Está en la página 1de 4

Análisis Compositivo

Observamos el triángulo como la figura geométrica central que domina la composición.

Así mismo se forma otra figura triangular que delimita ambas manos de San Juan

Bautista, las cuales tienen dicha importancia ya que poseen una simbología que define a

la obra. Para esto, encontramos dos teorías las cuales explican el dedo índice elevado de

la mano derecha. La primera nos habla sobre el dedo apuntando hacia el cielo, hacia el

creador del universo y la segunda hace referencia a San Juan Bautista mostrándose como

“el primero entre iguales”. Por otro lado, su mano izquierda, la cual sostiene una pequeña

cruz, se encuentra exactamente en su pecho, sobre su corazón, esto transmite el

sentimiento de calma y tranquilidad.

Haciendo referencia al tema compositivo, observamos dos líneas verticales que se

encuentran formadas directamente por la cruz y por la dirección del dedo índice de San

Juan Bautista. Así mismo, una diagonal que se forma debido a la cruz, esto conforma

parte importante de la composición ya que delimita la forma geométrica central de la

figura, el triángulo; el cual se compone gracias a la articulación del brazo de San Juan

Bautista, que a su vez forma 90 grados con la línea que se genera al término de su cuello

e inicio del rostro.

Por otro lado, tras analizar las líneas componentes de esta pintura, nos percatamos de la

curva representada en el cabello y las pieles que cubren a San Juan Bautista, dicha línea

curva genera un recorrido completo que se esparce por toda la composición y que a su

vez funciona como límite del cuerpo de la figura, evitando así que se pierda en el oscuro

fondo.
La técnica de sfumato difumina los contornos de la obra y de esta manera proporciona

una impresión de profundidad y volumen, esto se logra gracias a la superposición de

varias capas de pintura causando que la composición tenga los contornos difuminados,

con un efecto de imprecisión. En este caso podemos ver que esta técnica es usada en el

cabello de San Juan Bautista y también en las pieles que sostiene con sus manos. La

técnica de claroscuro también es utilizada con el fin de dar mayor expresividad y contraste

a la figura principal de la composición, la luz es enfocada en la cara y también en el brazo

de San Juan Bautista con mayor intensidad, haciéndolos el punto de enfoque de la obra.

“Uno de los elementos que ha generado diversas controversias del óleo San Juan Bautista

de Leonardo da Vinci, es la muy sutil sonrisa que muestra el santo retratado en ella.

Quienes siguen la doctrina cristiana ven la gracia de ser siervos de Dios mediante el

bautismo, otros miran este gesto como una forma de indicarnos que el cielo celestial es

inexistente, y es una expresión misteriosa equiparable a su otra obra magistral la Mona

Lisa”. (Gonzalez J, 2008, pg.1)

También podría gustarte