Está en la página 1de 5

Universidad Pedagógica Nacional

Departamento de Lenguas

Pedagogo de Lenguas

Taller de profundización

Por: Mateo León y Rafael Trejos

Desarrollo

1)
Competencias en lenguaje Competencias en lenguas extranjeras
(Diferencias) (Diferencias)
1) Se concibe el propósito 1) El propósito fundamental de la
fundamental educativo de educación en inglés, es concebirla
promover el desarrollo del como lengua extranjera. Esta
lenguaje. En el documento se propuesta busca desarrollar este
entiende por lenguaje a la idioma en períodos específicos
capacidad humana de relacionar que, si bien no se encuentran en el
un contenido con una forma, de contexto angloparlante, permite
manera que pueda exteriorizarse. que el estudiante haga uso del
inglés cuando lo necesite.
2) La importancia de aprender y 2) La importancia de aprender y
reforzar los conocimientos del desempeñarse correctamente en
lenguaje, es que sin él la inglés, es que esta es la lengua de la
sociedad humana no habría interculturalidad en el mundo
llegado a la cima evolutiva. De moderno. Por lo tanto, el documento
la misma manera, se enuncia adhiere a los principios mundiales de
también que: el lenguaje permite la necesidad de una lengua común
la creación de nuevos mundos, para el intercambio de bienes
establecer acuerdos y expresar materiales e intelectuales.
sentimientos.
3) Se basa en diferentes acciones 3) Se basa en el Marco Común
que se adelantaron en torno a la Europeo de Referencia para la
enseñanza del lenguaje, a saber: enseñanza de las lenguas, con el fin de
Enfoque semántico y tener unos parámetros claros a la hora de
comunicativo, Definición de evaluar las metas puntuales del desarrollo
Lineamientos Curriculares y los del bilingüismo a nivel nacional.
Indicadores de Logro
Curriculares, así como las
reflexiones críticas de
diferentes colectivos de
profesores en el campo de la
enseñanza.
4) En cuanto a los campos de 4) Los niveles de desempeño, al estar
formación, se trata de una ligados directamente con el MCE, son
cuestión compleja ya que hay los siguientes: A1, A2 (principiante),
diversas posturas al respecto. B1, B2 (intermedio). Los niveles C1
Sin embargo, se adoptaron los y C2 (avanzado) no se contemplan en
siguientes: una pedagogía de la el documento debido a que el
lengua castellana, una programa se enfoca en educación
pedagogía de la literatura y media, estos niveles son de índole
una pedagogía de otros avanzada- científica y pertenecen a
sistemas simbólicos. Dichos los estándares de la educación
campos deben ser abordados superior.
desde una mirada
multidisciplinaria, critica y
colegiada.

Competencias en lenguaje Competencias en lenguaje


(Similitudes) (Similitudes)

5) El lenguaje tiene un doble 5) La segunda lengua es ambivalente


valor: subjetivo y social. El en la medida en la que permite el
primero constituye una acceso a otras culturas y asimismo
herramienta cognitiva del estimula la conciencia
conocimiento de la realidad, y el metalingüística. En consecuencia, por
segundo permite mantener las un lado, es social ya que permite el
relaciones sociales a partir del entendimiento de diferentes culturas
intercambio de ideas, deseos, en la globalización, y por el otro lado,
emociones, etc. es individual porque brinda la
capacidad de pensar la lengua como
objeto de estudio.
6) Las metas de la formación del 6) Las metas de la formación en una
lenguaje son: la comunicación, segunda lengua giran en torno a la
la transmisión de información, competencia comunicativa
la representación de la realidad, (compuesta por competencia
la expresión de los sentimientos lingüística, pragmática y
y las potencialidades estéticas, sociolingüística) que busca trabajar
el ejercicio de una ciudadanía en conjunto con: los conocimientos
responsable y el sentido de la declarativos (como la religión, o los
propia existencia. tabús), las competencias y habilidades
(tanto prácticas como interculturales),
el conocimiento personal, y
finalmente, la habilidad para
aprender.
7) Los estándares propuestos en el 7) Los estándares del inglés no
área de lenguaje son representan un prerrequisito para
secuenciales en la medida en la lograr otros estándares, por lo tanto, las
que cada grupo presupone unos instituciones podrán repartirlos y
conocimientos construidos en relacionarlos entre sí como mejor sea
los grados anteriores, no conveniente. A través del tiempo se van
obstante, los grados no se relacionando poco a poco, como si se
encuentran aislados, sino más tratara de un espiral, pues de manera
bien interrelacionados, pues similar a como se trabaja la lengua
los grupos de grado involucran materna, la enseñanza de una segunda
en alguna medida los contenidos lengua repite estándares con el fin de
del grupo anterior, con el fin de afianzarlos y profundizarlos en los
atender a las necesidades diferentes grupos de grado.
cognitivas de los estudiantes.

2) La escuela en Colombia siempre ha presentado una gran falencia en lo que respecta


a mantener bueno niveles de aprendizaje en los contenidos clásicos, lo cual no es una
excepción en el ámbito de la enseñanza de las lenguas extranjeras. Es probable que
en este campo sea donde se presentan aún más falencias. A pesar de que se han
implementado programas extranjeros que intentan propiciar un ambiente óptimo para
la enseñanza de las lenguas extranjeras, estos no toman en cuenta el contexto
inmediato de los jóvenes en Colombia, por ejemplo: muchos niños que asisten a
colegios públicos tienen ciertas dificultades en su contexto social y familiar, que
interfieren con su proceso de aprendizaje en la medida en que los contenidos del
programa de inglés generalmente los sitúa en entornos como aeropuertos, centros
comerciales, etc., lo que genera cierto grado de interferencia porque son ambientes
prácticamente desconocidos para estos niños. El problema en este punto es que se
asume que el niño ya está familiarizado con dichos entornos, cuando realmente no.
En consecuencia, la enseñanza de una lengua extranjera se centra en enseñar al
individuo una lengua en contextos inimaginables o muy ajenos a su realidad. Esto es
pan de cada día en los colegios públicos, sumado que las instituciones no están
preparadas para este tipo de enseñanza, es decir, los colegios no cuentan con equipos
tecnológicos que faciliten el proceso, ni laboratorios de lenguas extranjeras, donde se
motive al individuo a aprender, incluso el acceso a herramientas como el internet
están delimitadas en muchas instituciones.

3) Para iniciar, tanto el programa de desarrollo en competencias del lenguaje como el de


una segunda lengua, cumplen en teoría con lo propuesto en el artículo 67 de la
constitución política, pues en este se enuncia que el ejercicio educativo de la persona
tiene una función social en busca del acceso al conocimiento, la técnica, la ciencia, y
los valores de la cultura, lo cual está contemplado en los objetivos de ambos
documentos. Sin embargo, los dos estándares se salen del contexto y en la práctica
no llegan a cumplir con las proposiciones de los diferentes artículos con respecto a la
educación. Por un lado, la enseñanza del lenguaje tiene un enfoque conductista y
repetitivo, que tiende a suprimir la creatividad del individuo y el gusto por la literatura
a través de trabajos y métodos de evaluación anacrónicos, lo que se contradice con lo
propuesto en el artículo 71 que, en pocas palabras, promueve la búsqueda del
conocimiento y la expresión artística de manera libre. Además, dentro del artículo 68
se habla de la erradicación del analfabetismo, empero, muchos de los estudiantes
colombianos presentan un notable déficit de competencia lectoescritora a pesar de
participar en una generación educativa que tiene como marco de referencia los
estándares del lenguaje del 2006, lo que conlleva a pensar que si bien dentro de los
lineamientos de este documento se concibe la enseñanza desde múltiples dimensiones
con el objetivo de obtener un alto desempeño en la lengua materna, lo cierto es que
en la práctica no se están teniendo en cuenta dichas directrices.

Por otro lado, de acuerdo a lo propuesto en los estándares del inglés, se percibe una
notable contradicción. Pasando de la constitución a la ley general de educación, se
postula en el artículo 5 que uno de los fines de la educación es “el respeto a la ley e
identidad colombiana y desarrollo de una conciencia de soberanía nacional”. A todo
esto, ¿por qué se tomó como referente el MCER, teniendo en cuenta que una de sus
principales críticas es la concepción del inglés como lengua hegemónica y no como
lengua franca? Esto es, una enseñanza del inglés para alienar la identidad del
individuo que se fundamenta en ideales como “el sueño americano” y la difusión de
imaginarios como la clasificación de países de “primer, segundo y tercer mundo”. De
hecho, otro de los puntos críticos es que la supuesta educación intercultural del inglés
que se esboza en el documento de las competencias en segunda lengua, es en realidad
un trampolín para la educación técnica encaminada hacia el trabajo, ya que sin
importar el carácter educativo de los cursos de inglés (ya sea formal, informal o no
formal), la mayoría de veces los contenidos de los cursos se relacionan más con los
entornos laborales que con los culturales. Finalmente, entre los artículos 55 y 59 de
la Ley general de educación se habla de una propuesta muy interesante denominada
etnoeducación, la cual debería extenderse no sólo a unos pocos grupos étnicos
específicos, sino también a todos los soberanos del país. Lastimosamente, es una
propuesta que ha sido claramente opacada por la enseñanza del inglés, y desde una
perspectiva utópica, los esfuerzos educativos deberían concentrarse no sólo en el
presente de la globalización, o en el futuro inmediato de la interculturalidad, sino que
también sería clave tener en cuenta las raíces culturales y autóctonas de la identidad
colombiana, a través de una mirada hacia el pasado para recuperar lo que
paulatinamente hemos perdido.

4) Mientras que el programa trae consigo una gran apertura de oportunidades a diferentes
grupos sociales y que facilita el acceso de la información a la población colombiana, también
trae formas de discriminación y de desigualdad, ya que al hablarse de Colombia como en
país en el que solo es importante hablar español o inglés, se excluye al mismo tiempo la gran
variedad de lenguas indígenas del país, dando un mensaje de represión y olvido a los
hablantes y a sus culturas. Otra de las críticas seria a la famosa tendencia colombiana de
“formar” individuos en el menor tiempo posible, esto en el programa se ve reflejado en el
número reducido de horas, las cuales son insuficientes para alcanzar los niveles que se
pretenden. En este campo de enseñanza, el tiempo es crucial para la adquisición apropiada
de una segunda lengua y al ser forzado y reducido al número de horas que el programa
propone, solo trae problemas en la práctica, debido a que al intentar aprender una nueva
lengua en un tiempo insuficiente se genera frustración, tanto en los individuos que están en
el proceso de aprendizaje como en los docentes que tienen la ardua labor de enseñarlo. Por
otro lado, encontramos que uno de los principales problemas está relacionado con los
docentes, no solo en la medida de que muchos de los profesores no están calificados para la
exigencia del programa, sino también la carga que se les impone. El número de alumnos por
clase al cual el profesor debe enfrentarse es exagerado, si bien hay profesionales certificados
con C2 en lengua extranjera y con muy buenas bases pedagógicas, esto no es suficiente para
manejar los salones sobrepoblados que se encuentran en la gran mayoría de colegios públicos
en Colombia.

5) Es posible afirmar que la propuesta de inglés en el plan de desarrollo de una segunda


lengua se mantiene vigente por ahora, en un tiempo de corto plazo. Pero, para proyectos de
mediano y largo plazo, es insuficiente en la medida en la que el nivel de inglés que se adquiere
a través de este currículo es mínimo. Con base en lo anterior, y teniendo en cuenta que la
globalización mantiene una constante dinámica de desarrollo social, político, económico y
sobre todo cultural, el inglés que se aprende en las escuelas colombianas no es suficiente para
cumplir con los objetivos de introducir al país en la economía global, la diplomacia mundial
y el intercambio intercultural. Esto se debe, en mayor medida, a que no se confía en la
capacidad de los estudiantes para desempeñarse correctamente en una segunda lengua, lo que
la mayoría de veces se sustenta en la afirmación “si no son buenos en su lengua materna,
mucho menos en una lengua extranjera”. El enunciado es claramente tautológico en la
medida en la que se responsabiliza al estudiante de una falencia que realmente pertenece a
los altos estamentos educativos, ya que hasta el momento se mantienen anticuados y
conservadores con respecto al desarrollo de nuevas investigaciones y metodologías que se
adapten a las necesidades modernas de los jóvenes aprendices en todos los aspectos. Por lo
tanto, no basta con diseñar unos estándares enfocados a las habilidades básicas del inglés
(Speaking, Listening, Reading, Writting y Grammar) en hablantes ideales, sino que también
habría que introducir elementos lúdicos y contextuales más próximos tanto a la realidad del
estudiante, como a la era globalizada a la que estos pertenecen.