Está en la página 1de 24
La psicogénesis de la lengua escrita Una revolucién‘en la alfabetizacién inicial Diana GRunrety A pattir de las investigaciones psicolingiisticas' basadas en el ‘marco conceptual de la psicologta genética, y Ik das a cabo por doras argentinas durante la década del 70, se inicié un movimiento fundamental en la ensefianza de fa lectura y la escri- ‘tura, La envergadura del mismo no s6lo impact6 nuestro territo- rio sino que trascendié sus fronteras, Negando a otros paises de habla hispana (Uruguay, Venezuela, Espafa) y aun a aquéllos que no compartfan fa ma fengua (Brasil, EEUU, Italia Israel). resultados de tales investigaciones nos dieron nuevos ojos para mirar esos fenémenos que crefamos conocer; en términos piage- tianos, nos ayudaron a reformular ios esquemas conceptuales para interpretar fa realidad, repercusiones en la didactica de ta lengua suscitaron gran interés por parte de los educadores, una revolucién conceptual en ta mane: le comprander el proce- sode endizaje y la ensefianza de la lectura y la escritura, ‘ome todo conocimiento Par otro lado, todo nuevo conocimiento revolucionario, esta teo- puede generar interpretaciones alejadas ria genera y continia _—_de los planteamientos que se intentan igenerando polémica en promover, vinculadas con la distancia diversos campos: psico- que media entre los propios esquemas lingustico, didéctico, socio-politic e institu cional entre otros. de asimilacién y lo novedoso. Esta apre: ciacién puede ser corroborada con mult plicidad de ejemplos en el accionar coti iano del jardin de infantes. Entre otros, concebir como contenidos de ensefianza los niveles de conceptualizacién elabora dos por Emilia Ferreiro, Ana Teberosky y colaboradores, privilegiar el trabajo so bre listados de palabras fuera de contex to, determinar una hora especitica para trabajar ejercicios de “lecto-escritura’, limitar el rof docente @ un mero especta- dor ante el reconocimiento del protagonis- mo del nifio como constructor de su pro- pio aprendizaje. Los procesos para resigni- ficar y reforrmular ciertas précticas llevan tiempo y a lo largo de éste se van desple: gando estrategias de ajuste, marchas y contramarchas. Es sabido que ung consi deracién deformada conlleva la desvalor zacién de una teoria, aun cuando ésta cuente con sélidos fundamentos. Actualmente, luego de mas de veinte afios ininterrumpidos de trabajo, la perspectiva psicogenética puede explicar de manera cada vez més ajustada las ideas de los ni- fos acerca de la escritura. La didéctica generada a partir de ella, y que considera entre otros aspactos los procesos cons- tructivos de los nitios, no sélo se ha afian- zado como propuesta de trabajo en las aulas, sino que continda dando y buscando res- pusstas 2 los problemas de la ensefianza, Se trataré de explicitar, en este articulo, el aporte fundamental de las investiga- ciones psicogenéticas y cémo, a partir de ellas, se han elaborado conceptu zaciones sobre las précticas pedagégi- cas que permitieron que extensos gru- 0s poblacionales muy destavorecides hayan aleanzado niveles de alfabetiza- cién que histéricamente parecian pri vativos de otros sectores. Para ello se tomardn en cuenta todos los aspectos in: volucrados: el sujeto de aprendizaje, el ob: jeto de conocimiento, el docente y la insti tuci6n escolar; finalizando con algunos aspectos de la perspectiva didactica. Lo que estas investiga- ciones permitieron conocer acercadel sujeto de aprendizaje Permitié comprender que también a pro: pésito de la escritura el nifo se formula preguntas acerca de ese objeto, busca re gularidades, compara, construye teorias que le son tities en ciertos momentos, y que abandona luego; pone a prueba sus anticipaciones, categoriza los datos, revisa sus teorlas y reformula sus hipétesis cuan do considera que éstas son insuficientes para explicar la realidad. Atreverse a centrar la mirada en el nifo favorecié comenzar a develar algunas respuestas a preguntas fundamentales para la préctica docente: goudndo inician fos nifios su aprendizaje de la lectura y la eseritura? {De qué manera? ;Cudl es el recorrido de ese proceso? Conover que los nifios sabian cosas so- bre el leer y el escribir en edades muy tempranas fue una revelacién ineludible para quienes todavfa no habian abierto las puertas del jardin a los trazos de la lengua escrita. Pero, ademés, ese saber de los niffios dando cuenta de pensa- mientos (originales y sensatos) extrafios al modo adulto de ver la escritura, llevé aa gran parte de la comunidad educativa a interesarse por comprender la "Iégica interna” que caracterizaba esos mods, de organizacién; es decir, los procesos de construccién del conocimiento en este campo especitico De manera contundente, los aspectos conceptuales se destacaban sobre los figurales. Es decir, pas6 a ser mas rele- vante lo que se quiso representar y las imaneras utilizadas para crear diferencia ciones entre las palabras, que la calidad del trazado, Is orientacién, la distribu 414989 onBuaj oj ap s1s2ug602)sd 07 La Educacién en los primeros afios N°! én en la hoja,elaétera, De ningtin modo significaba que los aspectos figurales no fueran necesarios en el proceso de escritu ra, pero se advertiaciaramente la diferen cia en el nivel de complejidad involucrado en cada uno de ellos. El trazaco y recono- cimiento de letras, ls eercicios de control rmotriz dejaron de ocupar la escena central para dar lugar @ los problemas cognitivos con los que los nifios se entrentan al tratar de comprender un sistema tan complejo como es la escritura. Diferentes estudios® evidenciaron fa gran complejidad que im: plica tomar en cuenta, al mismo tiempo, aspectos que tienen que ver con elaciones entre el todo y las partes, entre aspectos sonoras y gréficos en la escriture Tales, estudios contribuyeron a minimizar una concepcién simplista, del aprendizaje de la lengua escrta, de corte netamente perceptivo:motrz. Develar que el conoct mento de las letras es un proceso necesa- rio, pero no suficiente para aprender a leer y escribir, que leer es mucho mas que so- norizar las letras y escribir mucho més ue graficar sonidos, fueron formulaciones teéricas de gran impacto. Muchas nociones de la teoria de Piaget, que habian sido estudiadas en otros con. textos, pudieron resignificarse en este campo especffico. Esquemas de asimila Ci6n, errores constructives, contlicto cogni tivo, proceso de equilibracién, proceso constructivo, reconstruccién, toma de con: ciencia..., se desplegaban a través del pen. samiento de los nifios a propésito de la escritura. Ver e6mo los nifios no reciben pasivamente las informaciones provistas, por el medio ambiente, sino que al inten- tar comprenderlas las transforman, cono- cer cémo los nifios pasan de un estado de menor a otro de mayor conocimiento evi- denciando sus estrategias, fueron revela: ciones muy significatives para muchisimos maestros Y lo que permitieron conocer acercadel objeto de conocimiento Se pusieron de relevancia las leyes que explican la constitucién del objeto de co: nocimiento. Se pas6 de una visién pure: mente instrumental, donde le escritura era considerada como una técnica de transcripcién y la lectura como una téc: nica de decodificacién, a “elevarlas al rango de “objeto de pensamiento”, con tuna doble visin de objetos acerca de los cuales se piensa" y “objetos que permi ten pensar acerca de lo representado por ellos mismos”.? Las investigaciones aportaron un marco cientitico @ algo que era sélo una gran intuicién: dejar atrés el objeto lengua estereotipado, descontextuado, sin sent do, de la ensefianza tradicional, para que saliera a la luz la lengua escrita como objeto social y cultural usado con fines de comunicacién, La solidez de su fundamentacién cientifica permitié una reflexién profunda sobre la relacién que existe entre las practicas de lectura y escritura de los usuarios fuera de la es. ‘cuela y dentro de ella, Considerar la len ‘gua escrita como objeto social contribu- y6 notabiemente al disefio de situacio- nes didécticas que contemplaran una amplia gama de materiales escritos que fueran més allé de la restriccién de un tirfico libro para leer. También es relevante destacar que las Investigaciones permitieron, por un lado, ver al objeto con toda su complejidad, y por el otro, comprobar que los nifos po: dfan asimilario con toda esa compleji dad. Como consecuencia, los textos, tal cual circulan socialmente, comenzaron 4 tener presencia en la escuela. Los nifios, desde muy pequefios comenzaron a leer y a escribir diversidad de textos generan