Está en la página 1de 2

Mauricio Rodríguez, presidente regional de Puno

¿Cuáles van a ser las prioridades de su gestión en la lucha contra la desnutrición


crónica infantil?
Primero, tenemos que trabajar sobre el tema del agua en Puno. El agua es
fundamental para el desarrollo. En Puno en tiempo de lluvia tenemos bastante
agua, pero no hay represas y sistemas de riego para que las familias campesinas
puedan tener producción durante todo el año. Todo lo que es mejorar alimentos
es un tema estratégico para hacer una lucha sostenible contra la desnutrición
crónica infantil. Hay programas que van a disminuir la incidencia de la
desnutrición pero no solucionan el problema. Entonces, lo que se necesita es
trabajar a nivel estructural: mejorar la producción, mejorar la capacidad de las
familias pobres de incorporase en el aparato productivo, lo que nos va a permitir
hacer un trabajo sostenible en esta lucha.

¿Cuáles son los objetivos que se ha trazado en la reducción de la desnutrición


crónica infantil?
Nosotros tenemos como objetivo reducir la desnutrición crónica en un 50 por
ciento en los 4 años del gobierno regional. Los niveles de pobreza y
desnutrición infantil en la región Puno son altísimos. La pobreza está en más del
60 por ciento, la pobreza extrema es de 30 por ciento y la desnutrición crónica
infantil alcanza el 40 por ciento en niños menores de cinco años (según ENDES
2010 la desnutrición crónica infantil en Puno es 25,5 por ciento). Tenemos una
tarea muy ardua y sobre todo tenemos que concertar entre las instituciones para
este fin.

¿Qué acciones va a realizar para alcanzar esta meta?


Existen algunos programas de alimentación para los niños, sobre todo la entrega
de micro nutriente para las familias. Estamos empezando un trabajo de
capacitación en educación nutricional para las madres y parejas jóvenes, porque
la familia es el centro donde ocurren estos problemas de desnutrición
por descuido, desconocimiento y pobreza. Todo eso es un reto para el gobierno
regional a través de las diferentes dependencias, principalmente los sectores
Salud, y Educación, porque estas son las instancias que tienen mayor presencia
en los distritos.

¿Cuánto va a invertir este año el gobierno regional en atender a la primera


infancia?
Nosotros no tenemos un monto preciso en este momento porque estamos
analizando el balance del año 2010 y todo el presupuesto para el 2011 aprobado
el año pasado es para obras de infraestructura, por lo que no tenemos un
presupuesto para primera infancia…
¿Y cómo van hacer, entonces, para enfrentar, por ejemplo, el problema de la
desnutrición infantil?
Trabajaremos con las ONG y con los organismos internacionales para tratar este
tema. Si este año hay un aumento en la recaudación prevista por el canon minero
ese diferencial se destinaría a combatir la desnutrición infantil. Para el próximo
año se asignará un presupuesto específico a favor de la primera infancia.