Está en la página 1de 1

Ontología

Profesor: Jesús López Salas


Alvaro Ramiro Mejia Orozco

LAS IMPLICACIONES ONTOLÓGICAS DEL ESPACIO DE SAMUEL CLARKE

Cabe aclarar que el espacio al cual nos referimos es el newtoniano, con sus respectivos
compromisos ontológicos, en primer lugar tanto Clarke como Newton conciben al espacio
como algo real e independiente a lo material o extenso, también tiene la cualidad de ser
necesario, pues podemos pensar en un espacio vacío pero la espacialidad es la que permite la
existencia de materia en el.
El espacio para estos pensadores tampoco es divisible pues no existen fragmentos de
espacios sino un espacio homogéneo, isotrópico e infinito.
Uno de los cuestionamientos entorno a estas características ontológicas que tanto Newton
como Clarke le otorgan al espacio es la relación entre la descripción del espacio y Dios, pues
prácticamente son las mismas, es por eso que pensadores como Leibniz cuestionaron la
prudencia de relacionar estas entidades pues si el espacio y Dios comparten cualidades:
- Existen dos seres con las mismas características, infinitud, homogeneidad,
omnipresencia, entonces si Dios y el espacio son entidades distintas ¿hablamos de
dos deidades? .
- Hablamos de la misma entidad y Dios es el espacio, en este sentido hablamos de
panteísmo.
Samuel Clarke intensa resolver esta cuestión con una descripción del espacio meramente
epistemológica, postulando la representación del espacio y Dios como entidades
independientes, pero con la cualidad compartida de la simpleza. De esta manera se presentan
ante nosotros y así nos los representamos, sin embargo esta característica es meramente
epistemológica y no intrínseca en el espacio y Dios.
También al igual que Newton, Clarke describe que el espacio es el sensorio divino parte
de Dios pero no el en su totalidad.