Está en la página 1de 16

See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.

net/publication/260674283

Aspectos de la entonación y el ritmo en chino y español para ELE

Chapter · January 2011

CITATION READS

1 621

1 author:

Sílvia Planas-Morales
Universitat Rovira i Virgili
30 PUBLICATIONS   27 CITATIONS   

SEE PROFILE

Some of the authors of this publication are also working on these related projects:

Compositionality of meaning. Theoretical and empirical perspectives (Composing-2; FFI2014-52015) View project

FFI2017-82547-P The interpretation of functional categories View project

All content following this page was uploaded by Sílvia Planas-Morales on 11 March 2014.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


ASPECTOS DE LA ENTONACIÓN Y EL RITMO EN CHINO Y
ESPAÑOL PARA ELE

Sílvia Planas Morales

Universitat Rovira i Virgili


Silvia.planas@urv.cat

1. Introducción

Tanto los patrones melódicos de los tonos del chino mandarín como los de
la entonación del español son variaciones del tono fundamental de la voz y
forman parte inherente del sistema de la lengua, pero su aplicación es a
niveles lingüísticos diferentes: la palabra, en mandarín, y la oración, en
español1. El mandarín es una lengua tonal de contorno de cuatro tonos (Figura
1): alto (tono 1), ascendente (tono 2), descendente-ascendente (tono 3) y
descendente (tono 4); los cuales pueden sufrir variaciones alofónicas debidas
al sandhi tonal. Aunque en este artículo no se trate este tema, sí se debe tener
en cuenta, sin embargo, que las variaciones que pueden sufrir los tonos en el
chino hablado debido a los tonos de las sílabas adyacentes pueden llegar a ser
muy complejas. Chao (1968:39)2 distingue entre el sandhi tonal alofónico y el
sandhi tonal morfológico, éste último es cuando la curva entonativa alofónica
de un tono es igual al patrón melódico de otro tono (p.ej. una sílaba con tono
3 seguida de otra con tono 3 pasa a pronunciarse como si tuviera el tono 2
(figura 2), con lo cual măi mă (‘comprar caballo’) se pronuncia igual que mái
mă (‘enterrar caballo’), siendo el contexto el que deshace la confusión.
Por lo que se refiere al ritmo, el español tiende a ser una lengua
silábicamente acompasada, en la que se produce el fenómeno del resilabeo
entre palabras, atendiendo principalmente al hecho de que las palabras átonas
se enlazan con las tónicas para su pronunciación. En el mandarín, que se
clasifica dentro del grupo de las lenguas acentualmente acompasadas, las
sílabas ligeras (que son las que no poseen ninguno de los cuatro tonos
distintivos) se adhieren a una palabra con sílaba fuerte.
En este estudio tratamos algunos aspectos de la entonación y el ritmo en
chino y español para orientar al profesor de ELE en la preparación de
actividades de pronunciación del español.

1
Sobre la comparación entre tonos y entonación véase Planas Morales (2009,
2010).
2
Referencia de Howie (1976).

1
Tono 1 Tono 2 Tono 3 Tono 4

Figura 1. Curvas melódicas de los tonos del chino mandarín

Tono 1 Tono 2 Tono 3 Tono 4….

Tono 1

Tono 2

Tono 3

Tono 4

Figura 2. Variaciones de los tonos del chino mandarín en sílabas adyacentes.


(Adaptado de Jin (2006)).

El trabajo es fruto de la investigación sobre el aprendizaje de la entonación


española por parte de estudiantes chinos (proyecto de investigación: 1321 U07
E30 N-2006AIRE-05 URV) y de la experiencia y la planificación de la
docencia de la asignatura “Problemas de pronunciación del español: Fonética”
del Curso de Lengua y Cultura Hispánica de la Universidad Rovira i Virgili,
dirigido a estudiantes nativos chinos que cursan estudios relacionados con
filología española en las universidades de Dalian, Nanjing, Sichuan
(Chongqing) y Tianjin, todos ellos de la zona del chino mandarín (mapa 1) y
cuyo nivel de español está entre A2 y B13.
Los gráficos de las curvas melódicas de los enunciados son del programa
Praat (Boersman & Weenink, 1992-2006)4.
3
Antes de empezar el curso, con el objetivo de formar los grupos de clase, se les pasa
una prueba de nivel.
4
Para la metodología de análisis, véase Planas Morales (2010).

2
Mapa 1. Mapa geográfico del chino mandarín.
http://schiller.dartmouth.edu/chinese/maps/map3.html (abril, 2010)

2. Diferencias entonativas entre el chino y el español

Por ser lengua tonal, el mandarín se diferencia del español, lengua


entonativa, en que el movimiento tonal más significativo se encuentra en el
núcleo de la sílaba fuerte de la palabra, y no en la inflexión tonal final que se
produce entre la última sílaba tónica y el final del grupo entonativo, sea éste
final de oración o no5. Cuatro son los tonos distintivos que el chino mandarín
aplica a la sílaba para obtener palabras de significado léxico distinto, tres de
los cuales son dinámicos: el segundo, el tercero y el cuarto (tabla 1).

Tabla 1.Patrón melódico de los tonos del chino mandarín.

Tono Patrón melódico Ejemplo


1º alto y sostenido mā madre
2º Ascendente má cáñamo
3º descendente-ascendente mă caballo
4º descendente mà reñir, reprender

5
Véase Duanmu (2000), para el chino, y Cantero y Font (2009), para el español.

3
Las sílabas y palabras monosilábicas sin acento tonal adoptan un tono
débil, conocido como tono neutro, y tienen significado gramatical6:

(1) ma (partícula modal que se coloca al final de la oración para indicar


que es interrogativa):
(aa Tā chī ròu. Come.
(aa Tā chī ròu ma? ¿Come?

(2) men (morfema de plural): Wo yo, women nosotros, ni tú, nimen


vosotros, ta él, tamen ellos.

(3) le (cuando va después del verbo es una partícula aspectual que indica
que la acción ya ha acabado): Ta he le yì bei chá Ella bebió una taza
de té.

Como dice Escandell (1999), cuando el significado o intención


comunicativa de un enunciado no está suficientemente caracterizado desde el
punto de vista sintáctico, se recurre a la entonación como marca distintiva.
Esto es lo que ocurre en español, pero no así en mandarín, que recurre a
estructuras sintácticas determinadas para caracterizar de manera significativa
los enunciados. Por ejemplo, la función de las partículas modales (ma, ne, ba,
de, le, a) es indicar el modo de la oración (Liao, 2007:83). En otros casos, es
la elección de los elementos léxicos la que indica la intención comunicactiva
del hablante: no es lo mismo decir Qĭng zuò (manera cortés de pedir a alguien
que se siente) que decir Zuò xià (exigir a alguien que se siente)7.
El profesor de ELE también deberá tener en cuenta que en chino se
reconoce la suspensión por un registro alto y la conclusión por un registro
bajo (Chao, 1968)8, motivo por el cual los alumnos chinos tienen dificultades
para distinguir en español entre un enunciado suspendido (inflexión final
ligeramente ascendente) y uno de concluso (inflexión final descendente)
(Planas Morales, 2010).

2.1. Los patrones melódicos.

Las entonaciones de las oraciones declarativa, interrogativa total,


interrogativa parcial e interrogativa disyuntiva en español tienen unos
patrones melódicos característicos:
• Declarativa  Inflexión tonal final descendente.

• Interrogativa total  Inflexión tonal final ascendente

6
Como ocurre con las palabras átonas en español.
7
Qĭng zuò (lit. Por favor sentarse), Zuò xià (lit. Sentarse + complemento).
8
Referenciamos por Yen (2005)

4
 Inflexión tonal final descendente-ascendente

• Interrogativa parcial  Inflexión tonal alta y sostenida en el elemento


interrogativo.

• Interrogativa  Inflexión tonal ascendente # {disyunción} Inflexión


tonal final descendente
disyuntiva

La entonación de la interrogativa total directa y la de la interrogativa


disyuntiva son muy características en español y funcionan como marca
gramatical distintiva (Escandell, 1999).
La inflexión tonal final descendente-ascendente (o simplemente
ascendente) distingue la interrogativa total (¿Ha invitado a Laura?) de su
correspondiente declarativa en español (Ha invitado a Laura) (Gráficos 1 y
2). Como es bien sabido, otra característica de la interrogativa total canónica
en español es la inversión Sujeto-Verbo, siempre y cuando el sujeto sea
explícito (Juan ha invitado a Laura / ¿Ha invitado Juan a Laura?); pero, aún
así, se pronuncia con la inflexión tonal final ascendente o descendente-
ascendente. En mandarín, en cambio, es la inclusión de partícula interrogativa
ma al final de la oración lo que formalmente distingue entre ambas
modalidades oracionales9, sin que se produzca la inversión sujeto-verbo en
ningún caso (Gráficos 3 y 4):

(4) Tā qǐng Láolā le .


Ella invitar Laura [part.pasado].

(5) Tā qǐng Láolā le ma ?


Ella invitar Laura [part.pasado] [part.interrogativa] ?

Mientras que en español es la entonación lo que distingue la interrogativa


disyuntiva de su homóloga interrogativa total con disyunción (Gráficos 5 y 6),
en mandarín es el operador disyuntivo háishì el que indica que las dos
proposiciones son excluyentes, mientras que para la total con diyunción se
añade ma a la oración declarativa con la conjunción disyuntiva huòzhe (Yip &
Rimmintong, 2004) (Gráficos 7 y 8).

(6) ¿Ha invitado a Laura ↑ o a María ↓? (disyuntiva)

(7) ¿Ha invitado a Laura o a María ↑? (total con disyunción)

9
En chino hablado coloquial y según el contexto discursivo y comunicativo, puede
darse el caso que el aumento tonal que sufre la interrogativa en relación a la
declarativa, pronunciada por el mismo hablante, pueda ser suficiente para
indentificarlas; pero canónicamente es la partícula ma la que indica que la oración es
interrogativa.

5
(8) Tā qǐng Láolā le háishì qǐng Mǎlìyà le
Ella invitar Laura [pasado] [disyun. int.] invitar María [pasado] ?

(9) Tā qǐng Láolā le huòzhě qǐng Mǎlìyà le ma ?


Ella invitar Laura [pasado] o invitar María [pasado] [interg.]?

Gráfico 1. Curva melódica de ¿Ha invitado a Laura?

Gráfico 2. Curva melódica de Ha invitado a Laura.

6
Gráfico 3. Curva melódica de Tā qǐng Láolā le.

Gráfico 4: Curva melódica de Tā qǐng Láolā le ma?

Tā qǐng Láolā le ma ?

Gráfico 5. Interrogativa disyuntiva en español.

¿Ha invitado a Laura o a María ?

7
Gráfico 6. Interrogativa total con disyunción en español.

¿Ha invitado a Laura o a María ?

Gráfico 7. Interrogativa total con disyunción en mandarín.

Tā qǐng Láolā le huòzhě qǐng Mǎlìyà le ma?

Gráfico 8. Interrogativa disyuntiva en mandarín.

Tā qǐng Láolā le háishì qǐng Mǎlìyà le?

8
Gráfico 9. Interrogativa total e interrogativa parcial en español

¿Ha invitado a Laura? ¿A quién ha invitado?

Aunque las interrogativas parciales en español europeo ya quedan


caracterizadas por la presencia del pronombre o el adverbio interrogativo —
motivo por el cual la inflexión tonal final es descendente como en las
declarativas—, en la enseñanza de ELE en alumnos chinos hemos de tener en
cuenta que en español:

a) El pronombre o adverbio interrogativo se desplaza al inicio de la oración,


mientras que en mandarín mantiene la posición que ocupa en la declarativa
(SVO)10.

(10) Tā shì shéi ?


Ella es quién ?

(11) Ta shì wŏ de lăoshī .


Ella es mi profesora.

b) El elemento interrogativo se pronuncia enfatizado, con lo cual el esquema


entonativo propio de estas interrogativas es inflexión tonal inicial alta y
sostenida + inflexión tonal final descendente, aunque,evidentemente, si la
interrogativa sólo está compuesta por el elemento o locución
interrogativos, la inflexión tonal final será ascendente.

c) La inflexión tonal final es descendente, siempre que la situación


comunicativa sea neutra o puramente informativa, pero para demostrar
cortesía el hablante imprime una inflexión final ascendente (Gráfico 10).

10
En las interrogativas parciales no se añade la partícula interrogativa ma porque, al
igual que en español, los pronombres y adverbios interrogativos ya poseen la
función interrogativa.

9
Gráfico 10 . Curvas melódicas de ¿Cómo se llama?

¿Cómo se llama↑?. ¿Cómo se llama ↓?


(Entonación de cortesía) (Entonación neutra)

También la interrogativa total puede cambiar radicalmente su esquema


entonativo si quiere expresar un determinado significado comunicativo. Así,
por ejemplo, para expresar diferentes sentimientos o estados de ánimo
(extrañeza, ironía, asombro, irritación, indignación, interés, desacuerdo,
perplejidad, reproche...), que se acaban de dilucidar por el contexto
pragmàtico y discursivo, la inflexión tonal final de la interrogativa total es
circunfleja (ascendente-descendente) (Gráfico 11), lo cual en mandarín lo
podemos relacionar con un tono 2 seguido de un tono 4 (véase Figura 2).

Gráfico 11. Curvas melódicas de interrogativas en español

¿Ha invitado a Laura? ¿Ha invitado a Laura?


(extrañeza) (indignación)

Escandell (1999:3945) describe perfectamente el patrón melódico


circunflejo de estas interrogativas: “[...] esquema caracterizado
fundamentalmente por una subida constante, seguida inmediatamente de un
marcado descenso, aunque también el inicio parece arrancar de un nivel más
alto que el que caracteriza a las oraciones enunciativas. La subida y el
descenso dibujan un esquema característicamente ‘circunflejo’, que constituye
la imagen especular de la entonación descendente-ascendente de las
interrogativas totales, con las que contrasta con nitidez.”

1
Las correspondencias melódicas entre los patrones melódicos de las
interrogativas totales y parciales españolas y los tonos chinos (tabla 2)
resultan de gran utilidad para enseñar a los alumnos chinos la variedad
entonativa que puede darse en los enunciados de estas oraciones.

Tabla 2.Patrón melódico de los tonos del chino mandarín.

Interrogativas del Tonos del


Patrones melódicos
español mandarín

Inflexión tonal final ascendente 2º

Inflexión tonal final 3º


Totales descendente-ascendente 4º+2º
Inflexión tonal circunfleja
2º + 4º
(ascendente-descendente)

Variaciones en la inflexión tonal 2º + 1º


final ascendente 3º + 2º
Parciales Inflexión tonal alta y sostenida

en el elemento interrogativo
Inflexión tonal ascendente antes
Disyuntivas 2º
de la disyunción

3. Diferencias de ritmo entre el chino y el español

Generalmente, en la enseñanza de lenguas no se tiene en cuenta que el


dominio del ritmo de una lengua extranjera es directamente proporcional a la
fluidez con el que alunmo hablará la L2, por este motivo es importante que el
profesor de LE tenga unas mínimas nociones del ritmo de la lengua de sus
alumnos.
El chino mandarín es una lengua acentualmente acompasada (isocronía
acentual), pues tiende a mantener una distancia temporal similar entre sílabas
acentuadas, independientemente de que sean adyacentes o no. Esto la
diferencia mucho del español, clasificada como silábicamente acompasada
por tender a reproducir la misma duración en todas las sílabas (como otras
lenguas entonativas como el catalán o el portugués, por poner lenguas en
contacto).
Las características acústico-perceptivas del acento son el tono, la
intensidad y la duración, pero cada lengua elige modificar uno o dos de estos
parámetros para destacar la sílaba tónica de la átona. En cualquier caso, pero,
se realiza un aumento de la tensión muscular para aumentar (i) la longitud de

1
las cuerdas vocales (aumento de F0), (ii) la fuerza expiratoria del flujo de aire
(aumento de la intensidad) y (iii) el tiempo de percepción (aumento de la
duración). Aunque tradicionalmente se haya considerado que el acento en
español es de intensidad, estudios recientes sobre el tema (Llisterri et al.,
2003) demuestran que el acento en español obedece a la combinación de la F0
con la duración o con la intensidad.

3.1. El acento en chino mandarín.

El acento prosódico en mandarín consiste en la ampliación del campo


tonal y en un aumento de la duración, siendo la intensidad un parámetro
secundario. El acento distingue la sílaba fuerte (•) de las sílabas media (ο) y
ligera ()11:

(12) dōngxi (cosas) (13) shénmede (etcétera)


•  • 

(14) Xīnjāō (Singapur) (15) Húluóbo (zanahoria)


ο• ο • 

Las sílabas media y ligera son la mitad de largas que la fuerte, cuyo patrón
melódico del tono se aproxima al modelo tonal de la sílaba pronunciada
aisladamente, mientras que las sílabas media y ligera padecen el efecto del
sandhi tonal. En consecuencia, para que los alumnos chinos no reproduzcan el
modelo de ritmo de la L1, es necesario remarcar que las sílabas en español
tienden a presentar la misma duración. Aún cuando la duración sea un
parámetro importante del acento en español, las sílabas átonas no se
distinguen por ser la mitad de largas que las tónicas.
El profesor de ELE debería relacionar el aumento de la duración de la
sílaba tónica cuando ésta coincida con el inicio de la inflexión tonal final y
con la velocidad de elocución de las interrogativas, pues en chino la velocidad
de elocución aumenta en las últimas sílabas del enunciado de las preguntas
simples (Chao, 1968)12, con lo cual puede ocurrir que el alumno chino
pronuncie sin la entonación precisa el final del enunciado de este tipo de
oraciones en español.

3.2. Las sílabas y los grupos fónicos.

11
Ejemplos extraídos de Jin (2006)
12
Referenciamos por Yen (2005)

1
Las sílabas y palabras monosilábicas que no poseen tono en mandarín son
siempre sílabas ligeras y, como las palabras átonas del español, sólo tienen
significado gramatical (sufijos, partículas sintácticas... ) y siempre se adhieren
a una palabra con contenido léxico, la cual poseerá una sílaba fuerte. Así pues,
en mandarín, es muy importante marcar bien el tono de la sílaba fuerte para
determinar el significado de la palabra, por este motivo los alumnos de
lenguas tonales procuran precisar el acento de las palabras y esto hace que en
español tiendan a pronunciar las palabras por separado, sin tener en cuenta los
grupos acentuales, los cuales están constituidos por palabras semánticamente
plenas y con acento que se combinan con palabras funcionales y átonas (Gil,
2007:324).
En español, la necesidad de enlazar las palabras átonas con las tónicas para
su pronunciación hace que una interrupción en el enlace de palabras –que no
sea por una pausa dubitativa– produzca una sensación perceptiva de
interrupción del ritmo.
Los enlace de palabras en el español hablado es muy habitual porque, para
pronunciarse, las palabras se agrupan en grupos fónicos siguiendo criterios
sintácticos (son constituyentes oracionales), semánticos (son unidades de
sentido) y prosódicos (distribuyen el ritmo). Además, hay una serie de
palabras en español que siempre van juntas porque forman grupos acentuales:
el artículo con el nombre (la puerta, el coche, un caballo, unas bicicletas), el
pronombre átono con el verbo (¿Me lo das? Dámelo), el adverbio con el
adjetivo (muy guapo, más alto) o la preposición con el término que introduce
(por la calle, de María, ¿Para qué?, a París). Aunque la longitud del grupo
fónico dependa de la velocidad de elocución de cada hablante, así como de la
dificultad articulatoria de las palabras que deben pronunciarse juntas, es
aconsejable no realizar grupos fónicos superiores a 8-11 sílabas en las tareas
de pronunciación.
Los enlaces de palabras a los que recurre el español hablado conducen
muchas veces al fenómeno del resilabeo, ya sea por concurrencia de vocales
homólogas (La_amiga de_Enrique > la.mi.ga. den.ri.que), formación de
diptongos (la_imaginación > lai.ma.gi.na.ción), concurrencia de consonantes
homólogas (la ciudad_de Madrid > ciu.da.de) o por sinalefa de consonantes
finales (-N, -L, -R, -S, -Z, -D) con vocales iniciales (con el arma >
co.ne.lar.ma; Ir a París > i.ra.Pa.rís).

4. Resumiendo

La dificultad principal para llegar a dominar una lengua extranjera es saber


generar tanto sintáctica como entonativamente las oraciones en la L2, sin caer
en el error de recurrir a los mecanismos propios de la L1. Por este motivo, es
necesario trabajar la interfaz entre fonética y sintaxis cuando el profesor de
ELE trata la entonación y el ritmo.

1
Los aspectos prosódicos más importantes para trabajar la pronunciación en
la clase de ELE se centran en el grupo fónico debido a que:

(1) Los enlaces de palabras y resilabeos tan característicos del español


hablado no sólo mejoran la pronunciación, sino también la
comprensión del lenguaje hablado.

(2) La última sílaba tónica del último grupo fónico coincide con la
inflexión tonal final del enunciado.

Aunque en la parte teórica de la enseñanza de lenguas, la entonación y el


ritmo se traten por separado, en la práctica, son aspectos prosódicos que deben
trabajarse conjuntamente para que el alumno adquiera una buena
pronunciación.

Agradecimientos
Quiero agradecer a mi amiga y profesora Rongrong Zhu su inestimable
ayuda con el chino y a Dolors Font el haberme animado a participar en el
SEL2009.

Bibliografía

Boersma, P. & D. Weenink (1992-2007) PRAAT. Doing phonetics by


computer. Univerty of Amsterdam, Institue of Phonetic Sciences,
http://www.praat.org.

Cantero Serena, F.J. & Font Rotchés, D. (2009): “Protocolo para el análisis
melódico del habla”, Estudios de Fonética Experimental, XVIII, pp.17-32.

Chao, Y.R. (1968): A Grammar of Spoken Chinese. Berkeley, University of


California Press.

Duanmu, S. (2000): The Phonology of Standard Chinese, Oxford, University


Press.

Escandell Vidal, M.V. (1999) “Los enunciados interrogativos. Aspectos


semánticos y pragmáticos”. In: Bosque, I. & Demonte, V. (eds.).
Gramática Descriptiva de laLengua Española, Madrid, Espasa, Vol 3,
cap. 61. pp. 3929-3991.

1
Gil, J. (2007): Fonética para profesores de español como lengua estrangera.
Madrid:

Howie, J.M. (1976): Acoustical Studies of Mandarin Vowels and Tones.


Cambridge University Press.

Jin, Xiaoda & Liu, Guanghui (2006): 汉 语 普 通 话 语 音 图 解 课 本 Hanyu


Putonghua Yuyin Tujie Keben (Manual de Fonética del Chino Estándar en
Imágenes, libro del profesor), Foreign Language Teaching and Research
Press, Beijing, 2006.

Lin, Y.H. (2007): The Sounds of Chinese. Cambridge, University Press.

Llisterri, J. (2003): “La evaluación de la pronunciación en la enseñanza del


español como segunda lengua”, en MªV.Reyzábal et al. (eds.)
Perspectivas teóricas y metodológicas: lengua de acogida, educación
intercultural y contextos inclusivos, Madrid, Consejería de Educación de
la Comunidad de Madrid, pp.547-561.

Planas Morales, S. (2010): “Equivalencias melódicas entre los tonos del chino
mandarín y la entonación española”, Estudios de Fonética Experimental,
XIX (en prensa).

Yip, P.C. & Rimmington, D. (2004) Chinese: a Comprehensive Grammar.


London: Routledge.

Yen, H.L. (2005): La entonación del español hablado por taiwaneses (Tesis
Doctoral). Barcelona: Biblioteca Phonica.
<http://www.publicacions.ub.es/revistes/phonica-biblioteca/>

View publication stats

También podría gustarte