Está en la página 1de 3

El contentamiento

Predicador: Cuper Fallas Rivas

Introducción
Qué difícil es estar contento en estos tiempos al parecer siempre queremos justamente lo
que no tenemos casi nunca vemos a una persona que diga lo siguiente: “Que bien por fin
soy feliz, ya tengo todo lo que quiero y las cosas que no tengo no me interesan, soy feliz
con lo que tengo”.
Siempre nos parece que el pasto del vecino es más verde que el nuestro.

Video: El pasto es más verde en el patio del vecino | Casi Creativo

Desarrollo
Actualmente vivimos una crisis en nuestra sociedad, nunca antes en la historia fue tan
sencillo el desear algo, pues vivimos bombardeados de información por: los medios de
información convencionales, el internet y todas las redes sociales y las demás personas
que nos rodean. Día con día vemos cosas en nuestro alrededor y en las personas que
tenemos al lado que desearíamos tener, pues a nuestro parecer eso que poseen las hace
más feliz.
En su carta a los Filipenses el apóstol Pablo les comenta que él ha aprendido a estar
saciado y satisfecho en cualquier situación que se encuentra, esto no quiere decir que era
mediocre y conformista, sino que aprendió a ver cada situación como eso, simplemente una
situación, no es algo que te define como persona, ni mucho menos que marcara tu destino,
estrictamente es un momento en el cual tendrás más o menos recursos, lo que nunca nos
faltará es el amor y la provisión de Dios.

Leamos

Filipenses 4:10 Me alegro muchísimo en el Señor de que al fin hayan vuelto a


interesarse en mí. Claro está que tenían interés, sólo que no habían tenido la
oportunidad de demostrarlo.
Filipenses 4:11 No digo esto porque esté necesitado, pues he aprendido a estar
satisfecho en cualquier situación en que me encuentre.
Filipenses 4:12 Sé lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia.
He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias, tanto a quedar
saciado como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir escasez.
Filipenses 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
Con base en esto podemos ver 4 puntos básicos que debemos tomar en cuenta:
1. El contentamiento es algo que se aprende a obtener:
Sea para aprender a andar en bicicleta o aprender a manejar un automóvil, debes
montarte en ese vehículo y experimentar, debemos conocer cómo funciona y
entender que en algún momento hasta nos frustraremos, pues tal vez no nos resulta
tan sencillo como creíamos que resultaría, sin embargo, tarde o temprano logramos
nuestro cometido y vemos resultados positivos.
Filipenses 4:11 No digo esto porque esté necesitado, pues he aprendido a
estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre.

2. El contentamiento no depende de lo que tengas:

Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que


tienen, porque Dios ha dicho: «Nunca te dejaré; jamás te
abandonaré.» Hebreos 13:5 | NVI |
El amor al dinero es uno de los principales enemigos del contentamiento y del amor
a Dios, nuestra vida es muy corta para vivir deseando y anhelando todo lo que
vemos a nuestro alrededor, al final y al cabo es inútil pues si lo tenemos todo, no
tendremos tiempo para disfrutar de todo.
3. El contentamiento requiere que disfrutes lo que haces:
El servicio a Dios es un tema complejo de hablar con los hermanos en Cristo, debido
a que generalmente se cree que agradamos a Dios con tan solo las acciones, lo
cierto es que a Dios le interesa mucho la manera en que hace las cosas, no sólo
basta con hacerlas sino tener una sana intención. En cualquier ámbito de nuestra
vida debemos Buscar el contentamiento puesto que Dios no desea que vivamos
infelices ya sea en nuestro trabajo estudio familia o cualquier otro lugar donde nos
desempeñamos debemos Buscar la voluntad de Dios en ese lugar Pues él sabe que
es lo mejor para nosotros y aunque no nos demos cuenta Dios tiene algo para
nosotros en ese lugar
leamos el siguiente versículo en 2 versiones diferentes:

Salmos 37:4
(PDT) Disfruta sirviendo al Señor y él te dará lo que necesites.

(NVI) Deléitate en el SEÑOR, y él te concederá los deseos de tu corazón.

4. El contentamiento se basa en la confianza y el amor a Dios: Dios nos da lo que


necesitamos y nos ama pese a cualquier situación que estemos pasando.

Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o


beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más
valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa? Mateo 6:25 | NVI |
Conclusión
Dios nos da todo lo que nosotros necesitamos mas allá de lo que podemos entender, no
solamente vela por nosotros cuando estamos espiritualmente bien, sino que en cada
momento de nuestra vida Él ha prometido estar con nosotros, cada día que pasa nos
muestra su misericordia y su amor, el hecho de quejarnos por lo que tenemos o por lo que
no tenemos es una muestra clara de que no agradecemos a Dios por lo que estamos
pasando.
Le motivo que ore a Dios, para que le muestre cuál es su voluntad en medio de su realidad
y que de todo corazón usted halle el contentamiento que Dios busca para usted en su
situación, no buscando la conformidad o la mediocridad sino el contentamiento de Dios en
su vida.