Está en la página 1de 2

EL INCENDIO DEL BORGO

El Incendio del Borgo, una de las obras más infravaloradas del arte Italiano, a pesar de

remontarnos a un pasaje del papa León IV en el año 847. Cuando al incendiarse la ciudadela, con

una cruz realizada desde una ventana de la catedral de San Pietro en el Vaticano, mediante

acción divina cesaron las llamas. Mientras algunos pobladores huían del incendio otros trataban

de apagarlo. Una multitud que se encuentra arrodillada demostrando un acto de fe cuando están

rogando ayuda divina. momento en que el Papa León IV actúa ante los pobladores motivado por

esa acción de fe.

Los colores utilizados magníficamente por el autor nos detallan una remembranza de

como fue la ciudad del Borgo. Esta pintura nos sitúa al interior de una construcción, desde una

ventana de la Ciudad, que nos permite apreciar elementos arquitectónicos de la época,

permitiéndonos ver una catástrofe, un panorama dramático y de desesperación de los habitantes

del Borgo; la fortaleza física de los pobladores también es percibida, en los cuerpos desnudos

con marcada musculatura de los hombres, pero también de las mujeres que se ven físicamente

fuertes. La parte media de la pintura expresa la forma en que el protagonista principal, hace un

gesto religioso para lograr un milagro que permitiera sofocar el fuego que consumía a esta

Ciudad. Esta pintura finaliza con una balance entre el incendio y la sofocación mediante la

acción divina del Papa León IV. Cuando la ciudad del Borgo era consumida por las llamas; la

influencia del Vaticano en esta Ciudad, nos deja ver la pared de la Catedral donde se encuentra la

autoridad eclesiástica.

Arturo Pedro Hernández


El Papa León IV desde su sede, actuando ante la multitud de los pobladores que se

arrodillaron para pedir clemencia ante la destrucción de la ciudad por el fuego.

La pintura del incendio del Borgo, considerada actualmente un mural, muestra una de las

catástrofes ocurridas en la ciudad que lleva ese nombre; muestra la influencia arquitectónica

europea y las características físicas de los hombres, mujeres y niños, así como la influencia

eclesiásticas a quien se atribuye el milagro que logro la extinción del fuego en esa Ciudadela. La

pintura es una de las obras artísticas más explicitas sobre como las creencias movían grandes

grupos de gente.

El incendio del Borgo.

Autor: Raffaello Sanzio;

Giulio Romano 1514.

Técnica: Pintura al fresco.

Estilo: Renacimiento

Tamaño: 268 cm × 670 cm

Referencias:

Vicente Requeno . ((1743-1811)). jesuita y restaurador del mundo grecolatino. Zaragoza:

Universidad de Zaragoza.

Jonh T. Paoletti . (1997). EL ARTE EN LA ITALIA DEL RENACIMIENTO. Madrid España: Akal.

Arturo Pedro Hernández

Intereses relacionados