Está en la página 1de 4

Reporte de lectura del bloque 3

Describir la importancia y función de los valores en la formación universitaria, así como


sus relaciones con la calidad educativa en el contexto de la sociedad actual.

Cada ciclo escolar promueve ciertos valores de acuerdo


con la edad de los estudiantes, con los fines educativos,
con las aspiraciones de la sociedad y con la propia
institución formativa de la que se trate.

Es importante destacar también que aun en el posgrado —


que es el máximo nivel que ofrecen las universidades y
otras instituciones de educación superior— la formación
ética y valoral sigue estando presente en los aspectos
profesionales, docentes y de investigación en los distintos
campos disciplinarios.

La educación universitaria no sólo conlleva la enseñanza


L7. Los
de conocimientos, competencias y habilidades dentro de
valores y la
formación una profesión o disciplina. De un modo implícito —aunque
universitaria a veces también explí-cito mediante asignaturas
específicas— también incluye la transmisión de hábitos,
actitudes y valores con un contenido ético.

La educación, como actividad humana de naturaleza


moral, siempre ha estado orientada por valores: el ideal de
la educación integral, la preparación profesional, el sentido
de la ciencia y la técnica.

Los valores universitarios, por su parte, reflejan los valores


que el Estado asigna a la educación superior en su
conjunto y están consignados en lineamientos jurídicos y
legales. Asimismo, existen
consensos internacionales acerca de los valores que debe
promover la educación superior. Y, finalmente, cada
institución educativa de nivel superior procura impulsar
valores específicos de
acuerdo con su propia concepción de la educación. Es así
como las universidades, tomando en cuenta las
dimensiones anteriores, debieran priorizar tres grupos de
valores: científicos, profesionales y cívicos.

Una de las funciones esenciales de la universidad es la


capacitación profesional. El ejercicio correcto de una
profesión requiere no sólo el dominio de competencias
técnicas, sino también el desarrollo de valores éticos. Para
adecuarse a las necesidades de la sociedad y a las de los
alumnos, así como a las demandas del empresariado y a
sus criterios de empleablidad, la formación universitaria ha
de ofrecer un modelo de desarrollo integral que, junto a las
competencias técnicas y cognitivas, contemple, de forma
planificada, el crecimiento personal y moral.
L8. Valores
profesionales Para Mertens, una competencia profesional es toda
formación
capacidad de trabajo constituida por conocimientos,
universitaria
aptitudes, actitudes, hábitos, motivaciones y valores
encaminados al desempeño profesional. Martínez y
Sauleda consideran que se trata de la capacidad de
respuesta que permite actuar de manera adecuada ante
demandas complejas, en la que se conjugan el saber
hacer procedimental con los conocimientos, las
motivaciones, los valores éticos, las actitudes y las
emociones; así como con otros elementos sociales y de
comportamiento que emergen simultáneamente en el logro
de acciones eficaces.
Los estudios sobre valores y profesión ofrecen diferentes
líneas temáticas, entre las que se encuentran:

1) Los que se interesan en la valoración de la profesión


frente a los demás aspectos de la vida o frente a los
valores humanos restantes.

2) Los que buscan medir el peso de los valores que


intervienen en el ejercicio o la adquisición de la profesión.

3) Los que asocian valores a la ética de las profesiones.

A nivel mundial los sistemas de educación superior están


siendo sometidos a fuertes presiones para elevar la calidad
de su enseñanza hasta el punto que ésta se ha convertido
en su prioridad estratégica (Cid et al., 2009 y Hativa y
Goodyear, 2002). El artículo analiza las investigaciones
recientes sobre este tema y realiza un balance crítico de
sus principales aportaciones para obtener de ahí
sugerencias para
mejorarla. Reconociendo que hay muchas definiciones
sobre lo que es una enseñanza de calidad en la educación
L9.Calidad
Enza Ed. Sup. superior, aquí se entiende como la que logra un
aprendizaje profundo por parte de los estudiantes y
alcanza las metas establecidas para este nivel. Antes
de iniciar aclaramos que, para evitar ser monocordes,
utilizaremos en este documento los términos de calidad
educativa, enseñanza eficiente y buenas prácticas de
enseñanza como sinónimos.
Decíamos que una enseñanza de calidad en la educación
superior es la que alcanza las metas propuestas, entonces
necesitamos saber cuáles son esos propósitos. En el
siguiente apartado presentaremos una clasificación de
dichas metas.