Está en la página 1de 52

Provincia Mercedaria Chilena

Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Documento Nº 02/06

Presentación

El Plan de Pastoral Juvenil que a continuación te presentamos, es una suma


importante de partes, es el trabajo realizado durante un par de años, que recoge las
inquietudes de casi la totalidad de las comunidades mercedarias de la Provincia
(Calama, Valparaíso, San Felipe, Quillota, Melipilla, Chimbarongo, El Salto, Basílica,
Colegio San Pedro Nolasco de Vitacura, Chillán, Concepción y Victoria; y por motivos
estructurales internos, sólo faltó Rancagua).

Es necesario destacar que para llegar a la redacción de este documento, el


Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional, realizó un importante trabajo
diagnóstico con las comunidades, el que se concretó por medio de las visitas que
cumplieron con dos finalidades: primero, conocer la realidad pastoral de cada
comunidad desde el punto de vista de los jóvenes como del religioso asesor, y segundo,
entregar formación a líderes pastorales de cada una de ellas.

Por otro lado, se realizaron distintas jornadas de formación para asesores,


coordinadores, animadores y equipos de animación litúrgica; éstas cumplían con los
objetivos: entregar formación a los líderes mercedarios, unir (de algún modo) a las
distintas pastorales que conforman la Provincia Mercedaria Chilena y recoger
información de las distintas realidades comunitarias.

Además fue necesario capacitar a gente del Equipo para que estuviera en
condiciones de desempeñar distintas labores que llevaban a la finalidad de crear este
documento, donde se contó con el valioso aporte del ISPAJ (Instituto Superior de
Pastoral Juvenil)

Finalmente, concluyo la presentación de este documento, agradeciendo a todos


quienes colaboraron con esto: a las comunidades que nos abrieron sus puertas en las
visitas realizadas, a quienes trabajaron en lo logístico de cada una de las jornadas, a
los religiosos que apoyaron al equipo y a los jóvenes de toda la Provincia, a quienes nos
entregaron formación para el equipo y para los jóvenes, a los propios jóvenes que día a
día apoyaron nuestra gestión; finalmente, a nuestro Padre y nuestra Madre por
entregarnos los dones necesarios para trabajar con ustedes… los jóvenes.

1
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Introducción

El documento que tienes en tus manos, va dirigido a los agentes pastorales


juveniles, tanto a Asesores, Coordinadores, Animadores como a Asesores Religiosos, y
nace de la necesidad de aunar criterios pastorales para una mejor gestión del trabajo
que realizas para contribuir a la construcción del Reino. Es válido mencionar que, éstas
son orientaciones que, por un lado, nos pareció importante reunir y que no pueden
estar ausentes en una Pastoral Juvenil Mercedaria y por otro lado, pueden ser
adaptadas a las necesidades locales.

El Plan Pastoral se divide en cuatro grandes capítulos: 1.- Marco doctrinal de la


Pastoral Juvenil Mercedaria, 2.- Marco Metodológico para Pastoral Juvenil
Mercedaria, 3.- Orientaciones para Pastorales Juveniles Mercedarias, 4.- Método de
Formación Experiencial (copia textual de la propuesta por el ISPAJ); los que a la vez
se dividen en subtemas para hacer más fácil su lectura y aplicación.

El capítulo Nº 1, se constituye por subcapítulos, que orientan nuestra gestión


pastoral desde la doctrina cristiano – mercedaria, por lo tanto, el trabajo debe
realizarse, teniendo presente cada uno los puntos que se presentan en éste, y nos
parece importantísimo que ninguno de ellos se puede dejar de lado en una pastoral
como la nuestra.

El capítulo Nº 2, contiene el Marco Metodológico, que te entrega los objetivos


que nos hemos planteado como Equipo para poder cumplir con nuestro Plan Pastoral
Nacional, además te da ideas de las actividades que puedes realizar en tu comunidad.
Es necesario hacer hincapié en que los objetivos son de real importancia, porque nos
permite evaluar el servicio que estamos realizando en nuestras pastorales a nivel
nacional, por lo tanto, nos gustaría que en base a ellos pudieras plantearte metas y
programar los años pastorales que vienen.

El capítulo Nº 3, son orientaciones estructurales que están presentes en


nuestra Iglesia, por tanto, las adoptamos como estructura de nuestras pastorales, y
es una compilación de la estructura presente en algunas de nuestras comunidades.
Éstas pueden ser adaptables a cada una de las pastorales, dependiendo de los
criterios utilizados en las localidades, no olvidemos que posibles adaptaciones de cada
comunidad pueden realizarse en la estructura (organigrama), las denominaciones de
cada agente pastoral, en nuestras orientaciones es el resultado de lo que ustedes
mismos presentaron de sus comunidades.

2
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

El capítulo Nº 4, el la copia fiel del método de formación que propone el ISPAJ,


como método que parte desde la experiencia de los jóvenes con quienes trabajas. Nos
ha parecido importante proporcionar este método, debido a que en muchas de
nuestras comunidades los temas son preparados de la mejor forma posible, pero
olvidamos lo esencial, nuestra experiencia de Dios.

Finalmente, te presentamos, a modo de ejemplo, un apartado llamado anexos,


donde te adjuntamos un formato de proyecto y programas que realizaron en la
pastoral de una comunidad, que se basa, netamente en el plan pastoral que a
continuación te proporcionamos. Adjuntamos además, la última encuesta desarrollada
por el Instituto Nacional de la Juventud, donde se refleja una fotografía de los
jóvenes, sus intereses y aspiraciones.

3
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

PLAN NACIONAL DE ACCIÓN PARA PASTORALES JUVENILES


MERCEDARIAS
Capítulo Nº 1

MARCO DOCTRINAL DE LA PASTORAL JUVENIL


MERCEDARIA1

I. Encuentro del Joven con su condición Humana

“Y dijo Dios: ‘hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza, como semejanza
nuestra, y manden a los peces del mar y en las aves del cielo, y en todas las alimañas
terrestres y en todos los reptiles que se reptan sobre la tierra’. Creó pues Dios al ser
humano a imagen y semejanza suya, a imagen de Dios los creó, macho y hembra los
creó. Y los bendijo con estas palabras: ‘Sed fecundos y multiplicaos, y henchid la
tierra y sometedla, mandad en los peces y en las aves del cielo y en todo animal que
repta sobre la tierra’” (Gn 1, 26 – 28)

1.- Dios llama a todos los hombres y mujeres y a cada uno a la fe, por la fe, a ingresar
en el pueblo de Dios mediante el bautismo, la confirmación y la eucaristía, nos invita a
que seamos pueblo suyo, es el llamado a la comunión y participación en la misión y vida
de la Iglesia, y por tanto, en la Evangelización del mundo. Para poder asumir este
llamado es necesario que reconozcamos nuestra condición de seres humanos, hijos de
Dios, creados a su imagen y semejanza. Por lo tanto, para obtener un desarrollo pleno
de nuestra condición humana es necesario que seamos capaces de obtener un íntegro
desarrollo como personas y éste, es un trabajo de toda la vida, donde influyen muchos
factores internos como del entorno que nos rodea.

2.- Dentro de los factores internos, nos encontramos que, para lograr un desarrollo
pleno de nuestra condición humana, es necesario aceptarse incondicionalmente a uno
mismo, ello permite optar a sentimientos más humanos, amigables y confortables hacia
sí mismo y ayuda a sortear todo tipo de circunstancias adversas. Es importante que el
joven mercedario asuma su condición humana, como criatura e hijo de Dios, siendo
evaluativo consigo mismo, capaz de reconocer sus defectos y virtudes, por tanto, le
permitirá desarrollar su propia vocación, dando un carácter cristiano a esta opción.

3.- Otro elemento importante en el desarrollo humano es la afectividad, entendida


como: “deseo o pasión incontrolable hasta la plenitud del amor cuando éste alcanza la
totalidad”, por tanto, la afectividad es la comunicación que nos permitir interactuar a
1
Documento Nº 01/05 Plan Pastoral

4
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

diario con nuestros pares, otorgando nuestro desarrollo en comunidad. La afectividad,


como factor interno del desarrollo humano, es la clave para la vida en comunidad; en la
medida que soy capaz de aceptarme como persona, seré capaz de aceptar al otro,
asumiendo su condición de igual, persona y creatura de Dios. El ser humano, a través
de su experiencia de vida, se ve constantemente enfrentado a superar su soledad, de
sentirse unido a los demás, de vincularse afectivamente con otros. Dios nos hizo seres
individuales pero también necesitamos de la presencia de los demás, esta unión con el
otro también es la unión con Dios, Padre que nos creó.

4.- El encuentro fraterno, el diálogo sincero, sin máscaras ni temores, es una manera
privilegiada de establecer esta relación y poder lograr una verdadera comunicación
con nuestros semejantes y con nosotros mismos.

5.- El joven mercedario, es un joven que asumiendo su condición de persona e hijo de


Dios, acepta a su hermano reconociéndolo persona, por lo tanto, viven un proceso de fe
en común siendo capaces de acompañar a otros en este proceso, pero además se deja
acompañar, con el fin último de dar cumplimiento al mandato: “Ama a Dios por sobre
todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo”, desarrollando en plenitud su
dimensión humana podrá vivir, en comunidades, los otros aspectos doctrinales que a
continuación se describen.

II. Encuentro con Cristo.

1.- Jesucristo enviado por el Padre inauguró en la tierra el Reino de los cielos, nos
reveló su misterio y efectuó la redención con su obediencia. De allí que todos los
hombres somos llamados a la íntima unión con Cristo, luz del mundo, de quien
procedemos, por quien vivimos y hacia quien caminamos (cf. L G 3) Por lo tanto, la
Pastoral Juvenil debe ser un espacio donde se experimente el encuentro personal y
comunitario con la Persona de Jesucristo.

Es Jesucristo quien toma la iniciativa (Jn 4, 1; Lc 24, etc) su amorosa mirada es un


regalo para cada joven, como Amigo, Señor y Maestro. Los jóvenes mercedarios
interpelados por esta mirada están llamados a caminar en conversión y santidad.

2. ¿Y dónde se encuentra el joven mercedario con Cristo redentor?:

El joven mercedario se encuentra con Cristo en el contacto íntimo (oración,


estudio, meditación) y celebrativo (liturgia, eucaristía) con su palabra, especialmente
en el Evangelio.

5
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

El joven mercedario se encuentra con Cristo en la oración comprometida, que


contempla y actúa.

El joven mercedario se encuentra con Cristo en los sacramentos especialmente


en la Eucaristía haciéndose participe de su cuerpo y de su sangre.

El joven mercedario se encuentra con Cristo en la vivencia comunitaria de


Iglesia Particular (comunidad cristiana, parroquia, diócesis) y Universal.

El joven mercedario se encuentra con Cristo en el rostro de cada sufriente


especialmente en el rostro del cautivo (Pl 22).

III. Guiados por el Espíritu Santo

1.- Vivimos en el tiempo del Espíritu, en efecto, la Iglesia es conducida, animada y


santificada por la acción del Paráclito. La Pastoral Juvenil Mercedaria, debe estar
profundamente enraizada en el Espíritu Santo, el joven mercedario debe dejarse
conducir por su acción. Es sabedor que sólo en el Espíritu podemos decir Padre y
reconocer el Señorío de Jesús. Esta misma acción nos lleva permanentemente a
entender que el fruto de la unidad y comunión es fruto del Espíritu. Entendemos que la
unidad es unidad en el amor y supone la aceptación del otro en la diversidad. Por otra
parte, el mismo espíritu nos ayuda a comprender y reconocer la presencia del Señor en
los signos de los tiempos. Abiertos, pues, al Espíritu del Resucitado procuramos
entender y discernir el querer de Dios aquí y ahora.

2.- Llamados a vivir en Cristo tenemos conciencia que debemos ser sal y luz en el
mundo. Para cumplir con nuestra vocación bautismal debemos vivir y celebrar
permanentemente los sacramentos. En ellos, el cristiano recibe la gracia, esto es, el
amor gratuito de Dios que nos santifica y facilita la vivencia de nuestra misión. Por
eso, la Pastoral Juvenil Mercedaria entiende que debe favorecer la vida sacramental
de sus miembros, particularmente los sacramentos de iniciación cristiana.

3.- Momento cumbre en la vida de cualquier comunidad juvenil en la celebración de la


eucaristía, en ella actualizamos, bajo el velo de signos de pan y vino, la presencia de
Cristo que dio su vida por nosotros. La pascua liberadora constituye para el joven
mercedario momento cumbre en su vida, junto a sus hermanos, celebra el gozo de ser
hijo de Dios y se sabe enviado a vivir lo celebrado en el mundo. Por eso, acoge con
alegría el mandato de Jesucristo: “Haced esto en conmemoración mía”, como el

6
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

imperativo que nos lleva a dar nuestra vida por el servicio de los demás, especialmente
los cautivos de hoy.

4.- Por esta razón, cuida la liturgia y entiende que ella es la actividad cumbre de la
Iglesia, de ahí que procuramos conocerla y favorecer la activa participación del Pueblo
en Dios en las celebraciones litúrgicas. Signo de este compromiso es la calidad que
tienen las celebraciones en la comunidad eclesial cuando los jóvenes participamos
activamente en el desarrollo de la liturgia.

IV. Encuentro con la Iglesia

1.- La Pastoral Juvenil Mercedaria está llamada a ser esencialmente comunitaria, por
su misma pertenencia al pueblo de Dios, entiende que la clave de toda su acción es la
comunión. Esa es la clave que nos permite entender nuestra vocación bautismal con un
fuerte sentido de fraternidad. Por eso, el joven mercedario, cultiva la comunidad, la
construye y la cuida, reconoce en ella un signo sensible de la presencia de Cristo que
dijo: “Cuando dos o tres estén reunidos en mi nombre allí estaré yo en medio de ellos”.
Por otra parte, nos sabemos parte de su cuerpo, en efecto sabemos que formamos “un
sólo cuerpo en Cristo” (Rm 12, 4-5)

2.- Por nuestra vocación bautismal, nos sabemos parte del pueblo de Dios. Cultivamos
con profundo amor nuestra pertenencia a la comunidad eclesial. Sabemos que ella es
“signo e instrumento de la íntima unidad con Dios y de la unidad entre los hombres”
(LG1). Entendemos que si queremos vivir en Cristo debemos adherir a la comunidad
eclesial.

3.- El signo concreto de nuestra pertenencia a la Iglesia, es la comunidad juvenil, ella


es una fraternidad donde los jóvenes cristianos unidos por un profundo amor humano,
informado por el Espíritu, se saben una fraternidad cristiana que tiene la misma misión
de la Iglesia: Evangelizar. Por esta razón, el mandato misionero nos introduce en el
tercer milenio invitándonos a tener el mismo entusiasmo de los cristianos de los
primeros tiempos. ( NMI 58)

En cuanto, jóvenes mercedarios entienden que esta misión es actualizar aquí y


ahora la misión redentora, ante todo, con la vivencia activa de la caridad.

V. Carisma y Espiritualidad Mercedaria.

7
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

1.- La Pastoral Juvenil Mercedaria se propone como ideal prioritario encarnar dentro
de sus bases el conocer, comprender, vivir, identificarse y sentirse parte de esta
familia que posee un carisma y espiritualidad propia , “Al reconocer la acción gratuita
del espíritu Santo que distribuye sus dones en orden a la edificación de la Iglesia”
(Reflexiones acerca del carisma y espiritualidad. Curia General 1981)

2.- La Pastoral Juvenil Mercedaria debe interpelar a los jóvenes a través de la


vivencia íntima del carisma redentor de la merced, dejando un sello dentro de ellos,
hecho que les hace vivir su Fe a la luz de María de la Merced.

3.- El joven mercedario contemporáneo debe reconocer las cautividades. Realidad que
no puede dejarlo indiferente, pues, se siente llamado y enviado a dar testimonio de
Cristo Redentor que da la vida por sus hermanos tal como lo hizo San Pedro Nolasco.

4.- El Mercedario debe ver a Cristo Redentor, a María de la Merced y San Pedro
Nolasco, como un modelo y ejemplo de vida a seguir.

VI. María de la Merced, Madre y Modelo de Redención

1.- María, una noche de historia, intervino a favor de los cristianos que se encontraban
cautivos y en peligro de perder su fe, María se muestra como aquella que “lleva en sus
entrañas el dolor de los cautivos” y “pone en marcha la misión transformadora de los
redentores”. Por lo tanto, la Pastoral Juvenil Mercedaria, debe asumir la figura de
María como Inspiradora, Fundadora, Corredentora y Mediadora a favor de los
cristianos que se encuentran en condición de cautividad en nuestros días y los jóvenes
mercedarios, como agentes de cambio y redención, deben entregarse al servicio de
ellos de la misma manera en que la Madre de Dios lo hizo.

Aquella noche, el mandato de María, como intercesora del Padre dice a Nolasco: “Es
voluntad de Dios – dice María, la Virgen a Pedro Nolasco – que la Orden de la Merced
se funde en mi honor y que sus religiosos y profesos, a ejemplo de mi Hijo Jesucristo,
sean puestos para la caída y redención de muchos en Israel (es decir: entre los
cristianos) y para señal de contradicción”2., María es la Mujer Madre del Redentor que
se interesa e intercede por los hermanos de su Hijo e hijos suyos “que todavía
peregrinan y se encuentran en peligro de perder su fe” (LG 62). Esta Criatura
excelente “que sobresale entre los humildes y pobres de Yahvé” fue incluida en el

2
P. Naval Gaver, Speculum Fratrum, s. XV

8
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

proyecto de redención y constituida “socia o compañera generosa del Divino


Redentor”3

2.- La necesidad de la presencia de María en la obra de redención, es garantía de


liberación en todos los cautiverios modernos; por ser Ella, la Madre de los
desterrados hijos de Eva, sigue presentándose ante los oprimidos: como la esperanza
segura del que se debate, ya sin fuerzas, bajo el peso de las cadenas que deshonran su
dignidad de persona humana y su condición de hijo de Dios. “Un mundo anhelante y
oprimido tiene necesidad de que la Madre de Dios continúe mostrándose como signo de
amor, libertad y esperanza” y, en consecuencia, los jóvenes mercedarios deben
esforzarse “por vivir la devoción a María y por presentar al mundo actual con palabras
y gestos nuevos, teniendo presente que, para los hombres que anhelan la redención,
Jesús se halla en brazos de María4”

3.- Por otro lado, Juan Pablo II, lo afirma en el discurso dirigido a los capitulares en
1986 “La Bienaventurada Virgen María de la Merced sea para todos Madre y Modelo
para vivir en particular el voto de la redención. El mismo título de vuestra advocación
mariana que también da nombre a la Orden, constituye, de por sí, un maravilloso
programa de vida que habla de misericordia, redención, conversión, perdón: los mismos
valores por los cuales el Hijo de Dios ha venido al mundo, se ha encarnado y ha dado la
vida por nosotros”

4.- Por lo tanto, quienes participamos de las distintas instancias de la orden fundada
por Nolasco, debemos seguir los designios de la Madre de la Merced, quien en su
generoso amor por nosotros, nos invita a vivir una vida al estilo de Jesús, quien es
capaz de dar la vida por amor a los que se encuentran en peligro de perder la fe. Los
jóvenes somos responsables de continuar esta misión de Cristo, la que consiste en
identificar las actuales cautividades que ponen en peligro físico y moral a nuestros
hermanos, y tal como lo hizo Nolasco, continuar la labor de redención, siendo capaces
de entregar nuestra propia vida a favor de los que se encuentran cautivos.

VII. San Pedro Nolasco, Modelo de Acción.

“Tomaré el cáliz del Salvador, beberé su misma bebida, es decir, me embriagaré de su


caridad, que le hizo amar tanto al hombre. Dilataré mi corazón como El dilató el suyo.
Ofreceré a este Dios amador y conservador de los hombre las ofrendas que le
agradan: hombres salvados y liberados”.

3
Pío XII, encíclica. Municentissimus Deus. 1 nov. 1950.
4
Capítulo General de 1974, Mensaje y exhortación a la Orden, en Boletín de la Orden 46 (1974) 44.

9
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

La Pastoral Juvenil Mercedaria, debe tener como referente central a Cristo Redentor,
María de la Merced y al fundador de la orden, San Pedro Nolasco, es por eso, se hace
necesario que conozcamos algunas de las características que se tienen de él, las que no
pueden estar ausentes en el accionar de nuestra pastoral, dado a que ellas dan un
carácter propio a nuestra acción a diferencia de la acción de la pastoral juvenil en la
Iglesia Universal.

1.- Nolasco Hombre de Fe: La fe de Nolasco traspasa lo relativo a Dios para llegar a
abrir la fe a Dios y al hermano en el mismo y único mandamiento, lo que señala Jaime
II al Papa Bonifacio VIII dice de los mercedarios de la época, reunidos por Nolasco,
“que unos laicos de su reino por devoción a Cristo, que nos redimió con su sangre,
vendieron sus bienes para dedicarlos y dedicarse a la redención de cautivos”. El joven
mercedario, es aquel que se identifica con el hermano, siendo capaz de interiorizar
esta característica de Nolasco, es un hombre de fe, traspasándola al trabajo con sus
pares.

2.- Nolasco Hombre de la Fe: Nolasco es un apasionado de la fe, dado a que sus obras
están orientadas a la caridad, pero hacia un sujeto cristiano y para poner a salvo su
condición de cristiano de la fe, de esto se deduce que Nolasco, se propone como
objetivo hacer un servicio de fe, sintiéndose atraído a las problemáticas latentes que
se vivía en cuestiones de fe en su tiempo, por ello, es considerado un defensor de la
fe, porque defendió con el escudo de la fe, tomó las armas contra los enemigos de la
fe y contra los infieles, para fortalecer en la fe y liberar a los fieles. El joven que
quiere vivir el carisma de Nolasco, debe poseer una pasión por la fe, poniéndose al
servicio de ella en el trabajo comunitario.

3.- Hombre de Esperanza y Portador de Esperanza: Esperanza es confianza en el otro,


y él confió siempre. Esperanza es osadía y actividad; y el trazado de la vida y obra de
Pedro Nolasco está cargado de ello. También es proyección de esperanza y casi toda
su vida y obra, es proyección. El joven mercedario es aquel que es portador de esta
esperanza que Nolasco en su tiempo repartió entre los cristianos cautivos.

4.- Hombre Compasivo y Misericordioso: La compasión y misericordia son rasgos


destacados de la personalidad de Pedro Nolasco; la misericordia sólo es auténtica si
brota de la capacidad de compasión, pasará a ser nota insustituible del compromiso
liberador. Se pueden destacar tres dimensiones de la misericordia; compadecer,
ayudar y perdonar; además la misericordia implica comprensión, que adquiere alcance
especial en el gesto de perdonar. Como principios fundamentales, la Pastoral Juvenil

10
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Mercedaria debe empaparse de la compasión y misericordia que orientaron el plan


liberador de Nolasco.

5.- Un Hombre Cristificado: Todo cristiano está llamado a revertirse de Cristo y a


transformarse por su acción salvadora a la que ha de abrirse en total entrega y sin
resistencias en imagen de El, a la medida de su don y designio. Nolasco, a través de su
itinerario de fidelidad, edificó desde su propia cristificación un proyecto que sigue las
mejores líneas del camino redentor de Cristo. Quienes participan de la Pastoral
Juvenil Mercedaria, deben considerarse hombres y mujeres llamados por Cristo, a
trabajar y continuar con su plan de liberación.

6.- Un Hombre de María: La devoción a María de la Merced es grande y entrañable en


los ambientes que mueve Nolasco. No sólo compartió la espiritualidad de la época, sino
que efectuó una interiorización personal de la que la Madre de Jesús significa en el
plan redentor, en la vida de cada cristiano y como rostro materno y misericordioso que
ilumina las situaciones más desesperadas de los católicos en la historia.

7.- Un Hombre de Oración: Sin duda su carácter de hombre piadoso y devoto llevan a
la conclusión que Nolasco fue un hombre amante de la oración, quien intima con el
Padre, para hacer posible su gran labor de Redención. La oración pasará a ser la
comunicación y fuente de inspiración íntima con el Señor, quien nos hará
descubridores de nuevos escenarios de acción, de las esclavitudes de nuestra época.

VIII. Perfil del Joven Mercedario.

1.- Llamado por Cristo Redentor.


Joven que asume la llamada de Jesús y la cultiva dentro de la Iglesia. Tomándolo como
modelo en el servicio redentor.

2.- Amante filial de María de la Merced. Madre del compromiso redentor.


Es un Joven que se siente atraído por la figura de la Madre de Dios que le invita dar la
vida a favor de la libertad de los cautivos.

3.- Testigo, promotor y defensor de la fe.


Es un joven que reconoce el Evangelio como principio fundamental de su vida y se su
formación personal.

11
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

4.- Conocedor de la Figura de San Pedro Nolasco.


Un joven que ve en San Pedro Nolasco un modelo de vida cristiana que capacita para
descubrir de una manera más profunda el misterio liberador de Jesucristo.

5- Atento a las Cautividades Actuales y agente de la Obra Redentora.


Es un Joven conocedor del medio donde actúa en pro de las cautividades actuales
comprometiéndose con un trabajo y un servicio liberador.

6- Partícipe de una Comunidad base.


Es un joven que forma una fraternidad en la que se comparte la vida y se cultiva en
común la propia fe para realizar un servicio a favor a la obra redentora.

7- Centrado y alimentado en los sacramentos.


Es un joven que reconoce los misterios de la vida cristiana. Se siente en proceso de
redención y es capaz de sacar a los otros de su postración espiritual. (Libre y
Liberador)

12
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Capítulo Nº 2

MARCO METODOLÓGICO PARA PASTORAL JUVENIL


MERCEDARIA5

I.- Encuentro del Joven con su condición Humana

Objetivo General: Motivar al joven mercedario a que reconozca su condición de


persona, criatura e hijo de Dios

Objetivos Específicos:

1.- Desarrollar instancias de crecimiento personal y comunitario


2.- Proporcionar herramientas para que la comunicación, al interior del grupo sea
efectiva.
3.- Fomentar en los jóvenes, la internalización del mandamiento “ama a Dios por sobre
todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo”.
4.- Producir instancias de crecimiento fraterno entre los jóvenes.

Actividades Sugeridas:
- Retiros de reflexión personal
- Temas de crecimiento personal y comunitario
- Temas que propicien a la internalización del mandamiento del amor
- Actividades de compartir fraternos (Convivencias, paseos, fiestas, actividades
sociales)

II.- Encuentro con Cristo

Objetivo General: Invitar al joven mercedario a identificarse con Cristo Redentor

Objetivos Específicos:

1.- Entregar formación permanente a las comunidades juveniles (desde el equipo a las
comunidades y desde las comunidades de base a los jóvenes)

5
Documento 02/05 Plan Pastoral

13
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

2.- Realizar encuentros de oración y vida litúrgica que permita al joven vivenciar a
Cristo.
3.- Crear instancias para que el joven viva fraternalmente a la luz de las primeras
comunidades cristianas.
4.- Testimoniar a Cristo Redentor, en la vida cotidiana.

Actividades Sugeridas:
- Temas de formación que resalten la figura de Cristo
- Encuentros de oración personal y comunitaria
- Eucaristías
- Retiros
- Jornadas de formación
- Celebraciones de fechas importantes, en las que Cristo se conmemora (Cristo
Redentor, Semana Santa, Navidad, etc.)
- Participación en jornadas nacionales de formación

III.- Guiados por el Espíritu Santo

Objetivo General: Lograr que el joven reconozca la acción del Espíritu Santo en su
vida, comunidad y acción apostólica.

Objetivos Específicos:

1.- Resaltar la figura del Espíritu Santo en su formación sacramental y comunitaria.


2.- Motivar la vivencia constante de los sacramentos.
3.- Reconocer la acción del Espíritu Santo en la comunidad, permitiendo el trabajo en
común en la diversidad de dones y carismas.
4.- Participar en celebraciones propias del Espíritu Santo.

Actividades Sugeridas:
- Participación en los sacramentos.
- Celebrar los sacramentos donde se recibe al Espíritu Santo (Bautismo,
Confirmación)
- Celebración de Vigilia de Pentecostés
- Retiros orientados a vivir la presencia del Espíritu Santo

14
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

IV.- Encuentro con la Iglesia

Objetivo General: Actualizar la misión redentora a la luz de la caridad.

Objetivos Específicos:

1.- Vivir el carisma mercedario en la Iglesia Chilena y en la iglesia particular, al


servicio de la comunidad eclesial.
2.- Participar activamente en toda iniciativa de la Iglesia chilena y de cada diócesis.
3.- Mostrar el Carisma Redentor, que es capaz de generar comunión.
4.- Cultivar, con profundo amor, la presencia mercedaria misionera en la comunidad
eclesial.

Actividades Sugeridas:
- Vivir el carisma redentor en las actividades convocadas por la diócesis y la
Iglesia chilena.
- Participar de Jornadas, Caminatas, Encuentros de oración, Retiros y reuniones
de planificación convocadas por la diócesis

V.- Carisma y Espiritualidad Mercedaria

Objetivo General: Reconocer a San Pedro Nolasco, como imitador de Cristo Redentor.

Objetivos Específicos:

1.- Fortalecer la vida de oración en la entrega redentora a favor de los cautivos


2.- Conocer el carisma mercedario en la formación y en el apostolado.
3.- Cultivar una frecuente cercanía con los sacramentos, especialmente la Eucaristía.
4.- Realizar acciones que vayan en ayuda de los cautivos

Actividades Sugeridas:
- Participar de encuentros de oración que resalten la figura de San Pedro
Nolasco
- Realizar jornadas de formación mercedaria
- Vivir los sacramentos de una perspectiva mercedaria
- Reconocer las cautividades actuales presentes en cada localidad
- Crear acciones apostólicas que favorezcan la liberación de los cautivos que
fueron identificados
- Participación en jornadas nacionales de formación

15
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

VI.- María de la Merced, Madre y Modelo de Redención

Objetivo General: Reconocer a María de la Merced como: Inspiradora, Fundadora,


Corredentora y Mediadora de nuestros procesos pastorales

Objetivos Específicos:

1.- Identificar a María de la Merced como Madre y Modelo para vivir en particular la
redención
2.- Propiciar instancias de advocación de María de la Merced
3.- Estimular la identificación de los jóvenes con la figura de María de la Merced
4.- Celebrar fechas marianas

Actividades Sugeridas:
- Temas de Formación con orientación a María de la Merced
- Retiros y jornadas centradas en la figura de María de la Merced
- Cantatas y festivales marianos mercedarios
- Caminatas para honrar a nuestra Madre
- Celebración de fechas Marianas (15 de agosto, 24 de septiembre, 8 de
diciembre, etc.)
- Participación en jornadas nacionales de formación

VII.- San Pedro Nolasco, Modelo de acción

Objetivo General: Vivir, en la vida cotidiana, la obra de liberación de Nolasco

Objetivos Específicos:

1.- Internalizar, en los jóvenes, las características de San Pedro Nolasco.


2.- Propiciar instancias conmemorativas de San Pedro Nolasco
3.- Proporcionar herramientas de formación que interioricen el carisma mercedario en
los jóvenes.
4.- Celebrar fechas propias de la Orden de la Merced

Actividades Sugeridas:
- Temas de Formación con orientación a San Pedro Nolasco
- Retiros y jornadas centradas en la figura de San Pedro Nolasco y su obra de
redención.
- Cantatas y festivales mercedarios

16
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

- Celebración de fechas mercedarias (27 de abril, 06 de mayo, 10 de agosto, 24


de septiembre, 06 de diciembre, etc.)
- Participación en jornadas nacionales de formación

VIII.- Perfil del Joven Mercedario

Objetivo General: Identificar, en un proceso de fe, la espiritualidad mercedaria en


los jóvenes.

Objetivos Específicos:

1.- Internalizar el perfil del joven mercedario para que vivan su experiencia de fe.
2.- Propiciar espacios que fomenten el desarrollo mercedario del joven
3.- Crear instancias que permitan actuar al joven desde una perspectiva orientada al
perfil del joven mercedario
4.- Motivar a que el joven viva, en su día a día, la labor redentora en su ámbito de
acción cotidiano

Actividades Sugeridas:
- Participación constante en los sacramentos
- Temas de formación mercedaria
- Retiros y jornadas
- Instancias de reflexión personal y comunitaria
- Oración constante, personal y comunitaria
- Participación en jornadas nacionales de formación

17
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Capítulo Nº 3

ORIENTACIONES PARA PASTORAL JUVENIL MERCEDARIA6

La Pastoral Juvenil Mercedaria es un espacio eclesial brindado a los y las


jóvenes, donde viven y experimentan en comunidad su fe, fundamentada en los valores
del Evangelio e identificada con el Carisma y Espiritualidad Mercedaria, donde cada
joven testimonia a Cristo Redentor, sirviendo a los hermanos y hermanas de su
comunidad.

El funcionamiento y organización de la Pastoral se verá inserto en el


organigrama que se adjuntará en este trabajo, donde se intenta definir los roles y
funciones de cada integrante y su valioso aporte al proceso de crecimiento en la fe de
cada joven.

Roles Que Deben Cumplirse En La Pastoral Juvenil Mercedaria7

Equipo De Coordinación Nacional8: Es el equipo encargado de planificar, formar y


coordinar todas las actividades de la Pastoral Juvenil Mercedaria a nivel nacional. Está
constituido por asesores y asesoras laicos representativos de todas las zonas, los que
se encuentran más avanzados en el caminar mercedario, y por asesores religiosos
designados por el Gobierno Provincial. Se crea a partir del discernimiento que hace el
Equipo, renovándose, preferentemente, cada tres años.

Entre las funciones principales encontramos:

1. Preparar jornadas de formación


2. Preparar material necesario para la formación de cada una de las comunidades
3. Visitar, según la necesidad, cada una de las comunidades
4. Establecer criterios de integración de los y las nuevos y nuevas integrantes del
Equipo

Equipo Asesor Local9: Equipo constituido por un religioso mercedario y por asesores y
asesoras laicos de la comunidad de base, este equipo tiene la función de programar y

6
Documento 03/04: Este documento es producto del trabajo realizado por las comunidades, a través de una
encuesta, y analizado en reunión ampliada con fecha 15 de mayo de 2004 y posterior revisión del Equipo de
Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional, con fecha 05 de Junio de 2004.
7
Definición de roles que se insertan en el organigrama de pastoral Juvenil Mercedaria.
8
Definición adaptada por quienes integraron reunión ampliada.
9
IDEM

18
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

evaluar el año pastoral, además de acompañar en el crecimiento de la fe y


espiritualidad de los y las jóvenes que pertenecen a la Pastoral.

Asesor Laico10: En toda pastoral existe un o una adulto o adulta o joven con un tiempo
mayor de preparación y que siente el deseo de servir al Señor en el acompañamiento
de los y las jóvenes. La fuerza de su vocación apostólica hace que viva su fe en medio
de ellos y ellas. No se trata de tener un o una dirigente mayor, sino, sobre todo, un
servidor o servidora de los y las jóvenes, maduro en lo humano, de sólida formación
cristiana y carismática y una capacitación pastoral adecuada para el desempeño de
esta misión. Junto con acompañar a los y las jóvenes en su crecimiento, el asesor y
asesora debe favorecer sus iniciativas, despertar su creatividad y orientar sus
búsquedas. La experiencia de pastoral juvenil define tres grandes roles del asesor y
asesora:

1. Es un formador o formadora: Todo su testimonio de vida habla de su


preocupación por la formación evangelizadora de los y las jóvenes. Esta
formación implica centrar el empeño en dos aspectos: la orientación de los
procesos formativos y el acompañamiento de las y los animadores.

2. Es un organizador u organizadora: El asesor y asesora tiene una importante


responsabilidad en colaborar con los y las jóvenes en la orientación de la
pastoral, especialmente en la planificación anual del programa y en la
coordinación de sus puestas en práctica. Este rol potencia el protagonismo de
los y las jóvenes, ayudándolos a desarrollar un modelo orgánico de trabajo. La
idea es hacer que todas las acciones de la pastoral no sean aisladas, sino que
tengan una coherencia y apunten a un mismo objetivo.

3. Es un orientador u orientadora: Este rol apunta al encuentro personal del


asesor o asesora con el o la joven. Muchas veces los y las jóvenes necesitan un
apoyo personal y el asesor o asesora debe estar atento y preparado para esta
experiencia, pues el acompañamiento personal es una actividad profundamente
educadora. Se trata de favorecer las condiciones para que el o la joven
descubra en sí mismo y misma las potencialidades, actitudes y conductas que le
permitan resolver positivamente la situación que le aflige. Es un espacio de
intimidad y confianza que le ayuda al y la joven a experimentar la acogida y el
amor de Jesús, mediante el testimonio del asesor o asesora.

10
Conferencia Episcopal de Chile, “Tras las Huellas de Jesús”, pgs. 91, 92, 93, 94, 95.

19
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Asesor Religioso11: Es el religioso encargado del acompañamiento y crecimiento de la


pastoral en su forma estructural y en el aspecto personal de los y las jóvenes. El
asesor religioso más que “hacer cosas”, es un facilitador, debe preocuparse de ser la
presencia de Cristo y de San Pedro Nolasco entre los y las jóvenes.

Coordinador12: Es un animador o animadora que es elegido por sus pares para


coordinar las actividades de su grupo.

Equipo De Coordinadores13: La idea es que este equipo se reúna junto con el de


asesores y asesoras para llevar adelante aquellas iniciativas de conjunto que
favorezcan el crecimiento de las y los propios jóvenes. La actitud de servicio que debe
unir a los miembros de la pastoral como al un equipo de asesores y asesoras, les hace
ser fundamentalmente, testigos de la Buena Nueva de Jesús. Cada uno o una, según
sus dones y llamado, hace un camino con los y las jóvenes de crecimiento en la fe. No
se trata de establecer cargos y estructuras que obstaculicen el proceso de
crecimiento en la fe, sino que de vivir con los criterios del Reino.

Equipo De Animadores Y Animadoras14: Está constituido por jóvenes servidores y


servidoras de otros jóvenes. Su camino de fe hace brotar en ellos y ellas la vocación
de anunciar a Jesús entre sus pares, acompañando el caminar de una comunidad
pequeña. Ser animador y animadora es la respuesta a un llamado que Dios hace y que
se va descubriendo gracias a la vida en comunidad y al acompañamiento de asesores y
asesoras. El rol del animador y animadora tiene tareas específicas, dentro de ellas
destacamos:

1. Prepara y animar, semana a semana, el encuentro de la comunidad juvenil


2. Desarrollar en la comunidad un clima democrático, que estimule la participación
y la corresponsabilidad en la animación comunitaria
3. Recoge, con sensibilidad, los anhelos, preocupaciones, intereses, inquietudes e
interrogantes de los y las jóvenes, a fin de entregar una formación significativa
para ellos y ellas
4. Favorecer una evaluación permanente del caminar de la comunidad
5. Preocuparse, con respeto, por el proceso de crecimiento de cada joven en
particular
6. Favorecer un clima de convivencia fraterna y de alegre expansión

11
Definición adaptada por los integrantes de reunión ampliada.
12
IDEM
13
Documento provisorio curso de animadores de comunidades juveniles, ISPAJ, enero 2003
14
Conferencia Episcopal de Chile, “Tras las Huellas de Jesús”, pgs. 95, 96, 97

20
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

7. Favorecer las iniciativas que proyectan la fe juvenil en acciones solidarias con


los y las que más sufren, estimulando la identificación con cada iniciativa que
acreciente la fe
8. Crear las condiciones para que cada joven, y toda la comunidad, experimenten
muy vitalmente el encuentro con el Señor Jesús
9. Favorecer la oración, como una experiencia permanente de la comunidad, donde
se vitaliza, se fortalece y se encuentra, de modo privilegiado, con el Señor
10. Favorecer la coordinación interna de la pastoral juvenil y ésta con las
instancias pastorales

Jóvenes15: Son jóvenes entre 14 y hasta el momento en que se deja de ser joven,
dependiendo del dinamismo y madurez de la persona, independiente de la motivación
que los y las haya hecho acercarse a la pastoral, por tanto, no se excluyen aquí a los y
las jóvenes que no pertenecen al equipo de animadores, equipo de coordinadores
grupos de confirmación, grupos de liturgia, coros, etc.

Aspectos Que No Pueden Faltar En Un Proyecto De Pastoral Juvenil Mercedaria.

• Tener a Cristo Redentor, a María de la Merced y a San Pedro Nolasco como


primer y principal objetivo.
• Objetivos claros.
• Metas alcanzables.
• Itinerario de fe, donde los ciclos estén determinados claramente.
• Actividades que fomenten el cumplimiento de los objetivos.
• Recursos.
• Claridad en los roles que cumplirá cada recurso humano disponible.
• Metodología definida.
• Instancias de fortalecimiento comunitario.
• Que sea adaptable para cada comunidad de base.
• Evaluaciones permanentes.

15
Criterio establecido por la asamblea de la reunión ampliada.

21
Provincia Mercedaria Chilena
Provincial Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Secretariado de Pastoral

ORGANIGRAMA
PASTORAL
Equipo de Coordinación Nacional
Asesores Religiosos y Laicos
JUVENIL
MERCEDARIA

Zonas

Zona Norte Zona Costa Zona San Ramón Zona Centro Zona Sur

San Colegio
Calama Valpo Quillota Melipilla Rgua Chimba El Salto Basílica Chillán Conce Victoria
Felipe SPNS

Equipo Asesor Local

Equipo de
Coordinadores

Equipo de
Animadores

Jóvenes11

22
11
En el organigrama, que a continuación presentamos, desde esta instancia cada comunidad deberá adaptarlo de acuerdo a su realidad.
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Capítulo Nº 4

MÉTODO DE FORMACIÓN EXPERIENCIAL16

¡HOLA JOVEN!

Para ti, que estás comprometido con la misión de acompañar a un grupo juvenil
como la persona que lo anima, va dirigido este folleto. Se trata del Método de
Formación Experiencial que te será muy útil en la labor evangelizadora que realizas.

Tal vez te preguntes “¿por qué un método?”. Sabemos que en la Pastoral con
jóvenes, hay muchos como tú, tienes la más gratuita disponibilidad para animar un
grupo. Y también sabemos que por no tener muy claro el “cómo hacerlo” (método), a
veces se viven decepciones y frustraciones en el proceso de “animar la reunión”

Recogiendo nuestro caminar con los jóvenes en estos 20 años, intentamos


facilitar una herramienta adecuada para que lo vayas haciendo cada vez mejor,
respetando los ritmos de las personas y favoreciendo el proceso de conversión en cada
participante.

El folleto comienza por darte algunas aclaraciones previas sobre la pedagogía,


didáctica y método. Se centran luego los contenidos en este último concepto y se
explican no sólo los pasos del método, sino también las actitudes y preguntas que tú,
como animador (a) de la experiencia, has de favorecer en los cuatro momentos que se
presentan en el desarrollo de la sesión.

Por último, creemos que el trabajo en equipo junto a otros animadores y ojalá
junto a alguien que esté capacitado para asesorar, favorecerá una buena práctica en
los ejercicios de este método.

Existen también otros folletos que hemos publicado y que serán de gran ayuda:
“Apuntes para una Pedagogía Pastoral”, “El Animador en la comunidad Juvenil” y “El
Camino Comunitario”.

Afectuosamente,
tus amigos de
ISPAJ
16
Este método es tomado textualmente de folleto del Instituto Superior de Pastoral Juvenil, quienes permiten
su reproducción parcial o total, citando la fuente

23
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

I.- ALGUNAS ACLARACIONES PREVIAS

Una de las principales preocupaciones de los animadores es la preparación del


encuentro comunitario: qué tema tratar y sobre cómo planificar la reunión.

Cada vez que preparamos un encuentro, usamos un método, es decir, usamos


una secuencia de actividades que se orientan a conseguir un objetivo. A veces se usan
métodos en forma consciente, pero aún en los encuentros improvisados,
inconscientemente, se usa un método, ya que hay una secuencia de actividades.

Hablando de la formación en general podríamos distinguir 3 aspectos


diferentes:

• La Pedagogía: Entendida como el estilo de relación que se establece entre


quienes participan en la formación. En nuestro caso es la relación entre el
animador y los jóvenes de la comunidad y también la relación entre los jóvenes
entre sí.
• El Método: La palabra método significa “camino”. Es el recorrido que se realiza
en un encuentro comunitario para lograr el objetivo previsto.

El método es la secuencia fija, es decir, es la misma para cada encuentro.

• La Didáctica: Son las técnicas concretas que se utilizan en la formación, las


cuales varían en cada encuentro.

En un encuentro comunitario siempre está presente un estilo pedagógico, un


método y una didáctica.

Por ejemplo, si realizamos una mirada crítica a la pedagogía tradicional escolar


vemos que ella se basa en el supuesto que el profesor es quien sabe y los alumnos los
que no saben, lo cual define un estilo de relación: el profesor habla y los alumnos
permanecen en silencio; uno es el que manda y los demás obedecen… etc. De esta
pedagogía se desprende un método, el cual normalmente consiste en una exposición
por parte del profesor, de la cual los alumnos toman apuntes y posteriormente pueden
reproducir lo que han comprendido. De modo que el método tiene dos momentos:
exposición del profesor y las preguntas de los alumnos. Consecuentemente con esta
pedagogía y método, la didáctica consiste en las técnicas que el profesor utiliza para
poner en marcha el método. En el ejemplo que estamos desarrollando, la técnica básica
es la charla del profesor, la cual puede ser apoyada por material visual: afiches,
esquemas, etc. y para el momento de las preguntas, la técnica puede ser preguntas de

24
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

los alumnos y devolución de la pregunta por parte del profesor para que conteste otro
alumno.

II.- UN METODO PARA LA FORMACION EN COMUNIDAD

La Pastoral Juvenil tiene un estilo pedagógico propio, que se basa en supuestos


diferentes a los de la pedagogía tradicional17. Del estilo pedagógico pastoral se
desprende también estilos metodológicos coherentes.

Vamos a conocer ahora una propuesta de método para abordar el encuentro


comunitario. Se trata del METODO DE FORMACION EXPERIENCIAL.

¿EN QUE CONSISTE EL METODO?

La Comunidad Juvenil pretende ser una experiencia de maduración personal,


grupal, social, todo ello con la inspiración de la fe. Se trata de favorecer un proceso
de conversión y de adhesión vital a Jesús y su mensaje.

Cada encuentro comunitario debe ser una traducción de estas aspiraciones, por
ello, el método tiene que estar en función de éstas.

El Método de Formación Experiencia pretende crear las condiciones técnicas


para que los jóvenes puedan crecer con mayor plenitud desde sus propias experiencias,
profundizar en ellas y reelaborarlas con la inspiración de la fe.

Cada encuentro considera un OBJETIVO concreto y alcanzable en una sesión,


que se va desarrollando a través de los siguientes pasos:

1. Motivación: Despertar interés


2. Descripción de la Experiencia: Mirar nuestra experiencia
3. Análisis de la Experiencia: Profundizar en su comprensión.
4. Discernimiento de la Experiencia: Reelaborarla a la luz de la fe.

Veamos en qué consiste cada uno de estos pasos y qué se pretende lograr con la
secuencia total.

17
Ver folleto sobre apuntes para una Pedagogía Pastoral (ISPAJ)

25
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

1. La Motivación:
Pretende despertar el interés de los jóvenes, por la experiencia que se propone
abordar. Esto se logra haciendo brotar preguntas acerca del tema y creando las
condiciones para su profundización posterior.

2. La Descripción de la Experiencia:
Es el momento de crear las condiciones para que los jóvenes puedan poner en
común su experiencia personal acerca del tema que se aborda.

La idea de este método es que cada uno pueda aprender de lo que vive y para
hacerlo es importante que nos demos cuenta de lo que vivimos.

Por ejemplo, si se trata del tema de la amistad, este método cree que es más
útil preguntarse: ¿Qué amigos tengo? Y ¿Cómo vivo mi relación con ellos? Que
preguntarse ¿Qué es la amistad? En el primer caso estamos describiendo nuestra
experiencia, con el segundo estamos abriendo paso a una reflexión abstracta que
posteriormente será difícil aterrizar en términos concretos.

En definitiva, este momento pretende lograr que los jóvenes vayan,


progresivamente, tomando contacto con lo que viven, sienten, piensan y hacen,
como primer paso para comprenderse mejor a sí mismos y comprender el medio que
viven.

3. Análisis de la Experiencia:
Cuando reflexionamos sobre nuestras experiencias personales, es frecuente que
haya aspectos de nuestra vida que no percibimos bien, elementos que no tomamos
en cuenta o factores que escapan de nuestra consciencia.

Por esto se hace necesario volver a mirar lo que vivimos, con el fin de
profundizarlo y contarnos de nuevo la historia, incorporando los aspectos que no
habíamos tomado en cuenta, a fin de comprenderlo mejor. Esto es lo que pretende
el momento del análisis de la experiencia.

4. Discernimiento de la Experiencia:
Una vez que se ha profundizado la experiencia, estamos en condiciones de hacer la
lectura de la misma en su sentido más hondo: su significado de fe.

Discernir la experiencia es captar de ella la acción salvadora de Dios y también


las resistencias o rechazo a esa acción. Nos percibimos como hijos de Dios, quien

26
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

ha inscrito en lo profundo de nuestro corazón, un ansia de verdad y plenitud, que


siguen vigentes a pesar del pecado que ensombrece nuestra vida.

Se trata de acoger la palabra de Dios y responder a la invitación que nos hace,


para un cambio de vida, de actitudes, dejándonos llevar por la fuerza del Espíritu,
abriéndonos a la gracia del Amor de Dios, siempre presente en nuestra experiencia
de vida.

III.- ELEMENTOS PARA EL DISEÑO DE ENCUENTROS CON EL METODO DE


FORMACION EXPERIENCIAL

1. Elementos a tener en cuenta para la selección de la Experiencia (tema)


a trabajar en el encuentro comunitario:

 Tomar en cuenta los temas que a los jóvenes les interesa trabajar:
situaciones que están viviendo, problemas o dificultades que enfrentan,
acontecimientos sociales que les tocan a todos, experiencias o conflictos
que esté viviendo la comunidad, etc.

 Tomar en cuenta la etapa que vive la comunidad, puesto que hay temas que
son complejos, ya sea porque exigen mayor clima de confianza o porque los
jóvenes necesitarían contar con una mayor capacidad de análisis, que se va
adquiriendo con el paso del tiempo.

 Tomar en cuenta la edad de los miembros de la comunidad, porque en


edades distintas se tienen interese e inquietudes diferentes.

2. Elementos a tener en cuenta para la formulación del Objetivo de


encuentro:

 Formular el objetivo de manera clara, de modo que cualquiera que lo lea, lo


entienda en el mismo sentido.

 Es importante que la formulación sea precisa, que especifique lo que se


quiere lograr en el encuentro comunitario.

 Del mismo modo es importante que el objetivo sea alcanzable en un


encuentro. Por tanto, hay que evitar ser muy ambicioso en un encuentro que
sólo dura aproximadamente dos horas.

27
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

 Es importante que el objetivo explicite claramente la dimensión


evangelizadora que se propone el encuentro.

 Hay que tener en cuenta que la evangelización y la conversión con procesos


progresivos, de modo que también el aspecto evangelizador debe ser
alcanzable en un encuentro.

 Hay que recordar que un objetivo formulado técnicamente siempre


comienza con un verbo infinitivo (por ejemplo: valorar, conocer,
profundizar… etc.).

3. Elementos a tener en cuenta para el diseño de la Motivación:

 Recordar que la motivación es una actividad breve, no más de 15 minutos,


que pretende centrar la atención del grupo y despertar interés.

 La actividad de motivación debe ayudar a problematizar, a hacerse


preguntas sobre la experiencia, basado en el hecho de que nadie está en
condiciones de escuchar una respuesta si antes no se ha hecho una
pregunta.

 Es importante que la actividad de motivación no entregue respuestas sobre


la experiencia, porque esto iría en contra de la profundización que se
pretende en los siguientes pasos.

 Sirven como motivaciones: escuchar canciones, leer poemas, técnicas que


cuestionen actitudes, escribir las propias interrogantes, presentar collages
previamente preparados, etc. en el caso de canciones o poemas, su
contenido debe ser cuestionador, ya que las canciones mensajes, darían ya
una respuesta y lo que se busca es que ésta surja después de una
profundización progresiva.

 La motivación debe ser una actividad directamente relacionada con el


objetivo de la sesión y al mismo tiempo no entrar directamente en la
experiencia personal de los jóvenes ya que eso es el paso siguiente.

 Finalmente la motivación debe cerrarse bien. Por ejemplo, no basta


escuchar una canción y pasar inmediatamente al paso siguiente, es necesario
comentar qué dice el autor, qué se pregunta y si el grupo comparte las
inquietudes del autor.

28
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

4. Elementos a tener en cuenta en el diseño de la Descripción de la


Experiencia:

 Recordar que este paso debe favorecer que cada uno pueda hablar de su
experiencia personal respecto al tema que aborda el encuentro.

 Para ello, hay que cuidar los recursos técnicos empleados no dejen fuera a
alguno de los miembros del grupo. Por ejemplo, si se trata de hablar de la
experiencia del pololeo (o enamoramiento), no habría que suponer que todos
pololean o han pololeado, porque quienes no lo hayan hecho se sentirían
considerados y/o avergonzados.

 Para este momento del método se pueden usar dos tipos de recursos
técnicos: preguntas o ejercicios.

 Si se usan preguntas, es importante que éstas permitan efectivamente


describir la experiencia personal, evitando las preguntas abstractas o
generales que conviertan el tema en una reflexión “en el aire”, como
también las preguntas enjuiciadoras. Lo que se busca es que cada uno pueda
hablar con sinceridad de lo que realmente vive.

 Pueden se preguntas facilitadotas de la descripción, algunas de las


siguientes:
 ¿Qué experiencias he vivido respecto a…
 ¿Qué situaciones recuerdo de…
 ¿Qué sentimientos experimento cuando…
 ¿Qué características de mi modo de ser ha dificultado…
 ¿Cómo reacciono frente a…

 En cambio no favorecen una buena descripción de la experiencia preguntas


tales como:
 ¿Qué piensas tú de …
 ¿Te parece bien…
 ¿Qué opinas de…
 ¿Crees que es importante…

 Decíamos antes que, otra manera de enfrentar la descripción de la


experiencia es a través de ejercicios. Los ejercicios tienen la ventaja de
permitir a los jóvenes tomar contacto con lo que viven de un modo menos

29
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

intelectual y por lo tanto, les permite darse cuenta de aspectos de su vida


sobre los cuales no han tomado mucha consciencia hasta ahora. Por ejemplo,
si se trata de hablar de la experiencia de la comunicación interpersonal se
podría hacer la descripción a través de una secuencia de preguntas tales
como:
 Cuando tú hablas con otra persona ¿Qué actitudes te molestan
del otro?
 ¿Qué actitudes del otro facilitan tu apertura?
 ¿En qué situaciones te resulta más difícil enfrentar la
comunicación de una manera más cómoda?

Esto mismo se podría reemplazar por el siguiente ejercicio:

Todos deben juntarse en parejas y sentarse frente a frente. Improvisar un


diálogo en el cual traten de que, lo que se digan verbalmente, lo nieguen no
verbalmente: es decir, de cualquier cosa que digan, nieguen su significado
con un gesto, una expresión facial, tono de voz, risa o cualquier mímica
corporal.

Por ejemplo, decir: “Estoy feliz de conversar contigo” y al mismo tiempo


poner cara de aburrido, o decir: “Me interesa mucho lo que me cuentas” y
mirar para otro lado, etc.

Al mismo tiempo traten de ser conscientes de cómo se sienten mientras


hacen el ejercicio y qué hace exactamente cada uno para negar los
mensajes verbales.

Cuando hayan transcurrido unos cinco minutos de diálogo, el animador da


por terminado el ejercicio e invita a compartir la experiencia en torno a las
siguientes preguntas:

 ¿Cómo se sintieron mientras negaban sus mensajes?


 ¿Qué descubrieron con este ejercicio?
 ¿Reconocen esta situación como experiencias vividas en otras
ocasiones?

30
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

5. Elementos a tener en cuenta en el diseño del Análisis de la Experiencia:

 Es importante que el análisis mantenga continuidad con el paso anterior.


Vale decir, que la profundización que pretende el análisis sea, precisamente,
sobre la experiencia que se ha descrito en el momento anterior.

 Sin embargo, el análisis de ser una avance de la reflexión, más allá de lo


descubierto en el paso anterior. Es importante cuidar que el análisis no sea
un volver a describir la experiencia con otras preguntas.

 Es bueno tener presente que se busca lograr que los jóvenes puedan
comprender mejor lo que viven. Es posible lograr una mejor comprensión de
las propias experiencias profundizando, por un lado, en la zona ciega o
secreta de nuestra personalidad y por otro, en los condicionamientos
sociales que todos tenemos y que nos hacen vivir las diversas experiencias
de determinadas maneras, de lo cual no siempre somos conscientes.
Entonces, hay explicaciones de nuestras experiencias que provienen, ya sea,
de nuestra historia de vida, de maneras de ser que hemos aprendido en la
familia, por ser joven, hombre o mujer, como de la situación económica,
política o cultural.

Esto último se refiere a las costumbres, valores y maneras de ser que


compartimos por ser hombres o mujeres; por ser jóvenes, por ser de una
manera determinada clase social, por ser chileno o latinoamericano, etc.
Esta enumeración de posibles caminos de análisis no significa que deban
estar todas presentes en el análisis de una experiencia. Se trata de
seleccionar de toda las posibilidades, un camino de profundización. Aquel
que parezca más adecuado para permitir una mayor comprensión de lo que
los jóvenes viven.

 La recomendación de elegir sólo un aspecto de profundización es


importante para centrar el análisis. De lo contrario se corre el riesgo de
generar una reflexión tan amplia o vaga que confunda en vez de aclarar.

 En este momento del análisis de la experiencia son importantes los Aportes


de la Reflexión. Estos aportes pretenden entregar a los jóvenes algunos
conocimientos, de los cuales, es normal que ellos carezcan y que les sean
útiles para comprender mejor lo que viven. No se trata de repetir cosas que
ellos ya sepan o decir cosas que estén desligadas del tema. Se trata de

31
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

proporcionar elementos de análisis que puedan ser usados por ellos en la


reflexión de su propia experiencia.

 Las preguntas son una buena técnica para abordar el análisis. Algunas
formulaciones de preguntas que pueden ser útiles para este paso son las
siguientes:
 ¿A qué se deben las diferencias que observamos entre las
maneras de vivir la experiencia entre nosotros?
 ¿Qué experiencias pasadas han influido en mí que explican mi
manera de vivir esta experiencia?
 ¿En qué medida el hecho de ser hombre o mujer contribuyen a
explicar mi manera de vivir la experiencia? ¿De qué modo
concreto?
 ¿Qué influencia del medio social explican estas actitudes?
 ¿La clase social a que pertenezco ha influido en mi modo de vivir
tal experiencia?

 Como se puede observar las preguntas del análisis buscan siempre poder
indagar a qué se debe que vivamos nuestra experiencia de tal o cual manera,
permitiendo que esas respuestas nos lleven a descubrir aspectos
desconocidos o no suficientemente asumidos hasta ahora.

6. Elementos a tener en cuenta en el diseño del Discernimiento de la


Experiencia:

 El objetivo de este paso es descubrir la invitación que el Señor nos hace


para crecer y vivir mejor nuestra experiencia de vida.

 Los pasos previos son importantes porque preparan la tierra para la acogida
fecunda de la semilla de la palabra de Dios.

 Tres son los elementos importantes a tener presente en el diseño de este


paso: el anuncio de la Palabra, el discernimiento personal y comunitario y la
celebración.

 Es importante seleccionar adecuadamente el texto bíblico. Debe estar


directamente relacionado con la experiencia profundizada para permitir
acoger el llamado del Señor.

32
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

 Hay que tomar en cuenta la etapa que vive la comunidad y la edad de los
miembros, puesto que hay textos, cuya complejidad requiere mayor
trayectoria y madurez para ser comprendido.

 Por esto mismo el texto debe ser breve, sobre todo al comienzo de la vida
comunitaria.

 El texto debe ser directamente leído de la Biblia y puede se recomendado


sobre todo en la primera etapa de la vida comunitaria, tener el texto
escrito en un papelógrafo para que todos puedan seguir la lectura o seguir
profundizando, después que ha sido proclamada. Algunas veces será
suficiente escribir alguna frase central del texto.

 Algunas veces será necesario dar un breve Aporte a la Reflexión explicando


el contexto de la lectura para facilitar su comprensión. Por ejemplo, cuando
Jesús dirige a los Fariseos, resulta más claro para quienes escuchan, saber
quiénes son los Fariseos…

 También se pueden usar textos del Magisterio de la Iglesia Universal o de


la Iglesia local, particularmente frente a temas específicos.

 Es importante pedir ayuda para la selección de los textos, cuando nuestro


conocimiento bíblico o del magisterio no sea suficiente.

 Es bueno saber que existen Diccionarios Bíblicos donde están tratados


muchos temas, que nos pueden ayudar a seleccionar el texto adecuado.

 Una vez que se ha proclamado la palabra de Dios, es importante considerar


un tiempo para que cada uno pueda discernir a qué se siente personalmente
llamado por el Señor en esa experiencia. De modo que la pregunta clave será
¿A qué me siento llamado por el Señor para crecer en…?

 También es importante que todos o la mayoría puedan expresar en la


comunidad esta invitación que el Señor les hace, puesto que lo que el Señor
dice a uno, le puede servir también a otros.

 No hay que olvidar que la invitación del Señor no es sólo una invitación
individual. Por tanto, es necesario discernir a qué nos invita socialmente.
Dicho de otro modo: qué aporte podemos hacer nosotros para que
colectivamente se viva mejor esa experiencia. En ocasiones este

33
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

“colectivamente” puede involucrar a toda la sociedad, a todos en familia, a


todos los jóvenes, a los medios de comunicación social, según sea el caso.

 Es importante tener en cuenta que la invitación del Señor, su paso por


nuestra vida, es siempre una Buena Noticia que libera. Por tanto, la
celebración es una consecuencia espontánea.

 Conviene preparar esta celebración con un signo central que recoja el


significado de la experiencia vivida en el encuentro, con cantos cuya letra
sea adecuada a la experiencia y que sean canciones mensaje, a diferencia de
las recomendadas para la motivación.

IV.- PREGUNTAS PARA REVISAR EL DISEÑO DE UNA SESION.

Una vez finalizado el diseño del encuentro comunitario, puede ser útil hacer una
revisión general de la planificación a fin de mejorar algún detalle. La siguiente pauta
puede servir para este efecto:

OBJETIVO:

a) ¿Es claro, preciso y alcanzable en un encuentro?


b) ¿Está claramente expresado el sentido evangelizador de este encuentro?

MOTIVACION:
a) ¿Es una actividad breve? (15 minutos máximo)
b) ¿Permite levantar interrogantes e inquietar sobre el tema y no sugiere
respuestas?
c) ¿Es una actividad que comienza, termina y no continúa en el próximo paso?
d) ¿La motivación apunta específicamente al tema?

DESCRIPCION DE LA EXPERIENCIA
a) ¿La actividad propuesta se centra en el tema específico del encuentro?
b) ¿La actividad planificada permite tomar contacto con la experiencia personal?
c) Las preguntas ¿interrogan la experiencia personal y evitan las generalizaciones
abstractas?
d) La actividad o preguntas ¿permite que todos puedan hablar de su propia
experiencia, no excluyendo a nadie?

34
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

ANALISIS DE LA EXPERIENCIA
a) ¿El análisis mantiene continuidad con las experiencias descritas en el primer
momento?
b) ¿El análisis está centrado en un aspecto preciso, evitando la dispersión?
c) ¿La actividad planificada, permite profundizar la experiencia más allá de la
explicación consciente de los jóvenes?
d) El aporte a la reflexión, si lo hay, ¿proporciona elementos esclarecedores, no
reiterativos e iluminadores de la experiencia?

DISCERNIMIENTO DE LA EXPERIENCIA

a) ¿El discernimiento mantiene continuidad con los pasos anteriores?


b) ¿Se propone un texto bíblico y/o del Magisterio de la Iglesia para interpelar la
experiencia personal?
c) ¿Se propone una actividad de discernimiento personal que permita acoger la
invitación del Señor para la vida personal y social?
d) ¿Se recoge celebrativamente la experiencia vivida, con signos, cantos,
oraciones, etc.?

Sobre la programación general:


a) ¿Esta planificación se puede desarrollar en dos horas aproximadamente?
b) ¿Los plenarios son un paso más allá del trabajo del grupo, sintetizando y
evitando ser solamente una repetición del trabajo anterior?

V.- LAS ACTITUDES DEL ANIMADOR EN LA PUESTA EN PRÁCTICA DE ESTE


METODO

La eficacia de este método requiere de ciertas actitudes de parte del animador en


cada uno de los pasos del método y la educación de la comunidad en esas mismas
actitudes.

La actitud de fondo debe ser siempre una disposición a hacer el camino junto a los
demás jóvenes, viviendo el encuentro sobre todo como una oportunidad de crecer
junto a los otros. Por tanto, el animador se mostrará abierto para compartir sus
propias experiencias y a aprender de su profundización y cuestionamiento, sin temor a
reconocer las propias debilidades y confusiones. Se mostrará dispuesto a buscar,
junto a los demás, mejores respuestas para su propia vida.

35
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

LAS ACTITUDES PARA CADA PASO DEL METODO:

MOTIVACION:

El animador estará abierto a hacer brotar interrogantes acerca de la experiencia en


sí mismo, en el grupo y en la realidad social.

Orientará al grupo a respetar el proceso metodológico, evitando que se anticipen


respuestas que corten la profundización.

Acoge respetuosamente todas las interrogantes que surjan.

En lo posible, sintetizar las inquietudes a fin de ordenar el trabajo.

DECRIPCION DE LA EXPERIENCIA

En este paso la actitud fundamental del animador consiste en acoger las experiencias
de todos, apoyar la participación y auto-descubrimiento.

Especialmente, en este momento, el animador evita en sí mismo y en el grupo, las


actitudes que tiendan a dar consejos, señales de deberes y obligaciones, juzgar verbal
o no verbalmente las experiencias que se comparten y hacer reflexiones abstractas.

El animador comparte su experiencia personal, como los demás, habla en primera


persona y hace referencia a sus propios sentimientos y vivencias:

“Yo siento…”, “a mí me molesta…”, “a mí me da pena…” etc. ayudando así a todos a


asumir esta misma actitud.

ANALISIS DE LA EXPERIENCIA

La actitud de fondo consiste en ayudar a percibir el condicionamiento social que pesa


sobre las experiencias de vida.

Para ello, es importante que el animador apoye al grupo en:


 Centrar el análisis, evitando la dispersión que tiende a confundir más que
aclarar.
 Mantener ligada la experiencia personal al análisis que se realiza.

36
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

 Descubrir que el modo de vivir las experiencias son fruto de un aprendizaje


social, por tanto, es importante darse cuenta dónde y cómo se ha aprendido a
vivir como se vive.

APORTE A LA REFLEXION

El aporte a la reflexión que el animador comparte debe ser entregado en forma


respetuosa, lo cual se traduce en:

 Prepararlo previamente con la ayuda del asesor.


 Ser breve, claro y sencillo.
 Ofrecerlo como un aporte a la reflexión, no como una corrección a lo que los
jóvenes dicen.
 Entregar el aporte en forma ágil y flexible, sin transformarlo en una clase
explicativa.

DISCERNIMIENTO DE LA EXPERIENCIA

La actitud de fondo consiste en ayudar al grupo a dejarse interpelar por la Palabra de


Dios y el Magisterio de la Iglesia.

Para ello el animador:


 Comparte con sencillez la invitación que el Espíritu le hace en su propia vida.
 Respeta el testimonio de todos, como obra del Espíritu en cada uno.
 Anima a que todos compartan su testimonio.
 Motiva progresivamente a un discernimiento en un clima de oración y
celebración.

En este paso es también importante el aporte a la reflexión por parte del animador,
que ayude a comprender el contexto de la lectura. Este aporte debe ser:
 Previamente preparado.
 Hecho con la actitud de ayudar al grupo a abrirse a la interpelación del
Espíritu.

VI.- PAUTA DE EVALUACION DEL ENCUENTRO COMUNITARIO

Una vez que la comunidad ha vivido el encuentro planificado, es importante que el


animador evalúe por escrito su desarrollo con el fin de mejorar el trabajo a futuro. La
siguiente pauta puede ser útil para este efecto (considerando que 5 es muy bueno y 1
Muy malo):

37
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

1.- Objetivo
a) ¿La experiencia abordada respondió a una necesidad de la 1 2 3 4 5
comunidad?
b) ¿Se cumplió el objetivo planificado? 1 2 3 4 5
2.- Motivación
a) ¿La actividad de motivación logró despertar el interés de los 1 2 3 4 5
participantes del tema?
b) ¿La motivación permitió que le grupo se planteara interrogantes 1 2 3 4 5
sobre la experiencia del encuentro?
c) ¿La motivación fue breve? 1 2 3 4 5
3.- Descripción de la experiencia
a) ¿Los jóvenes se expresaron libremente? 1 2 3 4 5
b) ¿La técnica utilizada permitió que todos hablaran desde sí 1 2 3 4 5
mismos?
c) ¿Permitió identificar sentimientos, emociones, actitudes o 1 2 3 4 5
maneras de ser?
d) ¿Hubo un ambiente de respeto por la experiencia de cada uno? 1 2 3 4 5
4.- Análisis de la experiencia
a) ¿El análisis permitió que los jóvenes profundizaran la comprensión 1 2 3 4 5
de sí mismos y de su entorno?
b) ¿La reflexión mantuvo relación permanente con la experiencia 1 2 3 4 5
vivida?
c) ¿Los elementos entregados en el aporte a la reflexión, fueron 1 2 3 4 5
usados por los jóvenes en el análisis?
d) ¿El análisis permitió a los jóvenes describir cosas nuevas en sí 1 2 3 4 5
mismos o en su entorno?
e) ¿Cómo fue la capacidad de análisis del grupo? 1 2 3 4 5
5.- Discernimiento de la experiencia
a) ¿Los textos seleccionados para el discernimiento fueron 1 2 3 4 5
interpeladotes para la comunidad?
b) ¿Hubo un clima de discernimiento personal sobre la experiencia? 1 2 3 4 5
c) ¿Se hizo presente en la reflexión un discernimiento de 1 2 3 4 5
compromisos colectivos respecto de la experiencia?
d) ¿Hubo un clima de celebración del paso del Señor en la comunidad? 1 2 3 4 5

RESPECTO DEL USO DE MATERIALES FORMATIVOS

38
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Con frecuencia los animadores se enfrentan solos al desafío de preparar encuentros


comunitarios. Existe varios materiales con Métodos de Formación Experiencial, así
como: “Jóvenes para un pueblo nuevo I, II y III”, “Cuando llega el amor” y
“Preparar el camino”18. Estas fichas pueden ser de gran utilidad para quienes
desempeñan este servicio de acompañar y animar el proceso formativo de las
comunidades juveniles.

Con el fin de facilitar la preparación de los encuentros comunitarios, proponemos


algunas sugerencias prácticas para trabajar con el material mencionado o adaptar
material que tú mismo crees basándote en este método:

1) Delimitar el tema:
Una vez que se ha seleccionado el tema que se quiere abordar, es necesario definir
bien qué aspectos de este tema se requiere profundizar para evitar la dispersión.

2) Seleccionar fichas:
Revisar el material de fichas ya elaborado en relación al tema y seleccionar aquella que
responda a lo que se quiere lograr en el encuentro.

3) Leer:
Es conveniente leer detenidamente la ficha seleccionada para formarse una idea
general de cómo se está desarrollando el tema y los ejercicios que se proponen para
cada momento del encuentro.

4) Vivenciar:
En relación a los aportes para complementar la reflexión de los grupos, conviene
leerlos, aclarar conceptos o dudas que tengan respecto y, en lo posible, explicarse
dichos aportes entre el equipo de animadores con otras palabras. Esto permite
comprenderlos mejor y adaptar el lenguaje en los casos que sea necesario.

5) Preparar el material:
Por lo general, las fichas propuestas requieren de un cierto material que debe ser
preparado con anterioridad al encuentro mismo, ya sea papelógrafos, letras de
canciones, música de fondo u otros.

6) Evaluar el encuentro:
Una vez vivenciada la ficha con la comunidad juvenil, se recomienda evaluar, de
acuerdo a la pauta señalada en este mismo documento. Se sugiere tomar nota de los
aspectos más relevantes, con el fin de mejorarla para encuentros futuros.

18
Material propio, desarrollado por ISPAJ y disponible a la venta en su oficina.

39
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Anexos

El plan que te presentamos en los tres capítulos anteriores, se complementan


metodológicamente en lo que a continuación te exteriorizamos. Para dar cumplimiento
al Plan Pastoral General debes desarrollar proyectos por objetivos. Para una
facilitación de el trabajo de programación, te sugerimos que por cada subcapítulo del
marco doctrinal desarrolles un proyecto de trabajo, o sea, debes desarrollar 8
proyectos, cada proyecto está constituido por programas de trabajo, los que se deben
desplegar de acuerdo a las actividades que te propongan en el proyecto para cumplir
con los objetivos del plan general. A continuación te presento un formato básico de
proyecto, que se desarrolló en una de las comunidades de la provincia

Formato de Proyecto (explicación metodológica)

Nombre de proyecto Es la primera aproximación que tenemos del trabajo que se va


a realizar, es importante que este nombre sea creativo,
novedoso e impactante, pero que refleje la realidad del
proyecto.
Descripción La descripción es una mirada global a lo que se va a
desarrollar por medio de la ejecución del proyecto, es
necesario que se clarifique en qué consiste el proyecto.
Fundamentación Es desarrollar la necesidad que se pretende suplir por medio
de la ejecución del proyecto, la idea fundamental de esta
parte es que se explique el por qué de la ejecución del
proyecto.
Objetivos Son las acciones que vamos a desarrollar en la ejecución del
proyecto, es fundamental que éstos sean claros, concretos y
realizables. Además, se dividen en General: que es lo macro
que deseas desarrollar; y Específicos: son las cosas micros
que vas a realizar y se orientan metamente a las actividades
concretas.
Metas Es la cuantificación de los objetivos, los objetivos se
expresan en números para que sean medibles en la evaluación.
Responsables Es importante mencionar por escrito quiénes van a
responsabilizarse en la ejecución del proyecto, de su éxito o

40
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

fracaso.
Plazos Definir fechas
Cobertura A quiénes se pretende alcanzar con el proyecto,
destinatarios, estos se dividen en directos: a los que se dirige
el programa y proyecto y los indirectos: que son los
beneficiarios estimativos que alcanzará la ejecución del
proyecto y cada programa..
Recursos Humanos: Qué personas serán necesarias para el desarrollo
del proyecto.
Materiales: Qué cosas materiales se necesitarán para la
ejecución del proyecto.
Técnicos: Qué recursos técnicos necesitaremos
Infraestructura: Lugar físico donde se desarrollará toda
actividad.
Evaluación De qué forma se medirán los resultados del proyecto. Se
sugiere elaborar un instrumento para aplicarlo posterior a
cada actividad

Proyecto (Ejemplo de experiencia)

Nombre de proyecto: “Fraternidad Mercaderes de Redención”

Descripción: El presente proyecto pretende crear una instancia de formación


carismática para jóvenes que participan como agentes pastorales en la comunidad y
que se sienten atraídos por el carisma de Nolasco.
El trabajo que se realizará en la comunidad juvenil se dividirá en 4 áreas
(Oración, Formación, Fraternidad y Apostolado) para las cuales se desarrollarán
programas de acción que enfoquen al cumplimiento de objetivos

Fundamentación: Muy frecuentemente, los monitores de confirmación y encargados


del área de confirmación y consejo juvenil parroquial, permanecían juntos, lo que fue
consecuencia de lograr un grado de amistad, más o menos fuerte, lo que planteó la
necesidad de formar a un grupo de jóvenes que se interesasen por vivir de una forma

41
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

coherente el carisma mercedario, por lo que uno de nuestros asesores religiosos (PPG)
invitó a un grupo de jóvenes a vivir esta experiencia, hoy denominada “Mercaderes de
Redención”
En esta instancia juvenil se pretende conocerse a sí mismo, al hermano, a Dios y
nuestro amado carisma, viviéndolo de una forma coherente.

Objetivo General: Vivir de forma personal y comunitaria el carisma mercedario.

Objetivos Específicos:

1.- Fortalecer la vida de oración en la entrega redentora a favor de los cautivos


2.- Conocer el carisma mercedario en la formación y en el apostolado.
3.- Cultivar una frecuente cercanía con los sacramentos, especialmente la Eucaristía.
4.- Realizar acciones que vayan en ayuda de los cautivos

Metas:
- Que al mes se desarrolle un encuentro de oración comunitaria
- Que se realicen tres temas de formación mensual
- Que se realice un encuentro fraterno al mes
- Que se realice un retiro al año
- Que se realicen jornadas de formación cada tres meses
- Que se promocione el crisma mercedario en todos los grupos de confirmación
terminales de la parroquia.

Responsables:
- Asesor religioso (PPG)
- Integrantes convocados a la fraternidad (PM, RE, RH, ZR, VA, VC, RA, MA, JD,
CV, CB, PG)
Cobertura:
- 12 integrantes de la fraternidad Mercaderes de Redención
- Integrantes de los 8 grupos de confirmación terminales existentes en la
parroquia.

42
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Recursos:

• Humanos: La ejecución del proyecto requerirá de la participación activa de los


integrantes de la Fraternidad Mercaderes de Redención y de la asesoría
religiosa del sacerdote encargado.

• Infraestructura: Cada tema será ejecutado en las dependencias la parroquia.

• Técnicos: Para la planificación, ejecución y evaluación de cada taller se


requerirá:
- Computador: Disponible en la parroquia.
- Impresora: Disponible en la parroquia.

• Materiales:

Descripción Cantidad
Cartucho de tinta 2
Lápices de colores 3 cajas
Resma hojas de 2
oficio
Plumones 6
Cartulina 15
Fotocopias 100

Plazos:

Actividad Mes 1 Mes 2 Mes 3 Mes 4 Mes 5


Tema x x x x x x x x x x x x x x x
Encuentro x x x x x
de Oración
Apostolado x x x x x
Encuentro x x x x x
Fraterno

43
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Evaluación:
La evaluación se desarrollará al finalizar cada actividad, donde los aspectos presentes
será la ejecución de los temas, los encuentros de oración, la actividades de encuentro
fraterno y el apostolado; considerando principalmente Planificación, Ejecución,
Contingencia y Evaluación de procesos. Además se realizará la evaluación general a fin
de año.

44
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Programas de trabajo (Ejemplo de experiencia)


Programa de trabajo Nº 1
A
R FORMACIÓN.
E
A
M
E Lograr un conocimiento intelectual en cuanto a temas de carácter general y
de importancia en el mundo juvenil.
T
A
Q
U JORNADA DE FORMACIÓN TRIMESTRAL.
E
Por qué (Justificación)
a) Es necesario que los Agentes Pastorales Juveniles puedan tratar temas no
necesariamente en relación directa a la vida de Iglesia.
b) Siempre existe la necesidad de ampliar nuestros conocimientos, como también
complementar lo que cada uno ya conoce.
c) Es una nueva instancia para producir cercanía con otros Agentes Pastorales
Juveniles.
Cómo Quiénes Cuándo Dónde
1 Programando Los integrantes de La Primera semana En casa de
la fraternidad y el de Enero de cada ejercicios
asesor año espirituales
Tabor
2 Organizando Los integrantes de Una semana antes En la parroquia
la fraternidad y el
asesor
3 Realizando Los integrantes de Una vez cada tres En la parroquia
la fraternidad y el meses
asesor
4 Evaluando Los integrantes de La tercera semana En la parroquia

45
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

la fraternidad y el de diciembre de
asesor cada año
Programa de trabajo Nº 2

A
R FORMACIÓN.
E
A
M
E Seguir creciendo en nuestra vida de fe, acompañada a la Espiritualidad
Mercedaria.
T
A
Q
U TEMAS DE FORMACIÓN.
E
Por qué (Justificación)
a) Necesitamos seguir creciendo en nuestra vida de fe.
b) Necesitamos descubrir el estilo de vida que nos caracteriza como Mercedarios.
c) Necesitamos fortalecernos como comunidad.
Cómo Quiénes Cuándo Dónde
1 Programando Los integrantes de La Primera semana En casa de
la fraternidad y el de Enero de cada ejercicios
asesor año espirituales
Tabor
2 Organizando Cada responsable Una semana antes En su casa
del tema
3 Realizando Los integrantes de Tres veces al mes En la parroquia
la fraternidad y el
asesor
4 Evaluando Los integrantes de La tercera semana En la parroquia
la fraternidad y el de diciembre de
asesor cada año

46
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Programa de trabajo Nº 3

A
R ORACIÓN Y VIDA LITÚRGICA.
E
A
M
E Lograr una madurez espiritual y comunitaria, para un encuentro más íntimo
con el Creador.
T
A
Q
U ENCUENTROS DE ORACIÓN.
E
Por qué (Justificación)
a) La oración es el pilar fundamental en nuestra vida cristiana.
b) Es una experiencia de amor que cultiva la intimidad del hombre con Dios.
c) La oración es profundizar la amistad de hombre con Dios.
Cómo Quiénes Cuándo Dónde
1 Programando Los integrantes de La Primera semana En casa de
la fraternidad y el de Enero de cada ejercicios
asesor año espirituales
Tabor
2 Organizando Equipo encargado Una semana antes En la parroquia
3 Realizando Los integrantes de Una vez al mes En la parroquia
la fraternidad y el
asesor
4 Evaluando Los integrantes de La tercera semana En la parroquia
la fraternidad y el de diciembre de
asesor cada año

47
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Programa de trabajo Nº 4

A
R ORACIÓN Y VIDA LITÚRGICA.
E
A
M
E Encuentro personal de manera íntima y profunda con Dios.
T
A
Q
U RETIRO.
E
Por qué (Justificación)
a) Queremos aceptar la invitación que gratuitamente nos entrega el Señor
b) Necesitamos alejarnos de nuestra rutina diaria para tener un encuentro real,
personal y comunitario con Nuestro Padre.
c) A través de este podemos encontrar las herramientas que necesitamos para
nuestra propia redención.
Cómo Quiénes Cuándo Dónde
1 Programando Los integrantes de La Primera semana En casa de
la fraternidad y el de Enero de cada ejercicios
asesor año espirituales
Tabor
2 Organizando Equipo encargado Un mes antes En la parroquia
3 Realizando Los integrantes de El 15 de Julio En lugar a indicar
la fraternidad y el
asesor
4 Evaluando Los integrantes de La tercera semana En la parroquia
la fraternidad y el de diciembre de
asesor cada año

48
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Programa de trabajo Nº 5

A
R FRATERNIDAD.
E
A
M
E Crecer en amistad.
T
A
Q
U ENCUENTROS DE CONVIVENCIA FRATERNA.
E
Por qué (Justificación)
a) Es una instancia para el crecimiento como fraternidad
b) Es necesario instancias en que se compartan vivencias comunitarias fraternas que
enriquecen la fraternidad del grupo
Cómo Quiénes Cuándo Dónde
1 Programando Los integrantes de La Primera semana En casa de
la fraternidad y el de Enero de cada ejercicios
asesor año espirituales
Tabor
2 Organizando Equipo encargado Una semana antes En la parroquia
3 Realizando Los integrantes de Una vez al mes En lugar a indicar
la fraternidad y el
asesor
4 Evaluando Los integrantes de La tercera semana En la parroquia
la fraternidad y el de diciembre de
asesor cada año

49
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Programa de trabajo Nº 6

A
R APOSTOLADO
E
A
M
E Formar nuevas fraternidades y potenciar las que ya existen
T
A
Q
U PROMOCIÓN DEL CARISMA Y ESPIRITUALIDAD MERCEDARIA.
E
Por qué (Justificación)
a) Necesitamos compartir las experiencias y dones que nos han entregado
b) Queremos hacer partícipes a más personas de nuestro carisma.
c) Estamos llamados a vivir una vocación liberadora.
d) Queremos compartir entre fraternidades lo que significa ser “Libres para liberar”.
Cómo Quiénes Cuándo Dónde
1 Programando Los integrantes de La Primera semana En casa de
la fraternidad y el de Enero de cada ejercicios
asesor año espirituales
Tabor
2 Organizando Equipo encargado Un mes antes En la parroquia
3 Realizando Los integrantes de Una vez al mes En lugar a indicar
la fraternidad y el
asesor
4 Evaluando Los integrantes de La tercera semana En la parroquia
la fraternidad y el de diciembre de
asesor cada año

50
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

Bibliografía

1.- Biblia Latinoamericana, Edición Pastoral, 92ª Edición, Ediciones San Pablo, 1995,
Chile.

2.- La Orden de la Merced, Espíritu y Vida, Biblioteca mercedaria Nº 1, Instituto


Histórico de la Orden de la Merced, Roma 1986.

3.- Conferencia Episcopal de Chile, “Tras las Huellas de Jesús”, 2001, Chile.

4.- Documento provisorio curso de animadores de comunidades juveniles, ISPAJ,


enero 2003.

5.- Reflexiones acerca del carisma y espiritualidad. Curia General 1981

6.- P. Naval Gaver, Speculum Fratrum, s. XV

7.- Pío XII, encíclica. Municentissimus Deus. 1 nov. 1950.

8.- Capítulo General de 1974, Mensaje y exhortación a la Orden, en Boletín de la


Orden 46 (1974) 44.

9.- (cf. L G 3)

10.- (Pl 22).

11.- (LG1).

12.- ( NMI 58)

13.- Documento 01/04 “Encuesta a las comunidades” Equipo de Coordinación de Pastoral


Juvenil, año 2004.

14.- Documento 03/04 “Orientaciones Generales Para Pastoral Juvenil Mercedaria” Equipo de
Coordinación de Pastoral Juvenil, año 2004.

51
Provincia Mercedaria Chilena
Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil Nacional

15.- Documento Nº 01/05 “Marco Doctrinal Pastoral Juvenil Mercedaria (Parte A)” Equipo de
Coordinación de Pastoral Juvenil, 25 de junio de 2005.

16.- Documento 02/05 “Objetivos Plan Pastoral” Equipo de Coordinación de Pastoral Juvenil, 20
de agosto de 2005.

17.- Tema: “Fisonomía San Pedro Nolasco”, Fraternidad Mercaderes de Redención, año 2002.

18.- Programación anual Pastoral Juvenil, Parroquia Nuestra Señora de la Merced, Chillán, año
2002.

52