Está en la página 1de 7

1

Lógica del pensamiento

Laura liliana varon triana

Universidad del Tolima

Facultad ciencias de la salud

Curso nivel introductorio

Grupo 01

Ibagué

2018
2

PROCESO DE SIGNIFICATIVIDAD APLICADO A LA MEDICINA

Desde hace tiempo y llegando hasta la actualidad vemos que la medicina ha olvidado

su razón de ser, se ha tomado como una cuestión económica, teniendo en cuenta criterios de

ganancia, al igual vemos como lo importante no es la persona y salvarle la vida, sino mantener

unos formalismos que han sido dictados por intereses económicos, se ha convertido en algo

auto contemplativo, es decir alejándose del dolor y siendo insensibles ante el dolor del paciente,

llegando a un sistema deshumanizado.

Es necesaria una alteración social, es necesario que se genere una verdadera relación

médico-paciente en donde se dé una práctica de la medicina con interacción social y

comunicación , en donde podemos afirmar que debe ser una relación de igual a igual, donde

ambas personas es decir, el medico y el paciente tengan iguales obligaciones e iguales derechos

, una relación de confianza, en donde el paciente espera que el medico tenga los conocimientos

adecuados y la sabiduría para conducirlo a la recuperación y en donde el medico espera que el

paciente no le oculte ninguna información pertinente al diagnóstico, igualmente , debe ser una

relación de hermanos, pues todos somos hijos de un mismo Dios, también tendría que ser una

relación de dos amigos, porque un verdadero amigo no escatima ningún esfuerzo a su alcance

por el bienestar de su amigo.

Además, en esta relación médico-paciente, el medico por su parte debe involucrarse

con su paciente, siendo una persona mas humana, llamando a su paciente por su nombre y no

convirtiéndolos en un numero de habitación o peor aun en una enfermedad, el medico debe

brindar calidad de tiempo a su paciente siempre con una actitud compasiva, respetuosa y como

ya lo había mencionado dando prioridad a la efectiva comunicación.

Es así, como lo mencionado anteriormente que debe desarrollarse una relación médico-

paciente, no como en esta generación, no como en esta época se esta desarrollando la medicina
3

y la relación médico-paciente, en donde en muchos casos se ha convertido el medico en un

técnico, descortés, de trato frio y lejano. Una relación en donde el especialista solo se

responsabiliza de su segmento dejando de lado esa atención integral en donde no sólo falta la

visión que controle todos los aparatos y sistemas, sino aquélla otra que tenga en cuenta el

aspecto espiritual de la persona con sus necesidades particulares. Se ha desaparecido ese

médico que antes se encargaba del paciente hasta que se curaba o moría. Vemos como la mente

del médico ha priorizado la adquisición del caudal científico y ha descuidado el fortalecer

carácter y virtudes para establecer los tradicionales nexos cordiales que unían al paciente con

él.

Nosotros, porque no como pacientes, y por supuesto futuros médicos debemos entender

y comprender que la relación médico- paciente es totalmente diferente a la que se puede dar

entre un tendero y un cliente, entre un esposo y su mujer, entre un bombero y el auxiliado, entre

un abogado con su cliente y inclusive a la de un padre con su hijo, aunque esta ha sido la que

mas se ha asemejado a lo largo de los siglos, desde Hipócrates hasta la actualidad, sin embargo

hay que resaltar que es muy diferente a la relación de un médico con su paciente.

Habiendo mencionado ya como debe ser una relación médico-paciente como debe

desarrollarse y como no debe ser una relación entre el médico y el paciente; podemos decir que

la significatividad en la medicina ocurre en la interacción social, bajo una familia lingüística,

contexto lingüístico pues el lenguaje ya no es cultura, es significativo, adquiere un contexto

social, entonces en la relación médico paciente, el diagnostico, el tratamiento es una práctica

social y así el tratamiento, el diagnostico, todo entra en la idea de Wittgenstein, la relación

médico-paciente en donde como ya mencione lo importante es la interacción que se da es un

aprendizaje significativo. Igualmente, podemos decir que la significatividad en la medicina

comprende que el lenguaje en la ciencia ya no puede ser tan lógico, matemático o verificable,
4

tiene que basarse en la practica social que ocurre entre dos individuos, con hechos y conceptos

que forman una relación estrecha, viendo reflejado el Wittgenstein de nuevo.

Un ejemplo entonces de todo esto es la película Patch Adams, dirigida por Tom

Shadyac, basada en la historia de la vida del Dr. Hunter "Patch" Adams y el libro Gesundheit:

Good Health is a Laughing Matter (Gesundheit: La buena salud es una cuestión de risa), de

Adams y Maureen Mylander. En donde vemos lo importante que es comprender a las personas

que están en una situación difícil e intentar evadirlas de ella, por ejemplo, satisfaciendo sus

deseos, contando chistes, haciendo juegos y haciendo uso de la imaginación. También es

importante que la persona que esté en fase terminal y tenga miedo a morir, sea capaz de afrontar

sus últimos momentos mostrando una actitud de superación, y aun así siendo capaz de disfrutar

su vida.

Patch Adams comienza a trabajar en torno a la risa como acto de curación. Se disfraza

de payaso ante los niños con cáncer, y cumple deseos alocados en los pacientes, nos hace

especial referencia entonces en la risoterapia, en donde afirma que el humor es un arma de

desarme masivo como método de mejora física y mental que todos deberíamos adoptar en la

vida diaria ya que lo más curativo es el amor, el humor y la creatividad. También nos hace ver

como la relación médico-paciente es distante, los doctores ven a los pacientes como meros

objetos de estudio y de tratamiento. Patch Adams ve que este método no funciona realmente y

él siendo un paciente decide tratar a los demás pacientes de una manera mucho más humana

sin darle tanta importancia a la enfermedad que padecen.

En referencia a la película Patch Adams y al pensamiento que deducimos de este médico

de la risoterapia, es que una de las peores enfermedades es el capitalismo de mercado, pues

hemos convertido la medicina en un negocio sucio y avaro, en subproducto mercantil que trata

a la gente como meros consumidores, y no como ciudadanos o personas. Haciéndonos


5

preguntas como las siguientes: ¿Qué se puede esperar de un doctor que dedica siete minutos

como promedio a sus pacientes? ¿Qué se puede esperar de un sistema deshumanizado que se

lucra de la enfermedad? Y entonces podemos pensar que Freud tenía razón, cuando escribió en

La civilización y sus descontentos que tal vez las enfermedades mentales son la respuesta

natural a una sociedad desquiciada; y no solo esto podemos decir además que es causa y efecto

de esta sociedad enferma, mientras los valores dominantes sigan siendo el poder y el dinero no

hay nada que hacer, el ganador se lo lleva todo: esa es la ley de vida que nos viene impuesta

por este sistema que sigue imperando a todos los niveles de la salud.

¿Pero, entonces que debemos hacer? Pues no es mas que darle la vuelta a la escala de

valores, hasta poner por encima de todo la generosidad y la compasión como lo he mencionado

parte de una interacción , que nos deja como trinidad la paz, la justicia, y el cariño, y por

supuesto sin dejar de decir que la generosidad y la compasión son virtudes propiamente

femeninas.

Además, de acuerdo con Wittgenstein y relacionándolo con este trabajo propuesto, si

no hay una alteración social, si no se comunica, si no se debate, si no se discute, si no hay una

interacción social, no se dará una practica social de la ciencia. Si el médico y el paciente, no

logran desvirtuar esas jerarquías no va a ver transformación, no va a ver practica social, no va

a ver cambio; lo mismo pasa tomando como referencia al profesor que si no destruye esa

relación del proceso de conocimiento, no va a ver nada, pues el aprender se da entre los dos, es

decir entre el profesor y el alumno, entonces cuando el profesor dice yo aprendí con mis

estudiantes, o cuando el padre dice al hijo que aprendió de el vemos plasmado a Wittgenstein,

en la relación médico-paciente como ya lo mencione anterior mente, lo importante es la

interacción que se da, dando un aprendizaje significativo, además de que el lenguaje en la

ciencia ya no puede ser tan lógico que ya también lo menciones anterior mente, tiene que ser

una practica social que ocurre entre individuos, con hechos y con conceptos. Siguiendo esta
6

idea entre el que tiene el conocimiento y el que no lo tiene debe ocurrir un criterio de

significatividad, ¿y esto por qué?, pues porque la verdad no la posee el letrado, porque por

ejemplo el campesino tiene unos usos lingüísticos que son validos y el medico para

comprenderlos no puede sobre poner la ciencia sobre ellos.

En tanto, podemos decir que la relación médico-paciente, y el método usado por Patch

Adams nos lleva directamente al pensamiento Wittgenstiano pues Wittgenstein compara las

palabras con herramientas, en un uso que puede ser muy variado y que puede cumplir funciones

de distinto tipo que en este caso relaciono con la herramienta que el medico tiene a su

disposición y es el lenguaje, una herramienta que como lo dice Wittgenstein puede cumplir

distintas funciones, por un lado generar con su paciente una relación con interacción social en

donde la comunicación sea eje principal, donde se involucre con él y un sin fin de criterios más

que ya hemos nombra en este escrito; o por otro lado el medico puede darle una función que

hemos también propuesto en este escrito, en donde el medico es un ser deshumanizado y

descortés que manifiesta frialdad y lejanía en su lenguaje hacia el paciente.


7

Bibliografía

https://www.cuevana2.com/pelicula/patch-adams/

https://es.wikipedia.org/wiki/Patch_Adams_(pel%C3%ADcula)

https://www.efesalud.com/el-manual-del-buen-medico/

http://personaybioetica.unisabana.edu.co/index.php/personaybioetica/article/view/582/1311

https://lenguajeyconocimiento.files.wordpress.com/2014/04/wittgenstein-gredos-tractatus-

investigaciones-y-sobre-certeza.pdf