Está en la página 1de 10

Clasificación de la materia prima

Las materias primas constituyen una importante fuente de ingresos. No obstante los países
ricos monopolizan los capitales y la tecnología necesarios para explotarlas, mientras que las
naciones pobres, que albergan más del 50 % de los recursos, carecen de ellos.

Las materias primas son los productos de origen vegetal, animal o mineral que pueden ser
transformados y utilizados por la industria para elaborar otros productos.

Según su origen, las materias primas se pueden clasificar en:

Materias primas vegetales, como la madera o el algodón, con los que se fabrican muebles y
tejidos.
Materias primas animales, como la piel y la leche de las vacas.
Materias primas minerales, que a su vez se clasifican en:
Minerales metálicos, como el hierro o el cobre, que utilizan industrias como la metalúrgica.
Minerales no metálicos, como el azufre o la fluorita, que emplea la industria química, entre
otras.
Rocas industriales, como el yeso o el granito, fundamentales en la industria de la construcción.
Las materias primas minerales constituyen un importante pilar del desarrollo industrial.

Se llama materia prima a toda sustancia básica y elemental que se utiliza en la fabricación de
productos y, también, en la obtención de energía. Existen innumerables tipos de materias
primas que constituyen la base de todo proceso industrial como ya se señalo.

Las materias primas pueden ser de origen animal


(pieles, lana, grasas, alimentos, etc.) o mineral.
Este último ámbito es el más abundante y su
variedad es enorme: combustibles, metales,
materiales para la construcción, productos
químicos, agua, etc. Hasta cierto punto,
prácticamente cualquier producto natural es
susceptible de convertirse en materia prima.

http://www.buenastareas.com/ensayos/Clasificacion-De-La-Materia-
Prima/2869606.html
ORIGEN VEGETAL

ALIMENTOS DE ORIGEN VEGETAL


Los alimentos de origen vegetal son aquellos que surgen de la Tierra, aunque no
precisamente de forma natural. Tampoco incluyen meramente a las plantas; semillas,
granos, cereales o raíces, entre otros, también forman parte de este grupo de
alimentos.
Este tipo de dieta aporta nutrientes esenciales al organismo, complementado con
alimentos de origen animal. No obstante, existen opciones como el vegetarianismo
donde el individuo se nutre exclusivamente de elementos vegetales.

¿CUÁLES SON LOS ALIMENTOS DE ORIGEN VEGETAL?


Incluye cereales y derivados, verduras, semillas, hortalizas, frutas, legumbres,
aceites y azúcares.

Entre estos podemos mencionar al ajonjolí, chía, brócoli, lechugas, apio, plátanos,
uvas, sandía, papaya, nueces, aguacate, almendras, maíz, centeno, arroz, chícharos o
guisantes, frijol, lentejas, aceite de girasol, maíz o ajonjolí (entre otros), caña de
azúcar, cacao, entre muchos más ejemplos.

¿QUÉ NOS PROPORCIONAN LOS ALIMENTOS


VEGETALES?

Ensalada de vegetales.
Los alimentos vegetales son
fuente valiosa de vitaminas
y minerales, pero también
podemos encontrarnos
aquellas que nos
proporcionan cantidades
importantes de proteínas,
carbohidratos y fibra.

En 2016 la universidad de
Harvard de Estados Unidos publicó en su portal los mejores alimentos vegetales y
animales que proporcionan las más importantes vitaminas y minerales, por lo que a
continuación mencionaremos aquellos alimentos de origen vegetal que destacaron
en el listado:

hortalizas son un conjunto de plantas cultivadas generalmente en huertas o regadíos,


que se consumen como alimento, ya sea de forma cruda o preparadas culinariamente, y
que incluye las verduras y las legumbres (las habas, los guisantes, etc.). Las hortalizas no
incluyen a las frutas ni a los cereales.
Sin embargo, esta distinción es arbitraria y no se basa en ningún fundamento botánico. La
Real Academia Española no reconoce esta taxonomía, y circunscribe esta acepción a los
cultivos realizados en un huerto

verduras son hortalizas cuyo color predominante es el verde.1 Sin embargo, el uso popular
suele extender su significado a otras partes comestibles de las plantas, como
hojas, inflorescencias y tallos.2 El vocablo verdurano es de carácter científico ni botánico,
tratándose de una denominación popular
con un significado que varía de una
cultura a otra, pudiendo en ocasiones ser
sinónimo de hortalizas o equivalente
a vegetales que no lleven el sabor dulce
o ácido de las frutas (de allí que se hable
de frutas y verduras).
Las verduras son imprescindibles para
nuestra salud. Igual que las frutas,3 sus
vitaminas, antioxidantes, nos protegen
de enfermedades. Las verduras son una
parte importante de todas las estrategias
legumbre (del latín legumen) a la semilla contenida en las plantas de la familia de las
Leguminosas (Fabaceae).
Las legumbres constituyen un grupo de alimentos muy homogéneo, desarrollados a partir
del gineceo, de un solo carpelo y que se abre tanto por la sutura ventral como por el nervio
dorsal, en dos valvas y con las semillas en una hilera ventral. Estas vainas suelen ser rectas y
carnosas. Por lo general poseen una carne interior esponjosa, aterciopelada y de color blanco.
Su parte interna corresponde al mesocarpio y
al endocarpio del fruto.
El tamaño de las legumbres varía desde un
milímetro o poco más hasta cincuenta
centímetros. Su forma, aunque en la mayoría de
los casos es alargada y comprimida, como la de
las judías, frijoles o habichuelas, varía
muchísimo.

cereales (de Ceres, el nombre en latín de la diosa de la agricultura) son plantas de la familia de
las poáceas cultivadas por su grano (fruto de pared delgada adherida a la semilla, característico
de la familia). Incluyen cereales mayores como el trigo, el arroz, el maíz, la cebada, la avena y
el centeno, y cereales menores como el sorgo, el mijo, el teff, el triticale, el alpiste o la lágrima
de Job.1 El tamaño del grano de algunos cereales, más grande que el de los demás pastos, fue
producto de la domesticación que ya lleva miles de años. Muchos cereales en los inicios de su
domesticación fomentaron la aparición de civilizaciones que se asociaron a ellos.
Los cereales contienen almidón.
El germen de la semilla
contiene lípidos en proporción variable
que permite la extracción de aceite
vegetal de ciertos cereales. La semilla
está envuelta por una cáscara formada
sobre todo por la celulosa, componente
fundamental de la fibra dietética. Se
emplean en la alimentación humana
(especialmente el trigo, el arroz y el maíz)
y del ganado, así como en la fabricación
industrial de diversos productos.
Las frutas frescas y sus beneficios.
Frutas frescas son aquellas que no han sufrido ningún tipo de transformación desde su
recogida del árbol, es decir, aquellas que vemos en los escaparates de las fruterías. Las frutas
son un producto favorable a distintas transformaciones por lo cual podemos encontrarlas
deshidratadas, confitadas o enlatadas. Aunque todas son frutas, tienen peculiaridades que las
diferencian, tanto en su aspecto y sabor como en sus propiedades y beneficios.

Beneficios de las frutas frescas


Aunque las frutas secas tienen una serie de indudables beneficios para el organismo, éstos
sirven especialmente para determinadas actividades. Las frutas frescas, en cambio, pueden
comerse de manera más habitual y en mayores cantidades,
razón por la cual podemos aprovecharnos de sus beneficios
con más asiduidad. Comer dos naranjas todos los días hace
que suministremos a nuestro cuerpo la vitamina C que
necesita, además de una buena cantidad de agua. Ingerir el
mismo peso de esas naranjas frescas en deshidratadas
supondría un aumento energético muy importante que, tal vez,
no debamos asumir

Las hierbas aromáticas son plantas muy utilizadas en la cocina mediterránea por sus
cualidades aromáticas y condimentarias. Son cultivadas en huertos de diferente extensión.
La expresión finas hierbas se utiliza por lo general para designar una mezcla de cuatro
hierbas: cebollino, perifollo, estragón y perejil que constituyen el pilar de la cocina francesa.1
Generalmente se utilizan las hojas de las mismas, ya sean frescas, secas, o deshidratadas,
tanto para sazonar los guisos como para realzar los diversos aromas de los platos culinarios,
ya sean en crudo o cocinados.
A lo largo de la historia las hierbas fueron ignoradas, excepto la menta, el perejil y el ajo.
Algunas sólo eran localmente conocidas.
Las plantas utilizadas pertenecen, en términos generales, a tres familias botánicas:

 las aliáceas: ajo, cebolla, cebolleta, chalotas, etc.


ACEITE Y GRASAS
Las grasas y aceites de origen vegetal o animal
son triglicéridos o también llamados ésteres de la
glicerina, con ácidos grasos de larga cadena de
hidrocarburos que generalmente varían en
longitud. De forma general, cuando un triglicérido
es sólido a temperatura ambiente se le conoce
como grasa, y si se presenta como líquido se dice
que es un aceite.

ALIMENTOS DE ORIGEN ANIMAL

Un alimento de origen animal es todo aquello comestible que provenga de,


como su nombre lo dice, los animales. Sin embargo, no todos los miembros del
reino Animalia están contemplados. Hay algunos que por sus características,
peligrosidad o restricción legal no pueden o no deben ser consumidos ni
directamente ni en productos derivados.

La res, el cerdo y el pollo son los tipos de carne de mayor consumo mundial,
seguidos del pescado. No obstante, hablar de alimentos de origen animal es muy
amplio si consideramos las costumbres y tradiciones, lo que varía de acuerdo a
la región de la que hablemos. En ciertos
países se consumen especies que en otras
latitudes son desconocidas como formas
de alimento. Por ejemplo, hay
poblaciones que incluyen a su dieta tipos
de hormigas, monos, caimanes,
murciélagos, orugas, ratas, armadillos,
caracoles, perros, entre muchos otros.
Alimentos de origen animal y vegetal:
alternativas en la cocina

De todas las clasificaciones que


podemos encontrar en el mundo
de la cocina, diferenciar
los alimentos de origen animal
y vegetal es la más básica. Los
alimentos de origen vegetal son
todos aquellos que crecen
directamente de la tierra (frutas,
verduras, legumbres y cereales,
por ejemplo), mientras que los alimentos de origen animal proceden, como su
propio nombre indica, de los animales (por ejemplo, carne, pescado, leche y sus
derivados).
¿Quieres conocer algunos trucos para cocinar determinados platos del día día sin
recurrir a alimentos de origen animal? Muy simple: hay alternativas vegetales de
composición, consistencia o textura similares a las de los de algunos productos
de origen animal que permiten sustituirlos.

Alimentos de origen animal y vegetal: ¡toma nota


de los siguientes sustitutos!
Buscar alternativas a los alimentos de origen animal no solo es interesante para
vegetarianos y veganos, sino que también lo es para personas alérgicas al huevo,
al marisco, al pescado o intolerantes a la lactosa. Y no olvidemos a aquellas
personas que no pueden comer grasas o que han de disminuir sus niveles de
colesterol. En definitiva, hablamos de una alimentación saludable que pasa por
priorizar los alimentos de origen vegetal sobre los de procedencia animal, sea por
el motivo que sea. Toma nota de las siguientes alternativas de origen vegetal que
CARNES
Desde el punto de vista nutricional, la carne es una fuente habitual
de proteínas, grasas y minerales en la dieta humana. De todos los alimentos que se obtienen
de los animales y plantas, la carne es el que mayores valoraciones y apreciaciones alcanza en
los mercados y, paradójicamente, también es uno de los alimentos más evitados y que más
polémicas suscita.4Los animales que se alimentan exclusivamente de carne se
llaman carnívoros, mientras que los herbívoros se alimentan solamente de plantas. Las plantas
que se alimentan de insectos y otros
animales se llaman
igualmente carnívoras (a pesar de
su entomofagia). Los que comen
carne de presas matadas por ellos
mismos se
denominan depredadores y los que la
obtienen de animales ya muertos se
denominan carroñeros.

HUEVOS
Los más consumidos, con gran diferencia, son los de gallina (Gallus gallus domesticus),
seguidos por los de pato y ganso, también se consumen los huevos de codorniz que son muy
pequeños, bien como exquisitez gastronómica o para niños pequeños. Los huevos
de avestruz y ñandú son también comestibles y pueden llegar a pesar 1,3 kg. Casi todos ellos
proceden de explotación industrial: avicultura. Los huevos empleados en el consumo
humano son por regla general y en su gran mayoría no fertilizados (a excepción
del balut indonesio). Las huevas (como el caviar) son huevos de pescado y son también
comestibles en muchos casos por diversas culturas. A los productos obtenidos del huevo se les
denomina ovoproductos. En México, desde los aztecas y aún en nuestros días, se consume la
hueva del mosquito, que las hembras colocan en las partes bajas de las lagunas como en el
lago de Texcoco y le llaman ahuautle, conocido como caviar mexicano.3
También son comestibles los huevos de reptiles como las iguanas y la tortugas (tanto las
marinas como las terrestres).
lácteos (también productos lácteos, lácticos o derivados lácteos) incluye alimentos como
la leche y sus derivados procesados. Las plantas industriales que producen
estos alimentos pertenecen a la industria láctea y se caracterizan por la manipulación de un
producto altamente perecedero, como la leche, que debe vigilarse y analizarse correctamente
durante todos los pasos de la cadena de frío hasta su llegada al consumidor.1
La leche empleada mayoritariamente en la elaboración de los lácteos procede de la vaca,
aunque también puede consumirse leche procedente de otros mamíferos tales como la cabra o
la oveja y, en algunos países, la búfala, la camella, la yak, la yegua, y otros animales. En la
actualidad la mayor parte de los alimentos funcionales se elaboran a partir de productos
lácteos.2 El consumo de productos lácteos ha experimentado, desde la década de 1950, un
considerable crecimiento en la demanda mundial que ha llevado a la industria a superar retos
tecnológicos importantes.