Está en la página 1de 5

La adolescencia:

¿EVOLUCIÓN O ACONTECIMIENTO SIMBÓLICO? Fabiana Bertin - Néstor Aliani.

¿A qué concepto remite la noción de adolescencia?

Habitualmente remite al concepto de desarrollo, crecimiento y evolución biológica, o sea a pubertad. Al desarrollo
biológico que se llama pubertad.

¿Cuál es el autor desarrollista que nombra el texto?

Piaget.

Caracterice según este texto el conocimiento para Piaget.

Es una competencia individual, capacidad natural, evolutiva y progresiva.

¿Qué efectos han tenido en las prácticas pedagógicas estos conceptos piagetianos?

Una mirada homogeneizante de la educación. Todos nos desarrollamos al mismo ritmo y también se espera ese
ritmo y esas estructuras a determinada edad, y si el niño o adolescente no las cumple se la considera una patología o
una incapacidad y por lo general, se los derivaba a escuelas especiales.

La constitución de un niño particular. En el sentido de pensar lo normal y lo patológico, el que alcanza y el que no
alcanza cierta expectativa.

Un formato de escolaridad normalizante y una expectativa en relación a una serie de competencias que deben
tener los jóvenes. En la adolescencia se espera la adquisición del pensamiento formal, poder operar con ideas
abstractas o sistemas lógicos y construir teorías.

¿En qué discrepan estos autores, Bertín y Aliani, con respecto de la mirada piagetiana del adolescente?

No coinciden con el tema de la personalidad incipiente y también con que en la adolescencia estaríamos frente a una
estructura, o se pondría en juego una estructura diferente. Cuando hablan de estructura, no se refieren a la
estructura cognitiva, ellos hablan de estructura psíquica, que se da en la niñez y se reedita, se redefine, o resignifica
en la adolescencia.

¿A qué concepto estructurante del psiquismo nos referimos?

Al Complejo de Edipo. El complejo de Edipo es una experiencia por la que todos pasamos, es universal, aunque la
trayectoria, la historización del Edipo, en cada uno, uno es singular, única y diferente. Los avatares del Edipo, donde
se dan celos, a la madre o al padre, relaciones de amor odio, o sentimientos ambivalentes, son diferentes en cada
sujeto. Lo que es igual para todos es que el Complejo de Edipo es estructurante del psiquismo. La estructura del
psiquismo de la que hablamos es la estructura que nos constituye como sujetos deseantes en la infancia y que se
reedita o resignifica en la adolescencia.

Esta es la gran diferencia entre los desarrollistas y los psicoanalistas, no habría una estructura mayor, más
desarrollada, diferente, sino simplemente, la misma que se estructuró en la infancia y que se vuelve a significar, se le
da otra vuelta, pero es la misma.

La adolescencia no es el resultado de una evolución sucesiva y natural que alcanza al pensamiento formal que
posibilitaría una reconciliación con la realidad. Esta es otra diferencia, para el psicoanálisis la realidad es psíquica, no
hay un adentro y un afuera, cada sujeto significa ese real, que sería la irrupción de la sexualidad en el cuerpo, pero no
estaría tan disociado el adentro y el afuera. Son conceptos que tienen que ver más con una tensión entre la
separación y la alienación que con un adentro y un afuera. Todos nos vamos a constituir a partir de un otro, pero ese
otro y nosotros es una unidad, lo que va a separar esa unidad es un acontecimiento del orden de lo simbólico, no va a
ser algo empírico.

¿Dónde ubicarían lo real en el tema de la adolescencia?


Lo real está dado por eso que irrumpe, los cambios hormonales que irrumpen en el cuerpo. Es lo que se siente pero
que no se alcanza a poner todo en palabras, la sexualidad y la muerte son reales que no se pueden terminar de
definir con palabra y con imágenes. Nos acercamos, lo bordeamos.

Ni el adolescente constituye una personalidad incipiente a partir de un proceso de estructuración diferente. Para
estos autores el adolescente va a reeditar su trayecto edípico que sería un complejo estructurador del psiquismo que
se hace factible a partir de la significación fálica.

¿A qué se llama el concepto lacaniano significación fálica?

Significante fálico y significación fálica no es lo mismo. ¿Cuál es el nudo que separa la célula narcisista? La castración.
En esta materia tenemos que tener la noción de castración. Vimos algo en Freud y tienen otro texto obligatorio que
son las clases de Kuri.

¿Qué es el falo para Freud?

La premisa universal del pene. Es una fantasía de los niños, que dividen entre quienes lo tienen y quienes lo
perdieron. La castración no es del orden de lo empírico, un hecho constatable, sino que es del orden de lo simbólico,
es una representación psíquica de que al pene no lo tiene más, se lo cortaron.

Ahora, en Lacan, la cuestión del falo tiene que ver más con “ser o tener el falo”. El falo en Lacan es una clave para leer
la subjetividad o por dónde va el síntoma. No es lo mismo posicionarse subjetivamente como el falo del otro, es decir,
el que completa el deseo del otro, donde hay una alienación, donde el sujeto todavía está pegado al deseo de la
madre, a cualquier edad, que haber pasado por la castración, haber aceptado las leyes de prohibición del incesto y la
ley de prohibición del parricidio y aceptar que se debe buscar un objeto exogámico, por fuera de lo familiar, y que a
su vez, ese objeto me puede llegar a dejar, o sea, aceptar esa falta, esa separación. Estos distintos posicionamientos
están en relación al concepto falo, que es el significante de la falta.

El significante fálico, o sea el falo, es una clave para la para leer los síntomas. La significación fálica sería el producto
de la metáfora paterna. Esto tiene que ver con el Edipo en Lacan.

El Edipo en Lacan tiene tres tiempos, en un primer tiempo no hay una diferenciación entre la mamá y el hijo. El hijo
estaría ocupando un lugar fálico, es lo que completa el deseo de la madre, lo que colma el deseo de la madre, por
eso es una unidad narcisista. Ese sujeto es indiferenciado, no tiene conciencia de un yo-no yo, la libido es
indiferenciada. La madre es una madre fálica, porque es una madre completa. El niño ocupa el lugar de falo, en el
sentido de eso que completa el deseo. Allí no hay falta, es una unidad.

El segundo tiempo es el del padre privador, es el padre como agente de la ley, de la ley de prohibición del incesto,
que va dirigida hacia el hijo: no te acostarás con tu madre, y hacia la madre: no reintegrarás tu producto. En esta
etapa el padre detenta la ley.

El tercer tiempo es el del padre habilitador, porque el padre acepta la ley como una terceridad. Todos deben
someterse a esa ley, inclusive él mismo. El padre acepta que no es completo, también acepta la castración. Da la
posibilidad al hijo de ser un sujeto de deseo. Todo esto tiene que ver con una cuestión estructural.

El Edipo es una noción estructural, es la base del psiquismo, cuando decimos estructura, pensamos en un conjunto
de relaciones que relacionan distintos elementos del todo.

Los elementos de la estructura edípica son una triada, el padre, madre y falo (hijo).

¿Qué es lo diferencial para Bertín y Aliani en este período? ¿Qué es lo que puede un adolescente que no puede un
niño?

La reproducción sexuada. Eso tiene que ver, dice el texto, con un real que irrumpe en el cuerpo y que necesita ser
significado. Un cambio hormonal que obliga a poner en juego la función simbólica de la paternidad … y yo diría, la
castración, porque la paternidad está en relación a que el padre es el agente de la castración.

¿Qué es la castración en este texto?


Es algo nodal la castración en este texto, no es la castración de Freud. Porque el sujeto que no pasa por la castración
no puede salirse del deseo de la madre, superar el narcisismo. La castración, es la separación dolorosa de la madre,
que es necesaria para entrar en lo social dejando lo familiar, para poder elegir un objeto exogámico.

¿Cuál es la función del padre?

Ser agente de la castración, separar la célula narcisista madre-hijo, que posibilita la falta y habilita la ley del deseo. El
deseo te pone un límite: con la madre no, pero te habilita con cualquier otra.

¿Freud utiliza en sus textos el término adolescencia?

No, utiliza los términos pubertad (biológico) y juventud (biológico y lo social – posibilidad de elección de un objeto
exogámico).

¿Cómo define Freud la latencia y qué pasa, en esta etapa, con la sexualidad infantil?

Período que establece una separación entre la infancia y la pubertad en el cual, las expresiones de la sexualidad
infantil, normalmente caen bajo la represión. Además, se instalan los diques anímicos que son el asco, la vergüenza y
la moral. Con la declinación del Edipo, se intensifica la represión, se pone en juego la amnesia infantil, y se constituye
el superyó, que va a inscribir un mandato que tiene que ver con la ley de la prohibición del incesto.

La sexualidad cae bajo la represión, se disminuye la sexualidad, se desexualiza la relación de objeto, predominando la
corriente tierna hacia el objeto, aparecen los diques anímicos, se niegan las primeras identificaciones y se produce la
sublimación.

La sublimación es el cambio de meta de las pulsiones sexuales hacia actividades reconocidas socialmente. Es uno de
los destinos de la pulsión. Cambio de meta sexual a una valorada socialmente (arte, ciencia, deportes, etc.)

¿Qué se reedita en el pasaje de la latencia a la adolescencia? ¿A qué se refiere con: “experiencia que como
acontecimiento tiene por objeto hacer posible un espacio habitable”?

Al Complejo de Edipo. ¿Por qué es necesario pasar por el Edipo y la castración, para poder habitar un espacio en lo
social?

El espacio de la unidad narcisista, pegoteado a la madre, no es un espacio habitable, porque es un espacio de


muerte, en el sentido de sujeto deseante, porque cumple el deseo de la madre. Hacerse un espacio en lo social es
posible en la medida que con la madre no, no volvernos al útero. La relación con el partenaire es social y se da en la
adolescencia y, además, encontrar lugares en lo social. Hay chicos, por ejemplo, que tienen plata para irse a estudiar
afuera y no se van porque no pueden, no pueden salirse del seno familiar donde se sienten seguros y protegidos. No
sólo es buscar una novia, además es el estudio, el trabajo, etc. distintos objetos que no están referidos a lo familiar y
dejar de ser el complemento libidinal del otro.

Ser sujeto es algo relacionado con la tensión entre alienación separación. Nuestros padres nos transmiten miedos y
deseos, pero cada uno tendrá que ir resignificando todo eso y viviendo una vida otra, una vida singular.

Esa experiencia refiere al Complejo de Edipo, estructurador del psiquismo, necesario para poder separarnos de lo
materno, incluirnos en la sociedad como uno más, y no quedar atrapado en lo familiar como el falo del otro, como
aquello que completa el deseo materno.

Lacan va a diferenciar la sexualidad de la sexuación. Cuando habla de sexuación se va a referir a fórmulas


matemáticas y de ahí, la palabra función. Cuando habla de la palabra función, por ejemplo, función fálica, se refiere a
algo que relaciona términos. El pensamiento lacaniano tiene que ver con el pensamiento estructuralista, no
desarrollista. Está pensando en estructuras a partir de las cuales nos constituimos como sujetos deseantes.

¿Qué posibilita la función fálica?

El descubrimiento de la falta en el otro, es decir, el gran otro, que es la madre, es un ser deseante. Cuando el sujeto
se da cuenta que la madre es un ser deseante, ahí puede darse cuenta que ella también es castrada, en el sentido de
que hay algo que le falta, por eso desea.

¿Qué efectos tiene acatar la prohibición del incesto?


El efecto es la entrada en lo simbólico, el sujeto puede existir como ser social, nos aparta del estado de naturaleza, de
lo instintivo y azaroso, nos introduce en un régimen de códigos y reglas que organizan la estructura social y de
parentesco que son necesarias para la continuidad del grupo. Si seguimos en la célula narcisista somos un todo con
la madre, pero cuando se separan, porque viene el padre a separar, paso a ser hijo de ese padre y de esa madre,
tengo un lugar en lo social empezando con ese lugar de hijo, también puedo tener un lugar de hermano, primo, tío.
Son lugares simbólicos, que tienen que ver con una regulación de parentesco.

En el estadio del espejo se constituye el registro de lo imaginario, el niño es un falo imaginario. Lo simbólico estaría
en la mirada de la madre, pero todavía no está dada la separación que la va a producir la castración. La instauración
de la ley de prohibición del incesto se va a dar con la constitución del superyó. Estamos hablando de cuando el niño
empieza la escuela, allí empieza a tener el lugar simbólico de alumno.

Seguimos con los efectos de la instauración de la prohibición del incesto.

Introduce un orden en el caos y limita el impulso sexual primitivo. La cuestión sexual infantil tiene que ver con la
sexualidad polimorfa, con las pulsiones sexuales desordenadas y dirigidas hacia un objeto sexual incestuoso. Esto
pone límites.

Otro efecto es la instauración de lo simbólico. Algo que nombra lo ausente. Tiene que ver con lo representacional.
En la célula narcisista el sujeto tiene representaciones imaginarias porque todavía no se ha constituido el registro de
lo simbólico, que aparece con la castración.

¿Qué supone y qué vehiculiza la ley del incesto?

Relación entre la prohibición del incesto y el complejo de Edipo.

¿La instauración o la inscripción del incesto es natural, espontánea, igual para todos?

¿Qué ordena lo psíquico?

La castración y la instauración de la ley del incesto. Es con esta sí y con esta no. Te marca un orden. Se ordena, se
organiza el psiquismo. Con todas sí, con la madre no. Al padre no se lo puede matar, por lo tanto, tampoco se puede
matar a nadie. Se dice que cualquier asesinato refiere es un parricidio.

¿Qué enigmas surgen a partir de la castración?

enigmas que se relacionan con el nacimiento, la muerte y el ser

¿Qué efectos tiene infringir este tabú?

Amenaza la existencia del grupo y libera lo ominoso, lo horroroso.

La mayoría de estas relaciones termina en la muerte, por eso decimos que amenaza al grupo, también desde lo
genético tienen problema los hijos de relaciones incestuosas.

Lo que viene con el mandato también es el castigo. En Freud se ve en “la amenaza de castración”, con la madre no, y
allí aparece la amenaza, lo que va a pasar si va con la madre. Libera el horror que tiene que ver con el deseo
incestuoso.

¿En qué formaciones psíquicas encontramos huellas del deseo de transgredir la ley de prohibición del incesto?

En las formaciones del inconsciente, pero en este texto hace alusión a los síntomas. Los síntomas surgen como
formación de compromiso entre el deseo incestuoso y el mandato superyoico que dice: con la madre no.

¿En los jóvenes pacientes de Freud, a qué se ligan estos síntomas?

A las primeras experiencias sexuales. Los besos que se dio Dora con el vecino, en Elizabet al amor que le tenía al
cuñado, etc.

¿Qué supone el síntoma?

Un mensaje cifrado de una renuncia, una herida narcisista por la que no se ha podido terminar el duelo.
El síntoma habla de eso, aún no se puede renunciar en alguna medida a ese objeto.

Para vivir y hacer lazos sociales ¿qué necesita tramitar el sujeto?

Necesita tramitar las marcas que le vienen del Otro. Resabios de una ley que hace surco, que deja huella, que opera
como soporte de nuestra cultura y nuestra humanidad, y a la cual cada actor social debe poder subjetivar.

¿En qué consistían los ritos de iniciación?

Las vicisitudes sintomáticas y el sufrimiento concomitante fuera parte de un rito íntimo de iniciación a la vida adulta.

Sexualidad, rito, secreto, dolor. En sus principios, los ritos de iniciación consistían en separar al púber de la madre e
incluirlo en la vida de los adultos, y este pasaje de una etapa a otra solía implicar experiencias dolorosas.

Este texto va a hablar mucho de acontecimiento, que es algo que irrumpe y marca un antes y después. No es algo
que viene como un proceso evolutivo.

¿De quiénes necesita el adolescente para tramitar esta crisis traumática que supone el encuentro con un
parteneire sexual?

A esto lo vimos en Doltó, pero lo que agrega este texto, es que las personas que acompañan al adolescente son las
que lo nominan (lo nombran: los padres), lo inscriben en una cadena generacional (somos hijos de, nietos de, etc.).

El texto Metamorfosis de la pubertad es un texto super biologicista, pero no tiene mucha complicación. A nosotros
nos interesa más la cuestión psicológica. De ese texto hay una frase que dice: todo encuentro es un reencuento.
Vean qué quiere decir.

Pulsión: destinos.

dianaflorestaahotmail.com

Próxima identificaciones.