Está en la página 1de 9

1) Muro de piedra

Un Muro de piedra es una clase de construcción de masonería que se ha


utilizado durando miles de años. Los primeros muros de piedra fueron
construidos por agricultores y personas primitivas amontonando piedras de
campo en una pared de piedra seca. Posteriormente, se utilizó mortero y
tiza, especialmente en la construcción de murallas, castillos, y otras
fortificaciones antes y durante la Edad mediana. Estas paredes de piedra
están repartidas por todo el mundo de diferentes formas.

La Piedra se ha utilizado como Material de Construcción desde la era


prehistórica. La utilización de la piedra natural en construcciones es
tradicional en sitios donde la presencia de piedra es abundante debido a su
durabilidad. Las condiciones que se tienen en cuenta a la hora de
seleccionar como material estructural son el coste, diseño, valor
ornamental y durabilidad.

La piedra ha perdido importancia debido al Cemento y Acero ya que la


construcción con piedra requiere mucho más tiempo de ejecución. Sin
embargo se puede ver su presencia y se debería de utilizar en países
empobrecidos por su altísima calidad. En la India se utiliza como Solados, y
como Muros o paredes de edificios, etc.

Hoy en día en espacios rurales de regiones desarrolladas donde la presencia


de piedra existe también se utiliza los muros de piedra seca por su reducido
impacto ambiental y la amplia durabilidad que tiene, es una técnica
aplicable en cualquier país en vía de desarrollo.

a) Colocación de la Piedra

Detalle de la colocación
La piedra se ha de colocar alineando la línea de carga con el plano original
de la piedra. En caso de piedras metamórficas el plano de foliación, o de
clavado se asume que es la posición natural. En rocas de ignición es muy
difícil determinarlo y no se considera.
b) Utilización de la Piedra

La utilización de la piedra depende de la naturaleza del trabajo, tipo de


estructura en la cual se va a utilizar, disponibilidad y coste del transporte.
Como material estructural las piedras más utilizables son: el granito, gneis,
arenisca, caliza, mármol, cuarcita y pizarra.

Se pueden distinguir diferentes aplicaciones como:

 Cimentaciones y Paredes: Piedras de canteras, partidas y cortados


mediante sierras se utilizan para construir estructuras subterráneas
de los edificios. Las piedras partidas y cortadas como la calizas,
areniscas, dolomitas y volcánicos se utilizan para paredes, pilares,
etc.
Fachadas y Elementos Arquitectónicos: piedras de fácil pulido y
agradable textura.

 Elementos de Edificios: escaleras, descansillos, parapetos, etc. son


fabricados de granito, mármol, caliza etc. Las losas y piedras para los
dinteles de puertas y ventanas, cornisas son hechos con las mismas
losas que la fachada.

 Estructuras Subterráneas y Puentes: se construyen con rocas de


ignición y sedimentación. Túneles y partes inferiores de los puentes
se construyen con granito, diorita, garbo y basalto. Las piedras vistas
y de fachada para túneles y puentes son hechas con piedras con
surcos y acabados ondulados.

 Elementos con Resistencia al Calor y Químicamente Resistentes:


- Para condiciones de trabajo a altas temperaturas, han de ser hechos
con basalto, andesita y turf.
- Los elementos de los edificios se protegen contra ácidos, utilizando
una losa hecho de granito o piedras silíceas.
- Los calizos, dolomíticos, mármol y magnesita tienen una excelente
resistencia a los alcalinos.
c) Características de la Buena Piedra para Construir

Para la adecuada utilización de la piedra se han de conocer algunas


de sus Propiedades Básicas tales como: la apariencia, estructuras,
resistencia, peso, dureza, tenacidad, porosidad y absorción (un
parámetro de gran influencia en la durabilidad), erosión,
trabajabilidad, Resistencia al fuego, densidad, conductividad térmica.

Características de la buena piedra para construir Las propiedades que


han de tener las piedras son:

 Apariencia: para trabajos de fachada (piedra vista), debe de


tener una textura adecuada y compacta. El color claro es más
adecuado ya que es más durable.

 Estructura: La piedra partida no debe tener un color apagado


y debe tener una textura libre de cavidades, fisuras, y libre de
material blando. Las estratificaciones no han de ser visibles a
la vista.

 Resistencia: La piedra ha de ser fuerte y durable a la resistencia


a la acción de desintegración del tiempo. La resistencia a la
compresión de las piedras de los edificios, en la práctica oscilan
entre 60 y 200 N/m2.

 Peso: Es el indicativo de la porosidad y densidad. Para la


estabilidad de una estructura como un dique, represa, etc... se
requieren piedras más densas, sin embargo para la
construcción de cúpulas, arcos, etc... se necesitan menos
densas.

 Dureza: Esta propiedad es muy importante para suelos,


pavimentos, carril (pista) de puentes, etc. Se determina por la
escala de Mosh.

 Tenacidad: La resistencia al impacto que tiene la piedra.

 Porosidad y absorción: La porosidad depende de la


componente mineral, tiempo de enfriamiento y forma
estructural. Una piedra porosa se desintegra o de producen
fisuras internas al congelarse el agua que tiene absorbida
debido al aumento del volumen.

 Erosión: La resistencia a la erosión a causas naturales debe ser


alta.

 Trabajabilidad: Ha de ser económicamente viable a cortar,


darle la forma y tamaño adecuado.

 Resistencia al fuego: Las piedras han de estar libre de


carbonato cálcico, óxidos de hierro, y minerales con
coeficiente de expansión térmica. Las rocas de ignición
presentan desintegración debido al cuarzo el cual se
desintegra en pequeñas partículas a temperaturas de 575 ºC.
La caliza, sin embargo, puede resistir temperaturas un poco
mas elevabas: alrededor de 800 ºC se desintegra.
Densidad: la densidad de todas las piedras es de 2.3 a 2.5
Kg/dm3.

 Movimiento térmico: pueden causar problemas por ejemplo


en uniones cuando aparece la lluvia. El mármol tiene
variaciones cuando está expuesto al calor se expande, al
enfriarse no vuelve al estado inicial.
Entre los ensayos se podrían destacar la densidad, absorción
de agua, resistencia a la heladas, resistencia al ambiente
(podría ser ácida), determinación de la cristalización y la
resistencia a compresión que se deberán de determinar para
evitar el deterioro de la piedra y ampliar su durabilidad.

 Deterioro y Durabilidad Deterioro de la Piedra

Lluvia: La lluvia afecta tanto físicamente como químicamente a


la piedra. La acción física es debido a la erosión y capacidad de
transporte de la descomposición, oxidación e hidratación de
los minerales presentes en la piedra.
Heladas: el agua interna de las piedras se congela y al
expandirse produce fisuración.
Viento: El arrastre de partículas sólidas produce abrasión.
 Cambio de Temperaturas: Si las rocas están producidas con
minerales de diferentes coeficientes lineales de expansión,
puede ocurrir un deterioro.

 Vegetales: los materiales orgánicos e inorgánicos en contacto


con humedad o agua de lluvia puede producir el comienzo de
un proceso bacteriológico, lo que produce una
descomposición.

 Descomposición Mutuo: la utilización de diferentes tipos de


piedras a la vez, produce la descomposición mutua. Por
ejemplo, la arenisca de utiliza bajo la caliza, el agua de lluvia
que cae sobre la caliza es arrastrado a la arenisca y se
descompone.

 Agentes Químicos: hongos, ácidos, hongos ácidos en la


atmósfera deterioran la piedra. Las piedras compuestas de
CaCO3, MgCO3 son afectadas negativamente.
Lichens: Destruye la piedra caliza, sin embargo protege el resto
de las piedras.

 Durabilidad de la Piedra:

Piedras con capacidad muy alta de absorción de agua no deben


utilizarse, o estar expuestas a ambientes de hielo-deshielo. La
piedra porosa es menos durable que la piedra densa. Las
piedras con poros tortuosos son más perjudiciales que los que
tienen la misma porosidad pero con los poros rectos.

La pirita, magnetita y el óxido de hierro carbonatado causan


decoloración de las piedras en las cuales están presentes.

d) Preservación de la Piedra

La piedra se debe de trabajar en seco con la ayuda de un soplete, y


entonces se le aplica en la superficie un revestimiento de parafina,
aceite, pintura clara, etc. Este revestimiento es temporal y no
permanente.
La estructura de piedra para mantenerlo en condiciones se ha
de limpiar. La mejor manera para preservar la piedra es limpiar
con una suave solución de silicato sódico o potásico y una vez
seco se aplica la solución CaCl2. A estas dos soluciones se le
llama líquido de Szerelmy. La solución de silicato de calcio
forma una insoluble capa que protege la piedra.

e) Selección de la Piedra

La condición de elección es el coste, diseño, valor ornamental y la


durabilidad. En el caso de su elección el coste es en general la
condición más importante. El trabajo que requiere la piedra en
tallarlo etc. es más costoso que el valor de la piedra en si.

Los trabajos que se han de realizar son:

 Corte: Se realiza a pie de cantera para evitar bloques


excesivamente grandes y de difícil transporte. (Con sierras de
dientes en las rocas blandas y helicoidales en las duras.

 Desbaste: Para dar a las piezas unas dimensiones aproximadas


a su perfil definitivo, se procede al desbaste, debido a su
irregularidad.
 Acabado: consiste en dar a la piedra las medidas exactas y el
aspecto exterior deseado antes de su colocación en obra.

 Talla: Le da un aspecto exterior totalmente acabado. Mediante


punteros o dosis de pulir.
Es muy importante elegir la piedra sabiendo al ambiente que
estará expuesto. Se ha de tener claro la clasificación de las
piedras y sus propiedades.

f) Las Aplicaciones Generales de los Materiales Pétreos

Adoptan la denominación del tipo de pieza utilizada en su


realización.

Dividimos esta aplicación en cuatro tipos distintos, según la


función a cumplir en una obra:
Fábricas (elementos que aguantan cargas)
Pavimentos (sueles tanto interiores como exteriores)
Cubiertas
Aplacados (revestimientos verticales en paramentos
exteriores, cuya misión es de protección a los agentes
atmosféricos).

g) Fábricas de Piedra

Las fábricas de piedra, son los elementos constructivos realizados con


piezas aparejadas en seco o con mortero y que resisten
mecánicamente a Compresión (Muros, pilares, arcos, bóvedas,...) Se
realizan con Piedra, Ladrillos, bloques... limitándonos en este
apartado al estudio de la piedra, actualmente en desuso, pero de
importancia fundamental en las historia de la construcción

Morfología. Existen tres tipos básicos de piezas para fabricas


según el grado de labra y tamaño:

 Mampuesto: Piedra sin labra y labrada de forma tosca


solo a una cara y manejable a mano. Se utiliza para la
realización de muros procurando que encajen entre
ellos o rellenando los huecos con piedra pequeña o
ripios.
 Sillarejo: Son piedras labradas a esquina viva, de forma
más o menos paralelepípeda, regularmente trabajadas y
manejables a mano. Se disponen en obra en aparejos de
igual altura.
Piedras muy trabajadas, normalmente de forma
paralelepípeda aunque pueden adoptar otras muy
diversas según su disposición en obra (cilíndrica,
hexagonal,...) Su manejo no puede realizarse a mano
debiendo utilizarse medios mecánicos como grúas para
su manipulación y colocación.
Su cara vista se llama paramento, los laterales juntas, la
superior sobrelecho y la inferior lecho. Su volumen es
variable pero superior a los 50 dm3 y sus dimensiones a
los 40 cm en dos de ellas como mínimo.
Exigencias

 Físicas: Cierta dureza pero fácil labra, adherencia a


morteros, no ser heladizas.
 Mecánicas: Resistir a compresión superior a 500 Kg / cm
2
 Químicas: Resistir agentes atmosféricos.
Materiales

 Calizas y tobas compactas: Dan buena labra y


resistencia mecánica. Débiles químicamente
 Areniscas: Buena adherencia al mortero. Las de alta
porosidad son heladizas. Buena labra.
 Silíceas: Gran resistencia química. Duras y poco
adherentes a morteros.

Tipos de fábricas

 Mampostería: Muros compuestos por piedra de


diferentes tamaños, en general pequeñas, colocadas de
forma que se rellenen los huecos. Pueden ser en seco o
con mortero de unión. Existen una serie de reglas
constructivas que garantizan la correcta ejecución de la
obra, destacando por la importancia en el
comportamiento del material los siguientes:
En mampostería usar varios tamaños de piedra, sin
rellenar huecos con mortero (usar ripios) y evitar que se
toquen unas a otras pues no se transmiten las cargas
correctamente en su superficie.
En general buscar la trabazón de las piezas, evitando
juntas continuas que perjudican la resistencia del
conjunto. En vertical se hace matando las juntas y a lo
ancho colocando llaves.
Si se colocan con mortero, se deben mojar las piezas
pues mejora a la adherencia al eliminar el polvo
superficial.
Las rocas sedimentarias deben trabajar con cargas
perpendiculares a sus estratos para evitar el
deslajamiento.
 Juntas: pueden realizarse de distintos tipos según el
plano del muro: Rehundida enrasada o resaltada.