Está en la página 1de 9

Puntos más importantes:

Charles Darwin era un naturalista británico que propuso la teoría de la evolución biológica por
selección natural.

Darwin definió la evolución como "descendencia con modificación", la idea de que las especies
cambian a lo largo del tiempo, dan origen a nuevas especies y comparten un ancestro común.

El mecanismo que Darwin propuso para la evolución es la selección natural. Debido a que los
recursos son limitados en la naturaleza, los organismos con rasgos heredables que favorezcan
la supervivencia y la reproducción tenderán a dejar una mayor descendencia que sus pares, lo
que hace que la frecuencia de esas características aumente a lo largo de varias generaciones.

La selección natural hace que las poblaciones se adapten o se vuelvan cada vez más adecuadas
a su entorno con el paso del tiempo. La selección natural depende del medio ambiente y
requiere que existan variaciones heredables en un grupo.

Qué es la evolución?

La idea básica de la evolución biológica es que las poblaciones y las especies de organismos
cambian con el tiempo. Hoy en día, cuando pensamos en evolución, tendemos a relacionar
esta idea con una persona: el naturalista británico Charles Darwin.

En la década de 1850, Darwin escribió un libro controversial e influyente llamado El origen de


las especies. En él, propuso que las especies evolucionan (o, como lo dijo él, tienen
"descendencia con modificaciones") y que todos los seres vivos pueden rastrear su
ascendencia a un antepasado común.

Darwin también sugirió un mecanismo para la evolución: la selección natural, en la que los
rasgos heredables que le ayudan a un organismo a sobrevivir y reproducirse, se vuelven más
comunes en una población a lo largo del tiempo.

Veremos cómo surgieron a partir de sus viajes alrededor del mundo en el barco HMS Beagle y
también analizaremos un ejemplo de cómo funciona la evolución mediante selección natural.

Primeras ideas sobre la evolución

Las influencias sobre Darwin

^1

start superscript, 1, end superscript

Darwin y el viaje del Beagle


El libro seminal de Darwin, El origen de las especies, expone sus ideas acerca de la evolución y
la selección natural. Estas ideas se basaron en gran medida en las observaciones directas que
Darwin realizó en sus viajes alrededor del mundo. De 1831 a 1836 fue parte de una expedición
de investigación realizada a bordo del barco HMS Beagle, la cual hizo paradas en Sudamérica,
Australia y la punta sur de África. En cada parada, Darwin tuvo la oportunidad de estudiar y
catalogar las plantas y los animales de la localidad.

En el transcurso de sus viajes, Darwin empezó a observar patrones interesantes en la


distribución y las características de los organismos. Podemos ver algunos de los patrones más
importantes que descubrió en la distribución de los organismos estudiando las observaciones
que realizó sobre las islas Galápagos en la costa de Ecuador.

Crédito de imagen: "Los pinzones de Darwin," de John Gould (dominio público)

Darwin encontró que las islas cercanas en las Galápagos tenían especies similares, pero no
idénticas, de pinzones. Más aún, notó que cada especie de pinzón era adecuada a su entorno y
su función en este. Por ejemplo, las especies que comían semillas grandes tenían picos grandes
y duros, mientras que las que consumían insectos presentaban picos delgados y puntiagudos.
Finalmente, observó que los pinzones (y otros animales) de las islas Galápagos eran parecidos
a las especies que se encontraban en la parte continental de Ecuador, pero distintas de las del
resto del mundo^2

start superscript, 2, end superscript.

Darwin no dedujo todo esto durante su viaje. De hecho, ¡ni siquiera se dio cuenta de que los
pinzones eran especies emparentadas pero diferentes hasta que le mostró sus especímenes a
un ornitólogo (biólogo de aves) experto varios años después!^3

start superscript, 3, end superscript Sin embargo, elaboró gradualmente una idea que pudiera
explicar el patrón de los pinzones emparentados pero diferentes.

De acuerdo con la idea de Darwin, este patrón tendría sentido si las islas Galápagos hubieran
estado habitadas desde hace mucho tiempo por aves provenientes del continente vecino. En
cada isla, los pinzones se adaptarían gradualmente a las condiciones locales (a lo largo de
muhcas generaciones y durante largos periodos de tiempo). Este proceso pudo haber llevado a
la formación de una o más especies distintas en cada isla.

Pero, si esta idea era correcta, ¿por qué lo era? ¿Qué mecanismo podía explicar de qué
manera cada población de pinzones había adquirido adaptaciones o características que la
hacían más adecuada para vivir en su entorno inmediato? Durante su viaje, y en los años que
le siguieron, Darwin desarrolló y refinó un conjunto de ideas que podrían explicar los patrones
que observó durante su viaje. En su libro, El origen de las especies, Darwin explicó sus dos
ideas fundamentales: la evolución y la selección natural.
qué lo era? ¿Qué mecanismo podía explicar de qué manera cada población de pinzones había
adquirido adaptaciones o características que la hacían más adecuada para vivir en su entorno
inmediato? Durante su viaje, y en los años que le siguieron, Darwin desarrolló y refinó un
conjunto de ideas que podrían explicar los patrones que observó durante su viaje. En su libro,
El origen de las especies, Darwin explicó sus dos ideas fundamentales: la evolución y la
selección natural.

¿No llegó a estas mismas conclusiones Alfred Russel Wallace?

Evolución

Las especies modernas aparecen en la parte superior de la ilustración mientras que los
ancestros de las que se originaron se muestran en la parte inferior. Crédito de imagen: "El
árbol de la vida de Darwin," de Charles Darwin. Fotografía de A. Kouprianov, dominio público

Darwin propuso que las especies cambian con el tiempo, que las especies nuevas provienen de
especies preexistentes y que todas las especies comparten un ancestro común. En este
modelo, cada especie tiene su propio conjunto de diferencias heredables (genéticas) en
relación con su ancestro común, las cuales se han acumulado gradualmente durante periodos
de tiempo muy largos. Eventos de ramificación repetidos, en los que las nuevas especies se
desprenden de un ancestro común, producen un "árbol" de muchos niveles que une a todos
los seres vivos.

Darwin se refirió a este proceso, en el que los grupos de organismos cambian en sus
características heredables a lo largo de generaciones, como "descendencia con
modificaciones". Hoy en día, lo llamamos evolución. El boceto de Darwin que se ve arriba
ilustra esta idea y muestra cómo una especie puede ramificarse en dos a lo largo del tiempo, y
cómo este proceso puede repetirse muchas veces en el "árbol genealógico" de un grupo de
especies emparentadas.

Selección natural

Es importante destacar que Darwin no solo propuso que los organismos evolucionaban. Si ese
hubiera sido el inicio y el fin de su teoría, ¡no estaría en tantos libros de texto hoy en día!
Además, Darwin también propuso un mecanismo para la evolución: la selección natural. Este
mecanismo era elegante y lógico, y explicaba cómo podían evolucionar las poblaciones (tener
descendencia modificada) de tal manera que se hacían más adecuadas para vivir en sus
entornos con el paso del tiempo

El concepto de selección natural de Darwin está basado en varias observaciones


fundamentales:
Los rasgos a menudo son heredables. En los seres vivos, muchas características son
hereditarias o pasan de padres a hijos. (Darwin sabía que esto sucedía, si bien no sabía que los
rasgos se heredaban mediante genes).

Se produce más descendencia de la que puede sobrevivir. Los organismos son capaces de
generar más descendientes de los que su medio ambiente puede soportar, por lo que existe
una competencia por los recursos limitados en cada generación.

La descendencia varía en sus rasgos heredables. La descendencia en cualquier generación


tendrá rasgos ligeramente distintos entre sí (color, tamaño, forma, etcétera), y muchas de
estas características serán heredables.

Basado en estas sencillas observaciones, Darwin concluyó lo siguiente:

En una población, algunos individuos tendrán rasgos heredables que les ayudarán a sobrevivir
y reproducirse (dadas las condiciones del entorno, como los depredadores y las fuentes de
alimentos existentes). Los individuos con los rasgos ventajosos dejarán más descendencia en la
siguiente generación que sus pares, dado que sus rasgos los hacen más efectivos para la
supervivencia y la reproducción.

Debido a que los rasgos ventajosos son heredables y a que los organismos que los portan
dejan más descendientes, los rasgos tenderán a volverse más comunes (presentarse en una
mayor parte de la población) en la siguiente generación.

En el transcurso de varias generaciones, la población se adaptará a su entorno (ya que los


individuos con rasgos ventajosos en ese ambiente tendrán consistentemente un mayor éxito
reproductivo que sus pares).

La selección natural depende del ambiente

La selección natural no favorece rasgos que sean intrínsecamente superiores de alguna


manera, sino los que sean beneficiosos (esto es, que le ayuden a un organismo a sobrevivir y
reproducirse de forma más efectiva que sus pares) en un ambiente específico. Los rasgos que
son útiles en un entorno pueden incluso ser perjudiciales en otro.

La selección natural actúa sobre la variación heredable existente

La selección natural necesita tener algún material inicial y este es la variación heredable. Para
que la selección natural actúe sobre una característica, ya debe haber variedad (diferencias
entre los individuos) en ese rasgo. Adicionalmente, las diferencias deben ser heredables,
tienen que estar determinadas por los genes del organismo.

La variación heredable proviene de mutaciones al azar

La fuente original de las nuevas variantes de genes que producen rasgos heredables nuevos,
como los colores del pelaje, es la mutación aleatoria (cambios en la secuencia del ADN). Las
mutaciones aleatorias que pasan a la descendencia por lo general se producen en la línea
germinal, o los óvulos y espermatozoides de los organismos. La reproducción sexual "mezcla y
combina" las variantes génicas para producir más variedad.

Charles Robert Darwin (Shrewsbury, 12 de febrero de 1809-Down House, 19 de abril de 1882)


fue un naturalista inglés, reconocido por ser el científico más influyente (y el primero,
compartiendo este logro de forma independiente con Alfred Russel Wallace) de los que
plantearon la idea de la evolución biológica a través de la selección natural, justificándola en su
obra El origen de las especies (1859) con numerosos ejemplos extraídos de la observación de
la naturaleza. Postuló que todas las especies de seres vivos han evolucionado con el tiempo a
partir de un antepasado común mediante un proceso denominado selección natural. La
evolución fue aceptada como un hecho por la comunidad científica y por buena parte del
público en vida de Darwin, mientras que su teoría de la evolución mediante selección natural
no fue considerada como la explicación primaria del proceso evolutivo hasta los años 1930.[1]
Actualmente constituye la base de la síntesis evolutiva moderna. Con sus modificaciones, los
descubrimientos científicos de Darwin aún siguen siendo el acta fundacional de la biología
como ciencia, puesto que constituyen una explicación lógica que unifica las observaciones
sobre la diversidad de la vida.[2]

Resumen de la Teoría de Darwin, el Origen de las Especies

En 1859 se inicia el Evolucionismo cuando Darwin publica el libro “El Origen de las especies por
medio de la selección natural, o la preservación de las razas preferidas en la lucha por la vida”.

Este libro es el inicio de la teoría de la evolución por medio de la selección natural. Lo que
significa que el medioambiente donde viven los seres vivos ofrece recursos limitados. Los
organismos compiten por ellos y los que consigan adaptarse mejor al medio lograrán más
recursos y se reproducirán más y mejor.

Con su publicación, la teoría de la evolución produjo un gran impacto en la sociedad de su


tiempo. La teoría de Darwin generó gran polémica en diversos ámbitos sociales. Su teoría
propone un origen no sobrenatural de la vida y las especies, y considera que la especie
humana está sometida a las mismas leyes que el resto de los animales , incluyendo la selección
natural.

Antecedentes de la Teoría de Darwin, el Origen de las Especies

El 27 de diciembre de 1831 se inició un viaje alrededor del mundo, el del HMS Beagle, a bordo
del cual iba un naturalista y geólogo llamado Charles R. Darwin (12 de febrero de 1809 – 19 de
abril de 1882) con el objeto de estudiar la historia natural de los diferentes países que visitara.

Las observaciones realizadas en aquel viaje de cinco años de duración, la experimentación e


investigación realizada con posterioridad sobre la transmutación de las especies, la lectura del
ensayo sobre la población de Malthus (este afirmaba que si no se controlaba, la población
humana crecería en progresión geométrica y pronto excedería los suministros de alimentos,
dando lugar a la catástrofe de su propio nombre, la catástrofe de Malthus), le permitieron
visualizar la lucha por la existencia que se da en todas partes. A partir de observaciones de los
hábitos de animales y plantas, las variaciones favorables tenderían a ser preservadas, mientras
que las desfavorables serían destruidas. El resultado de esto sería la formación de nuevas
especies. Esta conexión de visiones le permitió concebir su teoría de la selección natural en
1838.

Andaba Darwin por el año 1858 , si 20 años después, con sus investigaciones, sus dudas,
algunos dirían que buscando el ultimo decimal que refrendara sus hipótesis, cuando un joven
impetuoso e impaciente, como de sí mismo llegaría a decir, llamado Alfred Russel Wallace, le
envió una carta, un manuscrito en la que, para su asombro, le esbozaba las mismas ideas.

Esto debió suponer un acicate para Darwin, uno se le puede imaginar (…veintiún años dándole
a la sesera y ahora llega este jovenzuelo…), aquí debieron de llegar las prisas de última hora.

El 1 de julio de 1858, Darwin y Wallace presentaron de forma simultánea en la Sociedad


Lineana de Londres sendos artículos sobre la teoría. Un año después, en 1859, Darwin publicó
su gran libro, donde se recogían sus estudios , hipótesis, etc., la que sería su obra fundamental,
“On the Origin of Species by Means of Natural Selection, or the Preservation of Favoured Races
in the Struggle for Life” (El Origen de las especies por medio de la selección natural, o la
preservación de las razas preferidas en la lucha por la vida), con este título uno se puede
imaginar a los londinenses yendo a la librería a comprarla o en los cafés (.¿te has leído…);
alguien con sentido común debió pensar que este título era demasiado largo (6ª edición) y que
era más practico acortarlo a El Origen de las Epecies, y así es como la conocemos la mayoría
del público, bueno el que la conoce. En España no tuvimos que pasar por este sufrimiento ya
que fue la sexta edición la que se tradujo al español en 1877.

Contenido de la Teoría de Darwin, el Origen de las Especies

Charles Robert Darwin postuló que todas las especies de seres vivos han evolucionado con el
tiempo a partir de un antepasado común, la teoría del origen común. Y la diversidad que se
observa en la naturaleza se debe a las modificaciones acumuladas por la evolución a lo largo
de las sucesivas generaciones mediante un proceso denominado selección natural.

Una buena parte de la comunidad científica acepto esta visión de la evolución, dado que daba
coherencia al conocimiento existente sobre el mundo vivo y las teorías sobre la evolución
existentes con anterioridad. También por parte del público hubo aceptación en vida de
Darwin, aunque se generaron grandes controversias en ambos ámbitos que llegan hasta hoy.
El libro generó un debate científico, filosófico y religioso de primer orden. Acalorados debates
que se reflejaron en la prensa popular. Se tradujo a multitud de idiomas en los primeros años,
lo que lo convirtió en un libro científico fundamental.

En los años 1930 se presentó la tesis de la síntesis evolutiva moderna, la cual integra la teoría
de la evolución por selección natural, la herencia mendeliana, la mutación genética aleatoria
como fuente de variación y los modelos matemáticos de la genética de poblaciones.

Aunque el tema del origen del hombre no está recogido en el libro del Origen de las especies,
la mención de Darwin de que ayudaría a entender mejor la evolución de la especie humana,
tuvo una reacción en el ámbito popular, en los periódicos y revistas de la época través de
caricaturas y sátiras, solo superada por la publicación años antes de los Vestigios (Vestiges of
the Natural History of Creation) de Robert Chambers publicado en 1844) donde ya se abordaba
el parentesco entre el hombre y el mono. El vínculo genealógico entre el hombre y otros
primates enfrentó a la comunidad científica. En 1871 Darwin publica El Origen del hombre.

Puntos Más Debiles de la Teoría de Darwin, el Origen de las Especies

Se asume que los cambios o modificaciones genéticas son aleatorias. Se niega que la evolución
tenga una fuerza impulsora real que permita la adptación de las especies al medio.
Ni Darwin ni posteriormente se ha podido demostrar científicamente la aleatoriedad de los
cambios en la información genética. Esto es un axioma para Darwin. Por ejemplo, no se sabe
de dónde salen los genes que las bacterias incorporar a su genotipo para hacerse resistentes a
los antibióticos.

La teoría se basa en el método inductivo de la observación de determinados hechos. La


generalización que efectúa debería cumplir los requisitos de consistencia y reproducibilidad.
Pero los ejemplo que no cumplen la teoría implican la refutación de la misma: la selección
natural no está provocando la aparición de los nuevos seres; los virus hacen cambios en el ADN
de las células invadidas para reproducirse a sí mismos ....

La teoría no explica saltos evolutivos. Lo resuelve argumentando cambios en la estructura


básica del código genético a través de mutaciones. El cambio de procariotas a eucariotas pone
de manifiesto una enorme discontinuidad evolutiva de la historia de la vida en la Tierra.

Teorías Modernas sobre la Evolución y Origen de las Especies

Teoría de la Evolución Condicionada de la Vida (TGECV) considera la evolución se debe a un


mecanismo interno de mejora que poseen los seres vivos y que se transmite a la descendencia.
Pero cualquier teoría que suponga la existencia de un mecanismo interno de mejora de los
seres vivos, supone cargarse literalmente la teoría de Darwin.

Consecuencias de la Teoría de Darwin, el Origen de las Especies

En el marco religioso, las reacciones no fueron unívocas. Hoy sigue siendo la teoría de la
evolución darwiniana un ámbito de discusión en parte de la comunidad cristiana, una parte de
esta comunidad la rechaza al verla incompatible con el relato de la Creación narrado en la
Biblia, en el Libro de Génesis; mientras que otra parte, más liberal, la ha incorporado a sus
creencias, incluso la ve compatible con el hecho de que exista un creador y toma la selección
natural como un instrumento del diseño divino.

En esta época se genera un gran debate, en el que cogen todos los extremos, desde quien
piensa que con esta concepción de la evolución vamos a la brutalización de la raza humana,
pasando por quien intenta reconciliar la evolución con la fe y hasta quien organiza un club para
luchar por liberar a la ciencia de los dogmas religiosos. En definitiva un partido en el que se
enfrentaron científicos, filósofos y teólogos, y que permitió crecer en el conocimiento y
ampliar la visión sobre la historia natural.
La teoría de Darwin no fue aceptada por la comunidad científica como explicación del proceso
evolutivo hasta el primer tercio siglo XX. Actualmente constituye la base de la síntesis evolutiva
moderna. Con sus modificaciones, los descubrimientos científicos de Darwin aún siguen siendo
el acta fundacional de la biología como ciencia.

La teoría de Darwin supuso una revolución del pensamiento, como lo fue la teoría planetaria
de Nicolás Copérnico, como lo fue Sigmund Freud por su explicación de la psique o como
Albert Einstein por su teoría de la relatividad. Cada cierto tiempo se producen estas sacudidas,
estas revoluciones del pensamiento, que tanto influyen hasta en el más común de los
mortales.