Está en la página 1de 2

En la ciudad de Chiquimula, del departamento de Chiquimula, siendo las diecinueve horas del día

diez de diciembre del año dos mil dieciocho, Yo, Gianna María Martínez Arriaza, Notaria, soy
requerida en la séptima avenida, cinco guión veinte, de la zona uno de ésta ciudad, por la señora
Emma Lubia Bracamonte Aldana de Yaeggy, de ochenta y un años de edad, casada, comerciante,
guatemalteca, de éste domicilio, quien se hace identificar con el Documento Personal de
Identificación, Código Unico de Identificación número dos mil trescientos setenta y ocho, espacio
cuarenta y ocho mil trescientos ochenta y cuatro espacio, dos mil uno, (2378 48384 2001)
extendido por el Registro Nacional de las Personas, de la República de Guatemala, a quien en el
curso de éste documento se le podrá llamar “la requirente” quien requiere mis oficios notariales,
para que en ésta acta haga constar el Inicio del desahucio de su inquilino, PASTELERIAS
HOLANDESA SOCIEDAD ANÓNIMA (PASTELERIAS HOLANDESA S.A.) a quien en el
transcurso del presente documento se le denominará “el arrendatario” en virtud de adeudarle
cinco meses renta, para lo cual, procedo de la siguiente manera: PRIMERO: la infrascrita Notaria
toma juramento a la requirente y le advierto lo relativo al delito de perjurio, y promete conducirse
con la verdad a lo largo de la presente diligencia SEGUNDO: me manifiesta la requirente que
es de los datos de identificación ya consignados, y que es la legítima propietaria del inmueble
ubicado en la séptima avenida, cinco guión veinte, de la zona uno de la ciudad de Chiquimula, el
cual dividió en locales comerciales, asignándoles número a cada uno, de tal manera, que se le
asignó el número cuatro al arrendatario, para que montara una sala de ventas de repostería, el cual
inició operaciones en el local descrito, en el mes de octubre del año dos mil dieciséis, y que por
causas ajenas a la buena voluntad de la requirente, no se llegó a elaborar instrumento público o
privado donde se hiciera constar el contrato de arrendamiento, pero en virtud de los principios del
derecho mercantil, la verdad sabida y la buena fe guardada, se dio inicio la relación arrendante y
arrendatario, ya que la requirente confió en la solidez y seriedad de la empresa que se estaba
constituyendo como arrendataria de su inmueble, quedando pactado provisionalmente en su
momento de contratación verbal, un monto de tres mil quetzales (Q3,000.00) pagaderos por
adelantado, sin necesidad de requerimiento, dentro de los primeros cinco días calendario de cada
mes, haciendo el debido depósito a la cuenta de depósitos monetarios número treinta y dos guión
cinco millones cuarenta y uno guión seis (32-5000241) del Banco Granai & Townson Continental,
Sociedad Anónima (G & T Continental S.A.) a nombre de la requirente EMMA LUBIA
BRACAMONTE ALDANA DE YAEGGY, del cual se extiende factura contra pago, emitida por
la requirente; Emma Lubia Bracamonte Aldana de Yaeggy, con Número de Identificación
Tributaria ocho millones treinta y tres mil ochocientos ochenta y cinco guión dos (8033885-2) la
cual se emite por el monto total de cada mensualidad, quedando pendiente el contrato por escrito,
como la ley lo establece. TERCERO: dado que en los primeros meses se hizo los pagos tal cual
se habían pactado entre la requirente y su arrendatario, y confiando la requirente, no exigió el
contrato por escrito, así trascurrió todo el año dos mil diecisiete, estando al día los pagos hasta el
mes de julio del dos mil dieciocho, por lo que la sumatoria del adeudo del arrendatario da como
resultado cinco meses de atraso, a un monto de tres mil quetzales cada uno, dando un total de
quince mil quetzales (Q15,000.00) cantidad que el arrendatario le debe a la requirente, y que ella
exige en su totalidad. CUARTO: Me manifiesta la requirente, que el objeto de la presente acta,
es hacer constar el hecho, y hacer valer su derecho que como arrendante, tiene sobre la cosa
arrendada, que es que se le cancele lo adeudado y en virtud de que a la fecha no existe contrato
por escrito, de naturaleza pública o privada, se proceda al desahucio, reservándose la requirente,
el derecho de demandar al arrendatario , amparándose para ello, del artículo cuarenta (40) , literal
“h” del decreto mil cuatrocientos sesenta y ocho (1468) del Congreso de la República, Ley de
Inquilinato. QUINTO: No habiendo más que hacer constar, se termina la presente, en el mismo
lugar y fecha, a los cuarenta minutos de su inicio, la cual la requirente se le da lectura, y así la
ratifica, acepta y firma. La Infrascrita Notaria HACE CONSTAR: que todo lo vertido me fue
expuesto, que tuve a la vista el documento Personal de Identificación relacionado, así como el
título que acredita la propiedad. DOY FE.

Intereses relacionados