Está en la página 1de 4

ANATOMÍA FUNCIONAL DE LA RESPIRACIÓN

La respiración externa para lo cual los movimientos de la caja torácica están al


servicio de la respiración puede ser inspiración y espiración y ambos procesos
requieren la movilidad de la caja torácica para aumentar o disminuir el volumen del
tórax, se producen cambios en los diámetros del tórax por el movimiento de los
arcos costales en su unión a las vértebras y por acción de una serie de músculos.
 Inspiración: permite la entrada de aíre a los pulmones. Van a colaborar el
diafragma, los músculos intercostales, los músculos escalenos y el
esternocleidomastoideo.
 Espiración: permita la salida del aire al exterior. En condiciones normales
es la vuelta a su posición de la caja torácica sin embargo en condiciones
especiales van a producirlo los intercostales, el triangular del esternón y los
músculos anchos del abdomen.

INSPIRACIÓN

El tórax o la caja torácica es una estructura flexible y elástica que funciona como
un complejo articular y que presenta tres diámetros, uno ántero-posterior, otro
transversal y el último vertical, los tres se van a ver modificados para permitir la
expansión de los pulmones. La modificación de los diámetros ántero-posterior y
transversal se hace a través de los movimientos de los arcos costales y el
esternón, mientras que la modificación del diámetro vertical tiene lugar a expensas
del músculo diafragma, que ya conocemos cierra caudalmente la cavidad torácica.

Los movimientos de los arcos costales ocurren a nivel de la articulación de la


costilla con la vértebra, donde ocurren movimientos de giro a través de un eje
oblicuo que pasa a través del cuello costal, con una dirección de atrás adelante y
de fuera adentro. Este movimiento de giro realizado en cada par de arcos costales
se transmite al extremo anterior del arco costal y desplazan el esternón, con lo cual
se modifican los diámetros del tórax. Debido a la diferente orientación de los arcos
costales la movilidad será diferente a lo largo del tórax:
A. Cuando el movimiento ocurre a nivel de la 1ª costilla lo
que se produce es una elevación del esternón (manubrio
esternal) y ello provoca un aumento del diámetro ántero-
posterior del orificio de entrada del tórax.
B. cuando los movimientos ocurren entre la 2ª y la 7ª
costillas se producirán movimientos como de “asa de
caldero” que dará lugar a modificaciones de los diámetros
ántero-posterior y transversal.
C. los movimientos de la 8ª a la 10ª costillas, por ser más
oblicuas, se desplazan hacia fuera y aumenta más el
diámetro transversal.
D. los movimientos de la 11ª y 12ª costillas, aun siendo más
móviles pero no unidas al esternón, no modificarán
ningún diámetro.

En esta movilidad también influye la elasticidad de los


cartílagos costales en su unión esternal (articulaciones
condroesternales).

MÚSCULO DIAFRAGMA

Se trata de un músculo aplanado de dinámica funcional compleja. Presenta unos


amplios orígenes (en el cuerpo de las 2 ó 3 primeras vértebras lumbares, en la
apófisis costiforme de la 1ª vértebra lumbar, en la 12ª costilla, en la cara profunda
de los ocho últimos cartílagos costales y también en el esternón) y se sitúa entre
las cavidades torácica y abdominal, siendo el límite entre ambas. Su disposición no
es plana y sí a modo de doble cúpula, siendo más acentuada en el lado derecho
por la presencia del hígado en la cavidad abdominal. Forma de “mesa de camilla”.

Un aspecto importante a tener en cuenta es que en su espesor presenta una serie


de orificios para permitir el paso de estructuras de una a otra cavidad (arteria aorta,
esófago, vena cava inferior).
Centro frénico fibroso nacarado y brillante.
Estructuralmente está constituido por una porción central tendinosa en forma de
trébol llamado centro frénico y por fibras musculares situadas en la zona
periférica, siendo fibras que arrancan desde los contornos torácico-abdominales y
acaban en el centro frénico.

Porción muscular periférica.


Fibras en las que se distinguen tres porciones: lumbar, costal, esternal.

Porción lumbar en la que distinguimos unos PILARES formados por 3 fibras que
se originan de la cara anterior del cuerpo de las dos primeras vértebras lumbares
mediante fibras tendinosas. El pilar derecho (se origina desde L3 y asciende) y el
del lado izquierdo (es más alto desde L2 y asciende) y entre los dos van a formar
un anillo para que pase la aorta, el hiato aórtico.
Desde las fibras musculares se dirigen al centro frénico para lo cual se cruzan las
fibras del pilar derecho con las del pilar izquierdo y entre ambos se forma el hiato
esofágico, que si se cierra cuando se contra el diafragma entonces los pilares se
convierten en fibras musculares que ascienden y adquieren una forma caprichosa
en forma de 8.
Lateral a los pilares se sitúan los denominados ARCOS del diafragma, uno interno
que salta del cuerpo de la 2ª V.L. a la apófisis costiforme de la 1ª V.L., se
denomina arco del psoas, y otro externo que salta de la apófisis costiforme de la
1ª V.L. al vértice de la última costilla: arco exterior del cuadrado de los lomos.
De ambos arcos que son tendinosos también se originan fibras musculares que se
dirigen al centro frénico.

Porción costal: se origina de la cara interna de los 6 u 8 últimos arcos costales.

Porción esternal: dos músculos verticales que van desde el apófisis xifoides al
borde convexo del centro frénico con un orificio medio avascular que los separa, el
hiato de marfan.

Zonas débiles del diafragma que pueden dar cuadros de patología pulmonar raras:
1. Hiato de Bochdaleck. Entre la porción costal y lumbar.
2. Hiato de Larrey. Aparece entre la porción costal y la esternal.
3. Hiato de Marfan. Dos fascículos que van desde la base del apéndice
xifoides al borde anterior convexo del centro frénico; estos dos fascículos
están separados por detrás del xifoides por este hiato.

Cuando se contrae el diafragma produce el aumento de los 3 ejes de la caja torácica


(inspiración) que lo realiza en dos pasos:
1. Con el punto de sujeción en las costillas desciende el centro frénico aumentando
en diámetro cráneo-caudal.
2. Cuando no puede descender más debido a la presión de las vísceras, toma como
punto de apoyo el centro frénico y causa una elevación de las costillas, lo que
incrementa el diámetro tranverso y anteroposterior del tórax.
En el movimiento contrario, la espiración, los músculos abdominales se contraen y
empujan las vísceras en sentido craneal y estas elevan el músculo diafragma.
MÚSCULOS ESCALENOS
Se trata de tres músculos pares situados en la
parte lateral y profunda del cuello; se denominan
anterior, medio y posterior y se extienden entre
los procesos costotransversos de las vértebras
cervicales y la cara superior de las dos primeras
costillas. Es por ello que cuando se contraen
elevan las dos primeras costillas, interviniendo en
la inspiración.
 Anterior, desciende al tubérculo de Lisfranc (1ª costilla).
 Medio, desciende a la 1ª costilla posterior al surco de la arteria subclavia.
 Posterior, hasta la cara externa de la 2ª costilla.
Desde el punto de vista topográfico entre los músculos escalenos anterior y medio
queda un espacio triangular de base inferior que se corresponde con la 1ª costilla y
de vértice craneal que se corresponde con las apófisis costotransversas de las
vértebras cervicales, es el denominado DESFILADERO INTERESCALÉNICO, por
él discurren la arteria subclavia y el plexo braquial, responsable éste de inervar la
extremidad superior. Tiene por delante al anterior y por detrás al medio. Su límite
inferior es la primera costilla.

MÚSCULOS INTERCOSTALES
Se trata de láminas musculares que se disponen a nivel de los espacios
intercostales, extendiéndose entre cada dos cotillas.
En cada espacio intercostal se disponen dos láminas
musculares, una más superficial o músculo intercostal
externo (oblicuo hacia abajo y adelante) y otra profunda
o músculo intercostal interno (oblicuo hacia abajo y
hacia atrás); la dirección de las fibras de estos dos
músculos es perpendicular, por lo que cuando se
contraen realizan una sinergia concurrente que se pone
de manifiesto porque se aproximan las costillas,
interviniendo en la inspiración junto a los músculos
escalenos y también en las espiraciones forzadas.
Los externos elevan las costillas (inspiradores) Los
internos actúan como sinergistas de los externos,
neutralizan el movimiento no deseado.

ESPIRACIÓN

La espiración en reposo es un proceso fundamentalmente pasivo, debido a la


relajación del diafragma que es desplazado hacia arriba por la presión abdominal.

En la espiración forzada interviene la musculatura abdominal (que desplaza el


diafragma como si fuese un émbolo), músculos intercostales, el triangular del
esternón y la cara interna del esternón, que desciende las costillas.