Está en la página 1de 4

REDES SOCIALES DE APOYO Y SALUD.

Las personas que carecen de éste apoyo social tanto en la frecuencia de contactos como en la
calidad de la red, tienen mayor riesgo de padecer enfermedad, pero cuando éste es adecuado
proporciona mejores niveles de salud y bienestar, a su vez, un buen estado de salud física y mental
facilitaría el mantener un buen apoyo social.

Varios autores lo definen como:

 La necesidad de buscar ayuda formal o informal con individuos o grupos de personas


(House, 1981).
 Conjunto de personas relacionadas entre sí, las cuales ofrecen a los demás el sentimiento
de que se está con ellos, de que forman parte del grupo y son queridos. (Hobfoll, 1988).

El apoyo social debe ser estudiado desde el enfoque cuantitativo (número de personas que
integran la red de apoyo y la frecuencia con la que recibe apoyo) y desde el cualitativo (grado de
satisfacción con su red).

Rede sociales de apoyo.

 Conjunto de personas y/o grupos de personas que ejercen una función recíproca entre sí,
formada por individuos considerados "significativos" (Familia, hijos, amigos, etc.)
(Rodríguez,1995).
 Conjunto de características que permiten describir las relaciones sociales de un sujeto, en
las cuáles puede pedir ayuda (Lin, Dean y Ensel, 1981).

Cabe destacar que no debe confundirse una red social de apoyo con la caravana social, siendo la
última limitada a referirse a las personas que conoce el individuo a lo largo de su vida, sin
necesariamente formar parte de sus “círculos cercanos”.

Las redes sociales de apoyo son un método con el cual podemos afrontar problemas que se
presentan a lo largo de la vida. Éstas pueden ser formales o informales.

1. Informales: “Redes naturales” (familia, amigos, compañeros de estudio/trabajo, etc.)

2. Formales: Redes organizadas a nivel institucional, grupos de apoyo mutuo o asociaciones.

A nivel laboral, el apoyo social puede venir de los compañeros de trabajo y de los supervisores,
siendo la fuente principal de apoyo la de los compañeros de trabajo quienes ejercen la función de
una fuente de apoyo informal, pero funcional

Apoyo social en el trabajo

El apoyo social en el trabajo aparece en los estudios sobre el estrés laboral y el síndrome de
quemarse, como una de las principales variables que permiten prevenir y aliviar las respuestas que
el individuo genera ante los estresores y sus efectos.

Según Gil-Monte y Peiró (2000) señalan que la salud de los trabajadores puede ser influida
negativamente por parte de los supervisores y los compañeros.
Un inadecuado apoyo social así sea técnico o emocional ofrecido por compañeros y supervisores o
su ausencia puede ser considerado como un estresor laboral con importantes efectos sobre la
salud de los trabajadores.

Relación entre apoyo social, salud-enfermedad y trabajo

El apoyo social ofrece varias funciones: el hacer que la persona se quiera a sí misma, que valore su
vida, le dé sentido a la misma, obtenga mayor conocimiento e información sobre las situaciones
críticas por la cual está pasando, ayudándolo a preverlas o a solucionarlas de manera más
acertada.

Otra de las funciones que el apoyo social ofrece está dirigido hacia la prevención de la enfermedad

Una consecuencia generada por la falta de apoyo en las áreas laborales es el llamado "Síndrome
de burnout" o de "quemarse por el trabajo".

Los efectos del apoyo social sobre el síndrome de Burnout pueden catalogarse en 2 diferentes
categorías:

- Directas: el apoyo social puede mejorar (o su ausencia empeorar) los niveles percibidos
del síndrome, independientemente de que cambien o no los niveles de estrés.
- Amortiguadores: hacer que el impacto del estrés sobre el sujeto o la valoración que éste
haga de los estresores sea menor.

Broadhead (1983) refiere que para demostrar causalidad se deben reunir y evaluar condiciones
como son la temporalidad, la fuerza, la consistencia, el gradiente biológico, la plausibilidad
biológica, la coherencia, la especificidad. y la demostración experimental. Estas ocho condiciones
conforman los llamados Criterios de Bradford-Hill (Broadhead,1983).

Perspectivas y modelos teóricos del apoyo social frente a la salud-enfermedad.

Según Lin y cols (1986), Stewart (1989), y Barrón (1990) en el apoyo social se deben estudiar tres
aspectos:

1. Nivel de análisis: Comunitario, red social y relaciones íntimas.

2. Diferentes perspectivas:

a) Estructural: cantidad de contactos sociales.

b) Funcional: cantidad de apoyo brindado.

c) Contextual o informacional: efectividad del apoyo en base a quien, cuanto y en


qué momento el apoyo es proporcionado.

3. Naturaleza del apoyo social: aspectos objetivos (estructurales) y los subjetivos


(funcionales), es decir entre el apoyo social percibido y el real.

French (1973) refiere que el apoyo social laboral actúa al menos a cuatro niveles:

1. Reduciendo los agentes estresores en el medio laboral.

2. Según la percepción que el individuo haga del propio estresor.


3. Reduciendo las respuestas generadas por el estrés.

Holt (1982) estudia cuatro fases sobre las tendencias del estrés laboral:

1. El establecimiento de la relación causa-efecto.

2. El análisis desarrollado y profundo sobre las variables que influyen en el desarrollo de la


relación causa-efecto.

3. La búsqueda de las variables moduladoras o amortiguadoras en la relación estrés-salud-


enfermedad.

4. La creación de estudios eficaces y efectivos en la relación causa-efecto y la búsqueda de


alternativas adecuadas para la prevención y/o tratamiento.

Evaluación de las redes sociales de apoyo social

Existen diferentes instrumentos para la medición de las redes de apoyo. Algunos se enfocan en el
aspecto estructural de las redes de apoyo (existencia de personas como potencial fuente de
apoyo) proporcionando un índice objetivo –cuantitativo--; mientras que algunos otros se enfocan
en los aspectos funcionales basándose en lo que la persona cree y percibe de su red como
determinante de su estado de salud, dando lugar a una medición más cualitativa.

 Social Network Index (Berkman 1985-2000) mide aspectos estructurales.


 Instrumental-Expressive Support Scale (Lin y cols.,1986) centrado en la funcionalidad.
 Inventario de Recursos Sociales de Díaz Veiga que ayudan a evaluar ambos aspectos
(Montorio,1994; Barrón,1996) que integra rasgos de ambos aspectos.

Escala de Evaluación de Apoyo y Contactos Sociales de Díaz Veiga

Consta de cuatro secciones correspondientes a distintos tipos de interacción social; pareja, hijos,
otros familiares, amigos. A partir de este instrumento se obtienen dos índices, uno referido a
características objetivas de apoyo social (oscila entre 0 y 12 puntos) y otro referido a
características subjetivas de satisfacción (oscila entre 0 y 3 puntos).

El instrumento original no fue elaborado para ser aplicado en el medio ambiente de trabajo, sin
embargo, para poder analizar a las redes sociales de apoyo laborales, fue necesario hacer algunas
modificaciones al inventario de recursos sociales de Díaz Veiga (agregar variables enfocadas hacia
el apoyo que reciben y perciben los sujetos por parte de los compañeros de trabajo, de los
superiores y subordinados, tomando en cuenta tanto los aspectos objetivos como los subjetivos).

El sistema de evaluación, los puntajes y el nivel de clasificación se describe de la siguiente manera:

1. Redes sociales extralaborales (familiares).

a) Aspectos objetivos. Se suman los aspectos objetivos de la escala (frecuencia con


que ve y habla con su red de apoyo) de cada una de las interacciones (cónyuge,
hijos, familiares y amigos), del cual se obtiene un puntaje y un nivel de clasificación
(red alta, red media y red baja).
b) Aspectos subjetivos. Se suman los aspectos subjetivos de la escala (grado de
satisfacción con red) de cada una de las interacciones (cónyuge, hijos, familiares y
amigos), del cual se obtiene un puntaje y un nivel de clasificación (red alta, red
media y red baja).

2. Redes sociales laborales.

a) Aspectos objetivos. Se suman los aspectos objetivos de la escala (frecuencia con


que ve y habla con su red de apoyo) de cada una de las interacciones (superiores,
compañeros de trabajo y subordinados), de los cuales también se obtiene un
puntaje y un nivel de clasificación.

b) Aspectos subjetivos. Se suman los aspectos subjetivos de la escala (grado de


satisfacción con red) de cada una de las interacciones (superiores, compañeros de
trabajo y subordinados), del cual se obtiene un puntaje y un nivel de clasificación
iguales que para las redes objetivas laborales.

3. Valoración total.

Se suman los puntajes de ambos aspectos objetivos extralaborales y laborales y se


sitúan en un nivel de clasificación con el propósito de identificar si toda la red de
apoyo con la que cuenta el sujeto es alta, media o regular en cuanto a la
frecuencia con que ve y habla con cada uno de los miembros.

INTERVENCIÓN EN CENTROS DE TRABAJO EN LA FORMACION DE REDES SOCIALES DE APOYO.