Está en la página 1de 4

Comparación Platón - Wittgenstein

En la siguiente comparación me propongo analizar el dialogo entre Sócrates e Hipias desde la


idea de los juegos del lenguaje de Wittgenstein. Después analizaré el mismo dialogo pero bajo la
idea, también de Wittgenstein, de la imposibilidad de la explicación.
La problemática que tienen en común ambos textos es la de cómo definir algo, además de la
justificación de dicha definición y también los limites a los que conlleva cada definición. Dado lo
anterior, en el cuaderno marrón, Wittgenstein va a elaborar distintos "juegos del lenguaje" que,
desde su definición, no son “partes” de un lenguaje sino lenguajes completos en sí. A cada juego
le asignará distintas posibilidades para entonces señalar los limites que se presentan en cada uno.
¿Podríamos considerar el dialogo entre Hipias y Sócrates como un dialogo delimitado por un
juego del lenguaje? Si esto fuera posible, ¿a través de un análisis de los parámetros podríamos
desvelar las limitantes que imposibilitan el hallar la definición que ambos pensadores buscan?
Wittgenstein crea estos juegos para analizar diversas circunstancias desde parámetros mas
simples; en las palabras del autor, mas primitivos.
Es prudente considerar la posibilidad de que, con cada nueva ruta para llegar a la definición de
‘lo bello en sí’, ambos personajes (sin ellos llamarlo así) se estén moviendo en juegos de
lenguaje totalmente distintos uno del otro?
Wittgenstein se irá por otro camino en la búsqueda de lo que quiere decir encontrar la
explicación de una palabra, analizando primero lo que quiere decir ‘el signficado’, es decir,
yendo tan al origen como el lenguaje pueda ir:

El estudiar la gramática de la expresión “explicación de significado” enseñará algo sobre la gramática


de la palabra “significado" y protegerá contra la tentación de buscar en torno de uno algún objeto al que
se podría llamar “el significado”. 1

¿Cómo podríamos encausar el diálogo? Quiero decir, dada la cita anterior: ¿que preguntas sería
correcto hacer antes de preguntar por el significado de 'lo bello en sí’?

1 Wittgenstein Ludwig. (1976). Los cuadernos azul y marrón. Madrid: Tecnos. p. 27.
A mi manera de entender la idea de un “juego del lenguaje”, pienso que podríamos analizar el
dialogo de la siguiente forma:
Cuando Sócrates le pregunta a Hipias sobre el concepto de ‘lo bello’ lo primero que este entiende
es a dicho concepto como cualidad, por lo tanto él señala objetos que contienen esa cualidad.
Socrates insiste en una definición de lo bello en sí, no una descripción de las cosas bellas. Si le
damos a este el nombre de emisor y a Hipias el de receptor podríamos considerar la posibilidad
de que el emisor esta jugando un juego del lenguaje en el cual su búsqueda esta en lo bello como
esencia y el receptor esta jugando un juego totalmente distinto, es decir, el de lo bello como
cualidad. Llamemos entonces al juego del lenguaje de Sócrates “Esencia" y al de Hipias
“Cualidad”. Cada juego entiende la realidad de una manera, cada uno tiene ciertos limites y
plantea una búsqueda totalmente distinta. Tal vez podríamos considerar que la búsqueda de
Hipias es fenomenologica y la de Sócrates metafísica. Cito una parte al inicio del dialogo para
esclarecer lo anterior:

Hip. - Acaso el que hace esta pregunta, Socrates, quiere saber qué es bello?
Soc. - No lo creo, sino qué es lo bello, Hipias.
Hip. - ¿Y en que difiere una cosa de otra?2

Dado lo anterior, ¿podríamos considerar que el primer error aquí es que cada uno esta jugando un
juego diferente? Es decir, aunque hablan del mismo concepto no están en la misma búsqueda, y
mientras no lo estén, es imposible llegar a un acuerdo.

La filosofía es puramente descriptiva.


Es interesante analizar el concepto de explicación que tiene cada autor.
Para Wittgenstein encontrar el significado de una palabra no siempre es algo sencillo porque,
como lo describe en los juegos del lenguaje, no todas las palabras presentan las mismas
dificultades. Uno de los conceptos que el autor va a poner como ejemplos complicados será el de
definir la longitud, o la pregunta: “¿Son colores el blanco y el negro?”. Ambas situaciones nos

2 Platón. (1985). Diálogos. Madrid: Gredos. p. 413


llevan a la idea de que estos conceptos puede definirse solo a través de una comparación. Este
mismo problema radica en el dialogo de Platón ya que intenta varias veces llegar a una
definición a través de comparaciones:

“¿Se te pregunta por lo bello y tú respondes con lo que precisamente no es mas bello que feo,
según tu mismo dices?3

Wittgenstein propone que la filosofía no puede ofrecer explicaciones, como si esta tuviera poca
relación con la realidad. Por lo tanto, el asunto puede estar aquí en la imposibilidad de una
explicación. El autor apunta:

"Quiero afirmar en este momento que nuestra tarea [la de los filósofos] no puede ser nunca reducir algo
a algo, o explicar algo. En realidad la filosofía es puramente descriptiva”4

En conclusión, quisiera agregar que la lectura de ambos textos esclarece lo complicado del
lenguaje. Wittgenstein justamente formula los juegos del lenguaje para quitarse de encima las
enredaderas que con la evolución del pensamiento y de la palabra hemos creado, regresando a
una idea mas sencilla. Pero también él menciona que el lenguaje no es apto para explicar el
mundo como lo explica la ciencia. Recordando a Rosseau, este dice sobre el habla que no fue
algo creado por supervivencia sino por la inherente capacidad humana para expresarse.

3 Ibid. p. 416
4 L. Wittgenstein, op.cit p. 46
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS

DIDACTICA DE LA FILOSOFÍA

GRUPO 9051

Alumno: Sebastián Quezadas


García

Platón - Wittgenstein

México, D.F a 7 de mayo de 2019