Está en la página 1de 1

Fotografía aérea

La fotografía aérea se obtiene por la realización de un vuelo fotogramétrico, es decir, un


vuelo en el que un aeroplano sobrevuela una zona tomando repetidas fotos para
componer toda la superficie
La fotografía aérea supone y requiere de un análisis consciente y exhaustivo de la
superficie terrestre, el cual justamente se hará a través de las mencionadas cámaras
fotográficas que se ubicarán a bordo de las naves específicas.

Son varios los ámbitos que emplean las fotografías aéreas para extraer información y
conocer el terreno en el cual operan, la arqueología, la geología y también la agricultura
suelen usar este tipo de fotografías para así, como dijimos, recoger información sobre la
naturaleza

Imágenes de satélite
Una imagen satelital es una representación visual de los datos reflejados por la superficie
de la tierra que captura un sensor montado en un satélite artificial. Los datos son
enviados a una estación terrena en donde se procesan y se convierten en imágenes,
enriqueciendo nuestro conocimiento de las características de la Tierra en diferentes
escalas espaciales.
Una imagen satelital o imagen de satélite se puede definir como la representación visual
de la información capturada por un sensor montado en un satélite artificial. Estos
sensores recogen la información reflejada por la superficie de la Tierra que luego es
enviada de regreso a ésta y es procesada convenientemente.

SIG
Un Sistema de Información Geográfica (SIG o GIS, en su acrónimo inglés
[Geographic Information System]) es una integración organizada de hardware,
software y datos geográficos diseñada para capturar, almacenar, manipular, analizar y
desplegar en todas sus formas la información geográficamente referenciada con el fin de
resolver problemas complejos de planificación y de gestión.
FUNCIONAMIENTO DE UN SIG
El SIG funciona como una base de datos con información geográfica (datos
alfanuméricos) que se encuentra asociada por un identificador común a los objetos
gráficos de un mapa digital. De esta forma, señalando un objeto se conocen sus atributos
e, inversamente, preguntando por un registro de la base de datos se puede saber su
localización en la cartografía.
La razón fundamental para utilizar un SIG es la gestión de información espacial. El
sistema permite separar la información en diferentes capas temáticas y las almacena
independientemente, permitiendo trabajar con ellas de manera rápida y sencilla, y
facilitando al profesional la posibilidad de relacionar la información existente a través de
la topología de los objetos, con el fin de generar otra nueva que no podríamos obtener
de otra forma.