados de la
investigación policiaca y técnico-científica, para la persecución de los delitos y el ejercicio de la acción penal,
además de intervenir en otros procedimientos judiciales para la defensa de intereses sociales de ausentes,
menores e incapacitados, y como consultor y asesor de los jueces y tribunales.

El Ministerio Público es un órgano independiente frente al Poder Judicial y al Poder Ejecutivo, que se
encarga de investigar los delitos denunciados o de oficio, con base en pruebas. Desde que tiene conocimiento
de un hecho delictivo inicia su investigación, con lo que podrá o no ejercitar la acción penal en contra del
indiciado ante el órgano jurisdiccional correspondiente. De no existir denuncia, acusación o querella, no
podrá desempeñar su función

Esto es, la SHCP, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Comisión Nacional de Seguros y
Fianzas (CNSF)
6

Los que señala el Código Fiscal de la Federación (CFF)

Los que se señalan en las leyes específicas que regulan a las entidades financieras

Según el RLOPGR, publicado en el DOF el 23 de julio de 2012

La página electrónica que se dé a conocer en las resoluciones por las que se determinen y expidan los
formatos oficiales para el alta y registro, así como para la presentación de avisos, mediante publicación en el
DOF

10

La relación de negocios es aquélla establecida de manera formal y cotidiana entre quien realiza una
actividad vulnerable y sus clientes o usuarios, excluyendo los actos u operaciones que se celebren
ocasionalmente.

Se entenderá por formal y cotidiano cuando, al amparo de un contrato, un cliente o usuario pueda
realizar con quienes realizan actividades vulnerables, actos u operaciones que no se extingan con la
realización de los mismos, es decir, que el contrato perdure en el tiempo, y por acto u operación ocasional,
cuando por su simple ejecución el mismo se extinga, siendo o no formal

11

Un grupo empresarial es el conjunto de personas morales organizadas bajo esquemas de participación


directa o indirecta del capital social, en las que una misma sociedad mantiene el control de dichas personas
morales
EFECTOS FISCALES EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE LAVADO DE
DINERO
Capítulo III. ACTIVIDADES VULNERABLES DE LA ECONOMÍA NACIONAL Y SUS EFECTOS
FISCALES

CAPÍTULO III

ACTIVIDADES VULNERABLES DE LA
ECONOMÍA NACIONAL Y SUS EFECTOS
FISCALES

3.1. CONCEPTO DE ACTIVIDADES VULNERABLES

Las actividades vulnerables son los actos, operaciones y servicios que realizan las entidades financieras y los
prestadores de servicios, y que son susceptibles de utilizarse como inyectores de dinero ilícito.

Las actividades económicas son el conjunto de tareas y procesos que se desarrollan para producir los bienes y
servicios necesarios que satisfagan la demanda de la sociedad, y se clasifican comúnmente en actividades primarias,
secundarias y terciarias; mientras que las actividades vulnerables son aquellas que están en alto riesgo de ser “presa
fácil” de la delincuencia o de caer en actos ilícitos debido principalmente a las siguientes causas:
a) Por las costumbres y hábitos de la propia actividad, como el pago y cobro en efectivo.
b) Por las necesidades de flujo de efectivo de las empresas.
c) Debido a que su mercado está total o parcialmente involucrado en la economía informal.
d) Por los actos de corrupción.
Por lo regular, estas actividades económicas son desarrolladas por empresas que por su capacidad limitada no
pueden prevenir ni resistir los embates de la tentación de las propuestas o supuestas “oportunidades de negocio” en las
pueden prevenir ni resistir los embates de la tentación de las propuestas o supuestas “oportunidades de negocio” en las
que deberán correr un riesgo a cambio de la posibilidad de obtener un margen de utilidad que les permita seguir
operando y creciendo, y que van desde una complicidad hasta la comisión directa de un delito penal de los enmarcados
en las diversas operaciones del lavado de dinero.
En este capítulo sólo se abordarán las actividades relacionadas con la economía nacional sin incluir al sector
financiero.
Existen dos maneras en las cuales pueden ejecutarse las actividades vulnerables:
Habitual: Actividad que se desarrolla con frecuencia, con constancia, de manera cotidiana; la palabra viene de
hábito, que denota o demuestra que se tiene experiencia.
Profesional: Actividad realizada con responsabilidad y cuidado para garantizar la calidad del producto o servicio
mediante la habilidad, experiencia, destreza y preparación en el oficio, profesión o cualquier actividad.

3.2. EFECTO FISCAL DEL LAVADO DE DINERO EN LAS ACTIVIDADES VULNERABLES

El artículo 108, tercer párrafo del Código Fiscal de la Federación (CFF), señala que se presume cometido el delito de
defraudación fiscal cuando existan ingresos derivados de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Esto implica que no comprende a los ingresos que, en un momento dado, el contribuyente no haya declarado con el
fin de omitir parcial o totalmente el impuesto, independientemente de que también se considera defraudación fiscal,
pero por evasión fiscal, pues los ingresos son generados por la realización de su propia actividad.
Es importante mencionar que los ingresos a los que se refiere el artículo citado no son los del contribuyente, sino del
capital que pudiese haber entrado a la contabilidad tanto del contribuyente o del no contribuyente, por las siguientes
razones:
a) Ingresos cobrados por una sobrefacturación y retornados ante una supuesta erogación.
b) Ingresados a la empresa como préstamo o inversión de accionistas.
c) Como un préstamo.
d) Por donación.
El lavado de dinero se da a la inversa del concepto de lo que es la evasión fiscal, en la cual lo principal es acumular la
mayor cantidad de ingresos y pagar el impuesto, por lo que estaríamos hablando de que a la delincuencia organizada le
costaría alrededor de un 30% la conversión del dinero ilícito en lícito, mediante la simulación de actos y operaciones,
facilitando su operación delictiva al actuar como supuestos empresarios.
Pero indudablemente se requiere la complicidad de los administradores de empresas que realizan actividades
vulnerables para que los delincuentes tengan éxito en sus operaciones de lavado de dinero.
Entonces, tenemos que:
a) La discrepancia fiscal es igual a la defraudación fiscal, que es igual al delito penal. Esto surge cuando la autoridad
detecta erogaciones mayores a los ingresos declarados y no se logra comprobar su origen, por lo que presume que este
último se deriva del producto de alguna actividad ilícita.
b) En la simulación, el supuesto más común es el sobreprecio, por lo regular en la prestación de servicios
profesionales, con uno o más actos de contratos donde están involucrados administradores, contadores públicos,
licenciados en Derecho y arquitectos.
Independientemente de que la discrepancia y la simulación son delitos fiscales que ameritan una sanción penal,
ambos pueden llevar a la presunción por parte de la autoridad de que se encuentra ante un delito de defraudación fiscal
en la modalidad de “utilización de recursos de procedencia ilícita”.
Ahora bien, la efectividad de las medidas de detección e identificación de operaciones con recursos de procedencia
ilícita se encuentran:
a) En la inversión del accionista en la empresa.
b) En la adquisición de bienes inmuebles.
c) En la adquisición de bienes y servicios.
d) Por el nivel de consumo de la persona física.
e) Mediante la información de terceros, como pueden ser el sistema financiero, los prestadores de servicios y las
declaraciones informativas ante las autoridades como el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el Instituto
Mexicano del Seguro Social (IMSS) y las tesorerías locales de las entidades federativas.

3.3. JUEGOS CON APUESTAS, CONCURSOS Y SORTEOS

Son las actividades vinculadas a la práctica de juegos con apuesta, concursos o sorteos que realicen organismos
descentralizados conforme a las disposiciones legales aplicables, o que se realicen al amparo de los permisos vigentes
concedidos por la Secretaría de Gobernación (SG) bajo el régimen de la Ley Federal de Juegos y Sorteos (LFJS) y el
Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos (RLFJS), bajo las siguientes modalidades (ya sea que se realicen de
manera individual o en serie de transacciones vinculadas entre sí en apariencia con las personas que participen en
esos juegos, concursos o sorteos):
a) La venta de boletos, fichas o cualquier otro tipo de comprobante similar para la práctica de esos juegos,
concursos o sorteos.
b) El pago del valor que representen tales boletos, fichas o recibos.
c) En general, la entrega o pago de premios.
d) La realización de cualquier operación financiera.
Se considera como venta de boletos, fichas o cualquier otro comprobante similar, a cualquier acto u operación
por medio del cual se reciban recursos que permitan la realización de actividades vinculadas con la práctica de juegos
con apuesta, concursos o sorteos.
Una actividad se considera vulnerable siempre que el valor de cualquiera de las operaciones sea por una cantidad
igual o superior al equivalente a 325 veces el salario mínimo general del Distrito Federal, ahora Ciudad de México
(VSMGDF), o su equivalente en la Unidad de Medida y Actualización (UMA), y se presentará el aviso ante la Secretaría de
Hacienda y Crédito Público (SHCP) cuando supere el equivalente a 645 VSMGDF. Es decir, se considerará “vulnerable” si
la operación es mayor a $26,195, y se presentará el aviso cuando sea mayor a $51,987.

3.3.1. DEFINICIONES

Para lo anterior, el artículo 3 del RLFJS, publicado en el DOF el 17 de septiembre de 2004, señala las siguientes
definiciones:
Apuesta: Monto susceptible de apreciarse en moneda nacional que se arriesga en un juego contemplado por la LFJS
y regulado por su reglamento, con la posibilidad de obtener o ganar un premio, cuyo monto, sumado a la cantidad
arriesgada, deberá ser superior a ésta.
Juego con apuesta: Juegos de todo orden en que se apuesta, previstos en la citada ley y su reglamento, autorizados
por la SG.
Sorteo: Actividad en la que los poseedores o titulares de un boleto, mediante la selección previa de un número,
combinación de números o cualquier otro símbolo, obtienen el derecho a participar ya sea de manera gratuita o
mediante un pago en un procedimiento previamente estipulado y aprobado por la SG, conforme al cual se determina al
azar un número, combinación de números, símbolo o símbolos que generan uno o varios ganadores de un premio.
Azar: Casualidad a la que se fía el resultado de un juego, el cual es completamente ajeno a la voluntad del jugador.
Boleto: Documento o registro electrónico autorizado que acredita al portador o titular el derecho de participar en un
juego con apuesta o sorteo y garantiza sus derechos, según sea el caso, los cuales deberán estar impresos en el mismo
documento, o bien, contenidos en el sistema en donde se resguarden los registros.
Premio: Retribución en efectivo o en especie que obtiene el ganador de un juego con apuestas o sorteo.
Valor de la emisión: Monto total, cuantificado en dinero, del valor nominativo de los comprobantes de participación
en un sorteo.
Establecimiento: Lugar abierto o cerrado en el que se efectúan juegos con apuestas o sorteos, con permiso vigente,
otorgado por la SG en los términos de la LFJS y el RLFJS.
Permisionario: Persona física o moral a quien la SG otorga un permiso para realizar alguna actividad en materia de
juegos con apuestas y sorteos permitida por la ley y su reglamento.

3.3.2. AUTORIZACIÓN

La SG expedirá los permisos a los particulares para que puedan operar en la celebración de juegos con apuestas y
sorteos, siempre y cuando estén debidamente constituidos conforme a las leyes mexicanas, de acuerdo con las reglas
siguientes:
a) Sólo sociedades mercantiles para la apertura y operación del cruce de apuestas en hipódromos, galgódromos,
frontones, así como para la instalación de centros de apuestas remotas y salas de sorteos de números. El permiso deberá
frontones, así como para la instalación de centros de apuestas remotas y salas de sorteos de números. El permiso deberá
otorgarse únicamente con relación a un establecimiento, y por ningún motivo podrán operar diversos establecimientos
bajo un mismo permiso.
b) Personas morales para la apertura y operación del cruce de apuestas en ferias.
c) Sociedades mercantiles y personas físicas para la apertura y operación del cruce de apuestas en carreras de
caballos en escenarios temporales y peleas de gallos.
d) Personas físicas y morales para organizar sorteos.
Ahora bien, para obtener un permiso el solicitante deberá cumplir con los siguientes requisitos:

• Presentar solicitud por escrito en el formato que establezca la SG.


• Presentar copia de la constancia de inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) o cédula de
identificación fiscal.

Tratándose de personas físicas:


a) Señalar nombre, nacionalidad, domicilio y adjuntar copia de identificación oficial con fotografía del solicitante.
b) Declarar, bajo protesta de decir verdad, que no ha sido procesado ni condenado por delito doloso de índole
patrimonial, fiscal ni relacionado con la delincuencia organizada u operaciones con recursos de procedencia ilícita.
Tratándose de personas morales:
a) Exhibir testimonio o copia certificada de su acta constitutiva debidamente inscrita en el Registro Público de la
Propiedad y en el Registro Público de Comercio que corresponda, o del instrumento jurídico de su creación, por el que se
acredite que se encuentra debidamente constituida conforme a las leyes mexicanas.
b) Acreditar la representación legal de la solicitante, mediante poder otorgado ante fedatario público o el
instrumento jurídico en que consten las facultades de representación.
c) Exhibir a la SG una fianza que garantice el cumplimiento del pago de los premios, así como su base de cálculo,
salvo que se trate de instituciones públicas o de aquellas que se encuentren eximidas conforme a las leyes respectivas.
Los formatos y demás información necesaria para tramitar los permisos correspondientes estarán a disposición de
los interesados en las oficinas de la Dirección General de Juegos y Sorteos, en las de la SG en los estados de la República y
a través de Internet, en la página correspondiente.

3.3.3. OBLIGACIONES FISCALES

Entre las obligaciones fiscales que tienen estos contribuyentes están las que contempla la Ley del Impuesto Especial
sobre Producción y Servicios (LIESPYS) acerca de las características del sistema de cómputo, mismo que deberá
proporcionar información en tiempo real.
Al respecto, el artículo 20 de la LIESPYS dispone que los contribuyentes que de manera habitual realicen juegos con
apuestas y sorteos en establecimientos fijos estarán obligados a llevar los sistemas de cómputo siguientes:
a) Sistema central de apuestas en el que se registren y totalicen las transacciones efectuadas con motivo de los
juegos con apuestas y sorteos que realicen.
b) Sistema de caja y control de efectivo, en el que se registre cada una de las cantidades efectivamente percibidas de
los participantes por las actividades de juegos con apuestas y sorteos.
c) Llevar un sistema de cómputo mediante el cual se proporcione al SAT, de manera permanente, la información en
línea y en tiempo real de los sistemas de registro mencionados en el primer punto. El SAT establecerá mediante reglas
de carácter general las características técnicas, de seguridad y requerimientos de información que deberá contener ese
sistema.
El incumplimiento de cualquiera de las obligaciones mencionadas será sancionado con clausura (de uno a dos
meses) del establecimiento o establecimientos que tenga el contribuyente en los que se realicen las actividades de juegos
con apuestas y sorteos, cuyas operaciones deban ser registradas en los sistemas de cómputo.
No aplicará esa sanción cuando el incumplimiento se deba a fallas en los sistemas de cómputo cuyas causas no sean
imputables a los contribuyentes, siempre y cuando éstos presenten un aviso al SAT en el plazo y términos que a través
de las reglas de carácter general emita ese órgano desconcentrado.
Las obligaciones establecidas no son exigibles para las personas exentas del pago del impuesto por las actividades
mencionadas.

3.3.4. PRÁCTICAS RECURRENTES

La inyección del dinero ilícito en este tipo de negocios se podría dar con operaciones en efectivo bajo la modalidad
de “acarreo hormiga”, adquiriendo boletos e induciendo ganancias que generen una utilidad fiscal, para así seguir
manteniendo la operación del negocio con una solvencia más que suficiente “para erogar todas las deducciones
posibles”.

3.4. EMISIÓN Y COMERCIALIZACIÓN

El emisor de un negocio, bajo su propia responsabilidad, cubre los derechos que se generen al cliente o usuario
respecto del producto o servicio que adquiera, pues cuenta con la infraestructura tanto económica como física para
evitar cualquier perjuicio para el usuario.
La comercialización es el conjunto de actividades y recursos necesarios y pertinentes para hacer llegar un producto
o servicio al cliente, usuario o consumidor, incluyendo la publicidad y la promoción como herramientas de suma
importancia para promover el negocio.

3.4.1. TARJETAS PREPAGADAS Y DE SERVICIOS

Ahora bien, el artículo 17, fracción II de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con
Recursos de Procedencia Ilícita (LFPIORPI), señala como “actividad vulnerable” la emisión o comercialización de tarjetas
de servicios, de crédito, prepagadas, y todas aquellas que constituyan instrumentos de almacenamiento de valor
monetario que no sean emitidas o comercializadas por entidades financieras, siempre y cuando en función de tales
actividades, el emisor o comerciante de esos instrumentos:
a) Mantenga una relación de negocios con el adquirente, entendiéndose como tal la establecida de manera formal
y cotidiana entre quien realiza una actividad vulnerable y sus clientes, excluyendo los actos u operaciones que se
celebren ocasionalmente, sin perjuicio de los que establezcan otras disposiciones legales o reglamentarias.
b) Dichos instrumentos permitan la transferencia de fondos, es decir, que las tarjetas adquieran un valor
pecuniario.
c) Su comercialización se haga de manera ocasional.

Se considera como actividad vulnerable la transacción con tarjetas de servicios o de crédito cuando el gasto mensual
acumulado en la cuenta de la tarjeta sea igual o superior al equivalente a 805 veces la UMA ($64,883), y el emisor tendrá
la obligación de presentar el aviso correspondiente ante la SHCP cuando el monto rebase 1,285 veces la UMA ($103,571).
En el caso de las tarjetas prepagadas, cuando su comercialización se realice por una cantidad igual o superior al
equivalente a 645 veces la UMA por operación ($51,987) se considerará actividad vulnerable, y también se tendrá que
presentar el aviso ante la SHCP, con lo que la zona de vulnerabilidad comienza desde el momento en que se ejerza esa
actividad. Por otra parte, los demás instrumentos de almacenamiento de valor monetario serán regulados por el
Reglamento de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita
(RLFPIORPI).

La disposición anterior aplica para todas las empresas que no sean entidad financiera y cuya emisión represente un
valor económico.
Estas actividades se consideran de riesgo porque se utilizan para la simulación de operaciones, lo cual, dentro de la
oferta y la demanda, es una herramienta útil para la adquisición de bienes y servicios. Algunas leyes prohíben no el uso,
sino la finalidad de fondo. Por ejemplo, en materia electoral, los partidos políticos pueden utilizar esas tarjetas para
coaccionar el voto de grupos sociales marginados, lo que conlleva un objetivo o fondo netamente político.
Serán considerados instrumentos de almacenamiento de valor monetario, los siguientes:
a) Los vales o cupones, impresos o electrónicos, que puedan ser utilizados o canjeados para la adquisición de bienes

o servicios, cuando su emisión o comercialización sea por una cantidad igual o superior al equivalente de 645 veces el
o servicios, cuando su emisión o comercialización sea por una cantidad igual o superior al equivalente de 645 veces el
valor de la la UMA por operación.
Además, serán objeto de aviso cuando la emisión o comercialización de los vales o cupones sea igual o superior al
equivalente a 645 veces la UMA, y
b) Los monederos electrónicos, certificados o cupones a los que, sin que exista un depósito previo del titular de esos
instrumentos, les sean abonados recursos provenientes de premios, promociones, devoluciones o derivado de
programas de recompensas comerciales y puedan ser utilizados para la adquisición de bienes o servicios en
establecimientos distintos al emisor de los referidos instrumentos o para la disposición de dinero en efectivo a través de
cajeros automáticos o terminales punto de venta o cualquier otro medio, cuando su emisión o comercialización sea por
una cantidad igual o superior al equivalente a 645 veces el valor de la UMA por operación.
Asimismo, serán objeto de aviso las actividades anteriores cuando el monto de la emisión o comercialización sea
igual o superior al equivalente a 645 veces el valor de la UMA.
Para efectos de las tarjetas prepagadas e instrumentos de almacenamiento de valor monetario, se entenderá
también por “comercialización” –y por tanto, objeto de identificación y aviso– el abono de recursos a los referidos
instrumentos de almacenamiento de valor monetario con posterioridad a su emisión.

3.4.2. CHEQUES DE VIAJERO

Algunas empresas emiten cheques de viajero para transferir fondos de un lugar a otro, como una medida de
seguridad, y por lo regular están relacionadas con la actividad del turismo. Como un servicio adicional, estos cheques
protegen al cliente con un seguro para que no tenga que exponerse a los riesgos e incomodidades de llevar dinero en
efectivo.
Los cheques de viajero serán objeto de la presentación del aviso ante la SHCP cuando su emisión o comercialización
sea igual o superior al equivalente a 645 veces el valor de la UMA (aproximadamente $51,987) y les aplican las mismas
disposiciones que a las empresas que emiten y comercializan tarjetas prepagadas.

3.5. PRÉSTAMOS

Consisten en el ofrecimiento habitual o profesional de operaciones de mutuo o garantía, o de otorgamiento de


préstamos o créditos, con o sin garantía, por parte de sujetos distintos a las entidades financieras, y se deberá presentar
aviso ante la SHCP cuando el acto u operación sea por una cantidad igual o superior al equivalente a 1,605 veces el valor
de la UMA.
Se tendrá por realizado el acto u operación cuando se realice la suscripción del contrato, instrumento o título de
crédito correspondiente.

Quizá el ejemplo más común de la actividad de los préstamos lo tenemos en las casas de empeño, que ofrecen
préstamos con garantía y están reguladas por la Ley Federal de Protección al Consumidor.

3.5.1. EL CONTRATO DE MUTUO


Es el contrato por medio del cual una persona llamada mutuante se obliga a transferir la propiedad de una suma de
dinero o de otras cosas fungibles a otra llamada mutuataria, quien se obliga a entregar otro tanto de la misma especie y
calidad. Es un contrato traslativo de dominio, principal, bilateral, gratuito por naturaleza y oneroso por excepción.
Es traslativo de dominio porque se transfiere la propiedad de dinero o de un bien fungible; principal debido a que
para su existencia o validez no tendrá dependencia de otro contrato, es decir, tiene un fin específico y vida propia;
bilateral, dado que se crean derechos y obligaciones, razón por la cual el mutuante transmite la cantidad de dinero o
bienes fungibles y el mutuatario debe restituir otro tanto de la misma especie y calidad; gratuito por naturaleza, pues
el mutuatario no está obligado a pagar contraprestación alguna si ésta no se pacta expresamente, y es oneroso por
excepción cuando se establece una contraprestación a la que comúnmente se le llama “interés”, pudiendo ser en dinero
o en especie.
Para dar validez al contrato de mutuo no es necesario ejecutar algún formalismo, por lo que puede hacerse de
manera verbal, por escrito privado o en escritura pública. Este contrato de mutuo es de tracto sucesivo, debido a que las
prestaciones se cumplen a través de cierto tiempo.
Esto es, que la obligación de restituir la cantidad mutuada se acuerda en un periodo determinado, pero deben
pagarse intereses por el transcurso del tiempo; y es conmutativo, porque en el momento de la celebración del contrato el
mutuante y el mutuatario conocen las cargas y los gravámenes debido a que son ciertos y determinados.

Los diversos tipos de contrato de mutuo tienen una clasificación de acuerdo con la naturaleza de la operación. Así,
se habla de un “contrato mutuo civil” cuando no sea considerado “mercantil” o esté regulado por alguna ley especial.

3.5.2. MUTUO MERCANTIL

En el contrato de mutuo mercantil, el préstamo contraído se señala en el concepto y se expresa que las cosas
prestadas serán destinadas a actos de comercio y no para fines ajenos a éste, por lo que se presume como mercantil el
préstamo que se realiza entre comerciantes. Este contrato se caracteriza por ser de naturaleza onerosa y entre los
diversos tipos de mutuos mercantiles están: la apertura de créditos; simple o en cuenta corriente; cartas de crédito;
emisión de obligaciones, etcétera.
El contrato mutuo bancario es emitido y regulado por las instituciones bancarias que señala la Ley de Instituciones
de Crédito (LIC) y en él se aplica, de manera supletoria, la Ley Mercantil.

3.5.3. MUTUO ADMINISTRATIVO


Estos contratos son otorgados por instituciones de la administración pública federal y tienen una regulación
específica en las propias leyes, en las que ya están predefinidas las garantías, plazo, interés, seguro de vida, etc. Un
ejemplo de esto lo encontramos en los contratos contemplados por la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda
para los Trabajadores (LINFONAVIT), mismos que tendrán la aplicación supletoria del Código Civil Federal (CCF).
En el contrato de mutuo simple, el mutuatario no está obligado a pagar ninguna contraprestación por lo recibido, y
en el mutuo con interés, el mutuatario se obliga expresamente a pagar una retribución en dinero o en otros bienes.
El artículo 2395 del CCF, en lo referente al interés legal, señala que debiese ser un 9% anual como interés
convencional, previo acuerdo entre los contratantes, aunque puede ser mayor o menor a ese porcentaje.

3.5.4. OBLIGACIONES DE LAS CASAS DE EMPEÑO

Las casas de empeño deberán:


a) Informar a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) acerca de cualquier cambio o modificación en la
información registrada mediante la presentación de un aviso dentro de los 30 días naturales siguientes a la fecha en que
se realizó el cambio.
b) Transparentar sus operaciones, por lo que colocarán en su publicidad o en todos sus establecimientos abiertos al
público, de manera permanente y visible, una pizarra de anuncios o medio electrónico informativo que tendrá como
propósito brindar información a los consumidores sobre los términos y condiciones de esos contratos.
Además, deberán informar el costo diario totalizado, así como el costo mensual totalizado de sus operaciones,
expresados en tasas de interés porcentual sobre el monto prestado, mismos que para fines informativos y de
comparación incorporarán la totalidad de los costos y gastos inherentes al contrato de mutuo durante ese periodo.
Esa información deberá resaltarse en caracteres distintivos de manera clara, notoria e indubitable para permitir su
fácil comprensión y comparación por parte de los consumidores.
c) Cumplir con los requisitos que fije la Norma Oficial Mexicana (NOM) que expida al efecto la Secretaría de
Economía (SE), misma que determinará, entre otros: los elementos de información a incluir en el contrato de adhesión
que se utilizará para formalizar las operaciones; las características de la información que se proporcionará al
consumidor, y la metodología para determinar la información relativa a la totalidad de los costos asociados a la
operación.
d) Establecer procedimientos que garanticen al pignorante la restitución de la prenda. En caso de que el bien sobre
el que se constituyó la prenda haya sido robado, extraviado o sufra algún daño o deterioro, el pignorante podrá optar
por la entrega del valor del bien conforme al avalúo o por la entrega de un bien del mismo tipo, valor y calidad.
Tratándose de metales preciosos, el valor de reposición del bien no podrá ser inferior al valor real que tenga el
metal en el mercado al momento de la reposición.
Cualquier infracción a lo anterior se considerará particularmente grave y será sancionada.

Reportes
Las casas de empeño deberán hacer del conocimiento de la procuraduría estatal que corresponda, mediante un
reporte mensual, los siguientes actos o hechos que estén relacionados con las operaciones que realizan:
a) Los casos en que un cliente haya empeñado tres o más artículos iguales o de naturaleza similar en una o más
sucursales o unidades de negocio de una misma casa de empeño.
b) Cuando racionalmente se pueda estimar que existe un comportamiento atípico del pignorante, el cual permita
suponer que los bienes prendarios son objetos provenientes de hechos ilícitos.
Para efectos de estos supuestos, las casas de empeño deberán proporcionar a la procuraduría estatal que
corresponda los siguientes datos del cliente involucrado: nombre, domicilio, copia de la identificación oficial contra la
cual se cotejó la firma del contrato respectivo, y tipo de bien o bienes empeñados con el importe de los montos
correspondientes.
En los casos en que se presuma la comisión de un delito, a solicitud del Ministerio Público Federal las prendas
empeñadas podrán quedar en calidad de depósito en la casa de empeño, sin que se pueda disponer de ellas de manera
alguna hasta en tanto no se concluya la averiguación previa.
Si concluida ésta, el Ministerio Público Federal determina que existen elementos para ejercer la acción penal, la
custodia de las prendas quedará sujeta a lo que en su oportunidad dicte la autoridad competente. En caso de determinar
que no existen elementos para ejercer la acción penal, esta autoridad competente notificará a la casa de empeño para
liberar el mencionado depósito.

Operaciones a crédito
En toda operación a crédito se deberá:
a) Informar al consumidor previamente sobre el precio de contado del bien o servicio de que se trate; el monto y
detalle de cualquier cargo, si lo hubiera; el número de pagos a realizar y su periodicidad; el derecho que tiene a liquidar
anticipadamente el crédito con la consiguiente reducción de intereses, en cuyo caso no se le podrán hacer más cargos
que los de renegociación del crédito, si la hubiere. Los intereses, incluidos los moratorios, se calcularán conforme a una
tasa de interés fija o variable.
b) En caso de existir descuentos, bonificaciones o cualquier otro motivo por el cual sean diferentes los pagos a
crédito y de contado, esa diferencia deberá comunicarse al consumidor. De utilizarse una tasa fija, también se
informará al éste el monto de los intereses a pagar en cada periodo, y de utilizarse una tasa variable, se le informará
sobre la regla de ajuste de la tasa, la cual no podrá depender de decisiones unilaterales del proveedor, sino de las
variaciones que registre una tasa de interés representativa del costo del crédito al consumidor, la cual deberá ser
fácilmente verificable por el mismo.
c) Informar al consumidor el monto total a pagar por el bien, producto o servicio de que se trate incluyendo, en su
caso, número y monto de los pagos individuales, así como los intereses, comisiones y cargos correspondientes, incluidos
los fijados por pagos anticipados o por cancelación, proporcionándole debidamente desglosados los conceptos
correspondientes.
d) Respetar el precio que se haya pactado originalmente en operaciones a plazo o con reserva de dominio, salvo lo
dispuesto en otras leyes o por Convenio en contrario.
e) En caso de haberse efectuado la operación, el proveedor deberá enviar al consumidor al menos un estado de
cuenta bimestral –por el medio que éste elija– con la información relativa a cargos, pagos, intereses y comisiones, entre
otros rubros.
En los contratos de compra-venta a plazo o de prestación de servicios con pago diferido, se calcularán los intereses
sobre el precio de contado menos el enganche que se hubiera pagado.
Únicamente se podrán capitalizar intereses cuando exista acuerdo previo de las partes, en cuyo caso el proveedor
deberá proporcionar al consumidor el estado de cuenta mensual. Es improcedente el cobro que contravenga lo
dispuesto en este párrafo.
Los intereses se causarán exclusivamente sobre los saldos insolutos del crédito concedido y su pago no podrá ser
exigido por adelantado sino únicamente por periodos vencidos.
En los casos de compra-venta a plazos de bienes muebles o inmuebles, si se rescinde el contrato, tanto el vendedor
como el comprador deben restituirse mutuamente las prestaciones que se hubieren hecho. El vendedor que hubiera
entregado la cosa tendrá derecho a exigir por el uso de ella el pago de un alquiler o renta y, en su caso, una
compensación por el demérito que haya sufrido el bien.
El comprador que haya pagado parte del precio tiene derecho a recibir los intereses computados conforme a la tasa
que, en su caso, se haya aplicado a su pago.
En los casos de operaciones en que el precio deba cubrirse en exhibiciones periódicas, cuando se haya pagado más
de una tercera parte del precio o del número total de los pagos convenidos y el proveedor exija la rescisión o
cumplimiento del contrato por mora, el consumidor tendrá derecho a optar por la rescisión o por el pago del adeudo
vencido más las prestaciones que legalmente procedan. Los pagos que realice el consumidor, aun en forma
extemporánea y que sean aceptados por el proveedor, liberan a aquél de las obligaciones inherentes a esos pagos.
Cualquier cargo que se prevea hacer con motivo de la expedición de un crédito al consumidor deberá especificarse
previamente a la firma del contrato o consumación de la venta, renta u operación correspondiente, desglosándose la
diferencia y conservando el consumidor el derecho a realizar la operación de contado, si considera que no convienen a
sus intereses los términos del crédito.

3.6. CONSTRUCCIÓN Y DESARROLLO DE BIENES INMUEBLES

La prestación habitual o profesional de servicios de construcción o desarrollo de bienes inmuebles o de


intermediación en la transmisión de la propiedad o constitución de derechos sobre esos bienes, en los que se involucren
operaciones de compra o venta de los propios bienes por cuenta o a favor de clientes de quienes presten dichos
servicios, se considera una actividad completamente vulnerable, y será objeto de presentación de aviso ante la SHCP
cuando el acto u operación sea por una cantidad igual o superior al equivalente a 8,025 veces el valor de la UMA.
3.6.1. CONCEPTOS

Bienes inmuebles
Suelen clasificarse como bienes inmuebles corporales aquellos que lo son por naturaleza, por incorporación y por
destino. Existe también una categoría denominada “inmuebles por analogía”, la cual recoge los derechos que recaen
sobre los bienes inmuebles en aquellos países donde las cosas incorporales también entran dentro de la clasificación de
muebles e inmuebles.

Prestación habitual o profesional de servicios de construcción


La prestación de servicios de construcción de manera habitual y profesional se formaliza mediante un contrato que
puede elaborarse tanto por una persona física como por una persona moral, es decir, un arquitecto, ingeniero, persona
o una empresa persona moral que brinde la diversidad de servicios inherentes al sector de la industria de la
construcción.

Clasificación de inmuebles por su uso


Los inmuebles se clasifican de acuerdo con el uso que se les pretende dar: casa habitación, comercio, uso mixto,
etcétera.
Habitacional: Su uso es para la vivienda, y se clasifica en vivienda de interés social, vivienda media y vivienda de
lujo, dependiendo de los espacios, materiales e instalaciones especiales con que estén construidas.
Comercial: Aquí se encuentran los inmuebles destinados para las actividades empresariales, como pueden ser la
producción y/o enajenación de bienes o la prestación de servicios. Dentro de éstos, se agrupan las fábricas, naves
industriales, comercios, etcétera.
Mixto: En este rubro se ubican las propiedades que tienen un uso habitacional y comercial de manera indistinta.
Otros: Diversas construcciones de la iniciativa privada, el sector público y el sector social.
Los servicios de construcción incluyen: proyecto, diseño, presupuesto, supervisión, construcción, mantenimiento y
remodelación. Y hay además otros servicios relacionados con la construcción, que por lo regular ejecutan los
contratistas o subcontratistas, como son: acabados, trabajos especializados, fabricación de todos los bienes muebles que
pasan a formar parte del inmueble debido a que son indispensables y se adhieren a la construcción, por ser parte de la
misma.
El concepto de “servicio de construcción” lo menciona el Reglamento del Seguro Social Obligatorio para los
Trabajadores de la Construcción por Obra o Tiempo Determinado, en su artículo 1:
a) Patrón dedicado a la actividad de la construcción: Las personas físicas o morales que encuadren dentro de los
supuestos previstos en el artículo 5, fracciones II y III de este reglamento, y
b) Obra de construcción: Cualquier trabajo que tenga por objeto crear, construir, instalar, conservar, reparar,
ampliar, demoler o modificar inmuebles, así como la instalación o incorporación en ellos de bienes muebles necesarios
ampliar, demoler o modificar inmuebles, así como la instalación o incorporación en ellos de bienes muebles necesarios
para su realización o que se le integren y todos aquéllos de naturaleza análoga a los supuestos anteriores.

Obra de construcción
Es la ejecución de cualquier trabajo que tenga como finalidad crear, construir, instalar, conservar, reparar, demoler
y modificar un inmueble, incluyendo la instalación o incorporación de bienes muebles que se adhieren para formar un
todo y son necesarios para su funcionamiento.
El CCF señala que los honorarios se regulan mediante el contrato de prestación de servicios profesionales, que es
aquél en el cual el profesionista –mediante una remuneración económica– se obliga ante un tercero o cliente a
desempeñar un trabajo que exige una preparación técnica o artística o profesional para ejecutarlo. Se trata de un
contrato principal, bilateral y oneroso.

Subcontratistas
Son los proveedores en la prestación de servicios que se involucran en la construcción del bien inmueble.

Proveedores
Son todas las empresas personas físicas o morales que suministran los materiales de construcción, remodelación,
reparación o mantenimiento de las obras en proceso y las terminadas.

Inmobiliarias
Las empresas inmobiliarias están constituidas por las personas físicas o morales que tienen como actividad
principal la construcción, arrendamiento, venta y administración de los bienes inmuebles.
La inmobiliaria tiene una estructura que le permite proporcionar los servicios tanto de su actividad primordial,
como de todos los conexos que derivan de los principales, tales como son: asesoría inmobiliaria; ejecución legal, además
de gestión operativa y administrativa de todos los proyectos a ejecutar.
El personal con el cual debe operar proviene de diversas profesiones: arquitectos, ingenieros, contadores,
administradores, abogados, vendedores profesionales, etc. Entre sus relaciones con terceros se encuentran los
responsables del sistema de financiamiento bancario, las autoridades en sus distintos órdenes de gobierno, los clientes y
sus proveedores.
Una de las funciones sociales de la inmobiliaria es la de proporcionar bienes en unidades habitacionales,
desarrollando conceptos acordes a la actualidad urbana, económica y social del país, buscando siempre la optimización
de los recursos materiales, económicos y humanos, para estar en condiciones de ofrecer bienes inmuebles que
satisfagan la demanda del mercado.

3.6.2. AGENTES DE BIENES RAÍCES

Son las personas que se ocupan de la venta de bienes inmuebles, ganando una comisión por la venta. Entre sus
funciones, está el promover y mostrar los bienes inmuebles haciendo una “labor de convencimiento”, la cual les
permitirá ganar una cantidad de dinero como comisión por cada operación de venta que realicen.
Contratos de obra que utilizan las inmobiliarias y las constructoras
3.6.3. EL CONTRATO COMO DOCUMENTACIÓN PRIMORDIAL

La documentación principal que dará la pauta para saber si se está en la obligación o no de presentar el aviso a la
SHCP será el contrato que se firme con el cliente, independientemente de que se tenga que conservar toda la
documentación referente a la contabilidad, como son las facturas electrónicas.

3.6.4. MODALIDADES DE LOS CONTRATOS DE OBRA

Contrato de obra: Es aquél en virtud del cual la parte contratante se obliga a pagar un precio al contratista o a la
constructora, que se obliga a construir o ejecutar una obra en un tiempo determinado.
Contrato de obra a precio alzado: En este contrato, la constructora se obliga a realizar una obra sobre un inmueble
por un precio fijo, suministrando la mano de obra y los materiales necesarios para su ejecución y asumiendo los riesgos
de la misma, salvo en el caso de morosidad del dueño para recibir la obra o convenio expreso en contrato.
Contrato de obra a precios unitarios: Es el contrato donde el propietario del inmueble o de la obra se obliga a pagar
al constructor una cantidad fija por el total de la obra. En este contrato, ambas partes determinan un monto fijo como
retribución a pagar al constructor, por cada etapa de la obra. Esto es, se establece que se pagará de acuerdo con el
avance de la obra, ajustando los precios de los insumos conforme se hayan erogado, de acuerdo con los precios
actualizados del mercado.
Aunque el mayor riesgo es para el constructor, éste se va “traspasando” al propietario de la obra conforme se vayan
ejecutando y entregando las etapas de la misma.
Contrato de obra por administración: Es en sí, un contrato de prestación de servicios debido a que el constructor se
obliga a aplicar sus conocimientos y experiencia en la ejecución de una obra, asumiendo únicamente la administración
de los elementos necesarios para la construcción, sin tener ninguna otra responsabilidad respecto de los riesgos, el
costo, el suministro de materiales y la mano de obra.
En este contrato, la contraprestación del constructor está basada, por lo regular, en un porcentaje sobre el monto
total del valor de la construcción.
Avance de obra: Es la ejecución de la obra realizada por el constructor o contratista en relación con una parte del
total contratado.
Estimación de obra: Es un aproximado en la ejecución de la obra calculado por el constructor o contratista en
relación con una parte del total contratado. Lo anterior se aplica regularmente cuando dentro del programa de obra no
se terminaron los trabajos programados. Sin embargo, para poder realizar los pagos se aplica una estimación, la cual se
ajustará posteriormente contra el avance real de obra ejecutada.
3.6.5. OBLIGACIONES FISCALES

La Ley del Seguro Social (LSS) y el Reglamento de los Trabajadores Eventuales de la Industria de la Construcción,
mediante el software del Sistema de Autodeterminación de Trabajadores de la Industria de la Construcción (SATIC)
establecen la información que están obligados a proporcionar los patrones en cuanto a la inscripción de sus
trabajadores y a las obras que estén ejecutando.

Inscripción y avisos de trabajadores

Independientemente de los cinco días hábiles que da la ley para efectuar la inscripción de los trabajadores ante el
IMSS, el reglamento relativo hoy en día dispone la obligación del patrón de presentar durante los primeros cinco días
posteriores al inicio de la obra, una relación mensual de los trabajadores que intervienen en ésta, así como una relación
de las obras que se estén ejecutando, conteniendo como mínimo el nombre o razón social del patrón, registro patronal,
registro de obra, y por lo que respecta al trabajador, su nombre, número de seguridad social y días trabajados por mes
en el bimestre que se reporte.
En cuanto al registro de obras y aviso de la misma, el patrón tiene la obligación de informar en la subdelegación
correspondiente a la ubicación de la obra, dentro de los cinco días hábiles siguientes a la fecha de inicio de los trabajos,
el tipo de obra, ubicación, trabajos a realizar y/o fase de la construcción, en el formato SATIC 01.
Además, el patrón también deberá entregar en dispositivo magnético el presupuesto de obra, análisis de precios
unitarios, explosión de insumos y estimación preliminar de los componentes de mano de obra y, si en su caso procede,
deberá anexar el contrato, los planos arquitectónicos y las autorizaciones referentes a licencias o permisos de
construcción.
El patrón también deberá informar las incidencias de la obra en construcción en lo que se refiere a la suspensión,
reanudación, cancelación o terminación de la misma, también dentro de los cinco días hábiles en que se dé el supuesto,
presentando el formato SATIC 03.

Proceso de revisión
El IMSS tendrá 90 días para verificar el cumplimiento de las obligaciones del patrón referentes a la obra terminada.
Durante este periodo el Instituto podrá solicitar a los patrones obligados en una o más ocasiones los datos, informes o
documentos que requiera para verificar el cumplimiento, otorgándoles 10 días hábiles a partir del día hábil siguiente a
aquél en que surta efecto la notificación del requerimiento.
En caso de que el IMSS detecte anomalías, y una vez notificadas al patrón, éste tendrá un periodo de 15 días hábiles
para realizar el pago por las mismas. Después de pagar las diferencias, el IMSS emite un oficio de conclusión de trámite.
Se presumirá que el patrón cumplió con todas sus obligaciones respecto de la obra, si durante el plazo de los 90 días
después de haber entregado el aviso de terminación de obra el IMSS no ejerce su facultad de comprobación.
Ahora bien, no procederá la presunción en caso de existir alguna denuncia de un trabajador o beneficiario de éste.
Para dar cumplimiento al reglamento comentado, el IMSS dispone del software llamado SATIC, mismo que será
utilizado por los patrones para la presentación de los formatos vía Internet, y el cual está conformado de la siguiente
manera:

SATIC 01. Aviso de registro de obra.


SATIC 02. Aviso de obra subcontratada.
SATIC 03. Aviso de incidencia de obra.
SATIC 04. Aviso de cancelación de subcontratación.
SATIC 05. Relación de trabajadores.

Con la reforma al reglamento de la construcción, y la implementación de esta nueva herramienta (SATIC), el


Instituto obtendrá mayor información sobre la operación e involucramiento de mano de obra en la industria de la
construcción, con lo cual podrá dar seguimiento continuo y constante a todas las obras, además de identificar a los tipos
de patrones que participan en la misma, tales como: contratista, subcontratista, etcétera.
El SATIC está disponible en la página de Internet del IMSS y sin duda su alcance de fiscalización será mayor debido a
que la alimentación de datos e información que proporcione el patrón le permitirá efectuar revisiones con el objetivo de
detectar omisiones en el pago de las cuotas obrero-patronales en cada una de las obras.

3.7. COMERCIALIZACIÓN
3.7.1. PIEDRAS Y METALES PRECIOSOS, JOYAS Y RELOJES

La comercialización o intermediación habitual o profesional de metales preciosos, piedras preciosas, joyas o relojes,
en la que se involucren operaciones de compra o venta de esos bienes en actos u operaciones cuyo valor sea igual o
superior al equivalente a 805 veces la UMA, con excepción de aquéllas en las que intervenga el Banco de México
(Banxico), serán objeto de aviso ante la SHCP cuando quien realice tales actividades haga una operación en efectivo con
un cliente por un monto igual, superior o equivalente a 1,605 veces el valor de la UMA.

Metales preciosos Gemas­piedras preciosas
Oro Diamantes
Oro blanco Piedras preciosas de colores: Rubí
Plata Zafiro
Platino Esmeralda
Las joyas o relojes pueden estar compuestas por algún metal o piedra preciosa

Para la LFPIORPI, los metales preciosos son el oro, la plata y el platino; y las piedras preciosas son las gemas:
aguamarinas, diamantes, esmeraldas, rubíes, topacios, turquesas y zafiros.
El rubí, la esmeralda y el zafiro son las únicas tres piedras de colores consideradas como “preciosas”, debido a que
cumplen con las tres características que las hacen muy valiosas: dureza, escasez y extraordinarios colores. Las piedras
preciosas de color de buen tamaño y calidad son tan raras, que una sin imperfecciones y de un color fuerte puede valer
igual o inclusive más que un diamante de la misma calidad.

Joyas y relojes
Son los productos terminados que se utilizan como arreglos, adornos o accesorios de uso personal, como pueden ser
los anillos, pulseras, aretes, cadenas, etc., compuestos por algún metal precioso o piedra preciosa que incrementan su
valor.
Quienes comercializan las piedras y metales preciosos, joyas y relojes, así como las empresas que se dedican a la
compra de joyas o monedas de oro y plata para obtener el metal puro, por lo regular tienen su mercado en el trato
directo con particulares y su pago es en efectivo.
Por su parte, las reglas de carácter general definen a las “joyas” como los accesorios fabricados con metales
preciosos, piedras preciosas o perlas, o cualquier combinación de éstos.

3.7.2. OBRAS DE ARTE


La subasta o comercialización habitual o profesional de obras de arte en las que se involucren operaciones de
compra o venta de dichos bienes realizadas por actos u operaciones con un valor igual o superior al equivalente a 2,410
veces el valor de la UMA, se consideran actividades vulnerables, y serán objeto de aviso ante la SHCP cuando el monto
del acto u operación sea igual o superior al equivalente a 4,815 veces el valor de la UMA.

Concepto de obra de arte


Obra de arte, obra artística, obra maestra o pieza artística, son las denominaciones que se dan al producto de una
creación en el campo del arte. Dada la clásica identificación del concepto “arte” con las bellas artes, suele restringirse el
concepto de obra de arte a los productos de éstas: los de las artes plásticas conocidas como artes mayores (pintura,
escultura y arquitectura), las obras literarias y las obras musicales.
Ante la exigencia de que una “obra maestra” debía demostrar la excelencia en el dominio del oficio, los diversos
gremios artísticos regulaban desde la Edad Media el acceso de los artistas a la condición de “maestro” en las distintas
artes y otras artesanías.
En el arte contemporáneo, el campo de las bellas artes se ha expandido volviendo a incorporar a las artes aplicadas
prestigiosas el término “diseño”, e incluyendo a nuevas artes como la fotografía (con sus sucesivas variantes
tecnológicas y nuevos soportes, como pueden ser: animación, caricatura, cinematografía, televisión, manga, videoarte,
videojuegos, etc.), el cómic y manifestaciones más difícilmente catalogables, como performance, arte conceptual y las
denominadas “instalaciones artísticas”.
Para poder afirmar si un objeto es una obra de arte o no deben existir diversos criterios frente a los cuales se
rebelan los propios artistas que buscan la provocación; se suele apelar, por ejemplo, al mérito, un rasgo de imposible
objetivación. La expresión francesa objet d’art (objeto de arte) alude al que se percibe como poseedor de mérito
artístico.

3.7.3. VEHÍCULOS NUEVOS Y USADOS

La comercialización o distribución habitual o profesional de vehículos, nuevos o usados, ya sean aéreos, marítimos o
terrestres, con un valor igual o superior al equivalente a 3,210 veces el valor de la UMA se consideran actividades
vulnerables, y serán objeto de aviso ante la SHCP cuando el monto del acto u operación sea igual o superior al
equivalente a 6,420 veces el valor de la UMA.
Para esto tenemos que la Ley del Registro Público Vehicular (LRPV) señala, respecto de vehículos terrestres, las
siguientes definiciones:

Comercializadora Distribuidora
Personas físicas y morales que se dedican:
A  la  compra,  venta  o  importación  de  vehículos A  la  venta  de  primera  mano  de  vehículos  que
nuevos o usados provengan de las ensambladoras, así como quienes
importen  vehículos  nuevos  para  su  venta  en
territorio nacional

Otras definiciones de las reglas de carácter general:


Vehículos aéreos: Aquéllos capaces de transitar con autonomía en el espacio aéreo con personas, carga o correo, y
que sean sujetos de abanderamiento y matriculación en términos de las disposiciones jurídicas aplicables.
Vehículos marítimos: Toda construcción diseñada para navegar sobre o bajo vías navegables, así como cualquier
otra estructura fija o flotante que, sin haber sido diseñada y construida para navegar, sea susceptible de desplazarse
sobre el agua por sí misma o por una embarcación, o bien construida sobre el agua, para el cumplimiento de sus fines
operativos y que sean sujetos de abanderamiento y matriculación en términos de las disposiciones jurídicas aplicables.
Vehículos terrestres: Aquellos que sean automotores, independientemente de su fuente de energía, siempre que a
los mismos se les permita transitar en vías públicas o estén sujetos a control o registro vehicular en términos de las
disposiciones jurídicas aplicables.
La ley citada, en su artículo 23, señala que deberán presentar ante el registro vehicular los avisos de compra y
venta de vehículos correspondientes las comercializadoras y distribuidoras, indicando los datos del nuevo propietario,
por los medios y en los plazos que establezca el Reglamento de la Ley del Registro Público Vehicular (RLRPV),
considerando las tecnologías y métodos más modernos y de fácil utilización.
En caso de que el aviso contenga datos equívocos o incongruentes con los asientos que obren en el registro, el
secretariado ejecutivo prevendrá a quien haya presentado el mismo para que realice las aclaraciones respectivas, de
conformidad con el reglamento de esa ley.
El RLRPV dispone que el plazo para presentar el aviso sea a partir del día hábil siguiente en el que se realiza la
enajenación, y los datos que contendrá son:
a) Nombre, denominación o razón social y domicilio del sujeto obligado.
b) Nombre, denominación o razón social y domicilio del adquirente del vehículo.
c) Fecha de entrega del vehículo al adquirente.
d) Número y fecha de la factura del vehículo.
Si las distribuidoras o comercializadoras son intermediarias en la compra o venta de un vehículo, deberán presentar
el aviso.
La ley en comento también establece las siguientes sanciones administrativas por el incumplimiento en la
presentación del aviso:
a) No presentar los avisos: de 500 a 1,000 veces el valor de la UMA (de $40,300 a $80,600).
b) Alterar, omitir, simular o permitir registros o avisos en forma ilícita, registrar datos falsos, proporcionar
información falsa o facilitar información a usuarios o terceros que no tengan derecho, acceder sin autorización a la
información del registro o no denunciar alguna irregularidad teniendo la obligación de hacerlo: 10,000 a 15,000 veces el
valor de la UMA (de $806,000 a 1’209,000).
Según estas disposiciones, se daría una duplicidad en la presentación de avisos por el contribuyente: el del Registro
Público Vehicular, para la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), y el que obliga la LFPIORPI.

3.8. PRESTACIÓN DE SERVICIOS

3.8.1. BLINDAJE DE VEHÍCULOS TERRESTRES Y BIENES INMUEBLES

La prestación habitual o profesional de servicios de blindaje de vehículos terrestres, nuevos o usados, así como de
bienes inmuebles, por una cantidad igual o superior al equivalente a 2,410 veces el valor de la UMA se consideran
actividades vulnerables, y serán objeto de aviso ante la SHCP cuando el monto del acto u operación sea igual o superior
al equivalente a 4,815 veces el valor de la UMA.

El servicio de blindaje ha tenido su auge debido a los altos grados de inseguridad por la delincuencia que ha
proliferado en el territorio nacional, por lo que este servicio ya no es considerado un lujo sino una necesidad para
ciertas personas que poseen un alto potencial económico, político y funcionarios públicos de alto nivel, con la finalidad
de disminuir riesgos por delitos de robo, secuestro y atentados contra la vida, principalmente.
Un vehículo blindado es aquel que tiene protegido todo su habitáculo con cristales y materiales que evitan la
penetración de proyectiles a su interior, respetando la ingeniería propia de la unidad, transformando y adaptando el
peso adicional, y generando algunos sistemas avanzados para suspensión y frenos.
La LRPV y el RLRPV definen la figura de los carroceros como las personas físicas o morales dedicadas al ensamble o
modificación del conjunto de piezas que configuran un vehículo, y tienen la obligación de tramitar la inscripción al
registro vehicular.
Quienes fabriquen, ensamblen o blinden vehículos en el territorio nacional deberán asignar a éstos un número
de identificación vehicular para el registro, el cual estará integrado de conformidad con la NOM respectiva.
Quien no presente estos avisos se hará acreedor a una sanción administrativa de 500 a 1,000 veces el valor de la
UMA (de $40,300 a $80,600).
Los carroceros deberán presentar el aviso de ensamble o modificación de vehículo dentro de los 10 días hábiles
siguientes a la realización de:
a) El blindaje con materiales resistentes a impactos balísticos, conforme a la NOM aplicable.
b) La instalación, sustitución o modificación de carrocería que defina el tipo de vehículo.
c) La instalación, sustitución o modificación del chasis o bastidor original, incluyendo cambio de posición o adición
de ejes, instalación de quinta rueda y retiro o transformación de cabina; tratándose de motocicletas, la sustitución o
modificación del cuadro.
d) La sustitución del motor cuando el sustituido o sustituto cuente con número de identificación vehicular.
Los avisos deberán incluir la siguiente información:
a) Nombre, denominación o razón social y domicilio de quien realizó el ensamble o la modificación del vehículo.
b) Tipo y características del ensamble o de la modificación que se realizó conforme a los procedimientos de
operación.
c) Fecha de ensamble o modificación del vehículo.
d) Piezas utilizadas en el ensamble o modificación del vehículo.
Otra medida de control sobre las unidades blindadas la aplican las empresas de seguridad privada, pues la Ley
Federal de Seguridad Privada (LFSP) les obliga a dar aviso de esas unidades, presentando el certificado de blindaje.
El grupo representativo que aglutina a las empresas que prestan el servicio de blindaje y ensamblaje es la
Asociación Nacional de Blindadores de Automotores, A.C., la cual certifica los blindajes de sus agremiados.
Esa asociación, como órgano representativo tiene acuerdos con la Dirección General de Seguridad Pública para
efectos de intercambiar información respecto de la detección e identificación de empresas irregulares que se dediquen
al blindaje, presentando las denuncias respectivas.
En cuanto al blindaje de bienes inmuebles, las mismas empresas que realizan el blindaje de automotores pueden
hacerlo para los bienes inmuebles, aunque la prestación del servicio de blindaje tiene mucha mayor demanda para los
vehículos automotores.
En el caso de los bienes inmuebles estamos ante la misma situación que con las comercializadoras y distribuidoras
de vehículos, pues también existe la obligación de presentar un aviso.

3.8.2. TRASLADO Y CUSTODIA DE DINERO Y VALORES

La prestación habitual o profesional de servicios de traslado o custodia de dinero o valores, con excepción de
aquéllos en los que intervenga el Banco de México (Banxico) y las instituciones dedicadas al depósito de valores, serán
objeto de presentación de aviso ante la SHCP cuando el traslado o custodia sea por un monto igual o superior al
equivalente a 3,210 veces el valor de la UMA.
Para el cumplimiento de las obligaciones de identificación y presentación de avisos deberán considerar como monto
del acto u operación el valor del dinero o los señalados en el cuerpo de los valores trasladados o custodiados.
Respecto de aquellos que no tengan un valor intrínseco o no se señale dentro del cuerpo su valor, y además no
cuenten con un documento en el que se establezca un valor específico, se deberá considerar como monto del acto u
operación el establecido para el caso en que es objeto de aviso ante la SHCP cuando el traslado o custodia sea por un
monto igual o superior al equivalente a 3,210 veces el valor de la UMA, y en todo caso serán objeto de aviso.
Se considerará que realizan las actividades vulnerables de servicios de traslado o custodia de dinero o valores
aquellas personas que presten el servicio al amparo de la autorización a que se refiere la LFSP o las leyes de las
entidades federativas correspondientes en la materia.
Se entenderán como “valores” para el ofrecimiento habitual y profesional de servicios de traslado o custodia de
dinero o valores: los metales amonedados, los títulos de crédito a que se refiere la Ley General de Títulos y Operaciones
de Crédito (LGTOC) y los definidos en el artículo 2, fracción XXIV de la Ley del Mercado de Valores (LMV),1 aun cuando
éstos no sean susceptibles de circular en los mercados de valores, así como los bienes señalados en la LFPIORPI, tales
como: boletos para juegos y sorteos, instrumentos de almacenamiento de valor monetario, cheques de viajero, metales y
piedras preciosas y las obras de arte.
Las empresas de seguridad privada que realizan la prestación de servicios de traslado o custodia de dinero o de
valores requieren autorización por parte de la Secretaría de Seguridad Pública, institución regulada por la LFSP citada.
La seguridad privada es una actividad a cargo de particulares misma que debe estar autorizada por el órgano
competente, y su objeto es desempeñar acciones relacionadas con la seguridad en materia de: protección, vigilancia,
custodia de personas, información, bienes inmuebles, muebles o valores, incluidos su traslado, instalación, operación de
sistemas y equipos de seguridad.
Estas empresas deben aportar datos para la investigación de delitos y apoyar en caso de siniestros o desastres en su
carácter de auxiliares a la función de la Secretaría de Seguridad Pública.
La autorización es el acto administrativo por el que la Secretaría de Seguridad Pública Federal, a través de la
Dirección General de Registro y Supervisión a Empresas y Servicios de Seguridad Privada, permite a una persona física
o moral prestar servicios de seguridad privada en dos o más entidades federativas.

Seguridad privada en el traslado de bienes o valores


Consiste en la prestación de servicios de custodia, vigilancia, cuidado y protección de bienes muebles o valores,
incluyendo su traslado.
Tratándose de prestadores de servicios, específicamente para el traslado de valores, será indispensable contar con
vehículos blindados y exhibir constancia expedida por el proveedor del servicio con la que se acredite el nivel de
blindaje.

3.8.3. PROFESIONALES INDEPENDIENTES

Es objeto de aviso la prestación de servicios profesionales, de manera independiente, sin que medie relación laboral
con el cliente respectivo, en aquellos casos en los cuales se prepare para un cliente o se efectúen en nombre y
representación del cliente cualquiera de las siguientes operaciones:
a) Compra-venta de bienes inmuebles o la cesión de derechos sobre éstos.
b) La administración y manejo de recursos, valores o cualquier otro activo de sus clientes.
Se considerarán valores: los metales amonedados, así como los títulos de crédito regulados por la LGTOC y los
señalados en el artículo 2, fracción XXIV de la LMV, aun cuando no sean susceptibles de circular en los mercados de
valores.
c) El manejo de cuentas bancarias, de ahorro o de valores.
d) Organización de aportaciones de capital o cualquier otro tipo de recursos para la constitución, operación y
administración de sociedades mercantiles.
e) Constitución, escisión, fusión, operación y administración de personas morales o vehículos corporativos, incluido
el fideicomiso y la compra o venta de entidades mercantiles.
Deberán presentar aviso ante la SHCP cuando el prestador de dichos servicios efectúe, en nombre y representación
de un cliente, alguna operación financiera que esté relacionada con las operaciones señaladas en los puntos anteriores
con respecto del “secreto profesional” y garantía de defensa en términos de la LFPIORPI.
Se entenderá que se realiza una operación financiera cuando se efectúe un acto o conjunto de actos a través de
una entidad financiera o utilizando instrumentos financieros, monedas y billetes, en moneda nacional o divisas y
metales preciosos, de manera directa o mediante la instrucción de sus clientes o usuarios.

3.8.3.1. SERVICIOS PROFESIONALES

El artículo 20 de la Ley Federal del Trabajo (LFT) señala que para que se dé la existencia de una relación laboral se
deben cumplir tres requisitos:
a) La prestación de un trabajo personal.
b) La subordinación del trabajador a un patrón.
Entendiéndose por “subordinación” un poder jurídico de mando, correlativo a un deber de obediencia por parte de
quien presta el servicio, situación que confirma el artículo 134, fracción III de la LFT, que obliga a desempeñar el
servicio bajo la dirección del patrón o su representante, a cuya autoridad estarán subordinados los trabajadores en todo
lo concerniente a la actividad laboral, y
c) El pago de un salario.
Ahora bien, por prestación de servicios profesionales entenderemos a la persona física que ejecuta una profesión
u oficio mediante una técnica sistematizada a cambio de una contraprestación comúnmente conocida como honorarios.
Se entiende por ejercicio profesional, para los efectos de la Ley Reglamentaria del Artículo 5 Constitucional,
referente al ejercicio de las profesiones en el Distrito Federal –ahora Ciudad de México– la realización habitual a título
oneroso o gratuito de todo acto o la prestación de cualquier servicio propio de cada profesión, aunque sólo se trate de
simple consulta o la ostentación del carácter del profesionista por medio de tarjetas, anuncios, placas, insignias o
cualquier otro modo. No se reputará como ejercicio profesional cualquier acto realizado en casos graves con propósito
de auxilio inmediato.
Los honorarios se regulan por medio del contrato de prestación de servicios profesionales, que es aquél en el cual el
profesionista mediante una remuneración económica se obliga ante un tercero o cliente a desempeñar un trabajo que
exige una preparación técnica, artística o profesional para ejecutarlo. Ese contrato tiene como característica que es
principal, bilateral y oneroso.

3.8.3.2. SERVICIOS EN NOMBRE Y REPRESENTACIÓN DE UN CLIENTE

Al decir, en nombre y representación de un cliente, estamos hablando de un poder. En todos los poderes
generales para pleitos y cobranzas bastará que se diga que “se otorgan” con todas las facultades generales y las que
requieran cláusula especial conforme a la ley, para que se entiendan conferidos sin limitación alguna.
En los poderes generales para administrar bienes bastará expresar que se dan con ese carácter para que el
apoderado tenga toda clase de facultades administrativas.
En los poderes generales para ejercer actos de dominio bastará que se den con ese carácter para que el
apoderado tenga todas las facultades de dueño, tanto en lo relativo a los bienes, como para hacer toda clase de gestiones
a fin de defenderlos.
Cuando se quisieren limitar las facultades de los apoderados en los casos antes mencionados, se consignarán las
limitaciones o los poderes serán “especiales”.
Los notarios insertarán esa observación en los testimonios de los poderes que otorguen.

3.8.3.3. OPERACIONES

Las operaciones se caracterizan por el movimiento de capitales ajenos por parte de los prestadores de servicios,
quienes pueden ser agentes inmobiliarios, contadores, abogados, administradores de empresas, especialistas en
finanzas, arquitectos, entre otros.
Recordemos que las operaciones se consideran actividades vulnerables desde el momento en que cualquiera de los
profesionistas se involucra en la preparación de las mismas y esta situación no esté delimitada. Por tanto, se tendrá la
obligación de presentar el aviso a la SHCP si el profesionista actúa en nombre y representación del cliente en algunas de
las operaciones señaladas.

3.8.3.4. SECRETO PROFESIONAL

El artículo 36 de la Ley Reglamentaria del Artículo 5 Constitucional indica que todo profesionista estará obligado a
guardar estrictamente el secreto “sobre los asuntos que le confíen sus clientes”, salvo los informes que obligatoriamente
establezcan las leyes respectivas.

3.8.3.5. OUTSOURCING

La Unidad de Investigación Financiera (UIF) del SAT, el 21 de octubre de 2016 publicó en el portal de la SHCP el
criterio referente al artículo 17, fracción XI, inciso b), que se refiere a la prestación de servicios profesionales de manera
independiente, sin que medie la relación laboral con el cliente respectivo, en aquellos casos en los que se prepare para
su cliente o se efectúen en nombre y representación de éste, entre otras operaciones, la administración y manejo de
recursos, valores o cualquier otro activo de sus clientes.
En ese criterio se señala que el contratista, al prestar el servicio de subcontratación conforme al artículo 15-A de la
LFT, se encuentra en el supuesto que señala el artículo 17, fracción XI, inciso b) de la Ley contra el lavado de dinero, y, en
consecuencia, se encuentra dentro de las actividades vulnerables, por lo que debe de cumplir con las obligaciones que
impone la LFPIORPI, debido a que lleva la administración y manejo de recursos del contratante, es decir de su cliente, en
la realización del servicio contratado.
Esto implica que la empresa contratista debe de utilizar el anexo 11 de la resolución para presentar los avisos.
Para una mejor comprensión de ese criterio es necesario citar, en primer término, lo que dispone el numeral 15-A de
la LFT, que a la letra señala:

Artículo 15-A. El trabajo en régimen de subcontratación es aquél por medio del cual un patrón
denominado contratista ejecuta obras o presta servicios con sus trabajadores bajo su dependencia,
a favor de un contratante, persona física o moral, la cual fija las tareas del contratista y lo supervisa
en el desarrollo de los servicios o la ejecución de las obras contratadas.

Este tipo de trabajo deberá cumplir con las siguientes condiciones:


a) No podrá abarcar la totalidad de las actividades, iguales o similares en su totalidad, que se desarrollen en el
centro de trabajo.
b) Deberá justificarse por su carácter especializado.
c) No podrá comprender tareas iguales o similares a las que realizan el resto de los trabajadores al servicio del
contratante.
De no cumplirse con todas estas condiciones, el contratante se considerará patrón para todos los efectos de esta Ley,
incluyendo las obligaciones en materia de seguridad social.
Por consiguiente, lo que tenemos es que en el régimen de subcontratación, en la Ley antilavado de dinero, el servicio
prestado es la “actividad vulnerable”, sin importar quién sea el patrón en un momento dado.
Para esto, el contratista efectúa la prestación del servicio utilizando sus propios medios, que en este caso son sus
trabajadores y no los del contratante, así que el prestador del servicio no maneja ni administra personal ajeno a él; por
tanto, en la subcontratación no se encuentra en el supuesto de la ley que dice:
Artículo 17. Para efectos de esta Ley se entenderán actividades vulnerables y, por tanto, objeto de
identificación en términos del artículo siguiente, las que a continuación se enlistan:

XI. La prestación de servicios profesionales, de manera independiente, sin que medie relación
laboral con el cliente respectivo, en aquellos casos en los que se prepare para un cliente o se lleven a
cabo en nombre y representación del cliente cualquiera de las siguientes operaciones:

b). La administración y manejo de recursos, valores o cualquiera otro activo de sus clientes.

Serán objeto de aviso ante la Secretaría cuando el prestador de dichos servicios lleve a cabo, en
nombre y representación de un cliente, alguna operación financiera que esté relacionada con las
operaciones señaladas en los incisos de esta fracción, con respecto al secreto profesional y garantía de
defensa en términos de esta Ley.

Es muy común que algunas empresas tienen todo el personal contratado excepto el gerente general. Sin embargo, la
compañía por su estructura organizacional requiere de ejecutivos de alto nivel que para desempeñar sus funciones
necesitan contar con un poder, como, por ejemplo, los contadores o administradores, quienes necesitan abrir cuentas
bancarias y poder realizar operaciones financieras, o bien, de personal que funja como representante legal para efectos
fiscales, laborales, administrativos o judiciales.
Estamos ante servicios profesionales en forma independiente, los cuales están participando directamente en la
administración de la empresa preparando y tomando decisiones para la misma.
Por tanto, concluyó que las empresas outsourcing no por todos los servicios que presta a sus clientes, pero para
poder considerar que realizan actividades vulnerables para efectos de la Ley de antilavado de dinero, primero será
necesario cumplir con los siguientes supuestos:

• Que sean servicios profesionales de manera independiente y que:


- Prepare para su cliente todo lo necesario para que éste realice su actividad.
- Ejecute en nombre y representación del cliente la actividad.
- Así como que realice actividades de administración y manejo de recursos, valores o cualquier otro activo
propiedad del cliente.

3.8.4. PRESTADORES DE SERVICIOS EN FE PÚBLICA

En este apartado me referiré a la prestación de servicios de fe pública, en los términos siguientes:

Tratándose de los notarios públicos

a) La transmisión o constitución de derechos reales sobre inmuebles, salvo las garantías que se constituyan en favor
de instituciones del sistema financiero u organismos públicos de vivienda.
Ahora bien, se entenderá como organismo público de vivienda a los fondos nacionales de la vivienda
contemplados en el artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), así como aquellos
que las entidades federativas establezcan para tales efectos y, en general, todos aquellos programas o fondos públicos
que se establezcan para el apoyo a la vivienda.
Estas operaciones serán objeto de aviso ante la SHCP cuando en los actos u operaciones el precio pactado, el valor
catastral o, en su caso, el valor comercial del inmueble, el que resulte más alto, o en su caso el monto garantizado por
suerte principal, sea igual o superior al equivalente en moneda nacional a 16,000 veces el valor de la UMA ($1’289,600).
b) Las operaciones de otorgamiento de poderes para actos de administración o dominio otorgados con carácter de
irrevocable siempre serán objeto de aviso.
c) La constitución de personas morales, su modificación patrimonial derivada de aumento o disminución de capital
social, fusión o escisión, así como la compra-venta de acciones y partes sociales de tales personas serán objeto de aviso
cuando se realicen por un monto igual o superior al equivalente a 8,025 veces el valor de la UMA ($646,815).
d) La constitución o modificación de fideicomisos traslativos de dominio o de garantía sobre inmuebles, a excepción

de los que se constituyan para garantizar algún crédito a favor de instituciones del sistema financiero u organismos
de los que se constituyan para garantizar algún crédito a favor de instituciones del sistema financiero u organismos
públicos de vivienda, serán objeto de aviso cuando las operaciones se realicen por un monto igual o superior al
equivalente a 8,025 veces el valor de la UMA ($646,815).
e) El otorgamiento de contratos de mutuo o crédito, con o sin garantía, en los que el acreedor no forme parte del
sistema financiero o no sea un organismo público de vivienda siempre será objeto de aviso.

Tratándose de los corredores públicos


a) La realización de avalúos sobre bienes con valor igual o superior al equivalente a 8,025 veces el valor de la UMA
($646,815), cuando en la realización de avalúos sobre los bienes respectivos utilicen la fe pública.
b) La constitución de personas morales mercantiles, su modificación patrimonial derivada de aumento o
disminución de capital social, fusión o escisión, así como la compra-venta de acciones y partes sociales de personas
morales mercantiles.
c) La constitución, modificación o cesión de derechos de fideicomiso, en los que de acuerdo con la legislación
aplicable puedan actuar.
d) El otorgamiento de contratos de mutuo mercantil o créditos mercantiles en los que de acuerdo con la legislación
aplicable puedan actuar, y en los que el acreedor no forme parte del sistema financiero, serán objeto de aviso ante la
SHCP.
e) Los servidores públicos a los que las leyes les confieran la facultad de dar fe pública en el ejercicio de sus
atribuciones en las disposiciones jurídicas correspondientes que intervengan en la realización de actividades
vulnerables.
Tratándose de las actividades vulnerables referentes a la prestación de servicios de fe pública, se entenderá como
fecha del acto u operación aquélla en la que se haya otorgado el instrumento público respectivo.

3.8.4.1. FE PÚBLICA

La fe pública es la garantía que da el Estado en el sentido de que los hechos que interesan al derecho son
verdaderos, auténticos. Lo anterior, por cuanto que en la realidad social existe una serie de hechos y actos de relevancia
jurídica que si bien no todos los ciudadanos pueden presenciar, deben ser creídos y aceptados como “verdad oficial”.
Se trata de afirmaciones que todos los individuos de la colectividad deben tener por verdaderas obligadamente, al
existir normas de tipo legal que así lo establecen y encontrarse investidas de fe pública mediante las formas que para tal
fin han sido prescritas por la ley, y a través de algún agente autorizado por el Estado.
Para que un agente pueda dar fe pública, el acto debe ser evidente para el fedatario, es decir, presenciado o
percibido por él. Asimismo, el hecho histórico debe constar documentalmente para su conservación en el tiempo,
transformándose así en un hecho narrado.
La fe pública supone la exactitud de que lo narrado por el fedatario resulta fiel al hecho por él presenciado, y
también supone integridad, es decir, que lo narrado bajo fe pública se ubica en un tiempo y lugar determinados y se
preserva en el tiempo sin alteración en su contenido.
La eficacia de la fe pública es erga omnes, pues no existe fe pública entre partes, y por ese motivo es oponible a
terceros no relacionados con el documento en que se hubiere vertido esa fe, pues las manifestaciones que obraren bajo
éste cobran fuerza probatoria por sí mismas.
Fe pública originaria: Se da cuando el hecho es captado directamente por el fedatario a través de sus sentidos, y de
inmediato es narrado documentalmente.
Fe pública derivada: Es aquélla en que la narración está referida a documentos preexistentes que el fedatario ha
tenido a la vista, como en la certificación notarial.
Otros tipos de fe pública son la judicial, la administrativa y la notarial.

3.8.4.2. FEDATARIOS PÚBLICOS

El notario público es el profesional del Derecho investido de fe pública por el Estado, y quien tiene a su cargo
recibir, interpretar, redactar y dar forma legal a la voluntad de las personas que ante él acuden, así como conferir
autenticidad y certeza jurídica a los actos y hechos pasados ante su fe, mediante la consignación de los mismos en
instrumentos públicos de su autoría (artículo 42 de la Ley del Notariado para el Distrito Federal).
Por otro lado, la función del corredor público consiste en actuar como fedatario público para hacer constar los
contratos, convenios y actos jurídicos de naturaleza mercantil (excepto tratándose de inmuebles, emisión de
obligaciones y otros títulos valor), en hipotecas sobre buques, navíos y aeronaves que se celebren ante él, así como para
hacer constar los hechos de naturaleza mercantil. Otra de sus facultades consiste en actuar como fedatario en la
constitución y demás actos previstos por la Ley General de Sociedades Mercantiles (LGSM), incluso aquéllos en los que
se haga constar la representación orgánica (artículo 6, fracciones V y VI de la Ley Federal de Correduría Pública,

publicada en el DOF del 29 de diciembre de 1992).


publicada en el DOF del 29 de diciembre de 1992).

3.8.4.3. OBLIGACIONES DE LOS NOTARIOS PÚBLICOS

El notario público tiene la obligación de informar a las autoridades fiscales en las situaciones siguientes:
a) Protocolización de actas donde aparecen socios o accionistas de personas morales.
b) Cumplimiento de la obligación del fedatario público de señalar si el contribuyente ha enajenado alguna casa
habitación, y los requisitos de procedencia de la exención.
c) Responsabilidad solidaria de fedatarios públicos en la enajenación de inmuebles a plazos.
d) Determinar el impuesto sobre la renta (ISR) con la tarifa para el cálculo de pagos provisionales en la enajenación
de inmuebles.
e) Documento para acreditar el cumplimiento de la obligación del contribuyente de entregar la información relativa
a la determinación del cálculo del ISR de operaciones consignadas en escrituras públicas.
f) Entero del ISR por enajenación de inmuebles ubicados en entidades federativas suscritas al Convenio de
Colaboración Administrativa en Materia Fiscal Federal.
g) Vigencia del sistema de inscripción y avisos al RFC a través del fedatario público por medios remotos.
h) Informe de fedatarios públicos en materia de inscripción y avisos al RFC.
i) Procedimiento para la presentación del aviso cuando el contribuyente no proporcionó su clave del RFC.
j) Inscripción de personas físicas y morales que pueden realizarse a través de fedatario público.
k) Vigencia del sistema de inscripción y avisos al RFC a través del fedatario público por medios remotos.
l) Procedimiento para cumplir la obligación de los fedatarios públicos de pagar el ISR y el impuesto al valor
agregado (IVA).
Las obligaciones que generan los avisos correspondientes a las actividades vulnerables se han establecido para
identificar a los “prestanombres” y saber quién maneja o tiene el control realmente del negocio o actividad; es decir, la
finalidad es identificar a los usuarios de servicios que requieren de fe pública.
En ese sentido, a los notarios y corredores públicos se les tendrán por cumplidas las obligaciones de presentar los
avisos correspondientes, cuando lo hagan mediante el sistema electrónico por el que informen o presenten las
declaraciones y avisos a que se refieren las disposiciones fiscales federales.

3.8.4.4. MEDIOS ALTERNATIVOS

Los fedatarios públicos podrán cumplir con sus obligaciones de presentar los avisos en los siguientes actos u
operaciones:
a) La constitución de personas morales, su modificación patrimonial derivada del aumento o disminución de capital
social, fusión o escisión, así como la compra-venta de acciones y partes sociales de tales personas (para el caso de
social, fusión o escisión, así como la compra-venta de acciones y partes sociales de tales personas (para el caso de
notarios públicos).
b) La constitución de personas morales mercantiles, su modificación patrimonial derivada del aumento o
disminución de capital social, fusión o escisión, así como la compra-venta de acciones y partes sociales de personas
morales mercantiles (para el caso de corredores públicos).
Ya sea:
a) A través del sistema electrónico por el cual informen;
b) Presentando las declaraciones y avisos a que se refieren las disposiciones fiscales federales, siguiendo los plazos y
términos que tales disposiciones fiscales señalen, o bien,
c) Mediante el formato oficial que determine y expida la UIF, en cuyo caso, los plazos y términos serán los
establecidos en la ley.
En los casos referidos en los puntos anteriores, los fedatarios públicos deberán informar previamente al SAT en qué
modalidad presentarán sus avisos. Una vez que los fedatarios públicos hayan optado por alguna de estas modalidades,
sólo podrán modificarla previa notificación al SAT, y lo harán respecto de los actos u operaciones que se verifiquen en el
mes siguiente.
En cuanto a los actos u operaciones de transmisión o constitución de derechos reales sobre inmuebles, salvo las
garantías que se constituyan en favor de instituciones del sistema financiero u organismos públicos de vivienda.
Los fedatarios públicos presentarán, en todos los casos, los avisos correspondientes a través del sistema electrónico
por el que informen o presenten las declaraciones y avisos a que se refieren las disposiciones fiscales federales.

3.8.5. SERVICIOS DE COMERCIO EXTERIOR

También se considera actividad vulnerable la prestación de servicios de comercio exterior, como agente o
apoderado aduanal, mediante autorización otorgada por la SHCP para promover por cuenta ajena el despacho de
mercancías en los diferentes regímenes aduaneros previstos en la Ley Aduanera, cuando se trate de las siguientes
mercancías:
a) Vehículos terrestres, aéreos y marítimos, nuevos y usados, cualquiera que sea el valor de los bienes.
b) Máquinas para juegos de apuesta y sorteos, nuevas y usadas, cualquiera que sea el valor de los bienes.
c) Equipos y materiales para la elaboración de tarjetas de pago, cualquiera que sea el valor de los bienes.
d) Joyas, relojes, piedras preciosas y metales preciosos cuyo valor individual sea igual o superior al equivalente a
485 veces el valor de la UMA ($39,091).
e) Obras de arte cuyo valor individual sea igual o superior al equivalente a 4,815 veces el valor de la UMA ($388,089).
f) Materiales de resistencia balística para la prestación de servicios de blindaje de vehículos, cualquiera que sea el
valor de los bienes.
Las actividades anteriores serán objeto de aviso en todos los casos, atendiendo a lo que señale el RLFPIORPI, ya sea
que estipule algún procedimiento simplificado o que se consideren como aviso otros datos informativos que se otorguen
basados en alguna otra disposición legal.
Las fracciones arancelarias que identifiquen las mercancías serán especificadas en el formato oficial que para la
presentación de avisos determine y expida la UIF mediante publicación en el DOF.
Para efectos de la presentación de los avisos de quienes realicen la actividad vulnerable referente a la prestación de
servicios de comercio exterior como agente o apoderado aduanal, se deberá considerar como fecha del acto u operación
aquella que se establezca de conformidad con la legislación aduanera, además de considerar el monto o valor en aduana
de las mercancías.
Si observamos estas mercancías se notará que en algunos casos son insumos o producto de las actividades
vulnerables que se han delimitado en la propia ley, las cuales ya se comentaron.

3.8.5.1. APODERADO ADUANAL

Tendrá el carácter de apoderado aduanal la persona física designada por otra persona física o moral para que, en su
nombre y representación, se encargue del despacho de mercancías, siempre que obtenga la autorización de la SHCP. El
apoderado aduanal promoverá el despacho ante una sola aduana, en representación de una sola persona, quien será
ilimitadamente responsable por los actos de aquél.
Quienes importen o exporten mercancías están obligados a presentar ante la aduana, por conducto de agente o
apoderado aduanal, un pedimento en la forma oficial aprobada por la SHCP. En los casos de las mercancías sujetas a
regulaciones y restricciones no arancelarias cuyo cumplimiento se demuestre a través de medios electrónicos, el
pedimento deberá incluir la firma electrónica que demuestre el descargo total o parcial de esas regulaciones o
restricciones.
El despacho es el conjunto de actos y formalidades relativos a la entrada de mercancías al territorio nacional y a su
salida del mismo, que de acuerdo con los diferentes tráficos y regímenes aduaneros establecidos deben realizar en la
aduana las autoridades aduaneras y los consignatarios, destinatarios, propietarios, poseedores o tenedores en las
importaciones y los remitentes en las exportaciones, así como los agentes o apoderados aduanales.

3.8.5.2. REGÍMENES ADUANEROS

Las mercancías que se introduzcan al territorio nacional o se extraigan del mismo podrán ser destinadas a alguno
de los regímenes aduaneros siguientes:

Definitivo

De importación De exportación

Temporal

De importación
Para retornar al extranjero en el mismo estado Para su elaboración, transformación o reparación en
programas de maquila o de exportación
De exportación
Para retornar al país en el mismo estado Para su elaboración, transformación o reparación

Depósito fiscal y tránsito de mercancías

Interno Internacional

Elaboración, transformación o reparación en recinto fiscalizado estratégico


Los agentes y apoderados aduanales señalarán en el pedimento el régimen aduanero que solicitan para las
mercancías y manifestarán bajo protesta de decir verdad el cumplimiento de las obligaciones y formalidades inherentes
al mismo, incluyendo el pago de las cuotas compensatorias.

3.8.5.3. OBLIGACIONES FISCALES

La Ley Aduanera obliga al agente aduanal a presentar información sobre las operaciones de comercio exterior en
las que participe y a declarar, bajo protesta de decir verdad, el nombre y domicilio fiscal del destinatario o del remitente
de las mercancías; la clave del RFC de aquéllos y el propio; la naturaleza y características de las mercancías, y los demás
datos relativos a la operación de comercio exterior en que intervenga, en las formas oficiales y documentos que se
requieran o, en su caso, en el sistema mecanizado.

3.8.5.4. CUMPLIMIENTO ALTERNATIVO

Quienes realicen la actividad vulnerable de prestación de servicios de comercio exterior darán cumplimiento a la
obligación de presentar los avisos mediante el sistema electrónico por el cual se transmita la información del pedimento
al SAT, o a cualquiera de sus unidades administrativas, de acuerdo con la normativa aduanera.

3.9. RECEPCIÓN DE DONATIVOS

La recepción de donativos por parte de las asociaciones y sociedades sin fines de lucro deberá ser por un valor igual
o superior al equivalente a 1,605 veces el valor de la UMA ($129,363) y serán objeto de aviso ante la SHCP cuando los
montos de las donaciones sean por una cantidad igual o superior al equivalente a 3,210 veces el valor de la UMA
($258,726).
3.9.1. CONTRATO DE DONACIÓN

La donación es un contrato por el cual una persona llamada donante transmite gratuitamente la propiedad de una
parte de sus bienes presentes a otra llamada donatario, quien a su vez la acepta.

3.9.2. ASOCIACIONES Y SOCIEDADES SIN FINES DE LUCRO

Son personas morales que tienen como objeto social la prestación de servicios de índole social, abarcando desde la
difusión, promoción y acciones en apoyo de la población en materia de educación, cultura, política, ecología, etc. Para
realizar su misión, por lo general obtiene ingresos de donativos que aportan los integrantes de la misma sociedad. Esos
donativos pueden ser deducibles de impuestos, siempre y cuando cuenten con la autorización de la SHCP.
Su labor es altruista y por tanto sus recursos se encuentran supeditados básicamente a los donativos que reciben.
Las reglas de carácter general reconocen como asociaciones y sociedades sin fines de lucro a las siguientes:
a) Las asociaciones a que se refiere el Título Décimo Primero, fracción I del CCF.
b) Las agrupaciones u organizaciones de la sociedad civil que, estando legalmente constituidas, realicen alguna de
las actividades a que se refiere el artículo 5 de la Ley Federal de Fomento a las Actividades Realizadas por
Organizaciones de la Sociedad Civil y no persigan fines de lucro ni de proselitismo partidista, político-electoral o
religioso.
c) Las asociaciones, agrupaciones religiosas e iglesias reguladas por la Ley de Asociaciones Religiosas y de Culto
Público.
d) Los partidos políticos nacionales o agrupaciones políticas nacionales establecidos con fundamento en la Ley
General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE), en vigor desde el 24 de mayo de 2014, que abrogó al
Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales publicado en el DOF el 14 de enero de 2008, así como
aquellos partidos políticos que se constituyan en las entidades federativas, en términos de su propia legislación estatal.
e) Los colegios de profesionistas legalmente constituidos en términos de la Ley Reglamentaria del artículo 5
Constitucional, relativo al ejercicio de profesiones en el Distrito Federal, y los sindicatos de trabajadores o patrones
regulados por la LFT.

3.9.3. OBLIGACIONES FISCALES

Las obligaciones fiscales relacionadas con el lavado de dinero y las medidas preventivas establecidas en la Ley del
Impuesto sobre la Renta (LISR), para personas morales sin fines de lucro autorizadas para obtener donativos deducibles
de impuestos, son las siguientes:
a) Informar a las autoridades fiscales de los donativos recibidos en efectivo, en moneda nacional o extranjera, así
como en piezas de oro o de plata, por montos superiores a $100,000, mediante el programa electrónico “Declaración
informativa por contraprestaciones o donativos recibidos superiores a $100,000”. Esta información deberá presentarse a
más tardar el día 17 del mes inmediato posterior a aquél en que se realice la operación.
más tardar el día 17 del mes inmediato posterior a aquél en que se realice la operación.
b) Proporcionar a través de la “Ficha 16/ISR Información para garantizar la transparencia de los donativos
recibidos, así como el uso y destino de los mismos”, contenida en el anexo 1-A de la Resolución Miscelánea Fiscal (RM)
para 2018, disponible en la página de Internet del SAT, la información correspondiente a los dos ejercicios inmediatos
anteriores sobre ingresos por donativos y egresos, uso y destino de los donativos, entre otros aspectos.
c) Presentar declaración informativa electrónica, a más tardar el día 17 del mes inmediato posterior a aquél en que
se celebre la operación o se haya recibido el donativo con la parte relacionada y/o el donante, a través del portal del SAT,
en el módulo “Declaración informativa por operaciones realizadas con partes relacionadas o donantes”.
Las asociaciones y sociedades que no están autorizadas para recibir donativos deducibles de impuestos ven limitada
su captación de recursos vía donativos de instituciones o personas morales. Sin embargo, pueden recibir aportaciones y
donativos de sus agremiados y de otras personas físicas, pero aun éstas deben informar sobre la recepción de donativos
mayores a $100,000 realizados en efectivo.

3.9.4. LIMITACIÓN PARA EL DONANTE

En lo que se refiere al donante, ya sea persona física o moral, mediante una reforma al régimen de donaciones se
estableció una limitación o “tope”, independientemente de los requisitos que debe cumplir para su deducibilidad:
El monto total de los donativos a que se refiere esta fracción será deducible hasta por una
cantidad que no exceda del 7% de la utilidad fiscal obtenida por el contribuyente en el ejercicio
inmediato anterior a aquél en el que se efectúe su deducción. Cuando se realicen donativos a favor de
la Federación, de las entidades federativas, de los municipios, o de sus organismos descentralizados, el
monto deducible no podrá exceder del 4% de la utilidad fiscal a que se refiere este párrafo, sin que en
ningún caso el límite de la deducción total, considerando estos donativos y los realizados a donatarias
autorizadas distintas, exceda del 7% citado.

Esa disposición se incorporó para desalentar las acciones que buscan disminuir el monto del pago del ISR.
Así, por ejemplo, una utilidad fiscal del ejercicio fiscal 2018 por $100,000 implica que para el ejercicio 2019 tendrá
como tope límite para hacer donativos que sean deducibles hasta por $7,000.

3.10. DERECHOS PERSONALES DE USO O GOCE DE BIENES INMUEBLES

La constitución de derechos personales de uso o goce de bienes inmuebles deberán ser por un valor mensual
superior al equivalente a 1,605 veces el valor de la UMA, al día en que se realice el pago o se cumpla la obligación, y
serán objeto de aviso ante la SHCP cuando el monto del acto u operación mensual sea igual o superior al equivalente a
3,210 veces el valor de la UMA.
Se entenderá por “valor mensual” el monto de la renta o precio por el uso o goce temporal del bien inmueble
arrendado en un mes calendario.
En caso de que el pago de la renta o precio del arrendamiento se pacte en una periodicidad distinta a la mensual,
quien realice la actividad vulnerable deberá efectuar el cálculo correspondiente para efectos de determinar el valor
mensual referido en el párrafo anterior.
La fecha del acto u operación se entenderá que corresponde a la fecha de recepción de los recursos que sean
destinados al pago de la mensualidad correspondiente.
Tratándose del contrato de arrendamiento de bienes inmuebles cuyo fundamento está en el artículo 2011 del CCF,
que habla “de las obligaciones de dar”, se señala que la prestación de la cosa puede consistir en la enajenación temporal
del uso o goce de cosa cierta.
Por los montos antes mencionados, quienes se encuentran en zona de vulnerabilidad –y por tanto, obligados a
presentar el aviso– son los propietarios de bienes inmuebles que arriendan espacios a empresas dedicadas a la
publicidad, oficinas, bodegas, etc. Son por lo regular empresas formales que cumplen con sus obligaciones tanto del
contrato como las fiscales en lo que se refiere a la documentación comprobatoria de sus operaciones.

3.10.1. OBLIGACIONES FISCALES

Los arrendadores de bienes inmuebles, en lo que se refiere a las obligaciones de informar sobre sus operaciones y
clientes, sólo deben presentar las declaraciones informativas de sus propios clientes, por medio de la Declaración
Informativa de Operaciones con Terceros (DIOT), en la que manifiesten el monto pagado y su RFC.

NOTAS AL PIE DE PÁGINA


1

Son valores las acciones, partes sociales, obligaciones, bonos, títulos opcionales, certificados, pagarés,
letras de cambio y demás títulos de crédito, nominados o innominados, inscritos o no en el Registro,
susceptibles de circular en los mercados de valores a que se refiere esta ley, que se emitan en serie o en masa
y representen el capital social de una persona moral, una parte alícuota de un bien o la participación en un
crédito colectivo o cualquier derecho de crédito individual, en los términos de las leyes nacionales o
extranjeras aplicables
EFECTOS FISCALES EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE LAVADO DE
DINERO
Capítulo IV. OTRAS LEYES RELACIONADAS CON LA LEY CONTRA EL LAVADO DE DINERO

CAPÍTULO IV

OTRAS LEYES RELACIONADAS CON LA LEY


CONTRA EL LAVADO DE DINERO

4.1. LEY FEDERAL CONTRA LA DELINCUENCIA ORGANIZADA

Esta normatividad tiene por objeto establecer las reglas para la investigación, persecución, procesamiento,
sanción y ejecución de las penas, por los delitos cometidos por alguna persona que forme parte de la delincuencia
organizada. Asimismo, se aclara que las disposiciones de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada (LFDO) son
de orden público y de aplicación en todo el territorio nacional.

Se dice que cuando tres o más personas se organizan de hecho para realizar de manera permanente o reiterada
conductas que por sí o unidas a otras, tienen como fin o resultado cometer alguno o algunos de los delitos siguientes,
serán sancionadas, por ese solo hecho, como miembros de la delincuencia organizada:

• Terrorismo. Ese delito está previsto en los artículos 139 a 139-Ter.


• Financiamiento al terrorismo. Señalado en los artículos 139 Quáter y 139 Quinquies.
• Terrorismo internacional. Delito previsto en los artículos 148-Bis al 148-Quáter.
• Delitos contra la salud. Previstos en los artículos 194, 195, párrafo primero y 196 Ter.
• Falsificación, uso de moneda falsificada a sabiendas y alteración de moneda. Ilícitos previstos en los artículos 234, 236
y 237.
• Operaciones con recursos de procedencia ilícita. Previsto en el artículo 400-Bis, y
• Delito en materia de derechos de autor. Previsto en el artículo 424-Bis, todos del Código Penal Federal (CPF).

Los delitos referidos que sean cometidos por algún miembro de la delincuencia organizada serán investigados,
perseguidos, procesados y sancionados conforme a las disposiciones de la LFDO.

4.1.1. SANCIONES

Sin perjuicio de las penas que correspondan por el delito o delitos que se cometan, a las personas de la delincuencia
organizada se les aplicarán las penas por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita:
a) A quien tenga funciones de administración, dirección o supervisión, de 20 a 40 años de prisión y de 500 a 25,000
veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA) de multa.
b) A quien no tenga las funciones anteriores, de 10 a 20 años de prisión y de 250 a 12,500 veces la UMA de multa.
También las penas se le aplicarán a quien, a sabiendas de la finalidad y actividad delictiva general de una
organización criminal, participe intencional y activamente en sus actividades ilícitas u otras de distinta naturaleza,
cuando conozca que con su participación contribuye al logro de la finalidad delictiva.
En todos los casos, además se decomisarán los objetos, instrumentos o productos del delito, así como los bienes
propiedad del sentenciado y aquéllos respecto de los cuales éste se conduzca como dueño si no acredita la legítima
procedencia de tales bienes.
Las penas mencionadas se aumentarán hasta en una mitad, cuando:
a) Se trate de cualquier servidor público que participe en la realización de los delitos previstos para la delincuencia
organizada. Además, se impondrá a éste su destitución e inhabilitación para desempeñar cualquier cargo o comisión
públicos.
b) Se utilice a menores de edad o incapaces para cometer cualesquiera de los delitos a que se refiere esta ley.
En ese sentido, se sancionará con las penas antes señaladas hasta en dos terceras partes a quienes resuelvan de:
a) Concierto cometer la conducta delincuencial y
b) Acuerden los medios para realizar su determinación.
Para poder acreditar la conducta señalada de los incisos anteriores, las confesionales o testimoniales existentes se
tienen que corroborar con otros datos o medio de pruebas.
Los plazos para la prescripción de la pretensión punitiva y de la potestad de ejecutar las penas y medidas de
seguridad correspondientes se duplicarán respecto de los delitos a que se refiere el artículo 2 de la LFDO, cometidos por
integrantes de la delincuencia organizada. Si con posterioridad a la emisión del auto de vinculación a proceso por
delincuencia organizada, el imputado evade la acción de la justicia o es puesto a disposición de otro juez que lo reclame
en el extranjero, se suspenderá el proceso junto con los plazos para la prescripción de la acción penal.
El delito de delincuencia organizada ameritará prisión preventiva oficiosa.
Son aplicables supletoriamente a esta ley, las disposiciones del CPF en materia de fuero común, y para toda la
República en materia de fuero federal, así como las del Código Federal de Procedimientos Penales (CFPP) y las de la
legislación que establezca las normas sobre ejecución de penas y medidas de seguridad, así como las comprendidas en
leyes especiales.

4.1.2. REGLAS GENERALES PARA LA INVESTIGACIÓN DE LA DELINCUENCIA ORGANIZADA

La Procuraduría General de la República (PGR) deberá contar con una unidad especializada en la investigación y
procesamiento de delitos cometidos por personas que formen parte de la delincuencia organizada, integrada por
agentes del Ministerio Público Federal, quienes tendrán bajo su mando y conducción policías y peritos.
La unidad especializada contará con un cuerpo técnico de control, que ejecutará los mandatos de la autoridad
judicial que autoricen las intervenciones de comunicaciones privadas; verificará la autenticidad de sus resultados;
establecerá lineamientos sobre las características de los aparatos, equipos y sistemas a autorizar, así como sobre la
guarda, conservación, mantenimiento y uso de los mismos. Asimismo, podrá procesar y explotar la información que
resultare para los fines de la investigación, en términos de la autorización otorgada.
Por su parte, el Reglamento de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República (RLOPGR) establecerá los
perfiles y requisitos que deberán satisfacer los servidores públicos que conformen la unidad especializada, para
asegurar un alto nivel profesional de acuerdo con las atribuciones que les confiere esa ley.
Cuando el Ministerio Público Federal investigue actividades de miembros de la delincuencia organizada
relacionadas con el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita deberá coordinarse con la Secretaría de
Hacienda y Crédito Público (SHCP).
Los requerimientos del agente del Ministerio Público Federal o de la autoridad judicial federal, de información o
documentos relativos al sistema bancario y financiero, se harán por conducto de la Comisión Nacional Bancaria y de
Valores (CNBV), la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) y la Comisión Nacional de Seguros
y Fianzas (CNSF), según corresponda, los de naturaleza fiscal, a través de la SHCP y los de naturaleza comercial a la
Secretaría de Economía (SE).
La información que se obtenga podrá ser utilizada en el procedimiento penal correspondiente, debiéndose guardar
la más estricta confidencialidad. Al servidor público que indebidamente quebrante la reserva de las actuaciones o
proporcione copia de ellas o de los documentos se le sujetará al procedimiento de responsabilidad administrativa o
penal, según corresponda.
A solicitud del agente del Ministerio Público Federal, la SHCP podrá realizar auditorías a personas físicas o
morales cuando existan datos o medios de prueba que hagan presumir fundadamente que son miembros de la
delincuencia organizada. La SHCP proporcionará al Ministerio Público Federal, a la brevedad posible, la información y
documentación que éste le solicite.
En las averiguaciones previas relativas a los delitos a que se refiere esta ley, la investigación también deberá abarcar
el conocimiento de las estructuras de organización, formas de operación y ámbitos de actuación e identidad de los
integrantes del grupo delictivo.
Por ello, el titular de Ministerio Público Federal o el servidor público en quien éste delegue la facultad podrá
autorizar, conforme lo establezca el marco normativo aplicable, las operaciones encubiertas dirigidas a alcanzar los
objetivos de la investigación.
Cabe destacar que se investigará tanto a personas físicas que pertenezcan a la organización, como a personas
morales que sean utilizadas en la realización de delitos.
Por otra parte, a los agentes de las fuerzas del orden público que participen en esas investigaciones, con base en las
circunstancias del caso, se les proporcionará una nueva identidad, dotándolos para eso con la documentación
necesaria.
Así, las autoridades responsables de proporcionar los medios necesarios para acreditar la nueva identidad actuarán
por instrucción fundada y motivada de la autoridad competente.
Para esto, el Reglamento de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República (RLOPGR), publicado en el
DOF el 23 de julio de 2012, en sus artículos 16 y 17 señala que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de
Delincuencia Organizada es la unidad especializada a que se refiere el artículo 8 de la LFDO, y tendrá las facultades que
tal ordenamiento le confiere.
En ese sentido, esa Subprocuraduría contará con unidades especializadas y un cuerpo técnico de control que
además de las funciones a que se refiere el artículo 8, párrafo segundo, de la LFDO, ejecutará las intervenciones de
comunicaciones privadas.
comunicaciones privadas.
Ahora bien, los servidores públicos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia
Organizada y de las unidades administrativas que le estén adscritas deberán reunir también los requisitos de los
oficiales ministeriales, agentes del Ministerio Público Federal, agentes de la policía federal ministerial y peritos de
carrera, tal como lo señalan los artículos 23, 34, 35 y 36 de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República
(LOPGR), según corresponda y, adicionalmente, los siguientes:
a) Acreditar los cursos de especialización en delincuencia organizada que establezcan para su categoría las
unidades administrativas u órganos desconcentrados competentes, en coordinación con la Dirección General de
Formación Profesional, y
b) No haber sido sancionado por resolución firme con suspensión mayor de 15 días, destitución o inhabilitación, en
su trayectoria laboral.
En estos casos, se investigará no sólo a las personas físicas que pertenezcan a esta organización, sino también
a las personas morales de las que se valgan para la realización de sus fines delictivos.
El titular de la unidad podrá autorizar la reserva de la identidad de los agentes de la policía infiltrados, así como de
los que participen en la ejecución de órdenes de aprehensión, detenciones en flagrancia y cateos relacionados con los
delitos a que se refiere esta ley, mediante resolución fundada y teniendo en cuenta el tipo de investigación,
imposibilitando que conste en la averiguación previa respectiva su nombre, domicilio, así como cualquier otro dato o
circunstancia que pudiera servir para la identificación de los mismos.
En tales casos, se asignará una clave numérica, que sólo será del conocimiento del titular de la PGR, el titular del
órgano antes citado, el Secretario de Seguridad Pública1 y el servidor público a quien se asigne la clave.
En las actuaciones de averiguación previa, en el ejercicio de la acción penal y durante el proceso penal, el Ministerio
Público Federal y la autoridad judicial citarán la clave numérica en lugar de los datos de identidad del agente.
En todo caso, el Ministerio Público Federal acreditará ante la autoridad judicial el acuerdo por el que se haya
autorizado el otorgamiento de la clave numérica y que ésta corresponde al servidor público respectivo, preservando la
confidencialidad de los datos de identidad del agente.
En caso de que el agente de la policía cuya identidad se encuentre reservada tenga que intervenir personalmente en
diligencias de desahogo de pruebas, se podrá emplear cualquier procedimiento que garantice la reserva de su identidad.

4.1.2.1. DETENCIÓN Y RETENCIÓN DE INDICIADOS

El juez de control podrá dictar el arraigo, a solicitud del Ministerio Público Federal, en los delitos previstos en el
artículo 2 de la ley y con las modalidades de lugar, tiempo, forma y medios de realización señalados en la solicitud,
siempre que sea necesario para lograr el éxito de la investigación; para la protección de las personas y los bienes
jurídicos, o cuando exista riesgo fundado de que el inculpado se pueda sustraer de la acción de la justicia.
La medida del arraigo no podrá exceder de 45 días y será vigilada por el Ministerio Público Federal y la policía que
se encuentre bajo su conducción y mando inmediato en la investigación.
La duración del arraigo podrá prolongarse siempre y cuando el Ministerio Público Federal acredite que subsisten las
causas que le dieron origen, sin que la duración total de esta medida precautoria exceda de 80 días.

4.1.2.2. RESERVA DE LOS REGISTROS DE LA INVESTIGACIÓN

A los registros de la investigación por los delitos referidos en la LFDO exclusivamente deberán tener acceso el
imputado y su defensor, una vez que haya aceptado el cargo, únicamente con relación a los hechos imputados en su
contra, por lo que el Ministerio Público Federal y sus auxiliares guardarán la mayor reserva respecto de esos registros.
Con el objetivo de brindar mayor seguridad a las víctimas o a los actores procesales, si el órgano jurisdiccional lo
determina de oficio o a petición de parte, las audiencias celebradas en el procedimiento penal por delitos de
delincuencia organizada se desarrollarán a puerta cerrada.
Cuando se presuma fundadamente que está en riesgo la integridad personal o la vida de las personas que rindan
testimonio en contra de algún miembro de la delincuencia organizada, a juicio del Ministerio Público Federal se
mantendrá bajo reserva su identidad hasta el ejercicio de la acción penal.

4.1.2.3. LA ORDEN DE CATEO

Cuando el Ministerio Público Federal solicite por cualquier medio al juez de Distrito una orden de cateo con motivo
de la investigación de alguno de los delitos a los que se refiere el presente ordenamiento, tal petición deberá ser resuelta
en los términos de ley dentro de las 12 horas siguientes después de recibida la petición por la autoridad judicial.
Si dentro de ese plazo el juez no resuelve sobre el pedimento de cateo, el Ministerio Público Federal recurrirá al
Tribunal Unitario de Circuito correspondiente para que éste sustancie y resuelva en un plazo igual.
El auto que niegue la autorización será apelable por el Ministerio Público Federal y, en estos casos, la apelación
deberá ser resuelta en un plazo no mayor a 48 horas.
deberá ser resuelta en un plazo no mayor a 48 horas.
Cuando el juez de Distrito competente acuerde obsequiar una orden de aprehensión, deberá también acompañarla
de una autorización de orden de cateo, si procediere, en el caso de que ésta haya sido solicitada por el agente del
Ministerio Público Federal, debiendo especificar el domicilio del probable responsable o aquel que se señale como el de
su posible ubicación, o bien, el del lugar que deba catearse por tener relación con el delito, así como cubrir los demás
requisitos que señala el artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM).

Orden de aprehensión Orden de cateo

4.1.2.4. INTERVENCIÓN DE COMUNICACIONES PRIVADAS

Cuando en la investigación de alguno de los delitos a que se refiere la ley o durante el proceso respectivo, el
procurador general de la República o el titular de la unidad especializada a que se refiere el artículo 8 de la LFDO,
consideren necesaria la intervención de comunicaciones privadas, lo solicitarán por escrito al juez de Distrito,
expresando:
a) El objeto y necesidad de la intervención.
b) Los indicios que hagan presumir fundadamente que en los delitos investigados participa algún miembro de la
delincuencia organizada.
c) Los hechos, circunstancias, datos y demás elementos que se pretenda probar.
Las solicitudes de intervención deberán señalar, además, la persona o personas que serán investigadas; la
identificación del lugar o lugares donde se realizará; el tipo de comunicación privada a ser intervenida; su duración; el
procedimiento y equipos para la intervención y, en su caso, la identificación de la persona a cuyo cargo está la
prestación del servicio a través del cual se realiza la comunicación objeto de la intervención.
Podrán ser objeto de intervención las comunicaciones privadas que se realicen de forma oral, escrita, por signos,
señales o mediante el empleo de aparatos eléctricos, electrónicos, mecánicos, alámbricos o inalámbricos, sistemas o
equipos informáticos, así como por cualquier otro medio o forma que permita la comunicación entre uno o varios
emisores y uno o varios receptores.
El juez de Distrito requerido deberá resolver la petición en los términos de ley dentro de las 12 horas siguientes a
que fuera recibida la solicitud, pero en ningún caso podrá autorizar intervenciones cuando se trate de las siguientes
materias: electoral, fiscal, mercantil, civil, laboral o administrativo, ni en el caso de las comunicaciones del detenido con
su defensor.
Para conceder o negar la solicitud, el juez de Distrito constatará la existencia de indicios suficientes que hagan
presumir fundadamente que la persona investigada es miembro de la delincuencia organizada y que la intervención es
el medio idóneo para allegarse de elementos probatorios.
En la autorización, el juez determinará las características de la intervención, sus modalidades y límites y, en su caso,
ordenará a instituciones públicas o privadas, modos específicos de colaboración.
La autorización judicial para intervenir comunicaciones privadas que únicamente realizará el Ministerio Público
Federal bajo su responsabilidad, con la participación de perito calificado, señalará las comunicaciones que serán
escuchadas o interceptadas, los lugares que serán vigilados, así como el periodo durante el cual se efectuarán las
intervenciones, mismo que podrá ser prorrogado por el juez de Distrito a petición del Ministerio Público Federal, sin que
el periodo de intervención –incluyendo sus prórrogas– pueda exceder de seis meses. Después de dicho plazo, sólo
podrán autorizarse intervenciones cuando el Ministerio Público Federal acredite nuevos elementos que así lo
justifiquen.
El juez de Distrito podrá –en cualquier momento– verificar que las intervenciones sean realizadas en los términos
autorizados y, en caso de incumplimiento, decretará su revocación parcial o total.
El Ministerio Público Federal solicitará la prórroga con dos días de anticipación a la fecha en que fenezca el periodo
anterior. El juez de Distrito resolverá dentro de las 12 horas siguientes, con base en el informe que se le hubiere
presentado. De negarse la prórroga, concluirá la intervención autorizada, debiendo levantarse acta y rendirse informe
complementario para ser remitido al juzgador.
Al concluir toda intervención, el Ministerio Público Federal informará al juez de Distrito sobre su desarrollo y los
resultados y levantará el acta respectiva.
Las intervenciones realizadas sin las autorizaciones antes citadas o fuera de los términos en ellas ordenados,
carecerán de valor probatorio.
Si en los plazos para la orden de cateo y la orden de intervención de comunicaciones, el juez de Distrito no resuelve
sobre la solicitud de autorización o de sus prórrogas, el Ministerio Público Federal deberá recurrir al Tribunal Unitario
de Circuito correspondiente para que éste sustancie y resuelva en un plazo igual.
El auto que niegue la autorización o la prórroga es apelable por el Ministerio Público Federal. En estos casos, la
apelación deberá ser resuelta en un plazo no mayor a 48 horas.
Si en la práctica de una intervención de comunicaciones privadas se tuviera conocimiento de la comisión de delitos
diversos de aquellos que motivan la medida, se hará constar esta circunstancia en el acta correspondiente con
excepción de los relacionados con las materias expresamente excluidas en el artículo 16 constitucional. Todas las
actuaciones del Ministerio Público Federal o de la Policía Judicial Federal hechas en contravención a esta disposición
carecerán de valor probatorio.
Cuando de la misma práctica se advierta la necesidad de ampliar a otros sujetos o lugares la intervención de
comunicaciones privadas, el Ministerio Público Federal presentará al juez de Distrito la solicitud respectiva.
En los casos en que se tenga como resultado el conocimiento de hechos y datos distintos de los que pretendan
probarse conforme a la autorización correspondiente, éstos podrán ser utilizados como medio de prueba siempre que se
refieran al propio sujeto de la intervención y se trate de alguno de los delitos referidos en esta ley. Si se refieren a una
persona distinta, sólo podrán utilizarse, en su caso, en el procedimiento en que se autorizó tal intervención. De lo
contrario, el Ministerio Público Federal iniciará la averiguación previa o lo pondrá en conocimiento de las autoridades
competentes, según corresponda.

Procedimiento para la intervención de comunicaciones


a) Se levantará acta circunstanciada de la intervención por el Ministerio Público Federal, la cual contendrá fecha de
inicio y término de la intervención; inventario pormenorizado de los documentos, objetos y las cintas de audio o video
que contengan los sonidos o imágenes captadas durante la misma; la identificación de quienes hayan participado en las
diligencias, así como los demás datos que considere relevantes para la investigación. Las cintas originales y el duplicado
de cada una de ellas se numerarán progresivamente y contendrán los datos necesarios para su identificación. Se
guardarán en sobre sellado y el Ministerio Público Federal será el responsable de su seguridad, cuidado e integridad.
b) Deberán entregarse al juez de Distrito las cintas con todas las copias existentes y cualquier otro resultado de la
intervención, al iniciarse el proceso.
c) Durante este procedimiento, el juez de Distrito pondrá las cintas a disposición del inculpado quien podrá
escucharlas o verlas durante un periodo de 10 días bajo la supervisión de la autoridad judicial federal, la cual velará por
la integridad de estos elementos probatorios. Al término de este periodo de 10 días, el inculpado o su defensor
formularán sus observaciones –si las tuvieran–, y podrán solicitar al juez la destrucción de aquellas cintas o documentos
no relevantes para el proceso. Asimismo, podrá solicitar la transcripción de aquellas grabaciones o la fijación en
impreso de las imágenes que considere relevantes para su defensa.
La destrucción también será procedente cuando las cintas o registros provengan de una intervención no autorizada
o no se hubieran cumplido los términos de la autorización judicial respectiva.
El auto que resuelva la destrucción de cintas, la transcripción de grabaciones o la fijación de imágenes es apelable
con efecto suspensivo.
En caso del no ejercicio de la acción penal, y una vez transcurrido el plazo legal para impugnarlo sin que ello suceda,
las cintas se pondrán a disposición del juez de Distrito que autorizó la intervención, quien ordenará su destrucción en
presencia del Ministerio Público Federal. Igual procedimiento se aplicará cuando, por reserva de la averiguación previa
u otra circunstancia, esa averiguación no hubiera sido consignada y haya transcurrido el plazo para la prescripción de
la acción penal.
En los casos en que el Ministerio Público Federal haya ordenado la detención de alguna persona conforme a lo
previsto en el artículo 16 de la CPEUM, podrá solicitar al juez de Distrito la autorización para realizar la intervención de
comunicaciones privadas, lo cual deberá resolverse en los términos de ley dentro de las 12 horas siguientes a que fuera
recibida, si cumpliera con todos los requisitos establecidos por la ley.
Los concesionarios, permisionarios y demás titulares de los medios o sistemas susceptibles de intervención deberán
colaborar eficientemente con la autoridad competente para el desahogo de esas diligencias, de conformidad con la
normatividad aplicable y la orden judicial correspondiente.
Los servidores públicos de la unidad especializada a que se refiere el artículo 8 de esta ley, así como cualquier otro
servidor público, que intervengan comunicaciones privadas sin la autorización judicial correspondiente, o que la
realicen en términos distintos de los autorizados, serán sancionados con prisión de seis a 12 años, además de 500 a 1,000
días de multa, así como con la destitución e inhabilitación para desempeñar otro empleo, cargo o comisión públicos, por
el mismo plazo de la pena de prisión impuesta.
Quienes participen en alguna intervención de comunicaciones privadas deberán guardar reserva sobre el contenido
de las mismas.
Los servidores públicos de la unidad especializada prevista en el artículo 8 de la LFDO, así como cualquier otro
servidor público, incluido el personal del Poder Judicial Federal, que participen en algún proceso de los delitos a que se
refiere esta ley, quienes revelen, divulguen o utilicen en forma indebida o en perjuicio de otro la información o
imágenes obtenidas en el curso de una intervención de comunicaciones privadas, autorizada o no, serán sancionados
con prisión de seis a 12 años, de 500 a 1,000 veces la UMA de multa, así como con la destitución e inhabilitación para
desempeñar otro empleo, cargo o comisión públicos, por el mismo plazo que la pena de prisión impuesta.
desempeñar otro empleo, cargo o comisión públicos, por el mismo plazo que la pena de prisión impuesta.
La misma pena se impondrá a quienes, con motivo de su empleo, cargo o comisión públicos, tengan conocimiento de
una solicitud o autorización de intervención de comunicaciones privadas y revelen su existencia o contenido.

4.1.2.5. ASEGURAMIENTO DE BIENES SUSCEPTIBLES DE DECOMISO

Cuando existan indicios suficientes que hagan presumir fundadamente que una persona es miembro de la
delincuencia organizada, además del aseguramiento previsto por Código Nacional de Procedimientos Penales (CNPP), el
Ministerio Público Federal podrá dictar el aseguramiento de los bienes de esa persona, así como de aquéllos respecto de
los cuales ésta se conduzca como dueño, quedando a cargo de sus tenedores acreditar la procedencia legítima de tales
bienes, en cuyo caso deberá ordenarse el levantamiento de la medida.
Si hay bienes propiedad de un miembro de la delincuencia organizada, o de los que éste se ostente como dueño,
podrán asegurarse con autorización judicial previa. Si se acredita su legítima procedencia, deberá ordenarse levantar el
aseguramiento.
El aseguramiento de bienes a que se refiere esta ley podrá realizarse en cualquier momento de la averiguación o del
proceso.
Los bienes asegurados se pondrán a disposición del juez de la causa, previa determinación del Ministerio Público
Federal de las medidas provisionales necesarias para su conservación y resguardo, sin perjuicio de lo dispuesto por los
artículos 40, 41 y 193 del Código Penal para el Distrito Federal (CPDF) en materia de fuero común,2 y para toda la
República en materia de fuero federal, y por el artículo 181 del CNPP.3
El juez de la causa, en todo momento durante el proceso, tomará las determinaciones que correspondan para la
supervisión y control de los bienes asegurados conforme a las disposiciones de esta ley. La administración de bienes
asegurados por el Ministerio Público Federal, conforme a las disposiciones de esta ley y, en su caso, la aplicación y
destino de los fondos que provengan de tales bienes serán determinados por el Consejo Técnico de Bienes Asegurados,
previsto en la LOPGR.
Por su parte, la PGR brindará apoyo y protección suficiente a jueces, peritos, testigos, víctimas y demás personas
involucradas en la investigación, cuando por su intervención en un procedimiento penal sobre delitos a los que se
refiere esta ley, así se requiera.

4.1.2.6. COLABORACIÓN EN LA PERSECUCIÓN DE LA DELINCUENCIA ORGANIZADA

El miembro de la delincuencia organizada que preste ayuda útil para la investigación y persecución de otros
miembros de la misma, podrá recibir los beneficios siguientes:
a) Cuando no exista investigación en su contra, los antecedentes de investigación que aporte o se deriven con su
colaboración, no serán tomados en cuenta en su contra. Este beneficio sólo podrá otorgarse en una ocasión respecto de
la misma persona.
b) Si existe una investigación en la que el colaborador esté implicado y éste aporte antecedentes de la investigación
para el ejercicio de la acción penal en contra de otros miembros de la delincuencia organizada, la pena que le
correspondería de los delitos por él cometidos, podrá ser reducida hasta en dos terceras partes.
c) Si durante el proceso penal, el imputado aporta medios de prueba, suficientes para sentenciar a otros miembros
de la delincuencia organizada con funciones de administración, dirección o supervisión, la pena que le correspondería
de los delitos por los que se le juzga podrá reducirse hasta en una mitad.
d) Cuando un sentenciado aporte pruebas ciertas, suficientemente valoradas por el juez, para sentenciar a otros
miembros de la delincuencia organizada con funciones de administración, dirección o supervisión, podrá otorgársele la
remisión parcial de la pena hasta en dos terceras partes de la privativa de libertad impuesta.
Para la imposición de las penas, así como para el otorgamiento de los beneficios señalados, el órgano jurisdiccional o
el titular de la unidad especializada tomará en cuenta, además de las circunstancias exteriores de ejecución, y las
particulares del delincuente, la gravedad de los delitos cometidos por el colaborador y las disposiciones que establezca
la legislación sobre ejecución de penas.
En caso de que existan medios de prueba aportados por personas distintas de quien colabore con el Ministerio
Público Federal, y que impliquen al colaborador en hecho distinto de aquél por el cual presta la colaboración a solicitud
de la representación social de la Federación, se le podrán reducir las penas que le corresponderían hasta en tres quintas
partes siempre y cuando la información que suministre se encuentre corroborada por otros datos o medios de prueba, y
sea relevante para la detención y procesamiento de otros integrantes de la delincuencia organizada de mayor
peligrosidad o jerarquía que el colaborador.
Cuando se gire orden de aprehensión en contra de un integrante de la delincuencia organizada, la autoridad podrá
ofrecer recompensa a quienes auxilien eficientemente para su localización y aprehensión, en los términos y condiciones
que, por acuerdo específico, determine el procurador general de la República.
En el caso de secuestro, la autoridad podrá ofrecer recompensa a quienes, sin haber participado en el delito, aporten
cualquier información que resulte cierta y de utilidad para la liberación de las víctimas o la aprehensión de los
presuntos responsables. La autoridad garantizará la confidencialidad del informante.
presuntos responsables. La autoridad garantizará la confidencialidad del informante.
Cuando se reciban informaciones anónimas sobre hechos relacionados con la comisión de los delitos a que se refiere
esta ley, se estará a lo señalado por los artículos 212, 215, 221 y demás, relativos y aplicables del CNPP.
Cabe recordar que para el ejercicio de la acción penal se requerirá necesariamente de la denuncia, acusación o
querella correspondiente.
Asimismo, toda persona en cuyo poder se hallen objetos o documentos que puedan brindar datos y servir como
medios de prueba, tiene la obligación de exhibirlos cuando para ello sea requerido por el agente del Ministerio Público
Federal o la policía durante la investigación, o por el juzgador durante el proceso, con las salvedades que establezcan las
leyes.

4.1.2.7. REGLAS PARA LA VALORACIÓN DE LA PRUEBA Y DEL PROCESO

Para efectos de la comprobación de los elementos del tipo penal y la responsabilidad del inculpado, el juez valorará
prudentemente la imputación que hagan los diversos participantes en el hecho y demás personas involucradas en la
averiguación previa.
Los jueces y Tribunales apreciarán el valor de los indicios hasta poder considerar su conjunto como prueba plena,
según la naturaleza de los hechos, la prueba de los mismos y el enlace entre la verdad conocida y la que se busca.
Las pruebas producidas en un proceso distinto podrán ser utilizadas en la investigación y la persecución de la
delincuencia organizada, y serán admitidas para su respectiva valoración a través de medios probatorios.
En los procedimientos penales se tendrá por acreditada la existencia de una organización delictiva determinada
cuando exista una sentencia judicial irrevocable emitida por cualquier Tribunal nacional o extranjero que tenga
acreditada tal existencia. En estos casos, en los procedimientos penales seguidos en contra de cualquier imputado se
deberá probar la vinculación a esa organización delictiva, así como demás elementos que se requieren para que pueda
ser sentenciado por el delito de delincuencia organizada.

4.1.2.8. PRISIÓN PREVENTIVA Y EJECUCIÓN DE LAS PENAS Y MEDIDAS DE SEGURIDAD

La autoridad deberá mantener recluidos a los procesados o sentenciados que colaboren en la persecución y
procesamiento de otros miembros de la delincuencia organizada, en establecimientos distintos de aquéllos en que estos
últimos estén recluidos, ya sea en prisión preventiva o en ejecución de sentencia.
Para la prisión preventiva y ejecución de sentencias en materia de delincuencia organizada se destinarán centros
especiales.
Los sentenciados por los delitos a que se refiere la ley no tendrán derecho a los beneficios de la libertad anticipada,
salvo que se trate de quienes colaboran con la autoridad en la investigación y persecución de otros miembros de la
delincuencia organizada.
La misma regla se aplicará en relación con el tratamiento preliberacional y la remisión parcial de la pena a que se
refiere la ley que establece las normas sobre ejecución de penas y medidas de seguridad.
Los sentenciados por los delitos a que se refiere esta ley no tendrán el derecho de compurgar sus penas en el centro
penitenciario más cercano a su domicilio.
La legislación en materia de ejecución de penas preverá la definición de los centros especiales para la reclusión
preventiva y la ejecución de sentencias, la restricción de comunicaciones de los imputados y sentenciados, así como la
imposición de medidas de vigilancia especial a los internos por delincuencia organizada.

4.2. LEY FEDERAL DE EXTINCIÓN DE DOMINIO

En relación con la LFDO, y en seguimiento al combate a la delincuencia –y con el afán de desarticular sus
estructuras–, se promovieron y se efectuaron reformas jurídicas para dar entrada en nuestro sistema jurídico a la figura
de la extinción de dominio.

4.2.1. FUNDAMENTO CONSTITUCIONAL

La reforma tiene su fundamento en la CPEUM, en el artículo 22, que a la letra dice:

Artículo 22. Quedan prohibidas las penas de muerte, de mutilación, de infamia, la marca, los
azotes, los palos, el tormento de cualquier especie, la multa excesiva, la confiscación de bienes y
cualesquiera otras penas inusitadas y trascendentales. Toda pena deberá ser proporcional al delito
que sancione y al bien jurídico afectado.

No se considerará confiscación la aplicación de bienes de una persona cuando sea decretada para
el pago de multas o impuestos, ni cuando la decrete una autoridad judicial para el pago de
responsabilidad civil derivada de la comisión de un delito. Tampoco se considerará confiscación el
decomiso que ordene la autoridad judicial de los bienes en caso de enriquecimiento ilícito en los
términos del artículo 109, la aplicación a favor del Estado de bienes asegurados que causen abandono
en los términos de las disposiciones aplicables, ni la de aquellos bienes cuyo dominio se declare
extinto en sentencia. En el caso de extinción de dominio se establecerá un procedimiento que se regirá
por las siguientes reglas:

I. Será jurisdiccional y autónomo del de materia penal.

II. Procederá en los casos de delincuencia organizada, delitos contra la salud, secuestro, robo
de vehículos y trata de personas, respecto de los bienes siguientes:

a) Aquellos que sean instrumento, objeto o producto del delito, aun cuando no se haya dictado la
sentencia que determine la responsabilidad penal, pero existan elementos suficientes para determinar
que el hecho ilícito sucedió.

b) Aquellos que no sean instrumento, objeto o producto del delito, pero que hayan sido utilizados
o destinados a ocultar o mezclar bienes producto del delito, siempre y cuando se reúnan los extremos
del inciso anterior.

c) Aquellos que estén siendo utilizados para la comisión de delitos por un tercero, si su dueño tuvo
conocimiento de ello y no lo notificó a la autoridad o hizo algo para impedirlo.

d) Aquellos que estén intitulados a nombre de terceros, pero existan suficientes elementos para
determinar que son producto de delitos patrimoniales o de delincuencia organizada, y el acusado por
estos delitos se comporte como dueño.

III. Toda persona que se considere afectada podrá interponer los recursos respectivos para
demostrar la procedencia lícita de los bienes y su actuación de buena fe, así como que estaba
impedida para conocer la utilización ilícita de sus bienes.

Ley Federal de Extinción de Dominio, reglamentaria del Artículo 22 de la CPEUM


La extinción de dominio es la pérdida de los derechos sobre los bienes mencionados en la Ley Federal de Extinción
de Dominio (LFED), sin contraprestación ni compensación alguna para su dueño ni para quien se ostente o comporte
como tal. La sentencia en la que se declare tendrá por efecto que los bienes se apliquen en favor del Estado.
Para ello, esa ley describe el concepto de “bienes” como: todas las cosas materiales que no estén excluidas del
comercio, ya sean muebles o inmuebles, y todo aquel derecho real o personal, sus objetos, frutos y productos,
susceptibles de apropiación, que se encuentren en los siguientes supuestos:
a) Aquellos bienes que sean instrumento, objeto o producto del delito, que hayan sido utilizados o destinados a
ocultar o mezclar bienes producto del delito, entendiéndose por ocultar, la acción de esconder, disimular o transformar
bienes que son producto del delito, y por mezclar, la suma o aplicación de dos o más bienes.
b) Los que estén siendo utilizados para la comisión de delitos por un tercero, si su dueño tuvo conocimiento de ello y
no lo notificó a la autoridad por cualquier medio o tampoco hizo algo para impedirlo.
c) Que estén intitulados a nombre de terceros y se acredite que los bienes son producto de la comisión de los delitos
a que se refiere la fracción II del artículo 22 constitucional4 y el acusado por estos delitos se ostente o comporte como
dueño.
A falta de regulación suficiente en la LFED respecto de las instituciones y supuestos jurídicos regulados por la
misma, se estará a las siguientes reglas de supletoriedad:

Fase Ley
1.  La  preparación  del  ejercicio  de  la  acción  de Código Federal de Procedimientos Penales
extinción de dominio
2. El juicio de extinción de dominio Código Federal de Procedimientos Civiles (CFPC)
3. La  administración,  enajenación  y  destino  de  los Ley  Federal  para  la  Administración  y  Enajenación
bienes de Bienes del Sector Público
4. Los aspectos relativos a la regulación de bienes u Código Civil Federal (CCF)
obligaciones

4.2.2. LA ACCIÓN DE EXTINCIÓN DE DOMINIO

La acción de la extinción de dominio es de carácter real, de contenido patrimonial, y procederá sobre cualquier
bien, independientemente de quien lo tenga en su poder o lo haya adquirido. El ejercicio de la acción de extinción de
dominio corresponde al Ministerio Público Federal.
A la acción de extinción de dominio se aplicarán las reglas de prescripción previstas para los hechos ilícitos de
delincuencia organizada, secuestro, robo de vehículos, trata de personas y delitos contra la salud, excepto en el caso de
los bienes que sean producto del delito que será imprescriptible.
El Ministerio Público Federal podrá desistirse de la acción de extinción de dominio en cualquier momento, antes de
que se dicte sentencia definitiva, previo acuerdo con la PGR. En los mismos términos, podrá desistirse de la pretensión
respecto de ciertos bienes objeto de la acción de extinción de dominio.
Para la preparación de la acción de extinción de dominio, el Ministerio Público Federal podrá utilizar la información
que se genere en las averiguaciones previas que inicie, en términos del CFPP y, en su caso, de la LFDO, así como las
resoluciones sobre la inmovilización provisional e inmediata de fondos o activos ante las autoridades financieras.
Esta acción se ejercerá, respecto de los bienes, aun cuando no se haya determinado la responsabilidad penal en los
casos de los delitos previstos en el artículo 22, fracción II constitucional.
El ejercicio de la acción de extinción de dominio se sustentará en la información que recabe el Ministerio Público
Federal cuando se haya iniciado la averiguación previa o en las actuaciones conducentes del procedimiento penal
respectivo, o bien, en ambas cuando de ella se desprenda que el hecho ilícito sucedió, y que los bienes se ubican en los
supuestos de extinción de dominio, así como las resoluciones sobre inmovilización provisional e inmediata de fondos o
activos ante las autoridades financieras.

4.2.3. CASOS EN QUE APLICA LA ACCIÓN DE EXTINCIÓN DE DOMINIO

La muerte del o los probables responsables no cancela la acción de extinción de dominio, la cual se ejercerá respecto
de los bienes relacionados o vinculados con los delitos, en cualquiera de los supuestos siguientes:
a) Que sean instrumento, objeto o producto del delito.
b) Que hayan sido utilizados o destinados a ocultar o mezclar bienes producto del delito. Se entenderá por ocultar, la
acción de esconder, disimular o transformar bienes que son producto del delito, y por mezcla de bienes, la suma o
aplicación de dos o más bienes.
c) Que estén siendo utilizados para la comisión de delitos por un tercero, si su dueño tuvo conocimiento de ello y no
lo notificó a la autoridad por cualquier medio o tampoco hizo algo para impedirlo. Será responsabilidad del Ministerio
Público Federal acreditarlo, lo que no podrá fundarse únicamente en la confesión del inculpado del delito.
d) Que estén intitulados a nombre de terceros y se acredite que los bienes son producto de la comisión de los delitos
a que se refiere el artículo 22, fracción II de la CPEUM, y el acusado por estos delitos se ostente o comporte como dueño.
El procedimiento de extinción de dominio será autónomo e independiente de cualquier otro de naturaleza penal que
se haya iniciado simultáneamente, del que se haya desprendido o en el que tuviera su origen.
En los casos en que existiere sentencia en el procedimiento penal, en la que se determine la falta de elementos para
comprobar la existencia del cuerpo del delito, los afectados por un proceso de extinción de dominio tendrán derecho a
comprobar la existencia del cuerpo del delito, los afectados por un proceso de extinción de dominio tendrán derecho a
reclamar la reparación del daño con cargo al fondo a que se refiere el artículo 61 de la LFED.
Por su parte, el Poder Judicial de la Federación contará con jueces especializados en extinción de dominio y el
Consejo de la Judicatura Federal determinará el número, división en circuitos y competencia territorial de los mismos.

4.2.4. PARTES EN EL PROCEDIMIENTO DE EXTINCIÓN DE DOMINIO

Son parte en el procedimiento de extinción de dominio:


a) El actor, que será el Ministerio Público Federal.
b) El demandado, que será quien se ostente como dueño o titular de los derechos reales o personales.
c) Los terceros, quienes se consideren afectados por la acción de extinción de dominio y acrediten tener un interés
jurídico sobre los bienes materia de esa acción.
El demandado y el afectado actuarán por sí o a través de sus representantes o apoderados. En cualquier caso, los
efectos procesales serán los mismos.

4.2.5. MEDIDAS CAUTELARES

El juez, a solicitud fundada del Ministerio Público Federal, podrá imponer las medidas cautelares necesarias para
garantizar la conservación de los bienes materia de la acción de extinción de dominio y, en su oportunidad, para la
aplicación de los bienes en favor del Estado.
Son medidas cautelares:
El aseguramiento de bienes El embargo precautorio

El Ministerio Público Federal o las autoridades financieras podrán ordenar a las entidades financieras la
inmovilización provisional e inmediata de fondos o activos cuando reciban las resoluciones de las autoridades
competentes o de organismos internacionales de los que el Estado mexicano sea parte, cuando estén vinculados con los
delitos materia de la extinción de dominio.
La Inmovilización Provisional e Inmediata: Es la prohibición temporal de transferir, depositar, adquirir, dar,
recibir, cambiar, invertir, transportar, traspasar, convertir, enajenar, trasladar, gravar, mover o retirar fondos o activos,
cuando éstos estén vinculados con los delitos materia de la extinción de dominio.
Cuando esa inmovilización sea ordenada por el Ministerio Público Federal tendrá una vigencia de 20 días, contados
a partir de que se ordenó la medida. Dentro de ese plazo, el Ministerio Público Federal solicitará al juez el
aseguramiento de los fondos o activos.
Respecto de las entidades financieras durante la inmovilización, quedarán salvaguardados los derechos sobre
créditos otorgados, garantías u obligaciones contraídas con anterioridad.
Así, el juez ordena el aseguramiento de los bienes materia de la acción de extinción de dominio que estén
identificados, o bien, ratifica el realizado por el Ministerio Público Federal.
Cuando se aseguren establecimientos mercantiles o empresas prestadoras de servicios o cualquier inmueble,
vinculados con las conductas de la delincuencia organizada referidas en la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los
Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos (LFPSDCMH), de inmediato se notificará al Servicio de Administración y
Enajenación de Bienes (SAE) con la finalidad de que el establecimiento mercantil o empresa asegurada le sea
transferida, no sin antes retirar el producto ilícito de los contenedores del establecimiento o empresa.
También el juez podrá ordenar la medida cautelar que resulte procedente en el auto admisorio de la demanda o en
cualquier etapa del procedimiento y, en su caso, ordenará el rompimiento de cerraduras y el uso de la fuerza pública
para su ejecución.
Contra la resolución que ordene o niegue el otorgamiento de las medidas cautelares procederá el recurso de
apelación el cual se admitirá, en su caso, sólo en el efecto devolutivo.
Toda medida cautelar quedará anotada en el registro público que corresponda, y el SAE deberá ser notificado del
otorgamiento de toda medida cautelar o del levantamiento de ésta. Los bienes asegurados no serán transmisibles por
herencia o legado durante la vigencia de esta medida.
Durante la sustanciación del procedimiento, el Ministerio Público Federal podrá solicitar al juez la ampliación de
medidas cautelares respecto de los bienes sobre los que se haya ejercitado acción. También se podrán solicitar medidas
cautelares con relación a otros bienes sobre los que no se hubieran solicitado en un principio, pero que formen parte del
procedimiento.
El demandado o el afectado no podrán ofrecer garantía para obtener el levantamiento de la medida cautelar.
Cuando los bienes objeto de la medida cautelar impuesta hayan sido previamente intervenidos, secuestrados,
embargados o asegurados, en procedimientos judiciales o administrativos distintos de la averiguación previa que haya
motivado la acción de extinción de dominio, se notificará la nueva medida a las autoridades que hayan ordenado esos
actos, así como al SAE, si fuese éste el que tuviere transferidos los bienes, los cuales podrán continuar en custodia de
quien se hubiere designado para ese fin y a disposición de la autoridad competente.
En caso de que las medidas a que se refiere el párrafo anterior sean levantadas o modificadas, subsistirá la medida
cautelar que haya ordenado el juez de extinción de dominio, quien podrá modificar las condiciones de su custodia,
dando prioridad a su conservación.
Los bienes señalados serán transferidos conforme a la Ley Federal para la Administración y Enajenación de Bienes
del Sector Público (LFAEBSP), a efecto de que se disponga de los mismos en términos de esa ley. Para ello se tendrá al
juez que imponga la medida cautelar como entidad transferente.

4.2.6. PROCEDIMIENTO DE LA DEMANDA

La acción de extinción de dominio se formulará mediante demanda del Ministerio Público Federal, previo acuerdo
con el titular de la PGR o con el subprocurador en el que delegue esa facultad, y deberá cubrir los siguientes requisitos:
a) El juzgado competente.
b) La descripción de los bienes respecto de los cuales se solicita la extinción de dominio, señalando su ubicación y
demás datos para su localización.
c) Copia certificada de las constancias pertinentes de la averiguación previa iniciada para investigar los delitos
relacionados con los bienes materia de la acción.
d) En su caso, el acuerdo de aseguramiento de los bienes, ordenado por el Ministerio Público Federal dentro de la
averiguación previa; el acta en la que conste el inventario y su estado físico; la constancia de inscripción en el registro

público correspondiente y el certificado de gravámenes de los inmuebles, así como la estimación del valor de los bienes
público correspondiente y el certificado de gravámenes de los inmuebles, así como la estimación del valor de los bienes
y la documentación relativa a la notificación del procedimiento para la declaratoria de abandono y, en el supuesto de
existir, la manifestación que al respecto haya hecho el interesado o su representante legal.
e) El nombre y domicilio del titular de los derechos, de quien se ostente o comporte como tal, o de ambos.
f) Las actuaciones conducentes, derivadas de otras averiguaciones previas, de procesos penales en curso o de
procesos concluidos.
g) La solicitud de las medidas cautelares necesarias para la conservación de los bienes, en los términos que establece
la ley.
h) La petición de extinción de dominio sobre los bienes y demás pretensiones.
i) Las pruebas que se ofrecen debiendo, en ese momento, exhibir las documentales o señalar el archivo donde se
encuentren, precisando los elementos necesarios para la sustanciación y desahogo de los otros medios de prueba.

Plazo para la admisión o el rechazo de la demanda


Una vez presentada la demanda con los documentos que acrediten la procedencia de la acción y demás pruebas
que ofrezca el Ministerio Público Federal, el juez contará con un plazo de 72 horas para resolver sobre la admisión de la
demanda y de las pruebas ofrecidas, debiendo proveer lo necesario para la preparación y desahogo de las mismas y
ordenar la notificación de éstas al demandado o a su representante legal y, en su caso, la publicación de los edictos.
Si la demanda fuere oscura o irregular, el juez deberá prevenir por una sola vez al Ministerio Público Federal para
que la aclare, corrija o complete, otorgándole un plazo de tres días contados a partir de que surta efectos la notificación
del auto que lo ordene.
Aclarada la demanda, el juez le dará curso o la desechará de plano.
El juez, en el auto de admisión, señalará los bienes materia del juicio, el nombre del o los demandados,
concediéndoles el plazo de 15 días hábiles, contados a partir de la fecha en que surta efectos la notificación para
contestar la demanda. En ese auto, el juez proveerá lo conducente en relación con las medidas cautelares que, en su
caso, hubiera solicitado el Ministerio Público Federal en la demanda.
Si los documentos con los que se le corriera traslado excedieran de 500 fojas, por cada 100 de exceso o fracción se
aumentará un día más de plazo para contestar la demanda, sin que se pueda exceder de 20 días hábiles.
En el auto admisorio también deberá señalarse la fecha programada para la celebración de la audiencia de
desahogo de pruebas, la cual deberá realizarse dentro de un plazo que no podrá exceder de 30 días naturales, no
pudiéndose prorrogar tal fecha.
Contra el auto que niegue o acepte la admisión de la demanda procederá el recurso de apelación, el cual se admitirá
en el efecto devolutivo.

Notificación de admisión de la demanda

Una vez admitida la demanda, el juez ordenará la notificación bajo el siguiente procedimiento:
a) Notificará personalmente a los demandados y a los afectados que se tengan identificados y de los que se conozca
su domicilio, de conformidad con las reglas siguientes:

• La notificación se practicará en el domicilio del demandado o del afectado. En caso de que el demandado se
encuentre privado de su libertad, la notificación personal se hará en el lugar donde se encuentre detenido.
• El notificador deberá cerciorarse del domicilio, entregar copia de la resolución que se notifique, de la demanda y de
los documentos base de la acción; recabar nombre o media filiación y, en su caso, firma de la persona con quien se
entienda la diligencia, asentando los datos del documento oficial con que se identifique. Asimismo, en el acta de
notificación constarán los datos de identificación del secretario o actuario que la practique.
• De no encontrarse el interesado ni otra persona que reciba la notificación, o habiéndose negado a recibirla o
firmarla, ésta se hará en los términos dispuestos en los artículos 312 y 313 del CFPC.5

En todos los casos deberá levantarse acta circunstanciada de la diligencia que se practique.
Asimismo, el juez podrá habilitar al personal del juzgado para practicar las notificaciones en días y horas inhábiles.
Cuando hubiere que citar a juicio a alguna persona que haya desaparecido, no tenga domicilio fijo o se ignore dónde
se encuentra, la notificación se realizará por edictos, en los términos de lo dispuesto en el artículo 315 del CFPC y por
Internet.
En este último caso, la PGR deberá habilitar un sitio especial en su portal electrónico con la finalidad de hacer
accesible para cualquier interesado el conocimiento de la notificación.
Cuando los bienes materia del procedimiento de extinción de dominio sean inmuebles, la cédula de notificación se
fijará en cada uno de éstos, notificándoselo al SAE mediante oficio.
fijará en cada uno de éstos, notificándoselo al SAE mediante oficio.
Esa notificación será válida a partir del día siguiente en que hubiera sido practicada. Por su parte, el edicto surtirá
efectos de notificación personal al día siguiente de su última publicación.
La única notificación personal que se realizará en el proceso de extinción de dominio será la que se realice al inicio
del juicio, en los términos de la LFED. Todas las demás se practicarán mediante publicación por lista.
Por último, en un plazo no mayor de siete días hábiles, contados a partir de que se dicte el auto admisorio, el juez
deberá ordenar las diligencias necesarias para que se efectúen las notificaciones correspondientes en los términos de la
LFED.

4.2.7. TERCEROS AFECTADOS

Toda persona afectada que considere tener interés jurídico sobre los bienes materia de la acción de extinción de
dominio deberá comparecer dentro de los 10 días hábiles siguientes, contados a partir de aquél en que haya tenido
conocimiento de la acción, para acreditar su interés jurídico y expresar lo que a su derecho convenga.
Entonces, el juez resolverá en un plazo de tres días hábiles, contados a partir de la comparecencia, sobre la
legitimación del afectado que se hubiere apersonado y, en su caso, autorizará la entrega de las copias de traslado de la
demanda y del auto admisorio. Este último deberá recoger esos documentos dentro del término de tres días, contado a
partir de que surta efectos el auto que ordene su entrega.

4.2.8. CONTESTACIÓN DE LA DEMANDA

El plazo para contestar la demanda será de 15 días hábiles, contado a partir de la fecha en que el afectado o su
representante hayan comparecido para recibir los documentos a que se refiere el párrafo anterior. Este término estará
sujeto a la regla de expedientes de fojas: después de 500, por cada 100 habrá un día más de plazo.
Contra el auto que niegue la legitimación procesal del afectado procederá el recurso de apelación, el cual será
admitido en el efecto devolutivo.
Desde el escrito de contestación de demanda o del primer acto por el que se apersonen a juicio, el demandado y el
afectado deberán señalar domicilio para oír y recibir notificaciones y documentos en el lugar de residencia del juez que
conozca de la acción de extinción de dominio.

Contenido de la contestación de la demanda


El escrito de contestación de la demanda deberá contener:
a) Las excepciones y defensas del demandado.
b) Se deberán ofrecer las pruebas, exhibiendo las que estén a su disposición, o bien, señalar el archivo donde se
encuentren. En todo caso, las pruebas deberán ser desahogadas en la audiencia de desahogo de pruebas, iniciando el
Ministerio Público Federal, luego el demandado y después los terceros.
El demandado o los terceros que lo requieran serán asesorados y representados por asesores jurídicos del Instituto
Federal de Defensoría Pública (IFDP), en los términos que establezca la Ley Federal de Defensoría Pública (LFDP).
Cuando no comparezca el demandado o el afectado, el juez le designará un defensor, quien en su ausencia realizará
todas las diligencias para garantizar la audiencia y el debido proceso. Cuando comparezca la víctima u ofendido, en caso
de requerirlo, tendrá derecho a que se le garantice una defensa adecuada.

Incidente preferente de buena fe


En el proceso de extinción de dominio no habrá lugar al trámite de excepciones ni de incidentes de previo y especial
pronunciamiento, salvo el incidente preferente de buena fe, el cual tendrá por finalidad que los bienes, motivo de la
acción de extinción de dominio, se excluyan del proceso siempre que se acredite su titularidad y legítima procedencia.
No procederá este incidente si se demuestra que el promovente conocía de los hechos ilícitos que dieron origen al
juicio y, pese a ello, no lo denunció a la autoridad ni hizo algo para impedirlo.
Este incidente se resolverá por sentencia interlocutoria dentro de los 10 días siguientes a la fecha de su
presentación. Todos los demás asuntos serán decididos en la sentencia definitiva.

Incidente preferente de buena fe
Contra el auto que admita, deseche o tenga por no
interpuesto el incidente Procederá  el  recurso  de El  cual  se  admitirá  en  el
apelación efecto devolutivo
Contra la sentencia que lo resuelva
Durante el procedimiento, el juez:
a) Deberá dictar de oficio los trámites y providencias encaminados a que la justicia sea pronta y expedita.
b) Desechará de plano los recursos, incidentes o promociones notoriamente improcedentes.
La autoridad judicial podrá imponer correcciones disciplinarias o medidas de apremio, en términos del
ordenamiento supletorio correspondiente.

4.2.9. LAS PRUEBAS

Las pruebas sólo podrán ser ofrecidas en la demanda y en la contestación y se admitirán o desecharán, según sea el
caso, en el auto en que se tengan por presentadas. Si es necesario se ordenará su preparación y se desahogarán en la
audiencia.
La ausencia de cualquiera de las partes no impedirá la celebración de la audiencia y las partes podrán ofrecer todo
tipo de pruebas que no sean contrarias a Derecho, en términos de lo dispuesto en el CFPC, con excepción de la
confesional a cargo de las autoridades, siempre que tengan relación con:
a) El cuerpo del delito.
b) La procedencia de los bienes.
c) Que los bienes materia del procedimiento no sean de los sujetos al procedimiento de extinción de dominio.
d) Que respecto de los bienes sobre los que se ejercitó la acción se ha emitido una sentencia firme favorable dentro
de un procedimiento de extinción de dominio.
El Ministerio Público Federal no podrá ocultar prueba de descargo alguna que se relacione con los hechos objeto de
la extinción y deberá aportar, por conducto del juez, toda información que conozca a favor del demandado en el proceso
cuando le beneficie a éste. El juez valorará si la información es relevante para el procedimiento de extinción.
En caso de que se ofrezcan constancias de la averiguación previa por alguno de los delitos, éstas deberán ser
solicitadas por conducto del juez.
Asimismo, el juez se cerciorará de que las constancias de la averiguación previa o de cualquier otro proceso,
ofrecidas por el demandado o tercero afectado, tengan relación con los hechos materia de la acción de extinción de
dominio, y verificará que su exhibición no ponga en riesgo la secrecía de la investigación. Además, podrá ordenar que
las constancias de la averiguación previa que admita como prueba sean debidamente resguardadas, fuera del
expediente, para preservar su secrecía, sin que pueda restringirse el derecho de las partes de tener acceso a dichas
constancias.

Pruebas derivadas por imputaciones a miembros de la delincuencia organizada


Cuando la prueba sea obtenida como producto de imputaciones realizadas por miembros de la delincuencia
organizada que colaboren con la autoridad, el juez deberá valorar estas declaraciones conforme a las siguientes reglas:
a) Analizará las constancias de declaración que el testigo colaborador haya efectuado y que consten en las
actuaciones conducentes del o los procedimientos que tengan relación con la acción de extinción de dominio.
b) El juez deberá valorar además la coherencia interna de todas las declaraciones que materialmente realizó el
testigo.
c) Las declaraciones de oídas sólo podrán ser utilizadas para el contexto, pero el juez no podrá otorgarles valor
probatorio.
d) El juez deberá valorar la coherencia externa de los testimonios con las evidencias materiales de que el hecho
ilícito sucedió.
En ningún caso serán suficientes las meras declaraciones de testigos colaboradores para acreditar la existencia de
alguno de los elementos del cuerpo del delito, las cuales deberán ser relacionadas y valoradas con otros elementos
probatorios que las confirmen.

Tipos de pruebas
Cuando el demandado o el afectado ofrezcan como prueba constancias de algún proceso penal, el juez las solicitará
al órgano jurisdiccional competente para que las remita en un plazo de cinco días hábiles.
Prueba pericial: Una vez admitida, el juez ordenará su desahogo por un perito. El Ministerio Público Federal o el
demandado y/o afectado podrán ampliar el cuestionario dentro de un plazo de tres días hábiles, contado a partir del
auto que admite la prueba. El perito deberá rendir su dictamen a más tardar el día de la audiencia de desahogo de
pruebas.
Prueba testimonial: Se desahogará en la audiencia siendo responsabilidad del oferente de la misma la presentación
del testigo.
El juez valorará las pruebas desahogadas y podrá decretar desierta una prueba admitida cuando:
a) El oferente no haya cumplido los requisitos impuestos a su cargo para la admisión de la prueba.
b) Materialmente sea imposible su desahogo.
c) De otras pruebas desahogadas se advierta que es notoriamente improcedente el desahogo de las mismas.
Contra el auto que deseche o declare la deserción de pruebas procederá el recurso de revocación.
La audiencia comenzará con el desahogo de las pruebas del Ministerio Público Federal y continuará con las de los
demandados y, en su caso, de los afectados, observando los principios de inmediación, concentración y continuidad.

4.2.10. LA SENTENCIA

Dentro de la audiencia, y una vez desahogadas las pruebas, las partes podrán presentar alegatos, y una vez
concluida la etapa de éstos, el juez dictará sentencia en la misma audiencia o dentro de los ocho días siguientes.
La sentencia de extinción de dominio será conforme a la letra o la interpretación jurídica de la ley, y a falta de ésta,
se fundará en los Principios Generales de Derecho, debiendo contener el lugar en que se pronuncie, el juzgado que la
dicte, un extracto claro y sucinto de las cuestiones planteadas y de las pruebas rendidas, así como la fundamentación y
motivación, y terminará resolviendo con precisión y congruencia los puntos en controversia.
La sentencia deberá declarar la:

Improcedencia de la acción Extinción de dominio

4.2.11. IMPROCEDENCIA DE LA ACCIÓN

En caso de improcedencia de la acción, el juez resolverá sobre el levantamiento de las medidas cautelares que se
hayan impuesto y la persona a la que se hará la devolución de los mismos6 y se pronunciará sobre todos los bienes
materia de la controversia.
Cuando hayan sido varios los bienes en extinción de dominio se hará, con la debida separación, la declaración
correspondiente a cada uno de ellos.
Las sentencias por las que se resuelva la improcedencia de la acción de extinción de dominio no prejuzgan respecto
de las medidas cautelares de aseguramiento con fines de decomiso, embargo precautorio para efectos de reparación del
daño u otras que la autoridad judicial a cargo del proceso penal acuerde.

4.2.12. DECLARACIÓN DE EXTINCIÓN DE DOMINIO

En el caso de sentencia que declare la extinción de dominio, el Gobierno Federal podrá optar por conservar los
bienes y realizar los pagos correspondientes a los terceros, víctimas u ofendidos.
La absolución del afectado en el proceso penal por no haberse establecido su responsabilidad, o la no aplicación de
la pena de decomiso de bienes, no prejuzga respecto de la legitimidad de ningún bien.
El juez, al dictar sentencia, determinará procedente la extinción de dominio de los bienes materia del procedimiento
siempre que el Ministerio Público Federal:
a) Acredite plenamente los elementos del cuerpo del delito por el que se ejerció la acción.
b) Acredite que los bienes están dentro de los supuestos de relación con el delito.
c) En los casos en que los bienes se hayan utilizado en la comisión de los delitos, pruebe plenamente la actuación de
mala fe del tercero.
d) En los casos en que los bienes sean intitulados a nombre de terceros y sean producto de los ilícitos, haya probado
la procedencia ilícita de dichos bienes.
La sentencia también resolverá, entre otras determinaciones, lo relativo a los derechos preferentes, los pagos de
reparaciones de daños y perjuicios, así como los pagos reclamados por créditos garantizados.
En caso de que se dicte sentencia que declare la extinción de dominio de los bienes, el juez también podrá declarar
la extinción de otros derechos reales, principales o accesorios, o personales sobre éstos, si se prueba que su titular
conocía la causa que dio origen a la acción de extinción de dominio.
En caso de garantías, su titular deberá demostrar la preexistencia del crédito garantizado y, en su caso, que se
tomaron las medidas que la normatividad establece para el otorgamiento y destino del crédito; de lo contrario, el juez
declarará extinta la garantía.
La acción de extinción de dominio no procederá respecto de los bienes asegurados que hayan causado abandono en
favor del Gobierno Federal o de aquéllos respecto de los cuales se haya decretado su decomiso, con carácter de cosa
favor del Gobierno Federal o de aquéllos respecto de los cuales se haya decretado su decomiso, con carácter de cosa
juzgada.
Causan ejecutoria las sentencias que no admiten recurso o que, admitiéndolo, no fueren recurridas o, habiéndolo
sido, se haya declarado desierto el interpuesto o haya desistido el recurrente de él, y las consentidas expresamente por
las partes o sus representantes legitimados para ello.
Si luego de concluido el procedimiento de extinción de dominio mediante sentencia firme se supiera de la existencia
de otros bienes relacionados con el mismo hecho ilícito se iniciará un nuevo procedimiento de extinción de dominio.

4.2.13. APLICACIÓN DE LOS BIENES EN FAVOR DEL ESTADO

Una vez que cause ejecutoria la sentencia que resuelva la extinción del bien, el juez ordenará su ejecución y la
aplicación de los bienes a favor del Estado, en los términos de lo dispuesto en la LFED y en la LFAEBSP.
Los bienes serán adjudicados al Gobierno Federal y puestos a disposición para su destino final a través del SAE. Las
acciones, partes sociales o cualquier título que represente una parte alícuota del capital social o patrimonio de la
sociedad o asociación de que se trate, no computarán para considerar a las emisoras como entidades paraestatales.
El SAE no podrá disponer de los bienes, aun cuando haya sido decretada la extinción de dominio, si en alguna causa
penal se ordenó la conservación de éstos por sus efectos probatorios, siempre que dicho auto o resolución haya sido
notificado previamente al SAE.
Para efectos de la actuación del SAE en su carácter de mandatario, cuando haya contradicción entre dos o más
sentencias, prevalecerá la que se dicte en el procedimiento de extinción de dominio.
Ahora bien, el valor de realización de los bienes y sus frutos, cuyo dominio haya sido declarado extinto mediante
sentencia ejecutoriada se destinarán, hasta donde alcance, y conforme al orden de prelación siguiente, al pago de:
a) Reparación del daño causado a la víctima u ofendido por los delitos, cuando los hubiere, por los que se siguió la
acción de extinción de dominio, determinada en la sentencia ejecutoriada del proceso correspondiente; o bien, en los
que el interesado presente la resolución favorable del incidente respectivo.
b) Las reclamaciones procedentes por créditos garantizados.
El proceso al que se refiere el primer punto es aquél del orden civil o penal mediante el cual la víctima o el ofendido
obtuvo la reparación del daño, siempre y cuando la sentencia haya causado estado.
Cuando de las constancias que obren en la averiguación previa o el proceso penal se advierta la extinción de la
responsabilidad penal en virtud de la muerte del imputado –o por prescripción–, el Ministerio Público Final o la
autoridad judicial, respectivamente, podrán reconocer de oficio la calidad de víctima u ofendido, siempre que existan
elementos suficientes, para el efecto exclusivo de que éste tenga acceso a los recursos del fondo previsto en la LFED.
El destino del valor de realización de los bienes y sus frutos se sujetará a reglas de transparencia, y será fiscalizado
por la Auditoría Superior de la Federación.
En los casos en que el SAE no esté en condiciones de enajenar los bienes de extinción de dominio, para que su valor
se distribuya, podrá disponer de los mismos.
Los remanentes del valor de los bienes que resulten una vez aplicados los recursos correspondientes serán
depositados por el SAE en el fondo que señala la ley, sin que por ese hecho adquiera el carácter de fideicomitente y se
requiera la autorización de su titular para tal efecto.
En lo que se refiere a la aplicación de los bienes, el SAE estará a lo que el juez determine, siempre que exista
cantidad líquida suficiente, derivada del procedimiento de extinción de dominio correspondiente. En todo caso, el juez
deberá especificar en su sentencia o resolución correspondiente los montos a liquidar, la identidad de los acreedores y
el orden de preferencia entre los mismos.
Cuando la sentencia de extinción de dominio se emita de manera previa a la del proceso que resuelva la reparación
del daño, a petición del Ministerio Público Federal o del juez correspondiente, el juez de extinción podrá ordenar al SAE
que conserve los recursos hasta que –de ser el supuesto– la sentencia cause estado. Lo anterior, en la cantidad que
indique el juez de extinción de dominio y siempre que no se incrementen los adeudos por créditos garantizados.
Por su parte, el Ministerio Público Federal deberá, en su caso, representar los intereses de quien se conduzca como
víctima u ofendido por los hechos ilícitos (delincuencia organizada, secuestro, robo de vehículos, trata de personas y
delitos contra la salud) y por los que se ejercitó la acción de extinción de dominio.

4.2.14. MEDIOS DE IMPUGNACIÓN

Contra los autos que dicte el juez en el procedimiento procederá el recurso de revocación, con excepción de los
casos en que la ley señale expresamente que procede el recurso de apelación.
El juez, previa vista que otorgue a las partes con el recurso de revocación, por el término de dos días hábiles,
resolverá el recurso en el mismo plazo.
Contra la sentencia que ponga fin al juicio procederá el recurso de apelación que, en su caso, será admitido en
ambos efectos. Así, contra el acuerdo que deseche medios de prueba ofrecidos en tiempo y forma procederá el recurso
ambos efectos. Así, contra el acuerdo que deseche medios de prueba ofrecidos en tiempo y forma procederá el recurso
de revocación.
El recurso de apelación que se haya interpuesto en contra de la sentencia definitiva deberá resolverse dentro de los
30 días siguientes a su admisión.
La revocación y la apelación se sustanciarán en los términos previstos en el CFPC.

4.2.15. COOPERACIÓN INTERNACIONAL

Cuando los bienes se encuentren fuera del territorio nacional o estén sujetos a la jurisdicción de un Estado
extranjero, las medidas cautelares y la ejecución de la sentencia que se dicte con motivo del procedimiento de extinción
de dominio, se sustanciarán por vía de asistencia jurídica internacional, en términos de los Tratados e instrumentos
internacionales de los que México sea parte o, en su defecto, con base en la reciprocidad internacional.
Para esto, el Ministerio Público Federal solicitará al juez la expedición de copias certificadas del auto que imponga la
medida cautelar o de la sentencia, así como de las demás constancias del procedimiento que sean necesarias.
Los bienes que se recuperen con base en la cooperación internacional –o el producto de éstos– serán destinados al
pago de daños y perjuicios a las víctimas, así como al pago de créditos garantizados.

4.2.16. LEY DE EXTINCIÓN DE DOMINIO PARA EL DISTRITO FEDERAL

Esta ley se refiere a los mismos bienes y tipos de delitos que señala el artículo 22 de la CPEUM, agregando algunos
conceptos que no serán ajenos en la ley federal, por ejemplo:
Hecho ilícito: Hecho típico y antijurídico constitutivo de cualquiera de los delitos de delincuencia organizada,
secuestro, robo de vehículos y trata de personas; aun cuando no se haya determinado quién o quiénes fueron sus
autores, participaron en él o su grado de intervención.
Juez: Juez de extinción de dominio del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (ahora, Tribunal Superior de
Justicia de la Ciudad de México); esto es, un juez ex profeso para la acción de la extinción de dominio.
Delincuencia organizada: Participación de tres o más personas que acuerden organizarse o se organicen para
realizar, de manera reiterada o permanente, conductas que por sí o unidas a otras tengan como fin o resultado cometer
alguno o algunos de los delitos a que se refiere el artículo 254 del CPDF.
Delitos patrimoniales: Robo de vehículos y extorsión relacionados con la delincuencia organizada.
Robo de vehículo: Delito que recae en la persona que con ánimo de dominio, y sin consentimiento de quien
legalmente pueda otorgarlo, se apodere de un vehículo automotor ajeno.
Secuestro: Delito en que incurre una persona(s) cuando priva de la libertad a otra para obtener un rescate, como un
beneficio económico, que cause daño o perjuicio a la persona privada de la libertad.
Trata de personas: Delito de explotación laboral de menores o personas con discapacidad física o mental,
entendiéndose como explotación laboral, la acción de despojar de la retribución total o parcial del producto del trabajo,
en contra de la voluntad del trabajador.
La extinción de dominio es la pérdida de los derechos de propiedad de los bienes mencionados en el artículo 5 de
esta ley (los sujetos de aplicación de la extinción de dominio que menciona el artículo 22 de la CPEUM), sin
contraprestación ni compensación alguna para el afectado cuando se acredite el hecho ilícito en los casos de
delincuencia organizada, secuestro, robo de vehículos y trata de personas, y cuando el afectado no logre probar la
procedencia lícita de dichos bienes ni su actuación de buena fe ni que estaba impedido para saber de su utilización
ilícita.
La extinción de dominio es de naturaleza jurisdiccional, de carácter real y de contenido patrimonial, y procede
sobre cualquier derecho real, principal o accesorio, independientemente de quien lo tenga en su poder o lo haya
adquirido.
La acción de la extinción de dominio es autónoma, distinta e independiente de cualquier otra de naturaleza penal
que se haya iniciado simultáneamente, de la que se haya desprendido o en la que tuviera su origen, sin perjuicio de los
terceros de buena fe.
No procederá sobre bienes decomisados por la autoridad judicial, en sentencia ejecutoriada.
También procede sobre bienes objeto de sucesión hereditaria cuando esos bienes sean de los descritos en el artículo
5 de esta ley, siempre y cuando se ejercite antes de la etapa de inventario y liquidación de bienes, en el procedimiento
sucesorio correspondiente.

Destino de los bienes una vez declarada la extinción de dominio


Tales bienes se aplicarán en favor del Gobierno de la Ciudad de México y serán destinados al bienestar social,
mediante acuerdo del jefe de gobierno que se publique en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México. Cuando se trate de

bienes fungibles, éstos se destinarán en porcentajes iguales a la procuración de justicia y a la seguridad pública.
bienes fungibles, éstos se destinarán en porcentajes iguales a la procuración de justicia y a la seguridad pública.

Información restringida
Toda la información que se genere u obtenga en relación con esta ley se considerará como restringida en los
términos de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Distrito Federal (ahora Ley de Transparencia,
Acceso a la Información Pública y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México). Para esto, la Secretaría de Finanzas y
la Oficialía Mayor entregarán un informe anual a la Asamblea Legislativa sobre los bienes materia de este
ordenamiento.

Denuncia
Al respecto, la denuncia la podrá hacer cualquier persona ante el agente del Ministerio Público, no especializado,
sobre hechos posiblemente constitutivos de los delitos mencionados.
En la denuncia podrá formularse la descripción de los bienes que el denunciante presuma sean de los señalados en
el artículo 5 de esta ley (los mismos que señala el artículo 22 constitucional).
La denuncia podrá enviarse por los siguientes medios: vía personal, telefónica, electrónica o escrita,
independientemente de que después se efectúe la formalización de la denuncia y la narración de los hechos.

Estímulo económico para el denunciante

El particular que denuncie y contribuya a la obtención o aporte medios de prueba para el ejercicio de la acción
podrá recibir como retribución un porcentaje del 2 al 5% del valor comercial de los mismos, después de la
determinación relativa a los derechos preferentes, señalados en el artículo 50 de la LFED (la sentencia de extinción de
dominio), y en los términos de su reglamento. El valor comercial de los bienes se determinará mediante avalúo, el cual
podrá ser elaborado por las dependencias de la administración pública de la Ciudad de México, el cual será presentado
por el agente del Ministerio Público durante el procedimiento.
Toda persona que presente una denuncia tendrá derecho a que se guarde absoluta secrecía respecto de sus datos
personales.
El porcentaje de la retribución se determinará tomando como base los siguientes criterios:

Del 2% cuando la información consista en el nombre de una persona o la ubicación de un bien y la posible
actividad ilícita
Del 3% cuando la información consista en el nombre de dos o más personas o la ubicación de dos o más
bienes, así como la posible actividad ilícita
Del 4% cuando la información consista en el nombre de dos o más personas o la ubicación de dos o más
bienes, la posible actividad ilícita y la forma de operación
Del 5% cuando la información consista en los nombres de los integrantes de grupos delincuenciales, la
ubicación de bienes muebles e inmuebles, así como el señalamiento de los hechos ilícitos que se están
realizando y su forma de operación

Proceso judicial para la determinación de la extinción de dominio


La LFED y su reglamento contienen el procedimiento a seguir para efectos de declararse la extinción de dominio.
Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con este asunto de la extinción de dominio, pues todo puede empezar
con la mera presunción de un ciudadano alentado por la posibilidad de obtener una recompensa económica, lo que
podría derivar en una excesiva presentación de denuncias, las cuales podrían colocar en riesgo de molestias y daños
morales a ciudadanos inocentes, quienes no tengan nada que ver con la tipificación de algún delito penal.
Además, como está enfocada principalmente en los bienes, bien puede existir la presunción sin bases sólidas de que
en ellos se cometen delitos o fueron utilizados para la comisión de los mismos con la intervención de un tercero o
simplemente se “sospeche” que su adquisición fue derivada de recursos que se obtuvieron ilícitamente.

NOTAS AL PIE DE PÁGINA


1

Comisionado de Seguridad Pública, de conformidad con la estructura orgánica de la administración


pública federal

Multas y pensión alimenticia

El Ministerio Público Federal aplicará las reglas y el procedimiento del aseguramiento de bienes

Delitos contra la salud, delincuencia organizada, robo de vehículos, trata de personas y secuestro

Se notificará por instructivo o en el lugar de trabajo o en cualquier lugar donde se encuentre

Ordenará la devolución de los bienes no extintos en un plazo no mayor de seis meses o, cuando no sea
posible, ordenará la entrega de su valor a su legítimo propietario o poseedor junto con los intereses,
rendimientos y accesorios en cantidad líquida que efectivamente se hubieran producido durante el tiempo
en que hayan sido administrados por el SAE (artículo 49 de la LFED)
EFECTOS FISCALES EN MATERIA DE PREVENCIÓN DE LAVADO DE
DINERO
Capítulo V. DELITOS FISCALES RELACIONADOS CON EL LAVADO DE DINERO

CAPÍTULO V

DELITOS FISCALES RELACIONADOS CON EL


LAVADO DE DINERO

5.1. INTRODUCCIÓN

Los antecedentes de estos delitos se encuentran en las reformas a las leyes fiscales como el Código Fiscal de la
Federación (CFF), la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (LIESPYS) y la Ley del Impuesto sobre la
Renta (LISR), con las que de manera paulatina se fueron incrementando las obligaciones fiscales de los contribuyentes
mediante acciones que, en un momento dado, la autoridad fiscal pudiese identificar y tipificar como un delito fiscal.
Esa información ya ha sido puesta a disposición de la autoridad, y el siguiente paso es la investigación, los cruces de
información y el ejercicio de las facultades de comprobación, en un principio con tímidos avances.
La intención al implementar esas medidas fiscales en el fondo sólo fue persuadir al contribuyente para que no
cometiera actos relacionados con el lavado de dinero, porque se conjugaban diversas situaciones como:
a) El incumplimiento del contribuyente para proporcionar la información requerida por la autoridad, al no
presentar las declaraciones informativas.
b) La autoridad fiscal no tenía elementos suficientes para saber si el contribuyente en realidad había recibido o no
dinero en efectivo como aportaciones, pago de bienes o servicios o donativos.
En cuanto al tema fiscal relacionado con el lavado de dinero, sobresalen los siguientes puntos:
a) La discrepancia fiscal.
b) Los supuestos que se tipifican como delitos fiscales.
c) El aumento de los requisitos que deben presentarse en las declaraciones informativas.
d) La creación de la Ley del Impuesto sobre Depósitos en Efectivo y su posterior derogación, pero persistiendo la
obligación de las entidades financieras para informar al Servicio de Administración Tributaria (SAT) respecto de los
depósitos en efectivo mayores a $15,000.
Estas medidas de fiscalización pretendían incrementar el nivel de recaudación, al ser los objetivos principales que
buscaban las autoridades fiscales para poder cumplir con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), tal como se
muestra en el cuadro siguiente.
Así, las medidas citadas tenían la finalidad de persuadir al contribuyente para que evitara caer en actos de
defraudación fiscal tales como:
Evasión fiscal: Ocurre cuando una persona infringe la ley al dejar de pagar total o parcialmente un impuesto al que
está obligado.
Las formas más conocidas para efectuar ese delito son las siguientes:
a) Ocultación de la base imponible.
b) Aumento indebido de las deducciones, exenciones o créditos por los impuestos pagados.
c) Traslación o desplazamiento de la base imponible.
d) Morosidad en el pago de impuestos.
Por tanto, se da la evasión fiscal cuando existe una persona física o moral obligada al pago del impuesto que lo deja
de pagar total o parcialmente, infringiendo así la ley.
Elusión fiscal: Es el acto de defraudación fiscal cuyo propósito es reducir el pago de las contribuciones que por ley le
corresponde pagar a un contribuyente, ya sea por medio de engaños, errores u omisiones en las declaraciones o
cualquier otro acto por el que se obtenga un beneficio indebido en perjuicio del fisco federal.

5.2. ANTECEDENTES DEL DELITO DE OPERACIONES CON RECURSOS DE PROCEDENCIA ILÍCITA

5.2.1. CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN DE 1990 (ARTÍCULO 115-BIS)

Se sancionará con pena de tres a nueve años de prisión, a quien a sabiendas de que una suma de dinero o bienes de
cualquier naturaleza provienen o representan el producto de alguna actividad ilícita:
I. Realice  una  operación  financiera,  compra­venta, II.  Transporte,  transmita  o  transfiera  la  suma  de
garantía,  depósito,  transferencia,  cambio  de dinero o bienes mencionados, desde un lugar a otro
moneda  o,  en  general,  cualquier  enajenación  o en  el  país,  desde  México  al  extranjero  o  del
adquisición  que  tenga  por  objeto  el  dinero  o  los extranjero a México, con el propósito de:
bienes antes citados, con el propósito de:
a) Evadir de cualquier manera el pago de créditos fiscales
b) Ocultar o disfrutar el origen, naturaleza, propiedad, destino o localización del dinero o de los bienes de
que se trate
c) Alentar alguna actividad ilícita o
d) Omitir proporcionar el informe requerido por la operación

Las mismas penas se impondrán a quien realice cualquiera de los actos a que se refieren las dos fracciones
anteriores que tengan por objeto la suma de dinero o los bienes señalados por las mismas con conocimiento de su
origen ilícito, cuando éstos hayan sido identificados como producto de actividades ilegales por las autoridades o
tribunales competentes y dichos actos tengan el propósito de:

a) Ocultar o disfrutar el origen, naturaleza, propiedad, destino o localización del dinero o de los bienes de
que se trate
b) Alentar alguna actividad ilícita

5.2.2. CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN DE 1993 (ARTÍCULO 115-BIS)

Con la reforma al CFF de diciembre de 1993 se adicionaron dos párrafos que a la letra dicen:
Igual sanción se impondrá a los empleados o funcionarios de las instituciones que integran el
sistema financiero, que con el propósito de prestar auxilio o cooperación para evitar la identificación
o localización de las sumas de dinero o bienes a que se refiere este artículo, no cumplan con la
obligación de recabar o falseen la información sobre la identificación del cliente y la correspondiente
operación, conforme a lo previsto en las disposiciones que regulan el sistema financiero.

Para los efectos de este artículo, se entiende por sistema financiero el comprendido por las
instituciones de crédito, de seguros y de fianzas, almacenes generales de depósito, arrendadoras
financieras, sociedades de ahorro y préstamo, uniones de crédito, empresas de factoraje financiero
bursátiles, casas de cambio y cualquier otro intermediario financiero o cambiario.

Y en diciembre de 1994 se adicionó a las Sociedades Financieras de Objeto Limitado (SOFOLES).

5.2.3. ADICIÓN DEL DELITO AL CÓDIGO PENAL FEDERAL EN 1996

El artículo 115-Bis del CFF quedó derogado el 13 de mayo de 1996, adicionándose en el Código Penal Federal (CPF) al
numeral 400-Bis, por lo que el delito de lavado de dinero dejó de ser considerado un ilícito eminentemente fiscal y pasó a
formar parte de la legislación penal mexicana, quedando establecido, en lo que se refiere a las operaciones con
recursos de procedencia ilícita, de la siguiente manera:

Artículo 400-Bis. Se impondrá de cinco a quince años de prisión y de mil a cinco mil días de multa
al que por sí o por interpósita persona realice cualquiera de las siguientes conductas: adquiera,
enajene, administre, custodie, cambie, deposite, dé en garantía, invierta, transporte o transfiera,
dentro del territorio nacional, de éste hacia el extranjero o a la inversa, recursos, derechos o
bienes de cualquier naturaleza, con conocimiento de que proceden o representan el producto
de una actividad ilícita, con alguno de los siguientes propósitos: ocultar o pretender ocultar,
encubrir o impedir conocer el origen, localización, destino o propiedad de dichos recursos,
derechos o bienes, o alentar alguna actividad ilícita.

La misma pena se aplicará a los empleados y funcionarios de las instituciones que integran el
sistema financiero, que dolosamente presten ayuda o auxilien a otro para la comisión de las
conductas previstas en el párrafo anterior, sin perjuicio de los procedimientos y sanciones que
correspondan conforme a la legislación financiera vigente.

La pena prevista en el primer párrafo será aumentada en una mitad, cuando la conducta ilícita se
cometa por servidores públicos encargados de prevenir, denunciar, investigar o juzgar la comisión de
delitos. En este caso, se impondrá a dichos servidores públicos, además, inhabilitación para
desempeñar empleo, cargo o comisión públicos hasta por un tiempo igual al de la pena de prisión
impuesta.

En caso de conductas previstas en este artículo, en las que se utilicen servicios de instituciones que
integran el sistema financiero, para proceder penalmente se requerirá la denuncia previa de la
SHCP.

Cuando la SHCP, en ejercicio de sus facultades de fiscalización, encuentre elementos que


permitan presumir la comisión de los delitos referidos en el párrafo anterior, deberá ejercer respecto
de los mismos las facultades de comprobación que le confieren las leyes y, en su caso, denunciar
hechos que probablemente puedan constituir ese ilícito.

Para efectos de este artículo, deberá entenderse que son producto de una actividad ilícita los
recursos, derechos o bienes de cualquier naturaleza, cuando existan indicios fundados o certeza de
que provienen directa o indirectamente, o representan las ganancias derivadas de la comisión
de algún delito y no pueda acreditarse su legítima procedencia.

Para los mismos efectos, el sistema financiero se encuentra integrado por las instituciones de
crédito, de seguros y de fianzas, almacenes generales de depósito, arrendadoras financieras,
sociedades de ahorro y préstamo, Sociedades Financieras de Objeto Múltiple, uniones de crédito,
empresas de factoraje financiero, casas de bolsa y otros intermediarios bursátiles, casas de cambio,
administradoras de fondos de retiro y cualquier otro intermediario financiero o cambiario.
5.2.4. ELEMENTOS QUE DEFINEN EL CONCEPTO “PRODUCTO DE UNA ACTIVIDAD ILÍCITA”

La siguiente jurisprudencia ilustra los elementos que deben existir para que se dé como cierto que los recursos,
derechos o bienes de alguna otra naturaleza proceden de la ejecución de actividades ilícitas:
OPERACIONES CON RECURSOS DE PROCEDENCIA ILÍCITA, DELITO DE. INTERPRETACIÓN Y
APLICACIÓN DEL PÁRRAFO SEXTO DEL ARTÍCULO 400-BIS DEL CÓDIGO PENAL FEDERAL. El
análisis e interpretación del párrafo sexto del artículo 400-Bis del Código Penal Federal, debe
realizarse en sentido integral y sistemático con dicho precepto legal, de manera que para
determinar la existencia del objeto material del ilícito de operaciones con recursos de procedencia
ilícita, en tanto elemento del tipo, es imprescindible establecer:

a) La existencia objetiva y cierta de recursos, derechos o bienes;

b) La existencia de indicios fundados o la certeza de que aquéllos provienen (de manera directa o
indirecta –entre otras hipótesis en tanto pueda resultar ganancia–) de la comisión de un delito; y

c) Que el sujeto activo no acredite su legítima procedencia.

De manera que ante la prueba suficiente en torno a la existencia de la cosa sobre la que recae la
conducta típica (adquiera, enajene, administre, custodie, cambie, deposite, dé en garantía,
invierta, transporte o transfiera), en forma alternativa es posible actualizar la prueba que apoye la
certeza de que los recursos, derechos o bienes provienen o representan el producto de la comisión de
diverso ilícito penal, o bien, que convergen indicios fundados tendentes a establecer ese origen,
aunado a la circunstancia de que el imputado no acredite su legítima procedencia. Por ende, si en el
caso el agente del delito custodió y transportó del extranjero a territorio nacional una cantidad de
moneda foránea (euros), lo anterior oculto en una maleta que traía consigo y respecto de lo cual, en el
documento aduanal respectivo negó traer consigo el equivalente a diez mil dólares americanos, lo que
aunado al hecho de que por sus circunstancias personales y de actividad económica, en modo alguno
puede inferirse razón que justifique su capacidad para detentar el monto de lo que custodió y
transportó, por todo ello es razonable concluir que los recursos económicos representados por los
euros en cita debe entenderse que corresponden a producto de una actividad ilícita, respecto a los
cuales en forma indiciaria y circunstancial también conduce a inferir, que en las conductas típicas
demostradas concurrió en forma adicional el elemento subjetivo específico de ocultar tanto su
origen como su destino.1

(Énfasis añadido.)

La siguiente tesis muestra la manera en la cual se debe tipificar el delito de operaciones con recursos de procedencia
ilícita ante la comisión de otro delito que también es penal, justificando con el ingreso de recursos en efectivo la
actuación de dolo de la persona y la vinculación de la acción de ocultamiento:
OPERACIONES CON RECURSOS DE PROCEDENCIA ILÍCITA Y NO CONTRABANDO
EQUIPARADO. Si el hecho demostrado consistió en que el agente del delito custodió y transportó del
extranjero a territorio nacional una cantidad determinada de moneda foránea (ciento sesenta y cinco
mil euros), lo anterior oculto en una maleta que traía consigo, de manera que en el trámite aduanal
aeroportuario falseó reporte al manifestar que no traía cantidad superior a diez mil dólares
americanos, amén de que conforme a los registros asentados en su pasaporte se estableció que en el
último año viajó en diversas ocasiones al extranjero (Sudamérica y Europa), asimismo que acorde a
sus circunstancias personales carece de la capacidad económica para detentar la suma
monetaria indicada; en tal situación, conforme a los principios de legalidad y exacta aplicación
de la ley penal a que se refieren los preceptos 14 y 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, no es dable tipificar de manera parcial el evento acreditado, es decir, atender
únicamente la falsedad con la que se condujo el activo en el citado informe aduanal y con ello
demostrar el delito equiparable al contrabando previsto en el artículo 105, último párrafo, del
Código Fiscal de la Federación, pues conforme a la dinámica y contexto integral del hecho demostrado,
en realidad lo que se actualiza es el ilícito de operaciones con recursos de procedencia ilícita a
que se refiere el numeral 400-Bis del Código Penal Federal, en virtud de que el ámbito material
normativo de la última disposición legal abarca de modo completo la secuela de ingreso al país de la
suma referida de euros, así como el dolo directo vinculado al ocultamiento de esos recursos tanto
de su origen como de su destino.2

(Énfasis añadido.)

La siguiente jurisprudencia indica que toda persona sentenciada por delito fiscal –en este caso, por discrepancia
fiscal o simulación fiscal– tiene que garantizar el crédito fiscal para efectos de que pueda proceder la sustitución y
conmutación de sanciones o cualquier otro beneficio:
DELITOS FISCALES. EL ARTÍCULO 101 DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN QUE
CONDICIONA LA PROCEDENCIA DE LA SUSTITUCIÓN DE LA PENA DE PRISIÓN O DEL BENEFICIO

DE LA CONDENA CONDICIONAL, AL CUMPLIMIENTO O GARANTÍA DEL RESPECTIVO CRÉDITO


DE LA CONDENA CONDICIONAL, AL CUMPLIMIENTO O GARANTÍA DEL RESPECTIVO CRÉDITO
FISCAL, NO VIOLA LA GARANTÍA DE EXACTA APLICACIÓN DE LA LEY PENAL. La garantía de
exacta aplicación de la ley penal contenida en el párrafo tercero del artículo 14 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, atiende a la integración de la norma punitiva,
concretamente en cuanto a su descripción típica, la previsión de una pena y su aplicación, para lo cual
debe conformarse por elementos, características o referencias precisas y exactas, así como determinar
el mínimo y el máximo de la duración de la sanción. En ese sentido, se concluye que el artículo 101 del
Código Fiscal de la Federación, al prever como requisito indispensable para la procedencia de la
sustitución y conmutación de sanciones o cualquier otro beneficio a los sentenciados por delitos
fiscales, que los adeudos de esa naturaleza estén cubiertos o garantizados a entera satisfacción de la
SHCP, no viola la citada garantía constitucional, en virtud de que del referido dispositivo legal no se
desprende la descripción de una conducta delictiva ni la determinación de una sanción, además de
que tampoco autoriza al juzgador para imponer penas por simple analogía o mayoría de razón, sino
que sólo condiciona la procedencia de determinadas prerrogativas procesales al cumplimiento
o garantía del respectivo crédito fiscal; máxime que éste no debe equipararse a una sanción
pecuniaria análoga a la reparación del daño, pues ambas figuras tienen naturaleza jurídica y efectos
legales distintos.3

Jurisprudencia por reiteración de criterios. Temas: Derecho Penal. Derecho Procesal Penal.

(Énfasis añadido.)

5.2.5. LAS OPERACIONES CON RECURSOS DE PROCEDENCIA ILÍCITA SON DELITOS GRAVES PENALMENTE

El Código Federal de Procedimientos Penales (CFPP), en su artículo 194 califica como “delitos graves” para todos los
efectos legales, por afectar de manera importante valores fundamentales de la sociedad, los previstos en los siguientes
ordenamientos legales:
a) En el CPF, los relacionados con operaciones con recursos de procedencia ilícita, previstos en el artículo 400-Bis.
b) En la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada (LFDO), el previsto en el artículo 2.
c) En el CFF, los delitos siguientes:

• Contrabando y su equiparable, previstos en los artículos 102 y 105 fracciones I a IV, cuando les correspondan las
sanciones previstas en las fracciones II o III, segundo párrafo, del numeral 104, y
• Defraudación fiscal y su equiparable, previstos en los artículos 108 y 109, cuando el monto de lo defraudado se
ubique en los rangos a que se refieren las fracciones II o III del numeral 108, exclusivamente cuando sean
calificados.

Aunque en el Código Nacional de Procedimientos Penales (CNPP) que entró en vigor paulatinamente teniendo como
fecha límite el 16 de junio de 2016 –y que derogó al CFPP–, ya no se establecen literalmente los delitos que se consideran
como graves, sin embargo, en el CPF, cuando trata cada uno de los delitos penales, menciona si es grave o no lo es. Esto,
debido a que la regla general era que si el delito es grave no se tenía derecho a salir libre bajo fianza.
Asimismo, el CNPP establece los delitos en los cuales el juez de Control solicitará la prisión preventiva oficiosa, entre
los que no señala el caso del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita literalmente. Sin embargo se
señala como regla general que el Ministerio Público Federal sólo podrá solicitar al juez de Control la prisión preventiva o
el resguardo domiciliario cuando otras medidas cautelares no sean suficientes para garantizar la comparecencia del
imputado en el juicio, el desarrollo de la investigación, la protección de la víctima, de los testigos o de la comunidad, así
como cuando el imputado esté siendo procesado o haya sido sentenciado previamente por la comisión de un delito
doloso, siempre y cuando la causa diversa no sea acumulable o conexa en los términos del presente Código.

5.2.6. ANÁLISIS DEL DELITO PENAL POR OPERACIONES CON RECURSOS DE PROCEDENCIA ILÍCITA

5.2.6.1. ANTES DE LA REFORMA DEL 14 DE MARZO DE 2014

El artículo 400-Bis del CPF citaba, textualmente, antes de su reforma del día 14 de marzo de 2014, lo siguiente:
Artículo 400-Bis. Se impondrá de cinco a quince años de prisión y de mil a cinco mil días
multa al que por sí o por interpósita persona realice cualquiera de las siguientes conductas:
adquiera, enajene, administre, custodie, cambie, deposite, dé en garantía, invierta, transporte o
transfiera, dentro del territorio nacional, de éste hacia el extranjero o a la inversa, recursos, derechos
o bienes de cualquier naturaleza, con conocimiento de que proceden o representan el producto de
una actividad ilícita, con alguno de los siguientes propósitos: ocultar, encubrir o impedir conocer
el origen, localización, destino o propiedad de dichos recursos, derechos o bienes, o alentar
alguna actividad ilícita.

La misma pena se aplicará a los empleados y funcionarios de las instituciones que integran el
sistema financiero, que dolosamente presten ayuda o auxilien a otro para la comisión de las
conductas previstas en el párrafo anterior, sin perjuicio de los procedimientos y sanciones que
correspondan conforme a la legislación financiera vigente.

La pena prevista en el primer párrafo será aumentada en una mitad, cuando la conducta ilícita se
cometa por servidores públicos encargados de prevenir, denunciar, investigar o juzgar la comisión de
delitos. En este caso, se impondrá a dichos servidores públicos, además, inhabilitación para
desempeñar empleo, cargo o comisión públicos hasta por un tiempo igual al de la pena de prisión
impuesta.

En caso de conductas previstas en este artículo, en las que se utilicen servicios de instituciones que
integran el sistema financiero, para poder proceder penalmente se requerirá la denuncia previa de la
SHCP.

Cuando la SHCP, en ejercicio de sus facultades de fiscalización, encuentre elementos que permitan
presumi r la comisión de los delitos referidos en el párrafo anterior, deberá ejercer respecto de los
mismos las facultades de comprobación que le confieren las leyes y, en su caso, denunciar hechos que
probablemente puedan constituir dicho ilícito.

Para efectos de este artículo se entiende que son producto de una actividad ilícita, los recursos,
derechos o bienes de cualquier naturaleza, cuando existan indicios fundados o certeza de que
provienen directa o indirectamente, o representan las ganancias derivadas de la comisión de algún
delito y no pueda acreditarse su legítima procedencia.

Para los mismos efectos, el sistema financiero se encuentra integrado por las instituciones de
crédito, de seguros y de fianza, almacenes generales de depósito, arrendadoras financieras, sociedades
de ahorro y préstamo, SOFOLES, uniones de crédito, empresas de factoraje financiero, casas de bolsa y
otros intermediarios bursátiles, casas de cambio, administradoras de fondos de retiro y cualquier otro
intermediario financiero o cambiario.

(Énfasis añadido.)
Ahora bien, para los efectos del artículo anterior, se precisan los aspectos generales que abarca la norma penal, en la
cual se hace evidente la coexistencia de:
a) La descripción del tipo penal básico de operaciones con recursos de procedencia ilícita.
b) La previsión del tipo penal especial de esa figura delictiva.
c) La descripción de la agravante, relativa a la comisión del ilícito por servidores públicos encargados de prevenir,
denunciar, investigar o juzgar la comisión de delitos.
d) El requisito de procedibilidad de denuncia, formulada por la autoridad hacendaria, cuando se utilicen servicios
de instituciones del sistema financiero.
e) La facultad de comprobación que deberá ejercer esa institución, tratándose de la citada hipótesis.
f) La descripción de los elementos normativos requeridos por los tipos penales básico y específico, provenientes de
los conceptos “producto de una actividad ilícita” y “sistema financiero”.

5.2.6.2. REFORMA DEL 14 DE MARZO DE 2014

Hoy en día, con la reforma del 14 de marzo de 2014, la redacción del comentado artículo se encuentra de la siguiente
manera:
Artículo 400-Bis. Se impondrá de cinco a quince años de prisión y de mil a cinco mil días multa al
que, por sí o por interpósita persona realice cualquiera de las siguientes conductas:

I. Adquiera, enajene, administre, custodie, posea, cambie, convierta, deposite, retire, dé o reciba
por cualquier motivo, invierta, traspase, transporte o transfiera, dentro del territorio nacional, de éste
hacia el extranjero o a la inversa, recursos, derechos o bienes de cualquier naturaleza, cuando tenga
conocimiento de que proceden o representan el producto de una actividad ilícita, o

II. Oculte, encubra o pretenda ocultar o encubrir la naturaleza, origen, ubicación, destino,
movimiento, propiedad o titularidad de recursos, derechos o bienes, cuando tenga conocimiento de
que proceden o representan el producto de una actividad ilícita.

Para efectos de este Capítulo, se entenderá que son producto de una actividad ilícita, los recursos,
derechos o bienes de cualquier naturaleza, cuando existan indicios fundados o certeza de que
provienen directa o indirectamente, o representan las ganancias derivadas de la comisión de algún
delito y no pueda acreditarse su legítima procedencia.

En caso de conductas previstas en este Capítulo, en las que se utilicen servicios de instituciones
que integran el sistema financiero, para proceder penalmente se requerirá la denuncia previa de la
SHCP.
Cuando la SHCP, en ejercicio de sus facultades de fiscalización, encuentre elementos que permitan
presumir la comisión de alguno de los delitos referidos en este Capítulo, deberá ejercer respecto de los
mismos las facultades de comprobación que le confieren las leyes y denunciar los hechos que
probablemente puedan constituir dichos ilícitos.

(Énfasis añadido.)

Artículo 400-Bis-1. Las penas previstas en este Capítulo se aumentarán desde un tercio hasta en
una mitad, cuando el que realice cualquiera de las conductas previstas en el artículo 400-Bis de este
Código tiene el carácter de consejero, administrador, funcionario, empleado, apoderado o
prestador de servicios de cualquier persona sujeta al régimen de prevención de operaciones con
recursos de procedencia ilícita, o las realice dentro de los dos años siguientes de haberse separado
de alguno de dichos cargos.

Además, se les impondrá inhabilitación para desempeñar empleo, cargo o comisión en personas
morales sujetas al régimen de prevención hasta por un tiempo igual al de la pena de prisión impuesta.
La inhabilitación comenzará a correr a partir de que se haya cumplido la pena de prisión.

Las penas previstas en este Capítulo se duplicarán, si la conducta es cometida por servidores
públicos encargados de prevenir, detectar, denunciar, investigar o juzgar la comisión de delitos o
ejecutar las sanciones penales, así como a los ex servidores públicos encargados de tales funciones
que cometan dicha conducta en los dos años posteriores a su terminación. Además, se les impondrá
inhabilitación para desempeñar empleo, cargo o comisión hasta por un tiempo igual al de la pena de
prisión impuesta. La inhabilitación comenzará a correr a partir de que se haya cumplido la pena de
prisión.

Asimismo, las penas previstas en este Capítulo se aumentarán hasta en una mitad si quien realice
cualquiera de las conductas previstas en el artículo 400-Bis, fracciones I y II, utiliza a personas
menores de dieciocho años de edad o personas que no tienen capacidad para comprender el
significado del hecho o que no tiene capacidad para resistirlo.

Análisis dogmático del artículo 400-Bis del CPF


El tipo penal básico del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita descrito en el punto primero
de la norma penal analizada está constituido por los siguientes elementos genéricos:
a) El sujeto activo, por sí o por interpósita persona, adquiera, enajene, administre, custodie, posea, cambie,
convierta, deposite, retire, dé o reciba por cualquier motivo, invierta, traspase, transporte o transfiera recursos,
derechos o bienes de cualquier naturaleza.
b) Las hipótesis conductuales se realicen en el territorio nacional, de éste hacia el extranjero o a la inversa.
c) Al cometerse el delito, el sujeto activo tenga conocimiento de que los objetos materiales del delito proceden o
representan el producto de una actividad ilícita.
d) Además de las conductas de ocultar, encubrir o pretender ocultar, encubrir la naturaleza, origen, ubicación,
destino, movimiento, propiedad o titularidad de recursos, derechos o bienes de cualquier naturaleza.
Ahora bien, en las fracciones I y II del artículo en comento se contiene la descripción particular del tipo penal
especial de operaciones con recursos de procedencia ilícita, cuyos elementos constitutivos consisten en que el sujeto
activo:
a) Sea persona física o moral que esté sujeta al régimen de prevención y detección de actos y operaciones de lavado
de dinero, como lo son las instituciones financieras y quienes realicen actividades vulnerables.
b) Tenga la calidad específica de empleado o funcionario o ex funcionario de las instituciones que fungen como
autoridades financieras, fiscales y judiciales que tengan que ver con la prevención y detección de lavado de dinero.
c) Dolosamente preste ayuda o auxilie a otro en la comisión de las conductas descritas en el tipo penal básico.
La naturaleza de tipo especial de la descripción normativa, en el artículo 400-Bis-1, se evidencia de la propia
estructura que lo contiene, pues para su integración hace un reenvío al tipo fundamental o básico, cuyos elementos
retoma, pero además incluye otros que lo hacen autónomo e independiente de aquél.
De esa manera, para su acreditamiento requiere que el sujeto activo concretice la conducta de prestar ayuda o
auxilio a otro, como verbos rectores de la norma especial, para que éste adquiera, enajene, administre, custodie, posea,
cambie, convierta, deposite, retire, dé o reciba por cualquier motivo, invierta, traspase, transporte o transfiera, recursos,
derechos o bienes de cualquier naturaleza, dentro del territorio nacional; conducta que implica que esas operaciones
sean realizadas por el sujeto activo hacia el extranjero o a la inversa, en conocimiento de que proceden o representan el
producto de una actividad ilícita, además de ocultar o pretender ocultar, encubrir o impedir conocer el origen,
localización, destino o propiedad de dichos recursos, derechos o bienes o el de alentar alguna actividad ilícita.
Asimismo, introduce una calidad específica en el sujeto activo –concretamente la de empleado o funcionario o ex
funcionario de las instituciones que fungen como autoridades financieras, fiscales y judiciales y estén relacionados con
funcionario de las instituciones que fungen como autoridades financieras, fiscales y judiciales y estén relacionados con
la función de prevención y detección de actos de lavado de dinero–, así como a las personas físicas y morales que están
sujetas al régimen de prevención y detección de actos u operaciones de lavado de dinero.
En tal sentido, la disposición normativa analizada solamente podrá ser colmada por los sujetos activos que
satisfagan la referida calidad específica y realicen la conducta rectora del tipo penal especial, consistente en prestar
auxilio o ayuda a otro para la comisión del delito básico.
Por otra parte, el tercer párrafo del citado artículo 400-Bis-1 del ordenamiento penal de la materia contiene un tipo
penal calificado que introduce como calidad específica del sujeto activo del delito el carácter de servidor público o ex
servidor, que tenga como encargo prevenir, denunciar, investigar o juzgar la comisión de delitos; circunstancia
agravante de la punibilidad señalada para el delito básico y especial, al incrementarla al doble.
Además, de los párrafos subsecuentes se desprende la exigibilidad de la denuncia como requisito de prosecución
penal y el ejercicio de la facultad de comprobación, por parte de la autoridad hacendaria, cuando para la comisión del
delito se utilicen servicios de instituciones que integran el sistema financiero. Elemento, este último, constituido por las
instituciones de crédito, de seguros y de fianzas, almacenes generales de depósito, arrendadoras financieras, sociedades
de ahorro y préstamo, SOFOLES, uniones de crédito, empresas de factoraje financiero, casas de bolsa y otros
intermediarios bursátiles, casas de cambio, administradoras de fondos de retiro y cualquier otro intermediario
financiero o cambiario.
Finalmente, señala que debe entenderse como producto de una actividad ilícita a los recursos, derechos o bienes de
cualquier naturaleza, de los cuales existan indicios fundados o certeza de que provienen directa o indirectamente, o
representan las ganancias derivadas de la comisión de algún delito y no pueda acreditarse su legítima procedencia.

Análisis dogmático del tipo básico del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita
Los elementos descriptivos que se encuentran en el párrafo primero del artículo 400-Bis del CPF son:
a) La existencia material de recursos, derechos o bienes de cualquier naturaleza, que proceden o representan el
producto de una actividad ilícita.
b) El sujeto activo que, en conocimiento de su origen ilícito, los adquiera, enajene, posea, administre, custodie,
cambie, convierta, deposite, retire, dé o reciba por cualquier motivo, invierta, traspase, transporte o transfiera, dentro
del territorio nacional, de éste hacia el extranjero o a la inversa.
c) Además también de las conductas de ocultar, encubrir o impedir conocer el origen, localización, destino o
propiedad de dichos recursos, derechos o bienes, o alentar alguna actividad ilícita.
De los elementos objetivos o externos que constituyen la materialidad del hecho señalado, se debe acreditar la
realización fáctica de alguna de las conductas alternativas de acción, relativas a: adquirir, enajenar, administrar,
custodiar, cambiar, depositar, dar en garantía, invertir, transportar o transferir dentro del territorio nacional y de éste
hacia el extranjero o a la inversa, recursos, derechos o bienes de cualquier naturaleza con conciencia plena de su
procedencia ilícita y con el propósito específico de ocultar, encubrir o impedir que se conozca el origen, localización,
destino o propiedad de dichos recursos, derechos o bienes, o alentar alguna actividad ilícita. Actividad que vulnera el
bien jurídico tutelado, que no sólo radica en la estabilidad económica y en la seguridad del sistema financiero del país,
sino que comprende también a la seguridad nacional.
Por otra parte, no se requiere calidad de sujeto activo ni pasivo en virtud de que el primero es impersonal y el
segundo se constituye por la sociedad que resiente indirectamente la conducta delictiva. El resultado puede ser formal o
material, y depende de la hipótesis de concreción que se realice en particular.
El objeto material se constituye por la persona o cosa sobre la cual recae la conducta ilícita; en la especie, los
recursos, derechos o bienes de cualquier naturaleza y que son objeto de blanqueo, los cuales requieren de una calidad
específica, pues deben proceder o representar el producto de una actividad ilícita.
Por su parte, el tipo penal no requiere de un medio específico para la consumación del evento. No se requieren
circunstancias de tiempo, modo y ocasión, pero sí de lugar, en virtud de que las diversas conductas que se contemplan
en la norma deben realizarse tomando como referencia el territorio nacional, ya sea de éste hacia el extranjero o a la
inversa. Como elementos normativos –a manera de ejemplo– se encuentran, entre otros, las expresiones semánticas:
“invertir”, “custodiar”, “transportar”, “recursos” y “productos de una actividad ilícita”.
Invertir: La operación o manejo de capitales, tendente a la obtención de un beneficio de naturaleza patrimonial.
Custodiar: La acción y efecto de guardar con todo cuidado alguna cosa, concretamente, los recursos de procedencia
ilícita.
Transportar: Trasladar o llevar de un área geográfica a otra los recursos de procedencia ilícita.
Recursos: Éstos se traducen como el dinero, capital o circulante en mercados bancarios o financieros.
Finalmente, el elemento normativo: producto de una actividad ilícita, deriva de una valoración de tipo jurídico, al
tenor de una interpretación auténtica de la ley, dado que las fracciones I y II del propio artículo 400-Bis del CPF
establecen que son producto de una actividad ilícita los recursos, derechos o bienes de cualquier naturaleza cuando
existan indicios fundados o certeza de que provienen directa o indirectamente, o representan las ganancias derivadas
de la comisión de algún delito y no pueda acreditarse su legítima procedencia.
de la comisión de algún delito y no pueda acreditarse su legítima procedencia.
Al respecto es aplicable la siguiente tesis:
OPERACIONES CON RECURSOS DE PROCEDENCIA ILÍCITA, DELITO DE. PARA SU
CONFIGURACIÓN SE REQUIERE LA COMPROBACIÓN, ENTRE OTROS, DE UN ELEMENTO
NORMATIVO. El delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, previsto y sancionado por
el artículo 400-Bis del Código Penal Federal, requiere para su integración que se demuestre en autos,
entre otras cuestiones, que los recursos, derechos o bienes de cualquier naturaleza, provienen
efectivamente de actividades ilícitas, si se toma en cuenta que dicha circunstancia es un elemento
normativo de dicho injusto, de conformidad con lo previsto en el penúltimo párrafo del citado artículo
400-Bis, el cual dispone: “Para efectos de este artículo se entiende que son producto de una actividad
ilícita, los recursos, derechos o bienes de cualquier naturaleza, cuando existan indicios fundados o
certeza de que provienen directa o indirectamente, o representan las ganancias derivadas de la
comisión de algún delito y no pueda acreditarse su legítima procedencia.” Lo anterior es así si se
considera que el elemento normativo se define como aquellas situaciones o conceptos
complementarios impuestos en los tipos que requieren de una valoración cognoscitiva, jurídica,
cultural o social. De ahí que en el caso se estime el concepto aludido como un elemento normativo por
definirlo así el propio tipo penal.

Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tribunales Colegiados de Circuito,


Tomo XII, septiembre de 2000; página 779; tesis: V.235 P.: tesis aislada, materia penal.

(Énfasis añadido.)

Se requiere, como elemento subjetivo específico diverso del dolo, que el sujeto activo conozca que los recursos que
resienten cualquiera de las conductas típicas provengan o representan el producto de una actividad ilícita. Asimismo, es
necesario que su acción tenga el propósito específico de ocultar, encubrir o impedir que se conozca el origen,
localización, destino o propiedad de dichos recursos, derechos o bienes o alentar alguna actividad ilícita.
Pero no todo delito es tan redituable como lo es el tráfico de drogas, el secuestro y las actividades terroristas, pues
siempre hay de por medio un plus, identificado como la utilidad o producto, y mientras esas actividades se den a
grandes escalas, generando frecuentemente considerables cantidades de flujo de efectivo, es inevitable que la
acumulación de esas ganancias lleguen al extremo de ser imposibles de ocultar, por lo que será necesario efectuar la
inmediata conversión de “recursos ilícitos” a “recursos lícitos”, introduciéndolos al sistema financiero y moviéndolos
dentro de la economía nacional mediante la inversión en la producción de bienes y servicios o en el consumo de los
mismos.
Entonces tenemos dos frentes vulnerables: por un lado, está el sistema financiero mexicano, y por otro, la
producción de bienes y servicios. Mediante éstos se pueden introducir los recursos ilícitos a través de la inversión
metódica en empresas, la simulación de operaciones relacionadas con la prestación de servicios o la contratación de
servicios pagados en efectivo.
Lo más común es el depósito en las entidades financieras, la inversión en empresas o la compra de bienes
inmuebles.
El depósito en las entidades financieras es dinero que entra en cuentas de ahorro o de inversiones de personas
físicas o el derivado de operaciones comerciales de personas físicas o morales con alguna actividad económica en la que
se justifican supuestamente sus ingresos.
La inversión en una empresa se hace por medio de entradas de dinero que aportaron los socios, ya sea al momento
de la constitución de la sociedad, por algún aumento de capital, con los préstamos que hacen los accionistas o terceros
como capital de trabajo o para la ejecución de algún proyecto financiero a corto o largo plazo.
Por otra parte, con la compra de bienes inmuebles se realizan numerosas operaciones y los pagos son en efectivo, y
aun cuando se hacen ante fedatario público, no se especifica la forma de pago. También existen operaciones que se
realizan por debajo de su precio de mercado, y la diferencia es entregada en efectivo al vendedor.
Hoy en día se ha fortalecido el esquema jurídico que permite contener por lo menos en alguna medida las
operaciones de lavado de dinero, gracias a que poco a poco se han hecho reformas a la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), al CPF y al CFF, además de la promulgación de algunas leyes como la Ley Federal de
Extinción de Dominio (LFED), la Ley Federal de la Delincuencia Organizada y la Ley Federal para la Prevención e
Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (LFPIORPI). Asimismo, las instituciones han sido
reestructuradas para combatir de frente el lavado de dinero, con la creación de unidades especializadas en esta materia.

5.2.6.3. COMPONENTES DEL DELITO DE OPERACIONES CON RECURSOS DE PROCEDENCIA ILÍCITA

Es importante señalar que en esta reforma, los cambios son trascendentales, independientemente que se da una
nueva estructura en sus párrafos, también se agregan más conductas, se amplían las penas y se amplían los sujetos.
Entonces, comete el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita quien por sí o por interpósita
persona realice cualquiera de las siguientes conductas:
a) Adquiera, enajene, administre, custodie, posea, cambie, convierta, deposite, retire, dé o reciba por cualquier
motivo, invierta, traspase, transporte o transfiera, dentro del territorio nacional, de éste hacia el extranjero o a la
inversa, recursos, derechos o bienes de cualquier naturaleza,
b) Oculte, encubra o pretenda ocultar o encubrir la naturaleza, origen, ubicación, destino, movimiento, propiedad
o titularidad de recursos, derechos o bienes.

Cuando el sujeto tenga conocimiento de que proceden o representan el producto de una actividad
ilícita
Se entiende que son producto de una actividad ilícita, los recursos, derechos o bienes de cualquier naturaleza,
cuando existan indicios fundados o certeza de que provienen directa o indirectamente, o representan las ganancias
cuando existan indicios fundados o certeza de que provienen directa o indirectamente, o representan las ganancias
derivadas de la comisión de algún delito y no pueda acreditarse su legítima procedencia.
Para proceder penalmente se requiere denuncia de parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ante
la presencia de:
a) Las conductas mencionadas, en las que se utilicen servicios de instituciones que integran el sistema financiero.
b) Actos o acciones que probablemente puedan constituir dichos ilícitos. Cuando la Secretaría, en ejercicio de sus
facultades de fiscalización encuentre elementos que permitan presumir la comisión de alguno de los delitos referidos,
deberá ejercer respecto de los mismos las facultades de comprobación que le confieren las leyes.
Las penas previstas para quien realice cualquiera de las conductas previstas serán:
a) De cinco a 15 años de prisión y de 1,000 a 5,000 veces de la Unidad de Medida y Actualización (UMA) de multa.
b) Aumentarán desde un tercio hasta en una mitad, cuando tenga el carácter de consejero, administrador,
funcionario, empleado, apoderado o prestador de servicios de cualquier persona sujeta al régimen de prevención de
operaciones con recursos de procedencia ilícita, o bien, las realice dentro de los dos años siguientes de haberse
separado de alguno de esos cargos.
Además, a éste se les impondrá inhabilitación para desempeñar empleo, cargo o comisión en personas morales
sujetas al régimen de prevención hasta por un tiempo igual al de la pena de prisión impuesta. La inhabilitación
comenzará a correr a partir de que se haya cumplido la pena de prisión. En ese orden, las penas:
a) Se aumentarán hasta en una mitad, si utilizan a personas menores de 18 años de edad o personas que no
tienen capacidad para comprender el significado del hecho o que no tiene capacidad para resistirlo.
b) Se duplicarán, si la conducta es cometida por servidores públicos encargados de prevenir, detectar, denunciar,
investigar o juzgar la comisión de delitos o ejecutar las sanciones penales, así como a los ex servidores públicos
encargados de tales funciones que cometan esa conducta en los dos años posteriores a su terminación.4 Además, se les
impondrá inhabilitación para desempeñar empleo, cargo o comisión hasta por un tiempo igual al de la pena de prisión
impuesta. La inhabilitación comenzará a correr a partir de que se haya cumplido la pena de prisión.

Tabla de penas
Pena para cualquier persona Agravantes
que cometa el delito de lavado
de dinero Personas sujetas al régimen Servidores públicos encargados Quienes utilicen a menores de
de prevención de la prevención edad
Pena corporal en años
Mínima Máxima Mínima Máxima Mínima Máxima Mínima Máxima
5 15 6.67 y 7.5 20 y 22.5 10 30 7.5 22.5
Sanción administrativa en veces de la UMA
1,000 5,000 1,333.33 y 6,666.67 y 2,000 10,000 1,500 7,500
1,500 7,500
Igual en pesos
$80,600.00 $403,000.00 $107,466.40 y $537,333.60 y $161,200.00 $806,000.00 $120,900.00 $604,500.00
$120,900.00 $604,500.00
Nota: Las penas se aumentan partiendo del concepto de las “penas sin agravantes”

Es importante señalar que las penas para los funcionarios públicos se duplican cuando la regla general del mismo
CPF señala que cuando el delito sea cometido por un funcionario público se aumentará en la mitad.

Sujetos
a) Cualquier persona.
b) Personas sujetas al régimen de prevención de operaciones con recursos de procedencia ilícita:

• Las entidades financieras pertenecientes al sistema financiero mexicano que son autorizadas, supervisadas y
vigiladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF),
Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) y la Comisión Nacional para la Protección y
Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF).
• Las personas morales y físicas que realicen actividades vulnerables que señala la LFPIORPI se menciona en el
cuadro siguiente:
Personas que están sujetas al régimen de prevención y detección de operaciones con recursos de
procedencia ilícita
Las entidades financieras en las aplicaciones Las personas físicas o morales que realicen
previstas en las diversas leyes financieras actividades vulnerables según la LFPIORPI

c) Servidores públicos y ex servidores públicos, quienes son los funcionarios de las autoridades financieras, fiscales
y judiciales que están relacionadas con la actividad de prevención y detección de lavado de dinero.
d) Cualquier persona de los señalados anteriormente que utilice a menores de edad para cometer el delito de lavado
de dinero.

Conductas
Conforme a la redacción del artículo anterior, las conductas estaban sujetas a un propósito o un fin. Sin embargo,
con la redacción y separación en fracciones, los propósitos o fines pasan a ser “conductas independientes”, tal como lo
muestra la redacción anterior del segundo párrafo:
Adquiera, enajene, administre, custodie, cambie, deposite, dé en garantía, invierta, transporte o
transfiera, dentro del territorio nacional, de éste hacia el extranjero o a la inversa, recursos, derechos
o bienes de cualquier naturaleza, con conocimiento de que proceden o representan el producto de una
actividad ilícita, con alguno de los siguientes propósitos: ocultar, encubrir o impedir conocer el
origen, localización, destino o propiedad de dichos recursos, derechos o bienes, o alentar alguna
actividad ilícita.

(Énfasis añadido.)

Por lo que la conducta tiene una aplicación inmediata para tipificar el delito, pues ya no está sujeta una conducta a
un fin, sino que basta que se dé la conducta; claro, también que se tengan indicios fundados o certeza que los recursos,
derechos y bienes sean productos de actividades ilícitas y que no pueda acreditarse su legítima procedencia.
a) Adquiera, enajene, administre, custodie, posea, cambie, convierta, deposite, retire, dé o reciba por cualquier
motivo, invierta, traspase, transporte o transfiera, dentro del territorio nacional, de éste hacia el extranjero o a la
inversa, recursos, derechos o bienes de cualquier naturaleza, cuando tenga conocimiento de que proceden o
representan el producto de una actividad ilícita, o
b) Oculte, encubra o pretenda ocultar o encubrir la naturaleza, origen, ubicación, destino, movimiento,
propiedad o titularidad de recursos, derechos o bienes, cuando tenga conocimiento de que proceden o representan
el producto de una actividad ilícita.
En cuanto a conductas, se deroga “dé en garantía” y se agregan.

Dé o reciba por cualquier
Posesión Convierta Retire Traspase
motivo
Situación  de  poder  de Hacer  que  algo  se Apartar  o  separar  algo De  entregar,  proveer, Cesión  a  favor  de  otra
hecho sobre las cosas o transforme  en  algo de otra persona o cosa ofrecer.  Recibir:  admitir, persona del dominio de
los  derechos,  a  la  que distinto de lo que era. Es de un sitio aceptar,  hacerse  cargo  de algo
se  le  otorga  una la  conversión  de algo  que  le  dan  o  le  envían
protección  jurídica recursos,  derechos  o o entregan
provisional  que  no bienes  en  algo  diferente
prejuzga la titularidad de a su origen
los mismos

Combinación de las conductas


Es importante señalar que respecto de las conductas tenemos:
a) Adquirir e invertir son conductas totalmente diferentes las cuales se pueden dar, por ejemplo, en la adquisición
de un bien inmueble, el mismo es para rentarlo o fraccionarlo, construirlo y venderlo, donde se da primero la conducta
de adquisición y se agota y se da la de inversión que será permanente. Asimismo, si el bien inmueble es para habitarlo
simplemente se da la conducta de adquisición.
Requisitos para tipificar el delito:
Productos  de  una  actividad Indicios  fundados  o  certeza No  se  puede  acreditar  su
ilícita
Æ
➜ 
que  viene 
indirectamente
directa  o
Æ
➜ 
legítima procedencia

No hay libertad preparatoria para los sentenciados por los delitos de operaciones con recursos de procedencia
ilícita.

5.3. DISCREPANCIA FISCAL

La discrepancia fiscal es una herramienta de fiscalización implementada desde hace ya muchos años, y que poco a
poco se ha ido perfeccionando para lograr un mayor alcance en lo que se refiere a la fiscalización.

5.3.1. CONCEPTO

Se da la discrepancia fiscal cuando los egresos son mayores a los ingresos declarados por una persona, ya sea
contribuyente del impuesto o no. Para un mejor entendimiento de este concepto resulta importante repasar las
modificaciones que ha tenido hasta la fecha el artículo 107 de la LISR.

5.3.2. MODIFICACIONES AL ARTÍCULO 107 DE LA LISR

El concepto “discrepancia fiscal” apareció por primera vez en la legislación fiscal en 1978, en su artículo 48 de esa
ley, el cual indicaba lo siguiente:
Artículo 48. Cuando una persona física realice en un año de calendario erogaciones superiores a
los ingresos que hubiere declarado en ese mismo año, las autoridades fiscales procederán como
sigue:

I. Comprobarán el monto de las erogaciones y la discrepancia con la declaración del


contribuyente y darán a conocer a éste el resultado de dicha comprobación.

II. El contribuyente, en un plazo de veinte días, informará por escrito a las autoridades fiscales las
razones que tuviera para inconformarse o el origen que explique la discrepancia y ofrecerá las
pruebas que estimare convenientes, las que acompañará con su escrito o rendirá a más tardar dentro
de los cuarenta y cinco días siguientes.

Si no se formula inconformidad o no se prueba el origen de la discrepancia, ésta se estimará


ingreso de los señalados en el Capítulo IX de este Título en el año de que se trate y se formulará la
liquidación respectiva.

Las discrepancias que resulten de la aplicación de este precepto no serán consideradas como
constitutivas del delito de defraudación fiscal.

(Énfasis añadido.)

Desde entonces, a partir de 1989 la LISR tuvo varias reformas sobre este mismo tema, a saber:

LISR de 1989:
Artículo 75. Cuando una persona física realice en un año de calendario erogaciones superiores a
los ingresos que hubiere declarado en ese mismo año, las autoridades fiscales procederán como
sigue:

I. Comprobarán el monto de las erogaciones y la discrepancia con la declaración del contribuyente


y darán a conocer a éste el resultado de dicha comprobación.

II. El contribuyente, en un plazo de veinte días, informará por escrito a las autoridades fiscales las
razones que tuviera para inconformarse o el origen que explique la discrepancia y ofrecerá las
pruebas que estimare convenientes, las que acompañará con su escrito o rendirá a más tardar dentro
de los cuarenta y cinco días siguientes.

III. Si no se formula inconformidad o no se prueba el origen de la discrepancia, ésta se estimará


ingreso de los señalados en el Capítulo X de este Título en el año de que se trate y se formulará la
liquidación respectiva.

Cuando el contribuyente no presente declaración anual estando obligado a ello, se aplicará


este precepto como si la hubiera presentado sin ingresos.

(Énfasis añadido.)

LISR de 1997:
Artículo 75....

II. El contribuyente, en un plazo de quince días, informará por escrito a las autoridades fiscales las
razones que tuviera para inconformarse o el origen que explique la discrepancia y ofrecerá las
pruebas que estimare convenientes, las que acompañará con su escrito o rendirá a más tardar dentro
de los veinte días siguientes.

En ningún caso los plazos para presentar el escrito y las pruebas señaladas excederán en su
conjunto de treinta y cinco días.

(Énfasis añadido.)

LISR de 2001:
Artículo 75. Cuando una persona física realice en un año… :

I. Comprobarán el monto de las erogaciones y la discrepancia…

II. El contribuyente en un plazo de quince días…

III. Si no se formula inconformidad o no se prueba...


Para los efectos de este artículo, se consideran erogaciones, los gastos, las adquisiciones de
bienes y los depósitos en inversiones financieras. No se tomarán en consideración los depósitos que
el contribuyente efectúe en cuentas que no sean propias, que califiquen como erogaciones en los
términos de este artículo, cuando se demuestre que dicho depósito se hizo como pago por la
adquisición de bienes o de servicios, o como contraprestación para el otorgamiento del uso o goce
temporal de bienes o para realizar inversiones financieras, ni los traspasos entre cuentas del
contribuyente, o a cuentas de su cónyuge, de sus ascendientes o descendientes, en línea recta en
primer grado.

Cuando el contribuyente obtenga ingresos de los previstos en este Título y no presente


declaración anual estando obligado a ello, se aplicará este precepto como si la hubiera
presentado sin ingresos.

(Énfasis añadido.)

LISR de 2002:
Artículo 107. ...

III. Si no se formula inconformidad o no se prueba el origen de la discrepancia, ésta se estimará


ingreso de los señalados en el Capítulo VIII de este Título en el año de que se trate y se formulará la
liquidación respectiva.

...

Cuando el contribuyente obtenga ingresos de los previstos en este Título y no presente declaración
anual estando obligado a ello, se aplicará este precepto como si la hubiera presentado sin ingresos.

Tratándose de contribuyentes que no estén obligados a presentar declaración del ejercicio,


se considerarán, para los efectos del presente artículo, los ingresos que los retenedores
manifiesten haber pagado al contribuyente de que se trate.

Se presume, salvo prueba en contrario, que los préstamos y los donativos, a que se refiere el
segundo párrafo del artículo 106 de esta ley, que no sean declarados conforme a dicho precepto, son
ingresos omitidos de la actividad preponderante del contribuyente o, en su caso, son otros ingresos
en los términos del Capítulo IX de este Título, por los que no se pagó el impuesto correspondiente.

(Énfasis añadido.)

A manera de referencia –y para efectos comparativos– se presenta la siguiente tesis aislada, en la cual se nota la
diferencia de los criterios que se daban respecto de la redacción del artículo que habla de la discrepancia fiscal del 2003
al 2006:
RENTA. LOS DEPÓSITOS EN CUENTAS BANCARIAS NO SE CONSIDERAN COMO EROGACIONES
NI COMO INVERSIÓN, PARA EFECTOS DEL SEGUNDO PÁRRAFO DE LA FRACCIÓN III DEL
ARTÍCULO 107 DE LA LEY DEL IMPUESTO RELATIVO (LEGISLACIÓN VIGENTE EN 2003). La
Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la jurisprudencia 2a./J. 66/2003, visible
en la página 310 del Tomo XVIII, agosto de 2003, Novena Época del Semanario Judicial de la Federación
y su Gaceta, de rubro: “RENTA. EL ARTÍCULO 72 DEL REGLAMENTO DE LA LEY QUE ESTABLECE EL
IMPUESTO RELATIVO, AL CONSIDERAR A LAS INVERSIONES DENTRO DEL CONCEPTO DE
EROGACIONES A QUE SE REFIERE EL DIVERSO 75 DE LA PROPIA LEY, ES INCONSTITUCIONAL”, al
declarar inconstitucional el artículo 72 del Reglamento de la Ley del Impuesto sobre la Renta del año
2000, consideró que entre los gastos, erogaciones e inversiones existen notorias diferencias, al
señalar que en los dos primeros, el dinero ha salido del patrimonio del sujeto activo y, como
consecuencia, se ha perdido el ámbito de su disponibilidad; en cambio, en las inversiones, aquél no se
eroga, sino que se destina a la obtención de ganancias y, por lo que toca al uso, en los gastos y
erogaciones, generalmente el dinero se da a cambio de otra cosa, a diferencia de las inversiones en
que sólo se deposita, en algunos casos, en una institución de crédito, mediante acuerdo de voluntades,
para que ésta, a su vez, lo administre y entregue al inversor las utilidades y el capital cuando aquél así
lo solicite en los términos convenidos. De lo anterior se concluye que los depósitos en cuentas
bancarias no pueden considerarse como erogaciones ni como inversión para efectos del segundo
párrafo de la fracción III del artículo 107 de la Ley del Impuesto sobre la Renta vigente en 2003, ya que
aunado a que este precepto no los contempla, su propia naturaleza hace que no encuadren en alguno
de tales conceptos; lo que se corrobora con la reforma que hizo el legislador a la referida porción
normativa del precepto 107, mediante decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación del 28
de junio de 2006, que entró en vigor el 1 de octubre de 2006, en donde se advierte que amplió el
concepto de erogaciones, para incluir a los depósitos en cuentas bancarias.5

(Énfasis añadido.)
Cuadro comparativo de las modificaciones efectuadas al artículo 107 de la LISR
LISR para 2006 LISR para 2007
Artículo 107. Cuando una persona física realice en Artículo  107.  Cuando  una  persona  física,  aun
un año de calendario erogaciones superiores a los cuando no esté inscrita en el Registro Federal de
ingresos que hubiere declarado en ese mismo año, Contribuyentes,  realice  en  un  año  de  calendario
las autoridades fiscales procederán como sigue: erogaciones  superiores  a  los  ingresos  que  hubiere
declarado  en  ese  mismo  año,  las  autoridades
fiscales procederán como sigue:
I.  Comprobarán  el  monto  de  las  erogaciones  y  la I.  Comprobarán  el  monto  de  las  erogaciones  y  la
discrepancia con la declaración del contribuyente y discrepancia  con  la  declaración  del  contribuyente  y
darán  a  conocer  a  éste  el  resultado  de  dicha darán  a  conocer  a  éste  el  resultado  de  dicha
comprobación. comprobación.
II.  El  contribuyente,  en  un  plazo  de  quince  días, II.  El  contribuyente,  en  un  plazo  de  quince  días,
informará  por  escrito  a  las  autoridades  fiscales  las informará  por  escrito  a  las  autoridades  fiscales  las
razones que tuviera para inconformarse o el origen razones  que  tuviera  para  inconformarse  o  el  origen
que explique la discrepancia y ofrecerá las pruebas que explique la discrepancia y ofrecerá las pruebas
que  estimare  convenientes,  las  que  acompañará  a que  estimare  convenientes,  las  que  acompañará  a
su  escrito  o  rendirá  a  más  tardar  dentro  de  los su escrito o rendirá a más tardar dentro de los veinte
veinte  días  siguientes.  En  ningún  caso  los  plazos días  siguientes.  En  ningún  caso  los  plazos  para
para  presentar  el  escrito  y  las  pruebas  señaladas presentar  el  escrito  y  las  pruebas  señaladas
excederán, en su conjunto, de treinta y cinco días. excederán, en su conjunto, de treinta y cinco días.
III. Si  no  se  formula  inconformidad  o  no  se  prueba III. Si no se formula inconformidad o no se prueba el
el  origen  de  la  discrepancia,  ésta  se  estimará origen  de  la  discrepancia,  ésta  se  estimará  ingreso
ingreso de los señalados en el Capítulo IX de este de los señalados en el Capítulo IX de este Título en
Título  en  el  año  de  que  se  trate  y  se  formulará  la el  año  de  que  se  trate  y  se  formulará  la  liquidación
liquidación respectiva. respectiva.
Para  los  efectos  de  este  artículo,  se  consideran Para  los  efectos  de  este  artículo,  se  consideran
erogaciones,  los  gastos,  las  adquisiciones  de erogaciones, los gastos, las adquisiciones de bienes
bienes  y  los  depósitos  en  inversiones  financieras. y  los  depósitos  en  cuentas  bancarias  o  en
No se tomarán en consideración los depósitos que inversiones  financieras.  No  se  tomarán  en
el  contribuyente  efectúe  en  cuentas  que  no  sean consideración  los  depósitos  que  el  contribuyente
propias,  que  califiquen  como  erogaciones  en  los efectúe  en  cuentas  que  no  sean  propias,  que
términos de este artículo, cuando se demuestre que califiquen como erogaciones en los términos de este
dicho  depósito  se  hizo  como  pago  por  la artículo,  cuando  se  demuestre  que  dicho  depósito
adquisición  de  bienes  o  de  servicios,  o  como se hizo como pago por la adquisición de bienes o de
contraprestación  para  el  otorgamiento  del  uso  o servicios,  o  como  contraprestación  para  el
goce temporal de bienes o para realizar inversiones otorgamiento  del  uso  o  goce  temporal  de  bienes  o
financieras  ni  los  traspasos  entre  cuentas  del para realizar inversiones financieras ni los traspasos
contribuyente  o  a  cuentas  de  su  cónyuge,  de  sus entre  cuentas  del  contribuyente  o  a  cuentas  de  su
ascendientes  o  descendientes,  en  línea  recta  en cónyuge,  de  sus  ascendientes  o  descendientes,  en
primer grado. línea recta en primer grado.
Cuando  el  contribuyente  obtenga  ingresos  de  los Cuando  el  contribuyente  obtenga  ingresos  de  los
previstos  en  este  Título  y  no  presente  declaración previstos  en  este  Título  y  no  presente  declaración
anual  estando  obligado  a  ello,  se  aplicará  este anual  estando  obligado  a  ello,  se  aplicará  este
precepto  como  si  la  hubiera  presentado  sin precepto  como  si  la  hubiera  presentado  sin
ingresos.  Tratándose  de  contribuyentes  que  no ingresos.  Tratándose  de  contribuyentes  que  no
estén  obligados  a  presentar  declaración  del estén  obligados  a  presentar  declaración  del
ejercicio,  se  considerarán,  para  los  efectos  del ejercicio,  se  considerarán,  para  los  efectos  del
presente  artículo,  los  ingresos  que  los  retenedores presente  artículo,  los  ingresos  que  los  retenedores
manifiesten  haber  pagado  al  contribuyente  de  que manifiesten  haber  pagado  al  contribuyente  de  que
se trate. se trate.
Se  presume,  salvo  prueba  en  contrario,  que  los Se  presume,  salvo  prueba  en  contrario,  que  los
préstamos  y  los  donativos,  a  que  se  refiere  el préstamos  y  los  donativos,  a  que  se  refiere  el
segundo párrafo del artículo 106 de esta ley, que no segundo párrafo del artículo 106 de esta ley, que no
sean  declarados  conforme  a  dicho  precepto,  son sean  declarados  conforme  a  dicho  precepto,  son
ingresos omitidos de la actividad preponderante del ingresos omitidos de la actividad preponderante del
contribuyente o, en su caso, son otros ingresos en contribuyente  o,  en  su  caso,  son  otros  ingre