Está en la página 1de 1

CONCLUSIÓN

En conclusión, en la actualidad, no son necesarios los movimientos feministas, ya que


varones y mujeres gozan de los mismos derechos. Primero, en su mayoría, las principales
activistas de movimientos feministas trabajan a favor del patriarcado opresor contra el que
luchan. Segundo, otros grupos feministas ejercen la violencia hacia el sexo masculino
olvidando su lucha en contra de la violencia de género. En tercer lugar, existen diversas
vertientes feministas que buscan confundir a la población; en su mayoría, son jóvenes que de
manera conjunta con el Gobierno promueven leyes que no aportan a la sociedad. Y por último
existen también ONG´s que promueven y financian movimientos feministas radicales y usan
dichas instituciones con fines lucrativos. Al respecto, sugiero que las autoridades deben
prestar mayor atención a las verdaderas necesidades del país, ya que con su indiferencia dejan
a la población a merced de cualquier movimiento o grupo que se ofrezca a “defender” los
problemas de la sociedad; en este caso específico, el de la violencia de género y la lucha por
la igualdad de oportunidades entre varones y mujeres.