Está en la página 1de 4

Juliaca

Juliaca (en quechua: Hullaqa) es la capital de la provincia de San Román y del distrito homónimo, ubicada
en la jurisdicción de la región Puno, en el sudeste de Perú. Cuenta con una población de 276 110 habitantes
(2017), situada a 3824 msnm en la meseta del Collao, al noroeste del Lago Titicaca. Es el mayor centro
económico de la región Puno, y una de las mayores zonas comerciales del Perú. Se halla en las
proximidades de la laguna de Chacas, del Lago Titicaca, del río Maravillas y las ruinas conocidas como
las Chullpas de Sillustani.
La ciudad de Juliaca según el Instituto Nacional de Estadística e Informática es la decimotercera ciudad
más poblada del Perú y albergaba en el año 2017 una población de 276.110 habitantes.7

La ciudad acoge cada año entre febrero y marzo la festividad en honor a la "pachamama" (Carnavales),
donde los participantes ataviados con coloridos trajes salen a las calles a danzar bailes típicos
del altiplano en un evento de los más populares dentro la región; igualmente se celebra la festividad
de San Sebastián realizada el 20 de enero de cada año.
Posee un buen sistema de transporte terrestre: carreteras y líneas férreas que la interconectan con la región
sur del país (Puno, Cusco, Arequipa, Tacna), además de la república de Bolivia, lo que la hace un punto
de tránsito para los viajeros de esta área de la nación.
La denominación de Ciudad de los Vientos, se debe a que durante gran parte del año hay presencia de
vientos, por estar ubicada dentro de la meseta del collao.
Es llamada también Ciudad Calcetera, debido a que antaño sus pobladores se dedicaban a la confección
de calcetas o calcetines, incluyendo chompas, bufandas, etc., con fibra de alpaca, oveja, etc. Actualmente
la producción de confecciones se ha transformado, hasta llegar a ser de nivel industrial.
Desde el punto de vista jerárquico de la Iglesia católica forma parte de la Diócesis de Puno en
la Arquidiócesis de Arequipa.8

Historia[editar]
Toponimia[editar]
El historiador Ramón Ríos afirma que Juliaca proviene de las voces quechuas Xullaskca kaipi (había
lloviznado) en alusión de que cuando las huestes incas llegaron a esta parte del collao, persiguiendo a
los collas, se percataron de que en el cerro Huaynarroque había lloviznado.
No obstante, Justo Ruelas afirma que Juliaca proviene de las voces quechuas Shulla Qaqa (rocío en el
roquedal), debido a que en las inmediaciones de los cerros Huaynarroque y Santa Cruz, se puede apreciar
pequeñas partículas de cuarzo, que asemeja al rocío matutino que cae sobre las rocas.
Época antigua: 10,000 a.C. – 1532 d.C[editar]
El Altiplano fue habitado desde alrededor de 4 000 años a.C. por comunidades sedentarias dedicadas a
la agricultura y ganadería (llamas y cuyes).
Presencia Uro en Juliaca[editar]
El legendario Lago Titicaca, ha cobijado a propios y extraños, guardando una memoria implacable, si bien
es cierto, Juliaca formó parte de estos hechos que se sucedieron allí. Los Uros se asentaron en los pueblos
ribereños, aprovechando las bondades de la totora y los pescados de sus aguas, se establecieron en las
lagunas aledañas: Chacas, Qoriwata, Cochapampa, y el río Juliaca, hoy río Coata.
"Los indios que llaman Uros…viven rivera de las lagunas donde pescan, con que sustentan…son indios recios y de
buena disposición y hay muchos que están en las lagunas sin hacer sementeras ni ropas comiendo de unas raíces que
llaman totora"
Garci Diez9

La constitución de estos pobladores fueron registrados como Uros de Coata y Uros de Desaguadero, de
donde los Uros de Coata estarían mejor comunicados, y relacionados con Juliaca, por el río que los
enlazaba, asimismo estos pobladores ribereños desarrollaron la técnica de navegar, sobre balsas hechas
de totora, sujetados con sogas hilados a base de ichus, que les serviría de soporte de pescay en algunas
veces de transporte del lago Titicaca hacia los lagos menores que se encontraban entre los territorios de
Juliaca.
"Como testimonio de la presencia antiquísima de los Uros, en la parcialidad balsero, y después en las balsas de
Juliaca, han quedado algunos nombres de lugares: Totoral, Torococha…"
René Calsín10

Entre los años 1000 a 500 a. C. floreció Juliaca bajo la influencia Qaluyo, en el lugar de Qomer
Moqo (Taparachi), la arqueología descubrió una pequeña aldea que data este tiempo, cuyos pobladores
se alimentaban con papas, quinua, kañiwa, carachi, cuy, entre otros. Fueron los primeros constructores
de waruwarus y desarrollaron una especial industria textil.
En los años 200 a. C. a 200 d. C. se expandió el dominio de la Cultura Pukara en esta región del altiplano.
Entre los siglos III y IV se desarrolló el grupo social Huaynarroque. Posteriormente surge la hegemonía
de Tiahuanaco, Colla e Inka consecutivamente. Los kollas e inkas fueron encarnizados rivales y sólo bajo el
mando militar de Pachacútec y su hijo Mayta Cápac pudieron doblegar a los
valerosos Sapana, Chuchicápac y Huaynarroque, luego de cruentas guerras de conquista.
Época colonial: 1550 d.C. – 1825 d.C[editar]
Durante las primeras incursiones hispanas, Juliaca fue documentada de varias formas. Pedro Cieza de León
escribió esto:
"Desde Pucará hasta Hatuncolla hay cantidad de quince leguas; en el medio de ellas están algunos pueblos como son
Nicasio, Xullaca y otros
Pedro Cieza de León11

Durante el período colonial, Juliaca fue un Repartimiento. Un documento de importancia, es el que organiza
el Corregimiento del Collao y data del 23 de junio de 1565 suscrito por el Lic. Lope García de Castro.
Allí se consigna a Juliaca como Repartimiento encomendado a Don Diego Hernández.
Fundación española[editar]
Templo de Santa Catalina en 1945

Existe información sobre ciertos libros históricos encontrados en el archivo parroquial de la Iglesia Matriz
de Santa Catalina que testifica la fundación española de Juliaca, cuya denominación era: Pueblo de Santa
Catalina de Juliaca.
En el archivo parroquial de la Iglesia Matriz de Santa Catalina, existen libros que contienen documentos
históricos que evidencian esta designación. Siendo los siguientes:

 Libro de Cuentas y Bienes de la Cofradía del Santísimo Sacramento, que fue fundada el 11 de
febrero de 1684. Este libro contiene documentos como: actas, escrituras y otros hasta octubre
de 1755, es decir que estuvo al servicio del pueblo por 70 años, tiene 165 páginas.

 Libro de Bautizos de indios que tiene partidas de 1757 a 1766. El texto de cada partida se inicia
con el párrafo: "En el pueblo de Santa Catalina de Juliaca y Santuario de Nuestra Señora", tiene 259
páginas.

 Libro de Bautizos que data de 1773 a 1784 (11 años). El texto de todas las partidas se inicia así: "En
el pueblo de Santa Catalina".
Los libros en mención son manuscritos encuadernados en pergamino, verdaderas joyas de la Historia de
Juliaca.
Estos datos evidencian que Juliaca tuvo fundación española, que se produjo un 25 de noviembre, porque
en el calendario Católico Español es día de Santa Catalina de Alejandría Virgen y Mártir.
Es sabido que los españoles, al fundar pueblos, anteponían al nombre original un nombre religioso, como
por ejemplo San Felipe de Caracoto, San Santiago de Huancané, Villa Hermosa de Nuestra Señora
de Arequipa. Así mismo las llamadas fundaciones españolas, no han sido más que instalaciones de
Españoles en pueblos ya existentes, con la consiguiente ceremonia de reparto de solares para la Iglesia,
la plaza y los fundadores, además colocación del rollo en la nueva plaza y la picota delante de la iglesia.
En aquel tiempo, la fiesta de Santa Catalina se celebraba con mucha solemnidad y regocijo (Cada 25 de
noviembre). Los indígenas de todos los ayllus se reunían en el pueblo para rendir homenaje a la Santa
mediante la presentación de una danza guerrera (Soldados de Santa Catalina), en la actualidad se hace
esfuerzos por conservar dicha tradición.
En los sucesos de Laykakota que conmocionaron la estabilidad del Virreinato y que propició la llegada
del Virrey Conde de Lemos en 1668, Juliaca fue el cuartel general de los sublevados, los hermanos
Salcedo. También durante la gesta libertaria de Túpac Amaru II, cabe mencionar al coronel Juan
Cahuapaza, quien en condición de cacique de Juliaca luchó en la denominada Gran Rebelión.
Época republicana: 1825 d.C -[editar]
A inicios de la vida republicana, Juliaca tenía conformación rural, hasta que en 1873 se instaló la estación
ferroviaria que revolucionó el panorama económico y social del Altiplano, con la presencia no sólo de
tecnología, sino de gente visionaria de Europa, Lima, Arequipa, Cusco, etc.
A fines del siglo XIX Juliaca se mostraba con un perfil más urbano. Así sus ciudadanos se concentraron en
elevar a Juliaca a una categoría superior; el crecimiento urbano, social y económico lo justificaba.
 En 1896, a pedido de los Srs. José Albino Ruíz y Calixto Aréstegui el Diputado Miguel Morales
presentó el primer proyecto de ley con esa aspiración, y a decir del Dr. Augusto Lanza Zevallos debía
llamarse provincia de Independencia.
 En 1906 a pedido del Alcalde Juan Cavagnari y Calixto Aréstegui, el Diputado por Sandía Luis F.
Luna se compromete impulsar el primer proyecto de ley, pero no logra hallarlo en el Congreso.
 El 3 de octubre de 1908 se da un enorme paso: Se promulga la ley N.º 757 por la que se reconoce
y se da el Título de Ciudad a Juliaca. (102 años de ciudad al 2010).
 El 25 de octubre de 1911, el Senador Mariano H. Cornejo presenta el proyecto de ley pidiendo la
creación de la Provincia de Independencia, con su capital Juliaca.
 En 1921, tanto en el Congreso Regional del sur como en el Congreso Nacional, se producen hechos
que obstaculizan el avance de esta iniciativa, y hasta el deseo del diputado Encinas de trasladar la
capital de la provincia de Lampa a Juliaca.
 En 1921 el diputado Luis F. Luna impulsa el proyecto del Dr. Cornejo y logra un informe favorable de
la Sociedad Geográfica de Lima.
 Al observarse la prosperidad del proyecto del Dr. Encinas, el diputado Luis F. Luna el 6 de octubre
de 1921 presenta un nuevo proyecto pidiendo la creación de la Provincia de Juliaca. Este proyecto
fue aprobado por la Cámara de Diputados el 3 de octubre de 1923.
 El 16 de enero de 1925 en la Cámara de Senadores, se determinó que la nueva provincia se
llame San Román, en homenaje al ilustre puneño que ejerció la presidencia de la República
de Perúentre los años 1862 y 1863.
 Luego de varios debates en el Congreso Nacional (Diputados), y a exigencia del Senador don Pedro
José de Noriega, en la sesión del 17 de agosto de 1926 aprueba la creación de la Provincia de San
Román y el 31 del mismo se suscribe tal determinación.
 El 6 de septiembre de 1926, el Presidente de la República, Augusto Bernardino Leguía y
Salcedo ordena la impresión, publicación, circulación y el cumplimiento de la Ley N.º 5463 por la cual
se crea la Provincia de San Román con su capital Juliaca.

También podría gustarte