Está en la página 1de 3

En Momentos de Prueba

EN MOMENTOS DE PRUEBA

Las batallas se ganan sobre nuestras rodillas y por ahí donde debemos de
empezar.
Lo genuino de nuestras fe, de nuestro andar con Dios, no se revela
precisamente cuando todo está marchando sobre ruedas, cuando no hay
problema alguno, más bien se revela cuando estamos bajo prueba, cuando
estamos pasando momentos difíciles, cuando sentimos que nuestra fe se
flaquea un poco, cuando nos tambaleamos un poquito, pero nos agarramos
más fuerte de Dios.

Es muy fácil hablar y declarar nuestra fe, pero no es igual de fácil cuando
debemos demostrarla.
Hemos hablado lo que es caminar con Dios y lo que ello significa, pero
ilustrémosla un poco con lo que las escrituras nos dice, y mire que hay tantas
lindas historias de gentes a lo largo de los 66 libros de la biblia que nos habla
de cómo salieron adelante a pesar de las pruebas.
Tenemos a Moisés, Job, Aarón, Jacob llamado después Israel, y mucho más
por nombrar tan solo algunos
Pero quiero enfocarme en una solo hoy, en José, José el soñador Como
también lo conocemos.
Leamos Génesis 37:1-2 Habitó Jacob en la tierra donde había morado su
padre, en la tierra de Canaán. 2 Esta es la historia de la familia de Jacob:
José, siendo de edad de diecisiete años, apacentaba las ovejas co n sus
hermanos; y el joven estaba con los hijos de Bilha y con los hijos de Zilpa,
mujeres de su padre; e informaba José a su padre la mala fama de ellos. Y la
historia sigue hasta el cap. al 50.
Y nos revela parte de la vida de José, un joven de 17 años que comienza con
grandes pruebas y esto dura hasta los 30 años aproximadamente, o sea como
13 años de una prueba tras otra.
Cuando nosotros tenemos prueba tras prueba le preguntamos a Dios ¿Por qué
permites que esto o aquello me pase? Por qué pareciera que conforme paso
una comienza otra? Decimos en México me llueve sobre mojado.
Aprendamos de José el día de hoy, José había tenido sueños y sueños, y
conocemos la historia.
Sus hermanos sabían que era el consentido el más amado y leemos en Génesis
37:3-43 Y amaba Israel a José más que a todos sus hijos, porque lo había
tenido en su vejez; y le hizo una túnica de diversos colores. 4 Y viendo sus
hermanos que su padre lo amaba más que a todos sus hermanos, le
aborrecían, y no podían hablarle pacíficamente.
Cuando José cuenta sus sueños le empeora la situación con sus hermanos y él
ya está enfrentando una prueba grande, vivir entre 11 hermanos que no lo
quieren ni tantito, realmente le odiaban v.8 Y le aborrecieron aún más a
causa de sus sueños y sus palabras. V.11 Y sus hermanos le tenían envidia,
Las consecuencias no se hacen esperar lo que venía sería peor, sin embargo
él se mantuvo firme, y su confianza en Dios fue inquebrantable, sabemos que
fue lanzado a una cisterna por sus hermanitos pensando en cómo deshacerse
de él, sabemos que Rubén quien era el primogénito pensaba en regresar y
sacarlo, pero Judá pone la idea de mejor venderlo, Judá aquel del cual serial
la raíz de donde vendría el Mesías muchos años después.
Y Siguiendo la historia sabemos que él fue vendido, y que todo lo que el
emprendía era prosperado por Dios, a tal grado que llego a ser el segundo de
Egipto, tan solo después de Faraón. 39:2 Mas Jehová estaba con José, y fue
varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio.
Pero además un hombre guapo, atractivo según nos dice la escritura
Génesis 39:6��... Y era José de hermoso semblante y bella
presencia. Y hubo cierta persona, la esposa de Potifar, que pretende hacerlo
caer; pero José está bien plantado delante de Dios, leamos lo que contesta
v.8 Y él no quiso, y dijo a la mujer de su amo: He aquí que mi señor no se
preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que
tiene. 9 No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha
reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este
grande mal, y pecaría contra Dios?
Posteriormente fue a dar a la cárcel, y en la cárcel prospero, después el
copero se olvida de el también por 2 años después que le había pedido que
hablara con faraón de él.
Sin embargo podemos entender que José no cedió ante las pruebas, que se
siguió fortaleciendo en Dios.
Los planes de Dios muchas veces no los entendemos, y pareciera que pasa
demasiado tiempo a nuestro parecer y podemos incluso llegar a creer que se
ha olvidado de nosotros.
Le digo unas cositas, NO INTENTE querer entender en ocasiones los planes de
Dios, ni tampoco los tiempos; porque a nuestro parecer ser verán como
imposibles, �pégale a la roca y te dará agua, le dice a
Moisés,� o bien pueden sonar absurdos,�háblale a la roca y
te dará agua�, ¡Señor como me voy a poner a platicarle a una piedra,
la gente que me vea pensara que estoy loco!!!!!!!!!!!
Y también sin sentido otras veces y Juan 9:1 Al pasar Jesús, vio a un hombre
ciego de nacimiento��.. 6 Dicho esto, escupió en tierra, e
hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego, 7 y le dijo: Ve a
lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es, Enviado). Fue entonces, y
se lavó, y regresó viendo.
Por eso le digo, no intente querer entender los planes o propósitos de Dios.
Regresando a José
Pereciera que por 13 años la cosa le fue de mal en peor, pero los propósitos
de Dios se llevaron a cabo, tal vez José tenía que aprender a depender
absolutamente de Dios, mientras estuvo en casa sabía que contaba con el
amor incondicional de su padre, pero José había sido llamado no solamente a
apacentar y cuidar ovejas, tenía que cuidar de una nación completa y debía
estar listo para ello porque de eso también dependía su propia familia y
dentro de todo esto hasta el final siempre dependió de Dios

Cuando este usted bajo pruebas, tención o tentación, pregúntele a Dios que
le quiere enseñar, como lo tiene que administrar, pero por ningún motivo SE
DESANIME.
Las pruebas nos hacen más fuertes, nos preparan, pero sobretodo nos hacen
crecer espiritualmente.
Cuando el padre de José muere, sus hermanos entran en temor pensando que
ahora José se vengara de ellos, pero este hermano menor les vuelve a dar
otra lección a sus hermanos. Génesis No temáis; ¿acaso estoy yo en lugar de
Dios?
Génesis 50:20 Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a
bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo.
Y le pregunto a usted, ¿Donde está su enfoque, donde está parado hoy?
Cuando usted pone su enfoque en Dios es porque verdaderamente cree en lo
que dice la Biblia, cree en todas las promesas de Dios, que Dios hará y sus
temores se irán y sus necesidades serán suplidas.
Y como paso con José, que ante tantas tribulaciones estaba en el lugar
correcto y de igual manera está usted hoy en el lugar correcto, porque no
hay mejor manera de pasar las pruebas que estando al lado del Señor.
De nuestro Dios todo poderoso, ese es el lugar más seguro,
AMEN
Rosamaría Segura
ILA
Bellevue, Wa. Noviembre 22 2015

Fecha del servicio:


11/22/2015