Está en la página 1de 3

Del Sahara al Amazonas: 4 fascinantes impactos del polvo del desierto que viaja

miles de kilómetros para llegar a América Latina

El desierto del Sahara está a miles de kilómetros de la Amazonía, pero ambos son
conectados cada año por un fenómeno que desafía la imaginación. Cientos de millones
de toneladas de polvo parten de los desiertos de África, cruzan el Océano Atlántico y
llegan hasta América del Norte, el Caribe y Sudamérica, donde impactan desde la salud
hasta la fertilidad del suelo.

"Para que tengan una idea de la distancia que recorre el polvo sahariano, desde la costa
noreste de África hasta el Caribe hay unos 6.000 km.", le explica a BBC Mundo Santiago
Gassó, geofísico argentino e investigador de la NASA, quien se especializa en el uso de
satélites para detectar polvo. "Y el polvo también llega al norte del Amazonas entrando
por el lado de Venezuela", destaca el investigador.

"Es un polvo muy muy pequeño. Si tomamos como tamaño de referencia el grosor de un
pelo, podemos decir que el polvo doméstico que vemos en nuestra casa, por ejemplo, es
de ese grosor, del tamaño de la arena", explicó Gassó.

"Pero el que viaja por el Atlántico es cien veces más pequeño que eso. Un grano no es
visible al ojo humano, lo que es visible es la acumulación de los mismos".
Santiago Gassó explicó a BBC Mundo algunos de los efectos más impactantes del polvo
del Sahara en el Centroamérica y Sudamérica.
1. Fertiliza los suelos de la Amazonía
"El polvo es básicamente roca triturada, muy fina, y está compuesto de diferentes
elementos químicos", explicó el geofísico argentino. "Muchos de esos elementos son
nutrientes que son utilizados por las plantas, como el fósforo y el nitrógeno y todos estos
nutrientes están contenidos en el polvo, que viaja y se deposita por la lluvia o porque
simplemente cae sobre la selva".
"Cuando el polvo se deposita sobre el océano en rasgos generales pueden pasar dos cosas.
Una es que el polvo sea muy pesado y empiece a hundirse hacia el fondo del océano. Pero
si el polvo tarda en descender (sea porque es liviano o hay mucha turbulencia océanica),
la zona donde están los micro-organismos como el fitoplankton o bacterias animales
pueden hacer uso de él y liberar todos estos nutrientes que son útiles.

2. Afecta la calidad del aire en Norteamérica, el Caribe y Sudamérica


"Aquí en Estados Unidos la agencia ambiental, la EPA, registra incrementos de
contaminación cuando llega la nube de polvo a la costa este, sobre todo a la costa sudeste
más cerca del Caribe", afirmó Gassó. El Instituto Meteorológico Nacional de Costa
Rica (IMN) informó en julio sobre la presencia en el país y buena parte del resto de
Centroamérica de una nube de polvo del Sahara que representa, según señaló, un riesgo
para personas alérgicas o asmáticas.

El Instituto de Costa Rica agregó que, de acuerdo con la Organización Panamericana de


la Salud, el peligro que genera el polvo radica en el contenido de bacterias, virus, esporas,
hierro, mercurio, y pesticidas.

3. Podría afectar los huracanes


Esta posible conexión tiene dos aspectos, según Gassó.
"El hecho de que ustedes lo vean por satélites quiere decir que el polvo está reflejando
luz del Sol y esa luz no está llegando al océano justamente porque les está llegando a
ustedes. Cuando hay polvo en suspensión, parte de la energía solar no está llegando a la
superficie del océano y por lo tanto hay una temperatura menor".
"El océano no se calienta tanto y cambia, por ejemplo, la forma en que se evapora el agua
del océano. Y la evaporación de agua del océano es lo que alimenta los huracanes, es toda
una sucesión de eventos".
Gassó agregó que hay otro aspecto que se está descubriendo ahora que es la relación entre
el polvo y las nubes.
"Parece ser que el polvo induce formación de granizo de hielo en las nubes y las hace
desarrollar más en forma vertical. Y una nube cuando crece más se hace más potente,
entonces la lluvia puede ser más intensa, el granizo puede ser más grande y causar más
destrucción. Así que hay una serie de fenómenos indirectos que son muy difíciles de
caracterizar".

4. Puede afectar los corales


"Es un poco el principio similar al de la fertilización. Porque, así como puede haber
elementos químicos que son útiles para la alimentación o el crecimiento de las
plantas, también hay elementos tóxicos".
"Por ejemplo, el cobre es tóxico para ciertas bacterias y otros microrganismos muy
importantes en la base de la pirámide ecológica marina. Se ha visto que los
corales también pueden ser atacados por hongos que están en el polvo. Entonces cuando
estos elementos en el polvo viajan al otro lado del Atlántico se deposita sobre el Mar del
Caribe y este sedimento por peso va cayendo y alcanza a los corales que asimilan este
elemento tóxico que se enferman".
Gassó explicó que el polvo cruza el Atlántico cada año, en un proceso que "se
correlaciona con el ciclo del agua, es decir, el ciclo de lluvias y evaporación que ocurre
en el Sahara".
"Si bien el Sahara es seco hay lluvias ocasionales, pero hay temporadas donde está más
seco que otras. Eso es lo que permite que haya más suspensión, levantamiento de polvo".

BIBLIOGRAFÍA
Martins Alejandra, Del Sahara al Amazonas: 4 fascinantes impactos del polvo del desierto
que viaja miles de kilómetros para llegar a América Latina, BBC News Mundo,
01/08/2018, Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-45019573