Está en la página 1de 10

PREGUNTAS

1. Analizar la evidencia concerniente a la frecuencia de sobreentrenamiento,


agotamiento y fatiga crónica en los deportistas.
2. Definir los términos sobreentrenamiento, agotamiento y síndrome de fatiga crónica,
detallando las similitudes y diferencias.
3. Sobre la base de investigación realizada por Gould y Cols, enumeras cinco causas de
fatiga crónica en deportistas, e incluir la importancia de las diferencias individuales.
4. Utilizar el “perfil de iceberg” propuesto por Morgan para analizar la relación entre el
estado de ánimo y el rendimiento deportivo.
5. Describir la teoría del atrapamiento propuesta por Raedeke para el síndrome de fatiga
crónica en el deporte.
6. Describir en detalle las cuatro etapas del síndrome de fatiga crónica.
7. Analizar los hallazgos de la investigación acerca de la fatiga crónica en los
preparadores físicos y oficiales y autoridades deportivas.
8. Analizar el impacto que tienen el género, la edad, la experiencia y el apoyo social
sobre la susceptibilidad y las reacciones frente al síndrome de fatiga crónica en los
entrenadores experimentados o de más edad.
9. Enumerar tres antídotos o tratamientos, diferentes para el síndrome de fatiga crónica
y el sobreentrenamiento en los deportes.
10. Se presentaron cuatro modelos del síndrome de fatiga crónica en los deportes: el
modelo de estrés cognitivo-afectivo, el modelo de estrés negativo por el
entrenamiento, el modelo de desarrollo de la identidad unipersonal y el control
externo, y el modelo de atrapamiento. Describa las similitudes y las diferencias entre
estos modelos. Utilice esos modelos para determinar tres cosas que usted haría para
prevenir el síndrome de fatiga crónica en los atletas.
11. Gould y sus colaboradores han llevado a cabo entrevistas en profundidad con
jugadores de tenis juvenil que han abandonado temporalmente ese deporte debido a
que se sentían agotados o hartos de la actividad. Sobre la base de los hallazgos de este
estudio, considere que cinco consejos podría darle a los entrenadores, padres y
deportistas para evitar el síndrome de fatiga crónica.
1.

Mechan, Bull, Wood y james (2004) estudiaron el síndrome de sobreentrenamiento a cinco


atletas que practicaban deportes de resistencia. A partir de que se observó una merma
considerable en su rendimiento físico, sin ninguna razón medica que lo pudiese explicar, se
arribó a la conclusión de que estaban sobrentrenados. Se investigó cada caso en particular
por medio del examen clínico, por cuestionarios en los que se evaluaba el estrés de la vida
diaria y las respuestas que ponía en juego cada individuo para poder sobrellevarlo, y una
completa entrevista personal. Los resultados revelaron que, a pesar de que estos atletas
sobreentrenados dijeron que habían tenido una motivación muy importante con el
entrenamiento y la competencia, así como con los demandantes cronogramas de
entrenamiento y de competencias, todos ellos percibieron un estrés considerable por sus
actividades extradeportivas, tales como las demandas laborales y escolares, las finanzas y los
problemas habitacionales. Los autores concluyen que “el estrés no deportivo parece
contribuir en gran medida al síndrome de sobrentrenamiento que padecen estos atletas”.

Por otro lado, (Cressweel y Eklund, 2004; Harlick y Mckenzie, 2000; Kjormo y Halvari,
2002; Lai y Wiggins,2003; Readekey Smith 2004) han examinado los factores que llevan al
síndrome de fatiga crónica en los atletas.

Por ejemplo, Readekey Smith (2004) hallaron una conexión significativa entre el síndrome
de fatiga crónica, la cantidad de estrés al que eran sometidos los atletas y su entorno social,
y la capacidad para lidiar con esos entornos y situación. Lai y Wiggins (2003) encontraron
que el síndrome de fatiga crónica aumentaba a lo largo de la temporada entre los jugadores
de futbol, mientras que Kjormo y Halvari (2002) encontraron que la falta de tiempo libre para
disfrutar con sus familiares y el conflicto de roles tenia influencias sobre los niveles de fatiga
crónica en deportistas olímpicos noruegos. Harlick y Mckenzie (2000) demostraron que la
presión que ejercen los padres se relacionaba con la fatiga crónica en jugadores de tenis en
Nueva Zelanda; mientas que Cressweel y Eklund (2000) relacionaron la autonomía del
deportista, las competencias, el apoyo social y los apremios económicos con el síndrome de
fatiga crónica que afectaba a un grupo de jugadores de rugby en nueva Zelanda.
2.

Sobreentrenamiento se refiere a periodos cortos de entrenamiento que durante unos pocos


días y pocas semanas durante los cuales los atletas se ven expuestos a cargas de trabajo
excesivos que están muy cerca de la capacidad máxima individual. El agotamiento físico es
el resultado final del sobreentrenamiento, un estado en el que los atletas tienen dificultades
para mantener su esquema de entrenamiento habitual y sus rendimientos. El síndrome de
fatiga crónica es otra respuesta psicofisiológica de retirada frente a demandas excesivas tanto
de entrenamiento como competitivas.

3.

Las causas del síndrome de fatiga crónica y del sobreentrenamiento pueden agruparse en
cuatro categorías, factores físicos (Ej.: lesiones, alta frecuencia e intensidad de
entrenamiento.) factores logísticos (Ej.: el cansancio por los viajes y el tiempo que se invierte
en eso.) factores sociales e interpersonales (Ej.: insatisfacción con la vida social, influencias
negativas por parte de los padres.) y factores psicológicos (Ej.: expectativas negativas, falta
de goce de la actividad.)

DIFERENCIA INDIVIDUALES
4.
Perfil de iceberg.

Evalúa seis estados emocionales transitorios los cuales son: tensión, depresión, rabia, vigor,
fatiga y confusión.
Según la investigación de Morgan y Cols, el sobreentrenamiento afecta el estado de ánimo
de los deportistas, esto quiere decir que mientras más un atletas este sometido a altas
intensidades de entrenamiento, su estado de ánimo cambiara negativamente teniendo en
cuentas las emociones transitorias de este perfil de iceberg. Por consiguiente, un atleta que
se entrena de una manera moderada, presenta un estado de ánimo óptimo en el deporte que
practica ya que según estos investigadores, un atleta exitoso es el que presenta un perfil de
iceberg de rendimiento excepcional, en cambio el atleta no exitoso presentaba problemas de
depresión, rabia, vigor, etc. Entonces para concluir, cuanto mayor sea la carga de trabajo,
mayor será la alteración del estado de ánimo de los deportistas.

5.
Teoría de atrapamiento para el síndrome de fatiga crónica en los deportistas.
Según Raedeke (1997) sostiene que los atletas se comprometen con un deporte por tres tipos
de razones, la primera porque quieren participar, la segunda porque creen que ellos deben
participar y la tercera por ambas razones. El autor asevera que los atletas más predispuestos
a padecer el síndrome de la fatiga crónica se sienten atrapados por el deporte, cuando en
realidad no quieren participar en él. Por lo que se sienten obligados a mantener su
participación. Ellos mantienen dicha postura aun cuando preferirían actuar diferente, lo cual
se debe a múltiples razones, a saber: porque su identidad personal se encuentra tan articulada
con su condición de atleta que temen perder su personalidad al abandonar el deporte, porque
no encuentran ninguna alternativa atrayente fuera de los deportes, o porque creen que aún no
han invertido el suficiente tiempo y energía en los deportes como para abandonarlo. De
acuerdo con este punto de vista el síndrome de fatiga crónica se produce cuando los atletas
se ven atrapados en la práctica de algún deporte, por lo que pierden motivación, pero aun así
no lo abandonan.
Según algunos hallazgos apoyan la teoría del atrapamiento y sugieren que entrenadores y los
padres deben primero asegurarse de que los deportistas disfruten su actividad, segundo
estimular y apoyar a los atletas, pero sin presionarlos y por ultimo asegurarse de que los
atletas participen en el proceso de toma de decisiones en lo que concierne al entrenamiento
y a las competencias.

6.
Etapas del síndrome de fatiga crónica.

7.
Cuando hablamos del síndrome de fatiga crónica en los deportes profesionales, no solo
debemos enfatizar en los deportistas, a continuación, analizaremos, como este síndrome
afecta de manera directa e indirecta tanto a preparadores físicos, oficiales y autoridades
deportivas. En el caso de los preparadores físicos, debemos saber que muy pocas personas
saben del tiempo que los preparadores físicos intervienen en su actividad, tanto en escuelas
secundarias como en la universidad los preparadores suelen tener varios equipos a su cargo,
los entrenadores presionan a los preparadores físicos para que sus deportistas alcancen su
máximo de rendimiento para el día del juego. Gieck, Brown y shank (1982) analizaron como
la fatiga crónica afecta a los preparadores físicos, ellos demostraron que el nivel de estrés
relacionado con la actividad es muy importante. Los preparadores reportaron que al estar a
cargo de muchos equipos se les hacía muy difícil dedicar suficiente tiempo a cada jugador en
particular, los altos niveles de estrés relacionado con el trabajo, incluyendo las largas horas
de trabajo, el ser responsable de múltiples equipos, y la necesidad de lograr una pronta
recuperación de los atletas lesionados para que vuelvan a la actividad, son todos factores que
participan en el síndrome de fatiga crónica que aqueja a los preparadores físicos.
En el caso de los árbitros y autoridades deportivas, las situaciones de estrés intensas, además
de no recibir una mayor recompensa por su actividad, esto lleva a que haya tasas de recambio
muy altas y falta de autoridad. En un estudio que se centró en las fuentes de estrés, los
oficiales reportaron que unas de las cosas más estresantes y que está relacionada con el
síndrome de fatiga crónica, es la toma de decisiones erradas y que los jugadores, entrenadores
y espectadores siempre tienden a calificar negativamente a los árbitros y autoridades. Las
autoridades que se encuentran en conflicto con sus tareas o con sus funciones también suelen
tener un nivel de fatiga crónica percibido mucho mayor.
Y por último cabe mencionar, que los entrenadores son los principales candidatos para
padecer este síndrome, dentro de la variedad de factores estresantes que reportan los
entrenadores se encuentra la presión para ganar, la interferencia o indiferencia de los
administradores o los padres, los problemas de disciplina, la necesidad de adoptar múltiples
pápeles, los números compromisos de viajes la gran responsabilidad personal.

8.
Cuando hablamos del genero de entrenadores con relación al síndrome de la fatiga crónica,
debemos mencionar que cada vez más los entrenadores de sexo femenino están siendo presas
de la misma presión que sus contrapartes masculinas desde hace varios años. Las mujeres
tienen más altos niveles de fatiga crónica percibida que los hombres, aunque hay ciertos
estudios que reportan niveles más altos en los hombres. Los niveles altos de estrés y fatiga
crónica en mujeres pueden explicarse por el hecho de que no solo se espera que cumplan
adecuadamente con sus responsabilidades como entrenadoras, sino que también deben cuidar
a sus entrenados, los administradores deberían reconsiderar las demandas diferenciales que
tienen sobre las entrenadoras mujeres en comparación con los hombres y posiblemente
adoptar algunos cambios para asegurarse de que los papeles y las responsabilidades sean más
equitativos. Cuando hablamos de edad y experiencia, debemos mencionar que los estudios
indican que cuanto más joven e inexperto es el entrenador más riesgo tiene de sentirse con
fatiga crónica, en comparación con los entrenadores con más edad. Los entrenadores que se
sienten muy estresados y con fatiga probablemente ya han abandonado la actividad. Por
consiguiente, los entrenadores de más edad que continúan en la actividad probablemente
cuenten con adecuadas técnicas para lidiar con las tensiones que involucra el ambiente de
trabajo. Es por ello que los investigadores enfrentan la dificultad de que aquellos
entrenadores que realmente padecen el síndrome de fatiga crónica (y por ende han
abandonado la actividad) no pueden formar parte de la población de estudio. Ahora bien,
cuando hablamos del apoyo social debemos decir que los entrenadores que están más
satisfechos con el apoyo que reciben de la comunidad también presentan menores niveles
percibidos de estrés y fatiga crónica, en algunos casos se hace necesario recordarles que el
apoyo social es gratificante, principalmente durante los tiempos de estrés intenso, y que
también es necesario en sus vidas personales y profesionales.

9.
- Vigilar a los atletas para detectar rápidamente estados críticos: los entrenadores
personales, los entrenadores, los especialistas en la medicina del deporte y los atletas mismos
deben estar atentos a la aparición de cualquiera de estos síntomas, de manera de poder
identificar los trastornos en estadios, tempranos e instaurar medidas para contrarrestarlo.
- Establecer una comunicación adecuada: cuando los profesionales analizan
constructivamente sus sentimientos y los pueden expresar, es menos probable que se presente
el síndrome de fatiga crónica y, en todo caso de que se presente es probable que sea muy
leve.
- Establecer metas a corto plazo en lo que respecta a la competencia y a los
entrenamientos: las metas a corto plazo, con incentivos por haber conseguido cada una de
ellas, no solo permite retroalimentar positivamente al atleta. Sino que también mejora la
motivación a largo plazo.

10.
Se encuentran cuatro modelos de fatiga crónica cada uno de ellos aporta información
interesante. Todos contienen una base científica y deberían tenerse en cuenta a la hora de
intentar entender el complejo proceso involucrado en este síndrome
La similitud que existe entre estos modelos, está enfocada claramente en la manera como se
percibe el estrés durante cualquier tipo de actividad planteada en una sesión de
entrenamiento, en el cual se ven involucrado los componentes fisiológicos, psicológicos y
algunos otros componentes que van surgiendo por medio de estos. Entre ellos se encuentra
bajo autoestima, mayor tensión, irritabilidad, depresión y fatiga. Todos estos conllevan a
generar un estrés en los atletas a nivel de los componentes anteriormente nombrados, el cual
también concuerda en que el estrés está involucrado con la fatiga crónica.
Se encuentran algunas diferencias entre estos modelos con respecto al conocimiento de cada
uno de estos autores, Smith (1986) y Silva (1990) se encaminan fundamentalmente en el
estrés, mientras que el modelo de Coakley (1992) está más dirigido hacia la sociología, y
propone que el estrés no es más que un síntoma, cree que la causa del síndrome,
especialmente de los atletas jóvenes, está relacionada con la organización social de los
deportes, por ejemplo, los premios financieros.
En conclusión, para prevenir el síndrome de fatiga crónica en los atletas, es aprender a
desarrollar programas y estrategias que les permitan a las personas involucradas en el deporte
prevenir la aparición de estos trastornos o por lo menos tratarlos de manera efectiva. Se
encuentran: vigilar a los atletas para detectar rápidamente estados críticos, establecer una
comunicación adecuada, consiste más que todo en alentar a expresar sus sentimientos, y
buscar apoyo social. Otra forma de prevenir vendría siendo, establecer metas a corto plazo
en lo que respecta a la competencia y a los entrenamientos, llevando a cabo un proceso de
realimentación positivamente al atleta.

11.
Con base a lo propuesto por Gould y sus colaboradores, se mencionarán alguno de los
concejos que se tendrían que brindar a los deportistas, entrenadores y padres de familia.
Primero que todo a los atletas, que se dediquen a jugar por voluntad propia, hacer un balance
entre el tenis y el resto de las actividades de la vida diaria. A los entrenadores, que establezcan
una comunicación de ida y vuelta con los jugadores, cultivar una relación estrecha con los
jugadores y por ultimo a los padres, que se encarguen de brindar apoyo, mostrar empatía y
reducir la importancia del resultado, involucrar a los jugadores en la toma de decisiones,
además no entrometerse demasiado en la actividad.
Diplomado de montaje de escuelas deportivas de la iniciación al perfeccionamiento.

Psicología del deporte

Presentado a:
Fredy Fernández

Presentado por:
Andrés Galván
Christian Pinedo
Edgar Salcedo
Eder Soto

Universidad de córdoba
Facultad de educación y ciencias humanas
Licenciatura en educación física, recreación y deporte
Monería – Córdoba

2018