Está en la página 1de 4

PUEBLOS AGRÍCOLAS DE LA ANTIGÜEDAD

Las primeras civilizaciones agrícolas de


la historia comenzaron a desarrollarse
hace unos 5.000 años en zonas de África y
Asia.
Estas civilizaciones agrícolas también
reciben el nombre de fluviales, pues
comparten la característica común de
haberse desarrollado a las orillas de
grandes ríos que contenían tierras muy
fértiles y aptas para la agricultura.
La aparición de estas sociedades marcó un cambio radical en el comportamiento y hábitos
de vida de los seres humanos que, en sus comienzos eran básicamente nómadas y
depredadores que vivían de la caza, la pesca y la recolección.
Este cambio agrícola implicó novedades como la domesticación de animales y el cultivo de
la tierra, lo que llevó al sedentarismo y a la producción. Se entra de este modo en lo que se
conoce como el período Neolítico que, más que un momento cronológico específico, es una
etapa evolutiva de las sociedades humanas.
Algunas civilizaciones se desarrollaron a las orillas del mar, por ser una excelente vía de
comunicación. No obstante, fueron los pueblos que se establecieron tierra adentro, en
valles fértiles irrigados por ríos anchos, los que dieron origen a las civilizaciones agrícolas
y, después, a sociedades urbanas.
Antes de ser grandes ciudades, estas civilizaciones comenzaron siendo pequeñas aldeas
que pudieron relacionarse por medio del comercio, la magia, la religión y la guerra. Con
frecuencia, su jefe era un guerrero sacerdote. El poder político y religioso estaba en manos
de algunos clanes unidos familiarmente por ser descendientes de algún antiguo jefe.
1- Mesopotamia
Según las evidencias arqueológicas, la
primera gran civilización humana nació en
Sumer, una pequeña región de la Baja
Mesopotamia, llamada también la Medialuna
Fértil, por la forma de luna creciente que en el
mapa forma el valle delimitado entre los
grandes ríos Tigris y Éufrates.
En la Edad del Cobre, las sociedades agrícolas
que se asentaron en esa zona tuvieron que
aprender a controlar las crecidas de los ríos,
apareciendo de esta forma las primeras
técnicas de regadío y el arado.
Mesopotamia estuvo expuesta a constantes guerras conquistadoras e invasiones de
pueblos que llegaban por las montañas del norte, el desierto de Arabia, las estepas de Siria,
Irán y Asia Central.
Sus ciudades fueron casi siempre amuralladas; las más antiguas datan de hace 6.000 años.
Para la construcción utilizaron tabiques de barro cocido. Escribían en tablillas de barro con
signos trazados con un punzón. A partir de dibujos figurativos, derivaron combinaciones de
trazos en forma de triángulos o cuñas, razón por la que se le denomina escritura cuneiforme.
En su versión más antigua, que es la de los
sumerios, la escritura cuneiforme era ideográfica,
es decir, cada símbolo representaba una palabra
o idea. Más adelante se convirtió en silábica al
adaptarse a otras lenguas, por lo que por mucho
tiempo conservó su significado ideográfico al
mismo tiempo que fonético.
Luego de los sumerios, la región fue conquistada por los acadios y otros pueblos, pero la
ciudad acadia de Babilonia llegó a imponerse sobre la mayor parte del territorio en tiempos
del rey Hamurabi en el siglo XVIII a.C.
2- Egipto
Una de las civilizaciones más duraderas
de la Edad Antigua floreció en el valle del
Río Nilo, en el noroeste de África, por más
de 3.000 años. Sólo sucumbió ante el
Imperio romano en el siglo I de nuestra
era.
La cultura egipcia se desarrolló a lo largo
de este río, que nace en el altiplano del
este de África y fluye a lo largo de lo que
hoy son las repúblicas de Egipto y Sudán.
Al norte de El Cairo, el Nilo forma un delta que desemboca en el Mar Mediterráneo, que se
desborda cada año al llegar la estación de lluvias en el sur. Así, sólo la orilla del río es
cultivable, pues con las inundaciones, recibe cada año el agua y la tierra fértil que se
necesitan para la agricultura.
Desde hace más de 5.000 años los egipcios conocieron la navegación, practicaron el
comercio y cultivaron grandes extensiones de tierra con cereales como el mijo y el trigo.
Domesticaron y criaron reses, ovejas, cabras, cerdos y aves.
También convivieron con las especies propias del río y sus riveras como el hipopótamo, el
cocodrilo, el pato, el halcón, las palmeras y el papiro, con el que fabricaron papel de
excelente calidad.
Los egipcios desarrollaron una escritura a base de dibujos o jeroglíficos y de trazos sobre
papel y piedra con interpretaciones ideográficas, inicialmente, y después una interpretación
fonética. A la larga, Egipto contó con 3 sistemas de escritura: el jeroglífico, el hierático y el
demótico, relacionados entre sí, pero con usos diferentes.
Desarrollaron una religión muy interesante y compleja en la que la creencia en otra vida
tenía una gran importancia, por lo cual inventaron cómo preservar el cuerpo de los muertos:
el embalsamiento.
Las momias encontradas en tumbas
antiguas egipcias, junto con muchas
pertenencias, escritos y dibujos han
permitido saber cómo eran y cómo vivían
los egipcios en la antigüedad. Aún se
pueden admirar muchos de sus edificios,
sobre todo los templos dedicados a sus
dioses y las pirámides que sirvieron de
tumbas para sus reyes, los faraones.
3- China
China fue otra civilización agraria muy
importante que se desarrolló en el valle del
gran río Amarillo y que también tuvo una
duración muy larga. Se desarrolló a lo largo de
los reinos de tres dinastías imperiales: Xia,
Zhang y Zhou.
La civilización china floreció relativamente alejada de las demás civilizaciones de la
antigüedad, pero es evidente que tuvo algún tipo de contacto con sus avances culturales,
como puede deducirse por el desarrollo de las ruedas de los carruajes que es similar desde
Egipto hasta China.
Al final de una serie de reyes guerreros electos, se adaptó el principio de la monarquía
hereditaria y se estableció la primera dinastía llamada Xia, que gobernó la parte occidental
y central de China entre los siglos XXIII y XVIII a.C.
En este período ya existía un sistema de escritura, se dominaba la metalurgia, se había
domesticado el caballo y había un sistema de clases sociales y una jerarquía político
religiosa estable. La primera dinastía de la que se tiene abundante conocimiento histórico
y arqueológico es la dinastía Zhang, en la que el rey era la cabeza política, militar y religiosa
de la sociedad. Los Zhang estuvieron permanentemente en guerra con sus vecinos, pero
dominaron la parte central de China. En este período se destaca el trabajo en bronce. Su
sistema de escritura es el antecesor directo del actual sistema chino de caracteres
ideográficos, cada uno de cuyos signos representa
una palabra o idea. Los Zhang fueron vencidos por
los Zhou aproximadamente 1.000 años antes de
Cristo. A esta época pertenecen los libros chinos más
antiguos como el Shujing, que contiene leyendas
históricas, y el Shijing, de contenido poético, que son
base para la tradición de las enseñanzas de Confucio,
gran filósofo de los siglos VI y V a.C.
4- India
Es interesante también la civilización que se
desarrolló en el norte del subcontinente indio
en regiones que hoy comparten la India y
Pakistán, en los valles de otro gran río: el
Indo. Esta es la civilización más antigua del
sur de Asia, con más de 4.500 años de
antigüedad.
En Pakistán, India y Afganistán se han
encontrado restos arqueológicos de esta
cultura. Se han localizado diferentes tipos de
edificios y se sabe que varias ciudades estaban protegidas por murallas. Por lo general, se
construían con adobe.
Estos pueblos conocían una gran variedad de artesanías y fabricaban objetos de cerámica,
madera, cestería y metal. No se ha descifrado aún su sistema de escritura.
Características comunes
Estas civilizaciones antiguas tienen las siguientes características en común:
1- Se desarrollaron a partir de pueblos neolíticos.
2- Surgieron en valles aledaños a ríos grandes y viejos.
3- Formaron, a la larga, comunidades y grandes ciudades.
4- Fueron sociedades divididas en clases o castas.
5- Estuvieron gobernadas por un régimen de gobierno teocrático-militar.
6- Fueron capaces de un desarrollo técnico e intelectual impresionante.
7- Evidenciaron una clara división social del trabajo.
8- Crearon sistemas propios de escritura.
Transformaciones en las civilizaciones agrícolas
Estas aldeas fueron creciendo y transformándose para convertirse, con el pasar de muchos
años, en una civilización urbana. La principal de estas grandes transformaciones fue el
cultivo de extensos sembradíos de cereales a cargo de la mayor parte de los pobladores
que, probablemente, lo hacían de manera comunitaria. La manufactura de utensilios para
el hogar e implementos de labranza, así como la construcción de viviendas se adaptaban
a las necesidades individuales. Sin embargo, en estas sociedades empezó a darse el
trueque y se realizaron de manera cooperativa construcciones útiles para la comunidad
como caminos, corrales, pozos y obras defensivas.

BIBLIOGRAFÍA O EGRAFIA
1. Antiguas civilizaciones del mundo, primeras ciudades de la Mesopotamia.
Recuperado de historiaybiografias.com.
2. Las principales civilizaciones agrícolas. Recuperado de geocities.ws.
3. Topics: Agriculture. Recuperado de eternalegypt.org.