Está en la página 1de 11

UNIVERSIDAD SAN GREGORIO DE PORTOVIEJO

GESTION EMPRESARIAL

NOVENO SEMESTRE

INTEGRANTES

Luis Hermida Intriago

Paul Pérez Fernández

MATERIA

Representaciones y franquicias

TEMA

Las franquicias

PROFESOR

Ing. Yessenia Vera

FECHA

Jueves, 23 de mayo del 2019

PERIODO

Marzo – Agosto 2019


LAS FRANQUICIAS

Las franquicias son modalidades de negocios en donde, mediante acuerdo comercial y

financiero, una empresa denominada franquiciador permite utilizar su formato de

negocios a otra llamada franquiciatario o franquiciado mediante el pago de regalías

(Silva, 2003).

En este caso el franquiciador es el propietario del modelo o formato de negocio,

mientras que el franquiciado es quien explota el formato de negocio pagando a cambio

unos derechos y unas regalías denominada franquiciador permite utilizar su formato de

negocios a otra llamada franquiciatario o franquiciado mediante el pago de regalías.

El franquiciante es el poseedor del sistema operativo de una negocio exitoso, que

incluye una marca, nombre comercial, tecnología o conocimientos necesarios para la

explotación de un producto, prestación de un servicio y un proceso, o bien, todos en

conjunto, el franquiciatario que es la persona que adquiere el sistema operativo y recibe los

conocimientos que el franquiciante le confía para dar a la unidad franquiciada los

estándares de calidad el producto o servicio que ofrece la franquicia maestra (Alba, 2005).

La franquicia es una estrategia de negocios que se basa en un sistema de

comercialización y prestación de servicios, donde el franquiciante ofrece a través de un

contrato, la autorización para la distribución, producción y venta exitosa de bienes y

servicios al franquiciatario por un periodo determinado. Existirá franquicia, cuando con la


licencia de uso de una marca se transmitan conocimientos técnicos o proporcione asistencia

técnica, para que la persona a quien se le concede puede producir o vender bienes o prestar

servicios de manera uniforme y con los métodos operativos, comerciales y administrativos

establecidos por el titular de la marca, tendientes a mantener la calidad, prestigio e imagen

de los productos o servicios a los que esta distingue.

En la economía de hoy en día, las empresas que mueven inventarios necesitan

mantener cada centavo invertido trabajando a un máximo de eficiencia. Dado que la

inversión en inventarios representa un porcentaje elevado dentro de la inversión global de

una empresa, la importancia de la ad-ministración de dicha inversión aumenta día a día. El

objetivo primordial es analizar la gestión de los inventarios, en las franquicias de comida

rápida y su relación con los proveedores, a partir de su evo-lución y elementos que lo

caracterizan dado el éxito de este tipo de negocio. La metodología utilizada fue de tipo

descriptiva y abarcó: Una revisión documental, entrevistas a operadores gerenciales del

sector y a empleados del área objeto de investigación. Se llegó a una gran conclusión de

que “EL SABER HACER“ o “KNOW-HOW” o “SAVOIR FAIRE“ como se le conoce en

estos tres idiomas, es el elemento clave del éxito de la gestión del inventario y su relación

con los proveedores, todo esto plasmado en Manuales (Vilchez Gil, 2003)

En el manejo de los inventarios se toman decisiones respecto a cuándo hacer

pedidos, a quien hacerlos y en qué cantidad. Todo se traduce en costos; y el principal de

ellos es el costo de los artículos mismos, pero hay también otros como: almacenamiento,
seguros, deterioro, interés sobre el dinero empleado, además, existen aquellos costos

deriva-dos de la no disponibilidad de un producto en un momento dado, lo que crea una

imagen inaceptable y se corre el riesgo de perder un cliente.

Una relación es de franquicia solo cuando el franquiciador ha contrastado en la

práctica su concepto de negocio, es decir, cuando ha sabido individualizar todos aquellos

conocimientos prácticos relativos a los métodos de fabricación, comercialización, gestión y

financiación, configurando de este modo su know how (Kahn, 1992).

El know-how en una empresa, se ha convertido en un factor de mucha importancia

ya que este incluye la forma más adecuada de mezclar componentes, los equipos utilizados,

el personal que sabe realizar las tareas, etc. Esto es precisamente lo que ofrecen

las franquicias, el cómo hacer las cosas en una empresa para que esta sea

altamente productiva y rentable. Suele utilizarse en la venta de franquicias, ya que lo que se

vende es el “saber cómo”. Las franquicias generalmente son vendidas por países o

empresas con experiencia en un sector, casi siempre los negocios, a personas que saben

poco del tema, lo que supone en un patrimonio de muchos años de madurez y una ventaja

comparativa muy valiosa frente a la competencia.


según (Hoffman & Preble, 1994) las franquicias se dividen en:

franquicia de primera generación:

Se trata de la primera forma de franquicia comercial existente que surgió entre los

cerveceros alemanes en el siglo XVIII, quienes contrataban con las tabernas la venta de

cerveza de su marca exclusivamente.

Este sistema es conocido como franquicia de puntos de venta cautivos y que

nosotros denominamos protofranquicias

Franquicia de segunda generación:

Este modelo es también conocido de tipo 1, los fabricantes contratan con los

franquiciados un sistema para la distribución de sus productos. Algunos autores lo

denominan esta tipología como concesión de franquicia para producto y nombre comercial,

ya que son estas las armas más importantes para su comercialización. Su objetivo es

asegurar al franquiciador, de manera eficaz, la distribución de sus productos. Actualmente

este formato se mantiene en la distribución de bebidas, venta de gasolina al por menor, etc.

Franquicia de tercera generación (tipo 2):

Es el sistema conocido como franquicia de estructura empresarial, franquicia de tipo

2 o franquicia propiamente dicha. Sigue manteniendo como elementos constitutivos la


marca y el producto, pero, además, incorpora otro elemento fundamental, el know how, que

dota de mayor complejidad la relación. Dicho prototipo podrá ser replicado por los

franquiciados en sus respectivos mercados.

Dentro del concepto de franquicia, son muchos los matices diferenciadores. Estas

clasificaciones han ido apareciendo a medida que las relaciones entre franquiciador y

franquiciado aumentaban en complejidad. Este proceso de evolución es el que genera las

diferentes agrupaciones existentes, estas clasificaciones son necesarias ya que ayudan a

comprender mejor las características y las diferencias que presentan cada una de ellas, y en

definitiva para una mejor comprensión y estudio de la franquicia.

Balance social de la franquicia:

El sistema de franquicia presenta una serie de ventajas generales tanto para la

sociedad como para la economía de un país que son relacionadas en las distintas

publicaciones sobre la materia. Algunas de las más destacadas son las siguientes (Díez &

Galán, 1998): Modernización de las estructuras comerciales, crecimiento de la economía,

creación de nuevas empresas, empresas estables, aumento del empleo, fomenta la

investigación y desarrollo, posibilita el acceso de personas sin experiencia al primer

empleo, acceso del comerciante a las nuevas tecnologías, etc.

En este campo se investiga, desde una perspectiva de interés general, los aspectos

positivos y negativos de la franquicia. Deben reseñarse los aspectos más relevantes o de


mayor impacto que sirvan para justificar la existencia de la franquicia, siempre bajo la

premisa de que los aspectos positivos superen a los negativos, es decir, el balance sea

favorable. No obstante, la franquicia incorpora en sus contratos una serie de cláusulas que

van en contra de la libre competencia como son: imposiciones de precios, exclusividad

territorial, exclusividad de distribución, cánones, requerimientos del contrato, etc. Por estas

razones, en algunos países la franquicia tiene oposición por parte de entes sociales como,

por ejemplo, asociaciones de consumidores.

Recursos financieros

Según (Oxenfelt & Kelly, 1968) el modelo del ciclo de vida la franquicia en la que

una empresa joven con recursos de capital limitados se expande en franquicia usando el

capital de los franquiciados. Es de suponer que con el paso del tiempo y cuando su

situación financiera vaya mejorando, no renovará los contratos y reconvertirá unidades

franquiciadas en unidades propias.

Bajo este mismo razonamiento se podría llegar a que todas las unidades fueran

propias y a extinguirse la relación de franquicia. Algunos trabajos confirman esta forma de

actuación del franquiciador encontrando relaciones negativas entre tamaño, edad y ratio de

crecimiento con el porcentaje de unidades franquiciadas.

Esta teoría no explica por qué alguno franquiciadores que disponen de capital

suficiente, siguen utilizando la franquicia. Igualmente, muchos franquiciadores podrían

acudir al mercado de capitales y conseguir los recursos necesarios para su estrategia de

crecimiento, bien a través de préstamos o vendiendo las acciones de la empresa. Por tanto,
se considera que la escasez de recursos es una buena razón para crecer en franquicia, pero

no la única.

Las redes de franquicia emplean un sistema con unidades franquiciadas y propias no

solo porque determinados establecimientos son más apropiados para uno u otro tipo de

propiedad, sino porque la existencia de unos tiene impactos positivos en la gestión de otros.

Así, este sistema dual puede ayudar a mantener una uniformidad en todos los

establecimientos además de conseguir adaptarse a los mercados locales. Si bien, se ha

apuntado en la literatura que cuando un franquiciador tiene recursos limitados, durante las

primeras fases de crecimiento de la cadena, tienen una mayor necesidad de tener más

unidades franquiciadas (Kaufmann, 1994).

Los establecimientos franquiciados permiten al franquiciador reducir los gastos de

control que tendrían si esos establecimientos fueran propios, ya que el franquiciado está

muy incentivado intentando obtener la máxima rentabilidad de su negocio, lo que a su vez

redunda en la rentabilidad del franquiciador. Aparentemente, la franquicia proporciona al

franquiciado más incentivos para esforzarse que los que tendría el encargado de un

establecimiento propio de la cadena, como ya hemos comentado anteriormente.


Internacionalización de la franquicia

La franquicia se manifiesta como una de las formas más interesantes que se le

presentan a una empresa para expansionarse internacionalmente, siendo un mecanismo

adecuado para aunar uniformidad de la cadena y adaptación al mercado local. La franquicia

como estrategia de crecimiento se inicia con una penetración progresiva en las áreas de

mercado consideradas como más rentables o convenientes. El éxito del sistema de

franquicia provoca una rápida expansión y una saturación del mercado nacional, bajo estas

condiciones, se produce obligatoriamente la salida a mercados internacionales, incluso

antes de completar la red nacional (Vallet, 2002).

A nuestro parecer, el principal campo de investigación, dentro de la

internacionalización de la franquicia, son las razones que impulsan a los franquiciadores a

salir a lo mercados exteriores. Indudablemente existe una estrecha relación y continuación

entre este apartado y las razones de utilizar el sistema de franquicia. Los factores que

impulsan la internacionalización de la franquicia son de índole diversa (económicos,

financieros, de marketing, del entorno, etc.),

Fidelización a través de la franquicia

Cuando los fabricantes no desempeñan la función de ventas internamente, pero

desean detallistas en exclusiva, suelen elegir alguna forma de franquicia (Lafontaine &

Slade, 1997).
Por tanto, la franquicia también puede ser una forma de buscar un canal de

distribución que sea totalmente leal y fiel al productor que pone en marcha una franquicia.

De esta forma se asegura una cooperación, compromiso y motivación por parte de los

franquiciados, que difícilmente podría encontrar en otro tipo de canal de distribución.


Bibliografía

Alba, M. (2005). Fanquicias: una perspectiva mundial.

Aldave, D. M. (octubre, 2005). franquicias: una perspectiva mundial.

dies de castro, r. c. (s.f.). la investigacion sobre la franquicia. la investigacion sobre la franquicia.

Díez, E., & Galán, J. (1998). Práctica de la franquicia. Madrid: McGrawHil1.

Hoffman, R., & Preble, J. (1994). La franquicia como organizacion en el siglo XXI. Marketing &
ventas Harvard-Deusto.

Kahn, M. (1992). La transmisión del know-how en la franquicia. Valencia: Generalitat Valenciana.

Kaufmann, P. I. (1994). The Evolution ofOwnership Pattems in Franchise Systems. Joumal.

Lafontaine, F., & Slade, M. (1997). "Retail Contracting: Theory and Practice. The Joumal of
Industrial.

Muñoz, F. (s.f.). la expasion internacional de las franquicias.

Oxenfelt, T., & Kelly, A. (1968). Will Successful Systems Ultimately become Wholly-Owned
Chains?

Silva, J. (2003). Escuela de administracion de nogocios. Franqucias: Una alternativa para


emprendedores.

Silva, J. (2003). Una alternativa para emprendedores. Revista Escuela de Administración de


negocios.

Vallet, T. (2002). Marketing del minorista. Valencia: Generalitat Valenciana.

Vilchez Gil, A. (2003). gestion de inventario. relacion con los proveedores en franquicias de
comida rapida.