Está en la página 1de 7

L A RELACIÓN SUJETO, DISCURSO Y PODER.

LA
BIOPOLÍTICA, LAS FRONTERAS Y LAS RELACIONES
INTERNACIONALES: UNA APROXIMACIÓN A LOS
PLANTEAMIENTOS DE RAFAEL PARADA
En: Aldea Mundo, Año 5 , No. 9, may. – oct. nov. 2000.

María Eugenia Bello de Arellano y Aliria Vilera de Girón

Obra suministrada por la Universidad de los Andes, Mérida, Venezuela


LA RELACIÓN SUJETO, DISCURSO Y PODER. LA BIOPOLÍTICA, LAS FRONTERAS Y LAS RELACIONES INTERNACIONALES/ 73-78

73

La relación sujeto, discurso y poder.


La biopolítica, las fronteras
y las relaciones internacionales
Una aproximación a los planteamientos de Rafael Parada

El presente trabajo, homenaje a un amigo ausente, es una síntesis de los elementos trabajados por el docente
investigador, Rafael Parada, para su tesis doctoral «El cambio del discurso de la geopolítica a la economía y su
incidencia en las relaciones internacionales». Se escogen tres ensayos referidos a la relación discurso, cuerpo y
poder, los componentes de la biopolítica y el discurso sobre las fronteras y las relaciones internacionales. La
hipótesis trabajada por el autor en cuestión plantea la crisis de la armazón teórica conceptual que sustenta la
modernidad lo que hace imprescindible la búsqueda de nuevos conceptos, nuevas teorizaciones y relecturas de la
realidad que plantea la posmodernidad y la globalización.
Palabras Clave: Estado, cuerpo, discurso, sujeto, modernidad, posmodernidad, fronteras, relaciones
internacionales, globalización.

Subject, speech and power relation.


Biopolitic, boundaries and international relations
ABSTRACT: This article, as a tribute to an absent friend, is a synthesis about the elements worked by the professor
and researcher Rafael Parada, for his doctoral dissertation titled «Geopolitical speech change to economy and its
incidence in the international relations». We chose three essays about the relation among speech, body and power,
the biopolitic components and the speech about boundaries and international relations. The hypothesis worked by
the author states the modernity`s theoretical and conceptual frame crisis, that makes indispensable the search of
new concepts, new theorizations and lectures of the reality set up by the posmodernity and the globalization.
Key Words: State, body, speech, subject, modernity, posmodernity, boundaries, international relations, globalization.

A partir del planteamiento de que está en crisis la


Presentación armazón teórico-conceptual con la que se levantó todo
el mundo moderno, Parada apela a la necesidad de
buscar conceptos nuevos, releer otros e incluso, retomar
n Junio del año 2000 nos autores que se creían superados. Para él cobran fuerzas,
sorprendió la muerte de uno de especialmente, las propuestas de un discurso
los docentes investigadores del hermenéutico, lo que busca demostrar a lo largo de
Centro de Estudios de Fronteras e Integración, siete ensayos, de los cuales hemos escogido tres, en los
nuestro querido y añorado Rafael Parada. El se que el intento demostrativo se evidencia con mayor
encontraba finalizando la investigación para su tesis claridad y originalidad. En el primero, titulado:
doctoral que se titularía «El cambio del discurso «Discurso, cuerpo y poder», se plantea una relación
de la geopolítica a la geoeconomía y su incidencia entre estos tres conceptos a través del análisis del
en las relaciones internacionales». Este artículo, discurso del mundo antiguo de la polis, que abarca la
suerte de homenaje, constituye un extracto del transición del cuerpo divino al encarnado, del discurso
último trabajo presentado como parte de sus en la edad media, entre el cuerpo teocrático y el
análisis, que se llamó «Algunos ensayos a individuo para continuar con el análisis de
propósito de la relación sujeto, discurso y poder». Maquiavelo, que representaría la modernidad, la

Aldea Mundo, Año 5 No. 9


LA RELACIÓN SUJETO, DISCURSO Y PODER. LA BIOPOLÍTICA , LAS FRONTERAS Y LAS RELACIONES INTERNACIONALES/ 73-78

74
transición del Estado del cuerpo al considerar que en ella están «muchas cuerpo Gea, y conviven, porque
cuerpo del Estado. Aspectos de la de las elaboraciones que permiten establecen relaciones políticas,
posmodernidad son tratados en los al Estado, justamente, manifestarse semánticas, lingüísticas, es una
siguientes subtítulos «Del cuerpo como gran cuerpo político»(Parada, incipiente geo-política frente al
del sujeto Estado al Estado del sujeto 1996:7). Tesis que se inserta en el mundo, porque su espacio es
sin sujeto y sin cuerpo», «Del proyecto social e histórico de la político, es el incipiente Estado,
Estado-nación al Estado-región: modernidad, por ende, en el son relaciones de Poder del
cuerpo gigante» y «Globalización, programa civilizador del pensa- Estado frente al ciudadano
gloposmodernidad vs relaciones miento ilustrado, configurando una (primer sometido). Para adquirir
internacionales». racionalidad centrada en el progreso su condición de ciudadano, el
En el siguiente ensayo, titulado y en la evolución como una hombre debe pasar de su condi-
«Siete componentes de la biopolí- condición cultural de socialización, ción de hombre para adquirir la
tica», Parada se basa en una síntesis además abordada «como el espacio ciudadanía, que es una manera
exégetica del texto de Séller y Feher, donde se consolida teórica y de relacionarse y ganar un espa-
en el que se trabajan los que serían prácticamente el proyecto moderno cio político: Homo-políticos,
los componentes de la biopolítica: de la política» (Parada, 1996:8) que comparte el espacio con los
el propio cuerpo o sujeto biopolítico, Finalmente se presentan las nobles y con los dioses.
el cuerpo político, el radicalismo, el referencias al Estado-región y la 4-. La polis es un lugar y además de
universalismo, la enfermedad, la globoposmodernidad (concepto político mágico-religioso, es un
salud y el ecologismo. El tercer usado por el autor, pero del cual no lugar sagrado y ritual frente al
ensayo escogido se titula «Discurso, nos deja una definición) en el cuerpo, su ombligo o lugar
frontera y relaciones internacionales», contexto actual, más como hipótesis central, son los centros de la
a través del cual se plantean las en desarrollo que como constructo memoria (Historia) de sus
incidencias del cambio de paradig- elaborado. antepasados. El discurso político
mas en Estado-Centristas y las cuya máxima expresión la
transformaciones sobre los socioes- 1.1-. Discurso del Mundo representarían Platón y
pacios fronterizos en las diversas Antiguo de la Polis: Transición Aristóteles, cobra forma de un
ciencias y teorías que abordan el del Cuerpo Divino al Encarnado: gran cuerpo teórico y práctico,
estudio de estas realidades y el En relación al mundo griego las salta de la divinidad mitológica
posible ocultamiento de los conclusiones que nos presenta a la operacionalización política
paradigmas globalizadores de la Parada son: del mundo griego.
ideología del mercado y de la 1-. El poder político adquirió Según Parada, en todo el
misma geopolítica. primero forma de disputa entre discurso Platónico se puede
enormes cuerpos. La tierra, en el encontrar la presencia del cuerpo.
1-. Primer Ensayo: mundo griego, tiene forma de En la República ello se evidencia
Discurso, cuerpo y poder cuerpo, de sujeto, de persona, de en la fundación de la ciudad en tres
El primer ensayo, bajo el nombre diosa divinizada. Así es Gea, etapas: la ciudad saludable o ciudad
de «Discurso, cuerpo y poder», producto del caos para implantar de los Lerdos; la ciudad purificada,
tiene como objetivo establecer una el orden del cuerpo. la ciudad del campamento armado
relación entre esos tres conceptos. 2-. La polis tiene forma de cuerpo y la ciudad de la belleza o la ciudad
Se entendería el discurso como una estructurado, de ciudad, que gobernada por los filósofos. La
práctica teórica de las realidades también son espacios diviniza- República es pensada como una
simbólicas expresadas en significan- dos. La Polis es lugar o espacio gran ciudad justa, de seres humanos,
tes textuales, paratextuales, hiper- político divinizado, un espacio para contraponerla a la ciudad de
textuales y transtextuales. La de la Geo (Tierra) metría los Dioses, como una relación entre
relación cuerpo y poder se aborda a (Metron) y de la Geo-Grafía ciudad y alma. La Teogonía, la
través de la imagen de que «el poder (Forma), es estructurado. La polis Cosmogonía, la Teología, la
tiene forma y cara de cuerpo... es hija del poder, es la ciudad- Metafísica o Filosofía tendrían forma
porque la arquitectura del poder no estado de Grecia, que permite de cuerpo. En Aristóteles se
hizo más que aplicar la sentencia pasar de la Teogonía y Cosmogo- acentuaría aún más la presencia del
del sofista Protágoras de que el nía al Zoon Politicon, es ahora cuerpo con las facultades del alma:
hombre es la medida de todas las sujetum-logos, juicio, razón, teoría y práctica, felicidad, virtud,
cosas» (Parada, 1996: 6-7) pensamiento: es poética, mayeú- caballerosidad. La Naturaleza es la
La relectura discursiva de la tica, retórica, es república, gran fuente de la necesidad humana:
relación cuerpo y poder se realiza a política, lenguaje, es ética y la Historia, la Libertad, y el Bien son
partir del mundo griego, se continua poética. Es un verdadero Estado. facultades y principios humanos, la
en la edad media, con referencia 3-. La Ciudad Griega donde los Teoría, la parte racional del alma, la
especial a la obra de Maquiavelo por hombres viven, en una parte del política y la ética.

Aldea Mundo, Año 5 No. 9


LA RELACIÓN SUJETO, DISCURSO Y PODER. LA BIOPOLÍTICA, LAS FRONTERAS Y LAS RELACIONES INTERNACIONALES/ 73-78

75
1.2-. La Edad Media: entre el nuestro entender, la matriz racional
cuerpo teocrático y el individuo: ...las fronteras han perdido de la modernidad, de hecho, se funda
Una vez presentada esta relación
en el mundo griego, Parada, se
vigencia, entendidas como en variados discursos científicos.

adentra en el análisis de la edad adyacencia al límite. No 1.4-. Del Cuerpo del Sujeto
media, estudiando la relación entre Estado al Estado del Sujeto
el cuerpo teocrático y el individuo. existen fronteras y los que sin Sujeto y sin Cuerpo:
Inicia este punto planteando que Parada inicia este punto, referido
Dios se apodera ahora tanto del aparecen como problemas a la postmodernidad, exponiendo
mundo como del individuo, a través que lo que hoy está en discusión es
del monarca, quien sería un poseso limítrofes hoy, constituyen el gran proyecto moderno, el
de Dios que gobierna en su nombre. proyecto de la Ilustración, que
el viejo esquema de lo que abarca las relaciones internacio-
«El es sujeto de gobierno pero nales, el sujeto y el estado del
no es su representante ni del se llamó "geopolítica"... mundo político. Ello, abre el debate
colectivo. El tránsito de la edad
media hacia la moderna, es la
sobre la modernidad y la
lucha del individuo por y termina siendo el creador de la posmodernidad en lo que atañe a lo
conquistar su propia sobera- concepción política en la que el político y los modos de hacer
nía». (Parada, 1996: 15) Estado es el gran conductor de la política. La postmodernidad avanza
colectividad. El nombre mismo de en su crítica a la modernidad
La edad media y su asociado Estado, la significación de la palabra, ilustrada porque allí «el cuerpo
feudalismo es vista como una era de le es atribuida a Maquiavelo. El político» fue acompañado por un
oscurantismo porque es una lucha Estado sería el principal motor de lo proyecto histórico, centrado en la
contra el individuo a través de la político, a diferencia de los antiguos racionalidad, la idea del progreso y
represión en ámbitos que van desde dioses o monarcas. Maquiavelo de una ciencia absolutista. Son los
lo político a lo sexual. Ahora el supo darse cuenta de que la política grandes metarrelatos los que se
cuerpo es el centro de la represión, era un principio arquitectónico esfuman en torno al sujeto y al
en nombre de Dios «depositado en mediante el cual se construían Estado como realizadores de la
el monarca, adquiere forma de actores globales que operaban en razón, de las utopías. Todo ha
cuerpo (Del Búfalo, 1993; Roiz, 1992). una dimensión diferente (Roiz, muerto: especialmente la política y
Durante toda la edad media 1992). Occidente gana así, la lo político. En lo político, en «un
también se hicieron presentes los elaboración no sólo de una teoría vistazo en clave postmoderna» y
discursos de la justicia en el cuerpo del Estado sino además, la teoría de cita a Rigoberto Lanz cuando
del hombre, representado en el la Soberanía desarrollada luego por afirma:
cuerpo –Estado- sea ésta como Locke y por Hobbes, la teoría de la
Justicia Divina o bien como Justicia territorialidad y la teoría de la guerra «Parece que el gran proyecto de
la ilustración supuso siempre
Terrenal, como «...leyes de la como legítima defensa, la teoría de una expresión privilegiada en el
naturaleza según la cual estamos las relaciones internacionales, o, en campo político... todo el «hu-
obligados a transferir a otros, los todo caso, la teoría de legitimación mus» sociocultural del iluminis-
derechos que, retenidos, perturban del poder político y los cambios en mo se va a concentrar en el es-
la paz de la humanidad...» (Hobbes, la propiedad territorial. pacio de lo político. De este
modo, prototipos tan potentes
1994:118), o como leyes naturales De la teoría maquiavélica se como «historia», «sujeto», «pro-
metafísicas y divinas que hacen desprende también el discurso del greso», «humanismo», «tecno-
síntesis tanto en San Agustín como cuerpo político barroco, lleno de ciencia», «razón», van a encon-
en Santo Tomás. Pero en San coerción y fuerza legalizada como trar encarnación viviente en el
escenario de lo político» (Lanz,
Agustín, según la interpretación de uso oficial. Los límites estatales son 1993:2)
Parada, todo está claro: todos los los del Yo (Nacional), una suerte de
caminos conducen a Dios, todos los «cuerpo nacional», como todos los
cuerpos. La libertad del hombre es cuerpos, con sus propios límites. Vemos entonces que hay una
sólo para escoger la gracia que Sería una suerte de organicismo lógica de lo político que hoy se
conduce a ese hombre libre por el político que más tarde desarrollarán derrumba, como los grandes
camino de la salvación. las escuelas geopolíticas. El Cuerpo metarrelatos. El discurso acerca de
está representado en el mapa y el las teorías de legitimación e
1.3-. Del Estado del Cuerpo mapa es el gran instrumento de la institucionalidad de la soberanía
al Cuerpo del Estado: Maquiavelo Guerra. De toda esta línea discursiva, anda rodando sin sujeto, centrado
Para Parada, Maquiavelo recoge Parada concluye que ese es el origen en una especie de metadiscurso que
la tradición teórica y política tanto teórico del Estado moderno, hoy habla del discurso. Parada insiste en
del mundo griego como del romano desbordado en su realidad, si bien, a que ese es el mundo posmoderno del

Aldea Mundo, Año 5 No. 9


LA R E L A C I Ó N S U J E TO , D I S C U R S O Y P O D E R . LA BIOPOLÍTICA, LAS FRONTERAS Y LAS RELACIONES INTERNACIONALES/ 73-78

76
discurso y del cuerpo, cuya única vigencia, entendidas como adya- internacional, base de las relaciones
representación es la de un cuerpo cencia al límite. No existen fronteras Estado-Estado, con agendas que
dócil y fragmentado, escindido, y los que aparecen como problemas atendían a problemas como los de
gobernado; son las democracias limítrofes hoy, constituyen el viejo soberanía, defensa, identidad
(instrumentales, con poder del esquema de lo que se llamó nacional, derechos humanos,
Estado) sin discurso y sin cuerpo, «geopolítica» en el siglo XX, que, refugiados políticos. La agenda
categorías que hoy parecen más al parecer, hoy resurge, en el contexto global y postmoderna es otra. Se
metafísicas, llenas de «intención» de un mundo globalizado y trata de problemas geoeconómicos,
vacía. Muerto el sujeto, se murió su massmediático, como una posibili- a la cabeza de los cuales aparece la
discurso, muerta la modernidad que dad, entre otras, de proponer agenda ambiental y las migraciones,
lo engendró, ella no es más que «una transformaciones de los lazos el desempleo, la agenda de recursos
gran metáfora del tiempo», como sociales, de las lógicas culturales para el mercado, el intercambio sin
diría Lanz (1993), hoy sin futuro y nacionales y de las discursividades aranceles, los llamados procesos de
casi sin presente. Acerca de la internacionales, por ende, despliega cooperación e integración, la
democracia también se puede decir una nueva política. Habrían nuevos descentralización. El viejo esquema
que algo anda suelto sin sujeto, sin ámbitos de intermediación de los de la Organización de Naciones
historia, sin progreso y sólo apagada Estados-nación, que en su posible Unidas y su Secretaría de Seguridad
a su último grito, el discurso tecno- disolución, ocupan un espacio ha cambiado, el GATT (Acuerdo
burocráctico. A la democracia, importante en los debates de la General sobre Aranceles y
muerta, porque su base, la posmodernidad. Comercio) parece anticuado y es
representación, ha sido abatida, sólo Se habría saltado entonces de la sustituido por otras instituciones.
le quedan espacios de lo que hoy se Geopolítica del Estado-Centrismo al Habría que decir que, en las
denomina Ecodemocracia, asumida llamado Multicentrismo, a la dimensiones culturales y
como Ecopolítica de los espacios Globalización y a la Integración, y geopolíticas de hoy circula con
societales, como serían la familia, la de la Geopolítica a la Geoeconomía, fuerza el auge massmediático y la
escuela, el hospital, la comunidad, donde la realidad ya no se ve bajo el fragmentación social, así pues, las
como espacios «descentralizados» paradigma realista, sino bajo el relaciones internacionales se
de autogestión, autogobierno, paradigma de la complementarie- enfrentan al propio agotamiento de
solidaridad y autonomía. Para dad, de la interdependencia. Se ha los modos de organicidad en cuanto
Parada, ese sería el asomo de una pasado del Estado Hemisférico al a los mecanismos de dominios y/o
gran utopía democrática frente al Estado Regional Global. Así enten- subjetivación en torno a las
derrumbre de los grandes sistemas. dería Parada las megatendencias que nociones duras de la modernidad,
caracterizan la discusión actual. tales como: progreso, autonomía,
1.5-. Del Estado-nación al Al igual que otros analistas, el derechos humanos y pacto social.
Estado-región: Cuerpo Gigante: autor plantea que los límites del Lo que quedan son gobiernos
Estado-región no se imponen por pero sin Estado, gobiernos con
«El Estado-Nación se ha con-
vertido en una unidad antinatu- mandato político. Son delineados problemas de gobernabilidad,
ral, incluso disfuncional para la por la mano invisible del mercado atrapados en su incapacidad de
organización de la actividad hu- mundial de bienes y servicios, no negociar, frente a la violenta fuerza
mana y el manejo de los flujos representan amenaza alguna para las del mercado en donde lo real es
económicos en el mundo sin
fronteras. No representa una co-
fronteras políticas porque ellas ahora virtual. Vivimos pues, desde
munidad genuina, compartida, desaparecen a la luz del mercado. la mirada fatalista, la era del vacío,
de intereses económicos; no Ha desaparecido la política y con el imperio de lo efímero (Lipovetski,
define corrientes significativas ella su actor fundamental: el Estado, 1986, 1990), con el último discurso
de la actividad económica. De o al menos, un estilo de hacer política de una ideología efímera, como el
hecho, pasa por alto los lazos
verdaderos y las sinergias exis- y una manera de hacer valer la concepto de democracia y el de
tentes entre los sectores actuación del Estado. Lo que ahora mercado, donde las referencias del
poblacionales desiguales al se asoma es un cambio en la relación Yo individual y del Yo Colectivo
combinar proporciones de la ac- Espacio-Poder-Estado, por una han desaparecido. No obstante,
tividad humana con niveles de
análisis erróneos». (Omae,
relación Espacio-Poder-Recurso. Es surgen diversas miradas sin centro,
1993:11) el imperio de lo Geoeconómico lo sin linealidad futurista, las mismas
que está en disputa. nos indican la pérdida de toda
A partir de esa cita de Kenichi temporalidad estática y hegemó-
Omae, Parada nos expone que el 1.6.-Globalización, nica, si bien para Parada, es el mundo
gran objetivo del Estado Nacional globopostmodernidad de la imagen, mundo semiótico,
ha perdido su naturaleza, no está en vs relaciones internacionales: mundo del sentido y la virtualidad,
las alturas de la nueva realidad, en Se expone que se habría llegado un mundo sin lenguaje, pero con
donde las fronteras han perdido al fin del Estado Maquiavélico imágenes, siguiendo a Lyotard,

Aldea Mundo, Año 5 No. 9


LA RELACIÓN SUJETO, DISCURSO Y PODER. LA BIOPOLÍTICA, LAS FRONTERAS Y LAS RELACIONES INTERNACIONALES/ 73-78

77
afirma que el sujeto murió y con él
sus grandes metarrelatos. Habría que
En estas nuevas geográfica, geopolítica y en las
teorías de las relaciones internacio-
plantear si más bien los que existen dimensiones el término nales, es el punto de partida de este
son nuevos lenguajes, en los que las ensayo. Se plantea que las relaciones
imágenes narran nuevos procesos, frontera estaría ampliando socio-espaciales fronterizas han sido
dinámicas particulares y múltiples objeto de una cadena de discursos
de ser sujeto. su significado y dejaría político-económicos, los cuales
Según Parada, la agenda geoeco- de ser sólo parte de un cambian según se altere el nivel de
nómica de la «globopostmoderni- importancia política, geopolítica y/
dad» tiene como aspecto prioritario discurso geopolítico o económica en el mundo, en el
los problemas ambientales, que contexto del «nuevo discurso
aparecen como problema «políti- para adquirir globalizador» en el que se pasa de
co», diplomático, multilateral, es una
problemática Global y Regional: significaciones socio- la relación espacio-poder, entendida
como idea fuerza de lo geopolítico,
problemas climáticos, de la capa de antropo-ambientales. a una relación espacio-recurso como
ozono, de la contaminación oceá- una idea fuerza de la geoeconomía
nica, de la pérdida de biodiversidad, y de la geoestrategia.
de las tecnologías inseguras, de la singularidad y/o especificidad. Lo Como intratextos de estos
deforestación. El medio ambiente «corpóreo» terminó universal discursos aparecerían, según Parada,
«integra», en una integración desin- abstracto, sin ningún principio formulaciones ideológicas, dentro
tegrada. Es el asomo de una agenda estético ni respeto a la diferencia. de la paratextualidad, como la de
global que escapa a lo estrictamente Parada trabaja los planteamientos de seguridad y defensa y la misma
nacional. Este sería el nuevo Giddens (1991) y expone que esto seguridad nacional, las cuales
discurso a analizar. Sin embargo, lo se da porque la modernidad como emergen en coyunturas internacio-
global no es homogeneidad, ni orden post-tradicional transforma el nales, signando el comportamiento
absoluto control, al contrario, traza tiempo y el espacio, libera la vida político de los gobernantes que ven
distintos territorios sociales de social de las prácticas preestable- la frontera como el límite y como el
dominio y nuevos controles. cidas, como condición para articular espacio de conflicto.
«las relaciones sociales en ámbitos En otras oportunidades,
2-. Segundo Discurso: Siete extensos de tiempo y espacio, hasta esencialmente en los discursos
componentes de la biopolítica llegar a incluir sistemas universales» económicos, geoconómicos y de
A manera de introducción se (Giddens, 1991:33). La universa- desarrollo regional, los socio-
realiza un trabajo de síntesis lidad también significaría que nadie espacios fronterizos aparecen, no
exegética del texto de Agnes Séller puede obviar los mecanismos como espacios de conflicto, sino
y Ferenc Feher titulado «Biopolítica: denominados por este autor como como espacios de inversión. Se
La Modernidad y la Liberación del el «desenclave» y la «reflexividad acepta entonces el concepto de
Cuerpo». De esta exégesis se institucional», junto a la reorgani- desarrollo regional fronterizo,
trabajan siete componentes de la zación del tiempo y el espacio con especificando en lo regional fron-
biopolítica, desde el propio cuerpo sus aspectos locales, mundiales y terizo, los espacios subnacionales.
o sujeto biopolítico hasta el llamado cotidianos. Es, la interpretación que Estos discursos forman parte de un
cuerpo político, pasando por sus hace Parada de Giddens, la difusión gran paradigma, el integracionista.
distintas manifestaciones como el mundial de la modernidad, es una El autor insiste en que la importan-
radicalismo, el universalismo, la dialéctica de lo local y lo universal, cia de la integración es obvia cuando
enfermedad, la salud y el ecologismo. donde, el primer universal es «lo hablamos de socio-espacios fronteri-
El leit motiv de este ensayo lo corporal», es el texto impreso, la zos, ya que ello da al traste con los
constituye la idea de que cada una señal electrónica y la «intromisión viejos esquemas de la geopolítica y
de estas expresiones biopolíticas de sucesos distantes en la conciencia la seguridad y defensa, incorporan-
arrancan con el propio surgimiento cotidiana» y una entidad universal do nociones y conceptos interesan-
de la modernidad por lo que es del propio yo. (Parada, 1996: 119). tes para la discusión, como el de
necesario hacer una lectura de ésta «integración fronteriza» para
más allá de su mera expresión 3-. Discurso, Frontera referirse a la integración binacional
política e institucional. y Relaciones Internacionales o bilateral y «Zonas de Integración
De este punto del trabajo El cambio de los paradigmas Fronteriza» (ZIF) para implantar
rescatamos algunos elementos Estado-Centristas al Globalizante y políticas concretas en materia
planteados en relación al universa- especialmente las transformaciones económica.
lismo abordado desde la acusación en el discurso sobre los socioes- En estas nuevas dimensiones el
que se le hace a la llamada razón pacios fronterizos en la ciencias término frontera estaría ampliando
universalista de obviar cualquier social, política, económica, su significado y dejaría de ser sólo

Aldea Mundo, Año 5 No. 9


LA RELACIÓN SUJETO, DISCURSO Y PODER. LA BIOPOLÍTICA , LAS FRONTERAS Y LAS RELACIONES INTERNACIONALES/ 73-78

78
parte de un discurso geopolítico para Para los investigadores se haría
adquirir significaciones socio- necesario recrear y develar los
antropo-ambientales. También discursos, a la luz de los actuales
estaría dejando de lado las viejas paradigmas teóricos-epistemoló-
concepciones de la seguridad y gicos de la ciencia social de hoy. La ARISTÓTELES (1982): La PPolítica
olítica
olítica. Edit. Aguilar.
defensa que «decaen de la primera aclaratoria que habría que España.
hegemonía de lo económico, para hacer es parte de la respuesta a las DEL BUFALO, Enzo (1993): Utopía, Mer-
refugiarse, como último recodo, en interrogantes de por qué un discurso Individuo. Trabajo
cado e Individuo
una nueva concepción de la y qué importancia tendría desentra-
mimeografiado, UCV, Caracas.
seguridad y la defensa: seguridad ñarlo. Todo discurso se manifiesta a
social, ambiental, agroalimentaria, través de la significación (signifi- HOBBES, Thomas (1984): Leviatán. Fondo de
económica; seguridad democrática, cante-significado) que adquieren las Cultura Económica, Argentina 1994.
que incluye a la defensa, por sólo expresiones, los códigos, las LANZ, Rigoberto (1993): Lo político: un
como uno de sus componentes. La nociones, los conceptos y las vistazo en clave
síntesis geoeconómico-estratégico categorías en una práctica discursiva
(espacio-recurso) es la nueva que se traduce en textos cargados, posmoderna
posmoderna. Trabajo mimeografiado,
dimensión discursiva del poder» con frecuencia, de ideologizacio- Doctorado FACES-UCE, Caracas.
(Parada, 1996:126). nes. Detrás de estos textos se LANZ, Rigoberto (1993): La utopía
Y continua nuestro autor, esconden otros discursos: intra, para postmoderna.
postmoderna Trabajo
diciéndonos que los discursos, y transtextuales, que se manifiestan
mimeografiado. FACES-UCV, Caracas.
entendidos aquí como texto, expresándose en el recorrido de la
cambian cuando se modifica o relación signo-símbolo y síntoma, LIPOVETSKI, Gilles (1991): La era del va-
alteran los contextos, es decir, las además del lenguaje. Esta manera cío. Cuadernos Anagrama, Barcelona.
cío
relaciones internacionales, propó- de desmontar el discurso –usada con LOCKE, John (1990). Segundo Tratado
sito de las actuales formas frecuencia en la semiótica de la
sobre el Gobierno Civil
Civil. Alianza
transnacionales. Las fronteras, publicidad o la literatura- es la
después de la guerra fría y la estrategia que se plantea usar Parada Editorial, Madrid.
finalización de la contradicción para desmontar la carga ideológica MAQUIAVELO, Nicolás (1990). El Príncipe
Príncipe.
Este-Oeste serían otra cosa. Para la de los discursos políticos-econó- OMAE, Kenichi (1993): «Del estado nación al esta-
economía de mercado, por ejemplo, micos, lo cual supone que cada uno do región». En: Revista de Ciencia
no existen como tales, de manera que de los textos geopolíticos, geoeco-
pensar en un mundo globalizado es nómicos, utilizados con demasiada olítica.
P olítica
de hecho, sin fronteras e integrado frecuencia para caracterizar a los ROIZ, Javier (1992): El experimento mo-
(transfronterizado). Sería casi como espacios de fronteras y su vincula- derno. Editorial Trotta, Barcelona.
derno
asistir a una sociedad sin estado, ción con lo que ocurre en el mundo, SELLER, Agnes y FEHER, Ferenc (s/f):
democrática y descentralizada, en están cargados de síntomas que sola-
Biopolítica: La Modernidad
donde lo que interesa son las mente aparecen al leer el contexto y
relaciones entre espacios, recursos los modos de enlace e integración, y la Liberación del Cuerpo
Cuerpo.
y globalización. Leer estos textos en los que están inscritos: las rela-
(discursos) en estos contextos e ciones económicas internacionales.
indagar lo que hay de transtex- Los nuevos contextos de dichas
tualidad en ellos sería leerlos como relaciones, crean nuevas teorizacio-
signos, síntomas de unas relaciones nes y como ha ocurrido con los
internacionales en las que están enfoques estado-centristas propios
inscritos. Sería entender el síntoma de la posguerra, esconden los Trabajo realizado por María
de sus realidades y lo que tienen enfoques geopolíticos y geoestraté- Eugenia Bello de Arellano
como signos y símbolos de esas gicos. Detrás de la globalización se y Aliria Vilera de Girón.
Docentes de la Universidad
realidades (como discursos de lo escondería la ideología de mercado
de los Andes-Táchira,
real), en tanto como mitos, y la geoeconomía. Ello formaría compañeras de trabajo y
mitogemas teóricos que esconde parte de toda una resemantización estudios doctorales,
ideologizaciones más profundas, a del discurso político y democrático, respectivamente.
saber «identidad», «nacionalidad», que necesita ser sujeto de análisis
«seguridad», «defensa», «geopolí- trans-textual, pero en el contexto de E-mail: canalete@hotmail.com
avilera26@hotmail.com
tica», «geoestrategia», etc., a decir las relaciones económicas interna-
de Parada, «perogrulladas teóricas cionales. Su incidencia sobre los Fecha de recepción:
que pasan como discursos espacios fronterizos, o en todo caso, mayo 2002
Fecha de aprobación definitiva:
consistentes, operando como para- sobre las realidades binacionales,
junio 2002
textualidad» (Parada, 1996:127) pareciera ser obvia.

Aldea Mundo, Año 5 No. 9