Está en la página 1de 25

Índice

1. Breve reseña del origen y/o principio de la calidad del agua.


2. Características del agua.
3. Factores de calidad en el agua.
4. Modos, Formas, estilos y condiciones de la calidad del agua.
5. Relación de la calidad del agua con la industria.
6. Como influye la calidad del agua en la sociedad.
Conclusión.
Bibliografía.
1. RESEÑA DEL ORIGEN Y/O PRINCIPIO DE LA CALIDAD DEL AGUA

El agua es un elemento esencial para la existencia de vida en nuestro planeta.


Todos los seres vivos somos, en mayor o menor medida, agua y necesitamos
consumirla de forma continuada para vivir.

Es por ello que la humanidad ha almacenado y distribuido agua prácticamente


desde sus orígenes. Desde las primeras técnicas de almacenaje, limpieza y
distribución hasta las infraestructuras y tecnologías actuales para el tratamiento de
aguas, reciclado de aguas y depuración de aguas ha transcurrido una larga
historia.

Los primeros asentamientos continuados de nuestros antepasados siempre tenían


lugar en ubicaciones donde hubiese agua
dulce disponible, como lagos y ríos. Y fue
entorno al agua donde se originaron las
primeras formas de sociedad, tal y como la
concebimos hoy en día.

El constante incremento de la población


humana no siempre hizo posible que estas
sociedades crecieran entorno a fuentes de
fácil acceso como lagos y ríos, por lo que las
personas se vieron obligadas a desarrollar
sistemas que les permitieran aprovechan los
recursos de agua subterráneos, dando origen a Primeros asentamientos humanos cerca de los
las primeras construcciones de pozos. ríos.

Los primeros antecedentes los encontramos en Jericó (Israel) hace


aproximadamente 7.000 años, donde el agua era almacenada en los pozos para
su posterior utilización. Como el agua había de ser trasladada de los pozos a otros
puntos donde era necesario su uso, se empezaron a desarrollar los sistemas de
transporte y distribución del agua. Este transporte se realizaba mediante canales
sencillos, excavados en la arena o las rocas.

Años más tarde se comenzaron a utilizar tubos huecos,


más parecidos a lo que son nuestras tuberías de hoy
en día. Por ejemplo, en Egipto se utilizan árboles
huecos de palmera mientras en China y Japón utilizan
troncos de bambú. Fueron precisamente los egipcios,
los primeros en utilizar métodos para el tratamiento del
agua.
Tubos huecos usados como tuberías.
Estos registros datan de hace más de 1,500 años hasta el 400 A.C. Los mismos
indican que las formas más comunes de purificación del agua eran hirviéndola
sobre el fuego, calentándola al sol o sumergiendo una pieza de hierro caliente
dentro de la misma. Otro de los métodos más comunes era el filtrado del agua
hervida a través de arena o grava para luego dejarla enfriar.

A pesar de que encontramos ejemplos anteriores, como


es el caso de la ciudad de Mohenjo-Daro (Pakistán), que
alrededor del año 3.000 a.C ya contaba con servicios de
baño público e incluso instalaciones de agua caliente, no
es hasta la antigua Grecia cuando nos encontramos con
sistemas de recogida, purificación y distribución del agua
que puedan tener ciertas similitudes con nuestros días.

En la antigua Grecia, el agua de escorrentía, agua de


pozos y agua de lluvia eran utilizadas desde épocas muy
tempranas por sus ciudadanos. Debido al crecimiento de Calentamiento del agua.
la población se vieron obligados a desarrollar sistemas más eficaces para al
almacenamiento y distribución del agua, lo que les llevó a la construcción de las
primeras redes de distribución a gran escala que requerían de unos materiales
más sofisticados, como la cerámica, la madera o el metal.

La verdadera novedad introducida por los griegos estuvo en que ellos fueron la
primera sociedad en tener un interés claro por la calidad del agua que consumían.
Por ello, el agua utilizada se retiraba mediante sistemas de aguas residuales, a la
vez que el agua de lluvia, y se utilizaban embalses de aireación para la
purificación del agua.

Los romanos fueron los mayores arquitectos en construcciones de redes de


distribución de agua que ha existido a lo largo de la
historia.

Ellos utilizaban recursos de agua subterránea, ríos y agua


de escorrentía para su uso y aprovisionamiento. El agua
recogida se transportaba a presas que permitían el
almacenamiento y retención artificial de grandes
cantidades de agua. Desde aquí se distribuía por toda la Acueducto Romano.
ciudad gracias a los sistemas de tuberías, fabricadas con
materiales tan diversos como cemento, roca, bronce, plata, madera y plomo.

La verdadera revolución llegó con los acueductos, ya que por primera vez se
podía transportar agua entre puntos separados por una gran distancia. Gracias a
ellos, los romanos podían distribuir agua entre distintos puntos de su amplio
imperio.
Por lo que se refiere al tratamiento de aguas, los romanos aplicaban el tratamiento
por aireación para mejorar la calidad del agua. Asimismo, se utilizaban técnicas de
protección contra agentes externos en aquellos lugares en que se almacenaba el
agua.

Después de la caída del imperio Romano, los acueductos se dejaron de utilizar.


Desde el año 500 al 1500 d.C. hubo poco desarrollo en relación con los sistemas
de tratamiento del agua. Esta escasa evolución, unida a un espectacular
crecimiento de la población de las ciudades, acabó desembocando la aparición de
enfermedades, que en algunos casos fueron auténticas epidemias.

Así, durante la edad media se manifestaron gran cantidad de problemas de


higiene en el agua y los sistemas de distribución de plomo. Lo más frecuente era
abocar los residuos y excrementos directamente a las mismas aguas que se
utilizaban para el consumo humano, por lo que era frecuente que la gente que
bebía estas aguas acabase enfermando y muriendo.

Pasada esta larga etapa de estancamiento, las ciudades empiezan a desarrollarse


y recuperar su esplendor en los siglos XVI y XVII. En la segunda mitad del siglo
XVIII tiene lugar la revolución industrial, en la que se experimentan el mayor
conjunto de transformaciones socioeconómicas, tecnológicas y culturales de la
Historia de la humanidad, desde el Neolítico.

Así llegamos hasta los inicios del Siglo XIX en el que encontramos el primer
sistema de suministro de agua potable para toda una ciudad completa. Fue
construido en Paisley, Escocia, alrededor del año 1804 por John Gibb. Tres años
más tarde se comenzó a transportar agua filtrada a la ciudad de Glasgow.

En 1806 empieza a funcionar en París la mayor planta de tratamiento de agua


conocida hasta el momento. Allí, el agua sedimentaba durante 12 horas antes de
su filtración. Los filtros consistían en arena, carbón y tenían una capacidad de seis
horas.

En 1827 el inglés James Simpson construye un filtro de arena para la purificación


del agua potable. Hoy en día todavía se considera el primer sistema efectivo
utilizado con fines de salud pública.

James Simpson Filtro de arena


2. CARACTERÍSTICAS DEL AGUA.

El agua como requisito necesario para vivir juega un papel primordial en el


desarrollo de todo ser vivo. Esta especie química es determinante de muchas de
las características físico-químicas y biológicas imperantes en el planeta tierra.

Este líquido fundamental contiene grandes anomalías en sus propiedades. Los


valores elevados en sus puntos de fusión y ebullición, vaporización y sublimación,
conductividad térmica, capacidad térmica, tensión superficial y constante
dieléctrica. Todas estas propiedades juegan un papel que podemos considerar
fundamental en el desarrollo de la vida.
2.1. Densidad del Agua.
La densidad del agua es 1 (exactamente 0,9999 a 20º C). La congelación del agua
es bastante distinta a la de otros líquidos. Los puentes de hidrógeno producen un
reordenamiento cristalino que hace que el hielo se expanda más allá del volumen
del líquido original, de forma que su densidad resulta menor y flota. Si no fuese así
los cuerpos de agua se congelarían en el fondo y la vida, en la forma que
conocemos no existiría.
2.2. Viscosidad del Agua.
Es la propiedad que tiene un líquido de oponer resistencia a todo movimiento, ya
sea interno o global del flujo. Es un papel fundamental de las pérdidas de carga y
por tanto juega un papel fundamental en el tratamiento del agua. Disminuye
cuando aumenta la temperatura. Aumenta conforme aumenta el contenido en
sales disueltas, por lo que es más viscosa el agua del mar que la de un río.
2.3. Calor Específico.

Es la cantidad de calor necesaria para elevar la temperatura de 1Kg de agua en


1ºC. Es la sustancia que posee mayor calor específico (4.180 J/Kg/ºC). Varía en
función de la temperatura y presenta un mínimo a 35ºC.
2.4. Calor Latente.

Cantidad de calor necesaria para efectuar el cambio de estado de la unidad de


masa previamente llevada a la temperatura que corresponda a la tensión reinante.

La energía requerida para romper un puente de hidrógeno y liberar una molécula


de agua (H20) para formar vapor, es mucho mayor que la requerida por muchos
compuestos químicos comunes. El calor de vaporización del agua es de 539
Kcal/Kg, es por ello que el vapor de agua tiene un alto contenido energético y es
un medio ideal para transferir energía.
2.5. Tensión Superficial.

Es la fuerza de tracción que se ejerce sobre la superficie del líquido. El agua tiene
una tensión superficial muy elevada debido a los puentes de hidrógeno. La tensión
superficial disminuye al aumentar la temperatura. Se mide en Newton/metro.
2.7. Conductividad.

El agua es ligeramente conductora de electricidad, aumentando su conductividad


si se añaden sales u otros materiales ionizantes. Su unidad es microsiemens por
centímetro (μS/cm).
2.8. Color.

El agua pura no es incolora, tiene un tinte azul verdoso en grandes volúmenes. El


color afecta estéticamente a la potabilidad de las aguas y afecta como colorante
de ciertos productos cuando se utiliza en su fabricación.

Las medidas de color se hacen por comparación con un estándar arbitrario a base
de cloruro de cobalto Cl2Co y cloroplatino de potasio Cl6PtK2 y se expresa en una
escala de unidades de Pt-Co (unidades Hazen) o simplemente escala Pt.
2.9. Turbidez.

Es la dificultad del agua para transmitir la luz de los materiales en suspensión,


coloidales o muy finos. Son materiales difíciles de decantar y filtrar.

La medición se hace por comparación con la turbidez inducida por diversas


sustancias. Se utilizan unos aparatos llamados turbidímetros de los que existen
varios tipos.
2.10. Parámetros físico-químicos de las aguas.

pH: Es la medida de la acidez del agua, expresada por una escala entre 1 y 14, de
forma que el valor 1 indica condiciones de máxima acidez, y 14 de alcalinidad
extrema.

Temperatura: Su influencia en la calidad del agua es debido a la relación que se


establece entre temperatura y solubilidad de sales y gases: a mayor temperatura
mayor solubilidad de iones, y menor en gases, factores ambos que degradan la
calidad de las aguas, ya que disminuyen la capacidad de disolución de oxígeno.

Oxígeno Disuelto: Es importante por la respiración celular por el metabolismo. Las


plantas, peces, microorganismos... necesitan oxígeno. Existen dos fuentes para la
incorporación de éste a las aguas superficiales: a) la atmósfera; y b) la
fotosíntesis.
Dureza: Hace referencia a la concentración de cationes (iones metálicos
positivos). Los más abundantes son el Ca y Mg.

Alcalinidad: Hace referencia a la concentración de aniones (iones metálicos


negativos). Es la capacidad de captar H+, los más abundantes son el CO3-- y
HCO3.

DBO: Demanda biológica de oxígeno. Es quien representa el requerimiento de


oxígeno producido por la biodegradación de la materia orgánica contenida en el
agua.

DQO: Demanda química de oxígeno. Es la cantidad de oxígeno (mg/l) necesaria


para la oxidación de la materia mineral y orgánica, biodegradable o no, presente
en las aguas. Es una medida más exacta de la cantidad de materia orgánica
presente en el agua.

Nitrógeno: Es esencial para todos los organismos; porque es parte fundamental de


moléculas como proteínas y ácidos nucleicos siendo por tanto un nutriente
indispensable en el crecimiento de organismos fotosintéticos.

Fósforo: Es un nutriente de la vida acuática y limitante del crecimiento de las


plantas. Generalmente su presencia está asociada con la eutrofización de las
aguas, con problemas de crecimiento de algas indeseables en embalses y lagos
con acumulación de sedimentos, etcétera.
3. FACTORES DE CALIDAD DEL AGUA
3.1. ¿Qué se entiende por “calidad del agua”?

Calidad del agua se refiere a las características químicas, físicas, biológicas y


radiológicas del agua. Es una medida de la condición del agua en relación con los
requisitos de una o más especies bióticas o a cualquier necesidad humana o
propósito. Es un factor que incide directamente en la salud de los ecosistemas y el
bienestar humano: de ella depende la biodiversidad, la calidad de los alimentos,
las actividades económicas, etc. Por tanto, la calidad del agua es también un
factor influyente en la determinación de la pobreza o riqueza de un país.
El aumento de la población, la masiva urbanización, el vertido de nuevos
patógenos y productos químicos procedentes de las industrias y el auge de
especies invasoras son factores clave que contribuyen al deterioro de la calidad
del agua en todo el mundo, a los cuales se está sumando ya el cambio climático.
3.2. Parámetros para determinar la buena calidad del agua.
3.2.1. Físicos:

 -Tiempo: Es el cambio a corto


plazo de las condiciones
atmosféricas del sector.
 -Clima: Es el cambio a largo
plazo de las condiciones
atmosféricas del sector, y se
calcula como el promedio de
las condiciones climáticas a lo
largo de un intervalo extenso
de tiempo; por ejemplo, el
fenómeno del niño es un El clima un factor importante
patrón climático que genera
cambios en la temperatura del aire, la radiación solar, la cobertura de nubes
(nubosidad), la velocidad del viento, la precipitación, la presión atmosférica
y la evaporación; otro ejemplo de la influencia del clima que afecta la
calidad del agua es el fenómeno de la corriente fría de Humboldt la cual
evita la excesiva pluviosidad y disminuye la humedad.
 -Radiación Solar: Es un fenómeno físico que es generado por la emisión de
energía por parte del sol en forma de radiaciones electromagnéticas, la
radiación se puede cuantificar y es expresada en unidades de irradiancia,
unidad que refleja la potencia por unidad de superficie. La cantidad de
radiación solar que llega a la tierra, depende de factores como la distancia
entre la tierra y el sol, la dirección o el ángulo en que estas radiaciones
entran a la atmósfera y los movimientos que normalmente tiene la tierra de
rotación y traslación.
 -Precipitación: La precipitación es el producto generado de la condensación
del vapor de agua atmosférica que se deposita en la superficie terrestre,
este fenómeno ocurre cuando la atmósfera se encuentra saturada con
vapor de agua y el agua se condensa, generando así la precipitación; el
aire se puede saturar por medio de dos procesos: enfriamiento y adición de
humedad. Cuando la precipitación alcanza la superficie terrestre se puede
tener en forma de lluvia, lluvia congelada, granizo, llovizna, nieve y
aguanieve.
 -Evaporación: Proceso donde las moléculas en estado líquido se convierten
en gaseosas de manera espontánea, la evaporación es el fenómeno
opuesto a la condensación. Este fenómeno es parte importante del ciclo del
agua y de la calidad del mismo debido a que la energía solar provoca la
evaporación del agua de los océanos, lagos, humedad del suelo y otras
fuentes de agua. En hidrología, la evaporación y la transpiración (fenómeno
que implica la evaporación dentro del estoma de las plantas) se conocen
con el nombre conjunto de evapotranspiración.
 -Temperatura: Su influencia en la calidad del agua se genera como
consecuencia de la relación que se establece entre la temperatura y la
solubilidad de sales y gases: a mayor temperatura mayor solubilidad de
sales, y menor en gases, ambos factores colaboran en el proceso de
degradación de la calidad del recurso hídrico, debido a que disminuyen la
capacidad de disolución de oxígeno.
3.2.2. Químicos:

 -Oxígeno Disuelto: Es uno de los


indicadores más importantes que permiten
determinar la calidad del agua debido a que
todas las especies necesitan el oxígeno
para mantenerse con vida. La fuente
principal del oxígeno es el aire, el cual es
difundido rápidamente en el agua por la
turbulencia en los ríos y por el viento en los Oxígeno disuelto en el agua.
lagos. Los rangos de oxígeno disuelto
óptimos para determinar una buena calidad del recurso varían entre 7.0 y
8.0 mg/L.
 -pH: Es la medida de la acidez del agua, y es expresada en una escala que
va entre 1 y 14, donde el valor 1 indica condiciones de máxima acidez, y 14
indica condiciones de alcalinidad extrema. El intervalo de pH adecuado
para tener una óptima calidad del recurso y así asegurar la proliferación y el
desarrollo de la vida acuática es bastante estrecho dado que la mayoría de
especies acuáticas prefieren un rango de pH en las aguas entre 6.5 y 8.0,
fuera de este rango se reduce a la diversidad.
 -Dureza: La dureza en el agua está definida por la concentración tanto de
iones de magnesio como de carbonato de calcio presentes en el recurso,
fuentes hídricas que presentan bajas concentraciones de dureza se
determinan como aguas blandas y biológicamente son poco productivas,
las aguas que presentan una elevada dureza son aguas más productivas y
aguas que presentan concentraciones de dureza intermedia, pueden
poseer fauna y flora más variada; la productividad del recurso es
determinada por las especies que se han logrado adaptar en este tipo de
condiciones.
 -Demanda biológica de oxígeno (DBO): La demanda biológica de oxígeno,
es el parámetro que mide la cantidad de materia susceptible de ser
consumida u oxidada por medios biológicos que contiene una muestra de
agua, este parámetro es importante para determinar el grado de
contaminación de una fuente y así poder determinar el tratamiento que esta
necesita para el respectivo uso que será empleada.
 -Demanda química de oxígeno (DQO): La demanda química de Oxígeno,
permite determinar las condiciones de biodegrabilidad y el contenido de
sustancias tóxicas en una fuente hídrica. La determinación de la DQO
permite calcular las concentraciones de las descargas de los efluentes
domésticos e industriales sobre la calidad de las aguas de los cuerpos
receptores.
3.2.3. Bacteriológicos:

 Se revisa que no tenga bacterias como Escherichia


Coli, Estreptococos y Clostridios.

Bacterias en el agua
3.3. ¿Cómo se determina la calidad del agua?

Para determinar la calidad del agua agencias certificadas toman muestras; toman
cantidades pequeñas de agua en un medio que a posteriori se puede analizar en
un laboratorio. Los laboratorios analizan estas muestras según varios factores, y
ven si está dentro de los estándares de la calidad para el agua.
Los métodos típicos para realizar pruebas de campo portátiles y de baja
tecnología usadas para monitorear la calidad química del agua se dividen en tres
categorías:
Cintas reactivas:

Son tiras pequeñas que se usan una sola vez y que cambian
de color para indicar la concentración de un producto químico
específico. Dependiendo de la prueba, el usuario “activa” la
tira de papel o de plástico sumergiéndola en la muestra de
agua y removiéndola, o sosteniendo la tira en un chorro de
agua. Después de una breve espera, el usuario compara el
color de la tira de prueba con una tabla de colores para saber
el nivel de concentración del producto químico. Estos kits son
muy simples, pero menos precisos que otros métodos,
Cintas Reactivas
especialmente si los usuarios no siguen las instrucciones.
Kits de discos de colores:
Estos kits se encuentran disponibles para una amplia gama de pruebas químicas.
En un caso habitual, el usuario añade un paquete de polvo o unas pocas gotas de
un reactivo líquido a una muestra de agua en un tubo de plástico reutilizable.
Luego, coloca el tubo de muestra en una pequeña caja de plástico para comparar
el color. Esta caja contiene un disco de plástico con un
gradiente de colores impreso en él. El usuario gira el
disco para encontrar la parte que mejor coincide con el
color de la muestra e identifica el nivel de concentración
del producto químico en el disco. Los kits de discos de
colores incluyen comúnmente múltiples pasos a seguir y
tiempos de espera estipulados, por lo que son un poco
Kits de discos de colores más complicados y costosos, pero en general más
precisos.
Instrumentos digitales portátiles:

Se examina el agua con medidores digitales


livianos y portátiles, colorímetros y fotómetros.
Estos, aunque proporcionan los resultados más
precisos entre los tres métodos mencionados, son
los más caros y delicados, y requieren baterías y
calibración. Si bien los instrumentos digitales son
útiles para los técnicos en terreno y forman una
parte esencial de cualquier red de monitoreo
permanente o a distancia, es muy poco probable
que sean adecuados para la “ciencia ciudadana” o Instrumentos digitales portátiles
las pruebas de calidad del agua realizadas
mediante modelos de colaboración masiva.
4. MODOS, FORMAS, ESTILOS Y CONDICIONES DE LA CALIDAD.

La calidad de cualquier masa de agua, superficial o subterránea depende tanto de


factores naturales como de la acción humana.
Sin la acción humana, la calidad del agua vendría determinada por la erosión del
substrato mineral, los procesos atmosféricos de evapotranspiración y
sedimentación de lodos y sales, la lixiviación
natural de la materia orgánica y los nutrientes
del suelo por los factores hidrológicos, y los
procesos biológicos en el medio acuático que
pueden alterar la composición física y
química del agua.

Por lo general, la calidad del agua se


determina comparando las características
físicas y químicas de una muestra de agua
con unas directrices de calidad del agua o
estándares. En el caso del agua potable,
estas normas se establecen para asegurar un Represa en Estados Unidos.
suministro de agua limpia y saludable para el
consumo humano y, de este modo, proteger la salud de las personas. Estas
normas se basan normalmente en unos niveles de toxicidad científicamente
aceptables tanto para los humanos como para los organismos acuáticos.
4.1. Factores que influyen en la calidad del agua.

El deterioro de la calidad del agua se ha convertido en motivo de preocupación a


nivel mundial con el crecimiento de la población
humana, la expansión de la actividad industrial y
agrícola y la amenaza del cambio climático como
causa de importantes alteraciones en el ciclo
hidrológico.

A nivel global, el principal problema relacionado


con la calidad del agua lo constituye la
eutrofización, que es el resultado de un aumento
de los niveles de nutrientes (generalmente fósforo
y nitrógeno) y afecta sustancialmente a los usos
del agua. Las mayores fuentes de nutrientes La principal causa de la eutrofización son los
provienen de la escorrentía agrícola y de las minerales
aguas residuales domésticas (también fuente de
contaminación microbiana), de efluentes industriales y emisiones a la atmósfera
procedentes de la combustión de combustibles fósiles y de los incendios
forestales. Los lagos y los pantanos son especialmente susceptibles a los
impactos negativos de la eutrofización debido a su complejo dinamismo, con un
periodo de residencia del agua relativamente largo, y al hecho de que concentran
los contaminantes procedentes de las cuencas de drenaje. Las concentraciones
de nitrógeno superiores a 5 miligramos por litro de agua a menudo indican una
contaminación procedente de residuos humanos o animales o provenientes de la
escorrentía de fertilizantes de las zonas agrícolas.

Cabe apuntar que es cada vez mayor la preocupación acerca del impacto en los
ecosistemas acuáticos de los productos cosméticos y farmacéuticos como las
píldoras anticonceptivas, analgésicos y
antibióticos. Poco se sabe de sus efectos a
pueden suplantar las hormonas naturales
en los humanos y otras especies.

4.2. Métodos de pretratamiento y


potabilización del agua.

Filtración: Al pasar el agua por el filtro las


Principales minerales que se encuentran particulas más pequeñas que el tamaño del
en el agua. poro son retenidas.

Flocuacion: Se añade al agua coagulantes


quimicos, como sales de aluminio y de hierro, que forman flóculos de sólidos de
hidróxidos metálicos.

Método de filtración. Método de Floculación

Descalcificación: Cuando el agua pasa por una recina, el calcio y el magnesio del
agua se intercambian por sodio o potasio que no causan problemas de dureza.
Cuando la resina esta completamente saturada de iones de calcio y magnesio se
debe realizar una regeneración haciondo pasar sobre el lecho de resina una
solución de cloruro o potásico.
Desnitrificación: Se utilizan equipos automaticos para la reducción de nitratos en el
agua mediante resinas de intercambio iónico.

Ósmosis inversa: Es el traspaso de agua desde una disolución diluida a una


disolución concentrada aravez de una membrana semipermeable.

Método de osmosis inversa. Método de descalcificación

4.3. ¿Cuál es la normatividad en México referente a agua potable?

Las NOM, son la parte del sistema de normalización (obligatorias) para el agua
potable en México.

Las principales y más importantes normas manejadas por los organismos


operadores de agua son:

• NOM-127-SSA1-1994. Salud ambiental, Agua para uso y consumo


humano. Limites permisibles de calidad y tratamientos a que debe
someterse el agua para su potabilización.

• NOM-179-SSA1-1998. Vigilancia y evaluación del control de calidad del


agua para uso y consumo humano, distribuida por sistemas de
abastecimiento público.

• NOM-230-SSA1-2002. Salud ambiental. Agua para uso y consumo


humano. Requisitos sanitarios que se deben cumplir en los sistemas de
abastecimiento públicos y privados durante el manejo del agua.
Procedimientos sanitarios para el muestreo.

Laboratorio de análisis de normas del agua


5. RELACIÓN DE LA CALIDAD DEL AGUA EN LA INDUSTRIA

Planta de tratamiento de agua

El agua es el disolvente universal y gracias a esta característica tiene una infinidad


de aplicaciones y de usos, una gran cantidad de compuestos se pueden disolver
en ella, entre ellos podemos mencionar una gran cantidad de sales, compuestos
iónicos, compuestos moleculares, etc. Así mismo hay compuestos que son
insolubles en el agua como los compuestos no polares como el cloroformo. El
agua siempre ha estado ligada al desarrollo del hombre, los animales y las
plantas, basta con mencionar que el agua representa casi un 70% del ser humano
y está implicada en muchas de las funciones como digestión, absorción,
metabolismo, transporte, secreción, excreción, reproducción, lubricación de
articulaciones, regulación de temperatura y reacciones bioquímicas que ocurren
en nuestro cuerpo, de allí la importancia de determinar la calidad del agua que
consume el ser humano, no sólo el agua de consumo directo, también aquella que
utiliza en la preparación de los alimentos y el agua que usa para realizar sus
labores cotidianas.

Planta de preparación de alimentos con continuo


uso del tratamiento del agua
5.1 Calidad del agua para el consumo humano.

El agua para consumo humano ha sido definida en las Guías para la calidad del
agua potable de la Organización Mundial de la Salud (OMS), como aquella
“adecuada para consumo humano y para todo uso doméstico, incluida la higiene
personal”. En esta definición está implícito que el uso del agua no debería
presentar riesgo de enfermedades a los consumidores. De allí el reconocimiento
del agua como vehículo de dispersión de enfermedades data de hace mucho
tiempo. Las enfermedades prevalentes en los países en desarrollo, donde el
abastecimiento de agua y el saneamiento son deficientes, son causadas por
bacterias, virus, protozoarios y helmintos. Esos organismos causan enfermedades
que van desde ligeras gastroenteritis hasta enfermedades graves y fatales de
carácter epidémico en varias regiones de nuestro planeta.

El agua no sólo puede traer enfermedades de origen microbiológico, también es


importante conocer la acción de ciertos elementos tóxicos que pueden influir en
los tejidos y fluidos del organismo, y que en determinados casos se pueden
trasmitir a los humanos mediante el consumo de
agua contaminada con sustancias químicas o
metales pesados. Actualmente, la necesidad y
exigencia de elaborar productos alimenticios de
calidad, ubica al agua como a uno de los
protagonistas principales. El agua de calidad apta
para consumo humano cuando entra al sistema de
distribución puede deteriorarse antes de llegar al
consumidor. En el sistema de distribución, la
contaminación del agua puede ocurrir por
conexiones cruzadas; tuberías rotas; grifos contra Embotelladora (el agua como materia
incendio, conexiones domiciliarias, cisternas y prima)
reservorios defectuosos; y durante el tendido de
nuevas tuberías o reparaciones hechas con pocas medidas de seguridad.

El riesgo de contraer alguna infección a través del consumo de agua contaminada


aumenta cuando el conteo de microorganismos es mayor así como la presencia
de microorganismos patógenos conocidos. Sin embargo, la relación no
necesariamente es simple y depende de otros factores tales como la dosis
infecciosa y la susceptibilidad del huésped siendo más susceptibles los niños, los
ancianos y las personas mal nutridas o comprometidas del sistema inmune. En la
lista de agentes transmitidos por el agua que constituyen un problema mundial y
que pueden producir efectos adversos a la salud se encuentran los
microorganismos y sustancias químicas.
Entre los agentes microbiológicos están las bacterias, como el Vibrio cholerae,
Salmonellay Shigella; los virus, como el de la hepatitis A y E; y los protozoos como
la Giardia y el Cryptosporidium. Entre los agentes químicos están los
componentes inorgánicos como nitratos, flúor y arsénico; metales pesados como
el plomo, cadmio y mercurio; y los componentes orgánicos como las sustancias de
uso industrial, los agrotóxicos y los productos secundarios de la desinfección. Para
reducir la incidencia de estas enfermedades, se pueden tomar ciertas medidas
entre ellas: el mejoramiento de la calidad y la disponibilidad de agua, la disposición
sanitaria de excretas y la aplicación de adecuadas reglas de higiene, son factores
importantes en la reducción de la morbilidad y la mortalidad causada por
infecciones gastrointestinales.

El agua en diferentes usos en la industria, como proceso de limpieza de


materiales y como parte del producto final.

Las enfermedades transmitidas por alimentos son uno de los problemas de salud
más extendidos en el mundo además de ser un factor de gran importancia en la
reducción de la productividad económica (Rayner, 2005) debido a que determinan
una alta tasa de morbilidad afectando la salud y calidad de vida, como ya se
mencionó son varios los organismos incluyendo bacterias, virus y parásitos que
infectan a los seres humanos y causan enfermedades específicas algunas muy
graves después de que se ingieren en alimentos contaminados (Flint, 2005).
5.2. Importancia de la calidad del agua en la industria alimentaria.

Como se estudió anteriormente el agua tiene una infinidad de usos relacionados


con los alimentos, no sólo a nivel casero donde se debe tener especial cuidado en
la calidad de ésta sobretodo en el aspecto microbiológico para evitar
enfermedades trasmitidas a través de este medio. En la industria alimentaria se
debe tener un extremo cuidado de la calidad del agua que se va a utilizar durante
el proceso de elaboración del alimento y en especial aquella agua que va a entrar
en contacto directo o va a formar parte del alimento, pues una agua que no tenga
las características apropiadas desde el punto de vista químico y microbiológico
nos puede traer graves consecuencias como: reducir las propiedades
organolépticas del alimento, reducir el valor nutritivo, causar reacciones químicas
no deseadas en el alimento o trasmitir alguna infección gastrointestinal.

El agua cuando va a estar en contacto directo con los alimentos primeramente


debe tener una excelente calidad microbiológica que va a ver reflejada en una
cuenta total microbiana muy baja, el valor depende de las normas sanitarias
vigentes en cada país, en México nos debemos
referir a la NOM, hay algunos tipos de
microorganismos que aunque no tienen gran
importancia desde el punto de vista sanitario, sí
debemos tomar en cuenta su número ya que
pueden resultar muy perjudiciales en las
características organolépticas y en la vida de
anaquel de varios productos alimenticios, como El agua recibe tratamiento adicional al estar
ejemplo de este tipo de microorganismos en contacto con alimentos.
podemos mencionar a los proteolíticos y
lipolíticos, su presencia es muy importante en alimentos con alto contenido graso y
proteico como la leche y sus derivados que son un medio de cultivo excelente para
este tipo de microorganismos.

Desde el punto de vista químico la presencia de iones en el agua que está en


contacto directo con los alimentos nos puede traer reacciones químicas
indeseadas durante la tecnología de elaboración de éstos, así podemos
mencionar los siguientes ejemplos: La presencia de hierro en el agua puede
producir una decoloración de los pigmentos naturales de los alimentos, el cobre
favorece reacciones de oxidación y destrucción de algunas vitaminas,
principalmente la vitamina C. La presencia de calcio y magnesio en el agua
favorece la reactivación de enzimas y aceleración de las reacciones al actuar
como cofactores. La presencia de cationes es muy importante, sobre todo en el
procesamiento de frutas, pues cuando éstas son tratadas con agua que contiene
una concentración de cationes, se presentan cambios en la textura, haciendo que
éstas queden más duras, esta característica también la podemos utilizar a nuestro
favor, colocando las frutas con tejido suaves y frágiles en agua con un alto
contenido de cationes, este tratamiento da muy buenos resultados para frutas con
una madurez avanzada antes de someterlas a la tecnología de elaboración del
producto deseado, de allí que en la industria alimentaria se controle el contenido
residual de cationes, especialmente de calcio para evitar que las frutas se vuelvan
muy duras, en contraparte una agua totalmente carente de cationes también
alterará su consistencia, haciendo que éstos sean demasiado suave.
5.3. Indicadores de calidad del agua.
A principios de los años setenta, ante la necesidad de encontrar un método
uniforme y consistente para dar a conocer la calidad del agua de manera accesible
a la población, se desarrolló un sistema estimativo de
calidad del agua que requirió la medición física de los
parámetros de contaminación del agua y el uso de una
escala estandarizada de medición para expresar la
relación entre la existencia de varios contaminantes en el
agua y el grado de impacto en los diferentes usos de la
misma.
Este sistema se denominó Índice de Calidad del Agua Laboratorio de control de
(ica) y es un sistema cualitativo que permite hacer calidad del agua.
comparaciones de niveles de contaminación en
diferentes áreas. El ica se define como el grado de contaminación existente en el
agua a la fecha de un muestreo, expresado como un porcentaje de agua pura. Así,
agua altamente contaminada tendrá un ica cercano o igual a 0% y de 100% para
el agua en excelentes condiciones.

Éste índice consideró 18 parámetros para su cálculo con distintos pesos relativos
(Wi), según la importancia que se le concedía a cada uno de ellos en la evaluación
total:

Parámetro Peso (W i ) Parámetro Peso (W i


)
Demanda Bioquímica 5.0 Nitrógeno en 2.0
de Oxígeno nitratos
Oxígeno disuelto 5.0 Alcalinidad 1.0
Coliformes fecales 4.0 Color 1.0
Coliformes totales 3.0 Dureza total 1.0
Sustancias activas al 3.0 Potencial de 1.0
azul de metileno Hidrógeno (pH)
(Detergentes)
Conductividad eléctrica 2.0 Sólidos 1.0
suspendidos
Fosfatos totales 2.0 Cloruros 0.5
Grasas y aceites 2.0 Sólidos disueltos 0.5
Nitrógeno amoniacal 2.0 Turbiedad 0.5
A lo largo de estas décadas, el crecimiento poblacional y principalmente el
crecimiento industrial ha impactado los cuerpos de agua con sus descargas, las
cuales vierten una serie de contaminantes tóxicos, tales como los metales
pesados y los compuestos orgánicos, que no estaban considerados en el ica, por
lo que la evaluación que se hace actualmente con dicho índice es parcial y no
necesariamente corresponde a la realidad.

Por lo anterior y con el objeto de mejorar el criterio de evaluación de la calidad del


agua, se ha considerado desarrollar un nuevo índice en sustitución del ica que
permita considerar la mayoría de las condiciones de las estaciones de medición de
la Red Nacional de Monitoreo.
Mientras tanto, para evaluar la calidad del agua se ha decidido utilizar tres
parámetros indicadores de la misma, que muestran la influencia antropogénica
desde el punto de vista de la afectación por la presencia de centros urbanos e
industriales que por sus características producen desechos líquidos de calidad
diferenciable.

Para ello se ha considerado utilizar la Demanda Bioquímica de Oxígeno (DBO5),


la Demanda Química de Oxígeno (DQO) y los Sólidos Suspendidos Totales (SST).
La DBO5 y la DQO se utilizan para determinar la cantidad de materia orgánica
presente en los cuerpos de agua proveniente principalmente de las descargas de
aguas residuales, de origen municipal y no municipal.

La DBO5 determina la cantidad de materia orgánica biodegradable y la DQO mide


la cantidad total de materia orgánica. El incremento de la concentración de estos
parámetros incide en la disminución del contenido de oxígeno disuelto en los
cuerpos de agua con la consecuente afectación a los ecosistemas acuáticos.

Por otro lado, el aumento de la DQO indica presencia de sustancias provenientes


de descargas no municipales.

Los SST tienen su origen en las aguas residuales y erosión del suelo. El
incremento de los niveles de SST hace que un
cuerpo de agua pierda la capacidad de soportar la
diversidad de la vida acuática. Estos parámetros
permiten reconocer gradientes que van desde una
condición relativamente natural o sin influencia de
la actividad humana; hasta agua que muestra
indicios o aportaciones importantes de descargas
de aguas residuales municipales y no municipal, Contenedor de aguas residuales.
así como áreas con deforestación severa.
6. COMO INFLUYE LA CALIDAD DEL AGUA EN LA SOCIEDAD O
COMUNIDAD

El agua, origen y base de la vida, se ha consolidado como medio indispensable


para cualquier alternativa de futuro. No existe actividad humana: económica,
industrial, social o política que pueda prescindir de este vital recurso. Sobre esta
realidad, se han desatado todas las vocaciones, ideas y acciones para su control,
uso y dominio. Su esencialidad para la vida y su multiplicidad de usos, generan
grandes conflictos entre diversos sectores e
intereses de la sociedad. La baja calidad del
agua afecta directamente sobre la cantidad de
agua de diversas maneras. El agua
contaminada que no puede utilizarse para
consumo, para baño, para la industria o la
agricultura reduce de forma efectiva la cantidad
de agua disponible en una determinada zona
además de figurar entre las principales causas
de epidemias, enfermedades intestinales y
muerte. Según la OMS en los países con Diferencia entre agua tratada y agua no
menos acceso a servicios mejorados de agua procesada.
y saneamiento, la expectativa de vida de su
población es 7 años menor en comparación con aquellos cuya población tiene
mayor acceso a este servicio.

Uno de los mayores problemas mundiales en la actualidad es la falta de acceso de


agua dulce y potable por saneamiento. Si, además, le sumamos el problema de la
contaminación del agua, se empeora el panorama. La contaminación se produce
por los residuos vertidos, los fertilizantes, pesticidas o químicos que desembocan
en las aguas dulces y que acaban por contaminar también el agua salada, la
contaminación por metales, residuos químicos y antibióticos, siguen siendo los
principales factores de la contaminación del agua, lo que repercute gravemente en
la salud de las personas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el
consumo de agua contaminada y la falta de acceso a servicios mejorados de
saneamiento, está relacionada a más de 4.000 muertes prematuras al año en
América Latina. Sobre este problema, la ONG InpirAction dice: “Más de 1.000
millones de personas sufrirán en el futuro la escasez de agua a causa de la
contaminación, la superpoblación y el cambio climático, que afectan a las fuentes
de este recurso esencial”, a su vez, según el informe de 2016 de las Naciones
Unidas sobre el desarrollo de los recursos hídricos en el mundo, casi el 80% de
los puestos de trabajo que constituyen la fuerza laboral mundial dependen del
acceso a un suministro adecuado de agua y servicios relacionados con el agua,
incluyendo el saneamiento. El agua es necesaria para cultivar y procesar
alimentos, también brinda energía a la industria con el objeto de satisfacer a una
población en constante crecimiento. La gestión inadecuada de las aguas
residuales urbanas, industriales y agrícolas, conlleva a que el agua que beben
cientos de millones de personas se vea peligrosamente contaminada o
polucionada químicamente. La contaminación del agua también provoca que parte
de los ecosistemas acuáticos terminen desapareciendo por la rápida proliferación
de algas invasoras que se nutren de todos los nutrientes que les proporcionan los
residuos.

Un aspecto importante es la división del agua según su grado de contaminación.


El primero es la polisaprobia: agua que está fuertemente contaminada con
carbono orgánico, caracterizada por una población de organismos específicos y
normalmente con una concentración muy baja e incluso total ausencia de oxígeno.
El segundo es la mesosaprobiana: los organismos que viven en medios con una
cantidad moderada de materia orgánica y variable cantidad de oxígeno en
disolución, como algunas algas clorofíceas. Por último, se encuentra la
oligosaprobiana: zonas de vertido de aguas residuales a un río, donde las aguas
han alcanzado el aspecto y características de su estado natural. La contaminación
de agua se genera por diferentes tipos de vertidos: aguas de proceso, aguas
fecales y aguas blancas. El primero es un vertido del proceso productivo, con lo
que su carga contaminante va a depender de la actividad industrial. El segundo es
generado en los aseos y asimilables a aguas residuales domésticas. Y el último,
se les suele llamar “aguas crudas” por su carácter previo a la potabilización. Su
importancia está en que son la base de la producción de agua para el consumo
humano masivo.
Los servicios de agua y saneamiento insuficientes o gestionados de forma
inapropiada exponen a la población a riesgos prevenibles para su salud:
enfermedades como el cólera, diarreas, disentería, hepatitis A, la fiebre tifoidea y
la poliomielitis. Esto es especialmente cierto en el caso de los centros hospitalarios
en los que tanto los pacientes como los profesionales quedan expuestos a
mayores riesgos de infección y enfermedad cuando no existen servicios de
suministro de agua, saneamiento e higiene. Según un artículo de Responsabilidad
Socio Sanitaria en octubre de 2016, se calcula que unas 842.000 personas
mueren cada año de diarrea como consecuencia de la contaminación del agua, de
un saneamiento insuficiente o de una mala higiene de las manos. Esta infección
es altamente prevenible, pero sigue siendo responsable de la muerte de 361.000
niños menores de cinco años, muertes que se podrían evitar si se abordaran estos
factores de riesgo. En los lugares donde el agua no es fácilmente accesible, las
personas pueden considerar que lavarse las manos no es una prioridad, lo que
aumenta la probabilidad de propagación de la diarrea y otras enfermedades. La
diarrea es la enfermedad más conocida que guarda relación con el consumo de
alimentos o de la contaminación del agua. Sin embargo, hay también otros
peligros: casi 240 millones de personas se ven afectadas por esquistosomiasis,
una enfermedad grave y crónica provocada por lombrices parasitarias contraídas
por exposición a agua infestada. Además, en muchas partes del mundo, los
insectos que viven o se crían en el agua son portadores y transmisores de
enfermedades como el dengue. Algunos de estos insectos, denominados
vectores, crecen en el agua limpia, y los contenedores domésticos de agua para
bebida pueden servir como lugares de cría. Tan solo con cubrir estos
contenedores es posible reducir la cría de vectores y reducir también la
contaminación fecal del agua en el ámbito doméstico.
Otra de las causas de la contaminación del agua es la deforestación en las zonas
costeras y la creciente demanda de la construcción de gigantescos edificios. Esto
produce que los suelos en esas zonas se vuelvan vulnerables. A su vez, si le
agregamos que la pavimentación no permite el paso a las filtraciones de aguas
fluviales cuando llueve, el ecosistema se ve seriamente perjudicado. Esto favorece
que las aguas saladas se filtren por debajo contaminando las aguas dulces.

El agua de calidad es indispensable para la salud y el


bienestar.
CONCLUSIÓN

El agua es un elemento indispensable para la supervivencia de la humanidad, es


por ello que desde los inicios de la creación de las sociedades hemos buscado las
maneras de usar este valioso recurso a nuestro beneficio. Al inicio nos
conformábamos creando nuestros primeros asentamientos cerca de los ríos, los
cuales nos proporcionaban agua dulce y apta para nuestras necesidades, sin
embargo al ir creciendo la comunidad y al ir aumentando nuestras exigencias y
necesidades, se empezaron a emplear nuevas formas de almacenamiento y
distribución y sobre todo un nuevo e importante concepto en cual requería no solo
de la obtención de este valioso recurso sino también del mejor manejo del mismo,
este concepto, es la calidad.
El agua es un recurso tan vital y tan importante que a estado presente en todas las
culturas de la civilización humana y cada una de ellas fomento sus propios
criterios de calidad, los cuales se fueron estandarizando hasta llegar a nuestros
tiempos.
Para determinar la calidad del agua tenemos que tomar en cuenta sus
características las cuales incluyen, la viscosidad, el sabor, el color, el olor, las
propiedades de sus elementos químicos, su PH entre otros. Estas cualidades
naturales del agua, no es lo único que se debe tomar en cuenta para el manejo de
la calidad, sino también hay que tomar en cuenta los procesos humanos por los
cuales es tratada para el mejoramiento de su calidad dependiendo del uso que se
le vaya a dar.
Hoy en día muere más gente por falta de agua o por su mala calidad que por las
guerras que aquejan al mundo, cerca de 25 000 personas mueren cada día por
enfermedades relacionadas con el agua no tratada; se debe asumir una
responsabilidad ciudadana contribuyendo con la salud del medioambiente así
como la de nuestros similares, mostrando una actitud de respeto y cuidado por la
higiene ambiental del entorno, y de igual manera, actuar contra la contaminación
y/o la escasez que ataca en una gran cantidad de sectores en nuestro planeta.
BIBLIOGRAFÍA

http://www.produccion-animal.com.ar/agua_cono_sur_de_america/82-
El_agua_en_la_industria.pdf

Semarnat, Dirección General de Estadística e Información Ambiental, 2008, con


base en:
Semarnat, Comisión Nacional del Agua, Gerencia de Saneamiento y Calidad del
Agua, Octubre 2005.
Semarnat, Comisión Nacional del Agua, Estadísticas del Agua en México, 1a
edición, CNA, México, 2007.

Frers, C. (12 de Febrero de 2010). Internatura. Obtenido de Los problemas de las


aguas contaminadas: http://www.internatura.org
García, A. P. (23 de Junio de 2006). Scielo. Obtenido de Una perspectiva social de
la problemática del agua: http://www.scielo.org.mx
Guerinoni, G. (29 de Junio de 2006). Agua y saneamiento. Obtenido de
Aumentando el acceso con calidad y reduciendo inquietudes:
http://www.paho.org
Vázquez, E. (21 de Agosto de 2017). AGUA. Obtenido de Fondo para la
Comunicación y la Educación Ambiental, A.C.: https://agua.org.mx

También podría gustarte