Está en la página 1de 10

INDICADORES DEL

(Hebreos 5.11-14; 6.11-12)

LA NECESIDAD DE LOS FUNDAMENTOS DE LA VIDA CRISTIANA

EL DISCERNIMIENTO DEL BIEN Y DEL MAL


LA ENFERMEDAD:
o lentos, o vagos.

Es utilizada solo otra vez en el Nuevo Testamento, en


Hebreos 6:12.

Leamos 6:11-12, para comprender que es "tardos":

> Lo opuesto a tardos es empeño, es la imitación de


personas que escuchan las promesas de Dios y luego
responden con fe y paciencia.
“ ” no aprovecha por no ir acompañada por
la fe en lo que oyeron.
Ej. Hebreos 3:18-19
es escuchar sin fe y sin el fruto
moral de la fe. Es escuchar la Biblia, o la predicación de
la Biblia de la misma forma en que usted escucha
cualquier sonido que No le motiva, ni le produce algo.
Lucas 8:18 “Mirad, pues como oís…”
“Porque a cualquiera que tiene” es
decir, que guarda como una cosa que
estima “se le dará, y tendrá más” será
recompensado al recibir de aquello
que tanto aprecia “pero el que no
tiene” es decir quien lo deja escapar,
o no lo usa, como si fuera una cosa
sin valor “aun lo que parece tener”
o “que cree tener”. Le será quitado.
EL REMEDIO
Si el alimento sólido solo es aceptable (digerible), por los adultos,
¿con qué comida puede usted volverse adulto para comer, después, el
alimento sólido?
La respuesta es:
Usted se vuelve adulto con la leche.
Para volverse un adulto, y comprender las enseñanzas más
sólidas de la Palabra,

entonces las ricas y nutritivas promesas del evangelio de Dios,


que son la preciosa leche,

deben transformar sus sentidos morales (tu mente espiritual),

para que usted pueda discernir entre el bien y el mal.


1) Primero usted bebe la leche

2) Saboree y trague y digiera y satisfágase

3) Con un corazón satisfecho con Dios, discierna el bien y el mal.