Está en la página 1de 3

Antecedentes investigativos.

Algunos de los antecedentes que motivaron el inicio de la investigación fueron los detallados
dentro de la sentencia decretada por la Corte Constitucional:

“1. El 13 de abril de 2018, Efraín Enrique Soria Alba y Ricardo Javier Benalcázar Tello (en
adelante "los accionantes") solicitaron la celebración y la inscripción de su matrimonio al
Registro Civil.
2. El 7 de mayo de 2018, el Registro Civil negó el matrimonio a los accionantes, "alegando
que en el ordenamiento jurídico interno el matrimonio existe solamente entre un hombre y
una mujer".
3. El 9 de julio de 2018, los accionantes, considerando que se vulneró sus derechos a la
igualdad y no discriminación, al libre desarrollo de la personalidad, el derecho a la protección
de la familia el derecho a la seguridad jurídica, presentaron acción de protección, en la que
"los legitimados activos exigen que se aplique la Opinión Consultiva OC-24/17", y solicitaron
reparación integral.” (Santamaría, 2019)

El trabajo investigativo se ve enfocado principalmente a la problemática creciente de violencia y


discriminación contra personas pertenecientes a la comunidad LGBTI. Se evidencia una violación
constante de los Derechos Humanos, mediante su declaración en 1945.

“El DIDH establece obligaciones que los Estados están sujetos a cumplir de manera seria, a
tal punto, que no pude invocarse disposiciones de derecho interno como justificación de
incumplimiento de lo dispuesto en un tratado118, pues los Estados asumen las obligaciones
consagradas en el mismo bajo los principios de buena fe y pacta sunt servanda (fiel
cumplimiento de lo pactado)119, consagrados en la Convención de Viena sobre el Derecho
de los Tratados (en adelante la Convención de Viena), creada fundamentalmente para
instaurar un orden y consolidar el derecho internacional público.” (Néjer, 2015)
Al respecto Barahona (2015) menciona que:

“El Comité considera que el término “discriminación”, tal como se emplea en el Pacto, debe
entenderse referido a toda distinción, exclusión, restricción o preferencia que se basen en
determinados motivos, como la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, la opinión política
o de otra índole, el origen nacional o social, la posición económica, el nacimiento o cualquier
otra condición social, y que tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el
reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y
libertades fundamentales de todas las personas.” (Citado en Néjer, 2015, pág. 60)

En el contexto internacional tiene gran aceptación que las parejas tengan una jurisdicción, que
vele por el cumplimiento de sus derechos consitucionales. “También existen leyes de "parejas de
hecho", en Alemania, Andorra, Australia, Austria, Dinamarca, Eslovenia, Finlandia, Francia,
Hungría, Israel, Liechtenstein, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Reino Unido, República Checa y
Suiza. En España hay leyes de parejas de hecho en Andalucía, Navarra, País Vasco, Aragón,
Cataluña, Cantabria, Extremadura y Comunidad Valenciana.” (Snachez, 2016, pág. 167)

Al respecto dentro del Ecuador las garantías constitucionales a los colectivos LGBTI se han
resuelto mediante la Corte IDH y la Corte Constitucional.

“E1 Tribunal de la Sala Penal de la Corte Superior de Justicia de Pichincha (en adelante "el
Tribunal"), en aplicación del artículo 428 de la Constitución de la República del Ecuador (en
adelante "Constitución" o "CRE"), consulta: Si la Opinión Consultiva OC-24/17 de la Corte
IDH, que establece derechos más favorables, porque faculta contraer matrimonio entre personas
del mismo sexo; si la Opinión es constitucional y aplicable sin que se proceda en forma previa
a reformar los artículos 67de la CRE, 52de la LOGIDAC [Ley Orgánica de Gestión de Identidad
y Datos Civiles] y 81 del CC [Código Civil], y de las demás normas y reglamentos existentes
sobre el tema, sin que se vulnere el principio de supremacía de la Constitución y principio pro
homine (sic, fs. 8).” (Santamaría, 2019)