Está en la página 1de 5

CONSUMO PROBLEMÁTICO DE NUEVAS

TECNOLOGIAS
Unidad temática IV: Articulación practica del curso
Profesora Lic. Melina Menichelli

¡Llegamos a la parte final de este curso!

Iniciaremos la última clase correspondiente a la Unidad 4.

Para esta clase compartiremos algunas reflexiones finales sobre el recorrido


realizado.

Antes de comenzar puntuaremos actividades obligatorias para realizar:

Deben realizar el cuestionario de la EVALUACION INTEGRADORA


que se encuentra disponible en la Unidad 3.
Tienen tiempo hasta el 12/04.

• Y, por último, tienen que realizar un Trabajo de producción personal


reflexionando e integrando lo aprendido.
La consigna estará disponible dentro de esta unidad bajo el nombre de
TAREA.
Esta actividad estará disponible del 08/04 al 15/04.

Una vez realizadas y enviadas ambas actividades tendrán una calificación final
que será la que figure en el certificado.

A partir del 22/04 tendrán disponible en la plataforma el CERTIFICADO del


curso. Enviaremos al foro de novedades todas las indicaciones para que
puedan descargar e imprimir el mismo.

Importante: el certificado estará disponible en la plataforma por un periodo


de 30 días (hasta el 22/05).

Recuerden que se encuentra abierto el FORO de la Unidad 4 para que realicen


sus consultas.

Ante cualquier dificultad pueden escribir a

mmenichelli@sedronar.gov.ar
CO N S U MO PRO B LE M ÁT I CO D E NU EV AS T EC NO LO G ÌA S | Unidad IV |
P r o f e s o r a Li c . M el i n a M e n i c h el l i

Pensar sobre nuestro entramado cultural contemporáneo

Iniciaremos esta clase reflexionando sobre el recorrido realizado, y a modo de


cierre, identificaremos algunos puntos que quisiéramos destacar.

Fuimos apoyando nuestro desarrollo sobre algunas ficciones, ya que tienen el


mérito de problematizar lo contemporáneo, el poder de estimular conciencia
ante procesos significativos, como lo es el impacto tecnológico actual.
El futuro, que ya golpea nuestras puertas, nos obliga a pensar una constelación
interconectada de temas y procesos que construyen un mundo tecnodigital,
con sus redes, realidad virtual, inteligencia artificial y androides. La vida
cotidiana en las ciudades contemporáneas esta dominadas por las TIC, la
omnipresencia de la técnica expresada por la globalización de internet, las
redes sociales virtuales, la televisión satelital y las tiendas informáticas de apps.

Mencionaremos como ejemplo, a la popular app entre los adolescentes que


utilizan para jugar y tomar alcohol en la denominada “previa”.

O, como sucedió hace muy poco, que se emitió por la plataforma de Facebook
una transmisión en vivo de la masacre en una mezquita en Nueva Zelanda, una
exhibición del castigo como goce sádico que los filtros del sistema no pudieron
detectar para evitar dicha transmisión.

Asimismo, nos convoca a la reflexión, tal como veíamos en el video “Caída en


picada”, la reducción de la vida a las cuantificaciones. En este video nos
muestra de forma exponencial cómo el valor propio es una construcción
colectiva: depende de los números o calificaciones que los individuos se
imponen entre sí. No hay lugar para lo cualitativo: la cualidad de la persona, la
cualidad de ser bueno, compasivo, sincero, amoroso. Todos deben engañar y
autoengañarse por el sistema de las calificaciones reciprocas. El engaño se
contrapone a la vida más auténtica. En la sociedad de la paranoia del puntaje
y los seguidores, la inautenticidad es ley implícita. Es el teatro de las buenas
maneras, obsesión de ser por el parecer. Todas las formas en las que se
encarna el ser en su necesidad de constituirse, en su afán de ser.
CO N S U MO PRO B LE M ÁT I CO D E NU EV AS T EC NO LO G ÌA S | Unidad IV |
P r o f e s o r a Li c . M el i n a M e n i c h el l i

Desde la mirada social, destacaremos que aquello que se consume en el


consumismo es lo que llamamos singularidad y con ello el deseo. El sujeto de
la ciencia es un sujeto consumidor ideal y permanente, porque cualquier
producto sirve a su goce1. Como dice Z. Bauman en Modernidad liquida, “la
satisfacción que produce (refiriéndose a los objetos de consumo) es de corta
duración, ya que en el mundo de los consumidores las posibilidades son
infinitas”. Entonces el capitalismo supone sujetos consumidores que se
consumen en la vorágine loca e irrefrenable de perseguir objetos que
ilusoriamente brindaran satisfacción. En palabras de Paula Sibilia, “Se trata de
modelos subjetivos efímeros y descartables, vinculados a las caprichosas
propuestas y a los volátiles intereses del mercado” (…) “El producto comprado
y vendido es el consumidor”.

Me muestro, luego existo…

En una sociedad que, apuesta al valor de la visibilidad y la celebridad, las TIC


constituyen una plataforma ideal para “mostrar que existimos”. Como lo
expresa Paula Sibilia: “La visibilidad y la conexión son dos ingredientes
fundamentales para construir la subjetividad contemporánea. De hecho, estos
nuevos aparatos tienen cámara embutida y conexión a las redes”. Sibilia señala
que las TIC son producto de una sociedad que desplaza el núcleo de lo
subjetivo de lo interior hacia lo visible: “Cada vez menos el centro de la
subjetividad reside en esa interioridad esencial y enigmática, misteriosa,
etérea, y cada vez se desplaza más hacia lo que se ve. Tenemos que mostrar
todo lo que hacemos y queremos que nos defina, porque es fundamental que
los demás lo vean para que gane verdadera existencia. Entonces, lo que los
demás ven en nosotros es más valioso y más definitorio para que los otros
tengan una idea de quiénes somos, para que nos evalúen, nos juzguen y nos
conozcan. Las redes sociales son una prueba sintomática de que los nuevos
modos de ser se realizan en la visibilidad”

Muchas personas creen que la única manera de superar la emergencia de estas


nuevas características sociales, es “cortando el modem o tirando la
computadora o el celular”. Pero sabemos que el prohibicionismo no sirve, no
solo porque no resuelve el conflicto sino porque, además, las TIC también son
una herramienta productiva.

Se trata de reflexionar sobre los atravesamientos contemporáneos y de


interrogarse sobre el uso singular. Consideramos fundamental comenzar a
trabajar en la prevención, la promoción de la salud y la orientación a padres.
En este sentido, destacamos el rol parental en su función de acompañar y
cuidar. El cuidado parental será el que le permita al niño construir filtros
propios (internos) y criterios de protección desde adentro hacia fuera, los que
realmente funcionan aun cuando los adultos no están presentes. No hace falta
saber más que los hijos en materia de tecnología para tener autoridad y
transmitir criterios de cuidado sobre su uso.
Para poder realizar este acompañamiento es importante identificar los
distintos prejuicios que los adultos tienen acerca de las TIC, que hacen que

1
El deseo vinculado al Otro, a la Ley, a la prohibición; el goce al Uno, fuera de
sentido, fuera de Ley.
CO N S U MO PRO B LE M ÁT I CO D E NU EV AS T EC NO LO G ÌA S | Unidad IV |
P r o f e s o r a Li c . M el i n a M e n i c h el l i

muchas veces orienten mal sus “alarmas”, señalando como dañino aquello que
no necesariamente lo es.

Por lo cual, es importante revisar los temores que están en la base de estos
prejuicios, para que los padres puedan trabajarlos y gestionar estrategias
preventivas adecuadas en sus hijos.

Los temores que escuchamos usualmente son:

• Que generen un vínculo de vicio, dependencia, imposibilidad de “cortar”


con la tecnología (compulsión y rechazo social).
• Que queden “tomados” por los dispositivos tecnológicos, pierdan sus
vínculos presenciales y sufran déficits de atención (aislamiento,
“autismo”).
• Que sustituyan los juegos “clásicos” por medios que ya dan todo
“servido” (destitución del juego, la imaginación y la fantasía).
• Que se “contagien” de pensamientos y acciones dañinas, así como de
conductas autodestructivas y/o antisociales desde los videojuegos.

Los niños siguen disfrutando de sus juguetes físicos cuando son estimulados
con propuestas atractivas. La web puede ser una fuente de insumos para
generar tramas de juego, dibujos y fantasías. El problema es que, a veces
somos los adultos los que no nos permitimos jugar lo suficiente con los niños.

Desde el rol de docentes y agentes de salud, el territorio digital no es un


escenario ajeno a la promoción de la salud. Desde el territorio online, la web
social es reflejo de nuestras prácticas en la vida cotidiana, y requiere de
estrategias que capaciten a jóvenes y adolescentes en su uso y consumo.
Condicionados por el impacto de las nuevas tecnologías, las ciberculturas son
algunas de las formas en las que los nuevos cosmos juveniles participan y se
articulan. En estos momentos nuestra juventud se encuentra dirimiendo varios
pulsos, en términos absolutos, a la izquierda estarían los roles más cercanos al
déficit o a lo que podríamos llamar un receptor pasivo y manipulable. A la
derecha se encontrarían los aspectos más positivos de autonomía y
empoderamiento personal y comunitario, los activos para la salud,
generadores de la creación de capacidad en y desde el entorno digital:

• Consumidores vs Ciudadanos
• Prescriptores vs Buenas prácticas
• Ocio vs Herramienta
• Jugadores vs Receptores
• Soledad offline vs Comunicación online
• Sociabilidad virtual vs Sociabilidad real
• Sensaciones vs Emociones
• Impulsividad vs Interacción
• Individualismo vs Compartir

Estamos frente a nuevos retos de la educación para la salud que requieren de


la participación activa de la sociedad.
Para finalizar esta breve reflexión, y a modo de cierre del material presentado
a lo largo del curso, tomaremos prestadas las palabras de Isidro Berenstein
CO N S U MO PRO B LE M ÁT I CO D E NU EV AS T EC NO LO G ÌA S | Unidad IV |
P r o f e s o r a Li c . M el i n a M e n i c h el l i

quien nos dice: “Aun cuando coexistan simultáneamente en nuestra exposición


varios paradigmas científicos, en medio de la opacidad, la incertidumbre y las
incoherencias, la propuesta es abrir espacios que sirvan para pensar sobre los
puntos de inconsistencia de las teorías, así como también sobre los modos en
que intervenimos con mayor operatividad y eficacia…” “Consideramos que
permitirnos estar abiertos a las contradicciones, a las turbulencias, a lo que no
cierra, nos posibilita atravesar por los avatares de la investigación científica,
cuya única soberana será siempre la clínica del caso por caso” (Isidoro
Berenstein, 2010).