Está en la página 1de 3

Colegio Aurora de Chile Sur

Chiguayante

“MI CRÍTICA, MI PENSAMIENTO”

Estudiante: Bastián Arce S.

Profesora: Denisse Durán E.

Curso: 4° medio D

Fecha: Lunes 10 de Junio del 2019


El mundo esta formado de ideas, de diálogos, de pensamientos, de críticas, pero solamente eso.
Cuando tenemos la certeza de algo, que nos convence y creemos que eso es verdadero, ya no
tenemos la duda o consulta de ello. Pero… ¿Hay algo más?, ¿Tendremos que investigar más?, la
mayoría de la gente respondería que NO, sin embargo, existen individuos que no piensan de esa
manera, a ellos les gusta saber mas de lo aceptado o moderado por parte de la sociedad.
Frente a ello, se basan en temas de su propio interés, ya sea de algo tipo humanista o científico, y
de acuerdo con eso, obtienen sus propias conclusiones o puntos de vista. Otras personas les gusta
mucho dialogar, otros les atrae o interesa el ámbito religioso del ser humano, y un concepto clave
para saber todas las características fundamentales de una persona, animal u objeto, es mediante el
“alma”, del cual se reciben muchas entidades como, por ejemplo: los sentimientos, las
emociones, etc. No obstante, uno en sí diría que eso es algo de juicio psicológico, pero ¿Qué o
quién lo forma?, pues es la base, la masa, o mas bien la materia, que de todos modos es lo mismo
de acuerdo con lo anterior. Bien, lo que conforma todo lo mental y/o espiritual, es el “cuerpo”,
pero…¿Quién lo almacena o lo contiene?, como ya hemos dicho en escrituras pasadas, el
concepto esencial que lo define a la perfección es el purísimo “espíritu” en vida.
La frase: “…más sabia es la que sabe lo que no sabe”, o mas bien, “Solo sé que no sé nada”,
¿Han leído o escuchado esa frase alguna vez?, pues esto lo complementaba uno de los filósofos
más importantes de todo Atenas, ¿A quién me refiero?, pero por supuesto a “Sócrates”, quién
decía esta famosa frase que fue formulada por él mismo, de acuerdo con su idea o manera de
mente abierta. Esto lo decía simplemente con el pretexto de dialogar con la gente y darse cuenta
de la propia ignorancia que estos mismos se ocasionaban, ya que Sócrates era muy ladino y
quería hacer esto para dar a conocer su punto de vista, de acuerdo con…¿Cómo las personas
comunes obtienen el conocimiento?
Ahora bien, el consecuente de Sócrates fue “Platón” su propio alumno que, gracias a sus
estudios o enseñanzas, logro formar a un estudiante ejemplar e independiente. Platón se guiaba
mas por su propio enunciado: “…una añoranza de regresar a la verdadera morada del alma…”,
¿Qué quiere decir con eso?, que toda persona debería pensar, realizar, actuar o incluso
desarrollar, pero a base de su propio ser interno puro, y ¿Qué es algo puro en el ser humano?,
pues evidentemente como dice en su oración, es el “alma” en su mismísimo esplendor.
Más allá de estas reflexiones, aún falta mucho por descubrir, averiguar o investigar acerca de
cómo razonamos ante distintos puntos de vista, y ahí es donde entra el desmesurado sabio
“Aristóteles”, nacido en la ciudad de Estagira, al norte de Antigua Grecia. Este pensador se le
conoce con la expresión: “… un hombre meticuloso que quiso poner orden en los conceptos de
los seres humanos…”, su forma de razonar ante las ideas, la mayoría de las veces las
implementaba a raíz del ámbito científico, se encaminaba mas por “accidentes” o mas bien por
“categorías”, que gracias a estas ayudaban a entender de manera mucho mas ordenada o de forma
cronológica, los hechos o acontecimientos que forman al “accidente”, o mejor dicho, a la oración.
En este punto, ya hemos hecho recapacitar en todo esto, de lo que es por parte de los filósofos, su
método de pensar ante los hechos o sucesos ocurrentes que nos exhibe la vida y de qué manera
obtienen el más preciado “conocimiento” a base a eso, pero… ahora bien, las siguientes
interrogantes que se presentarán a continuación, te harán meditar con el modo de vida que tú u
otras personas conlleva cotidianamente, considerando obviamente de dónde obtienen sus
conclusiones o cómo ellos adquieren la “consciencia”.
En primer lugar, ¿Quién eres?, esta es una de las preguntas que en un “individuo” debería de
cuestionarse, ¿Qué hacemos en este mundo y cuál es nuestro propósito en esta vida?, todas estas
interpelaciones son el inicio, en que un objeto, animal o, en este caso, una persona empieza a
deducir sobre su propia existencia, y aunque parezca falacia, estas incógnitas en la mayoría de
nosotros, aún no obtienen una respuesta concreta y satisfactoria. Por eso, esta tarea te la dejo a ti,
ya que nuestro objetivo primordial es saber ¿Qué o quiénes somos? y ¿Qué necesitamos
fundamentalmente en esta vida? ...,esa respuesta la tienes Tú.
En segundo lugar, ¿Está escrito el destino de cada ser humano?, esta no tan novedosa duda, es
una que se deja mucho pasar a llevar, ya que no se le toma la suficiente consideración, porque no
la cuestionamos y/o reflexionamos a como de lugar. Y es por lo que su respuesta está en todos
nosotros, es nuestra propia responsabilidad conllevar nuestro camino, ya que nadie sabe que nos
deparará el destino, sólo nosotros sabemos hasta donde queremos llegar con todo esto.
En tercer y último lugar…, realmente no hay pregunta que concluya toda esta situación, a lo que
me refiero, es que nosotros como los seres humanos que somos, nuestra propia naturaleza es la
que nos define tal cual, como somos en realidad, nadie nos puede decir que hacer, con respecto a
donde queremos ir y hasta donde queremos llegar a un futuro próximo. Nuestro único y propio
objeto principal es ser verdaderamente felices, ¿Verdad?, o al menos todos queremos alcanzar a
obtener la alegría absoluta, que lamentablemente no se logra al 100%, y es por lo que día con día
nos enfrentamos a un montón de problemas, que a veces nos traen consecuencias leves o severas,
dependiendo del grado de complejidad que tenga, pero podemos superar todas esas adversidades,
siempre y cuando seamos optimistas y perseverantes, y nunca con la cabeza baja, si es que
queremos llegar a algo que sí o sí nos proponemos, no es imposible lograrlo, ya que nuestro
único impedimento somos nosotros mismos, porque nada ni nadie nos hará callar o acobardarnos
ante nuestra forma de pensar y de la manera en que obtenemos el conocimiento necesario para
lograr nuestros propósitos, porque nada ni nadie nos impedirá generar nuestra crítica, nuestro
pensamiento…