Está en la página 1de 3

Tema 1: Lactancia Materna

La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes
que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludable. La leche materna es, sin duda, el
mejor alimento infantil que existe; es el más equilibrado, tiene beneficios para su sistema
inmunológico y su salud a largo plazo.

La leche materna es un fluido vivo y cambiante según los requerimientos del niño,
se modifica tanto en composición como en volumen en función de las necesidades. Esta
regulación se lleva a cabo debido a la demanda del niño y la succión que éste efectúe sobre
las glándulas mamarias, es decir, a mayor succión aumenta los niveles de prolactina y la
secreción láctea de la madre.

Beneficios:

Para el Bebé:

*reduce el riesgo de muerte súbita.

*Disminuye enfermedades en bebés primarias

*Reduce el riesgo de infección.

*Menor riesgo de alimentación excesiva

*Favorece el desarrollo de la mandíbula

*Ayuda a prevenir la obesidad, diabetes y leucemia

*fortalece el vinculo afectivo madre e hijo

Para la madre:

*Reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario.

*Permite que el útero recupere antes su tamaño original.

*facilita la recuperación del peso previo al embarazo.

*previene la anemia.

Como amamantar:

• La postura de la madre debe ser cómoda y el bebé debe estar lo más cerca posible a
ella, quedando ambos frente a frente.

• El bebé debe acercarse al pecho, no el pecho al bebé, para lograrlo se debe rozar el
labio superior con el pezón y el bebé abrirá la boca.
• La boca del bebé deberá prenderse del pezón abarcando parte de la areola, quedando
el labio inferior evertido.

Tema 2: Adquisición de Hábitos

Los hábitos se adquieren mediante la elaboración de programas o rutinas de trabajo,


basados en las habilidades de ejecución relacionadas a la capacidad motora, en las
habilidades de planificación en relación a la capacidad cognitiva y a los espacios
organizados e instrumentos y materiales, además involucra las relaciones afectivas, la
cotidianidad y la interrelación familia-escuela.

Para la adquisición de los principales hábitos de la infancia temprana se debe


considerar el grado de dificultad, el número de acciones en que se descomponen las
actividades, el orden de ejecución de las mismas, el tiempo invertido, las veces que se debe
realizar y los instrumentos o recursos a emplear.

Durante los tres primeros años de vida el infante debe adquirir y consolidar hábitos
alimenticios, de descanso y sueño e higiene, para lograrlo es importante asumir las
consideraciones previas, las actividades que desarrollaran los niños para la adquisición de
hábitos y los objetivos o metas.