Está en la página 1de 15

Esopo. Aplicación didáctica.

Griego II
Esopo y el género de la Fábula.

ESOPO Y EL GÉNERO

DE LA FÁBULA

I. TERMINOLOGÍA.

Para la denominación del género que nosotros llamamos fábula existieron varios
términos griegos. La fluctuación terminológica viene a corroborar que el género por su forma
y contenido no estaba delimitado en absoluto. Ya desde época arcaica, en Hesíodo, se
emplea a‡noj cuyo significado general era el de ‘relato-cuento’ y también el de ‘adivinanza’.
La fábula en efecto, es una especie de enigma1, ya que a veces el verdadero problema radica
no en el enunciado, sino en la solución o desenlace, que el oyente en muchos casos ha de
adivinar o entender.
Además de a‡noj se emplearon otros dos términos: lÒgoj y màqoj. Estos dos
vocablos, que son de una gran riqueza conceptual en la historia de la lengua griega, vienen a
ser casi sinónimos, cuando se refieren a la fábula. Por lo tanto, en la designación de la fábula
como género narrativo nunca existió en griego una sola expresión.
El término latino fabula, que ha dado en castellano fábula, se relaciona con fari
(hablar), infans (el que no sabe hablar, infante), fatum (oráculo, destino). Nos encontramos
con la raíz indoeuropea *pha- que ha originado numerosas palabras en las lenguas
derivadas: fhm… (decir), f£sij (palabra), f»mh (fama, renombre).

II. EL GÉNERO DE LA FÁBULA.

1. Definición.

Podríamos definir la fábula como una composición literaria, en prosa o en verso, en


que, mediante una ficción de tipo alegórico y la personificación de animales irracionales,
objetos inanimados o ideas abstractas, se intenta dar una enseñanza práctica, a veces incluso
con la intervención de personajes humanos y divinos.

2. Origen.
Durante mucho tiempo se ha especulado sobre el origen de la fábula, en un intento
de averiguar si procedía originariamente de Grecia o de la India y cuál de ellas había tenido
influencias sobre la otra. Sin embargo, desde el momento en que ha habido conocimiento de
las fábulas sumerias, acadias, asirias y babilónicas, ha quedado fuera de toda duda que la
fábula más antigua tiene su origen en Mesopotamia.

1
Enigma es una palabra clave en la cultura de oriente y de occidente, ya que los hombres más sabios,
por razones de prudencia política, no siempre han explicado su pensamiento de forma clara, sino que se
vieron obligados a hablar bajo el velo de metáforas, alegorías, parábolas y enigmas. De otro lado, el
enigma y la adivinanza son formas populares de expresión, al igual que los proverbios, las fábulas, o
muchas anécdotas y chistes, que desde la lengua viva del pueblo pasaron a la tradición culta.

ANA Mª MARTÍN ALGARRA 1


ANA Mª ZAMORA MANZANARES
Esopo. Aplicación didáctica. Griego II
Esopo y el género de la Fábula.

Desde aquí habría llegado a Grecia a través del Asia Menor y por otra parte a India a
través de Persia. No obstante, la fábula griega y la india tuvieron influencias mutuas, con
intercambio de temas y formas, lo que no es de extrañar, pues desde antiguo se había
establecido, generalmente por vía comercial, un contacto entre ambas culturas.

3. Estructura.

La estructura de las fábulas suele ser la misma en todas ellas, salvo unas pocas
excepciones. Normalmente constan de un relato en prosa en el que se expone el tema de
forma breve y escueta, y se concluyen con una moraleja (epimitio), que en alguna ocasión va
antepuesta (promitio) al texto como introducción al tema.
Esta conclusión del epimitio puede explicar algo o bien servir de ejemplo o enseñanza
al fin de influir en la conducta de alguien, si bien suele ser de tipo negativo, es decir, que
explica cómo no son las cosas o pretende que no se actúe de la misma forma que el
personaje. Todo ello con una intención didáctica o moralizadora. Los epimitios suelen
presentarse con carácter general, sin dirigirse a nadie en concreto.
Hay en los epimitios una serie de reglas de vida, de normas de conducta y de
consejos para el hombre corriente. Desde un punto de vista formal, el epimitio puede ser
expresado mediante el lenguaje representativo –exposición concisa de una verdad-, el
impresito –advertencia o consejo- o el expresivo –sátira o lamentación-.
En los epimitios, y sobre todo, en la intención moral implícita en la fábula predomina
la crítica social, ya que del rechazo de una actuación concreta de un personaje puede
inferirse una norma de conducta universal.

4. Tipología.

- FÁBULAS DE SITUACIÓN. En estas fábulas se presenta al personaje ante una


situación dada y se sacan unas conclusiones.

- FÁBULAS AGONALES o DE CONFRONTACIÓN. Éstas constituyen el tipo fundamental y


son las más numerosas. En ellas, dos – a veces más- personajes disputan sobre
alguna cosa.

- FÁBULAS ETIOLÓGICAS. En estas fábulas la acción puede desarrollarla un personaje


en solitario, y no pretende ejemplificar una conducta a seguir, sino dar alguna
explicación de alguna realidad, o de un hecho acaecido en el pasado, al principio de
los tiempos, o bien cuenta la causa de un don o castigo divino.

ANA Mª MARTÍN ALGARRA 2


ANA Mª ZAMORA MANZANARES
Esopo. Aplicación didáctica. Griego II
Esopo y el género de la Fábula.

5. Evolución.

La primera fábula occidental que aparece en Grecia la escribió Hesíodo en el siglo VII
a.C. (“El halcón y el ruiseñor”, Trabajos y días, 202). Posteriormente vuelven a aparecen
fábulas en Arquíloco (“El águila y el zorro”), en Semónides (“El escarabajo y el águila”), y
también algunos otros poetas líricos aluden a fábulas.
Pero tradicionalmente se ha venido manteniendo, ya desde la Antigüedad, que el
creador de la fábula griega sería un personaje del que poco o nada conocemos, llamado
Esopo (s. VI a.C.). A él se han ido atribuyendo todas las fábulas griegas que, en realidad, son
anónimas y pertenecen a un género popular y tradicional.
Estas fábulas más tarde fueron recopiladas en colecciones que se conocieron como
fábulas esópicas. Se trata de fábulas, generalmente de animales, que en Hesíodo y Arquíloco
contienen una fuerte crítica social, con un ataque directo a la arbitrariedad de los poderosos
frente a los más débiles, pero que poco a poco fueron sufriendo transformaciones y se
convirtieron en transmisoras de enseñanzas morales y también en ejercicios para las escuelas
retóricas.
La fábula griega pronto se introdujo en el mundo romano. Ocasionalmente Horacio e
igualmente Cicerón y Apuleyo incluyen alguna fábula en sus obras. Pero fue Fedro (s. II
a.C.), un liberto de la casa de Augusto, oriundo de Macedonia, quien perfeccionó la fábula en
Roma. En su obra incluye fábulas creadas por él, junto con las de tradición esópica que
recrea con considerable gracia y un cierto espíritu crítico. Le sigue la obra de Babrio, romano
helenizado del siglo II de nuestra era, que se sirve de la fábula como agradable pasatiempo
literario.
La Edad Media recoge la tradición esópica y la fábula adquiere gran popularidad,
empleándose tanto como elemento moralizador como a modo de sátira. Durante los siglos XII
y XIII, España recibe y, a su vez, transmite los fabularios orientales. De ese modo los temas
orientales confluían con los de los fabularios de origen griego o latino que, en esa época,
abundaban en Europa.
En los siglos siguientes, XIV y XV, aparecen fábulas en las obras del Arcipreste de
Hita y de D. Juan Manuel. El humanismo renacentista convierte las fábulas esópicas y de
Fedro en libro preceptivo de las universidades.
Realmente los siglos XVII y XVIII son los que constituyen lo que bien podríamos
denominar como la “edad de oro” de la fábula. En Francia, La Fontaine utiliza ese antiguo
género con nuevos motivos y de él parte la concepción moderna de la fábula como género
animalístico. En España nuestros más insignes fabulistas son Tomas de Iriarte y Félix María
Samaniego. A éstos seguirán, ya en el siglo XIX, Hartzenbush y Campoamor.

ANA Mª MARTÍN ALGARRA 3


ANA Mª ZAMORA MANZANARES
Esopo. Aplicación didáctica. Griego II
Esopo y el género de la Fábula.

III. IDEOLOGÍA DE LA FÁBULA.

1. Alegoría de personajes y crítica social.

Los personajes de la fábula se expresan en un lenguaje alegórico y son, en la


mayoría de los casos, un reflejo de la sociedad humana en cuanto encarnan virtudes y vicios
de los hombres. Todos ellos son prototipos de una determinada conducta que, a través de la
alegoría2 ofrecen una cosmovisión de su tiempo y de las situaciones ante las cuales los
humanos adoptan determinados comportamientos.
En la fábula griega cada personaje suele ser la encarnación de un carácter y cualidad
determinada. Cada ser representa a toda su especie como si sólo existiera un solo ejemplar.
Nos referimos a algunos tipos de animales, ya que éstos son los personajes más importantes.
Los factores que influyen decisivamente en la acción de los personajes son la fuerza
y la inteligencia. De los dos factores, la inteligencia tiene una importancia real, ya que el
personaje más astuto, suele imponerse al más fuerte, pero menos inteligente. Este factor de
primacía intelectual otorga a la fábula su verdadero valor didáctico y pedagógico. Incluso en
aquellos casos en los que la fuerza prevalece en su despotismo y crueldad, el lector puede
inducir que allí donde no domina la inteligencia inopera la más completa injusticia y sinrazón.
Es el gobierno de la tiranía absoluta y de la ley del más fuerte lo que se fustiga.
Los personajes de la fábula son un reflejo de la variedad de tendencias y actitudes de
la filosofía cínica, prohibidas por el poder absoluto de los gobernantes helenísticos y romanos.
Los más importantes son los que siguen:
A) El principal protagonista de la fábula esópica es la ZORRA. Es la encarnación de
toda clase de argucias, habilidades y trampas para salir victoriosa del poder del
fuerte. Ella encarna las cualidades del hombre inteligente, fecundo en ardides, y
del hombre prudente que evita quebrantar los límites de su kÒsmoj, para no
incurrir en desmesura. La zorra en la fábula esiópica y en occidente está
caracterizada como prudente, astuta, taimada, aparentemente débil, pero
ingeniosa y hábil para triunfar con sus trampas sobre los poderosos, y también
de aquellos malvados, fanfarrones y necios, que suelen estar siempre en los
peldaños del poder halagando a los tiranos y déspotas de turno.
La zorra desempeña dentro del mundo animal un papel paralelo al de personajes
como Odiseo o los Héroes de la Comedia. Homero califica a Odisea como el “de
muchas vueltas”, “de muchos recursos”, “de mucha inteligencia” (polÚtropon),
epítetos todos ellos que subordinan el valor físico de la fuerza al de la
inteligencia.

2
La alegoría es una figura estilística que consiste en una forma especial de metáfora o conjunto de
metáforas consecutivas y relacionadas entre sí por un mismo pensamiento. Su literalidad tiene un
sentido recto y otro figurado de distinta significación que encubre otra realidad o el verdadero
pensamiento que hay que interpretar, descubrir o traducir al verdadero sentido. Es frecuente en la
literatura satírica.

ANA Mª MARTÍN ALGARRA 4


ANA Mª ZAMORA MANZANARES
Esopo. Aplicación didáctica. Griego II
Esopo y el género de la Fábula.

B) El ÁGUILA es un animal de gran tradición en el mito y en la fábula. La literatura


griega más antigua ha asociado el águila con Zeus, quien se sirvió de ella en el
rapto de Ganímedes. Símbolo del poder real se la representaba sobre el cetro de
Zeus. A partir del siglo VII su papel en la fábula decrece.
C) El más poderoso de todos los animales es el LEÓN. Este animal no pertenece a la
fauna griega y no tenía relación con el culto. Aparece representado en Micenas
en relación con el poder real. Su triunfo sobre el débil sirve para criticar la
necedad del que no sabe librarse de él. Su fracaso suele interpretarse como un
rechazo de la injusticia del tirano y poderoso, que fundamenta su dominio en la
fuerza bruta. Pero este papel es marginal y se reserva para el lobo, ya que el
comportamiento del león suele ser bastante noble, aunque la nobleza como la
virtud está excluida del mundo de la fábula.
D) Con el águila y el león, el LOBO es representante del poder y de la fuerza. Ya
desde época muy antigua aparece ligado al culto. Pero su papel fue
desmitificándose paulatinamente y en la fábula desempeña el papel de fuerte,
junto con el león.
E) El prototipo de animal ridículo, vanidoso y burlado es el MONO. Al igual que el
león, no pertenece a la fauna griega. Se trata de un animal raro y exótico, traído
desde el extranjero. En Grecia, por desconocimiento del medio ambiente en el
que suele vivir, se le hizo carnívoro. Cuando el mono disputa con la zorra es
sarcásticamente ridiculizado, por su vanidad, jactancia y conducta perniciosa. Es
amigo del disfraz, y su pretensión sirve para fustigar uno de los vicios más
extendidos en la sociedad.
F) El ASNO representa la envidia y la necedad, vicios que tienen por madre a la
ignorancia. Es el animal que protesta una y otra vez reclamando igualdad
democrática, pero en la sociedad jerarquizada de los animales a cada uno le
corresponde su papel y el mero intento de cambiar de situación lleva a resultados
imprevistos y catastróficos. La insensatez, la jactancia y el no atenerse a la
naturaleza suelen ser causa de fracaso. La inteligencia es superior a la fuerza y
esto es motivo de que el débil pero inteligente logre imponerse al fuerte.

2. Filosofía cínica en la fábula.


Cuando en época de Sócrates se plantea el tema del hombre y su conducta como
problema ético, el filósofo del “sólo sé que no sé nada” compone en la cárcel, antes de morir,
según nos cuenta Platón en el Fedón, unas fábulas de Esopo en verso. Sócrates inicia en la
filosofía griega el problema de la conducta o de la ética y es significativo que sea el mundo
de la fábula el que sirve al filósofo para formular sus elucubraciones.

ANA Mª MARTÍN ALGARRA 5


ANA Mª ZAMORA MANZANARES
Esopo. Aplicación didáctica. Griego II
Esopo y el género de la Fábula.

Los filósofos cínicos3 nos han dado una visión de Sócrates más realista que Platón.
Para ellos la ética de Sócrates no es teonómica, sino autónoma ya que el hombre, al obrar de
conformidad con la naturaleza, realiza el ideal del sabio. Para los cínicos existe una
heterogeneidad entre la naturaleza divina y la humana. El hombre es autosuficiente y la
autarquía una virtud fundamental, siendo el mundo de los dioses inaccesible para el hombre.
La filosofía cínica adopta una actitud pragmática, y la fábula, en su mezcla de
seriedad y de broma, le va a servir al mismo tiempo como arma de enseñanza y de ataque,
dentro de un contexto de ironía y de sátira. A partir del siglo III a.C. los cínicos van a poner
en práctica la iniciativa socrática de versificar las fábulas esópicas, no en vano Sócrates era
una de las figuras más admiradas y veneradas por los filósofos cínicos. Los elementos cínicos
de la fábula han penetrado en todas las colecciones y constituyen un estrato muy importante
en la evolución del género fabulístico.
Podemos enumerar dentro de la fábula una serie de rasgos de tendencia cínica que
remontan a época arcaica: una protesta contra el poderoso y una valoración superior de la
inteligencia, característica del sabio frente al gobernante; una coincidencia en el concepto de
naturaleza y una crítica de la sociedad y de la mentalidad que se refleja en la épica y en
ciertos tipos de lírica.
Los cínicos hacen una crítica sistemática del viejo orden social y de los valores
tradicionales. En el aspecto literario la escuela cínica creará un tipo nuevo de literatura en
que se mezcla lo serio y lo jocoso, las bromas y las veras, lo trágico y lo cómico, y en el
aspecto formal la poesía y la prosa. Crearán los cínicos toda clase de chistes y de anécdotas
dirigidas a enseñar y deleitar a las masas desarraigadas de los estados helenísticos y del
imperio romano, regidos con mucha frecuencia por tiranos y déspotas crueles.
El cinismo griego ha tenido muy mala fortuna en los manuales de historia de la
filosofía, pero fue con bastante diferencia el más popular de todos los sistemas filosóficos de
la época helenística e imperial y el único que ofrecía cierto alivio y consuelo al hombre en su
lucha cotidiana por la existencia. Este carácter popular de la filosofía estaba favorecido por la
ausencia de planteamientos de alto contenido metafísico o abstracto y el predominio de
postulados de tipo moral y de normas de conducta muy accesibles para el hombre corriente.
Los cínicos van a enjuiciar con una mentalidad nueva las figuras y situaciones que
aparecían en la literatura tradicional, tanto en el plano divino como en el heroico y humano.
En la utilización de fábula antigua crearán seres arquetípicos, desarrollando todas las
virtualidades pedagógicas y morales que comportaba el género.
Antístenes y los cínicos del siglo IV utilizan la alegoría en su revisión del pasado y en
la exposición de su sabiduría. Esta alegoría consiste en la interpretación cómica de unas
creencias ya superadas por el tiempo, y en la burla y sátira de las figuras y personajes que
encarnaban dichas creencias. En los personajes de la fábula los cínicos encuentran un amplio

3
Los filósofos cínicos más conocidos son Antístenes y Diógenes.

ANA Mª MARTÍN ALGARRA 6


ANA Mª ZAMORA MANZANARES
Esopo. Aplicación didáctica. Griego II
Esopo y el género de la Fábula.

repertorio para ejemplificar los principios fundamentales de su doctrina y las normas de su


conducta. Por eso, en las fábulas hay un elogio de los personajes pobres, de los caminantes y
de los que se esfuerzan para perfeccionar su propia ¢ret». Se excluye la esperanza de
recompensa en ultratumba y se desprecia la gloria o fama. Aspectos todos ellos inherentes al
cinismo griego.

El cínico sigue la naturaleza y se adapta a la fortuna. No busca el poder, ni la riqueza,


ni la belleza, ni la gloria de este mundo que es vana apariencia. Son típicamente cínicas
aquellas fábulas en las que hay un agón o debate por la nobleza y la belleza. El cínico no
siente las ataduras del nÒmoj ni de la convención. Desprecia el orgullo y la jactancia, ama la
verdad y la sinceridad, aunque su defensa le lleva con frecuencia al destierro y considera la
amistad como uno de los valores más importantes. Cumple con su deber y obra de acuerdo
con la razón.

Es un ciudadano del mundo, lo que equivale a ser extranjero en todas partes y por
ello discriminado y despreciado. Considera que la virtud constituye un fin por sí misma sin
necesidad de retribución post mortem y cree que se puede enseñar y aprender con la
práctica ascética. Al vivir pobre y libremente satisface con facilidad sus pasiones. No le
importan los dioses ni los hombres y da lecciones a todo el mundo utilizando la burla, la
ironía y el sarcasmo. Frente al rico que atesora y al avaro que almacena, el cínico lleva todos
los bienes consigo mismo y cifra el éxito en el esfuerzo y en una vida sencilla.

3. Los temas cínicos en la fábula.

Antes de comentar los temas cínicos presentes en la fábula, vamos a señalar los
términos en los que dichos temas se sustentan. La presencia de los elementos cínicos en la
fábula se manifiesta en la repetición de una serie de palabras clave:

PÒnoj q£natoj k£lloj eÙgšneia truf» dÒxa


(trabajo, esfuerzo) (muerte) (belleza) (nobleza de nacimiento) (lujo) (opinión, fama)

tÚch noàj d…kh „scÚj tàfoj ¢lhqe…a


(azar) (pensamiento) (justicia) (fuerza) (vanidad) (sinceridad)

fÚsij fr»nej Ploàtoj eÙtšleia mÒroj fil…a


(naturaleza) (corazón) (riqueza) (parsimonia, economía) (suerte) (amistad)

Veamos ahora con más detalle algunos temas de la filosofía cínica en las fábulas
esópicas:

ANA Mª MARTÍN ALGARRA 7


ANA Mª ZAMORA MANZANARES
Esopo. Aplicación didáctica. Griego II
Esopo y el género de la Fábula.

A) El tema de la NATURALEZA.

La concepción helénica de la naturaleza es de la mayor importancia para la


comprensión de la religión y del pensamiento de los griegos. No hay en sus concepciones
ninguna contradicción entre la naturaleza y lo divino, sino que la naturaleza misma es divina.
Los griegos llegaron pronto al convencimiento de que es posible comprender la naturaleza en
una doble faceta: el mundo real, entorno nuestro, y nosotros mismos. Los filósofos cínicos
van a poner su acento en el hombre.
La filosofía cínica es una apología del estado natural y una crítica de la civilización de
las grandes urbes, caracterizada por la ausencia de libertad y la existencia de un aparato
administrativo más o menos complejo.
La fábula desde sus comienzos insiste en la naturaleza fija e inmutable de los
animales, que sirven como símbolo de la conducta humana. En la fábula de tendencia cínica
aparece muy frecuentemente el tema de la ignorancia, ¥noia, la cual provoca desastres; sin
embargo, domina el tema de la naturaleza.
Muy frecuentemente encontramos en las fábulas el agón o debate entre dos animales
para dilucidar cuál de los dos posee en mayor grado la misma cualidad. De entre estas
cualidades destacan la belleza y la nobleza, cualidades ambas despreciadas por los cínicos,
que predicaban el desapego completo y la independencia total con respecto a las cosas, los
hombres y la fama.
El apartarse de la propia naturaleza conlleva una desgracia. Actuar en contra de la
naturaleza conduce al fracaso o lleva al desastre. La naturaleza no cambia, ni se puede pedir
a nadie algo contrario a ella, pues no hay aprendizaje posible. Esta concepción estática de la
naturaleza, propia de las fábulas esópicas, ha servido de fundamento para afirmar su
conservadurismo. El argumento de muchas fábulas puede resumirse así: “algunos quisieron
perturbar el estado natural de las cosas para que les fuese mejor, pero al hacerlo, no les fue
mejor, sino peor”. Este tradicionalismo de la fábula excluye la agresividad y la contestación
revolucionaria.
La visión social de la fábula se caracteriza por el pesimismo y la desconfianza hacia
una sociedad, donde no existe justicia democrática y donde impera la ley del más fuerte. El
cinismo con su visión pragmática de la vida acentuó estas tendencias, presentes ya en las
fábulas arcaicas y clásicas. Si la naturaleza del individuo, según la fábula, es inmutable,
también lo es el orden social y las diferentes clases sociales. El individuo que intenta salirse
de su clase y pretende prosperar, fracasa siempre.

B) El tema de la FORTUNA y de la RIQUEZA.

El tema de la fortuna y su versatilidad es uno de los más importantes de la fábula


esópica. La Fortuna lo domina todo y es más poderosa que los dioses. La Fortuna era la más
venerada de todas las diosas helenísticas, caprichosa como una mujer mimada y coqueta, era

ANA Mª MARTÍN ALGARRA 8


ANA Mª ZAMORA MANZANARES
Esopo. Aplicación didáctica. Griego II
Esopo y el género de la Fábula.

cariñosamente buscada por las gentes, para que les diera su dádiva de íntima sensación de
seguridad y estabilidad.
Ante el sentimiento de aislamiento, desarraigo e inseguridad era muy importante la
protección de una diosa tan poderosa, para estar al abrigo de los cambios y de la mudanza
de los asuntos humanos. El mundo de los sucesores de Alejandro Magno y de los
emperadores romanos era para las pobres gentes cruel, terrible y hostil; sólo la diosa podía
dar una protección segura en medio de los vaivenes de la existencia.
La fábula se hace eco de esta mentalidad popular tan arraigada en las gentes y
objeto de análisis en los escritos teóricos de tendencia cínica que nos han legado los
antiguos. Hijo de la diosa Fortuna era Pluto, personificación masculina de la Riqueza, y es
otra peculiar característica del cinismo recurrir a las personificaciones. En el ideal del cínico
hay una condena de la riqueza, en la idea de que los bienes materiales se oponen al ideal del
sabio, y son un obstáculo en la conquista de la virtud y la felicidad. El cínico, en
consecuencia, rechaza abiertamente la codicia y la avaricia, ya que el ansia de poseer
mayores riquezas lleva a la pérdida de lo que ya se tiene.

C) Crítica de los VALORES TRADICIONALES y ACTITUDES SOCIALES.

C.1. La BELLEZA.
La riqueza era uno de los valores tradicionales, pero el cínico rechaza todo ese
mundo de valores, y si ataca la riqueza también desprecia la fama y el renombre, la nobleza
de cuna y la belleza física.
El concepto de belleza hasta Sócrates había estado unido al de ¢retº. Los cínicos
seguidores de Sócrates en muchos aspectos van a oponer la belleza a la virtud o inteligencia.
La filosofía cínica tiene una concepción realista de la vida y antepone la utilidad a la belleza.
El pavo real, a pesar de lo lindo de sus plumas, no puede ser rey de los animales porque es
incapaz de defenderlos. Para el cínico era preferible la grandeza de alma de un Sócrates, de
un Esopo, de un Antístenes y de un Diógenes, hombres de una apariencia fea y poco
atractiva, que la fuerza, belleza y estatura de los atletas, indicio de brutalidad e ignorancia.
El ataque contra los atletas es un claro ejemplo del desprecio que el cínico siente por
la belleza. La fábula los ataca directamente ya que el pensamiento es más útil a la ciudad que
la fuerza o resistencia. Se fustiga al atleta porque busca la fama, el dinero y todo lo que
conlleva de vana gloria, vanidad y falsedad.

C.2. El PODER.
El poder y el poderoso no hacen concesiones. Lo mejor es evitar el trato y el
conflicto. Pero si éste se presenta la única forma de vencerlo es la inteligencia y la astucia. Ya
desde Arquíloco el animal astuto e inteligente se impone al animal de fuerza bruta y cruel. Sin
embargo, el triunfo contra el poderoso no siempre tiene lugar. El poder por naturaleza es

ANA Mª MARTÍN ALGARRA 9


ANA Mª ZAMORA MANZANARES
Esopo. Aplicación didáctica. Griego II
Esopo y el género de la Fábula.

perverso y el poderoso está siempre dispuesto a hacer daño, aunque no haya motivo para
ello. El fuerte siempre abusa del débil y nadie hace alianza con quien entra en lid con él. La
ingratitud, vicio muy extendido en la sociedad, es fustigada muy duramente en la fábula
esópica. El plátano se queja de las críticas de los caminantes a los que ofrece su sombra.
La diatriba más áspera de la filosofía cínica, tal y como aparece en las fábulas, está
dirigida al poderoso y al fuerte. Hay testimonios de que los cínicos eran expulsados
periódicamente de Roma y de las principales ciudades del Imperio por sus ataques al poder.
“Filósofos callejeros” han sido denominados a partir de las fuentes griegas y latinas. Pero el
cinismo, a pesar de sus protestas y de su crítica social, nunca fue un movimiento
revolucionario, que llegara a conspirar de forma organizada contra el poder establecido.

C.3. La VANIDAD y el ORGULLO.


La vanidad y el orgullo son fruto de la ignorancia y dimanan del desconocimiento de
la propia naturaleza. La fábula y la filosofía cínica que se sirve de ella ponen de relieve las
insuficiencias y taras de los hombres, la distancia que media entre las apariencias y los
hechos. Sólo el sabio conoce su propia naturaleza y el hombre vulgar es víctima de la ilusión
y de la ignorancia.

C.4. La CIENCIA médica.


Pero el sabio no solamente se opone al hombre vulgar, también al tirano, al rico, al
atleta y al hombre de ciencia. Un médico ha estudiado todos los recursos de su tecn», pero
al no saber curarse a sí mismo incurre en ignorancia pretenciosa. Los médicos en la fábula
personifican al científico y son objeto de duras críticas, porque, a pesar de los elevados
honorarios que cobraban, su ciencia no siempre servía para mejorar el estado de los
enfermos.

C.5. La SUPERSTICIÓN.
Una de las grandes lacras del mundo helenístico y de la época imperial romana fue la
superstición y la creencia en aspectos marginales de la religión: adivinación, brujería,
oráculos, presagios, sacrificios y rogativas. Los cínicos se burlan irónicamente de la
insensatez del hombre que recurre a tales medios para huir de su soledad y del miedo a lo
desconocido. Lo que el cínico y la fábula recomiendan es el esfuerzo. Las divinidades
tradicionales como Zeus y Afrodita, Hera y Atenea son tratadas de forma puramente
convencional. La verdadera divinidad es Fortuna y con ella algunas personificaciones como
Verdad y Muerte.

C.6. La MUERTE.
La muerte por naturaleza está insita en los hombres y en los animales. Ninguno de
ellos quiere morir y todos sienten apego por la vida, otro tema eminentemente cínico. Pero

ANA Mª MARTÍN ALGARRA 10


ANA Mª ZAMORA MANZANARES
Esopo. Aplicación didáctica. Griego II
Esopo y el género de la Fábula.

Muerte a nadie perdona, como mucho aplaza su visita para otra ocasión, así por ejemplo en
El viejo y la Muerte. Nadie quiere morir, aunque lleve una existencia miserable.

C.7. El PLACER.
En este panorama sombrío de un mundo absurdo y sin sentido, el cínico rechaza la
solución fácil a la que han recurrido otros sistemas filosóficos: el placer. También la fábula
rechaza la cultura hedonista de la sociedad antigua. El placer es causa de desgracia y lleva a
la propia destrucción.

C.8. La MISOGINIA.
La misoginia tiene una larga tradición en la literatura griega. La fuente más inmediata
y visible es Hesíodo, cuyo mito de Pandora sirvió de inspiración a la literatura posterior.
Resulta evidente que en el yambo de Semónides aparecen una serie de elementos que
pudiéramos llamar populares. La elevación a la esfera literaria de las sátiras recíprocas entre
hombres y mujeres procede de los temas y fiestas populares, en la que la maldad de la mujer
se representa en la figura de un animal (la puerca, la zorra, la perra, la burra, la comadreja,
la yegua, la mona). Consiguientemente, la misoginia caracterizada en figuras de animales
está ya documentada en la época arcaica. Esta temática procede en buena parte de los
agones rituales en que se enfrentaban hombres y mujeres: carnavales y cultos orgiásticos de
tipo agrario.
El ideal cínico considera la mujer como un estorbo en la conquista de la sabiduría; la
mujer ofrece un cúmulo de inconvenientes para el ideal del sabio: exige atención, necesita
dinero y ama la vida sedentaria; trae hijos y vive preocupada por mil cosas ajenas al sabio,
que está dispuesto a despreocuparse de todas las ataduras que conlleva la vida corriente. La
literatura cínica contiene toda clase de proverbios y máximas antifeministas, llegando a veces
a la brutalidad.

D) OTROS TEMAS.

Hay en la fábula otros temas destacados:

1. La amistad en las fábulas de tendencia cínica puede cultivarse entre animales de


distinta naturaleza, incluso por razones utilitarias.
2. La verdad y la libertad, las cuales se defienden a ultranza.
3. La vanidad y la ambición son defectos severamente castigados.
4. La astucia y la habilidad aportan un rasgo progresista en el conservadurismo de la
filosofía cínica.
5. Las pasiones humanas que es necesario vencer.

ANA Mª MARTÍN ALGARRA 11


ANA Mª ZAMORA MANZANARES
Esopo. Aplicación didáctica. Griego II
Esopo y el género de la Fábula.

IV. ESOPO Y LA FÁBULA ESÓPICA.

A) ESOPO.
Pocos datos tenemos de Esopo, nombre que incluso ha llegado a considerarse
legendario. Su existencia se sitúa en el siglo VI a.C. y su origen en Frigia o Tracia. La primera
mención que tenemos de Esopo aparece en Heródoto, que lo presenta como creador de
fábulas (logopoiÒj) y esclavo de un tal Iadmón en la isla de Samos. También nos menciona
su muerte a manos de los habitantes de Delfos, acusado falsamente de un robo sacrílego, y
el castigo que los delfios hubieron de expiar.
En Aristófanes aparece Esopo como un personaje que contaba fábulas para
defenderse de la falsa acusación de los delfios. Esopo les desacreditó en una ocasión y para
vengarse de él introdujeron una copa sagrada entre su equipaje, lo acusaron después de
haberla robado y lo condenaron a muerte por delito de sacrilegio. Los delfios, como castigo a
su impiedad, sufren una peste.
A partir del s. V a.C. se le fue atribuyendo el relato de fábulas tradicionales y se
convirtió en una figura emblemática, cuyo nombre sirvió para caracterizar el género
fabulístico.
En el s. I d.C. aparece una novela bizantina de la Vita Aesopi (Vida de Esopo). En
ésta, Esopo es de origen griego y, por culpa del destino, esclavo. Su imagen de extrema
fealdad: tripudo, cabezón, canijo, bizco, además de desdentado y tartaja. No obstante, a esa
total fealdad de su aspecto exterior contrapone un ingenio y una sabiduría poco comunes,
que le ayudan a salir con éxito de todas las situaciones conflictivas que se le presentan.
En esta Vida, Esopo es un personaje que viaja de un lugar a otro, siempre corriendo
riesgos y viviendo aventuras. Fue vendido por su amo a un mercader de esclavos que lo lleva
primero a Éfeso y más tarde a Samos, donde, a su vez, lo vende al filósofo Janto (nombre
que Aristóteles atribuía al amo de Esopo). Luego, liberado ya por su amo, viaja a Babilonia, a
Egipto y, por último, a Delfos, donde muere.
Wichers interpreta el núcleo de la leyenda sobre Esopo de la siguiente forma: se
puede identificar a Esopo con un f£rmakon; un personaje que en diversas ciudades griegas
y del oriente próximo era anualmente expulsado de la ciudad, se hacía mofa de él, y se le
lapidaba, acompañando este rito con un canto fúnebre. Este rito tenía un valor simbólico para
significar la liberación de las impurezas acumuladas a lo largo de todo el año.
F. R. Adrados atribuye a Esopo origen oriental, concretamente frigio, tal vez por
haber sido relacionado con Ahikar, sabio oriental narrador de fábulas. La leyenda griega
sobre Esopo se formó a partir de un doble origen: una serie de elementos orientales
procedentes de la leyenda de Ahikar, y otros elementos derivados del ritual délfico del
fármaco. Esopo, por consiguiente, sería un personaje que intervenía en ciertas fiestas,
contando fábulas, chistes y anécdota y con el tiempo se pasó a mencionarle como la fuente
de dichas fábulas.

ANA Mª MARTÍN ALGARRA 12


ANA Mª ZAMORA MANZANARES
Esopo. Aplicación didáctica. Griego II
Esopo y el género de la Fábula.

B) LA FÁBULA ESÓPICA.
La fábula esópica es el nombre que constantemente se ha atribuido a las
recopilaciones de fábulas que posteriormente formaron colecciones con materiales que se
consideraban propios de Esopo.
La primera de estas colecciones de fábulas de la que tenemos noticia es la que, hacia
el año 300 a.C. escribió el filósofo peripatético Demetrio de Falero. Todas las colecciones
posteriores parten de ésta. Demetrio lo que hace fundamentalmente es recoger y prosificar
las fábulas usadas como ejemplos en la literatura posterior y presentarlas como piezas de
una colección.
Las tres colecciones de fábulas más extensas que nos han llegado: Fedro, Babrio,
Fábulas Anónimas Griegas mezclan la fábula de animales con cuentos, máximas y anécdotas.
Para los rétores y filósofos cínicos la fábula era un arma de enseñanza y ataque, una mezcla
entre lo serio y la broma. Luego se volvió a moralizar y a enseñar en las escuelas.
La más antigua recopilación de fábulas que se conserva, sólo fragmentariamente, nos
ha llegado en un papiro, llamado Rylands, del siglo I d.C. Sin embargo hemos de señalar que
la transmisión más importante y más completa de fábulas nos ha llegado a través de tres
colecciones: la Augustana, la Vindobonense y la Accursiana.
La colección Augustana debe su nombre a que el códice se conservaba en
Augsburgo, aunque en la actualidad se halla en Munich. Puede datar del siglo I o II d.C. y es
la colección más extensa de fábulas anónimas griegas en prosa.
La colección Vindobonense tiene parte de sus fábulas en verso y aparece con un
lenguaje más descuidado. La tercera colección, la Accursiana, que publicó por primera vez a
finales del siglo XV Bario Accursio, a quien debe su nombre, es el resultado de una
refundición de las otras dos.

ANA Mª MARTÍN ALGARRA 13


ANA Mª ZAMORA MANZANARES
Esopo. Aplicación didáctica. Griego II
Esopo y el género de la Fábula.

CUESTIONARIO:

1. ¿Qué términos son utilizados en griego para denominar el género de la Fábula?


2. ¿Por qué se puede considerar la Fábula una especie de enigma?
3. Explica la etimología de la palabra latina fabula.
4. Definición de Fábula.
5. ¿Cuál es el origen de la Fábula?, ¿cómo habría llegado a Grecia?, ¿y a la India?
6. Comenta la relación existente entre la fábula griega y la india.
7. ¿Cuál es la estructura básica de la Fábula?
8. Señala las características que presenta el epimitio.
9. Tipos de fábulas y características de cada uno de ellos.
10. ¿En qué autores clásicos y en qué obras aparecen fábulas?
11. ¿A quién se considera el creador de la fábula griega?
12. ¿En qué autores romanos aparecen fábulas?, ¿quiénes la perfeccionaron?
13. ¿Cómo evolucionó la fábula a partir de la Edad Media?
14. ¿Qué es la alegoría?, ¿para qué se utiliza en la fábula?
15. Características generales de los personajes de la fábula.
16. ¿Qué factores influyen en la acción de los personajes?, ¿cuál de ellos tiene mayor
importancia?, ¿qué le otorga?, ¿qué produce su ausencia?
17. ¿Qué animal es el protagonista principal de la fábula esópica? Describe sus
características.
18. ¿Qué otros animales aparecen? Descríbelos.
19. ¿Por qué filósofo griego se ve influida la fábula?
20. Busca la etimología del término “cínico”.
21. Busca información sobre los filósofos cínicos Antístenes y Diógenes.
22. ¿Qué visión tienen los filósofos cínicos de la ética socrática?
23. ¿Para qué utilizan los cínicos la fábula?
24. ¿Qué rasgos de la fábula de tendencia cínica remontan a época arcaica?
25. ¿Cómo era la escuela cínica en el aspecto literario?
26. Características generales de la filosofía cínica.
27. ¿Con qué mentalidad enjuician las tradiciones los filósofos cínicos?, ¿qué crean en el
uso de la fábula?
28. ¿Qué encuentran los cínicos en los personajes de la fábula?
29. Resume las características del filósofo cínico.
30. Palabras clave que evidencian la influencia de la filosofía cínica en la fábula.
31. ¿Qué caracteriza la concepción helénica de la naturaleza?,¿cómo la comprendieron
ellos?, ¿dónde van a poner su acentos los filósofos cínicos?
32. ¿Qué defienden y qué critican los filósofos cínicos?
33. ¿Cómo es vista la naturaleza en las fábulas? Junto a aquella ¿qué otro tema aparece?

ANA Mª MARTÍN ALGARRA 14


ANA Mª ZAMORA MANZANARES
Esopo. Aplicación didáctica. Griego II
Esopo y el género de la Fábula.

34. ¿Qué consecuencias trae el apartarse de la naturaleza?


35. ¿Cómo se expresa en las fábulas la inmutabilidad de la naturaleza y qué
consecuencias trae esta concepción?
36. Características de la visión de la sociedad en las fábulas.
37. Explica por qué el tema de la fortuna es uno de los más importantes en la fábula y
qué relación guarda con el de la riqueza.
38. ¿Qué valores tradicionales y qué actitudes sociales son criticados por los cínicos?
39. ¿Cuál era el concepto tradicional de belleza entre los griegos?, ¿por qué rechazan los
cínicos dicho concepto?, ¿qué es lo que más valoran?
40. ¿A quiénes dirigen los cínicos sus diatribas más fuertes y por qué?
41. ¿Qué provoca la ignorancia de la propia naturaleza?, ¿qué tratan de poner de relieve
las fábulas con este tema?, ¿quién conoce realmente su propia naturaleza?
42. ¿A quiénes se opone el sabio y por qué?
43. ¿Cuál fue una de las mayores lacras de la sociedad helenística de la que las fábulas
se burlan?, ¿qué recomiendan, por el contrario?
44. ¿Cuáles son las verdaderas divinidades en las fábulas?, ¿a quiénes se personifica?
45. Explica la visión que la fábula nos da del tema de la muerte y del tema del placer.
46. Indica el significado etimológico de la palabra misoginia.
47. ¿En qué autores anteriores a Esopo se desarrolla el tema de la misoginia? ¿qué
relación guarda con la literatura popular?
48. explica la concepción cínica de la mujer.
49. Enumera otros temas importantes de los que tratan las fábulas.
50. Resume las cuestiones más relevantes de la biografía de Esopo. Indica los autores y
obras que nos han hablado de él.
51. Explica las teorías de Wichers y de Adrados para explicar el origen de la leyenda de
Esopo.
52. ¿A qué llamamos fábula esópica?
53. ¿cuál fue la primera colección de fábulas que conocemos y qué importancia tiene
para la posteridad?
54. ¿De qué autores son las tres colecciones de fábulas más extensas que nos han
llegado y sobre qué versa su contenido?
55. ¿Cómo han llegado las fábulas hasta nosotros?, ¿dónde se conservan completas?, ¿a
qué deben estas colecciones sus nombres?

ANA Mª MARTÍN ALGARRA 15


ANA Mª ZAMORA MANZANARES