Está en la página 1de 2

MAGNETAR

El Magnetar es una variación ampliamente aceptada de una estrella de neutrones, y una explicación
común para ciertos fenómenos como los repetidores de rayos gamma suaves y los pulsares
anormales de rayos X. El magnetar es, hasta el momento, el objeto magnético más poderoso que se
conoce. De hecho, el campo magnético del magnetar es tan intenso que sería letal estar cerca de
uno. Un artículo de la universidad de Texas sugiere que la vida misma sería imposible a miles de
kilómetros de un magnetar, aunque dudo que estar cerca de uno sea una idea particularmente
buena.

Por si estás interesado, aquí hay algunos números. El objeto magnético más fuerte que hemos
logrado crear se llama “esfera de Halbach”, el cual tiene un campo magnético de 5 Teslas, que es
alrededor de 100.000 veces más fuerte que el campo magnético de la Tierra (usando un estimado
ligeramente generoso de 50 microteslas para la Tierra). Por otra parte, un magnetar puede tener un
campo magnético de 10^11 Teslas. Si repentinamente pudieras hacer un magneto mil veces más
fuerte, un magnetar de todos modos sería veinte mil millones de veces más fuerte que cualquier
cosa que pudiéramos hacer. De hecho, podría limpiar tus tarjetas de crédito a una distancia de 200
mil kilómetros.

Básicamente, los magnetares trabajan enviando estallidos de energía extraordinariamente


poderosos, de tal manera que no conservan constantemente tan increíble poder. Y aun así, debido
a que desprende tanta energía durante estos estallidos, su duración de vida es relativamente corta
(alrededor de 10 mil años antes de decaer y no ser más un magnetar). Por su corto tiempo de vida,
y el número que hemos observado, estimamos que la Vía Láctea por sí sola tiene un excedente de
30 millones de magnetares inactivos. En resumen, los magnetares viven una corta pero violenta
vida, y tienen la peculiaridad de tener los campos magnéticos más fuertes del Universo.

Los magnetares son los extraños remanentes superdensos de explosiones de supernovas. Son los
imanes más potentes conocidos en el universo — millones de veces más potentes que los imanes
más fuertes de la Tierra. Utilizando el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO, un equipo de
astrónomos europeos cree haber hallado, por primera vez, a la estrella compañera de un magnetar.
Este descubrimiento ayuda a explicar cómo se forman los magnetares — un enigma de hace 35 años
— y por qué esta estrella particular no colapsó en agujero negro tal y como esperarían los
astrónomos.

Cuando una estrella masiva colapsa por su propia gravedad durante una explosión de supernova,
puede formar, o bien una estrella de neutrones o un agujero negro. Los magnetares son una forma
inusual y muy exótica de estrella de neutrones. Como todos estos objetos extraños, son pequeños
y extraordinariamente densos — una cucharadita de materia de estrella de neutrones tendría una
masa de aproximadamente mil millones de toneladas — pero también tienen campos magnéticos
extremadamente potentes. Las superficies de los magnetares liberan grandes cantidades de rayos
gamma cuando atraviesan una etapa de ajuste repentino, conocida como un terremoto estelar
(starquake), consecuencia de las enormes tensiones que tienen lugar en sus cortezas.