Está en la página 1de 106
‘Alejandro M. Rabinovich Ser soldado en las Guerras de Independencia La experiencia cotidiana de la tropa ene Rio dela Plata, 1810-1824 Introduccion dinoe pensamos en la Guerra de la Indepen ddeneia pensamos ante todo en San Marcin eruzan- do los Andes, en Belgrano izando la bandera en Rosario, en Brown dirigiendo la escuadra. Es una iguerse de generales y almirantes, hecha de gran- des gestos y de discursos memorables, que implica Y¥ reproduce una cierta imagen del poder, de la En este registro, la tropa ‘no aparece més que en contadisimos episodios co reografiados, clisicos, salvados para la posteridad por su valor edificante, Cabral en San Lorenzo, el negro Falucho en el Callao, no mucho mis. La narracion recoge exclusivamence sus altimos mo- politica y de la histo ‘mento, su muerte herolea y abnegada, soldados rasos no fuesen Buenos sino para mori, ¥ ya que de morir se tata, morir contentos. Este libro, en cambio, se interesa por cémo vivieron «50s soldados. Cémo eomieron, cémo durmieron, ‘como lucharon, con Ia idea de que al reconstruir ese espacio de vida que fueron los ejrcitos revo- Iucionarios podamos tal vez recuperar una parte del sentido con el que una generacién se sacrificS ‘entera en los campos de batalla, As, del cuartel a 1a pulperfa y del campamento al frente de comba- te, al filo del anilisis los verdaderos protagonistas de la guerra iran apareciendo de cuerpo entero. ‘Con ellos iré emergiendo también una perspectiva diferente de la gesta nacida con la Revolucion de Mayo, aquella que terminé dando origen ao que ces hoy la Repiiblica Argentina, Algunasprisiones sob el objeto el alkane de se Ho Fl libro que el lector tiene entre sus manos no ‘es una historia de la Guerra de Ja Independencia ni un estudio sobre el Bjército Argentino. Es una cexploracion de las experiencias de guerra vivides por una parte muy significativa de la poblacién. rioplatense durante los primeros afios indepen-