Está en la página 1de 3

Tarea 1 Gastroenterología

Revisión de tumores benignos del esófago.

Los tumores benignos del esófago son mas frecuentes de lo que se pensaba
anteriormente, el 0.5 a 8% de la población lo producen.
Los leiomiomas intraluminales son el tumor benigno mas común del esófago y
representan 2/3 de todos los tumores esofágicos benignos. El 33% de estos tumores
aparece en la porción media y el 56% en el tercio distal del esófago, la mayoría son
intramurales, La mitad de los tumores miden aproximadamente menos de 5cm.
Comúnmente se pueden extender al estomago, son de característica de
consistencia firme, encapsulados, gomosos, y elásticos.
Algunos pacientes suelen ser asintomáticos, los síntomas mas comunes son:
disfagia, perdida de peso, nauseas y vómitos. Otros síntomas pueden ser:
odinofagia, reflujo, regurgitación, síntomas respiratorios, dolor en el hombro, hipo y
la anorexia. Puede producirse hemorragia hacia el interior de la luz a causa de
ulceración de lesiones como los angiomas.

Según su origen se pueden clasificar en:


Epitelio: papilomas, pólipos adenomatosos, seudopólipos inflamatorios
Fibras musculares: lisas: leiomiomas (lo mas frecuentes) rabdomiomas en el tercio
superior
Tejidos conjuntivos: pólipos fibrovasculares, hemangiomas, tumores de células
granulosas (Tumor de Abrikossoff), GIST (Tumores estromales gastrointestinales)
Sistema nervioso: Shwanomas, neurinomas
Malformaciones congénitas: Coristomas: quistes enteroides y broncogénicos.

Para el diganostico por laboratorio se puede pedir:


 Radiografía directa de tórax
 Radiografía convencional con contraste
 Endoscopia
 Tomografía computada
 Ecografía endoscópica

El tratamiento radical de un tumor benigno de esófago es su extirpación. Pero como


ocurre en toda decisión quirúrgica, esto es por 4 factores: síntomas del paciente,
comportamiento futuro de la lesión sobre todo en cuanto a malignidad, evaluación
de las condiciones orgánicas del paciente y el riesgo por la magnitud y condiciones
en que se realiza la cirugía.

El riesgo de malignización debe partir de un buen diagnostico de la lesión. La


posibilidad de degeneración maligna depende de la histología, tamaño y
características de la lesión y son tratados en el estudio particular de los tumores. No
obstante extremar todas las medidas para llegar a un diagnóstico preoperatorio no
siempre es posible.
TUMORES ORIGINADOS EN LA MUCOSA
Son tumores de muy escasa frecuencia. Pueden originarse en el epitelio
Malphigiano como los papilomas o en el epitelio columnar en un esófago de Barret
como los adenomas.

TUMOR DE CELULAS GRANULOSAS (TUMOR DE ABRIKOSSOFF)


El tumor de células granulosas se origina en la submucosa y su histogénesis no
esta bien precisada . Se considera que su origen estaría en las células de Schwan
por su estructura y dar reacción con la proteína S-100 y la enolasa neurona
especifica.

POLIPOS FIBROVASCULARES
Los pólipos fibrovasculares se encuentran en sujetos mayores, generalmente
hombres y ubicados en el esófago alto por debajo del cricofaríngeo . El tamaño es
variable siendo la formación polipoidea alargada con un pedículo extenso que
permite su movilidad tanto hacia abajo como a la cavidad bucal, pudiendo producir
obstrucción de las vías respiratorias . La mucosa que lo recubre puede presentar
erosiones o ulceraciones sobre todo cuando las lesiones llegan al cardias y existe
reflujo gastroesofágico.

HEMANGIOMA
Los hemangiomas son tumores infrecuentes que se originan en la submucosa y
protruyen en la luz dando lugar a pseudopólipos. La disfagia es tardía porque son
tumores blandos que no llegan a obstruir la luz. Pueden provocar hemorragias. La
endoscopia puede ser diagnostica al mostrar una formación azul grisácea,
fácilmente compresible, lo que debe hacer sospechar el diagnóstico de
hemangioma y evitar la biopsia que esta formalmente contraindicada.

LIPOMAS
Los lipomas pueden estar ubicados en la submucosa y en la capa muscular. Los
ubicados en la submucosa pueden ser procidentes a la luz y también ser pedículos.
Los lipomas pequeños no provocan molestias y deben ser controlados. Los que
tienen cierto tamaño se tratan quirúrgicamente. Estos lipomas generalmente son
delimitados y pueden ser extirpados por toracoscopía evitando efectuar una
toracotomía.

Comentario:
Como ya se dijo anteriormente, los tumores de esófagos son muy frecuentes hoy
en día y se esta volviendo un gran problema para la población, empezando con la
alimentación que lleva cada persona y su estilo de vida, las personas están
acostumbradas a tener una vida sedentaria causando muchas veces obesidad,
agregando las dietas occidentales y ricas en sodio, que muchas veces estos
alimentos son los que nos desencadenan los tumores benignos que si no se llegan
a tratar se vuelven malignos y esto es lo que todo medico no quiere, tristemente
cuando se diagnostica un tumor muchas veces ya es muy tarde y a veces es ya
maligno, yo creo que si cada persona va cambiando su dieta y su forma de vida
podemos detener estos tumores aunque sean benignos, son molestos y muchas
veces por miedo o por falta de dinero no se pueden remover. Pero es que trataremos
de evitar en el futuro y con la ayuda de la clínica podemos llegar a un bien
diagnostico y así poder dar el mejor tratamiento para los pacientes

BIBLIOGRAFIA
Gastroenterología, Netter, Martin H. Floch, Elsevier Saunders (2009) Capitulo
27 pag 95-97
http://www.sacd.org.ar/uochenta.pdf
http://www.bvs.hn/RMH/pdf/1941/pdf/A11-5-1941-9.pdf