Está en la página 1de 6

Colegio Juan Moya Morales

“Un espacio de aprendizaje, buen trato y altas expectativas

Primer Semestre 2019


PROYECTO LECTOR SEGUNDO CICLO
LECTURA SEMANA N° 16

NOMBRE ESTUDIANTE:
CURSO:

Objetivos:
OA6-OA11- Leer independientemente y comprender textos no literarios
OA 2 Reflexionar sobre las diferentes dimensiones de la experiencia humana, propia y ajena.
OA16- Escribir frecuentemente para compartir impresiones sobre sus lecturas.

Aporte de Valentina Acuña 8°A

Lilith, la demoniaca primera mujer que


abandonó a Adán según la tradición judía
“Y de la costilla que Dios tomó del hombre, hizo una
mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces a Adán:
Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi
carne; ésta será llamada Varona, porque del varón
fue tomada”, relata el libro del Génesis sobre la
creación bíblica de la primera mujer en la faz de la
tierra, Eva. No en vano, una extendida
interpretación rabínica considera que la referencia,
en un versículo anterior, a que “Dios creó varón y
hembra los creó”.

Los cabalistas intentaron muchas interpretaciones


para explicar la contradicción. Una sugiere que
Adán fue creado inicialmente como un andrógino
Colegio Juan Moya Morales
“Un espacio de aprendizaje, buen trato y altas expectativas

que poseía un cuerpo femenino y uno masculino unidos por la espalda.


Luego, Dios lo dividió.
Otra interpretación aparece en el Alfabeto de Ben Sirá, midrash del siglo X.
Basándose en dicho texto, el mitólogo Robert Graves relata que la primera
mujer de Adán no fue Eva sino Lilith: “Dios creó a Lilith, la primera mujer,
como había creado a Adán, salvo que utilizó inmundicia y sedimento en
lugar de polvo puro.
El origen del mito de Lilith parece contar con raíces sumerias o acadias. En
concreto había en Mesopotamia, según el arqueólogo británico Reginald
Campbell Thompson, un grupo de demonios femeninos derivado de la
criatura Lilitú (Lilu, Lilitu y Ardat Lili) con unas características que responden
a esta figura mitológica: eran mitad humanas y mitad divinas, usaban la
seducción y el erotismo como armas; y la noche era su hábitat natural.
Todos estos súcubos, en cualquier caso, tenían las cualidades de lo que
luego se ha representado como los vampiros, aunque cubiertos de pelo, y
derivaban de la palabra «viento» o «espíritu». Esta tradición habría pasado
más tarde a la cultura judía a través de los semíticos residentes en
Babilonia. Los judíos adaptaron así al hebreo el nombre de esta criatura
maligna hasta vincularlo posiblemente a la palabra «laila» (traducido como
noche).
Sin embargo, tomando otra fuente, el Yalqut Reubeni, Graves nos aporta
otro relato, en el que la información choca con la anterior: “Adán y Lilith
nunca encontraron la paz juntos, pues cuando él quería acostarse con ella,
Lilith se negaba, considerando que la postura recostada que él exigía era
ofensiva para ella.
¿Por qué he de recostarme debajo de tí? – Preguntaba – Yo también fui
hecha de polvo y, por consiguiente, soy tu igual”. Como Adán permanece
intransigente, Lilith invoca el nombre de Dios, quien le da alas.
Cansada de que Dios no atendiera sus reivindicaciones, decidió abandonar
el Paraíso, antes que someterse y renunciar a sí misma. Invocó el Nombre
de Dios, innombrable en toda la tradición judía, por considerar que el
Colegio Juan Moya Morales
“Un espacio de aprendizaje, buen trato y altas expectativas

Nombre verdadero de cualquier ser contiene las características de lo


nombrado, y por lo tanto es posible conocer su esencia y adquirir poder
sobre ello.
Pronunciar el nombre de Dios se convierte, pues, en una osadía suprema,
un acto de soberbia mucho mayor que el de hacer directamente oídos
sordos ante sus mandatos; algo, en fin, demasiado grave.
Ella se aleja, volando, del lado de Adán (de ahí su semejanza con los
súcubos). Él se queja al Creador que, condolido por el desamparo del varón,
envía a tres ángeles a buscar a Lilith (Senoy, Sansenoy, y Semangelof).
Luego Lilith tomó residencia en una cueva en las costas de Mar Rojo, donde
hasta estos días se encuentra según la leyenda. Ella acepta a los demonios
del mundo como amantes, y desova muchos miles de niños demonio, fue
llamada Madre de los Demonios, —esposa de Asmodeus, el Rey de los
Demonios.
Ella se niega a volver. Sabe que, por orden de Dios, a su regreso le espera
hacerse cargo de todos los niños recién nacidos. Lilith quiere permanecer
en el Mar Rojo, región en la que abundaban los demonios lascivos, con los
que había dado a luz a varios lilim (demonios bebé). El castigo de Jehová
por esta negativa de Lilith a regresar al lado de Adán consistirá en hacer
perecer cada día un centenar de esos hijos.
En respuesta por el dolor infligido, mataría a los hijos de Adán. Juró atacar
a los niños, e incluso a sus madres, durante el nacimiento. Juró también que
los recién nacidos estaban en peligro de ser objeto de su ira, las niñas por
veinte días y los niños por ocho.
No solo esto, sino que también atacaría a los hombres en su sueño,
robándoles su semen para dar nacimiento a más niños demonio, que
reemplazarían a esos asesinados cada día.
Ante la negativa de Lilith de regresar con Adán, Dios decidió dar una nueva
compañera a su creación pues proclamo que “No es bueno que el hombre
esté solo”; creó a Eva a partir de una de sus costillas, y por lo tanto sumisa
al hombre.
Colegio Juan Moya Morales
“Un espacio de aprendizaje, buen trato y altas expectativas

Esta versión de Lilith se ha emplazado como una representación de las


mujeres canaaneas y su visión de las relaciones sexuales en un periodo,
hacia el 586 a.C, en el que se fusionaron parcialmente los panteones
propios de los canaanitas con los hebreos. De esta manera, la demonización
de Lilith es una crítica a las prácticas de las mujeres canaaneas dadas a
mantener relaciones sexuales prematrimoniales y a una sexualidad más
abierta que la mostrada por las hebreas. Lilith es el demonio rebelde, el mal
ejemplo que precedió a Eva, más obediente a lo que Adán esperaba de una
mujer. No en vano, algunas de las cualidades de esta versión de Lilith
parecen haberse inspirado en el principal culto femenino de los canaanitas
–el pueblo que según el Antiguo Testamento conquistaron los judíos tras el
éxodo por el desierto–, Asheráh, diosa de los partos y la fertilidad.
La leyenda Lilith es posiblemente también el origen del popular mito griego
de la reina Lamia, que, tras matar a sus propios hijos por culpa de un engaño
de Hera, sintió envidia de las otras madres y se dedicó a devorar a sus hijos.
Transformada en una bestia, tenía el cuerpo de una serpiente y los pechos
y la cabeza de una mujer. Este relato dio lugar a que, en la Antigüedad, las
madres griegas y romanas acostumbraran a amenazar a sus hijos traviesos
con este personaje. La creencia grecorromana a su vez se transmitió a
leyendas medievales, repartidas por toda la geografía europea, donde estos
seres son representados con rostro de mujer y el cuerpo de dragón.
También se alimentaban de niños.
Así y todo, la presencia del nombre de Lilith en la Biblia se limita a una única
mención. Aparece en Isaías34:14: «Los gatos salvajes se juntarán con hienas
y un sátiro llamará al otro; también allí reposará Lilith y en él encontrará
descanso», lo cual fue traducido en la Vulgata como Lamia, su versión
medieval. No obstante, resulta imposible saber con certeza si para el autor
del texto era un nombre propio –la célebre criatura del folklore judío– o
simplemente se trata de una bestia salvaje o de una rapaz nocturna.

Un icono para paganos y feministas


Colegio Juan Moya Morales
“Un espacio de aprendizaje, buen trato y altas expectativas

En la actualidad, Lilith se ha convertido en un símbolo de libertad para


muchos grupos feministas. Gracias al creciente nivel educativo de la
población, las mujeres comprendieron que podían ser independientes, de
modo que empezaron a buscar símbolos del poder femenino. Lilith también
ha sido adorada como una diosa por algunos seguidores de la religión
pagana Wicca, creada en los años 50.
El atractivo del personaje de Lilith ha sido percibido por algunos artistas,
que la adoptaron como su musa. Lilith empezó a ser un motivo popular en
el arte y la literatura en la época renacentista, cuando Miguel Ángel la
retrató como una criatura mitad mujer y mitad serpiente. El genial artista
italiano la pintó enroscada en torno al Árbol del Conocimiento,
aumentando de este modo la importancia de su leyenda. Con el paso del
tiempo, Lilith se volvió aún más interesante para la imaginación de artistas
masculinos como Dante Gabriel Rosetti, que la retrató como a la más bella
criatura femenina del mundo. Por su parte, el autor de “Las Crónicas de
Narnia”, C. S. Lewis, se inspiró en la leyenda de Lilith para su personaje de
la Bruja Blanca. Una mujer bella, pero también peligrosa y cruel. Lewis dijo
de la Bruja Blanca que era hija de Lilith, y que estaba decidida a acabar con
la estirpe de Adán y Eva.
La mente de James Joyce, no obstante, evocaba una imagen menos
romántica de Lilith, a quien llamaba ‘patrona de los abortos’. Joyce
introdujo a Lilith en la filosofía feminista, e inició el proceso de su adopción
como diosa de las mujeres independientes del siglo XX. A medida que las
mujeres iban consiguiendo más derechos, empezaron a mostrar su
desacuerdo con una visión del mundo centrada en una perspectiva
masculina, incluido el relato bíblico de la creación del hombre. El nombre
de Lilith aparece en un programa nacional de alfabetización de Israel, y es
también el título de una revista judía para mujeres. La antigua y legendaria
mujer demoníaca de los mitos sumerios es uno de los temas más populares
de la literatura feminista en relación con la antigua mitología. Los
investigadores aún continúan debatiendo si fue creada realmente como
Colegio Juan Moya Morales
“Un espacio de aprendizaje, buen trato y altas expectativas

demonio o si se trata de una inverosímil advertencia de lo que puede ocurrir


en caso de que se conceda un mayor poder a las mujeres.

Fuentes:
https://es.catholic.net/op/articulos/811/cat/116/el-mito-de-lilith-es-
biblico.html#modal
https://centinela66.com/2014/03/08/lilith-la-primera-mujer-de-adan-
antes-que-eva-lilith/
https://www.abc.es/cultura/20150914/abci-lilit-mujer-adan-tradicion-
201509132022.html
Pregunta mediadora: ¿Por qué crees que se eliminaría a Lilith de la
biblia? Justifica.
Comentario a partir de la lectura:
Recuerda que el comentario debe responder a las siguientes preguntas:

a) ¿De qué trataba la lectura? /b) ¿Es útil esta información? / c) ¿Por qué?

Intereses relacionados