Está en la página 1de 11

¿Cuáles son los 12 tipos de Millennials?

 Boss Babes: Mujeres asertivas y enfocadas profesionalmente. Tienen un alto poder de compra, influencia
como profesionales y menor interés en las citas.

 Brogrammers: Hombres jóvenes y exigentes muy ligados a la tecnología. Como prioridad tienen su
carrera profesional, son hombres nerds, pero les gusta salir, tomar cerveza y ver deportes.
 Subempleados: Son trabajadores recién graduados y que están estancados en su carrera. Son
independientes a los padres, están atrapados en trabajos mal pagados y viven con compañeros de
cuarto.
 Shut Out: Son Millennials desempleados, con grados poco prácticos o sin educación universitaria. Son a
menudo hombres que vienen de zonas rurales, con pocas esperanzas laborales. No cuentan con
recursos para poder estudiar.
 Nostálgicos: Son los que actualmente se los reconoce como Hipster. Personas que tienen fascinación por
pasatiempos, marcas, juegos o elementos de la vieja escuela. Les gusta vivir en la nostalgia como zona
de confort.
 Viajeros entusiastas: Viajeros que van por el mundo de forma frugal para explorar los rincones más
recónditos del planeta. Son insaciables, no son ricos, se mueven gracias a su Smartphone y junto a
compañeros de viaje, pueden hablar diferentes idiomas y se sienten ciudadanos globales.
 Exploradores de comida: Son aquellos amantes de la comida que al tener una vida tan ocupada, están
más centrados en la exploración local que viajar al extranjero. Tienen más dinero que los viajeros
entusiastas, pero menos tiempo para poder viajar.
 Los exuberantes: Creadores de contenido constante en medios sociales, se definen en gran medida en la
imagen que proyectan. Tienen una insaciable necesidad de ser una figura pública, fanáticos de los
selfies, socialmente competitivos y se sienten impulsado a probar cosas nuevas por miedo a estar
desactualizados.
 Los coleccionistas: Consumidores de contenido digital que observen información, sin necesidad de crear
contenidos propios. Observan constantemente las redes sociales sin necesidad de publicar, y descubren
o experimentan gracias a las publicaciones de los Exuberantes. Son introvertidos y carecen de tiempo o
dinero para probar nuevas experiencias. No son egoístas sociales, son más bien coleccionistas.
 Millennials en crisis: Personas que han llegado al cuarto de su vida (25 a 30 años) y entran en crisis
emocional al no saber cómo encarar su vida. No tienen recursos, están endeudados, crecieron bajo la
supervisión de sus padres (y pueden seguir sufriendo de esto), se sienten incapaces de elegir algo y
una alta tendencia a perseguir diferentes religiones o identidades espirituales.
 Creadores de contenido: Son curadores y creadores de contenido. Son similares a los Exuberantes,
pero más selectivos en su producción. Suelen enfocarse en un nicho para crear contenidos únicos y de
forma muy profesional. Coexisten sin problemas, gracias a la gran cantidad de canales digitales
disponibles.
 Madres Millennials: Madres jóvenes, activas socialmente y sanas. Son activas en varias redes sociales,
buen poder adquisitivo, se sienten presionadas socialmente a tenerlo todo, están centradas en la salud.
Consumen mucho sobre decoración, hogar, alimentación saludable, etc.

Los 10 valores de los Millennials

Son seres globales


Desde pequeños han tenido acceso a todas las nuevas tecnologías y a la comunicación rápida con cualquier parte
del mundo. Es por esto que no piensan tanto en establecerse en un lugar concreto de trabajo sino que aspira a
poder trabajar en cualquier parte del mundo.

Son disruptivos
Los millennials no están conformes con los modelos de relaciones laborales que había hasta ahora y buscan romper
con lo anterior, en los trabajos quieren una comunicación más abierta y directa con sus jefes así como el equilibrio
entre vida familiar y laboral “work life balance”.
Más dinámicos (Buscan mejores oportunidades)
No buscan relaciones contractuales a largo plazo, se inclinan más por la libertad de poder decidir sin ataduras,
cambiando de trabajo o de lugar de residencia buscando siempre las mejores oportunidades.

Son Impacientes
Esta generación ha tenido casi todo desde que nacieron, y eso les ha llevado a creer que las cosas van a
conseguirlas al ritmo que ellos quieren; piensan que van a conseguir rápidamente sueldos acordes a lo que ellos
creen, y ascensos también rápidos; todo ello es consecuencia del ritmo vertiginoso de la sociedad en la que han
crecido.

Poco reflexivos
La misma impaciencia que comentábamos antes les lleva también a ser poco reflexivos, les dan menos vueltas a
las cosas y piensan menos en las consecuencias que puedan tener, actúan más motivados por lo que les apasiona.

Más flexibles
Buscan horarios de trabajo más flexibles y espacios de trabajo más relajados. Sus relaciones con el entorno y con
el mundo laboral se basan también en esta flexibilidad.

Dispersión
El exceso de información, la disrupción y el ser poco reflexivos contribuyen a ser disperso. El afán de querer
abarcarlo todo y conocerlo todo en el menor tiempo posible lleva a los trabajadores de esta Generación Y a tender
a la dispersión.

Individualistas
Son personas comprometidas y concienciadas con las causas sociales; pero aunque parezca un contrasentido, hay
estudios que demuestran que muchos jóvenes de esta generación viven aislados en su mundo de internet y redes
sociales y al margen de las relaciones sociales. No se debe confundir individualismo, con egoísmo.

Más creativos
Quieren proyectos personales y desean poseer una marca personal por encima de la de la empresa. Tienen la idea
clara de que dejarles trabajar desde donde gusten y en los horarios que prefieran creará lealtad a la organización e
impulsará su creatividad.

Autosuficientes
Su estilo de vida, las condiciones de libertad en las que se han desarrollado sus aprendizajes y las relaciones con
sus padres, les hace pensar que son autosuficientes; valor muy apreciable, pero que chocará de frente con la
realidad, ya que el 20% de esta generación en algún momento volverá a casa de sus padres después de haber
entrado en el mercado laboral debido a la difícil situación económica.

Cortoplacistas
Suelen pensar en permanecer con el mismo empleador por más de un año, y de que son impacientes y dinámicos;
estos valores les llevan indefectiblemente a este otro valor que es el cortoplacismo. La Generación Y pone sus
miras y sus objetivos en el corto plazo, el saberse bien formados académicamente y la velocidad de los cambios en
la sociedad les lleva a ello.
CENTENNIALS (3 a 22 años).

MILLENIALS (23 a 41 años)

GENERACIÓN X (42 a 55 años)

BABY BOOMERS (56 a 72 años),

TRES CARACTERÍSTICAS DE LOS CONSUMIDORES MILLENNIALS

La forma de comunicarse y atender las inquietudes de los millennials no tiene nada que ver con las
generaciones anteriores, pues se trata de jóvenes conocidos como nativos digitales, que han crecido en
un mundo en línea, con móviles y acostumbrados a las respuestas rápidas.

Presta atención a estos consejos para que tu negocio pueda adaptar su atención al cliente a los
millennials:

1. Piensa como millennial


La facultad de tu empresa o marca para conversar de manera rápida y eficiente con el cliente millennial, a
través de chat o de plataformas sociales, es muy importante. Una estrategia de atención al cliente basada
solo en los canales tradicionales alejará a los millennials.
2. Facilítale las cosas al cliente
Un millennial puede encontrar una respuesta a su consulta fácilmente en un portal de autoservicio
intuitivo, en YouTube o en un foro. Si se ponen en contacto con la empresa es porque es algo
absolutamente necesario, por lo que hay que hacer sencilla esa tarea, capacitando a los equipos para que
puedan resolver dudas de manera rápida.
3. Ofrece rapidez en las respuestas y disponibilidad
La velocidad de respuesta es uno de los factores más importantes para el cliente millennial. Los
millennials viven en un mundo obsesionado por la satisfacción inmediata, y si te duermes al momento de
atenderlos, pierdes. La conversación en tiempo real es uno de los principales atractivos de atención al
cliente digital.
4. Que la atención sea útil
Si un millennial dedica tiempo para acceder a un operador, espera una interacción de humano a humano
digna de su tiempo. El agente debe saber más de lo que el cliente puede descubrir online por sí mismo. Si
en el centro de contactos el equipo está mal informado, tiene un entrenamiento deficiente o información
insuficiente, la imagen de la empresa resultará dañada.
5. No descuides la interconexión
Todos los puntos de contacto con el cliente (Twitter, chats, llamadas, email, etcétera) deben estar en un
solo lugar y visibles. El cliente también debe tener acceso fácil a enlaces de soporte más detallados o a
videos.
6. Crea una interacción agradable y relajada
Ten en cuenta que al público millennial no le atrae la escritura acartonada y demasiado formal. La
generación millennial habla el 'emoji' como segunda lengua. Quieren interacciones humanas,
espontáneas frescas e ingeniosas. Y valoran un enfoque personalizado.

En esta sociedad en constante cambio nos encanta poner etiquetas a todo. Todos tenemos que creer, ser
o pertenecer a ciertas religiones, clases o grupos sociales, así como a generaciones a las que se les
denomina de una forma común.
Éste último caso es el de los conocidos como millennials, jóvenes nacidos en torno al año 2.000, que
tienen entre 16 y 24 años y que, en el caso que hoy nos ocupa, han sido objeto de estudio para Cambridge
Monitor, editorial de la Universidad de Cambridge.

Concretamente, este barómetro, se ha centrado en su tercera edición en los millennials españoles,


quienes han contestado a preguntas relacionadas con sus relaciones, redes sociales, autoimagen,
creencias, futuro o socio- política.

Hemos querido destacar los porcentajes relativos a sus creencias, ya que se nota un claro cambio y
evolución con respecto a generaciones de antaño, una mente más abierta a la espiritualidad aunque con
un ápice de falta de convicción.

El 14% ha contestado que cree en Dios y, en concreto, en el de la religión católica; el 16%, que cree que
hay un dios, pero no el que representan las religiones actuales; un 29%, cree que no existe dios en
absoluto; un 31%, no cree en Dios, pero sí en que hay energías que nos influyen; y el 10% ha señalado
otras opciones.

Estos datos reflejan que los jóvenes españoles empiezan a desmarcarse de esa enseñanza católica que
antiguamente casi todos los niños y niñas recibían, fueran cuales fueran sus creencias, y que comienzan a
pensar en una espiritualidad que va más allá de un único dios o un dios en sí, que pueden existir otras
energías, nuevos paradigmas emergentes.

Asimismo, suman más del 50% los que creen que existe vida después de la muerte o, al menos, no lo
descartan y tienen una duda, el 26% y 25% respectivamente, siendo el 49% los que niegan que esto pueda
suceder.

Ecologistas, naturalistas, experimentales, sea como fuere, la sociedad cambia, decimos que evoluciona,
aunque a lo mejor sin saberlo volvemos a retomar caminos que ya anduvieron nuestros antepasados y,
que en su momento, ya pensaron que estaban descubriendo una nueva forma de pensar, de vivir, de
sentir el mundo.

EXISTE UNA TENDENCIA A ABANDONAR LA RELIGIÓN E IRSE POR UNA ESPIRITUALIDAD NEW AGE,
¿CUÁLES SERÁN LAS CONSECUENCIAS DE ESTO?

El sitio de tendencias Market Watch ha notado que existe una tendencia entre los millennialsa recurrir a
la astrología, la brujería, la magia, el ocultismo y a lo que llama "industria de servicios psíquicos", entre lo
que se incluye la lectura de tarot, lectura de aura y demás prácticas asociadas con el new age. Esta
industria está creciendo, y actualmente genera 2 mil millones de dólares al año en Estados Unidos.

Por otro lado, datos del Pew Research Center muestran que en el 2007, el 81% de las personas de 18 a 29
años nunca dudaban de Dios, mientras que en el 2012 el porcentaje sólo era del 67%. Esta tendencia en
general puede enmarcarse en lo que ha sido llamado antes "espiritual pero no religioso".

Banu Guler, cofundador del software de astrología Co-Star, sugiere que existe un vacío de creencias y
significado y que la astrología provee sentido en este cosmos solitario, hipermediatizado e
hiperracional en el que nos movemos. Carl Jung había dicho que la astrología era la primera forma de
psicología, un intento de ordenar la psique, de producir cosmos del caos.

Es indudable que después de la "muerte de Dios" y el advenimiento de la sociedad secular materialista,


existe un vacío de significado. Las personas modernas han perdido la confianza en la religión organizada.
Por otro lado, la ciencia que provee bienes materiales y descripciones de la realidad no da respuestas a las
grandes preguntas que se hace un individuo, como qué somos o para qué estamos en el mundo. Así
entonces, se buscan sustitutos que no parezcan tan peligrosos y que sean más "cool" que la religión, que
en nuestra sociedad ha tomado una mala fama.

Otra explicación tiene que ver, como sugiere la nota de Market Watch, con que cosas como la astrología,
la magia wicca, el tarot y demás prácticas son fácilmente consumibles, desde las lecturas en línea hasta
los kits de cristales, inciensos, amuletos y demás. Es una espiritualidad hecha para el Internet y el
mercado digital.

El gran debate en este sentido es si el hombre puede encontrar valor por sí mismo y con esto significado,
sin recurrir a la religión. Jung, por ejemplo, creía que el hombre no era capaz de encontrar
consistentemente valores en la vida por sí mismo sin recurrir a algo superior. Ciertamente existe una
corriente ateísta -como Sam Harris o Richard Dawkins- que considera que el hombre puede encontrar
sentido y moralidad, aun creyendo que el universo no tiene propósito inherente y que al morir dejaremos
de existir. Un propósito que es predicado en tratar de hacer lo mejor que podamos en cada momento,
vivir en el presente, tratar de ser felices. O simplemente pasar nuestros genes y mientras
tanto vincularnos con las personas, en el amor, en la música, en la literatura. Encontrar una moralidad
duradera, por otro lado, es más difícil si no se tienen creencias de que nuestros actos tienen
consecuencias siempre y no sólo cuando son observados por otra persona.

El cambio de polo a la espiritualidad moderna, que es generalmente una versión más digerible de la
religión (y que requiere menos esfuerzo), implica el riesgo de que las tradiciones vayan perdiendo su
vitalidad y capacidad de transformar a las personas. El maestro budista Dzongsar Khyentse Rinpoche
compara lo que está sucediendo con el budismo -que ahora está siendo presentado como mindfulness-
con lo que ocurre con los tacos que se comen en Estados Unidos, que vagamente saben a tacos
mexicanos, pero no preservan la fuerza del sabor original.

“BABY BOOMERS” ¿Cuáles son las características que los definen y cuáles son sus gustos?

Aunque parezca extraño, los llamados “baby boomers”siguen siendo un público importante para el
mercadeo. Las empresas no deben perder de vista a la generación que ha trabajado toda la vida para
poder disfrutar de su retiro y utilizar su pensión en todas las cosas que no compraron años antes.
Para conocer más herramientas de marketing para mejorar tu marca, lee el marketing revolucionó la
forma de conectarse con los clientes.
Según datos de la CIA (Central Intelligence Agency), a 2015 en Colombia cerca del 15 por ciento de la
población era mayor de 55 años. Según el DANE, en los últimos 20 años las tasas de natalidad han
disminuido, lo que significa que en Colombia el porcentaje de personas en edad adulta es cada vez
mayor.
Para poder establecer estrategias de comunicación, mercadeo y publicidad dirigidas a esta generación, es
necesario conocer algunas de las características que la definen:
¿Ausencia de tecnología?: pese a que no crecieron con las herramientas, se las han ingeniado para
adaptarse a ellas y utilizarlas en sus momentos de ocio, para buscar temas de entretenimiento y hacer
investigación. Son inmigrantes digitales y valoran el aporte de la tecnología en sus vidas.
Matrimonios jóvenes: desde temprana edad oficializaron sus relaciones, se casaron y comenzaron a
formar familias que se caracterizan por la gran cantidad de hijos y las creencias conservadoras.
Lo han vivido todo: es la generación que ha vivido y conocido parte de los acontecimientos históricos más
importantes del mundo, como la Segunda Guerra Mundial, el movimiento hippie, la liberación sexual, la
llegada del hombre a la luna, el boom de la marihuana, la Guerra Fría, la Guerra de Vietnam, la violencia
bipartidista y el posterior frente nacional, el asesinato de grandes líderes políticos como John F. Kennedy y
Luis Carlos Galán, entre otros hechos.
El trabajo es lo más importante: dedicaron los mejores años de su vida a trabajar; perder el tiempo no
era una opción. Todo eso se ve recompensado ahora que pueden disfrutar de su pensión y del tiempo
libre para hacer lo que antes no habían podido.
Los baby boomers se adaptaron a los cambios tecnológicos: En los análisis de consumo que hemos
hecho desde nuestra área de Comportamiento Humano concluimos que son personas que no le temen a
lo que traiga el futuro, tienen un espíritu joven, ganas de disfrutar la vida y darse gusto como no lo
hicieron en su juventud. Además, tienen hábitos de consumo favorables y alto poder adquisitivo.
Debido a su poder adquisitivo y a su preocupación por la juventud (no por la edad, sino por sentirse
jóvenes, cuidarse, viajar y darse gusto) las compañías deben tener en cuenta la evolución de esta
generación. La razón radica en que poco a poco aprendieron a usar las plataformas digitales, con las que
debe vivir diariamente para realizar transacciones financieras, agendar solicitudes médicas, comunicarse a
través de aplicaciones móviles con familiares que viven en otras ciudades, entre otros.
Así pues, la mezcla entre el mercadeo tradicional y las nuevas plataformas se convierte en una opción
para seguir conquistando a las personas de esta generación, quienes guardan algunas costumbres de
consumo tradicional y cuentan con recursos suficientes para satisfacer sus necesidades. Por eso, aquí
presentamos algunas claves para entender mejor a los baby boomers.
Sensibles a los descuentos: es una generación con tiempo y dinero, pero esto no significa que gasten por
gastar. Tienen la tranquilidad de analizar en qué invertir su dinero. De esta manera, si ven un buen
descuento o un beneficio adicional por realizar una compra, seguro lo pensarán primero mientras deciden
si vale la pena.
Compran a conveniencia: no toman decisiones a la ligera y cada vez que deben realizar una compra son
conscientes de lo que quieren obtener. Todo el tiempo piensan en qué les servirá la compra, para qué
podrán utilizar el producto y qué experiencia les generará.
Sinceridad: esta generación todavía es algo conservadora. Confían en lo que las marcas les ofrecen y, si
obtienen todos los beneficios que se les prometen, seguro serán fieles al producto. Pero, si sucede lo
contrario y se decepcionan con el beneficio obtenido, no dudarán en demostrar su descontento.
Creen en el voz a voz: los “baby boomers” confían en las recomendaciones de las personas que los
rodean. Las marcas deben saber que, si logran enganchar a uno solo, pueden asegurar que al menos otro
par de ellos llegue en busca de esa misma experiencia. Y no solo eso, también van a querer que sus
familiares lo prueben.
Conciencia del autocuidado: luego de haber dedicado los mejores años de su vida a trabajar hasta el
cansancio, a educar a sus hijos, mantener unida a su familia y preocuparse por el hogar, ahora saben que
hay gustos que no pueden darse todo el tiempo. Son conscientes de que deben cuidar de igual manera su
salud física y mental, y todo lo que pueda ayudarlos en esta labor será bienvenido y considerado como
una gran inversión.
Entre las plataformas más usadas y de las cuales ha tenido que apropiarse esta generación
están Facebook, Skype o Whatsapp, que sirven para comunicarse con familiares, amigos y reencontrarse
con viejos conocidos.
Si bien puede que sea una población que se resista a usar computadores portátiles, tabletas y teléfonos
inteligentes, su curiosidad y las generaciones más jóvenes la acercan más a ese mundo desconocido pero
fascinante.
LOS CENTENNIALS O BOOMLETS
aquellos que actualmente no superan la mayoría de edad, y los 'millenials' o generación Y, que tienen hoy entre
19 y 35 años, ya suman

Los ‘centennials’, aquellos que actualmente no superan la mayoría de edad, y los ‘millenials’ o generación Y, que tienen hoy entre
19 y 35 años, ya suman aproximadamente 4.400 millones de personas en todo el mundo, de acuerdo con el periódico El País. Las
cifras apuntan a que en 2020 ambos representarán el 59% de la población del planeta y, por este motivo, ambas generaciones se
encuentran en el punto de mira de las empresas.
‘Millennials‘ y ‘centennials’ tienen unos ingresos de 21 billones de dólares (19 billones de euros), suponen un 35% de la renta bruta
mundial, el 88% de estos jóvenes vive en mercados emergentes, el 90% posee un ‘smartphone’ y durante 2025 controlarán el 47%
de los fondos del planeta, son algunos de los datos revelados.

Juntos, pero no revueltos


Las marcas se han dado cuenta de que agrupar a estas generaciones bajo un mismo techo es un error ya que, a pesar de que
ambos grupos son nativos digitales, los ‘centennials’ no han conocido la vida sin redes sociales ni internet y esto influye en su
manera de vivir y consumir.

Los ‘centennials’ siguen un patrón de comportamiento distinto al de los ‘millenials’. Según Business Insider, los menores de edad
de hoy en día prefieren invertir su dinero en productos en lugar de experiencias, al contrario que la generación Y. A los Z les
gusta poseer y comprar y, además, cuando lo hacen prefieren la vía online. Así lo afirma la compañía Piper Jaffray’s que ha
analizado en qué gastan su dinero los hijos del internet. Sin embargo, los ‘centennials’ no se conforman con cualquier
tienda onlinesino que suelen decantarse por aquellas que también cuentan con un local físico.

Estos jóvenes realizan la mayoría de sus compras a través de sus smartphones y, los que se inclinan por acercarse a la tienda,
antes de comprar suelen haber interactuado con la marca a través de las redes sociales. Además, la generación Z, más que
cualquier otra generación anterior, confía en las reseñas (recomendaciones) de otros consumidores. “El 95% de los
‘centennials’ lee reseñas online mientras está de compras y la mitad no comprarán el producto si no encuentran suficientes
comentarios sobre este”, asegura la empresa ReviewTrackers, encargada de recopilar reseñas de Google, Facebook y TripAdvisor,
entre otros sitios, así como de medir la experiencia de los usuarios.

La diferencia está en la redes


Los expertos indican que existe una brecha en la manera en la que ambas generaciones emplean las redes sociales. Los
‘centennials’ suelen transmitir a través de imágenes propias. Enviar archivos con Snapchat y compartir fotos en Instagram son las
mejores formas de conectar con ellos y conocer sus intereses. “La actitud de los ‘centennials’ hacia Snapchat es completamente
diferente a la de Facebook, lo que demuestra cambios generacionales”, afirma Martin Sorrell, CEO del grupo de publicidad WPP.
FINTECH

Desmontando a los 'millennials'

Numerosas publicaciones intentan explicar cómo son los millennials, la nueva generación que no sólo tiene gustos y valores
diferentes a los de sus predecesores. Estos jóvenes además son pioneros en la adaptación de las nuevas tecnologías, y sus usos y
costumbres acaban siendo en la mayoría de los casos, adoptados por generaciones anteriores. Desde BBVA se ha realizado un
estudio con el objetivo de descubrir cómo son y lo que realmente quieren en la vida. De aquí se extrae no sólo que hay un gran
número de diferentes tipos de millennials, sino que además, sus preferencias varían en función de su país de origen.
La ‘generación Z’ busca mantener sus “cosas” alejadas de la familia y son volátiles, por lo que “adoran” plataformas como
Snapchat, en la que los contenidos tienen un tiempo de vida determinado. Además, los ‘centennials’ poseen una mayor habilidad
para decidir. Como cuenta The New York Times en uno de sus artículos, la capacidad de los ‘centennials’ para mantener la
atención es muy corta y enseguida vuelven a sus smartphones, tablets y ordenadores, tolerando muy poco la publicidad tradicional.
Están acostumbrados a la sobrecarga sensorial y, por este motivo, la cantidad de tiempo que necesitan para filtrar a través de la
información se reduce notablemente.

La agencia Publicis estima que la media de atención de los centennials se ha reducido a 8 segundos, mientras los
‘millenials’ son capaces de estar concentrados unos 12 segundos. “Para llegar a la ‘generación Z’ hay que comunicarse como
hacen ellos. El truco está en enviar mensajes cortos, fáciles de entender y de digerir. Con los ‘centennials’ usando un lenguaje
visual más intuitivo que las generaciones anteriores (por ejemplo, emoticonos), es importante recurrir a las imágenes para
comunicar”, según explica el artículo “Tomorrow´s Target: Marketing to Centennials”.

MARKETING ENTRE MILLENIUM Y CENTENNIAL


MILLENIUM

buscan libertad para poder desarrollar su trabajo y sus proyectos personales, son innovadores, cuestionan la autoridad,
son expertos en la utilización de herramientas tecnológicas y redes sociales.

Para las empresas, los Millennials representan un desafío porque deben desarrollar ofertas atractivas que les brinde un
balance adecuado entre el trabajo, la vida personal y los proyectos particulares.
Por su parte,

LOS CENTENNIALS

tienen entre 12 y 19 años,


generación realista y, a diferencia de las generaciones anteriores,
no se sienten definidos por lo que poseen.
Para ellos la tecnología no es un elemento de consumo sino una herramienta que les facilita el acceso a la
comunicación, al intercambio, a la educación y al entretenimiento.

Diferencias marcadas

Presentamos 6 diferencias, luego de un análisis realizado por la compañía Meta4:

1. Para los Millennials su motivación es el goce, ven los idiomas como requisito para explorar el mundo,
buscan desafíos y apuestan por el equilibrio entre la vida personal y la profesional. Por su parte, los
Centennials son independientes, les preocupa la sustentabilidad del planeta y la movilidad, se educan
bilingües, apuestan por el equilibrio y se forman apostando a la seguridad laboral.

2. Los Millennials son impacientes y los Centennials son más pragmáticos y tienen una consciencia
responsable del consumo.

3. Los Centennials realmente son nativos digitales al 100 por ciento. Todavía no están en el mercado laboral
pero tienen amplia consciencia de la necesidad de la educación universitaria y post-universitaria para
entrar al mundo del trabajo.

4. Los Millennials tienen espíritu emprendedor y son una generación muy impaciente y con más
características de liderazgo que el resto de las generaciones.

5. Lo que tienen en común Centennials y Millennials es que la tecnología y las redes sociales son
omnipresentes. La diferencia es el modo en que cada generación aborda la tecnología. Mientras los
Millennials consumen lo último que les ofrece el mercado, los Centennials abordan la tecnología de un
modo mucho más pragmático.

6. Los Centennials representan un desafío en términos de educación para los gobiernos, las universidades y
las empresas que los van a incorporar a sus plantillas en aproximadamente cinco años. A los padres de los
Centennials les preocupa mucho la educación de sus hijos porque saben que ellos necesitan saber más
cosas que las generaciones anteriores como idiomas, estudios en el exterior, posgrados, etc. Los padres
de los Centennials son absolutamente consciente del tiempo y el dinero que tienen que invertir en sus
hijos para que se puedan incorporar al mercado laboral en las mejores condiciones posibles.

10 CONSEJOS DE FORBES PARA VENDER A LAS NUEVAS GENERACIONES DIGITALES

1) NO CREES ANUNCIOS, CREA VALOR

Los centennials son aún más críticos con la publicidad que los millennials. Dado que nunca han
conocido la vida sin acceso a internet y tecnologías móviles, son conscientes del precio de su atención.
Nunca se han sentado delante de la televisión para ver los anuncios, y no piensan hacerlo online.

En lugar de publicidad, ofréceles recursos, canales y perfiles que les den lo que están buscando,
ya sea a través de entretenimiento, información o tutoriales. La clave está en conseguir que
interactúen con lo que les ofreces de manera voluntaria, en lugar de imponerles tu contenido.

2) Cuida las apariencias

Si afirmas que eres un líder en tu sector, más te vale que el diseño de tu web y tu aplicación móvil estén
a la altura. Las nuevas generaciones digitales son nativas en el lenguaje visual de internet, y saben
reconocer a la perfección si no has actualizado tu página en los últimos 10 años.

La generación Z no quiere que les cuentes que eres el mejor: tienes que entrarles por los ojos primero.
Para eso, tu página web tiene que funcionar a la perfección desde móviles, tu foto de perfil tiene que ser
reciente, las imágenes claras y bien ajustadas... en fin, que las apariencias importan.

3) No vendas, ayuda

Los centennials conocen a la perfección el poder de la tecnología y de internet. Para ellos, convertirse
en un influencer online es una carrera igual de válida que estudiar una carrera. Es la realidad que ven
todos los días en sus publicaciones de Instagram.

Y a diferencia de otras generaciones, esta cuenta con las herramientas para convertir sus sueños en
realidad. Muchos empiezan a construir su imagen de marca y crear una audiencia cuando son tan solo
adolescentes.

Para las marcas, estos usuarios no solo son consumidores, sino también aliados o incluso
competidores. Por eso, a la hora de comunicarte con ellos, no pienses en pedirles cosas, sino en
ayudarles, empoderarles y colaborar con ellos.

4) SÉ MULTIPANTALLA

Ya era difícil mantener la atención de los millennials, pero con los centennials parece casi una causa
perdida. Por término medio, la generación Y usaba tres pantallas (móvil, televisión y ordenador), pero la
generación Z ha ampliado este número hasta cinco.

Con tantas opciones para escoger, no hay ninguna esperanza de mantener su atención con contenidos
que no quieran consumir. Por ejemplo, si pones un anuncio pre-roll, casi seguro que se pasarán a otra
pantalla mientras termina y habrás perdido tu oportunidad de impactarles.

5) CUÉNTALES TODA LA HISTORIA EN 8 SEGUNDOS O MENOS

Suena dramático, pero según los últimos estudios, el tiempo de atención medio de un miembro de la
generación Z es de tan solo 8 segundos. Por tanto, si quieres que hagan clic en el post de tu blog,
miren tu vídeo o le den "Me gusta" a tu foto, necesitas ser capaz de transmitir rápidamente de qué trata
tu contenido, por qué les interesa y cómo puede ayudarles o entretenerles.

Si quieres ganarte a los centennials, tienes que ser lo más breve y simple posible. Asegúrate de incluir
tu marca en los primeros segundos, y confía en los mejores creadores para ayudarte a destacar en un
muro de noticias saturado.
6) Ayúdales a cambiar el mundo

Según un estudio reciente de Marketo, el 60% de los centennials quieren que su trabajo tenga un
impacto en el mundo, y un 76% están preocupados por la huella de los humanos en el planeta. Aunque
no sean tan idealistas como sus hermanos mayores, no cabe duda de que están concienciados.

Al mismo tiempo, esta generación es muy capaz de distinguir la autenticidad del mero marketing. Si
quieres transmitir la responsabilidad social de tu marca, tendrás que practicar lo que predicas y estar
dispuesto a demostrarlo a cada paso.

7) Aprovecha el social commerce

En Estados Unidos, grandes comercios como Macy's, JC Penney o American Eagle están cerrando sus
tiendas físicas... y no porque se encuentren en crisis, sino por el auge de las compras online.

A medida que las nuevas generaciones digitales van ocupando sus puestos, la venta online está
desplazando a los comercios tradicionales. El 55% de los menores de 18 años prefieren comprar ropa
online, y el 53% expresa esta misma preferencia para comprar libros y dispositivos electrónicos.

Por ello, si quieres vender a esta generación, necesitas tener tu ecommerce a punto y contar con una
estrategia sólida para llegar a ellos a través de canales online.

8) Las comunidades son más importantes que las plataformas

¿Por qué los jóvenes de hoy en día se pasan la vida enganchados al móvil? Muy sencillo: porque es la
herramienta que usan para comunicarse con sus amigos, ya sean de su entorno o virtuales.

Más que las plataformas concretas, los usuarios gravitan de manera natural hacia las comunidades con
las que comparten intereses. Así que en lugar de obsesionarte con averiguar cuáles son las
aplicaciones que más usan, plantéate qué es lo que más les interesa para saber cómo encontrarles.

9) El marketing con famosos ya no funciona

El marketing con famosos es una estrategia "de toda la vida" para llegar a los más jóvenes, pero las
reglas están cambiando.

Los centennials ya no se identifican con los famosos de toda la vida, sino con los youtubers e
influencers de Instagram. Y aún más, el 63% de ellos afirma que prefiere ver a personas reales y no a
famosos en sus anuncios. Una vez más, la clave para conectar con ellos está en la autenticidad.

10) Abre tu mente

Como ya hemos comentado, los centennials son una generación consciente de las diferencias y más
inclusiva que nunca. Y para las marcas, es fundamental tener esto en cuenta.

Hay muchas cosas que puedes hacer para mostrar más inclusividad en tu marketing, desde mostrar a
personas de diferentes orígenes hasta usar un lenguaje inclusivo. Pero en el fondo, se trata de una
cuestión de principios y valores.
https://vanguardia.com.mx/articulo/tu-hijo-pertenece-la-generacion-alfa-estas-son-las-7-habilidades-que-
le-debes-ensenar