Está en la página 1de 4

Los mapas se identifican de la siguiente manera:

Mapa físico: Es la representación del relieve de una zona o un conjunto de regiones, como,

por ejemplo, sus valles, ríos, montañas, etc. En el mapa físico aparecen los ríos, las

montañas y demás accidentes geográficos. Muchas veces los colores de un mapa señalan

diferencias de altura y, en algunos casos, de vegetación. A un lado del mapa o en la parte

inferior hay indicaciones que explican lo que significa los colores, estas indicaciones se

llaman referencias o acotaciones.

Mapa político: Es la representación gráfica que muestra cómo se dividen los países,

ciudades o localidades entre sí. Es el que hace referencia a la división política del mundo, o

bien, de un país, estado, o municipio. En los mapas políticos se muestran los límites entre

países o entre estados, así como las capitales y otras ciudades importantes, además de las

divisiones comunales. También aparecen todos los ríos y montañas principales.

Otros mapas

Hoy, gracias al avance tecnológico es posible encontrar una gran diversidad de mapas, con

diferentes usos como por ejemplo:

Mapa Físico Geográfico: Mapa de múltiples usos. Contiene información sobre la

orografía, hidrografía, red vial, poblaciones y otras de carácter geográfico de un territorio


Mapa o carta edafológica: Muestra las propiedades físicas, químicas y biológicas del

suelo para determinar cuestiones como su desertificación y contaminación.

Mapa geológico: Sirve para identificar los manantiales, las rocas, fallas del suelo,

volcanes, así como las zonas donde se encuentran minerales, como el oro, la plata y el

cobre, entre otros.

Mapa climático: Identifica las áreas delos diferentes grupos climáticos del país

Mapa urbano: Registra lo mejor posible las zonas urbanas y vías de comunicación.

Mapa topográfico: Contiene información en detalle de los accidentes geográficos

naturales y artificiales de la superficie del suelo y curvas de nivel.

Elementos de un mapa

Todo mapa debe tener una serie de elementos imprescindibles para ser entendido y
analizado.

Pero, además de los elementos más clásicos existen varios componentes dependiendo del
tipo de mapa al que nos refiramos.

1- Título

Sirve para indicar el contenido del mapa. Es fundamental para entender el contexto
cartográfico.
En ocasiones el título no es suficiente y va a acompañado de todo un elemento gráfico más
complejo como lo es una portada.

2- El punto cardinal

Para permitir la orientación debe contener los puntos cardinales: Norte, Sur, Este y Oeste.

Estos permiten ubicar al lector del mapa en un contexto real que pueda determinar de forma
natural. También permite conocer la dirección de las cosas.

3- Coordenadas geográficas

Son los ángulos o arcos imaginarios que determinan un lugar con exactitud dentro de su
sistema geográfico. Son importantes para determinar localización y posición.

Estas referencias de longitud y latitud, suelen darse con respecto a la ubicación real en
relación al ecuador y al meridiano cero o de Greenwich.

El ecuador es la línea horizontal que divide a la tierra en el hemisferio norte y el hemisferio


sur. De este se despenden los trópicos y los círculos polares, que suelen determinar áreas
climáticas y estaciones.

Mientras que el meridiano cero es el punto de partida a diferentes líneas verticales que
miden en grados una distancia equiparable. Por él se miden las zonas horarias.

4- Escala

Corresponde a la relación que existe entre las medidas del mapa y las correspondientes en
la realidad. La escala indica la fidelidad a las distancias.

Para que esta escala pueda ser entendida debe indicarse la cantidad de veces que una
medida básica, como un centímetro, indica una medida mayor, como un kilómetro.
5- Leyenda

Es la que indica de forma clara y concisa qué representa cada símbolo y medida usada
dentro del mapa.

Sirve para explicar los elementos encriptados que no caben en su extensión dentro de la
representación en menor tamaño.

6 – Simbología

Para que el mapa pueda contener gran cantidad de información de fácil lectura debe tener
símbolos. Estos, son pequeños rastros marcados con significados propios.

Algunos símbolos se han convertido en convencionalismos.

Las líneas, puntos de colores, formas geométricas, curvas de nivel y zonas resaltadas son
varios de los más usados.

Estos pueden representar ríos, carreteras, límites estatales o fronteras.