Está en la página 1de 6

IGLESIA ADVENTISTA

DEL SÉPTIMO DÍA

Promesas bíblicas muy


reconfortantes de parte de Dios

1
PROMESAS BÍBLICAS MUY RECONFORTANTES
DE PARTE DE DIOS
Anónimo

Hay evidencia de que las promesas bíblicas se cumplen en


nuestra vida, tenemos la certeza de que estas promesas de Dios
son reales y nos resguardamos bajo la preciosa mano protectora
de nuestro Creador.

Nuestro Dios no nos ha dejado solos, confiamos y creemos


que Él siempre está al tanto de nosotros y que siempre hará lo
correcto.

Tal como lo dice 1 Corintios 4:8 “Estamos atribulados en


todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados;
perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no
destruidos”

Contenido

Promesas bíblicas acerca del amor

Promesas de Dios sobre la vida cristiana

Promesas de Dios para los hijos

Promesas de Dios para mujeres

Promesas bíblicas de Bendición

Promesas de Dios para la familia

Promesas bíblicas acerca del amor

“Tener amor es saber soportar; es ser bondadoso; es no


tener envidia, ni ser presumido, ni orgulloso, ni grosero, ni
egoísta; es no enojarse ni guardar rencor; es no alegrarse de las
injusticias, sino de la verdad. Tener amor es sufrirlo todo, creerlo
todo, esperarlo todo, soportarlo todo.” 1 Corintios 13:4–7

2
“Así hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es
amor, y el que vive en el amor, vive en Dios y Dios en él.” 1 Juan
4:16

“porque el Padre mismo los ama. Los ama porque ustedes


me aman a mí, y porque han creído que yo he venido de Dios.”
Juan 16:27

“Les doy este mandamiento nuevo: Que se amen los unos a


los otros. Así como yo los amo a ustedes, así deben amarse
ustedes los unos a los otros. Si se aman los unos a los otros, todo
el mundo se dará cuenta de que son discípulos míos.” Juan 13:34–
35

Promesas de Dios sobre la vida cristiana

“Así pues, por medio de un solo hombre entró el pecado en el


mundo y por el pecado entró la muerte, y así la muerte pasó a
todos porque todos pecaron… Es decir, que por la desobediencia
de un solo hombre, muchos fueron hechos pecadores; pero, de la
misma manera, por la obediencia de un solo hombre, muchos
serán hechos justos.” Romanos 5:12,19

“Hijitos míos, les escribo estas cosas para que no cometan


pecado. Aunque si alguno comete pecado, tenemos ante el Padre
un defensor, que es Jesucristo, y él es justo. Jesucristo se ofreció
en sacrificio para que nuestros pecados sean perdonados; y no
sólo los nuestros, sino los de todo el mundo.” 1 Juan 2:1-2

“Les digo que así también hay más alegría en el cielo por un
pecador que se convierte que por noventa y nueve justos que no
necesitan convertirse.” Lucas 15:7

“Les aseguro que quien cree, tiene vida eterna.” Juan 6:47

“Por eso, todos nosotros, ya sin el velo que nos cubría la


cara, somos como un espejo que refleja la gloria del Señor, y
vamos transformándonos en su imagen misma, porque cada vez
tenemos más de su gloria, y esto por la acción del Señor, que es el
Espíritu.” 2 Corintios 3:18

3
Promesas de Dios para los hijos

“Los hijos que nos nacen son ricas bendiciones del Señor.”
Salmos 127:3

“Yo instruiré a todos tus hijos; todos ellos tendrán gran


bienestar.” Isaías 54:13

“Pero el Señor le dice: «Raquel, no llores más; ya no


derrames tus lágrimas, pues tus penas tendrán su recompensa:
tus hijos volverán del país enemigo. Yo, el Señor, lo afirmo. Hay
una esperanza para tu futuro: tus hijos volverán a su patria. Yo, el
Señor, lo afirmo.” Jeremías 31:16-17

“Feliz el hombre que honra al Señor y se complace en sus


mandatos. Los descendientes del hombre honrado serán
bendecidos y tendrán poder en la tierra.” Salmo 112: 1-2

“El Señor afirma que sí: «Al hombre fuerte le arrebatarán lo


conquistado, y al tirano le quitarán lo ganado. Yo me enfrentaré
con los que te buscan pleito; yo mismo salvaré a tus hijos.” Isaías
49:25

“porque voy a hacer que corra agua en el desierto, arroyos


en la tierra seca. Yo daré nueva vida a tus descendientes, les
enviaré mi bendición.” Isaías 44:3

Promesas de Dios para mujeres

“El amor del Señor no tiene fin, ni se han agotado sus


bondades. Cada mañana se renuevan; ¡qué grande es su
fidelidad!” Lamentaciones 3:22,23

“Créeme, mujer, que llega la hora en que ustedes adorarán


al Padre sin tener que venir a este monte ni ir a Jerusalén.” Mateo
6:33

“Mujer, ¿dónde están? ¿Ninguno te ha condenado? Ella le


contestó: —Ninguno, Señor. Jesús le dijo: —Tampoco yo te
condeno; ahora, vete y no vuelvas a pecar.” Juan 8:10-11

4
“Estoy seguro de que Dios, que comenzó a hacer su buena
obra en ustedes, la irá llevando a buen fin hasta el día en que
Jesucristo regrese”. Filipenses 1: 6

“Al hombre (o mujer) le toca hacer planes, y al Señor dirigir


sus pasos.” Proverbios 16: 9

“Ya no importa el ser judío o griego, esclavo o libre, hombre


o mujer; porque unidos a Cristo Jesús, todos ustedes son uno
solo.” Gálatas 3:28

“Pues Dios amó tanto al mundo, que dio a su Hijo único, para
que todo aquel que cree en él no muera, sino que tenga vida
eterna.” Juan 3:16

“Confía de todo corazón en el Señor y no en tu propia


inteligencia. Ten presente al Señor en todo lo que hagas, y él te
llevará por el camino recto.” Proverbios 3:5-6

Promesas bíblicas de Bendición

“todo lo bueno y perfecto que se nos da, viene de arriba, de


Dios, que creó los astros del cielo. Dios es siempre el mismo: en él
no hay variaciones ni oscurecimientos.” Santiago 1:17

“Traigan su diezmo al tesoro del templo, y así habrá


alimentos en mi casa. Pónganme a prueba en eso, a ver si no les
abro las ventanas del cielo para vaciar sobre ustedes la más rica
bendición.” Malaquías 3:10

“No tengas miedo, pues yo estoy contigo; no temas, pues yo


soy tu Dios. Yo te doy fuerzas, yo te ayudo, yo te sostengo con mi
mano victoriosa.” Isaías 41:10

“Que Dios te dé la lluvia del cielo, las mejores cosechas de la


tierra, mucho trigo y mucho vino. 29 Que mucha gente te sirva;
que las naciones se arrodillen delante de ti. Gobierna a tus propios
hermanos; ¡que se arrodillen delante de ti! Los que te maldigan
serán malditos, y los que te bendigan serán benditos.” Génesis 27:
28-29

5
“El Señor es mi pastor; nada me falta. En verdes praderas
me hace descansar, a las aguas tranquilas me conduce, me da
nuevas fuerzas y me lleva por caminos rectos, haciendo honor a su
nombre. Aunque pase por el más oscuro de los valles, no temeré
peligro alguno, porque tú, Señor, estás conmigo; tu vara y tu
bastón me inspiran confianza.” Salmos 23:1-4

“Dios puede darles a ustedes con abundancia toda clase de


bendiciones, para que tengan siempre todo lo necesario y además
les sobre para ayudar en toda clase de buenas obras.” 2 Corintios
9: 8

Promesas de Dios para la familia

“Sopórtense unos a otros, y perdónense si alguno tiene una


queja contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen
también ustedes.” Colosenses 3:13

“Honra a tu padre y a tu madre, para que vivas una larga


vida en la tierra que te da el Señor tu Dios.” Éxodo 20:12

“Dale buena educación al niño de hoy, y el viejo de mañana


jamás la abandonará.” Proverbios 22: 6

“Pero si no quieren servir al Señor, elijan hoy a quién van a


servir: si a los dioses a los que sus antepasados servían a orillas
del Éufrates, o a los dioses de los amorreos que viven en esta
tierra. Por mi parte, mi familia y yo serviremos al Señor.” Josué
24:15

“Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te


maldigan; por medio de ti bendeciré a todas las familias del
mundo.” Génesis 12:3

“Ellos contestaron: —Cree en el Señor Jesús, y obtendrás la


salvación tú y tu familia.” Hechos 16:31