Está en la página 1de 71

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE COAHUILA

Facultad de Ciencias Químicas

ACTIVIDAD CATALÍTICA DE UNA ARCILLA PILAREADA PARA


LA SÍNTESIS DE BIODIESEL

Por:
ANGEL CEOLITZIN VERA GONZÁLEZ

Tesis
Presentada como requisito parcial para obtener el grado de:
INGENIERO QUÍMICO

Saltillo, Coahuila Octubre, 2012


UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE COAHUILA
Facultad de Ciencias Químicas

ACTIVIDAD CATALÍTICA DE UNA ARCILLA PILAREADA PARA


LA SÍNTESIS DE BIODIESEL

Autor:
ANGEL CEOLITZIN VERA GONZÁLEZ

Directora:
DRA. MARÍA DE LOURDES VIRGINIA DÍAZ JIMÉNEZ

Saltillo, Coahuila Octubre, 2012

2|P ági n a
UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE COAHUILA
Facultad de Ciencias Químicas

La Facultad de Ciencias Químicas de la U. A. de C. hace constar que la tesis


titulada:

ACTIVIDAD CATALITICA DE UNA ARCILLA PILAREADA PARA LA


SÍNTESIS DE BIODIESEL

Presentada por:

ANGEL CEOLITZIN VERA GONZÁLEZ

Como requisito parcial para obtener el título de

INGENIERO QUÍMICO

Ha sido dirigida por el siguiente comité:

Director Asesor

_______________________ _____________________
Dra. María de Lourdes Virginia M.C. María de los Ángeles
Díaz Jiménez Escobedo Bocardo

Saltillo, Coahuila Octubre de 2012

3|P ági n a
UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE COAHUILA
Facultad de Ciencias Químicas

La Facultad de Ciencias Químicas a través del jurado examinador, hace


constar que la tesis titulada:

ACTIVIDAD CATALITICA DE UNA ARCILLA PILAREADA PARA LA


SÍNTESIS DE BIODIESEL

Que presenta:

ANGEL CEOLITZIN VERA GONZÁLEZ

Ha sido aceptada como requisito parcial para obtener el título de:

INGENIERO QUÍMICO

En virtud de haber cumplido íntegramente los requisitos de la comisión de


Tesis y Monografías:

ATENTAMENTE

“EN EL BIEN FINCAMOS EL SABER”

____________________________
M.C. Lucero Rosales Marines
PRESIDENTE

________________________ ____________________________
Dr. Gerardo Lara Cisneros Dr. José Antonio Rodríguez de la
Garza
SINODAL SINODAL

Saltillo, Coahuila Octubre de 2012

4|P ági n a
Dedicatoria

Es muy conocido el verso de un poema de Amado Nervo, que eventualmente se hizo


frase: “eres el arquitecto de tu propio destino”. La frase me parece parcialmente cierta. Es
incuestionable el valor que representa el trabajo de uno mismo y la recompensa que esto
trae si se hace con esmero y dedicación. Pero no solo sería muy egoísta de mi parte, sino
una gran mentira decir que soy el único artífice de mi devenir; al menos del mío.

Considero que soy el resultado inherente a la suma de los esfuerzos y el inmenso amor
que me profesan abiertamente mis padres y toda mi familia. No sería ni una fracción de lo
que en este momento soy, ni de lo que pretendo ser en un futuro de no ser por el apoyo
de ellos.

Los años que me sobran de esta efímera vida no me serán suficientes para devolverles a
todos y cada uno de ellos lo que ya me han dado a mí. Sin embargo, lo que sí puedo hacer
es hacerlos sentir orgullosos por mi trabajo.

Es por ello que se los dedico con mucho cariño a mis padres Leonardo Vera y Amparo
González, a mi hermana Yatzil, a mis abuelos Arturo y Graciela, y a todos mis tíos
paternos. Sin su apoyo, esto simplemente no hubiera sido posible.

Quiero dedicárselo especialmente a mi tío Alejandro González. Fue hace ya seis años
cuando él provocó el clic o la sucesión de clics en mi cerebro, que me llevaron a descubrir
la importancia de la ciencia, allá en mi adolescencia. Caí en cuenta sobre el servicio que
nos brinda la ciencia, aparte de su utilidad intrínseca, de ayudarnos a comprender por qué
hemos despertado y dónde lo hemos hecho; antes de que durmamos para siempre.

Ya no se trataba de acumular conocimientos sino de empezar a contemplar lo que me


rodeaba desde otra perspectiva.

Los restos de magia y misticismo que aún pudieran sobrevivir en mí cabeza fueron
sustituidos entonces por una subrayada objetivación. Y todo ello sazonado por la duda y la
incertidumbre, el convencimiento de que en realidad era un ignorante, que sólo disponía
de diferentes grados de certeza sobre las cosas pero nunca la verdad o falsedad de algo.

Si la gente se educara científicamente, es probable que descubriera la misma curiosidad y


fascinación que ahora siento. La gente descubriría que es mucho más gratificante vivir en
un mundo donde no existen los ogros ni las brujas, ni los monstruos de armario; donde el
trapo que guarda tu osito de peluche en las entrañas ha sido sustituido por un cerebro
que piensa; donde existen millones de planetas y galaxias; donde los regalos que recibes
proceden de alguien que te quiere y no de unos seres fantásticos que jamás has visto y
que se olvidan de ti cuando realmente tienes un problema o cuando tu padre agoniza por
una enfermedad incurable; donde eres capaz de ver los hilos que te manipulan y cortarlos
con unas tijeras de verdad y no con unas de juguete; donde existe la sensación de la
búsqueda; donde los fenómenos naturales nos revelan aspectos más sorprendentes que

5|P ági n a
cualquier imaginación pueda concebir; donde existe la posibilidad de comprender qué
sentido tiene nacer; donde puedes aguardar ilusionado algún descubrimiento
trascendental para el devenir de la humanidad.

Fue hace ya seis años que mi tío plantó la semilla de la curiosidad científica en mi mente,
que después de todos estos años se ha arraigado fuertemente y finalmente ha germinado.
Y como prueba de ello, presento éste trabajo.

“En algún lugar, algo increíble espera ser descubierto. Carl Sagan”

6|P ági n a
Agradecimientos
Quiero expresar mi más profundo y sincero agradecimiento a todas aquellas personas que
con su ayuda han colaborado en la realización del presente trabajo, en especial a la Dra.
Lourdes Díaz Jiménez, directora de esta investigación, por la orientación, el seguimiento y
la supervisión contínua de la misma, pero sobre todo por la motivación y el apoyo recibido
a lo largo de estos meses.

Especial reconocimiento merece el interés mostrado por mi trabajo y las sugerencias


recibidas de la M.C. María de los Ángeles Escobedo Bocardo.

Un agradecimiento muy especial merece la comprensión, paciencia y el ánimo recibidos de


mi familia y amigos.

A todos ellos, muchas gracias.

7|P ági n a
Tabla de contenido
DEDICATORIA ....................................................................................................................................................................... 5

AGRADECIMIEN TOS ............................................................................................................................................................ 7

RESUMEN ............................................................................................................................................................................ 10

1 BIOCOMBUSTIBLES ........................................................................................................................................................ 11

2 BIODIESEL ......................................................................................................................................................................... 12

2.1 Definición ............................................................................................................................................................. 12


2.2 Biodiesel como fuente de energía emergente .............................................................................................. 12
2.2.1 Venta jas y des ventajas en la utiliza ción de biodiesel.....................................................................................12
2.3 El biodiesel en el mundo ................................................................................................................................... 15
2.4 Propiedades y cualidades del biodiesel .......................................................................................................... 15
2.5 Materia Prima..................................................................................................................................................... 17
2.5.1 Composi ción de acei tes y grasas ....................................................................................................................17
2.5.2 Fuentes de ma teria prima ..............................................................................................................................18
2.5.3 Propiedades físicas y quími cas del a cei te de soja ..........................................................................................20
2.6 La química del biodiesel .................................................................................................................................... 21
2.6.1 Tecnologías para la producción de biodiesel .................................................................................................21
2.6.2 Reacci ones de transes terifi ca ción y es teri fica ción.........................................................................................22
2.6.3 Al cohol ............................................................................................................................................................24
2.6.4 Fa ctores que afectan el rendimiento en la producción .................................................................................25

3 CATALIZADORES ............................................................................................................................................................. 27

4 ARCILLAS .......................................................................................................................................................................... 29

4.1 Definición ............................................................................................................................................................. 29


4.3 Estructura de los filosilicato s ........................................................................................................................... 29
4.4 Construcción de las arcillas .............................................................................................................................. 31
4.5 Propiedades expansivas .................................................................................................................................... 33
4.5 Arcillas pilareadas.............................................................................................................................................. 35
4.5.1 Agentes pilareantes ........................................................................................................................................37
4.5.2 Propiedades de los materiales pilareados......................................................................................................38
4.5.3 Apli ca ciones ....................................................................................................................................................40

5 JUSTIFICACIÓN ................................................................................................................................................................ 42

6 OBJETIVOS ....................................................................................................................................................................... 43

6.1 Objetivo específico s ........................................................................................................................................... 43

7 METODOLOGÍA ............................................................................................................................................................... 44

7.1 Lavado de la arcilla ............................................................................................................................................ 44


7.2 Caracterización de la arcilla ............................................................................................................................. 44
7.2.1 Composi ción elemental mediante Absorción Atómi ca ..................................................................................44
7.2.2Di fra cción de Ra yos -X......................................................................................................................................45
7.2.3 Adsorci ón de Ni trógeno..................................................................................................................................46
7.2.4 Mi croscopía electróni ca..................................................................................................................................46
7.3 Pilareado del material arcilloso ....................................................................................................................... 47

8|P ági n a
7.3.1 Prepa raci ón de la a rcilla .................................................................................................................................47
7.3.2 Prepa raci ón del a gente pilarea nte .................................................................................................................48
7.3.3 Tra tamiento de la arcilla con el a gente pilareante.........................................................................................48
7.3.4 Cal cinado de la a rcilla .....................................................................................................................................48
7.4 Pruebas de actividad catalítica ........................................................................................................................ 48
7.4.1 Reacci ón catalizada con hidróxido de sodio...................................................................................................49
7.4.2 Reacci ón catalizada con metóxi do de sodio...................................................................................................51
7.4.3 Reacci ón catalizada con a rcilla na tural...........................................................................................................51
7.4.4 Reacci ón catalizada con a rcilla pila reada .......................................................................................................52
7.5 Análisis de los productos de reacción por GC-MS......................................................................................... 53

8 RESULTADOS Y DISCUSIÓN .......................................................................................................................................... 55

8.1 Caracterización del material ............................................................................................................................ 55


8.1.1 Di fra cción de ra yos X ......................................................................................................................................55
8.1.2 Análisis quími co ..............................................................................................................................................55
8.1.3 Es tudio morfológi co........................................................................................................................................56
8.1.4 Determina ción de la superficie específi ca de la a rcilla ..................................................................................57
8.1.5 Arcilla pila reada ..............................................................................................................................................58
8.2 Pruebas de transformación de aceite vegetal hacia biodiesel ................................................................... 58
8.2.1 Análisis cualitativo y semi-cuantita tivo de los produ ctos de rea cción .................................................. 59

9 CONCLUSIONES............................................................................................................................................................... 63

10 RECOMENDACIONES ................................................................................................................................................... 64

11 ÍNDICE DE ILUSTRACION ES......................................................................................................................................... 65

12 ÍNDICE DE TABLAS........................................................................................................................................................ 66

13 BIBLIOGRAFÍA ............................................................................................................................................................... 67

9|P ági n a
Resumen

Este trabajo comprende la caracterización y preparación de arcillas pilareadas con


cationes polinucleares de aluminio; así como de su posterior uso como catalizador en la
síntesis de biodiesel a partir de aceite de soja comercial.

La preparación del agente pilareante se realizó por medio de hidrólisis de soluciones de


cloruro de aluminio, esta poseía una alta población de cationes de Al 13 que tras el
intercambio con los cationes interlaminares presentes en la arcilla, permitió la producción
de un material pilareado más estable, lo cual contribuyo a un considerable aumento en la
producción de biodiesel en comparación al de la arcilla natural.

Se realizaron reacciones de prueba para comparar la eficiencia entre los catalizadores


heterogéneos (arcilla natural y arcilla pilareada) y los catalizadores homogéneos comunes
en la industria (metóxido de sodio e hidróxido de sodio). Se demostró que bajo
condiciones de operación parecidas a las que se usan en reacciones con catalizadores
homogéneos, la arcilla tuvo un buen desempeño en la transformación del aceite en metil
ésteres, dejando abierta la opción a posteriores estudios donde se revise la eficiencia de la
arcilla bajo condiciones de operación acordes a la naturaleza del catalizador.

10 | P á g i n a
1 Biocombustibles
Los biocombustibles son valiosas fuentes de energía sustentable que han sido usados
desde que el hombre descubrió el fuego. Esta forma de combustible fue usada incluso
antes del descubrimiento de los combustibles fósiles.

Hoy en día, los biocombustibles se han transformado en una fuente natural e importante
de energía alternativa. Debido a la volatilidad del precio del petróleo, al eventual
agotamiento de los combustibles fósiles y al calentamiento global, estos combustibles son
cada vez más utilizados a nivel mundial.

Es necesario recordar lo que ha dicho uno de los padres de la industria automotriz, Sir
Rudolph Diesel, quien creó el motor de diesel en 1895. Dijo: “El uso de aceites vegetales
como combustibles puede ser insignificante ahora. Pero estos aceites pueden convertirse
con el paso del tiempo en tan importantes como los productos del petróleo o el carbón
son ahora”.

Como prueba de esto, está Brasil, que a mediados de los 70’s se convirtió en líder mundial
en la introducción de los biocombustibles en su economía. Como resultado de la crisis
energética que tuvo lugar en esos años lanzó un Programa Nacional de Alcohol
(PROALCOOL). Este es considerado como el primer y mayor programa de energías
renovables a gran escala hasta la fecha, cuyo objetivo era la sustitución de las gasolinas
por alcohol [1], [2].

Existen argumentos en contra. Los críticos de este tipo de combustibles alternativos y


renovables aseguran que los beneficios que se pueden obtener serían bastante inferiores
a los esperados inicialmente y que los efectos de su implementación a gran escala
desembocarían en un aumento desmedido en el precio de los alimentos y cambios en el
uso de la tierra [3].

Sin embargo, la creciente preocupación por el medio ambiente y la necesidad imperiosa


de reducir las emisiones de carbono para disminuir sus consecuencias sobre el
calentamiento global, han redundado en numerosos acuerdos y compromisos entre los
países, tendientes a fomentar el desarrollo de energías alternativas renovables de menor
impacto ambiental.

11 | P á g i n a
2 Biodiesel
2.1 Definición

El biodiesel es definido por ASTM (American Society for Testing Materials) como “ésteres
monoalquílicos de ácidos grasos de cadena larga derivados de aceites vegetales o grasas
animales”. Es decir, un combustible alternativo de combustión limpia hecho con grasa o
aceite (como el de soja o de palma) que se ha sometido a un proceso químico para
extraerle glicerina. El término biodiesel alude al combustible puro –denominado B100-
que ha sido designado como combustible alternativo por los Departamentos de Energía y
de Transporte de los EE.UU. El B100 puede usarse en estado puro, pero se usa con mayor
frecuencia como aditivo en el diesel convencional.

2.2 Biodiesel como fuente de energía emergente

A nivel mundial, la conciencia sobre los problemas de energía y problemas asociados con
la quema de combustibles fósiles ha alentado la búsqueda sobre la posibilidad de usar
fuentes de energía alternativas en lugar del petróleo y sus derivados. Entre ellos el
biodiesel, el cual parece una opción interesante por diversas razones:
2.2.1 Ventajas y desventajas en la utilización de biodiesel

I.- Ventajas

a. Ambientales

El biodiesel es biodegradable por naturaleza (aunque los aditivos pueden reducir su


biodegradabilidad), a diferencia del diesel fósil. El biodiesel se degrada de 4 a 5 veces más
rápido y puede ser usado como un solvente para limpiar derrames de combustibles fósiles
[4].

El biodiesel no contamina fuentes de agua superficial ni acuíferos subterráneos. Una


avería en la cadena productiva no conduce a efectos desastrosos en el medio ambiente.
Los derrames de este combustible en las agua de ríos y mares resultan menos
contaminantes y letales para la flora y fauna marina que los combustibles fósiles [5].

Prácticamente no contiene azufre, por lo que no genera SO 2. Su combustión genera


menos elementos nocivos que los combustibles tradicionales. Las emisiones de todos los
contaminantes principales (con la excepción de los óxidos de nitrógeno) son netamente
más bajas en comparación con el diesel [6], [7].

Debido a la reducción en las emisiones contaminantes, ayudaría a mitigar el efecto


invernadero. El biodiesel hace innecesaria una cantidad equivalente de diesel derivado del
petróleo, cuya extracción y refinación genera daños graves al ambiente aún antes de
haberse quemado en un motor de combustión interna.

12 | P á g i n a
En la tabla 1 se compara el porcentaje de emisiones del biodiesel y del diesel convencional
[8].
Tabla 1. Emisiones promedio de biodiesel en comparación con el diesel convencional.
Tipo de Emisión *B20 *B100
Total de hidrocarburos sin quemar (%) -20 -67
CO (%) -12 -48
CO2 (%) -16 -79
Partículas en suspensión (%) -12 -47
NOx (%) +2 +10
SOx (%) -20 -100
Hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAHs) (%) -13 -80
Hidrocarburos aromáticos policíclicos nitrogenados (PAHNs) (%) -50 -90
*Porcentaje de biodiesel mezclado con diesel convencional

b. Energéticas

El biodiesel es una fuente de energía renovable y más limpia, en comparación con el diesel
y demás combustibles fósiles.

Reducción de la dependencia de fuentes no renovables en energía, como son el petróleo,


el carbón y el gas natural.

La implantación de cultivos energéticos en tierras abandonadas evita la erosión y


degradación del suelo.

Es un combustible alternativo de alta calidad para motores Diesel.

Seguridad de abastecimiento energético [9].

c. Económicas

El uso masivo del biodiesel en el transporte puede estimular el desarrollo agrícola


alternativo, ya que demandaría un producto de mayor valor agregado.

El biodiesel permite al productor agrícola autoabastecerse de combustible. Su producción


promueve la inclusión social de los habitantes menos favorecidos del sector rural, debido
a que no requiere altos niveles de inversión.

También promueve la creación de nuevos puestos de trabajo a lo largo de toda la cadena


de producción del biodiesel.

d. Tecnológicas

El biodiesel tiene mayor lubricidad que el diesel de origen fósil, por lo que extiende la vida
útil de los motores.

13 | P á g i n a
Ese el único combustible alternativo que funciona en cualquier motor diesel convencional,
sin ser necesaria ninguna modificación significativa.

Es más seguro de trasportar, almacenar y manipular, ya que tiene un punto de inflamación


significativamente más alto que el diesel.

Por su poder de solvente, el biodiesel produce limpieza de los tanques usados por el diesel
de petróleo. Por otra parte no requiere grandes cambios en las estaciones expendedoras.

El número de cetano tiende a ser más alto, por lo cual el proceso de arranque del motor
es más suave. El biodiesel quema mejor, reduciendo el humo visible en el arranque del
vehículo en un 30%.

e. Salud

Hace unos meses la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), que
pertenece a la Organización Mundial de la Salud (OMS), clasificó las emisiones de los
motores diesel como cancerígenas para los seres humanos . La exposición a este tipo de
emisiones incrementa el riesgo de cáncer de pulmón y de vejiga [10]. Por lo tanto, la
sustitución del uso de diesel por biodiesel incidirá en un decremento de afecciones
cancerígenas de esta naturaleza.

II.- Desventajas

El biodiesel de baja calidad (con bajo número de cetano) puede incrementar las emisiones
de NO x, pero si el número de cetano es mayor que 68, las emisiones de NO x serían iguales
o menores que las provenientes del diesel fósil.

Los costos de la materia prima son elevados y guardan relación con el precio internacional
del petróleo. Dichos costos representan el 75% de los costos totales del biodiesel, por lo
que éste actualmente es un producto relativamente costoso.

El biodiesel presenta problemas de fluidez y congelamiento a bajas temperaturas (< 0 °C),


especialmente el que se produce de palma africana.

Por su alto poder solvente, se recomienda almacenar el biodiesel en tanques limpios; si


esto no se hace, los motores podrían ser contaminados con impurezas provenientes de los
tanques.

El contenido energético del biodiesel es algo menor que el del diesel (12% menor en
peso), por lo que su consumo es ligeramente mayor.

La mayor viscosidad del biodiesel en relación al diesel, puede causar problemas en la


inyección del combustible [11], [12], [13].

14 | P á g i n a
2.3 El biodiesel en el mundo

Como ya se mencionó anteriormente, una serie de circunstancias en el mundo


(disminución de recursos fósiles, el aumento del precio del petróleo, el impacto ambiental
de su producción y uso, etc.) está llevando a muchos países a tomar medidas para iniciar
la transición hacia un consumo energético no basado en combustibles fósiles.

El transporte es uno de los sectores que depende en su gran mayoría del petróleo y sus
derivados, por lo que uno de los desafíos para muchos países en el ámbito energético
reside en buscar alternativas al petróleo en este sector. Actualmente, los biocombustibles
líquidos de primera generación son una opción en el corto plazo para el sector del
transporte, en particular el biodiesel y el bioetanol para el transporte por carretera [14].

Europa fue el principal mercado de biodiesel en el 2009, con una cuota de producción del
49.8%, seguida por el continente americano (32.8%) y la región Asia-Pacifico (4.4%). Los
cinco principales productores son Alemania, EE.UU., Francia, Argentina y Brasil, que juntos
producen el 68.4% del total de biodiesel en el mundo [15].

En cuanto al potencial de producción, Malasia e Indonesia son los países con las mayores
plantaciones de palma en el mundo (tabla 2) [11]. A principios del 2011 la empresa
finlandesa Neste Oil inauguró en Singapur una fábrica con una producción de biodiesel de
800,000 toneladas por año, utilizando como materia prima aceite de palma proveniente
principalmente de Malasia e Indonesia.

Tabla 2. 10 principales países en términos de potencial de biodiesel.


Posición País Potencial de biodiesel (ML) Producción ($/L)
1 Malasia 14,540 0.53
2 Indonesia 7595 0.49
3 Argentina 5255 0.62
4 EUA 3212 0.70
5 Brasil 2567 0.62
6 Holanda 2496 0.75
7 Alemania 2024 0.79
8 Filipinas 1234 0.53
9 Bélgica 1213 0.78
10 España 1073 1.71

2.4 Propiedades y cualidades del biodiesel

A lo largo de los años se ha avanzado a nivel mundial en el desarrollo de estándares con el


fin de mantener un nivel de calidad en la producción de biodiesel y que garantice un buen
funcionamiento en cualquier tipo de maquinaria sin alguna dificultad. Ha sido Austria el
primer país en el mundo en definir y aprobar estos estándares para el metil éster
proveniente de las semillas de colza [11].

15 | P á g i n a
Las propiedades y cualidades del biodiesel deben adherirse a los estándares
internacionales proporcionados por la Unión Europea y la ASTM (Tabla 3).

Las propiedades fisicoquímicas del biodiesel dependen básicamente del tipo de materia
prima y de sus composiciones de ácidos grasos. En la tabla 4 muestra los parámetros
generales en la calidad del biodiesel en diferentes países.

Tabla 3. Comparación de las propiedades del biodiesel y diesel [16].


Propiedades Biodiesel Diesel
Metil éster 95.5 – 98% -
Carbono (% peso) 77 86.5
Azufre (% peso) 0.0024 0.05 máx.
Agua (ppm) 0.05 % máx. 161
Oxígeno (% peso) 11 0
Hidrógeno (% peso) 12 13
Número de cetano 48 – 55 48 – 55
PCI (kJ/kg) 37700 41860
Viscosidad cinemática (40 °C) 1.9 – 6.0 1.3 - 4.1
Punto de inflamación (°C) 100 – 170 60 – 80
Punto de ebullición (°C) 182 – 338 188 – 343
Gravedad específica (kg/L) (60ºC) 0.88 0.85
Relación aire/combustible 13.8 15

Tabla 4. Parámetros generales del biodiesel en diferentes países [11].


Parámetros Alemania Italia Francia Estados Unidos
Densidad a 15 °C (g/cm3) 0.875 - 0.89 0.87 – 0.89 0.87 – 0.89 -
Viscosidad a 40 °C(mm2/s) 3.5 - 5.0 3.5 - 5.0 3.5 – 5 1.9 – 6
Punto de inflamación (°C) 110 100 100 130
Punto de congelación (°C) - 0/-5 -10 -
Número de cetano >49 - >49 >47
Metanol/etanol (%masa) <0.3 <0.2 <0.1 -
Contenido de ésteres (%masa) - >98 >96.5 -
Monoglicéridos (%masa) <0.8 <0.8 <0.8 -
Diglicéridos (%masa) <0.4 <0.2 <0.2 -
Triglicéridos (%masa) <0.4 <0.1 <0.2 -
Total de glicerol (%masa) <0.25 - <0.25 <0.24

16 | P á g i n a
2.5 Materia Prima
2.5.1 Composición de aceites y grasas

a) Triglicéridos

Los aceites y grasas animales están compuestos principalmente por moléculas de


triglicéridos (Figura 1), los cuales son ésteres de tres ácidos grasos unidos a un glicerol. Se
caracterizan por ser insolubles en agua y solubles en solventes orgánicos no polares. Su
punto de fusión viene determinado por los ácidos grasos que lo componen. Este punto de
fusión aumenta, en general, con el número y la longitud de los ácidos grasos saturados
que están unidos al glicerol.

O CH3
O
O CH3

O
O CH3

O
Figura 1. Ejemplo de un triglicérido

Cuando todos los ácidos grasos de un triglicérido son idénticos, éste se denomina
triglicérido simple. Sin embargo los más comunes son los triglicéridos mixtos, en los cuales
se encuentra presente dos o tres ácidos grasos diferentes.

b) Ácidos grasos

Los ácidos grasos poseen una cola hidrocarbonada larga con un grupo carboxilo terminal
(Figura 2). La cadena hidrocarbonada puede ser saturada, como en el ácido palmítico, o
puede tener uno o más dobles enlaces, como ocurre en el ácido oléico. Existen también
unos cuantos ácidos grasos con enlaces triples. Los ácidos grasos difieren entre s i, en
primer lugar, por la longitud de su cadena, y también por el número y la posición de sus
dobles enlaces [17].
-
O

O CH3

Figura 2. Fórmula química de un ácido graso

El biodiesel típico contiene cerca de 14 diferentes tipos de ácidos grasos como se muestra
en la tabla 5, los cuales son transformados a ésteres de metilo (FAME por sus siglas en
inglés Fatty Acid Methyl Ester). Las fracciones diferentes de cada tipo de FAME se
presentan en varios tipos de materias primas.

17 | P á g i n a
Tabla 5. Fórmula estructural para los ácidos grasos presentes en el biodiesel.
Ácidos grasos Carbonos y dobles enlaces Estructura química
Caprílico C8 CH3 (CH2) 6COOH
Cáprico C10 CH3 (CH2) 8COOH
Láurico C12 CH3 (CH2) 10COOH
Mirístico C14 CH3 (CH2) 12COOH
Palmático C16:0 CH3 (CH2) 14COOH
Palmitoléico C16:1 CH3 (CH2) 5CH=CH(CH2) 7COOH
Esteárico C18:0 CH3 (CH2) 16COOH
Oléico C18:1 CH3 (CH2) 7CH=CH(CH2) 7COOH
Linoléico C18:2 CH3 (CH2) 4CH=CHCH2CH=CH(CH2 ) 7COOH
Linolénico C18:3 CH3 (CH2) 2CH=CHCH2CH=CHCH2CH=CH(CH2) 7COOH
Aracídico C20:0 CH3 (CH2) 18COOH
Eicosenoico C20:1 CH3 (CH2) 7CH=CH(CH2) 9COOH
Beénico C22:0 CH3 (CH2) 20COOH
Euricico C22:1 CH3 (CH2) 7CH=CH(CH2) 11COOH

c) Glicerol

La glicerina o glicerol es un trioxialcohol que está formado por una cadena de 3 carbonos,
donde cada uno está unido a un grupo OH (Figura 3).

Se presenta en forma de líquido a una temperatura ambiental de 25°C y es higroscópico e


inodoro. Posee un coeficiente de viscosidad alto y tiene un sabor dulce como otros
polialcoholes.

Figura 3. Glicerol

2.5.2 Fuentes de materia prima

Alrededor del mundo existen más de 350 tipos de aceites identificados como fuentes
potenciales en la producción de biodiesel. El vasto rango de materia prima representa uno
de los factores más significativos en la producción de este combustible [18].

La producción de biodiesel tiende a provenir mayoritariamente de los aceites extraídos de


plantas oleaginosas, especialmente girasol, soja y colza. Sin embargo, cualquier materia
que tenga triglicéridos puede utilizarse para la producción de biodiesel (girasol, colza, soja,
aceites de fritura usado, sebo de vaca, grasa de pollo y de pescado, etc) [19], [20], [21],
[22].

18 | P á g i n a
La materia prima debe, en lo posible, cubrir dos de los principales requerimientos: bajos
costos de producción y una gran escala de producción. La disponibilidad de la materia
prima depende del clima de la región, la localización geográfica, las condiciones de suelo y
las prácticas en la agricultura en cada país [11].

Principales materias primas para la elaboración de biodiesel:

Aceites vegetales convencionales

 Aceite de girasol
 Aceite de colza
 Aceite de soja
 Aceite de coco
 Aceite de palma

Aceites vegetales alternativos

 Aceite de Brassicacarinata
 Aceite de Cynaracurdunculus
 Aceite de Camelina sativa
 Aceite de Crambeabyssinica
 Aceite de Pogianus
 Aceite de Jatropha curcas

Aceites de semillas modificadas genéticamente

 Aceite de girasol de alto oléico

Grasas animales

 Sebo de vaca
 Sebo de búfalo
 Grasa de pollo
 Grasa de pescado

Aceites de fritura usados

Aceites de otras fuentes

 Aceites de producciones microbianas


 Aceites de microalgas

19 | P á g i n a
2.5.3 Propiedades físicas y químicas del aceite de soja

Para fines prácticos, se mostrarán algunas de las propiedades físicas y químicas


únicamente del aceite de soja (Figura 4), el cual fue utilizado en las reacciones de
transesterificación en esta investigación.
O
O
CH3
O
O
CH3
O
O
CH3

Figura 4. Triglicérido presente en el aceite de soja (Trioleína)

El aceite de soja se obtiene al procesar aceite desgomado de soja pasando por las etapas
de refinado, blanqueado y deodorizado. De este proceso la cantidad de aceite extraíble de
la soja es muy bajo comparado al de otros vegetales.

Sin embargo, la producción de biodiesel a partir de soja resulta ventajosa, ya que al


tratarse de una leguminosa fijadora de nitrógeno puede cultivarse sin apenas aplicación
de nitrógeno, esto es importante, pues el uso de fertilizantes nitrogenados representa una
de las entradas de energía más elevadas de los cultivos.

Las tablas 6, 7 y 8 presentan la composición general del aceite de soja así como los
parámetros máximos y mínimos de los mismos componentes. También se muestran las
características fisicoquímicas del mismo.

Tabla 6. Composición del aceite de soja.


Parámetros % Mínimo % Máximo
Ácido laúrico C12:0 0 0.1
Ácido mirístico C14:0 0 0.2
Ácido palmítico C16:0 9.7 13.3
Ácido palmitoléico C16:1 0 0.2
Ácido esteárico C18:0 3 5.4
Ácido oléico C18:1 17.7 28.5
Ácido linoléico C18:2 49.8 57.1
Ácido linolénico C18:3 5.5 9.5
Ácido araquídico C20:0 0.1 0.6
Ácido gadoléico C20:1 0 0.3
Ácido eicosadiénoico C20:2 0 0.1
Ácido behénico C22:0 0.3 0.7
Ácido erúsico C22:1 0 0.3
Ácido lignocérico C24:0 0 0.4

20 | P á g i n a
Tabla 7. Características químicas del aceite de soja.
Parámetros Mínimo Máximo
Ácidos grasos libres, en % -- 0.05
Humedad y materia volátil, en % -- 0.05
Prueba fría a 273 (°C) horas 5.5 --
Impurezas insolubles en % -- 0.02
Materia insaponificable en % -- 1.0
Índice de refracción a 314 K 1.466 1,470
Índice de saponificación mg KOH/g 189 195
Gravedad específica (20 °C/agua 20 °C) 0.916 0.925
Jabón (como oleato de sodio) (ppm) -- 0
Índice de peróxido -- 1.5
Fósforo (ppm) -- 4
Índice de Yodo 112 143

Tabla 8. Características físicas del aceite de soja.


Propiedad Valor
Gravedad específica a 25 °C 0.9175
Índice de refracción 1.4728
Viscosidad, centipoise a 25 °C 50.09
Punto de solidificación °C -10 a -16
Calor específico cal/g a 19.7 °C 0.458
Calor de combustión, cal/g 9.478
Punto de desprendimiento de gases °C 363
Punto de ignición espontanea °C 363
Humedad y materia volátil (%) 0.05 máximo
Punto de humo °C 234 mínimo

2.6 La química del biodiesel

2.6.1 Tecnologías para la producción de biodiesel

En un contexto general, desde el punto de vista de la investigación, el biodiesel, presenta


una creciente evolución en las diferentes tecnologías para su producción.

Existen una cantidad de opciones para el uso de los aceites vegetales como biodiesel: se
usan directamente como una mezcla de aceites vegetales, como microemulsiones con
alcoholes de cadena corta, cracking térmico de aceites vegetales, entre otros, pero la
transesterificación de triglicéridos, catalizada ya sea con bases, ácidos o enzimas y la
esterificación de ácidos grasos con alcohol, son a menudo objeto de estudio.

21 | P á g i n a
2.6.2 Reacciones de transesterificación y esterificación

I.- Transesterificación

Los ésteres de ácidos grasos son comúnmente producidos mediante la transesterificación


de triglicéridos con alcoholes de bajo peso molecular. Los triglicéridos, como ya se
mencionó, se encuentran en aceites vegetales y grasas animales. La reacción de
transesterificación toma lugar en presencia de un catalizador, el cual puede ser de
características básicas o ácidas. Los ésteres de ácidos grasos son liberados uno a uno de
forma simultánea, junto con la formación de grupos OH para así formar el glicerol. La
reacción ocurre en tres pasos, expresados en las reacciones de la Figura 5.
O
1 OH O
O R O
O K1 1 1

O R
1
+ H3C OH O R + R O
O CH3
O
1
1 O R
O R
Triglicérido Metanol Diglicérido Metil éster

OH OH O
O K2 1
1 + R O
O R + H3C OH OH
O
O CH3
1
1 O R
O R

Diglicérido Metanol Monoglicérido Metil éster

OH O
OH
K3 1

OH + H3C OH OH + R O

O CH3
1 OH
O R

Monoglicérido Metanol Glicerol Metil éster

Figura 5. Etapas involucradas en la transesterificación de un triglicérido

Así, la reacción global, después de la formación de los intermediarios queda como se


expresa en la Figura 6.

22 | P á g i n a
O
1 OH O
O R
O
1
O R
1
+ 3 H 3C OH OH + 3 R O
O CH3
1 OH
O R

Triglicérido Metanol Glicerol Metil éster

Figura 6. Reacción global de obtención de ésteres metílicos de un ácido graso

Es así, que tres moléculas de ésteres grasos son producidas por cada molécula de
triglicérido, la cual necesita 3 moléculas de alcohol. El rendimiento típico de obtención de
biodiesel es cercano a 90%.

La composición máxima depende de las constantes de equilibrio de los pasos intermedios.


Los valores de las constantes K1, K2 y K3 toman valores cercanos a 10, 3 y 10
respectivamente, a 60 °C, aproximadamente. En consecuencia, es necesario un exceso
sustancial de alcohol, para llegar a rendimientos de cerca del 99%, así como un bajo
contenido en di- y monoglicéridos.

Debido a que la velocidad de la reacción no es lo suficientemente rápida a bajas


temperaturas, en la transesterificación se hace uso de catalizadores. De hecho, son estos
los que marcan la diferencia entre los distintos procesos en la producción de biodiesel.

II.-Esterificación

Es probable que los aceites vegetales y grasas contengan pequeñas cantidades de agua y
de ácidos grasos libres (FFA, por sus siglas en inglés Free Fatty Acids). Para una reacción de
transesterificación catalizada con material alcalino, el catalizador actúa como reactivo
junto con los FFA para formar jabones. La ecuación de la Figura 7 muestra la reacción de
saponificación del catalizador (hidróxido de sodio) y ácido graso libre, formando jabón y
agua.

O
O
+ HOH
H 3C O R
1
+ NaOH H 3C O Na +
FFA Hidroxido de sodio Jabón Agua

Figura 7. Reacción de saponificación de un ácido graso libre

De la misma forma ocurre la saponificación de un triglicérido donde éste reacciona con el


hidróxido de sodio o cualquier otra sustancia alcalina y en presencia de agua forma jabón
y glicerol (Figura 8).

23 | P á g i n a
O
1 OH
O R O
O H2O
O R
1
+ NaOH OH + 3
R
1 -
O Na
+

O
1 OH
O R

Triglicérido Hidroxido de sodio Glicerol Jabón

Figura 8. Reacción de saponificación de un triglicérido

Es por esta razón que cuando se quiere llevar a cabo la transesterificación de un aceite
quemado que contiene mayores cantidades de FFA, se lleva a cabo un paso previo con el
fin de evitar la saponificación (Figura 9).

O
O
(H2SO4)
R
1
OH + H3C OH R
1
O + H OH
CH3
Ácido graso libre Metanol Metil ester Agua

Figura 9. Esterificación de un ácido graso libre en medio ácido

La esterificación se puede denominar como una subcategoría de la transesterificación.


Esta requiere de dos reactantes, ácidos carboxílicos (ácidos grasos libres) y alcoholes. La
reacción de esterificación utiliza catalizadores ácidos tales como ácido sulfúrico, ácido
fosfórico y ácido clorhídrico [23], [24], [25].
2.6.3 Alcohol

Los tipos de alcohol que pueden ser usados en el proceso de la transesterificación son el
metanol, etanol, propanol, butanol, y amil-alcohol. Sin embargo son el metanol y el etanol
los más usados tanto en los laboratorios como en la industria.

El metanol es especialmente usado debido a su bajo costo y a sus ventajas químicas y


físicas. Se ha reportado que el metanol puede reaccionar con los triglicéridos más rápido
además de que el catalizador alcalino es disuelto muy fácilmente en el alcohol. Sin
embargo, debido a su bajo punto de ebullición, hay un alto riesgo de explosión debido a
los vapores del alcohol el cual además es incoloro e inodoro. Tanto el metanol como el
metóxido son materiales extremadamente peligrosos por lo cual deben de manejarse con
cuidado.

24 | P á g i n a
2.6.4 Factores que afectan el rendimiento en la producción

I.- Tiempo de Reacción

La velocidad de conversión de los FAME incrementa con el tiempo. Al inicio, la reacción es


lenta debido a la dispersión del alcohol con el aceite. Después de un tiempo, la reacción
prosigue de manera muy rápida. Normalmente, el rendimiento llega a su punto máximo
en un tiempo de reacción menor de los 90 min, y después se mantiene relativamente
constante. Un exceso en el tiempo de reacción provoca una reducción en el rendimiento
debido a la reversibilidad de la reacción de transesterificación, resultando en una pérdida
de esteres así como una mayor cantidad de ácidos grasos que terminan por formar
jabones [9].

II.- Temperatura de reacción

La temperatura claramente influye en la reacción y en el rendimiento de la reacción. Una


alta temperatura de reacción puede causar la disminución de la viscosidad del aceite lo
que resulta en una mayor velocidad de reacción y con ello menor tiempo de reacción. Sin
embargo, cuando la temperatura se eleva más allá del nivel óptimo, el rendimiento de la
reacción decrece ya que una alta temperatura favorece la saponificación. La temperatura
de reacción debe de ser menor que la temperatura de ebullición del alcohol que se utilice,
con el fin de asegurar que el alcohol no se pierda por evaporación. Dependiendo del
alcohol que se use el rango de temperaturas va desde los 50 hasta los 60 °C [9], [25], [12].

III.- Concentración del catalizador

La concentración del catalizador puede afectar el rendimiento en la producción de


biodiesel. Como se ha mencionado anteriormente, el catalizador más usado para la
reacción es el hidróxido de sodio. Sin embargo, el metóxido de sodio es más efectivo que
el hidróxido de sodio. Esto es debido a que durante la mezcla del hidróxido de sodio con el
metanol, se produce una pequeña cantidad de agua, la cual afecta a la reacción debido a
la hidrolisis que se produce. Es esa la razón por la cual el catalizador debe agregarse hasta
que el alcohol haya sido mezclado con el aceite.

En cuanto a las concentraciones de catalizador, los mejores resultados se han obtenido


utilizando máximo 1.5% wt. de hidróxido de sodio. El decremento en el rendimiento de la
reacción para producir los esteres es debido a la adición excesiva del catalizador alcalino,
causando que mas triglicéridos reaccionen con el catalizador y formen jabones [12], [26].

IV.- Cantidad de Alcohol

En muchas investigaciones uno de los principales factores que afectan el rendimiento en


la producción del biodiesel, es la relación molar del alcohol y el aceite. Si nos basamos solo
en la estequiometria de la reacción, teóricamente se requieren 3 moles de alcohol por 1
mol de triglicérido, para producir 3 metil ésteres y 1 mol de glicerol. Se usa un exceso de

25 | P á g i n a
alcohol en la producción de biodiesel para asegurar que el aceite se convierta de forma
completa a ésteres lo que también provoca una disminución en el tiempo de reacción. Sin
embargo, usar alcohol en cantidades más allá de las óptimas solo resultará en un mayor
costo por la recuperación del alcohol. Además, la cantidad de alcohol está relacionada con
el tipo de catalizador que vaya a usarse, en el caso de catalizadores básicos, es común usar
razones molares de 6:1 (alcohol:aceite). Cuando se usan aceites con grandes cantidades
de ácidos grasos libres, se usa un catalizador ácido y una razón molar de 15:1
(alcohol:aceite) o mayor [9], [12].

26 | P á g i n a
3 Catalizadores
Los catalizadores son uno de los muchos elementos que influyen de manera significativa
en el éxito o fracaso de la producción del biodiesel. Ya sea debido a que provoca un
cambio en la velocidad de la reacción, el aumento o disminución en el costo del proceso o
al impacto ambiental de los residuos, la selección del catalizador marca la diferencia entre
los diferentes procesos y tecnologías en la industria del biodiesel.

En general, existen 3 categorías de catalizadores usados para la producción de biodiesel:


alcalinos, ácidos y enzimáticos. Recientemente, el uso de catalizadores enzimáticos se ha
vuelto más atractivo debido que son capaces de evitar la formación de jabones y el
proceso de purificación es más simple. Sin embargo, son muy poco usados a nivel
comercial debido a que los tiempos de reacción son mucho mayores y esto conlleva
mayores costos. Con el fin de reducir costos, algunos investigadores se han dedicado a
desarrollar nuevos biocatalizadores en estos últimos años [27–30].

En comparación, los catalizadores alcalinos y ácidos son más comunes comercialmente


que los enzimáticos. Los catalizadores alcalinos y ácidos incluyen tanto catalizadores
homogéneos como heterogéneos. Debido a los bajos costos de la materia prima, el
hidróxido de sodio y el hidróxido de potasio son los más usados como catalizadores
homogéneos alcalinos a nivel industrial.

Estos materiales son los más económicos debido a que la transesterificación con
catalizadores básicos se llevan a cabo a bajas temperaturas, presión ambiental, la
velocidad de conversión es alta y sin pasos intermedios. Sin embargo, los catalizadores
alcalinos son altamente higroscópicos y estos absorben agua del aire durante su
almacenamiento. Este material también forma agua cuando es disuelto en alcohol, lo cual
termina por afectar el rendimiento de la reacción.

Por otro lado, algunos catalizadores heterogéneos pueden ser rápidamente separados del
producto mediante filtración, lo cual reduce el requerimiento de agua para el lavado.
Además, los catalizadores heterogéneos pueden catalizar las reacciones de
transesterificación y esterificación de forma simultánea y así evitar el paso de la pre-
esterificación, es por ello que estos catalizadores son particularmente útiles cuando el
aceite tiene un alto contenido de ácidos grasos libres [23].

Sin embargo, el uso de catalizadores sólidos, provoca que la velocidad de reacción sea más
lenta, esto debido a que la mezcla de reacción constituye un sistema de 3 fases, lo cual
por razones de difusión, provoca la inhibición de la reacción [9].

En general se puede clasificar a los catalizadores usados en este tipo de reacciones en tres
categorías bien definidas. En la tabla 9 se resumen las principales ventajas y desventajas
de una serie de catalizadores reportados en la bibliografía.

27 | P á g i n a
Tabla 9. Clasificación de catalizadores usados en la obtención de biodiesel [9].

Tipo Ejemplo Ventajas Desventajas


Alcalinos

Na OH, KOH Al ta a ctividad ca talítica, bajo Ba jos requerimientos de FFA,


Homogéneos cos to, ci nética favorable, condi ciones anhidras,
condi ciones de operación s a ponificación, formación de
modestas. emulsiones, mayor gasto de
a gua para la purificación.
Ca O, Ca Ti O3, No s on corrosivos, amigables con Ba jos requerimientos de FFA,
Heterogéneos Ca ZrO3, Ca O-CeO2, el medio a mbiente, reciclables, condi ciones anhidras, requiere
Ca MnO3, fá ci l separación, alta selectividad, una a lta relación molar de
KOH/Al 2O3, ma yor ti empo de vi da. a l cohol y a ceite, costos a ltos.
KOH/Na Y, Al 2O3/KI,
ETS-10 zeolita.
Ácidos

Áci do s ulfúrico Ca ta liza la esterificación y l a Equi po anticorrosivo, mayor


Homogéneos concentrado tra ns esterificación de forma ga s to de a gua para
s i multánea, evita la formación de neutralización, dificultad para
ja bones. reci cl ar, altas temperaturas de
rea cci ón, l argos tiempos de
rea cci ón, a ctividad ca talítica
débil.
ZnO/I 2, ZrO2/SO4, Ca ta liza la esterificación y l a Ba ja concentración de sitios
Heterogéneos á ci do niobico, tra ns esterificación de forma á ci dos, baja micro porosidad,
zi rconio s ulfatado, s i multánea, reciclable, a migable di fusión limitada, costos a ltos.
Amberl yst-15. con el medio ambiente.

Enzimas Evi ta l a formación de jabones, no Cos tos a ltos, desnaturalización.


conta mina, fácil purificación.

28 | P á g i n a
4 Arcillas
4.1 Definición

El término “arcilla” encierra en sí mismo un significado bastante ambiguo que se define


según el área que las estudie.

 Desde el punto de vista mineralógico, engloba a un grupo de minerales,


filosilicatos en su mayor parte, cuyas propiedades físico-químicas dependen de su
estructura y de su tamaño de grano, muy fino (inferior a 2 μm).
 Desde el punto de vista petrológico, la arcilla es una roca sedimentaria, en la
mayor parte de los casos de origen detrítico, con características bien definidas.
 Para un sedimentólogo, arcilla es un término granulométrico, que abarca los
sedimentos con un tamaño de grano inferior a 2 μm.
 Para un ceramista, una arcilla es un material natural que cuando se mezcla con
agua en la cantidad adecuada se convierte en una masa plástica.
 Desde el punto de vista económico, las arcillas son un grupo de minerales
industriales con diferentes características mineralógicas y genéticas y con distintas
propiedades tecnológicas [31].

La definición más reciente del concepto “arcilla”, según la nomenclatura de los comités de
la AIPEA y de la Clay Minerals Society (CMS) es la siguiente: “Materia prima natural con
una constitución de partida compuesta por minerales de tamaño fino, que se comporta
plásticamente con el agua y que endurece al ser secada o calentada”.

Las arcillas son filosilicatos de aluminio hidratados, estos son una subclase de los silicatos
los cuales presentan un rasgo particular, poseen una estructura laminar o escamosa.

4.3 Estructura de los filosilicatos

Las propiedades de las arcillas son consecuencia de sus características estructurales.


Conocer la estructura de los filosilicatos para poder conocer sus propiedades es
imprescindible.

Mediante el uso de técnicas como la difracción de rayos X y la microscopía electrónica fue


posible obtener información muy valiosa sobre los arreglos cristalinos de las sustancias
minerales y también observar directamente su forma y geometría.

Es así como se sabe que los silicatos están formados por cristales regulares y, si se va a
una escala más pequeña, se vería que estos cristales tienen a su vez una unidad básica: el
tetraedro, tal y como se ilustra en la figura 10. Este se puede considerar como el tabique
elemental de los edificios moleculares que forman a los silicatos.

29 | P á g i n a
Este tetraedro está compuesto por un átomo de silicio central y 4 átomos de oxígeno en
las esquinas (Figura 10).

Figura 10. Tetraedro elemental de los silicatos o pirámide triangular

Si cada átomo de silicio tiene cuatro cargas eléctricas positivas, mientras que cada átomo
de oxígeno tiene dos cargas negativas, es necesario que cada uno de los átomos de
oxígeno use una de sus cargas para atraer a una de las cargas del silicio, quedando así
saturado el átomo central de silicio, mientras que las esquinas todavía tiene una carga
negativa para enlazarse a otro átomo de carga positiva. Cuando esto sucede, entonces se
pueden formar cadenas de tetraedros.

Existen 3 reglas básicas que indican como formar cadenas de tetraedros.

Reglas de Pauling:

1) La suma de las cargas negativas debe ser igual a la suma de las cargas positivas, de
manera que la estructura sea eléctricamente neutra.

2) Todos los elementos con carga positiva pueden enlazarse o rodearse de elementos
cargados negativamente, coordinándose con ellos de modo que los arreglos coordinados
dependen únicamente de los tamaños entre el catión y el anión respectivo.

La tercera regla es conocida como Regla de Lowenstein: No es válido enlazar dos


tetraedros que tengan un átomo central de aluminio cada uno. Esto indica que dos
tetraedros de aluminio solo pueden enlazarse mediante otro tetraedro intermedio a base
de silicio.

Siguiendo estas reglas se pueden armar cadenas de tetraedros de manera que un


tetraedro (1T) pueda unirse a otro para formar un arreglo tipo 2T o bien 3T, …, etc. Es así
como se van formando una serie de vistosas geometrías, en forma de cadena simple,
doble, redes hexagonales, etc. Las redes de tetraedros que se extienden a lo largo y
ancho, formando hojas completas, constituyen el grupo de filosilicatos, o estructuras
laminares, del que forman parte las arcillas (Figura 11).

30 | P á g i n a
Figura 11. La estructura de los silicatos

Una propiedad interesante de estas estructuras es su capacidad de sustituir al átomo de


silicio, situado en el centro de los tetraedros (Figura 11), por otro de menor carga como el
( ), generando así una deficiencia de carga positiva, o un exceso de carga negativa en
el tetraedro, la cual necesita atraer a otros cationes para compensarse, por ejemplo Na, K,
Ca, etc. Este es el mecanismo que permite a los silicatos tener propiedades superficiales
únicas de acidez e intercambio iónico, tan importantes que a ellas se deben las
propiedades catalíticas de las arcillas.

4.4 Construcción de las arcillas

Como se acaba de ver, la unión de los tetraedros genera hojas que se extienden a lo largo
y a lo ancho, dando origen a las estructuras laminares. La importancia de estas láminas no
radica solo a que son parte fundamental de la estructura de las arcillas, si no que el
acomodo de éstas determina el tipo arcilla y con ello sus propiedades físico-químicas.

Un ejemplo de éstas, son aquellas formadas por 6 tetraedros (6T) formando anillos en
toda la lámina (Figura 12).

Figura 12. Anillo de 6 tetraedros

31 | P á g i n a
Utilizando esta secuencia, se pueden unir dos hojas para formar una lámina tetraédrica,
como se ilustra en la figura 13. En ésta se observa que las dos hojas se encuentran
invertidas, una con respecto a la otra, compartiendo uno de los vértices.

Figura 13. Lamina de tetraedros (T)

De la misma manera, existen otros cuerpos poligonales que pueden unir entre sí para
formar cadenas, tal y como ocurre con el octaedro, representado en la figura 14, la cual es
una formación típica de los compuestos de aluminio o de magnesio.

Figura 14. Hoja de octaedros (O)

Conociendo esto, la unión de la hoja del tipo T, con la otra del tipo O, genera una lámina
T-O, o lámina 1:1, como se ve en la figura 15. Sin embargo el acoplamiento de estas dos
láminas no es perfecto, esto crea un efecto de esfuerzo entre las láminas, lo cual es de
gran importancia en la aplicación de algunas arcillas que presentan este acomodo laminar
(T-O), como el caolín.

Figura 15. Lámina del tipo T-O

32 | P á g i n a
La siguiente es un arreglo de 3 hojas, en ésta se le agrega una hoja más del tipo T a la
lámina T-O y el resultado es la lámina T-O-T o 2:1 (Figura 16). La lámina T-O-T es la lámina
más completa y no acepta una nueva adición, debido a la saturación de enlaces.

Figura 16. Lámina del tipo T-O-T

4.5 Propiedades expansivas

El interés científico que despiertan los materiales laminares como las arcillas, se deben
principalmente a sus propiedades expansivas capaces de alojar moléculas en su espacio
interlaminar.

Existe toda una secuencia en la interacción arcilla-agua (Esquema 1), ésta se da como
resultado del carácter dipolar de la molécula de agua que se asocian de inmediato con la
superficie de las láminas de las arcillas, las cuales presentan una carga neta negativa
mientras que el agua posee en un lado de la molécula una concentración de carga
positiva.

33 | P á g i n a
1.- 2.-

3.- 4.-

5.-

6.- 7.-

Esquema 1. Secuencia de hinchamiento de una arcilla en presencia de agua

Etapa 1: al inicio la arcilla se encuentra deshidratada con algunos iones de sodio, potasio o
calcio en el espacio interlaminar.

34 | P á g i n a
Etapa 2: las cargas negativas se agrupan en las superficies planas de las láminas mientras
que en los bordes se acumulan cargas positivas. Los iones de sodio, potasio o calcio se
depositan generalmente en las caras planas.

Etapa 3: al estar en contacto la arcilla con el agua, las moléculas de agua son atraídas a las
caras planas de las láminas debido a la presencia de los iones de sodio cargados
positivamente.

Etapa 4: en este punto, las moléculas de agua aumentan su dipolo y atraen más moléculas
de su especie.

Etapa 5: la carga negativa de la superficie de las láminas aumenta conforme las moléculas
de agua se enlazan unas con otras al aumentar su polarización. Llega un momento en que
la carga de la superficie es lo suficientemente negativa que repele a las demás láminas
produciendo el hinchamiento característico de las arcillas.

Etapa 6: las moléculas de agua siguen llenando el espacio interlaminar manteniendo las
láminas apartadas unas de otras, hasta que mediante algún procedimiento sea retirada el
agua y la arcilla se contraiga.

Etapa 7: cuando termina la mezcla de la arcilla con el agua, llega a un equilibrio de


hidratación, dando como resultado una estructura interna hidratada que hace coincidir los
bordes cargados positivamente con las caras de las láminas cargadas negativamente,
formando una estructura ordenada. Esta estructura puede fácilmente derrumbarse
mediante una agitación vigorosa, pero tiende a formarse de nuevo en cuanto la agitación
cesa.

4.5 Arcillas pilareadas

Las arcillas forman un papel muy importante en múltiples campos debido a las
dimensiones de su espacio interlaminar.

Como ya se habló en la sección anterior, debido a sus peculiaridades estructurales, las


arcillas pueden ser sometidas a ciertos tratamientos fisicoquímicos convirtiéndolos en
materiales con características más interesantes.

Cuando las arcillas entran en contacto con moléculas orgánicas o con agua, sufren un
fenómeno de expansión o hinchamiento, lo cual provoca un aumento del espacio
interlaminar de hasta quince veces su volumen original.

Sin embargo, estos procesos son completamente reversibles , cuando el material se


somete a calentamiento las moléculas se evaporan y las láminas vuelven a su posición
original. En 1974 un grupo especialista en catálisis resolvió este problema utilizando la
técnica de pilareado [32].

35 | P á g i n a
Se trató de una técnica mediante la cual se introducen hidróxidos de cationes de gran
tamaño en el espacio interlaminar los cuales sostendrán las laminas de las arcillas,
evitando así su desintegración y confiriendo además propiedades catalíticas al material
(Figura 17).

Figura 17. Proceso de pilareo

El proceso de pilarización consta de la preparación del agente pilareante (oligomerización)


y de la pilarización propiamente dicha, que consiste en el intercambio iónico de los
cationes de la arcilla con los oligómeros preparados. Se producen arcillas pilareadas por la
intercalación tanto de los cationes organometálicos complejos como de
polihidroxicationes que por calentamiento posterior generan compuestos estables.

La preparación del agente pilareante puede ser realizada por síntesis interna o externa.

En la síntesis interna, el agente pilareante es preparado en el espacio interlaminar de la


arcilla, la formación de la estructura laminar es gradual y puede ser considerada como un
proceso natural simulado.

En la síntesis externa, el agente pilareante es preparado separadamente, y a continuación


esos cationes son cambiados con los que están presentes en la arcilla. La reacción de
intercambio es rápida. Aunque se pueden utilizar ambas síntesis, la síntesis externa parece
ser la más adecuada debido a la versatilidad del proceso y las condiciones de la
preparación del agente son controladas.

Existen arcillas pilareadas con hidróxidos y compuestos organometálicos de los más


diversos elementos químicos (Al, Fe, Ni, Ti, Cr, Bi, Zr, U, Mn, V, Nb) originando, después de
la calcinación, óxidos estables del catión correspondiente.

Los materiales pilareados obtenidos en la bibliografía presentan espaciados basales que


varían de 9.7 a 18.5 Å y áreas BET calculadas a través de análisis de adsorción de N 2 de 41
a 228 m2/g. Los resultados varían según la naturaleza de la arcilla y las condiciones de
preparación de los pilares [33].

36 | P á g i n a
4.5.1 Agentes pilareantes

Se ha utilizado una gran variedad de cationes polinucleares en la preparación de arcillas


pilareadas. Existe una serie de parámetros que afectan la formación y las propiedades de
estos cationes polinucleares:

a) La concentración del ion metálico.


b) La basicidad o grado de hidrólisis.
c) Temperatura de preparación.
d) Tiempo y temperatura de envejecimiento.
e) Método de preparación.

Los materiales idóneos para la creación de pilares en las arcillas fueron los inorgánicos,
dado que los orgánicos son inestables al efecto de la temperatura (Figura 18).

Figura 18. Diferentes tipos de materiales para la construcción de pilares

Una de las primeras familias de compuestos inorgánicos fue la de los complejos del
aluminio, que se obtienen mediante hidrólisis. El ejemplo más común es el del AlCl 3∙6H2O,
donde el cloruro de aluminio se forma mediante cristalización y que contiene 6 moléculas
de agua.

La forma exacta de estas especies no es conocida. Se sabe que la especie existente en


mayor cantidad es el ion de Keggin también llamado estructura Baker-Figgs-Keggin o
simplemente Al13 cuya molécula es la siguiente: [Al13O4(OH)24∙12H2O]+7. La figura 19
ilustra la estructura molecular de este compuesto, el cual está formado por un átomo
central de aluminio de valencia 4 (tetraédrico) rodeado por 12 átomos de aluminio de

37 | P á g i n a
valencia 6 (octaédricos) que forman una cadena, o sea un polímero inorg ánico. El tamaño
de este catión es compatible con la distancia de 8 a 10 Å, usualmente observada en los
productos pilareados.

Figura 19. Esquema de la estructura del ion de Keggin

Este ion tiene asociada una fuerte carga positiva, por lo que es capaz de interaccionar con
las cargas negativas presentes con las láminas de la arcilla.
4.5.2 Propiedades de los materiales pilareados

Las propiedades de los materiales pilareados dependen en gran parte de la metodología


utilizada, del material pilareante y de la arcilla pilareada. Estas propiedades además del
área superficial y el espaciado basal, son igual de importantes que la estabilidad térmica y
la acidez para la aplicación de estos materiales en la presente investigación.

I.- Estabilidad térmica

Dado que las arcillas pilareadas son materiales compuestos, su estabilidad global está
limitada por aquellos componentes donde su estabilidad sea la menor. Existen varios
factores que determinan la estabilidad térmica de la arcilla pilareada:

a) Estabilidad de las láminas


b) Estabilidad del pilar
c) Estabilidad de la unión-lámina
d) Densidad de los pilares en el espacio interlaminar

a) Estabilidad de las láminas

Cada arcilla tiene una estabilidad máxima según la naturaleza de las láminas de la
estructura misma. Esto da lugar a que los límites de estabilidad sean diferentes si se utiliza
montmorillonita (500 – 700 °C), beidelita (700 – 800 °C) o rectorita (>800 °C).

38 | P á g i n a
b) Estabilidad del pilar

Los pilares son estables a temperaturas arriba de los 500 °C, esta estabilidad puede ser
modificada mediante la utilización de pilares mixtos, como en el caso del Al +3 y Ga+3. Como
el Ga+3 tiene un radio atómico mayor que el aluminio, la estructura global es mucho más
estable debido a la reducción de esfuerzos existentes en el Al +3. La estabilidad tiene este
orden: Ga13<<Al13<<GaAl12.

c) Estabilidad de la unión pilar-lámina

Depende de las características de la preparación y las características propias de la arcilla


utilizada. Sin embargo, no se puede indicar a priori lo que sucede en un caso específico,
pues a pesar de que se han estudiado durante años este tipo de modificaciones
estructurales en las arcillas, aun no existe un estudio completo que indique exactamente
la naturaleza del pilar o el tipo de anclaje físico que se tiene entre el pilar y la lámina.

Aunque la naturaleza del pilar se asemeja a la de un óxido metálico, lo cierto es que no se


cuenta aún con evidencias claras al respecto [34], [32].

d) Densidad de los pilares en el espacio interlaminar

En cuanto a la distribución de los pilares, se presentan dos casos. En el primero se tendría


una distribución no uniforme e irregular de los pilares dentro del espacio interlaminar,
como se observa en la figura 20, mientras que en el segundo se tendría un arreglo
ordenado en donde la distancia entre los pilares es constante.

Figura 20. Distribución de pilares en una arcilla A = heterogénea, B = homogénea

II.- Acidez

Las arcillas en general (naturales) poseen acidez del tipo Brönsted y del tipo Lewis. La
acidez Brönsted esencialmente resulta de la disociación de las moléculas de agua
adsorbidas. En otras palabras, es resultado de la misma estructura de la arcilla. También

39 | P á g i n a
contribuye a la acidez Brönsted la presencia de grupos silanoles (Si-OH) superficiales
provenientes de la ruptura de uniones Si-O-Si de la capa tetraédrica. La acidez de Lewis
resulta de la baja coordinación de átomos de Al o Mg en el borde del cristal y de la
presencia de cationes de intercambio ácidos.

Las arcillas pilareadas poseen a su vez acidez de Brönsted y Lewis, y esta es superior a la
de las arcillas originales.

La mayor fuente de acidez de Lewis son los pilares y esta cambia significativamente con el
tipo de hidroxication utilizado. Además, el número de centros ácidos aumenta con la
cantidad de pilares, pero decrece con el aumento de la temperatura de calcinación.

La acidez de Brönsted está relacionada con los grupos OH. Con el aumento de
temperatura tiene lugar una disminución de la acidez de Brönsted. Entre 300 – 500 °C
ocurre prácticamente la desaparición de las mismas, esto debido a la pérdida total de las
moléculas de agua.

Vaughan y Occeli indicaron que la reacción de deshidratación-deshidroxilación de los


cationes poliméricos interlaminares viene dada por la siguiente ecuación [32], [33]:

( ) ( )

La deshidratación-deshidroxilación de los pilares libera protones que podrían aumentar la


acidez de Brönsted. Pero ello no ocurre, pues a altas temperaturas los protones del
espacio interlaminar migran hacia la capa octaédrica donde no están accesibles,
desestabilizando la estructura. Por lo tanto, las muestras calcinadas poseen
principalmente acidez de Lewis.

4.5.3 Aplicaciones

Debido a las características estructurales de la arcilla, estas se ven reflejadas en forma de


grandes cualidades químicas. Estas propiedades tienen una gran relevancia en la industria.
En la tabla 10 se presentan algunas reacciones catalíticas empleando arcillas pilareadas .
Esto evidencia el enorme potencial catalítico que poseen las arcillas y no solo en las
arcillas modificadas si no también en su forma natural. Las reacciones que son capaces de
desempeñar las arcillas en el área de la química no se limitan a procesos de la industria; J.
Bernal en su libro sobre los orígenes de la vida, publicado en 1967, opina que, dada la
extrema dilución de las sustancias orgánicas, las reacciones químicas serían
extremadamente lentas por lo que propone que inicialmente se llevó a cabo una
concentración de las moléculas, seguida de reacciones de polimerización, todo esto
llevado a cabo en las arcillas depositadas en la orilla de los océanos y lagos.

Las razones que se argumentan para esta hipótesis se basan en las propiedades de las
arcillas que ya se comentaron con anterioridad. Por su capacidad de expandirse, pueden
alojar moléculas orgánicas de gran tamaño. Las reacciones de polimerización que
pudieron ocurrir, fueron catalizadas por los centros ácidos en el interior de la arc illa. Y por
40 | P á g i n a
último, tienen la capacidad de convertirse en materiales organofílicos, esto favorece la
formación de material orgánico dada la ausencia de agua en el sistema.

Tabla 10. Reacciones catalíticas utilizando arcillas pilareadas.


Rea cci ón Arci l l a Pi l a rea da Referenci a s
Cra queo de gas oil Al –Montmorillonita
Al –La ponita
[35–38]
Al -,ZrAl -,Hectorita
Al –Rectorita
Cra queo Al - Ce/Al –Montmorillonita
Cra queo de cumeno Ga , Ga /Al, Cr - Montmorillonita
Cra queo de n-parafinas Al –Bei dellita
[39–41]
Cra queo de tri metilpentanos Ti , Al - Bentonita, Mont.
Al –Rectorita
Ni /Al , Al – Sa ponita
Des proporcionación de 1, 2, 4 – Al , Zr –Montmorillonita
tri metilbenceno
Des proporcionación de m - xi leno Al – Sa ponita
Des proporcionación de tolueno Al –La ponita [40], [42–44]
Des proporcionación de a lquilsilanos Al – Bentonita
Al –Hectorita
Al –Bei dellita
Is omerización de m-xileno Al ,Ga –Montmorillonita
Is omerización de 2,2,4 -tri metilpentano Al , Ga – Bentonita [45]
Is omerización de n-parafinas Al – Bentonita
Ol i gomerización de propileno Al –Montmorillonita [40]
Convers ión de ciclohexano a benceno Cr –Montmori llonita [46]
Síntesis de Fisher – Tropsch Fe –Montmorillonita [47], [48]
Hi droxilación de fenol y eterfenol Al – Bentonita
[49]
Ti –Montmorillonita
Forma ción de eterglicol a partir del epóxido Al –Montmorillonita
y a l cohol
Al quilación de tolueno con metanol Al –Montmorillonita
Al quilación de a romáticos con olefinas Al – Bentonita [40]
Al quilación de bifenilo por propano Fe –Montmorillonita
Al quilación de benceno por dodec-1-eno
Al quilación de benceno por propano
Convers ión de metanol La -, La /Ni –Montmorillonita
Des composición de etanol Cr, Ti , - Montmori llonita
Des composición de isopropanol Zr, Al , - Montmorillonita [37], [50]
Des hidratación de 1-butanol Si –Rectorita
Des hidratación de 1-pentanol
Reducción catalítica selectiva de NO con Cr, Fe, Ti , Zr, Al – Bentonita
NH3 [51–53]
V/Ti –Montmorillonita

41 | P á g i n a
5 Justificación

La mayoría de los procesos industriales de producción de biodiesel, llevan a cabo la


reacción de transesterificación utilizando catalizadores que se encuentran en el mismo
estado físico de la mezcla de reacción (homogéneos). Los catalizadores comúnmente
utilizados son sustancias básicas, como: NaOH, KOH, etc.

Estos catalizadores homogéneos básicos son utilizados para llevar a cabo la


transformación de grasas y aceites en biodiesel, debido a las grandes conversiones y
velocidades a las que actúa, además de que las condiciones de operaciones no son difíciles
de alcanzar.

Sin embargo, aun cuando los tiempos de reacción son cortos y la conversiones arriba del
90%, existen inconvenientes, entre los que destacan:

1) El catalizador debe ser separado del producto y no puede ser reutilizado


2) El glicerol que se obtiene como producto secundario de la reacción, se produce
con un bajo grado de pureza, esto dificulta la venta del glicerol a industrias como la
cosmética o farmacéutica
3) Se genera una gran cantidad de aguas residuales, las cuales requieren un
tratamiento adicional previo a su disposición final

Esta situación genera una serie de problemas debido a las restricciones ambientales por
parte de las normas gubernamentales, provocando la necesidad de realizar
investigaciones que estudien la posibilidad de utilizar catalizadores heterogéneos, que
además de ser amigables con el medio ambiente, tengan resultados los más cercanos
posibles comparados con los catalizadores homogéneos.

Existen varios estudios donde se han probado el uso de catalizadores heterogéneos como:
zeolitas, enzimas, óxidos de calcio-titanio, óxidos de aluminio, zirconio sulfatado, etc;
demostrando obtener conversiones arriba del 90%. Sin embargo, el uso de estos
catalizadores requieren temperaturas elevadas (superiores a los 100 °C) y tiempos de
reacción largos (más de 3 horas).

Por otro lado, las arcillas exponen propiedades únicas que han sido y siguen siendo
utilizadas en diversos procesos industriales, esto es debido a que exhiben una estabilidad
térmica intrínseca, así como una acidez considerable ya sea de forma natural o en su
forma modificada (pilareada) además de una superficie específica varias veces más grande
de la que presentan otros materiales. Estas características presentan a la arcilla como el
candidato perfecto para actuar como catalizador en la producción de biodiesel.

42 | P á g i n a
6 Objetivos
Desarrollar un catalizador sólido a partir de una arcilla pilareada, que sea eficiente en la
reacción de obtención de biodiesel.

6.1 Objetivos específicos

 Sintetizar y caracterizar un catalizador sólido a partir de una arcilla natural.

 Evaluar la actividad catalítica de la arcilla pilareada en la reacción de


transesterificación de un aceite vegetal.

43 | P á g i n a
7 Metodología
7.1 Lavado de la arcilla

Antes de llevar a cabo la modificación química del material arcilloso y de su posterior uso
en la reacción de transesterificación, la muestra se sometió a un lavado con el fin de
retirar impurezas como cuarzo, materia orgánica y otros minerales ajenos a la naturaleza
de la arcilla (Figura 21).

Figura 21. Lavado de la arcilla

El lavado se llevó a cabo utilizando 70% v/v de agua destilada y 30% v/v de arcilla, ambos
en un matraz de Erlenmeyer de 1 L. La mezcla se mantuvo bajo agitación en una parrilla
de agitación magnética CIMAREC a 6rps durante 2 horas a temperatura ambiente. El
proceso se repitió 4 veces.

7.2 Caracterización de la arcilla

7.2.1 Composición elemental mediante Absorción Atómica

La composición química del solido se determinó por Espectrofotometría de Absorción


Atómica. Esta técnica se basa en la medida de la radiación absorbida por los átomos en
estado fundamental existentes en una llama. La radiación incidente procede de una
lámpara cuyo cátodo está constituido por el elemento a determinar (Al, Na, Ca, Fe, etc).
Para el análisis, se pesaron 90 mg de la arcilla y se disolvieron con 1.5 mL de ácido
fluorhídrico. La solución se diluyó utilizando agua destilada, se prepararon las soluciones
estándar y se llevó a cabo el análisis. El equipo usado fue un iCE 3000 SERIES Thermo
Scientific (Figura 22).

44 | P á g i n a
Figura 22. Equipo de absorción atómica

7.2.2Difracción de Rayos-X

Esta técnica se basa en el efecto de difracción de la radiación X por los planos del retículo
cristalino de las muestras, siguiendo la ley de Bragg.

En el caso de los materiales laminares, los difractogramas de rayos -X permiten determinar


la distancia interlaminar (d001) y su variación debido al intercambio con moléculas
compensadoras de carga (hinchamiento) o pilarización.

El equipo utilizado para este análisis fue un Phillips X’Pert (Figura 23) que cuenta con una
cámara de alta temperatura y una base de datos para identificar hasta 80,000
compuestos.

Figura 23. Difractómetro de Rayos X, Phillps X´Pert

45 | P á g i n a
7.2.3 Adsorción de Nitrógeno

En el análisis de adsorción pueden ser empleados diversos adsorbatos, aunque los más
utilizados son el Nitrógeno y el Argón. A través de los datos de adsorción/desorción de N2
(isotermas de adsorción) se puede obtener información sobre: la superficie específica del
material y obtener su distribución de tamaño de poros.

Para la obtención de estos datos de adsorción, se utilizó un determinador automático de


superficie específica Autosorb-1 de Quantachrome (Figura 24).

Figura 24. Analizador de superficie específica, Autosorb-1

7.2.4 Microscopía electrónica

La microscopía electrónica de barrido es una técnica que permite la observación y


caracterización superficial de materiales inorgánicos y orgánicos. Con dicha técnica se
pueden realizar estudios de los aspectos morfológicos de zonas microscópicas de distintos
materiales, además del procesamiento y análisis de las imágenes obtenidas.

El análisis mediante microscopía electrónica de barrido de la arcilla en estudio, se realizó


con un microscopio Phillips XL 30 (Figura 25).

46 | P á g i n a
Figura 25. Microscopio electrónico

7.3 Pilareado del material arcilloso

7.3.1 Preparación de la arcilla

Antes del tratamiento con la solución pilareante, la arcilla se sometió a un proceso de


homogeneización de los cationes interlaminares. Esto se hizo de manera que durante el
proceso del pilareado, los pilares se intercambiaran más fácilmente y se colocaran de
manera uniforme a través de las láminas de la arcilla (Figura 26). Lo anterior,
aprovechando la paradoja estructural de las arcillas: Se dice que las arcillas están “mal
hechas”, pues la mayoría de estos materiales tienen una descompensación de cargas y es
justamente por eso que pueden captar cationes o moléculas.

Muchos pi l a res Pocos pi l a res


Bi en di s tri bui dos Ma l di s tri bui dos

Figura 26. Distribución de los pilares dentro de la arcilla

Para la homo-ionización del material, se pesaron 5 g de arcilla y se lavó 3 veces con 300
mL de una solución de NaCl en una concentración de 0.1M. Cada lavado se hizo a
temperatura ambiente y agitación constante y lenta durante 2 horas. Después de ca da
lavado el material se decantó y filtró.

La arcilla así tratada, se lavó 6 veces con agua destilada y se dejó en la estufa durante 6
días a 120 °C para eliminar el exceso de agua en el material (Figura 27).

47 | P á g i n a
Figura 27. Lavado de la arcilla con solución salina

7.3.2 Preparación del agente pilareante

Las condiciones del pilareado fueron basadas en los resultados de Pergher, 1999 [34].

El agente pilareante se preparó utilizando una solución de NaOH (0.2M) y AlCl 3∙6H2O
(0.2M) en una relación molar de OH -/Al3+ = 2.

La solución de oligómeros de aluminio se preparó mediante la adición lenta del NaOH al


AlCl3∙6H2O en continua agitación y se dejó envejecer 6 días a temperatura ambiente.

7.3.3 Tratamiento de la arcilla con el agente pilareante

La arcilla fue tratada con la solución pilareante preparada en cantidad equivalente a la


relación Al/arcilla de 15 meq/g de arcilla durante 2 horas a temperatura ambiente.

7.3.4 Calcinado de la arcilla

El material resultante, fue calcinado durante 2.5 horas a 450 °C. La temperatura fue lo
suficientemente alta como para formar los pilares de óxido de aluminio y lo
suficientemente baja como para evitar el colapso de la estructura de la arcilla [11].

7.4 Pruebas de actividad catalítica

Se llevaron a cabo 3 ensayos de actividad catalítica, utilizando catalizadores homogéneos


comunes a nivel laboratorio y a nivel industrial, con el fin de comparar la eficacia del uso
de la arcilla como catalizador además de realizar la semi-cuantificación de los metil
ésteres formados.

Se utilizó NaOH, metóxido de sodio y HCl metanólico como catalizadores homogéneos y su


utilización fue guiada en base a los artículos publicados por: Siddharth, 2011 [26]

48 | P á g i n a
7.4.1 Reacción catalizada con hidróxido de sodio

Se utilizó aceite de soja comercial, al cual se le realizó una prueba de acidez para
determinar la composición del aceite.

La reacción fue llevada a cabo en un reactor de vidrio de fondo redondo de 3 bocas , se


conectó a un recirculador y a un agitador magnético. El reactor se colocó en baño maría a
una temperatura constante (± 2 °C) (Figura 28).

Figura 28. Fotografía del sistema de reacción usado

El experimento se llevó a cabo a una temperatura de 50 °C, lo suficientemente baja para


evitar la evaporación y la posterior perdida del metanol. Se utilizó un exceso de alcohol en
una relación molar 1:6 en el que se disolvió 1% wt. de NaOH; esta mezcla se calentó por
separado a 50 °C para después añadirse lentamente al reactor con el aceite el cual fue
previamente calentado a 50 °C.

La mezcla de reacción se mantuvo durante 4 horas. Terminada la reacción, el producto se


colocó en un matraz de evaporación y se procedió a extraer el alcohol sobrante en un
rotavapor HAHNVAPOR modelo HS-2001NS (Figura 29).

49 | P á g i n a
Figura 29. Rotavapor HAHNVAPOR

Posteriormente, tras la evaporación del alcohol, se pudo observar la diferenciación de


fases entre los metil ésteres formados (biodiesel) y el glicerol en el fondo; el producto fue
lavado con 40% wt. de agua a 80 °C con el fin extraer residuos de alcohol y de NaOH que
no reaccionaron. El proceso de lavado se repitió varias veces hasta alcanzar un pH neutro.

Figura 30. Biodiesel y Glicerol previo al lavado

Figura 31. Biodiesel y glicerol separados y lavados

50 | P á g i n a
7.4.2 Reacción catalizada con metóxido de sodio

El metóxido de sodio es particularmente útil para la transesterificación de triglicéridos,


ésteres de colesterol y fosfolípidos. Este catalizador convierte los ácidos grasos libres que
pudieran estar presentes en el aceite de soja en sales de sodio.

Este proceso provee una conveniente, rápida y cuantitativa derivación.

Se pesaron 30 mg del aceite de soja en un vial de 5 mL, el cual contenía 1 mL de


tetrahidrofurano. Se agregaron 2 mL de metóxido de sodio 0.5 N y se agitó de forma
manual durante 1 minuto.

Se preparó un baño maría a una temperatura de 80 °C en el que se colocó el vial durante


20 min. Posteriormente, se dejó enfriar la mezcla a temperatura ambiente y se le agregó 1
mL de agua y 1 mL de hexano.

Después de unos minutos se observó una separación de fases y de forma cuidadosa se


extrajo la fase superior (fase orgánica) y se secó utilizando sulfato de sodio anhidro.

7.4.3 Reacción catalizada con arcilla natural

Se llevó a cabo la reacción de transesterificación utilizando arcilla natural con el fin de


comparar el aumento o disminución de la actividad catalítica en la reacción catalizada por
la arcilla pilareada.

En un reactor de vidrio de fondo redondo de 3 bocas, se colocaron 50 mL de aceite de soja


y 1.36 g de arcilla, la cual representaba el 3% wt. del aceite. El reactor fue calentado en un
baño maría a 60 °C y agitado mediante un agitador magnético a 5 rps (Figura 32).

Al mismo tiempo, se calentó por separado 31.48 g de metanol, equivalentes a una porción
molar de 1:6 (aceite:alcohol). Cuando el alcohol y la mezcla del catalizador y el aceite
alcanzaron la misma temperatura, se vertió el alcohol en el reactor lentamente.

51 | P á g i n a
Figura 32. Equipo utilizado para la reacción

La temperatura y la agitación se mantuvieron constantes en el reactor durante un periodo


de 24 h. Terminado el tiempo de reacción, el material contenido en el reactor, es
depositado en un matraz de evaporación para después ser montado en el rotavapor y
extraer el alcohol que no reaccionó.

Finalmente el producto fue separado del catalizador por decantación.

7.4.4 Reacción catalizada con arcilla pilareada

Esta reacción confirmaría el aumento o disminución de la actividad catalítica de la arcilla


pilareada en la transformación del aceite de soja en biodiesel.

La reacción se llevó a cabo bajo las mismas condiciones de operación y mismo equipo,
utilizados en la reacción catalizada con arcilla natural.

Se utilizó un baño maría para calentar el reactor a 60° C, el cual contenía aceite de soja y
3% wt. de arcilla pilareada; de forma separada se calentó el metanol a 60 °C y se vertió al
reactor. El sistema se mantuvo en agitación constante de 5 rps durante 24 h.

Concluido el tiempo de reacción, mediante el uso del rotavapor se extrajo el alcohol que
no reaccionó. Por último, el producto de la reacción fue separado del catalizador
mediante decantación.

52 | P á g i n a
Figura 33. Equipo utilizado para la reacción; producto de la reacción

7.5 Análisis de los productos de reacción por GC-MS

Los productos obtenidos de los diversos ensayos de reacción se analizaron por


cromatografía de gases acoplada a espectrometría de masas (GC -MS por sus siglas en
inglés: gas chromatography-mass spectrometry). Para ello se utilizó un GC-MS Agilent
Technologies (Figura 33). Las condiciones del análisis fueron: la temperatura del horno
inició en 140 °C donde se mantuvo 1 min y posteriormente se incrementó la temperatura
a una razón de 8 °C /min hasta 210 °C, posteriormente a 2 °C/min hasta 260 °C, y luego a
una temperatura final de 280°C a una velocidad de 30 °C/min, la cual se mantuvo durante
1 min. La columna usada para la separación de compuestos fue una Agilent HP-5MS (30 m
× 0.25 mm × 0.5 µm).

53 | P á g i n a
Figura 34. GC-MS usado para el análisis de los productos de la reacción de transesterificación

54 | P á g i n a
8 Resultados y discusión
8.1 Caracterización del material

8.1.1 Difracción de rayos X

El análisis cristalográfico por difracción de rayos X arrojó un patrón de difícil asignación


debido a que la muestra presenta una alta heterogeneidad. Sin embargo, por
comparación del difractograma de la muestra con la base de datos del equipo, fue posible
identificar los principales picos de difracción correspondiente a un material arcilloso de
naturaleza predominante de Illita (Figura 35). En el difractograma también pudo
detectarse señales que se asignaron a yeso, a cuarzo y a ortoclasa. Este hecho puede
inferir en el proceso de modificación química de la arcilla debido a que en la reacción
podría intervenir también las otras especies presentes en la muestra.

3000
Y
2500
I I
Intensidades (u. a.)

2000

1500 Q
O
I
1000 Q

500

0
7.00 17.00 27.00 37.00 47.00 57.00 67.00 77.00

Figura 35. Difractograma de rayos-X de la arcilla natural

8.1.2 Análisis químico

Como parte de la caracterización del material base, se realizó un análisis químico


elemental. En la tabla 11 se presenta la composición elemental, expresada en óxidos,
determinada para la muestra en estado natural.

Tabla 11. Resultados del análisis químico para la arcilla natural.


%K2 O %Mn2 O %Fe 2 O3 %Na2 O %Cr 2 O3 %SiO2 %Al2 O3 %CaO %MgO
Arcilla
0.75 0.01 1.10 4.12 0.01 39.75 14.02 1.54 2.72
Natural

55 | P á g i n a
Este análisis, por otro lado, es de utilidad para determinar cómo la naturaleza de la arcilla
repercute a nivel físico y químico, tanto en su modificación como en su posterior uso
como catalizador.

En primera instancia, se creyó que se trataba de una arcilla expansiva, pues las cantidades
de cada uno de los elementos resultaron similares a los de arcillas del tipo
montmorillonita, principalmente debido a la baja cantidad de potasio en el material [54].

Generalmente, los cationes de potasio se depositan en las regiones interlaminares de las


arcillas (Figura 36), los cuales son muy difíciles de intercambiar [33]. De tener cantidades
más altas de potasio, representaría uno de los mayores inconvenientes en la modificación
de la arcilla, pues el potasio impediría el intercambio con los oligómeros de aluminio.

Figura 36. Cationes de potasio en región interlaminar de una arcilla

A pesar de las similitudes en la composición elemental con arcillas del tipo expansivas,
como se mencionó anteriormente, el difractograma indica que la arcilla se trata de una
mica del tipo Illita.

Por otra parte, durante la homo-ionización de la arcilla y su posterior deshidratación, se


observó en las paredes del recipiente que contenía al material, la formación de delgadas
laminas translucidas (micas). Este es un fenómeno muy conocido de las micas.
Adicionalmente, el grado de hinchamiento por absorción de agua del material en estudio
no corresponde a una arcilla del tipo expansivo, ya que el volumen del material húmedo
no fue superior al 50% de su volumen seco.
8.1.3 Estudio morfológico

En la figura 37 se presentan las micrografías obtenidas del análisis morfológico de la arcilla


natural, realizado por microscopía electrónica de barrido. Se observa claramente una
conformación escamosa o laminar, lo que confirma que se trata de un filosilicato [32].

Sin embargo, existen diversos estudios en los cuales, la estructura interna y externa de
distintas Illitas tienen una forma del tipo fibrosa a diferencia del diseño laminar del
material usado en ésta investigación [55], [56], [57].

56 | P á g i n a
Figura 37. Micrografías de la arcilla natural a) (100 µm), b) (10 µm) y c) (1 µm)

8.1.4 Determinación de la superficie específica de la arcilla

Mediante el método BET, se determinó el valor de la superficie específica de la arcilla


natural, encontrando un valor de 27.68 m2/g. A pesar de que este valor es propio de
arcillas del tipo no expansivas, no concuerda con varios de los resultados reportados en
bibliografía para la Illita [58], [56], [55].

En la figura 38 se muestran las isotermas adsorción/desorción de nitrógeno a 77 K de la


arcilla natural.

57 | P á g i n a
80

60

Volumen (cc/g)
40

20

0.0 0.2 0.4 0.6 0.8 1.0

P/Po
Figura 38. Isoterma de adsorción/desorción de nitrógeno de la arcilla natural

8.1.5 Arcilla pilareada

A partir del proceso de pilareado del material arcilloso se obtuvo un sólido básicamente
de la misma textura pero de un color oscuro tras el calcinado del material. El rendimiento
de la reacción fue el 54.6 %. Como trabajo complementario a este estudio es necesario
realizar la caracterización fisicoquímica de este material, de manera que pueda
establecerse una relación entre su actividad como catalizador y sus propiedades
estructurales.

8.2 Pruebas de transformación de aceite vegetal hacia biodiesel

Se realizaron pruebas de transformación de aceite vegetal hacia biodiesel usando como


catalizador a la arcilla natural y a la arcilla modificada a fin de determinar el efecto de la
pilarización sobre su actividad catalítica.

Con fines de comparación también se realizó la misma reacción, pero usando como
catalizadores NaOH y Metóxido de sodio. La razón de ello es que el Metóxido de sodio
usado, es un reactivo certificado con el que se asegura una conversión del 100 % del
aceite hacia sus correspondientes ésteres alquílicos y glicerol. Mientras que el NaOH es un
catalizador alcalino homogéneo comúnmente usado en los procesos comerciales de
obtención de biodiesel.

58 | P á g i n a
8.2.1 Análisis cualitativo y semi-cuantitativo de los productos de reacción

En la figura 39 se presenta el cromatograma del análisis realizado al producto de la


reacción de transformación de aceite de soja usando como catalizador metóxido de sodio.

Como era de esperar, el cromatograma evidencia la ausencia de picos correspondientes a


mono, di, y triglicéridos que aparecerían después de los 30 minutos de tiempo de
retención. De igual manera no se observa la presencia de señales correspondientes a
ácidos grasos libres (20-30 min), mientras que los picos asignados a los ésteres metílicos
aparecen con bastante definición en los primeros tiempos de retención (6-20 min).

Figura 39. Cromatograma de la reacción catalizada con metóxido de sodio

A su vez, en la tabla 12 se presenta la composición de los ésteres metílicos de mayor


abundancia observados en el análisis cromatográfico, lo cual concuerda con la
composición en ácidos grasos típica de un aceite de soja [59].

Tabla 12. Composición porcentual de metil ésteres (catalizador: metóxido de sodio) .


Min Nombre del compuesto Porcentaje %
10.401 Ácido palmítico 13.566
13.163 Ácido linoléico 76.117
13.629 Ácido esteárico 6.663

59 | P á g i n a
En el caso de la reacción catalizada por hidróxido de sodio, se obtuvo un cromatograma
muy complejo que demuestra la transformación casi completa de los mono, di y
triglicéridos (Figura 40). Sin embargo, también se observa la presencia de una cantidad
importante de ácidos grasos libres que no reaccionaron. Esto se puede explicar en
términos de la baja selectividad del NaOH al momento de transformar un aceite que tenga
ácidos grasos libres.

Figura 40.Cromatograma de la reacción catalizada con NaOH

La composición del producto de reacción se presenta en la tabla 13.

Tabla 13. Composición porcentual de metil ésteres (catalizador: NaOH).


min Nombre del Compuesto Porcentaje %
10.499 Ácido palmítico 12.3
10.777 Ácido palmítico 9.295
11.92 Ácido margárico 1.413
13.338 Ácido linoléico 52.79
14.936 Ácido linolénico 10.37
15.475 Ácido linoléico 1.066
15.694 Ácido nonadecanoico 1.139
17.264 Ácido octadecatrienoico 1.595
17.686 Ácido eicosenoico 2.78
18.288 Ácido eicosanoico 3.32
23.477 Ácido esteárico 2.8
29.255 Ácido eicosanoico 1.129

60 | P á g i n a
En cuanto al comportamiento de la arcilla natural como catalizador para esta reacción, se
observó que la reacción no se llevó al 100% (Figura 41 y Tabla 14), ya que quedaron sin
reaccionar algunas moléculas de glicéridos. Esto podría explicarse en términos de la
porosidad del material. Muy probablemente, la reacción ocurrió en la superficie expuesta
de la arcilla, mientras que la porosidad interna quedó inaccesible y por ello la reacción no
se verificó al 100%, bajo las condiciones de reacción estudiadas.

Figura 41. Cromatograma de la reacción catalizada por arcilla natural

Tabla 14. Composición porcentual de metil ésteres (catalizador: arcilla natural).


min Nombre del Compuesto Porcentaje %
12.104 Ácido palmítico 4.513
14.947 Ácido linoléico 32.813
15.516 Ácido esteárico 4.434
31.648 Campesterol 13.545
34.254 Stigmasterol 15.344
37.421 Tocoferol 2.666
37.974 Sitosterol 26.682

61 | P á g i n a
En el caso de la arcilla pilareada como catalizador, se puede observar un incremento
considerable en el porcentaje de metil ésteres obtenidos en la reacción (Tabla 15), así
como una disminución en la cantidad de moléculas que no reaccionaron. Esto pudiera
deberse al incremento de la acidez del tipo Lewis, producto del pilareado [32], [34].

Figura 42. Cromatograma de la reacción catalizada con arcilla pilareada

Tabla 15. Composición porcentual de metil ésteres (catalizador: arcilla pilareada)


min Nombre Porcentaje %
12.15 Ácido palmítico 10.000
15.007 Ácido linoléico 63.690
15.588 Ácido heptadecanoico 3.279
34.165 Heptatricotanol 2.922
37.783 Dihidroxantin 8.934
38.569 Ácido octadecenoico 11.172

Por otra parte, una de las causas probables de que la actividad catalítica de la arcilla
pilareada en comparación con otros catalizadores, no haya sido significativa, puede ser la
etapa del calcinado después del pilareado del material. El calcinado causa una disminuc ión
de los centros ácidos de Brönsted, producto de la deshidratación del material, esto
repercute en la eficiencia del catalizador [32], [34]. Por lo tanto, si la arcilla utilizada se
tratase de un material no expansivo, lo mejor sería desistir del proceso de pilareado y así
evitar la pérdida de centros activos.

62 | P á g i n a
9 Conclusiones
El material base para preparar el catalizador es una arcilla no purificada cuya principal fase
corresponde a Illita.

La arcilla pilareada presenta una actividad catalítica moderada para la reacción de


transformación de aceite de soja hacia metil ésteres.

63 | P á g i n a
10 Recomendaciones

Es necesario determinar si existe diferencia estructural en la arcilla pilareada frente a la


arcilla natural a fin de determinar la relación entre las características del catalizador y su
eficiencia en la reacción de obtención de biodiesel.

Resulta interesante estudiar un proceso de purificación de la arcilla a fin de verificar que la


arcilla pura arroje mejores resultados.

De acuerdo con estudios reportados, se obtienen mayores conversiones usando


temperaturas de reacción y relaciones molares aceite: alcohol más altas. Por lo que se
sería conveniente realizar pruebas variando estos factores.

64 | P á g i n a
11 Índice de ilustraciones

FIGURA 1. EJEMPLO DE UN TRIGLICÉRIDO.................................................................................................................................. 17


FIGURA 2. FÓRMULA QUÍMICA DE UN ÁCIDO GRASO.................................................................................................................. 17
FIGURA 3. GLICEROL ................................................................................................................................................................ 18
FIGURA 4. TRIGLICÉRIDO PRESENTE EN EL ACEITE DE SOJA (TRIOLEÍNA) ....................................................................................... 20
FIGURA 5. ETAPAS INVOLUCRADAS EN LA TRANSESTERIFICACIÓN DE UN TRIGLICÉRIDO................................................................. 22
FIGURA 6. REACCIÓN GLOBAL DE OBTENCIÓN DE ÉSTERES METÍLICOS DE UN ÁCIDO GRASO........................................................... 23
FIGURA 7. REACCIÓN DE SAPONIFICACIÓN DE UN ÁCIDO GRASO LIBRE......................................................................................... 23
FIGURA 8. REACCIÓN DE SAPONIFICACIÓN DE UN TRIGLICÉRIDO ................................................................................................. 24
FIGURA 9. ESTERIFICACIÓN DE UN ÁCIDO GRASO LIBRE EN MEDIO ÁCIDO..................................................................................... 24
FIGURA 10. TETRAEDRO ELEMENTAL DE LOS SILICATOS O PIRÁMIDE TRIANGULAR........................................................................ 30
FIGURA 11. LA ESTRUCTURA DE LOS SILICATOS .......................................................................................................................... 31
FIGURA 12. A NILLO DE 6 TETRAEDROS...................................................................................................................................... 31
FIGURA 13. LAMINA DE TETRAEDROS (T) .................................................................................................................................. 32
FIGURA 14. HOJA DE OCTAEDROS (O) ...................................................................................................................................... 32
FIGURA 15. LÁMINA DEL TIPO T-O ........................................................................................................................................... 32
FIGURA 16. LÁMINA DEL TIPO T-O-T ....................................................................................................................................... 33
FIGURA 17. PROCESO DE PILAREO ............................................................................................................................................ 36
FIGURA 18. DIFERENTES TIPOS DE MATERIALES PARA LA CONSTRUCCIÓN DE PILARES................................................................... 37
FIGURA 19. ESQUEMA DE LA ESTRUCTURA DEL ION DE KEGGIN .................................................................................................. 38
FIGURA 20. DISTRIBUCIÓN DE PILARES EN UNA ARCILLA A = HETEROGÉNEA, B = HOMOGÉNEA .................................................... 39
FIGURA 21. LAVADO DE LA ARCILLA .......................................................................................................................................... 44
FIGURA 22. EQUIPO DE ABSORCIÓN ATÓMICA........................................................................................................................... 45
FIGURA 23. DIFRACTÓMETRO DE RAYOS X, PHILLPS X´PERT...................................................................................................... 45
FIGURA 24. A NALIZADOR DE SUPERFICIE ESPECÍFICA, A UTOSORB-1............................................................................................ 46
FIGURA 25. MICROSCOPIO ELECTRÓNICO.................................................................................................................................. 47
FIGURA 26. DISTRIBUCIÓN DE LOS PILARES DENTRO DE LA ARCILLA............................................................................................. 47
FIGURA 27. LAVADO DE LA ARCILLA CON SOLUCIÓN SALINA........................................................................................................ 48
FIGURA 28. FOTOGRAFÍA DEL SISTEMA DE REACCIÓN USADO...................................................................................................... 49
FIGURA 29. ROTAVAPOR HAHNVAPOR ................................................................................................................................. 50
FIGURA 30. BIODIESEL Y GLICEROL PREVIO AL LAVADO .............................................................................................................. 50
FIGURA 31. BIODIESEL Y GLICEROL SEPARADOS Y LAVADOS ........................................................................................................ 50
FIGURA 32. EQUIPO UTILIZADO PARA LA REACCIÓN ................................................................................................................... 52
FIGURA 33. EQUIPO UTILIZADO PARA LA REACCIÓN; PRODUCTO DE LA REACCIÓN........................................................................ 53
FIGURA 34. GC-MS USADO PARA EL ANÁLISIS DE LOS PRODUCTOS DE LA REACCIÓN DE TRANSESTERIFICACIÓN............................. 54
FIGURA 35. DIFRACTOGRAMA DE RAYOS-X DE LA ARCILLA NATURAL........................................................................................... 55
FIGURA 36. CATIONES DE POTASIO EN REGIÓN INTERLAMINAR DE UNA ARCILLA.......................................................................... 56
FIGURA 37. MICROGRAFÍAS DE LA ARCILLA NATURAL A) (100 µM), B) (10 µM) Y C) (1 µM) ....................................................... 57
FIGURA 38. ISOTERMA DE ADSORCIÓN/DESORCIÓN DE NITRÓGENO DE LA ARCILLA NATURAL ....................................................... 58
FIGURA 39. CROMATOGRAMA DE LA REACCIÓN CATALIZADA CON METÓXIDO DE SODIO .............................................................. 59
FIGURA 40.CROMATOGRAMA DE LA REACCIÓN CATALIZADA CON NAOH.................................................................................... 60
FIGURA 41. CROMATOGRAMA DE LA REACCIÓN CATALIZADA POR ARCILLA NATURAL ................................................................... 61
FIGURA 42. CROMATOGRAMA DE LA REACCIÓN CATALIZADA CON ARCILLA PILAREADA................................................................. 62

65 | P á g i n a
12 Índice de tablas

TABLA 1. EMISIONES PROMEDIO DE BIODIESEL EN COMPARACIÓN CON EL DIESEL CONVENCIONAL ................................................ 13


TABLA 2. 10 PRINCIPALES PAÍSES EN TÉRMINOS DE POTENCIAL DE BIODIESEL ............................................................................... 15
TABLA 3. COMPARACIÓN DE LAS PROPIEDADES DEL BIODIESEL Y DIESEL [16]. ............................................................................. 16
TABLA 4. PARÁMETROS GENERALES DEL BIODIESEL EN DIFERENTES PAÍSES [11]. ......................................................................... 16
TABLA 5. FÓRMULA ESTRUCTURAL PARA LOS ÁCIDOS GRASOS PRESENTES EN EL BIODIESEL ........................................................... 18
TABLA 6. COMPOSICIÓN DEL ACEITE DE SOJA............................................................................................................................. 20
TABLA 7. CARACTERÍSTICAS QUÍMICAS DEL ACEITE DE SOJA........................................................................................................ 21
TABLA 8. CARACTERÍSTICAS FÍSICAS DEL ACEITE DE SOJA............................................................................................................. 21
TABLA 9. CLASIFICACIÓN DE CATALIZADORES USADOS EN LA OBTENCIÓN DE BIODIESEL [9]. ......................................................... 28
TABLA 10. REACCIONES CATALÍTICAS UTILIZANDO ARCILLAS PILAREADAS..................................................................................... 41
TABLA 11. RESULTADOS DEL ANÁLISIS QUÍMICO PARA LA ARCILLA NATURAL ................................................................................ 55
TABLA 12. COMPOSICIÓN PORCENTUAL DE METIL ÉSTERES (CATALIZADOR: METÓXIDO DE SODIO)................................................ 59
TABLA 13. COMPOSICIÓN PORCENTUAL DE METIL ÉSTERES (CATALIZADOR: NAOH). ................................................................... 60
TABLA 14. COMPOSICIÓN PORCENTUAL DE METIL ÉSTERES (CATALIZADOR: ARCILLA NATURAL ). ................................................... 61
TABLA 15. COMPOSICIÓN PORCENTUAL DE METIL ÉSTERES (CATALIZADOR: ARCILLA PILAREADA).................................................. 62

66 | P á g i n a
13 Bibliografía
[1] A. Gasparatos, P. Stromberg, and K. Takeuchi, “Biofuels, ecosystem services and human
wellbeing: Putting biofuels in the ecosystem services narrative,” Agriculture, Ecosystems &
Environment, vol. 142, no. 3–4, pp. 111–128, Aug. 2011.

[2] G. P. a. G. Pousa, A. L. F. Santos, and P. A. Z. Suarez, “History and policy of biodiesel in


Brazil,” Energy Policy, vol. 35, no. 11, pp. 5393–5398, Nov. 2007.

[3] E. Rosenthal, “U.N. Says Biofuel Subsidies Raise Food Bill and Hunger,” The New York Times,
p. 2, 2008.

[4] I. M. Atadashi, M. K. Aroua, and A. A. Aziz, “High quality biodiesel and its diesel engine
application: A review,” Renewable and Sustainable Energy Reviews, vol. 14, no. 7, pp.
1999–2008, Sep. 2010.

[5] D. M. Leme, T. Grummt, D. P. de Oliveira, A. Sehr, S. Renz, S. Reinel, E. R. A. Ferraz, M. R. R.


de Marchi, M. C. Machado, G. J. Zocolo, and M. A. Marin-Morales, “Genotoxicity
assessment of water soluble fractions of biodiesel and its diesel blends using the
Salmonella assay and the in vitro MicroFlow® kit (Litron) assay,” Chemosphere, vol. 86, no.
5, pp. 512–520, Feb. 2012.

[6] M. Lapuerta, O. Armas, and J. Rodríguez-Fernández, “Effect of biodiesel fuels on diesel


engine emissions,” Progress in Energy and Combustion Science, vol. 34, no. 2, pp. 198–223,
Apr. 2008.

[7] S. K. Hoekman and C. Robbins, “Review of the effects of biodiesel on NOx emissions,” Fuel
Processing Technology, vol. 96, pp. 237–249, Apr. 2012.

[8] I. M. Atadashi, M. K. Aroua, and A. A. Aziz, “High quality biodiesel and its diesel engine
application: A review,” Renewable and Sustainable Energy Reviews, vol. 14, no. 7, pp.
1999–2008, Sep. 2010.

[9] D. Y. C. Leung, X. Wu, and M. K. H. Leung, “A review on biodiesel production using catalyzed
transesterification,” Applied Energy, vol. 87, no. 4, pp. 1083–1095, Apr. 2010.

[10] IARC, “Diesel Engine Exhaust Carcinogenic,” 12 June 2012, 2012. [Online]. Available:
http://press.iarc.fr/pr213_E.pdf. [Accessed: 28-Jul-2012].

[11] A. E. Atabani, A. S. Silitonga, I. A. Badruddin, T. M. I. Mahlia, H. H. Masjuki, and S. Mekhilef,


“A comprehensive review on biodiesel as an alternative energy resource and its
characteristics,” Renewable and Sustainable Energy Reviews, vol. 16, no. 4, pp. 2070–2093,
May 2012.

[12] J. E. Andrade, A. Pérez, P. J. Sebastian, and D. Eapen, “RETRACTED: A review of bio-diesel


production processes,” Biomass and Bioenergy, vol. 35, no. 3, pp. 1008–1020, Mar. 2011.

67 | P á g i n a
[13] J. P. Texo, “Tesis Biocombustibles,” 2009.

[14] A. Demirbas, “Importance of biodiesel as transportation fuel,” Energy Policy, vol. 35, no. 9,
pp. 4661–4670, Sep. 2007.

[15] NextFuel, “SEGUN UN ANALISIS DE GLOBALDATA, EL MERCADO MUNDIAL DEL BIODIESEL


FRENARA SU CRECIMIENTO DE AQUI A 2020,” 12 April 2010, 2010. [Online]. Available:
http://biodiesel.com.ar/3169/segun-un-analisis-de-globaldata-el-mercado-mundial-del-
biodiesel-de-aqui-a-2010. [Accessed: 28-Jun-2012].

[16] J. I. Ciria, “Propiedades y características de combustibles diesel y biodiesel,” 2004. [Online].


Available: http://www.wearcheckiberica.es/documentacion/doctecnica/combustibles.pdf.
[Accessed: 28-Jun-2012].

[17] A. L. Lehninger, “Principios de Bioquímica,” 4o Edicion., D. L. Nelson and M. M. Cox, Eds.


2005, p. 555.

[18] E. M. Shahid and Y. Jamal, “Production of biodiesel: A technical review,” Renewable and
Sustainable Energy Reviews, vol. 15, no. 9, pp. 4732–4745, Dec. 2011.

[19] A. Karmakar, S. Karmakar, and S. Mukherjee, “Properties of various plants and animals
feedstocks for biodiesel production.,” Bioresource technology, vol. 101, no. 19, pp. 7201–
10, Oct. 2010.

[20] B.-X. Peng, Q. Shu, J.-F. Wang, G.-R. Wang, D.-Z. Wang, and M.-H. Han, “Biodiesel
production from waste oil feedstocks by solid acid catalysis,” Process Safety and
Environmental Protection, vol. 86, no. 6, pp. 441–447, Nov. 2008.

[21] M. García, A. Gonzalo, J. L. Sánchez, J. Arauzo, and J. A. Peña, “Prediction of normalized


biodiesel properties by simulation of multiple feedstock blends.,” Bioresource technology,
vol. 101, no. 12, pp. 4431–9, Jun. 2010.

[22] I. M. Atadashi, M. K. Aroua, A. R. Abdul Aziz, and N. M. N. Sulaiman, “Production of


biodiesel using high free fatty acid feedstocks,” Renewable and Sustainable Energy Reviews,
vol. 16, no. 5, pp. 3275–3285, Jun. 2012.

[23] M. E. Borges and L. Díaz, “Recent developments on heterogeneous catalysts for biodiesel
production by oil esterification and transesterification reactions: A review,” Renewable and
Sustainable Energy Reviews, vol. 16, no. 5, pp. 2839–2849, Jun. 2012.

[24] A. C. Dimian and C. S. Bildea, Chemical Process Desing. pp. 420–428.

[25] J. M. Marchetti and A. F. Errazu, “Esterification of free fatty acids using sulfuric acid as
catalyst in the presence of triglycerides,” Biomass and Bioenergy, vol. 32, no. 9, pp. 892–
895, Sep. 2008.

68 | P á g i n a
[26] S. Jain, M. P. Sharma, and S. Rajvanshi, “Acid base catalyzed transesterification kinetics of
waste cooking oil,” Fuel Processing Technology, vol. 92, no. 1, pp. 32–38, Jan. 2011.

[27] M. Lee, J. Lee, D. Lee, J. Cho, S. Kim, and C. Park, “Improvement of enzymatic biodiesel
production by controlled substrate feeding using silica gel in solvent free system,” Enzyme
and Microbial Technology, vol. 49, no. 4, pp. 402–406, Sep. 2011.

[28] L. Azócar, G. Ciudad, H. J. Heipieper, R. Muñoz, and R. Navia, “Lipase -catalyzed process in
an anhydrous medium with enzyme reutilization to produce biodiesel with low acid value,”
Journal of Bioscience and Bioengineering, vol. 112, no. 6, pp. 583–589, Dec. 2011.

[29] J.-Q. Lai, Z.-L. Hu, R. A. Sheldon, and Z. Yang, “Catalytic performance of cross-linked enzyme
aggregates of Penicillium expansum lipase and their use as catalyst for biodiesel
production,” Process Biochemistry, no. 0.

[30] J. S. de Sousa, E. d’Avila Cavalcanti-Oliveira, D. A. G. Aranda, and D. M. G. Freire,


“Application of lipase from the physic nut (Jatropha curcas L.) to a new hybrid
(enzyme/chemical) hydroesterification process for biodiesel production,” Journal of
Molecular Catalysis B: Enzymatic, vol. 65, no. 1–4, pp. 133–137, Aug. 2010.

[31] “Arcillas: Propiedades.” [Online]. Available:


http://www.uclm.es/users/higueras/yymm/arcillas.htm.

[32] J. M. D. / I. Schifter, Las arcillas: El barro noble, 1a Edicion. 1992.

[33] S. B. C. Pergher, A. Corma, and V. Fornés, “Preparación y propiedades de una arcilla


montmorillonita pilareada con polihidroxicationes de aluminio ,” Química Nova , vol. 22 .
scielo , pp. 649–653, 1999.

[34] S. B. C. Pergher, A. Corma, and V. Fornes, “Materiales laminares pilareados: preparación y


propiedades ,” Química Nova , vol. 22 . scielo , pp. 693–709, 1999.

[35] M. L. Occelli and R. M. Tindwa, “Physicochemical properties of montmorillonite


interlayered with cationic oxyaluminum pillars,” vol. 31, no. 1, pp. 22–28, 1983.

[36] M. L. Occelli and D. H. Finseth, “Preparation and characterization of pillared hectorite


catalysts,” Journal of Catalysis, vol. 99, no. 2, pp. 316–326, Jun. 1986.

[37] G. J. J. Bartley, “Zirconium pillared clays,” Catalysis Today, vol. 2, no. 2–3, pp. 233–241, Feb.
1988.

[38] M. L. Occelli, S. D. Landau, and T. J. Pinnavaia, “Cracking selectivity of a delaminated clay


catalyst,” Journal of Catalysis, vol. 90, no. 2, pp. 256–260, Dec. 1984.

[39] S. M. Bradley and R. A. Kydd, “Ga13, Al13, GaAl12, and Chromium-Pillared


Montmorillonites: Acidity and Reactivity for Cumene Conversion,” Journal of Catalysis, vol.
141, no. 1, pp. 239–249, May 1993.

69 | P á g i n a
[40] E. Kikuchi and T. Matsuda, “Shape selective acid catalysis by pillared clays,” Catalysis Today,
vol. 2, no. 2–3, pp. 297–307, Feb. 1988.

[41] S. Chevalier, R. Franck, J. F. Lambert, D. Barthomeuf, and H. Suquet, “Characterization of


the porous structure and cracking activity of Al-pillared saponites,” Applied Catalysis A:
General, vol. 110, no. 2, pp. 153–165, Mar. 1994.

[42] M. Kojima, R. Hartford, and C. T. O’Connor, “The effect of pillaring montmorillonite and
beidellite on the conversion of trimethyl benzenes,” Journal of Catalysis, vol. 128, no. 2, pp.
487–498, Apr. 1991.

[43] R. Molina, A. Schutz, and G. Poncelet, “Transformation of m-Xylene over Al-Pillared Clays
and Ultrastable Zeolite Y,” Journal of Catalysis, vol. 145, no. 1, pp. 79–85, Jan. 1994.

[44] H. Auer and H. Hofmann, “Pillared clays: characterization of acidity and catalytic properties
and comparison with some zeolites,” Applied Catalysis A: General, vol. 97, no. 1, pp. 23–38,
Apr. 1993.

[45] R. Molina, S. Moreno, A. Vieiracoelho, J. A. Martens, P. A. Jacobs, and G. Poncelet,


“Hydroisomerization-Hydrocracking of Decane over Al- and Ga-Pillared Clays,” Journal of
Catalysis, vol. 148, no. 1, pp. 304–314, Jul. 1994.

[46] M. S. Tzou and T. J. Pinnavaia, “Chromia pillared clays,” Catalysis Today, vol. 2, no. 2–3, pp.
243–259, Feb. 1988.

[47] E. G. Rightor, M.-S. Tzou, and T. J. Pinnavaia, “Iron oxide pillared clay with large gallery
height: Synthesis and properties as a Fischer-Tropsch catalyst,” Journal of Catalysis, vol.
130, no. 1, pp. 29–40, Jul. 1991.

[48] S. Yamanaka and M. Hattori, “Iron oxide pillared clay,” Catalysis Today, vol. 2, no. 2–3, pp.
261–270, Feb. 1988.

[49] S. Leta ef, B. Casal, P. Aranda, M. A. Mart n-Luengo, and E. Ruiz-Hitzky, “Fe-containing
pillared clays as catalysts for phenol hydroxylation,” Applied Clay Science, vol. 22, no. 6, pp.
263–277, Jun. 2003.

[50] H. L. D. Castillo and P. Grange, “Preparation and catalytic activity of titanium pillared
montmorillonite,” Applied Catalysis A: General, vol. 103, no. 1, pp. 23–34, Sep. 1993.

[51] L. S. Cheng, R. T. Yang, and N. Chen, “Iron Oxide and Chromia Supported on Titania-Pillared
Clay for Selective Catalytic Reduction of Nitric Oxide with Ammonia,” Journal of Catalysis,
vol. 164, no. 1, pp. 70–81, Nov. 1996.

[52] J. P. Chen and R. T. Yang, “Selective catalytic reduction of nitric oxide by ammonia on
pillared clay catalysts: possible mechanism and promoters,” Chemical Engineering
Communications, vol. 152–153, no. 1, pp. 161–171, Oct. 1996.

70 | P á g i n a
[53] K. Bahranowski and S. Chemistry, “montmorillonite clay as a catalyst for selective catalytic
reduction of NO by ammonia,” 1997.

[54] A. Montoya, O. Guzmán, J. M. Domínguez, P. del Angel, M. Rodríguez, and I. Schifter,


“Síntesis y caracterización de la arcilla Durango pilareada.” pp. 45–49.

[55] J. C. Echeverría, I. Zarranz, J. Estella, and J. J. Garrido, “Simultaneous effect of pH,


temperature, ionic strength, and initial concentration on the retention of lead on illite,”
Applied Clay Science, vol. 30, no. 2, pp. 103–115, Sep. 2005.

[56] S. Khemakhem, R. Ben Amar, and a. Larbot, “Synthesis and characterization of a new
inorganic ultrafiltration membrane composed entirely of Tunisian natural illite clay,”
Desalination, vol. 206, no. 1–3, pp. 210–214, Feb. 2007.

[57] “Illita de Liliana Amalia Soave,” 25 june 2008, 2008. [Online]. Available:
http://www.educaciencias.gov.ar/galeria/ciencia-en-foco-tecnologia-en-
foco/gallery/illita_de_liliana_amalia_soave.php.

[58] R. a Alvarez-Puebla, D. S. dos Santos, C. Blanco, J. C. Echeverria, and J. J. Garrido, “Particle


and surface characterization of a natural illite and study of its copper retention.,” Journal of
colloid and interface science, vol. 285, no. 1, pp. 41–9, May 2005.

[59] Productos APC, “Hoja técnica del aceite de soja.” [Online]. Available:
http://www.apecsacv.com/pdf/acieteHojaTecnica.pdf.

71 | P á g i n a