Está en la página 1de 3

BENEDICTUS XVI

Joseph Ratzinger
2005-2013

Hans Zollner, S.J., entrega a Benedicto XVI


conclusiones del seminario sobre los abusos,
realizado en U. Gregoriana (2012).

Hans Zollner, S.J.:


Benedicto XVI ha sido
“un gran reformador”
al afrontar los abusos
U
Vicerrector de la Universidad Gregoriana fue tes- na dificultad para evaluar lo realizado por el ahora emé-
rito papa Benedicto XVI en la crisis derivada de los abu-
tigo en primera línea de lo realizado por Joseph sos sexuales radica en que las personas que hacen las
Ratzinger frente a los casos, y destaca su decisión evaluaciones sobre esta materia tienden a situarse más en un
para afrontarlos con transparencia y búsqueda extremo de la ecuación que en otro. Es decir, o son observa-
dores que intentan corroborar y dar sentido a la existencia de
de justicia. los escándalos, o bien son personas que están en una primera
línea en estos casos y que tratan de entender al Papa.
“Él ha sido el más decidido en asumir esta tarea… Una figura singular, con amplia experiencia en ambas aproxi-
maciones al tema, es Hans Zollner, S.J., vicerrector académico
Debe recibir reconocimiento por haber dado los de la jesuita Universidad Gregoriana de Roma, además de di-
primeros pasos institucionales de importancia”, rector de su Instituto de Psicología.
declara. Zollner nació en la ciudad bávara de Regensburg, en cierto
modo la ciudad natal del papa Benedicto XVI, y posee posgra-
dos en filosofía y teología en la Universidad de Regensburg,
John L. Allen Jr.1
donde una vez enseñó quien más tarde sería Papa. En Roma,
este sacerdote jesuita ha estado en primera fila para apreciar la
conducción de Joseph Ratzinger en la Congregación para la Doc-
trina de la Fe y sus posteriores casi ocho años de pontificado.
En lo referido a comprender la dinámica de los abusos, las
credenciales de Zollner son evidentes. Se graduó como psicó-
logo y psicoterapeuta el año 2004, y los años 2010 y 2011 se
1Entrevista publicada en National Catholic Reporter el 16 de febrero de 2013 bajo el título
“Jesuit expert calls Benedict ‘great reformer’ on sex abuse”. El texto presentado en estas integró al grupo interdisciplinario de trabajo “Mesa redonda
páginas de Mensaje es una síntesis de ella. sobre el abuso infantil”, creado por el Gobierno federal alemán.

MARZO - ABRIL 2013 101 37


MSJ iglesia

Zollner ha estudiado en profundi- “Benedicto XVI fue el primer papa que se de la Secretaría de Estado. El Secreta-
dad la historia de la Iglesia en esta reunió con víctimas de abuso, a quienes rio de Estado escribió una carta a los
materia y publicó el año 2010 el libro asistentes en la cual citaba al Papa. Si
Chiesa e pedofilia. Una ferita aperta.
escuchó y pidió perdón. Dio un paso muy Ud. sabe cómo funciona el Vaticano,
Un approccio psicologico-pastorale importante al concentrar todos los proce- entiende que nada de lo que allí ocu-
(Iglesia y pedofilia. Una herida abier- dimientos legales y administrativos en la rrió habría sucedido sin una aproba-
ta: Una aproximación psicológica y Congregación para la Doctrina de la Fe”. ción superior.
pastoral) junto al también sacerdo- Pese a que algunos digan lo con-
te jesuita Giovanni Cucci, S.J. El año trario y a la mala imagen que alguna
2012, Zollner ocupó un puesto en el comité organizador de una gente ha creado de Joseph Ratzinger —tanto en su rol de pre-
importante reunión cumbre internacional sobre la crisis de los fecto como de Sumo Pontífice—, él ha sido el más decidido a
abusos sexuales, realizada en la Universidad Gregoriana. Esta asumir esta tarea. Ha estado muy alentado por parte de nu-
iniciativa significó el debut de un Centro para la Protección de merosa gente, incluyendo nosotros mismos, para hacer todo
Menores y de un programa de formación e-learning destinado lo posible para que este mal sea reconocido en la Iglesia y evi-
a profesionales que trabajen con la Iglesia, intentando perfilar tado en el futuro.
“las mejores prácticas” en materia de prevención y detección
de abusos, así como en la respuesta que se debe dar para que EL PESO DE LA IMAGEN
actúe la ley civil y se proteja debidamente a las víctimas.
Zollner dialogó con National Catholic Reporter sobre la ac- —¿Cree Ud. que Benedicto XVI será recordado como un gran
ción de Benedicto XVI en esta materia y las consecuencias del reformador en el tema de los abusos?
señalado simposio. —Sí, lo creo.
—Ahora que Benedicto XVI ha dado un paso al costado, —Pero ¿cómo explica que no sea esa la imagen predominante?
¿cómo evalúa Ud. su legado en la tarea de afrontar los casos —Basado en lo que recientemente he leído en diarios ale-
de abuso sexual? manes, incluso en aquellos más críticos ante la Iglesia, hay un
—Basado en lo que conocí personalmente, puedo afirmar unánime reconocimiento de que él ha encarado con fuerza las
que en la Congregación para la Doctrina de la Fe él fue la pri- raíces de esta crisis que nos ha golpeado con frecuencia desde
mera persona —y la más decidida— en tomar en cuenta lo que los años cincuenta y sesenta. Tanto en los últimos años de Juan
él mismo llamó “una herida abierta” en el cuerpo de la Iglesia, Pablo II como a lo largo de su propio papado, Benedicto XVI es-
considerando como tal los abusos sexuales a menores por par- tuvo batallando con una situación que se había arrastrado por
te de religiosos. Se ocupó de informarse sobre el número de décadas. Debió hacerse responsable por algo que en los últimos
casos y la gravedad del daño inflingido a las víctimas. Tomó diez años se hizo ampliamente público, pero que le precedía. Si
conciencia de lo que los sacerdotes habían hecho a menores se generó una cierta mala imagen fue probablemente porque la
y a adultos vulnerables. Como resultado, llegó a estar más y gente no distinguía cuán distanciado estaba él de la ocurrencia
más convencido de que esto debía ser encarado, y comenzó a de los hechos y, además, porque no se difundió de manera ade-
actuar a nivel canónico, institucional y personal. cuada lo mucho que él hizo para corregir la situación.
Benedicto XVI fue el primer papa que se reunió con víctimas —¿Por qué para algunos esto puede ser difícil de creer?
de abuso, a quienes escuchó y pidió perdón. Además escribió —Probablemente contribuyó su imagen pública como pre-
sobre esto, tanto en su carta a los obispos irlandeses como en el fecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, imagen que
libro Luz del mundo. Dio un paso muy importante al concentrar es distinta a cómo él es realmente. Quienquiera que haya traba-
todos los procedimientos legales y administrativos en la Con- jado o se haya encontrado con él —como lo verificamos cuan-
gregación para la Doctrina de la Fe. Y nombró como Promotor do le presentamos los resultados de nuestro simposio— sabe
de Justicia a un hombre muy inteligente, eficiente y dedicado. que es la persona más humilde y sensible. Es todo lo contrario
—¿Se refiere a monseñor Charles Scicluna, ahora obispo a aquello del “Panzer cardinal”… no es para nada una persona
en Malta? rígida o conservadora. Tiene sus convicciones, pero es más
—Sí, me refiero a él. Estuvo diez años en esa labor. Ahora bien de mente abierta.
en ese cargo está el padre Robert Oliver (de la arquidiócesis de Se encontró con los profesores jesuitas aquí en la Universi-
Boston), quien ha mostrado gran resolución en la tarea de pro- dad Gregoriana en 2006 e hizo una declaración profundamente
mover justicia para las víctimas, identificar dentro de la Iglesia estimulante para el desarrollo de la teología. Estuve en 2008
a quienes sean responsables de los abusos e impulsar todo lo cuando se dirigió a los miembros de la Congregación General
posible las acciones de prevención. de la Compañía de Jesús, compuesta de doscientos veinte jesui-
Tuvimos un gran apoyo para el simposio sobre los abusos tas, algunos de los cuales tenían aprensiones. Dio una charla
realizado en febrero de 2012 en la Universidad Gregoriana con brillante que tomó a muchos de nosotros por sorpresa por su
participación de las mayores autoridades de la curia vaticana, franqueza y profundo conocimiento de las necesidades de la
entre ellas, las de las congregaciones de la Doctrina de la Fe, de Iglesia. Elogió al padre Pedro Arrupe, valoró nuestro trabajo
Propaganda FIDE, de los Obispos y para la Educación, además por la justicia social, reconoció el aporte de la Compañía de

38 102 MARZO - ABRIL 2013


BENEDICTUS XVI
Joseph Ratzinger
2005-2013

Jesús por el Servicio Jesuita a Refugiados, mencionó la labor eclesiásticos ha ocurrido en todos los países, y que también se
pionera de diálogo que logró Matteo Ricci y nos llamó a ir a las ha dado en otras instituciones. Existe una creciente convicción de
fronteras, reconociendo que ir allí significa estar en el borde, que no podemos tolerar esto y que tenemos que hacer todo lo que
en las dificultades, sin tener siempre la respuesta correcta. se pueda para hacer justicia a las víctimas, detener a los agreso-
Todo eso fue profundamente fortalecedor, a la vez que un reto. res y llevarlos a la justicia, además de prevenir estos crímenes.

LA RESPONSABILIDAD DE LOS OBISPOS ASIA Y ÁFRICA

—Una razón por la cual es difícil considerar a Benedicto XVI —¿Qué ocurre en Asia y África?
como un reformador, al menos en Estados Unidos, es precisa- —Varía de un país a otro. En Filipinas se está más avanzado
mente la percepción de que no han sido juzgados los obispos. que en Europa del Este. Se ha hecho mucho a causa de los es-
Uno de ellos en Kansas City se reconoció culpable de no repor- cándalos públicos y también por el contacto que se tiene con los
tar sospechas de abuso infantil, el cardenal Bernard Law —de obispos de Estados Unidos. El cardenal de Manila ha dado con-
Boston— recibió un cargo en Roma y ​​ahora el cardenal Roger ferencias en esta materia, dejando en claro que esta es una de
Mahony está en el Cónclave, a pesar de que su sucesor lo apar- las principales preocupaciones que debe manejar la Iglesia en
tó de sus deberes administrativos y públicos. ¿Qué ocurre con Filipinas. Lo mismo puede decirse de Tailandia, donde el abuso
la responsabilidad de los obispos? está muy extendido a raíz del llamado turismo sexual, y la Igle-
—Esa es una pregunta no resuelta aún. Es complicado elabo- sia es la vanguardia de la protección de los niños y las mujeres.
rar procedimientos claros, en parte porque en diversos casos y en En los países con alta influencia del confucianismo, como Co-
distintos países a menudo no coinciden la ley civil y la de la Iglesia. rea y Japón, es muy difícil hablar sobre el abuso sexual en públi-
Hemos tratado de hacer comprender este punto, pero no es fácil. co. Las estadísticas nos informan que el abuso en las familias es
Por ejemplo, el derecho civil en Estados Unidos en estas cuestiones un problema grave, pero al respecto la Iglesia en realidad no ha
no es ley en otros países. ¿Cómo adoptado una posición pública.
se procede si se trata de alema- “Hay un unánime reconocimiento de que él ha encarado En la India estamos trabajando
nes o italianos, o malayos?... Es con diecisiete provincias jesui-
con fuerza las raíces de esta crisis que nos ha golpeado
difícil llegar a un estándar común tas para combatir el problema
para todo el mundo en la evalua- con frecuencia desde los años cincuenta y sesenta. Tan- del abuso de menores, que se
ción de responsabilidades. to en los últimos años de Juan Pablo II como a lo largo da en un ámbito muy amplio.
Obviamente, tenemos que de su propio papado, Benedicto XVI estuvo batallando Un estudio del Gobierno de la
pensar en cómo poner en prác- India, donde la población es en
con una situación que se había arrastrado por décadas”.
tica de modo claro y reconoci- su mayoría, obviamente, hindú
ble una rendición de cuentas y musulmana, afirma que el cin-
para los obispos. A pesar de su naturaleza jerárquica, la Iglesia cuenta por ciento de los jóvenes son objeto de abuso.
no tiene procedimientos claros para algunas de estas cuestio- África está muy por detrás de muchos países en el estable-
nes. Por ejemplo, el papel de la Conferencia Episcopal no está cimiento de pautas y en el reconocimiento del problema. Uno
claro en el ámbito del cumplimiento de la rendición de cuentas. de los retos —y esto es muy difícil de transmitir a un público
El Papa no puede hacer frente a cada una de estas situa- más amplio— está en las diferencias culturales. Tenemos que
ciones. Debe haber pasos intermedios. Eso es probablemente entender un poco más lo que la sexualidad significa para los
cierto no solo para la iglesia, sino para muchas otras institucio- pueblos de África y cómo ellos entienden la interacción sexual
nes. ¿Quién es el responsable de un maestro que abusa de un con menores. La ley civil puede ser completamente diferente a
niño en una escuela? ¿Es el director, el superintendente, el ad- la práctica de los pueblos.
ministrador regional, el ministro para la educación en ese país? Por supuesto, hay situaciones que son universales. Si Ud. viola
Tanto en la Iglesia como en la sociedad, en los últimos diez años el cuerpo, la mente y la libertad de un menor de edad, eso es clara-
la gente ha aprendido mucho en términos de desarrollo de pro- mente abuso. Sin embargo, lograr respuestas apropiadas es una
tocolos y sistemas para garantizar la seguridad del niño. Se está tarea complicada y debemos estar conscientes de que estamos
procediendo en la dirección correcta, aunque todavía queda mu- lejos de tener una acción adecuada frente a todas las situaciones.
cho por hacer. Benedicto XVI debe recibir el reconocimiento debido —¿Qué otros resultados se pueden mencionar?
por haber dado los primeros pasos institucionales de importancia —Uno que tendrá consecuencias importantes es la emisión
—El simposio hace un año parecía una señal de que el Vati- de directrices por parte de las conferencias episcopales, crite-
cano y Roma estaban tratando de involucrarse en esta materia. rios que la Congregación para la Doctrina de la Fe había pedi-
Un año después, ¿cuáles han sido los frutos? do que le fuesen presentados para su revisión y comentarios
—El fruto más importante es que en todo el mundo los líderes antes de junio de 2012. Más del 75 por ciento de las conferen-
de la Iglesia —en sus distintos niveles— y los fieles han alcanza- cias han respondido. Han respondido prácticamente todos los
do una mayor conciencia sobre el problema. Más personas com- países europeos, de América del Norte y del Sur, y la mayoría
prenden que el abuso a manos de sacerdotes y otros empleados de los asiáticos. MSJ

MARZO - ABRIL 2013 103 39