Está en la página 1de 7

¿Qué idioma se habla en Inglaterra?

El inglés es el idioma y principal forma para comunicarse en Inglaterra. Es el idioma, que


hablan y entienden la mayoría de los habitantes de este país.

Este idioma pertenece al grupo anglo frisón, un subgrupo de las lenguas indoeuropeas. El
desarrollo de esta lengua comprende 3 etapas: El inglés antiguo o anglosajón, una variante
del germánico de occidente que surge entre los años 49 y el 1100. El inglés medio, entre
los años 1100 hasta el 1500 y por último el inglés moderno que comprende la etapa clásica,
desde el 1500 hasta el año 1660 y la contemporánea, desde el 1660 hasta la actualidad.

“En el idioma está el árbol genealógico de una nación.” Samuel Johnson.

La expresión hablada, la interpretación escrita, son ambos la base de la comunicación


humana. Entre todas las líneas que hemos podido dibujar, y los sonidos que podríamos
haber articulado, decidimos elegir unos cuantos, juntarlos, modificarlos, y llamarlos
idioma.

Les inventamos un sentido, a nuestra conveniencia, y se lo enseñamos a los que nos


rodeaban. Con el tiempo, nos fuimos dando cuenta de que otras personas habían pensado lo
mismo, así que decidimos entre dos opciones: o nos ponemos de acuerdo, o tendremos que
obligar a los otros a comunicarse de la misma forma que nosotros lo hacemos.

Esto ocurrió, y sigue ocurriendo, en el


mundo entero. Pero el planeta es muy grande, y existen una inmensa cantidad de idiomas,
así que, esta vez, nos enfocaremos en el lenguaje que es de uso frecuente en una nación en
particular: Inglaterra.

El idioma que se habla en Inglaterra es el inglés, de por sí es la cuna de este idioma, este
idioma proviene de las ramas germanas de las lenguas indoeuropeas, desde su origen se
difundió por todas las islas británicas, consolidándose el idioma para después ser adoptado
por otros países del mundo producto de las colonizaciones que han caracterizado a las
políticas exteriores de Inglaterra.
No podemos exponer sobre un idioma sin ver un poco de su historia, tomando en cuenta
que, al igual que la población, el lenguaje también cambien de época en época, así que
vamos allá:

El desarrollo del inglés se divide, hasta ahora, en cuatro partes.


La primera, conocida como Old English, o inglés antiguo, corresponde al tiempo en el que
la isla británica era una agrupación de distintos reinos. Era muy diferente al inglés actual,
tanto así que ningún hablante nativo de la lengua inglesa de la actualidad podría entenderlo
sin antes estudiarlo como un idioma más. Si quieres ver un ejemplo del lenguaje, puedes
leer el famoso poema épico Beowulf, que data de esas fechas.

Luego, cuando ocurrió la invasión normanda sobre el actual terreno británico, los invasores
trajeron consigo su propio lenguaje, una versión antigua del normando, Old Norman, que
tenía cierto parentesco con el francés actual.

Debido a esto, las cortes de los normandos, que ahora sostenían el poder, se comunicaban
en este idioma, relegando el inglés a las clases bajas de la población. Pero como en estos
casos es adaptarse o morir, los hablantes de la lengua inglesa comenzaron a tomar palabras
del idioma normando, empezando así la época del Middle English o inglés medio.

La mayoría de las nuevas palabras eran usadas en temas políticos, religiosos, legales y
artísticos, cosa que es bastante entendible si tomamos en cuenta que estos eran los temas
sobre los que más tenían que hablar los miembros de la corte y la realeza normanda.
A este periodo lo prosiguió el del Early
Modern English, o inglés moderno temprano. Uno de los hechos más característicos de
esta etapa fue el Great Vowel Shift (Gran Cambio de las Vocales), con el cual se cambió la
pronunciación de varias de las vocales y algunas consonantes, lo que explica el por qué el
inglés tiene una pronunciación en muchas de sus letras tan distinta a la de otros países que
utilizan el mismo abecedario.

Cabe mencionar que para este tiempo existían varias versiones del idioma dentro del mismo
país, lo cual podía causar ligeros conflictos de comunicación. Pero, debido a la gran
cantidad de oportunidades que presentaba Londres a los miembros de los pueblos menos
desarrollados, hubo un incremento en la cantidad de personas que vivían en la ciudad
capital, lo cual hizo que se hiciera más utilizado el dialecto inglés londinense.

Esto generó que, en el momento en que fue creado el


Chancery Standard, que es un documento con las reglas del idioma escrito para la época,
este se redactase tomando en cuenta gran parte del dialecto utilizado en Londres.

Así comenzaba entonces la unificación del idioma bajo las mimas normas de escritura, de
forma que ahora iba a ser más fácil el manejar un mismo tipo de lenguaje entre los
miembros del mismo reino.

Aunado a esto, y para impulsar más la facilidad de divulgación del idioma, William
Caxton, en el año 1476, llevó por primera vez a Inglaterra la imprenta, con lo cual se
podían producir en masa una larga cantidad de escritos. Esta fue usada para realizar
impresiones de la biblia traducidas al inglés, lo cual ayudó a divulgar el lenguaje. Si
agregamos el hecho de que William Shakespeare estaba vivo para este tiempo, pues
teníamos una combinación ideal para hacer que más personas aprendan el idioma ¿no?

Y es así como llegamos a los tiempos del inglés moderno, o Modern English, el cual fue
adquiriendo las reglas y normas que se utilizan actualmente. Su esparcimiento se
incrementó enormemente gracias a la influencia del Imperio Británico en su momento,
invadiendo así las áreas más importantes de la sociedad.

El inglés está considerado como el tercer


idioma en número de hablantes que lo tiene como lengua materna, calculándose esta cifra a
más de 300 millones de hablantes, y si sumamos a quienes tienen este idioma como
segunda lengua se ubicaría en la segunda posición detrás del chino mandarín.

Aquí te dejo un ejemplo para que puedas tener una idea de cómo fue el cambio histórico del
inglés (gracias, Wikipedia). Es la sección de la biblia perteneciente a Mateo 8:20, que en
español es así: Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos.

 –Inglés antiguo: Foxas habbað holu and heofonan fuglas nest.


 –Inglés medio: Foxis han dennes, and briddis of heuene han nestis.
 –Inglés moderno temprano: The Foxes haue holes and the birds of the ayre haue
nests.
 –Inglés moderno: Foxes have holes and the birds of heaven nests
V isto así, es más fácil comprender el por qué
te mencionamos anteriormente que, para que alguien en la actualidad entienda el inglés
antiguo, debe estudiarlo como un idioma aparte, sin importar si ya sabe inglés.

En muchos lugares del mundo es considerado vital saber hablar inglés, sobre todo en lo que
se refiere a nivel empresarial, ya que la única manera para comunicarse entre gente de
diferentes nacionalidad que tienen lenguas maternas diferentes es el inglés considerado
como el lenguaje universal.

Para aquellos cuyo idioma materno desciende del latín su aprendizaje es un poco más
difícil, pero para aquellos cuya lengua principal desciende de la rama germana es mucho
más fácil ya que comparte vocablos con casi todas las lenguas derivadas de estas latitudes.

Lo mencionado anteriormente nos obliga a


señalar algo: el inglés en Inglaterra no es igual al de los Estados Unidos y otros países, es
más, ¡el inglés de Inglaterra tiene diferencias con el mismo inglés de Inglaterra! ¿Qué?
Ok, lo explicaré más a profundidad.

El hecho de que un mismo idioma varíe en su forma a pesar de que se hable en más de un
país es algo natural; cada nación ha tenido sus propios encuentros históricos y choques o
mezclas con personas de otras naciones, por lo cual van surgiendo palabras o acentos que
terminan incorporándose al lenguaje.
Pero, en el caso de Inglaterra, no sólo ocurre esta diferencia con lugares extranjeros, sino
que también hay una gran variedad de formas de pronunciar las palabras dependiendo del
pueblo, condado o ciudad en el que se haya criado un individuo.

La razón de ser de esta particularidad es


bastante sencilla: ¡choque de culturas! Como mencionamos anteriormente, el terreno
inglés se encontraba poblado, hace mucho tiempo, por distintos reinos, todos con sus
propias maneras de hablar. Si a esto le sumamos el hecho de que, en la actualidad,
Inglaterra forma parte del Reino Unido, que a su vez incorpora otras naciones, pues
obtenemos la receta perfecta para crear una inmensa variedad de modismos y acentos
propios de cada zona del país.

A causa de esto, es fácil para los ingleses el saber de qué parte del país es oriundo el
compatriota con el que están hablando, aunque, si no están acostumbrados a esa forma de
hablar, pues la comunicación se puede hacer un poco difícil.

U n ejemplo de esto es el Cockney Rhyming


Slang, aunque es un caso un poco extremo porque fue diseñado para cumplir una función
específica: despistar. Verás, es un lenguaje codificado que fue inventado por los Cockneys,
que es la forma en la que se nombra a las personas que nacen dentro del rango sonoro de las
campanas de la Iglesia de Santa María Le Bow, al este de Londres. Ellos utilizaban esta
jerga para poder comunicarse sin que la policía los entendiera, para lo cual sustituían
palabras por frases que rimaran con la palabra que estaba siendo cambiada.

Actualmente es muy difícil que alguien sea dado a luz en el rango de las campanas; toda la
zona alrededor de la iglesia ya no es residencial, así que el término Cockney se utiliza más
para hacer referencia a los habitantes de la zona este de Londres, aunque en algunos
pueblos es usada para nombrar a todos los londinenses en general.

Claro está que en Inglaterra no sólo se habla


inglés; con tantos cambios históricos y adaptaciones culturales, es normal que en algún
punto se desarrollara otro lenguaje dentro del país. Esto fue lo que ocurrió en Cornwall, un
condado ubicado en el suroeste de Inglaterra, donde existe el idioma córnico.

El córnico es un lenguaje con muchos años de historia, pero, debido al amplio incremento
del uso del inglés en Inglaterra, poco a poco fue relegado a un segundo plano, hasta llegar a
un punto en el que casi se extingue. Por suerte varios padres aún dominaban el lenguaje y
lo enseñaban a sus hijos, lo cual lo mantuvo con vida hasta que, durante el siglo XX,
comenzó una movida para rescatarlo.

En la actualidad es considerado como una parte importante de la identidad y herencia de


Cornish, por lo cual se promueve su aprendizaje en el poblado. Además, se imprimen textos
literarios y escolares en este idioma para atraer a los niños y amantes de la literatura a que
lo estudien.