Está en la página 1de 4

ANTECEDENTES

El Diseño de equipos son equipos que remplazo a equipos artesanales o tradicionales, nace
con la Revolución Industrial, proceso histórico que se gesta en Inglaterra a fines del Siglo
XVIII y comienzos del XIX, marcando el comienzo de la fabricación de equipos en serie.
Al respecto, y como una excepción, podemos señalar un antecedente. La palabra Diseño
hace referencia a la preconcepción sistematizada de la forma y las demás características del
producto, teniendo en cuenta los aspectos sociales, tecnológicos, estéticos, psicológicos,
anatómicos, fisiológicos, etc., es decir a la creación de un modelo del mismo (planos,
prescripciones, etc.), con todos los detalles, antes de su realización.

El proceso de preconcepción es clave en la producción industrial pues es imposible fabricar


industrialmente un objeto sin antes haber definido con precisión sus características físicas y
de producción. El tema fue abordado desde diversas ópticas, y a lo largo de los años, hasta
que ya entrado el Siglo XX encontró su solución a través de la disciplina que hoy
conocemos como Diseño Industrial.

La actividad de concepción de la forma de los objetos y la determinación de sus atributos se


remonta a los orígenes mismos del ser humano, quien a lo largo de su existencia fue
configurando (en el sentido de diseñar) y construyendo los objetos que necesitaba. Estas
dos operaciones, la concepción y la construcción, estuvieron como planteo general a cargo
de la misma persona que simultáneamente configuraba y construía el producto. Hasta
comienzos del siglo XIX, en general, ideación y realización marcharon juntas, el hacedor
de objetos (el llamado artesano) concebía un objeto y él mismo lo construía, es decir que
era el responsable de todo el proceso productivo. Con la revolución industrial (1760-1830),
que nace en Inglaterra al introducir sistemáticamente la máquina en el proceso de
producción, comienza la mecanización del trabajo, es decir el reemplazo del trabajo manual
por el trabajo de la máquin, y se instaura un nuevo sistema de producción (la producción
industrial) que rompe el esquema vigente. La característica más importante de ese nuevo
esquema de producción es la separación de las tareas de concepción, de las de construcción
(fabricación).

Con la separación de estas dos actividades se establece una etapa nueva en la división
técnica del trabajo. El artesano y también el artista, generalmente configuran y construyen
simultáneamente. En la producción artesanal no se plantea un trabajo de preconcepción
sistematizada, mientras que en la producción industrial sí, pues es imposible fabricar
industrialmente un objeto sin antes haber definido con precisión sus características, pues es
casi impensable introducir modificaciones durante el proceso de producción. Por lo tanto,
antes de comenzar la fabricación se deben definir todos los detalles a fin de descartar
posibilidades de cambios que puedan complicar el desarrollo del proceso con el
correspondiente aumento de costos. Además, hay que tener en cuenta que en la concepción
de objetos no es suficiente resolver problemas funcionales (la función que cumple) y de
funcionamiento (cómo funciona), sino que también hay que armonizar los aspectos
funcionales y de funcionamiento con los formales (de la forma), los tecnológicos, los
estéticos, los psicológicos, los anatómicos, los fisiológicos, los ergonómicos, etc., de
manera tal que el objeto se adapte lo mejor posible a las exigencias de quienes van a usarlo.
La preconcepción, etapa previa a la concreción de un producto, es lo que se llama Diseño,
actividad en la que se tienen en cuenta todos los aspectos mencionados. Cabe recordar que
la palabra diseño abarca no sólo la concepción de objetos, sino en general la de bienes,
procesos y servicios.

La expresión Diseño de equipos industrial está vinculada a la concepción de objetos para


ser producidos por medios industriales y mecánicos (con participación predominante de la
máquina y mínima intervención del hombre), lo que permite la repetibilidad del producto,
la seriabilidad del mismo. La finalidad del Diseño de equipos industrial es la producción de
objetos que respondan a demandas (necesidades, deseos o aspiraciones) de la sociedad,
teniendo en cuenta, además de las características exteriores, las relaciones funcionales y
estructurales que hacen del objeto un todo coherente. Los factores estéticos están
vinculados con la forma, el color, el tratamiento de las superficies, etc., es decir con todo lo
que pone en relación el objeto con los diversos sentidos del hombre, la vista, el tacto, etc.
Por otra parte, en todo objeto, equipamiento, máquina, vehículo, etc. hay que tener en
cuenta también su robustez, simplicidad de uso, economía, y además la sensación que
produce (gusta, o no gusta); no basta que el objeto cumpla su función de uso, que sea
robusto, simple y económico, sino también que su forma resulte agradable, muchas veces
novedosa y en general funcional con relación a las características utilitarias del producto
para lograr que el objeto sea placentero. El Diseñador de equipos industriales, al realizar el
diseño, parte del análisis:

 de los requerimientos y las exigencias sociales y económicas


 de la función y de lo que debe expresar la forma del producto
 del hombre como usuario
 de los materiales más idóneos
 de las técnicas constructivas más razonables, etc.

Refiriéndonos al universo de los objetos de diseño industrial, podemos decir que


comprende aquellos que responden a las siguientes características:

 Son respuestas a necesidades, deseos o demandas de la sociedad, es decir tienen


una finalidad determinada.
 Son el resultado de un trabajo de preconcepción
 Son materiales, o están pensados como objetos materiales
 Están pensados para la producción industrial.

Se puede hablar de un cambio de orientación en lo que hasta ese momento era el


embellecimiento del producto mediante recursos artísticos; los valores estéticos dejan de
ser un agregado para pasar a ser algo intrínseco al producto. Como consecuencia de esta
nueva orientación, y para satisfacer exigencias estéticas del mercado, y tecnológicas de la
producción, surgió el diseño industrial, simbiosis de estética y tecnología.

La finalidad del diseño de equipo industrial es la producción de objetos que respondan a


demandas (necesidades, deseos o aspiraciones) de la sociedad, atendiendo los aspectos
formales, funcionales, estéticos, tecnológicos, económicos, ergonómicos, simbólicos y
legales.
Al hablar de producción industrial se sobreentiende la fabricación por medio de máquinas y
en serie. Cuando decimos en serie nos referimos más bien al método productivo, que a la
cantidad de objetos, pues la serie puede ser de pocas unidades, y aun de muy pocas, lo que
importa son las posibilidades de repetibilidad, es decir las condiciones de producción.
Podemos decir que el eje del diseño industrial es el modo de pensar el objeto. «Convendría
aclarar que cuando se habla de diseño industrial por lo general se usa indiscriminadamente
el concepto de diseño, puesto que se alude, por un lado, al producto realizado, es decir, al
objeto de diseño y, por otro a la idea de diseño, que abarca desde el programa hasta las
intenciones y las necesidades de los usuarios.

La función (ligada a la existencia misma del objeto) y la tecnología ejercen una influencia
determinante en la génesis de la forma. En el concepto de tecnología está implícito tanto el
proceso constructivo como el(los) material(es). Normalmente el material sugiere y
posibilita la forma, que por otro lado depende también de los requerimientos que plantea el
uso. El significado de pieza única que fue y sigue siendo básico en la valoración de toda
obra de arte, no tiene vigencia en la producción industrial, en donde no podemos hablar de
arte, pero sí de estética. Refiriéndonos a la obra de arte, una buena copia puede conservar el
valor estético del original, pero no el artístico. Gui Bonsiepe plantea que: «El arte posee
una justificación en sí mismo mientras que el diseño se fundamenta en el uso social del
objeto».

http://www.faud.unsj.edu.ar/descargas/LECTURAS/Diseno%20Industrial/OBLIGATORIA/3.pdf