Está en la página 1de 3

Edilberto Ruiz B.

Ing. de Sistemas
Tec. Farmacéutico
Cel: 996 529419

Musgo de Java

El musgo de Java.

Su nombre científico es “Vesicularia


dubyana” y su dificultad a la hora de
cuidarla es baja. Pertenece a la familia
Hypnaceae y es originaria del Sudeste
asiático.

Características principales

Esta planta crece en los cursos de


agua más lentos tropicales
de Java Sumatra, Borneo y los
archipiélagos colindantes.

Prefiere las zonas más umbrías y


puede sobrevivir a distintas
profundidades. Normalmente se le
ve por las orillas de los lagos y
riachuelos.

Si su crecimiento es óptimo y se
encuentra en buenas condiciones,
esta planta es capaz de alcanzar tamaños tales que cubren todo el acuario. Al principio le
cuesta crecer algo más por el proceso de aclimatación. Sin embargo, una vez están
acostumbradas al ambiente del acuario, su ritmo de crecimiento es bastante acelerado.

Se trata de una planta tapizante con un porte bastante denso y crece en forma de
filamentos. Son bastante alargados y está cubierto por hojas muy pequeñas opuestas y
puntiagudas. Las hojas están imbricadas como escamas y se entrelazan con otros tallos.
Esto hace que la densidad de la planta sea mayor y se forme una masa esponjosa.

Esta estructura tan peculiar hace que sea un lugar adecuado para la puesta y desarrollo de
pequeñas larvas de muchas especies de peces. Las hojas miden alrededor de 1,5 mm de
anchura y 5 mm de longitud, de forma irregular. En cuanto a su coloración, la más
habitual de ver es el color verde claro o intenso. También se pueden observar tonalidades
algo más oscuras, pero no es lo habitual.

Musgo de Java Página 1


Edilberto Ruiz B.
Ing. de Sistemas
Tec. Farmacéutico
Cel: 996 529419

Requerimientos de su plantación

Para que esta planta crezca en


óptimas condiciones se necesitan
cumplir algunos requisitos durante su
etapa de plantación. No requiere ser
plantada sobre un sustrato. Ellas
prefieren desarrollarse sobre los
objetos decorativos que se colocan
en los acuarios. Gracias a esto, nos
ofrece una ventaja a la hora de tener
que elegir un sustrato adecuado. El
arraigo de la planta se consigue
fácilmente con un hilo de costura. Se
puede “coser” la planta a los
accesorios del acuario.

Una vez se ha plantado el musgo de


Java, con el paso de los días se irá extendiendo por el objeto en el que ha sido fijado.
Podremos ir viendo la evolución de la planta al observar que el objeto se va recubriendo
por completo. Si queremos, podemos podar la planta para que adquiera la misma forma del
objeto en cuestión. Para ello utilizamos una tijeras o directamente con las manos. Si lo
hacemos correctamente, se podrá obtener una decoración impresionante.

Por otro lado, si queremos colocar la planta directamente en el fondo del acuario
podemos utilizar pequeñas piedras y agarrarlas al sustrato. Esta vez tendremos que
“amarrarla” a las piedras para que vaya cubriéndolas por completo.

Necesidades del musgo de Java

Esta planta necesita de algunos factores


para que su crecimiento sea el correcto.
La primera es la iluminación. Dado que
en su hábitat natural prefiere umbría,
aquí no va a ser diferente. Prefiere
lugares a la sombra o con una
iluminación artificial basada en unos
tubos que beneficien la fotosíntesis. Si la
iluminación es excesiva se puede
perjudicar su salud y hacer que sobre él
crezcan algas verdes y lo asfixien.

Su especial morfología se presta a la


invasión por parte de algas tapizantes o
filamentosas difíciles de controlar y
erradicar. En caso de que tengamos una invasión de algas tenemos que retirarlas antes de
que ahoguen a nuestro musgo. Para lo cual no se debe emplear productos alguicidas,

Musgo de Java Página 2


Edilberto Ruiz B.
Ing. de Sistemas
Tec. Farmacéutico
Cel: 996 529419

ya que pueden afectar al propio desarrollo del musgo. Lo ideal es retirar las
partes más afectadas para que no se contagien el resto.

Cuando los peces defecan, van almacenando suciedad en el acuario. Esto


afea bastante el decorado que producen las algas y plantas de fondo.
Además, esta planta es difícilmente subsanable mediante sifonado. Esto
se debe a que la depresión que se produce por la extracción de la capa sucia
arrastra los filamentos de la planta.

Si no se poda cuando alcanza gran tamaño, su textura filiforme puede originar


atascos en los filtros. Para ello, lo más recomendable es ir podándola para
que adquieran la forma del objeto al que fue cosido.

En cuanto a las condiciones del agua, necesita temperaturas que ronden


entre los 18 y 26 grados. De esta forma se asemeja a las temperaturas en
las que vive en su hábitat natural. Para introducir esta planta con peces, tienes
que tener en cuenta de que el rango de temperaturas sea compatible. El pH
del agua debe estar entre 6,5 y 8 y la dureza entre 10 y 12.

Reproducción de Vesicularia dubyana


Para reproducir esta planta se utiliza la
técnica del esquejado o reproducción
vegetativa. Para llevarla a cabo se separan
de la masa principal del musgo unos
cuantos filamentos. Debe ser lo
suficientemente grande y maduro como
para poder ser replantado y que crezca.

Se puede replantar en el mismo u otro


acuario, dependiendo de la necesidad. El
esqueje se puede colocar alrededor de un
objeto como la planta madre o en la arena
cerca de alguna roca que utilizará para enroscarse. Es importante que el agua donde se
replante no esté nueva Necesita una concentración de cloro algo más baja. De lo contrario
podría morir a los primeros días tras ser replantada.

El musgo de Java crece muy bien sobre las cáscaras de coco, las maderas fósiles y las
rocas volcánicas. Esto puede darle a nuestro acuario un toque más tropical. Además, es
una planta anfibia que puede continuar su crecimiento enraizada sobre objetos emergidos

Musgo de Java Página 3

Intereses relacionados