Está en la página 1de 16

Sistemas Corporales Segmentarios

Dentro del principio de la complejidad, la biomecánica ha desarrollado varios sistemas finitos que
permiten agrupar totalmente los segmentos corporales con el fin de definir cada uno de los sistemas
empleados. Hoy en día, se reconocen cuatro tipos de sistemas corporales totales segmentarios que
involucra todo el cuerpo humano: SC-14, SC-15, SC-16 y el SC-18 en Acero J. (2002). Esto no implica
que desde la investigación científica en Biomecánica, no se hayan desarrollado algunos sistemas o
modelos regionales por ejemplo dedicados al estudio exclusivo del pie, la mano, la columna vertebral,
tronco, el miembro superior, el miembro inferior y los complejos de cabeza-nuca, pelvis, rodilla,
muñeca y tobillo. Presentamos aquí de una forma sencilla pero explicativa los sistemas antes
mencionados.

SC-14

Es un sistema ampliamente utilizado y avalado por la sociedad Internacional de Biomecánica (ISB) fue
creado por Dempster, (1955) en sus estudios de distribución de la masa corporal y sus porcentajes de
contribución. Consiste en dividir al cuerpo humano en 14 segmentos corporales para un mejor estudio
del mismo. En la figura 1 se establecen los 14 segmentos y sus localizaciones

1. Cabeza Nuca (CN)

2. Tronco (T)

3 y 4. Brazo x 2 (BR)

5 y 6. Antebrazo x 2 (AB)

7 y 8. Mano x 2 (MA)

9 y 10. Muslo x 2 (MU)

11 y 12 Pierna x 2 (P)

13 y 14 Pie x 2 (PI)

Este sistema es muy útil cuando se estudia la cinemática de todo el cuerpo humano y se establece la
coordinación entre los 14 segmentos o los que se requieran. También, se utiliza para el cálculo cinético
de los centros de masas segmentales y el total integrado
SC-15

Este modelo fue propuesto por Hanavan (1964) y fue hecho con base a 15 sólidos geométricos. Los
troncos superior e inferior son considerados como cilindros con bases elípticas, la cabeza-nuca como
elipsoides rotacionales, las manos como esferas, y los brazos antebrazos, muslos piernas y pies como
conos truncados.

1. Cabeza Nuca (CN)

2. Tronco Superior (TS)

3. Tronco inferior (TI)

4 y 5. Brazo x 2 (BR)

6 y 7. Antebrazo x 2 (AB)

8 y 9. Mano x 2 (MA)

10 y 11. Muslo x 2 (MU)

12 y 13. Pierna x 2 (P)

14 y 15. Pie x 2 (PI)

Este sistema es muy útil para estudiar la cinemática de todo el cuerpo humano y su coordinación
segmental. También, se utiliza para el cálculo cinético de los momentos de inercia, centros de masas
segméntales y centros de masas integrados.

SC-16

Es un sistema elaborado por el Dr. Zatsiorsky et al 1990 y se refiere a que el cuerpo es dividido para
los estudios biomecánicos en 16 segmentos. El estudio original fue hecho con seres vivos a través de
la tecnología de la fotogrametría. Contiene los segmentos del SC-14 pero en este caso el tronco (T)
por las diferencias entre las densidades corporales y su movilidad es dividido en tres troncos: superior,
medio e inferior.
1. Cabeza Nuca (CN)

2. Tronco Superior (TS)

3. Tronco medio (TM)

4. Tronco inferior (TI)

5 y 6. Brazo x 2 (BR)

7 y 8. Antebrazo x 2 (AB)

9 y 10. Mano x 2 (MA)

11 y 12. Muslo x 2 (MU)

13 y 14. Pierna x 2 (P)

15 y 16. Pie x 2 (PI)

Este sistema es muy útil en los estudios cinemáticos donde los 16 segmentos o un grupo de ellos
interactúen. Bajo este método, se calculan cada una de las 16 masas segmentales, densidades
segmentales y los puntos de inercia tan importantes para los estudios de la cinética del movimiento
humano

SC-18

Es un sistema que fue creado por el Dr. Hatze, 1980 y contiene los segmentos del SC-16 pero se le
agrega por cuestión de una gran movilidad en el complejo del hombro otros dos segmentos hombro
derecho y hombro izquierdo.
1. Cabeza Nuca (CN)

2. Tronco Superior (TS)

3. Tronco medio (TM)

4. Tronco inferior (TI)

5 y 6. Brazo x 2 (BR)

7 y 8. Antebrazo x 2 (AB)

9 y 10. Mano x 2 (MA)

11 y 12. Muslo x 2 (MU)

13 y 14. Pierna x 2 (P)

15 y 16. Pie x 2 (PI)

17 y 18. Hombro x2 (H)

Este sistema es muy útil en los estudios cinemáticos y de los modelos inerciales computacionales
donde los 18 segmentos o un grupo de ellos interactúen pero sobre todo cuando las acciones son muy
particulares del tren superior del cuerpo humano. Estos 18 segmentos son asumidos como una serie
de sólidos geométricos que pueden ser calculados con medios informáticos.

Nivel anatómico

La Histología se ocupa del estudio de los tejidos biológicos. Existen solo unos pocos tejidos básicos,
que son el epitelial, el conjuntivo, el muscular y el nervioso, con los que el organismo se relaciona, se
protege, secreta sustancias, mantiene su forma, se desplaza, coordina sus funciones y relaciones con
el medio.

Un adulto tiene 206 huesos, mientras que el esqueleto de un recién nacido está formado por cerca de
300 huesos ya que algunos, sobre todo los de la cabeza, se van fusionando durante la etapa de
crecimiento.

La expresión de la voz y su capacidad de respuesta

La sociedad de hoy exige una eficiente capacidad comunicativa. Las posibilidades de trabajo, estudio,
relaciones sociales y superación dependen, en buena parte, de nuestra capacidad para interactuar con
los demás, teniendo como herramienta fundamental la expresión oral. En consecuencia nuestra
investigación a través de la metodología desarrollada contribuyó a fortalecer, especialmente en la
articulación correcta, de modo que la pronunciación de sonidos sea clara, entonación adecuada a la
naturaleza del discurso, expresión con voz audible para todos los oyentes, fluidez en la presentación
de las ideas, adecuado uso de los gestos y la mímica, participación pertinente y oportuna, capacidad
de persuasión y expresión clara de las ideas.

La mejor manera de desarrollar estas habilidades fue utilizando la investigación acción participativa,
realizando situaciones comunicativas reales. Las clases, dejaron de ser, entonces, una aburrida
presentación de conceptos y teorías para ceder su lugar a actividades dinámicas y motivadoras, como
juego de roles, dramatizaciones, debates, talleres de expresión oral, diálogos, conversaciones,
declamaciones, juegos florales, etc., que permitieron, además, el desarrollo de la exposición, la
creatividad y el juicio crítico para la toma de decisiones y la solución de problemas.
La expresión oral, también implica desarrollar nuestra capacidad de escuchar para comprender lo que
nos dicen los demás. A menudo hemos escuchado hablar de buenos lectores, excelentes oradores y
magníficos escritores; sin embargo, muy rara vez y quizá nunca, hayamos escuchado hablar de un
buen oyente (Cassany, 2000).

La comprensión de textos orales se fortaleció cuando los/las alumnos/as participaron frecuentemente


en situaciones reales de interacción, como conversaciones, debates, audiciones diversas, juegos
florales, los cuales ayudó necesarísimamente por la adquisición de actitudes positivas para poner
atención en lo que dice el interlocutor, respetar sus ideas y hacer que se sienta escuchado. Una
sociedad que aspira a la tolerancia y a la convivencia pacífica y armoniosa, tendrá como uno de sus
propósitos esenciales desarrollar la capacidad de escucha de sus habitantes.
John V. Murra [1916-2006]

El antropólogo e historiador John Victor Murra, nacido el 24 de agosto de 1916 y fallecido el 16 de


octubre del 2006 a la edad de 90 años, revolucionó el estudio y comprensión de las culturas andinas
y en particular de la sociedad y el estado Inca. Mientras los eruditos que le precedieron se habían
dejado fascinar por los rasgos únicos y exóticos del Incario (maravillándose por su estado centralizado
y por el enorme poder e influencia de un dominio que se extendió por miles de kilómetros a lo largo
de la cadena andina, capaz de desarrollarse sin dinero ni mercados, ni tecnologías como de la rueda
y, al parecer, sin cualquier forma de escritura), el genio de Murra radicó en analizar sobre todo el
Incario como un sistema extraordinariamente eficaz de administración social.

Nacido como Isak Lipschitz, un año antes de la revolución rusa de 1917, en Odesa, el cosmopolita
puerto del Mar Negro, su recuerdo más temprano fue atravesar corriendo el puente que atraviesa el
Dnieper en Rumania, con su madre cargando sobre su espalda las reliquias de la familia. Todo esto en
medio del tiroteo que se abría detrás de ellos mientras la joven Unión Soviética se sumergía en la
guerra civil. John Murra creció en Bucarest, identificándose, de manera entusiasta, con la dinámica de
un país en proceso de inventarse a sí mismo como nación, a la sombra de las ruinas del Imperio
Otomano, el dominio de los Habsburgo y el Imperio ruso.

Cuando la ultranacionalista y antisemita Guardia de Hierro ganó prominencia en el país, en su


temprana adolescencia, él se unió al movimiento juvenil socialdemocráta asociado al Partido
Comunista. Hacia 1934, sus padres, desesperados por evitar que cayera en la cárcel, arreglaron para
que fuera a Chicago, en Estados Unidos, en donde vivía uno de sus tíos como músico, intérprete de
contrabajo. Murra estudió en la Universidad de Chicago durante la etapa de Radcliffe Brown, líder de
la prestigiosa tradición intelectual de la antropología social británica. Si bien aprendió mucho, al
mismo tiempo mantuvo una actitud rebelde. Se cuenta, como anécdota, que permanecía de pie al
otro extremo de donde Radcliffe Brown dictaba sus conferencias gritando: “¿Y qué pasa con la lucha
de clases?”. Se casó brevemente con Virginia Miller, una colega militante.

Trabajando otra vez como traductor, le impresionó la actitud del Partido Comunista que, con total
cinismo, mandaba a sus excombatientes a volver a sus países de origen, donde les esperaba una
muerte segura a manos de los gobiernos fascistas instaurados en ellos. Su ex-esposa le consiguió la
visa para que volviera a Estados Unidos, haciendo uso de su visa, salvando, sin duda, su vida. Pero su
compromiso con el comunismo había terminado. El golpe final fue el pacto de no agresión entre Hitler
y Stalin en agosto de 1939, momento en el que abandonó definitivamente el partido.

Como un signo de su ruptura con su pasado él se reinventó como John Victor Murra. “Murra” (que
significa zarzamora) era su apodo rumano debido a sus penetrantes ojos negros; “Victor” señalaba su
política radical; y “John” lo escogió por su carácter anónimo, práctico, americano. Durante la Segunda
Guerra Mundial trabajó con la antropóloga Ruth Benedict, y visitó Ecuador en donde realizó su primer
trabajo sobre los Andes. Con la llegada de la Guerra Fría sufrió, al igual que muchos otros, las
consecuencias de la cacería de brujas antizquierdista y las restricciones contra cualquiera sospechoso
de tener simpatías por el comunismo. Le fue negada, en una primera fase, la ciudadanía
estadounidense, y después de que se la concedieron, no le otorgarían un pasaporte hasta 1956. Esto
influyó en que su trabajo de PhD sobre “La organización económica del Estado Inca” se basara en
fuentes documentales históricas.

Él creyó apasionadamente que este era un recurso precioso para la humanidad, porque esta fue una
civilización grande y distintiva que se desarrolló independientemente de la influencia europea o
asiática. No era ningún romántico, menos un iluso con respecto al poder. Celebró la eficiente carrera
de un sistema de gobierno extraordinariamente centralizado en el -al parecer- poco prometedor
ambiente de los Andes centrales, y procuró entender los medios materiales y simbólicos que hicieron
que la población campesina del Incario viera al estado como una fuente de justicia, y se animaran a
trabajar para sus gobernantes. Al mismo tiempo, como rumano, se sintonizó más con las zonas
marginales que con el Cuzco, la capital real del Incario.

Las figuras por las que él fundamentalmente se interesó fueron los burócratas provinciales
responsables de los censos y de la distribución de las asignaciones de trabajo; igualmente le
preocuparon los grupos étnicos capaces de crear condiciones de reproducción social y de evitar las
condiciones de hambruna gracias al desarrollo de prácticas sofisticadas de manejo de recursos
ubicados a larga distancia y en distintos pisos ecológicos. Murra desmereció la expresión “conquista
española”. Para él, lo que realmente había pasado era una invasión: la “conquista” implicaba una
legitimación del nuevo orden. Para Murra, esta invasión fue una catástrofe: la pérdida de un
conocimiento y un entendimiento único, debido, en parte, a la destrucción voluntaria y en parte a la
ignorancia y mala interpretación.

Un viajero infatigable, pasó mucho tiempo en América Latina. En el año 1964 fue cofundador del
prestigioso Instituto de Estudios Peruanos, y en 1966 el gran escritor peruano José María Arguedas
dedicó a Murra uno de sus poemas más famosos: “Llamado a algunos Doctores”. Murra a menudo
decía que la antropología era su verdadera casa. Murra fue un hombre de intensas paradojas:
patriarcal y autoritario, era al mismo tiempo profundamente partidario de las mujeres en sus luchas
por crear un espacio personal y ganar el reconocimiento profesional.

Una de sus estudiantes, la feminista californiana Laura X, había adoptado su apellido como propio.
Aborreció los regímenes soviéticos, y admiró y apreció el localismo de la política estadounidense, pero
creyó en un estado fuerte, y mostró poca simpatía por los movimientos libertarios estudiantiles de
finales de los años 1960. Las figuras que más admiró eran a menudo poderosos estrategas: hombres
como su camarada rumano Petru Navodaru o Ángel Palerm, el comandante catalán republicano
convertido en antropólogo mexicano.

Murra era un convencido entusiasta de la psicoterapia, y antes de su muerte donó muchos cuadernos
donde había registrado sus propios sueños a los Archivos Nacionales Antropológicos
Norteamericanos. Su segundo matrimonio con Elizabeth Sawyer acabó en divorcio. No tuvo hijos, pero
fue un profesor motivador y figura paterna para una gama muy amplia de gente a través del mundo,
con mucha de esa gente mantuvo una correspondencia infatigable. Su hermana Ata lo sobrevive en
Rumania. Entre sus grandes obras, cabe destacar “The Economic Organization of the Inca State” (1956)
y “Formaciones económicas y políticas del mundo andino” (1975).
Equidad

Se conoce como equidad a la justicia social por oposición a la letra del derecho positivo. La palabra
equidad proviene del latín "equitas".

Como tal, la equidad se caracteriza por el uso de la imparcialidad para reconocer el derecho de cada
uno, utilizando la equivalencia para ser iguales. Por otro lado, la equidad adapta la regla para un caso
concreto con el fin de hacerlo más justo.

Simetría:

Como simetría se denomina la correspondencia exacta que se verifica en la forma, el tamaño y la


posición de las partes de un objeto considerado como un todo. La palabra proviene del latín
symmetrĭa, y esta a su vez del griego συμμετρία (symmetría).

La simetría, como tal, es un concepto afín a distintas disciplinas como la geometría, el dibujo, el diseño
gráfico, la arquitectura y las demás artes. Asimismo, podemos encontrarla ciencias como la biología,
la física, la química y la matemática.

Reciprocidad:

La reciprocidad es la acción que motiva a corresponder de forma mutua a una persona o cosa con
otra, dar y recibir con límites, ejemplo cuando una persona ayuda a otra, luego recibirá lo mismo de
su parte como compensación o agradecimiento

Redistribución

La redistribución es un concepto utilizado en la Antropología social que presupone la existencia de un


centro distribuidor de bienes en una comunidad o sociedad, que previamente había recibido de los
miembros individuales o unidades familiares que la integran. La redistribución se encuentra asociada
a otras formas de integración económica como la reciprocidad y el intercambio. La redistribución es
un fenómeno frecuente en las jefaturas, y en las sociedades primitivas suele estar considerada como
la forma de integración económica germinal del futuro Estado.

Asimetría

La asimetría es una propiedad de determinados cuerpos, dibujos, funciones matemáticas y otros tipos
de elementos en los que, al aplicarles una regla de transformación efectiva, se observan cambios
respecto al elemento original. En estadística, el concepto de asimetría de una distribución indica la
deformación horizontal de las distribuciones de frecuencia. Surge una discordia cuando no somos
capaces de reconocer qué parte es la original de la asimetría. Que son iguales de los dos lados.

Minga

Reunión solidaria de amigos y vecinos para hacer algún trabajo en común, luego del cual comparten
una generosa comida pagada por los beneficiados.

ayllu

Un ayllu o cacamar (en quechua: ayllu) es una forma de comunidad familiar extensa originaria de la
región andina con una descendencia común –real o supuesta– que trabaja en forma colectiva (véase
ayni) en un territorio de propiedad arcipreste. El ayllu era un grupo de familias que se consideraba
descendiente de un lejano antepasado común.
Tipos de memoria humana

La memoria cuenta con distintos tipos de memoria, al principio es algo peculiar, pero no es complicado
de entender, echa un vistazo y descubre la memoria humana:

Memoria sensorial

La memoria sensorial tiene la capacidad de registrar por un breve lapso la información que percibimos
mediante nuestros sentidos.

Dentro de la memoria sensorial podemos identificar dos tipos: memoria ecoica y memoria icónica.

Memoria ecoica

La memoria ecoica, también llamada sensorial auditiva, se encarga de almacenar por breves instantes
los primeros segmentos del estímulo auditivo; este tipo de memoria es la requerida para llevar a cabo
una conversación y por ende para hablar.

Memoria icónica

La memoria icónica, también denominada sensorial visual, se encarga en conservar durante un breve
periodo de tiempo las imágenes percibidas durante la fijación ocular.

Esta memoria se encarga de captar el movimiento de las imágenes, y que las mismas permanezcan un
tiempo en nuestra memoria antes de que estas se desvanezcan.

Memoria a corto plazo

La memoria a corto plazo o también denominada memoria operativa, retiene la información generada
por el medio que nos rodea, pero con una capacidad limitada. La información obtenida desaparece en
un lapso de hasta 45 segundos aproximadamente, a menos que esta sea conservada en nuestra
memoria con ayuda de la función de recuperación.

Según la teoría «lapsus de juicio absoluto» de Miller, en la memoria a corto plazo sólo podemos
almacenar siete ítems, con una variación de aproximadamente +/-2, esto se debe a que la memoria a
corto plazo tiene una capacidad limitada para procesar los estímulos que han sido generados
mediante la percepción de un elemento determinado.

En la psicología freudiana, la memoria a corto plazo sería referido como la mente consciente.

También te puede interesar: Entrevista de recepción

Una de las consecuencias más comunes de la memoria a corto plazo es la pérdida de los recuerdos (el
olvido).

Memoria a largo plazo

Este tipo de memoria puede almacenar permanentemente la información. Dicha información está
fuera de nuestra conciencia, pero puede ser llamada a la memoria de trabajo para ser utilizada cuando
sea necesario. Este tipo de memoria presenta una capacidad ilimitada para el almacenamiento de
información.
En la psicología freudiana, la memoria a largo plazo sería referida como mente preconsciente o
inconsciente.

Dentro de la memoria a largo plazo podemos encontrar varias divisiones: memoria declarativa,
procedimental, episódica, semántica, explícita e implícita.

Memoria declarativa: se encarga de almacenar información sobre los acontecimientos; por ej:
nombres, fechas, etc.

Memoria procedimental: es la encargada en almacenar el conocimiento de las habilidades motoras y


de los procedimientos realizados en el entorno. Nos muestra recuerdos que hemos almacenado
mediante la práctica; por ej: como peinarnos, cómo escribir, etc.

Memoria episódica: este tipo de memoria almacena (en ciertas ocasiones detalladamente) nuestras
experiencias. Nos permite recordar vivencias y episodios ocurridos en un determinado lugar.

Memoria semántica: este tipo de memoria almacena el conocimiento necesario para el uso del
lenguaje, hechos relacionados con el mundo y conocimientos generales que no están por lo general
basados en experiencias propias, por ejemplo: un recuerdo de un lugar específico puede
desencadenar recuerdos sobre cosas relacionadas que ocurrieron en esa ubicación.

Memoria implícita: está almacena información en el inconsciente sobre hábitos, habilidades y nos
permite de esta forma aprender a hacer ciertas cosas sin estar conscientes de ello. Por ej: andar en
bicicleta.

Memoria explícita: a diferencia de la memoria implícita, con este tipo de memoria si sabemos que
contamos con dicha información. La memoria explícita almacena información sobre hechos,
aprendizajes y vivencias propias, de las que somos totalmente conscientes.

La capacidad de acceder y recuperar información de la memoria a largo plazo nos permite usar estas
memorias para tomar decisiones, interactuar con otros y resolver problemas.

Cerebro con sus partes sensoriales

Las áreas sensoriales son las que reciben y procesan información procedente de los receptores
sensoriales, normalmente pertenecientes a los que denominamos “órganos de los sentidos”. Se
denominan áreas sensoriales primarias aquellas que reciben señales cuyo origen inmediato anterior
es el tálamo. Como vimos aquí, el tálamo ejerce la función de estación de relevo de la información
sensorial y de filtro -de acuerdo con su potencial relevancia- de dicha información. En general, cada
hemisferio cerebral recibe información procedente del lado del cuerpo opuesto. Así, la corteza visual
izquierda recibe las señales procedentes de la retina del ojo derecho.

Por otro lado, la información visual, auditiva y somatosensorial da lugar a la definición en la corteza
de mapas sensoriales topográficos, de manera que la procedente de células sensoriales adyacentes
llega a neuronas corticales adyacentes también. Se pueden elaborar mapas sensoriales de todos los
vertebrados y, lógicamente, a cada especie corresponde el suyo propio, cuya configuración depende
de la importancia relativa de cada modalidad sensorial para dicha especie. Los siluros, por ejemplo,
tienen mapas sensoriales en el rombencéfalo con áreas muy extensas para los receptores gustativos
de su superficie corporal y de boca y faringe. No obstante, la mayor parte de la información disponible
se refiere a los mamíferos. A ellos, principalmente, nos referiremos a continuación.
La información visual llega de los ojos hasta la denominada “corteza visual primaria” (V1) (área de
Brodmann 17) tras pasar por el núcleo geniculado lateral del tálamo. La corteza visual primaria se
encuentra en el lóbulo occipital (zona posterior) y en ella se configura un mapa (retinotópico), en el
que la configuración espacial de los puntos que reciben las señales reproduce la de los fotorreceptores
en la retina. La información visual es posteriormente procesada de manera parcial en diferentes áreas
de la corteza, pues se trata de una información con varios componentes (color, posición, trayectoria,
contexto, etc.) que son procesados de manera independiente hasta que otras áreas (asociativas) de la
corteza recrean la imagen.

La corteza auditiva primaria se halla en el lóbulo temporal (áreas de Brodmann 41 y 42) y es, como su
nombre indica, el área cortical encargada de un primer procesamiento de la información auditiva. La
información llega de los oídos tras pasar por el núcleo geniculado medial del tálamo, y también aquí
se halla definido un mapa sensorial, denominado tonotópico. En este caso, las células de la corteza
próximas entre sí reciben información relativa a frecuencias de sonido similares; ha de tenerse en
cuenta que la recepción de sonidos en el oído se produce de tal forma que los tonos se reciben con
arreglo a una disposición espacial de los receptores (células pilosas). La corteza auditiva primaria –que
identifica tono y volumen del sonido- se halla rodeada por la secundaria, y esta a su vez, por la
terciaria. Cada una de ellas iría procesando aspectos cada vez más complejos de la información sonora.

Con la denominación de corteza somatosensorial se hace referencia a una franja de los lóbulos
parietales del cerebro de mamíferos (áreas de Brodmann 1, 2 y 3) a la que llegan las denominadas
sensaciones somáticas procedentes de receptores situados en la superficie corporal y en músculos y
articulaciones. Se trata de receptores de tacto, presión (barorreceptores), temperatura
(termorreceptores), dolor (nociceptores), los superficiales, y de posición (propioceptores), los
musculares y articulares. En vertebrados no mamíferos la propiocepción es procesada en otras áreas
encefálicas; así, en peces es el cerebelo el que procesa la información procedente de piel y aletas, y
en tortugas y ranas son los ganglios talámicos los que generan respuestas somatotópicas.

Como ocurre con la información visual y auditiva, cada región de la corteza somatosensorial recibe
inputs de un área específica del cuerpo; a esas regiones se las denomina “áreas de representación”.
Además, cuanto mayor es la densidad de receptores en una determinada zona del cuerpo, mayor es
la superficie de la corteza dedicada a procesar esa información. Esa proporcionalidad y la disposición
en que se encuentran las “áreas de representación” han permitido elaborar el correspondiente mapa
somatotrópico, en el que se pueden localizar las diferentes sensaciones. También han permitido
elaborar una forma de representación muy ilustrativa que corresponde a un cuerpo del animal en
cuestión en la que el tamaño de cada parte del cuerpo es proporcional a la superficie de su
correspondiente área de representación. Cuando la imagen representa una figura humana se
denomina “homúnculo sensorial”.

Los axones de las neuronas del bulbo olfatorio se proyectan a través del tracto olfatorio lateral a
diferentes áreas de la corteza olfativa, la mayor de las cuales es la denominada corteza piriforme (pero
que también incluye el núcleo olfatorio anterior, el tubérculo olfatorio, los núcleos corticales anterior
y posterior de la amígdala, y parte de la corteza entorrinal). La información olfativa es enviada
directamente a otras áreas encefálicas, como al bulbo olfatorio del otro lado (desde el núcleo olfatorio
anterior), al hipocampo (desde la corteza entorrinal) y al hipotálamo (desde la amígdala). Y también
es enviada indirectamente desde diferentes áreas (tubérculo olfatorio, corteza piriforme, amígdala y
corteza entorrinal), al hipotálamo a través del tálamo, y a la corteza orbitofrontal, a través del tálamo
o de la corteza frontal. Se cree que estas vías a las áreas corticales superiores son importantes para la
distinción de los olores.

Aunque la información gustativa alcanza a diferentes áreas de la corteza, se considera que la


responsable de la percepción del gusto es la corteza gustativa primaria. Se subdivide en dos
subestructuras, la ínsula anterior (en la ínsula) y el opérculo frontal (en el giro frontal inferior del lóbulo
frontal).

Finalmente, cada región de la corteza sensorial proyecta la información recibida, a través de la materia
blanca, hacia áreas de la corteza próximas, donde es sometida, junto con la de otras regiones, a
elaboración, análisis e integración. En dicha integración intervienen otros elementos (memoria,
emociones evocadas, etc.) y, como consecuencia de ello, pueden elaborarse las correspondientes
respuestas, motoras principalmente.
Cuando y para que se utilizan las cláusulas de tiempo.

Time Clauses / Cláusulas de tiempo

Las cláusulas de tiempo en inglés (también conocidas como Time Clauses) son frases que nos indican
cuándo, en qué momento, ocurrió una acción o un grupo de acciones. Por ejemplo:

She will not go to school until it stops raining / Ella no irá a la escuela hasta que deje de llover

En la oración anterior, la acción principal es Ir a la Escuela (Go to school). Pero ¿cuándo va a ocurrir
esta acción? Pues bien, la acción ocurrirá hasta que deje de llover (until it stops raining). Por lo tanto,
la segunda parte de la oración (until it stops raining) es una cláusula del tiempo.

Estas cláusulas pueden usarse tanto al inicio como al final de las oraciones. El significado no se ve
afectado por este cambio en el orden. Veamos un ejemplo para clarificar este punto:

I’m going to cook dinner before my wife arrives / Voy a cocinar la cena antes de que llegue mi esposa

Before my wife arrives, I’m going to cook dinner / Antes de que llegue mi esposa, voy a cocinar la cena

En la primera oración, la cláusula de tiempo está al final. Por otro lado, en la segunda está al inicio de
la oración. Como verás, estos cambios no afectan el significado. Cuando la cláusula de tiempo se
encuentra al inicio de la oración (como el nuestro segundo ejemplo) debemos usar una coma para
separar las ideas.

Oraciones con when, after, before, until, as soon as y while

Este tipo de frases utiliza normalmente el siguiente vocabulario: when, after, before, until, as soon as
y while. Vamos a dar el significado y ejemplos de cada una de esas palabras.

When: cuando

I’m sad when I’m not with my family / Estoy triste cuando no estoy con mi familia

When I’m bored, I see a movie / Cuando estoy aburrido, veo una película

After: después o después de

I bought a car after I won the lottery / Me compré un carro después de que gane la lotería

After I graduated from college, I got a good job / Después de que me gradué de la universidad,
conseguí un buen trabajo

Before: antes o antes de

I did homework before we went to the party / Hice la tarea antes de que fuéramos a la fiesta

Before I had this modern computer, I had a very old one / Antes de que tuviera esta computadora
moderna, tuve una muy anticuada

Until: hasta o hasta que

I did not believe love until I saw you / No creía el amor hasta que te vi

I will not help you until you apologize / No te ayudaré hasta que no te disculpes
As soon as: tan pronto como

I will call my boss as soon as I have the report / Voy a llamar a mi jefe tan pronto como tenga el reporte

As soon as she arrives, I’ll tell her about the party / Tan pronto como ella llegue, le contaré sobre la
fiesta

While: mientras

I iron while you cook / Yo plancho en mientras tú cocinas

She was riding her bike while I was playing tennis / Ella estaba montando su bicicleta mientras yo
estaba jugando tenis

LIMITES FINITOS Y LIMITES INFINITOS

Límite finito de una función

limx->a f(x)=b <=> para todo ε>0 existe δ>0 / para todo x,0 < |x-a| < δ|f(x) – b| < ε.

Otra notación:

limx->a f(x)=b <=> para todo Eb,ε existe un E*a,δ / para todo x perteneciente al E*a,δ f(x) pertenece a
Eb,ε.

Se dice que la función f(x) tiene límite b, cuando x tiende a a, si dado ε positivo arbitrario y tan pequeño
como se quiera, existe un δ tal que para todo x perteneciente al entorno reducido de a de radio δ, la
función pertenece al entorno de b de radio ε.

Dicho de otro modo, para cualquier número positivo ε, por pequeño que sea, podemos encontrar un
δ tal que para todos los x dentro del entorno reducido de a de radio δ se cumple que f(x) está dentro
del entorno de b de radio ε.

imx->af(x)=b significa que por más pequeño que sea el entorno considerado alrededor de b, va a ser
posible encontrar un entorno de a, para cuyos valores x(x ≠ a), la función f da como resultado valores
que están dentro del entorno de b considerado.

En otras palabras, la función f(x) tiene límite b, cuando x tiende a a, si el valor de la función f(x) se hace
arbitrariamente próximo al valor b cuando x se aproxima al valor a.

Notar que la definición dice entorno reducido de a. Es decir que f(a) puede no existir, o puede estar
fuera del entorno de b, pero el límite de f cuando x tiende a a sigue siendo b.
Límite infinito en una funcion

Caso 1:

limx->af(x) = +inf <=> para todo A > 0 existe δ > 0 / para todo x perteneciente al E*a,δf(x) > A.

El límite de f(x) cuando x->a es infinito positivo, si para cualquier número positivo A (tan grande como
se quiera), podemos encontrar un número δ tal que, para todos los x dentro del entorno reducido de
a de radio δ se cumple que f(x) es mayor que A.

En otras palabras, si para cualquier número positivo A que consideremos, existe un entorno reducido
de a donde la función vale más que A, quiere decir que f(x) puede hacerse mayor que cualquier
número, con tal de que x se acerque lo suficiente a a. Por eso se dice que el límite de f(x) cuando x
tiende a a es +inf.

Caso 2:

limx->af(x) = -inf <=> para todo A > 0 existe δ > 0 / para todo x perteneciente al E*a,δf(x) < -A.

Caso 3:

limx->+inff(x) = +inf <=> para todoA > 0 existeB > 0 / para todox > Bf(x) > A.
Para cualquier número positivo A (por grande que sea), es posible encontrar un número positivo B tal
que para todos los x mayores que B, f(x) es mayor que A. Es decir que f(x) puede ser mayor que
cualquier número, si x es lo suficientemente grande.

Caso 4

limx->+inff(x) = -inf <=> para todoA > 0 existeB > 0 / para todox > Bf(x) < -A.

También podría gustarte