Está en la página 1de 99

Mente y

No 24/2007
6,50 €

cerebro
Psicología
e inmigración

• Joseph Babinski
• Pandemia de obesidad
• Causas de la narcolepsia
00024

• Litio y trastornos
maniacodepresivos
Mayo/Junio 2007

• Más allá
9 771695 088703

de la teoría neuronal
• Psicología de la cooperación
SUMARIO Mayo / Junio de 2007
Nº 24

12 Más allá de la teoría neuronal


R. Douglas Fields
Nuevos experimentos están saldando un
debate, que perdura más de un siglo, entre
dos modelos de comunicación interneuro-
nal. Y lo están haciendo de una forma sor-
prendente: ambos modelos son correctos.

28 Sobre las causas de la narcolepsia


Joachim Marschall
Quienes padecen narcolepsia sólo pueden
permanecer despiertos un par de horas,
antes de que les vuelva a vencer el sueño.
La investigación descubre, en el déficit de
cierto neurotransmisor, la causa de esta
enigmática enfermedad.

48 Entre culturas
Mila Hanke
La inmigración, con sus circunstancias
vitales peculiares, favorece la aparición de
problemas psíquicos. Para mitigarlos, los
terapeutas deben superar barreras lingüísti-
cas y malentendidos culturales.

54 La sobrecarga de la extranjería
Joachim Marschall
Los inmigrantes sufren delirios y otros tras-
tornos psicóticos con frecuencia mayor que
los autóctonos. Por fin, empiezan a investi-
garse sus causas.

58 Psicología de la cooperación
Natalie Sebanz
Acarrear una caja entre dos, remar acom-
pasadamente o bailar un tango... para que
todas estas actividades resulten, las perso-
nas tienen que coordinarse entre sí con una
rapidez de segundos. ¿Por qué actuamos y
pensamos conjuntamente?

64 Elmaniacodepresivos
litio y los trastornos

Jochen Paulus
Desde hace medio siglo, el litio, un metal
ligero, constituye un medicamento de efica-
cia probada frente a los trastornos mania-
codepresivos. Comenzamos a comprender
hoy sus complejos mecanismos de acción.
SECCIONES
18 Superdotados
Stefanie Reinberger ENCEFALOSCOPIO

5
Diversión y esfuerzo. En Alemania se han La mirada y su evolución. El
propuesto desarrollar un programa para la atractivo de lo genuino. ¿Una
potenciación de los superdotados en mate- causa del síndrome de muerte
súbita? Hormona lesiva para
mática, ciencias experimentales y habilida- la audición. Tareas y senti-
des técnicas. dos. Fijación de los recuerdos.
Egoísmo y altruismo.

RETROSPECTIVA

8
Joseph Babinski (1857-1932)
22 Intercambio de conocimientos “Pitiatismo” y persuasión
en equipos de trabajo
Korinna Bauer y Friedrich W. Hesse
ENTREVISTA
La solución de problemas en equipo sólo

40
funciona cuando todos los participantes inter- Holger Heide
cambian entre sí la información crucial. Adicción al trabajo

34 Brian Wilson: loco por la música MENTE, CEREBRO Y SOCIEDAD

42
Brian Levine Neurobiología de la tartamudez. Efecto
La ascensión y la caída de Brian Wilson, líder Mozart. Un elefante ante el espejo. Cor-
tejo sexual. Cerebro: pliegues y surcos.
del conjunto musical “Beach Boys”, muestra Pensando en juegos de niños.
cuán crucial puede ser la función ejecutiva
del cerebro para la creatividad.
ILUSIONES

84
Ilusiones ópticas
y creación artística
¿Qué tienen en común la
Mona Lisa y el presidente
Lincoln?
70 Obesidad
Oliver Grimm
El sobrepeso y la obesidad se han conver- SYLLABUS
tido en enfermedades sociales. Pese a una
88
Estructuras del diencéfalo
difusión creciente de los conocimientos sobre
El diencéfalo designa la zona entre
la alimentación, asistimos a una tendencia a el tronco cerebral y el cerebro. Su
consumir más de lo necesario. ¿Por qué? núcleo, el tálamo, actúa de “puer-
ta de la conciencia”. A menudo se
comporta de forma caprichosa.
Médula espinal
La médula espinal no sólo es ca-
paz de realizar funciones autóno-
mas de importancia principal. Sin

74 Claves para entender su colaboración, el cerebro queda-


ría totalmente aislado.
la pandemia de obesidad
Miguel López y Antonio Vidal Puig
La prevalencia de la obesidad ha aumentado
de forma alarmante en los últimos decenios. LIBROS
¿Conocemos el sistema de regulación de la
94
Melancolía
masa corporal con hondura suficiente para
desarrollar terapias efectivas?
COLABORADORES DE ESTE NUMERO
ASESORAMIENTO Y TRADUCCIÓN:
DIRECTOR GENERAL
José M.ª Valderas Gallardo ANGEL GONZÁLEZ DE PABLO: Más allá de la teoría neuronal, Intercambio
de conocimientos en equipos de trabajo, Brian Wilson: loco por la música,
DIRECTORA FINANCIERA
Psicología de la cooperación; ALEX SANTATALA: Superdotados; FRANCESC
Pilar Bronchal Garfella ASENSI: Sobre las causas de la narcolepsia, Efecto Mozart, Cerebro:
EDICIONES pliegues y surcos, Obesidad, Syllabus: Médula espinal; JUAN AYUSO:
Juan Pedro Campos Gómez Entrevista; LUIS BOU: Un elefante ante el espejo, Cortejo sexual, Pensando
Laia Torres Casas en juegos de niños, Encefaloscopio, Ilusiones; I. NADAL: Entre culturas,
La sobrecarga de la extranjería, Syllabus: Estructuras del diencéfalo;
PRODUCCIÓN IGNACIO NAVASCUÉS: El litio y los trastornos maniacodepresivos
M.ª Cruz Iglesias Capón
Albert Marín Garau
SECRETARÍA
Purificación Mayoral Martínez
ADMINISTRACIÓN
Victoria Andrés Laiglesia
SUSCRIPCIONES
Concepción Orenes Delgado
Olga Blanco Romero

EDITA
Prensa Científica, S. A. Muntaner, 339 pral. 1.ª
08021 Barcelona (España)
Teléfono 934 143 344 Telefax 934 145 413
www.investigacionyciencia.es

Gehirn & Geist


HERAUSGEBER:
Dr. habil. Reinhard Breuer
CHEFREDAKTEUR:
Dr. Carsten Könneker (verantwortlich) Portada: Mente y cerebro

REDAKTION: Dr.Katja Gaschler, Dr. Hartwig Hanser,


Steve Ayan, Sabine Kersebaum, Annette
Leßmöllmann (freie Mitarbeit), Dr. Andreas Jahn DISTRIBUCION PUBLICIDAD
Cataluña:
STANDIGER MITARBEITER: para España:
Julián Queraltó
Ulrich Kraft LOGISTA, S. A. Queraltó Comunicación
SCHLUSSREDAKTION: Pol. Ind. Polvoranca Sant Antoni M.ª Claret, 281 4.º 3.ª
Christina Peiberg, Sigrid Spies, Katharina Werle Trigo, 39, Edif. 2 08041 Barcelona
BILDREDAKTION: 28914 Leganés (Madrid) Tel. y fax 933 524 532
Teléfono 914 819 800 Móvil 629 555 703
Alice Krüßmann, Anke Lingg, Gabriela Rabe
LAYOUT: Madrid:
Oliver Gabriel, Anke Heinzelmann para los restantes países: Julia Domínguez
VdS Comunicación
REDAKTIONSASSISTENZ: Prensa Científica, S. A. Dr. Fleming, 56 3.º dcha.
Anja Albat, Eva Kahlmann, Ursula Wessels Muntaner, 339 pral. 1.ª 28036 Madrid
GESCHÄFTSLEITUNG: 08021 Barcelona Tel. y fax 913 591 965
Markus Bossle, Thomas Bleck Teléfono 934 143 344 Móvil 649 879 433

Copyright © 2006-07 Spektrum der Wissenschaft Verlagsgesellschaft mbH, D-69126 Heidelberg


Copyright © 2007 Prensa Científica S.A. Muntaner, 339 pral. 1.ª 08021 Barcelona (España)
Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción en todo o en parte por ningún medio mecánico, fotográfico
o electrónico, así como cualquier clase de copia, reproducción, registro o transmisión para uso público o privado,
sin la previa autorización escrita del editor de la revista.
ISSN 1695-0887 Dep. legal: B. 39.017 – 2002
Imprime Rotocayfo-Quebecor, S.A. Ctra. de Caldes, km 3 - 08130 Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona)
Printed in Spain - Impreso en España
ENCEFALOSCOPIO

La mirada y su evolución
A diferencia de otros primates, el blanco de los ojos de los
humanos contrasta vivamente con el colorido del iris y la
oscuridad de sus pupilas. De acuerdo con cierta interpretación
miramos. Las ventajas de la cooperación mediante la mutua
mirada tuvieron que haber sido tan grandes, que se impusieron
a la típica “cara de póquer.”
evolutiva, nuestros ojos habrían adquirido semejante confi- —Kurt Kleiner
guración para que nos resultase más fácil averiguar en qué

GETTY IMAGES
dirección miran otras personas. De ser correcta tal explicación,
los humanos prestarían más atención a la orientación del ojo
de lo que lo hacen los simios. ¿Es verdad?
Para averiguarlo, en el Instituto Max Planck de Antropología
Evolutiva de Leipzig se ha abordado el estudio comparado del
comportamiento de chimpancés adultos, gorilas y bonobos con
el de los niños humanos.
Una persona se situó delante del simio o del niño y se dedicó
a mirar hacia arriba y hacia los lados, unas veces, moviendo
solamente la cabeza, otras, solamente los ojos, y en otras,
la cabeza y los ojos. Niños y primates miraron hacia donde
les parecía que el experimentador estaba mirando. Pero los
simios prestaron atención, sobre todo, a los movimientos de la
cabeza, mientras que los niños se fijaron, sobre todo, en los
movimientos de los ojos.
¿Por qué habría la especie humana de buscar evolutivamente
unos ojos fáciles de leer? En el simio el camuflaje de los ojos
obedece a un propósito; no tiene ningún interés en que se sepa
a qué está mirando: se lo querrá comer, se querrá aparear o lo
querrá expulsar de su territorio. Nosotros, en cambio, hemos
evolucionado para que a todos les resulte fácil saber a qué

El atractivo de lo genuino
D e lo que nos gusta y atrae Piotr Winkielman, de la Universi-
JUDITH H. LANGLOIS / UNIVERSIDAD DE TEXAS, AUSTIN

suele decirse que “nos entra dad de California en San Diego.


por los ojos.” De los resultados de Y esto es válido tanto si miramos
nuevas investigaciones parece de- un rostro como si se trata de una
ducirse que los rostros hermosos, configuración de puntos. Winkiel-
los bellos retratos, los objetos o man y sus colegas crearon dos pa-
configuraciones armoniosos son trones aleatorios de ocho puntos.
atractivos porque “nos entran por A uno de ellos lo llamaron “Ack”
la mente”. y al otro, “Blub.” Seguidamente
Se había ya demostrado que so- les presentaron a los probandos
lemos encontrar más atractivas las diversas variantes de estos dos
cosas típicas. Estaba comprobado patrones, y les pidieron que dije-
que el secreto para crear un rostro ran si se trataban de un Ack o un
atractivo consistía en “promediar” Blub. Cuanto más próximo estaba
muchos rostros para obtener un cada patrón a su prototipo, con
“compuesto” cibernético (a la de- tanta mayor presteza lograban los
recha). Tal vez, se aducía, la evo- probandos establecer su clasifica-
lución favoreció la inclinación hacia ción y más atractiva encontraban
rostros de aspecto típico, porque su configuración, a pesar de que
serían signos de buena salud en solamente estaban formados por
un posible compañero sexual. Pero una serie de puntos marcados al
esta idea no explica por qué habría azar, carentes de valor estético
de gustarnos lo típico en automóvi- evidente. Cuanto más fácil resul-
les, peces u otros objetos. taba la percepción del patrón, más
Resulta que a nuestro cerebro atractivo parecía. En definitiva, una
pudieran sencillamente “gustarle” recompensa asociada al éxito en
estímulos cuyo procesamiento no la percepción.
exija mucho esfuerzo, observa —Kurt Kleiner.

Mente y cerebro 24/2007 5


Hormona lesiva para la audición
C ierta forma de terapia hormonal sustitutiva (THS), aplicada
para prevenir los cambios asociados al envejecimiento
femenino, podría acelerar la pérdida de audición. Investigado-
res de la Universidad de Rochester, dirigidos por Roberto D.
Frisina, han observado que las mujeres que estaban tomando
una combinación de estrógeno y progestina sufrían deficiencias
auditivas propias de mujeres diez años mayores. El estudio
de 124 mujeres de edades comprendidas entre los 60 y los
86 años señala como culpable a la progestina: la audición de
otras participantes que tomaban solamente estrógeno no se
vio afectada por el tratamiento.
Se sabía de ligeras pérdidas de audición en mujeres que toma-
ban píldoras anticonceptivas que contenían progestina, así como
en mujeres más jóvenes durante la fase de su ciclo menstrual en
que la progesterona, la forma natural de esta hormona, alcanza
su concentración máxima. No obstante, las mujeres poseen
mejor audición general que los hombres hasta la menopausia,
ventaja que suele atribuirse al estrógeno natural.
Según Frisina, el daño inducido por la progestina, detectado en
¿Una causa del síndrome de muerte súbita? el estudio, puede surgir cuando las membranas de las neuronas
quedan expuestas a la alopregnanolona, un metabolito de la
L a serotonina es un neurotransmisor conocido por su influencia
sobre la depresión y por su función sexual. Pero las neuronas
liberadoras de serotonina en el tallo cerebral regulan también
progestina. Las neuronas se vuelven entonces menos sensibles
ante la estimulación. De ser tal el mecanismo responsable, las
neuronas del grupo THS que ha experimentado pérdida de
nuestra temperatura corporal y la forma en que respiramos. audición pueden haber quedado amortiguadas, pero no muertas,
Henry Krous, de la Universidad de California en San Diego, ha lo que sugiere que el efecto es reversible.
descubierto que un fallo de este sistema puede ser responsable —Christine Soares
del síndrome de muerte súbita infantil.
Se diagnostica muerte súbita cuando un niño que está dur-
miendo fallece sin que exista una causa evidente. El niño que
está durmiendo boca abajo o que pasa demasiado calor tiene
mayores probabilidades de morir de este síndrome. La nueva
Tareas y sentidos
investigación sugiere que algunos niños podrían, sin embargo,
correr un riesgo especial.
Tras comparar tejido del tronco cerebral de 31 bebés fallecidos
E l cerebro es un sistema multitarea. Las tareas precisan
distintos tipos de percepción. Para algunos investigadores,
cuando el cerebro procesa información recibida del exterior,
por muerte súbita con los de niños que murieron por causas los datos recabados se convierten en un código abstracto. La
traumáticas, se observó que, en los primeros, el número de así llamada teoría de “central de codificación” explica la trans-
neuronas que respondían a la serotonina era muy superior, mien- ferencia, de un sentido a otro, de las reglas aprendidas.
tras que escaseaban los receptores proteínicos que detectan la Sugiere también la teoría que, en ese caso, deberíamos ser
serotonina, y los transportadores responsables de eliminarla de propensos a confundir informaciones procedentes, a la vez, de
la sinapsis. Tales signos apuntan a una disrupción del sistema dos sentidos, pues ambas quedarían reducidas al mismo código.
que supervisa la toma de oxígeno de los bebés y su temperatura Con el fin de someter a contrastación la hipótesis, Christopher
corporal y que habría de encargarse de despertarles si, por Conway, de la Universidad de Indiana, y Morten Christiansen,
ejemplo, la almohada les dificultase la respiración. de la Universidad de Cornell, evaluaron hasta qué punto los
Lo ideal sería poder detectar inmediatamente después del sujetos se muestran capaces de discriminar configuraciones
parto qué niños serían susceptibles de sufrir el síndrome, complejas en secuencias de objetos presentados en la pantalla
efectuándoles, por ejemplo, pruebas genéticas. Pero los in- de un ordenador o sonidos enviados por auriculares. Los sonidos
vestigadores no han podido encontrar deficiencias genéticas o los objetos se ofrecían atendiendo a dos conjuntos complejos
en los niños que manifestaron estas anormalidades en el de reglas inventadas, sus “gramáticas”.
tronco cerebral. Los probandos lograron aprender cada una de las gramáti-
—Kaspar Mossman cas cuando se les presentaba individualmente, fuera por vía
visual o auditiva. La teoría de la “central de código” pronos-
ticaría que, cuando las dos gramáticas fuesen presentadas
WWW.MORGUEFILE.COM / STUARTJESSOP

en la misma sesión de aprendizaje por medio de sentidos


diferentes, los sujetos serían incapaces de distinguirlas.
Pero no fue así.
Antes bien, sólo identificaron una gramática como correcta
si les llegaba a través de los mismos estímulos sensoriales en
que se aprendió. Y aconteció que los voluntarios aprendían las
gramáticas por igual. Se les presentara a razón de una por vez
o las dos al mismo tiempo, a través de sentidos diferentes. En
cambio, el rendimiento caía a plomo si ambas gramáticas eran
presentadas mediante estímulos muy similares: por ejemplo,
dos conjuntos de formas abstractas o dos series de palabras
inventadas.
—Temma Ehrenfeld

6 Mente y cerebro 24/2007


Fijación de los recuerdos
“L ección dormida, lección aprendida”. Y parece ser cier-
to. Muchos experimentos han demostrado que una fase
inicial del sueño contribuye a consolidar el recuerdo de datos
dejó que se durmieran. Cuando los estudiantes estaban a
punto de entrar en el sueño de ondas lentas, los científicos
indujeron una corriente de fluctuación lenta, levemente más
recién aprendidos. Jan Born y sus colegas de la Universidad intensa que la natural del cerebro. Cinco sesiones de esta
de Lübeck han descubierto que la estimulación del cerebro estimulación, espaciadas a lo largo de media hora, sirvieron
durmiente con campos eléctricos externos puede reforzar más para reforzar las ondas lentas y las mantuvieron intensas y en
todavía la eficacia del recuerdo. sincronía con la actividad de las neu-
Los investigadores propusieron un ronas. Cuando los voluntarios fueron

CORBIS
sencillo test de memoria —conjuntos despertados y puestos a prueba, eran
de pares de palabras— a 13 alumnos capaces de recordar casi tres pares
de la facultad de medicina, dejando que de palabras más que los sujetos de
seguidamente se durmieran. Como era control, a quienes se les dio un trata-
de esperar, su capacidad para recordar miento de placebo.
las palabras mejoró tras la cabezada. Las pautas ondulatorias cerebrales
Born aduce que se conjetura desde podrían también desempeñar un papel
hace mucho que el recuerdo se conso- en otras fases del sueño. Los recuerdos
lida durante la fase de sueño de ondas de destrezas, más que de hechos, se
cerebrales lentas. Durante esta fase, consolidan durante una fase poste-
el cerebro genera ondas de actividad rior, la de movimientos rápidos de los
neuronal que viajan desde la frente ha- ojos, o fase REM del sueño. Durante
cia atrás, a razón de una por segundo, la fase REM, la actividad eléctrica ce-
aproximadamente. Pero aunque era rebral está dominada por ondas theta,
sabido que los recuerdos de los hechos de frecuencia más alta. El grupo de
se consolidan durante ese período de Born se propone ahora ver si intensi-
ondas lentas, no se consideraba que ficando artificialmente las ondas theta
las oscilaciones propiamente dichas durante el sueño quedará reforzada
revistieran interés en tal proceso. específicamente esta clase peculiar
El equipo de Born aplicó electrodos de memoria.
a la cabeza de los voluntarios y les —Jonathan Beard

Egoísmo y altruismo
A menudo, en el gobierno de nuestra conducta diaria, ac-
túan, como fuerzas contrapuestas, los impulsos internos,
que sólo atienden a los propios fines y deseos egoístas, y las
do la actividad de la corteza prefrontal dorsolateral (DLPFC
en sigla inglesa) en sus mitades izquierda y derecha (una re-
gión cerebral que interviene en el control de uno mismo). Los
consideraciones de índole moral. ¿Cómo decidimos quién debe investigadores inhibieron la DLPFC de 36 envidados que se
vencer? disponían a tomar una decisión, median-
El equipo dirigido por Ernst Fehr, de la te una técnica denominada estimula-
GETTY IMAGES

Universidad de Zúrich, se aprestó a re- ción magnética transcraneal repetitiva,


solver la cuestión. Empezó por observar que consiste en la emisión de breves
la forma de obrar de 52 voluntarios en el impulsos magnéticos que penetran a
juego del ultimátum, una confrontación través del cráneo e interrumpen tempo-
anónima en la que un individuo decide, ralmente la excitación de las neuronas.
a expensas propias, si debe o no debe Los otros 16 jugadores actuaron como
castigar el comportamiento de un com- grupo de control.
pañero. En esta versión del juego, uno Se observó que al “apagarles” el lado
de los jugadores le propone al otro cierta derecho de la DLPFC, los voluntarios
forma de repartirse 20 francos suizos. Si se prestaban mucho más fácilmente a
el envidado acepta, el primer jugador se aceptar repartos muy poco equitativos,
queda con el dinero que solicita, y el otro aunque seguían considerando que és-
recibe el resto. En cambio, si rechaza tos eran injustos. Fehr extrae de ello
la propuesta, por considerarla leonina, la conclusión de que la actividad de la
ninguno de los dos recibe nada. Como mitad derecha de la DLPFC es crucial
explica Fehr, los jugadores, en este jue- cuando concierne a la capacidad para
go, han de superar sus impulsos egoístas superar impulsos egoístas. Y cree que
si pretenden castigar a sus compañeros las disfunciones de esta región cerebral
por lo injusto de la oferta. pueden provocar trastornos mentales
Para verificar de qué modo el cerebro que se caracterizan por un egoísmo
regula el control de estos impulsos, los desmesurado.
investigadores perturbaron por separa- -—Nicole Branan

Mente y cerebro 24/2007 7


RETROSPECTIVA

Joseph Babinski (1857-1932)


“Pitiatismo” y persuasión

José María López Piñero director de servicio del Hospital de anestesias, sonambulismo) de un en-
la Pitié, planteó críticas a la hys- fermo a otro. No hace falta subrayar

E
l nombre de Joseph Babinski térie traditionnelle de su maestro la presencia en este trabajo de los
(1857-1932) es conocido por que condujeron a la formulación elementos sugestivos que más tarde
los médicos, incluso los más de una doctrina personal, expuesta él mismo denunció enérgicamente. El
incultos, porque figura unido a varios en una serie de publicaciones apa- segundo, De la atrophie musculaire
de los signos más habituales de la recidas durante la primera década dans les paralysies hystériques (Sobre
exploración neurológica. Entre ellos del siglo XX . la atrofia muscular en las parálisis
se encuentran el “signo de Babins- Cuando Babinski se incorporó a histéricas), también de 1886, tiene
ki”, pérdida o disminución del reflejo la escuela de la Salpêtrière (1885), como objetivo rebatir la hipótesis de
del tendón de Aquiles en los casos se habían producido ya las prime- que la histeria no es capaz de modi-
de ciática, y “reflejo de Babinski”, ras críticas de Bernheim y, por otra ficar la nutrición de los tejidos. Con
que los diccionarios actuales conti- parte, la actividad de Charcot es- casos de atrofia muscular debida a
núan definiendo como “dorsiflexión taba fundamentalmente centrada en parálisis histéricas, pretende demos-
del dedo gordo del pie al estimular el estudio de las “parálisis psíqui- trar que la grande névrose produce
la planta, ocurre en lesiones de las cas”, cuyas conclusiones utilizaría trastornos tróficos sin ayuda de otras
vías piramidales e indica hemiplejía más tarde como una de las bases de causas.
orgánica cuando se quiere distinguir su propia concepción de la histeria. Dejando aparte una publicación de
de la hemiplejía histérica”. En las Su producción sobre la histeria du- interés secundario sobre la Migrai-
introducciones seudohistóricas que rante esta etapa pertenece a la más ne ophtalmique hystérique (Migraña
encabezan muchos libros y artícu- estricta ortodoxia de la escuela de oftálmica histérica, 1890), no cabe
los de medicina sigue citándose a la Salpêtrière y está compuesta por duda de que los trabajos más im-
Babinski como formulador de “una cinco trabajos. El primero de ellos, portantes de esta etapa son los dos
nueva concepción de la histeria” que titulado Recherches servant à établir que dedicó Babinski a defender la
superó la de Charcot. Ello significa que certaines manifestations hysté- doctrina de Charcot de las críticas
desconocer por completo sus estudios riques peuvent être transferés d’un de Bernheim. El primero de ellos,
sobre el tema, en especial los de la sujet à un autre sous l’influence de Grand et petit hypnotisme (1889),
primera etapa de su obra, cuando era l’aimant (Investigaciones destinadas recogió tan fielmente los puntos de
uno de los más directos colaboradores a demostrar que ciertas manifestacio- vista de Charcot que fue incluido
de Charcot, que el propio Babinski nes histéricas pueden ser transferidas como apéndice en el último volumen
procuró ocultar en su madurez. Su de un sujeto a otro bajo la influencia de sus Oeuvres complètes. “Nuestra
trayectoria merece ser considerada del imán, 1886), constituye una de finalidad —comienza diciendo— es
con cierto detalle, sobre todo por- las más pintorescas exageraciones principalmente recordar y resumir
que con sus planteamientos se limita de las ideas de Charcot publicadas con la mayor claridad posible la
todavía el horizonte sobre la cuestión por un discípulo suyo. Quizá por enseñanza tradicional de la Salpê-
de numerosos clínicos. ello fue excluido más tarde por su trière, que se ha perdido de vista en
La obra de Babinski relativa a la autor de la lista de su bibliografía las discusiones, y mostrar que los
histeria y la psicoterapia puede divi- científica, y olvidado igualmente fenómenos hipnóticos que Charcot
dirse en dos etapas de características por sus seguidores, que la recopi- descubrió en 1878 y cuya síntesis
muy diferentes. Durante la primera, laron después de su muerte. En él presentó a la Academia de Ciencias
que corresponde aproximadamente expone sus experiencias acerca del en 1882, no han perdido nada de su
al lustro 1885-1891 y en la que llegó transfert (transferencia) mediante realidad y su valor.” En el texto no
a jefe clínico de la Salpêtrière, fue el imán de fenómenos histéricos e hace, en efecto, más que recoger los
uno de los miembros más destaca- hipnóticos, no de una mitad a otra mismos argumentos que el propio
dos de la escuela de Charcot y uno del cuerpo de un mismo enfermo, tal Charcot y otros de sus discípulos
de los principales defensores de sus como se había hecho hasta entonces, habían esgrimido en defensa de su
ideas. En la segunda etapa, iniciada sino extendiendo dicha posibilidad al doctrina. Fundamentalmente insiste
en 1892, fecha en la que pasó a paso de diversos síntomas (parálisis, en la distinción entre un grand hyp-

8 Mente y cerebro 24/2007


1. ENFERMAS DE HISTERIA (“pitiatismo” según Babinski) en las cercanías
de la Salpêtrière. Pintura de Daniel Urrabarrieta Vierge cromolitografiada
a finales del siglo XIX.

notisme —que sería el descrito por pecto de las doctrinas de su maes- la teoría de la escuela acerca de la
Charcot y cuya rareza reconoce— y tro que mantuvo durante su segunda histeria, dirige un violento ataque
unas formas incompletas, estados in- etapa: “Todo sujeto que se muestra contra las críticas de Bernheim, ba-
termedios que constituirían el petit sensible a la hipnosis pertenece de sándose principalmente en conside-
hypnotisme y al que pertenecerían hecho a la gran familia neuropáti- rar equivocados los diagnósticos de
los casos de Bernheim. Reitera, ca”. Este aspecto es el tema de su su casuística, que reduce a histerias
además, vigorosamente los criterios segundo trabajo polémico, que con frustra, monosintomáticas o latentes,
fundamentales de la escuela sobre el título Hypnotisme et hystérie. Du para salvar la veracidad de la tesis
el tema, en especial la tesis de que rôle de l’hypnotisme en thérapeuti- de Charcot acerca de la naturaleza
la sugestión no explica —como afir- que, apareció en agosto de 1891 en histérica del hipnotismo y de su
maba Bernheim— la totalidad de los la Gazette Hebdomadaire, de acuerdo consiguiente limitación terapéutica.
fenómenos hipnóticos, algunos de los con el texto de una conferencia que Este trabajo motivó un cruce de notas
cuales tendrían causas somáticas. había pronunciado un mes antes en la polémicas entre Bernheim y Babinski
Insiste igualmente en el carácter Salpêtrière por invitación del propio en las páginas de la misma Gazette
patológico del hipnotismo, único as- Charcot. Aparte de resumir de nuevo Hebdomadaire, que fue una de las

Mente y cerebro 24/2007 9


aparecidos en 1892 y 1893, fecha
—conviene recordar— de la muerte
de Charcot, no publicó ningún es-
tudio sobre la histeria durante siete
años. En este período se dedicó a la
investigación clínica de las parálisis
orgánicas, especialmente de la he-
miplejía, consiguiendo importantes
contribuciones semiológicas, entre
ellas, las que actualmente continúan
asociadas a su nombre. Las apro-
vechó brillantemente en el trabajo,
titulado significativamente Diagnos-
tic différentiel entre l’hémiplegie
organique et l’hémiplégie hystéri-
que (1900), para demostrar las di-
ferencias en ambos síndromes de
la distribución de las parálisis, la
presencia o ausencia de movimientos
asociados involuntarios, el estado del
tono muscular, las alteraciones de
los reflejos, etc.
Más tarde aplicó el mismo método
a otros trastornos nerviosos, como
los de la sensibilidad y los síndro-
mes coreicos, obteniendo resultados
similares. También revisó crítica-
mente los numerosos trastornos vis-
cerales y vegetativos que se habían
considerado histéricos, demostran-
do que el pénfigo, la albuminuria,
los trastornos tróficos y la fiebre
eran en su mayor parte diagnósticos
erróneos y, en algunas ocasiones,
burdas supercherías de los propios
enfermos.
“La simulación se encuentra sin
cesar en la histeria”, afirmó Ba-
binski. Los enfermos histéricos han
despertado siempre este recelo y el
propio Charcot, especialmente en sus
estudios sobre el hipnotismo, había
intentado eliminar esta posible fuente
de error mediante la búsqueda de
signos difícilmente simulables. Sin
embargo, su intento de explicar la
2. ENFERMA DE “PITIATISMO” tratada con la “persuasión” de Babinski. histeria desde el punto de vista anato-
Fotograbado (1911). moclínico, haciéndola depender de
alteraciones “dinámicas” del sistema
nervioso, le había dado, por así de-
más agrias expresiones del enfrenta- En un trabajo de 1909 señaló tres cirlo, patente de respetabilidad. Tras
miento entre los dos grupos. factores responsables de la desmesu- la superación de su teoría, la suspica-
Al revisar críticamente las ideas de rada ampliación que había sufrido el cia acerca de la falta de autenticidad
Charcot, Babinski se propuso verifi- campo clínico de la histeria: la con- de las manifestaciones histéricas se
car los “fundamentos objetivos” de la fusión con enfermedades orgánicas, acrecentó de nuevo enormemente.
hystérie traditionnelle. Los resultados la inclusión de fenómenos debidos Babinski realizó una enérgica cam-
fueron la reducción del campo clínico a la simulación y la insuficiente di- paña de desenmascaramiento de la si-
de la enfermedad y la aclaración de ferenciación de síndromes nerviosos. mulación, denunciando su influencia
gran parte de su sintomatología. Tras algunos textos de transición en la etiología y en la configuración

10 Mente y cerebro 24/2007


de los síntomas. Pensaba que la ma- que situar el nexo común entre los afecto de una parálisis psíquica que
yoría de los actos de simulación se cuadros histéricos en la patogenia de este trastorno es puramente imagi-
debían a la personalidad anormal de la afección. nario y que puede desaparecer ins-
los enfermos, que encuadró en el con- En consecuencia, la definió de la tantáneamente por un esfuerzo de
cepto de “mitomanía”, que acababa forma siguiente: “La histeria es un voluntad, obteniendo así la curación,
de caracterizar Ernest Dupré (1905) estado psíquico que hace capaz de no es realizar una sugestión, sino al
por la existencia de un deseo patoló- autosugestionarse al sujeto que se contrario, ya que la idea emitida,
gico de inspirar curiosidad, asombro encuentra en él. Se manifiesta prin- lejos de ser irracional, es eminen-
y compasión. Como he adelantado, cipalmente por trastornos primitivos temente sensata; el médico al actuar
intentó también aclarar la sintoma- y accesoriamente por algunos tras- así, lejos de intentar sugestionar al
tología. En este terreno, su labor se tornos secundarios. Lo que carac- enfermo, tiende a aniquilar la su-
redujo a asimilar los argumentos y teriza a los trastornos primitivos es gestión o autosugestión que causa la
los criterios que Bernheim había uti- que resulta posible reproducirlos por enfermedad. No actúa por sugestión,
lizado veinte años antes, señalando sugestión con una exactitud rigurosa sino por persuasión”.
el carácter sugerido de alguno de en ciertos sujetos y hacerlos desapa- Atribuyó la desaparición casi total
los síntomas centrales de la hysté- recer bajo la influencia exclusiva de de los síntomas descritos por Char-
rie traditionnelle —cuya objetividad la persuasión”. Resulta patente que cot a la modificación del ambiente
había defendido en su primera etapa no significaba ninguna novedad, ya y, sobre todo, al cambio de actitud
con tanta insistencia— y la influencia que el uso de la noción de psicogenia de los médicos: “Desde que se ha
de la sugestión en la configuración como fundamento de la concepción conocido toda la importancia de la
del resto. de la histeria era el denominador sugestión en la génesis de los desór-
En una sesión de la Sociedad de común de todas las teorías sobre la denes histéricos, sugestión ejercida
Neurología de París celebrada en no- “gran neurosis” posteriores a Char- sea por el medio familiar, sea por el
viembre de 1901, Babinski presentó cot, enunciadas en su mayoría antes medio hospitalario, sea por el médico
una comunicación en la que, bajo de 1900. mismo, y se evita a los que serían
el título Definition de l’hystérie, Lo mismo que habían hecho mu- susceptibles de sufrir sus efectos, las
expuso su concepción personal de chos autores, entre ellos Freud, Ba- manifestaciones de la histeria han
la enfermedad, proponiendo, ante la binski extendió a toda la histeria las llegado a ser, particularmente en los
radical novedad que a su juicio re- conclusiones de su maestro sobre hospitales, mucho menos frecuentes
presentaba, el abandono del tradi- el mecanismo de producción de las que lo eran antes”.
cional término de “histeria” y su “parálisis histerotraumáticas”. Esca- Babinski afirmó que los síntomas
sustitución por el de “pitiatismo” por samente interesado en la psicología, histéricos deben resolverse con ra-
creerlo más expresivo de la verdade- no realizó ninguna elaboración ni de- pidez y facilidad mediante la per-
ra naturaleza de sus fenómenos. Per- sarrollo de sus posibilidades. También suasión: “Los trastornos pitiáticos
filada y defendida apasionadamen- procede de Charcot el segundo com- verdaderos deben ceder rápidamente
te por su creador en publicaciones ponente de la definición, es decir, la ante una psicoterapia hábil... Yo es-
posteriores, criticada por la mayoría posibilidad de hacer desaparecer los timo que el fracaso de la psicotera-
de los especialistas, la doctrina del fenómenos del “pitiatismo” por un pia práctica en buenas condiciones
“pitiatismo” tuvo una amplia difu- mecanismo inverso de “contrasuges- y con perseverancia debe inclinarnos
sión en toda Europa, siendo bien tión” o persuasión. hacia la hipótesis de la simulación”.
acogida en general en los ambientes Los conceptos de sugestión y per- Básicamente se trataba de convencer
neurológicos. Sus nociones básicas suasión generalmente aceptados en al enfermo de que estaba incurrien-
han influido directamente en la ima- la época eran los que había formu- do en un “error”. Si el paciente era
gen que sobre la histeria mantienen lado Bernheim: ambas consistían en sincero, el reconocimiento de dicho
cien años después amplios sectores la introducción de una idea en la error ante la verdad ofrecida por el
de clínicos. mente, que el enfermo no sometía a médico bastaba para producir su
Charcot fue consecuente con su crítica en la sugestión, mientras que curación.
mentalidad anatomoclínica, incu- la aceptaba en la persuasión. Ba- Sin embargo, en la práctica utili-
rriendo a causa de ello en el fruc- binski los modificó, caracterizando zaba, junto a la persuasión verbal,
tífero error de su doctrina sobre la la sugestión por la índole irracional, una amplia gama de procedimientos
histeria. Su antiguo discípulo no pudo falsa o absurda de la idea: “La pa- más o menos violentos, como la elec-
hacer otro tanto, al no encontrar en labra sugestión debe indicar que la trización dolorosa, sorprender a un
la clínica los “caracteres fáciles de idea que se intenta insinuar no es enfermo paralítico empujándole para
observar”, comunes y exclusivos de razonable. En efecto, si no se diera demostrarle que podía mantenerse en
los fenómenos histéricos que su for- a este término este sentido especial, pie, y lo que denominó “tratamien-
mulación exigía. La imagen negativa sería sinónimo de persuasión; esta to brusco”, destinado a emocionar,
de la exploración no bastaba para la confusión es la que se comete cuan- aturdir y desorientar al paciente por
descripción nosológica de la histeria do se pretende obtener curaciones medio de series de preguntas, órdenes
y, ante esta situación, Babinski tuvo por sugestión. Decir a un enfermo y pruebas exploratorias.

Mente y cerebro 24/2007 11


Más allá de la
teoría neuronal
Nuevos experimentos están saldando un debate, que perdura más de un siglo,
entre dos modelos de comunicación interneuronal.
Y lo están haciendo de una forma sorprendente: ambos modelos son correctos

R. Douglas Fields como los científicos que nos prece- una intrincada red que permitía que
dieron lo estaban por unas ideas que las sensaciones y las órdenes fluyeran

T
ajé el corazón en dos, con hoy reconocemos inviables? allí donde se requiriera. La neurona
un cuchillo de cocina. Todo La respuesta es resueltamente afir- constituía simplemente un nodo en
quedó expuesto: las cuatro mativa. Los descubrimientos están esa red interconectada.
cámaras separadas por vál- convenciendo a nuestros neurofisiólo- Sin embargo, un hombre interesado
vulas húmedas y cartilaginosas que gos de la ingenuidad de nuestras ideas por ese mundo cableado vio algo di-
succionaban sangre de las aurículas sobre el funcionamiento del cerebro. ferente. Santiago Ramón y Cajal tenía
y la impulsaban dentro de los ven- Mas, por ironía de la historia, los un corazón de artista. Siendo niño,
trículos. Acababa de cumplir yo once dos modelos dominantes, enfrentados dibujaba ya los cadáveres disecados
años y me sentí fascinado. Pregunté desde que sus fundadores recibieron por su padre, que era médico como
a mi madre si la próxima vez podía juntos, hace un siglo, el premio Nobel posteriormente lo sería también él.
traerme un cerebro. Cuando volvió de en 1906, parecen válidos. Más aún, si Con esa capacidad que caracteriza a
la carnicería con un cerebro de ter- unimos ambos modelos y agregamos los artistas y les permite contemplar
nera, hendí inmediatamente, radiante un tercero, pieza todavía sin respuesta movimiento en la curva de una línea,
de alegría, aquel melón en dos. Pero del rompecabezas planteada por las Ramón y Cajal empezó a vislumbrar
no vi en su interior nada digno de investigaciones recientes —¿cómo una lógica subyacente en aquella ma-
mención. Sólo una cavidad vacía en dan origen las células nerviosas a las raña de células y tubos. Su visión, que
el centro de una papilla carnosa. ondas cerebrales?—, nos hallaremos sería vehementemente contestada a lo
¿Cómo funcionaba aquello? Los li- capacitados para explicar, por fin, no largo de los 50 años siguientes, sería
bros daban nombres de protuberancias sólo cómo opera el cerebro humano, conocida como teoría neuronal.
y pliegues pero no aportaban ninguna sino también qué es lo que lo singu- Ramón y Cajal observó que el axón,
explicación esclarecedora de su for- lariza en el reino animal. único y longilíneo, que salía de la
ma de operar. Ni mis padres ni mis neurona tendía a acabar en un campo
profesores parecían conocer tampoco Reticuladas o aisladas de dendritas, ramificaciones de la neu-
la respuesta. Las analogías facilitan la accesibilidad rona contigua. Mantuvo, sin embargo,
Hoy sabemos que el poder del ce- de situaciones complejas. Pero seme- que no existían interconexiones. En
rebro procede de unos componentes jante simplificación conlleva inevita- una brillante deducción, Ramón y Ca-
tan diminutos, que resultan invisibles. blemente la rigidez del pensamiento. jal concluyó que cada neurona era
Y aunque la técnica nos permite ob- A finales del siglo XIX, los anatomistas una isla para las demás, no un nodo
servar neuronas individuales, nuestros estudiaron el cerebro con el instrumen- de una red. Sospechó, además, que
modelos sobre su operación conjunta to más poderoso de que disponían: la información fluía en una sola di-
se muestran todavía inadecuados. Ha el microscopio óptico perfeccionado. rección: hacia las dendritas, de donde
hecho fortuna la metáfora de la neuro- Examinaron un mundo invisible y de pasaba al soma celular de la neurona
na como microprocesador unido a mi- una complejidad desconcertante, una y de ahí salía por su axón.
les de millones de microprocesadores. masa densamente enmarañada de fi- Pero el axón no establecía conexión
Mas, ¿quién nos asegura la validez bras microscópicas interconectadas. directa con las dendritas. Mediaba un
de tal analogía? ¿No estaremos tan Los anatomistas suponían que esos tu- hiato minúsculo, la sinapsis. El hiato en
cautivos de nuestras comparaciones bos sutiles, llamados axones, tendían cuestión operaba a modo de interruptor

12 Mente y cerebro 24/2007


Mente y cerebro 24/2007 13
que ahora empieza a resolverse. Igual Cuando el microscopio electrónico
que otros muchos, Golgi atacaba la terminó por sacar a luz la realidad de
doctrina neuronal y defendía vehe- la sinapsis en 1955, se desvanecieron
mentemente la concepción reticular, las dudas en torno al carácter acotado
en cuyo marco la información fluía de las neuronas y su intercomunica-
libre. Para mayor ironía, Cajal utili- ción mediante mensajeros químicos.
zó, para demostrar su teoría neuronal, Pero algunas imágenes mostraban que
una ingeniosa técnica de laboratorio ciertas neuronas sí persistían conec-
inventada por Golgi. tadas a otras, diríase que soldadas
El italiano había ideado un método por varios puntos. Tales soldaduras,
de tinción de las células nerviosas llamadas uniones de intervalo, eran
mediante el nitrato de plata, proce- canales proteínicos, que operaban a la
dimiento que destacaba los rasgos de manera de manguitos que acoplan dos
la neurona frente al tejido de fondo. mangueras. Los iones y las moléculas
Por razones que aún no podemos ex- orgánicas circulaban libremente a su
SANTIAGO RAMON Y CAJAL plicar, el método de Golgi tiñe sólo través, permitiendo que los impulsos
una fracción de las neuronas de una pasaran velozmente de forma directa
muestra; ahora bien, las neuronas de una neurona a la vecina.
que absorben la tinción se revelan La transmisión de señales a través
en todo su detalle y esplendor. Los de las sinapsis “químicas” —la base
dibujos de las neuronas teñidas con del aprendizaje y de la memoria— po-
el método de Golgi realizados por día regularse mediante la liberación o
Cajal constituyeron el soporte de su absorción de neurotransmisores. Hacia
teoría. Golgi hubo de declarar que su esto, pues, se dirigió la atención de
maravilloso procedimiento de tinción, los neurofisiólogos. En contraste con
que había ganado el premio Nobel, se las anteriores, las sinapsis “eléctricas”
convertía en productor de artefactos parecían estáticas y su papel en el
cuando evidenciaba la insularidad de funcionamiento cerebral se creía que
las neuronas. era bastante menos interesante; supo-
níase que las sinapsis eléctricas sólo
Soldadas juntas adquirían relevancia cuando se trata-
El debate entre los seguidores de la ba de una comunicación muy rápida
teoría neuronal de Cajal y los reti- o cuando un haz de neuronas debía
cularistas que apoyaban el esquema funcionar en grupo.
de Golgi se alargó en los decenios Sin embargo, un trabajo reciente de
siguientes. Toda nueva técnica que Michael V. L. Bennett, del Colegio de
aparecía acababa aportando pruebas Medicina Albert Einstein, y de otros
CAMILLO GOLGI de ambos modelos. Así, los electro- colaboradores reveló cuán errada an-
fisiólogos, usando electrodos y ampli- daba esa concepción simplificadora.
ficadores electrónicos para estudiar la La conducción a través de las uniones
transmisión de las señales eléctricas de intervalo puede regularse por cam-
que permitía o no la transmisión de in- desde el axón hacia las dendritas, pu- bios en el potencial de membrana y
formación a la siguiente neurona. Este sieron de manifiesto que, cuando un por reacciones químicas que controlan
espacio de separación era tan diminuto, impulso alcanzaba el extremo de un el tamaño del canal a través de la
que su visión superaba la resolución de axón, éste liberaba neurotransmisores, unión de intervalo. Hay incluso casos
los mejores microscopios de la época. unas sustancias químicas. Se registraba en los que sinapsis químicas y eléc-
Los científicos no echarían las primeras una demora de alrededor de una milési- tricas se forman juntas en la misma
miradas borrosas a la sinapsis hasta ma de segundo, hasta que la sustancia unión. Golgi tenía razón: las neuronas
mediado el siglo pasado, cuando el en cuestión se difundía a través de la pueden formar un retículo.
microscopio electrónico y sus haces de sinapsis y estimulaba una respuesta
electrones sustituyeron al microscopio eléctrica en la neurona contigua. Sin Una corriente cambiante
óptico y sus haces de luz. embargo, en algunos casos, los regis- Ahora bien, aun cuando hubiera que-
El premio Nobel de fisiología y me- tros mostraron que una señal eléctrica dado aclarado que las señales viajan
dicina de 1906 lo compartieron Cajal pasaba, sin tal dilación, de un axón a en una sola dirección a lo largo de
y su rival, el médico italiano Camillo una dendrita, como si las dos neuronas una cadena de neuronas o que, por
Golgi. Este insólito emparejamiento no se hallaran en contigüidad, sino contra, lo mismo proceden hacia
afianzó una especie de empate de los en continuidad. No intervenía ningún arriba que hacia abajo en una red,
dos modelos en lid sobre el funcio- tipo de neurotransmisor y la conexión que emplean mensajeros químicos o,
namiento del cerebro, confrontación parecía ser directa y eléctrica. por el contrario, impulsos eléctricos,

14 Mente y cerebro 24/2007


faltarían todavía por resolver cues- todo el mundo con sus electrodos y pete a las interneuronas la operación
tiones fundamentales: ¿qué significan su microscopio. interna y fundamental; no es lo suyo
las señales?, ¿cómo se transforman En 1959 Bullock publicó un trabajo transmitir órdenes o sensaciones. La
los impulsos viajeros en una imagen en Science en el que reseñaba que, teoría de la neurona no admite fácil
visual, un sentimiento o un pensa- además de los impulsos nerviosos encaje en muchos de esos procesos
miento?, ¿cuál es su código? de alta velocidad descargados a tra- internos. Aproximadamente 100.000
Ningún modelo ha proporcionado vés de los axones, se producían en millones de interneuronas presentes en
respuestas para estas preguntas. Pero el trasfondo muchos otros fenóme- el cerebro humano controlan el proce-
las explicaciones aportadas por los nos eléctricos, sin vinculación con lo samiento de la información durante el
investigadores sirven, al menos, para propuesto por la doctrina de la neu- aprendizaje y la memorización y están
socavar la exclusividad de cualquiera rona. Observó en particular una serie implicadas en la epilepsia y el parkin-
de las dos teorías en litigio. de ondas y depresiones lentas en el son, por citar dos enfermedades.
Uno de los grandes descubrimientos potencial de membrana de las células
que avaló la doctrina de la neurona nerviosas. Estos potenciales condicio- Rezumar y fluir hacia atrás
se refirió a los impulsos neuronales naban no sólo la cuantía de impulsos Luego que Bullock definiera la fun-
(potenciales de acción), que portan que descargaba un axón en una ráfaga, ción de las interneuronas, otros inves-
información en un solo sentido, des- sino también la probabilidad de que el tigadores hallaron más puntos débiles
de el soma celular hasta la punta del axón llegara siquiera a excitarse. en la teoría de la neurona. Daniel
axón. Todo bocado que probamos, toda Más aún, el impulso agudo sólo se Johnston, de la Universidad de Texas
idea que tenemos, se describe por un requería para transmitir información a en Austin, insertó microelectrodos en
patrón de impulsos disparados a tra- largas distancias. Las ondas de bajo dendritas del hipocampo de una rata
vés del axón. Los neurofisiólogos se voltaje podían expandirse en todas y se encontró con dos fenómenos que
propusieron descifrar ese código y las direcciones a través de neuronas habrían causado la sorpresa de Cajal.
lo consiguieron. El libro del código pequeñas y próximas entre sí. Los re- En algunas circunstancias, los poten-
cambia constantemente de acuerdo con gistros electrofisiológicos de Bullock ciales de acción viajaban no sólo a lo
la historia previa de la estimulación. confirmaron que muchas neuronas de largo del axón; también retrocedían,
Es decir, que la misma frecuencia de ésas no emitían en absoluto ningún en dirección al soma celular y las den-
impulsos puede significar luz muy bri- impulso agudo. dritas. Por otro lado, las dendritas no
llante cuando nos encontramos en el Las “interneuronas” de marras, mo- se limitan a recibir señales aferentes;
exterior durante el día y luz sombría destas y prietamente agrupadas, no en algunos casos disparan impulsos
cuando estamos por la noche en al- establecían comunicación directa con propios. Hoy sabemos que es probable
gún local interior. Esto se debe a que el cuerpo o el medio circundante, ac- que el procesamiento dendrítico forme
el código del impulso informa sobre tividad propia de neuronas sensitivas parte del mecanismo del aprendizaje
cambios de estado, en vez de trans- y motoras, sino que se ocupaban de y de la memoria. Las dendritas son
cribir servilmente todas y cada una de procesar información dentro de los más que conductores pasivos, pues
nuestras sensaciones. Este fenómeno circuitos internos del cerebro. Com- integran y transmiten información.
explica que, cuando introducimos la
cabeza por la mañana en una camiseta
de algodón recién sacada del armario
sentimos la sensación confortable que 1. LAS CELULAS DE LA GLIA
proporciona la suavidad y el frescor del se comunican sin sinapsis interpuesta.
tejido; y que, muy poco después, no
percibamos la camiseta en absoluto.
La codificación del potencial de ac-
ción explica numerosos fenómenos,
pero no todos. Las mismas reglas para
los impulsos las aplican también los
animales, por inferiores que los crea-
mos. Debemos a Theodor H. Bullock
un vigoroso impulso a las neurocien-
cias y, en particular, a la cuestión del
código. Este electrofisiólogo, experto
en neuroanatomía comparada, estudió
la forma en la que se codificaba la
información en el sistema nervioso de
distintos tipos de animales, desde los
gasterópodos hasta las ballenas. Viajó
desde la pluviselva amazónica hasta
las charcas de marea de las costas de

Mente y cerebro 24/2007 15


2. LOS PATRONES DE LAS ONDAS en los avances registrados en el cono-
cerebrales de los humanos difieren de cimiento de las células de la glía, que
los observados en animales inferiores. rellenan el espacio interneuronal. La
razón de células de la glía a neuronas
aumenta a medida que ascendemos
por el árbol evolutivo. Ni Golgi ni
Cajal imaginaron que esas células
intervinieran en el procesamiento de
información.
A lo largo de la mayor parte del si-
glo XX, los científicos creyeron que la
glía proporcionaba sólo soporte físico y
nutritivo a las neuronas. Pero un examen
más detallado acometido en fechas re-
cientes ha mostrado que la glía participa
en el desarrollo de la comunicación. No
menos sorprendió el descubrimiento de
la comunicación mutua entre células de
la glía, mediante señales químicas, sin
sinapsis interpuesta.
Además, puede la glía controlar el
flujo de información entre las neuro-
nas, mediante la liberación o absorción
de neurotransmisores; también, me-
Desde hace muy poco se sabe que las rotransmisores acontece sin necesidad diante el control de la concentración
dendritas liberan hormonas y péptidos de sinapsis. Pensó en un comienzo de iones en torno a las neuronas. La
que influyen en los cambios de bajo que los neurotransmisores se habían glía dispone de capacidad para esta-
voltaje de las membranas neuronales, filtrado rezumando desde una sinapsis blecer y romper conexiones entre dos
de los cuales depende a su vez que la vecina, pero sus mediciones indicaron neuronas.
neurona descargue un impulso simple o que las neuronas liberaban los neu- Los hábitos de la glía violan la
una ráfaga de impulsos. Eve Marder, de rotransmisores a través de sus mem- doctrina de la neurona. De una doble
la Universidad Brandeis, ha descubier- branas celulares, situadas muy lejos manera. Por un lado, la información
to que esos moduladores neuronales, de las sinapsis. fluye a través de células cerebrales que
cuando se aplican a los axones, al soma En 2005, Terrence J. Sejnowski, del no son neuronas. Por otro, a diferencia
neuronal o a las dendritas, determinan el Instituto Salk de Estudios Biológicos de las neuronas, que se comunican
flujo de información unidireccional pos- de La Jolla, y Mark H. Ellisman, de la entre sí mediante una serie de uniones
tulado por Cajal. Los neuromoduladores Universidad de California en San Die- similares a los cables telefónicos, la
pueden causar incluso que las neuronas go, llegaron a la conclusión de que esa glía se comunica por la emisión de
descarguen en pautas rítmicas de ráfa- liberación “ectópica” de neurotransmi- señales, a la manera de los teléfonos
gas. Estas descargas originan que traba- sores fuera de las sinapsis era un medio celulares. La glía establece conexiones
jen en sintonía grupos neuronales. de comunicación importante, descono- informales que fluyen a través de las
Se ha comprobado también cuán cido hasta entonces. Si una neurona conexiones por cables eléctricos que
difícil resulta desentrañar los meca- libera un paquete de neurotransmisores existen entre las neuronas. En breve,
nismos de las sinapsis. No sólo se en cualquier lugar de su membrana, la la glía congrega las neuronas y forma
formaban entre axón y dendritas cir- neurona adyacente puede detectarlo, grupos funcionales.
cundantes. Modelos avanzados de mi- siempre que posea receptores para el Aunque las células de la glía se
croscopios electrónicos demostraron neurotransmisor en cuestión. Los mi- comunican con mayor lentitud que
que las sinapsis aparecían a menudo croscopios electrónicos y con los que las neuronas, su velocidad podría
en el soma celular, en sus dendritas, se cuenta hoy día nos muestran las ser la idónea para muchos procesos
entre un axón y otro axón y entre una neuronas con miles de esos paquetes cognitivos que no requieren mensajes
dendrita y otra dendrita. Resultaba por todo su soma celular. De repente, ultrarrápidos, como los mecanismos
verosímil que las neuronas se hallaran el modelo cerebral de procesamiento que regulan el ánimo y la conducta.
conectadas en redes multidirecciona- de la información se ha convertido en En el procesamiento de la infor-
les, a la manera en que lo imaginaran algo mucho más complicado. mación, la glía funciona como una
Golgi y los reticularistas. compañera de la neurona. La glía no
Es más, Craig Jahr, de la Univer- El factor glía sólo interviene en las sinapsis, sino
sidad de la Salud y la Ciencia de Las objeciones contra la teoría de la también a lo largo de los axones
Oregón, demostró recientemente que neurona han encontrado campo abona- percibiendo los impulsos que fluyen
la transmisión rápida mediante neu- do, desde comienzos de los noventa, por ellos. Cuando los axones emiten

16 Mente y cerebro 24/2007


ráfagas de potenciales de acción, si- El trabajo de Bullock y sus colabo- dores y la glía son formas, todas ellas,
multáneamente liberan moléculas de radores puso de relieve que la activi- de hacer que las neuronas trabajen por
adenosintrifosfato (ATP), detectadas dad eléctrica en los diferentes grupos grupos. Esta cooperación incrementa
por receptores en los cuatro tipos dis- de neuronas iba a menudo emparejada, la actividad coordinada del cerebro
tintos de glía. Esta información hace aun cuando no hubiera conexión fí- y, por otro lado, todos estos procesos
que se activen y desactiven determina- sica entre las neuronas involucradas. operan fuera de la teoría neuronal.
dos genes de la glía que determinan la Esta concordancia en la actividad de En consecuencia, lo mismo Cajal
formación de las capas de aislamiento las ondas del cerebro se incrementa que Golgi tenían razón, aunque ningu-
que rodean a los axones, lo que a su en los animales que tienen cerebros no de ellos ni ninguno de sus segui-
vez determina la celeridad con la que poderosos. Quizá, sugería Bullock, las dores consiguió explicar por completo
los axones conducen los impulsos. Se- capacidades peculiares del cerebro hu- el universo que existe en el interior de
mejante mecanismo de comunicación mano no se deban a una propiedad nuestra caja craneana. Por lo demás,
se ejecuta sin sinapsis interpuestas; se singular de nuestras neuronas o de lo verdaderamente importante de este
trata de un canal de información cere- nuestros circuitos cerebrales, sino a debate centenario, entre neuronistas y
bral completamente diferente del que una propiedad emergente de la forma reticularistas, no es coronar a un ven-
fluye por las sinapsis. en la que sus miles de millones de cedor, sino aguzar nuestro pensamien-
neuronas operan de consuno. to e idear nuevos experimentos que
Más allá de la teoría Pero, ¿cómo se coordina la actividad permitan explorar uno de los mayores
Las neurociencias han ido más allá de de las diferentes neuronas? La respues- misterios de la naturaleza: el funcio-
los límites de la teoría de la neurona. ta pudiera residir, al menos en parte, en namiento de la mente humana.
¿Dónde nos llevará la nueva vía abierta? un fenómeno familiar. Cuando estamos ¿A qué obedece esa fina coordi-
En 2005, 46 años después de que su escuchando la radio, acontece a veces nación de las ondas cerebrales? Para
trabajo aparecido en Science abriera el que la frecuencia de una emisora se muchos neurofisiólogos la respuesta
primer boquete contra la doctrina de solapa sobre la de otra; de forma simi- trasciende el concepto de las neuronas
la neurona, Bullock, en otro artículo lar, las señales eléctricas transmitidas como unidades funcionales aisladas.
publicado en la misma revista, planteaba por los axones de la zona se recogen Quizá nuestros instrumentos actuales
una cuestión fascinante: ¿Por qué son algunas veces, como señales débiles, no son todavía suficientemente ade-
las capacidades del cerebro humano tan en los axones vecinos. Semejante com- cuados para proporcionarnos los datos
superiores a las de otros animales? Las portamiento irregular, de transmisión esenciales. O quizá, rememorando a
neuronas de los cerebros de los animales efáptica, quizá sea una característica Ramón y Cajal, la respuesta está ya
no son diferentes de las nuestras en inevitable de la electricidad. El cere- aquí esperando a que alguien sepa
absoluto; las mismas moscas recurren a bro podría aprovecharse de ella para verla.
nuestros propios neurotransmisores. La coordinar las ondas cerebrales. Los vol-
anatomía no avala la tesis de que esa tajes de las señales eléctricas intrusas
clamorosa diferencia obedezca al mayor aumentan la probabilidad de que las R. DOUGLAS FIELDS es profesor de la
número de neuronas en un cerebro gran- neuronas se exciten al unísono. Universidad de Maryland. Dedica este
de. Bullock (que murió en diciembre de John J. Greer y sus colaboradores, artículo a la memoria de Theodor H.
2005 a la edad de 90 años) sugirió que de la Universidad de Alberta en Ed- Bullock.
la respuesta residía en alguna propiedad monton, informaron en febrero de 2006
que permitía a las neuronas operar como que, cuando ponían un feto de rata Bibliografía complementaria
una red. Volvía Golgi. dentro de una solución que impedía TEXTURA DEL SISTEMA NERVIOSO DEL
Bullock había empezado a explorar todo tipo de transmisión sináptica, los HOMBRE Y DE LOS VERTEBRADOS: ES-
las ondas cerebrales en animales dis- circuitos neuronales de su espina dorsal TUDIOS SOBRE EL PLAN ESTRUCTURAL
pares, de cangrejos a delfines. Halló y de su cerebro en desarrollo conti- Y COMPOSICIÓN HISTOLÓGICA DE LOS

que los patrones de las ondas cere- nuaban excitándose rítmicamente y en CENTROS NERVIOSOS ADICIONADOS DE
brales en los seres humanos diferían concierto. Sin ningún neurotransmisor CONSIDERACIONES FISIOLÓGICAS FUNDA-
DAS EN LOS NUEVOS DESCUBRIMIENTOS.
notablemente de los presentes en los que mediara, las neuronas encontraban
2 vols. S. Ramón Cajal. Publicaciones de
animales más simples. Las ondas cere- una vía de excitación coordinada. la Universidad de Alicante, Instituto de
brales surgían de la actividad colectiva Aplicando métodos similares, F. Ed- Neurociencias, 1992. (Nota: es reproduc-
de miles de neuronas que trabajaban al ward Dudek, hoy en la Universidad de ción facsímil de la edición de: Madrid,
unísono. Cuando Bullock examinó el Utah, ha observado que el acoplamien- Imprenta y Librería de Nicolás Moya,
espectro de las ondas cerebrales, vio to eléctrico sincroniza la descarga de 1899-1904).
que las ondas de los animales que esta- impulsos durante los ataques cere- CÉLULAS DE LA GLÍA. R. Douglas Fields
ban situados en los peldaños inferiores brales y que la transmisión efáptica en Investigación y Ciencia, págs. 6-14; junio,
de la escala evolutiva tendían a tener acopla la excitación de las neuronas 2004.
más componentes de alta frecuencia, hipocampales. (El hipocampo consti- THE NEURON DOCTRINE, REDUX. Theo-
mientras que las ondas del cerebro de tuye una estructura esencial para la dore H. Bullock et al. en Science, vol. 310,
los mamíferos se inclinaban hacia las memoria.) La transmisión efáptica, las págs. 791-793; 4 de noviembre, 2005.
ondas de baja frecuencia. uniones de intervalo, los neuromodula-

Mente y cerebro 24/2007 17


Superdotados
Diversión y esfuerzo. En Alemania se han propuesto desarrollar un programa para la potenciación
de los superdotados en matemática, ciencias experimentales y habilidades técnicas

Stefanie Reinberger El tiempo desapacible de crudo in- hace cinco años, estos superdotados

‘‘¡M
vierno que reina en el exterior de las se hallan integrados en los seminarios
irad, a mí me sale aulas de química del Instituto Moll de Hector, así llamados en honor de
lila!”, exclama de Mannheim no parece interesar a Hans-Werner Hector, cofundador de
Ana, a sus 16 años nadie. Ni importarles que esté a punto la empresa de software SAP y pro-
radiantes. “Queda de sonar las siete. Estos alumnos de motor de esta iniciativa única en el
realmente chulo”, responden los jóve- bachillerato se hallan al final de un territorio alemán.
nes de la mesa contigua. En su caso, intenso día de trabajo, iniciado en su Se trata de ofrecer a jóvenes super-
el brillo verdoso del líquido sobre su propio centro. Sin embargo, pese a la dotados en el ámbito de las ciencias
mesa no se asemeja en nada al del montaña de deberes pendientes para la oportunidad de progresar en su
brebaje preparado por su compañera. las clases del día siguiente, persisten desarrollo, más allá de su formación
Ocho chicos y tres chicas enfundados inmersos en los experimentos. curricular. En el marco de un progra-
en batas de laboratorio y provistos de Cierto es que estos alumnos no ma modelo desarrollado en colabora-
gafas protectoras observan las reac- tienen el perfil habitual. El avispa- ción por la administración regional
ciones cromáticas que se producen en do grupo que juega con sustancias de Baden Württemberg, Karlsruhe
los alambiques. Apenas se enciende de químicas se compone de bachilleres Mannheim, los alumnos admitidos
nuevo la luz, se lanzan ávidamente en dotados de una especial capacidad in- reciben una educación adicional con
busca de nuevas sustancias para prepa- nata para la matemática, las ciencias actividades extraordinarias y trabajos
rar el siguiente experimento. experimentales y la técnica. Desde en equipos reducidos.

18 Mente y cerebro 24/2007


1. CLASE DE COLORES. Si al final
del experimento brilla con semejante
colorido, la química no sólo fascinará
a los alumnos superdotados.

TODAS LAS FOTOGRAFIAS DEL ARTICULO: PHILIPP ROTHE / GEHIRN&GEIST


A diferencia de las escuelas espe- res” de las ciudades de Mannheim, El curso se centra en la obser-
ciales, aquí no se trata de proteger a Heidelberg y Karlsruhe integran la vación de reacciones luminosas de
los superdotados del aburrimiento de nueva hornada de “hectorianos”. todo tipo. Se observan y analizan
las clases normales. Los seminarios de Se cuida también la selección de los las luciérnagas, los peces luminosos
Hector están orientados a estimular, profesores participantes en los semi- y las reacciones luminosas de pro-
de forma precoz, a las nuevas gene- narios. A los escogidos, el ministerio ductos químicos. Para determinar
raciones de científicos y matemáticos. les libera de la mitad de su carga el mecanismo subyacente bajo tales
Las asignaturas de química y física académica para que puedan dedicarse fenómenos, los alumnos del semina-
suelen incorporarse demasiado tarde a la formación de los jóvenes talentos. rio precedente crearon fluoresceína,
en la enseñanza. En lo concerniente a su financiación, empleada por la nueva hornada. Con
la fundación de Hector subvenciona la precaución, chicos y chicas depositan
Criterios de acceso muy estrictos necesidad suplementaria de capacidad con una espátula cantidades mínimas
La selección de los “hectorianos” se docente. del polvillo rojo en sus probetas y lo
realiza hacia el final del quinto año En los primeros años los alumnos diluyen en agua destilada. La rutina
escolar. Los profesores proponen, jun- acuden una vez por semana, un par de sus movimientos delata una fami-
to con los tutores de matemáticas, de horas por la tarde, a sesiones donde liaridad sorprendente con los procesos
geografía y biología, los alumnos que se familiarizan con el mundo de las de trabajo de laboratorio. La prueba de
destacan por su inteligencia, creativi- ciencias experimentales. Los “hectoria- los rayos ultravioleta lo indica a las
dad y competencias sociales. De esta nos” más avezados pueden elegir entre claras: el líquido producido brilla con
criba de selección salen, cada año, diferentes proyectos de varias semanas un llamativo tono amarillo verdoso.
unos 750 candidatos, cuya capacidad de duración. Uno de ellos aborda la “¿Recordáis cómo se ha modifica-
se somete a ulteriores evaluaciones a investigación sobre “animales fluores- do la sustancia durante la síntesis?”,
través de un proceso de pruebas de centes”, preparado y coordinado por los pregunta Piffer. “¿Cuándo brilló con
dos días de duración. Los 20 “mejo- profesores Inka Briese y Rolf Piffer. mayor intensidad: antes o después del

Mente y cerebro 24/2007 19


para dar alguna indicación que per-
mita a los “hectorianos” extraer sus
deducciones y poder progresar en el
curso de las actividades.

Reflexionar es divertido
“¡Venga, Fabian, ahora haz un es-
fuerzo!”, dice Anna a su compañero
de banco, que parece perdido en sus
lucubraciones. En la mesa contigua ya
se ha visto la luz. Poco a poco van
encajando las piezas del rompecabe-
zas. “El cambio del nivel de pH actúa
sobre el estado de la sustancia”, piensa
un chico en voz alta. De repente la
conversación trata de niveles de ener-
2. COMO LOS PROFESIONALES. ¿Se ha producido el colorante deseado? La gía. Suenan palabras como fotones,
aclaración es posible gracias a un test de rayos ultravioleta realizado mediante absorción, relajación y emisión, con-
una linterna (arriba) o un aparato medidor de fluorescencia (abajo). ceptos con los que algunos estudiantes
de química batallan todavía en la fase
previa a su diplomatura.
Ni que decir tiene que los “hectoria-
nos” alcanzan muy pronto el límite de
sus conocimientos sobre las reacciones.
Pero eso es precisamente lo que les
divierte. Deben pensar hasta encontrar
por sí mismos la solución al rompeca-
bezas. Piffer reconoce que las circuns-
tancias que se dan en los seminarios
de Hector no se pueden comparar con
las de la enseñanza normal. No sólo se
trata de alumnos especialmente dotados
y motivados, sino de las distintas condi-
ciones. “En este curso dos profesores y
un becario coordinan a doce miembros.
En la situación normal estoy solo ante
más de 30 alumnos.”
La posibilidad de trabajar con ma-
yor rendimiento que en la enseñanza
reglada es una de las notas distintivas
de los seminarios de Hector. Junto
a formación técnica se promueve el
pensamiento interdisciplinar, la comu-
nicación y el trabajo en equipo.“No
lavado?”. “¡Después!”, exclaman algu- do, ¿volverá a perder intensidad?”, basta con desarrollar individuos muy
nas voces. “Y ¿qué ha pasado exacta- pregunta Julian. “Pruébalo”, le insta capaces y ambiciosos”, precisa Briese.
mente al lavar?”, continúa el profesor. Briese: “Encima de la mesa está todo “Antes bien, utilizamos las circuns-
“Hemos eliminado el ácido”, responde lo que necesitas.” tancias especiales de la clase para
Jonas como movido por un resorte. Los Una vez ensayado el comportamien- introducir al alumno en el trabajo
alumnos extraen su propia conclusión: to de las bases y los ácidos ante la polarizado hacia un proyecto, cons-
queda patente que la sustancia brilla fluoresceína, los alumnos comentan en ciente del contexto.”
mejor en un medio básico. grupos reducidos por qué el brillo se La robótica forma parte del segundo
Y someten a prueba experimental produce con mayor o menor intensi- año del plan de potenciación. Desde un
la idea. Nuestros investigadores en dad y por qué de hecho determinadas comienzo se configuran los equipos, con
potencia añaden hidrocarbonato de sustancias químicas son capaces de seis niños por unidad. Cada grupo reci-
sodio a la solución de fluoresceína emitir luz. Ningún rastro de enseñan- be una misión determinada; por ejem-
de sus probetas y comprueban que zas previas, puesto que los alumnos plo, construir un robot con ruedas que
realmente el efecto luminoso es más se preparan ellos mismos la materia debe cruzar un puente, cargar un barril
intenso. “Y si añado de nuevo áci- por equipos. Los profesores sólo están en el lado opuesto y luego volver.

20 Mente y cerebro 24/2007


3. EL OLFATO DE LAS CHICAS
PARA LA QUIMICA. Inka Briese (en el
centro de la imagen) centra su atención en
animar de forma expresa a las chicas
en cultivar sus intereses científicos y
desarrollarlos, eligiendo más tarde la
carrera idónea. La profesora critica
la edad de selección y acceso a los
seminarios de Hector al juzgarla
demasiado baja, puesto que con diez
u once años las niñas suelen presentar
una orientación menor hacia la técnica.
Esa es una de las razones de que sólo
un tercio de los elegidos sean niñas.

Trabajo de equipo para el ego


De entrada, el grupo debe elegir un
portavoz y determinar quién actuará
de programador, constructor o experto
en materiales. Otro “hectoriano” debe
encargarse de la documentación y un
tercero prestarse siempre a cualquier
demanda de ayuda. Los alumnos apren-
den así a valorar las capacidades de
cada compañero: quién sabe programar
mejor, quién es meticuloso y puede res-
ponsabilizarse de la documentación y
quién es tan flexible que pueda ayudar
a los otros ante un apuro. Aprenden
que el proyecto sólo puede funcionar
si todos cumplen su tarea. Si el trabajo
se retrasa o no avanza por culpa de un
indolente, corresponde a los propios
alumnos resolver el conflicto.
Se plantea a veces la cuestión de si
los niños sacan provecho de semejan-
tes programas de potenciación o bien sarrollar sus capacidades en los ám- determinan densidades de materiales
se trata de una terapia de ocupación bitos principales de potenciación.” Se y realizan otros experimentos.
con aspiraciones científicas pero de ha advertido un notable incremento de “Lo más bonito fue el experimento
muy dudosa eficacia. Kart Heller, del rendimiento en matemáticas, físicas y con la llama”, exclama Isabel, de once
Instituto de Psicología de la Universi- conceptos técnicos. años. “En mi caso la llama casi no
dad de Múnich, ha abordado la cues- ha cambiado de color pero a Katja le
tión. “Que los superdotados deben ser Un laboratorio de química ha quedado realmente chulo”, añade
potenciados es algo de lo que no cabe como destino para una excursión mientras señala a la niña rubia que está
ninguna duda por parte de la comuni- El contacto esporádico con el mundo a su lado. “Ha sido genial”, asiente
dad de expertos”, comenta Heller. En laboral de la ciencia, explícito en sus esta última.
adelante se requerirá un sistema de visitas a laboratorios, es lo que pro-
evaluación sistemático del seminario; duce una mayor fascinación en los
el informe ha de resultar positivo para jóvenes. En particular la programada STEFANIE REINBERGER es bióloga.
seguir gozando de subvención. para el laboratorio escolar Xplore! que
La investigación de Heller se mueve la empresa BASF posee en Ludwigs- Bibliografía complementaria
todavía en un terreno provisional, pues hafen. Allí, los alumnos pasan la tar- BEGABTENFÖRDERUNG IM GYMNASIUM. K. A.
la primera promoción de “hectoria- de analizando los materiales median- Heller. Leske und Büdrich; Opladen, 2002.
nos” está en la clase 10 (segundo de te diferentes métodos. Con los ojos BEGABTE KINDER FINDEN UND FÖRDERN. Di-
bachillerato). “A tenor de la situación brillantes y las mejillas rojizas de la rigido por Bundesministerium für Bildung
actual se puede observar una tenden- emoción, llevan a cabo mediciones de und Forschung. BMBF; Bonn, 2003.
cia clara: los ‘hectorianos’ pueden de- pH, prueban solubilidad de mezclas,

Mente y cerebro 24/2007 21


Intercambio
de conocimientos
en equipos de trabajo
La solución de problemas en equipo sólo funciona cuando todos los participantes
intercambian entre sí la información crucial

Korinna Bauer y Friedrich W. Hesse tica. En razón de ese mismo origen, meros panaderos pudieran explicitar
se nos pasan con frecuencia inadver- verbalmente dónde residía su maña.

B
ienestar, respeto al medio tidas las capacidades que poseemos. La solución llegó cuando los investi-
y desarme son términos En psicología tales conocimientos se gadores se decidieron a aprender ellos
de otro tiempo. Ahora la denominan “silentes” o “implícitos”. mismos, enseñados por los panaderos,
palabra talismán se llama La gramática de nuestro idioma el arte de amasar. Un buen panadero,
“conocimiento”. La encontramos por materno nos proporciona numerosos que extiende, recoge o tunde la masa,
doquier: en concursos televisivos, en ejemplos de esa circunstancia. Pode- consigue que ésta adquiera siempre la
las portadas de las revistas de ocio, mos hablar, leer y escribir español elasticidad y homogeneidad adecuadas
en los puntos de trabajo. Siempre, en correctamente sin que seamos cons- para hornearla en las mejores condi-
forma de apremio: “¡Prueba, aumenta, cientes de las reglas gramaticales sub- ciones. La receta del éxito reside, por
utiliza tus conocimientos!” La infor- yacentes. Pero, ¿ha intentado el lector tanto, en un saber implícito, que se
mación y el saber hacer algo cons- alguna vez explicar a un extranjero incorpora inconscientemente y sólo
tituyen el capital más apreciado de la diferencia entre el uso de ser y se manifiesta a través de su ejercicio.
nuestra sociedad. estar? ¿Por qué decimos “estoy solo” Los panaderos saben algo, pero no
En ese tráfago, acostumbra pasarse o “soy alto”, y no al revés? Ante esa saben que lo saben.
por alto un elemento fundamental. A sa- pregunta, la mayoría respondería sim- Para una comunicación eficaz de un
ber, el conocimiento sólo adquiere plemente que “porque es así”. Por otro arte o conocimiento no basta con po-
valor cuando se comunica; reporta lado, el conocimiento implícito puede seer capacidad para expresarlos, sino
beneficio al transmitirse a otro. Pero ser recopilado y expresado de una que debe además realizarse de una
el camino que lleva el conocimiento de forma sistemática. Lo que no empece forma que resulte adaptada al receptor
un individuo a otro se halla empedrado que se exija una poderosa habilidad de la información. Esta circunstancia
de muchos adoquines irregulares en analítica para hacer explícito el co- depende de la capacitación del recep-
los que podemos tropezar. La dificul- nocimiento implícito. tor. Para su incorporación de una nueva
tad en la transmisión del saber arranca información, el receptor ha de dominar
de un hecho inapelable: no podemos Se amasa mejor los conceptos pertinentes del asunto en
expresar con palabras la mayoría de inconscientemente cuestión, amén de hallarse ordenados
nuestros conocimientos; si lo hacemos, De eso se percataron Ikujiro Nonaka e en la secuencia correcta. Compendiado
es a costa de grandes esfuerzos. Hirotaka Takeuschi, de la Universidad en una regla de oro: se trata de echar
A diferencia del conocimiento fac- Hitotsubashi en Tokio, al investigar vino nuevo en odres viejos.
tual adquirido en las clases, nuestro los trucos empleados por los panade- Cuanta mayor igualdad se da en el
dominio en determinados campos ros. Se proponían crear un autómata bagaje de dos personas, con mayor
(desde hacer nudos de marinería hasta amasador industrial. Pese a los refi- fluidez corre el intercambio mutuo
conducir un tractor) no lo alcanzamos namientos técnicos e ingenieriles, los de información. A un equipo bien en-
tanto mediante el seguimiento de ins- panaderos de carne y hueso obtenían trenado de corredores de bolsa que
trucciones verbales cuanto a través de siempre mejores resultados que las operen en el parquet les bastan unas
la experiencia y de la repetición prác- máquinas amasadoras, sin que los pri- palabras escuetas, o incluso sólo unos

22 Mente y cerebro 24/2007


TODAS LAS FOTOGRAFIAS DE ESTE ARTICULO: KIRSTEN WAGENBRENNER / GEHIRN & GEIST

1. LA TRANSMISION DE
gestos, para transmitirse la informa- compañeros pensaban ellos que iban CONOCIMIENTOS SILENCIOSA.
ción fundamental. Pero si los partici- a saber también la respuesta. Cuando ¿Por qué nos resulta a veces tan
pantes arrancan de distintos supuestos, los probandos conocían la respuesta difícil hacer partícipes a los otros de
la barrera comunicativa puede hacerse correcta, sobrevaloraban sistemática- nuestros conocimientos?
insalvable. mente el porcentaje de compañeros
Para que el experto pueda transmitir que creían que también sabían la res-
al lego sus conocimientos de forma puesta. Tendían a considerar que el co- títulos partiendo de informaciones que
exitosa, debe valorar primeramente la nocimiento propio era algo extendido ponían a su disposición una serie de
ventaja que tiene sobre éste en relación y compartido por muchos. supuestos expertos.
con esos saberes. Los adultos tienden En el sector profesional esta cir- Aunque todos los participantes
a sacar conclusiones precipitadamente cunstancia puede convertirse en una fueron informados de que sólo cada
de los demás a partir de sí mismos, maldición, tal y como ponen de ma- uno de ellos sabía exclusivamente el
un hecho que se ha puesto de relieve nifiestos diversos experimentos rea- dividendo esperado por los títulos, la
en un estudio de Raymond Nickerson, lizados con situaciones de mercado mayoría dio por cierto que este cono-
de la Universidad Tufts en Bedford, simuladas. Colin Cameron y Martin cimiento también lo poseían el resto
realizado con los alumnos. El psicó- Weber, de la Universidad de Pennsyl- de los jugadores. En consecuencia, los
logo solicitó de los voluntarios que vania en Filadelfia, investigaron este probandos vendieron a menudo sus
respondieran unas preguntas sobre co- punto en los años ochenta. En una acciones a un precio demasiado bajo.
nocimientos generales y que, al mis- especie de juego de la bolsa, los vo- Sin embargo, a diferencia de lo que
mo tiempo, valoraran cuántos de sus luntarios del ensayo podían negociar realmente sucedió, deberían haber sido

Mente y cerebro 24/2007 23


los compradores no informados los que tor, podremos adaptar entonces mucho los otros, la mayoría, sólo se servían
tendrían que haber pagado más. mejor nuestra comunicación a esta del lenguaje común para referirse a
Parece evidente que no resulta fácil persona determinada. Estos indicios problemas clínicos.
conseguir dejar de lado el conoci- pueden consistir, por ejemplo, en la Según cabía esperar, las respues-
miento exclusivo que uno tiene para pertenencia a un determinado grupo tas de los galenos a las cuestiones
alcanzar una valoración más realis- profesional. Del taxista podemos es- planteadas por quienes no recurrirían
ta del estado de información de los perar que conozca bien el callejero, a tecnicismos y parecían, por ende,
otros. Esta tendencia generalizada a lo mismo que del abogado las orde- legos en la materia, eran mucho más
sobrevalorar el conocimiento de los nanzas municipales. comprensibles; contenían no sólo me-
demás en función del que uno posee Muchas señales son de naturaleza nos tecnicismos, sino también más
acarrea consecuencias especialmente más sutil. Así, cierta investigación so- explicaciones sobre contextualiza-
negativas en la docencia y otras pro- bre consejos sanitarios acometida por ciones concretas de los consejos, así
fesiones en las que debe aportarse Reiner Bromme y Regina Jucks, de como sugerencias para la conducta
algún tipo de consejo. la Universidad de Münster, reveló la específica de los pacientes. En cam-
influencia del lenguaje empleado en bio, a las preguntas aderezadas con
Señales de fondo sutiles el proceso de comunicación. En el términos de argot contestaban como
Extraer conclusiones sobre el otro, marco del estudio, los médicos res- si tuvieran enfrente a conocedores de
partiendo de uno mismo, puede consti- pondían por correo electrónico una la materia y, por lo tanto, en forma
tuir una solución de urgencia que entra serie de cuestiones planteadas por los sucinta y precisa.
en valoración cuando faltan puntos de pacientes. Una parte de los correos Detrás de ello se encuentra el su-
referencia. Pero si recibimos indica- enviados contenían términos médicos puesto, implícito, de que todo aquel
ciones concretas de nuestro interlocu- diseminados aquí y allá, mientras que que utiliza un lenguaje especializado

24 Mente y cerebro 24/2007


2. POR FAVOR, ¡PASALO!
sabe de esa materia determinada. En al fracaso, pues se da la circunstancia La buena voluntad y el respeto ante
muchos casos esta apreciación puede de que una precisión de esta índole las posibles barreras de entendimiento
ser correcta, pues el significado de necesita de una considerable cantidad son componentes importantes
“hipófisis” o “estroma” no suele enten- de conocimientos previos para poder para lograr una transferencia
derse fuera del círculo de iniciados. establecer con nitidez qué es lo que de conocimientos exitosa.
En el caso de expresiones fronte- no se sabe. ¿O es que podría el lector
rizas entre el argot especializado y especificar exactamente qué es lo que
el lenguaje ordinario, estos supues- no entiende de la física cuántica? Los mientos a través de la telecomunica-
tos conducen con gran facilidad a sujetos que tienen muchas carencias ción. En uno de sus experimentos, los
equívocos. No todas las “migrañas” de información son, por eso, los que expertos en ordenadores recibían co-
a que hacen referencia los pacientes peor hacen las preguntas. rreos electrónicos en donde los clien-
son migrañas reales; y de la misma Una segunda solución posible con- tes hacían preguntas sobre distintos
manera, no toda “dieta” prescrita por siste en señalar a tiempo que no se ha problemas de hardware y de software.
el médico conlleva necesariamente entendido algo: en el desenvolvimien- En caso de que los clientes quedaran
una privación de algo. to diario, fruncimos la frente, sacudi- descontentos con las respuestas recibi-
Estos fallos en la comunicación pue- mos negativamente la cabeza o pedi- das, podían seguir demandando infor-
den evitarse de distintas maneras. El mos directamente aclaraciones. Pero mación en un foro de la red. Una parte
lego podría, por ejemplo, intentar de ni el teléfono, ni el correo electrónico de los expertos que proporcionaban
antemano tener él mismo lo más claro permiten señales no verbales. información podía comprobar en el
posible qué es lo que sabe y lo que Matthias Nückles y Alexander Stürtz, monitor detalles de los conocimientos
ignora sobre la cuestión. Pero este pro- de la Universidad de Friburgo, han de los solicitantes de consejos. A su
cedimiento está a menudo condenado estudiado la comunicación de conoci- disposición contaban con una herra-

Mente y cerebro 24/2007 25


mienta de valoración que les permitía ha sido refutada en psicología social. la visión conjunta de toda la informa-
hacerse una estimación general sobre La verdad es que los grupos obtienen ción disponible pone al descubierto el
los conocimientos reales sobre orde- un menor rendimiento de lo que se “perfil oculto” y descubre a la amante
nadores personales, amén de ofrecer esperaría de ellos. como la verdadera culpable.
indicaciones concretas sobre los co- Un método de uso corriente para
nocimientos previos acerca de deter- investigar las trampas del trabajo en Intercambio de información
minados conceptos de las personas equipo lo proporcionan los ejercicios en los grupos
que hacían las preguntas. de perfiles ocultos. Se proponen éstos En las simulaciones de laboratorio, los
Los resultados cosechados por este definir el perfil de una persona o de un acontecimientos siguen un curso muy
grupo no dan lugar a dudas. Los clien- problema, eligiendo la mejor solución distinto. En vez de repetir el comporta-
tes de este grupo demandaron cada vez a partir de un conjunto de opciones miento policial, los probandos tienden
menos información complementaria. alternativas. Además, el ejercicio se ahora a precipitarse y optar por lo apa-
Disminuía también la extensión de sus plantea de suerte tal, que la imagen rentemente probable (y falso). Es cierto
correos electrónicos. Además, aumen- completa sólo puede reconocerse si que discuten y sopesan toda informa-
taron sus conocimientos. En otras pa- todos los miembros del grupo inter- ción, pero cuanto más componentes
labras: la comunicación mejoró cuando cambian información entre ellos. tienen los grupos, mayor inclinación
se aportaron señales que permitieron Sea un equipo de funcionarios de se advierte a abdicar del conocimiento
una adaptación conveniente. la policía criminal que recibe distin- exclusivo de cada sujeto.
Pero ni siquiera entonces queda tas indicaciones sobre dos personas Ante esa realidad, ¿cómo fomentar
garantizado que la información sea sospechosas de haber cometido un que el intercambio de información sea
admitida y utilizada de forma auto- asesinato. ¿Quién es el culpable, la lo más amplio y fructífero posible?
mática por los otros. Buena parte de amante o el jardinero? De cinco da- ¿Cómo garantizar que, una vez que
nuestro trabajo basado en conocimien- tos, tres inculpan a la mujer y dos todas las partes del rompecabezas es-
tos lo realizamos en grupo, lo que al jardinero. Pero hay una complica- tén sobre la mesa, se pueda reconocer
suele entrañar nuevas dificultades. ción añadida: la información previa el modelo correcto?
No importa que se trate de expertos recibida por cada funcionario lleva El verdadero factor perturbador ha-
en salud constituidos en un destaca- inevitablemente, tomada tal cual, al bría que buscarlo en la interacción
mento contra determinada epidemia falso culpable. Así, todos los policías grupal. Al menos eso es lo que su-
o hablemos del consejo de familia conocen las dos pistas que señalan al gieren algunos estudios comparados.
en plena deliberación sobre el mode- jardinero, pero sólo en cada caso una Michael Diehl, de la Universidad de
lo de automóvil a adquirir: la vieja pista —y siempre distinta— de las Tubinga, confrontó grupos e indivi-
creencia de que muchas cabezas sa- que incriminan a la amante. De una duos ante una serie de ejercicios de
ben más que el individuo y llegan a manera, pues, inevitable el jardinero perfiles ocultos típicos. Los partici-
mejores decisiones hace tiempo que se encuentra en el punto de mira. Sólo pantes en los tests tenían que elegir

26 Mente y cerebro 24/2007


el candidato más adecuado para una ción. Solamente cuando este paso se ser cumplidas de forma exacta, sino
plaza docente. Con ese fin, recibieron ha realizado, comienza el grupo en su que su finalidad era más bien la de
una primera información general de conjunto a debatir y decidir. servir de marcas de referencia.
entrada sobre un candidato, del tipo Para que estos modelos de flujo de También el comportamiento de los
“siempre prepara bien las clases” o trabajo funcionen, cada participante demás compañeros tenía una especial
“se maneja bien con la dinámica de ha de comunicar su conocimiento sólo función ejemplarizante. El hecho de
los seminarios”. Así, en una primera una vez. Pero el saber es poder y al que los colaboradores recibieran una
vuelta, este candidato, llamémosle A, poder no siempre se renuncia de buen retroalimentación regular sobre cuán-
partía con ventaja. A continuación, grado. Inclusive estimaciones banales tas entradas introducían el resto, inten-
se daba a los probandos información de coste-beneficio pueden situarse en sificaba la propia motivación. Quien
complementaria que presentaba al can- el camino del intercambio del cono- quiera provocar la comunicación de
didato B con mayores cualificaciones cimiento: preparar los conocimientos conocimientos a través de una base
para desempeñar el puesto. propios de tal forma que sean útiles de datos, hará bien transmitiendo a
Muchos individuos, a diferencia de para otro lleva tiempo y esfuerzo; a todos los participantes la impresión
lo que sucedió con los grupos, re- menudo sin contraprestación inme- de que ese intercambio se encuentra
visaron su veredicto inicial proclive diata alguna. ya en pleno funcionamiento.
al candidato A y se inclinaron por el Especialmente críticas resultan las En conclusión, el éxito de un in-
candidato B, mostrando con ello una situaciones de intercambio de conoci- tercambio de conocimientos depen-
capacidad de juicio mucho más ecuá- miento anónimas, como la que acon- de del grado en el que uno quiere
nime que la de los grupos; en la ma- tece en los bancos de datos. Ulrike y puede revelar un conocimiento, el
yoría de los casos, éstos mantuvieron Cress y Friedrich Hesse, en un pro- conocimiento previo que se tiene del
su inclinación inicial favorable al can- yecto conjunto de la Universidad de otro o la capacidad del receptor para
didato A. Las personas individuales Tubinga con el Instituto de Medios utilizar real y efectivamente la nueva
supieron evaluar y contrastar mucho de Conocimiento, han simulado una información, entre múltiples factores.
mejor las informaciones recibidas, sin base de datos de este tipo y obser- Hasta que no descubramos un cable
dejarse influir por factores extraños o vado, bajo distintas condiciones, la de transmisión para llevar a cabo la
contaminantes. conducta de los usuarios en relación transferencia de datos de un cerebro a
Cuando se trata de decisiones gru- con las entradas. otro sin que se produzca en el trasvase
pales cabe reseñar la necesidad de Primero se probaron los estímulos pérdida alguna de información, debe-
evitar conflictos o de conseguir rá- de tipo fi nanciero clásicos. Según mos seguir buscando procedimientos
pidos consensos. Irving Janis, de la cabía presumir, los “honorarios” (es adecuados para que el conocimiento
Universidad de Yale en New Haven, decir, el pago por cada entrada in- no se extravíe en ese viaje que va de
acuñó la expresión “pensamiento gru- corporada) producían un aumento en una mente a otra.
pal” para indicar el deseo de estar el número de entradas en la base de
acorde con el conjunto y el afán de datos, sobre todo cuando se abonaban
unanimidad en la decisión, inclinación directamente y no había que solici- KORINNA BAUER trabaja en el Instituto
que puede impedir a los miembros del tarlos a través de otro compañero. de Medios de Conocimiento de Tubinga;
grupo examinar todas las opciones en Además, este pago de las entradas coordina el programa “Comunicación de
profundidad y con imparcialidad. producía una multiplicación de los conocimientos en red”. FRIEDRICH W.
Ursula Piontowski y Wolfgang Keil, datos introducidos, sin que los usua- HESSE es profesor de psicología cognitiva
de la Universidad de Münster, han pro- rios prestaran atención a la calidad aplicada y de psicología de medios en la
puesto un modelo para obviar ese pro- de las entradas; sólo les importaba Universidad de Tubinga.
blema. El principio fundamental de esta la cantidad. Con ese talante, la base
pauta es la vieja conseja de cada cosa de datos corría el riesgo de llenarse Bibliografía complementaria
a su tiempo. Se empieza por recopilar rápidamente de “basura inútil”. INFORMATIONSAUSTAUSCH UND IDEEN-
todas las informaciones disponibles y Las medidas para el fortalecimiento SAMMLUNG IN GRUPPEN. M. Diehl, R.
eliminar las repeticiones, para impedir del “sentimiento de nosotros”, pense- Zieger en Computervermittelte Kommunication
que unas informaciones adquieran ma- mos en la celebración de seminarios y in Organisationen, dirigido por M. Boos, K.
J. Jonar, K. Sassenbarg. Hogrefe Verlag;
yor peso por el simple hecho de proce- de talleres, probaron ser medios útiles.
Gotinga, 2000.
der de varios miembros del grupo. Muchos colaboradores se animaron en
Establecida entonces la base del co- estas sesiones a fortalecer determinadas TEILEN VON WISSEN — EINE PSYCHOLO-
GISCHE PERSPEKTIVE. U. Cress, J. Kimmerle
nocimiento, se pasa a la ponderación áreas de sus conocimientos en las que en Effektiver Einsatz von Datenbanken in betrie-
de los hechos; a ser posible, desde la descubrieron carencias. El estableci- blichen Wissensmanagement, dirigido por U.
perspectiva del grado de relevancia miento de algunos objetivos concretos Cress. Hans Huber Verlag; Berna, 2004.
que muestran para la solución de la repercutía en la calidad del intercam- HOW TO REFER TO ‘DIABETE’? LANGUAGE
tarea determinada. Esta valoración bio de conocimiento, como el de con IN ONLINE HEALTH ADVICE. R. Bromme,
debe efectuarla cada participante por cuántas entradas debía colaborar cada R. Jucks, T. Wagner en Applied Cognitive
separado y de forma sistemática, ayu- usuario de la base de datos al repertorio Psychology, vol. 19, págs. 569-586; 2005.
dándose de una lista de comproba- general. Estas cifras no se daban para

Mente y cerebro 24/2007 27


Sobre las causas
de la narcolepsia
Quienes padecen narcolepsia sólo pueden permanecer despiertos un par de horas, antes de que les
vuelva a vencer el sueño. La investigación descubre, en el déficit de cierto neurotransmisor, la causa
de esta enigmática enfermedad

Joachim Marschall para mantenerse al menos un par de general a la rigidez, para evitar quizás
horas despiertos. No pueden evitar, con el tránsito de las vivencias de lo soñado

D
e niños resistíamos las el desagrado consiguiente, quedarse a movimientos reales.
clases aburridas con bre- dormidos en una conferencia o en una Basándose en su semejanza con
ves cabezaditas, sin que reunión social: y lo peor, corre peligro los ataques catalépticos, hay quien
se percatara el maestro. su vida si conducen largo trecho. atribuye esa imperiosa tendencia a
Pero a Lucio García se le cerraban los un fallo en la regulación del sueño
ojos en todas las clases, pese a sus Situaciones lamentables REM. Emmanuel Mignot, director del
esfuerzos por vencer el sueño. Jugaba La apremiante urgencia de sueño diur- centro de narcolepsia y profesor de
con el bolígrafo entre sus dedos, para no puede tener diversas causas y es un psiquiatría de la facultad de medicina
despertarse con el ruido que producía síntoma acompañante de formas muy de la Universidad de Standford en
su caída en el tablero del pupitre. De diferentes de trastornos del sueño. Los California, subraya otro síntoma que
su ataque intempestivo de sueño no narcolépticos presentan, además, su recuerda las fases de sueños noctur-
cabía culpar al monólogo plano del propio síntoma acompañante: pérdida nos: muchos pacientes tienen poco
maestro. Lucio padece una rara enfer- súbita de tono muscular ante sensa- antes de dormirse o inmediatamente
medad neurológica: narcolepsia. ciones fuertes. Estos ataques, deno- después de despertarse alucinaciones
A sus 56 años, aquel niño dormilón minados “catalepsias”, se presentan en las que se les presentan imágenes
es hoy profesor de matemáticas. Toda- con ocasión de alegrías súbitas, la traumáticas. Además, pueden darse
vía se esfuerza en su pugna contra esa explosión de ira o la relación sexual. las “parálisis del sueño”, en las que
inclinación, sobre todo si tiene clase a Durante unos segundos se desvanecen durante unos instantes la musculatura
primera hora de la tarde, le toca vigilan- las fuerzas de brazos y piernas; en se relaja como en la fase REM.
cia o debe desarrollar otras funciones el peor de los casos, pierde tono la Los narcolépticos suelen soñar mu-
monótonas. Esta imperiosa necesidad musculatura corporal entera. cho más que el resto de las personas
de dormir constituye el síntoma típico El desvanecimiento muscular consti- durante el descanso nocturno. Cuando
de la narcolepsia. En condiciones nor- tuye una rareza, aunque puedan sufrirlo llevan ya hora y media durmiendo, las
males, pasamos despiertos unas 16 ho- personas sanas que ni siquiera reparen personas normales experimentan unos
ras, a las que siguen las ocho restantes en ello. Nos ocurre a todos durante el breves episodios REM; en los narco-
de sueño reparador. Pero los que sufren sueño REM, la fase paradójica del des- lépticos, estos bruscos movimientos
esa patología han de dormir breves mo- canso nocturno, descrita en 1953 por oculares se presentan a los pocos mi-
mentos con mucha frecuencia. Nathaniel Kleitman y Eugene Aserins- nutos. Este fenómeno de SOREMP
La experiencia le ha enseñado a ky. Durante minutos, o algo más según (Sleep Onset Rapid Eye Movement
Lucio García que lo ideal es tomarse el momento del descanso nocturno, Period) supone el principal criterio
una pausa de dos horas cada dos o tres nuestro cerebro está tan activo como diagnóstico de narcolepsia.
horas, un ritmo del todo incompatible en situación de vigilia. Pese a todo, nos Para comprobarlo los pacientes ale-
con el desenvolvimiento de nuestra hallamos profundamente dormidos. En manes han de acudir a uno de los 300
vida en sociedad. Por ello mismo, los esta fase, en la que tenemos los sue- laboratorios del sueño que existen en
narcolépticos intentan acompasarse al ños más intensos, se producen rápidos su país y someterse a pruebas elec-
mundo que les rodea. Terminan ex- movimientos de los ojos: fase REM troencefalográficas y otras explora-
haustos, ante el enorme esfuerzo cor- (abreviatura de Rapid Eye Movement). ciones. Los clínicos trazan luego el
poral y psíquico que se les demanda Nuestro cuerpo pasa de una hipotonía “himnograma”, en el que se ratifica

28 Mente y cerebro 24/2007


TODAS LAS FOTOGRAFIAS DE ESTE ARTICULO: GINA GORNY / GEHIRN & GEIST

1. ¿ESTOY DESPIERTO?
el brevísimo lapso que necesitan los y poco reconfortante. La mayor du- A lo largo del día un narcoléptico
narcolépticos para dormirse. En cuan- ración de las fases REM se roba al lucha contra una imperiosa necesidad
to se acuestan, empiezan a soñar. En tiempo de sueño profundo, particu- de sueño.
las horas siguientes los períodos REM larmente importante para la recupe-
duran más que en los sanos. ración corporal y la regeneración de
Debido a su insólita “arquitectura las células. Esa fase se presenta con
del sueño”, el descanso nocturno de menor frecuencia y es más breve en
los narcolépticos resulta superficial los narcolépticos que en los sanos.

Mente y cerebro 24/2007 29


2. ¿O ESTOY SOÑANDO? Con
frecuencia, sin previo aviso, su cuerpo Un EEG extraño CAP (de Cyclic Alternating Patterns)
se derrumba. En consecuencia, lo ideal Raffaele Ferri y su grupo, del Insti- pasan inadvertidos para la persona que
serían unas pausas regulares, exigencia tuto Oasi de Troina, que investigan duerme y se presentan en el sueño
rara vez compatible con una vida sobre el sueño no-REM, examinaron profundo. Empiezan por una secuen-
social normal.
el EEG de los narcolépticos en busca cia CAP-A, donde las frecuencias del
de episodios de escasos segundos de EEG aumentan de repente. Tras esta
duración en que la actividad eléctrica, breve etapa aparece la secuencia CAP-
por lo demás uniforme, se compor- B con un nivel ligeramente elevado,
ta de forma aparentemente caótica antes de que el trazado eléctrico re-
(véase la figura 4). Estos episodios grese a su nivel normal.

30 Mente y cerebro 24/2007


Narcolepsia después de una intervención quirúrgica en el cerebro
Incluso sin predisposición genética puede presentarse una se demostró la presencia del antígeno HLA en sangre,
narcolepsia; por ejemplo, después de un traumatismo cra- típico de los narcolépticos. No obstante, los niveles de
neoencefálico. Naoko Tachibana informó en 2005 sobre hipocretina en el líquido cefalorraquídeo eran muy bajos.
una niña de 11 años con un tumor cerebral que se operó Tachibana extrajo la conclusión de que la enfermedad se
y hubo que extirparle parte del hipotálamo, tras lo cual desarrolló como consecuencia de la intervención quirúr-
presentó síntomas de narcolepsia. La niña sufría ataques gica y que las células productoras de hipocretina no se
de sueño durante el día y por la noche sólo dormía vieron afectadas por un proceso autoinmunitario, sino
breve tiempo; sin embargo, no padecía catalepsias. No que fueron víctimas del bisturí.

Se ignora el significado biológico hipocretina en el líquido cefalorraquí- unos ensayos recientes sobre ratones
de estas breves secuencias de apari- deo, fluido que lubrica nuestro cerebro cuyo hipotálamo no producía hipo-
ción súbita que parecen formar parte y lo protege de traumatismos. cretina. Estos ratones divergían de los
del ritmo normal del sueño. En las Con objeto de investigar la función normales sobre todo en que, durante la
personas sanas se presentan cada no- que la ausencia del neurotransmisor vigilia y de forma frecuente e incontro-
che varios cientos de episodios CAP. desempeña en la tendencia a la somno- lada, intercalaban fases de somnolencia,
Escasean en los minutos anteriores a lencia Mignot estudió la presencia de sueño profundo y fases REM. Lo mismo
las fases REM, para desaparecer casi esta sustancia en los cerebros de monos que los pacientes narcolépticos.
por completo mientras soñamos. En cuyo ritmo vigilia-sueño se acerca al Cabe, pues, que una función del
los narcolépticos, señala Ferri, el nú- de los humanos. En esos animales, la sistema hipocretina sea la de esta-
mero total de episodios CAP durante concentración del neurotransmisor va blecer una barrera entre los distintos
el sueño es menor. Los episodios CAP aumentando progresivamente durante estados de consciencia que obstruya
en las fases de sueño profundo de el período de vigilia hasta alcanzar sus el paso de la vigilia al sueño. Esta
los narcolépticos se asemejan a los niveles más altos antes de dormirse. protección neuronal sería mantenida
de las personas normales en la fase Durante el sueño, el nivel de hipocre- por los neurotransmisores noradrenali-
inmediatamente anterior a la del sueño tina vuelve a los valores iniciales. na y acetilcolina, ambos estimulantes
REM. Esto podría explicar por qué el De esa observación Mignot extra- de la vigilia y cuya secreción viene
descanso nocturno de los narcolépti- jo la conclusión de que cuanto más instada por la hipocretina.
cos es tan poco recuperador y por “deuda de sueño” se acumule en el ¿Por qué desaparece la hipocretina
qué al despertar tienen la sensación cuerpo a lo largo del día tanto más en los pacientes narcolépticos y origina
de no haber dormido apenas. hipocretina se produce en el cerebro una incontrolada alternancia de vigi-
Los síntomas de la enfermedad pue- para compensar el creciente cansan- lia y sueño con sueños? Aunque sigue
den ir desde la somnolencia diurna cio. Este mecanismo permite el mante- abierta la cuestión, se ha demostrado
hasta las alucinaciones, pasando por nimiento de un mayor o menor estado que en estos pacientes el número de
la catalepsia. Suele equipararse a una vigil de la mañana a la noche. En células secretoras de hipocretina se ha
irrupción del sueño REM en pleno los narcolépticos falla tal mecanismo reducido entre un 85 y un 90 por ciento.
día. Aunque la tendencia a la som- y, con él, la señal biológica que le Se sospecha que el fenómeno obedece
nolencia fue descrita ya en 1877 por mantiene despierto. a una reacción autoinmunitaria.
Carl Friedrich Otto Westfal, hubo que Quizá debamos atribuir al déficit de Hace algún tiempo, Mignot encon-
esperar hasta muy recientemente para hipocretina la duración desmesurada tró HLA-DQBI*0602 en la sangre de
acometer la búsqueda de una explica- de las fases de sueño REM en los casi el 90 por ciento de los pacientes
ción. Emmanuel Mignot descubrió en narcolépticos. En el año 2000, Luis con trastornos del ritmo sueño-vigilia.
el año 2000 que la tendencia irrefrena- de Lecea, del Instituto Scripps de In- Esa sustancia de nombre tan críptico,
ble al sueño se debe a la falta de un vestigación de San Diego, demostró que se presenta muy rara vez en los
neurotransmisor: la hipocretina. que las ratas que habían recibido, me- sanos, forma parte de los antígenos
Este neurotransmisor es producido diante inyección, el neurotransmisor leucocitarios; en el sistema inmunitario
por un millar de células que se aprie- no sólo permanecían despiertas más humano, se encarga de marcar cuerpos
tan en el hipotálamo posterior, una tiempo, sino que mientras dormían extraños para que sean reconocidos por
estructura del mesencéfalo que regula apenas aparecían fases de sueños. La las células inmunitarias y los transfor-
diversos procesos metabólicos del or- hipocretina, además de mantenernos men en inofensivos. Por otra parte,
ganismo, entre ellos las conductas de despiertos, permite que el sueño REM en determinadas personas con ciertos
la comida y del sueño. En la mayoría alcance la consciencia. tipos HLA se presentan con mayor
de los narcolépticos que trató Mignot Thomas Scammel, del Hospital Beth frecuencia la diabetes tipo 1 y otras
apenas pudo demostrar la presencia de Israel Deaconess de Boston, acometió enfermedades autoinmunitarias.

Mente y cerebro 24/2007 31


En los pacientes narcolépticos pare- En un bioensayo Gordon investi- ratones reaccionara muy sensiblemente
ce haber también una relación entre el gó la sangre de nueve pacientes. Del a la acetilcolina. También, los perros
tipo HLA y la reacción autoinmunita- suero sanguíneo de narcolépticos y de narcolépticos presentaban idéntico
ria. Mignot y Seiji Nishino atribuyen personas sanas de control, aisló anti- aumento de sensibilidad ante el neuro-
la patología a un fallo en el sistema cuerpos del tipo inmunoglobulina G. transmisor. Muy probablemente entre
de defensa del organismo: las células Los inyectó en ratones. Los múridos las inmunoglobulinas G utilizadas por
cerebrales productoras de hipocretina que recibieron anticuerpos de enfer- Gordon se encontrara el anticuerpo
se interpretarían erróneamente como mos se irritaban con suma facilidad; que reaccionaba ante el antígeno HLA
perniciosas y terminarían destruidas. ante un mínimo trastorno, se les eri- de los narcolépticos y destruía las cé-
Esta teoría autoinmunitaria se ha zaba el pelo, mordían los ángulos de lulas productoras de hipocretina.
visto reforzada a raíz de los traba- la jaula y apenas se movían. Otra prueba en favor de un proceso
jos recientes de Tom Gordon, de la En una ampliación del estudio se autoinmunitario nos lo ofrece la ten-
Universidad Finders de Australia del demostró que la inmunoglobulina pro- dencia hereditaria de la narcolepsia.
Sur en Adelaida. vocaba que el sistema nervioso de los Además, la enfermedad se presenta
con mayor frecuencia en determina-
dos grupos étnicos; mientras que en
4. CAOTICA ARQUITECTURA DEL SUEÑO. Trazado electroencefalográfico
Europa occidental hay unos 500 narco-
lépticos por cada millón de habitantes,
nocturno de un narcoléptico, comparado con el de una persona sana. Aquél
en el Japón hay más de 5000 y en
muestra un número desmesurado de episodios REM (en amarillo) y una cifra Israel, por el contrario, unos dos.
menguada de secuencias CAP (naranja) y fases de sueño profundo recuperador.
SIGANIM / GEHIRN&GEIST, VERÄNDERT NACH FERRI ET AL., 2005

Paciente narcoléptico
Vigilia
REM
Fase inicial del sueño S1
S2
Fase de sueño profundo S3
S4
Secuencias CAP

Persona sana de control


Vigilia
REM
Fase inicial del sueño S1
S2
Fase de sueño profundo S3
S4
Secuencias CAP

0 1 2 3 4 5 6 7 8
Tiempo en horas

32 Mente y cerebro 24/2007


3. SIGUIENDO SU PROPIO RITMO.
Peligrosa herencia Muchos médicos sospechan que el Un exceso de fases REM repercute
La predisposición a producir este an- agente responsable pudiera ser una negativamente sobre un sueño
tígeno HLA nos la corrobora la ge- infección intrauterina. Hay determi- profundo, reparador y sin pesadillas.
nética molecular. El correspondiente nadas fases de la gestación en las
fragmento del genoma está situado que podría facilitarse la infección
en el brazo corto del cromosoma 6. del niño por un determinado agente escaso estimula la síntesis de citoqui-
Todo indica, no obstante, que los neurotrópico a través de la madre. La nas, proteínas que actúan reforzando
genes justificarían sólo en parte la investigación en curso no ha logrado la función del sistema inmunitario.
narcolepsia. Alrededor del 30 % de descifrar todavía el agente responsable En caso de una onerosa sobrecarga,
las personas sanas son portadoras del de la narcolepsia. esta reacción, en principio beneficiosa
alelo que codifica la síntesis de este En un reciente estudio, John Harsh para el organismo, puede acelerar la
HLA. En gemelos univitelinos, cuan- y Dante Picchioni, del Instituto de destrucción de neuronas productoras
do uno de ellos padece narcolepsia, Investigaciones Militares Walter Reed de hipocretina.
el otro la padece en una tercera parte en Silver Spring, han descubierto la Lucio García declara satisfecho que
de los casos. De lo que se infiere que contribución plausible del estrés en en su actividad docente se mantiene
los factores ambientales contribuyen a la aparición de la narcolepsia. Estos despierto bastante tiempo por las ma-
la manifestación de la enfermedad. dos autores solicitaron de los pacien- ñanas. Exento de carga docente desde
John Harsh, de la Universidad de tes que recordaran lo que les sucedió el mediodía, puede distribuirse las horas
Mississippi Meridional, comparte ese inmediatamente antes de presentarse de la tarde y la noche atendiendo a su
enfoque desde una curiosa relación: el la enfermedad. ¿Hubo algún aconte- imperiosa necesidad de sueño. A las tres
mes de nacimiento y la aparición de cimiento positivo o negativo en sus de la madrugada, de nuevo despierto,
narcolepsia. En 2003 publicó un estu- vidas? Las mismas preguntas se hi- corrige exámenes y deberes. Ha conse-
dio donde demostraba que la patología cieron también a personas sanas del guido compaginar trabajo y patología.
afectaba con una frecuencia mayor a grupo de control.
los nacidos en el mes de marzo. Reunió
datos de más de 500 pacientes que El estrés como factor de riesgo JOACHIM MARSCHALL es psicólogo.
participaron en un ensayo clínico. El resultado fue que, en los meses pre-
Más del 13 % de los narcolépticos vios a la aparición de la enfermedad, Bibliografía complementaria
habían nacido en el mes de marzo; un número desmesuradamente alto de NARKOLEPSIE. G. Meyer. Blackwell; Ber-
en la población general, el porcentaje narcolépticos había experimentado he- lín, 2000.
es del 8 por ciento. Quien haya na- chos importantes en sus vidas: cambia- SLEEP. SLEEP DISORDERS AND HYPOCRETIN
cido en marzo tiene un riesgo de 1,6 do de vivienda, engendrado o alterado (OREXIN). E. Mignot en Sleep Medicine, vol.
veces mayor de padecer narcolepsia. su ciclo de sueño por exigencias del 5, n.o 1, págs. 2-8; 2004.
Hay otras enfermedades neurológicas trabajo. Se admite que, cuando se pro- SYMPTOMATIC NARCOLEPSY, CATAPLEXY
donde se advierte una relación pareja: ducen modificaciones drásticas en los AND HYPERSOMNIA, AND THEIR IMPLICA-
la esclerosis múltiple se acumula en los hábitos de vida, con el estrés psíquico TIONS IN THE HYPOTHALAMIC HYPOCRE-
nacidos entre marzo y julio, en tanto entrañado, se debilita el sistema in- TIN/OREXIN SYSTEM. S. Nishino et al. en

que la epilepsia es más frecuente en los munitario y, con ello, se favorece la Sleep Medicine Reviews, vol. 9, n.o 4, págs.
269-310; 2005.
nacidos entre diciembre y marzo. aparición de la enfermedad. Un sueño

Mente y cerebro 24/2007 33


Brian Wilson:
loco por la música
La ascensión y la caída de Brian Wilson, líder del conjunto musical “Beach Boys”,
muestra cuán crucial puede ser la función ejecutiva del cerebro para la creatividad

Brian Levine Este disco cambió el curso del pop rector ejecutivo en una empresa. Los

¿E
moderno con técnicas de estudio ori- neurofisiólogos cognitivos todavía no
n qué difiere el mero ta- ginales, complejas estructuras rítmicas se han puesto de acuerdo en torno a
lento del genio crea- y armónicas tomadas del jazz y de la definición de función ejecutiva y
tivo? Nadie lo sabe a la música clásica, instrumentación su influencia sobre la conducta. Pero
ciencia cierta. Pero na- insólita y letras profundas, llenas de el caso de Wilson proporciona una
die cuestiona que muchos avances introspección y sentimiento. El legen- prueba poderosa de su influencia.
artísticos y descubrimientos cientí- dario director y compositor Leonard Hoy, treinta años después del inicio
ficos se consiguieron entre los 20 y Bernstein alabó a Wilson como uno de de su declive, Wilson ha resurgido
los 30 años edad, cuando se poseen los grandes compositores del siglo XX como una persona sana y ha vuelto
ya habilidades técnicas considerables y Paul McCartney, de los “Beatles”, a escribir música. Su increíble histo-
y no se han adoptado todavía los reconocía en Pet Sounds una fuente ria muestra que la función ejecutiva
hábitos rígidos de las generaciones de inspiración del álbum de su gru- puede liberar la creatividad, que su
precedentes. po, aparecido en 1967, Sgt. Pepper’s fracaso puede no sólo paralizarla, sino
Los estudios psicológicos indican Lonely Hearts Club Band, pieza a su también cortar la capacidad para ma-
también que las personas creativas vez crucial en el desarrollo musical nejarse en la vida cotidiana y que
comparten un alto riesgo de padecer de los “Beatles”. el tratamiento adecuado y el apoyo
una enfermedad mental grave. En cier- Para su infortunio, la obra de Wil- proporcionado por los psiquiatras y
tos individuos, los trastornos pueden son quedó pronto ensombrecida en sus seres queridos puede crear formas
contribuir a la consecución de resul- la conciencia popular por su declive de compensación que, como en el caso
tados extraordinarios. Pero esta misma mental continuo y muy notorio. Cuan- de Wilson, lleguen incluso hasta la
condición acaba, muy a menudo, arrui- do contaba veintipocos años, edad recuperación.
nando su creatividad y sus vidas. Qui- crítica para la aparición de diversas
zá ninguna otra historia ejemplifique alteraciones psiquiátricas, la actitud “Hasta que muera”
mejor hasta qué punto la enfermedad antisocial del artista, su depresión y Los neurofisiólogos afirman que los
mental puede dar alas primero y aplas- su paranoia dejaron paso a manifies- lóbulos frontales llevan a cabo proce-
tar después la creatividad que la vida tas alucinaciones y delirios. En la sos cognitivos de alto nivel que nos
y la obra de Brian Wilson. siguiente década su estado empeoró permiten controlar y dirigir los pro-
A los 22 años, Wilson había ya y, durante años, se mostró incapaz cesos de bajo nivel. Tales funciones
inventado una nueva forma de músi- de desenvolverse de forma coherente ejecutivas nos conceden transformar
ca folk, logrando de paso un enorme en sociedad, no digamos ya si com- un montón desordenado de piezas de
éxito con su grupo, los “Beach Boys”. paramos sus manifestaciones con las rompecabezas en un cuadro coherente.
Entre 1962 y 1965, el conjunto se del nivel mostrado por el creador de Pensemos, por ejemplo, en los pre-
aupó a la cabeza de las ventas disco- éxitos discográficos. parativos de un viaje. Nuestro direc-
gráficas en 16 ocasiones; entre otras, Padecía una enfermedad mental tor ejecutivo de los lóbulos frontales
figuraron Surfin’ USA, Little Deuce progresiva: una psicosis afectiva, que ordena y jerarquiza los pasos a dar,
Coupe y I Get Around. No contento produce una afectación de la “función establece un plan para conseguir la
con esto, Wilson, letrista, arreglista ejecutiva” cerebral, esto es, la capa- meta y encuentra nuevas tácticas cuan-
y productor del grupo, expandió su cidad de los lóbulos frontales para do cambian las circunstancias.
panorama musical en 1966 con el ál- planear, coordinar y ejecutar. Remeda Puesto que los lóbulos frontales
bum Pet Sounds de los “Beach Boys”. las funciones que desempeña un di- interactúan con múltiples sistemas

34 Mente y cerebro 24/2007


cerebrales, las funciones ejecutivas se encuentra en poderosa yuxtapo- truía, enseñando a los músicos sus
se muestran sensibles ante las en- sición con la letra: “Soy un corcho partes, instrumento por instrumento,
fermedades cerebrales, los trastornos en el océano / Flotando en un mar desde las cuerdas, trompas y acor-
psiquiátricos y el abuso de drogas. embravecido... Soy una hoja en un deones hasta las jarras de agua, los
Pese a su papel central y elevado gra- día ventoso / Muy pronto habré desa- timbres de bicicleta y el theremin,
do de vulnerabilidad, las funciones parecido...” un cachivache electrónico que emi-
ejecutivas distan de ser tan bien en- Wilson alcanzó un punto de ruptura tía ruidos espeluznantes en las viejas
tendidas o apreciadas como la memo- a finales de 1964, en un avión rumbo películas de miedo y que adquirió re-
ria, la percepción y otras capacidades a Houston, donde sufrió una crisis ner- sonante fama con la canción de los
mentales, mucho más accesibles a la viosa. Desde ese instante interrumpió “Beach Boys” Good Vibrations.
investigación de laboratorio. sus giras con los “Beach Boys”, para A menudo, Wilson ejecutaba por sí
Y, dado que la demanda de funcio- concentrarse en escribir y en el trabajo mismo las distintas partes. Tocaba to-
nes ejecutivas es mayor en las situa- de estudio. Utilizó a los “Wrecking dos los instrumentos. Las tomas falsas
ciones novedosas y sin estructurar, los Crew” para las sesiones de grabación del trabajo de Wilson en el estudio
pacientes con dificultades ejecutivas instrumental, los mismos músicos de (que se incluían en el Pet Sounds
aparecen a menudo como normales estudio empleados por su ídolo, Phil Sessions de 1996) dan la impresión,
cuando se realizan las pruebas psico- Spector, quien codificó el papel del para el observador, de estar contem-
lógicas y neurológicas rutinarias. Por moderno productor de discos con las plando a un líder visionario de 23 años
ello, las disfunciones ejecutivas a me- creaciones de los “Crystals” y los “Ro- dirigiendo a unos músicos viejos y
nudo no se diagnostican, ni siquiera en nettes”, como fue el de Da Doo Ron
aquellas personas que se encuentran Ron. El nuevo giro de Wilson, expre-
discapacitadas por su causa. sado en los dos álbumes de 1965, The
Las innovaciones creativas realiza- Beach Boys Today! y Summer Days
das en Pet Sounds coincidieron con (and Summer Nigths!!), introdujo ele-
el desencadenamiento de la psicosis mentos que se conjuntarían más ade-
de Wilson, caracterizada por una re- lante, en plenitud, en Pet Sounds.
lajación de las relaciones entre las Para crear Pet Sounds Wilson re-
ideas. (Nuestro trabajo ha manejado, clutó un nuevo colaborador, Tony
entre otras fuentes, The Beach Boys, Asher. Debía ayudarle a crear letras
de David Leaf, y The Nearest Faraway que rompieran con los temas trillados
Place: Brian Wilson, The Beach Boys, del surf, las chicas y los coches. Wil-
and the Southern California Expe- son componía las canciones al piano,
rience, de Timothy White; A & E empezando por fragmentos que re-
Biography; y entrevistas realizadas presentaban cierto estado de ánimo
por los medios de comunicación al (“feels”). Cuando pasaban al estudio
propio Wilson, especialmente Larry de grabación, tenía todos los arreglos
King Live en 2004. No he hablado en su cabeza y entonces los decons-
personalmente con Wilson ni tampoco
he visto su historial médico, pero to-
das las fuentes consultadas coinciden
en una descripción que los expertos 1. ENTRE EL GENIO Y
calificarían como psicosis.) LA LOCURA. Los artistas
La enfermedad mental no hace
y los músicos tienden hacia
creativa a una persona. Pero ciertos
conductas excéntricas. En
individuos, dotados de una visión ar-
tística y particulares habilidades técni- el caso de Brian Wilson,
cas, pueden, a veces, transformar esa de los “Beach Boys”, una
relajación de relaciones entre ideas severa enfermedad mental
en asociaciones artísticas inspiradas. lo transformó.
Tales asociaciones novedosas pueden
resultar difíciles de embridar para el
individuo, ya que una persona con
psicosis es traicionada por sus pro-
pias percepciones desordenadas. Es
una enfermedad solitaria, que Wilson
quizá conscientemente retrató en 1971
CORBIS

cuando escribió Till I Die (Hasta que


muera). La exuberante música de la
canción, una reminiscencia del mar,

Mente y cerebro 24/2007


éxito fue tal, que se la considera, de
manera unánime, una de las mejores
canciones de la historia de la música
pop. De hecho, Good Vibrations re-
presentó el maridaje más acabado en
Wilson entre creatividad y funciones
ejecutivas y provocó una transición
clave en la música pop, en la cual
el estudio pasó a constituir una pieza
fundamental de la creación.
¿Cómo pudo llevar a cabo esa mo-
numental hazaña de visión y concen-
tración, mientras padecía una enfer-
medad mental grave? Los síntomas
psicóticos no son estáticos; van y
vienen. La productividad de Wilson
alcanzó su cenit cuando sus síntomas
se encontraban en remisión. En esos

CORBIS
períodos podía explorar asociaciones
novedosas, cribarlas, recrearlas e inte-
2. EN LA OLA DEL EXITO. En los años sesenta, los “Beach Boys”, de la mano grarlas en un todo coherente, merced
de Brian Wilson (segundo por la izquierda), se convirtieron en uno de los conjuntos a sus dotes musicales y capacidades
más famosos de la historia de la música. ejecutivas.

Dos años en cama


avezados para que se percataran de todo coherente, tal y como hizo Wil- Los dones que había recibido queda-
su concepción artística. son, remeda la función ejecutiva del ron pronto eclipsados por la enferme-
Los últimos elementos en ser aña- cerebro: manejar muchas corrientes de dad mental progresiva. El equilibrio
didos al álbum fueron las voces de información que se encuentran en la entre la inspiración y la capacidad
los “Beach Boys”. Nadie excepto Wil- memoria a corto plazo y conferirles cognitiva para realizar esa inspiración
son conocía de antemano cómo iban un propósito coherente. se rompió en 1967, cuando él y el
a integrarse las piezas componentes Por esa misma época otros produc- letrista Van Dyke Parks estaban ar-
hasta que él las reunió en el estadio tores grababan canciones relativamen- mando Smile, una colección integrada
final de la producción. Y como escri- te simples en una sola “toma” en la por cortes de álbumes y centrada en
bió Timothy White, editor jefe de la que actuaba todo el grupo a la vez. la cultura norteamericana y su his-
revista Billboard, en las notas a Pet Wilson, sin embargo, mantenía en su toria. Que las facultades de Wilson
Sounds Sessions: “Lo que brilla de la mente todo un cúmulo de intrincados iniciaron un camino descendente se
forma más resplandeciente por todo arreglos y armonías sinfónicas, gra- refleja en el “control de producción”.
el exquisito material musical de Brian baba las distintas partes por separado Esta función ejecutiva proporciona al
es la presencia de algo intangible: la y sólo más adelante reunía las piezas sujeto la capacidad de comparar sus
persistente creencia en el perdurable del rompecabezas. La canción Good acciones con sus intenciones o, lo que
poder de lo mejor de uno mismo”. Vibrations, una “sinfonía de bolsillo” es lo mismo, la capacidad de explorar
Grabar las múltiples pistas instru- en palabras de Wilson, se grabó en y cribar los errores cometidos y las
mentales y vocales e integrarlas en un 17 sesiones en varios estudios. Su malas ideas.
Wilson había utilizado recursos
insólitos, aunque sumamente acerta-
dos, en Pet Sounds; así, los timbres
de bicicletas para evocar momentos
de la niñez perdida. Pero su búsque-

3. UN SALTO EN EL TIEMPO
NONESUCH RECORDS NINC., 2004

MUSICAL. Pet Sounds (1966) fue


probablemente el álbum más
influyente de los “Beach Boys”. El
auténtico líder de la banda, Brian
BRADCO WEB

Wilson, celebró su retorno de una


forma grandiosa con Smile (2004).

36 Mente y cerebro 24/2007


El “director ejecutivo” del cerebro
El papel de la función ejecutiva en la conducta humana Toma de decisiones. Piense en un hombre con problemas
consiste en coordinar las actividades que se necesitan para llegar a fin de mes. Puede recortar gastos o incre-
para establecer metas, hacer planes para conseguir esas mentar los ingresos, pero cualquiera de los dos caminos
metas, organizar pasos para llevar a cabo esos planes y requiere que sopese opciones, llegue a una decisión y la
asegurarnos que los resultados deseados se han consegui- ponga en práctica. Los pacientes con dificultades ejecutivas
do. Semejante capacidad puede equipararse a la función no pueden tomar una decisión, en particular si hablamos
que desarrolla un jefe ejecutivo en una compañía. Los de situaciones en las que la respuesta correcta no es evi-
psicólogos no han alcanzado todavía un acuerdo, pero la dente o no la ha aprendido de antemano. Estos sujetos
mayoría reconoce que las múltiples funciones ejecutivas pueden seguir ciegamente las sugerencias de otras perso-
están mediadas por los lóbulos frontales. Algunas de las nas; quedan siempre expuestos a la explotación ajena.
principales funciones ejecutivas se describen a continua-
ción. Inhibición. Las respuestas automáticas pueden ser inú-
tiles o incluso hirientes. Imagínese que acaba de ganar
Pensamiento abstracto. Establecer relaciones entre es- un premio importante. Su reacción inmediata sería muy
tímulos —ver el bosque antes que los árboles— depende probablemente contarle a todo el mundo la buena noticia
del pensamiento abstracto. Imagine el lector que se le pide cuanto antes. Pero esperar, que sería lo correcto, hasta
que reúna en dos grupos unas tijeras, un vaso de agua, que los otros finalistas hayan sido informados de su
un hacha y una carretilla. Puede decidir que las tijeras pérdida, requiere inhibición.
y el vaso de agua van juntos porque se usan dentro de
casa, mientras que el hacha y la carretilla pertenecen a Desenvolvimiento social. Los errores en la valoración o
otro grupo porque se usan en el exterior. en la emisión de señales sociales pueden acarrear conse-
cuencias devastadoras. La principal preocupación de un
Desplazamiento de la atención. ¿Puede descubrir el lec- paciente con demencia del lóbulo frontal al ver que su
tor otra forma de agrupar esos objetos? Las tijeras y el esposa se había cortado en un accidente casero con un
hacha cortan, los vasos y las carretillas contienen algo. aparato eléctrico y estaba sangrando abundantemente fue
Muchas personas con déficits ejecutivos encuentran difícil que el aparato estuviera limpio lo antes posible.
desplazar la atención y se mantienen inflexibles en sus per-
cepciones y conductas originarias, aun cuando la utilidad
de tales asociaciones haya expirado hace tiempo.

Manejo de la información. Casi todas las operaciones VARIAS REGIONES DE LOS LOBULOS FRONTALES
cognitivas de alto nivel requieren el manejo en tiempo (situados delante del surco frontal) están asociadas
real de información almacenada en la memoria a corto con diferentes funciones. Así, las áreas motoras son
plazo. Para preparar una cena, un anfitrión tiene que hacer
importantes para los movimientos voluntarios. La
juegos malabares con los múltiples horarios que conlleva
la preparación de los diferentes platos y considerar gustos corteza prefrontal interviene en las funciones ejecutivas.
y aversiones de los invitados.
AREA MOTORA
Planear y prever. Los preparativos de unas vacaciones PRIMARIA
requieren prever y analizar las condiciones y necesidades AREA PREMOTORA
del destino, que pueden ser muy diferentes de las condi-
CORTEZA
ciones y necesidades habituales en el hogar. Un paciente PREFRONTAL
con disfunción ejecutiva suele ser incapaz de escaparse DORSOLATERAL
de un modelo presente y establecer un modelo mental SURCO
novedoso y apto para un futuro determinado. CENTRAL

Controlar y corregir los errores. Estos procesos se ponen CORTEZA


en marcha cuando los resultados no se corresponden con DEL POLO
FRONTAL
las intenciones. El efecto puede verse, por ejemplo, en
una mujer que se dirige en coche a una pastelería a fin
de comprar un dulce para una cena con invitados que CORTEZA PREFRONTAL
VENTROLATERAL
SCIENTIFIC AMERICAN

está preparando para esa tarde y encuentra cerrado el


establecimiento. Puede dirigirse a otra pastelería que se
halla en el otro extremo de la ciudad, sin advertir que
un viaje tan largo no le permitiría regresar a casa hasta
mucho después de que sus invitados hubieran llegado.

Mente y cerebro 24/2007 37


CORBIS
da de novedades sonoras durante la brotes ocasionales de depresión suicida vida y su carrera en la mitad de la
realización de Smile cayó en la ex- y de psicosis. El consumo de drogas, década de los setenta y de nuevo entre
travagancia: disfrazó a sus músicos un intento quizá de autotratamiento de 1983 y 1991. Aunque Landy consiguió
con sombreros de fuego durante la sus síntomas (procedimiento bastante apartar a Wilson de las drogas ilegales
grabación de Mrs. O’Leary’s Cow, común entre los pacientes afectos de y le ayudó a perder peso, fomentó
amén de colocar el piano en una caja psicosis) no se detuvo ante la heroína, una relación de dependencia: le ad-
de arena. Se era indulgente con esas ni sobre todo la cocaína. Tuvo interva- ministró drogas psicotrópicas, actuó
excentricidades de “genio”. Nadie los de creatividad, pero nunca volvió a como si fuera su consejero financiero
las atribuía a una enfermedad men- alcanzar la amplitud y la complejidad e incluso intentó colaborar con el ar-
tal grave. Tamaña falta de “control de sus anteriores trabajos. tista escribiendo y cantando canciones
de producción” se pone también de Padre de dos niños, fue incapaz de con él. La familia de Wilson llevó a
manifiesto en la grabación original asumir sus obligaciones. Se separó los tribunales a Landy en 1990 y la
de Pet Sounds, en la que Wilson, un de su esposa en 1978. A comienzos vista del proceso se celebró un año
consumado perfeccionista, permitió de los ochenta engordó hasta llegar después. La sentencia cortó el con-
que se colara un bisbiseo de fondo a pesar más de 140 kilogramos. Se tacto entre Wilson y Landy, quien ya
en la grabación final. recluyó en la cama durante dos años había perdido su licencia para ejercer
Una vez que hubo completado los y medio. Aunque tuvo períodos de la profesión en California tras admitir
distintos elementos sueltos de Smi- hospitalización y de desintoxicación, que había administrado ilegalmente
le, pareció incapaz de integrarlos no siguió un verdadero tratamiento. drogas a Wilson.
apropiadamente. Parks, harto de no Sus apariciones públicas se hicieron
llegar a nada, acabó por abandonar también muy irregulares. La prensa y Prótesis creativa
el proyecto. Capital Records presio- otros medios lo atacaron y se mofaron A lo largo del decenio de los noventa
naba a Wilson para que produjese de sus extravagancias. Sin embargo, recibió un tratamiento más conven-
algo, pero en un estado de gran fra- visto desde la perspectiva del paciente, cional, incluyendo medicación y psi-
gilidad emocional y sin el apoyo de el quedarse en la cama tiene perfecto coterapia. Volvió a casarse y su vida
los componentes de su banda, dejó el sentido cuando uno se halla inmerso matrimonial fue estable. Durante la
proyecto Smile a mediados de 1967. en una realidad trastornada. entrevista con Larry King, Wilson y
Ese mismo verano, Jimi Hendrix tocó Como es frecuente que suceda con Melinda revelaron que el cantante ha-
literalmente la marcha fúnebre de la los pacientes que presentan disfun- bía sido diagnosticado de un trastorno
música surf en el festival de música ciones ejecutivas, el comprometido esquizoafectivo, una combinación de
pop de Monterrey. estado de Wilson le hacía muy vul- psicosis y de estado de ánimo anormal.
La salud mental de Wilson se encon- nerable a la explotación. Su propio Con el apoyo de su esposa y de sus
traba ya gravemente deteriorada, con psicólogo, Eugene Landy, dirigió su compañeros del mundo de la música,

38 Mente y cerebro 24/2007


4. UNA VIDA PREÑADA DE
CAMBIOS. Con el debut de su
enfermedad Wilson engordó
rápidamente (izquierda). Su terapeuta,
Eugene Landy, sentado en las rodillas
de Wilson en la foto (centro), se
convirtió con el paso del tiempo en
su relación más importante. En la foto
de la derecha, Wilson con Melinda, su
segunda mujer.

en víctima de la violencia, la guerra


y la inocencia perdida.
Parafraseando al experto en psicolo-
gía de la memoria Endel Tulving, del
Instituto Rotman de Investigaciones
de Toronto, la flecha del tiempo vue-
la siempre adelante, pero la memoria
nos dota de capacidad para hacer que

GETTY IMAGES
esa flecha gire sobre sí misma y con-
temple el pasado en nuestras mentes,
recuperando así, aunque sólo sea en
la fantasía, lo que hace mucho que
quedó atrás. Si la pública resurrección
fue reapareciendo en público, graban- Wilson. Este reconoció la necesidad de Wilson nos permitía abrigar la es-
do álbumes y actuando en solitario, de ayuda en 1976 cuando declaró du- peranza de esa recuperación, el Smile
acompañado por músicos del conjunto rante una sesión de grabación: “Algo de 2004, haciendo volver a la flecha
“Wondermints” y del antiguo guitarris- le ha pasado a mi concentración. No del tiempo 37 años atrás, nos ofreció
ta de los “Beach Boys” Jeff Foskett. sé exactamente qué, pero de una forma ya la prueba tangible de esa recupe-
La considerable mejora que se ha pro- u otra me he debilitado. He perdido ración. Es posible entonces que Smile
ducido en el tratamiento de los tras- capacidad de concentración y vigor haya realizado un propósito mayor,
tornos esquizoafectivos ha ayudado para llevar las cosas adelante”. más allá de su desbordante y creativa
a Wilson y también a muchos otros Wilson alcanzó su cenit creador en música: hacer ver que lo que una vez
pacientes. Después de más de 30 años, su juventud, a pesar de su enfermedad se perdió puede recuperarse.
volvió a dirigir su atención hacia mental y quizás en parte a causa de
Smile, uno de los álbumes no edita- la misma. Un trastorno que acabó por
dos más importantes de la música despojarle de las capacidades cogni- BRIAN LEVINE, director científico del
contemporánea. Tornó a encontrase tivas necesarias para crear arte y, de Centro Baycrest de Cuidados Geriátricos
cómodo en un estudio de grabación. paso, a punto estuvo de destruirle. El del Instituto Rotman de Investigaciones de
La disfunción ejecutiva no comprome- retorno del artista demuestra que, con Toronto, enseña psicología y neurología
te directamente la memoria o las dotes el tratamiento y el soporte adecuados, en la Universidad de Toronto.
musicales adquiridas. Pero sí repercu- los sujetos con una enfermedad mental
te en la capacidad para desarrollarlas pueden funcionar a un alto nivel en Bibliografía complementaria
flexiblemente, en particular ante una las áreas en las que son expertos, aun ADULT CLINICAL NEUROPSYCHOLOGY: LES-
situación sin estructurar en la que no cuando persistan los síntomas. SONS FROM STUDIES OF THE FRONTAL LOBES.
hay claras respuestas afirmativas o ne- Durante este doloroso ínterin, la D. T. Stuss y B. Levine en Annual Review of
gativas, como sucede en la creación vida se llevó por delante a otros Psychology, vol. 53, páginas 401-433; 2002.
de un álbum. miembros de su familia integrados en FORTY LIVES IN THE BEBOP BUSINESS: MEN-
Wilson lanzó Smile en 2004, con los “Beach Boys”. Dennis, hermano TAL HEALTH IN A GROUP OF EMINENT
62 años cumplidos, y provocó la acla- de Wilson y corazón de la banda, JAZZ MUSICIANS. G. I. Wills en British
mación del mundo entero. Su éxito falleció en 1983. Su otro hermano, Journal of Psychiatry, vol. 183, n.o 3, págs.
es atribuible tanto a la cualidad del Carl, el guitarrista de la voz angelical, 255-259; 2003.
material original como a la guía y murió de cáncer en 1998. Por otro WOULDN’T IT BE NICE: BRIAN WILSON
al apoyo de quienes le ayudaron a lado, mientras que Pet Sounds estaba AND THE MAKING OF THE BEACH BOYS’
ensamblar las piezas, es decir, a la perfectamente acorde con su tiempo, PET SOUNDS. C. L. Granata. Chicago Re-
gente que actuó como si fueran una el entorno político, cultural y social view Press, 2003.
prótesis de los lóbulos frontales de en el que germinó Smile se convirtió

Mente y cerebro 24/2007 39


ENTREVISTA

Adicción al trabajo
La tensión en que se desenvuelven los adictos al trabajo puede
llevarles a la depresión nerviosa. Pese a ello, explica aquí Holger
Heide, no suele estar reconocida como cuadro patológico

Sabine Kersebaum conseguidos. Existe una tercera cate- HOLGER HEIDE nació en Kiel,
goría de adictos, los que no alcanzan en 1939. Allí estudió ciencias
Mente y cerebro: Profesor, ¿quién nada de lo que se proponen y que económicas. De 1973 a 2004 enseñó
es “adicto” al trabajo? a lo largo de toda su vida se consi- en la Universidad de Bremen.
Profesor Holger Heide: El proble- deran perdedores. Dejando de lado Ha centrado su investigación en
ma de la “adicción al trabajo” no su rendimiento real, los tres grupos
la adicción al trabajo y análisis
podemos centrarlo en si alguien se comparten una misma fijación en el
pasa o no doce horas al día delante trabajo y en la profesión. de sociedades de Asia Oriental.
de su mesa de trabajo; antes bien,
la cuestión pertinente es si esa per- Myc: ¿En qué sectores se advierte
sona se siente incapaz de hacer una mayor riesgo? Myc: ¿Qué hay de malo en ello?
pausa y de relajarse. Esa incapacidad Heide: La enfermedad tiene muchas Heide: En principio podría pensar que
define al adicto. Se trata de sujetos facetas. Entre adictos patológicos al se trata de algo positivo, salvo que
que no cesan de idear planes, alargan trabajo hallamos incluso pensionistas, refleje cierta dependencia. Pero ese
el trabajo o aplazan eternamente la amas de casa o parados. Muy vulnera- sentimiento va desapareciendo con el
conclusión de un proyecto. Tienden bles parecen artistas y escritores entre tiempo. Acontece que los afectados,
al perfeccionismo. los que se dedican a actividades libe- sumergidos en sus innumerables listas
rales. Pero también caen en esa droga de tareas por resolver, se percatan de
Myc: El tiempo no sería entonces el artesanos y campesinos. Por tipificar que tienen que frenar el ritmo si no
factor decisivo en el trabajo algunos tipos: corre particular riesgo quieren arruinar su salud; ahora bien,
Heide: Hay diversos tipos de de- el ejecutivo acosado que quiere resol- al mismo tiempo se ven arrastrados
pendencia. Los ebrios del trabajo verlo todo personalmente, convencido en esa vorágine, en la que su cerebro
clásicos llevan a cabo una enorme de que la empresa se iría a pique sin se obsesiona en la tarea pendiente.
labor, con éxito, por lo que están su control; también el político cuyo Se posterga a familia y amigos. En
muy solicitados en el mercado. Otros poder depende de su incansable im- la fase final afloran síntomas bioló-
afectados por la obsesión laboral te- plicación. Sin olvidar, ni confinar al gicos de hondo calado: depresiones,
men, en cambio, enfrentarse con la último lugar, a quienes ejercen pro- úlceras estomacales o una peligrosa
tarea; desde que se levantan por la fesiones volcadas en su ayuda a los alta presión arterial.
mañana se atormentan pensando en demás: sacerdotes, docentes, médicos
el quehacer pendiente; pasan el día o asistentes sociales. Myc: ¿Debido a qué?
entero dándole vueltas a la tarea asig- Heide: Se da una enorme discrepancia
nada, sin avanzar en su rendimiento Myc: ¿Cabe el reconocimiento precoz entre el volumen imponente de traba-
concreto. A ojos de sus compañeros, de la adicción? jo y las reservas físicas y psíquicas
pecan de holgazanería o se encuen- Heide: En los adictos al trabajo se disponibles. También media una gran
tran deprimidos, cuando lo cierto da una fase inicial en la que domina distancia entre la voluntad y la ca-
es que se esfuerzan con ahínco y todavía el sentimiento de la capacidad pacidad de acción. Y así el enemigo
se embarcan de continuo en nuevos de rendimiento, del querer demostrar- persiste agazapado en la mente: el
proyectos. Más: esgrimen su trabajo se a uno mismo su propia valía. Están afectado cree poder desembarazarse
en tiempo libre a modo de pretexto satisfechos con el ansia de actividad. del mismo en cualquier momento. Los
para huir de compromisos sociales. Muy a menudo experimentan la con- adictos perciben demasiado tarde las
A diferencia de los primeros, em- firmación de su entorno, algo que les graves consecuencias de un continuo
peñados en “hacer carrera”, estos estimula todavía más. Cada éxito les proceso de consumo de energía. Su
adictos se orientan por los logros no produce una satisfacción especial. cuerpo se desgasta progresivamente

40 Mente y cerebro 24/2007


MIRADA DENTRO DEL TUNEL.

GINA GORNY / GEHIRN & GEIST


y la psique y el bienestar espiritual
acusan daños permanentes. Los adictos al trabajo conocen la
expresión “fin de semana” sólo de
Myc: ¿Cuál es el papel de allegados oídas: ocupan su tiempo libre con
y compañeros? proyectos y problemas. Viven aislados
Heide: Generalmente la familia y los del resto del mundo.
colegas suelen advertirle de su error
al adicto, quien niega con vehemencia
la existencia de problemas, cuando no
edulcora lo que cualquiera denominaría En su infancia y juventud las per-
sobrecarga laboral. Otros, por su parte, sonas patológicamente dependientes
intentan mantener la apariencia de nor- del trabajo desarrollaron a menudo
malidad mediante la ingesta alternativa estrategias para despertar la atención
de estimulantes y tranquilizantes. Y así y atraer sobre sí reconocimiento y ala-
se originan otras dependencias como banza. Los hay también que orientan
las de la nicotina y el alcohol. siempre su vida privada en función
de las necesidades de los demás; re-
Myc: ¿Qué es lo que lleva a una primen sus propios deseos y sueños.
persona a trabajar con empecina- A veces en el fondo de todo encon-
miento adictivo y repercusiones pa- tramos el viejo aforismo de que “uno
tológicas? es lo que hace y consigue”. Y eso
Heide: A las causas individuales in- puede llevar a una fiebre de trabajo,
ternas de cada sujeto hay que agregar sobre todo cuando se confirmó en la
las cambiantes condiciones laborales: infancia y juventud, especialmente en
el promedio de los empleados apenas el ámbito escolar.
tiene posibilidad de configurar sus ac-
tividades, pues los contenidos y los Myc: Recordó al principio que los
horarios laborales raramente están parados y los jubilados no se hallan
adaptados para cada persona. exentos.
Heide: Acontece que sienten esa falta
Myc: Esas restricciones no implican de actividad como un vacío insoporta-
un trabajo agotador. ble. “Se les cae el techo encima”. No
Heide: No, pero en el contexto de saben qué hacer con su vida. Para eva-
la globalización y de la creciente dirse de esa situación buscan aficiones
competitividad este factor tiene cada que les impliquen profundamente o to de pugnaz competencia entre los
vez más peso. Desde hace años la ayudan al vecino en la construcción trabajadores dentro de cada empresa.
presión cotidiana influye en las re- de su casa. Y realmente en esos ca- Se ha reconocido incluso una nueva
laciones laborales de dependencia. sos se trata de una adicción, según consideración médica, la “muerte por
Al mismo tiempo, algunos países se comprueba cuando recurren fre- sobrecarga laboral”, con su estadística
atraviesan una fase de estancamien- cuentemente a sucedáneos de drogas propia. En Japón se producen unos
to coyuntural, sin seguridad en la como el alcohol o quedarse ante el 10.000 casos de defunción anuales
continuidad laboral, con el estrés televisor horas y horas. como consecuencia de este “Karoshi”.
personal que ello acarrea. Y aunque Se reconocen oficialmente como muer-
es cierto que se están generalizando Myc: Si un adicto reconoce su de- tes por accidentes de trabajo, algo
los horarios flexibles, no lo es me- pendencia, ¿qué puede hacer para muy importante para los deudos fa-
nos que los jefes ya no tienen que combatirla? miliares.
exigir expresamente que se cumpla Heide: Si este proceso de dependencia
el horario laboral, pues la compe- está muy avanzado se impone la asis- Bibliografía complementaria
titividad y precariedad determinan tencia médica. La ayuda puede con- WIR ARBEITEN UNS NOCH ZU TODE. DIE
que se trabaje voluntariamente más sistir en un tratamiento hospitalizado VIELEN GESICHTER DER ARBEITSSUCHT. D.
y durante más tiempo de lo que está en una clínica psicosomática o bien Fassel. Droemer Knaur; Berlín, 1994.
fijado por contrato. en un enfoque psicoterapéutico. ARBEISTSSUCHT. S. Poppelreuter. Beltz;
Weinheim, 1997.
Myc: ¿Qué determina que uno sea Myc: ¿Han tomado medidas los es-
MASSENPHÄNOMEN ARBEISTSSUCHT. HIS-
víctima de la adicción o no lo sea? tados? TORISCHE HINTERGRÜNDE UND AKTUELLE
Heide: Al analizar las causas inter- Heide: Sabido es que en Japón esa ENTWICKLUNG EINER NEUEN VOLKSK-
nas, observamos que muchos de los droga se halla muy extendida. Allí, RANKHEIT. Dirigido por H. Heide. Atlan-
afectados padecen miedo al fracaso, la dirección de personal se caracte- tik; Bremen, 2002.
lo que no aceptará ninguno de ellos. riza por su severidad en un contex-

Mente y cerebro 24/2007 41


MENTE, CEREBRO Y SOCIEDAD

Neurobiología de la tartamudez
Hasta hace poco, la tartamudez se ha tenido por un problema de origen neurótico.
Sin embargo, estudios recientes la atribuyen a una organización atípica de las regiones cerebrales
que controlan el lenguaje, con una representación anómala de los sonidos del habla

H
emos sido testigos más de encéfalo, tales como la región insular cunloquios, palabras producidas con
una vez del habla encallada frontal, los ganglios basales o regio- un exceso de tensión física y repeti-
y entrecortada de una perso- nes temporales superiores posteriores. ciones de palabras monosilábicas.
na tartamuda. ¿Qué es lo que hace que Trastorno de la comunicación, que La forma más común de tartamudez
una persona —niño o adulto— tarta- se diagnostica, según los criterios es la disfemia del desarrollo, que se
mudee? ¿Tienen problemas “psicoló- establecidos en el manual para el torna persistente cuando, con o sin
gicos”? ¿Conflictos neuróticos? ¿Se diagnóstico estandarizado de las en- tratamiento, no remite y se prolonga
ponen nerviosos al hablar? ¿Se trata fermedades mentales (DSM-IV). De hasta la edad adulta.
de personas con una capacidad inte- acuerdo con este canon, la tartamudez Hasta hace pocos años, la tartamu-
lectual limitada? Desconocido largo es el trastorno del lenguaje hablado dez se había considerado un trastor-
tiempo el origen de la tartamudez, que, sin ser consecuencia de lesión no de origen psicógeno, causado por
se le atribuyeron en el curso de la cerebral sobrevenida, se caracteriza conflictos emocionales no resueltos
historia causas muy dispares, algunas por una alteración de la fluidez y la de quienes la padecen. Mas, aunque
incluso pintorescas. Hoy, la psicología organización temporal normales del tales conflictos puedan darse en las
puede ya proponer un modelo explica- habla (adecuadas para la edad del su- personas tartamudas, no constituyen
tivo, fundado en la neurobiología. jeto); el trastorno incluye ocurrencias una causa sino la consecuencia de sus
La tartamudez es síntoma y tras- frecuentes de varios de los siguientes dificultades para la comunicación y
torno a la vez. Síntoma característico fenómenos: repeticiones de sonidos y del ostracismo social al que en mu-
que acompaña a accidentes cerebro- sílabas, prolongaciones de sonidos, chas ocasiones se ven conducidos.
vasculares, tumores o traumatismos interjecciones, palabras fragmentadas, En la Grecia clásica, creíase que
que interesan regiones específicas del bloqueos audibles o silenciosos, cir- la tartamudez derivaba de la “seque-

42 Mente y cerebro 24/2007


RESPUESTA NEUROELECTRICA
HEMISFERIO HEMISFERIO CEREBRAL (potencial de disparidad)
IZQUIERDO DERECHO ante un contraste fonético (/e/ frente
a /o/) en sujetos tartamudos (líneas
rojas) y sus respectivos controles
(líneas azules). Nótese que la respuesta
es idéntica para ambos grupos en
los dos hemisferios cerebrales en los
–3 mV electrodos frontales (líneas gruesas),
mientras que es de mucha mayor
amplitud para los tartamudos en el
electrodo del lóbulo temporal (líneas
finas) del hemisferio izquierdo. Puesto
480 ms
–100 ms que los sonidos del lenguaje están
representados en el lóbulo temporal
izquierdo, estos resultados revelan una
representación anómala de los sonidos
FIGURA MODIFICADA DE CORBERA Y COLS., 2005

+3 mV
del lenguaje en tartamudos.

podría deberse a un esfuerzo por com-


Frontal Temporal pensar la incapacidad del disfémico
TARTAMUDOS para activar el hemisferio izquierdo
CONTROLES cuando ha de hablar. De hecho, la
dificultad para activar el hemisferio
izquierdo a la hora de hablar se ha
puesto de manifiesto en un estudio
que midió los campos magnéticos del
dad de la lengua”. Con el tiempo se la fisiología cerebral. Merced al ad- cerebro durante el habla en tartamu-
atribuyó a una malformación de la venimiento de las técnicas de forma- dos. El trabajo en cuestión mostró
garganta. Y todavía en el siglo XIX se ción de imágenes, puede acometerse que en estos sujetos se activaba an-
seguía proponiendo su origen en una el estudio de la estructura y función tes la región cerebral precentral, que
anatomía anómala de los órganos de del cerebro en plena actividad. En controla la contracción muscular de
la fonación, cuya “curación” reque- ese contexto, los trabajos realizados los órganos fonatorios, que la región
ría de dispositivos ortopédicos espe- han puesto de manifiesto tres puntos insular, responsable del código arti-
ciales para “controlar” la movilidad principales. culatorio.
exacerbada inherente a la idea de una En primer lugar, las regiones cere- Finalmente, se ha observado que las
lengua “inquieta”, o de cirugía “co- brales que controlan el lenguaje, es- maniobras que inducen un lenguaje
rrectiva”. Tales intervenciones, lejos pecialmente las frontales, relacionadas fluido en tartamudos, tales como la
de mejorar la tartamudez, empeoraban con su producción, y las posteriores lectura coral o el habla con metró-
el problema. (en el lóbulo temporal), relacionadas nomo, promueven una regularización
En el siglo pasado se empieza por con su comprensión, presentan una de la activación anómala del cerebro
postular un origen psicógeno. Pero anatomía anómala. Esto es, se apre- tartamudo.
fracasaron las estrategias de interven- cia una asimetría izquierda/derecha En definitiva, la tartamudez vendría
ción psicoanalíticas o conductuales menos pronunciada; la estructura de a ser un trastorno de la sincronización
diseñadas para abordarlo. Para otros circunvoluciones y surcos de la cor- de las regiones cerebrales del habla
autores, ante la observación de que la teza se halla exacerbada, especial- en el cerebro.
tartamudez aparece en personas zur- mente en la región opercular frontal En un estudio reciente, llevado a
das con mayor frecuencia que en las (relacionada con la producción del cabo por nuestro grupo de la Uni-
diestras, la tartamudez resultaría de lenguaje) y en el plano supratemporal versidad de Barcelona, se ha puesto
una lateralización cerebral anómala, (relacionado con la comprensión del de manifiesto que en las personas
con una asimetría izquierda a favor del lenguaje). tartamudas existe una representación
lenguaje reducida y una dominancia En segundo lugar, parece que los anómala de los sonidos del lengua-
derecha en los sujetos tartamudos. tartamudos experimentan una sobreac- je. Comprobamos que la respuesta
Pero hasta hace muy pocos años no tivación cerebral en las regiones del neuroeléctrica del cerebro ante un
se ofrece una visión de la tartamudez hemisferio derecho que controlan el contraste fonético (/e/ frente a /o/)
basada en el estudio de la anatomía y lenguaje. Esa sobreactivación derecha en sujetos tartamudos fue anómala

Mente y cerebro 24/2007 43


en comparación con la de un grupo Estos resultados explicarían por diseñadas a tal fin, con el propósito
control (véase la figura). En cambio, qué las estrategias de rehabilitación de mejorar el habla de la persona
esa respuesta neuroeléctrica para con- empleadas en tartamudez funcionan: tartamuda.
trastes en características simples del cuando se dan pistas externas para
sonido (duración y tono) no presentó hablar, los tartamudos no necesitan
diferencias con el grupo control. basarse en unos modelos defectuosos CARLES ESCERA y SILVIA CORBERA.
A diferencia de la investigación de los sonidos a producir, sino que Profesor titular de psicobiología en la
precedente en disfemia del desarro- usan los inducidos por esas pistas. Universidad de Barcelona, Escera dirige el
llo, en nuestro estudio no se pidió a Quedan aún muchas cuestiones por Grupo de Investigación en Neurociencia
los sujetos que hablaran (y que por resolver. Por ejemplo, descubrir si la Cognitiva. Corbera se doctoró en psico-
consiguiente tartamudearan), sino que representación anómala de los sonidos logía por la Universidad de Barcelona y
los registros se realizaron en una con- del lenguaje se observa también en actualmente trabaja como investigadora
dición de escucha pasiva, mientras los niños tartamudos o si podría modifi- en un proyecto sobre la tartamudez en la
sujetos ignoraban los sonidos. carse con estrategias de rehabilitación Universidad de Connecticut.
Puesto que la respuesta neuroeléctri-
ca del cerebro ante el contraste acús- Bibliografía complementaria
tico (llamada potencial de disparidad) ALTERED PATTERNS OF CEREBRAL ACTIVITY DURING SPEECH AND LANGUAGE PRODUCTION
conlleva una representación cerebral IN DEVELOPMENTAL STUTTERING. AN H2(15)O POSITRON EMISSION TOMOGRAPHY STUDY.
de los sonidos escuchados, los resulta- A. R. Braun, M. Varga, S. Stager, G. Schulz, S. Selbie, J. M. Maisog, R. E. Carson y
dos sugieren una mala representación C. L. Ludlow en Brain, vol. 120, págs. 761-784; 1997.
de los sonidos del lenguaje. Es como
ANOMALOUS ANATOMY OF SPEECH-LANGUAGE AREAS IN ADULTS WITH PERSISTENT DE-
si el cerebro del tartamudo tuviera
VELOPMENTAL STUTTERING. A. L. Foundas, A. M. Bollich, D. M. Corey, M. Hurley y
un modelo “borroso” o “tembloroso”
K. M. Heilman en Neurology, vol. 57, págs. 207-215; 2001.
del sonido que se quiere producir.
O también, como si la persona tarta- DISCONNECTION OF SPEECH-RELEVANT BRAIN AREAS IN PERSISTENT DEVELOPMENTAL STUT-
muda tuviera que realizar varios in- TERING. M. Sommer, M. A. Koch, W. Paulus, C. Weiller y C. Buchell en Lancet, vol. 360,
tentos de hablar antes de conseguir págs. 380-383; 2002.
sincronizar la actividad neuronal ne- ABNORMAL SPEECH SOUND REPRESENTATION IN PERSISTENT DEVELOPMENTAL STUTTERING.
cesaria para poner en operación ese S. Corbera, M. J. Corral, C. Escera y M. A. Idiazábal en Neurology, vol. 65, págs. 1246-
modelo del sonido y, por consiguiente, 1252; 2005.
ser capaz de producirlo con éxito.

Efecto Mozart
Se dice que hay que familiarizar a los niños con la música lo antes posible
porque así se estimula la inteligencia. ¿Es cierto?

‘‘L
a música hace listos”. Esta va norteamericana se mostró eufórica los favorecidos con dotes imaginativas
opinión hizo fortuna a cuando estos resultados aparecieron espaciales. No podía hablarse de un
principios de los años no- publicados en Nature. No tardó en aumento general de la inteligencia.
venta. Por entonces, Frances Rauscher y sonar en los altavoces de las escuelas Se vio también con claridad cre-
otros compañeros, de la Universidad de de Florida la música de Mozart. En ciente que el efecto no era exclusivo
California en Irvine, publicaron una ob- el estado de Georgia se llegó incluso de la música clásica y mucho menos
servación que se dio en llamarse “efecto a regalar a cada recién nacido un CD de la de Mozart. Junto a la música de
Mozart”. Las personas estudiadas por con música de Mozart. Schubert y Bach ejercían un efec-
Rauscher escucharon durante diez mi- Sin embargo, apenas engendrado to similar, si no superior, canciones
nutos la Sonata para dos pianos en Re el efecto, otros investigadores escri- populares e incluso la lectura de una
mayor (KV 448) de Mozart. Inmediata- bieron su réquiem. Con paciencia y apasionante historia de Stephen King.
mente después, se les practicó un test de esfuerzo, después de algunos fracasos, Todo dependía de las preferencias de
inteligencia cuyos resultados ofrecieron los resultados de Rauscher pudieron los voluntarios. Las pruebas del test
una media superior a los de un grupo reproducirse. Pudo comprobarse que, de inteligencia eran superadas más
de control, que no habían escuchado por una parte, la diferencia era muy fácilmente por las personas cuyo es-
música o se ocuparon en ejercicios de discreta y, por otra, tenía carácter píritu era estimulado y colocado en
distensión. La administración educati- temporal y limitado en exclusiva a condiciones favorables.

44 Mente y cerebro 24/2007


En el debate acerca de la influen- habían tenido ninguna práctica ex- como en general cualquier enseñan-
cia de la música sobre la capacidad traescolar. Quienes habían estudiado za complementaria, ejerza un efecto
intelectual hay que distinguir entre música presentaban una mejoría en positivo sobre el desarrollo cognitivo.
la percepción pasiva de la música y el desarrollo intelectual, paralela a la La decisión de dar a los niños una
su práctica activa. Para nuestra des- duración de los estudios. Los niños educación musical o bien ofrecerles
gracia, la mayoría de los estudios con aficiones teatrales habían desarro- unas clases suplementarias de física,
sobre la relación de la música con llado sus facultades sociales. literatura o griego para estimular su
la inteligencia suelen pasar por alto Según una reciente valoración de desarrollo intelectual debe tomarse de
un importante detalle metodológico. Schellenberg, con la práctica musical acuerdo con sus aficiones.
Los resultados más fiables son, en- en la infancia se observa una mínima
tre otros, los de Glenn Schellenberg. superioridad intelectual que posible-
Este psicólogo de la Universidad de mente se prolongue hasta la edad adul- RALPH SCHUMACHER enseña filosofía
Toronto siguió el desarrollo de 144 ta. Mas, habida cuenta del esfuerzo que en la Universidad Humboldt de Berlín. Por
alumnos de primaria que habían re- supone, no puede tomarse la enseñanza encargo del Ministerio Federal de Educa-
cibido durante varios meses lecciones musical como atajo cómodo y rápido ción e Investigación, en 2005 realizó un
de piano o de canto, habían hecho para potenciar las capacidades menta- trabajo sobre el estímulo de las capacida-
representaciones teatrales o bien no les. Es probable que esta enseñanza, des cognitivas a través de la música.

Un elefante ante el espejo


‘‘C
onócete a ti mismo” ha sido curioso olisqueo y palpación alrededor específica,” en la que los animales
el principio-guía de mu- y por detrás del espejo a comer delante responden a necesidades concretas de
chos filósofos. Es posible de él, inspeccionarse la boca y jugar al individuos ancianos o heridos de su
que el primer paso evolutivo hacia esa escondite. Una elefanta, llamada Happy, familia. Para tener una conducta social
meta haya sido la comprensión de que logró lo que los científicos consideran más elevada similar a ésta, se requiere
existe un “yo” propio, que nos indi- el patrón-oro del autorreconocimiento haber adquirido un grado mayor de
vidualiza. A tal fin, un espejo puede en el espejo: tocarse un punto de su conciencia de sí mismo.
ser de gran utilidad. Los humanos se cuerpo que, en condiciones normales, A un humano le podría causar
reconocen en su reflejo antes de los no podría ver. Los experimentadores inquietud encontrarse con un gran
dos años. Los chimpancés y los delfi- le habían pintado un círculo blanco en manchón blanco pintado en la frente.
nes comparten esa facultad. Acaban de la frente, que ella procedió a explorar Pero Happy perdió enseguida interés
agregarse a tal elenco los elefantes. cuidadosamente con la trompa mientras por él, aunque siguió jugando delante
Joshua Plotnik, de la Universidad de observaba su reflejo. del espejo. Los elefantes se bañan
Emory, atornilló, con varios colegas su- Se admite que la capacidad para lanzándose barro sobre sí. En el caso
yos, un gigantesco espejo de plástico autorreconocerse en el espejo evolu- de los paquidermos, la atención a los
dentro del recinto destinado a los ele- cionó coetáneamente con la compleja detalles no es una prioridad.
fantes en el zoológico de Bronx. Y se capacidad social que los delfines, los
aprestaron a observar la reacción de primates y los elefantes tienen para
tres elefantes indios. Pasaron desde un la empatía. Sólo ellos exhiben “ayuda KASPAR MOSSMAN

Mente y cerebro 24/2007 45


Cortejo sexual
D
urante años, la descripción este modo, la hembra puede jun-
de la actividad sexual de la tarse con el macho, o abandonar-
rata rezaba así: el macho se le, y así, prolongar significativamente
propone, ante todo, eyacular rápida- su excitación sexual; de acuerdo con ron que aparearse más
mente, para pasar de inmediato a la otras investigaciones, con tal conduc- lentamente, en las cámaras de un solo
búsqueda de otra hembra con la que ta aumenta la probabilidad de preñez. paso, la cifra se elevó: el 80 por ciento
aparearse. La hembra, en cambio, se Pero los rituales de apareamiento duran prefirió repetir con la ya conocida.
“pasea” para prolongar el encuentro más en las cámaras de un solo paso, Esta dinámica conductual está
sexual. Según un nuevo estudio, se ha porque el macho, ansioso por llegar guiada, como siempre en actividad
visto que si tal paseo es lo suficiente- a la hembra, suele encajar el hocico sexual de la rata, por recompensas
mente lento, el macho preferirá a esa en el agujero. Al bloquear entonces el neuroquímicas. El clímax sexual
compañera ya conocida que a otras único paso hacia la cámara donde está, descarga una avalancha de hormo-
nuevas. La espera, parece ser, hace que el regreso de la hembra se demora. nas y neurotransmisores causantes
la hembra le resulte más atractiva. Los investigadores dejaron que 20 de placer, como la testosterona y la
El experimento hizo un uso inno- parejas se acoplasen en cámaras de dopamina. Se sospecha que, al ser
vador de unos dispositivos habituales un solo paso, y otras 20, en cámaras mayor la excitación sexual provocada
en la investigación llamados cámaras de cuatro pasos. Seguidamente co- por la prolongada espera, se genera
de paseo, que son jaulas dotadas de locaron a cada pareja junto con una una descarga más intensa y una re-
tabiques de separación provistas de hembra nueva en un espacio abierto compensa placentera más importante;
uno a cuatro agujeros, cuyo tamaño más grande. Alrededor de la mitad de de aquí la preferencia.
es el justo para que pueda pasar una los machos de las cámaras cuádruples
hembra, pero no lo bastante para que prefirieron a sus parejas ya conocidas.
lo haga el macho, más corpulento. De En cambio, de los machos que tuvie- DAVID DOBBS

Cerebro: pliegues y surcos


C
omparando el cerebro humano A partir de un determinado tamaño de las células corticales como en el
con el de los monos inferiores los cerebros lisos empiezan a tener crecimiento de sus axones que han de
llama la atención, por encima “problemas de tráfico”: el trayecto entre encontrar el lugar de destino merced
de la diferencia de tamaño, la lisura de áreas corticales se hace cada vez más a la acción de señales químicas.
la corteza cerebral de éstos. Carecen largo. El plegamiento ofrece la posibili- Algunas enfermedades cerebrales
de circunvoluciones (gyri) y surcos dad de acortar las principales conexio- congénitas cursan con un plegamiento
(sulci). En cambio, corderos, vacas nes y así facilitar las comunicaciones. anormal de la corteza. En el síndrome
y caballos —muy alejados filogené- En el cerebro de un feto humano los de Williams-Beuren falta una porción
ticamente de nosotros— sí tienen un pliegues y surcos se hacen visibles des- mínima del segundo cromosoma 7.
cerebro con abundantes circunvolu- de el quinto mes de gestación. Durante Tal deficiencia comporta que algu-
ciones. el desarrollo embrionario, las futuras nos surcos de la corteza cerebral no
Gracias a los pliegues, la superfi- células corticales emigran desde su lu- adquieran la profundidad normal. Las
cie de nuestra corteza llega incluso gar de origen, junto a los ventrículos, personas afectas tienen problemas en
a los 2000 centímetros cuadrados. hasta su lugar predeterminado de la el pensamiento espacio-visual y a me-
¿Cómo se forman los pliegues? De corteza. No tardarán en asentarse allí nudo, pero no siempre, presentan una
acuerdo con la “hipótesis de la ten- para comenzar a extender sus axones inteligencia inferior a la media. Llama
sión neuronal”, dominante, las áreas hacia otras áreas corticales. la atención su conducta “hipersocial”:
corticales interconectadas por prietas Para una correcta formación de cir- se comportan de forma extraordina-
fibras nerviosas se atraen mutuamente cunvoluciones se requiere la acción riamente amable, en especial frente
y se abomban hacia fuera creando una coordinada de numerosos factores a extraños.
circunvolución. En cambio, las áreas genéticos, químicos y mecánicos.
con pocas interconexiones aparecen Pueden presentarse alteraciones tanto
separadas por surcos. en la formación y en la emigración KATJA GASCHLER

46 Mente y cerebro 24/2007


Pensando en juegos de niños
Una interfaz cerebro-máquina convierte a robots en jugadores

E
n Japón, los adultos recurren a móviles y ordenadores mediante el mentando también con MEG, para ver
veces a una forma ancestral de pensamiento. Tatsuhiko Sekiguchi, de si ésta podría resultar adecuada.
tomar decisiones: el janken, Honda, imagina un analizador cere- Por ahora, los investigadores aspi-
una variante local del conocido juego bral capaz de supervisar los estados ran a acelerar y perfeccionar su téc-
infantil “piedra-papel-tijeras”. Científi- mentales de un conductor y advertir nica de descodificación, con el fin de
cos japoneses han conferido un nuevo si está somnoliento o distraído. detectar la mera intención de formar
giro a esta antigua tradición, creando Los investigadores de ATR-Honda se piedra, papel o tijeras, sin necesidad
una máquina capaz de leer la mente y decidieron por la RMf debido a que, de que el sujeto llegue a materializarla
formar después el “arma” elegida en según Kamitani, proporciona la máxi- con la mano. “Este juego comporta
una mano mecánica. Se trata de un ma precisión entre todas las estrategias diversos aspectos sociales: uno desea
robot controlado por la mente. de lectura del cerebro. “Permite obte- ganar y anticiparse a lo que el otro va
Este proyecto, labor conjunta de ner cortes transversales del cerebro”, a hacer”, explica Kamitani. “Lo que
Advanced Telecommunications Re- afirma. “Con la magnetoencefalografía deseamos es descodificar la intención,
search, con sede en Kioto, y de Honda (MEG) o la electroencefalografía (EEG) más que el movimiento real.” Tal vez
Research Institute de Japón, consiste se obtiene un mapa de los campos mag- dentro de 5 o 10 años, sugiere Tomo-
en una novedosa interfaz “cerebro- néticos o eléctricos sobre el cuero ca- hiko Kawanabe, presidente de Honda,
máquina”. En el procedimiento de belludo, a partir del cual se trata de la interfaz será lo bastante perfecta
ATR-Honda, exhibido en mayo del inferir el origen de las corrientes, pero como para controlar el famoso robot
año pasado, un sujeto introducido en no se puede asegurar el punto concreto. humanoide de Honda, llamado Asimo.
una máquina de resonancia magnética Tampoco es posible obtener (directa- De ser así, seguro que juega al janken
funcional (RMf) forma con la mano mente) un mapa espacial.” La EEG, bastante mal.
la figura “piedra-papel-tijeras” que aunque más rápida, se muestra también
desea. Un algoritmo de aprendizaje más proclive a las interferencias. La
maquinal analiza los datos que la RMf producción de actividad eléctrica de- TIM HORNYAK es autor de Loving the Ma-
proporciona sobre las variaciones de tectable suele exigir un entrenamiento chine: The Art and Science of Japanese Robots.
flujo sanguíneo asociadas a la acti- intensivo del sujeto y formas especiales
vidad neuronal en la corteza motora. de pensamiento. La metodología RMf,
HONDA MOTOR COMPANY

Los datos descodificados se transmi- en cambio, no requiere entrenamiento


ten a la mano robótica, que reproduce previo y se funda únicamente en la
la forma elegida con una demora de actividad cerebral natural.
unos 7 segundos y una precisión del El grupo de Kamitani necesita
85 por ciento de aciertos. identificar actividades mentales más
Aunque esta interfaz cerebro-máqui- complejas para que su interfaz cere-
na pueda evocar fantasías de ejércitos bro-máquina llegue a ser práctica. En
personales de robots controlados por su aspecto ingenieril, el voluminoso
órdenes mentales, la investigación se escáner tendría que ser más peque-
ocupa, fundamentalmente, del recono- ño y ligero, algo así como un casco
cimiento de pautas. “Hemos estado de electrodos. Kamitani especula que,
trabajando en métodos para descodi- mediante el estudio de datos RMf acu-
ficar la actividad cerebral”, explica mulados, podrían desarrollarse equipos
Yukisaku Kamitani, experto en cogni- compactos especializados en determi-
ción de ATR. “Una interfaz cerebro- nadas regiones del cerebro o en ciertas
máquina es sólo una de las muchas tareas mentales. El equipo está experi-
aplicaciones que podría tener la téc-
nica de descodificación. Si, por ejem- NO ES EL SIGNO DE LA PAZ.
plo, pudiéramos descodificar la actitud
La mano mecánica de un robot
de una persona al respecto de cierto
producto, esa información podría ser puede formar “piedra, papel o
útil en mercadotecnia.” La interfaz tijeras” cuando se le suministran
podría conducir también a una especie datos tomados del cerebro de un
de “terminal de información”, añade, jugador que lo está “leyendo” en
que permitiera el manejo de teléfonos una máquina de RMf.

Mente y cerebro 24/2007 47


Entre culturas
La inmigración, con sus circunstancias vitales peculiares,
favorece la aparición de problemas psíquicos. Para mitigarlos,
los terapeutas deben superar barreras lingüísticas y malentendidos culturales

Mila Hanke entornos habituales, por el aislamien- significativos sobre la carga psíquica
to lingüístico y social, así como por de los inmigrantes turcos en la Alema-

‘‘S
iento como si me clava- los conflictos de identidad y de roles nia actual. Uslucan había emigrado,
ran un puñal en la espal- dentro de la propia comunidad. hacía 32 años, de Turquía. En una
da”. La mujer de la sala La salud física y psíquica de los encuesta exhaustiva sobre 357 per-
de consulta se ha bajado inmigrantes no mereció la atención de sonas de origen turco de entre 13 a
el velo hasta las cejas, se retuerce la investigación científica hasta finales 66 años, se propuso medir la magnitud
las manos y mira al médico con una de los setenta del siglo pasado. Se del desconcierto, nostalgia y depre-
mezcla de desconfianza y esperan- daba por sentado que los trabajadores sión social.
za. “¿Dónde le duele exactamente?”, extranjeros contratados sólo se que- La conclusión no admitía reparos.
pregunta el doctor. “En todas partes. darían por un tiempo, para retornar Aunque parte de los encuestados lleva-
Probablemente la vecina me ha echado luego a su país de origen. Pero la ma- ban decenios viviendo en la República
mal de ojo y no llevaba conmigo el yoría se asentó y estableció. Además, Federal, a un 70 por ciento de los
amuleto. ¡Ahora no puede ayudarme se trajeron a sus familias. No hubo voluntarios les parecía infranqueable e
nadie!” más remedio que psicólogos, médicos insegura la comunicación social en el
Cuando médicos o psicoterapeutas y sociólogos abordaran, por fin, las país de acogida. Muchos experimen-
se encuentran con pacientes de otros cargas específicas de ese segmento taban la sensación de no controlar su
ámbitos culturales, no es raro ese tipo de la ciudadanía. propio equilibrio y sus aflicciones. Por
de diálogo. El experto se siente con- En uno de los primeros estudios, otra parte, las mujeres turcas percibían
fuso y desconcertado; el paciente, in- dirigido por Metin Özek, psiquiatra de aún más agobiante su vida cotidiana y
comprendido. Según el país de origen, origen turco, se investigó en 1977 a tendían, mucho más que los varones,
diverge el sentido de enfermedad, la un grupo de 200 trabajadores extran- a desajustes depresivos.
vivencia y expresión del sufrimiento jeros; a su arribada a Alemania, tres A los mismos resultados llegaron
corporal y mental e incluso el trata- meses más tarde y pasados 18 meses. otros estudios. Sin excepción, las in-
miento aconsejable. Al cabo de un trimestre, un 25 por migrantes femeninas, y en especial de
Según los datos de la oficina fede- ciento de los individuos manifesta- países islámicos, sufrían mucho por
ral de estadística, en Alemania viven ban desajustes psíquicos, en especial haber dejado su país. Las mujeres han
unos siete millones de extranjeros, que melancolía y depresión. Transcurrido de superar, junto al estrés peculiar del
representa un nueve por ciento de la año y medio, había un tercio de los inmigrante, los conflictos típicos de
población. Hay que sumar los nacio- probandos con alteraciones mentales, los roles, cuando los valores tradicio-
nalizados, los inmigrantes de origen en su mayoría molestias de naturaleza nales de su país de origen chocan con
alemán de los países del Este y los psicosomática. la cultura liberal de Occidente.
hijos de parejas de dos tradiciones Decenios después, varios estudios Diríase que el tiempo de permanen-
culturales diferentes. Con la inmigra- confirmaron la sobrecarga de estrés y cia transcurrido no influyera apenas en
ción en aumento, debido a la agrupa- la propensión a la enfermedad, bas- la inseguridad. Los inmigrantes que
ción familiar o a la multiplicación de tante más elevadas que en la media viven desde hace tiempo en Alemania
matrimonios interculturales, la cifra de la población. Pese a los diversos
se elevará en los próximos años, una
evolución de la población que reper-
programas de apoyo e integración de
los extranjeros, la adaptación de los 1. ¿UN MUNDO AL REVES?
cutirá en el ejercicio profesional de emigrantes a la cultura alemana sigue Las mujeres provenientes de estados
psiquiatras y psicoterapeutas. siendo problemática. islámicos se encuentran en Europa en
A menudo, los inmigrantes se hallan En la primavera del año 2005, Haci- un ámbito tenso entre una tradición
expuestos a onerosos lastres mentales: Halil Uslucan, de la Universidad de rigurosa y el desenfado difundido en
por la separación de la familia y de los Magdeburgo, publicó unos resultados Occidente.

48 Mente y cerebro 24/2007


TODAS LAS FOTOGRAFIAS DE ESTE ARTICULO: STEFANIE SCHMITT / GEHIRN & GEIST

Mente y cerebro 24/2007


49
no valoran su situación más llevadera plazo sobre las consecuencias de las 2. LA VIDA COTIDIANA EN EL
que los recién llegados. En sus apre- migraciones. EXTRANJERO. El shock cultural
ciaciones intervienen otros factores: Acuse o no la psique del inmigrante desconcierta tan profundamente
sentimiento positivo de autoestima, el cambio cultural, parece innegable
a muchos migrantes, que sufren
formación y educación, convicción la urgencia de un asesoramiento psi-
añoranzas, miedos y depresiones.
religiosa y, por encima de todo, el cológico. Pese a ello, en la praxis
apoyo de amigos y familiares. terapéutica y en las clínicas psiquiátri-
Las conexiones sociales atemperan cas escasean los extranjeros. Durante
la nostalgia y las inclinaciones depre- mucho tiempo se vino admitiendo por habitantes alemanes, la oferta para la
sivas. La tendencia de los inmigrantes médicos y terapeutas que la causa de población de origen turco es de uno
a encerrarse en sus propios círculos esa observación se debía a la barrera por cada 120.000. Así pues, el tiempo
quizá no fuera un error deplorable, psicológica. Al fin y al cabo, la psi- de espera para una atención médica
desde un punto de vista de la salud coterapia como método curativo sería suele ser de entre uno y tres años.”
psicológica, pues, aunque retarda la desconocida en las culturas origina- La legislación para los psicotera-
integración, alivia la situación de los rias, cuando no considerada vergonzo- peutas constituiría otro inconveniente
afectados. Sobre esto, empero, no hay sa. Había que eliminar primero tales de idéntico tenor. Para ejercer como
pruebas contundentes. reservas. psicoterapeuta, los aspirantes o bien
No opina así Yesim Erim, del de- han de tener la nacionalidad alemana
¡Atención, prejuicio! partamento de psicoterapia y psicoso- o bien pertenecer a un estado miembro
Los trabajos confirman un riesgo mática de la Clínica Universitaria de de la Unión Europea. Son casos excep-
alto, en los inmigrantes, de enfer- Essen y médica de origen turco. “El cionales los terapeutas procedentes de
mar corporal y psíquicamente, una principal obstáculo para acudir a un otros ámbitos culturales con los ade-
situación que, por otra parte, no va psicólogo o a un psiquiatra, sostiene, cuados conocimientos lingüísticos.
necesariamente conexa con el fenó- no es la ignorancia o la prevención, Mas, aun cuando los pacientes ha-
meno de la emigración. “La idea de sino la lengua. La psicoterapia se nutre, blen la lengua alemana, no se han
que la inmigración per se (es decir, en última instancia, de que podamos borrado las diferencias culturales, que
al margen de circunstancias familia- comunicar nuestros problemas y senti- dificultan, a veces, un tratamiento efi-
res, condiciones sociales o eventuales mientos. Si se supera esta barrera con caz. Con frecuencia se manifiesta ya
traumatizaciones presentes) provoca unas ofertas terapéuticas en la lengua en el diagnóstico. A los inmigran-
trastornos psiquiátricos no es sosteni- materna, acudirán los inmigrantes.” tes se asocian cuadros de síntomas
ble”, subraya Renate Schepker, cate- Erim aduce el ejemplo de la si- difusos o muy plásticos, verbigracia
drática del Instituto de Psiquiatría de tuación en Renania: “Mientras en el “morbo turco”, que duele desde el
Ravensburg. No se olvide, además, Colonia y su entorno hay un con- talón a la punta de los pelos. Y va-
que carecemos de estudios a largo sultorio psiquiátrico por cada 35.000 le esa imprecisión también para las
alteraciones psíquicas. Solemos ti-
pificar de patológicos determinados
comportamientos o percepciones que
La enfermedad es relativa - El influjo de la cultura en su país de origen no suscitan la
más mínima atención.
De un país a otro divergen a menudo los trastornos psíquicos en cuanto
a síntomas, propagación y objeto:
De dioses y espíritus
Recuérdese el caso con que iniciá-
• Según la cultura, los síntomas de algunas enfermedades acostumbran bamos el artículo. La paciente con
presentarse de forma distinta. Por ejemplo, el contenido de las ideas fijas el “cuchillo en la espalda” procedía
o alucinaciones: el que un paciente con una autoimagen paranoicamente de una aldehuela de la Turquía rural
exagerada se tenga por Jesús, Buda, el emperador o el presidente de la donde sólo había cinco años de esco-
nación, depende inevitablemente del aprecio de esas personalidades en larización obligatoria. La mujer había
las respectivas comunidades. adquirido un conocimiento escaso de
su cuerpo y no había aprendido a des-
• Un trastorno psíquico puede estar muy difundido en una cultura y ser
minoritario en otra. Se hace manifiesto en las fobias sociales. En Japón cribir, con alguna precisión, su dolor.
se presenta un subtipo “Taijin-Kyofusho”. Los afectados padecen un Tiene miedo de haber sido víctima de
miedo enfermizo al contacto humano, pues temen ofender a los otros un “mal de ojo”, una creencia arraiga-
u ocasionarles aflicción. En Europa apenas si se conoce ese fenómeno. da en la cuenca mediterránea. El “mal
de ojo”, expresión malévola de envidia
• Algunas enfermedades aparecen exclusivamente en un determinado en- y celos, desencadena las enfermeda-
torno y se designan, en los manuales psiquiátricos de diagnóstico, como des más dispares: trastornos mentales,
específicas de una cultura; así, el síndrome “Koro”: el pánico masculino dolores corporales, problemas de es-
de que sus genitales pudieran retraerse al interior del bajo vientre.
terilidad y embarazo, enfermedades
infantiles y accidentes de todo tipo.

50 Mente y cerebro 24/2007


Mente y cerebro 24/2007 51
3. EL ANIMO HACE BIEN. A los inmigrantes les resulta especialmente
molesto acudir al psicoterapeuta. Pero cada vez son más los asistentes tenga un diploma. Lo que no entraña,
profesionales que incluyen el trasfondo cultural de sus pacientes en la asistencia en absoluto, falta de inteligencia y
y terapia médicas. capacidad para aprender.
Tras el diagnóstico, les espera a los
terapeutas otro problema. Las formas
Para protegerse contra él, muchos tur- los trastornos específicamente cultura- de tratamiento establecidas en Occi-
cos se cuelgan un mavi boncuk —un les. En él, junto a los síntomas pecu- dente no pueden transferirse sin más
amuleto azul— en el cuello o en el liares, se toman en consideración las a otros ambientes culturales. Hemos
retrovisor del coche. explicaciones idiotípicas de pueblos y de adaptarlas a las peculiaridades del
El origen, curso y sanación de una países sobre dolores y curaciones. inmigrante.
enfermedad se entienden de forma dis- En la praxis terapéutica suelen darse En este punto, desempeñan una fun-
tinta según las culturas. Se asienten de bruces tales buenas intenciones por ción esencial las relaciones interpersona-
en la tradición racional occidental o desconocimiento De entrada habría les. En muchos países del Mediterráneo
se basen en concepciones mágicas, que prestar atención a la historia vital —en concreto en Turquía— las perso-
que hacen responsables a dioses o del paciente. Supongamos que hay un nas se centran mucho en la comunidad,
espíritus del comienzo y remisión de joven en la consulta, de una pobreza otorgan mucho valor a tomar decisio-
los dolores. de expresión notable. Antes de en- nes consensuadas y a estar disponibles.
Tampoco en la clasificación de los juiciarlo, reparemos en que muchos Existe, además, una estricta jerarquía de
trastornos psíquicos se puede dar un inmigrantes turcos han dejado a sus edad y sexo. Actitudes que contrastan
criterio universal. Dónde acaba la hijos en su país al cuidado de familia- con el individualismo, la autonomía y
normalidad y empieza la enferme- res. Pero deben traerlos antes de que el éxito personal que caracterizan el
dad depende, en buena medida, de cumplan los 16 años, porque, según sistema de valores occidental.
las normas sociales. Por eso el manual la ley, a los hijos les está permitido Por tanto, no se pueden aplicar auto-
internacional de diagnóstico ICD-10 entrar sólo hasta esa edad. No es, máticamente a los inmigrantes los ob-
dedica un capítulo, en el apéndice, a pues, sorprendente que el joven no jetivos terapéuticos. En Alemania los

52 Mente y cerebro 24/2007


terapeutas, por lo general, se proponen Estos últimos tenían experiencia tanto porque su estatuto social es muy
contribuir a que el paciente aprenda a con tratamientos en alemán como en superior al de ellos”. Este enfoque
tener una vida de lo más independien- su lengua materna. puede llevar a que atribuyan a los
te. En ocasiones, este empeño puede A pesar de que el número de casos inmigrantes un papel de víctima y ser
dañar a pacientes provenientes de otros analizados es bajo, los resultados de con ellos más permisivos que con los
ámbitos culturales. En el caso de las Gün ofrecen indicios interesantes so- pacientes alemanes.
mujeres turcas, que suelen casarse jó- bre un posible potencial conflictivo. Por fin, las diferencias culturales
venes y vienen después a Alemania Del trabajo se desprende que uno de pueden suponer una fuente de enri-
con la familia del marido, las normas los problemas centrales es el ideal, quecimiento y una oportunidad. Desde
de sus funciones entran en colisión pretendido con frecuencia, de tratar un punto de vista psicoanalítico, los
con las posibilidades de desarrollo de por igual a todos los pacientes. Los te- encuentros con el foráneo sirven de
una sociedad occidental moderna. En rapeutas interrogados resaltaban que, plataformas de proyección útiles para
la facultad de medicina de la Univer- para su tratamiento, sólo era decisivo ambas partes, pues el trato con el di-
sidad Justus Liebig de Giessen, los el diagnóstico fijado, pero no los tras- ferente insta a cuestionarse la propia
estudiantes pueden inscribirse en la fondos culturales, religiosos, étnicos y concepción de los valores.
asignatura optativa “Medicina adap- lingüísticos de los pacientes. Pero lo
tada a los inmigrantes”. mejor es enemigo de lo bueno. Los
afectados vivían el tratamiento iguali- MILA HANKE es psicóloga diplomada.
Una igualdad de trato injusta tario aplicado por los terapeutas como
Con todo, la diversidad cultural al- injusto y se sentían incomprendidos Bibliografía complementaria
berga todavía otros problemas. Los o no tomados en serio. MIGRATION UND SEELISCHE GESUNDHEIT.
ha estudiado Ali Kemal Gün. En su Erim apunta otro problema: “Los H.-J. Assion. Springer; Berlín, 2004.
investigación de grado, entrevistó a terapeutas suelen sentir, frente a los MACHT MIGRATION KRANK? R. Weiss.
cuatro terapeutas alemanes y a cua- pacientes extranjeros, compasión o in- Seismo; Zúrich, 2005.
tro pacientes procedentes de Turquía. cluso sentimientos de culpabilidad,

Mente y cerebro 24/2007 53


La sobrecarga
de la extranjería
Los inmigrantes sufren delirios y otros trastornos psicóticos con frecuencia mayor
que los autóctonos. Por fin, empiezan a investigarse sus causas

Joachim Marschall vergüenza para los responsables de la por abandonar su país, por separar-
protección de datos y una bendición se de la familia y por las inciertas

J
ohn Akello, obligado hace trein- para los científicos, que obtuvieron perspectivas de futuro. Esos lastres
ta años a abandonar su país del por ese medio informaciones valiosas son grandes y persistentes.
este africano, vive amedrenta- sobre la distribución de trastornos psi- Akello tuvo que escapar en los años
do. En cuanto llega a la puerta cóticos entre los inmigrantes. setenta a la Unión Soviética, ante una
de su modesto piso en Mainz empieza La conclusión resultó inapelable. brutal dictadura militar, que era res-
a oír voces. No las entiende, pero adi- En comparación con la población paldada políticamente por su propio
vina de qué hablan. De hacerle daño. de raigambre sueca, los inmigrantes hermano. Aparecieron pronto los pri-
Piensan matarlo. Ha cambiado varias corrían un riesgo alrededor de un 50 meros indicios de la enfermedad: se
veces la cerradura. Pero sigue intran- por ciento más alto de recibir un diag- sentía perseguido por el KGB y temía
quilo. Sus enemigos le envían rayos nóstico médico de “esquizofrenia” o ser sometido a un “lavado de cerebro”.
invisibles, que destruirán su corazón y trastornos emparentados. El contraste Más tarde, solicitó asilo político en
su cerebro. Entra en casa convencido más llamativo se dio con los inmi- Alemania, en donde este doctor en
de que la han registrado. Cree que lo grantes fineses: entre éstos, la tasa de derecho y politólogo vive hoy de la
quieren envenenar poco a poco; por enfermedades era más del doble. asistencia pública, porque su estado de
eso se somete siempre a un análisis de El trabajo de Sundquist confirmó los angustia y delirio le impide trabajar.
sangre cuando visita al médico. resultados de estudios anteriores. Entre Una y otra vez Akello pierde tanto
Pero el problema está en otra parte. los inmigrantes afrocaribeños de Gran el sentido de la realidad, que ha de
John Akello padece esquizofrenia, una Bretaña, los trastornos esquizoides se recibir tratamiento hospitalario.
patología que afecta al uno por ciento presentan con una frecuencia quíntu- Cornelis Laban, del Instituto de In-
de la población mundial, aproximada- ple de la registrada entre los nativos vestigación Psiquiátrica de Beilen, es-
mente. No se reparte por igual, sino británicos. En los Países Bajos, están tudió la influencia del factor estresante
que ciertos grupos de población corren especialmente expuestos los provenien- “emigración” en la salud mental. En el
un riesgo mayor; así, quienes viven tes de la antigua colonia de Surinam, año 2004 entrevistó a 300 refugiados
en grandes ciudades, las personas con así como los inmigrantes marroquíes. de Irak, que habían solicitado asilo
ingresos bajos y, según investigacio- En Dinamarca, los inmigrantes tienen, en los Países Bajos, una acción bu-
nes recientes, los emigrantes. A ese por lo general, un alto riesgo de sufrir rocrática que puede demorarse varios
resultado llegan Kristina Sundquist y trastornos psicóticos, vengan de Groen- años. Laban quería saber si la duración
sus colegas, del Instituto Karolinska landia o de Africa. Los propios hijos de esa situación insegura perjudicaba
de Estocolmo, que a principios de de daneses emigrados, que volvían en psíquicamente a los afectados. Empezó
2006 presentaron los resultados de su madurez a la tierra de sus padres, por dividir a los refugiados entrevis-
un vasto estudio epidemiológico. sufrían esquizofrenia con más frecuen- tados en dos grupos. En uno, colocó
En Suecia, los investigadores habían cia. De Alemania, país de inmigrantes a los solicitantes de asilo que hacía
seguido de cerca, durante ocho años, a por antonomasia, no hay datos. menos de seis meses que vivían en
más de dos millones de personas. De los Países Bajos; en el otro, a los que
esa cifra, la cuarta parte tenía antece- Estrés psíquico persistente llevaban dos o más años esperando su
dentes migratorios. Se sirvieron de un Nadie pone en duda ya que las so- permiso de residencia.
número de identificación personal vi- brecargas emocionales de enfermeda- Ambos grupos adolecían, con pareja
talicio, con el que se identificaba cada des esquizoides encubiertas, por un frecuencia, de un trastorno de sobrecar-
uno, lo mismo en el padrón municipal lado, y la emigración, por otro, se ga postraumática [véase “Superación
que en el Ministerio de Sanidad, una hallan vinculadas a un fuerte estrés, de experiencias traumáticas”, por Gün-

54 Mente y cerebro 24/2007


1. EL MIEDO COME EL ANIMO.
Muchos emigrantes viven aislados en
medio de su nuevo entorno social y en
condiciones inseguras. No todos resisten
esta presión.

TODAS LAS FOTOGRAFIAS DE ESTE ARTICULO: STEFANIE SCHMITT / GEHIRN & GEIST

ther H. Seidler y Stefanie Reinberger; citud de asilo y por su largo período Con todo, las enfermedades psíqui-
MENTE Y CEREBRO, n.o 14]. En las de desempleo. Muchos continuaban in- cas menudean más entre los inmigran-
demás enfermedades psíquicas, los quietos por la suerte de su familia en tes voluntarios que entre la población
aspirantes que llevaban largo tiempo Irak. Estos temores eran muy frecuen- general, según se desprende del trabajo
esperando se hallaban en desventaja. tes en el grupo de inmigrantes con más de Kristina Sundquist y de otros es-
Casi un 66 por ciento de ellos padecía de dos años en los Países Bajos. tudios. La razón pudiera estribar en
una enfermedad psíquica; entre los ira- Parecía, pues, que los solicitantes de que el peso principal no sean tanto
quíes recién llegados, por el contrario, asilo no se acostumbraban con el tiempo los acontecimientos antes y durante
era sólo del 42 por ciento. Sobre todo, a su destino, sino que, por el contrario, la emigración cuanto las dificultades
depresiones, ansiedades y dolores psi- se desanimaban cada vez más profun- de asentarse en la nueva cultura. Lo
cosomáticos (molestias sentidas en el damente. Con lo que, posiblemente, su avala el alto riesgo de enfermar, que
cuerpo, aunque de origen mental) eran situación es más dramática que la de afecta no sólo a los inmigrantes de la
algo más frecuentes en los inmigrantes los trabajadores turcos en Alemania: primera generación, sino también a sus
de larga duración. El tiempo trans- tampoco entre éstos el tiempo cura to- hijos, nacidos en la nueva patria.
currido ejercía, desde un punto de vista das las heridas, pero al menos tampoco A ese resultado llegó una evalua-
estadístico, un influjo incluso mayor en empeora su estado de ánimo. ción de los estudios publicados hasta
la tasa de enfermedad que el número y la fecha sobre la esquizofrenia entre
gravedad de los duros acontecimientos Depende de las circunstancias inmigrantes, dirigido por Elizabeth
vitales, que sufrieron los que pedían Los iraquíes estudiados por Laban o Cantor-Graae, de la Universidad de
asilo antes de su huida. John Akello representan el tipo de Lund, y Jean-Paul Selten, de la Uni-
Laban volvió a evaluar, en 2005, los inmigrantes para los que las circuns- versidad de Utrecht. Según parece,
datos de los inmigrantes iraquíes para tancias de la emigración debieron de hasta los emigrantes de segunda ge-
descubrir con algo más de precisión haber sido especialmente odiosas. Es neración corren un peligro alto. Para
qué problemas habían de afrontar los mucho más frecuente que las personas la generación de los padres, el riesgo
refugiados en el extranjero. Los que se desplacen voluntariamente a otro de esquizofrenia era de 2,7 veces el
padecían enfermedades psíquicas se país, porque esperan encontrar en él de la media de población; este factor
preocupaban, sobre todo, de su soli- trabajo y bienestar. se elevaba a 4,5 para sus descendien-

Mente y cerebro 24/2007 55


trabajo de Saffron Karlsen y James
Nazroo, del Colegio Universitario de
Londres. También en Gran Bretaña las
discriminaciones aumentaban el riesgo
de trastornos paranoides.
Sin embargo, no sólo las ideas fijas
y manías configuran una esquizofre-
nia. En su patología se inscriben tam-
bién las alucinaciones, en particular
en forma de voces interiores. Estos
otros rasgos no guardan correlación,
según la investigación de van Os, con
el grado de discriminación. Por eso,
Cantor-Graae y Selten buscan una
explicación de la frecuencia despro-
porcionada del diagnóstico “esqui-
zofrenia” entre los inmigrantes, muy
superior al de “manía”.
Se ha buscado un modelo animal en
busca de una razón. Se trata de una
aplicación del concepto de “derrota
social” (Social Defeat), investigado
sobre ratas. Se introduce un macho
pequeño en la jaula de un congénere
2. EL ENEMIGO, DENTRO. agresivo más vigoroso y se espera
Los inmigrantes de piel oscura En 2003, Jim van Os, catedrático hasta el sometimiento del débil; ese
desarrollan frecuentemente trastornos de psiquiatría y neuropsicología en la intervalo dura unos 30 segundos es-
esquizofrénicos, quizá porque están Universidad de Maastricht, estudió la casos. En 1996, Klaus Miczek descu-
más discriminados. conexión entre discriminación y esqui- brió que el equilibrio de las sustancias
zofrenia. A la irrupción de la enferme- mensajeras se alteraba en el cerebro
dad le suelen preceder ciertos sínto- de los animales sometidos.
tes, nacidos y crecidos en el país de mas psicóticos; así, la sensación de ser En los ratones, que debían subordi-
acogida. perseguido o espiado. La experiencia narse socialmente repetidas veces, se
Algo similar comprobó Sundquist, continuada de un aislamiento social incrementaba la distribución del neu-
cuando cribó sus resultados con los favorece esas ideas delirantes. Para rotransmisor dopamina en un 60 por
hijos de inmigrantes. Ni siquiera los comprobarlo, Van Os encuestó a más ciento; y, por cierto, en el sistema meso-
niños con uno de los padres sueco se de 5000 holandeses, seleccionados al cortical. En esta región se presume una
hallaban exentos. ¿Podría hallarse la azar (por tanto, no sólo inmigrantes), hiperactividad de dopamina también en
causa del mal en una discriminación varias veces a lo largo de tres años. En los que sufren esquizofrenia.
sufrida en la nueva residencia? En la primera tanda debieron indicar si se La dopamina, componente del “sis-
ese contexto se entendería por qué habían sentido postergados en alguna tema de recompensa” del cerebro,
los inmigrantes de piel oscura en los ocasión, fuera por el color de la piel, es competente en la motivación. Las
países nórdicos sufren con particular sexo, orientación sexual o pertenecer perspectivas de éxito disparan el nivel
intensidad estos problemas. a una minoría étnica. de dopamina. Aunque la investigación
Según el trabajo de Cantor-Graae y Las rondas siguientes pusieron sobre reciente acaba de demostrar que el
Selten, sobre los inmigrantes de Africa el tapete un fenómeno sorprendente. estrés puede aumentar la distribución
y del Caribe se cierne un peligro de Cuanto más había hablado con alguien del neurotransmisor.
enfermar el doble del que amenaza a de discriminación en la primera visita,
sus compañeros de destino, aunque la tanto más probable era que, tres años La comunicación social alivia
esquizofrenia no es más frecuente en después, manifestara manías e ideas La dopamina altera la percepción de
sus países que en cualquier otra parte. fijas en una entrevista hospitalaria; del los estímulos si se da en exceso en de-
Los resultados suecos encajan en esta tipo de manía persecutoria o similares. terminadas regiones cerebrales. Y así,
teoría. Lo que no empece que los in- En opinión de van Os, la discrimina- informaciones carentes de relevancia,
migrantes fineses constituyan el grupo ción, subjetivamente percibida, puede que en condiciones normales se des-
más discriminado de los inmigrados acuñar patrones mentales desagrada- vanecerían, penetran reforzadas en la
en Suecia. Sundquist lo atribuye a bles, que, en casos extremos, llevan a conciencia. Los enfermos psicóticos
su reticencia a aprender el idioma, una pérdida de la realidad hasta rozar padecen, pues, una suerte de desbor-
amén de desempeñar trabajos poco la manía ilusoria. A una conclusión damiento de señales, que les aboca a
apreciados. parecida se llegó un año antes en un síntomas maníacos.

56 Mente y cerebro 24/2007


Cantor-Graae y Selten trasladaron
el paradigma de la “derrota social” al
estrés habitual de los humanos. En la
sociedad moderna acostumbran pre-
sentarse situaciones que se asemejan
a la sumisión en el reino animal: un
puesto subordinado en el trabajo o en
la formación profesional. Recientes
experimentos sobre animales muestran
que la reacción de alarma del sistema
dopamina es menor si los ratones so-
metidos han de volver, tras la batalla
perdida, a su grupo familiar y amigo.
Cantor-Graae y Selten ven aquí un
paralelismo con los humanos. Es ver-
dad que el comportamiento social de
nuestra especie es incomparablemente mexicanos, altos valores de depresión. en estados depresivos por culpa de una
más complejo, pero también entre no- Las cifras guardaban estrecha correla- tensión persistente.
sotros un respaldo social atempera el ción con el nivel de adaptación cultural: Existe el riesgo cierto de subestimar
efecto estrés. quien hablaba un buen inglés y mani- la verdadera cuota de enfermedad de
La predisposición de los inmigrantes festaba una conducta social estadouni- los inmigrantes, porque los trastornos
a trastornos esquizofrénicos es menor dense no estaba más afectado que los psíquicos se expresan de forma dis-
en distritos donde viven en mayoría probandos autóctonos. tinta según la cultura del interesado.
o donde existe una intensa cohesión El éxito en el nuevo país evita tam- Los chinos, por citar un ejemplo, no
social entre ellos. Con todo, Cantor- bién la caída en la depresión. Eleanor hablan de su “depresión”, sino de sín-
Graae y Selten reconocen que faltan Murphy, de la Universidad de Colum- tomas corporales como sensaciones de
estudios que confirmen la liberación de bia, y Ramaswami Mahalingam, de la vértigo. De lo que no cabe duda es
dopamina debido a “derrota social”. Universidad de Michigan, publicaron que el factor de riesgo “emigración”
Eberhard Fuchs, del Centro alemán en 2006 los resultados de un trabajo debería incluirse en el diagnóstico.
de primates adscrito a la Universi- sobre los inmigrantes caribes en la
dad de Göttingen, parte del modelo ciudad de Nueva York. Además de su
“derrota social” para investigar otro estado de ánimo, les interesaba cómo JOACHIM MARSCHALL es psicólogo.
trastorno, la depresión. Aparece cuan- concordaba su actual situación con las
do los dos animales del experimento expectativas antes de la emigración Bibliografía complementaria
han de soportar determinada forma en cuanto a trabajo, amigos y otros ACCULTURATION AND THE PREVALENCE
de estrés. Sentados en la jaula, les contactos sociales. Las expectativas OF DEPRESSION IN OLDER MEXICAN AMERI-
separa una rejilla, que se abre a in- frustradas resultaron después un factor CANS: BASELINE RESULTS OF THE SACRA-
tervalos imprevisibles. Pasado cierto decisivo en la salud mental de los vo- MENTO AREA LATINO STUDY OF AGING.

tiempo, el macho más débil revela luntarios. Si no se cumplían las espe- H. M. González, M. N. Haan, L. Hinton
signos externos de una insania: falta ranzas de situación laboral, financiera en Journal of the American Geriatrics Society,
vol. 49, págs. 948-953; 2001.
de iniciativa, trastornos del sueño, o sanitaria, los inmigrantes tendían a
pérdida de peso. ¿Es que la obligada la depresión. Pero si su fracaso con- AGENCY AND STRUCTURE: THE IMPACT
sumisión social provoca esquizofre- cernía a las relaciones sentimentales, OF ETHNIC IDENTITY AND RACISM ON THE

nia y depresión? Recuerda Fuchs que familiares, políticas o espirituales en HEALTH OF ETHNIC MINORITY PEOPLE.
S. Karlsen, J. Y. Nazroo en Sociology of
sólo los antidepresivos surten efecto los Estados Unidos, raras veces desem-
Health and Illness, vol. 24, n.o 1, págs. 1-20;
contra el estrés de “derrota social”; bocaba en trastornos psíquicos. 2002.
la experiencia persistente de sentirse Las pretensiones frustradas condu-
inferior llevaría a trastornos del estado cen a menudo, justifican Murphy y DISCRIMINATION AND DELUSIONAL IDEA-
TION. J. Van Os en British Journal of Psy-
emocional. En casos de psicosis como Mahalingam, a una actitud básica nega-
chiatry, vol. 182, págs. 71-76; 2003.
la esquizofrenia actuarían, por tanto, tiva, que, desde un punto de vista tera-
otros mecanismos. péutico, caracteriza a una depresión. Si SCHIZOPHRENIA AND MIGRATION: A
los pensamientos giran sólo alrededor META-ANALYSIS AND REVIEW. E. Cantor-
Riesgo: falsas esperanzas Graae, J.-P. Selten en American Journal of
de las oportunidades desaprovechadas,
Psychiatry, vol. 162, págs. 12-24; 2005.
En cualquier caso, una buena o mala puede desembocar en un episodio de-
integración repercute en la salud psíqui- presivo. Además, la insatisfacción en INCIDENCE OF SCHIZOPHRENIA OR OTHER
ca de los emigrantes. El equipo dirigido el trabajo y la salud comporta estrés PSYCHOSES IN FIRST AND SECOND-GENERA-
TION IMMIGRANTS. T. Saraiva Leâo et al.
por M. González, del instituto de salud psíquico. Lo mismo que sucedía con
en The Journal of Nervous and Mental Disease,
pública de la Universidad de Michigan la esquizofrenia, los temperamentos
vol. 194, págs. 27-33; 2006.
en Ann Arbor, halló, entre inmigrantes sensibles corren el peligro de hundirse

Mente y cerebro 24/2007 57


Psicología
de la cooperación
Acarrear una caja entre dos, remar acompasadamente o bailar un tango...
para que todas estas actividades resulten, las personas tienen que coordinarse entre sí
con una rapidez de segundos. ¿Por qué actuamos y pensamos conjuntamente?

Natalie Sebanz yen fenómenos triviales; no es nada “verde”, el otro tiende de inmedia-
sencillo que dos o más sujetos acuer- to a aceptar esa denominación. Con

M
aría Nieves y Juan Car- den pensamientos y actos con tamaña ello, acelera el acuerdo; en efecto, el
los Copes comparten sintonía. turquesa se encuentra entre el azul y
una pasión: el tango Algunas veces esta coordinación se el verde y permite, por ende, varias
argentino. Desde hace ve facilitada por los conocimientos designaciones. Aunque también da pie
40 años forman una de las parejas previos y las normas sociales. Su- a malentendidos. En general, tende-
más internacionales. Para abarcar la pongamos que el lector tiene que en- mos a adaptarnos al otro empleando
gama completa de aspectos de este contrarse mañana en París con otra sus palabras y sus modismos.
baile, tal y como consigue hacer con persona que le es totalmente desco- ¿Qué acontece en las situaciones en
María, necesitaría contar con cuatro nocida. Aparte de la cita “mañana en las que no se dispone de la mediación
parejas distintas, afirmó Juan Carlos París”, no sabe nada más. En tales del lenguaje? Cuando se trata de una
en cierta ocasión. ¿Cómo logran tan casos acostumbramos orientarnos, en coordinación rápida, como es el caso
precisa coordinación mutua? ¿Por qué el tiempo y en el espacio, buscando de la pareja de tango, se tardaría de-
la armonía fluye en ellos de una ma- referentes conspicuos. Para reforzar masiado tiempo en comunicar al otro
nera impensable en el resto? la probabilidad del encuentro, nos lo que queremos que haga. De ahí la
Quienquiera que se haya lanzado dirigiríamos a la torre Eiffel, no a atención creciente prestada por los in-
a la pista, conoce bien cuánto cues- un callejón cualquiera. Nos presen- vestigadores a la coordinación no ver-
ta concordar el movimiento propio taríamos a las 12 del mediodía, no bal y los mecanismos subyacentes.
con el ajeno. No sólo hay que ajustar a las cuatro y diez de la tarde, con Las personas podemos reconocer
pasos, sino que cuando uno avanza, la esperanza de que el otro hiciera de inmediato hacia dónde se dirige
el otro debe retroceder en la misma lo mismo. la atención de otro y encauzar hacia
medida. Y de manera simultánea. lo mismo la nuestra propia. Esta ca-
Esos y otros problemas de coordi- La sintonización turquesa pacidad de “atención compartida” se
nación constituyen ahora objeto de Las bases para el actuar en común se desarrolla muy pronto. Mucho antes
investigación en diversos proyectos so- construyen a menudo a la par que se de cumplir el primer año de vida, los
bre la acción acompasada. No se trata va estableciendo la interacción. Si- bebés pueden secundar la mirada de
de analizar sólo la que obtiene altos mon Garrod y Martin Pickering, de otra persona. Entre el año y el año
rendimientos, como el de la pareja la Universidad de Edimburgo, han y medio, el niño se percata de que
de tango que forman Nieves y Copes, investigado el papel del lenguaje la persona que mira el mismo objeto
sino también la que opera sin cesar como instrumento de coordinación. está viendo en ese momento el mismo
en las tareas cotidianas. Ponemos con- Comprobaron que los sujetos se po- objeto que él.
juntamente la mesa, llevamos juntos nían presta e inconscientemente de La importancia que reviste la
un paquete pesado o conducimos a acuerdo sobre conceptos comunes, atención compartida para la acción
través del tráfico denso de las gran- adaptándose verbalmente uno a otro, coordinada se patentiza en el estu-
des ciudades. Como reconoció Floyd con el fin de facilitarse la tarea. Si dio realizado por Herbert Clark, de la
Henry Allport, de la Universidad de dos sujetos hablan sobre una bufanda Universidad de Stanford, y Meredyth
Harvard, hace más de 80 años, estas de color turquesa y uno de los dos Krych, de la estatal de Montclair en
cooperaciones cotidianas no constitu- interlocutores califica la prenda de Nueva Jersey. Asignaron por tarea a

58 Mente y cerebro 24/2007


TODAS LAS ILUSTRACIONES DE ESTE ARTICULO: UTE KNEISEL / GEHIRN & GEIST
1. MEJOR CON CONTACTO VISUAL. Uno da las órdenes, el otro coloca las
dos voluntarios la construcción de un piezas. La tarea resulta fácil si ambos constructores se ven entre sí. Empiezan las
objeto con piezas de lego. Uno de dificultades en cuanto se dan la espalda.
los probandos, que representaba el
papel de “jefe”, se encargaba de darle
al otro las instrucciones de acuerdo Esa vinculación entre observación ban más débilmente. De ello se infería
con el proyecto de edificación prees- y realización se apreció primero en que existía tanta mayor resonancia en
tablecido. macacos. Las “neuronas espejo” de la el sistema motor cuanto mayor era el
El estudio mostró que la pareja tra- corteza premotora y parietal se activan parecido entre las acciones del obser-
bajaba con mayor seguridad cuando cuando el simio ejecuta una acción y, vador y del observado.
el jefe y el constructor hablaban y se también, cuando el animal observa a Lo que nos lleva a una predicción
veían. Si les separaba una mampara, quien acomete la acción en cuestión. interesante: la persona con quien yo
la coordinación se debilitaba. La aten- Se demostró luego que en el cerebro me puedo coordinar mejor es... con-
ción compartida nos posibilita, por humano se excitan determinadas áreas migo mismo. Así quedó de manifiesto
tanto, “tener a la vista” —en sentido durante la acción propia y durante la en cierto estudio donde los pianistas
literal y figurado— los mismos obje- observación del desarrollo de la mis- debían tocar un duetto, solos o en
tos al mismo tiempo. Y, de ese modo, ma en otros. Beatriz Calvo Merino, compañía. Peter Keller, del Instituto
podemos predecir qué hará nuestro junto con sus compañeros del Colegio Max Planck de Ciencias de la Cog-
interlocutor. Universitario londinense, proyectó a nición y Neurociencias en Leipzig,
Basta a menudo una rápida mirada a bailarines de ballet y capoeira pelícu- Günther Knoblich, de la Universidad
lo que está haciendo el otro para reco- las que escenificaban piezas de ballet Rutgers de Newark, y Bruno Repp, de
nocer cuál es el objetivo que persigue y capoeira. En todos los bailarines los laboratorios Haskins en New Ha-
y cómo terminará, presumiblemente, que vieron las películas se activaron ven, expusieron a virtuosos del piano
esa acción que contemplamos. La in- áreas cerebrales que sólo entraban en a grabaciones en las que se oía sólo
vestigación neurofisiológica ha sacado acción cuando ellos mismos bailaban. una parte de un duetto.
a la luz la existencia de una estrecha En concreto, se intensificaba la acti-
relación entre la percepción del actuar vidad cerebral cuando los bailarines En consonancia consigo mismo
ajeno y la planificación y el control observaban piezas de su propio re- Esa parte única del duetto podía pro-
del actuar propio. Una relación que pertorio. Pero si un bailarín de ballet ceder de la ejecución del pianista o
nos ayuda a entender, y predecir, la veía una película con movimientos de de la intervención de otro. El músico
acción del otro. capoeira, sus células grises reacciona- tenía ahora que tocar la segunda parte

Mente y cerebro 24/2007 59


mientras transcurría la grabación. Se ¿Carece de sentido esa mímesis? La exigencia de entender y predecir
evidenció así que todos los pianistas En absoluto. La imitación espontánea la acción de los demás quizá fuera
encontraban con mayor soltura las sirve de “aglutinante social”, pues obligada para nuestra supervivencia.
notas que debían pulsar simultánea- fomenta la simpatía y un sentimiento Pudiera ahí radicar la causa de que
mente con la cinta cuando tocaban de pertenencia común. Los estudios estemos programados para no dejar
solos el duetto. Consigo mismo, la realizados por Tanya Chartrand y a nadie fuera de nuestro campo de
coordinación funciona mejor. sus colaboradores de la Universidad atención. En una serie de estudios
La relación directa entre percepción Duke en Carolina del Norte han mos- que he realizado, conjuntamente con
y actuación permite explicar por qué al- trado que las personas encontramos Günther Knoblich y Wolfgang Prinz,
gunas veces imitamos inadvertidamente más simpático al interlocutor que en el Instituto Max Planck de Ciencias
las acciones, las posturas corporales durante la conversación imita fre- Cognitivas y Neurociencias en Mú-
o las expresiones faciales de nuestros cuentemente nuestros movimientos nich, pusimos de manifiesto el fenó-
interlocutores. Sucede en el bar, don- que a quien se muestra más inde- meno siguiente: cuando dos personas
de bebemos de nuestro vaso cuando pendiente. toman a su cargo diferentes partes de
nuestro interlocutor acaba de tomar un Chartrand ha observado, además, una tarea, atienden al quehacer del
trago del suyo; si estamos sentados, que los sujetos intensifican su imita- otro, aun cuando dicha consideración
cruzamos las piernas después de que ción de los otros cuando se sienten dificulte sus propias acciones.
el otro lo haya hecho. Este fenómeno socialmente marginados en las tareas En el ensayo que preparamos, un
de imitación espontánea se debe a pro- grupales, con el fin presumible de re- voluntario veía en la pantalla del or-
gramas de actuación cerebrales, cuya cuperar la simpatía hacia ellos perdi- denador, una tras otra, imágenes de
activación se desata con la observación da. Resulta evidente que la resonancia una mano que unas veces señalaba
de determinadas situaciones y con in- entre las actuaciones advertidas y las hacia la izquierda y otras hacia la
tensidad tal, que los movimientos se propias determina nuestro grado de derecha. El dedo índice de la mano
realizan de forma automática. consonancia con los otros. portaba un anillo, ora rojo ora verde.
El sujeto debía apretar con su mano
derecha un botón colocado a su diestra
2. EN ARMONIA CONSIGO MISMO. Un pianista toca mejor un duetto cuando el color del anillo era verde y
cuando se acompaña a sí mismo.

60 Mente y cerebro 24/2007


3. SIEMPRE PRIMA EL ACUERDO. ¿Turquesa o verde? Cuando uno de los
con la izquierda otro botón situado a interlocutores determina el tipo de color, el otro tiende a admitirlo también
su izquierda si aparecía el anillo rojo de forma espontánea.
en el índice.
Por convención, el voluntario debía
ignorar la dirección en la que señala- y el de la derecha tenía a su vez el otro, es uno el que debe reaccionar
ba el dedo virtual. Pese a lo cual, la papel que en aquél desempeñaba la al color. De ahí la demora en la res-
mayoría de los probandos se dejaron mano derecha. puesta.
influir por ella. Si, por ejemplo, la Del segundo experimento se infe- En resumen, dos personas que se
mano con un anillo verde —en cuyo ría que la dirección indicada por la encargan de sendas partes de una tarea
caso el sujeto debía apretar el botón mano influía en los voluntarios. Am- se comportan a la manera de un solo
de la derecha— señalaba hacia la iz- bos reaccionaban con celeridad mayor individuo que se ocupara de las dos
quierda, se ralentizaba su reacción. cuando la mano señalaba en su misma partes a la vez. La pareja viene a ser
dirección que cuando indicaba la del como las dos manos de un mismo
“Yo pienso en ti” otro. Pero si los voluntarios realiza- sujeto. Este resultado nos llevó a la
Posteriormente realizamos este expe- ban esta misma tarea solos —en cuyo cuestión sobre la posibilidad de perder
rimento con dos personas sentadas caso debían reaccionar ante el rojo o nuestra capacidad para la cooperación
juntas y mirando la misma pantalla. el verde, respectivamente— entonces intuitiva en el caso de enfermedades
Cada una tenía a su disposición un ese efecto no se producía. neurológicas. Los autistas, por ejem-
solo botón. El voluntario situado a la Resultaba palmario que, en el ejer- plo, a menudo no pueden deducir qué
derecha debía reaccionar únicamente cicio compartido, las personas tenían es lo que piensa y siente el otro en
ante el anillo verde, apretando su bo- en cuenta no sólo sus propias instruc- una determinada situación; es decir,
tón cuando aparecía en la pantalla; en ciones, sino también la posibilidad de tienen problemas para atribuir estados
cambio, al voluntario de la izquierda actuación del compañero. Cuando la mentales a sus semejantes. ¿Repercute
le cumplía reaccionar en presencia mano señalaba al otro, se activaba ello en su competencia para incluir la
del anillo rojo, apretando a su vez el en uno automáticamente una repre- actuación de los otros en su propia
botón correspondiente. El voluntario sentación mental concerniente a la conducta?
de la izquierda asumía por tanto el actuación del compañero. Transcurre En colaboración con Luitgard
papel de la mano izquierda en el ex- un intervalo hasta que se percata de Stumpf, del Centro de Integración de
perimento anterior de una sola persona que, no obstante la mano señalar al Personas Autistas de Múnich, hemos

Mente y cerebro 24/2007 61


4. INTUIMOS LA FORMA DE ACTUAR. Las personas con brazos largos
alzan una caja automáticamente de otra manera cuando al otro lado de ella pecífico (el llamado NoGo-P3), que es
se encuentra un compañero de brazos cortos. una medida del proceso de inhibición
que reprime una actuación.
El componente NoGo-P3 surge,
investigado si los autistas adultos de relación automática entre percepción y por ejemplo, cuando el voluntario
inteligencia normal toman en conside- actuación surgiera en una fase tempra- encargado de los anillos rojos en las
ración la tarea de otra persona cuando na de la evolución, incluso antes de tareas por parejas ve un anillo verde
su propia tarea no lo exige en abso- que las personas aprendieran a inferir (lo que significa que no puede apretar
luto. Para investigarlo, realizamos con los pensamientos ajenos. su botón). Como es evidente, en las
ellos el “experimento del anillo”. tareas compartidas se requiere más
Para nuestra sorpresa, los volunta- Prohibido imitar inhibición que en los experimentos
rios autistas se comportaron exacta- En estudios posteriores llevados a individuales, a fin de que cada persona
mente igual que los voluntarios sin ese cabo con voluntarios sanos comproba- reaccione en el momento adecuado.
trastorno. La misma tarea condujo a mos que las personas tenían en cuenta Nuestra inclinación a completar ac-
distintos modelos de reacción, según la parte del otro, cualquiera que fue- tuaciones previstas u observadas es
la acometieran solos o en compañía. ra el tipo de tarea encomendada. En tan intensa, que debe ser reprimida
Cabe, pues, inferir que las relacio- otras palabras: el “efecto integración” cuando la situación así lo requiere.
nes fundamentales entre percepción descrito no se producía sólo cuando Sólo la inhibición de la tendencia a
y actuación, sobre las que descansa había que decidir sobre unas manos la actuación posibilita quizá la acción
la interacción social, se encuentran que aparecían en un apantalla. conjunta, puesto que se trata de la úni-
intactas en los autistas, a pesar de Se requiere, en las tareas efectuadas ca que permite la interacción efectiva
cuán difícil les resulte deducir los a dúo, que el compañero realice el de los dos compañeros. Esta capacidad
pensamientos de los otros. esfuerzo adicional de no reaccionar desempeña un papel importante. No
En investigaciones ulteriores habrá cuando le corresponde al otro. Esa sólo en la conversación. Nuestros ex-
que demostrar si los autistas ejecutan observación apareció resaltada en las perimentos sobre anillos indican que
también igualmente actuaciones con- mediciones electroencefalográficas en las acciones cotidianas no verbales
juntas que requieren un alto grado de efectuadas mientras los sujetos rea- tienen lugar determinados procesos
coordinación. Esto significaría que no lizaban las tareas con los anillos rojos neuronales mediante los cuales conce-
necesitamos atribuir a nuestros se- y verdes, se hallaran solos o en com- demos la preferencia a los otros.
mejantes ningún estado mental para pañía. Se puso de manifiesto entonces Resulta decisiva en muchas cir-
actuar juntos. Es muy posible que la un componente electrofisiológico es- cunstancias la coordinación temporal.

62 Mente y cerebro 24/2007


Lo mismo para bailar un tango, que ción de las situaciones y de los ob- compañero de los brazos cortos le
para remar en equipo o ejecutar un jetos. Se conoce desde hace mucho resultaba difícil levantar los listones
duetto al piano, el reto consiste en tiempo que lo percibido actúa sobre por sí solo. En breve, la actuación
coordinarse entre ambos, en la sin- nosotros de un modo u otro según lo en común cambia la percepción de
cronización cabal. Este ajuste no se que pensemos hacer y los recursos las acciones que son todavía reali-
puede conseguir reaccionando uno a de que disponemos. Según demostró zables.
las acciones del otro. Una piragua en Dennis R. Proffitt, de la Universi- Abundando en esa línea, el peso de
la que los remeros, antes de dar sus dad de Virginia en Charlottesville, una caja nos parece diferente según
respectivos golpes, uno esperara a ver un monte nos parece más escarpado tengamos que levantarla solos o en
qué es lo que hace el otro, no avan- cuando estamos cargando con una colaboración. A este respecto reali-
zaría, sino que giraría en círculo. mochila pesada. Algo, por lo demás, cé un ensayo en colaboración con
Scott Jordan, de la Universidad que le resulta familiar a cualquier ex- Maggie Schiffrar, en la Universidad
estatal de Illinois, y Günther Kno- cursionista. La colaboración con otra Rutgers. Los voluntarios tenían que
blich han investigado cómo podemos persona puede ejercer una influencia valorar el peso de cajas transparen-
aprender tal coordinación. Los volun- semejante, según demostraron, por vía tes de patatas en cantidades varia-
tarios que participaron en el ensayo experimental, el grupo encabezado por bles, aunque siempre grandes. Si la
efectuaban una tarea en solitario y en Michael J. Richardson, del Colegio persona creía que iba a levantar la
compañía. La tarea, realizada sobre Colby en Waterville. caja con otro participante, estimaba
una pantalla de ordenador, consis- siempre que el peso de la caja era
tía en mantener un círculo sobre un Nos encontramos menor que cuando pensaba que tenía
punto que se movía de un lado para en el punto medio que levantarla él solo. Las personas
otro a lo largo de una línea horizon- En su estudio se situaban dos volun- en grupo, por tanto, infravaloraban el
tal. Apretando un botón, el círculo tarios al lado de una cinta transporta- peso sistemáticamente, mientras que si
se aceleraba; apretando el otro, se dora, que trasladaba listones de ma- actuaban solas acertaban mucho más
retardaba. En los equipos de a dos, dera de diferentes longitudes. Los dos con el peso real.
una persona se encargaba de acelerar voluntarios debían agarrar las piezas De todo lo aquí expuesto podemos
y la otra de frenar, algo así como si alternativamente de la cinta, ponien- deducir que el actuar en común tie-
se condujera entre dos personas un do la mano derecha en un extremo ne raíces profundas en nuestra forma
coche con cambio automático. del listón y la izquierda en el otro. de percibir y en nuestros procesos
Al principio, el rendimiento de la Al principio los listones eran cortos, cognitivos inconscientes. En muchos
pareja era peor que el rendimiento pero iban aumentando de longitud, casos, la cooperación no es un ejer-
individual, es decir, si uno mismo hasta que llegaba un momento en cicio social obligatorio hacia el que
frenaba y aceleraba. Pero, tras algún que eran tan largos que la enverga- se nos debe animar; se trata, lisa y
ejercicio, los resultados del dúo se dura de los voluntarios no alcanzaba llanamente, de algo que no podemos
acercaban al nivel alcanzado por los ya para levantar los listones por una dejar de hacer.
sujetos solos. La pareja aprende a sola persona. Cuando esto se producía
coordinarse como si fueran un solo tenían que agarrarlos entre los dos,
individuo. aunque utilizando siempre una mano NATALIE SEBANZ es psicóloga cognitiva
Además, esta coordinación sólo sa- cada uno. en la Universidad Rutgers de Newark.
le bien cuando cada partícipe recibe Se investigó entonces en qué mo-
una retroalimentación directa sobre mento las personas pasaban de le- Bibliografía complementaria
las acciones del compañero. Esto se vantar los listones alternativamente a ACTION OBSERVATION AND ACQUIRED
consigue, por ejemplo, si se hace so- hacerlo en común. De especial interés MOTOR SKILL: AN FMRI STUDY WITH EX-
nar un pitido cada vez que el otro eran aquí las parejas, pues uno de PERT DANCERS. B. Calvo Merino et al. en
aprieta su correspondiente botón. Sin sus componentes tenía los brazos muy Cerebral Cortex, vol. 15, págs. 1243-1249;
punto de referencia sobre cuándo se largos y el otro muy cortos. Lógica- 2004.
produce la acción del compañero y si mente, a este último se le acababa la SPEAKING WHILE MONITORING ADDRESS-
sólo pueden observarse las consecuen- posibilidad de agarrar el listón por sí EES FOR UNDERSTANDING. H. Clark y
cias de su acción sobre la pantalla, el solo antes que al primero. M. Krych en Journal of Memory and Lan-
equipo no llega a alcanzar nunca los Pero el experimento mostró que guage, vol. 50, págs. 62-81; 2004.
niveles de rendimiento que consiguen los voluntarios, de forma automá- FAR FROM ACTION BLIND: ACTION REPRE-
los solistas. Lo cual indica que, para tica, tenían en cuenta la longitud de SENTATION IN INDIVIDUALS WITH AUTISM.
la coordinación temporal, es esencial los brazos del compañero. Ello com- N. Sebanz et al. en Journal of Cognitive Neu-
prever mentalmente las acciones, en portaba que las personas con brazos ropsychology, vol. 22, págs. 433-454; 2005.
vez de limitarse a reaccionar ante largos cambiaban del levantamiento JOINT ACTION: BODIES AND MINDS MO-
ellas. alternativo de listones al movimiento VING TOGETHER. N. Sebanz et al. en Trends
El que uno planee sus acciones solo conjunto antes de lo que, a tenor de su in Cognitive Sciences, vol. 10, págs. 70-76;
o tomando en consideración a algún envergadura, deberían haberlo hecho. 2006.
otro puede repercutir en su percep- Actuaban así porque advertían que al

Mente y cerebro 24/2007 63


EL LITIO
y los trastornos
Desde hace medio siglo, el litio, un metal ligero, constituye un medicamento
de eficacia probada frente a los trastornos maniacodepresivos.
Comenzamos a comprender hoy sus complejos mecanismos de acción

Jochen Paulus

A
lborozados hasta el límite o
sumidos en negra tristeza:
las personas maniacode-
presivas sufren oscilacio-
nes incalculables del estado de ánimo.
Si se incluyen las formas leves, este
trastorno aflige al 5 % de la humani-
dad. A Kay Redfield Jamison, entre en su autobiografía. En las fases de 30 años, Jamison es hoy profesora de
ellas. Esta norteamericana padece exaltación maníaca, en cambio, le psiquiatría en la facultad de medici-
esos vaivenes emocionales desde los bastaban de 4 a 5 horas de reposo na de la Universidad Johns Hopkins
30 años, algo que los expertos de- por la noche y, a veces, se pasaba de Baltimore. Se ha especializado en
nominan “trastorno bipolar”. Ella ha despierta semanas enteras. Era como trastorno bipolar.
combatido frente a los cambios in- si tuviera “las estrellas a sus pies y Lo mismo que nuestra docente, mi-
controlables y extremos de su impul- pudiera rozar con la mano los anillos llones de personas deben su estabili-
sividad y estado de ánimo, oscilando planetarios”. dad psíquica a esa sencilla sustancia,
como un péndulo entre el abatimien- Después de una larga agitación y cuyo efecto equilibrante se descubrió
to más profundo y brotes de euforia tras el trabajo arduo de persuasión de casi por casualidad en los años cin-
desbordante. sus médicos, Jamison empezó a tomar cuenta del siglo pasado. El litio, que
Durante las fases depresivas, Jami- la sal de litio, un medicamento que ocupa el número 3 de los elementos
son se sentía desdichada, incapaz de se prescribe a menudo para serenar del sistema periódico, es un metal
realizar ningún esfuerzo. “La masa el ánimo. Inconstante en la medica- alcalino. Los pacientes maniacodepre-
gris lastimosa, retorcida y totalmente ción, experimentaba las consiguientes sivos toman comprimidos con sales de
confusa todavía era suficientemente recaídas dramáticas. Sólo cuando se litio: carbonato de litio, sulfato de litio
capaz de torturarme con una letanía atuvo fiel al tratamiento, logró una o citrato de litio. Tras el contacto con
monótona de mis insuficiencias y normalización duradera de su esta- los líquidos, las sales se descomponen
debilidades características”, escribe do de ánimo. Transcurridos más de dentro del cuerpo en iones que ejercen

64 Mente y cerebro 24/2007


maniacodepresivos

FUERZA CURATIVA DE LA
NATURALEZA. Las sales de litio
—terraplenadas en la foto en el
Salar de Uyuni, un lago al sur de
Bolivia— pueden mitigar los cambios
en el estado de ánimo de las personas
maniacodepresivas.

su poder curativo. “Resulta terrible”,


escribió Robert Lowell, poeta mania- lepsia, como el ácido valproico o la los pacientes con trastornos bipola-
codepresivo, “pensar todo lo que sufrí carbamazepina. Otros medicamentos res. De hecho, alrededor del 6 % de
y que todo ese padecimiento obedecía prescritos con frecuencia son los que los afectados pone fin a su vida; el
a la falta de un poco de sal en mi combaten los estados delirantes y las litio impide que lo hagan tres de cada
cerebro”. vivencias psicóticas: los fármacos neu- cuatro pacientes. Ninguno de los otros
Por desgracia, el litio sólo puede rolépticos. medicamentos reduce el riesgo. Así
librar a un tercio de los pacientes se ha demostrado en una evaluación
de sus tremendas oscilaciones del Evitar la catástrofe comparativa de los estudios de eficacia
ánimo. Además, las alternativas más El litio posee un poder conocido, que realizados hasta la fecha publicada en
recientes tampoco resultan mejores. no se ha descrito hasta ahora con 2005 por el grupo de John Geddes,
Los principales competidores de este ningún otro medicamento: disminu- de la Universidad de Oxford.
metal ligero son medicamentos que ye la tasa de suicidios y, con ello, Bruno Müller-Oerlinghausen, de la
DPA

originalmente se aplicaron en la epi- el máximo riesgo al que se exponen Universidad Libre de Berlín, llegó a

Mente y cerebro 24/2007 65


la misma conclusión y subraya que el regulaba el estado de ánimo de tales ratones, las células nerviosas de una
litio es la única sustancia con la que pacientes según la necesidad, ya sea región del hipocampo, esencial para
se han obtenido cada vez más pruebas levantándolo o aplacándolo y, en cam- la memoria, se multiplicaron en un
documentadas, en los últimos 15 años, bio, no modificaba el ánimo de las 25 % tras la administración del litio.
sobre su efecto profiláctico del suicidio personas sanas. La denominada hipó- Para ello, el litio inhibía GSK-3, una
en el trastorno bipolar. Según estima- tesis del inositol, de los años ochen- sustancia que a su vez frenaba la apa-
ciones suyas al alza, el litio reduce ta, ofrecía una primera explicación al rición de células nuevas.
cada año en 250 el número de sui- proponer que el litio suprimía la pro- El aspecto más destacado de este
cidios, sólo en Alemania. Se podrían ducción del azúcar inositol, esencial descubrimiento es que, bajo la in-
salvar muchas más vidas humanas si para la transmisión de las señales en fluencia del litio, brotan en verdad
se prescribiera de forma más cabal. el interior de una célula nerviosa. La nuevas células cerebrales o se evita
Así lo resumía cierto trabajo publicado clave estriba en que el litio modifica la destrucción de las neuronas, con
en British Medical Journal en 2002: el sistema de señales sólo cuando se lo que este metal ligero parece pre-
“El litio debería constituir la primera evidencia intensamente activo, como destinado a actuar también frente a
medida profiláctica para la mayoría de sucede con las personas enfermas. otras enfermedades neurodegenerati-
los pacientes con trastorno bipolar”. En los últimos años, sin embargo, vas. ¿Podrían el litio y, quizá tam-
¿Cómo actúa, en realidad, este ion ha venido tomando cuerpo un nuevo bién, otros medicamentos utilizados
metálico de número atómico 3? Du- planteamiento sobre la terapia de la contra los trastornos bipolares actuar
rante mucho tiempo se vivió de espe- enfermedad maniacodepresiva y de de una manera general frente a otras
culaciones acerca de las propiedades la depresión pura. Los científicos han enfermedades que destruyen el sis-
del litio y los procesos metabólicos comprobado que las alteraciones bio- tema nervioso, desde lesiones de la
cerebrales regulados por él. Hasta lógicas de los pacientes bipolares no médula espinal hasta secuelas de los
hace algunos años, los investigadores se limitan a la química cerebral, ya ictus o desde la esquizofrenia hasta
se centraban en los principales sos- que la estructura del cerebro tampoco la enfermedad de Alzheimer? Los
pechosos: los neurotransmisores. De es “normal”: al parecer, poseen me- primeros trabajos apuntan hacia una
acuerdo con tal hipótesis, el cerebro nos sustancia gris, que, en esencia, se respuesta positiva.
contendría una cantidad excesiva de compone de los cuerpos celulares de En el caso de la enfermedad de
un mensajero o deficitaria de otro, las neuronas. Según la región cerebral Alzheimer, las células cerebrales se
ocupándose el litio de eliminar se- que se analice, puede haber un déficit destruyen porque se modifica la pro-
mejante desequilibrio. de hasta el 40 %. Las células nerviosas teína Tau de su estructura y se enrolla
La explicación no es del todo in- se encuentran destruidas o quizá no formando las fibrillas características.
correcta. Con toda probabilidad, los llegaron nunca a estar presentes. En estos procesos vuelve a intervenir
neurotransmisores, como la serotoni- Con la administración de litio, el GSK-3, de modo que el litio podría
na, desempeñan alguna misión. Sin volumen de la sustancia gris del ce- resultar eficaz. Así lo observó el grupo
embargo, no resulta determinante, rebro puede recuperarse y aumentar de Yuan Su, de los laboratorios Lil-
según lo demuestra el cambio rápi- hasta un 8 % en cuatro semanas. Así ly en Indianápolis. Durante sus ex-
do en la concentración de los neuro- lo descubrieron los investigadores del perimentos con ratones sometidos a
transmisores con el litio, cuyo efecto grupo de Husseini Manji, del Instituto modificaciones génicas para producir
antidepresivo empieza a manifestarse Norteamericano de Salud en el año los síntomas de la enfermedad de Alz-
después de una semana. 2000. El crecimiento de algunas re- heimer, observó que el litio impedía
La ciencia se mostraba también giones cerebrales resultó incluso muy la muerte celular paulatina.
incapaz de resolver por qué el litio superior. En algunos experimentos con Otros grupos analizan ahora si las
personas maniacodepresivas, tratadas
durante años con litio, enferman me-
nos de Alzheimer. Así parece despren-
Resumen/Un metal ligero contra la tristeza derse de un estudio restringido con
74 probandos en la Universidad de
São Paulo: sólo el 4 % de los sujetos
• El litio es un metal alcalino que ocupa el número 3 en el sistema periódico
de los elementos. Desde los años cincuenta del pasado siglo se conoce tratados con litio padecía Alzheimer,
su poder para equilibrar a las personas maniacodepresivas y se prescribe frente al 21 % de los no tratados. En
como medicamento para combatir las oscilaciones del estado de ánimo esta misma dirección apuntan los
y la psicosis. datos inéditos de Jules Angst, de
• Los comprimidos con sales de litio se descomponen en iones, después la Universidad de Zúrich. Ante ese
del contacto con los líquidos corporales, y actúan de esta manera sobre cúmulo de pruebas, algunos deman-
distintos procesos bioquímicos del interior de las neuronas. dan cautela. Es el caso de Dietrich
• Desde que los científicos conocen los mecanismos exactos de acción, van Calker, de la Clínica Universi-
consideran que el litio podría ayudar frente a muchas enfermedades taria de Friburgo: “Tomar litio para
neurodegenerativas, como el Alzheimer o los ictus. prevenir el Alzheimer resultaría un
poco exagerado”.

66 Mente y cerebro 24/2007


Así actúa el litio:
aparecen nuevas neuronas y las antiguas viven más tiempo
ART FOR SCIENCE / GEHIRN & GEIST, SEGUN AKIHIKO WADA ET AL, LITHIUM, J. OF PHARMACOLOGICAL SCIENCES, VOL. 99, 2005

BDNF
TrkB Receptor NMDA

Ras PI3K
Raf
JNK p38
MEK
Akt

ERK GSK-3 Beta-catenina Excitotoxicidad


Plasma celular

CREB Núcleo celular

Actividad génica
p53
Bax
Bcl-2 Activación
BDNF Inhibición

El litio modula la actividad de las neuronas en muchos Por otro lado, CREB se ocuparía de un aumento
lugares. Influye en los procesos bioquímicos que activan en la producción de otra serie de sustancias, entre
los genes del núcleo celular. De ahí que crezcan nuevas ellas Bcl-2 (proteína 2 del linfoma de linfocitos B).
neuronas y las antiguas puedan sobrevivir más. Se encarga, pues, de que las neuronas se regeneren
En el comienzo de una importante cascada (b) se sitúa mejor después de las lesiones y, además, impide que
una enzima, llamada PI3K (3-quinasa de los fosfoinosíti- se inicie el programa de apoptosis o suicidio celular.
dos) que se activa por la unión con el litio. Además, la El litio puede duplicar la concentración de Bcl-2 en el
sal impide que otras sustancias inactiven PI3K. La enzima lóbulo frontal.
se utiliza, en colaboración con otra enzima, Akt, para La cantidad del factor neurotrófico cerebral BDNF
mantener niveles reducidos del GSK-3 (glucogenosin- aumenta notablemente bajo el efecto de las sales de li-
tasacinasa-3). Si ésta se descontrola, puede destruir las tio, lo que protege aún más a las neuronas de su muerte
neuronas. Además, el litio inhibe directamente también prematura. Así lo demuestran los experimentos. En este
GSK-3 y bloquea su actividad enzimática. caso, el litio pierde su efecto protector.
Por todas estas vías se evita, en última instancia, el El BNDF actúa a través de una tirosinquinasa (TrkB)
efecto nocivo de GSK-3, por ejemplo, la interposición de receptores. Esta estimula, a su vez, la enzima PI3K,
en el camino de la proteína beta-catenina, implicada en la con la que empieza toda la cadena reactiva. Al mismo
génesis de la enfermedad de Alzheimer. Además, GSK-3 tiempo, se pone en marcha la segunda cascada, que fi-
puede impedir que una proteína del núcleo celular, llamada gura en la parte izquierda de la gráfica (a). Esta también
CREB, acometa su trabajo provechoso. activa, a través de varios pasos intermedios, a CREB, de
CREB procura, por una parte, que los genes de ciertas modo que el litio participa de una forma algo indirecta.
proteínas nocivas, situados en el núcleo celular, sean Además, este metal ligero interviene en otro proceso,
objeto de una lectura más lenta, con lo que se reduce que se sitúa en la parte superior derecha (c). Esta vez,
la producción de las proteínas. Así ocurre con Bax y ocupa directamente el receptor NMDA, que responde
p53. Ambas median en el efecto destructor que puede al glutamato. El exceso de este transmisor determina,
desplegar el exceso de glutamato: hiperexcitación de las como ya se ha indicado, la destrucción de neuronas. El
neuronas con muerte posterior de las mismas, en un litio bloquea ese mecanismo letal, al cambiar la estructura
episodio de excitotoxicidad. del receptor de NMDA.

Mente y cerebro 24/2007 67


El primer psicofármaco
Un día maravilloso en la vieja Nueva
Orleans: la investigadora de la manía

COLLEGIUM INTERNATIONALE NEURO-PSYCHOPHARMACOLOGICUM


Kay Jamison decidió hacer novillos en
la reunión anual de la Sociedad Psiquiá-
trica Norteamericana. Le apetecía una

FACULTAD DE MEDICINA, UNIVERSIDAD JOHNS HOPKINS


travesía en barco por el Mississippi
con un antiguo colega danés. Duran-
te la conversación salió a colación el
motivo por el que Jamison había de-
dicado su trabajo precisamente a los
trastornos bipolares. Ante el titubeo
de ésta (todavía no había dado a cono-
cer su propia enfermedad), el profesor
danés le echó un ingenioso capotazo:
“Tal vez, debería explicarte por qué
me ocupo yo de ella”.
KAY JAMISON MOGENS SCHOU
Se trataba de Mogens Schou (1918-
2005), pionero en la investigación so-
bre el litio. Durante el paseo por el río se tranquilizó en seguida tras la admi- cardiópatas habían fallecido por tomar
le contó cuán desesperado se hallaba nistración del litio. cantidades excesivas de esta sal. Por
buscando un medicamento contra el Por esa vía tan tortuosa se descubrió eso, los norteamericanos preferían que
trastorno bipolar que padecía cierto un medicamento que mitigaba los sín- los pacientes maníacos recibieran “una
familiar. Jamison y Schou esbozaron tomas de una enfermedad psíquica. El camisa química de fuerza con grandes
sus árboles genealógicos sobre unas litio desencadenó una revolución psi- cantidades de clorpromazina”, recuer-
servilletas de papel. Con círculos y cofarmacológica, rememora Ronald R. da Ronald Fieve.
cuadrados negros simbolizaron las Fieve, de la Universidad de Columbia. El propio Fieve evaluó finalmente
personas enfermas y, con asteriscos, A menudo, se considera a la clorpro- el litio de forma sistemática entre pa-
las tentativas conocidas de suicidio. mazina el primer psicofármaco, pero cientes con ideas delirantes. Además,
Schou se puso a trabajar con el li- su efecto mitigante de los trastornos en 1964, la Universidad de Texas le
tio en 1951 tras recibir un informe de psicóticos se descubrió en 1952, es de- remitió a un profesor maníaco para
John Cade (1912-1980), en el que este cir, tres años más tarde que el de las su tratamiento. Este profesor traba-
psiquiatra defendía una teoría bastan- sales de litio. jaba simultáneamente en 20 libros y
te curiosa para la mente actual. Con- No obstante, el informe de Cade, 50 artículos especializados, hablaba
sideraba los trastornos psíquicos la publicado en una revista australiana, sin descanso y apenas dormía. Unas
consecuencia de una intoxicación por recibió muy poca atención y hubiera semanas después del tratamiento con
una sustancia desconocida, contenida pasado inadvertido de no haber lle- litio, se había tranquilizado notable-
en los compuestos nitrogenados de la gado a las manos de Mogens Schou mente y pudo regresar a su universi-
orina del paciente. en la lejana Dinamarca. Este encontró dad de origen. Después de que Fieve
Cade necesitaba uratos (sales del áci- fascinantes los resultados, quizá poco publicara los resultados positivos de
do úrico) hidrosolubles para inyectarlos protocolarios. En colaboración con sus su estudio, el litio recibió finalmente
a cobayas con fines experimentales. El colegas de la Universidad de Aarhus, la aprobación como medicamento en
azar quiso que el urato de litio resul- llevó a cabo el primer estudio con- los Estados Unidos en 1970.
tara la sal más soluble. Para sorpresa trolado con un psicofármaco. Cuando Mogens Schou jamás se olvidó de
de Cade, todos los animales tratados publicó sus conclusiones en 1954, no esta sustancia. A lo largo de cinco
sobrevivieron, mientras que la mitad de quedaba duda de que el litio surtía decenios prescribió el litio e investigó
los que no habían recibido la sal de litio efecto frente a las manías. sus efectos. Cuando murió en septiem-
falleció al inyectar la orina. Sospechó Sin embargo, hubieron de pasar to- bre de 2005 con 86 años, acababa de
del efecto protector del litio y adminis- davía 10 años para que el medicamento regresar de un congreso y planeaba
tró en otra ocasión carbonato de litio se generalizara. Durante los años se- ulteriores estudios clínicos.
en una solución de urato. Entonces, senta se libró una verdadera “batalla Tres años después de su viaje en
los roedores volvieron a sobrevivir a la alrededor del litio”. En las revistas barco con Mogens Schou, Kay Ja-
administración de la orina tóxica, pero especializadas aparecían ataques vio- mison escribía: “Debo confesar con
reaccionaron de manera apática. lentos; hubo quien tildó de paranoico dolor que, sin este medicamento, me
Más tarde, Cade examinó su nuevo al mismo Schou. El nuevo principio hallaría muerta hace tiempo o reclui-
“tranquilizante”, el litio, con 10 pacien- activo afrontó enormes dificultades en da en un sanatorio. Y era una de los
tes varones. Obtuvo un éxito redon- los Estados Unidos. Allí se utilizaba, ya muchos enfermos que deben su vida
do. El paciente W. B., descrito como en los años cuarenta, el cloruro de litio a los círculos y cuadrados negros del
“hiperactivo, malvado y marginado”, como sucedáneo de la sal. Algunos cuadro genealógico de Schou”.

68 Mente y cerebro 24/2007


Protección frente al Alzheimer litio con anterioridad, el infarto de la Es pronto para afirmar si las accio-
en los ratones región afectada alcanzaba la mitad del nes diversas que despliega el litio en
El registro satisfactorio de este me- tamaño que el de los animales testigos. los estudios piloto y en los experimen-
tal alcalino parece abrir ahora nuevos La magnitud de las parálisis resultan- tos con animales resistirían, en verdad,
capítulos. El litio quizás ofrezca luz tes y las alteraciones de la postura un escrutinio más minucioso. Para Mi-
a las personas que padecen corea de corporal de los animales explorados chael Bauer, de la Charité de Berlín
Huntington, un trastorno hereditario. disminuyeron considerablemente. y presidente del Grupo Internacional
Estos enfermos de baile de San Vito, para el Estudio del Litio (IGSLI), la
antes de sufrir un lento declive del Efectos secundarios maravillosos cuestión sigue abierta, sin dejar de
pensamiento y de la memoria en las Chuang opina que se podría adminis- reconocer la solidez de los resultados
fases avanzadas, así como depresión, trar litio de forma profiláctica si cabe obtenidos hasta la fecha.
experimentan movimientos violentos e esperar un ictus después de una ope- Pese a denominarse la “aspirina del
incontrolados. El motivo se debe a la ración de corazón. La mayoría de los cerebro”, el litio no puede tomarse sin
disminución de volumen del cuerpo operados sufre un infarto cerebral de reparos, como si de un comprimido
estriado del cerebro de estos pacientes manera totalmente inesperada. El litio contra las cefaleas se tratara. La dosis
que, en condiciones normales, aplaca puede reducir el daño si se toma a los curativa del litio se sitúa peligrosa-
las sacudidas. 3 segundos del fatal episodio. mente cerca de la dosis tóxica. Por
Durante experimentos con ratones, Pero no todo se resume aquí. Ese eso, hay que controlar en todo mo-
De-Maw Chang y sus colaboradores, metal alcalino podría ayudar a los pa- mento su concentración en sangre. En
del Instituto Nacional de la Salud cientes con tumores cerebrales que estos casos, las reacciones adversas
Mental en Maryland, indujeron sín- necesitan radioterapia. La radiación habituales, como temblor de mano
tomas parecidos mediante la inyección puede dañar las células nerviosas, so- y opresión gástrica, suelen resultar
de ácido en el cuerpo estriado. Pero si bre todo del hipocampo. La adminis- leves. De todas maneras, muchos pa-
esas mismas ratas recibían litio desde tración previa de litio protege las neu- cientes engordan bastante.
dos semanas antes, los roedores re- ronas, si atendemos a los resultados El mayor inconveniente del litio
sistían bastante mejor el ataque ácido obtenidos por Dennis Hallahan, de la radica, con todo, en su precio. Con
del cerebro. El litio no sólo detuvo Universidad Vanderbilt de Nashville, estas sales, baratísimas, los laborato-
la destrucción de las neuronas, sino en experimentos con ratones. Tras la rios farmacéuticos no pueden ganar
que, al suprimir GSK-3, procuró la administración de litio, las células so- dinero, pues un elemento químico no
aparición de nuevas células. En estos brevivieron considerablemente más a se puede ni siquiera patentar. Los es-
momentos, se analiza en varios estu- la temible radiación y los roedores tudios clínicos sí resultan caros. Por
dios —entre ellos, el de la Charité manifestaron después menos proble- eso, la industria investiga moléculas
de Berlín— si el litio no sólo podría mas para salir de un laberinto. que pudieran patentarse y desplegar
ayudar a los ratones enfermos, sino Las esperanzas terapéuticas se han acciones similares a las del litio.
también a las personas afectadas. asentado tras los experimentos con le-
El corea de Huntington aflige sólo a siones de la médula o del nervio ciá-
una de cada 10.000 personas, mientras tico de animales. Y se han cosechado JOCHEN PAULUS, psicólogo, sigue desde
que las víctimas de ictus son multitud. los primeros éxitos entre ratones con hace algunos años los avances en el trata-
En un accidente cerebrovascular se des- demencia secundaria a infección por el miento con litio.
truyen montones de células nerviosas VIH. Los progresos han repercutido en
que dejan de recibir suficiente oxígeno el tratamiento de la psicosis humana: Bibliografía complementaria
a raíz de un bloqueo arterial o de una se sabe que las malformaciones del sis- MEINE RUHELOSE SEELE. DIE GESCHICHTE
hemorragia cerebral. El neurotransmi- tema nervioso contribuyen a menudo EINER MANISCHEN DEPRESSION. K. Jamison.
sor glutamato desempeña una misión a la génesis de la psicosis y podrían, Goldmann; Múnich, 1999.
nociva en esta muerte celular. Se libera quizá, prevenirse con el litio. LITHIUM IN THE PREVENTION OF SUICIDAL
en tales cantidades, que estimula in- Gregor Berger, de la Universidad BEHAVIOR AND ALL-CAUSE MORTALITY
tensamente los receptores NMDA de de Melbourne, viene evaluando las IN PATIENTS WITH MOOD DISORDERS:
la superficie de la célula neuronal, sales de litio desde hace un año. Sus A SYSTEMATIC REVIEW OF RANDOMIZED
causando efectos tóxicos. Además, se probandos son adultos de 30 años, por- TRIALS. C. Cipriani et al. en American Journal
produce más GSK-3 del que las células tadores de un altísimo riesgo genético of Psychiatry, vol. 162, págs. 1805-1819; 2005.
nerviosas pueden tolerar. para la esquizofrenia y otras psicosis. LITHIUM IN NEUROPSYCHIATRY: THE COM-
Se supone que el litio opera sobre Hasta la fecha, ninguno de los proban- PREHENSIVE GUIDE. M. Bauer, P. Grof,
estas dos cascadas fatales y previene dos ha sufrido la enfermedad. Desde B. Müller-Oerlinghausen. Taylor & Fran-
en buena medida el daño cerebral. un punto de vista estadístico, al menos cis; Abingdon, 2006.
Lo demostró el grupo de De-Maw uno de cada cuatro debería haber ma- DIE LITHIUMTHERAPIE AFFEKTIVER STÖRUN-
Chuang en el año 1998. En sus en- nifestado un brote en el transcurso de GEN. PRAKTISCHE INFORMATIONEN FÜR
sayos, obstruyeron uno de los flujos un año, puesto que la esquizofrenia ÄRZTE, PATIENTEN UND ANGEHÖRIGE.
arteriales cerebrales más importantes se da, de preferencia, en las primeras M. Schou. Thieme; Stuttgart, 2005.
de las ratas. Si los roedores recibían fases de la vida adulta.

Mente y cerebro 24/2007 69


HELMUT CLAUS PHOTO

70 Mente y cerebro 24/2007


Obesidad
El sobrepeso y la obesidad se han convertido en enfermedades sociales.
Pese a una difusión creciente de los conocimientos sobre la alimentación,
asistimos a una tendencia a consumir más de lo necesario. ¿Por qué?

Oliver Grimm hombre que pese 70 kilos y mida 1,80 abandonar viejas costumbres y hábi-
metros da un IMC de 21,6. A partir tos firmemente establecidos. Teniendo

H
asta los más vehementes de 25 se considera que una persona esto en cuenta, ¿habría que considerar
detractores de la llamada tiene exceso de peso. “adictos” a los obesos? A primera vis-
“comida rápida” se sien- En la investigación de las causas de ta, el parecido con la drogadicción es
ten impotentes cuando la bulimia los médicos han venido cen- palmario. Sin embargo, una persona
aprieta el hambre y pasan frente a trando su atención en el metabolismo que come demasiado no desarrolla una
un establecimiento de ese tipo. Se hormonal. En 1994 Jeffrey Friedman, tolerancia física frente a su “droga”,
trata de una pulsión más fuerte que de la Universidad Rockefeller de Nue- a diferencia del heroinómano. Tam-
todos los buenos propósitos. Una mo- va York, descubrió que los adipocitos poco aparecen síntomas corporales
mentánea situación orgánica puede, en segregaban una proteína que, trans- de privación como en el síndrome
efecto, condicionar nuestra conducta portada por el torrente circulatorio, de abstinencia.
alimentaria. El cerebro, sede de nues- llegaba al hipotálamo y atenuaba la Pero en la bulimia sí encontramos
tras decisiones conscientes, desempe- sensación de hambre. Mediante esa síntomas típicos de dependencia: im-
ña en principio una función principal retroacción, el tejido graso frenaba el periosa necesidad de consumo y una
en la elección de los alimentos, pero, aporte adicional de alimento. A esta pérdida de control que puede llegar
situados en el supermercado o ante la sustancia transmisora Friedman la de- hasta el abandono de otros intereses.
nevera, la pulsión de la comida domi- nominó “leptina”, del griego leptos, ¿Significa ello que en la drogadicción
na, con fatales consecuencias para un que significa delgado. y en la conducta alimentaria se dan fe-
número creciente de personas. Si falla la función de ese regulador nómenos neurobiológicos comunes?
natural del apetito, las consecuencias En la profundidad del cerebro se
Freno hormonal a la comida no tardan en aparecer. En breve, los esconde una estructura que nos puede
La investigación de las causas de so- ratones transgénicos se tornan obe- ayudar a contestar la pregunta. Se tra-
brepeso y bulimia ha experimentado sos. Vista así, ¿habría que entender ta del nucleus accumbens. Las fibras
un gran auge en los últimos años. la bulimia como un mero trastorno nerviosas que llegan desde el mesen-
El exceso de masa corporal es uno de la regulación del metabolismo, sin céfalo liberan allí el neurotransmisor
de los mayores factores de riesgo en especial relación con la conducta hu- dopamina en cantidades abundantes al
las enfermedades cardiovasculares y mana? recibir una sorpresa o experimentar
la diabetes. La Organización Mun- La verdad es que la leptina de- una sensación agradable. Si un león
dial de la Salud calcula que, sólo en sempeña un papel destacado en otras hambriento advierte la presencia cer-
Europa y como consecuencia de esta adicciones. Animales de experimen- cana de una suculenta pieza de carne,
incorrecta conducta alimentaria, mue- tación previamente convertidos en en su nucleus accumbens aumenta la
ren anualmente 250.000 personas. Por heroinómanos y rehabilitados sufren concentración de dopamina. Son mu-
medida de la adiposidad suele utilizar- una recaída cuando se les deja padecer chas las drogas que actúan en esa
se el índice de masa corporal (IMC). hambre. Sin embargo al administrarles estructura cerebral y nos llevan a un
Ese parámetro se calcula dividiendo leptina superan el fracaso de la desha- paroxismo de felicidad. La cocaína
el peso en kilos por el cuadrado de bituación. La hormona de la saciedad y las anfetaminas multiplican hasta
la talla en metros. Por ejemplo, un puede frenar no sólo el apetito por la por 15 la concentración de dopamina
comida, sino también el síndrome de en el nucleus accumbens. Lo mismo
abstinencia de los drogadictos. ocurre con el consumo de morfina
UNA COMIDA DEMASIADO o heroína.
GRASA daña la salud. Pero no ¿Es la comida una droga? ¿Qué regulación guarda lo ante-
basta con saberlo, si no se vence Cualquiera que haya intentado seguir rior con el sobrepeso? El sistema de
la tentación. una dieta sabe cuán difícil resulta recompensa del nucleus accumbens

Mente y cerebro 24/2007 71


una actividad inferior a la de los sa-
nos. A los pacientes que por accidente
u otra causa patológica tienen lesio-
nada dicha estructura cortical, que
funciona como instancia controladora
de nuestra conducta, suele costarles
mucho reprimirse. Hablan sin tiento,
se dejan llevar por sus impulsos y
muestran conductas irrefrenables (en
los juegos de azar o en la comida).
Ya en 1930 Heinrich Klüver y Paul
Bucy transformaron los monos de su
ensayo en auténticas máquinas devo-

WWW.MORGUEFILE.COM / OSTEPHY
radoras tras destruirles los núcleos
amigdalinos, estructuras simétricas,
a uno y otro lado del cerebro. Los
animales se llevaban irrefrenablemen-
te a la boca todo lo que encontraban,
fuera o no comestible.
En condiciones normales, esas
áreas, que forman parte del sistema
límbico y son muy antiguas desde
el punto de vista evolutivo, procesan
reacciones de temor. La función que
opera sobre el hipotálamo, encargado era el IMC, es decir cuanto más peso desempeña la amígdala en la conducta
de regular la conducta alimentaria. tenían, tanto menos se unía el ra- alimentaria, hombre incluido, fue de-
La importancia de esa vinculación se cloprid, sustancia marcada con un mostrada en 2001 por Kevin LaBar, de
comprueba en ratones transgénicos, isótopo radiactivo, a los receptores la Universidad de Duke en Durham.
que no sintetizan dopamina y, por D2 del nucleus accumbens. Sometió a un rastreo por resonancia
ende, pierden toda motivación. Los Volkow supone que las personas magnética nuclear a nueve volun-
múridos abandonan todo interés por con un sobrepeso extremo, igual que tarios. Les presentaba imágenes de
comer llegando a morirse de hambre. las drogadictas, padecen un déficit de productos alimenticios u otros objetos
Si se les administra artificialmente do- dopamina y, en consecuencia, buscan neutros (herramientas o automóviles),
pamina, vuelven a comer con norma- una satisfacción, es decir, comer. Si tras un ayuno de ocho horas, por lo
lidad. Queda así claro el papel que este deseo se satisface se produce un que tenían poderosos “retortijones de
el neurotransmisor desempeña en el aumento de nivel de dopamina que el estómago”. Luego colmaba su hambre
control del peso corporal. cerebro intenta compensar con una con una pitanza opípara y volvían a
En 2001, Nora Volkow, del Insti- restricción del número de receptores embutirse en el tubo de la resonancia
tuto Nacional para la Drogadicción D2. Ese mismo mecanismo se conocía magnética.
de Bethesda, lo ratificó en personas ya en los cocainómanos. LaBar comparó así la actividad
obesas. Con ayuda de tomografías Hay otra área cerebral que influye cerebral de unas personas primero
de emisión de positrones descubrió en la conducta impulsiva: el córtex hambrientas y luego saciadas. De ello
que el IMC de las personas del ensa- orbitofrontal(COF), situado por enci- resultaba que en los hambrientos se
yo dependía estrechamente de cierto ma de la órbita ocular, en el lóbulo les estimulaba la amígdala a la vista
receptor de dopamina: cuanto mayor frontal. En los drogadictos, se observa de alimentos; en los saciados, por el
contrario, no se veía reacción alguna.
Es evidente que el núcleo amigdalino
funciona como sirena de alarma. Sue-
Resumen/Dependencia y bulimia na ante cualquier situación que pueda
tener importantes consecuencias para
• El sobrepeso y la bulimia son consideradas enfermedades de la civi- el organismo; lo mismo da que sea
lización. Durante mucho tiempo se les supuso meros trastornos del la visión de una araña negra que la
metabolismo. de un pastel.
• El sistema de recompensa desempeña una función primordial en la con- Unos experimentos muy similares
ducta alimentaria. a los de LaBar fueron realizados con
• En el cerebro de un obeso se dan los mismos procesos que en el de un cocainómanos por Clinton Kilts y sus
drogadicto. Se tiene así una visión nueva de la obesidad interpretándola colegas de la Universidad Emory en
como adicción. Atlanta. Los investigadores presen-
taron a los drogadictos fotos con

72 Mente y cerebro 24/2007


imágenes que no les podían dejar
indiferentes, por ejemplo, una raya
de polvo blanco. La tomografía por
emisión de positrones demostró que la
amígdala no tardó en reaccionar.
Dana Small, de la Universidad No-
roccidental en Chicago, demostró que
la sensación de placer o displacer se
procesaba en otra región del cere-
bro. Ponía en la punta de la lengua
de nueve voluntarios un trozo de su
chocolate preferido mientras se les so-
metía a un proceso de tomografía por
emisión de positrones de sus cerebros.
Las imágenes revelaban que, junto a
las áreas cerebrales responsables de
los estímulos sensoriales, se excitaba
el córtex orbitofrontal medio.

Cuando el placer
se convierte en tortura WWW.MORGUEFILE.COM / WWW.ROSWITHA-SCHACHT.DE

Llevó el ensayo a sus últimas conse-


cuencias. En seis nuevas sesiones, los la bebida para los alcohólicos, las má- Utilizando un placebo la reducción del
voluntarios habían de seguir tomando quinas tragaperras para los ludópatas peso fue ya de unos dos kilos.
más y más chocolate, hasta que el o el chocolate para los golosos. ¿Adelgazar tomando pastillas? Has-
placer se convirtió en tortura. El COF Es cierto que en algunos pacien- ta ahora no deja de ser un sueño.
medio dejó de hacer su trabajo y fue tes obesos se ha demostrado que su Mejores resultados se consiguen con
sustituido en esa labor por el COF enfermedad se debe a un trastorno buenos consejos nutritivos y con la
lateral. Ahí se manifiesta el cambio hormonal. Sin embargo, en la ma- adquisición de hábitos alimentarios
de placer a molestia. yoría de los casos el papel decisivo correctos. Un camino difícil. Salvando
De los estudios traídos a colación le atañe a la conducta. El éxito de diferencias de detalle, la drogadicción
cabe inferir que los estímulos relevan- la industria de la “comida rápida” y la bulimia son dos caras de la mis-
tes para nuestra nutrición son procesa- demuestra palmariamente cuán fá- ma moneda.
dos por el cerebro lo cil es influir en nuestros hábitos
mismo que otros alimentarios. Si entendemos lo que
estímulos ge- ocurre en el cerebro podemos estar OLIVER GRIMM es psiquiatra del Ins-
neradores de en mejores condiciones de desarro- tituto Central para la Salud Mental de
dependencia: llar medidas terapéuticas en la lucha Mannheim.
contra la obesidad.
Hay medicamentos que ayudan a Bibliografía complementaria
combatir las adicciones y que suelen WENN FETT ZUR SUCHT WIRD. P. Prash
ser útiles también en la obesidad. Por en Spektrum der Wissenschaft, págs. 86-88;
ejemplo, los pacientes que toman Nal- julio, 2003.
trexon, un antagonista de los opiáceos INCREASING LEPTIN PRECEDES CRAVING
de comprobada acción antidepresiva, AND RELAPSE DURING PHARMACOLOGI-
dejan de aumentar de peso. También CAL ABSTINENCE MAINTENANCE TREAT-
el Rimonabant, un bloqueador de los MENT OF ALCOHOLISM. F. Kiefer et al. en
receptores del sistema canabinoide Journal of Psychiatric Research, vol. 39, n.o 5,
endógeno, actúa como reductor del págs. 545-551; 2005.
peso corporal. En todo caso, los HOW CAN DRUG ADDICTION HELP US UN-
WW

medicamentos no obran mila- DERSTAND OBESITY? N. D. Volkow, R. A.


W.

gros. En 2005 el grupo enca- Wise en Nature Neuroscience, vol. 8, n.o 5,


MO
RG

bezado por Luc Van Gaal, págs. 555-560; 2005.


UE
FIL

del Hospital Clínico de INDIVIDUAL DIFFERENCES IN REWARD DRIVE


E.C
OM

Amberes, sólo pudieron PREDICT NEURAL RESPONSES TO IMAGES OF


/E

conseguir por término


MM

FOOD. J. D. Beaver et al. en Journal of


IP

medio una reducción Neuroscience, vol. 26, n.o 19, págs. 5160-
/
MC

inferior a siete kilos 5166; 2006.


ON
NO

a lo largo de un año.
RS

Mente y cerebro 24/2007 73


Claves para entender
la pandemia
de obesidad
La prevalencia de la obesidad ha aumentado de forma alarmante en los últimos decenios.
¿Conocemos el sistema de regulación de la masa corporal con hondura suficiente
para desarrollar terapias efectivas?

Miguel López y Antonio Vidal Puig y el rango 25-29,9 kg/m2, sobrepe- alteraciones cerebrovasculares, respi-
so. A la inversa, un IMC por debajo ratorias y osteoarticulares, e incluso

E
n los últimos decenios, la de 20 señalaría una masa corporal a determinados tipos de cáncer. Pro-
obesidad se ha convertido moderada. duce marginación social, depresión y
en una de las principales La obesidad refleja un desequilibrio aumento en la tasa de suicidios.
causas de discapacidad y energético positivo entre ingesta ca- El desarrollo de terapias efectivas
mortalidad en los países desarrollados. lórica, o cantidad de energía recibida requiere dominar los mecanismos
La Organización Mundial de la Salud con los alimentos, y gasto energético, moleculares del balance energético.
la considera el mayor problema de sa- o cantidad de calorías que consumi- Se ha avanzado en la identificación
lud crónico en los adultos. Se declara mos para desarrollar nuestra actividad de los mecanismos moleculares que
incluso que su importancia mundial vital (metabolismo y actividad física). controlan la ingesta. También se cono-
superará a la malnutrición. La obesidad aparece cuando el núme- cen, aunque peor, los mecanismos de
Mas, a pesar de la inquietud levan- ro de calorías ingeridas sobrepasa, de termorregulación. Se han dado pasos
tada y de los esfuerzos empeñados, la manera crónica, al número de calorías significativos en el descubrimiento de
pandemia sigue progresando inexo- consumidas. genes y vías metabólicas implicados
rable. Las cifras de prevalencia en Se llega a ese desequilibrio energéti- en la regulación de la masa corporal.
los Estados Unidos demuestran que, co por factores genéticos, hormonales Nosotros examinaremos aquí el estado
aproximadamente, las dos terceras y nutricionales. Intervienen también de la cuestión con especial atención
partes (64,5 %) de sus habitantes pa- las condiciones del medio y elemen- a la regulación de la ingesta por el
decen sobrepeso, de los cuales casi un tos psicosociales. Aunque los genes sistema nervioso central (SNC).
tercio (30,5 %) son obesos, es decir, desempeñan una función importante
en torno al 20 % del total. No se trata en la regulación de la masa corporal, Regulación del hambre
de un fenómeno sólo norteamericano. no podemos atribuir a cambios gené- y la saciedad
Europa, en general, y España, en par- ticos el fenómeno contemporáneo de El control de la masa corporal es,
ticular, comienzan a experimentar una la obesidad en el mundo occiden- en sí mismo, un proceso sometido
tendencia semejante. tal. La obesidad se asienta en indi- a una regulación sutil. Si reparamos
El sobrepeso y la obesidad denun- viduos genéticamente predispuestos y en que un individuo de un país de-
cian un exceso de grasa corporal. En expuestos a condiciones ambientales sarrollado consume unos 20.000 kg
clínica, se toma por parámetro el ín- obesógenas; una dieta hipercalórica y de alimentos entre los 25 y 65 años
dice de masa corporal (IMC), una marcado sedentarismo, entre ellas. y que en este período de tiempo su
razón entre la masa (en kilogramos) La sociedad paga un oneroso tributo masa corporal aumenta unos 11 kg
y la altura (en metros cuadrados). Un a la obesidad. Ese sobrepeso adelanta (0,055 % del total ingerido), reconoce-
IMC por encima de 30 kg/m2 revelaría la muerte en pacientes con enferme- remos que el organismo controla con
obesidad; el intervalo 20-24,9 kg/m2 dades cardiovasculares, hipertensión notable rigor su balance energético.
indicaría una masa corporal normal y diabetes. La obesidad se asocia a Ingesta, cantidad y frecuencia de las

74 Mente y cerebro 24/2007


comidas se hallan sometidas a control.
CORTEZA CEREBRAL
Las desviaciones de la masa corporal,
por exceso o por defecto, se corrigen
mediante un complejo sistema regula-

MECANISMOS NEURALES
dor en el que se integran respuestas
conductuales, metabólicas, nerviosas
y hormonales.
Existen dos mecanismos generales
de regulación de la masa corporal,
relacionados entre sí: control de la
ingesta de alimentos y control del NUCLEO
DEL TRACTO
gasto energético. La ingesta puede HIPOTALAMO SOLITARIO
considerarse resultado de una inte-
racción entre el estado biológico del
sujeto (referido a los niveles corpo-
rales de reservas energéticas) y su

DEL GANGLIO CERVICAL SUPERIOR


ambiente (entendido como disponi-

NERVIO VAGO Y AFERENCIAS


bilidad de alimento o energía). Los
mecanismos fisiológicos que regulan
MECANISMOS METABOLICOS

la ingesta pueden, a su vez dividir-


se, en tres grandes tipos: mecanismos TEJIDO ADIPOSO PANCREAS HIGADO
relacionados con el acto de comer,
mecanismos metabólicos y energéti-
cos y mecanismos neurales.

TODAS LAS ILUSTRACIONES DE ESTE ARTICULO: MIGUEL LOPEZ Y ANTONIO VIDAL PUIG
Relacionadas con el acto de co-
mer están las señales de hambre y
saciedad; engloban los procesos que
regulan la cantidad de alimento inge-
rido. Los mecanismos metabólicos y
energéticos se vinculan con los nu-
trientes absorbidos, su utilización y

INTESTINALES

MECANICOS
conversión en reservas. Pertenecen,

ESTIMULOS
HORMONAS
GASTRO-
MECANISMOS RELACIONADOS

por fin, al grupo de mecanismos neu-


CON EL ACTO DE COMER

rales las interacciones entre factores


neuroquímicos y metabólicos en el
SNC. La sensación de hambre o de ALIMENTO TRACTO INTESTINAL
saciedad refleja las relaciones entre
procesos de los tres mecanismos.

¿Por qué nos sentimos


hambrientos o saciados?
El acto de comer depende de meca-
nismos previos, o preprandiales, como
la sensación de hambre y la estimu- 1. MECANISMOS FISIOLOGICOS DE REGULACION DE LA INGESTA.
lación sensorial a través del olfato, la La regulación de la ingesta resulta de la actuación coordinada de distintos
vista o ambos. Depende también de órganos y sistemas. De modo general, los mecanismos fisiológicos implicados
mecanismos prandiales, como el com- pueden dividirse en tres grandes tipos: mecanismos relacionados con el acto
portamiento alimentario y la elección de comer, mecanismos metabólicos y mecanismos neurales.
de alimentos. Y, por último, mecanis-
mos postprandiales o conducentes a
la saciedad. dad de alimento ingerido sino también por la presencia de comida en su in-
Si la sensación de hambre insta la a la composición de nutrientes. Esta terior. Allí se alojan quimiorrecepto-
búsqueda y consumo de alimentos, información procede de una serie de res, que dan cuenta de la presencia
la saciedad inhibe el hambre y el estímulos mecánicos, químicos y hor- y naturaleza de los nutrientes. Esta
comportamiento alimentario. Durante monales que, en conjunto, forman las información llega al SNC a través del
las fases prandial y postprandial, el señales de saciedad. nervio vago y del ganglio cervical
sistema nervioso central recibe infor- En el tubo digestivo hay mecanorre- superior.
mación sensorial procedente del tubo ceptores que informan del grado de Por otra parte, el tubo digestivo se-
digestivo, relativa no sólo a la canti- distensión de sus paredes, provocada creta a la sangre hormonas que regu-

Mente y cerebro 24/2007 75


hormonas denuncian la composición
INGESTA
específica de nutrientes.
En la categoría de mensajeros me-
tabólicos y energéticos se incluyen
mecanismos que controlan el estado
nutricional del animal. En un comien-
zo, se acometió la búsqueda de tales
CORTEZA CEREBRAL moléculas reguladoras con la mirada
puesta en la identificación de molé-
culas circulantes que cumpliesen tres
HIPOTALAMO criterios. En primer lugar, que sus
niveles circulantes fueran proporcio-
nales a la cantidad de tejido adiposo
TRONCO CEREBRAL y estuvieran influenciados por ella.
En segundo lugar, que los mensajeros
pasaran de la circulación sanguínea al
cerebro. Y, por fin, que las moléculas
en cuestión activaran los mecanismos
reguladores de la ingesta y la masa
LEPTINA ACIDOS GRASOS corporal.
GHRELINA
INSULINA
Hipótesis glucostática
El candidato más obvio para cons-
HIGADO tituir la principal señal periférica
ESTOMAGO
en la regulación de la ingesta y el
equilibrio energético, a corto plazo
sobre todo, era la concentración de
glucosa en sangre. La así llamada hi-
PANCREAS pótesis glucostática venía respaldada
por resultados obtenidos en la inves-
tigación sobre ratas. La hipoglucemia
estimulaba la ingesta; en cambio, la
administración de glucosa inhibía la
hiperfagia (incremento en la ingesta),
TEJIDO ADIPOSO
que se produce tras un período de
INTESTINO INTESTINO ayuno.
GRUESO DELGADO Se había observado, además, que
la concentración de glucosa descen-
día justo antes del comienzo de la
2. SEÑALIZACION ENTRE EL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL Y LOS ingesta, para aumentar, junto con la
ORGANOS PERIFERICOS en la regulación de la ingesta. Del control de la insulina, durante el curso de la misma.
ingesta se encargan señales periféricas procedentes del tejido adiposo, del No cabía duda, pues, de la existencia
páncreas y del tracto gastrointestinal. Las señales procedentes del tracto de sistemas de control, capaces de
gastrointestinal, como la ghrelina, se hallan implicadas en la regulación a detectar las variaciones plasmáticas
corto plazo. Las señales procedentes del tejido adiposo (leptina) y el páncreas de glucosa, e inducir, a través de me-
(insulina) informan al SNC del nivel de adiposidad, es decir, del estado de los canismos cerebrales, la sensación de
hambre o de saciedad.
depósitos energéticos. Las señales periféricas actúan sobre el hipotálamo y el
Pero a la hipótesis glucostática se
tronco cerebral para regular la ingesta.
le criticaba la corta duración del es-
tímulo que entraña un cambio drástico
en la concentración sanguínea de glu-
lan la función digestiva y la motilidad y la enterostatina (ENT). Se trata de cosa. El incremento en la ingesta que
del estómago y del intestino. Tal secre- hormonas anorexigénicas, o inhibi- se produce tras un período de ayuno se
ción viene estimulada por la presencia doras de la ingesta, con la salvedad mantiene durante días, mientras que
de comida. Algunas de las hormonas de la ghrelina, que tiene propiedades los niveles de glucosa se normalizan
implicadas son la gastrina, la ghrelina, orexigénicas, es decir, estimuladoras horas después del inicio de la reali-
la colecistoquinina (CCK), la bombe- de la ingesta. Además de indicar al mentación. La objeción se extendía a
sina (BBS), el péptido-1 similar a glu- cerebro la presencia o ausencia de otras hipótesis que consideraban como
cagón (GLP-1), el péptido YY (PYY) alimentos en el tubo digestivo, las principal señal aferente los niveles

76 Mente y cerebro 24/2007


de aminoácidos en sangre (hipótesis +/+ +/+
aminostática). No modifica ingesta
No modifica masa
Hipótesis lipostática
Otros modelos apuntaban a productos
del metabolismo lipídico. El elemento ob/ob ob/ob
central de la denominada hipótesis li- Disminuye ingesta
postática era la existencia de un factor Disminuye masa
desconocido, probablemente un pro-
ducto del metabolismo lipídico que,
presente en la circulación, informaría
al cerebro sobre el estado de los de-
pósitos grasos. El cerebro interpreta- +/+ +/+
ría la información recibida y enviaría Disminuye ingesta
señales que modularían la ingesta y Disminuye masa
el gasto energético, para así mantener
una masa grasa corporal estable. db/db db/db
Contra esa hipótesis se levantaron
críticas que se basaban en la natu- No modifica ingesta
raleza de la señal que informaría al No modifica masa
SNC. Durante algún tiempo se atribu-
yó dicho papel a algunos ácidos grasos
presentes en la sangre. Más tarde, la
insulina, segregada por el páncreas,
emergió como la molécula señal en ob/ob ob/ob
este sistema (véase la figura 2). En
Disminuye ingesta
los animales en ayuno, los niveles Disminuye masa
de insulina se encuentran muy por
debajo de su concentración en estado
db/db db/db
normal. Además, los niveles de insu-
lina, aunque no de glucosa, aumentan
No modifica ingesta
en proporción a la adiposidad, indicio No modifica masa
de la función lipostática desempeña-
da por esos niveles. Por último, la
inoculación de insulina en el cerebro 3. EXPERIMENTOS DE PARABIOSIS ENTRE RATONES ob/ob y db/db.
reducía la ingesta y la masa corporal Llevados a cabo por Coleman, hace más de 30 años, fueron decisivos para el
en roedores. Todos estos datos apo- descubrimiento de la leptina. La línea roja que une dos ratones representa la
yaban el papel de la insulina como circulación cruzada.
señal molecular en la regulación de
la masa corporal.
las figuras 3 y 4). En coherencia, de masa en los primeros, mientras
La leptina se les denominó ratones ob/ob y que los segundos no modificaban los
Según hemos adelantado, la insulina, db/db, respectivamente. Además de parámetros. Cuando el experimento
la hormona más lipogénica, que inter- obesidad desmesurada, ambas cepas se desarrollaba entre la cepa db/db
viene en el control de la ingesta, no sufrían otras anomalías: esterilidad, y ratones silvestres (normales, +/+),
se produce en el tejido adiposo, sino alteraciones de los mecanismos de se provocaba una disminución de la
en el páncreas. En razón de tal ori- termorregulación y diabetes. ingesta y de la masa de los segundos,
gen, algunos se aferraron a la idea de Resultaron decisivos para el des- mientras que los primeros no modifi-
un mensajero sintetizado en el tejido cubrimiento de la leptina los experi- caban sus valores.
adiposo que regulara la ingesta. Tras mentos de parabiosis realizados por La parabiosis entre ratones ob/ob
una búsqueda de casi 30 años, esa Douglas L. Coleman en 1973. Co- y db/db provocaba una disminución
molécula, la leptina, fue descubierta leman cruzó las circulaciones san- en la ingesta y en la masa corporal
en 1994 por Jeffrey M. Friedman, de guíneas de los dos tipos ratones y de los animales ob/ob, mientras que
la Universidad Rockefeller. observó su efecto sobre la ingesta y los db/db mantenían constantes esos
Se dio con la leptina en el curso la masa corporal de los animales. Al parámetros.
de un estudio de dos cepas de ra- cruzar las circulaciones de la cepa Estos datos sugerían que los rato-
tón caracterizadas por un fenotipo ob/ob con animales silvestres (nor- nes silvestres (normales, +/+) poseían
de obesidad mórbida e hiperfágico, males, +/+), se producía una dismi- en su torrente circulatorio un “factor
o de ingesta muy elevada (véanse nución de la ingesta y una pérdida adelgazante”, del que carecían los ra-

Mente y cerebro 24/2007 77


tones ob/ob. Por su parte, los ratones
db/db poseían dicho “factor adelga-
zante” (ya que los ratones ob/ob y
silvestres conectados a ellos perdían
masa), pero, por algún motivo, los
ratones db/db carecían de capacidad
de respuesta al mismo; posiblemente
algún fallo en el receptor de dicho
LEPTINA factor.
Tras 10 años de búsqueda del factor
en cuestión llegó la demostración de
Friedman. Ratificó las hipótesis de Co-
leman al clonar el gen ob, que codifica
la proteína OB o leptina. Expresada en
ob/ob ob/ob + LEPTINA el tejido adiposo, pasa a la sangre,
en cuantía proporcional a la cantidad
• HIPERFAGIA • INGESTA NORMAL de tejido adiposo: a más tejido graso,
• OBESIDAD • MASA CORPORAL NORMAL mayor cantidad de leptina.
La leptina participa en la regulación
de la masa corporal, suprimiendo el
4. EFECTO DE LA ADMINISTRACION DE LEPTINA SOBRE LOS RATONES apetito y estimulando el consumo de
OB/OB. Los ratones de la cepa ob/ob se caracterizan por una desmesurada energía, lo mismo en humanos que en
hiperfagia y obesidad mórbida, al carecer de leptina funcionalmente activa. roedores. En situaciones de ayuno se
La administración de leptina normaliza su ingesta y su masa corporal. limita la síntesis de leptina y caen sus
niveles en sangre. Cuando el animal
tiene acceso a la comida y se nor-
maliza la ingesta, vuelven a niveles
normales la síntesis y liberación de
EXTERIOR CELULAR
LEPTINA leptina por el tejido adiposo.
En los ratones ob/ob existe una
mutación en el gen ob, que provoca
la síntesis de una forma no funcio-
nal de la leptina. Sin embargo, estos
TEJIDO ADIPOSO ratones ob/ob responden a la leptina
MEMBRANA CELULAR
con la reducción de ingesta. De he-
cho, la administración repetida de
leptina a esa cepa revierte el fenotipo
hiperfágico y obeso, así como las
OB-Rb: alteraciones hormonales asociadas
FORMA LARGA OB-Ra, c, d, e, f: (véase la figura 4).
DEL RECEPTOR FORMAS CORTAS
DEL RECEPTOR
Los efectos de la leptina se hallan
DE LEPTINA
DE LEPTINA mediados por receptores específicos
JAK2: que se alojan en la membrana celular.
PROTEINA ASOCIADA Dichos receptores de leptina (OB-R)
A OB-Rb
INTERIOR CELULAR están codificados por el gen db. Se
han identificado seis variedades del
ACCIONES DE LA LEPTINA receptor de leptina: OB-Ra, OB-Rb,
EN EL INTERIOR DE LAS CELULAS OB-Rc, OB-Rd, OB-Re y OB-Rf
DEL TEJIDO DIANA (figura 5). Curiosamente, todas esas
isoformas están codificadas por el gen
db. Se clasifican en dos grupos, en
5. EL RECEPTOR DE LEPTINA MEDIA LA ACCION DE LA HORMONA
función de su longitud: formas largas
(OB-Rb) y formas cortas (OB-Ra, OB-
EN LOS TEJIDOS DIANA. La leptina ejerce su acción mediante su unión
Rc, OB-Rd, OB-Re y OB-Rf).
a un receptor que está presente en la membrana de las células de aquellos La forma larga OB-Rb es la fun-
tejidos sobre los que la leptina ejerce su acción; por ejemplo, las neuronas cionalmente activa, la encargada de
hipotalámicas. La unión de la leptina a la parte extracelular del receptor largo transmitir a los tejidos diana la in-
(OB-Rb) desencadena una serie de eventos en el interior de las células diana (así formación relacionada con los niveles
en el hipotálamo), que median la acción de la leptina. de leptina. La función del resto de

78 Mente y cerebro 24/2007


HIPOTALAMO

CORTE
CORONAL
PVN PVN
LHA LHA

DMN DMN NUCLEOS


HIPOTALAMICOS

VMN VMN

ARC ARC
3V

6. ANATOMIA DEL HIPOTALAMO. El hipotálamo se ubica en la parte


mediobasal del cerebro. Consta de agrupaciones de neuronas, o núcleos sus propiedades aislantes. Ahora se
hipotalámicos, que se disponen de modo bilateral a ambos lados del tercer le reconoce también una función en-
ventrículo (3V). ARC: núcleo arcuato, DMN: núcleo dorsomedial, LHA: docrina. Se trata de un tejido muy
hipotálamo lateral, PVN: núcleo paraventricular y VMN: núcleo ventromedial. activo, donde se realiza la síntesis de
moléculas diversas que cumplen un
amplio abanico de funciones.
las isoformas parece guardar rela- La incidencia de estas mutaciones Tales moléculas se agrupan bajo
ción con el transporte de leptina. Con en el conjunto de la obesidad humana la denominación común de adipoci-
posterioridad al descubrimiento del es muy baja. Igualmente, a pesar de toquinas o adipoquinas. Entre ellas,
receptor de leptina, se demostró que los espectaculares efectos de la lep- la resistina (RSTN), la adiponectina
los ratones db/db presentaban una tina en estos pacientes, su utilización (ADPN), las interleuquinas (IL) y
mutación en el gen db que propiciaba como agente farmacológico resulta de la propia leptina. Estos metabolitos
la aparición de un receptor no activo; escasa eficacia. Se debe ello a que la participan en la modulación de pro-
por esa causa los ratones db/db no gran mayoría de las personas obesas cesos fisiológicos dispares, desde el
respondían a la leptina, pese a pre- son insensibles a la leptina, es decir apetito hasta la inmunidad, pasando
sentar elevadas cantidades de leptina presentan resistencia a la leptina. De por la masa corporal, el crecimiento
en sangre. hecho, la mayoría de las personas obe- y la reproducción. Las concentracio-
En humanos se han descrito mu- sas, salvo las que portan mutaciones nes sanguíneas de las adipoquinas
taciones en el gen de la leptina y su en el gen de la leptina, manifiestan aparecen incrementadas en pacientes
receptor. Se manifiestan en proteínas elevados niveles de leptina, debido a obesos, con la excepción de la adi-
anómalas, carentes de función, que su mayor cantidad de tejido adiposo ponectina, que presenta bajos niveles
conllevan a la aparición de fenotipos (a más tejido adiposo, mayor cantidad en personas obesas.
obesos. Los humanos con mutaciones de leptina).
en el gen de la leptina responden a Mecanismos neurales
la administración de leptina dismi- Función endocrina Toda la información periférica proce-
nuyendo su apetito y su masa cor- del tejido adiposo dente de los depósitos grasos y del
poral, como ocurría con los ratones Hasta el descubrimiento de la lep- tracto digestivo es recibida, analizada
ob/ob. Sin embargo, los humanos con tina, al tejido adiposo se le suponía y procesada por determinadas neu-
mutaciones en el receptor de leptina implicado sólo en el almacenamien- ronas del sistema nervioso central.
no responden a la administración de to de energía, en forma de grasa, y La región de mayor interés para la
leptina. en la termorregulación, en razón de regulación de la ingesta es el hipo-

Mente y cerebro 24/2007 79


LESION sueño-vigilia, la bebida, el aparea-
EN EL HIPOTALAMO miento y la respuesta al estrés.
VENTROMEDIAL La identificación del hipotálamo
como la región cerebral clave en la
HIPERFAGIA regulación de la ingesta y la homeos-
Y OBESIDAD tasis energética se apoyó en los re-
sultados de lesiones y estimulaciones
cerebrales en ratas. Las lesiones en
el hipotálamo ventromedial (o me-
diobasal) provocaban un apetito des-
PVN PVN
LHA LHA mesurado (hiperfagia) que tenía como
consecuencia la obesidad del animal
(obesidad hiperfágica). La destruc-
DMN DMN ción del LHA causaba disminución
HIPOTALAMO del apetito (hipofagia), rechazo a los
VENTROMEDIAL:
“CENTRO alimentos (afagia) y, en último térmi-
VMN VMN DE LA SACIEDAD” no, la muerte por inanición. Todo ello
sugería la existencia de dos centros
reguladores de la ingesta: un centro
ARC ARC
3V del hambre, ubicado en el hipotálamo
lateral, y de un centro de la saciedad,
situado en el hipotálamo ventrome-
LESION dial.
EN EL HIPOTALAMO Se conocen bastante bien algunos
LATERAL
mecanismos de control hipotalámico
de la ingesta. Sabemos que los núcleos
AFAGIA Y MUERTE hipotalámicos integran de manera coor-
POR INANICION dinada la información procedente de
la periferia y se comunican entre sí
gracias a neuropéptidos, moléculas de
naturaleza proteica que se encargan
de modular la función de las neuronas.
PVN PVN Unos neuropéptidos, los orexigénicos,
LHA LHA
estimulan la ingesta; otros, los ano-
rexigénicos, la inhiben.
DMN DMN Entre los neuropéptidos orexigéni-
HIPOTALAMO cos destacan el neuropéptido Y (NPY)
LATERAL: y la proteína relacionada con agutí
“CENTRO
DEL HAMBRE” (AgRP), producidos por las mismas
VMN VMN neuronas del ARC. Ambas moléculas
ejercen un potentísimo efecto induc-
ARC ARC tor de la ingesta cuando se inoculan
3V en roedores. Basta una sola dosis de
AgRP para que un ratón coma más
7. EXPERIMENTOS DE LESIONES HIPOTALAMICAS. Mediante la lesión durante una semana. A su vez, la
selectiva de determinadas regiones del hipotálamo se pudo conocer que administración repetida, crónica, de
desarrollaban funciones diferentes sobre la regulación de la ingesta. AgRP y NPY provoca obesidad.
El relámpago de color rojo indica la lesión. Otros neuropéptidos hipotalámicos
con efecto orexigénico son las orexi-
nas (OX-A y OX-B) y la hormona
tálamo, situado en la parte medio- somedial (DMN), el núcleo paraven- concentradora de melanina (MCH),
basal del cerebro. El hipotálamo se tricular (PVN) y el hipotálamo lateral si bien su potencia es menor que la
organiza en agrupaciones de neuro- (LHA). de las dos anteriores; ambas son sin-
nas, los núcleos hipotalámicos, que se Además del control de la ingesta, tetizadas por dos tipos de neuronas
disponen de modo bilateral a ambos corresponden al hipotálamo la libe- distintas en el hipotálamo lateral.
lados del tercer ventrículo (3V). En ración de hormonas, la reproducción, Entre los neuropéptidos anorexigé-
la regulación de la ingesta intervienen la lactancia, la termorregulación, la nicos sobresalen la hormona alfa esti-
el núcleo arcuato (ARC), el núcleo función cardiovascular, el control me- mulante de los melanocitos (α-MSH)
ventromedial (VMN), el núcleo dor- tabólico, el comportamiento, el ciclo que procede de un precursor de ma-

80 Mente y cerebro 24/2007


yor tamaño, la proopiomelanocortina
(POMC, por eso se dice que α-MSH NEUROPEPTIDOS ANOREXIGENICOS
es una melanocortina) y el transcrito
regulado por cocaína y anfetamina
(CART); ambos neuropéptidos son
sintetizados por las mismas neuronas
del núcleo arcuato. Tenemos, pues,
que el núcleo arcuato despliega dos PVN PVN
LHA LHA
poblaciones neuronales distintas con
funciones diferentes: una orexigéni-
ca (AgRP/NPY) y otra anorexigénica CRH DMN DMN TRH
(CART/POMC). Si bien, CART se
expresa, además, en el núcleo dor-
somedial, en el paraventricular y en
el hipotálamo lateral. VMN VMN
Otros neuropéptidos con acciones
inhibidoras de la ingesta son la hormo- ARC ARC
3V
na liberadora de corticotropina (CRH)
y la hormona liberadora de tirotropina
(TRH). Ambos tienen una potencia
menor que la de α-MSH y CART. POMC (α-MSH) CART
Hemos de advertir que hemos men-
cionado sólo algunas de las moléculas
implicadas en la regulación hipotalá-
mica de la ingesta. La lista de mo- INGESTA
léculas hipotalámicas con capacidad
moduladora abarca hasta cincuenta
sustancias diferentes. Con otras pa-
labras, el sistema de regulación hipo- NEUROPEPTIDOS OREXIGENICOS
talámico de la ingesta es redundante,
capaz de asegurar una regulación fina
de la ingesta.
Conviene, además, precisar que la
mayoría de las moléculas implicadas
son pleiotrópicas, es decir llevan a PVN PVN
cabo numerosas funciones, al margen LHA LHA
de la regulación de la ingesta. Por
citar algunas: la función neuroendo- OXs MCH
DMN DMN
crina, la reproducción, la lactancia,
la termorregulación, la función car-
diovascular, el control metabólico, el
comportamiento, el ciclo sueño-vigi- VMN VMN
lia, la bebida, el apareamiento y la
respuesta al estrés. En concreto, la ARC ARC
deficiencia de orexinas, fundamentales 3V
para la normal regulación del ciclo
sueño-vigilia, provoca narcolepsia en
perros, roedores y humanos. Por su AgRP NPY
parte, α-MSH, involucrada en la re-
gulación de la pigmentación, controla
la síntesis de melanina; su deficien-
cia provoca la aparición de pelaje (en INGESTA
roedores) o cabello (en humanos) de
color rojizo (pelirrojo).
La síntesis neuronal de estos neu-
ropéptidos se halla regulada por las 8. NEUROPEPTIDOS HIPOTALAMICOS REGULADORES DE LA INGESTA.
señales periféricas abordadas más arri- Los núcleos hipotalámicos producen moléculas que regulan la ingesta. Entre
ba. De entre ellas, desempeñan una ellas, destacan los neuropéptidos, que se dividen en orexigénicos, si estimulan la
función fundamental las señales de ingesta, y anorexigénicos, si la inhiben.

Mente y cerebro 24/2007 81


Un sistema complejo
La información periférica, aportada
por niveles de leptina e insulina y re-
cibida por los núcleos hipotalámicos,
LEPTINA
se integra, procesa y envía a otros
centros de la corteza y tronco cerebral,
para generar una respuesta adecuada
en la ingesta. La integración de la
información en el hipotálamo se pro-
duce en sentido ascendente; comienza
en los núcleos basales, próximos a la
circulación sanguínea, como el núcleo
ob/ob ob/ob + LEPTINA
arcuato.
Una vez integrada en el núcleo
• HIPERFAGIA • INGESTA NORMAL
arcuato, la información —en forma
• OBESIDAD • MASA CORPORAL NORMAL de cambios en la concentración de
neuropéptidos— se transmite a otros
NIVELES INCREMENTADOS núcleos situados más arriba, como
DE NEUROPEPTIDOS OREXIGENICOS NIVELES NORMALES
DE NEUROPEPTIDOS DMN, LHA, PVN y VMN. No obs-
NIVELES DISMINUIDOS OREXIGENICOS tante, el flujo de información no es
DE NEUROPEPTIDOS ANOREXIGENICOS Y ANOREXIGENICOS unidireccional. Esos mismos núcleos
reenvían información descendente al
núcleo arcuato. Las poblaciones neu-
ronales de los núcleos hipotalámicos
9. EFECTO DE LA ADMINISTRACION DE LEPTINA SOBRE LOS responden mediante la modulación de
NEUROPEPTIDOS EN RATONES ob/ob. La hiperfagia de los ratones ob/ob es la síntesis de los neuropéptidos, lo
debida a una total desregulación de los neuropéptidos hipotalámicos, como que provoca cambios en la ingesta y
resultado de la ausencia de leptina. La administración de leptina a estos animales en el gasto energético.
normaliza los niveles de los neuropéptidos y, consecuentemente, la ingesta. Cuando la ingesta supera al gasto
energético, cae la expresión de neu-
ropéptidos orexigénicos (AgRP, MCH,
adiposidad, como la leptina y la insu- de los neuropéptidos hipotalámicos: NPY y OXs) y aumenta la síntesis de
lina. En líneas generales, las acciones niveles elevados de orexigénicos y ni- neuropéptidos anorexigénicos (CART,
anorexigénicas de ambas hormonas veles bajos de anorexigénicos. Esa CRH, POMC y TRH). A la inversa,
están mediadas por un incremento situación promueve la aparición de cuando el gasto energético supera la
en la síntesis de los neuropéptidos hiperfagia y obesidad. El tratamiento ingesta, se intensifica la expresión de
anorexigénicos y una disminución con leptina normaliza los niveles de neuropéptidos orexigénicos y decae
de la síntesis de los neuropéptidos neuropéptidos de los ratones ob/ob, la de neuropéptidos anorexigénicos.
orexigénicos. lo que conduce a una concomitante Intervienen también las hormonas
Se observa con particular nitidez en reducción de la ingesta y de la masa sexuales y las hormonas tiroideas;
el caso de la leptina. En el hipotálamo corporal (véase la figura 9). se encargan de informar al hipotá-
se expresan todas las isoformas del La implicación de los neuropéptidos lamo sobre el estado energético del
receptor de la leptina (OB-R), aunque en la obesidad humana queda patente individuo.
con diferenciación regional. Así, OB- en los individuos con mutaciones en Pese a esa imbricada red de infor-
Ra y OB-Rb, pero no OB-Rc y OB-Rf, el gen de la proteína POMC, y conse- mación, la complejidad del sistema no
se expresan abundantemente en los cuente de α-MSH, que se caracterizan se limita a las señales mencionadas.
núcleos ARC, PVN, DMN, LHA y por hiperfagia, obesidad mórbida, así Se acaba de demostrar que las neuro-
VMN, todos ellos implicados en la como otras alteraciones metabólicas y nas hipotalámicas responden a niveles
regulación de la masa corporal. Una pigmentarias (color del cabello rojizo). de macronutrientes, como la glucosa,
vez que alcanza las neuronas hipo- Las personas con mutaciones en uno los aminoácidos y los ácidos grasos.
talámicas presentes en esos núcleos, de los receptores de α-MSH, el re- Podrían, pues, volver las hipótesis glu-
la leptina inhibe la síntesis de neuro- ceptor 4 de melanocortinas (MC4-R), costática, aminostática y lipostática de
péptidos orexigénicos (AgRP, MCH, son hiperfágicas y obesas. Aproxima- regulación de la ingesta.
NPY y OXs) y estimula la síntesis de damente, entre el 4-5 % de la obesidad Nuestro propio grupo ha descubier-
neuropéptidos anorexigénicos (CART, humana parece ser debida a la muta- to que la vía de síntesis de los ácidos
CRH, POMC y TRH), como se evi- ción en el gen mcr-4. Los modelos grasos, durante mucho tiempo ignora-
dencia en el ratón ob/ob. murinos con mutaciones en los genes da como posible mecanismo fisiológi-
Al carecer de leptina, la cepa ob/ pomc y mc4-r desarrollan fenotipos co de control de la ingesta, desempeña
ob presenta una desregulación total equivalentes a los humanos. un importante papel en este sentido.

82 Mente y cerebro 24/2007


10. LA RUTA DE SINTESIS DE LOS
ACIDOS GRASOS desempeña una Inhibidores de FAS
importante función en la regulación
hipotalámica de la ingesta. La
administración de inhibidores de Acetil-CoA Malonil-CoA Acidos grasos
FAS, enzima de la ruta, provoca ACC FAS
la inhibición de la ingesta. En
este mecanismo intervienen los ¿ ?
neuropéptidos hipotalámicos. Las
bases moleculares de esta interacción POMC AgRP
son, de momento, desconocidas, CART NPY
pero el mecanismo está asociado
a la acumulación de malonil-CoA
en el hipotálamo. ACC: acetil-CoA
carboxilasa; FAS: ácido graso sintasa.
INGESTA

En concreto, hemos observado que la


modulación de la ácido graso sintasa
(FAS) en el hipotálamo constituye un
mecanismo fisiológico que opera en la que el paciente fuese resistente a las identificación de defectos genéticos
modulación de la ingesta en roedores mismas. ofrece la oportunidad de desarrollar
y, posiblemente, en humanos. La in- Podría requerirse la combinación terapias selectivas diseñadas para
hibición de esa enzima disminuye la de terapias que tengan como objetivo individuos con defectos específi-
ingesta y la masa corporal, mediante dos o más pasos en las vías que cos del sistema de regulación de la
un mecanismo independiente de la regulan el balance energético. La ingesta.
leptina.
Se desconoce la interrelación entre
FAS con otros sistemas hipotalámi- MIGUEL LOPEZ, investigador de la Universidad de Santiago de Compostela, donde
cos. Pese a ello, hemos comprobado se doctoró en biología, completó su formación en la Universidad de Cambridge. Sus
que el efecto anorexigénico de los líneas de investigación se centran en el estudio de los mecanismos hipotalámicos que
inhibidores de la enzima guarda re- regulan la ingesta de alimentos. ANTONIO VIDAL-PUIG es licenciado en medicina y
lación con cambios en la expresión cirugía por la Universidad de Valencia y doctor por la Universidad de Granada, donde
de neuropéptidos hipotalámicos. En también obtuvo su residencia en endocrinología. Realizó sus estudios posdoctorales en
concreto, la inhibición de la enzima la Universidad de Harvard (EE.UU.), donde también desempeñó el puesto de “Junior
se halla en correlación con una dismi- Faculty”. Actualmente, investiga los mecanismos moleculares y fisiopatológicos de la
nución en la expresión de AgRP/NPY obesidad y la diabetes en la Universidad de Cambridge (R.U.).
y un incremento en la expresión de
CART/POMC en las neuronas del Bibliografía complementaria
ARC. Seguimos investigando los OBESITY WARS: MOLECULAR PROGRESS CONFRONTS AN EXPANDING EPIDEMIC. J. S. Flier en
mecanismos moleculares de esa in- Cell, vol. 116, págs. 337-350; 2004.
teracción. De momento, parece que
A HYPOTHALAMIC ROLE IN ENERGY BALANCE WITH SPECIAL EMPHASIS ON LEPTIN. A. Sahu
los cambios en los neuropéptidos
en Endocrinology, vol. 145, págs. 2613-2620; 2004.
están asociados a un incremento en
la concentración hipotalámica de ma- THE GUT AND ENERGY BALANCE: VISCERAL ALLIES IN THE OBESITY WARS. M. K. Badman
lonil-CoA, el sustrato de FAS que y J. S. Flier en Science, vol. 307, págs. 1909-1914; 2005.
actúa como metabolito intermediario HORMONAL REGULATION OF FOOD INTAKE. S. Stanley, K. Wynne, B. McGowan, S. Bloom
en la ruta de síntesis de los ácidos en Physiological Reviews, vol. 85, págs. 1131-1158; 2005.
grasos (figura 10). GATEWAY TO THE METABOLIC SYNDROME. G. Medina-Gómez y A. Vidal-Puig en Nature
Medicine, vol. 11, págs. 602-603; 2005.
El futuro
PERIPHERAL TISSUE-BRAIN INTERACTIONS IN THE REGULATION OF FOOD INTAKE. M. López,
Las terapias que tengan como diana
S. Tovar, M. J. Vázquez, L. M. Williams y C. Diéguez en Proceedings of the Nutrition Society,
sólo la ingesta o el gasto energético
vol. 66, n.o 1, págs. 131-155; 2007.
pueden provocar una pérdida inicial de
masa corporal. No obstante, la exis- HYPOTHALAMIC FATTY ACID METABOLISM: A HOUSEKEEPING PATHWAY THAT REGULATES
tencia de vías de retroalimentación, FOOD INTAKE. M. López C. J. Lelliott y A. Vidal-Puig en BioEssays, en prensa.
y sobre todo la redundancia, harían

Mente y cerebro 24/2007 83


ILUSIONES

Ilusiones ópticas
y creación artística
¿Qué tienen en común la Mona Lisa y el presidente Lincoln?

Vilayanur S. Ramachandran desproporcionadamente más alta que No existe ningún ojo interior. Nues-
y Diane Rogers-Ramachandran ancha. tra atención debe dirigirse hacia me-
Una idea absurda. Si fuera cierta, canismos visuales que extraen infor-

E
n las obras del Greco, perso- todos estaríamos dibujando el mun- mación en paralelo de la imagen y la
najes y objetos aparecen re- do cabeza abajo, porque la imagen procesan etapa tras etapa, antes que
presentados con formas alar- retiniana está invertida con respecto su actividad culmine en experiencia
gadas. Algunos historiadores han su- a la original. (El cristalino invierte perceptiva. Nos serviremos de algunas
gerido que el Greco podría haber la imagen que le llega, y el cerebro ilusiones llamativas que ayuden a ilu-
sido astigmático, es decir, que la interpreta la imagen como si el lado minar el funcionamiento del cerebro
curvatura de las córneas o de los derecho estuviera arriba.) La falacia en este procesamiento.
cristalinos de sus ojos podría haber nace del erróneo razonamiento de
sido más acusada en sentido horizon- que nosotros “vemos” literalmente ¿Furioso o tranquilo?
tal que en el vertical, con el efecto una imagen de la retina, como si es- Comparemos los dos rostros que ve-
de que la imagen proyectada sobre tuviéramos barriéndola con un “ojo mos en a. Si mantenemos la pági-
la retina, en el fondo del ojo, sería interior”. na a una distancia de unos 30 o 35

ADAPTADO DE “DR. ANGRY AND MR. SMILE: WHEN CATEGORIZATION FLEXIBLY MODIFIES THE PERCEPTION
OF FACES IN RAPID VISUAL PRESENTATIONS,” POR P. G. SCHYNS Y A. OLIVA EN COGNITION, VOL. 69, NO. 3,
PHILIPPE G. SCHYNS UNIVERSIDAD DE GLASGOW Y AUDE OLIVA INSTITUTO DE TECNOLOGIA DE MASSACHUSETTS,

PAGS 243–265; 1999

DE CERCA, un rostro es ceñudo, y el otro, tranquilo. Desde lejos, ambos


cambian. ¿Cómo explicarlo?

84 Mente y cerebro 24/2007


centímetros, veremos que el rostro
de la derecha está ceñudo y frunci-
do, enojado, mientras que el de la
izquierda aparece con una expresión
plácida.
Mas, si movemos la figura, de suer-
te que se encuentre a unos dos metros
o dos metros y medio de distancia, las
expresiones cambian. El rostro de la
izquierda sonríe, mientras que el de
la derecha parece tranquilo.
¿Cómo explicar semejante cam-
bio? Parece cosa de magia. Para
comprenderlo, es necesario explicar
cómo fueron construidas las imáge-
nes por Philippe G. Schyns, de la
Universidad de Glasgow, y Aude
Oliva, del Instituto de Tecnología
de Massachusetts.
Un retrato ordinario (sea fotográ-
fico o pintura) contiene variaciones
en lo que los neurocientíficos deno-
minan “frecuencia espacial”. Men-
cionaremos dos tipos de frecuencia
espacial. El primero es el de las
frecuencias “altas”, correspondien-
tes a las líneas finas, nítidas, o a
los detalles presentes en la figura.
El segundo tipo es de las frecuencias
“bajas”, correspondientes a los bor-
des borrosos o a los objetos grandes.
(En realidad, casi todas las imágenes
poseen un espectro de frecuencias
que recorre la gama entera, desde las
frecuencias altas hasta las bajas, en
diversas proporciones y contrastes,
pero eso no es importante para los
fines de este artículo.)
Por medio de algoritmos informá-
ticos podemos procesar un retrato
normal y eliminar del mismo, ora las b
frecuencias espaciales altas, ora las ba-
jas. Si, por ejemplo, eliminamos las
frecuencias altas, se obtiene una ima-
gen desenfocada, de la que se dice gran escala. El resultado se parece senfocada y contiene las variaciones
que contiene “las bajas frecuencias un poco al dibujo de un perfil sin de luminancia de gran escala. Des-
espaciales en el espacio de Fourier”. sombreado. pués combinaron el rostro tranquilo
(No tenemos necesidad aquí de pre- Estos tipos de imágenes procesa- de paso-alto con el rostro sonriente de
ocuparnos de esta descripción mate- das por ordenador han sido combina- paso-bajo y obtuvieron la imagen de la
mática.) En breve, este procedimiento das de forma atípica, para crear los izquierda. Para obtener la imagen de
de difuminado se denomina “filtra- rostros misteriosos que vemos en a. la derecha, superpusieron el rostro
do de paso bajo”, porque elimina Los investigadores comenzaron con ceñudo de paso-alto con la faz tran-
por filtrado las frecuencias espacia- fotografías normales de tres rostros: quila de paso-bajo.
les altas (las líneas finas o los bor- uno en calma, otro furioso, y otro ¿Qué ocurre al mirar las imágenes
des nítidos) y solamente deja pasar sonriente. Seguidamente, aplicaron de cerca? ¿Por qué cambian sus ex-
bajas frecuencias. El filtrado de paso a cada rostro un filtro de paso-alto presiones al alejar la página? Para res-
alto, que es el proceso contrario, para obtener una imagen que con- ponder a estas preguntas, necesitamos
retiene los bordes nítidos y los per- tiene líneas finas y nítidas, y otro traer a colación un par de conceptos
files, pero elimina las variaciones de de paso-bajo, que da una imagen de- más acerca del procesamiento visual.

Mente y cerebro 24/2007 85


c
MARGARET LIVINGSTONE HARVARD MEDICAL SCHOOL

LA SONRISA ELUSIVA sólo es visible cuando se mira lejos


de la boca. Hay que observarla por el rabillo del ojo.

En primer lugar, se requiere que la porción correspondiente de retina a la El misterio de la Mona Lisa
imagen se halle cerca para que po- que es necesario presentar un estímulo Tomemos, por último, la sonrisa enig-
damos ver los rasgos bien definidos. para que resulte activada.) Demuestra mática de la Mona Lisa de Leonardo
En segundo lugar, los rasgos nítidos, también que los canales no funcionan da Vinci. Los filósofos e historiadores
cuando son visibles, “enmascaran” a por separado. Antes bien, interactúan del arte dedicados a los problemas de
los objetos de gran escala (frecuencias de formas interesantes (los bordes ní- estética suelen hablar de su expresión
espaciales bajas) desviando la aten- tidos captados por pequeños campos “enigmática” o “elusiva”, sobre todo,
ción hacia ellos. receptivos enmascaran las variaciones porque no la comprenden. A decir
Así pues, al acercar la imagen, los difuminadas de gran escala señaladas verdad, nos preguntamos si es que
rasgos nítidos se hacen más visibles, por campos receptivos grandes). prefieren no comprenderla, porque
enmascarando los rasgos más burdos. encuentran indignantes y agraviosos
El resultado es que el rostro de la Abraham Lincoln los intentos de explicarla científica-
derecha parece enojado, mientras que Los experimentos de esta clase se mente, temiendo, según parece, que
el de la izquierda da la impresión de remontan a comienzos de los años tales análisis puedan mermar su be-
tranquilidad. Lo que ocurre es, sen- sesenta, cuando Leon Harmon, que lleza.
cillamente, que uno no se fija en las trabajaba en los Laboratorios Bell, Pero la neurobióloga Margaret Li-
emociones contrarias transmitidas por ideó el famoso “efecto Abraham Lin- vingstone, de la facultad de medicina
las frecuencias espaciales bajas. En- coln”. Harmon preparó la imagen de de Harvard, hizo en fecha reciente
tonces, al alejar la página, nuestro Honest Abe tomando una fotografía una intrigante observación. Se podría
sistema visual deja de poder resol- normal y digitalizándola mediante decir que había descerrajado el códi-
ver los detalles finos. La expresión píxeles, o elementos de imagen, de go da Vinci. Se dio cuenta de que,
transmitida por tales detalles finos gran tamaño (b). Las variaciones de cuando miraba directamente a la boca
desaparece y, en cambio, la expre- brillo al pasar de una cuadrícula a de Mona Lisa (c, panel central), la
sión correspondiente a las frecuencias otra contienen suficiente información sonrisa no era perceptible (desilusión
bajas, desenmascarada, se percibe. para reconocer el rostro de Lincoln. total). Sin embargo, al alejar la mirada
Este experimento pone vívidamente Pero estos datos, como se ha señalado de la boca, fijándose en los ojos, la
de manifiesto una idea que Fergus ya, están enmascarados por los bordes sonrisa aparecía. Si volvía a fijarse en
Campbell y John Robson, de la Uni- nítidos de los píxeles. Al alejarnos la boca, notó que la sonrisa volvía a
versidad de Cambridge, postularon: la de la fotografía, o al mirarla “por el desaparecer.
información proveniente de diferentes rabillo del ojo” la imagen se difumina, De hecho, observó, la sonrisa ambi-
escalas espaciales es extraída en pa- y se eliminan los bordes nítidos. De gua solamente puede ser vista cuando
ralelo por diversos canales nerviosos, repente, Lincoln resulta reconocible. se mira lejos de la boca. Es necesario
que poseen amplias gamas de campos Esta ilusión inspiró a Salvador Dalí, verla con el rabillo del ojo, en lugar
de recepción de tamaños. (El campo quien la empleó como base de sus de examinarla directamente. A causa
receptivo de una neurona visual es la cuadros, en una inusitada yuxtaposi- del peculiar sombreado (colocación
parte del campo visual y la diminuta ción de arte y ciencia. de frecuencias espaciales bajas) en las

86 Mente y cerebro 24/2007


comisuras de los labios, sólo se perci-
be una sonrisa cuando son dominantes
las frecuencias espaciales bajas, es
decir, cuando se mira indirectamente
a la obra maestra.
Para confirmar esta idea, Livings-
tone aplicó a una imagen de la Mona
Lisa un filtro de paso-bajo (panel de
la izquierda) y un filtro de paso-alto
(panel derecho). Observemos que en
la imagen (borrosa) de paso-bajo la
sonrisa es más evidente que en el ori-
ginal: es visible incluso si se mira
directamente a la boca. Sin embargo,
en la imagen de paso-alto (la imagen
de finos trazos) no se aprecia sonrisa
alguna, ni aun mirando lejos de la
boca.
Al conjuntar estas dos imágenes
se restaura la obra maestra original
y reaparece la elusiva naturaleza de
la sonrisa. Al igual que en el caso
de los rostros cambiantes, podemos
ahora apreciar mejor aquello con lo
que Leonardo acertó y de lo que se
enamoró: un retrato que parece vivo
porque su expresión fugaz (debida a
las peculiaridades de nuestro sistema
visual) deja perpetuamente asombrado
a quien la contempla.
Estos experimentos, tomados co-
lectivamente, muestran que en la
percepción hay más de lo que pare-
ce a primera vista. Demuestran que
la información a diferentes escalas,
como el contraste de los detalles fi-
nos con la estructura gruesa, puede
extraerse inicialmente de una imagen
mediante canales nerviosos distintos y
recombinados en diferentes fases del
procesamiento, para crear en la mente
la impresión final de una imagen única
e integrada.

VILAYANUR S. RAMACHANDRAN y
DIANE ROGERS - RAMACHANDRAN
trabajan en el Centro sobre cerebro y
cognición de la Universidad de California
en San Diego.

Bibliografía complementaria
DR. ANGRY AND MR. SMILE. WHEN CA-
TEGORIZATION FLEXIBLY MODIFIES THE
PERCEPTION OF FACES IN RAPID VISUAL
PRESENTATIONS. Philippe G. Schyns y
Aude Oliva en Cognition, vol. 66, n.o 3,
págs. 243-265; 1999.

Mente y cerebro 24/2007 87


SYLLABUS

Estructuras del diencéfalo


El diencéfalo designa la zona entre el tronco cerebral y el cerebro. Su núcleo, el tálamo, actúa de
“puerta de la conciencia”. A menudo se comporta de forma caprichosa

Helmut Wicht (véase figura 1). La figura muestra Epitálamo


sólo el tálamo derecho, pero existe Al epitálamo pertenece, en cada he-

E
l término tálamo, de suave también el tálamo izquierdo. Uno en misferio cerebral, una estructura del
sonoridad, deja entrever la cada hemisferio cerebral. Entre ambos tamaño de una cabeza de alfiler, el
belleza vocálica del grie- se halla el tercer ventrículo cerebral nucleus habenulae (núcleo de la bri-
go clásico. El concepto es mucho en forma de ranura. da). Cada uno de los núcleos se co-
más antiguo. En el Egipto de los fa- A la cola doblada del tálamo se necta, mediante un fino cordón, con la
raones designaba el vestíbulo de un la denomina metatálamo. Rodea los glándula posterior; se trata de la brida
templo. Los primeros anatomistas pedúnculos cerebrales (en latín cru- o rienda (en latín, habenula). Por su
denominaron “tálamo” a un estrecho ra cerebri), una compacta gavilla de parte, la glándula en cuestión guarda
hueco, lleno de líquido cefalorraquí- fibras nerviosas, que conecta el córtex un lejano parecido con un cono de
deo, sito en el centro del diencéfalo. cerebral con el resto del cerebro. El pino. Nos referimos, obviamente, a la
Hoy llamamos a esa hendidura “ven- pedúnculo cerebral se expande junto “glándula pineal”; si bien su denomi-
trículo cerebral”; para los puristas, al tálamo y forma allí una suerte de nación latina abandona su resonancia
“tercer ventrículo cerebral”. tabique. En un corte vertical del ce- botánica: epiphysis cerebri.
Hasta hace escasas centurias, creíase rebro se asemeja a una cápsula; ha-
que el líquido de esa cavidad portaba blamos de la capsula interna. En la Bóveda
las funciones cerebrales. Dominaba la dirección del cerebro, la cápsula se Toda la región descrita se halla en-
opinión de que ese “humor” confluía, deshilacha en una corona radiante, marcada bajo una bóveda o cúpula
desde todas las partes del cerebro, en corona radiata. (fornix). Sus dos pilares curvados
el tálamo. Por eso, René Descartes ascienden, desde los corpúsculos
(1596-1650) y otros estudiosos del Hipotálamo mamilares, en dinámicos arcos hacia
cerebro situaron en esa región la sede Descendemos al hipotálamo. Por de- delante, se fusionan y se allanan para
del alma, que desde allí encauzaba los lante y debajo de ambos tálamos hay formar una bóveda sobre el diencéfa-
humores. En su tiempo se asociaba sendos embudos. El posterior va a lo. Después se vuelve a bifurcar, por
el cerebro a una bomba hidráulica, parar a un tubo largo y estrecho, el detrás, en dos arcos separados, que
que regulaba el espíritu a través de infundibulum (infundíbulo o embu- se dirigen a los lóbulos temporales
la presión del líquido. do). De su extremo inferior pende una del cerebro.
Desde la segunda mitad del si- glándula del tamaño de un guisante, Hasta aquí nos hemos ceñido a la
glo XVII, sin embargo, fue ganando la hipófisis o glándula pituitaria, que estructura del diencéfalo. Pero, ¿cuá-
terreno la relevancia del cerebro: pasó está dividida en un lóbulo anterior y les son sus funciones? Los neurólogos
de las cavidades al tejido nervioso. otro posterior. ven el tálamo como la “puerta de la
Con ello, el tálamo (o lo que entonces El infundíbulo anterior, algo ma- conciencia”. Se refieren, sobre todo,
se entendía por tal) también cayó del yor, sin tubo, se llama recessus su- al metatálamo, que recibe informa-
pedestal, y el término empezó a de- praopticus (fosa supraóptica). Por su ciones de ojos y oídos, así como de
signar las paredes laterales del tercer extremo inferior entran en el cerebro algunas zonas laterales del tálamo,
ventrículo. El diencéfalo en su conjun- los nervios ópticos procedentes de los a donde llega todo lo que nosotros
to comenzó a ser considerado lo que ojos e inmediatamente se cruzan en saboreamos, tanteamos y palpamos.
era, la antecámara del cerebro. el chiasma opticum (quiasma o en- Aquí residen las neuronas de relé,
trecruzamiento óptico). A propósito, transmisoras de las señales aferentes a
Estructuras componentes las fibras nerviosas ópticas acaban, en las respectivas áreas cerebrales. Mas,
¿Qué aspecto ofrece el diencéfalo? El su mayor parte, en el metatálamo, es ante un caudal constante de informa-
núcleo de las estructuras componentes decir, en la cola de la gota. Un poco ciones repetidas, tras un par de segun-
corresponde al tálamo. Visto de lado, detrás de los infundíbulos divisamos dos, interrumpen su transmisión.
recuerda una masa en forma de gota, dos estructuras: el par de corpora ¿Lleva el lector una alianza? En
en cuya cabecera asoma el grueso de mammillaria (corpúsculos mamilares). caso afirmativo, probablemente hace
la misma; su porción posterior, algo Todas estas estructuras constituyen, tiempo que no le presta atención. Pero
más delgada, se curva hacia abajo en conjunto, el hipotálamo. si se la quita, sentirá que ya no la

88 Mente y cerebro 24/2007


REPRESENTACION DE LAS ESTRUCTURAS COMPONENTES LAS ESTRUCTURAS MAS
DEL DIENCEFALO EN ESTA SECCION DEL CEREBRO LLAMATIVAS DEL DIENCEFALO
son el tálamo y la bóveda (en la figura,
las del hemisferio derecho, vistas desde la
izquierda).

Corona radiante
Fórnice o bóveda

Núcleo de la brida
Brida o rienda
Tálamo
Glándula pineal
Cápsula interna

Núcleo Metatálamo
subtalámico
Núcleo Pedúnculo cerebral
supraquiasmático
Quiasma óptico

Corpúsculos mamilares
Nervio óptico

SIGANIM, SEGUN HELMUT WICHT / GEHIRN & GEIST


Fosa supraóptica Infundíbulo

Hipófisis

lleva. Esta sensación le durará un par hace girar el anillo en el dedo, mien- para que preste atención a cuanto, en
de segundos. Si después se vuelve tras sopla sobre la piel, advertirá que adelante, se relacione con la primera
a poner el anillo, reaparece por un su conciencia empieza, de repente, a falange del dedo.
momento una extraña sensación, que interesarse por esa parte del cuerpo. ¿Cuál es la versión neuronal de ese
desaparece también con rapidez. Si Todo el proceso ha llegado al cere- fenómeno? Las estructuras corticales
repite la operación un par de veces, y bro, que ha instruido al diencéfalo excitadas por el constante toqueteo,

Mente y cerebro 24/2007 89


devuelven señales a las neuronas de de la conciencia): surge una idea, un pineal. A ésta, hace más de 400 años,
relé, de las que reciben informaciones. propósito, una decisión. Descartes la erigió erróneamente en
El diencéfalo retransmite ahora esas sede del alma; cual válvula hidráulica,
banales informaciones sobre el tema Glándulas endocrinas debía dirigir el flujo de las corrientes
“anillo en el dedo”. Por fortuna, el Una estructura elipsoide bajo el tála- humorales.
celo se aplaca en cualquier momen- mo, el nucleus subthalamicus (núcleo Hoy sabemos que la epífisis no tiene
to; si no ocurriera así, difícilmente subtalámico), es responsable de los nada que ver con el alma cartesiana
podríamos llevar una alianza durante movimientos. Dicho núcleo se halla y muy poco con la hidráulica. Antes
mucho tiempo. ligado, en ambos sentidos, con el ce- bien, y ateniéndose al reloj interno,
rebro, en concreto con los ganglios produce la hormona melatonina: en es-
Sopa de ideas basales. casa cuantía durante el día, abundante
Por esos conductos se comunican las En el hipotálamo, hay neuronas durante la noche. El neuromensajero
regiones del tálamo con el cerebro, que nos permiten sentir hambre, sed se reparte por el torrente circulatorio
en ambos sentidos. Cada área cor- y disgustos, pero también toda clase del cuerpo y sincroniza el ritmo de
tical, que recibe en el tálamo infor- de placeres. Además, se sitúan aquí, 24 horas, producido por los núcleos
maciones de una zona determinada, cerca de las aperturas del embudo, supraquiasmáticos, con el biorritmo
devuelve, a su vez, señales para la neuronas especializadas que segregan del cuerpo. En otras palabras: que
misma zona y así condiciona nuestro hormonas; entre éstas, la oxitocina, estemos cansados o despiertos, que
foco de atención. que provoca los dolores y contrac- nos domine el malhumor por las ma-
Gran parte del tálamo no recibe ciones del parto. ñanas o seamos aves nocturnas, todo
ninguna información sensorial del Las hormonas sintetizadas son, en esto lo regula el diencéfalo y, por eso,
exterior, sino que está recíprocamente parte, transportadas a la hipófisis de es responsable, en última instancia,
ligada en exclusiva con el córtex ce- donde pasan a la corriente sanguí- del jet lag subsiguiente a un vuelo
rebral. Estas conexiones resultan deci- nea; en parte, estimulan a la hipó- transoceánico.
sivas para nuestro pensamiento. Viene fisis para que libere sus hormonas ¿Y qué pasa con los corpora mam-
a suceder algo parecido a lo siguien- propias. Comprobamos, pues, que el millaria (corpúsculos mamilares) y
te: en determinadas zonas cerebrales hipotálamo trabaja como una glándula con el fornix (bóveda)? Forman parte
superiores, de funciones asociativas, endocrina o de secreción interna, que, de un circuito funcional muy distinto
hierve a borbotones, sin pausa, una junto con la hipófisis, dirige una serie del cerebro: del sistema límbico, que
sopa de ideas; gorgotea y lanza bur- de procesos corporales, entre otros, el regula nuestro mundo afectivo.
bujas, enardecida por una permanente crecimiento y el ciclo menstrual.
afluencia de informaciones sensoriales A propósito de ciclos, el hipotála-
y retazos de recuerdos de otras zo- mo le fija al organismo otros ritmos Bibliografía complementaria
nas corticales. Algunas veces, una de más. Los dos “núcleos supraquias- TASCHENATLAS DER ANATOMIE, BD. 3:
tales burbujas crece tanto sobre los máticos”, directamente encima del N ERVENSYSTEM UND S INNESORGANE.
nudos de acoplamiento positivos con quiasma óptico, son considerados W. Kahl, M. Frotscher. Thieme; Stuttgart,
el tálamo, que asciende rauda y se sede de nuestro reloj interno, cuyo 2005 (9.a ed.)
visualiza (es decir, entra en el campo tictac se deja sentir en la glándula

Médula espinal
La médula espinal no sólo es capaz de realizar funciones autónomas de importancia principal.
Sin su colaboración, el cerebro quedaría totalmente aislado

‘‘C
auda cerebri”, “cola del Situada en la columna y protegi- vertebral emergen a derecha e iz-
cerebro”, denominaban da por las vértebras que forman un quierda 31 pares de nervios espi-
los anatomistas de la an- canal óseo desde el cráneo hasta el nales que atraviesan unos orificios
tigüedad a la médula espinal, para sacro, la médula espinal libera al situados entre dos vértebras con-
quienes dicho órgano no era más que cerebro de la obligación de atender secutivas. Estos nervios contienen
una suerte de fantasma que flotaba a los nimios asuntos cotidianos. Nos las vías que transmiten las órdenes
en el cuerpo, incapaz de actuar y de hallamos, sin duda, ante uno de los motoras a los músculos y reciben
sentir. Aislado de cualquier comuni- órganos más perfectos de la ana- las señales sensitivas procedentes
cación que le pusiera en contacto con tomía. En riguroso orden, siempre del cuerpo y las envían al sistema
el resto del organismo. a la misma altura, de la columna nervioso central.

90 Mente y cerebro 24/2007


1. DE LA CABEZA AL SACRO
PREPARADA PARA RECIBIR
SEÑALES. Sin la médula espinal el
cerebro no sería capaz de percibir
sentimientos ni ordenar movimientos,
pues le faltarían las conexiones que le
XII par craneal permiten comunicarse con el resto del
cuerpo.

Un rodeo
Engrosamiento Nervios
cervical cervicales
Al principio del desarrollo embriona-
rio, la médula espinal ocupa la misma
longitud que la columna vertebral.
Pero, ya en una fase temprana, va
retrasándose en su crecimiento, lo
que obliga a los nervios espinales
a dar un rodeo para llegar al sacro,
Ganglio
antes de salir a un lado y otro de
la columna. Este rodeo de los ner-
vios es tanto más largo, cuanto más
abajo salen. Una vez terminado el
crecimiento longitudinal, el extremo
de la médula espinal se halla a la
Nervios altura de la primera vértebra lumbar.
dorsales
El segmento de canal vertebral que
queda por debajo está ocupado por
las raíces de los nervios espinales
procedentes de las regiones dorsal
y sacra. En su conjunto se asemejan
a una cola de caballo, de donde su
Engrosamiento denominación cauda equina.
lumbar Del grosor de un lápiz, la médula
espinal se encuentra protegida por
unas finas membranas llenas de un
líquido en cuyo interior está sumergi-
da. Presenta dos pequeños abultamien-
Cauda tos. Uno, conocido por engrosamiento
equina
cervical, se halla en la columna cer-
Nervios vical, de donde surgen los nervios
lumbares espinales que van a los hombros y los
brazos; el otro, engrosamiento lumbar,
se encuentra en el extremo inferior, de
donde parten los nervios que inervan
piernas, caderas y periné.
SIGANIM / GEHIRN & GEIST

En un corte transversal la médula


espinal nos muestra una parte interior
Nervios
sacros gris y otra superficial blanca. La forma
de la parte central gris se asemeja
a una mariposa. Contiene los somas
celulares de las neuronas espinales.
Acostumbran los anatomistas distin-
guir en esta parte gris las astas dorsal,
ventral y lateral. Y, en pro de una
clasificación más fina, subdividen las
astas en doce áreas, con nombres un
tanto complejos, como el de nucleus
retrodorsolateralis (literalmente, cen-

Mente y cerebro 24/2007 91


Vía del dolor al mesencéfalo (“protopática”) Vías “epicríticas” al tronco del encéfalo

Vía piramidal al cerebro

Asta posterior Rozamiento suave


Fibras radiculares

Estiramiento muscular
(del tendón),
Raíz posterior Reflejo propio
Cuerda
(dorsal)
posterior

Asta lateral
Cuerda lateral
Núcleo
retrodorsolateral

Estímulo doloroso,
Reflejo ajeno

Nervio espinal
Raíz anterior Ganglio
Asta anterior
(ventral) radical posterior
Neurona intermediaria
inhibidora Fibras nerviosas
de motoneuronas Cuerpos neuronales

2. CONEXIONES ESPINALES. Estímulos procedentes de la piel, de los


músculos y de los tendones llegan a la médula espinal y, a través de un arco
reflejo, desencadenan reacciones motoras.
SIGANIM, SEGUN HELMUT WICHT / GEHIRN & GEIST

tro neuronal situado por detrás del nervioso. El perro ocupa un papel por todo el cuerpo y arriba a la piel
núcleo dorsolateral). protagonista. Sobre él trabajaron y los músculos de los dedos de ma-
La sustancia blanca externa está Charles Bell (1774-1842) y François nos y pies. Allí entran en contacto
formada por fibras nerviosas que Magendie (1783-1885), pioneros de la con receptores de extensión (en los
proceden en dirección ascendente y neurofisiología. Seccionaron, por una músculos) o con receptores de movi-
descendente y conectan cada uno de parte, las raíces anteriores y, por otra, mientos vibratorios o de cambios de
los segmentos de la médula espinal, las posteriores de los nervios espina- presión (en la piel). Con frecuencia
de modo que quedan relacionados les encargados de la inervación de terminan también en los tejidos, regis-
entre sí y con el cerebro. El sistema las patas traseras. El resultado fue, trando estímulos dolorosos o cambios
nervioso central puede así comuni- en el primer caso, una incapacidad de temperatura. Por la otra parte de
carse con el resto del organismo a para la marcha; en el segundo, una los ganglios radicales posteriores las
través de los nervios espinales. A insensibilidad. Así quedó claro que fibras del trazo transversal de la T
su entrada en la columna vertebral, las raíces posteriores llevan señales llegan a la parte posterior de la mé-
cada nervio espinal se ramifica, a al cerebro (son sensitivas), mientras dula espinal, en la que penetran y se
semejanza del tronco de un árbol que que las anteriores conducen impulsos integran en la raíz posterior.
extiende diversas raíces en el suelo. motores del cerebro a los músculos Algunas de estas fibras nerviosas
Basándose en este símil, se distingue (son motoras). ascienden directamente hasta el tronco
una raíz posterior, que se dirige hacia La raíz posterior de cada nervio del encéfalo, para constituir la “cuer-
la espalda (raíz dorsal), y una raíz espinal, en el punto en que abando- da posterior”; transmiten al cerebro
anterior, que se dirige hacia delante na la columna vertebral, presenta un sensaciones táctiles e información so-
(raíz ventral). engrosamiento nodoso: el ganglio de bre la situación en que se encuentran
la raíz posterior. En su interior hay nuestras articulaciones. A esas sensa-
Animal de laboratorio neuronas de las que parten fibras ner- ciones se las reconoce como propias
Estudiando estas raíces en un perro viosas en forma de T con un trazo de la “sensibilidad epicrítica”. Viene
dio comienzo la moderna inves- vertical muy corto y un trazo trans- a suponer una suerte de registro “en
tigación experimental del sistema versal larguísimo, pues se extiende frío” de lo que en ese mismo momento

92 Mente y cerebro 24/2007


está sucediendo, sin ningún tipo de Para ello se requiere una condición: vimientos voluntarios: las motoneuro-
componente emocional. que no se contraigan simultáneamente nas. Por las raíces anteriores trans-
Algunas fibras nerviosas terminan los músculos flexores y que los dos curren las fi bras correspondientes.
en la sustancia gris del asta posterior, grupos musculares no ejerzan accio- También aquí vuelve a presentarse un
conectando con los somas celulares de nes antagónicas. Salen al paso del orden escrupuloso: las motoneuronas
otras neuronas cuyas vías eferentes animal ciertas ayudas de los ganglios que inervan los músculos del tórax,
ascienden hasta el cerebro formando de las raíces posteriores, que ejercen situados muy cerca, se encuentran en
parte de la cuerda lateral de la mé- una función inhibidora, para que el el centro de las astas anteriores. Sin
dula espinal. A estas fibras se debe arco reflejo espinal funcione perfec- embargo, las que inervan los alejados
la experiencia de sensaciones menos tamente. músculos de la mano y del pie tie-
agradables como temperatura, presión Los expertos hablan en estos casos nen una posición más externa, en el
o dolor extremos. Los expertos califi- de un “reflejo propio”, porque en el “núcleo situado por detrás del núcleo
can tales sensaciones de “sensibilidad mismo órgano (el músculo extensor posterolateral”, antes aludido.
protopática”. Los investigadores de la de la rodilla) se produce el estímulo Con su ayuda, he tecleado el pre-
médula espinal distinguen el “sistema (el estiramiento) y se desencadena el sente artículo en el ordenador. Pero
propio”, que se ocupa de los refle- reflejo. En un “reflejo ajeno” parti- no hubiera podido hacer nada sin el
jos, la posición de las articulaciones cipan, en cambio, diversos órganos; cerebro. La médula espinal se ocupa
y el tono muscular, de otro sistema pensemos, por ejemplo, en lo que de que al teclear los músculos flexores
de rango superior, que asegura el in- sucede si sufrimos un pinchazo en y extensores de los dedos no estén
tercambio informativo con el cerebro. la planta del pie. En este caso ac- constantemente contraídos y de que
La diferencia entre estos dos sistemas túan todos los músculos flexores del actúen coordinadamente; también, de
se pone de manifiesto cuando existe miembro inferior para llevar el pie a que, una vez movidos, vuelvan a la
una parálisis espinal transversa, es una posición segura. El proceso se posición original. Para movimientos
decir, cuando una lesión interrumpe desarrolla de forma involuntaria, antes más complejos, así la búsqueda de un
la comunicación entre la médula es- incluso de aparecer un dolor conscien- signo especial, se necesita el cerebro.
pinal y el cerebro. Mientras que la te. El pinchazo se ha producido en A través de un apretado paquete de
parte del cuerpo inferior a la lesión la piel, pero ha reaccionado toda la fibras nerviosas situado en la parte
queda paralítica y sin sensibilidad, el musculatura del miembro inferior. El anterolateral de la médula espinal, el
sistema propio permanece intacto y desencadenamiento de este “reflejo de cerebro envía sus instrucciones a las
los reflejos musculares que controla flexión” se asemeja al patelar, aunque motoneuronas, formando la vía pira-
funcionan perfectamente. ahora se estimulan grupos enteros de midal cuyo destino principal vuelve a
El ejemplo más famoso de reflejo neuronas motoras del asta anterior a ser el núcleo retrodorsolateral.
del sistema espinal propio es el desen- través de neuronas intermedias. Vista en su conjunto, resulta ad-
cadenado por un golpe de martillo en mirable la autonomía de la médula
la rótula: el reflejo patelar. Este reflejo Evolución y reflejos espinal. Una determinada red neuro-
opera cuando la fibra nerviosa de una Este reflejo pone de manifiesto que la nal gobierna de forma autónoma los
célula del ganglio de la raíz posterior evolución no contaba con el descubri- movimientos rítmicos de la marcha,
lleva la noticia de que el músculo miento de las tazas de café. Cuando lo que nos permite evitar tropiezos
extensor del muslo ha sufrido, jun- tocamos una taza de café excesiva- constantes. Otras redes neuronales
to a su tendón, un súbito y fuerte mente caliente se activan todos los se encargan de la fundamental mi-
estiramiento. Así acontece cuando el músculos flexores, incluidos los de sión de utilizar los órganos del bajo
médico lo explora con su martillo de los dedos, en virtud de un “reflejo vientre para la evacuación o la re-
reflejos, pero también se da en la vida ajeno”. El resultado indeseado es que producción. En principio, todo esto
cotidiana cuando nos damos un golpe el objeto, del que realmente nos que- podría funcionar perfectamente sin
contra cualquier obstáculo. remos librar, se aprehende al princi- contar con el cerebro, pero no nos
E igual acontece en el perro si, al pio más firmemente. En el caso de daríamos cuenta.
mover enérgicamente su cola como un animal, sin capacidad para asir la
manifestación de alegría, golpea taza, el automatismo adquiere pleno
su rodilla. Si la articulación no se sentido, porque la extremidad afectada HELMUT WICHT enseña en el Instituto
volviera a colocar inmediatamente se retira inmediatamente y se coloca Anatómico Dr. Senckenberg de la Uni-
en su debida posición extendida, el a resguardo. Todo apunta a que este versidad Johann Wolfgang Goethe de
perro se caería. Las neuronas moto- reflejo procede de una remota época Frankfurt del Main.
ras del asta anterior son estimuladas en la que todavía no había aparecido
por las fibras nerviosas procedentes una mano prensil. Bibliografía complementaria
del asta posterior y dan la orden de De manera colateral hemos apren- TASCHENATLAS DER ANATOMIE, TOMO 3:
contraer el músculo distendido. En dido para qué sirven las astas ante- NERVENSYSTEM UND SINESORGANE. (9.a
consecuencia, la rodilla se extiende, riores de la médula espinal. En ellas edición). W. Kahle y M. Frotscher. Thie-
el perro queda de pie y puede seguir se encuentran los somas celulares de me; Stuttgart, 2005.
moviéndose. las neuronas responsables de los mo-

Mente y cerebro 24/2007 93


LIBROS

Melancolía
ALONSO DE SANTA CRUZ. SOBRE LA se curaban las afecciones corporales, título completo es Dignotio et causa
MELANCOLÍA. DIAGNÓSTICO Y CURA- con los recursos de la filosofía los ma- affectuum melancholicorum (Diagnós-
CIÓN DE LOS AFECTOS MELANCÓLICOS les del espíritu. Platón señalaba en el tico y tratamiento de las afecciones de
(ca. 1569). Traducción de Raúl La- Cármides que el médico debía tratar los melancólicos) es un estudio acerca
valle; introducción, revisión y notas el alma y el cuerpo para así abordar de la melancolía como enfermedad,
histórico-médicas de Juan Antonio al hombre entero. Aristóteles definía el expresado en un coloquio entre dos
Paniagua. Eunsa; Pamplona, 2005. bien del hombre en términos de hábitos médicos amigos (Arístipo y Sofronio),
morales, que exigían una disciplina del y está ilustrado con casos extraídos
THE WORLDS OF RENAISSANCE ME- carácter conforme a una media entre de sus experiencias, sus lecturas y sus
LANCHOLY. ROBERT BURTON IN CON- disposiciones emocionales antagóni- reflexiones. Su propósito es ayudar a
TEXT, por Angus Gowland. Cambridge cas. Para los estoicos, las pasiones se quienes se esfuerzan por librarse de
University Press; Cambridge, 2006. eliminaban mediante la rectificación un mal que destruye lo mejor que el
de los juicios del alma. A lo que se hombre tiene: el entendimiento.
MELANCHOLY AND THE CARE OF THE oponían los epicúreos, quienes soste- De acuerdo con la doctrina hipocrá-
SOUL. RELIGION, MORAL PHILOSOPHY nían que los sentimientos de placer tico-galénica, el cuerpo saludable era el
AND M ADNESS IN E ARLY M ODERN y dolor eran naturales y no podían producto de un equilibrio en la mezcla
ENGLAND, por Jeremy Schmidt. Ash- erradicarse. Las ideas griegas sobre las (krasis) de los cuatro humores o flui-
gate; Aldershot, 2007. emociones fueron retomadas por los dos (thymoi) que nutrían al organismo:
latinos (Séneca, Cicerón y otros). sangre, flema o pituita, bilis amarilla
THE AGE OF MELANCHOLY. “MAJOR Desde el fl anco médico, y a lo o cólera y bilis negra o melancolía.
DEPRESSION AND ITS SOCIAL ORI- largo de milenio y medio, imperó la Cada humor sustenta una pareja de
GINS”, por Dan G. Blazer. Routledge; doctrina de Galeno de Pérgamo, que cualidades contrapuestas que los ca-
Nueva York, 2005. absorbió el hipocratismo anterior. Para racterizan: caliente y húmedo (sangre),
Galeno, las emociones repercutían en caliente y seco (bilis amarilla), frío y

E
n el imaginario occidental la el funcionamiento normal del cuerpo. húmedo (flema) o frío y seco (bilis
melancolía va asociada a un La regulación de las actividades de la negra). Cuando estas cualidades se
famoso cuadro pintado por mente constituía, por ende, un elemen- hallan equilibradas el sujeto adquiere
Alberto Durero en 1514. La encar- to de la salud corporal. Aunque reco- la condición de eucrasia; cuando una
na una dama, de aspecto descuida- nocía que el alma constituía provincia de ellas —o una pareja— predomina,
do, sentada sobre banco de piedra. del filósofo, declaraba en De sanitate sobreviene un desequilibrio —la discra-
Se acompaña de un angelito atolon- tuenda que el médico no abandonaba sia— que el médico ha de corregir. De
drado y un perro famélico dormido su cuidado. Las enseñanzas de Galeno entre los cuatro humores hay uno que
a sus pies, símbolos de su falta de se articulan y difunden en el helenis- se diría dotado de cualidades negativas:
interés, por la vida espiritual o por mo tardío (Aecio, Alejandro y Paulo), la frialdad y la sequedad propias de la
la animal. Absorta, apoya la cabeza redescubierto por los humanistas. Y de bilis negra, las cuales parecen estar en
en una mano cerrada, mientras que ese modo, los lectores renacentistas contradicción con la vida que siempre
con la otra mantiene displicente el encontraron análisis influyentes sobre exige calor y humedad. Pero también
compás que debería marcar el ritmo la melancolía en el breve tratado pseu- esta atrabilis —cuyo reservorio es el
de su existencia, signos de una ab- dohipocrático De atra bilis agitatione bazo— tiene su papel en el equilibrio
soluta atonía. Unos ojos hermosos, melancholiave y en el tercer libro del humoral y posee una fuerza incitado-
de mirada fría, confieren a su rostro De locis affectis de Galeno, ambos ra de diversas funciones: debe excitar
una expresión atormentada; se siente recogían enseñanzas elaboradas con el apetito en el estómago y aguzar el
rodeada por la muerte (balanza, reloj anterioridad, en particular por Rufus ingenio en el cerebro. Por eso los indi-
y otros). Pese a su elevada inteligen- de Efeso en su Peri melancholias, que viduos melancólicos o atrabiliarios son
cia (las alas) se muestra desdichada y nos ha llegado sólo en fragmentos. inteligentes, vivaces, con destellos de
triste. La traen la tierra, la sequedad, Por su sobriedad esquemática en- genialidad; a la vez que resultan inesta-
el frío, el otoño y la tarde. tresacamos de ese período y corriente bles y desconcertantes. (El cerebro, sede
Durero compendia en la imagen galenista el Opusculum de melancho- de las funciones psíquicas e instrumento
siglos de historia. Desde la antigüe- lia, redactado posiblemente poco antes de las acciones del alma, es el órgano
dad clásica se admitía que el alma, lo del fallecimiento de su autor, Alonso que más interesa a Santa Cruz.)
mismo que el cuerpo, podía enfermar. de Santa Cruz, en 1569; no fue pu- Otros españoles abordaron esa in-
Y sanar. Con remedios de la medicina blicado hasta 1622. Esta obra, cuyo temperancia. Recuérdese el Examen

94 Mente y cerebro 24/2007


“Melancholicus”, grabado de Raphael Sadeler

de Ingenios (Baeza, 1575) de Juan piritual sobre la “epidemia de melan- delirium eran frenitis y manía. Esa
Huarte de San Juan, para quien los colía”. Burton redactó The Anatomy, triple división de la locura aparecía
hábitos del alma siguen al equilibrio cuenta en el prefacio, afligido por la repetidamente en la bibliografía de
del cuerpo. Al examinar el bazo y su enfermedad con la esperanza de así la época. Convencionalmente, la fre-
papel en la generación de la melan- poder liberarse, curando un pesar con nitis era una enfermedad aguda, que
colía hipocondríaca, en su De anima, otro pesar, melancolía con melancolía, producía los síntomas de delirio con
Philipp Melanchton reseñaba que ha- de acuerdo con el principio de simi- fiebre. La manía era una enferme-
bía tantos casos, que superaban todo lia similibus curantur. La melancolía, dad crónica, resultante de la persis-
cómputo. André de Laurens había prosigue, es una condición apasionada tencia del delirium, pero sin fiebre.
concluido su capítulo sobre la misma de miedo y tristeza, merecedora, pues, La melancolía era también crónica y
especie de melancolía afirmando que de un diagnóstico psicológico-moral, sin fiebre. René Descartes introduciría
apenas si había alguien exento de ella. en el marco, añadiremos, de una éti- una teoría etiológica mecanicista: los
La enfermedad se halla muy extendida ca neoestoica, teñida de influencias espíritus animales del sistema nervio-
en nuestros días, agregaba Girolamo erasmistas. so se movían y agitaban el cerebro
Mercuriale en su Medicina practica Encontramos resonancias de un para causar la melancolía.
de 1601. El mismo diagnóstico fue escepticismo académico en su méto- La “epidemia” se prolongaba, si no
aportado por Giulio Cesare Chiodini, do, con un énfasis probabilista en el recurría, en el tiempo (Melancholy
quien aseguraba en sus Consultatio- carácter de provisional de la opinión and the Care of the Soul. Religion,
nes de 1607 que “en nuestros tiempos traída a colación y con la suspensión Moral Philosophy and Madness in
apenas si puede hallarse alguien que frecuente del juicio sobre su verdad. Early Modern England). Continuaba
sea inmune a su contaminación”. Evidencia un conocimiento amplio del siendo objeto de atención de médicos
Pese a tales precedentes, la obra pensamiento contemporáneo europeo. (Thomas Willis y George Cheyne) y
que se considera emblemática del co- Admitiendo una estrecha interrelación teólogos (Simon Patrick y Richard
mienzo de la era moderna es The Ana- entre cuerpo y alma, Burton asume Baxter). Los segundos subrayaban
tomy of Melancholy de Robert Burton, las recomendaciones que médicos y las dimensiones morales y religio-
publicada por vez primera en 1621, filósofos proclaman sobre moderación sas de almas angustiadas. Algunos
que analiza Angus Growland en el de las pasiones mediante la razón, de los que articularon terapias mo-
libro de cabecera. Lo considera, no el buen consejo, la persuasión y la rales y religiosas eran ellos mismos
un centón acrítico de la opinión de diversión. La melancolía era una de melancólicos. Ministros anglicanos
otros autores, sino culminación de la las especies del género locura (de- y pastores protestantes consideraban
investigación médica, filosófica y es- lirium). Las otras dos especies de la melancolía una enfermedad mental

Mente y cerebro 24/2007 95


Melancolía, según Luis de Casanova (grabado de 1626)
pesimista), melancolía simple (depre-
sión excesiva e injustificada) y otras
formas caracterizadas por enfermedad
neurasténica prolongada.
Parece ser que volvemos a vivir
en una época de melancolía. La de-
presión causa, por doquier, más inca-
pacidad que cualquier otro trastorno
mental (The Age of Melancholy). Para
designar a esa epidemia creciente, la
psiquiatría ha acuñado la expresión
“depresión mayor”. Su apogeo de los
últimos decenios ha coincidido con
un retraimiento de la psiquiatría so-
cial, al paso que iba siendo sustituida
por la farmacología. Las pastillas han
bloqueado los esfuerzos por esclare-
cer las raíces sociales y ambientales
del trastorno. Tal viene a ser la tesis
de Dan Blazer. El énfasis creciente
en las ciencias biológicas (la “medi-
calización”) y la pérdida simultánea
cuya recuperación se obtenía entre conocieron varias ediciones. Cheyne del interés en las ciencias sociales
diálogos confortables, exhortaciones condena todo tipo de excesos en The han impedido el progreso de nuestra
y consejos razonados. Si se logra- English Malady, los de la comida, comprensión y tratamiento de la de-
ba. En su Treatise of the Passions el juego o la música, así como el presión mayor. Blazer propone una
(1640), el teólogo Edward Reynolds afeminamiento y la lujuria. Conocía restauración de la psiquiatría social,
declaraba: “No hay en el cuerpo otra por experiencia propia los efectos de- que complemente la investigación
pasión que produzca un mal tan fuerte vastadores de una vida licenciosa. La clínica.
ni inconvenientes más prolongados reflexión religiosa de Cheyne empezó De acuerdo con la Organización
por opresión del corazón, obstrucción a tejerse de “aprehensiones”, “remor- Mundial de la Salud, la depresión
del espíritu, dispendio de energías, dimientos” y una creciente “melanco- ocupa el cuarto lugar en el elenco
sequedad de los huesos y consunción lía”. Atribuía la mala salud a la falta de las causas principales de la carga
de la naturaleza”. de disciplina de los apetitos. Y ayudó global de enfermedad y se espera que
Médico preocupado por la natura- a alimentar el mito del hipocondríaco escale hasta el segundo antes de que
leza moral de las pasiones del alma, como persona de capacidad intelectual pasen veinte años. De hecho, desde
Thomas Willis asimiló la melancolía sobresaliente, buena situación social el decenio de los setenta la depresión
a una forma de emoción, idea sobre y sentimientos refinados gracias a la mayor absorbe la rutina diaria de la
la que pivota su De anima brutorum sensibilidad de su sistema nervioso. labor psiquiátrica. En 1978 se perfi-
(1672). Los síntomas mentales de la En torno al meridiano de ese siglo laron los criterios diagnósticos de esa
melancolía obedecen al desequili- Samuel Johnson creía que la melanco- condición, que se cribaron en la terce-
brio en la constitución química de lía era hereditaria, orgánica por tan- ra edición del Diagnostic and Statisti-
los espíritus animales, fluidos que se to. Fue uno de los primeros autores cal Manual of Mental Disorders-Third
tornaban incapaces de agitar el co- en emplear el término depresión. El Edition (DSM-III) en 1980. Hasta
razón, provocando el estancamiento trabajo posterior de Jean-Philipe Es- entonces la depresión solía dividirse
del sistema circulatorio. El miedo, quirol sobre melancolía severa abrió en dos categorías: reactiva y endóge-
sostenía, resultaba del bloqueo del el surco para que otros psiquiatras na (o interna). Con todo, los límites
flujo sanguíneo. Los cambios en el propusieran lo que daría en llamarse de la depresión mayor resultan harto
organismo causaban cambios en los melancolías simples, que se supo- difusos. No podemos apoyarnos en
hábitos y facultades mentales. Una nía dependientes de los afectos (los dictámenes anatomopatológicos, tra-
doctrina, por lo demás, común en la trastornos afectivos de la psiquiatría tándose de un trastorno del humor tan
tradición aristotélico-galenista. anglosajona). Debemos a Adolf Me- misteriosamente doloroso y elusivo,
El argumento de que la “epidemia” yer la separación entre melancolía y que trasciende toda descripción. Ello
del trastorno nervioso era un fruto neurosis, término éste introducido en no obsta para que la investigación
natural de la expansión extraordinaria las postrimerías del siglo XVIII que etiológica se centre en los orígenes
del comercio y el consumo en la In- remitía a cualquier trastorno de los biológicos. Pero, ¿puede acaso con-
glaterra del siglo XVIII fue esgrimido nervios. Meyer estructuró los comple- siderarse patológica una experiencia
por George Cheyne, cuyas obras so- jos sintomáticos más comunes: depre- poco menos que universal?
bre los trastornos histéricos y la dieta sión constitucional (un temperamento LUIS ALONSO

96 Mente y cerebro 24/2007